Tirando a Fallar
> > > La Hora de Paniagua: El rey Lear en el sur de California (3ª parte)

La Hora de Paniagua: El rey Lear en el sur de California (3ª parte)

- 00:00:01 -

Compartir: Menéame Tuenti

 

"Los pequeños vicios traslucen a través de los andrajos de la miseria; más las finísimas pieles y los trajes de seda lo ocultan todo". (De la obra "El Rey Lear", de William Shakespeare).

ACTO II.- LOS HIJOS: EL HOMBRE DEL RENACIMIENTO Y EL ÁNGEL.

Ya comentamos aquí que, hace solo unos pocos años, los hijos del Doctor Jerry Buss decidieron que no querían repartirse las ganancias obtenidas por la hipotética venta de los Lakers de Los Ángeles que les había propuesto su padre. Los descendientes decidieron, sin embargo, que el club se quedaría en la familia y que ellos entrarían a formar parte del organigrama del club, cada uno en distintas capacidades. De ese modo, lo que en otras circunstancias, y naturalmente con otra familia menos disfuncional que los Buss, hubiera sido una fase de transición más o menos suave entre el viejo –y obviamente triunfante- estilo del padre millonario hecho a sí mismo y el nuevo estilo de unos hijos muy ricos ya desde la cuna, se ha convertido en una viaje lleno de turbulencias. Un viaje que no augura nada bueno para el futuro inmediato de una de las franquicias de la NBA más reconocibles en el mundo entero.

Para seguir poniendo el asunto en perspectiva, en esta tercera entrega nos ocuparemos de dos de los hijos del Doctor Buss. Uno ya no ostenta poder alguno en el club y el otro no tiene poder ejecutivo. Allá vamos.

JOHNNY: Es el hijo mayor del Doctor, pero no es el heredero de los Lakers. Según dicen, perdió esa oportunidad tal vez por ser demasiado visceral, demasiado mujeriego y demasiado niño bien. Con ciertos matices, vendría a ser algo así como el Santino "Sonny" Corleone de la familia Buss. Es el único hijo de Jerry Buss que, en la actualidad, no forma parte del organigrama del club. Fue presidente del equipo "hermana" de los Lakers, las Sparks de la WNBA. Bajo su mandato, las féminas de L.A. consiguieron dos campeonatos, pero su égida al frente del club fue muy controvertida. Johnny Buss fue castigado varias veces por la Oficina de la Liga WNBA debido a sus frecuentes salidas de tono. Una vez fuera del mundo del baloncesto, intentó crear una red social llamada "Museter.com", siguiendo el modelo de Facebook, solo que la red de Johnny era para amantes de las artes. El portal tuvo una vida muy corta y quebró de manera fulminante. Queda, sin embargo, el recuerdo de su mini biografía, escrita por él mismo, en la página inicial de ese ya fenecido sitio web. Aquella bío decía esto; y cito: "Soy Johnny Buss. Bon vivant. Deportista, artista, un poco playboy [salió con la cantante Paula Abdul y con la actriz porno Amber Lynn, eso es cierto] y empresario. En resumen: un hombre del Renacimiento".

Johnny es hoy en día fotógrafo de modelos -desnudas o semidesnudas- trabaja bajo el pseudónimo "J-BU" y tiene una página en el portal "onemodelpalce.com". Estando ya fuera del ámbito ejecutivo de los Lakers, montó un lío de carallo entre el club y Kobe Bryant al enviar un boletín a todos sus amigos de la red social MySpace dando por hecho –y además en un tono bastante displicente hacia el jugador- que la estrella del equipo iba a ser traspasada de manera inminente. "Cuando llega tu hora, llega tu hora. Buena suerte, Kobe, donde quiera que acabes", escribió entonces el amigo J-Bu. Ni que decir tiene que Kobe Bryant sigue siendo jugador de los Lakers al día de hoy.

JANIE: La hija menor del Doctor Buss trabaja en la Fundación Juvenil del club, la Lakers Youth Foundation. Leal a su padre, a pesar de que nunca ha sido su hija predilecta, es una fan acérrima del equipo y fue la más activa de todos los descendientes para conseguir que el patriarca no vendiera el club y decidiera repartir las tareas de gestión e institucionales entre sus cinco hermanos y ella misma. Janie está felizmente casada y es madre de familia. Vive fuera de Los Ángeles pero, lo más importante, vive fuera del "Todo Los Ángeles" que tanto gusta a sus otros hermanos. Supervisa todo lo relacionado con asuntos comunitarios y de caridad en los que están involucrados los Lakers. Su padre la definió una vez como "la más compasiva de todos mis hijos". Lo cual, según la lógica del Doctor, "la inhabilita para ser ejecutiva de un club en una jungla sin ley como es la NBA". De todos modos, Janie nunca hubiera sido la elegida. Su hermana mayor, cuyo nombre añade solo una "e" al suyo propio, fue siempre la niña de los ojos del padre.

Janie podía haber sido una Tom Hagen-Corleone perfecta. Una "consigiliera" que habría dado seguramente bastante más equilibrio a su padre y algunos buenos consejos a sus singulares hermanos ejecutivos. Pero ella, seguramente la más cercana a la tierra de todos los hijos del señor Buss, siempre supo que Jeanie era la elegida. Y nunca ha tenido problemas al respecto. Janie es el ángel de Los Ángeles a pesar de que ni siquiera vive en Los Ángeles.

La semana que viene seguiremos con dos de los hermanos que sí tienen, en mayor o menor medida, capacidad de decisión en estos Lakers de ahora: Joey y Jesse. Ya le anticipo al amigo lector que la cuarta entrega de esta saga le parecerá aún más surrealista que estas tres anteriores. Joey es el presidente del club filial de los Lakers, los D-Fenders, pero su ambición es ilimitada y tan evidente que produce a menudo una cierta sensación de vergüenza ajena. Joey Buss vendría a ser el Vincenzo "Vincent" Corleone –el sobrino de Michael- de la familia. Jesse, por su parte, sería –es- Fredo Corleone. Un Fredo, eso sí, con cierto poder de decisión en el club y con un estilo ciertamente atrabiliario. Un Fredo a quien ni siquiera las mejores sedas alcanzan a ocultar sus miserias. (Continuará). 

--

 

Miguel Ángel Paniagua (publicado en Gigantes)

Miguel Ángel Paniagua en Twitter: @pantxopaniagua

Comentarios (0)

Escribir comentario

Suscripción

Temas

Herramientas