Menú

ETA asesina a José Miguel Palacios, Agapito Sánchez y José Antonio Santamaría

Pasadas las seis y media de la tarde del 19 de enero de 1980, dos miembros de la banda terrorista ETA asesinaban a tiros en el barrio de Algorta (Guecho) al agente comercial JOSÉ MIGUEL PALACIOS DOMÍNGUEZ. Todas las tardes jugaba una partida de cartas en el reservado de la cafetería Txiskiñe, cerca de su domicilio. Esa tarde había unas quince personas jugando a las cartas o presenciando las partidas. En torno a las siete menos cuarto dos chicos y una chica penetraron en el bar a cara descubierta, ordenaron apartarse a los presentes y efectuaron nueve disparos en la cabeza, cuello y pecho de José Miguel. Ninguno de sus compañeros de juego sufrió daño alguno.

José Miguel Palacios fue trasladado inmediatamente en una ambulancia municipal al Hospital Civil de Basurto. Según manifestaciones del conductor de la ambulancia, José Miguel era ya cadáver cuando fue trasladado y habiendo recibido el impacto de ocho o nueve disparos.

Leer más...

Pedro Antonio Blanco: primera víctima mortal tras la ruptura de la tregua de 1998

El 21 de enero de 2000 la banda terrorista ETA asesina en Madrid el teniente coronel del Ejército PEDRO ANTONIO BLANCO GARCÍA. El año 2000 fue especialmente duro. Con 23 personas asesinadas, rompió la tendencia a la baja que se inició en 1993. Además, y como respuesta a la firma del Acuerdo por las Libertades y Contra el Terrorismo entre PP y PSOE, los concejales socialistas pasaron también a ser objetivo prioritario de ETA, como ya ocurría con los dirigentes y personajes relevantes del PSOE y con todos los cargos del PP, del nivel que fuesen.  

Pedro Antonio Blanco García fue la primera víctima mortal de ETA tras la ruptura de la tregua decretada por la organización terrorista en septiembre de 1998, contrapartida al acuerdo suscrito con el PNV y EA. Durante esa tregua, el presidente del Gobierno español, José María Aznar, accedió a la celebración de un encuentro con ETA en Suiza, que no dio ningún resultado positivo. La tregua se vino abajo en julio de 1999, aunque ETA no hizo pública su decisión hasta finales de noviembre. Mes y medio después, y tras 14 meses sin cometer atentados con víctimas mortales, materializaba su anuncio activando con un mando a distancia un coche bomba cuando el militar se dirigía, caminando, al lugar donde diariamente acudía a recogerle su vehículo oficial camuflado con su inmediato superior a bordo, un general de brigada que, según fuentes del Ministerio de Interior, era el objetivo del atentado. Eran las 8:08 de la mañana del 21 de enero.

Leer más...

ETA asesina en 1993 al funcionario de prisiones José Ramón Domínguez

El segundo de los 14 asesinados en 1993 fue el funcionario de prisiones JOSÉ RAMÓN DOMÍNGUEZ BURILLO. Aproximadamente las 7:45 horas de la mañana del 22 de enero de 1993, José Ramón salió de su domicilio en el barrio de Martutene para dirigirse a su trabajo en la prisión donostiarra. Dos pistoleros de ETA, que luego se supo que eran Juan Antonio Olarra Guridi y José María Iguerategui Gillisagasti, lo aguardaban en la calle y, tras acercarse por la espalda, le dispararon dos tiros en el cuello y la cabeza. Al escuchar las detonaciones, algunos vecinos se asomaron a la calle pero, debido a la oscuridad reinante a esa hora y al obstáculo visual de los coches aparcados, no llegaron a detectar la presencia en la acera de enfrente de un cuerpo caído. Mortalmente herido, José Ramón permaneció desangrándose durante unos veinte minutos, hasta que fue descubierto por un niño de 10 años que iba a la escuela. Los vecinos que acudieron en su auxilio encontraron a la víctima en mitad de un charco de sangre.

La policía recogió en el lugar dos casquillos 9 milímetros marca SBP, la misma munición utilizada tres días antes en el asesinato de José Antonio Santamaría y en atentados perpetrados tiempo atrás en Barcelona.

Leer más...

Asesinados Alfredo Ramos en 1980 y Gregorio Ordóñez en 1995

El 23 de enero de 1980 fue asesinado, tras ser obligado a abandonar el bar de su propiedad en Baracaldo, ALFREDO RAMOS VÁZQUEZ.

Tanto Alfredo Ramos Vázquez, como Jesús García García, asesinado el 5 de enero de ese mismo año, habían sido relacionados por la revista Interviú con la ultraderecha de Vizcaya. Por ambos asesinatos fueron juzgados el periodista Francisco Xavier Vinader Sánchez por un delito de imprudencia temeraria (condenado a 7 años de reclusión mayor) y el expolicía Francisco Ros Frutos, como cooperador necesario (4 años de reclusión menor).

Leer más...

ETA asesina a Luis Domínguez, sepulturero de Vergara, en 1980

El 25 de enero de 1980 la banda terrorista ETA asesinaba a LUIS DOMÍNGUEZ JIMÉNEZ, sepulturero de Vergara (Guipúzcoa). Como tantas otras veces "alguien" le había colgado a Luis el sambenito de colaborador de las Fuerzas de Seguridad, concretamente de la Guardia Civil. Ese era motivo suficiente para que hubiese pasado a ser objetivo de los terroristas. En el culmen del delirio, la banda asesina lo acusó de haber fabricado los ataúdes en los que enterraban a los guardias civiles asesinados, lo que da idea de la paranoia en la que se movía ETA. Había una base de verdad sobre la que la banda construía sus delirantes justificaciones, porque Luis Domínguez desempeñaba el trabajo de sepulturero en Vergara desde 1971. Ahí mismo estaba el acuartelamiento de la Guardia Civil hasta que, precisamente en enero de 1980, decidieron trasladarlo a Intxaurrondo, en San Sebastián, más moderno y con mejores medidas de seguridad.

El acuartelamiento de Vergara era un destino temido por los agentes de la Guardia Civil, las medidas de seguridad eran escasas y muchos de los guardias que prestaban allí servicio cayeron asesinados por ETA en aquellos años de plomo. En los bajos del cuartel había un local de la funeraria Santa María, donde Luis Domínguez fabricaba ataúdes. El 25 de enero, Luis fue acribillado por miembros de la banda terrorista a las puertas del cementerio de Vergara.

Leer más...

ETA asesina en 2001 a Ramón Díaz, cocinero de la Comandancia de Marina

El 26 de enero de 2001 la banda terrorista ETA asesinaba en San Sebastián, mediante una bomba lapa adosada a los bajos de su coche, a RAMÓN DÍAZ GARCÍA, cocinero de la Comandancia de Marina. Fue la primera víctima mortal de las 15 con las que acabaría ese año. El atentado se produjo en torno a las 7:40 horas en el número 39 de la calle de la Sierra de Aralar, cerca de donde se encuentra la Capitanía General de la 6ª Región, así como viviendas militares.


Según un testigo presencial, la víctima salió de su domicilio y desayunó en el Bar Etxarri, como solía hacer todos los días. Posteriormente, se introdujo en su Ford Orion, dio al contacto y puso la marcha atrás. Justo en ese momento, el coche estalló convirtiéndose en un amasijo de hierros. Ramón Díaz García salió despedido por el techo del vehículo debido a la fortísima explosión y su cuerpo quedó completamente destrozado.

Leer más...

Asesinados por ETA Jesús Ulayar, Juan Manuel Román y Benigno García

El 27 de enero de 1979 la banda terrorista ETA asesinaba en Navarra a JESÚS ULAYAR LICIAGA, comerciante de 54 años y exalcalde de Echarri-Aranaz entre 1969 y 1975. Eran aproximadamente las 20:15 horas del sábado cuando un grupo de pistoleros interceptó a Jesús Ulayar Liciaga en el momento en que se disponía a entrar en su domicilio. Cinco disparos le provocaron la muerte casi de forma instantánea.

Su hijo Salvador, que tenía entonces trece años, fue testigo del asesinato y recuerda con total nitidez lo ocurrido. Un hombre con el rostro desfigurado por una media que se acerca a su padre, flexiona las piernas, apunta con una pistola negra y sin brillo, dispara tres tiros, hace una pausa, presiona el gatillo dos veces más y sale corriendo hacia un coche donde otros dos terroristas, quizá tres, lo esperan con el motor en marcha y la cara también tapada. También recuerda perfectamente todo lo que ocurrió antes de los disparos: las últimas palabras de su padre, el bidón de gasóleo para la calefacción que estaban cargando en la furgoneta, la pistola sin brillo en la mano del asesino... pero todo se volvió nebulosa a partir de la primera detonación.

Leer más...

ETA asesina en Madrid a Guillermo Quintana Lacaci (1984)

El 29 de enero de 1984 la banda terrorista ETA asesinaba en Madrid al teniente general del Ejército de Tierra GUILLERMO QUINTANA LACACI.

Era el primer asesinado por la banda terrorista de las treinta y tres víctimas mortales del año 1984, un año en el que Francia inició su colaboración activa en la persecución de los miembros de ETA, como consecuencia de los acuerdos con el Gobierno español del año anterior. Además, ese año la banda terrorista empezó a utilizar de forma sistemática el coche-bomba, un modus operandi usado anteriormente sólo en tres ocasiones. No obstante, el asesinato de Guillermo Quintana no se produjo con el método del coche-bomba, sino mediante disparos a bocajarro.

Leer más...

Siete asesinados en cinco atentados: de José Artola al matrimonio Jiménez-Becerril

El 30 de enero es un día en el que muchas familias tienen que recordar a sus seres queridos. Ese día fueron asesinados el representante de comercio José Fernando Artola Goicoechea (1979); el comandante Manuel Rivera Sánchez y el conductor Ángel José Ramos Saavedra (1987); el policía nacional Ignacio Pérez Álvarez (1990); el vendedor Eugenio Olaciregi Borda (1997); y el matrimonio formado por el político popular, Alberto Jiménez Becerril y su mujer, la abogada y procuradora Ascensión García Ortiz (1998).

El martes 30 de enero de 1979 ETA asesinaba en Anzuola (Guipúzcoa) a JOSÉ FERNANDO ARTOLA GOICOECHEA. ETA justificó el asesinato acusándolo de ser un confidente. Sin embargo fuentes policiales manifestaron que José Artola era simplemente "un hombre de derechas", pero que no era confidente de la Policía ni de la Guardia Civil.

Leer más...

ETA asesina a Félix de Diego (1979) y Francisco Díaz de Cerio (1991)

A las 9:30 horas del miércoles 31 de enero de 1979, FÉLIX DE DIEGO MARTÍNEZ se encontraba sentado en el Bar Herrería, propiedad de la familia de su esposa, en la localidad guipuzcoana de Irún. En ese momento dos pistoleros de la banda terrorista ETA entraron en el establecimiento y, sin mediar palabra, dispararon a quemarropa contra él, delante de su mujer, Dolores Echevarría. A continuación huyeron en un vehículo Renault 6 que había sido robado a punta de pistola tras secuestrar a su dueño. Félix fue trasladado al Hospital de la Cruz Roja de Irún, donde ingresó cadáver como consecuencia de las graves heridas causadas por los tres impactos de bala que recibió: uno en el corazón, otro en el vientre y otro en la pierna.

La explicación de la banda fue que era un chivato de la Guardia Civil. Pero Félix no podía ser chivato de la Guardia Civil puesto que él mismo era guardia civil.

Leer más...

Herramientas