Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Las últimas vueltas de Rossi

Mucho tienen que cambiar las cosas en Yamaha para que Valentino siga más allá de la próxima temporada. Después de un año en el que el italiano ha ido de más a menos y en el que la fábrica del triple diapasón ha pasado de tener la llave del podio a perderse en el camino de la evolución, Valentino se ha mostrado con dudas y quizás con un poco menos de ganas, y en este deporte las ganas son el verdadero motor.

Si creo que la temporada 2018 será la última de Rossi es porque le hemos visto más justo que otros años para lo que es él, con más dificultades para luchar con los de arriba, tomando más riesgos, que en muchos casos le han llevado a sufrir la graba. ¡Amigo los años no perdonan, ni a los más grandes! Él todavía lo es, pero ahora son otros los que ocupan su lugar en el podio y su retirada dependerá de lo que ocurra en las primeras carreras de la próxima temporada, su rendimiento y el de la Yamaha.

Leer más...

Márquez consigue un título que rozó el asfalto

Marc Márquez lo tenía fácil, le bastaba prácticamente con acabar la carrera para coronarse de nuevo como campeón, pero el piloto español no se le dan bien las cosas fáciles lo que le convierte en único en su especie. Quería ganar ganando, quería hacer lo difícil, pero las medias tintas no les sientan bien y perdió la concentración y casi hasta el título. Pero sólo Márquez es capaz de levantar literalmente del suelo la moto, tras una frenada imposible, hacer que la moto ruede sin calarse ni caerse en la gravilla y seguir en carrera sin perder su opción de volver a ser campeón. Sólo ese gesto que nos enseña tanto de su maestría bien vale un Mundial. Un Mundial trabajado en cada gran premio, en donde ha habido hasta seis pilotos optando al título y donde las distancias han sido mínimas. Primero naufragaron las Yamahas, luego lo hizo el compañero de Márquez, Dani Pedrosa y sólo quedaron dos, Márquez y un increíble Dovizioso que aguantó el pulso hasta el final.

Hay que ser sinceros, aunque Márquez se hubiera caído no creo que el piloto de Ducati hubiera podido ganar la carrera y con ello el título porque el italiano no tenía el ritmo suficiente para llegar a los hombres de cabeza y superarles como sí ha hecho en otras ocasiones. En cualquier caso, bravo por una temporada en la que hemos visto a un nuevo Dovizioso, fino, rápido y muy respetuoso con el rival. La imagen de todo el equipo Ducati felicitando a sus adversarios de Honda es una de las imágenes más bonitas que nos ha dejado este deporte y que demuestra una vez más su singularidad frente a otros donde la discordia y el enfrentamiento están más presentes. Motos y velocidad dentro de la pista, de eso se trata. Y quizás sea en respuesta a esta filosofía que Márquez no haya sacado la bandera española en la vuelta de honor, harto de que esperen de ellos una significación. No creo que la bandera española sea una significación, es nuestra bandera, la de todos. Me entristece que no la haya sacado, por el motivo que sea, por cansancio del que dirán, por convencimiento propio o por indeferencia. No tengo duda de que Márquez se siente español, catalán, leridano, ya ha hablado de esto en muchas ocasiones. Es un hombre que por encima de todo ama la velocidad, las motos, las carreras, la competición y esa es su bandera.

Leer más...

Hamilton se corona, Márquez a esperar

No era complicado, Lewis Hamilton lo tenía fácil para lograr el título en México y aunque las cosas parecían que se complicaban tras el toque con Vettel en las primeras curvas del gran premio, el alemán corrió la misma mala suerte que el inglés y los dos tuvieron que pasar por el pit a cambiar algo de sus monoplazas. El ansía de ambos les dejó sin lucha cuerpo a cuerpo y decidió el Mundial a favor de Hamilton que ha conseguido, a dos grandes premios para el final, su cuarta corona. Un año perfecto para Lewis Hamilton que ha conseguido batir esta temporada un sinfín de récords de poles, victorias y vueltas rápidas que le colocan a la altura de los mejores de este deporte.

No faltaron los problemas al inicio de la temporada y la competencia. Mercedes no ha sido el monoplaza incontestable al que nos habían acostumbrado estos últimos años, se les han visto debilidades pero no las suficientes, ni siquiera para Ferrari, que estuvo cerca hasta que volvieron los fantasmas a Maranello. Que el dominio de Mercedes se haya puesto en duda en algunos grandes premios, tanto por parte de Ferrari como de Red Bull, nos ha permitido vivir carreras más emocionantes y competidas y eso siempre se agradece. Hamilton se ha podido lucir más, le hemos visto defendiendo posición o luchando directamente por ella; nos ha dejado ver a un súper piloto que ya forma parte de la historia de la Fórmula 1.

Leer más...

En Mercedes, Hamilton es la cara y Bottas la cruz

Dos lados de una misma moneda pero muy distintos. Mientras Hamilton consiguió aprovechar cada prestación de su monoplaza y defendió la estrategia, que en EEUU no fue fácil, Bottas ni tuvo ritmo, ni cuidó los neumáticos lo que le condenó a hacer una parada más y quedar fuera del podio. Pese a las dudas del piloto finlandés, en Mercedes pueden estar tranquilos porque tienen al piloto más en forma de la parrilla y al próximo campeón del mundo, salvo catástrofe. Lewis Hamilton ha aguantado una carrera más el envite de Ferrari, que salvaron el podio in extremis y con polémica.

Sí, esa injusta sanción a Max Verstappen por salirse de la pista, es cierto que el coche llega a estar fuera de la pista antes de adelantar a Raikkonen y eso según las normas de la Fia es sancionable. Si creo que la sanción es injusta es porque el piloto de Red Bull se sale de los límites del circuito en plena lucha con Kimi por la tercera posición y con poco espacio para hacer mucho más. En cualquier caso, la situación fue algo vergonzosa por lo menos por las formas en que se comunicó la sanción al piloto holandés, bajándole literalmente de la zona de podio. Y es que si alguien merecía celebrar el podio en Estados Unidos ese era Verstappen que protagonizó una increíble remontada de más de diez posiciones. Con remontadas o sin ellas nadie parece inquietar al líder, Hamilton, que podría conseguir el título en México, le bastaría con ser quinto en caso de que Vettel ganara el gran premio.

Leer más...

Vuelven los fantasmas de Ferrari

Después de un arranque de temporada en el que Ferrari parecía estar a la altura de Mercedes, las cosas han vuelto a la dinámica que venimos viendo desde hace ya unos años en el garaje de Maranello. Dinámica que hizo que Fernando Alonso abandonara los colores rojos para buscar otro proyecto que lo llevara al primer peldaño del podio. De momento, el asturiano está lejos de los puestos de privilegio, pero no erró cuando diagnosticó que Ferrari todavía no estaba preparado para volver a las primeras posiciones de la Fórmula 1.

Singapur, Malasia y ahora Japón... la gira asiática está siendo una auténtica pesadilla.Sobre todo para un Vettel que se ha visto no sólo relegado de la primera posición de la general de pilotos, sino sobre todo porque se ha tenido que enfrentar a un coche que falla de forma aleatoria: primero la caja de cambios, luego la falta de potencia. Y lo peor es que en sendos fallos el equipo se mantuvo perdido sin hallar ni una explicación ni, lo que es peor, una solución.

Leer más...

Verstappen, el último rey de Malasia

El veterano circuito de Malasia se ha despedido de la Fórmula 1 viendo triunfar al futuro de este deporte. Con veinte años recién cumplidos Max Verstappen ha conseguido la segunda victoria del año para Red Bull y ha entrado en la historia de la F1 como el último ganador de uno de los trazados más exigentes para los coches y sus pilotos. La humedad asfixiante, la velocidad extrema de sus rectas son ya un recuerdo en la retina y él el holandés valiente, talentoso y a veces inconsciente ha grabado su nombre con letras de oro.

Los adjetivos que le regalo al hombre de Red Bull suelen ser coincidentes en aquellos pilotos que van más allá, que tienen capacidad y mimbres para optar a todo y son todavía demasiado jóvenes. Max ya ha llegado, me refiero a que ya ha liderado una carrera y la ha ganado, ahora queda saber cuándo volverá a llegar, pero ya para no marcharse de esa primera posición. En mi opinión es cuestión de tiempo aunque mucho ojo con las decisiones y las compañías con las que uno decide hacer carrera, porque a veces son más importantes que la carrera misma.

Leer más...

El título se consigue ganando

De poco sirven los conservadurismos y la prudencia si lo que se pretende conseguir es el título Mundial de motociclismo, y da igual de que categoría. Esto mismo es lo que debieron pensar en Aragón nuestro líder de Moto3, Joan Mir, y de Moto GP, Marc Márquez. Los dos, más el primero que el segundo, arriesgaron para ampliar el colchón de puntos que les separa de sus rivales. El caso más claro es el del jovencísimo Joan Mir que pese a tener prácticamente ganado el Mundial sigue arriesgando, dando lo mejor de sí y optando a la victoria en cada carrera, sea en casa o fuera, llueva o abrase el asfalto. Con más de ochenta puntos de diferencia sobre el segundo clasificado en la general Mir sigue demostrando que para él las carreras son un fin en sí mismas, y luego ya vendrá el título en forma de recompensa. Brillantez en el pilotaje y coraje en la forma de llevar la moto y plantear cada prueba. Si este es el futuro, lo cierto es que nos quedan motos para rato.

Y qué decir del presente. Marc Márquez no lo tenía fácil saliendo quinto, con las Yamahas esperando su momento y Ducati al acecho para no perder el empuje que tan alto les está llevando este año, pero Márquez tiró y aunque apunto estuvo de irse al suelo en varias ocasiones, tras sendas maniobras de adelantamiento que le obligaron a salirse de la pista, cruzó la línea de meta intacto y lo hizo en primera posición. Valentía, mucho coraje y sobre todo mucha determinación. Marc es uno de esos pilotos que aunque ha aprendido a calmar su ímpetu, a reservar cuando las cosas no salen a su gusto también es tremendamente cabezón y tozudo si quiere algo. El domingo en Aragón quería ser líder, llegar a Japón siendo el primero porque sabe que para ganar el Mundial la gira asiática será crucial para sus intereses. Con circuitos más favorables para Honda que para Ducati y con las Yamahas, la verdad, algo desfondadas Márquez emprende la última etapa del campeonato habiendo dejado claro que él es el enemigo a batir, que junto a Dovizioso son los dos pilotos que más arriesgan para conseguir la victoria y que mejor preparados están.

Leer más...

Ferrari naufraga, Hamilton gana y Sainz brilla

Casi nadie contaba con los Mercedes para ganar en Marina Bay, pero entonces llegó la lluvia y la salida hizo el resto. A las estrellas plateadas sólo les quedaba esperar a que los de arriba se pegaran por encabezar la carrera tras la primera curva y efectivamente eso es lo que pasó, pero de tal modo que ni Vettel, que había hecho el día anterior la vuelta perfecta que le valió la pole, ni Raikkonen, que se vio con posibles nada más arrancar, pudieron evitar un choque a tres con Verstappen que dejó la carrera y la consolidación del liderato en bandeja a Hamilton.

Esta de Marina Bay era posiblemente la única pista de la gira asiática donde Ferrari podía arrebatar más puntos a Mercedes, ahora no sólo no han recortado sino que han perdido, sobre todo en el caso de Vettel, 25 puntos sobre el que es hoy más líder que nunca, Lewis Hamilton. No era extraño ver al piloto inglés bailar en el podio siendo consciente del valor que tiene esta victoria para el campeonato. Y ya van dos veces consecutivas que Hamilton gana en las narices de los del Cavallino Rampante. La primera hace quince días en Monza, en Italia, donde Hamilton ganó y arrebató el liderazgo de la general a Vettel en la propia casa de Ferrari, y la segunda este domingo donde los coches rojos partían como favoritos y Mercedes incluso tenía peor ritmo que Red Bull, pero al final fueron ellos quienes vieron primero la bandera a cuadros. Malasia y Japón podrían poner la puntilla a un campeonato que se esperaba más apretado pero que tras este gran premio, si no hay graves fallos en Mercedes, podría quedar sentenciado.

Leer más...

Márquez ejerce de Campeón

Pocos pilotos hacen cosas, toman riesgos de una forma tan natural como los que asumió Márquez en la carrera del domingo en San Marino. Con el líder detrás y con la pista más que complicada por culpa de la lluvia lo fácil era esperar a otro domingo donde las condiciones fueran más favorables, pero Márquez buscó la victoria con la contundencia con la que lo hace un gran campeón, que sabe por experiencia que cinco puntos pueden decidir al final de la temporada quién es el campeón.

Posiblemente el Márquez de este domingo haya sido el Márquez más concentrado, más preparado. A la vez que corría y se peleaba con un asfalto deslizante y cubierto por el agua era capaz de dar órdenes al equipo para ser precavidos desde el box en caso de que la pista llegara a secarse y hubiera que cambiar la moto. Cauto al inicio, despiadado al final. Es cierto que pensó en conformarse con la segunda posición y atar los puntos que da esta plaza, en lugar de arriesgarse a marcar un segundo cero consecutivo, tras el de Silverstone pero al ver como se descolgaba Dovizioso, pensó que cinco puntos eran demasiados para dejarlos escapar.

Leer más...

El futuro de Alonso, una apuesta en el aire

Creo que pocas veces se había visto una caso como el de McLaren- Honda, tres años de involución, tres años perdidos y sin ser capaces, Honda, de entonar el mea culpa. Nadie dijo que iba a ser fácil, por supuesto, pero el motorista japonés no es nuevo en esto de la F1 ni muchísimo menos y tampoco es un equipo menor en el mundo de la automoción. Les haré una confesión, al inicio de la temporada los compañeros de deportes de esRadio y Libertad Digital hicimos una apuesta sobre qué pasaría en el Mundial, quién ganaría y sobre todo qué sería capaz de hacer Fernando Alonso. Esta vez, aunque pueda parecer ofensivo, y ante la nefasta pretemporada de Honda, la apuesta fue distinta, apostamos cuántas carreras sería capaz de terminar Fernando Alonso. Así estaban las cosas por aquel entonces y ahora transcurrida más de la mitad de la temporada, no nos equivocamos mucho, la única apuesta que podíamos hacer y que incluyera a Fernando Alonso era la que se refería a los abandonos. Yo, optimista por naturaleza, fui la que menos abandonos anotó al piloto asturiano, y hubo un compañero, cuya identidad protegeré, que dijo que el único abandono que se produciría sería el de la carrera profesional de Alonso en la F1. Cuando lo dijo le miré y pensé, "ya estamos" pero dentro de mi sabía que esa posibilidad estaba encima de la mesa, pero no quería ni escucharla. Ahora si tuviera que hacer la apuesta de nuevo, por mucho que me costara, quizás diría lo mismo. No sólo porque Honda sigue a la deriva sino porque se ha sumado que no quedan huecos en el resto de equipos competitivos para que Fernando escape de su peor pesadilla el próximo año. La encerrona no tiene precedentes y cuando Alonso dice que él puede correr donde quiera, no se refiere a los equipos de la F1 sino que puede elegir en qué campeonato correr. Tras su incursión en la Indy y el devenir del Mundial cualquier cosa puede pasar.

El Gran Premio de Italia debía ser el examen para Honda y después de semanas de reuniones y de reproches por ambas partes las cosas no siguen mejor, si acaso algo peor. Con el divorcio encima de la mesa hay que decidir el futuro de McLaren, y el futuro de McLaren será el futuro de Fernando. Si Renault firma con la factoría de Woking el piloto podría quedarse, pero hay muchos flecos que cerrar. Incluso hay rumores que aseguran que la fábrica francesa habría puesto una condición para surtir de motores a McLaren, poder tener entre sus filas a Carlos Sainz. No le doy mucha credibilidad a este rumor pero denota la dificultad de las negociaciones. La verdad es que siento tristeza y algo de decepción al reconocer que aquella apuesta que al principio me pareció suicida podría hacerse realidad. No creo que tardemos mucho en saber el final de esta historia y el ganador de nuestra apuesta.

Leer más...

Herramientas