Menú

Lorenzo y Márquez por fin juntos

En poco más de una semana tendremos la foto que hace meses buscan la mayoría de los fotógrafos de MotoGP, Jorge Lorenzo y Marc Márquez juntos y junto a la nueva Honda 2019. Será el arranque oficial de una historia que quién sabe cómo terminará. Ríos de tinta se han escrito ya sobre estas dos bestias de las motos, que juntos suman 7 mundiales de la categoría reina, y su futura relación bajo el mismo techo. La convivencia a priori no pinta bien, de sobra son conocidas las críticas de Lorenzo sobre la agresividad en pista de Márquez y su rivalidad dentro y fuera de la pista. Y aunque Valentino Rossi asegurará el año de la famosa patada, que Márquez ayudó a Lorenzo para anotarse su tercer Mundial lo cierto es que la relación se ciñe a los estrictamente profesional.

La llegada de Lorenzo a la fábrica del ala dorada es una apuesta segura pero al mismo tiempo arriesgada, por los conflictos que puedan surgir entre los dos pilotos. Muchos se preguntan entonces porqué la fábrica japonesa se complica la vida de esta manera. Fácil, porque Márquez, vigente campeón y piloto a batir, no es eterno, ni inmortal y hace falta plan B y qué mejor que un plan B de la categoría de Lorenzo. Si echamos un vistazo al rendimiento de Honda el año pasado veremos que fue bastante irregular, tanto que la única Honda, o mejor, el único piloto que hizo correr y ganar a la Honda fue precisamente Márquez. EL piloto ilerdense fue el único que pudo plantar cara al resto de motos y eso supone poner todos los huevos en la misma cesta, diversifica y vencerás.

Leer más...

Mucho Alonso y poco Dakar

Que las principales noticias sobre la carrera más dura del mundo se hayan referido a la posibilidad de que Fernando Alonso pudiera llegar a correr el próximo año dice mucho del poco mimo con que se está tratando a la carrera. Una edición que sólo discurrirá por Perú y cuyo recorrido se ha reducido a casi la mitad de kilómetros respecto a la edición pasada. Diez únicas etapas en las que el 70 por ciento será de pura navegación y GPS ya que se desarrollarán por lugares fuera de pista, en su mayoría el desierto peruano, que según los pilotos del continente americano está plagado de trampas.

Laia Sanz, Joan Barreda, Roma y sobre todo Carlos Sainz lideran la armadas española, como siempre muy nutrida y variada, y con récord de mujeres dispuesta a vivir la experiencia de su vida. Tanto que una de las nuestras, Sara García, no se si por inconsciencia o puro sentimiento de aventura, será la primera mujer en correr la edición sin asistencia. Todo un reto y un riesgo, sin duda. Para Sara llegar a la meta será su victoria.

Leer más...

Y llegó el día de la despedida

Va a ser raro no ver la próxima temporada a Fernando Alonso en la parrilla de la Fórmula 1. El piloto asturiano nos deja un poco huérfanos. Con su despedida ha convertido de golpe y plumazo, todos los buenos y los malos momentos en recuerdos del pasado. Ese halo de nostalgia, de cierta tristeza o pesadumbre por no haber hecho más grande la leyenda ha perseguido a Alonso las últimas carreras de su última temporada. El pobre rendimiento del McLaren, los abandonos, no han ayudado a que la despedida haya sido de otra manera. Luchar por entrar en los puntos, a veces incluso por terminar ha minado la paciencia de uno de los mejores pilotos del mundo. Sin proyecto y sin hueco en un deporte cuyos expertos, equipos y pilotos le siguen premiando, alagando, colocándole como uno de los mejores, y pese a ello se ve obligado a huir a otras competiciones donde pueda volver a sentir la adrenalina de luchar por el triunfo.

Un día un compañero de este oficio, que es el periodismo, me dijo que Alonso, junto a otros grandes deportistas como Nadal, Márquez o Gasol, eran bestias cuyo instinto, casi animal, no sabía de otra cosa que no fuera ganar. Y cuando eres así y tu talento, tu instinto, encuentra tantas dificultades, tantas piedras por el camino la frustración puede destruir el propio talento. Antes de que esto ocurriera, y habiendo esperado suficiente, para muchos demasiado, Alonso ha tomado la decisión de irse, no para no volver sino para seguir ganando y quién sabe si regresar cuando las cosas, normativa, coches, parrillas sean más propicias para que los grandes pilotos, los mejores, puedan brillar sin depender tanto del coche, de la tecnología y las encorsetadas normas de la FIA.

Leer más...

La última bala de Lorenzo

Se acabó la era Ducati para Lorenzo. Se acabó la desconfianza, las miradas con el rabillo del ojo y los problemas para convencer al equipo de las necesidades del piloto. No se puede decir que haya sido una pesadilla pero tampoco han sido las mejores temporadas de Lorenzo ni muchísimo menos. Le costó adaptarse a la moto, pero sobre todo al equipo. No valían sus anotaciones, sus indicaciones porque la idea en el equipo italiano era clara, esta moto no se toca, funciona así y así debe rodar independientemente de quien la conduzca.

Pero demostraron que se equivocaron. En cuanto dejaron a Lorenzo intervenir mínimamente en la moto empezaron a llegar los resultados, la posición de número uno de Dovizioso se tambaleó y la gestión del trato a Jorge por parte de la marca italiana quedó más que comprometida. Nunca hay que desmerecer a un tres veces campeón del Mundo de la categoría reina y a uno de los pilotos que mejor sabe poner a punto una moto, cuándo le dejan claro. Tras su descarte por parte de Ducati nada más empezar la temporada el resto de equipos se rifaron a Jorge, sobre todo Yamaha que ha reconocido, de forma oficiosa, que pese a la manías de Lorenzo han echado de menos su capacidad para sacar lo mejor de la moto y los neumáticos. Vetado por Valentino Rossi y con pocas ganas de muros dentro de un mismo box Jorge eligió lo nuevo, eligió el reto, quién sabe si Honda será su última bala para volver a ser campeón del Mundo. No va ser fácil. Honda no es la mejor moto, ha ganado el Mundial sí pero con el mejor piloto, el único que ha conseguido que la moto del ala dorada funcionara en todos y cada uno de los circuitos. Los propios miembros del equipo japonés han confirmado que la Honda no ha sido la mejor moto y lo demuestran los resultado del compañero de equipo de Márquez, Dani Pedrosa y del resto de pilotos con una Honda satélite.

Leer más...

Márquez se despolitiza

El siete veces campeón del Mundo de motociclismo, Marc Márquez ha recibido en multitud de ocasiones críticas por no enarbolar la bandera española tras sus triunfos, críticas que vienen desde su época en las categorías inferiores. Pese a que el ilerdense explicó desde el principio que sólo sacaría la bandera en caso de conseguir un Mundial, y así lo hizo en 125 cc y en Moto2, muchos quisieron ver en su gesto su proximidad a las consignas independentistas catalanas. Desde entonces la polémica le ha perseguido, y los periodistas y aficionados han estado pendiente de qué hacía Márquez, si bandera sí o bandera no. Al final, y yo creo que con mucha razón, Márquez ha tomado distancia de la política y proclamándose amante de su profesión y sus logros decidió ser fiel y pasear sólo su bandera en la que no cabía ni cabe política, ni dudas, sólo triunfo y motor.

Muchos dirán que Márquez no debe tener miedo a pasear la bandera de España y que con su omisión no hace sino dar fuerza al bando contrario. Yo lo que creo es que muchos deportistas están hartos de que sus triunfos se conviertan en armas arrojadizas de un lado y de otro. Son españoles, sí, pero en el caso de Márquez, natural de un municipio catalán de mayoría independentista, Cervera, la única manera de huir de la apropiación es dejar en otra esfera lo que es de otra esfera, la política.

Leer más...

El futuro del motociclismo se escribe con M

Con M de Martín. El piloto madrileño consiguió coronarse campeón del Mundo de la categoría pequeña, Moto3, y además lo hizo a lo campeón, ganando en Sepang. Jorge Martín ha sorprendido este año por su valentía y tozudez en pista, nunca ha dado ni un sólo punto por perdido y ha plantado cara a sus rivales hasta la última curva de cada gran premio. En Malasia, desde el garaje, le habían pedido prudencia, cabeza y pensar en Cheste como el gran premio donde se jugaría el título. Pero Jorge Martín hizo, afortunadamente, caso omiso a las indicaciones y le salió bien. Aguantó los envites de Bezzecchi para después coger la delantera y escaparse de tal manera que en sólo tres vueltas sacó al grupo perseguidor casi tres segundos.

La victoria del domingo de Martín describe muy bien su carrera como piloto, aguantando envites dentro fuera de los circuitos, con muy poco en la mayoría de las ocasiones, pero muchas ganas para suplir esas carencias. Domingos de bocadillo y grasa, eso es en lo que se cimenta el triunfo de un nuevo campeón que apunta maneras, por su carácter y su pilotaje. El piloto natural de San Sebastián de los Reyes se muestra cómodo en las distancias cortas, que en Moto 3 quiere decir en el cuerpo a cuerpo, pero también destaca por la capacidad que tiene de hacer correr la moto para escaparse en una categoría en donde pocos han logrado escaparse y conseguir la victoria lejos del pelotón.

Leer más...

Hamilton toca el cielo y Alonso lucha por salir del infierno

Casualidad o no, desde que Lewis Hamilton entró en la vida de Fernando Alonso, siendo su compañero en McLaren, el asturiano ha sido incapaz de ganar otro Mundial. La obcecación de Ron Dennis con el potencial de Hamilton, en su primer año en la Fórmula1, dejó sin título a Fernando y también sin equipo. Posiblemente ese año Alonso tomó la decisión que marcó el resto de su carrera deportiva en este deporte, no impuso sus galones y se marchó del equipo de las flechas plateadas sin tener mejor opción, volvió a Renault sólo a la espera de que algún día Ferrari llamara a su puerta.

Casi doce años después esa promesa del automovilismo, Lewis Hamilton se ha convertido en toda una leyenda de este deporte con la consecución del quinto título mundial. El piloto inglés se ha puesto al nivel del gran Juan Manuel Fangio y de Michael Schumacher, el único que le gana en el casillero de mundiales logrados. Es lo más cerca que un piloto de este nivel puede estar del paraíso, del altar de los elegidos. Cuando Hamilton llegó a McLaren el llamado hacer lo que ha hecho el piloto inglés, en cambio, era Alonso. Venía de ganar dos mundiales consecutivos batiendo todas las marcas de precocidad hasta ese momento establecidas y si no ganó un nuevo título aquel año fue por la competencia, algo desleal, que le hicieron desde dentro de la propia McLaren.

Leer más...

Hamilton toca el cielo y Alonso lucha por salir del infierno

Casualidad o no, desde que Lewis Hamilton entró en la vida de Fernando Alonso, siendo su compañero en McLaren, el asturiano ha sido incapaz de ganar otro Mundial. La obcecación de Ron Dennis con el potencial de Hamilton, en su primer año en la Fórmula1, dejó sin título a Fernando y también sin equipo. Posiblemente ese año Alonso tomó la decisión que marcó el resto de su carrera deportiva en este deporte, no impuso sus galones y se marchó del equipo de las flechas plateadas sin tener mejor opción, volvió a Renault sólo a la espera de que algún día Ferrari llamara a su puerta.

Casi doce años después esa promesa del automovilismo, Lewis Hamilton se ha convertido en toda una leyenda de este deporte con la consecución del quinto título mundial. El piloto inglés se ha puesto al nivel del gran Juan Manuel Fangio y de Michael Schumacher, el único que le gana en el casillero de mundiales logrados. Es lo más cerca que un piloto de este nivel puede estar del paraíso, del altar de los elegidos. Cuando Hamilton llegó a McLaren el llamado hacer lo que ha hecho el piloto inglés, en cambio, era Alonso. Venía de ganar dos mundiales consecutivos batiendo todas las marcas de precocidad hasta ese momento establecidas y si no ganó un nuevo título aquel año fue por la competencia, algo desleal, que le hicieron desde dentro de la propia McLaren.

Leer más...

Márquez, llamado a ser el mejor de la Historia

Qué más puedo decir de Márquez que no haya dicho ya. Si pudiéramos borrar su precipitada actuación en el Gran Premio de Argentina y su caída en Misano, podríamos afirmar que Marc ha hecho la temporada perfecta. Sin contar con los grandes premios ya mencionados, la peor posición del ilerdense ha sido un tercero y no se ha rendido, ni conservado en ninguna carrera y ante ningún adversario. El piloto de Honda, ya había entrado en la historia del motociclismo mundial, pero ahora podríamos decir que se ha hecho un hueco entre las leyendas, y sólo con 25 años y mucho que enseñar y que aprender todavía. Y es que cada temporada el piloto de Honda nos ha enseñado una nueva habilidad adquirida. En los primeros años nos enamoró su pasión, su perseverancia, su descaro ante los veteranos, su agresividad y determinación sobre todo en los adelantamientos. Luego aprendió a tener más sangre fría, a volar con el cuchillo entre los dientes sin poder lanzarlo cuando quería, para soltarlo cuando debía. En estos dos últimos años hemos descubierto cómo se domina una moto, como se levanta del suelo, como se acaricia el asfalto y se manejan los contrapesos del cuerpo encima de una bestia de mil centímetros cúbicos. Auténticos malabares, casi inéditos en este deporte y que aunque a muchos les gustaría copiar no pueden, porque lo que hace Márquez sólo lo hace Márquez.

Muchos, poco entendidos, dirán que los adversarios de Márquez no han estado a la altura. Es verdad, no pueden estar a la altura y cuando lo han intentado han terminado, o superados por Márquez o en el suelo, como le ha pasado a Doviziosos en Japón. El piloto italiano se cae debido a un error forzado al intentar seguir el ritmo de Márquez.

Leer más...

W Series, más dudas que certezas

Desde que la semana pasada se anunciara la creación de las W Series y se presentara como el advenimiento de la F1 de mujeres he estado pensando cómo valorarlo, los pros y los contras, y después de casi una semana la verdad es que tengo más dudas que certezas.

La única certeza y que comparto con uno de los impulsores de esta nueva modalidad, y un hombre que conoce bien la Fórmula1, el ingeniero de Red Bull Adrian Newey, es que una categoría exclusivamente de mujeres favorece la aparición de féminas amantes de la velocidad y el motor, con cualidades para el pilotaje pero que han desistido o ni siquiera han intentando entrar en un mundo de hombres, con las barreras pertinentes que se suelen establecer. Pero no se si es la mejor manera de apoyar a las mujeres en este mundo y menos cuando la categoría es menor, por las características técnicas de los monoplazas, y se desliga de la F1, incorporándola al calendario del DTM. ¿Sí de verdad se quiere apostar por las mujeres y su futura inclusión real, por nivel, en la máxima categoría de la velocidad, por qué no incorporarlo al calendario de la F1? Igual que compiten las categorías inferiores como la GP2, lo ideal, puestos a pedir, es que también se incluyeran las W Series dentro del fin de semana del gran premio.

Leer más...

Herramientas