Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

Las Yamahas siguen de vacaciones

Ya dijo Maverick Viñales el sábado que las Hondas habían encontrado algo que les hacía ir más rápido, y no se si más rápido pero está claro que sus dos pilotos han ganado en confianza encima de la moto. Tanto a Pedrosa como a Márquez, tercero y segundo respectivamente en carrera, se les ve que sufren menos encima de la moto, que las curvas han dejado de ser un problema y todo sin perder velocidad punta. En Austria no ganaron, pero Marc luchó hasta el final, hasta en zonas imposibles para hacerlo, y mantuvo el ritmo durante toda la carrera. Situación muy diferente fue la que se vivió en el equipo Yamaha. Los dos pilotos del triple diapasón no arrancaron mal pero pronto se vio que la victoria, e incluso el podio, estaban lejos. La clasificación general está lo suficientemente apretada como para que hablemos a estas alturas de descartes para el título pero las Yamahas deben ponerse las pilas sino quieren ceder ante las Honda y quien sabe sino también ante las Ducati.

Este fin de semana, tanto Viñales como Rossi estrenaban un nuevo carenado, las expectativas eran buenas pero los tiempos no salieron, ni en clasificación y tampoco en carrera. Los neumáticos y eso que dice Maverick que han encontrado en el ala dorada están erosionando un liderazgo del que disfrutaron al inicio del campeonato y tras las vacaciones cada gran premio es una final. Queda mucho sí, pero si es verdad que Honda ha dado con la tecla mucho ojo porque el de Cervera no va desaprovechar una oportunidad tan favorable. Yamaha cuenta conun enemigo más, Ducati. Las mejoras en la moto, sobre todo aerodinámicas y con las que también se le ve cómodo a Jorge Lorenzo, pueden convertir a la fábrica italiana en juez y parte de este campeonato. No olvidemos que Dovizioso, después de ganar en Austria, está segundo en el Mundial y además está pilotando con confianza y más carácter del que nos tiene acostumbrados. El paso delante de Ducati es una buena noticia para Lorenzo al que vemos liderar carreras y luchar por las posiciones, ahora sólo le falta trabajar la segunda parte de la prueba que se nota que le cuesta demasiado.

Leer más...

Márquez le rinde el mejor homenaje a Nieto

El 93 no sólo ganó sino que lo hizo como lo haría Ángel Nieto, con picaresca adelantándose a los demás. Cuando todos estaban más pendientes de la lluvia que yacía en el suelo Marc vio que ni la moto, ni los neumáticos llegarían vivos hasta el final en su óptimas condiciones, así que sólo quedaba entrar, pero sin dar pista a los adversarios. Y así fue como Márquez, aunque no lo haya admitido directamente, fue dejándose caer desde la primera posición hasta la novena para entrar a cambiar de moto sin que los de arriba se percataran. Salió último pero su revelación, que la pista se secaría hasta convertir la carrera en seco, se hizo realidad y todos tuvieron que parar. Para el resto era demasiado tarde.

Una victoria dedicada de un campeón al Campeón, con sabor amargo por la pérdida y el recuerdo de un piloto que habría alabado la visión de Marc, su picaresca, su forma de ver las motos. Con esta victoria Márquez se afianza en el Mundial más apretado de los últimos años, y eso es decir mucho. Viñales, Dovizioso y Rossi le siguen y ya ha quedado claro que sólo el piloto que cometa menos fallos y más aciertos conseguirá llevarse el título, la regularidad será quien acompañe al vencedor.

Leer más...

¡Qué difícil es despedir a Ángel Nieto!

Hay personas que nacen con estrella, Ángel Nieto nació con la gasolina corriendo por su sangre y un sueño, ser campeón de Motociclismo, y no lo consiguió una vez, lo consiguió trece veces, bueno no, doce más una. EL 3 de agosto de 2017 estará marcado para siempre en el calendario como un día triste, de luto no para el motociclismo sino para todo el deporte español. Para mí hablar de Ángel Nieto es hablar de mis primeros recuerdos de un deporte que adoro y que quizás adore gracias a hombres como él. Un hombre hecho a sí mismo, que hizo de la necesidad virtud y que inventó eso de la picaresca también en las motos. Qué otro piloto si no podría llegar a tirar su caja de herramientas en plena parrilla, antes de la carrera, para provocar su retraso y que los mecánicos tuvieran tiempo para arreglar su moto para después, además, cruzar primero la bandera a cuadros. Inigualable.

Pequeñito, inquieto, bromista, hablador y por qué no decirlo, algo chulo, en el buen sentido de la palabra. Esa chulería que se dejaba ver tan sólo con su mirada, con su forma de caminar, esa chulería que tan bien le funcionó contra sus adversarios en la pista y que fue su mejor arma. Cuántos pilotos en activo andan carentes de este rasgo que en modalidades como la velocidad se hace imprescindible. Ángel era capaz de correr en varias categorías el mismo domingo e imponerse en ambas, mancharse las manos de aceite al mismo tiempo que de champagne, y enseñar que ser piloto podía ser una profesión, que podía ser una carrera aquí en España. La suya comenzó a los 13 años haciendo exhibiciones acrobáticas con la moto en el campo del Rayo Vallecano, en el barrio madrileño de Vallecas, donde vivió durante más de diez años.

Leer más...

Alonso, otra vez fuera... para variar

En Austria no ha habido que esperar a ver si el motor Honda aguantaría todo el gran premio, el piloto de Toro Rosso, Daniil Kvyat ha dejado fuera de carrera a Fernando Alonso en la primera curva. Está claro que nada sale bien para las aspiraciones del piloto asturiano que cada vez atesora más razones para tomar una decisión que cambie su suerte la próxima temporada. Está claro que cuando sales en mitad de la parrilla las opciones de tener algún problema en la salida se multiplican y eso es con lo que tiene que luchar cada domingo Alonso que le debe quedar poca paciencia, y no se si ganas, de seguir con un proyecto que lo máximo que le ha dado es una quinta posición y la posibilidad de correr en la Indy. Casi nada.

Y mientras vemos como Fernando sufre cada fin de semana Sebastian Vettel gana enteros en su lucha por el Mundial, lo que es doblemente duro para la afición española. El coche del que se bajó Alonso, hace dos temporadas y media, es ahora el monoplaza a batir y eso escuece. Nunca antes en España se había deseado tanto que Lewis Hamilton consiguiera un Mundial. Son muchos los que piensan que, "menos Vettel cualquiera", yo una de ellos. Su arrogancia dentro y fuera de la pista, ayuda a Vettel a ser uno de los pilotos más agresivos, pero emborrona parte de su talento.

Leer más...

¿Ha terminado el dominio de Mercedes?

Ya avisaron en pretemporada, estaban mejor, más cerca. Ferrari ha conseguido levantarle a Mercedes la primera carrera de la temporada aunque si somos justos no sólo Ferrari ha tenido que ver con la victoria en Australia de Sebastian Vettel. Max Verstappen mató las opciones de triunfo de Lewis Hamilton después de la primera parada. Mientras el inglés luchaba por poder adelantarle, Vettel con pista limpia abría hueco para cubrirse las espaldas tras la parada. El año pasado esto no hubiera pasado y me explico.

Pese a las dificultades de Hamilton con el piloto de Red Bull, si Ferrari hubiera marcado el mismo ritmo que el año pasado el piloto de Mercedes todavía habría podido recuperar el tiempo perdido y seguir liderando la carrera. Pero las distancias parecen ahora menores, habrá que ver lo que ocurre en quince días en China, y Mercedes tendrá que hilar fino sino quiere perder su posición dominante. Que Ferrari está mejor es evidente y lo ha dejado claro, sobre todo en las primeras vueltas cuando Vettel no ha perdido de vista el tren trasero de Hamilton, pero las flechas plateadas todavía pueden presumir de ser el mejor coche en parrilla.

Leer más...

Marc Márquez no falla en Alemania

Marc Márquez sigue sin romper su racha en Sachsenring y ya van ocho años sin bajarse, bien en Moto2 y después en MotoGP, de la primera posición. Un triunfo clave para el piloto de Honda, que se va de vacaciones con el privilegio de convertirse en el nuevo líder de MotoGP, el cuarto en nueve carreras. La distancia con sus adversarios, Dovizioso, Viñales y Rossi, es mínima pero psicológicamente es importante, y más en un Mundial en donde una vez más la regularidad será la ganadora. En Alemania las Hondas han dominado claramente sobre las Yamahas que se vieron lastradas por una nefasta calificación en lluvia, y sobre las Ducati que vieron cómo el dibujo del circuito alemán iba en contra de su punto fuerte, la velocidad punta.

Tanto Dani Pedrosa, pero sobre todo, Marc Márquez no han dejado pasar la oportunidad de sumar puntos decisivos para el final de campeonato. Un final muy incierto y que se llevará el más listo, el más regular y si tuviera que apostar por uno ese sería Marc Márquez.

Leer más...

Vettel de piloto a pandillero

¡Ya basta! Ya basta de que se crea que es el único que corre en la pista, qué parezca que nadie lleva la razón más que él, que crea que él nunca comete errores y que son los demás los culpables de todo, de sus desgracias, pinchazos, etc. Pero claro cuando gana, cuando triunfa siempre es mérito suyo, nunca ha admitido que haya sido beneficiado por los comisarios de la FIA, como en el gran premio de este domingo, donde la sanción por conducción peligrosa fue insuficiente. Y lo fue porque no sirvió para mantener las posiciones y al final Hamilton, perjudicado por la bandera roja, cruzó la bandera a cuadros detrás del alemán.

Fue insuficiente porque la acción de Vettel no es accidental, es premeditada, es innecesaria, además no se produce durante la disputa de ninguna posición sino tras el safety car. Hamilton frena y reduce la velocidad, algo bastante común durante las salidas del coche de seguridad, Vettel no le ve o no intuye la maniobra del inglés y se traga literalmente a Hamilton. Pese a ser un despiste clarísimo del piloto de Ferrari, Vettel como si fuera un pandillero o matón, se pone en paralelo a Hamilton y le empuja con la rueda delantera hacia lateral. Para mi eso es bandera negra.

Leer más...

Menos mal que nos quedan las motos

En la Fórmula 1 no hay fin de semana que no nos llevemos uno o varios disgustos. En el Gran Premio de Canadá ni terminó Fernando Alonso, algo que ya uno se espera, ni tampoco Carlos Sainz, que no es que no pudiera terminar la carrera; prácticamente ni la empezó.

El piloto madrileño salió algo descontrolado en la salida y se llevó por delante primero a Grosjean y después a Felipe Massa, no pudiendo siquiera completar la primera vuelta de la carrera. En el caso de Alonso ocurrió lo mismo que hemos visto en los grandes premios que no ha terminado, todos excepto el de España, que a dos vueltas para el final el motor se para, esta vez pese a estar luchando por los puntos. Una situación que por repetida da mucho en qué pensar. Vaya por delante que no es la forma de conducción de Alonso la que provoca la rotura del propulsor japonés, pero la forma y sobre todo el momento en que la maquinaria se para podría hacer pensar, y soy sincera si les digo que yo también lo he pensado, que de alguna manera Alonso provoca, decide hasta cuando correr. Bien porque sólo esté dispuesto a correr con un mínimo de rendimiento, o porque esté forzando la maquinaria para la salida de Honda, no sé. Siempre he pensado que los pilotos, que se juegan la vida a más de 300 kilómetros por hora, sólo piensan en dos cosas: ganar y ver la bandera a cuadros. Sin duda da que pensar, aunque si somos realistas a Fernando no le hace falta demostrar que Honda está al límite porque lo vemos todos, no funciona.

Leer más...

Mugello, la revancha de la Champions

El sábado el Real Madrid hizo historia logrando su duodécima Copa de Europa, la segunda consecutiva y en el mismo año en que el equipo también se ha impuesto en la Liga. Su rival en la final un equipo italiano, la Juventus, manifiestamente inferior al equipo merengue, y eso se notó en el resultado final. Los españoles pudieron con los de la bota pero las cosas fueron distintas en las motos el domingo. En el gran premio de casa, el GP de Italia, los pilotos italianos consiguieron triplete de victorias en las tres categorías, Moto3, Moto2 y MotoGp. Andrea Migno, Mattias Pasini y Andrea Dovizioso fueron los vencedores en un gran premio en el que los nuestros sí que estuvieron en el podio, lucharon por la victoria hasta el final pero esta vez la armada italiana pudo con los nuestros.

Pero el gran premio italiano no era una final sino un escalón más del Mundial y los pilotos españoles siguen liderando la clasificación, en caso de Moto3 y MotoGP, o están muy cerca del líder, como ocurre con Alex Márquez en Moto2.

Leer más...

El Honda tampoco aguanta las 500 Millas

Llegó a liderar la carrera, tuvo el podio en la palma de la mano pero de nuevo el motor Honda le dejó tirado, y lo que es más doloroso a menos de 20 minutos para el final. Está claro que el binomio Alonso-Honda no funciona.

No es pasión incondicional cuando afirmo que Fernando Alonso fue a por la victoria desde que se subió a un coche de la Indy, en los entrenamientos después en clasificación, colándose en la segunda línea, y por último en carrera donde Fernando destacó por ser uno de los pilotos más ágiles en las entradas al pit y más agresivo en los adelantamientos en pista. Seguro que muchos, que saben más de chascarrillos que de motor, dirán que la culpa es de Alonso que con su forma de pilotar lleva al motor hasta el colapso. Pero cualquiera que sepa un poco de cómo funciona este mundo, de cómo se trazan las curvas y se preparan los coches sabrá apreciar el gran trabajo y la impronta que Alonso ha dejado en su primera incursión en las 500 Millas. Pero la dura realidad es que al final lo que queda es que Fernando rompió motor, una vez más, y se quedó sin ver la bandera a cuadros.

Leer más...

Herramientas