Menú

Menos mal que nos quedan las motos

En la Fórmula 1 no hay fin de semana que no nos llevemos uno o varios disgustos. En el Gran Premio de Canadá ni terminó Fernando Alonso, algo que ya uno se espera, ni tampoco Carlos Sainz, que no es que no pudiera terminar la carrera; prácticamente ni la empezó.

El piloto madrileño salió algo descontrolado en la salida y se llevó por delante primero a Grosjean y después a Felipe Massa, no pudiendo siquiera completar la primera vuelta de la carrera. En el caso de Alonso ocurrió lo mismo que hemos visto en los grandes premios que no ha terminado, todos excepto el de España, que a dos vueltas para el final el motor se para, esta vez pese a estar luchando por los puntos. Una situación que por repetida da mucho en qué pensar. Vaya por delante que no es la forma de conducción de Alonso la que provoca la rotura del propulsor japonés, pero la forma y sobre todo el momento en que la maquinaria se para podría hacer pensar, y soy sincera si les digo que yo también lo he pensado, que de alguna manera Alonso provoca, decide hasta cuando correr. Bien porque sólo esté dispuesto a correr con un mínimo de rendimiento, o porque esté forzando la maquinaria para la salida de Honda, no sé. Siempre he pensado que los pilotos, que se juegan la vida a más de 300 kilómetros por hora, sólo piensan en dos cosas: ganar y ver la bandera a cuadros. Sin duda da que pensar, aunque si somos realistas a Fernando no le hace falta demostrar que Honda está al límite porque lo vemos todos, no funciona.

Leer más...

Mugello, la revancha de la Champions

El sábado el Real Madrid hizo historia logrando su duodécima Copa de Europa, la segunda consecutiva y en el mismo año en que el equipo también se ha impuesto en la Liga. Su rival en la final un equipo italiano, la Juventus, manifiestamente inferior al equipo merengue, y eso se notó en el resultado final. Los españoles pudieron con los de la bota pero las cosas fueron distintas en las motos el domingo. En el gran premio de casa, el GP de Italia, los pilotos italianos consiguieron triplete de victorias en las tres categorías, Moto3, Moto2 y MotoGp. Andrea Migno, Mattias Pasini y Andrea Dovizioso fueron los vencedores en un gran premio en el que los nuestros sí que estuvieron en el podio, lucharon por la victoria hasta el final pero esta vez la armada italiana pudo con los nuestros.

Pero el gran premio italiano no era una final sino un escalón más del Mundial y los pilotos españoles siguen liderando la clasificación, en caso de Moto3 y MotoGP, o están muy cerca del líder, como ocurre con Alex Márquez en Moto2.

Leer más...

El Honda tampoco aguanta las 500 Millas

Llegó a liderar la carrera, tuvo el podio en la palma de la mano pero de nuevo el motor Honda le dejó tirado, y lo que es más doloroso a menos de 20 minutos para el final. Está claro que el binomio Alonso-Honda no funciona.

No es pasión incondicional cuando afirmo que Fernando Alonso fue a por la victoria desde que se subió a un coche de la Indy, en los entrenamientos después en clasificación, colándose en la segunda línea, y por último en carrera donde Fernando destacó por ser uno de los pilotos más ágiles en las entradas al pit y más agresivo en los adelantamientos en pista. Seguro que muchos, que saben más de chascarrillos que de motor, dirán que la culpa es de Alonso que con su forma de pilotar lleva al motor hasta el colapso. Pero cualquiera que sepa un poco de cómo funciona este mundo, de cómo se trazan las curvas y se preparan los coches sabrá apreciar el gran trabajo y la impronta que Alonso ha dejado en su primera incursión en las 500 Millas. Pero la dura realidad es que al final lo que queda es que Fernando rompió motor, una vez más, y se quedó sin ver la bandera a cuadros.

Leer más...

La carambola de Maverick en Le Mans

Primero fue Márquez y después Rossi, los dos cayeron inesperadamente al suelo perdiendo cualquier opción de batir al líder, Maverick Viñales. La victoria del piloto de Yamaha y la caída de sus máximos adversarios han convertido a Mack en más líder que nunca. Fue la carambola perfecta. Pero pese a la victoria de nuevo de un piloto español en MotoGP, vimos, pese a la caída, al Valentino más grande. Aguantó al grupo, rebasó a Zarco, el hombre de casa, y plantó cara a Maverick como si fuera una chaval con todo por hacer y con el hambre que da la juventud. El más veterano sigue demostrando porqué es el mejor, el que más títulos tiene y porqué sigue donde está. Todos pudimos sentir la frustración de Rossi no queriendo abandonar su moto cuando esta se rompió tras la caída. Golpe trágico para el italiano que había vuelto hacer magia encima de la Yamaha, pero los neumáticos le fallaron a pocos metros para la meta lo que hizo, si cabe, más trágica su caída.

El cero de Valentino, en términos estratégicos, minimizó el cero de Márquez, alzó a Maverick... y ojo también a Pedrosa, que a la chita callando ya es segundo en la general de pilotos.

Leer más...

El mediocre objetivo de McLaren

Pese a que Fernando Alonso nos sorprendió el sábado con una clasificación que sólo él puede hacer, firmar una séptima posición con el peor coche de la parrilla, la realidad es tozuda y se reveló en carrera. Pero pese a todo, a que la duodécima posición de Fernando es mala para lo que merece el bicampeón del mundo, el objetivo, el pobre objetivo de McLaren –Honda se cumplió en Barcelona por primera vez esta temporada, cruzar la bandera a cuadros, es decir, terminar el gran premio.

Nada ha mejorado desde los entrenamientos de pretemporada, el coche sigue siendo lento y poco fiable y lo peor es que no hay una perspectiva clara de mejora. Alonso hizo magia el sábado y a punto estuvo de poderla hacer también el domingo sino hubiera sido por Felipe Massa, que siempre está ahí para arruinar los momentos importantes del asturiano. Tras el toque entre Bottas, Raikkonen y Verstappen en la primera curva del gran premio, Alonso podrían haberse quedado cuarto, aunque hubiera sido durante una vueltas porque por motor pronto hubiera tenido que ceder su privilegiada posición. Pero sin duda habría sido un regalo para los aficionados que tantas muestra de cariño mostraron al piloto español, harto de arrastrarse por los circuitos del campeonato. Antes de la carrera Alonso estuvo regalando camisetas, firmando gorras, dejándose el alma con los aficionados en el cuerpo a cuerpo con ellos al ser consciente de que ese era su mejor regalo, porque después en carrera tocaría sufrir. Y si en algún gran premio había que terminar o al menos intentarlo era este. Este año 2017 posiblemente sea el año más difícil para el piloto español, tres temporadas perdidas con McLaren Honda más las vividas sin éxito en Ferrari, con pocos años de competición por delante y muchas dudas a su alrededor. Es el año de Fernando, el año en que deberá decidir qué hacer con su vida deportiva. En esta decisión contará mucho lo que hagan los equipos, si algunos de los grandes todavía cuenta con él para hacer grande y campeón su monoplaza, esto será crucial para que Fernando nos sigua regalando emoción los domingos. Pero no será en este equipo.

Leer más...

Los tres hombres de los 3.000...

... son españoles. Arón Canet, Alex Márquez y Dani Pedrosa son los tres pilotos que han ganado este fin de semana en Jerez en la carrera número 3.000 del Mundial de motociclismo. Canet en Moto3, Alex Márquez en Moto2 y Pedrosa en MotoGP han firmado, además, el primer triplete español de la temporada. Por si fuera poco los españoles, el propio Pedrosa, Marc Márquez y Jorge Lorenzo, también han conseguido triplete en la categoría reina al subirse todos ellos al podio de Jerez. Eso es celebrarlo por todo lo alto.

Si tengo que decir con qué me quedo de todo el gran premio tendría dudas. La carrera de Pedrosa, con victoria incluida, es intachable pero tengo que admitir que de lo que más me he alegrado ha sido con la tercera posición de Jorge Lorenzo, y más después de todos los problemas y dudas con las que ha arrancado el mallorquín esta temporada. En el que sigue siendo su circuito talismán, Lorenzo ha conseguido domar la Ducati aunque sea por una carrera, y cuando lo ha hecho no ha fallado. Todo hay que decir que el que las Yamahas tuvieran problemas ayudó mucho a Jorge a firmar su primer podio con la Desmocedici.

Leer más...

Repóker de victorias para Márquez en Austin

Sin duda Marc Márquez es el auténtico Rey de Austin. Nadie ha conseguido vencerle en el circuito americano pero quizás de todas las victorias esta haya sido una de las más decisivas. EL piloto español llegaba a su circuito talismán con los peores números cosechados durante un arranque de temporada, un cuarto y un abandono, y con todas las miradas puestas en si Honda y su campeón aguantarían el envite del binomio Viñales – Yamaha. Y lo aguantó, vaya que si lo aguanto, cuidando los neumáticos al inicio, no dejándose adelantar por Pedrosa y tirando en el momento preciso. Pero esta nueva victoria, y ya van cinco consecutivas en el trazado americano, tiene un valor extra en puntos ya que el líder del Mundial Maverick Viñales se fue al suelo dejándose en el asfalto 25 puntos de distancia respecto a Márquez.

Honda en general y Marc en particular necesitaban esta victoria, no hay que olvidar tampoco la tercera posición de Pedrosa, después de un mal arranque con muchas dudas sobre el rendimiento de la Honda. Marc Márquez todavía tiene muchos puntos que recortar pero de momento ha hecho lo que tenía que hacer, ganar en su circuito.

Leer más...

Ferrari mete miedo a Mercedes

Tercera carrera de la temporada y segunda victoria de Sebastian Vettel con Ferrari, es decir, que lo que parecía un golpe de suerte es algo más. Todo se traduce en ritmo, ritmo y ritmo y la consecuencia más directa es que la escudería del cavallino rampante lidera el Mundial de pilotos. De nuevo, como ocurrió en Australia Vettel ha demostrado, al menos en carrera, estar al nivel de las flechas plateadas, estar al quite ante cualquier incidente y tener la convicción de que el coche le acompaña. Lo mejor, su salida. Vettel sabía que tenía que posicionarse por delante de su máximo adversario Lewis Hamilton y meter presión a Bottas, que más parece un novato que un piloto a la altura de Mercedes.

El devenir de la carrera hizo el resto, el safety car, la sanción a Hamilton y la debilidad de Bottas. Y es que Mercedes ya puede espabilar al finlandés si no quiere perder el 50 por ciento de posibilidades, ya no de ganar el Mundial sino de ganar carreras. Antes con Nico Rosberg Mercedes podía cerrar estrategias, bloquear adversarios y casi garantizarse el Mundial, que terminaba siendo una cosa entre él y Hamilton. Ahora con la falta de competitividad de Bottas, sus dudas, en definitiva, la falta de liderazgo y hambre han dejado a Hamilton huérfano en pista. El problema es que Bottas termine siendo un Massa, que le reste puntos y que no le ayude a conseguir de nuevo el título. Lo mismo que le pasó a Fernando Alonso en 2010 precisamente con el piloto brasileño que en lugar de ayudar pidió su cuota de liderazgo y al final aquello puntos fueron decisivos para que Vettel se llevara el Mundial.

Leer más...

Viñales y Alonso, dos de dos

Estos dos pilotos, el primero de MotoGP y el segundo de Fórmula1, tienen una cosa en común, han firmado el mismo resultado en las dos primeras carreras, cada uno en su especialidad. Mientras que Maverick Viñales ha conseguido ganar en Catar y Argentina, Fernando Alonso no ha podido terminar ni el gran premio de Australia ni el de China. Dos de dos. Son la cara y la cruz de un fin de semana de doblete de motor y que han dejado claro, al menos, dos cosas.

Por un lado McLaren ha demostrado que les falta demasiada pretemporada. Los problemas en la unidad de potencia privaron al equipo de probar y ajustar el chasis, el mismo que ha provocado el abandono en las dos primeras pruebas. Lo mejor, sin duda, Fernando Alonso que, aunque no luzca, está haciendo magia y además se esfuerza en hacerlo saber. En China el asturiano llegó a rodar séptimo antes de abandonar, muy por encima de las posibilidades reales del McLaren, pero el talento y las horas de vuelo de Fernando le permitieron respirar velocidad por unas vueltas. Pero el coche no aguanta. Alonso sabe que está, posiblemente, ante su mejor versión y no deja de remarcarlo cada vez que es preguntado por la prensa. “Posiblemente esta y la de Australia han sido las mejores vueltas que he dado en mi carrera”, decía Fernando después de la calificación del sábado en China. Parece evidente que Alonso quiere salir del equipo de Woking y ha empezado con la operación de marketing, totalmente lógica por otro lado. Tiene claro que quiere volver a ganar y que está en plena forma pero le falta un coche a la altura y el McLaren- Honda no lo está.

Leer más...

La F1 da por concluido el experimento

Muchos desde el principio vimos una contradicción en que la F1 quisiera ser otra cosa distinta de lo que es, un deporte caro, ruidoso y muy competitivo. Intentar reducir costes, o al menos parecerlo, rebajando el presupuesto en motores y pruebas, intentar parecer que este deporte estaba acorde con los nuevos tiempos en materia medioambiental reduciendo el combustible, los motores y los neumáticos, era ridículo. Cuando además el coste medioambiental más grande se produce en los traslados en avión del material de carrera a carrera, que también se lleva un gran bocado del presupuesto.

El colofón a este despropósito vino hace un par de años con la imposición de unos motores V6 turbo híbridos que disparaban los costes y que nos dejaron sin el verdadero sonido de los monoplazas.

Leer más...

Herramientas