Menú

Con tu apoyo hay más Libertad
  • Sin Publicidad
  • Acceso a Ideas
  • La Ilustración Liberal
  • Eventos

La hora de Carlos y el milagro de Barreda

A punto estuvo de no volver al Dakar después de que una piedra le dejara fuera de competición el año pasado, pero volvió. Carlos Sainz es el único superviviente del equipo Peugeot en el Dakar más duro de los celebrados en Sudamérica. Con Cyril Despres y Peterhansel lejos del liderato, por sendos problemas en carrera, y con Loeb fuera de ésta el piloto madrileño se ha quedado sólo en los puestos de cabeza en una lucha que ahora será consigo mismo y su coche. Sainz ha sido el más regular, el mejor parado de una semana infernal en las dunas de Perú pero hasta que la prueba no llegue a Córdoba, la meta, no se podrá dar nada por hecho. Los problemas mecánicos, un fallo de navegación o una piedra escondida en la trazada puede poner fin las aspiraciones y eso lo sabe bien Carlos Sainz. Pero no es menos cierto que el devenir de las etapas ha colocado a Sainz en el liderato y a más de una hora de distancia de su inmediato perseguidor, lo que le permite al piloto español llevar una conducción más conservadora y evitar así riesgos innecesarios. La ventaja es evidente para Carlos Sainz que de ganar se impondría en el último año de Pegeout y quién sabe si no también su último año en la aventura del Dakar. Pase lo que pase el mérito de Sainz es indudable y su talento no parece apagarse con los años sino todo lo contrario, y es que quien es bueno envejece bueno con un plus que sólo se consigue con los años, la experiencia.

Es sin duda el momento de Carlos Sainz, pero también es el momento del milagro para Joan Barreda. Llegaba al Dakar sin casi horas de entrenamiento por culpa de una lesión en la mano izquierda y una caída durante la primera etapa en Bolivia le ha dejado con la rodilla tocada tras una caída que casi le deja fuera. Pero al igual que he dicho sobre Carlos, pase lo que pase el piloto de Honda ha demostrado su dureza, su pundonor siguiendo pese al dolor y enseñándonos una vez más que esta gente está hecha de otra pasta. Es quinto y la suspensión de la novena etapa por las lluvias torrenciales le dará un respiro imprescindible si quiere seguir luchando por su primer título.

Leer más...

El Dakar espera hacer historia en su 40 cumpleaños

Desde hace ya 40 años el mundo da la bienvenida al nuevo año asistiendo a la prueba de motor más dura que existe. Desde hace cuatro décadas El Dakar nos sorprende por su dureza, por su espíritu de superación y su capacidad para adaptarse y triunfar en cualquier terreno. Lo demuestran los 10 años que esta carrera histórica lleva implantada con éxito en Sudamérica y que este año su director, el español Marc Coma, pretende ser histórica. Algunos pilotos ya han asegurado que se trata de la edición más africana por la cantidad de dunas y desiertos que tendrán que sortear los competidores. De hecho el arranque de la carrera, el próximo 6 de enero, se celebrará en una playa peruana de más de 15 kilómetros como guiño a las etapas del Dakar originario. Sin duda, el regreso de Perú al recorrido dejará huella en los pilotos que tendrán que demostrar si han llegado en forma en un terreno compuesto por un 90 por ciento de dunas, desiertos y terreno complicado. Será aquí, la primera semana, donde los favoritos tendrán que demostrar sus verdaderas opciones a llegar como vencedores a la última etapa que se celebrará el 20 de enero en Córdoba, Argentina.

Las cifras son de vértigo, 525 participantes de 54 nacionalidades distintas que se verán las caras en 19 etapas, con sus largas enlazadas, que tendrán que recorrer más de 9 mil kilómetros, 3 mil de los cuales se correrán por encima de los 3 mil metros de altitud. Una locura que puede tener un invitado inesperado, la meteorología; sobre todo si se complica en las etapas de mayor altitud. Y aunque los pilotos saben que la primera semana en Perú será de descarte, las últimas etapas en Argentina serán las decisivas para conocer al ganador en las respectivas categorías. Una mala caída, una rotura o la falta de planificación en el equipo pueden llevar al traste con las opciones de muchos. Aunque seamos sinceros, la mayoría de los pilotos que compiten en el Dakar no sueñan con ganarlo sino con terminarlo. Son los héroes del Dakar, aquellos que juegan la baza del pundonor y la superación personal por encima de la mecánica o el equipo, que en la mayoría de los casos no supera las cinco personas.

Leer más...

Yo sí felicito a Carmen Jordá, nueva miembro de la FIA.

Sin conocer qué problemas hay entre ellas, algunas pilotos que representan a las mujeres en este mundo de hombres, que es el motor, han dejado mucho que desear con sus declaraciones ante el nombramiento de la española Carmen Jordá como nueva miembro de la Comisión de Mujer de la FIA.

Empezando por la presidenta de dicha comisión, Michele Mouton, quien ganó cuatro rallies y fue subcampeona del mundo en 1982. La pilota francesa ha afeado a la española por, según ella, no tener el suficiente nivel ni para este puesto ni para, si quiera, conducir un Fórmula 1.

Leer más...

¡Adiós Honda, adiós!

Posiblemente la de este domingo haya sido la despedida más dura de Fernando Alonso en toda su carrera deportiva. Podríamos decir que para el asturiano reeditar la combinación entre McLaren y el motorista japonés era todo un sueño, pero el sueño se volvió en muy poco tiempo en pesadilla. No hace falta recordar que los primeros entrenamientos del equipo en Montmeló, en la primera temporada, comenzaron con un fallo en el coche que provocó uno de los accidentes más graves de Fernando, tanto que le llevó por primera vez en su carrera a no estar en la parrilla del primer gran premio de la temporada, el Gp de Australia.

El proyecto McLaren- Honda nació con la intención de convertirse en el mejor, con la intención de superar nos solo a Ferrari sino también a Mercedes. Pero como ya conocemos todos, el proyecto naufragó y terminó con la pérdida de confianza entre ambos, primero, y con la rotura del contrato, después. Las continúas promesas de mejora incumplidas llegaron a convertirse en mofa en la redes sociales y en decepción en el seno del equipo y en el propio Fernando Alonso. Ahora, tres años después de que comenzara todo, sólo queda olvidar y aprender de los errores. El problema es que el tiempo es oro y el asturiano se ha dejado por el camino toda una fortuna.

Leer más...

Las últimas vueltas de Rossi

Mucho tienen que cambiar las cosas en Yamaha para que Valentino siga más allá de la próxima temporada. Después de un año en el que el italiano ha ido de más a menos y en el que la fábrica del triple diapasón ha pasado de tener la llave del podio a perderse en el camino de la evolución, Valentino se ha mostrado con dudas y quizás con un poco menos de ganas, y en este deporte las ganas son el verdadero motor.

Si creo que la temporada 2018 será la última de Rossi es porque le hemos visto más justo que otros años para lo que es él, con más dificultades para luchar con los de arriba, tomando más riesgos, que en muchos casos le han llevado a sufrir la graba. ¡Amigo los años no perdonan, ni a los más grandes! Él todavía lo es, pero ahora son otros los que ocupan su lugar en el podio y su retirada dependerá de lo que ocurra en las primeras carreras de la próxima temporada, su rendimiento y el de la Yamaha.

Leer más...

Márquez consigue un título que rozó el asfalto

Marc Márquez lo tenía fácil, le bastaba prácticamente con acabar la carrera para coronarse de nuevo como campeón, pero el piloto español no se le dan bien las cosas fáciles lo que le convierte en único en su especie. Quería ganar ganando, quería hacer lo difícil, pero las medias tintas no les sientan bien y perdió la concentración y casi hasta el título. Pero sólo Márquez es capaz de levantar literalmente del suelo la moto, tras una frenada imposible, hacer que la moto ruede sin calarse ni caerse en la gravilla y seguir en carrera sin perder su opción de volver a ser campeón. Sólo ese gesto que nos enseña tanto de su maestría bien vale un Mundial. Un Mundial trabajado en cada gran premio, en donde ha habido hasta seis pilotos optando al título y donde las distancias han sido mínimas. Primero naufragaron las Yamahas, luego lo hizo el compañero de Márquez, Dani Pedrosa y sólo quedaron dos, Márquez y un increíble Dovizioso que aguantó el pulso hasta el final.

Hay que ser sinceros, aunque Márquez se hubiera caído no creo que el piloto de Ducati hubiera podido ganar la carrera y con ello el título porque el italiano no tenía el ritmo suficiente para llegar a los hombres de cabeza y superarles como sí ha hecho en otras ocasiones. En cualquier caso, bravo por una temporada en la que hemos visto a un nuevo Dovizioso, fino, rápido y muy respetuoso con el rival. La imagen de todo el equipo Ducati felicitando a sus adversarios de Honda es una de las imágenes más bonitas que nos ha dejado este deporte y que demuestra una vez más su singularidad frente a otros donde la discordia y el enfrentamiento están más presentes. Motos y velocidad dentro de la pista, de eso se trata. Y quizás sea en respuesta a esta filosofía que Márquez no haya sacado la bandera española en la vuelta de honor, harto de que esperen de ellos una significación. No creo que la bandera española sea una significación, es nuestra bandera, la de todos. Me entristece que no la haya sacado, por el motivo que sea, por cansancio del que dirán, por convencimiento propio o por indeferencia. No tengo duda de que Márquez se siente español, catalán, leridano, ya ha hablado de esto en muchas ocasiones. Es un hombre que por encima de todo ama la velocidad, las motos, las carreras, la competición y esa es su bandera.

Leer más...

Hamilton se corona, Márquez a esperar

No era complicado, Lewis Hamilton lo tenía fácil para lograr el título en México y aunque las cosas parecían que se complicaban tras el toque con Vettel en las primeras curvas del gran premio, el alemán corrió la misma mala suerte que el inglés y los dos tuvieron que pasar por el pit a cambiar algo de sus monoplazas. El ansía de ambos les dejó sin lucha cuerpo a cuerpo y decidió el Mundial a favor de Hamilton que ha conseguido, a dos grandes premios para el final, su cuarta corona. Un año perfecto para Lewis Hamilton que ha conseguido batir esta temporada un sinfín de récords de poles, victorias y vueltas rápidas que le colocan a la altura de los mejores de este deporte.

No faltaron los problemas al inicio de la temporada y la competencia. Mercedes no ha sido el monoplaza incontestable al que nos habían acostumbrado estos últimos años, se les han visto debilidades pero no las suficientes, ni siquiera para Ferrari, que estuvo cerca hasta que volvieron los fantasmas a Maranello. Que el dominio de Mercedes se haya puesto en duda en algunos grandes premios, tanto por parte de Ferrari como de Red Bull, nos ha permitido vivir carreras más emocionantes y competidas y eso siempre se agradece. Hamilton se ha podido lucir más, le hemos visto defendiendo posición o luchando directamente por ella; nos ha dejado ver a un súper piloto que ya forma parte de la historia de la Fórmula 1.

Leer más...

En Mercedes, Hamilton es la cara y Bottas la cruz

Dos lados de una misma moneda pero muy distintos. Mientras Hamilton consiguió aprovechar cada prestación de su monoplaza y defendió la estrategia, que en EEUU no fue fácil, Bottas ni tuvo ritmo, ni cuidó los neumáticos lo que le condenó a hacer una parada más y quedar fuera del podio. Pese a las dudas del piloto finlandés, en Mercedes pueden estar tranquilos porque tienen al piloto más en forma de la parrilla y al próximo campeón del mundo, salvo catástrofe. Lewis Hamilton ha aguantado una carrera más el envite de Ferrari, que salvaron el podio in extremis y con polémica.

Sí, esa injusta sanción a Max Verstappen por salirse de la pista, es cierto que el coche llega a estar fuera de la pista antes de adelantar a Raikkonen y eso según las normas de la Fia es sancionable. Si creo que la sanción es injusta es porque el piloto de Red Bull se sale de los límites del circuito en plena lucha con Kimi por la tercera posición y con poco espacio para hacer mucho más. En cualquier caso, la situación fue algo vergonzosa por lo menos por las formas en que se comunicó la sanción al piloto holandés, bajándole literalmente de la zona de podio. Y es que si alguien merecía celebrar el podio en Estados Unidos ese era Verstappen que protagonizó una increíble remontada de más de diez posiciones. Con remontadas o sin ellas nadie parece inquietar al líder, Hamilton, que podría conseguir el título en México, le bastaría con ser quinto en caso de que Vettel ganara el gran premio.

Leer más...

Vuelven los fantasmas de Ferrari

Después de un arranque de temporada en el que Ferrari parecía estar a la altura de Mercedes, las cosas han vuelto a la dinámica que venimos viendo desde hace ya unos años en el garaje de Maranello. Dinámica que hizo que Fernando Alonso abandonara los colores rojos para buscar otro proyecto que lo llevara al primer peldaño del podio. De momento, el asturiano está lejos de los puestos de privilegio, pero no erró cuando diagnosticó que Ferrari todavía no estaba preparado para volver a las primeras posiciones de la Fórmula 1.

Singapur, Malasia y ahora Japón... la gira asiática está siendo una auténtica pesadilla.Sobre todo para un Vettel que se ha visto no sólo relegado de la primera posición de la general de pilotos, sino sobre todo porque se ha tenido que enfrentar a un coche que falla de forma aleatoria: primero la caja de cambios, luego la falta de potencia. Y lo peor es que en sendos fallos el equipo se mantuvo perdido sin hallar ni una explicación ni, lo que es peor, una solución.

Leer más...

Verstappen, el último rey de Malasia

El veterano circuito de Malasia se ha despedido de la Fórmula 1 viendo triunfar al futuro de este deporte. Con veinte años recién cumplidos Max Verstappen ha conseguido la segunda victoria del año para Red Bull y ha entrado en la historia de la F1 como el último ganador de uno de los trazados más exigentes para los coches y sus pilotos. La humedad asfixiante, la velocidad extrema de sus rectas son ya un recuerdo en la retina y él el holandés valiente, talentoso y a veces inconsciente ha grabado su nombre con letras de oro.

Los adjetivos que le regalo al hombre de Red Bull suelen ser coincidentes en aquellos pilotos que van más allá, que tienen capacidad y mimbres para optar a todo y son todavía demasiado jóvenes. Max ya ha llegado, me refiero a que ya ha liderado una carrera y la ha ganado, ahora queda saber cuándo volverá a llegar, pero ya para no marcharse de esa primera posición. En mi opinión es cuestión de tiempo aunque mucho ojo con las decisiones y las compañías con las que uno decide hacer carrera, porque a veces son más importantes que la carrera misma.

Leer más...

Herramientas