El penúltimo raulista vivo
> > El penúltimo raulista vivo

Atletas versus futbolistas: la nueva ocurrencia de Guardiola

- Juan Manuel Rodríguez - 147 comentarios

No soy optimista por el resultado (un 1-0 con la vuelta en Múnich no es como para tirar cohetes) pero sí por este Bayern. El de Müller, Breitner, Maier, Beckenbauer o Augenthauler te pasaba sencillamente por encima, al de Guardiola no le veo capaz. Porque lo que ha hecho Guardiola, y que tiene tan molesto al Kaiser, es trasladar su idea del fútbol del Barça de Messi, Iniesta, Xavi y Cesc al Bayern de Lham, Kroos, Robben y Müller, y eso a veces no funciona. Hay multitud de anécdotas que relatan con más o menos exactitud el grado de fanatismo que el actual técnico muniqués profesa hacia su interpretación del juego como aquella por ejemplo en la que abroncó a Schweinsteiger por disparar desde fuera del área tras una de esas interminables y soporíferas jugadas de toque y toque que tanto gustan al entrenador catalán.

Este mismo Bayern lo ganó todo con Heynckes jugando de un modo rabiosamente vertical y a base de las descargas propiciadas a sus rivales (incluído el 7-0 al Barcelona) por parte de Robben o Ribéry, desaparecido por cierto ayer. Y eso es lo que tiene en un sinvivir a Beckenbauer, que además tiene más razón que un santo bávaro cuando dice que anoche su equipo tuvo mucha suerte. Lo más divertido de la primera parte del Bayern fue el anuncio de Massimo Dutti protagonizado por Xabi Alonso, que además estuvo soberbio, en el descanso del encuentro. Luego, en la segunda mitad, Ancelotti ordenó a los suyos adelantar las líneas, presionar más arriba. Curiosamente fue entonces cuando llegaron las ocasiones más claras de los alemanes, sobre todo una de Götze que Casillas despejó con mucho acierto. Y el mini Barça acabó colgando balones a la olla.

Leer más »

Mou se impuso a Simeone

- Juan Manuel Rodríguez - 250 comentarios

El panorama de Mourinho era el siguiente: el Chelsea visitaba el campo del equipo de moda en Europa con Hazard y Eto'o lesionados e Ivanovic sancionado. Los dos primeros, la clara referencia atacante; el tercero, uno de sus indiscutibles puntales defensivos. Una vez iniciado el choque Mou se queda en el minuto 17 sin Cech, su portero titular, y diez minutos más tarde pierde a Terry. Viendo en directo la transmisión del partido por Televisión Española uno podría extraer la errónea conclusión de que tanto el guardameta checo como el central nacido en Barking estaban perdiendo tiempo por orden expresa del maléfico portugués pero el primero tuvo que ser trasladado a la Clínica Cemtro debido a una luxación en el hombro derecho mientras que el segundo se torcía el tobillo: para Cech se acabó la temporada mientras que Terry estará ausente del partido del miércoles que viene. Fingió la tele pública.

Así que el Chelsea afronta 70 minutos en el Vicente Calderón sin Hazard, Eto'o, Ivanovic, Cech y Terry. A Cech, por cierto, le sustituye un portero de 41 años. Démosle la vuelta a la situación: ¿Cómo habría planteado Simeone el partido de ida de unas semifinales de Champions en campo contrario sin Courtois, Miranda, Godín, Costa y Villa?... Cualquier entrenador profesional de fútbol, cualquiera, habría planteado el partido exactamente igual que Mourinho. Cualquiera. Supongo que si el encuentro se hubiera disputado primero en Stamford Bridge es probable que Mou hubiera alineado a Oscar, no lo sé. Pero... ¿primer partido fuera de casa con cinco jugadores titulares K.O.?... Yo voy clarísimamente a que no me marquen y a que le suene la flauta a Torres.

Leer más »

Mou ha vuelto

- Juan Manuel Rodríguez - 217 comentarios

Aquí el único problema del periodismo deportivo español con José Mourinho sigue siendo el de la doble moral. Por ejemplo: el entrenador del Chelsea acaba su rueda de prensa anterior al partido de Champions contra el Atleti, se levanta y se va dejando solo a David Luiz y este gesto supone un escándalo a escala mundial que hace tambalearse los misteriosos y escurridizos protocolos de la UEFA pero resulta que dos jugadores del Atleti hacen exactamente lo mismo dejando solo a Simeone y entonces la explicación es que... ¡tienen que preparar el partido!... Otra: no comprendo cómo se puede atacar la visita de Chendo al hotel de concentración del Chelsea y al mismo tiempo defender la llamada de Iker a Xavi; el concepto es idéntico y únicamente cambian los nombres de los protagonistas luego es fácil deducir que aplicas un criterio u otro dependiendo de quién esté implicado en la historia. A mí me pareció mal la visita de anoche de Chendo y peor aún la llamada de Iker a Xavi.

A Mourinho se le llamó de todo mientras estuvo en España, de todo. Se le insultó personalmente y se persiguió incluso a su familia. Sin embargo esos mismos que insultaron al ex entrenador del Real Madrid pretenden que llegue a España con una sonrisa de oreja a oreja y les dé un abrazo como si nada hubiera pasado. Increíble. Yo he sido muy crítico con muchas personas a lo largo de 25 años y nunca he sido tan torpe como para esperar una reacción amable por parte de alguien a quien he puesto a parir un día sí y otro también. A Benito Floro, por ejemplo, le dije de todo y cuando un día, estando yo en Radio España, mi amigo Alfonso Villar tuvo a bien ponérmelo al teléfono... se lo seguí diciendo a él a la cara. Pero si Floro me hubiera colgado el teléfono no me habría rasgado las vestiduras; es más, yo en su lugar lo habría hecho.

Leer más »

Mister Hurricane

- Juan Manuel Rodríguez - 90 comentarios

Me entero por mi amigo Mario Noya de la muerte de Rubin Carter, aquel fantástico peso medio de Nueva Jersey a quien condenaron por un asesinato que jamás cometió. Me viene entonces a la memoria aquella frase de Larry Holmes, "yo fui negro una vez... cuando era pobre". Pero Holmes tuvo la fortuna de nacer más de una década después que Carter y a mediados del siglo XX el dinero y la fama ya te podían mudar el color de la piel, de negro caoba a casi albino en treinta segundos. Cuando Carter no, cuando Carter, tal y como canta Bob Dylan, si eras negro era mejor que no salieras a la calle "a menos que quisieras caldear el ambiente". En aquellos tiempos ser negro te convertía directamente en sospechoso y el caso es que Rubin Carter era negro, muy negro, un negro orgulloso de serlo, y por su forma de actuar tanto dentro como fuera del ring no daba la sensación precisamente de que quisiera pasar desapercibido, Fue entonces cuando le apodaron Huracán.

El color. Carter pudo haber sido perfectamente campeón del mundo pero en el combate decisivo por el título y cuando todo el mundo le señalaba después de la pelea como el favorito... de nuevo el color. Del oscuro al claro de Joey Giardello, vigente campeón y cuyo color era innegablemente blanco. Un año y medio más tarde llegó la detención de Carter, a quien todo el mundo llamaba "campeón". Lo era. Y se jactaba de ello. Era un líder, de ahí que alguien pensara que sería conveniente darle un correctivo. Hacía falta un negro a quien endilgar un triple asesinato cometido en el Lafayette Bar and Grill y aquel Huracán reunía todas las condiciones para quedárselo: ex convicto en Annandale, imputado por asalto y robo, medio tartamudo, orgulloso... e irreversiblemente negro.

Leer más »

Bartomeu anuncia una profunda renovación... que no afecta a Bartomeu

- Juan Manuel Rodríguez - 101 comentarios

José María Bartomeu anunció ayer una "profunda renovación"... que no afectará a José María Bartomeu. Sucedía eso casi al mismo tiempo que el Daily Telegraph publicaba que Sandro Rosell pudo haber transferido 2,4 millones de euros a la cuenta bancaria de la hija del antiguo ejecutivo de la FIFA Ricardo Teixeira en 2011, cuando ésta tenía 10 años. Si hay alguna directiva en el mundo que esté deslegitimada para continuar en su puesto esa es probablemente la del Fútbol Club Barcelona, puesta como ejemplo hace poco por Miquell Cardenall, que ahí sigue como si nada. Sin embargo Bartomeu hace como quien oye llover y no sólo anuncia que seguirán hasta 2016 sino que confirma también en su puesto a Andoni Zubizarreta, que el jueves entraba tan tranquilo y silbando en su despacho del Camp Nou después de la derrota en la final de Copa. ¡Silbando!... El madridismo se frota las manos.

La profunda renovación de Bartomeu, a quien nadie ha votado y que se ha convertido en un auténtico okupa del despacho presidencial, consistirá probablemente en hacerle entrega a Leo Messi del juego completo de las llaves del estadio azulgrana y en descabalgar de ahí al Tata Martino, un hombre razonable a quien le ha venido claramente grande el banquillo culé. En cuanto a Messi, que nadie duda que sea un futbolista espectacular, yo creo que desenchufándose adrede del resto del equipo en el momento crucial de la temporada el argentino ha tenido un modo muy sibilino de demostrarle a la directiva que en esa plantilla únicamente puede mandar uno y que ese "uno" no es precisamente Neymar. El poder en un vestuario lo ejerce habitualmente quien está en disposición de decidir por sí solo los partidos importantes y está estrechamente vinculado además al estatus económico. Dando un pasito hacia atrás, Leo le ha cedido a Neymar un protagonismo para el que resulta evidente que no estaba preparado ni mental ni futbolísticamente hablando. Naturalmente que el problema no es Messi sino el papel que le han dejado jugar en el Barça. Pero es evidente que una junta directiva tan débil como la de Bartomeu renunciará de entrada a ponerle el cascabel a un gato que a la vista está que araña.

Leer más »

Bale y las aves de mal agüero

- Juan Manuel Rodríguez - 72 comentarios

¿Vale Gareth Bale los 91 millones que el Real Madrid pagó por él?... Creo que sí. Esto mismo lo dije al día siguiente de confirmarse la operación del fichaje del galés y esa afirmación me supuso algún que otro reproche por parte de colegas de profesión. Yo creo que lo que molesta en el fondo es que fiche el Real Madrid y, más concretamente, que lo haga su presidente, Florentino Pérez, a quien media profesión periodística le tiene ganas y la otra media querría verle colgando del palo mayor. Cuando, por poner un ejemplo, el Bayern de Munich se gastó 40 millones de eurazos en Javi Martínez, que es un jugador bastante más limitado que Bale, nadie dijo ni pío. Al contrario, el periodismo deportivo español consagró la contratación dejando caer que el Madrid, y de nuevo Florentino, se habían dejado comer la tostada por Uli Hoeness, que por aquel entonces era el modelo a seguir.

A mí me parece que Bale sí vale los 91 millones de euros que se pagaron en su día por él porque es indiscutiblemente uno de los diez mejores jugadores del planeta y porque decide él solito partidos. El miércoles, sin ir más lejos, decidió uno que tenía su miga por tratarse del primer título serio de la temporada y por jugarse ante el eterno rival además. Del gol y de cómo se logró ya se ha dicho de todo. Algunos de los que cantaron hasta el empalago la jugada de Bale estaban dedicándole tan sólo medio minuto antes adjetivos descalificativos de entre los cuales probablemente el de "chupón" fuera el menos ofensivo de todos. Da igual, es lo de menos. Lo de más es que el fichaje del gales fue un acierto en las condiciones en que se produjo, igual que fue un acierto contratar a Cristiano por 95 millones, circunstancia ésta que también produjo un demagógico terremoto ético en nuestro país.

Leer más »

Fue la hora de Bale

- Juan Manuel Rodríguez - 237 comentarios

Desde el primer día se estableció un paralelismo, más periodístico que futbolístico y por lo tanto más engañoso que real, entre Cristiano y Messi y Bale y Neymar, los rookies de la Liga. A mí, y ya lo he dicho muchas veces, me pareció un debate falsario porque sinceramente siempre creí que Bale era miembro de pleno derecho de ese grupo de selectos jugadores que pueden optar al Balón de Oro mientras que a Neymar le veía más como un experimento interesante, un jugador con futuro que igual podía salir bien que podía hacerlo disparado por la ventana del despacho de Sandro Rosell. En la historia, inacabada aún por supuesto, sí hay una ventana y también alguien que sale disparado por ella: por la ventana del despacho del padre de Neymar salió disparado el anterior presidente culé y, puesto que es amplia, todo hace indicar que por ella saldrán también Bartomeu, Vilarrubí, Faus y hasta mi amigo Freixa, el experto mundial en cuartos de baño.

Fue la hora de Bale. En ausencia de Cristiano, que sigue siendo el jefe, el galés tomó la responsabilidad y estuvo tan participativo como en otras ocasiones. Porque es por supuesto falso de toda falsesad que Bale esté desconectado del resto del grupo o no entienda de qué va este juego. Que un periodista deportivo diga del mejor futbolista de la Premier que no comprende el sentido del fútbol debe ser algo parecido a que un crítico cinematográfico afirme que John Ford no comprende el lenguaje del cine. Bale siempre ha jugado así, como lo hizo anoche en Valencia, como lo lleva haciendo toda la temporada en el Real Madrid, como lo hizo tantos y tantos años en el Tottenham. Y a mí me encanta. Puede que a algún sesudo intérprete de los textos arcanos del fútbol le resulte poco atractivo pero a mí me parece un espectáculo soberbio comprobar cómo un tipo con 1,83 de altura quema la banda con su Harley y se mete hasta dentro de la portería del equipo rival. Para mí el fútbol es eso y no una tarde de lluvia en San Mamés, qué le voy a hacer si Dios no me regaló mayores entendederas.

Leer más »

Es la hora de Bale

- Juan Manuel Rodríguez - 261 comentarios

A mí que Ancelotti diga que la baja de Cristiano Ronaldo en la final motiva más a todos me suena a chino. Cristiano es el jefe de ese equipo, el jugador franquicia, la estrella. Y sin Cristiano el Madrid no parte sinceramente como favorito en una final contra el Barça, equipo que históricamente ha redoblado siempre sus esfuerzos y ha jugado con el cuchillo entre los dientes cuando de vencer al Real se ha tratado. Es cierto: una victoria sobre los merengues puntúa doble para el equipo catalán, y los de Martino andan ahora mismo necesitados de puntuar doble y hasta triple si les dejan. Para el Barcelona vencer al Real Madrid en una final tiene un valor simbólico adicional al estrictamente deportivo. Del mismo modo, la ausencia de Cristiano tiene un valor simbólico negativo para los madridistas. También es verdad que sin él el Madrid ha ganado e incluso goleado, pero no al Barça ni mucho menos en una final.

Las finales suelen decidirlas los grandes jugadores: Cristiano en el Real Madrid y Messi en el Barcelona. Hasta última hora yo estaba convencido de que el portugués se plantaría en la final "a lo Martín". Cuentan que, lesionado Fernando y vapuleado el Madrid por el Barça en el primer partido del play-off de la Liga 1988-89 disputado en el Palau, el ambiente que se vivía en la concentración madridista era de tanto pesimismo que incluso Petrovic, que era un ganador, le había confesado al doctor Del Corral que sin Martín no había nada que hacer. Aíto García Reneses había definido al pivot madrileño como ese jugador sin el cual el Madrid pierde por 25 puntos. Estaban todos en el comedor del hotel Calderón esperando en silencio el primer plato cuando, de repente, Fernando apareció por la puerta y dijo en voz alta: "¡Pringaos, yo no me levanto de la cama para perder!"... Resulta que el jugador, sin que nadie del club lo supiera y sin tener por supuesto el alta médica, había cogido el Puente Aéreo y viajado en secreto hasta la ciudad condal.

Leer más »

El caso Courtois visto desde Stamford Bridge

- Juan Manuel Rodríguez - 125 comentarios

Hay quien puede permitirse el lujo de tener una visión romántica del fútbol y quien no puede. ¿Quién puede?... Por ejemplo yo. Yo puedo permitirme el lujo de tener una visión romántica e ir por ahí hablando de las "cláusulas del miedo" para referirme a aquellas cláusulas que impiden a un futbolista que está cedido por un club a otro jugar en éste último contra su legítimo propietario. Yo puedo, los profesionales no. Romántico es quedar con los amigos para jugar al fútbol en un campo de tierra un sábado a primera hora de la mañana porque te ha retado el equipo de la urbanización de enfrente, y hacerlo además cuando te has acostado a las cinco de la madrugada. Romántico es comprobar que, pese al frío que hace y el sueño que aún tienes, nadie falta a la cita, ni uno solo. La Champions no es romántica, la Champions es fútbol profesional de alto nivel y hay mucho en juego.

Ir por ahí afirmando que Mourinho le puso una cláusula al Atlético de Madrid por Courtois es reducir al absurdo un hecho real al objeto de desacreditar al portugués. En primer lugar no fue Mourinho quien estableció esa cláusula sino el Chelsea. Cuando Courtois se marchó cedido al Atlético, Mou estaba dirigiendo al Real Madrid, en el banquillo del equipo rojiblanco estaba Gregorio Manzano y, sinceramente, el Atleti no daba miedo como ahora. Y en la cláusula de seguridad, que no del miedo, establecida por el club londinense yo veo una lógica aplastante: "Oiga, yo ficho por 9 millones de euros a un futbolista de 19 años que no es nadie, lo contrato por 5 temporadas y con la vista puesta en el futuro, creo que Courtois será un pedazo de portero pero ahora mismo aquí no va a jugar y se lo cedo amablemente a usted con estas condiciones y bajo estas premisas".

Leer más »

Los chicos de Rosell nunca rotan

- Juan Manuel Rodríguez - 167 comentarios

En el Barça nadie se da por aludido y así resultará más complicado. Todos, desde Martino hasta Bartra, parecen contagiados del virus de Xavi. La nula capacidad de autocrítica que exhibe impúdicamente un día, y otro, y otro más el capitán culé, cuyas jocosas excusas pasaron hace bastante tiempo a convertirse en motivo de burla de las redes sociales y con las que el personal disfruta cada día más, se materializa unos días en el césped, que unas veces está demasiado alto y otras demasiado bajo, otros en la humedad del terreno de juego, otros en el modo de jugar del rival y algunos simple y llanamente en la mala suerte. O la posesión, la famosa posesión. El miércoles, justo después de que el Atleti le pasara por encima a su equipo, Hernández se mostró incapaz de reconocer lo que resultaba evidente para cualquiera, lo que todos habíamos podido presenciar; alguien con auténtico mando en plaza, y no me refiero por supuesto al entrenador sino por ejemplo al gran Puyol, tendría que haberle dicho a este chaval que por ahí ya no se iba a ningún sitio, que ya no engañaba a nadie. Pero Puyol, como Valdés y el propio Tata, están yéndose y no tendrán el cuerpo para líos.

Andrés Iniesta, que es un tipo habitualmente cabal y que tiene los pies en el suelo, sobrevoló la realidad para acabar diciendo tras la derrota en Los Cármenes que al Barça con media ocasión le hacían un gol. Martino, por quien ya doblan las ventajistas campanas del periobarcelonismo, iba incluso más allá explicando que "lo normal hubiera sido ganar por cuatro o cinco goles". Pues sí, ciertamente eso habría sido lo normal pero el caso es que el equipo catalán perdió ante el Granada, que luchará hasta el final por eludir el descenso, y los Messi, Neymar y compañía convirtieron a Karnezis el griego, que disputaba por cierto su segundo partido en la Liga, en el improvisado héroe de la noche. El bueno de Orestis decía, casi pidiendo perdón, que él no le había robado nada a nadie y que se había limitado a hacer su trabajo. Pobre. ¿Y qué decir del crochet de franqueza de Lucas Alcaraz, acostumbrado a fajarse con presupuestos de auténtico hambre para lo que se estila en Primera, diciendo eso de que si por el potencial fuera el Barcelona tendría que haber ganado el partido en la primera media hora?...

Leer más »

Suscripción

Herramientas