Menú

Preocupados tienen que estar Mbappé y Neymar

Conviene recordar otra vez que lo que está haciendo el Real Madrid en su competición fetiche, que es la Copa de Europa, es muy grande: campeón dos veces seguidas por primera vez en la historia de la Champions, tres títulos en cuatro años, siete veces semifinalista de forma consecutiva, Cristiano máximo goleador de la competición, primer jugador que marca en todos los partidos de la fase de grupos, etcétera, etcétera, etcétera... Anoche, en El Chiringuito, Paco Buyo hablaba del respeto que se le tiene al Real Madrid... pero curiosamente fuera de España. Es digno de un profundo estudio psicológico porque mientras que aquí el periodismo trata al mejor club deportivo de la historia como si fuera un trapo, fuera de España se le tiene sin embargo en muy alta estima, se le respeta... y se le teme a partes iguales.

Como pasamos muchas veces por delante del Museo del Prado o del Palacio Real no le damos ninguna importancia a lo que contiene el primero y pasamos de la monumentalidad del segundo, lo que no quiere decir que el primero no sea la primera pinacoteca mundial y el segundo una construcción que maravilla nada más verla. Con el Real Madrid sucede lo mismo. Como el estadio Santiago Bernabéu está siempre ahí no nos damos cuenta de que cientos de miles de personas llegan a diario desde todos los países del mundo únicamente para verlo, y como el Real Madrid es nuestro tendemos a relativizar la importancia de un equipo mágico, especial sin lugar a dudas, el mejor equipo del planeta. De ahí que, cada vez que haya sorteo de Champions, al Madrid siempre le vaya a eliminar su rival: Bayern y Juve el año pasado, ahora el PSG.

Leer más...

De Ali a Cristiano

Mi amigo Andrés Amorós, que es un apasionado de la música, la literatura, la pintura y el fútbol, o sea de la vida, habla del mejor póker de toda la historia, a saber: Mozart, Cervantes, Velázquez y Di Stéfano. Quien ha visto jugar a don Alfredo di Stéfano alberga pocas dudas al respecto de que La Saeta haya sido el futbolista más completo de todos los tiempos. Según me contaron distefanistas muy queridos para mí, podría haber mejores rematadores, mejores regateadores o mejores pasadores, pero Di Stéfano remataba magníficamente bien, regateaba como el mejor, pasaba con escuadra y cartabón y, además de todas esas cosas, tenía tiempo para defender con uñas y dientes, se sacrificaba por el equipo, ordenaba a sus compañeros sobre el terreno de juego y era el líder absoluto sobre el campo. Di Stéfano, en suma, era el futbolista total.

El otro día, tras recibir su quinto Balón de Oro, Cristiano Ronaldo se autoproclamó como el mejor futbolista de la historia, el más completo. Esta coronación a lo Napoleón Bonaparte ha despertado la ira de sus odiadores profesionales, muchos de los cuales no admiten que un jugador con la sangre roja de Madeira ose siquiera emplear esos términos, que corresponden sin duda, según ellos, al príncipe Lionel I. Julio Salinas, por ejemplo, se ha quitado la careta en Twitter, donde, según parece, la extravagancia duele menos, para darle un rapapolvo al delantero portugués. No creo sinceramente que lo que piense Salinas preocupe demasiado a CR7, que dice lo que piensa y que, si no lo piensa, lo dice para generar un debate alrededor de su propia persona. Todo gira alrededor de Cristiano, todo. Y cuando no gira, él lo hace girar. Vamos, como Muhammad Ali.

Leer más...

Cristiano: dentro de un año... el sexto

¿Qué se le regala a un hombre que lo tiene todo? ¿Y cómo se puede provocar el interés del aficionado al fútbol por un premio del que ya sabemos con antelación el nombre del ganador?France Football lo hizo bien, ellos tienen París y la Torre Eiffel, y la FIFA no. Y el Balón de Oro tiene un caché del que, por el momento, carece The Best, bastante más hortera, todo sea dicho de paso. Supongo que, a medio plazo, el oropel acabará imponiéndose al prestigio, pero, hoy por hoy, el Ballon d'Or sigue contando con el aval que le concede la historia, un ramillete de los mejores futbolistas de todos los tiempos y una trayectoria que se inició allá por el 18 de diciembre de 1956. Lionel Messi se convirtió en 2015 en el primer futbolista en conquistar cinco veces el Balón de Oro y anoche Cristiano Ronaldo igualó a su antagonista sobre el terreno de juego. Heroico.

En 2012, la distancia en Balones de Oro entre Messi y Cristiano era de 4 a 1. En 2015, de 5 a 3. Si, hace 5 años, hubieras preguntado a cualquier aficionado al fútbol por cuántos Balones de Oro creía que tendría hoy, diciembre de 2017, el astro argentino, seguro que el más generoso habría respondido que diez y el más cicatero nunca habría bajado de los ocho, pero, llegado el mes de diciembre del año en curso, Messi continúa estancado porque otro futbolista ha sido capaz de ganar cuatro en los últimos cinco años. El mérito de Cristiano, que además de ser un futbolista diferente a Messi es también una personalidad radicalmente opuesta, consiste en no desfallecer, en pensar que todo es posible, en seguir creyendo hasta el final y en amar la competición por encima de todas las cosas. Eso le mantiene vivo, ágil de mente y de cuerpo, fresco cuando ya está a punto de cumplir los 33 años.

Leer más...

Estoy con Gabi: la Europa League es una m... para este Atleti

Tal y como yo lo veo el perioatletismo le está haciendo un daño terrible al Atlético de Madrid, un daño irreparable. Sigue tratando a su equipo como lo que dejó de ser con el Cholo Simeone, ese club simpático y con gafe, el colmo de todos los males. El Atlético de Madrid, que siempre ha sido un grande de Europa, dejó de ser simpático exactamente el 23 de diciembre del año 2011, cuando el entrenador argentino y ex jugador colchonero sustituyó a Gregorio Manzano en el banquillo rojiblanco. Ese día el Atleti dejó de ser un lindo gatito para convertirse en una pantera y, en lo que a los madridistas se refiere, pasó a convertirse en una auténtica pesadilla. En estos seis años el salto cualitativo ha sido tan tremendo, el crecimiento ha sido tan brutal, que el Atleti ya no necesita ser prohijado por el periodismo deportivo, ni siquiera por el perioatletismo, que, insisto una vez más, continúa tratando al Atlético de Madrid como la que ya no es.

Vamos a ver: ¿Si el Real Madrid cae eliminado en las semifinales de la Copa de Europa es un fracaso, una debacle, el Armagedón, pero si a este Atlético de Madrid le sacan de la Champions por la puerta de atrás de la fase de grupos resulta un alivio del que se pueden extraer conclusiones positivas?... No puede ser. Basta de excusas. El Atlético de Madrid, el dos veces finalista de la Copa de Europa y una vez semifinalista en los últimos 5 años, ha fracasado sin paliativos y el perioatletismo haría bien en no buscarle al equipo colchonero gateras por las que colarse subrepticiamente. Es cierto que el gatillazo ha sido en diferido porque, salvo milagro, estaba anunciado desde hacía varias semanas, pero no por eso deja de ser un gatillazo. Si Simeone ha elevado tanto el listón, ¿por qué trata de bajarlo ahora el periodismo?... No creo que eso le guste al Cholo.

Leer más...

Estudiar Fútbol en Harvard

Hay entre los entrenadores y la gente del fútbol en general un código que, aunque no está escrito, se respeta a rajatabla: nunca hables de los jugadores de otros equipos. ¿Y por qué se hace esto?... Yo creo que es fundamentalmente porque si tú, desde el banquillo de un equipo rival, hablas de uno o varios jugadores de otro equipo se sobreentiende que estás faltándole al respeto o ninguneando a otro entrenador, que al fin y a la postre es un colega de profesión. Tampoco se habla jamás de fichajes, y por idéntico motivo. En la última semana se ha preguntado a Zidane por Kepa y a Valverde por Coutinho y ambos han respondido lo mismo: "Son muy buenos jugadores pero están en otros equipos". ¿Alguien se imagina que, en la víspera de un partido contra el Athletic en San Mamés, ni más ni menos que el entrenador del Real Madrid dijera que Kepa es un porterazo y que había recomendado a Florentino Pérez que fuera a por él a toda costa?

Vuelvo a preguntar: ¿Alguien puede imaginarse la que se hubiera formado en España si, cuando en el Valencia pintaban bastos, que en los últimos tiempos ha sido casi siempre, al entrenador del Real Madrid se le hubiera ocurrido sugerir siquiera que el club era un desastre y que así no iba a ningún sitio?... Pues no: cada uno en su casa y Dios en la de todos. Marcelino estuvo ayer en Radio Marca y, al ser preguntado por el Real Madrid, él respondió: "Tiene peor plantilla que el año pasado". En Madrid, y entre los madridistas, que ya están acostumbrados a todo, estas declaraciones causaron, en general, absoluta indiferencia, pero imaginemos por un instante que la escena hubiera sido al revés y, preguntado por el Valencia, Zidane hubiera dicho que a él no le parecía un candidato serio al título de Liga o que él creia que acabaria desinflándose.

Leer más...

Profetas del pasado

Profetas del pasado. Ahora, en diciembre, cuando está a ocho puntos del mismo equipo al que bailó literalmente hace menos de cuatro meses en la Supercopa de España por un resultado global de 5-1, resulta que todo el mundo sabía que el Real Madrid tenía peor plantilla que la temporada anterior; también lo sabía Marcelino, el entrenador del Valencia, pero en agosto todo el mundo se calló. Es más, en agosto no sólo no se dijo que el Real Madrid tuviera peor plantilla sino que se afirmó que la tenía mucho mejor y que había hecho muy requetebien contratando a jovenes valores como Ceballos o Theo y que era lo justo recuperar a Vallejo y Llorente, que se habían salido en sus respectivos equipos. Y de las marchas sólo se incidió en la de Morata, y yo creo que más por intereses bastardos que por motivos exclusivamente futbolísticos. De Mariano, que lleva más goles que Álvaro, nadie se acordó; de James se dijo algo más mientras que de Pepe... ¿quién es Pepe?... ¡ah sí, el de Casquero!

Ahora dice Valdanágoras, otro eminente profeta del pasado, que Cristiano e Isco quieren ganar solos. Tengo para mí que lo que en realidad quiere decir Jorge es que a Cristiano y a Isco ahora mismo no les salen las cosas porque cuando querían ganar solos la pasada temporada y, en vez de salir tras pegar en el poste, la pelotita pegaba en el mismo poste pero entraba, el exitoso técnico argentino no dijo nada. No oí entonces a Valdano advertirnos a todos que sí, que Cristiano e Isco querían ganar solos y, de hecho, lo lograban, pero que esa manía suya de pretender resolver se volvería pocos meses después contra ellos y contra su equipo. En Gijón, por ejemplo, Isco ganó él solo y, de hecho, así se destacó en toda la prensa deportiva. Y aquella forma que tuvo el malagueño de rescatar al Real Madrid en un partido que se había enredado no sólo no mereció ni un reproche sino que fue ampliamente elogiado: "Magia".

Leer más...

A Kepa quieren hacerle "un Llorente"

Kepa Arrizabalaga acabará jugando en el Real Madrid, que quiere reforzar la portería ante el alarmante bajón de Casilla y la intermitencia de Keylor Navas. Hoy Kepa probablemente sea el titular de la portería del Athletic, pero en el futuro será el guardameta del Madrid. ¿De qué futuro estamos hablando?... Hay quien apunta que en un futuro tan inmediato como este próximo mes de enero y que el Real Madrid pretendería rescatar cuanto antes al chico de lo que se considera en el club blanco como una situación insostenible para él; yo dudo que Kepa venga en enero y aseguraría que lo hará en verano. Por muy mal que estén, no creo que Zidane deje ahora en la estacada a sus porteros, no es su filosofía, no es su idea del fútbol. ¿Kepa en enero para qué? ¿Para relegar definitivamente a Casilla? ¿Para convertir en suplente a Keylor?... No lo veo.

Como a Llorente en su día, a Kepa le están haciendo la envolvente en Bilbao. Y no es cosa de la gente, a la que si preguntas por la calle te dirá tranquilamente que pague y se vaya donde quiera, sino de una directiva que se cree que el Athletic Club está por encima del resto cuando no es así. Jaime Ugarte, que es más del Athletic que Urrutia, dijo el otro día en Fútbol EsRadio que si Urrutia hubiera sido presidente de Colombia las Farc seguirían matando. El jugador no quiere irse mal del Athletic... pero quiere irse, y Urrutia, de quien no habla bien nadie, tratará de complicarle su existencia deportiva al máximo. Cómo será la cosa que, a propósito de las dudas que surgieron sobre la lesión del portero, tuvo que salir a defenderlo hasta el propio Ziganda: "Que enseñe el tobillo".

Leer más...

Theo y Ceballos perdieron su final de Champions ante el Fuenlabrada

Después del 2-2 ante el meritorio Fuenlabrada, un equipo de Segunda División B, he oído y leído de todo: que si los jugadores que saltaron al Bernabéu vistiendo la camiseta del Real Madrid no son habituales, que si no se conocen, que si es difícil no estar jugando habitualmente y tener que hacerlo de repente, que si es complicado motivarse después de un 0-2 en la ida, que si la noche era muy fría... De todo. Y todo con tal de justificar un partido desastroso. Pero ese partido de Copa, ese encuentro irrelevante que todo el mundo daba por resuelto, ese partido... era el partido de las vidas de Theo o Ceballos, por poner dos ejemplos. Seguro que para Cristiano, Ramos, Modric o Kroos, jugadores que lo han ganado todo y varias veces además, un partido de vuelta de Copa contra el Fuenlabrada no es el sueño de su carrera deportiva, pero para Theo y para Ceballos sí lo era. Y el caso es que no lo aprovecharon.

Una de las claves del éxito de Zidane, que también lo ha ganado todo y en menos de 2 años además, ha sido la "gestión" de la plantilla, o sea las rotaciones. Y es curioso porque ahora, cuando al Real Madrid no le va tan bien, al entrenador se le critica exactamente por lo mismo que le condujo al éxito las temporadas pasadas. Está claro que si ahora rota es probablemente porque las lesiones le obligan a ello, y si no ha rotado aún más es porque en determinados puestos, por ejemplo el lateral zurdo, hubo un momento en el que los dos jugadores cayeron lesionados. Aún así, conviene recordar que a Theo se le fichó como un jugador capaz de suplir a Marcelo sin que esa banda fuera un poema. Claro que Theo no ha venido para cuatro meses, pero lo cierto es que diera la impresión de que el chico se ha diluido en ese tiempo como un azucarillo en un vaso de agua.

Leer más...

El día en el que sí se puede hablar de los árbitros

Confieso que estoy feliz. Estoy feliz porque, si seguís habitualmente El Primer Palo o me leéis en Libertad Digital, a mí me gusta mucho hablar de los árbitros, pero el de los árbitros es un tema tabú para el 99% del periodismo deportivo español. Si hablas de los errores arbitrales eres un llorica, eres un quejica o estás justificando lo injustificable, de modo que servidor y picapedrero es la mayor parte del tiempo, y para la inmensa mayoría de colegas de trabajo, un llorica quejica que trata de justificar lo injustificable. Pero, como sucede en la película La Purga, que aquí se tradujo como La noche de las bestias, hay un día en el año en el cual sí se puede hablar de los árbitros, aunque con un ligero matiz: mientras que en la película de terror hay un día y unas horas establecidos para la purga, en concreto desde las 7 de la tarde del 21 de marzo a las 7 de la mañana del 22, aquí el día y las horas en los cuales se puede hablar de los árbitros varían.

¿Y de qué depende dicha variación?, os estaréis preguntando... Pues depende de si el arbitraje en cuestión ha perjudicado al Fútbol Club Barcelona. El domingo pasado el asistente del árbitro se comió un gol absolutamente legal de Messi, luego en las horas inmediatamente posteriores sí se pudo hablar de los arbitrajes sin que uno pasara por un llorón y quejica que tratan de justificar lo injustificable. ¿Y por qué es sólo un día?... Sencillo también: os reto a que me digáis cuándo, antes que el domingo, fue la última vez que perjudicaron al Barça. De modo que, como os decía, hoy estoy sinceramente feliz porque puedo hablar de los arbitrajes sin que se nadie me acuse de hacer un periodismo bufandero. Tan cierto es que el domingo no concedieron un gol legal a Messi como que, en ese mismo partido, Umtiti cometió al menos dos claros penaltis, uno sobre Kondogbia y otro sobre Guedes. La purga de la película de terror es indiscriminada, pero la purga arbitral, como la petición del VAR, es selectiva; quiero decir que sí se puede hablar del gol legal no concedido a Messi pero, sin embargo, para encontrar una referencia, aunque sea mínima, a los penaltis de Umtiti hay que acudir a la letra pequeña de la letra minúscula de la letra infinitesimal, que además está escrita con tinta invisible.

Leer más...

Anoche vi un lindo gatito de nombre Valencia

Ni, por mucho que esté en juego la Liga, el Valencia sale con la misma rabia a jugar contra el Real Madrid que contra el Barça, ni el periodismo deportivo en general exige el VAR con tanta unanimidad cuando el error (claro y flagrante en este caso) perjudica a los culés que cuando lo hace a los merengues. Por partes: si el equipo de Ernesto Valverde no dejó sentenciado el partido en la primera mitad fue porque Dios no quiso y porque el árbitro y sus asistentes son muy malos. Dominio aplastante del Barcelona en los primeros 45 minutos, baile histórico, baño espectacular... del que el Valencia salió indemne por esas cosas que tiene el fútbol. En la segunda parte el equipo de Marcelino mejoró algo, muy poco, y llegó incluso a ponerse por delante en el marcador, pero Mestalla es un infierno cuando el visitante es el Real Madrid y un jacuzzi con burbujitas cuando quien rinde visita es el Barcelona.

Hubo gol de Messi. Lo hubo tras error garrafal de Neto, que de gato pasó a escayola de gato. Y si el gol no subió al marcador fue única y exclusivamente, como dije, porque el árbitro es rematadamente malo y sus asistentes lamentables. Pero, si por el periodismo deportivo en general fuera, del gol no concedido al Barça en Mestalla, que algunos hilan (por ejemplo el actor dramático Jordi Alba) con el tanto que también debió subir en el Benito Villamarín la temporada pasada, se desprendería que el Fútbol Club Barcelona es el gran perjudicado por los árbitros cuando en realidad lo es... el Real Madrid. Mi compañero David Álvarez hizo ayer balance en su cuenta de Twitter: 16 penaltis no pitados este año y sólo uno a favor en 13 jornadas, goles mal anulados y goles en contra en fuera de juego pero "al Barça no le tumban ni los errores arbitrales".

Leer más...

Herramientas