El penúltimo raulista vivo
> > El penúltimo raulista vivo

Lo próximo será que Florentino quiere robarnos la Navidad

- Juan Manuel Rodríguez - 33 comentarios

Hay que reconocerle al Alfredo malo su inacabable capacidad para hacer el mal desde las páginas del diario As. Lo suyo es un arte sin duda. Para cualquier ser humano normal sería absolutamente imposible conectar las ausencias de Cristiano y Benzema, la potente presencia de Bale y la participación del Real Madrid en el Torneo Audi junto a Tottenham, Milan y Bayern con la no celebración del Trofeo Santiago Bernabéu. El golpe final, malvado pero genial, el toque que distingue a una persona del montón del perverso y enredador, consiste en acabar así: "¿Falta de fechas o falta de ganas por parte del florentinato de honrar el recuerdo de Santiago Bernabéu? ¿Usted qué cree?"... Pues ya que me lo preguntas, querido Alfredo, y como lector habitual tuyo que soy, te diré que lo que yo creo es que tu objetividad anda nublada por el rencor hacia una persona y que en esa guerra particular tuya estás incluso dispuesto a enfangar la memoria del mejor presidente de la historia del fútbol con tal de hacerle daño a Florentino Pérez. Eso es lo que yo creo.

Todo el mundo sabe que si el año pasado no se jugó el Trofeo Santiago Bernabéu fue por una evidente falta de fechas. Si, tal y como asegura el Alfredo malo, y no se sabe bien por qué extrañas razones, en el ánimo de Florentino Pérez hubiera estado no rendir homenaje a don Santiago, simplemente hubiera eliminado el Trofeo hace quince años, que fue cuando accedió por primera vez a la presidencia, no esperando tanto para hacerlo. Pero Florentino no sólo no acabó con el Trofeo Santiago Bernabéu sino que, nada más acceder al cargo, recuperó del absoluto olvido en el que se encontraba a la otra figura histórica y emblemática del Real Madrid, don Alfredo di Stéfano, el Alfredo bueno, que pasó a convertirse desde entonces y hasta la fecha de su muerte en el presidente de honor del club. Si Relaño hubiera respetado la historia del As tan escrupulosamente como Florentino Pérez lo hizo con la del Real Madrid, no habría llevado a cabo la purga que acabó de sopetón con la presencia de históricos del periódico y del periodismo deportivo español como Luis Arnáiz.

Leer más »

Gordos

- Juan Manuel Rodríguez - 106 comentarios

Me negaba a entrar en la absurda polémica entre Montserrat Seara, la mujer de Rafa Benítez, y José Mourinho, pero, aprovechando la sequía de este 3 de agosto, y para que se vea que no rehúyo ningún debate, lo haré al fin. Quien inicia claramente las hostilidades es la esposa del entrenador del Real Madrid, y lo único que hace José Mourino es responderle. Ella dice que su marido tiene que ir por ahí "arreglando los entuertos que deja el amigo", y el entrenador del Chelsea aclara que la única vez que Benítez le sustituyó fue en el Inter de Milán, equipo al que Mou acababa de convertir ni más ni menos que en campeón de Europa. Y es exactamente así. Pero cuando uno mete inconscientemente la mano en la jaula de los leones corre el serio riesgo de que se la arranquen de un zarpazo o de un mordisco, que es lo que pasó cuando Mourinho aludió a los kilos de más del entrenador merengue.

Así que Montse se equivocó, Mourinho, como es habitual en él, se creció con el castigo pasando con la velocidad del mismísimo rayo del debate futbolístico al personal, y el único que estuvo realmente en su sitio y diplomático fue el propio Benítez, aludido por ambos "contendientes", negándose a entrar al trapo. De haberlo hecho, de haber querido seguir la broma, que es de lo en realidad se trata, Benítez podría haber dejado en fuera de juego a Mou con una respuesta por cierto muy mourinhista por ingeniosa: "No sé cómo serán las cosas en casa del señor Mourinho pero en la mía cocino yo porque resulta que mi mujer también trabaja". Con todo, lo que más me sorprende de esta polémica de baratillo es que aún haya quien crea que unas palabras sobre Mourinho van a pasar inadvertidas porque hayan aparecido, por ejemplo, en La Región de Orense. De hecho, y desde el punto de vista del entrevistador, lo que ha logrado situar en el mapa al periódico ha sido la alusión que la mujer de Benítez hizo sobre el entrenador del Chelsea. Un éxito publicitario, sin duda.

Leer más »

El castigo de la FIFA... que nunca llega

- Juan Manuel Rodríguez - 130 comentarios

A finales de abril, el programa El Larguero de la Cadena Ser anunció la inminente sanción de la FIFA al Real Madrid por el peliagudo asunto del fichaje de menores de edad. Siempre creí, y aún hoy lo creo, que el rumor, que jamás es antesala de la noticia pese a lo que siempre repetía el maestro García, no estaba justificado por la actuación del equipo merengue, que es modélica, sino por la necesidad que alguien tenía de justificar la mala praxis azulgrana bajo el paraguas de una falsa inoperancia generalizada. Como al Real Madrid no podían castigarle por la presunta manipulación del fichaje de Neymar, como a Cristiano no podían denunciarle por eludir al fisco y como no podían castigar al club blanco por la aparición en el estadio Santiago Bernabéu de banderas independentistas de la Comunidad de Madrid, se redobló el interés por igualar por abajo a los dos grandes del fútbol español: "El Barça lo ha hecho mal, sí, pero porque todo el mundo lo hace mal, también el Real".

Y, como en los extraños casos de la mítica inscripción de los hijos de Mourinho en un colegio de Lugano, la hernia de Bale o el fichaje de James para engrasar negocios de la empresa ACS en Colombia, seguimos sin noticias de la inminente sanción: se aplazó de abril a mayo, dejamos atrás el mes de la flores para entrar de lleno en junio, denominado así al parecer en honor de Junio Bruto, fundador de la República romana, acabó el julio más caluroso de la historia e inauguramos al fin agosto sin noticias del castigo que iba a llegar ya, ahora mismo, en este preciso instante, ya falta menos, la están peinando... Fiel a su ideario de manchar a todo el mundo al objeto de que el Barça escurra el bulto, el periobarcelonismo retrasa ahora la fecha de la inminente sanción que iba a producirse en abril al próximo mes de septiembre, clave como saben en la independencia catalana y, por lo tanto, en la consiguiente marcha del Fútbol Club Barcelona de la Liga que se juega en el territorio del opresor Estado español.

Leer más »

Del Bosque, el marqués petrificado

- Juan Manuel Rodríguez - 157 comentarios

Vicente del Bosque fue uno de los zombies que asistieron impávidos al linchamiento moral del rey Felipe VI y a la humillación pública de otro de los símbolos de la unidad nacional, el himno español, durante la final de Copa entre Barcelona y Athletic Club de Bilbao. Escuchó en silencio, respetuosamente, la atronadora pitada, miró hacia otro lado cuando a Artur Mas sólo le faltó darle una colleja al primero de los españoles, silbó El puente sobre el río Kwai como si aquello no fuera con él y luego, tras el vomitivo akelarre, se sentó tan ricamente en el palco del deshonor a ver un partidito de fútbol. El asunto ya habría sido suficientemente grave de haber sido Del Bosque, pongamos por ejemplo por caso, el fontanero Vicente, pero pasó a adquirir la siniestra silueta de la vergüenza institucional cuando quienes se encontraban allí, parados y con la mirada extraviada, decían representarnos a quienes, atados de pies y manos, asistíamos muy a nuestro pesar a aquel auténtico escándalo público. Vicente del Bosque no era, por supuesto, el fontanero Vicente, no, sino el seleccionador del país cuyo himno estaba siendo pisoteado. Es más, el petrificado Del Bosque, el impávido Del Bosque, el bienqueda Del Bosque, el arrugado Del Bosque era, para más inri y a objeto de completar esta macabra broma infinita, marqués por designación del padre del Rey a quien él consintió que se abochornara el día de autos. No me digan que no tiene guasa la cosa.

A esta consentida humillación le siguió el lamentable espectáculo ofrecido por la Comisión Antidignidad. Pretendieron sin éxito que la burla fuera cayendo poco a poco en el olvido pero, al fin, sancionaron porque no tenían más remedio que sancionar. Y, a la espera de lo que diga o deje de decir la Fiscalía, la tomadura de pelo acabó con un castigo ejemplarizante, sí, pero del delito y no del delincuente: una bolsa de patatas, dos de pipas y tres de chicles por sonrojar a un Rey y someter a una nación. No contento con su actitud sumisa en el transcurso de la final, no satisfecho aún tras haber callado ante la ofensa, el seleccionador nacional de esa España cuya imagen se vio arrastrada por el cesped del Camp Nou acaba de declarar que el castigo le parece desmedido. Este marqués que inclinó la cerviz en presencia del Rey y que considera desmedida la sanción impuesta a los enemigos de España es por cierto el mismo que argumentó hace poco que quien pitaba a Piqué estaba pitando a toda la selección. Desmedido, querido Del Bosque, es que tú sigas ahí medio minuto más.

Leer más »

Por eso se quedará Sergio Ramos

- Juan Manuel Rodríguez - 157 comentarios

En el Daily Star están lanzados y van a exclusiva por año. En 2013 dijeron que Cesc iba a regresar al Arsenal, que acabó en el Chelsea; en 2014 aseguraron que Simeone, que sigue en el Atleti, sustituiría a Pellegrini en el banquillo del City; en enero de este mismo año adelantaron que el Chelsea estaba dispuesto a pagar 250 millones de euros por Messi; en 2011 revelaron que Penélope Cruz orinaba en el Caribe durante el rodaje de Piratas; y ahora acaban de contar en rigurosa primicia informativa que el United está molesto con Ramos y que en el club inglés creen que el defensa les ha traicionado y utilizado para lograr una mejora de su contrato con el Real Madrid. Pelillos a la mar, aunque sea lejos de la señora de Bardem... por si acaso. Olvidémoslo todo por el beneficio del club. Miremos hacia adelante.

Ramos, que al parecer está a su vez enfadado con lo que el Star dice que piensan en el United, se equivocó, confundió los tiempos; él y su representante erraron y quienes fueron por ahí cacareando por puro interés lo mal que le trataba Florentino y lo requetebién que le iban a tratar en la Premier, utilizaron al jugador, como ya han utilizado a otros antes que a él, y el futbolista quizás también se dejara utilizar... un poquitín. Ya verán cómo, ahora que todo parece indicar que al final el jarrón chino tendrá solución y podrán pegarse los trocitos, los mismos que dijeron que Ramos se iría tratarán de recomponer rápidamente el paso y ajustarlo a la nueva situación... ¿Que cómo? Sencillo: diciendo que Sergio se queda, sí, pero porque la nueva oferta se acerca mucho a la presumible del Manchester. Falso, claro.

Leer más »

Lo que cuesta insultar a un rey

- Juan Manuel Rodríguez - 125 comentarios

Cincuenta y siete días después, la Comisión Antidignidad propuso (porque ahora debe entrar en acción la Fiscalía, que a saber qué decidirá y cuándo) multas de 66.000 euros para el Barça, 18.000 para el Athletic, 123.000 para la Federación, 100.000 para Catalunya Acció, 90.000 para su presidente, Santiago Espot, y 70.000 para otras 11 plataformas independentistas. Así que insultar al Rey de España y reírse de una nación sale por algo más de un millón de euros. De la propuesta de sanción de 123.000 euros para la federación, por ejemplo, sólo 18.000 corresponden a la "inacción y falta de colaboración mostrada respecto de las convocatorias", el resto es por cuestiones como no designar al Delegado-Informador o por el incumplimiento de las obligaciones exigibles al diseño y ejecución del dispositivo de seguridad y los controles de acceso. Y al Barça, que mostró vídeos con declaraciones de Vilarrubí, Arroyo o Cardoner, se le queda en 6.000 eurillos de nada.

Entre pitos independentistas y flautas secesionistas, el akelarre saldría por un total de 302.000 euretes, una bicoca si eres antiespañol y en tu ánimo está organizar el mayor lío posible y que tu mensaje se transmita a todo el mundo. Además, a todas las personas físicas y jurídicas anteriormente citadas se les abre ahora un apasionante panorama de recursos y contrarecursos, quejas, infinita melancolía, victimismo sin par y lloriqueo a raudales. Lo más lamentable de todo es tener que escuchar a los secretarios de Estado de Seguridad y de Deportes. El primero, el señor Martínez, diciendo eso de que "la propuesta no es ejemplarizante"... ¿Ejemplarizante?... La propuesta de sanción es sonrojante, un choteo, una broma de mal gusto. La propuesta de sanción es ejemplarizante, sí, pero para que se siga delinquiendo.

Leer más »

Cincuenta y siete días y quinientas noches

- Juan Manuel Rodríguez - 109 comentarios

Cincuenta y siete días y quinientas noches después de su primera reunión de urgencia, la Comisión Antiviolencia se vuelve a reagrupar por fin esta tarde para saber si "sí" o si "no", si "a lo mejor" o "si puede", si "quién sabe" o si "quizás". Mil trescientas sesenta y ocho horas han pasado desde que, con motivo de la final de Copa entre Barça y Athletic, el Camp Nou se convirtiera en un inmenso akelarre antiespañol cuyas dianas preferidas fueron, por este orden, Su Majestad El Rey Felipe VI de España y la Marcha Real, también conocida como Marcha Granadera o Marcha de Granaderos, ambos, persona e himno, símbolos de la unidad nacional. La urgencia de aquel lejano 1 de junio y el aparatoso show que, con los secretarios de Estado de Seguridad y de Deportes como actores principales, se montó alrededor de aquella cita, ha dado con nuestros huesos en el día de hoy, 27 de julio, como antes decía cincuenta y siete días y quinientas noches después de que al Rey le insultaran para solaz del presidente de la Generalidad catalana de cuyo nombre no quiero acordarme, que acabo de desayunar.

Es tal la molicie de la Comisión Antiviolencia que, si nos paramos a observar detenidamente, siempre ha resucitado de entre los muertos gracias a la corriente emitida por el desfibrilador de la UEFA. La voluntaria ausencia del Rey en la final de la Copa de Europa, la primera en los últimos quince años, no fue, al parecer, un estimulante lo suficientemente potente como para sacar a estos caballeros de sus tumbas deportivas y tuvo que ser la amenaza de expediente de Michel Platini, que no se encuentra precisamente clasificado entre los mil mayores admiradores de España, la que recondujera de nuevo la sangre a la cabeza de nuestros comisionados, retornándoles momentáneamente al ajetreado mundo de los hombres. Los treinta mil euros de sanción por las esteladas exhibidas en la final contra la Juve, tan criticadas por Piqué, que es el nuevo Xavi, que fue el nuevo Guardiola, dejan nuevamente con el trasero al aire a los nuestros, que van siempre por detrás del francés.

Leer más »

El nuevo santo

- Juan Manuel Rodríguez - 95 comentarios

Isco ha sido ungido como el nuevo santo. Es, por supuesto, un futbolista maravilloso, un jugador con arranques geniales, muy del gusto de la grada, que a veces incluso ganan partidos. Hace dos años no estaba muy claro si se quedaba o si se iba pero, al contrario que Illarramendi, Isco sí se creyó que él era futbolista para el Real Madrid, aceptó el reto y se puso a trabajar como uno más; miento, como uno más no, se puso a trabajar como el que más. La reconversión del malagueño fue largamente ovacionada por la afición, reconocida al fin por el seleccionador y alabada (e incluso analizada profusamente) por la prensa. Pero el año pasado llegó James, la estrella del Mundial que según los Tattaglia venía para engrasar los negocios de ACS en Colombia, y la seguridad de Isco se vio de repente sacudida por la magia y por el trabajo estajanovista de Rodríguez. Traducido al español: James le quitó el puesto.

Al principio las comparaciones, odiosas como siempre, se establecieron entre Isco, que era el producto nacional a defender, y el malvado James, un colombiano enchufado de Florentino Pérez que venía a robarle la titularidad de noche y a hurtadillas. James noqueó a los Tattaglia en el primer asalto y la discusión pasó a afectar directamente a Bale, que es el ojito derecho de la inquina de un sector muy amplio del periodismo deportivo español. Es posible que Isco sepa el daño terrible que pueden hacerle esos periodistas, también es posible que no sea consciente de ello. A mí me parece que Isco va a tener muchos minutos a lo largo del año, creo que puede ser un jugador fundamental, tengo para mí que Benítez está dispuesto a corregir esa teoría de Ancelotti acerca de los "intocables" y que piensa dosificar esfuerzos y partidos, pero la comparación entre Isco, a quien por cierto también ha fichado Florentino y no por poco dinero, y Bale es simplemente odiosa. No hay color.

Leer más »

El juguetito

- Juan Manuel Rodríguez - 165 comentarios

El nuevo juguetito de los Tattaglia no es otro que el falso enfrentamiento entre Cristiano y Rafa Benítez. Y el del Alfredo malo, que es Relaño (el bueno era Di Stéfano), es que el entrenador del Real Madrid deberá decidir entre Florentino Pérez y el mejor futbolista del mundo, que es el portugués. No es verdad que Rafa Benítez dijera que Cristiano no es el mejor jugador del mundo, sí lo es sin embargo el hecho de que, de tantas veces que se ha repetido, con bombardeo diario por tierra, mar y aire mediáticos, esa idea falsa está calando como cierta entre el madridismo y, con mucha más facilidad por supuesto, entre los antimadridistas, que la expanden como si de gas mostaza se tratara. Tampoco es verdad que el entrenador tenga que elegir entre el presidente del club y la estrella del equipo puesto que el primero y el tercero son empleados del segundo, que es quien manda.

Lo que sí dijo Benítez es que Cristiano era uno de los mejores jugadores del mundo. Y, aunque a los Tattaglia pueda parecerles mentira, esa afirmación del entrenador madridista no es opuesta a la última, la de que el portugués es el mejor del mundo, sino complementaria. Pondré un ejemplo facilito: de momento, y si servidor asegura mañana que el director del diario As es uno de los peores periodistas deportivos del mundo, lo que sí se puede ir descartando es la idea de que yo piense que Relaño es el mejor periodista deportivo del mundo. Si, tras dicha afirmación, alguien me repregunta obligándome a descender al terreno de lo concreto y forzándome a establecer una clasificación con numeritos para, pongamos por caso, establecer mi top five de los peores periodistas deportivos del mundo, ahí ya tendré que mojarme: "Relaño es el peor del mundo, luego está este, y luego este otro"... Facilito, ¿verdad?...

Leer más »

Guardiola, un hombre sin principios

- Juan Manuel Rodríguez - 254 comentarios

Pep Guardiola fue cuarenta y siete veces internacional con España pero jamás, nunca, sintió aquella camiseta como suya. A Guardiola no le quedaba más remedio que jugar al fútbol con la selección del país grandecito que estaba debajo del suyo, uno pequeñito de ahí arriba, porque su país, el pequeñito, simplemente carecía de una selección propia. Aún no estando de acuerdo con él, aún no compartiendo sus ideales, servidor se habría quitado el sombrero si Guardiola hubiera decidido no jugar con España, no acudir a las convocatorias del seleccionador; si Guardiola hubiera dicho "no, yo no soy español", yo habría exclamado "¡por ahí va un hombre con principios!"... pero no, qué va, Guardiola dijo "sí" y después, por la espalda, hizo poesía de la nada, que es lo que realmente se le ha dado siempre bien.

Si tengo tanto respeto por la figura de Muhammad Ali es precisamente porque sus ideas le pasaron factura y porque él estuvo siempre dispuesto a pagarla. Y con intereses. A Ali sus ideas le costaron una fortuna y, entre otras cosas de menor importancia, ni más ni menos que el cinturón de campeón mundial. Equivocado o no, Ali creía en lo que estaba diciendo y eso merece ser respetado. Guardiola nunca se sintió español pero jugó con España porque le iba la vida comercial en ello. Acudió cuarenta y siete veces a la convocatoria del seleccionador de turno y, eso sí, jugó lo mejor que pudo... por Pep Guardiola. Fue a jugar cuarenta y siete veces con España y habría ido otras cuarenta y siete veces más porque le convenía promocionarse. Luego colgó las botas y, ya a resguardo y cuando salía gratis, se convirtió en el nuevo Francesc Macià.

Leer más »

Suscripción

Herramientas