El penúltimo raulista vivo
> > El penúltimo raulista vivo

¡Rasca, mamá!

- Juan Manuel Rodríguez - 34 comentarios

Qué mala suerte. El Real Madrid siempre llega tarde a todo lo bueno. Ahora que tiene más posesión que sus rivales (anoche el 62% por el 38% de su rival) eso ya no sirve para nada, está demodé en la prensa. Yo no vi tan mal al Madrid ni tan bien al Atleti y creo que la Supercopa española, sin duda alguna el menor de los torneos por los que compite este año el campeón de Europa, la ganaron los rojiblancos gracias a un clamoroso penalti no pitado en la ida del estadio Santiago Bernabéu y a dos minutos (los iniciales) de empanada mental en el estadio Vicente Calderón. Tan justo campeón es el equipo de Simeone como pudo haberlo sido el de Ancelotti aunque esta vez la balanza se inclinara del lado del primero de ellos. Felicidades.

¿Se acuerdan ustedes del anuncio del "¡rasca, mamá!"?... Pues a este Atleti hay que ganarle jugando mejor al fútbol y rascando tanto como lo hace él. Porque el Atleti rasca. No sé muy bien cómo o dónde trazar la frontera entre dureza y violencia, supongo que debería marcarla el colegiado; lo que sí me resulta paradójico es que Fernández Borbalán pitara 19 faltas en contra del Madrid y 17 en contra del Atleti y que, estando en el campo Raúl García, el único expulsado del encuentro fuera Modric. Hubo un día, hace ya muchos años, en que Raúl García no hizo falta... pero ese día no fue decididamente ayer. Para ganar al Atleti los jugadores del Real Madrid deben rascar tanto como ellos y Ancelotti tiene que convertirse en una fiera enjaulada en la banda como hace Simeone, de lo contrario lo tendrá complicado.

Leer más »

Menos bandoneón, Menotti, y más acción

- Juan Manuel Rodríguez - 127 comentarios

A mí no me parece que Di María sea sinceramente el mejor jugador atacante que tiene el Real Madrid. Me parecen mejores Cristiano, Benzema, Bale, James o Isco. Y me parecía mejor Özil, por quien se montó una trifulca similar (y por un motivo parecido) y sin el cual el club ha podido extrañamente sobrevivir y seguir hacia adelante. Sí creo, sin embargo, que Di María acabó la temporada como un cañón de artillería y que fue uno de los futbolistas que más activamente colaboró en la obtención tanto de la Copa del Rey como de La Décima. A Di María ya tuvo que recordarle Mourinho en su día que su rendimiento había bajado muchos enteros nada más rubricar su ampliación de contrato. El jugador empezó regular, luego fue a mejor coincidiendo con sus aspiraciones de mejora, después entró en un profundo bache y ahora vuelve a andar como un tiro. Desequilibrante sí, el mejor no.

Si, como dijo el otro día Simeone, Di María fuera el mejor jugador que tiene el actual campeón de Europa ya se habría recibido en el club blanco una oferta en consonancia por él. Pero lo cierto es que, como en tantos y tantos casos, United o PSG, que parecían los más interesados, amagaron... y se fueron sin dar. El asunto resulta tan sencillo como, por poner un ejemplo, que a un entrenador le guste más un portero que otro, lo que ocurre es que mientras el periodismo deportivo mira hacia otro lado con los casos de Neymar, Messi, Suárez o la sanción de FIFA que impide al Barça fichar hasta enero de 2016, conviene enredar un poco la madeja del Madrid, que está feliz. Hoy con Di María, ayer con Bale, la semana pasada con Özil, mañana quién sabe si con James... Al argentino, tal y como dijo Ancelotti, se le pasó una oferta... que rechazó porque se quería ir. Como se quería ir él, el Real Madrid fichó a un futbolista (James) más joven y, en mi opinión, mejor. No hay discrepancias entre Florentino y Ancelotti en dicha cuestión: si el jugador resuelve su cacao mental y se va, que le vaya bien; si el jugador resuelve su cacao mental y se queda, bienvenido. Simple, ¿no?...

Leer más »

Simeone, Di María y el falso maestro Yoda

- Juan Manuel Rodríguez - 156 comentarios

El Cholo comienza a ser el Cholo, el auténtico. Empezó poco a poco, en plan zen como el maestro Yoda: "Partido a partido irás y así no te quemarás", y cosas así. Puro marketing. Y del Cholo se pasó al cholismo. Es curioso porque el entrenador nos hizo olvidar un poco al jugador que era Simeone, un centrocampista durísimo y que no solía hacer prisioneros. Su Atlético de Madrid es así, un equipo que plantea cada duelo individual como si se tratara de la mismísima guerra del Vietnam. Y es lícito, por supuesto. Pero el Simeone entrenador sigue siendo, claro, el Simeone jugador, y no hay más que verle gesticular, moverse y corretear por la banda. Por cosas más livianas que las que hace Diego Pablo en el banquillo rojiblanco, el periodismo deportivo español se encargó de expulsar de España a Mourinho, el ídolo del Cholo.

Pero a Simeone se le consiente todo, también que se meta hasta el centro del terreno de juego en una final de la Champions o que se enzarce falsariamente con un chaval de 20 años que no ha roto jamás un plato en su vida. Aquello se tapó porque al periodismo deportivo le cae bien en líneas generales Simeone. Mourinho caía mal y salió de España con los dos pies por delante. Yo también pienso que Simeone es un pedazo de entrenador. Y que nadie se equivoque: habría querido tenerlo en mi equipo como jugador. Con Simeone acompañando a Redondo en el centro del campo, que era la idea original, es probable que el Real Madrid tuviera hoy en sus vitrinas once o doce Copas de Europa. El Mono Burgos también cae bien, de ahí que se pasara en su día de puntillas cuando le dijo al entrenador del Madrid que le iba a arrancar la cabeza o cuando casi se come a Delgado Ferreiro.

Leer más »

Grada 93

- Juan Manuel Rodríguez - 117 comentarios

Ayer dije en Real Madrid TV que el mayor momento de felicidad deportiva personal ha sido hasta la fecha el que Sergio Ramos me regaló marcando con su sublime y limpio testarazo exactamente en el minuto 92 y 48 segundos (ni 94 ni 95, en el minuto 92 y 48 segundos, y ahí está YouTube para quien lo quiera comprobar) de la final de la Champions de Lisboa. Comprendo bien el dolor que esa acción provocó entre la afición colchonera pero creo que el Madrid fue mejor que el Atleti, que el equipo de Ancelotti fue el único que buscó de verdad el partido desde el principio y que el churrigol de Godín no hacía en absoluto justicia a lo que estaba sucediendo sobre el terreno de juego. El cabezazo de Ramos me produjo una indescriptible sensación de placer por todo lo anteriormente expuesto, porque veía que al Real se le escapaba La Décima injustamente y porque sabía que mis amigos rojiblancos se tirarían un siglo presumiendo de la final de 2014 de Lisboa, y sinceramente yo no tenía el cuerpo preparado para esa fiesta.

Hoy, para recibir al Atlético de Madrid, el estadio Santiago Bernabéu estrena su nueva grada de animación, que llevará el atinadísimo nombre de "grada minuto 93". Como me conozco a mis clásicos diré que si se llama "grada minuto 93" y no "grada minuto 92 y 48 segundos" no es porque el gol de Ramos llegase en el minuto 93 sino porque resulta más cómodo y más redondo, más práctico en suma, bautizarla así, "minuto 93". Pero a lo que iba: compruebo que esa sensación de paz y felicidad que provocó en mí el gol de Ramos fue compartida por todo el madridismo, que se vio reconfortado en cuanto el balón cruzó como una bala la portería del fenomenal Courtois. Se hizo, en mi opinión, justicia. Y ese día Sergio Ramos conquistó para siempre el corazón de todos los madridistas del mundo, que son algunos millones.

Leer más »

Querido Mario Suárez...

- Juan Manuel Rodríguez - 105 comentarios

Ayer, querido Suárez, me hice la siguiente pregunta en Twitter: "¿Nadie le ha contado a Mario Suárez que el Atlético lleva gastados más de 100 millones de euros?"... La pregunta venía a colación de una frase que dejaste caer de soslayo un pelín antes en rueda de prensa: "El Real Madrid es el favorito en la Supercopa... por todo lo que se puede gastar". El del favoritismo del rival es un truco, claro, que ya no cuela. Y, por mucho que Simeone os aleccione en la intimidad del vestuario (y hace bien, por supuesto) acerca del mantra que debéis repetir este año, el del victimismo tampoco. El Real Madrid, querido Mario, lleva siendo favorito en todos y cada uno de los partidos que disputa e independientemente de cual sea el nombre y apellidos de su rival desde hace la friolera de 60 años. Tú no estabas aún aquí, yo tampoco.

No vayas a creer que el Real Madrid siempre tuvo su economía tan boyante como ahora. Hubo un tiempo, y no vayas a pensarte que tan lejano, en el que incluso llegaron a peligrar las nóminas de los empleados. Como te lo cuento. Aún así, aún con la caja de caudales con telarañas, el Real Madrid seguía siendo favorito allá donde iba; luego perdía, empataba o ganaba, como todos, pero siempre era favorito. Y el favoritismo del Madrid no era, como podrás comprender, fruto de su economía sino de las Copas de Europa que un equipo único e irrepetible encadenó una detrás de otra hasta conseguir cinco seguidas. Ese era, y aún hoy continúa siendo incluso con más motivo después de haberlas multiplicado por dos, el auténtico origen del mito madridista y, por ende, de su sempiterno favoritismo.

Leer más »

El nuevo muñeco del pim, pam, pum

- Juan Manuel Rodríguez - 50 comentarios

Di María estuvo muy bien en Varsovia. Ojalá siga. El problema de Ángel, y ya quedó dicho hace tiempo, no es del Real Madrid con el jugador, con quien por cierto tiene contrato en vigor hasta el año 2016, sino del futbolista, que piensa que se ha ganado sobre el campo una mejora económica importante. Él piensa eso pero en el club piensan que los contratos están para ser cumplidos tal y como se redactaron y firmaron en su día. No hay tira y afloja ni, como he leído por ahí, Di María se ha reivindicado ante la Fiorentina: la obligación del futbolista consiste en entrenar y jugar bien y la del club consiste en pagar religiosamente al jugador y mimarle para que luego esté en disposición de ofrecer su mejor versión sobre el terreno de juego. Ojalá se quede Di María, ojalá se lo ponga dificilísimo a Ancelotti, pero el chico quiere salir y si PSG o el United llegan con 75 millones de euros habrá que ponerle un puente de plata (o de oro) para que lo haga.

Me hace gracia porque lo más agradable que se dijo de Di María en 2010 fue que era un capricho de José Mourinho, un jugador que de ningún modo valía los 35 millones de euros que se pagaron por él, otro favor que se le hacía a Jorge Mendes. Eran los tiempos de la "conexión portuguesa" que, con el devenir de los acontecimientos, acabó convirtiéndose en el "clan portugués", que resulta bastante más ofensivo. Di María fue el primer fichaje de Mourinho y, si ahora acabara yéndose por 75 millones, el club habría ganado 40 en 4 años, diez kilos por temporada. No está mal la operación. Pero insisto: ojalá se quede porque, tal y como adelantó Mourinho, es buenísimo, y porque en el fútbol no abundan los extremos zurdos como él. Como, con Cristiano y con Bale galopando por las bandas, Ángel no tenía la plaza asegurada ni por la izquierda ni por la derecha, Ancelotti le reubicó en el centro del campo. Aquello, según los expertos, iba a acabar en tragedia porque ni Bale, que estaba herniado, sabía jugar por la derecha ni Di María por el centro. Pero miren ustedes por dónde Di María y Bale resultaron fundamentales en la consecución de la Copa y de La Décima.

Leer más »

El Real Madrid es Brad Pitt

- Juan Manuel Rodríguez - 98 comentarios

Si yo midiera 1,80, fuera rubio, tuviera los ojos azules y hubiera protagonizado Seven, Leyendas de Pasión, Entrevista con el Vampiro y Ocean's Eleven, me llamaría William Bradley Pitt y, salvo que estuviera rodando una peli con mi amigo George Timothy Cloney, lo más probable es que esta noche durmiera en los amorosos brazos de Angelina Jolie. Pero, aunque los dos nacimos un 18 de diciembre, yo no soy Brad Pitt. Y no me quejo. A cada cual lo suyo. Supongo que él también tendrá sus problemas. Lo que no puedo hacer es levantarme todos los días protestando y preguntándome a voz en grito "¿Por qué no soy Brad Pitt?"... Es ridículo, no tiene sentido. Además, que yo me hiciera esa pregunta supondría tanto como dar por hecho que a Brad Pitt le ha caído llovido del cielo eso de ser una estrella de Hollywood. No le ha caído llovido del cielo, no. Brad Pitt ha trabajado más que los demás, lo ha hecho mejor y es posible que haya tenido un pelín más de suerte.

Pues bien: el Real Madrid es Brad Pitt. De los éxitos del club blanco se decía hasta hace poco que se debían al favor arbitral, que es algo así como cuando el envidioso se pone a ver una película de Brad Pitt y dice "¡Está ahí por guapo!" o "¡Pues a mí me parece un actor horroroso!" o "¡Qué viejo está!" o "¿No te das cuenta de que se ha puesto botox?". Repito: de los éxitos del club blanco se decía hasta hace poco que se debían al favor arbitral... hasta que llegó aquella reunioncilla de nada entre Villar y Rosell y el reconocimiento explícito de un ex vicepresidente culé de que el apoyo de Laporta a Villar había favorecido el "saldo arbitral" azulgrana. Entonces, quienes achacaban históricamente los éxitos de Di Stéfano, Gento, Puskas, Kopa, Rial, Santamaría y compañía a la dictadura del general Franco o al favor arbitral cambiaron de tercio y, pese a las innumerables pruebas de favoritismo, atribuyeron los triunfos del Barça al fútbol de los Messi, Xavi, Iniesta, Puyol o Pedro...

Leer más »

El desplante de Del Bosque no debe salir gratis

- Juan Manuel Rodríguez - 113 comentarios

Además de suponer un auténtico dislate institucional que probablemente haya dado la vuelta al mundo futbolístico tres veces para nuestra propia vergüenza, el feo gesto del seleccionador nacional captado oportunamente por las cámaras de Canal Plus cuando éste pasó de largo y sin saludar al presidente del Real Madrid es otra ofensa más que añadir, pero no a la persona física de Florentino Pérez, que también por supuesto, sino a la institución deportiva a la que éste está representando. Del Bosque ya ha llevado demasiado lejos su odio africano hacia el actual inquilino del despacho presidencial de la casa blanca por no haberle renovado en su día su contrato como entrenador, y desgraciadamente no hay vuelta atrás. Y yo, que en su momento creí que Florentino se equivocó al relevarle al frente del equipo, empiezo a pensar que acertó de pleno sustituyéndole por Carlos Queiroz.

Una cosa es el desplante al negarse a recoger de manos de Florentino Pérez la insignia de oro y brillantes del Real Madrid, faltando de paso gravemente al respeto a todos los socios y aficionados, y otra bien distinta es utilizar su cargo en la federación, para el cual ha sido por cierto elegido a dedo por un señor sin consultar absolutamente con nadie, como mascarón de proa desde el cual ningunear al representante del Madrid elegido democráticamente (ya sé que la última vez, y pese a los redoblados esfuerzos de Alfredo Relaño por catapultar desde su periódico a los más variopintos y estrafalarios candidatos, no hubo elecciones, pero no las hubo por el simple hecho de que absolutamente todo el mundo sabía que ganaría, y de calle además, Florentino) por sus socios.

Leer más »

Ahora a por el Cinquetete

- Juan Manuel Rodríguez - 84 comentarios

Ni siquiera el feo y poco deportivo gesto de Vicente del Bosque al regatear en el palco a Florentino Pérez para así no tener que felicitarle por la Supercopa de Europa obtenida logrará empañar el éxito logrado ayer. Y, a falta por supuesto de que el nuevo seleccionador nacional de Argentina, Gerardo Martino, que seguro que habrá fichado por la AFA por un vale de comida semanal y el correspondiente abono transportes, dé su autorización ética y moral formal a la contratación de Toni Kroos, sí se puede decir que el fichaje del alemán ha sido un indiscutible acierto. El ex del Bayern llegó de vacaciones el 5 de agosto y saltó al campo con el resto de sus compañeros tan sólo una semana después y, pese a ello, cogió la batuta sin que le temblara en absoluto el pulso y todo lo que hizo lo hizo bien.

Kroos ensombreció ligeramente el debut del otro debutante, James Rodríguez, que fue de menos a más. Lo de James, que también acaba de aterrizar como quien dice, es lo habitual, lo de Kroos no lo es. El alemán es fiable en todos los movimientos que realiza, sabe cuándo puede complicarse la vida con naturalidad dándole salida al balón en ataque si el equipo lo necesita pero también sabe cuándo sus compañeros están pidiendo aire y pausa o en qué momento debe jugársela cortando un ataque del adversario. Kroos me recuerda mucho a Stielike aunque creo que Toni tiene más gol que Uli. Con la contratación del alemán, y a falta por supuesto de que el Tata dé el O.K. a la operación, puede decirse que el Real Madrid da un salto de calidad casi imposible en una plantilla que ya lo tenía todo.

Leer más »

Cruzo los dedos para que vuelva el santo

- Juan Manuel Rodríguez - 103 comentarios

Creo que para Ancelotti y Vecchi no hay debate: jugará Keylor Navas. Igual me equivoco pero esa es la conclusión que extraje de las palabras del entrenador italiano en la rueda de prensa anterior a la Supercopa de Europa. Me parece que Ancelotti ha preferido que Iker juegue ante el Sevilla porque fue el portero de La Décima y porque piensa que se lo debe pero que luego, una vez metidos en harina, Keylor será titular en Liga y quién sabe si también en Champions. El costarricense llega al Real Madrid virgen de falsas polémicas y de debates absurdos y estériles, nadie le puede relacionar con José Mourinho más allá de que a lo mejor visite Londres por Navidad y supongo que la mayoría de los "anti" le perdonarán que ose ocupar la portería en lugar de Casillas.

El Madrid gana deportivamente hablando (yo creo que Keylor es mejor portero que López) y en teoría debería encontrar la paz institucional con este cambio. Y digo "en teoría" porque precisamente el día de la presentación de Keylor se pudieron escuchar cánticos a favor de Iker, como si contratar otro buen portero supusiera una ofensa terrible para el guardameta mostoleño y para que todo estuviera tranquilo hubiera que traerse a uno malo, el peor posible. El debate nos ha superado ampliamente a todos y al final el más sensato parece ser el propio protagonista; quiero decir con esto que si a cualquier otro futbolista de élite (y estoy pensando por ejemplo en Cristiano) le hubieran preguntado si se encontraba en el peor momento de toda su carrera deportiva, lo más probable es que le hubiera mandado a recoger amapolas, pero Casillas no lo hizo, contestó con educación y a otra cosa.

Leer más »

Suscripción

Herramientas