Vamos a usar este espacio para comunicarnos, dejarnos recados, enseñarnos las fotos y noticias que descubrimos... para contarnos todas esas cosas que no nos da tiempo a comentar en el día a día. Esto es, en definitiva, un blog cerrado al que sólo tenemos acceso nosotros dos, una extensión de nuestra vida
Alaska & Mario

¡No dejes de creer!

- Alaska & Mario

Recuperado -Laus Deo- de un vil contubernio entre los años y los días, entre los alifafes biológicos y los achaques atmosféricos, un servidor de ustedes vuelve a empuñar los remos ahora que el Atleti navega a toda vela después de haber burlado al galeón merengue y de ganarle un pulso agónico al bergantín flamenco. "¡No dejes de creer!", clamaba el Calderón a voz en cuello la noche -¡vaya noche!- en que la fe se sobrepuso al vértigo.

Y lo cierto, llegados a éste punto, es que hay munición de sobra para seguir creyendo y para redimir de la ignorancia a un hatajo de incrédulos. Esa avalancha emocional que el martes (casi trece) exorcizó los titubeos, esa conjura hipnótica de la grada y el césped, ponen de manifiesto que la nación atlética ya no se reconoce en la mitología gemebunda del sufridor perpetuo. Que ha exorcizado el maleficio invirtiendo los términos: vencemos como nunca, sufrimos como siempre.

Leer más »

¡Felices fiestas y todo lo mejor para el 2016!

- Alaska

Nos vemos el año que viene...

Leer más »

Excelentísima

- Mario Vaquerizo

Muy señora excelentísima mía:

Leer más »

Gentrificada

- Alaska

Pasar este mes de octubre en Londres me ha puesto en contacto con la realidad de la inminente desaparición del barrio del Soho tal y como lo hemos conocido. En cada esquina hay oportunidad de fotografiar las grúas, lo socavones que ocupan varias manzanas, el cierre del comercio tradicional de la zona. Librerías, salas de conciertos, cabarets, puticlubs, pequeñas tiendas especializadas… todo barrido. A cambio, centros comerciales donde volveremos a encontrar las mismas cadenas de ropa, los mismos cafés que hay en cada calle de cualquier ciudad del mundo… uniformidad frente a diversidad.

Leer más »

Como lágrimas en la lluvia

- Alaska

Hace unas semanas nos acercamos por la joyería Molina Cuevas para adquirir algún objeto personal de Marujita Díaz. Ella dejó a los dueños David y Jorge un montón de pertenencias y el encargo de que las vendieran en un rastrillo benéfico para recaudar dinero destinado a varias asociaciones con los que colaboraba habitualmente. Los chicos no han tenido problema en invadir su elegante local de la calle Hermosilla en el Barrio de Salamanca de Madrid con muebles, cuadros, vestuario, fotos, platería… mezcla perfecta entre piezas buenas y chucherías. Desde la pareja de icónicas sillas de mimbre blanco en las que tantas veces vimos posando a Marujita, a la litografía de Miró, pasando por todo tipo de adornos procedentes de su hogar.

Leer más »

Rumbo al norte

- Alaska

Poner rumbo al norte siempre me hace feliz. Da igual que sea por motivos de trabajo, de descanso o de ocio vertiginoso. Uno de los planes más perfectos que hemos repetido muchas veces en estos dieciséis años de vida en común consiste en salir de Madrid por la A1, parar a comer en el Hotel Landa a las afueras de Burgos y llegar al atardecer a San Sebastián. Entre nuestras visitas al Festival de Cine, a la Semana de Cine de Terror, las promociones con Fangoria, los conciertos y las escapadas sin más, llevamos algunas docenas de trayectos hacia el norte.

Leer más »

La vuelta al cole...

- Mario Vaquerizo

Y esta vez es verdad, amiga.

Después de muchos años dándole vueltas a mi regreso en cuanto a la vida estudiantil se refiere, hoy puedo decirte que a partir del 5 de octubre vuelvo a ser universitario. Sabes de sobra, porque en más de una ocasión hemos fantaseado con hacer una carrera juntos, que todo el tema relacionado con las bibliotecas, los archivos y la documentación en general siempre me ha tentado. La ingente cantidad de recortes, artículos, fotos y libros que he ido recopilando a lo largo de mi vida (y de la nuestra) siguen sin estar ordenados cien por cien, y aunque es verdad que el verano pasado disfrutamos de lo lindo (y también discutimos) dando forma y orden a la flamante biblioteca de corte victoriano, ha sido en estos últimos cuatro meses cuando lo he visto claro. Y por tanto lo quiero tener todo ordenado y clasificado con criterio y según manda la materia.

Leer más »

De piscinas y cabras

- Alaska

Nuestras últimas entradas en este blog fueron antes del verano y ya anticipaban lo que deseábamos hacer en esa estación. Por fin Fangoria nos tomábamos descanso de conciertos estivales (sólo lo hemos hecho dos veces en quince años), por fin íbamos a tener un mes entero de ocio absoluto. El plan inicial era alquilarnos una casa de campo y estar allí todo el tiempo, sin hacer nada y recibiendo a los amigos y la familia.

Según se acercaba la fecha, descubrimos que no podíamos lanzarnos al alquiler de la casa porque otros planes se iban interponiendo en el camino. Primero, al estar liada con el programa de televisión de Alaska y Segura en primavera, me retrasé con la preparación del nuevo disco de Fangoria, así que tocaba ponerse al día. Y luego fueron surgiendo otros proyectos a los que no hemos podido (ni querido) decir que no. Por ejemplo, para despedir el mes de junio, esos conciertos en la ciudad de México de Fangoria, Nancys Rubias y Miranda! Y, sobre todo, la grabación de una nueva temporada del programa Alaska y Mario para MTV.

Leer más »

Al campo como la reina María Antonieta

- Alaska

¿"Próximo objetivo : vida campestre"? Así titulabas tu última entrada en este blog. Lo he leído con detenimiento. Por lo que cuentas, se supone que le estás cogiendo afición a nuestras escapadas rurales. Dices que "cuando seamos un poquito más mayores, cumplidos los 55…" estará bien que tengamos una casita en el campo y que te encantará estar allí y recibir a los amigos porque te gusta "invitar mucho".

Leer más »

Próximo objetivo: vida campestre

- Alaska & Mario

Buenos días, mi amor. Aquí me tienes a mi fiel (y retrasada, como siempre) cita a nuestro blog.

Acaba de finalizar el periodo vacacional de la Semana Santa y he de decirte que ha sido perfecto. Nos fuimos a la nueva casa de Topacio e Isra en el campo, muy cerquita de Madrid, junto a las Nancys, Franco, Santi, Charito y César y lo pasamos realmente bien. Hicimos lo que se hace en vacaciones; es decir, hacer en cada momento lo que nos apetezca sin necesidad de horarios, llamadas, e-mails y demás rutina diaria. Comimos, bebimos, vimos un documental de la Bowie impresionante, volvimos a comer, dormir, reírnos, conversar sobre lo divino y lo humano además de, por tu parte, entre otras cosas, regar, encender fogatas (mi nuevo descubrimiento) y elaborar la ya clásica comida mexicana a base de guacamole y quesadillas regadas en mole. Lo que a priori parece algo muy normal he de decirte que cada vez me hace más feliz. Y es que, según pasa el tiempo, tengo más claro que nuestro futuro a medio-largo plazo está en el campo. Me encanta la luz, lo verde, el sonido de los pájaros (¿quién me lo iba a decir?), el no escuchar ruidos de coches… Vamos, que lo que te quiero decir y plantear es que nuestro próximo objetivo en común es comprarnos una casita campestre; qué esté cerquita de Madrid, que tenga suficiente superficie para que des rienda suelta a tu afición de jardinera, con plantaciones de árboles así como verduras y frutas, y a la vez que tenga un espacio para poder albergar a un burrito (¿cómo le llamaremos?)... Ah!! y una casa bastante grande para tener una gran cocina, un salón con gran televisión, habitaciones varias (ya sabes que tiendo a invitar mucho)… y poco más.

Leer más »

Instagram

Herramientas