Vamos a usar este espacio para comunicarnos, dejarnos recados, enseñarnos las fotos y noticias que descubrimos... para contarnos todas esas cosas que no nos da tiempo a comentar en el día a día. Esto es, en definitiva, un blog cerrado al que sólo tenemos acceso nosotros dos, una extensión de nuestra vida
Alaska & Mario
> > Alaska & Mario

Mamá, quiero ser Concha Velasco

- Mario Vaquerizo

Ayer, mientras organizaba las tareas del día de hoy, entre las que se encontraba escribir lo que estás leyendo, tenía pensado hablar acerca del truperío y la figura de la verdadera y auténtica trupera que llevo dentro, pero también ayer, por la noche, tuve nueva entrega de mi sección "Mario en Alaska" en El Hormiguero que una vez más me regaló el compartir plató con la gran Concha Velasco. ¿Y qué pasó? Que al finalizar mi intervención mis planes cambiaron y es por ello que hoy quiero gritarte a ti (aunque ya lo sepas de sobra) y a todo el mundo que QUIERO SER CONCHA VELASCO.

Hablarte de la Velasco es como si te hablo de tus conocimientos acerca de la antropología o tu pasión por el mundo animal. Es decir, que no te voy a descubrir nada nuevo. A Concha la admiras desde siempre y, sobre todo, después de conocerla en profundidad (a todos los que no lo sepan decirles que durante años compartisteis tertulia semanal en la Cope junto a la también grande Nati Mistral). Siempre me has hablado de la coherencia, del buen hacer y la profesionalidad de esta mujer-todo-terreno que no solo cautiva con sus interpretaciones sino que obnubila a cualquier hijo de vecino por el mero hecho de escucharla y estar a su lado.

Y eso es lo que me pasó ayer mientras, entre bambalinas, escuchaba el pedazo de entrevista que le hizo el también grande (hija mía, es que tengo la suerte de estar cerca de la gente a la que admiro) Pablo Motos.

Aunque no lo creas reflexioné mucho en muy poco tiempo. Qué dominio del medio, qué educación, qué sinceridad y qué generosidad mostró hablando sobre su reciente enfermedad con una claridad tan desbordante. Tan "flasheado" (como diría otro grande, léase Mcnamara) me quedé que soy consciente de que no estuve al 100% en mi sección, y es que estar al lado de ella no es nada fácil. Y las inseguridades (que las tengo, y muchas, cuando salgo en televisión) afloran ante una presencia tan imponente.

Previamente me llamó para pasar a su camerino y allí me piropeó con una clase como jamás nadie ha hecho, me aconsejó sobre muchos aspectos y me dijo lo contenta que estaba de que estuviéramos juntos tú y yo. Ella estaba acompañada de sus hijos y un nieto que si lo ves te lo comes. En todo momento dominando la situación, como si nada, mientras memorizaba una nueva versión de "La Chica ye yé".

Al concluir su entrevista tuve clarísimo que anda que no tienen que aprender de ella las nuevas actrices que solo quieren hablar de su trabajo. "A la porra, señora" (como dijo en una ocasión otra grande: la Jurado). Cuando uno tiene claro todo en la vida no le importa hablar de todo (valga la redundancia) y eso es debido, entre otras cosas, a que hay un coco muy bien amueblado detrás, además de un background y alguien en condiciones. Como Concha.

No quiero que esto se lea como una carta escrita por un fan-fatal (que también lo es); esto es algo más; esto es una reflexión acerca de lo que tú y yo siempre hablamos: que lo que nos queda por ver y el futuro que nos espera en estas cuestiones intuimos que no nos va a gustar nada y, por tanto, interesar. ¿Nuestro mundo en desaparición? Puede ser (es más, me atrevería a decir que sí) por eso hay que seguir disfrutándolo, reivindicándolo y aplaudiéndolo.

Como muy bien me dijiste el otro día, siempre que te has planteado tu futuro has tenido muy presente a la figura y el buen hacer de Concha. Qué razón tienes y qué sensata eres. Una carrera bien entendida y mejor llevada.

Por mi parte decirte, aunque ya lo sepas, lo que les digo a todos aquellos prejuiciosos y nada sinceros que me "advierten" del peligro que estoy corriendo al salir tanto en televisión y el consiguiente quemazo: "SOLO SE QUEMA QUIEN NO SALE EN LA TELEVISIÓN". ¿A quién corresponde la autoría de una frase tan magistral? A ella, a Concha. Así que, queda todo dicho.

Te dejo la foto que nos hizo su hijo Manuel (tan total como ella).





¡¡VIVA LA VELASCO!!

Leer más »

La vida de trupera

- Alaska

Hay que entender que disfrutar haciendo giras de conciertos, giras promocionales y demás viajes intempestivos, tiene que venir de fábrica. No sé si estará en el ADN o tendrá que ver con vidas anteriores. Vamos, que ignoro si tiene explicación científica o metafísica. El caso es que te gusta o no te gusta más allá de comodidades o contratiempos.

Lógicamente es más confortable viajar en primera, que te lleven el equipaje, dormir en buenos hoteles y comer a cuerpo de reina. Pero una furgoneta compartida con los compañeros de trabajo y un bocadillo de carretera no frenan el alma viajera de la trupera.

Leer más »

La vida en el campo

- Alaska

De tanto disfrutar de nuestras visitas al campo este año nos dio la locura de buscar una casita para nosotros. Incluso llegamos a visitar alguna. Ahí nos dimos cuenta de que este no es el momento. Todavía no.

Si apenas tenemos tiempo para mantener ordenadas nuestra casa y nuestros lugares de trabajo en Madrid, con una terraza en tu despacho que apenas pisamos, era un poco despropositado embarcarnos en la aventura de jugar a La Casa de la Pradera. Aunque muy tentador. Ya me veía yo instalando una cocina de carbón Aga, uno de mis sueños. La recorto cada vez que sale alguna en la revista AD. Pero con lo gafes que somos tú y yo para los electrodomésticos (siempre se nos estropean o no funcionan inexplicablemente), seguro que el primer día que me planteara encender el carbón y ponerme a cocinar provocaba un incendio y adiós casa. También me veía de jardinera compulsiva, cuidando del huerto ecológico, recolectando hortalizas. Bueno, esto al fin y al cabo ya lo he hecho en mi vida anterior y sé que soy capaz. Por no hablar de empezar a recoger animales, gatos, perros, burritos… al final mi Síndrome de Diógenes de ciudad se convertiría en Síndrome de Noé en el campo.

Leer más »

Una semana en Alaska

- Mario Vaquerizo

¡Hola amor! Ya veo que te has tomado muy en serio todos tus propósitos de enmienda. Para empezar llevas más de dos semanas yendo al gimnasio no solo para dar rienda suelta a tu pasión por el culturismo (ten cuidado, y no te pases) sino que también, por fin, me has hecho caso y te has apuntado a clases de pilates. Aunque soy consciente de que no son muy de tu agrado ya verás como en breve tus dolores de espalda y rodilla desaparecerán. Hacía ya mucho tiempo que las cuestiones gimnásticas las tenías más que abandonadas así que la puesta a punto la vas a notar muy pronto. A ello se une la dieta, terreno en el que también vas por buen camino, aunque intuyo que te relajarás en nuestra próxima visita a México. Y te prometo que no me voy a enfadar; a los cuarenta he llegado a entender que las adicciones son muy difíciles de controlar y mucho más aún por parte de terceros; así que vía libre, pero con moderación, please… Yo también me aplicaré el cuento.

He de reconocerte que me ha hecho mucha ilusión, aunque no te lo creas, tu firme decisión de volver a estudiar. Desde aquí te animo a que no decaigas en el intento, a que no te agobies (que a eso tiendes un poquito, amiga) y a que disfrutes, que definitivamente es por lo que lo haces. Volveremos a recuperar la costumbre de irte a buscar a tu clase a la salida de tus exámenes, algo que no hacemos desde el año 2000-2001 momento en el que te viste obligada a abandonar tu hobby predilecto. Así que adelante, a hincar lo codos y a sacar matrícula de honor (que de eso sabes mucho). Ojalá yo tuviera la misma fuerza de voluntad que tú y hubiera hecho lo mismo este año con mi carrera de Biblioteconomía, pero sé que no voy a llegar así que cuando lo vea claro, allí que me apuntaré… y es que mi volumen de trabajo de cara a los próximos meses es tanto y tan variado que aunque no lo creas resulta incompatible para poder meterme de lleno en el mundo de las asignaturas. Pero quien la sigue, la consigue, y ese refrán ya sabes que lleva mi nombre. Tiempo al tiempo. De momento sigo con toda mi vorágine laboral tan excéntrica, rara y divertida (por cierto, tengo nuevo trabajo, ya te contaré) como mi primer viaje a Alaska hace un par de semanas.

Leer más »

Comienza el curso escolar

- Alaska

Ya estoy aquí, echándote de menos y deseando que regreses de Alaska. Y envidiándote mucho, para qué negarlo, me hubiera encantado acompañarte en ese viaje. Pero Molina de Segura y Brunete me esperan para tocar con Fangoria. Otra vez será.

Pues sí, volvemos a lo mismo. Yo también he hecho mis propósitos de enmienda, los de siempre y alguno nuevo. Y mentalmente he organizado mi calendario hasta finales del 2016. Otra cosa es que luego las circunstancias impidan que ese calendario se cumpla del todo. Sé que en lo profesional no nos saltaremos una coma, siempre a costa de sacrificar la agenda personal. Ya veremos.

Leer más »

Vuelvo a lo mismo

- Mario Vaquerizo

Amiga, una vez más "vuelvo a lo mismo…" como bien decimos en nuestro entorno más cercano cuando alguien es reiterativo, incluso pesado, contando algo relacionado con su vida o alguna que otra anécdota y que todos los que le escuchan se saben de memoria. Y es que, desde hace tiempo cuando da comienzo el mes de septiembre, decido reencarnarme en esa especie de raza humana que ante un mismo hecho hace propio el tan afamado, y a la vez cierto, Día de la Marmota.

Déjame que vuelva a ser pesado, a que te cuente los mismos propósitos de enmienda a los que me someto año tras año al dar su último coletazo la estación veraniega, aunque, al menos en estos días, parece que más que entrar el otoño el verano se niega a irse… Pero al margen de cuestiones meteorológicas "vuelvo a lo mismo" diciéndote que:

Leer más »

Cerrado hasta septiembre

- Alaska

Con esta foto tan bonita nos despedimos hasta la nueva temporada. Ha llegado el momento de bajar el ritmo y tener algo por lo menos parecido a eso que llamamos vacaciones. En nuestro caso no quiere decir que nos vayamos a escapar a una playa durante el verano, ni mucho menos. Disfrutaremos de Madrid y limitaremos nuestro trabajo a los conciertos de Fangoria y Nancys Rubias y a la habitual colaboración con EsRadio. Y nada más. Nada de escribir, ni planificar, ni hacer programas de televisión. Lo dicho, lo más parecido a unas vacaciones que hemos tenido en mucho tiempo.

Leer más »

Cuando una puerta se cierra otra se abre

- Alaska

No me estoy refiriendo a la abdicación del rey y a la consiguiente ceremonia de coronación de su hijo. Pensaba en cosas más profanas. Pensaba en nuestro trabajos en televisión.

Cumplí con los trece programas pactados de Alaska y Coronas. Eso hoy en día ya es suficiente satisfacción, ni siquiera nos cambiaron del horario de prime time donde decidieron colocar el programa en esta nueva etapa. Pero más allá de todos esos éxitos cuantitativos, me quedo con la experiencia en su conjunto, con lo bien que me he sentido presentando, con la buena relación con Coronas y todo el equipo. En el último programa estuviste invitado para hablar de tu libro sobre Fabio McNamara y del nuevo disco de Nancys Rubias. Te hice una foto al cartel del programa, supongo que te encantará guardar el recuerdo de haber compartido lista de invitados con Camilo Sesto. Y luego te hice una fotito mientras ensayabais.

Leer más »

La teoría de la poligamia/poliandria laboral o eso que llaman mini jobs

- Alaska

Mi última entrada aquí es de hace varias semanas. Demasiadas semanas. Curiosamente comentaba bajo el título NUEVO AÑO, NUEVA TELEVISIÓN mis frenéticas apariciones en distintos programas de televisión, entre ellos Torres y Reyes en la 2 de TVE y la retransmisión de las precampanadas de fin de año en la cadena Neox. Quién me iba a decir que poco después me iban a proponer retomar Torres y Reyes con nuevos presentadores, lo que es Alaska y Coronas. Precisamente por tener tan cercana mi participación en el especial de Neox, en directo, con conexión vía satélite con la Puerta del Sol y todo lo que conlleva un programa que no está grabado, me atreví a decir que sí quería presentar Alaska y Coronas. Y en eso estamos.

El otro día, intentando ordenar las distintas tareas a las que me tengo que dedicar, me dí cuenta de que tengo doce trabajos. Cuando yo era pequeña a esto se le llamaba estar pluriempleado. Ahora estos trabajos a tiempo parcial se llaman mini jobs. Como contribuyente soy autónoma, así que cualquier autónomo sabe a lo que me refiero. Ser tu propio empresario implica que las jornadas laborales no tienen fin ni días festivos, ni vacaciones remuneradas, ni paro… y todos los impuestos del mundo. Por el contrario, con los mini jobs, al menos en países como Alemania, el trabajador no paga impuestos de forma sangrante.

Leer más »

Víctima de 'Doctor Sueño'

- Mario Vaquerizo

Muy buenos días, hacía muchísimo tiempo que no me enganchaba tanto a la lectura de una novela, tanto es así que esta noche apenas he dormido un par de horas.

Reconozco que mientras escribo esto no puedo con mi alma, pero las escasas horas de sueño se ven reconfortadas al recordar las más de 200 páginas que me leí, en la cama, ayer noche del tirón. Como muy bien sabes uno de mis regalos navideños más anhelados era la última obra literaria del gran Stephen King titulada Doctor Sueño, y por tanto el último culpable de mis desvelos.

Leer más »

Instagram

Herramientas