Menú

Los ejecutivos se relajan

2
Hay pocos acontecimientos más seguidos y comentados en este país que la Super Bowl. Lógico que haya mucha gente que quiera vivir de cerca el acontecimiento y los ejecutivos de Bank of America no iban a ser una excepción, sobre todo cuando uno va a gastos pagados.

Bank of America fue uno de los patrocinadores del evento -a cambio de la módica cifra de 10 millones de dólares- y unos cuantos directivos pudieron disfrutar del partido y de las fiestas para la gente guapa que siempre rodean a este tipo de acontecimientos, todo a cuenta de la organización. Un entretenimiento como otro cualquiera con el que olvidarse de los problemas pasados ahora que la compañía cuenta con los millones de rescate financiero del estado.

A la mayoría de medios de comunicación el tema les ha servido para volver a sacudir a los espabilados de siempre. Igualito que cuando atizaron a los directivos de las tres grandes -venidas a menos- del automóvil por ir en jet privados a Washington para asistir a las comisiones del Congreso en las que iban a pedir socorro; el siguiente viaje se lo pensaron mejor y fueron conduciendo desde Detroit a la capital de la nación (aquí lo de decir "nación" no está mal visto): los chicos de la prensa volvieron a tener noticia.

De si es labor del estado federal el dar dinero a empresas que se van a pique ya hemos hablado aquí; que parece claro que uno de los modos con los que cuenta cualquier empresa que se precie para generar más negocio es el de llevar a cabo una estrategia de marketing en condiciones, sea patrocinando la Super Bowl o inundando nuestros ordenadores con publicidad no tiene vuelta de hoja; ahora bien, si los del departamento de marketing de Bank of America no han pedido a estas alturas la cabeza de los que se fueron de juerga están tardando. El personal anda cabreado, la prensa frotándose las manos y ya saben, lo de la mujer del César...

Y todo esto lo contamos cuando nos anuncian que General Motors vuelve a pedir más dinero público. Mientras, los sindicatos dicen que ellos pasan de apretarse el cinturón. Invitamos todos.
2
comentarios
1 iuris, día

Vale, y el dinero público ¿de doóde sale?, supongo que de los impuestos. Bien, a lo mejor este año Obama no sube impuestos por eso de la popularidad, pero ¿Y cuando se vacie la caja?. Pero no importa, we can y comamos y bebamos que mañana moriremos.

2 tolondro, día

Esta cada vez más claro que: - De esta salimos más tarde - De esta salimos más pobres (nosotros, no nuestras gloriosas élites de politicastros y cutre-directivos, que se están forrando el riñón para varios lustros). - Espero que salgamos también más listos, para que no nos puedan volver a engañar como a memos nunca más. - De esta salimos. Esto de financiar inútiles, si ya era doloroso sin crisis, (entre seguridad social e impuestos un clase media español paga al Estado más de la mitad de su sueldo), ahora es aún peor. Aunque mi confianza en sistema americano es ciega, la perspectiva de que EEUU derive por el mismo camino es sencillamente aterradora.

Herramientas