El blog de Federico
> > El blog de Federico

Maigret y el Caso Simenon (y III)

- Federico Jiménez Losantos

Las novelas duras de París y otras afueras de Simenon

Leer más »

Maigret y el Caso Simenon (II)

- Federico Jiménez Losantos

De La Rochelle a Cocairneau: las novelas duras de Simenon y Maigret

La novela dura de La Rochelle

Durante la Segunda Guerra Mundial, Simenon estuvo a cargo de los refugiados belgas en La Rochelle y su comarca. La significación política de su tarea estaba tan poco clara que en 1945 se fue a vivir a Estados Unidos. Sin embargo, en aquella comarca había vivido Simenon y allí se construyó un barco, si bien, como todas sus aficiones, la del mar no fue eterna. Pero su relación con La Rochelle, la puerta más hermosa del Atlántico, era tan intensa que no es raro que recibiera aquel delicado encargo y que la ciudad aparezca continuamente en sus novelas. En la rareza africana de "Un coup de lune" (Presses de la Cité. 1975) el personaje principal, que se ve en las últimas, dice, melancólico: "Jamais il n´irait à La Rochelle, passer les heures avec des amis, a la terrasse du Café de la Paix". ¿Habla el pobre diablo de Libreville o el Simenon que echa de menos el Café de la Paix?

Leer más »

Maigret y el Caso Simenon (I)

- Federico Jiménez Losantos

Pour Sylvianne, la dame de Rillerand

La publicación en cuatro tomos de las "novelas duras" de Simenon (Les romans durs, Ed. Omnibus) ha desatado en Francia un educado debate de opiniones literarias. Bendito país, que aún discute de literatura. Pero en La Biblioteca Médicis, un programa de TV tan ampuloso o churrigueresco como sólo un intelectual francés podría soñar, veo a varios estudiosos y a uno de los hijos de Simenon –serio, humilde, inteligente- elogiando el valor literario de este centenar largo de novelas duras de Georges Simenon, el Balzac del siglo XX, autor de una torrencial Comedia Humana –en torno a cuatrocientas novelas- que, en mi opinión, lo convierte quizás en el escritor francés más destacado de su siglo. Por supuesto, otros preferirán a Proust. Pero, en todo caso, no hay ni media docena de ese nivel. Y hay excelentes escritores en Francia hasta casi el final del siglo XX.

Leer más »

Diario de Verano: La invención occidental del islamismo moderado

- Federico Jiménez Losantos

Un grupo de unos sesenta intelectuales de signo liberal-conservador, es decir, Bernard Henry-Levy y un montón de catedráticos norteamericanos han dirigido una carta a Obama apremiándole a castigar las fechorías del tirano sirio y proponiéndole, como no podía ser menos, un plan de futuro para después de la intervención armada que pasa por los acuerdos de los laicos y liberales de Siria con lo que suele llamarse "islamismo moderado", aliado harto necesario para evitar la luctuosa senda de Libia, Egipto y otras zonas árabes primaverales, ahora yermas y agostadas por la guerra civil.

El problema del islamismo moderado es que no existe. Hay islamistas, como los saudíes que son aliados de los USA, pero cuya civilización liberal combaten en su país a sangre y velo. Hay islamistas que se proclamaron moderados y compatibles con las fuerzas políticas democráticas y laicas, pero que en cuanto llegaron al poder de su mano, se soltaron y sacaron el fanatismo que llevan dentro, acarreando en Egipto la vuelta de los militares apoyados por esos mismos laicos que creyeron posible el pacto con eso que llaman islamismo moderado, y que no se sabe muy bien lo que es.

Leer más »

Diario de verano: Deserción en Miami, desolación en Quebec

- Federico Jiménez Losantos

Si alguien no tiene aborrecimiento por la política española, está de enhorabuena, porque hace mucho tiempo que no se veían venir momentos de tanta trascendencia. Si, encima, el aficionado a la política es nacido o crecido en Barcelona, razón de más para no moverse de allí, porque el acelerón del proceso de independencia catalana convoca, en un sentido o en otro, a todas las vocaciones políticas de aquella tumultuosa cosa. A ningún político en su sano juicio o con un mínimo sentido ético de la vida pública se le ocurriría dejar su escaño por Barcelona en el Parlamento Español en esta hora convulsa de nuestra historia. Y a nadie que pretenda presidir el Gobierno de España se le ocurriría abandonarla, por esas mismas razones, corregidas y aumentadas.

A nadie, excepto a Carmen, Carme o Karma Chacón o Txacón. Y mucho menos para ir -dicen- a dar clases en Miami. ¿Irá a aprender español en la Calle 8, aprovechando que su marido es perito en Cuba, o enseñará esa jerga entre el lolailo y el cajún que utiliza la casta política cataláunica? Ardo en deseos de saber dónde vivirá y dónde educará a su criatura, porque en el futuro de los hijos se dibuja el pasado y el presente de los padres. Pero lo que me preocupa de esta señora a la que España no le preocupa nada, hasta el punto de desertar cuando se supone que más falta hace, es qué pensarán en Quebec. Porque allí es donde se graduó de nacionalista Carme, antes de volverse carmencita por un día en un pueblo almeriense del que un día salieron sus abuelos para labrar, esforzados, la naciente Cataluña y la muriente España. ¡Y ahora va la nieta y se larga! ¡Y a la ciudad con más exiliados del mundo! ¡Y dice que no deja la política y que volverá el año que viene!

Leer más »

Diario de Verano: Obama en Siria: no es una guerra, es un anuncio

- Federico Jiménez Losantos

Tras dos años de guerra civil, despiadada, enquistada, con territorios casi inconquistables para los dos bandos y con un solo salvajismo retratado, el del régimen veteronazi del Baas apoyado por Rusia, y otro por retratar, el de los islamistas apoyados por saudíes, franceses y chiítas muy diversos, Obama ha decidido entrar en guerra, pero sólo un ratito, lo justo para salir dos días en la tele y reforzar su maltrecha imagen de líder del mundo libre. O sea, que lo que vamos a ver de la guerra de Occidente contra media Siria no es una guerra de verdad, es un anuncio para las legislativas americanas. Y una confirmación de que la pérdida de influencia de los USA en lo que suele llamarse el mundo árabe tiene raíces profundas. No sabe qué hacer y no sabe qué hacer para fingir que hace algo, pero sin correr el riesgo de intentarlo. No es una mala película, es un casting sin película, una fantasmagoría, un tráiler.

Después de desaparecer en Egipto como fuerza mediadora –recordemos a Obama, el bobo solemne del discurso islamófilo en la Universidad de El Cairo- los USA están igualmente desacreditados ante islamistas y militaristas, sunnitas y chiítas, y van camino de parecer la Legión Extranjera Saudí en Oriente Medio. Si en Egipto el wahabbismo saudí ha sido clave en el golpe militar contra los Hermanos Musulmanes –algo bueno tenían que hacer alguna vez- este empujón al feble Obama para bombardear Siria durante un par de días sólo puede conseguir un descrédito occidental todavía mayor.

Leer más »

Diario de Verano: "Bonjour, Tristesse" o el azar de las novelas de verano

- Federico Jiménez Losantos

Una casa de verano en un pueblo francés. Muy cerca, suena, sopla, respira el Atlántico. Las calles semivacías, las ventanas cerradas, las paredes, los sonidos callados de las cosas tienen un color, una luz inconmoviblemente blancos. Los dueños de la casa han dejado bastantes libros en estanterías de paso o muebles de escritorio acristalados, sin mayor interés. Son minucias afectivas, retazos de adolescencia y juventud, o, simplemente, libros de ver por dónde va la vida, lecturas de paso. Hay autores católicos, formales, apenas leídos hoy fuera de Francia: Pagnol, Clavel, D´Ormesson, Henri Troyat, Jean des Cars, Benoît Groult, Claude Michelet. Otros son europeos que no hace mucho parecían obligatorios: Pearl S. Buck, Herman Hesse, el favorito –a juzgar por la colección- de alguno de los que habitaron la casa.

En la estantería de un dormitorio, una reedición de bolsillo de una novela de Françoise Sagan: seguramente leída por casi todos los adolescentes en casi todas las casas de Francia, casi todos los veranos: "Bonjour Tristesse". No es difícil reconocerse en un adolescente cualquiera, porque todos hemos de pasar por el trámite del acné y la melancolía para llegar a adultos, ese estado en el que nos aburre el aburrimiento de la adolescencia. Y hay libros como éste que no volvemos a leer, del mismo modo que hay cosas que no volvemos a pensar y que, sin embargo, fueron capitales en nuestra vida; por ejemplo, la primera vez. No hace falta decir de qué: la primera vez.

Leer más »

La PPesadilla Páez

- Federico Jiménez Losantos

De la piscina sale muy bien Cospedal, admirablemente bien. Del charco de Bárcenas y la financiación ilegal del PP, cosas no distantes pero sí distintas, tiene salida más difícil. No me gusta -y ya lo consigné en este blog hace unos días- que Arenas y Rajoy, o viceversa, carguen a su cuenta las dificultades legales que van a hacer de Septiembre un SePPtiembre, un mes obsesivamente centrado en las taras del PP. Si Mariano creyó durante tanto tiempo en Bárcenas, la culpa es de Mariano. Y si Arenas le ayudó a seguir creyendo, de Arenas es la culpa, no de su antigua amiga albaceteña.

Lo temerario de Cospedal es que, al tiempo que pretendía desahuciar al tesorero de su ceca genovesa, estuviese pagándole al tesorero sucesor, el breve cuanto enjundioso Páez, nada menos que 300.000 euros de dote por su voto de silencio judicial. Más barato que Bárcenas le salía al partido, es verdad, pero lo de Cospedal no es distinto de lo que hacían Rajoy y Arenas: pagar el silencio del tesorero, pasado o presente, pensando en su futuro.

Leer más »

Diario de Verano: La Tata de Messi nos sale politóloga

- Federico Jiménez Losantos

Hace mucho que el fútbol ocupa en España el lugar de los toros como "escuela de costumbres", que decía Ortega, o de muchedumbres, que es lo mismo. Permítanme, pues, los compasivos lectores de este blog agosteño que nos acerquemos a la última cogitación politicofláutica que, con el PP y el PSOE aún de vacaciones, enfrenta al Real Madrid y al FC Barcelona a cuenta del último fichaje madridista, el del ídolo británico Bale, el más caro de la historia... hasta el próximo, naturalmente.

El presunto politólogo, en rigor perito en borceguíes, que ha apelado a la opinión pública y fingido escándalo por los casi 100 millones de euros pagados legalmente por Bale es ni más ni menos que el "Tata" Martino, nombrado entrenador azulgrana por la familia Messi y que ha roto una de las viejas costumbres del Barça, la de tirar la piedra y esconder la mano. La otra es la de disfrazarse de FC Senyerona y exhibir los colores pontificios de la Corona de Aragón como cosa exclusivamente suya. El último catedrático de heráldica futbolera que ha dictado una lección magistral al respecto es Gérard López, prometedor mediocentro de la cantera del Barça, rechazado por su club, fichado por el Valencia y recomprado a un precio disparatado por el Barça donde fracasó definitivamente. López, de los catalanísimos López de la Lopecera, es, ya digo, catedrático de gnoseología y fenomenología esferopunterable, o sea, comentarista de fútbol, y ha dicho, refiriéndose al partido de la Supercopa de España, que el que no quiera ver la senyera que no vaya al fútbol. Nos saldría mejor a todos que los lerdos antiespañoles no jugaran en España. Pero, claro, viendo al mediocentro obtuso en plan hegeliano, Martino el Tata, popularmente conocido como "la tata de Messi" por la casa en que sirve, se nos ha puesto vaticanoperonista, eticofáustico y presupuestólogo y va y dice que pagar la millonada que el Madrid, regio club con superávit, abonará por Gareth Bale es "un desprecio al mundo actual".

Leer más »

Diario de Verano: Casillas como problema y como solución

- Federico Jiménez Losantos

No será porque algunos no lo anunciamos antes del verano. Si alguien creía que la liquidación de Mourinho les iba a salir gratis a sus verdugos estaba totalmente equivocado. Y no porque Casillas, el apuñalador simbólico y real, tenga que pechar cada domingo con los pitos y ovaciones de la grada, que es tan normal como que piten a Higuaín o a Benzema, dentro de lo poco normal que es el fútbol y no digamos el Bernabéu. Lo particular de Casillas es que ha sido la punta de lanza de la mayor y más repugnante operación de propaganda que se ha emprendido nunca contra el Madrid de Florentino a cuenta de Mourinho, antes de Pepe y antes de Cristiano. Como Pepe se pasó a Casillas y Cristiano acabó mal con Mourinho (que, la verdad, no ha sabido irse bien del Madrid) ya no hay que echar al uno por criminal y al otro porque no marcaba en los partidos difíciles, sobre todo en el Nou Camp. En el libro de Juanma Rodríguez El fenómeno Mourinho se recoge el arsenal de abyecciones semanales que acabaron con el soberbio entrenador capaz de resucitar al Madrid durante a la dictadura del Barça. Por eso muchos guardamos memoria grata de Mou y por eso los del Barça, los del Marça y los relaños y paconolos hicieron lo que hicieron y se felicitan por ello.

Pero todo crimen deja rastro. Y el de Mourinho ha dejado al descubierto a la parte del vestuario rebelada contra el entrenador del Madrid, siempre en sintonía con los relaños, los manolos, el Barça y el Marça. A la cabeza, el capitán, que se ha mostrado en la campaña anti-Mourinho –no en toda su extraordinaria carrera, ojo– incapaz de llevar con honor esa responsabilidad. Pero la campaña, con el Barça, cabeza del separatismo catalán, como gran beneficiario, no era contra el soberbio –en todos los sentidos– gladiador de Setúbal, sino contra el entrenador del Madrid y contra la presidencia de Florentino Pérez. Relaño, más soberbio y, por ende, más fatuo que los demás conjurados, no disimuló en las pasadas elecciones su odio al hombre que ha hecho del Madrid el club más rico y poderoso del mundo. Como los socios del Barça y los accionistas de PRISA no votaban, Florentino arrasó. Y Casillas, puñal de la conjura prisaica y barçista, se ha quedado sin vaina y como cabeza de un vestuario capaz de echar a su entrenador a medias con la canallesca prensa deportiva madrileña. ¿Qué iba a hacer Ancelotti para demostrar que las alineaciones no se las van a hacer Casillas y Ramos, tal que Hierro y Raúl a Del Bosque cuando sentaron al mejor Casillas? Pues sentar al peor Casillas. Porque además dispone del excelente Diego López.

Leer más »
Federico Jiménez Losantos
  • El Linchamiento
  • De la noche a la mañana. El milagro de la COPE
  • La ciudad que fue. Barcelona, años 70
  • Lo que queda de España
  • Más España y más libertad
  • Federico responde. Los chats de Libertad Digital

Herramientas