Menú

Jorge Lorenzo, un grande hecho a sí mismo

La carrera de Jorge Lorenzo es un carrera de triunfos, de crecimiento deportivo y personal, la de un niño prodigio que tuvo el valor de enfrentarse a los mejores, los mejores hasta ese momento dentro del motociclismo español y mundial. Su debut con Derbi, con tan solo 15 años, arrancó con récords, el más joven en debutar, el más joven en puntuar y así hasta el día de su retirada, 17 años después. Una carrera que no ha dejado indiferente a nadie por su talento y por su personalidad, un chaval insolente, con un talento que recordaba mucho al de Valentino Rossi, por su desparpajo y su determinación por ganar, por ser el mejor. Agresivo en la pista, descarado en el padock, un triunfador que maravilló desde 125cc.

Eternamente comparado con otros, primero con Dani Pedrosa que parecía el gran elegido y que se convirtió en su bestia negra en las categorías inferiores, después con Valentino Rossi al que ganó por méritos propios, obligándole a levantar muros, protegerse y defenderse como nunca lo había hecho antes el gran Il Dottore, y al final con Marc Márquez, el gran Marc Márquez. Son todos esos momentos los que Lorenzo, en el día del anuncio de su retirada, ha puesto en valor, ha colocado como los grandes ítems de su carrera deportiva, el día que debutó con derbi, el día que ganó su primer Mundial con Aprilia en 250cc y después cuando se coronó en MotoGP, consiguiendo algo que sólo un español, Álex Crivillé, había conseguido hasta entonces para el motociclismo español.

Leer más...

Los Márquez por partida doble

La verdad es que si hace un año me llegan a decir que Álex Márquez iba a ser campeón del Mundo de Moto2 hubiera creído que me estaban gastando una broma. No es que dude de las habilidades del pequeño de la saga Márquez, pero no es menos cierto que la categoría intermedia del Mundial es posiblemente la más competitiva de las tres. Además, cualquiera que haya seguido las motos los últimos años, en concreto Moto2 sabrá que los dos últimos año de Alex Márquez han sido sus años más complicados, podríamos decir que estaba más tiempo en el suelo que disputando victorias. Pero tirando de épica, Álex Márquez ha encarnado como nadie el mito del ave Fénix y ha sabido renacer de sus cenizas y no quedarse como muchos con la etiqueta del que prometió pero se deshinchó por el camino.

¿Por qué cuántos campeones de Moto3 ahora y 125cc antes han quedado en nada al pasar a otras categorías superiores? Muchos, demasiados. Nico Terol o Julito Simón son ejemplos de pilotos que no pudieron seguir creciendo pese a atesorar un Mundial, Álex Márquez puede presumir de haber salido de ese grupo y hacerlo además con un San Benito que no es nada sencillo, el de ser el hermano pequeño de uno de los pilotos, sino el mejor, de todos los tiempos, Marc Márquez. Las comparaciones son odiosas, pero nos encantan y mientras Márquez hacia añicos los récords en la categoría reina, batía a cualquier enemigo y cualquier moto, su hermano, su compañero de habitación y de ruta de bicis no hacia sino que levantarse del suelo esperando alguna vez poder mostrar todo su talento, no el de su hermanos, sino el suyo propio.

Leer más...

Jorge Lorenzo, a un paso de la retirada

Su rostro, tras el Gran Premio de Australia, fue precisamente el de un hombre que lucha contra la moto que se ha vuelto su principal enemiga, y vuelve al campamento, al garaje, abatido, herido y contando demasiadas bajas. El anuncio, hace ya más de un año, de que Jorge Lorenzo fichaba por Honda, tras su polémico paso por Ducati, parecía ser el mejor de los anuncios, los dos mejores pilotos que ha dado España en un sólo equipo, que se intuía imparable. Nada más lejos de la realidad, caída en pretemporada, falta de confianza y luego todo los demás. Al mejor Márquez le ha llegado la peor versión de Jorge Lorenzo que agudizó su crisis, consigo mismo y con el ala dorada, tras la escalofriante caída sufrida en Montmeló de la que podía no haber salido vivo. A la falta de confianza en la moto, aquella caída a aportó a Jorge miedo mucho miedo, y no hay peor desgracia para un piloto de motos que sentir miedo por volverte a caer.

Jorge ha dejado de ser Jorge Lorenzo, es un pena y no es justo ni para él ni para los aficionados verle en las últimas posiciones, sudar sin ser capaz de adelantar a un sólo piloto como ha ocurrido en Australia, y verle bajar de la moto con ganas de irse a casa y sin cruzar si quiera una palabra con su equipo, que ya no sé si es el suyo. No olvidemos quién es Lorenzo, un cuatro veces campeón del Mundo de la categoría reina, uno de los mejores deportistas que ha dado nuestro país, un piloto elegante, rápido trabajador y constante que ahora anda perdido y con miedo.

Leer más...

Marc Márquez rompe con su maldición

Se había convertido casi en una constante, después de conseguir el título Marc Márquez se caía en la siguiente carrera. Pero el ilerdense ha conseguido este año romper todos los techos, incluido el de su propia maldición. Tras conseguir el sábado, por primera vez en Japón, la pole el recién coronado campeón conseguía imponerse en la carrera del domingo y hacerlo con la superioridad que tiene frente al resto de pilotos. Ya iguala, en número de carreras ganadas con Honda a Mick Doohan o Dani Pedrosa, treinta y cuatro, y la de este domingo ha sido su victoria número ochenta; ya sólo está a diez de igualar a todo una leyenda Ángel Nieto. Sin duda éste ha sido el mejor año de Márquez con creces, más maduro, más sereno, más eficaz, mejor en todos los sentidos. Y lo mejor es que dicen que todavía queda mucho Marc por llegar. Lo que queda por el momento son tres carreras y me temo que por la mentalidad de Márquez, que intenta buscar motivaciones allí donde va y compite, el objetivo será hacer pleno. Total ya no tiene nada que perder.

Los demás intentan ganar, sobre todo los más jóvenes que están demostrando que hay un cambio generacional importante en la categoría reina. La consolidación de pilotos como Rins, Miller y la aparición de otros como Quartararo, Morbidelli o Mir han dejado este año en segundo plano a los primeros espadas, Valentino Rossi, Andrea Dovizioso, un poquito menos a Maverick Viñales y al que más sin duda, Jorge Lorenzo que está completamente fuera de juego.

Leer más...

Otra oportunidad perdida de Ferrari

El ciclón Hagibis parecía haberles dado aliento en clasificación al firmar el primer doblete en parrilla con Mercedes como líderes, pero de nuevo Ferrari perdió una oportunidad de oro para consolidar las dos primeras plazas en carrera y celebrar un fin de semana perfecto. Y todavía la escudería italiana en general y Sebastian Vettel en particular tienen que dar las gracias a la FIA, ya que pasaron algo por alto que el italiano se adelantara en la salida. Con todo Vettel se queden la arrancada y dejó vía libre a los Mercedes que aprovecharon, sobre todo Valtteri Bottas, para colocarse primeros primera en la primera curva del circuito japonés. Luego Leclerc se puso nervioso en las primeras enlazadas golpeando a Verstappen que terminó en el garaje, una acción la del monegasco que le costaría 15 segundos de penalización una vez finalizó el gran premio.

Con Leclerc lejos de los puntos y con Vettel segundo y dando las gracias, Ferrari tenía que ver en el gran premio del sol naciente como su adversario, y el de todos, se proclamaba campeón del Mundo de constructores. Ellos que podían haberles aguado la fiesta. Está claro que Ferrari sigue teniendo los mismos problemas de siempre, da igual que hayan encontrado un sistema que les permita multiplicar su potencia usando el combustible y la energía que no se gasta en determinadas vueltas o zonas del trazado, da igual que año tras año se cambien a los jefes del muro, o que renueven a los pilotos para buscar nuevas sensaciones y respuestas a los problemas en la pista, lo que falla es el conjunto.

Leer más...

Márquez, una bestia con ocho Mundiales y la historia por delante

Marc Márquez ha conseguido su octavo título Mundial en Tailandia cuatro carreras antes de que termine el campeonato, con más de cien puntos de diferencia respecto al segundo clasificado, ¡ una auténtica barbaridad! Toda una leyenda viva al que todavía le queda mucha historia que construir y que podría convertirse en muy poco en el piloto más grande de toda la historia de este deporte. No es una quimera si tenemos en cuenta que desde que Marc Márquez ganó su primer título Mundial en 2010 en 125 cc ha conseguido 8 mundiales, sólo ha fallado en dos años, el que no consiguió en su primer año de Moto2 por culpa de una caída que casi le obliga a retirarse de las carreras y el Mundial de la famosa patada de Rossi que al final se anotó Jorge Lorenzo; el resto de los año siempre ha festejado su título y desde hace cuatro no hay quien le bata en MotoGp. Es el mejor, Márquez siempre está ahí, cuando el fuerte era Valentino, cuando el adversario era Lorenzo, luego con Dovizioso y este año con casi todos a la vez. Lo mejor de Marc, que da igual la moto que su valor es él. Cuando ningún otro piloto de Honda consigue resultados aceptables él hace suya la mecánica y la aerodinámica a su favor para ganar. Marc pone en valor al piloto en detrimento de la máquina y eso habla de la categoría y de lo excepcional de este deportista hecho bestia y con una ambición sin límite, por eso es lo que es y consigue lo que consigue.

Sin miedo, sólo con el objetivo de ganar y desterrando el conformismo esta es la fórmula mágica de una portento que todos los expertos equiparan a los grandes de la historia de este deporte como Doohan, Valentino, Giacomo Agostini, Ángel Nieto. Sinceramente creo que Marc puede superarles a todos ellos, su forma de transformar la conducción, aprovechando todo el cuerpo hasta los codos, su inagotable motivación en cada carrera incluso en cada curva, porque nunca en suficiente para Marc. Y por si fuera poco, y seguro que pocos lo recuerdan, Marc arrancó el año lesionado, fruto de una operación de hombro que mermó su pretemporada y el arranque del campeonato, pero no hay reto que Marc no se eche a la espalda y no lo supere. Gracias Marc por estos años, ocho títulos, casi diez años de puro espectáculo y lo que queda por venir. Espero que seamos conscientes, como nos pasa con Nadal en el tenis o Gasol en el baloncesto, de que estamos ante un deportista que tardará en reeditarse en el futuro al menos en este deporte y además ES ESPAÑOL.

Leer más...

Ferrari es el peor enemigo de Ferrari

Habían conseguido, un fin de semana más, la pole y rodaban primero y segundo tras las primeras vueltas del gran premio de Rusia, con los Mercedes detrás y sufriendo. Pero hace tiempo que no veo en la Fórmula Uno un planteamiento de carrera tan raro, tan erróneo y si me lo permiten, tan antideportivo. Primero Leclerc, que había conseguido la pole con mucha diferencia respecto a su compañero Sebastian Vettel, le da un rebufo al piloto alemán para que adelante a Hamilton que había conseguido en la calificación el segundo mejor tiempo, y no sólo adelanta al inglés sino que Vettel aprovecha el favor de su compañero para adelantarle también a él. Luego Lecler pide que le devuelvan la posición, por justicia, pero Vettel se resiste, se hace el longui y Ferrari se lo permite. Solución, Leclerc le hará un undercut a Vettel un poquito más tarde. ¡A su propio compañero de equipo otra vez! Y así lo cocinan y lo sirven desde el muro de Ferrari. Lecler entra a cambiar neumáticos antes que Vettel, al que le piden que no apriete, y así el monegasco vuelve a ser primero cuando se acercan al ecuador de la carrera. Pero no tarda en saltar la sorpresa, el coche de Vettel se para, sale el coche de seguridad y los Mercedes aprovechan para hacer su parada y arrebatarle, al menos Hamilton, la primera posición a Leclerc. Y aquí es cuando Ferrari juega a ser creativo y la fastidia, vuelven a parar a Leclerc para que luche con neumáticos más blandos contra Valtteri Bottas y el monegasco pierde posición con el finlandés y es incapaz de luchar con Bottas. Resultado tercero y gracias.

Una estrategia que evita ver a cada piloto en su máximo expresión, porque circulan al son del muro. Una estrategia que resta emoción y espectáculo a los espectadores. Motivo suficiente para que Liberty Media, tan preocupados en dotar a la F1 de mayor espectacularidad, prohíba este tipo de acciones en pos de una prueba justa entre pilotos y no una pantomima de escuderías. La verdad es que Ferri no se merecía ganar en Rusia y esta nueva victoria de Lewis Hamilton lo único que hace es sentenciar el Mundial a favor del inglés y de Mercedes un año en que la escudería del cavallino rampante se había acercado de verdad al potencial de las flechas plateadas.

Leer más...

Confirmado: existen los extraterrestres y van en moto

… Y uno de ellos se hace llamar Marc Márquez. El piloto de Honda ha demostrado un años más, que al igual que nos pasa con Rafa Nadal en tenis, que no habrá otro igual, que estamos ante un portento deportivo, todo un genio. Hasta sus compañeros de categoría admiten que Marc está a otro nivel y que a día de hoy no hay nadie que pueda plantarle cara, con su facilidad para adaptarse a todo tipo de circuitos, a todo tipo de problemas en la moto y su infalible regularidad. La victoria del piloto ilerdense en Aragón ha sido toda una exhibición, sólo en la primera vuelta ya había sacado más de un segundo de distancia a sus inmediatos perseguidores y terminó a casi cinco cuando cruzó la bandera a cuadros. Y esto no es como en la Fórmula 1 en la que el coche influye en más de un 80 por ciento en el rendimiento del piloto, en Motociclismo y pese a todas las innovaciones técnicas incorporadas en la categoría reina, el talento del piloto es crucial para la obtención de los resultados.

La manera en que Márquez se desliza por el asfalto, moto incluida, la facilidad para controlar la moto en una frenada extrema o buscar huecos imposibles a la hora de adelantar le hacen ser un piloto completamente distinto a cualquier otro que hayamos visto. Una auténtica revolución que seguro supondrá una referencia para muchos jóvenes que imitan su forma de hacer, de trazar y que intentan imitar a un piloto que ya es historia y que nos dará muchas más tarde de gloria. Hay que reconocer que España ha dado un salto cualitativo en cuanto a la calidad de sus deportistas y espero que sepamos verlo y valorarlo. Nadal, Gasol, Toni Bou, Márquez, Carolina Marín, Javier Fernández y otros tantos que también merecen ser mencionados que demuestran que sabemos hacer las cosas bien, que somos capaces de desarrollar y proyectar carreras deportivas al más alto nivel.

Leer más...

La luz de Ferrari se llama Leclerc

Dice Sebastian Vettel que se queda en Ferrari, pero me parece que esa decisión ya no depende de él. Tras su nuevo error en Monza, fruto de su carácter arrogante, su falta de tino desde hace ya unos meses y la victoria sin paliativos de su compañero de equipo Charles Leclerc, en Maranello ya no es un secreto el que estén buscando un repuesto al piloto alemán. Pero la verdadera razón para prescindir del tetracampeón no es ninguna de las mencionadas anteriormente; la verdadera razón es que ya no le corren los coches, ha perdido el olfato para hacer de su bólido el más rápido y la regularidad que le ha dado tanta gloria se ha convertido en la peor losa para el alemán.

Pero no nos centremos en lo negativo de Ferrari porque ha nacido una estrella, un piloto capaz de llevar al coche rojo a lo más alto sin que le tiemble el pulso. No es la primera vez que Leclerc nos deleita con un auténtico recital de pilotaje defensivo. Ya en Austria y en Inglaterra demostró ser un duro rival, un auténtico muro de hierro capaz de parar a las más poderosas jóvenes promesas, Max Verstappen y a las estrellas consolidadas, a todo un pentacampeón, Lewis Hamilton con su poderoso Mercedes. Mira que el inglés lo intentó, incluso le escuchamos desesperado hablar con su equipo por la radio pero esta vez la magia que le sigue no fue suficiente y quedó tan exhausto que perdió la posición a favor de su compañero de equipo Valtteri Bottas.

Leer más...

Vettel ya tiene puesto, segundón de Ferrari

Hubo un tiempo en que Sebastian Vettel se servía de sus compañeros de equipo para poder alzarse con el triunfo, para poder ganar carreras, lo que provocó el abandono de algunos de sus compañeros de escudería como el australiano Marc Webber en Red Bull. Nadie le tosía, él llevaba el dorsal de número uno tanto dentro del garaje como fuera del mismo, de cara a la prensa y la opinión pública, pero también en privado. Un liderato que se desvanece por las dudas que el propio piloto ha sembrado en Ferrari. Desde hace un año Vettel brilla poco y no sólo eso, ha dejado de generar confianza en su equipo. No se adapta al coche, parece triste y taciturno y se ve incapaz de sobreponerse a una situación que para él es inédita e incomprensible. Vettel ha dejado de ser el líder para convertirse en un gregario, en el mochilero, como ustedes prefieran, de Charles Leclerc que se ha ganado a pulso el respeto y su posición de líder dentro del garaje del cavallino rampante. El piloto monegasco comenzó la temporada con muchas expectativas pero con la sombra de Vettel dejándole en un segundo plano, tanto que el equipo en ocasiones se olvidó de su nueva promesa. Pero Leclerc no se rindió y demostró con pilotaje y mucho carácter que él era la opción más segura, el futuro de Ferrari, de hecho, de momento es el único que hace correr el Ferrari.

Una historia de liderazgo que ha tenido su recompensa para Leclerc en Spa y ha permitido repartir los nuevos papeles entre los pilotos del equipo italiano. EL nuevo protagonista de la película es sin duda el monegasco, mientras que el secundario, el que siempre se sacrifica o muere para que el héroe termine con éxito la misión, ahora, es Sebastian Vettel. EL piloto alemán es todavía joven pero envejece rápido cuando pilotos como Leclerc o Verstappen pisan el acelerador con éxito y una crisis como la que está padeciendo Sebastian puede terminar con las aspiraciones del alemán en la Fórmula1, un deporte extremadamente exigente. Sin duda, el triunfo de Charles Leclerc en Bélgica será el primero de muchos de un futuro que se escribirá con letras de oro junto a otros como el propio piloto holandés, quien sabe si también Carlos Sainz y otros jóvenes que han venido para quedarse y que quieren revolucionar la F1 con descaro y sin miedo a romper las jerarquías establecidas por los veteranos del deporte de la máxima velocidad.

Leer más...

Herramientas