Mensajes en la categoría Juego de tronos

Fuego valyrio, dragones, sexo, violencia, sangre, mancos con mano de oro. El menú que nos ha brindado el arranque de la cuarta temporada de Juego de Tronos ha sido un festín de los manjares que esperábamos. La niña mimada de HBO ha regresado como acostumbra, trayéndonos de vuelta esta sensación tan familiar de querer más. El ansia pura, vaya. Porque esto va de siete Reinos y un Trono, pero sobre todo, va de que nos quedemos a medias; satisfechos con la degustación pero aún hambrientos. Así que, vamos haciendo hueco, que llegan los espoilers.

LEER MÁS »

Hace tiempo que, haciendo una lista de mis personajes favoritos en el mundo seriéfilo me percaté que la abrumadora mayoría eran hombres. Descartado un desorden hormonal (nótese que en ella figuran sex-symbol tales como Tony Soprano ó Walter White) invertí cinco segundos en concluir que la culpa no era mía. Así como en la literatura está preñada de personajes femeninos gozosamente interesantes; si traslado la reflexión a la pequeña (o gran) pantalla la cosa se tuerce. Por cada Omar Little, Toby Ziegler, Jimmy McNulty, Fraiser Crane o Jed Bartlet me salen sólo un par de C.J Clegg, Jessica Lange ó Patty Hewes. Si piensan que es mi culpa y servidora es una machista de la peor calaña, este es el punto en el que deberían dejar de leer y pasar directamente a la zona de comentarios para los insultos. LEER MÁS »

Ya está aquí: Juego de Tronos ha vuelto. Este domingo por la noche, y después de meses de ausencia, la HBO -repitan conmigo: it’s not TV, it’s..- emitió el primer capítulo de la segunda temporada: The North Remembers, basado en el segundo libro de la saga A Song of Ice and Fire (Canción de hielo y fuego), aunque también mezclará algunas tramas de A Storm of Swords (Tormenta de Espadas).

La cadena de cable con mejor producción actual -dueña del ‘Trono de Hierro’ que diría mi compañero Felipe Couselo-, maestra en el manejo de la expectación generada ha invertido las semanas previas al estreno en llevar a sus legiones de fans al límite de su aguante: filtró primero imágenes, después golosos tráilers, incluso nos regaló escenas sueltas. El resultado de la audiencia, pueden imaginárselo: otro sobresaliente para los papás David Benioff y David Weiss.

LEER MÁS »

Cuando hablamos de best-sellers y sus adaptaciones cinematográficas y televisivas, los lectores del original en papel a menudo sentimos un más que justificado miedo, teniendo en cuenta los precedentes de épocas pasadas. Algunas casposas (y limitadas en presupuesto) ficciones audiovisuales de otras décadas nos han puesto en guardia, y más aún si se remiten al universo fantástico, medieval o, como es en caso, una sutil mezcla de ambos. Para todos los lectores de Canción de Hielo y Fuego, la saga del autor George R. R. Martin, sólo existen tres letras que puedan calmar sus temores: HBO, la auténtica propietaria del “trono de hierro” que marca el rumbo a seguir en la pequeña (gran) pantalla.

Así es, la cadena que nos sumergió en el universo de las mejores series de televisión de los últimos tiempos, como Los Soprano o The Wire, nos transporta al continente imaginario de Poniente con todas las garantías de mantener intacto el espíritu de la serie de novelas que narran las luchas de poder en los Siete Reinos, sostenidos al comienzo de la serie por la figura del soberano Robert Baratheon. En esta primera temporada, seguiremos la intrincada red de conspiraciones, intrigas y auspicios de batalla entre las casas de Lannister, Stark, Greyjoy, Tully, Frey o los exiliados Targaryen. Partiendo del nombramiento de Ned Stark, fiel amigo del rey Robert, como su mano derecha, la serie nos acompañará a lo largo y ancho del continente (e incluso más allá) mientras cada jugador de esta auténtica partida de ajedrez político mueve sus fichas. LEER MÁS »

OTRAS ENTRADAS

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899