Mensajes en la categoría House

Ya está, no hay remedio: House se ha ido, y no va a volver. Después de ocho años en antena, la serie del doctor cum laude en irreverencia ha emitido su último capítulo, un desenlace a la altura de la producción estrella de Fox. Pero no se me preocupen los que aún no han disfrutado de la season finale: no habrá espoilers en este post. O mejor dicho, los relegaremos hasta el final del texto, así que ya saben: si sobrepasan la señal indicativa, aténgase a las consecuencias.  [Léase con risa malvada]

Aconsejados por un solvente equipo psicológico, en Seriemente no vamos a llorar la pérdida de House. Apetece algo de pataleo y melodrama, pero no. En lugar de eso, apostaremos por algo mucho más constructivo, rindiéndole un modesto homenaje a modo de balance, recordando algunas cosas que hemos descubierto a través de esta gran serie. Puede que con lo aprendido no nos alcance para el MIR, pero es innegable que House marca un antes y después en las series de médicos al uso, enseñándonos cuán absurda e insólita puede ser la práctica de la medicina, especialmente en el Princeton Plainsboro. Estrujándonos las neuronas, hemos recordado algunas de las enseñanzas que nos han dejado 149 capítulos, y después, hablaremos de ese último llamado Everybody dies.

Hemos aprendido que…

LEER MÁS »

Gregory House tiene los días contados en nuestras pantallas, y no es una frase hecha. El 21 de mayo la Fox emitirá el último capítulo de la serie, que se despedirá tras ocho temporadas.

Tirando de tópicos -ahora sí-  esto no es más que la crónica de una muerte anunciada. Durante todo 2011 desde la cadena estadounidense se han ido lanzando avisos de que el fin era inminente, a lo que ha contribuido el desplome de la audiencia durante esta última temporada.

LEER MÁS »

El esquema del caballero y su escudero no es nuevo en el mundo de la ficción. Desde que Cervantes llevase a un grado de perfección singular la relación entre el Quijote y su socio Panza estas sociedades de a dos son el sostén perfecto de no pocos libros y no pocas narraciones televisivas: Sherlock y Watson, Starky y Hutch, Batman y el comisario Gordon o, por qué no, Superman y Clark Kent.

Normalmente estos segundones imprescindibles son el reverso poco glamouroso del héroe principal: torpeza frente a superpoderes, cordura terrenal en lugar de molinos – gigantes, anodina normalidad al lado de la mismísima sagacidad fumando en pipa… LEER MÁS »

Empotrando el coche en casa de novia para devolver un cepillo del pelo, House no sólo perdió toda posibilidad de recuperar a Cuddy. Además del harakiri sentimental, el doctor más mordaz se ha quedado sin libertad y empieza la octava temporada recluido entre rejas, rodeado de personajes de lo más indeseable. Un escenario oscuro, habitado por chulos, camellos, asesinos, matones a sueldo y mucha sordidez; donde House se desenvuelve con relativa desenvoltura, limpiando váteres.

Pero sabemos que no durará mucho. El primer capítulo emula una cuenta atrás, donde se nos presenta un escenario en el que a House sólo le queda una semana de reclusión, antes de que le sea concedida la libertad condicional y pueda salir de allí. Pero quien ha degustado los más de 150 capítulos de esta magnífica serie pronto tendrá la certidumbre de que el espíritu autodestructivo del médico le hará fracasar, y que la salida no será tan fácil. ‘La va a cagar’. La catástrofe se palpa en el ambiente. Esa tendencia al fracaso, junto a una trama carcelaria en la que se verá rápidamente envuelto, mantienen la tensión: ¿Logrará House sobreponerse a sí mismo y permanecer dócil durante unos días para ganarse su huída de prisión? Su historial responde la pregunta. LEER MÁS »

OTRAS ENTRADAS

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899