El alucinante Albuquerque de ‘Breaking Bad’, por Saul Goodman

Martes 27 de agosto de 2013 - Juanma González - 3 Comentarios
Compartir:
Menéame Tuenti

¡Felicidades! Yo soy Saul Goodman, abogado de profesión, y ustedes han conseguido un segundo de mi atención. Si alguien pensaba que lo que hace Walter White iba a afectar la imagen de Albuquerque (Nuevo México, no Badajoz) que se lo piense otra vez. Y no me digan que no se puede hacer: una vez convencí a una mujer de que yo era Kevin Costner, y funcionó porque yo mismo me lo creí. Por cierto, he aquí mi tarjeta, por si acaso algún día tienen algún problemilla legal.

¿Preparados para un tour por Albuquerque (ver página oficial)? Al menos, mientras esperan mi inevitable spin-off. Un espejismo de casas unifamiliares y esas ridículas tiendas de artesanía con 300 días de agobiante sol al año. Los otros 65 son de sol a secas. Esta suerte de Springfield de la estepa, con sus temperaturas extremas y diversión sin fin se ha convertido en un personaje más de las aventuras de Walter White. Déjenme hablarles del fulano. Se trata del tipo normal más inteligente y peligroso que he conocido en mi vida. Y créanme, he conocido a varios. Walter White es el hombre que llama a la puerta. Él es el peligro.

La casa del peligro

Entre ustedes y yo, y a pesar de los privilegios entre abogado y cliente, que un servidor respeta y respetará escrupulosamente, tomen nota: 308 de Negra Arroyo Lane, Albuquerque. Allí comenzó todo. La residencia de los White, antaño familia bien avenida, acoge bajo su techo a Skyler (mmm), Walt Jr y la pequeña Holly. ¿Quién diría que aquí teníamos a un nuevo Vito Corleone? Están rodeados por el vasto desierto de Nuevo México, hogar de las Rocosas, la comida Tex Mex y las plantas rodadoras. Y de la metanfetamina.

Dirección: Ya lo he dicho. 308 Negra Arroyo Lane. Albuquerque.

Ese inmenso, inmenso desierto carmesí

Estamos en el quinto estado más extenso del país. Y amigo mío, eso son muchas hectáreas de desierto, las suficientes para cavar unas cuantas tumbas, o hacer desaparecer un barril con ácido fluorídrico y un hombre derretido dentro. Menuda imagen. Pero volviendo al tema: 315.000 kilómetros cuadrados acogen las Montañas Rocosas, grandes llanuras hechas de secos bosques y áridas mesetas, y todo ello sin olvidarnos del río Grande, o Bravo, que divide en dos el estado. El lugar ideal para agarrar una buena autocaravana, tomar la madre de todas las rutas, la 66, y desaparecer como alma que lleva el diablo. ¿Qué dicen? Ah. Que no tienen autocaravana. Entonces no se salten el siguiente punto.

La autocaravana

Cierren los ojos. Escuchen. ¿Oyen eso? Sí, es el silencio, roto por el imparable y rugiente motor Chevrolet (make it happen) de esta esta flamante Bounder 1986 Fleetwood, un laboratorio móvil en constante movimiento con cinco distinguidos y elegantes agujeros de bala en la puerta (agujeros de velocidad, dirían en otra serie). Eso sí, solo si consiguen arrancarla. Si no, hagan ese-vudú-químico-con-la-batería que el bueno de Walter se sacó de la nada. ¿Sienten su rugido?.

Los Pollos Hermanos

KFC. Old El Paso. Honestamente ¿eso qué es? Para fans de la comida Tex Mex, no hay ninguna otra opción que Los Pollos Hermanos. Su servicio eficiente, con Gustavo Fring al frente de un equipo de motivados cajeros, eficaces limpiadoras latinas y mercenarios con armas semiautomáticas sólo es comparable al picante sabor de su salsa especial. Okey, okey, de acuerdo. Esas bolsas de metanfetaminas sumergidas en la salsa puede que tengan que ver con esa textura estimulante. De todas formas, nuestro plato habitual es el chili picante, el maíz y la carne de cerdo.

4257 Isleta Blvd, en realidad es un Twisters. Recibe varias decenas de fans de Breaking Bad al día.

Museo Georgia O’Keefe

Nuevo México es también la cuna de la artista Georgia O’Keefe, cuyo museo en Santa Fe está hasta arriba de puertas y vaginas. ¡En cuadros!. Llegó a mis oídos que Jesse Pinkman y la desafortunada Jane Margolies lo visitaron. Eso, queridos amigos, es el amor. ¿Saben que les digo yo? Pantalla plana. Haagen Dasz. 50 canales de Pay-Per-View. Boom.

Museo Georgia O’Keefe: 217 Johnson St, Santa Fe, NM 87501.

El coche y el dinero, limpios

Si quieres lavar tu dinero, llama a Saul. Y también si lo que quieres es lavar tu horrible Pontiac Aztek Tent verde sin tapacubos, porque tenemos el A1A Car Wash. ¿Embriagados de glamour? Estamos ante el lavadero de coches utilizado como tapadera para el blanqueo del dinero obtenido por la “nueva actividad” de Walter. El propietario del negocio, el simpático Bogdan Wolynetz (ejem) empleó al señor White durante su meteórica etapa como profesor de química a tiempo parcial. Y hace poco, como yo, tuvo que ceder al empuje de su renovada cuenta corriente. ¿Quién lava tu dinero mejor que papá Saul?

Dirección: 9560 Snow Heights Circle NE

Un buen motel de carretera

Cuando llega la hora de alojarse, en Albuquerque tenemos los mejores hoteles. Y aparte tenemos el Crossroads, donde podemos encontrar camas limpias (sic) y todo lo que esperamos de un motel de carretera. Por no mencionar la notable presencia de Wendy, una mujer de la calle obsesionada con la máquina de refrescos pero con muchos recursos, y que sabe más de lo que parece. ¡Eh! Hitchcock hizo que ducharse en uno de éstos no volviera a ser lo mismo.

Ah, el hogar

Saul Goodman & Associates es la firma de Saul Goodman, y lugar ideal para hablar de nobles negocios, darse un buen masaje o charlar sobre cómo hacer legal ese problemilla ilegal que te ha surgido. Conozco a un tío que conoce a un tío que se ocupará de ello.

Estoy en el 9800 Montgomery Blvd NE. ¡Diablos! Miren el tejado. No tiene pérdida.

Mira que hay gente loca en El Paso

El Paso es una de las ciudades de frontera entre México y EEUU, y por ello un punto de entrega de droga fundamental para el cártel. Y no, no nos hemos equivocado de serie. Esto sigue siendo Breaking Bad y no The Bridge. El Paso es el destino que rechazó ese maldito y orondo sabueso de la DEA, Hank Schrader, sólo para lanzarse tras mis pasos y los de Walt, a la sazón su cuñado. ¿Y todo por qué? Por la cabeza de Danny Trejo sobre una tortuga repleta de explosivos. Qué duro. Por cierto, cíten una película donde Danny Trejo sobreviva y les hago un descuento.

No se pierdan el BaD Tour (abqtrolley.com), Más información en Albuquerque tourist board’s: itsatrip.org/breakingbad. Pero sobre todo ¡mejor llamen a Saul!


3 Comments

  1. 27 agosto, 2013 at 16:22 | Permalink

    Muy buenoooo!!!!!!!!!!!!!!!!!!

  2. Marco Antonio's Gravatar Marco Antonio
    28 agosto, 2013 at 18:56 | Permalink

    Gracias Juanma por tu blog. Gracias a él descubrí esta increíble serie. Cuando vi, por casualidad en Libertad Digital, una información sobre ella. Gracias, de verdad.

  3. andres's Gravatar andres
    28 agosto, 2013 at 21:50 | Permalink

    Desde luego la mejor serie de tv. Ydando publicidad a la ciudad y que sea conocida en todo el mundo, aqui seguiremos con el bar del pueblo y decorados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

OTRAS ENTRADAS

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899