‘The Bridge’, pecados de frontera

Martes 30 de julio de 2013 - Juanma González - 9 Comentarios
Compartir:
Menéame Tuenti

Diane Kruger y Demián Bichir

El verano audiovisual de 2013 podría calificarse como el del regreso del thriller policial. Al menos, de ése que aborda la intriga y los asesinatos en toda su crudeza y significado, huyendo de ciertos artificios hollywoodienses. The Bridge, al igual que The Fall, Ray Donovan y quién sabe cuántos títulos más, sigue las pesquisas de unos representantes de la ley y también las acciones sangrientas del criminal que deben atrapar. Pero la premisa de la presente es, sin duda, la más llamativa de todas ellas: en esta ocasión, el crimen a resolver es el de una mujer cuyo cadáver aparece en la división entre El Paso (EEUU) y Chihuahua (México), lo que motiva que la investigación quede a cargo de sendos oficiales de cada uno de los extremos de la frontera.

Protagonizada por dos actores de renombre como Diane Kruger (en un papel a contracorriente en su carrera) y el nominado al Oscar Demián Bichir, The Bridge plantea una intriga adulta que va más allá del mero procedimental policial a lo CSI, dejando que la persecución del asesino descubra al espectador el peligroso y agitado mundo de la frontera entre EEUU y México. Pero antes de que se nos olvide: por mucho que lo parezca por lo expuesto hasta ahora, y pese a que a estas alturas resulte obvio aclararlo, The Bridge no es una película, aunque podría. Es una serie de televisión.

En efecto, The Bridge es otro ejemplo más del trasvase al formato televisivo de cierta clase de propuestas que antaño, hace quizá no tanto tiempo, se asociarían casi automáticamente al cine. También lo es de la táctica del remake, proceso habitual en la gran pantalla y últimamente asociada sobre todo al terror, pero que también se comienza a aplicar en proyectos televisivos de todo pelaje, ya sea sitcom (The Office) o drama (The Killing). Basada en un original danés y sueco, la serie Bron, y quizá como reflejo de esa doble naturaleza a caballo entre Europa y Estados Unidos, ya el piloto a cargo del mexicano responsable de la aclamada Miss Bala, Gerardo Naranjo, ahonda en las dificultades de entendimiento entre otras dos caras de la misma moneda, esta vez dos comisarías bien distintas, una mexicana y otra americana (una bastante más corrupta que la otra) así como en la problemática pero finalmente entrañable coexistencia entre los dos policías protagonistas, la rubia y etérea Diane Kruger y el mexicano nominado al Oscar Demián Bichir.

Si en The Fall la narración se moldeaba a través de la cruda sucesión de las acciones del criminal y detective, con ásperas digresiones cotidianas y hasta sexuales, The Bridge regresa al dinamismo que ofrece la fórmula del thriller con colegas a la fuerza, quizá más convencional pero igualmente valiosa. Es, al fin y al cabo, una manera de ofrecer más asideros al espectador, tan interesado en la química que establecen ambos intérpretes -y que permite ampliar la paleta dramática con toques cómicos- como en el drama descarnado que se dibuja al fondo, el de la corrupción policial, las desapariciones de mujeres en Ciudad Juárez o la inmigración ilegal.

Y es que, contrariamente a lo que podría esperarse, en el segundo capítulo opta por separar los caminos de ambos protagonistas y diversificar una trama que en el inverosímil clímax del piloto, con bomba adosada incluida, amenazaba con convertirse en una variante de 24.

Pese a toda esa atmósfera viciada, y al margen de detalles visuales de cierto genio, como esa transición que transforma los ojos de una de las víctimas en los faros de un coche, y otros tan meticulosos como esa electricidad estática que se escucha en la banda sonido durante el descubrimiento de cierto cadáver, The Bridge funciona más gracias a la manera de sustanciar las convenciones del género que por la funcionalidad de su puesta en escena o la originalidad de su argumento, bastante apegado a lo ya habitual en una cuidada producción por cable.

Y  por sustancia me refiero especialmente a su reparto. Diane Kruger, en el papel de la eternamente incómoda oficial Sonya Cross, se aleja de su imagen glam para encarnar a una joven e inteligente investigadora, reservada e insegura hasta extremos patológicos, cuyas rarezas están perfectamente compensadas por el del afable policía mexicano a quien le toca convivir con ella. Demián Bichir ejerce aquí el papel de coprotagonista y perfecto contrapunto, logrando trascender estereotipos mexicanos con su aparente resignación pero incuestionable resolución.

Gracias a ambos y a la presencia de un extraordinario Ted Levine (sí, el villano de El Silencio de los Corderos, aquí en un registro bien distinto) y un sorprendente Lyle Lovett (que parece salido de un Twin Peaks de frontera) The Bridge consigue compensarse a sí misma y cobrar vida por encima de los patrones que marcaría otro frío y distante thriller psicológico.

Lo bueno de The Bridge, que como la adaptación de The Killing se trata de un remake más o menos fiel de un thriller nórdico, es lo bien que se adapta su premisa a la mitología habitual del relato de frontera y el western. Dejando de lado valoraciones sobre su originalidad o no, que personalmente me importan tirando a poco, resulta mucho más significativo apreciar cómo parte de la atmófera de ese género, el western, se adapta a las mil maravillas al esqueleto de un thriller de investigación y de psicópatas, o al menos en uno que incorpora con bastante brío la noción de lugar y espacio en la que se desarrolla. Los localismos y características del terroso entorno del desierto y sus ciudades desangeladas pero populosas están plasmadas en pantalla con todo verismo esperable, pero sin que ese tono de relato a pie de calle permita disfrutar de ciertos exabruptos o exageraciones que le dan salsa al relato, como la subtrama protagonizada por un Matthew Lillard que, la verdad, ajusta bien su interpretación casi por primera vez en su carrera.

The Bridge, producida por la cadena FX, se emite en España en Fox y Fox Crime los jueves a las 22:30 horas.


9 Comments

  1. Barcelonino's Gravatar Barcelonino
    31 julio, 2013 at 7:16 | Permalink

    Esta serie es un ladrillo indigesto, no me quiero ni imaginar la original nórdica.

  2. Blake Griffin's Gravatar Blake Griffin
    31 julio, 2013 at 9:56 | Permalink

    Me ha gustado The Bridge hasta ahora, por supuesto en versión original (no tienen ningún sentido los diálogos si son todos en español) aunque me ha gustado aún más The Fall, si exceptuamos que los cinco capítulos de The Fall NO ESTÁN COMPLETOS Y NO TERMINAN LA TRAMA, dios, tenía que decirlo, una serie tan buena durante cinco episodios y luego te hacen esperar un año para ver como termina. Espero que con The Bridge no hagan lo mismo y terminen lo que han empezado. No creo que sea mucho pedir…

  3. luis's Gravatar luis
    31 julio, 2013 at 10:22 | Permalink

    Al principio la serie cuesta un poco entrar en ella, pero después se ve muy bien. Esta muy bien rodada y los actores la verdad es que lo hacen los dos muy bien. En definitiva , super recomendable y maxime como esta la tele en verano.

  4. Vicent's Gravatar Vicent
    31 julio, 2013 at 11:23 | Permalink

    Buena serie, entretiene.”Ladrillo” es llamarse barcelonino. Asco de catalanufos. Iros a la mierda.

  5. casi_zero's Gravatar casi_zero
    1 agosto, 2013 at 16:15 | Permalink

    La serie original sueco-danesa es infinitamente mejor. Se podría haber conseguido una adaptación más fiel trasladando la acción a la frontera EEUU-Canadá.

  6. María's Gravatar María
    1 agosto, 2013 at 16:31 | Permalink

    Esas rarezas, reservas e inseguridades de las que hablas de la protagonista femenina, actúa así porque padece el síndrome de Asperger

  7. Perico's Gravatar Perico
    2 agosto, 2013 at 10:20 | Permalink

    El personaje del sociopata profesional, aun que habra quien ponga al señor Casa como primer ejemplo lamento no poder hablar de el, principalmente por no haber podido tragarme un capitulo completo de esa serie. Pero hay otros ejemplos, el Sherlok de la miniserie britanica, Dexter, o mas recientemente la policia de the brige.
    Parecemos abonados a estos personajes que nos atraen con esa forma de ser, sin complejos a la hora de decir las verdades y aparente mente carentes de alma, las preguntas son obias ¿nos cansaremos de ellos? ¿son fiel reflejo de nuestra sociedad? ¿tendremos que acabar como ellos para poder relacionarnos?
    De momento funcionan en la pequeña (cada vez menos) pantalla.

  8. Barcelonino's Gravatar Barcelonino
    2 agosto, 2013 at 12:14 | Permalink

    Pues nada, será que realmente sois todos unos fachas o algo. Si no vais a publicar comentarios procedentes de Cataluña y vais a mantener respuestas insultanes, por favor poned un asterisco arriba para que no perdamos el tiempo

  9. Ana's Gravatar Ana
    3 agosto, 2013 at 2:18 | Permalink

    Las bufonadas de Hollywood ya no las digieren ni ellos.
    Soy estadounidense de origen español y llevo viviendo en la frontera mas de 1 año. Si se podrian hacer peliculas muy realistas del drama fronterizo, pero se nos pondria la cara colorada a los ciudadanos de US. Es la frontera que divide mexicanos de un lado y de otro, es lo mismo que el muro de Berlin…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

OTRAS ENTRADAS

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899