‘Utopía’: La nueva serie de culto es una conspiranoia

Martes 29 de enero de 2013 - Bárbara Ayuso - 10 Comentarios
Compartir:
Menéame Tuenti

Al final me he hecho trampa a mí misma. No he tenido más remedio que, para echarme un buen estreno a las fauces, acudir a ofertas, digamos, más minoritarias apartándome de los superestrenos megaguays de las networks americanas.

Pero entiéndame, hasta que llegue House of Cards la semana que viene, últimamente me he tragado mucha morralla de estreno (Deception, Do no HarmBanshee aún debato si me gusta) y ya me rugían las ganas de buenas series. ¿Y cuál es el reducto donde siempre encuentro consuelo? En la Pérfida Albión. Esa televisión británica que, a la chita callando, está adelantando por la izquierda a los tradicionales gigantes a base de producciones de una calidad casi incuestionable. (Sí, ellos también tienen morralla, pero no nos atosigan tanto).

Y hete aquí que me topé con Utopía, de Channel 4, de la que poco se ha hablado en nuestra piel de toro, y bien merece un espacio.

Lo primero que atrapa en la serie es su poderío visual: rodada en formato panorámico y con una saturación de colores llevada al extremo, Utopía nos avisa desde el primer fotograma que tiene personalidad y está dispuesta a usarla. Y no es mayoritaria. Pero empecemos por el principio:

La serie orbita en torno a un grupo de freaks unidos por un foro virtual sobre un manuscrito ‘secreto’ llamado Utopía Experiment. Escrito por un psicótico suicida años atrás, la novela gráfica predice toda suerte de desgracias presentes, desvelando una conspiración de alargados tentáculos. Al parecer, existe una segunda parte en algún lugar, que podría ser la clave definitiva. Por supuesto, el grupete de antisociales se lanzará a ello: componen el draconiano grupo la irritante Becky, el atolondrado Ian, el chalado Wilson Wilson y un criajo de hogar desestructurado. Poca broma con ellos.

Como en toda conspiración que se precie, hay alguien interesado en mantenerla bajo las alfombras. Olvídense del MI5 o los Illuminati, aquí son dos tipos de lo más raruno, cuyo goce sanguinario recuerda lejanamente al Jules y Vincent Vega de Pulp Fiction, como dice Mariló García. Aún no sabemos qué o quién mueve los hilos, pero si permite a sus esbirros ir por ahí cargándose gente con una bolsa térmica amarilla y aspecto de haber salido de un videoclip de Gorillaz, es que van en serio.

Pero la trama tiene más. Porque todo esto sucede en un escenario del que sabemos poco, pero ya nos inquieta: el país está atravesando una especie de apocalipsis-soft, con una inquietante subida del precio de los alimentos y muchos problemas de salud pública. Para más inri, el ayudante del ministro de sanidad, un perdedor pusilánime, es una marioneta manejada por unos rusos que también se las gastan finas.

Utopía sólo escatima en explicaciones, de todo lo demás anda sobrada: sexo, violencia, humor negro y pocas contemplaciones. El ambiente apocalíptico es asfixiante e hipnótico, pero sobre todo, desconcertante: uno no sabe qué es lo que ocurrirá la siguiente escena, porque aunque mi sucinto relato lo haya sugerido, esto va más allá de una panda de frikis desvelando una conspiración. ¿Qué pinta un conejo, a lo Donnie Darko en todo esto? ¿Quién es la tal Jessica Hyde a la que todos buscan? ¿Hasta dónde llega la conspiración? ¿Quién peina a y viste a los asesinos aquí? ¿Qué hace un tipo que ha dirigido el musical de Matilda en el West End (Dennis Kelly) dirigiendo esta locura?

Tenemos seis capítulos de una hora para despejar incógnitas y devorarnos las uñas durante 59 minutos semanales que son un no parar de disfrutar. Por si no se nota, a mí ya me ha atrapado, y además he descubierto un nuevo gurú visual: Ole Bratt Birkeland, el director de la fotografía de la serie, al que pienso seguir la pista.

Si Utopía se convierte en serie de culto, no me digan que no se lo advertí.

 


10 Comments

  1. Alejandro's Gravatar Alejandro
    30 enero, 2013 at 9:09 | Permalink

    Totalmente de acuerdo, sólo me preocupa que la historia derive en algo parecido a Lost y que acabe planteando en cada episodio más preguntas que respuestas hasta terminar en un ridículo final. De momento, la bolsa amarilla va camino de convertirse en un deseado icono freak.

  2. Hrvln's Gravatar Hrvln
    30 enero, 2013 at 10:05 | Permalink

    Has dicho las palabras mágicas. Conspiración y fin del mundo. Aunque las series brit no suelen gustarme. Le daré una oportunidad.

  3. Keraunos's Gravatar Keraunos
    30 enero, 2013 at 10:43 | Permalink

    Parece muy interesante, creo que le daré una oportunidad.

    Por cierto, mire el significado de draconiano, porque no creo que quiera decir lo que usted cree que significa.

  4. Chris Hansen's Gravatar Chris Hansen
    30 enero, 2013 at 11:06 | Permalink

    Buenos inicios, malos finales.

  5. Rodrigo's Gravatar Rodrigo
    30 enero, 2013 at 14:11 | Permalink

    Otro tostón vacuo. Como Lost, Walking Dead, la de Spilberg y sus extraterrestres, la que nadie se muere, la última temporada de Fringe -y muchos capítulos anteriores-, lo que vendrá de Homeland, Scandal, Último Destino, Terra Nova, etc. Me quedo con Theesome o Sin Pegar Ojo o Boss o Con C Mayúscula o Episodes o, puestos frikies, Big Bang. Zombies, vampiros y adláteres, apocalipsis, fenómenos absurdos con personajes sin consistencia y nada creíbles en lo relativo a interpretación. Para eso, me río con la serie ‘documental’ Alienígenas, del canal Historia -y porque lloro de pena con La Humanidad, del mismo canal- que están al mismo nivel que esas series, en la línea de la pseudo-cultura estadounidense y por extensión, últimamente, en algunas series -dos, para ser concretos, contando con ésta, la del Dr. Who y la arriba mencionada- inglesas -con la noticia de que G.B. se ha planteado el tema de un fenómeno zombie, como aquélla antigua película británica de iual temática. Ya ha pasado el rollo del 2012.

  6. marco antonio's Gravatar marco antonio
    30 enero, 2013 at 16:37 | Permalink

    Muy de acuerdo cn el articulista en que de las islas sale con diferencia la mejor tv, en forma de serie, no tenia conocimiento de esta, pero no dejare de visionarla.

  7. er cuco's Gravatar er cuco
    31 enero, 2013 at 3:10 | Permalink

    Completamente de acuerdo con su artículo.
    Mucho mejor las series británicas – últimamente – que los bodrios americanos…. (Banshee stinks)
    Además Channel 4 no suele apostar por cosas muy malas. Tras los tres primeros capítulos aún me sigue gustando la repetida pregunta ” Where is Jessica Hyde? “y, me encanta el uso de los estridentes? colores utilizados en esta serie.
    Saludos.

  8. Snufkin's Gravatar Snufkin
    1 febrero, 2013 at 0:28 | Permalink

    Rodrigo por favor, vuelve a tu cueva, aquí solo queremos ser felices xD

  9. Barcelonino's Gravatar Barcelonino
    4 febrero, 2013 at 13:32 | Permalink

    El piloto me ha gustado, aunque lo tuve que parar un momento para asimilar lo que estaba pasando.

  10. marcelopolus's Gravatar marcelopolus
    23 febrero, 2013 at 1:27 | Permalink

    Disculpen mi poca concentración, pero me repetiré los 6 capítulos, únicamente con el fin de comprender aun mas la trama, ya que a sido de todo mi agrado esta serie, tanto así que me atrevo a recomendarla.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

OTRAS ENTRADAS

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899