‘Sherlock’ es impresionante

Jueves 26 de enero de 2012 - Juanma González - 38 Comentarios
Compartir:
Menéame Tuenti

Sherlock, la actualización del mito creado por Arthur Conan Doyle realizada por la BBC británica, ha sido un extraordinario éxito de crítica allí donde se ha emitido. Por lo que a mi respecta, su primera temporada, que concluye este jueves en Antena 3, está compuesta de tres de las mejores películas que he podido ver en los últimos meses.

En el Sherlock que se han sacado de la manga los guionistas Mark Gatiss y Steven Moffat (guionista del Tintín de Spielberg) existe esa chispa vital que sólo puede provocar una ficción sin fisuras y elaborada para el puro placer lúdico del espectador. Su mezcla audaz y honesta de seriedad y humor, velocidad y misterio, espectáculo y buen gusto, convierten Sherlock en un goce audiovisual que hace honor a la creación de Conan Doyle.

La primera temporada de Sherlock se inserta de lleno en la tipología de serie policiaca y procedimental, con tres casos aparentemente desconectados entre sí -por mucho que la sombra de un enemigo oculto vaya surgiendo- y una investigación que es el único hilo conductor del relato. Y decimos serie, pese a que la duración de cada episodio es de noventa minutos, lo que convierte cada aventura de Sherlock en una película seriada. El concepto desarrollado por Steven Moffat y Mark Gatiss (que también interpreta aquí a Mycroft, el hermano de Holmes) goza en este sentido de un ritmo absolutamente frenético, y un aspecto visual que asemeja la experiencia a la de un largometraje. La puesta en escena es sumamente dinámica, y lo es preservando un perfecto equilibrio respecto a los diálogos y las interpretaciones, y pese a algunos ornamentos destinados a hacer más atractivo el relato (los sms y e-mails se visualizan en pantalla, sin voz en off). La variedad de escenarios londinenses dibujan una ciudad estilizada, contemporánea y atractiva, tanto en su vertiente turística como en la más miserable y siniestra. Y no quiero dejar de citar la elegante música y el pegadizo tema principal de David Arnold, autor británico vinculado a la saga James Bond desde hace cinco películas.

Pero sobre todo, lo mejor de Sherlock es que cuenta con dos actuaciones magistrales, las de sus protagonistas Benedict Cumberbatch y Martin Freeman, que aportan una visión de los personajes fresca y respetuosa con la fuente. Ambos aparecen perfectamente integrados en un relato de acción y suspense repleto de humor que, como adaptación libre de Conan Doyle que es, resulta a la vez irreverente y absolutamente fiel a la labor del escritor.

Por eso, el Sherlock de Moffat y Gatiss, e interpretado por Benedict Cumberbatch (El topo, War Horse) se define como un “sociopata con muchas aptitudes” que considera “aburrido” tener un trabajo, abusa de los parches de nicotina, y que utiliza con arrogancia la tecnología más cotidiana para resolver los desafíos. Anuncia sus servicios en una página web llamada ‘The Science of Deduction’, y su cinismo y capacidad de manipulación sobrepasa en ocasiones la crueldad con sus allegados. Sin duda, se trata de todo un antihéroe con muchos puntos en común con el célebre House, una serie que hibridó con éxito el drama médico con el policiaco procedimental, y en la que -al igual que aquí- la faceta humana del protagonista era descubierta sólo de manera muy progresiva. Por cierto, que el Holmes interpretado por Benedict Cumberbatch no es de los que se quedan quietos en la habitación, sino que gesticula, corre por los tejados y tampoco duda en desenfundar la pistola si es necesario.

John Watson, por su parte, es ahora un soldado herido en la guerra de Afganistán que encuentra en Sherlock la fuente de emociones fuertes que necesitaba. Martin Freeman, visto en la serie británica The Office (y protagonista de El Hobbit, la precuela de El Señor de los Anillos que Peter Jackson estrenará en diciembre) encarna al doctor y soldado con la mezcla perfecta de humor y seriedad. La constante sensación de incomodidad que aporta al personaje lo convierte en el ancla emocional perfecta con la audiencia. Atención a la inteligente jugada del tercer episodio, en el que se da a entender que Watson relata en su blog personal sus aventuras con Holmes, bautizadas con el mismo título que los propios capítulos anteriores… un guiño notable a Conan Doyle, que narró las aventuras de Holmes a través de la mirada de su fiel escudero, y que demuestra que Moffat y Gatiss han metido vitaminas al personaje, pero conociendo al dedillo el legado literario.

Y llegamos al villano. Naturalmente, todo héroe necesita uno, y el de Sherlock Holmes sólo puede llamarse Moriarty, un psicópata genial dispuesto a sembrar la anarquía y que sólo conoceremos al final de la primera temporada (¿o será un poco antes?). El Joker definió perfectamente la situación en El caballero oscuro, con aquello de un “objeto imparable q choca contra un objeto inamovible” y que no es sino la inversión del arquetipo de Holmes, con un toque divertidamente homoerótico mucho mejor introducido que en la versión action-man fabricada por Guy Ritchie para la gran pantalla. El soberbio enfrentamiento final del tercer capítulo, después de que Holmes y su enemigo hayan jugado a ‘Simon dice’ por las calles de Londres, nos deja con ganas de muchísimo más. Habrán notado que no he nombrado de ella ningún defecto… Es que, francamente, no se los veo.

La primera temporada de Sherlock, que emite Antena 3 desde hace dos semanas, consta de apenas tres episodios de noventa minutos. La segunda, de igual duración, está siendo emitida por el canal TNT en España.

Aquí les dejo la conclusión de la primera temporada, que no deberían ver bajo ningún concepto si no han seguido la serie. Si lo han hecho, estoy seguro que ver de nuevo los últimos ocho minutos de la primera temporada, en los que alguien muy especial revela su verdadera cara, les supondrá un placer enorme…


38 Comments

  1. Santi's Gravatar Santi
    26 enero, 2012 at 10:46 | Permalink

    En realidad los dos van a estar en “El Hobbit”. Cumberbatch va a ser la voz de Smaug.

  2. Bergil's Gravatar Bergil
    26 enero, 2012 at 10:57 | Permalink

    ¿Cómo que “John Watson, por su parte, es ahora un soldado herido en la guerra de Afganistán “? En las historias de Conan Doyle John Watson ya era un soldado herido en las guerras de Afganistán (hay cosas que no cambian ni en ciento cincuenta años, parece…). De hecho, en “Estudio en escarlata”, Holmes deduce qué es Watson y de dónde viene exactamente del mismo modo que en el primer episodio de la serie…

    • Juanjo's Gravatar Juanjo
      26 enero, 2012 at 14:28 | Permalink

      De hecho, ese detalle es fundamental para mi. Lo de Afganistán y cómo Holmes lo deduce es una declaración de intenciones de la serie actual, y debería apreciarse conjuntamente con lo de “rache”, que viene a decirnos que sí, pero no tanto. Me encanta. Ficción inteligente y respeto al espectador-lector.

      • Pedro's Gravatar Pedro
        6 septiembre, 2012 at 18:33 | Permalink

        Menos mal!!
        Creí -con pánico- que era el único que leía a Conan Doyle de pequeño y se acordaba de ese detalle, que es tan importante como revelador de la calidad con la que se ha hecho esta adaptación

        • San's Gravatar San
          2 julio, 2013 at 17:00 | Permalink

          Leí varias veces los libros y no lo recordaba… Tendré que volver a leerlos…. xD

  3. M's Gravatar M
    26 enero, 2012 at 11:00 | Permalink

    Pues yo, viendo el primer episodio de la 2ºT me quedé frito (quiero decir dormido). Lo siento.
    Nota: La M no es de Moriarty

  4. antifiborg's Gravatar antifiborg
    26 enero, 2012 at 11:32 | Permalink

    Recuerdo de esta mini-serie que el primer capítulo me impresionó por la novedad, aunque la velocidad me apabullaba un poco. El segundo capítulo me aburrió, se hizo eterno. El tercero me pareció un sinsentido, con un M ridículo que producía una mezcla de vergüenza ajena e hilaridad: “Éso es M?…Juass”.

    Pensé que con la última escena en la piscina -esperpéntica y sin emoción- los guionistas habían dado su último suspiro, pero no…parece que han cogido fuerzas para otra temporada.

    Habrá que verla. Y espero que escondan a M, para reír ya está Mota.

  5. jf's Gravatar jf
    26 enero, 2012 at 12:20 | Permalink

    Si sólo es por ponerse repelentes (como Sherlock) el único fallo sería que el domicilio en Baker St. no está rodado realmente en dicha calle en Londres.

  6. A.'s Gravatar A.
    26 enero, 2012 at 13:45 | Permalink

    Teniendo en cuenta que A3 emite el tercer episodio esta noche, hubiera sido mejor esperar a mañana para publicar esto. O al menos no haer dad otantos detalles del tercer episodio.

  7. MQE's Gravatar MQE
    26 enero, 2012 at 13:47 | Permalink

    Pues la segunda temporada es mejor….
    ¡Increíble!

    • charlumi's Gravatar charlumi
      27 enero, 2012 at 6:08 | Permalink

      Estoy de acuerdo. La 2ª temporada es impresionante, y el último episodio mejor todavía.

      Steven Moffat (quien logra los mejores episodios de Dr. Who) lo borda una vez más.

      Saludos.

  8. per's Gravatar per
    26 enero, 2012 at 13:52 | Permalink

    Entretenida , diverteida, inteligente y mucho, mucho más.
    Junto con House, lo mejor de la tele. Sobre todo si las comparamos con las series tan petardas de produccion nacional.

  9. Ben Grimm's Gravatar Ben Grimm
    26 enero, 2012 at 14:17 | Permalink

    Pues yo me lo he pasado pipa con todos los episodios emitidos hasta la fecha. Eso si, el mejor, para mi gusto, el primero de la segunda temporada. Ya vereis, ya… Y espero que lo veais en version original, porque la traduccion al español de dicho episodio es PESIMA.

  10. Duran's Gravatar Duran
    26 enero, 2012 at 14:48 | Permalink

    La serie es muy buena y, efectivamente, conserva todo el espíritu del original. Mucho mejor de lo que nunca hubiera esperado de una adaptación de Holmes a los tiempos actuales. Los guiños a las novelas y a la mitología holmesiana en general son constantes, y a su vez las variaciones y novedades están bien traídas y creo que agradarán a los fanáticos del personaje.

    El resultado es un trabajo muy profesional en todos los sentidos. Me ha gustado mucho.

  11. ldblogsadmin's Gravatar ldblogsadmin
    26 enero, 2012 at 14:57 | Permalink

    A mi me gusto mucho

  12. Alma's Gravatar Alma
    26 enero, 2012 at 15:20 | Permalink

    Hola a todos:

    La reseña es magnífica, como la serie, aunque es cierto que el 2º episodio de la 1ª Temporada es flojito. Hoy emiten en TNT el 2º episodio de la 2ª Temporada. A ver qué tal es. Por cierto, parece que habrá 3ª Temporada…

    Personalmente, soy ‘sherlockmaniaco’ y la serie me satisface, en general, aunque hay cosas que chirríen un poco, pero otras resultan frescas y novedosas.

    Saludos

    • JMG's Gravatar JMG
      26 enero, 2012 at 17:10 | Permalink

      TNT emite hoy el tercero y ultimo de la segunda temporada.

      • Alma's Gravatar Alma
        26 enero, 2012 at 20:33 | Permalink

        ¡Elemental… que me equivocara!

        Gracias, JMG. Me había ‘esquivocado’, es cierto. Hoy TNT emite el tercer episodio, la versión sobre ‘El problema final’, o la famosa caída en las cataratas de Reichenbach, o como diantres se escriba. Veremos qué tal es…

        Saludos

  13. 26 enero, 2012 at 15:52 | Permalink

    La serie es absolutamente brillante, al igualq eu sus protagionistas. Algo inteligente y audaz para variar entre toda la basura televisiva. La segunda temporada es mucho mejor!!

  14. Ariba's Gravatar Ariba
    26 enero, 2012 at 16:10 | Permalink

    Me he visto la serie (las dos temporadas) en internet hace tiempo (ups!!!), y tengo que decir que cada episodio me gustó más que el anterior, y eso que el primero ya me pareció perfecto. El último episodio de la segunda, me lo he visto varias veces, parando escenas del final para ver cómo nos la cuelan (que sabes que lo hacen), pero no sé todavía cómo.

    • JoseF Goldman's Gravatar JoseF Goldman
      27 enero, 2012 at 7:08 | Permalink

      Busca en internet, (youtube), no te doy el link para que no tengan la tentación de observar como se ejecutan las últimas secuencias.

  15. Z's Gravatar Z
    26 enero, 2012 at 18:54 | Permalink

    La ficción UK tiene una ventaja sobre la americana: la falta de dinero hace que tengan que ir al grano y no puedan permitirse el ir estirando tramas como chicles que mucho antes del final ya no saben a nada. Es complicadísimo de diez o quince años acá encontrarse series UK de más de tres temporadas, mientras que en los USA la tendencia es a la inversa. House es un buen ejemplo de como alargar a lo tonto una serie puede llevársela por delante. Con suerte Sherlock nos durará muchos años en este formato de tres capìtulos por temporada. Es cómodo para los guionistas y accesible para que actores de prestigio puedan compaginarlo con el cine.

    Hablando de series UK, váyanse a por Cracker, la versión adulta y sin censurar de House, donde no hay que disfrazar sentimientos e intenciones para que no molesten a la sensibilidad del mainstream. Otra serie espectacular.

  16. Amparo Huertas Campos's Gravatar Amparo Huertas Campos
    26 enero, 2012 at 19:55 | Permalink

    Hola, pues yo ha he visto las dos temporadas en versión original y si os gustó la primera, la segunda es una gozada.

    Siempre me ha gustado la calidad de las series británicas, sobre todo los interpretes, que suelen ser magníficos. No conocía el trabajo de Benedict Cumberbacht, pero sí a Martin Freeman y la variedad de registros que son capaces de tocar, así como la química personal, que se adivina entre ambos actores, añade un plus de calidad.

    Es curioso como se puede hacer una reactualización de una novela del siglo XIX en el XXI sin que pierda ni chispa de autenticidad al original y lo digo porque desde que era pequeña era una fan total de las aventuras de Sherlock Holmes y me las leí todas del tirón. En comparación, el largometraje de Guy Ritchie está pensado para adolescentes palomiteros, a pesar de que tanto Downey Jr como Law son buenos actores. Siendo el siglo XXI, ésta es más fiel a los personajes originales y al espíritu de la obra de Sir Arthur Conan-Doyle y mucho más respetuosa.

    Me encantan el sutil sentido del humor (negro) que envuelve toda la serie y el tono entre hiperactivo y socialmente incapaz que le dan a Holmes, frente al equilibrio emocional y seriedad de Watson, y sobre todo, los brillantes diálogos entre ambos. También hay que destacar a Una Stubs como una impagable Mrs Hudson “I’m your landlady dear, nor your housekeeper” y el solvente Graves, como el detective inspector Lestrade.

    En la página de la BBC me he enterado que está confirmada la tercera temporada ya, a ver como resuelven el intrigante final de la segunda temporada, yo todavía estoy dándole vueltas… je, je, je.. Los de la CBS están planeando una versión americana, que me parece completamente innecesaria. En fin, que decir mas… Saludos y gracias por su bloq.

  17. Amparo Huertas Campos's Gravatar Amparo Huertas Campos
    26 enero, 2012 at 20:03 | Permalink

    Hola, estoy totalmente de acuerdo contigo, la falta de dinero hace que se agudice el ingenio, que no puede faltar en ningún relato de Sherlock Holmes. El formato de tres episodios largos la hace totalmente adictiva y cada final te deja con ganas de más. Cuando comparo esto con la ficción nacional, penosa en general, me pregunto si no será falta de talento y ritmo más que falta de dinero lo que hace la televisión en España tan infame.
    No tengo noticias de esa serie que dices, entiendo que es como una versión británica de House, se me ponen los dientes largos, porque House fue muy buena, en parte por la gran calidad y el carisma de Hugh Laurie, pero una vez que vi que el truco consistía en enganchar a los espectadores en esperar a ver si no era un zombi inhumano y un auténtico bastardo o tenía corazoncito, dejó de interesarme. Además siempre me ha gustado el humor vitriólico y políticamente incorrecto de los ingleses. Un saludo.

    • Z's Gravatar Z
      26 enero, 2012 at 21:36 | Permalink

      No es una versión UK de House, de hecho es bastante anterior, aunque aprovechando el tirón hicieron un capítulo especial en 2006. Digo lo de la versión porque es, al igual que House, un médico “disfuncional”, en este caso un psiquiatra que trabaja con la policía, así que comparte algunos rasgos de comportamiento y además el aspecto detectivesco de House, en este caso aplicado a criminales y no a enfermedades. Pero es mucho más cruda en todos los aspectos, más drama, aunque tampoco le falte sentido del humor. Y Coltrane está fabuloso.

  18. Luis's Gravatar Luis
    26 enero, 2012 at 20:16 | Permalink

    “Estudio en rosa” y “Escándalo en Belgravia” los dos mejores capítulos.

  19. beli's Gravatar beli
    26 enero, 2012 at 20:40 | Permalink

    La 2ª temporada es GENIAL, LOS 3 EPISODIOS… hacía tiempo que no disfrutaba tanto con una serie, espectacular es poco y me quedo corta, evidentemente en idioma original gana muchísimo, aunque haya que leer los subtítulos, no importa, ya que el doblaje español y con mis respetos para los actores de doblaje ( la voz de Sherlock le va al personaje de Castle que es quien lo dobla, pero no al detective inglés) no le hace honor.

  20. Alma's Gravatar Alma
    26 enero, 2012 at 23:00 | Permalink

    ¡Impresionante el tercer capítulo de la 2ª temporada! Tal vez sea porque acabo de verlo, pero me parece el mejor de las dos temporadas.

    En fin, coincido con vuestras opiniones. Y ya tengo ganas de que hagan la tercera, jajaja…

    No entro en el tema de la versión castellana versus el original inglés. Es evidente que el original es superior a cualquier doblaje. Siempre. O casi siempre.

    Salvo ciertos dobladores de ciertos personajes en ciertas películas; actores de doblaje que, en mi humilde opinión, mejoran a los originales pero, visto el parecer de los que habéis disfrutado de SHERLOCK en inglés, no parece que sea este el caso.

    Lástima que, de momento, el juego haya acabado…

    Saludos a todos

  21. gladys's Gravatar gladys
    27 enero, 2012 at 8:17 | Permalink

    Al fin,despues de un año de haber empezado a ver esta serie en tv de cable ono,y preguntarme,porque nadie se había dado cuenta de lo buena que era, no se hablaba de ella,ahora me alegra ver que ya está donde se merece.

  22. Archiduque's Gravatar Archiduque
    27 enero, 2012 at 8:30 | Permalink

    Una de las cosas que más me gustó de la introducción es que explica muy bien el personaje de Watson, con detalles que muchos desconocían. Su papel en la Guerra de Afghanistán es fundamental y no deja de ser irónico e instructivo que un personaje pueda revisitarse un siglo después contando con los mismos antecedentes. A mis amigos oficiales que son destinados allí les recomiendo siempre que se lleven “Harry Flashman. Un espía al servicio del Imperio Británico” de George Mc Donald Fraser (en Edhasa) para que se rían viendo como hay cosas que no cambian en siglos…

  23. Z's Gravatar Z
    27 enero, 2012 at 14:03 | Permalink

    Ay, y no me puedo creer que en este blog no se haya hablado todavía de The Thick of It, la serie definitiva sobre la política actual. Ideal para lectores de LD.

  24. Fernando's Gravatar Fernando
    28 enero, 2012 at 15:23 | Permalink

    ¿Porqué los traductores de las series no se asesoran debidamente?
    Al final del 1º capítulo, Holmes dice que se ha realizado un disparo a gran distancia con un revolver, cuando en realidad es una pistola (semiautomática). Eso sí, en los libros, Watson usaba revolver.
    A algunos, esos detalles nos chirrían.
    Y no hablemos de algunos traductores de novelas.

  25. A's Gravatar A
    30 enero, 2012 at 10:12 | Permalink

    La verdad es que ya era hora de que la pusieran en abierto en algún sitio. Esta harta de ser la única de mi entorno que había visto esta joya…
    Bueno, comparto la crítica de don Juanma, excepto que para mí tiene algún defecto, como que no me gusta el planteamiento de Moriaty. Lo compensan sacándole mucho partido a Mycroft Holmes y llenando la serie de detallitos de esos que hacen que a los frikis dispuestos a despellejarte en cuanto toques a su mito (me incluyo en la categoría) les guste casi más que al público general. Se nota que Gatiss y Moffat, además de ser fans de las novelas, se dedican a escribir capítulos de Doctor Who.
    Alguien decía por ahí que es la falta de presupuesto lo que agudiza el ingenio. No lo dudo, aunque en esta serie hay mucho dinero metido; no hay más que ver la calidad de la imagen o el mimo con el que están hechos algunos planos. Pero hay sobre todo talento, sutileza, buen oficio y ganas de hacer un buen producto y no sólo algo que dé dinero y audiencia. A los que hayan visto la segunda temporada les sugiero que piensen cómo habría enfocado una cadena española el personaje de Irene Adler y cuando acaben de temblar lo vuelvan a comparar con el original. O quién se hubiera tomado el trabajo de pulir esa maravillosa última media hora de la temporada para sacarles tanto partido a los actores.
    Y sí, mejor la versión original. El trabajo de los actores es demasiado bueno y la traducción demasiado chapucera.
    Espero que no tarden demasiado en hacer la tercera temporada. Aunque de momento nos dejan entretenidos intentando deducir qué demonios ha pasado al final de la segunda.

  26. Silvia's Gravatar Silvia
    14 febrero, 2012 at 19:31 | Permalink

    Las series de la BBC son extraordinarias. Acabo de ver “North & South”, desconocida en España, y es que no me la puedo quitar de la cabeza. Todo en ella es excelente: la adaptación de la novela de Elizabeth Gaskell a un guión televisivo de sólo 4 capítulos (¡4 horas!) sin que se pierda nada del espíritu y de la intención del libro; los actores (espléndidos todos en sus respectivos papeles, es un auténtico placer verlos y oírlos), la música, el vestuario, la reconstrucción de la época (hacia 1850) y los dos ambientes en que se desarrolla la trama: una ciudad industrial, sucia y gris, del Norte de Inglaterra y el locus amoenus que tanto añora la protagonista, la campiña del Sur. No encontraréis nada mediocre ni chapucero. Lo primero, han estudiado el libro a fondo. Se han documentado en los museos y han recurrido a los “amigos de los ferrocarriles” (en España también los hay, pero ¿quién lo sabe?) para utilizar uno de ellos en la emocionante escena final. Cuando series como esta se emiten en la tele, el público se vuelve loco por leer los libros (Gaskell, Austen, Dickens y tantos otros). Y, como muy bien habéis dicho, saben hacer de la necesidad virtud, aprovechando la escasez de medios para centrarse en lo esencial, logrando que la imaginación del espectador ponga lo no puede salir en la pantalla. La acción transcurre durante la mayor parte del tiempo en la ciudad, llena de fábricas de tejidos. Pues bien, con muy pocas tomas de los mismos sitios y pocos extras, saben introduciros en aquella atmósfera contaminada, en calles populosas e inmundas, donde se hacinan miles de hombres, mujeres y niños pobres y enfermos, en el estruendo de los talleres… En fin, una obra maestra. Ya podían aprender los españoles.

  27. 11 marzo, 2012 at 18:18 | Permalink

    He encontrado una web genial que tienen todos los capitulos con mas de un enlace por capitulo por si falla uno.
    http://sherlockonline.blogspot.com/
    No es muy famosa pero se lo merece. Difundanla.Un saludo gente

    • ben_holmes's Gravatar ben_holmes
      3 septiembre, 2012 at 17:31 | Permalink

      Gracias tio, que me ha servido muchisimo

  28. Amparo's Gravatar Amparo
    15 mayo, 2012 at 22:30 | Permalink

    Hola, ¿alguien sabe cuando salen los DVD de la segunda temporada de Sherlock? es que estoy “absolutely Sherlocked”, como Irene Adler. Ahora a esperar la tercera temporada, a ver si mi teoría de, cómo pasa lo que pasa al final, es correcta.

    Alguien sugiere por ahí que nos imaginemos como sería el episodio de “Escándalo en Belgravia” si la hubieran hecho en España, bueno, no hace falta mucha imaginación: un alarde de mal gusto y un aburrimiento total.

    Las series españolas actuales adolecen de unas interpretaciones lamentables por parte de los actores jóvenes y los mayores, que si son verdaderos actores tienen que echarle narices a los guiones con los que tienen que trabajar, una cuestión alimenticia, sin duda.

    Unido a todo esto están los presupuestos escasos (aunque eso no es obstáculo con las series made in UK. Y es que dónde hay talento…) la falta de imaginación, las tramas de escaso interés, los fallos en el ritmo cinematográfico y la horrorosa “corrección política”, como si la gente, cuando nos sentamos a ver la tele en vez de entretenernos quisiéramos que nos adoctrinaran en Educación para la Ciudadanía. Son veneno para los espectadores, un asco, vamos.

    Retomando lo de Sherlock, desde luego hay que verla en versión original, el doblaje es infame y la traducción deja mucho que desear, hay episodios como el del “Sabueso de los Baskervilles” donde incluso se cambia por completo el sentido de una línea de diálogo y dan a entender justo lo contrario. Me refiero a la escena en la que uno de los dueños del hostal se disculpa con Watson por no poder haberles encontrado una habitación de matrimonio, asumiendo que son gays, como ellos… en fin ¿Quién traduce los guiones? y ¿Dónde fue a parar la excelente profesionalidad de los dobladores españoles?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>

OTRAS ENTRADAS

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899