Los enigmas del 11-M

« De Juana o la impunidad más absoluta | Principal | Los terroristas no se equivocan »

La tajada del PNV

24 de Octubre de 2008 - 12:43:22 - Regina Otaola

Compartir:
Menéame Tuenti

No les duelen prendas a la hora de confesarlo: el PNV saca tajada del dinero de todos los españoles por la vía expeditiva del chantaje político y de la amenaza separatista. Pero lo grave es que el Gobierno ceda a sus pretensiones para obtener el apoyo de los nacionalistas vascos a los Presupuestos Generales, mientras el PNV continúa con su desafío al Estado de Derecho promoviendo un referéndum de secesión. Es claro que el apoyo del PNV tendrá como contrapartida el apoyo socialista a las cuentas del Plan independentista de Ibarretxe, como viene ocurriendo desde que Patxi López sustituyó a Redondo Terreros para echarse en manos de los nacionalistas. Lo que no queda claro es cómo compatibilizan los socialistas su denuncia de la imposición nacionalista con la realidad de su apoyo incondicional al Gobierno Vasco.

Pero, a su vez, los que sacan tajada del Gobierno Vasco son los terroristas. Porque, no podemos olvidarlo, ETA se sigue financiando a través de instituciones vascas como los ayuntamientos gobernados por ANV o por fuerzas nacionalistas (PNV, EA, Aralar) que siempre incluyen partidas en las cuentas municipales destinadas a financiar al entorno de los presos de ETA. Y por supuesto una de las partidas más importantes destinadas a los terroristas proviene directamente del Parlamento Vasco a través del PCTV, aparte de todas esas subvenciones que también se conceden a familiares de etarras o a organizaciones "parafamiliares". Y es que para el PNV son ya demasiados años negociando de esta manera, con ETA poniendo bombas mientras ellos se rasgan las vestiduras por la "represión del Estado español". Al final, el PNV se trae el dinero "para Euskadi", y es entonces cuando comienza el verdadero reparto de fondos donde el que reparte, como es obvio, se lleva la mejor parte, pero sin olvidar nunca a los que han sacudido previamente el árbol.

 

Aún hay más: este jueves se celebró un pleno en el parlamento foral de Guipúzcoa donde el ejecutivo territorial (PNV-EA), con el apoyo de EB y Aralar, logró aprobar una moción de condena de la actuación del juez Baltasar Garzón contra dos empresarios vascos extorsionados por ETA. En su día ya critiqué las formas de esta intervención del "juez estrella" de la Audiencia Nacional, pero desde luego no el fondo. Porque lo importante en esta cuestión no es tanto proteger la privacidad de los interrogados por Garzón como la de acabar con la financiación del terrorismo etarra, y por ello considero que de nada sirven las condenas y las expresiones de solidaridad a las víctimas del chantaje terrorista si después resulta que no existe voluntad alguna de acabar con el terrorismo y con sus demás fuentes habituales de financiación.

ETA lleva cuatro décadas obteniendo dinero mediante la extorsión a comerciantes, empresarios, profesionales liberales o cocineros de renombre, y la mantuvo incluso cuando decidieron "perdonarnos la vida" durante un breve periodo de tiempo, mientras negociaban con el Gobierno socialista, aunque el ministro del Interior negara una y otra vez que llegaban a los empresarios vascos y navarros las cartas del "impuesto revolucionario" -luego los socialistas nos explicaron que, aunque llegaban, los terroristas las habían escrito en un tono mucho más amable de lo acostumbrado-. Como siempre, la postura del PP ha sido la de mostrar su solidaridad a todas las víctimas de ETA, pero sobre todo la de apoyar decididamente a los empresarios que se niegan a pagar la extorsión económica a los terroristas.

Por el contrario, el PNV condena la extorsión de ETA a los empresarios, pero luego es incapaz de reclamar al Gobierno socialista con el que negocia su "tajada" que disuelva los ayuntamientos controlados por los proetarras, lo que llevaría efectivamente aparejado un recorte sustancial en las finanzas de los terroristas. A su vez, ni el Gobierno socialista ni el PSE han hecho nada para presionar al PNV a presentar mociones de censura en aquellos ayuntamientos donde se podía desalojar a ANV. De hecho, hace no tanto prometía un dirigente guipuzcoano del PSE que, "cada vez que el PNV nos llame para hablar de algo, le recordaremos la moción de censura de Mondragón", pero está claro que sólo para echar unas risas a cuenta de su estafa conjunta con las "mociones éticas", que sirvieron únicamente para que los batasunos se publicitaran y se reafirmaran en sus posiciones proetarras.

Para rematar la jugada, durante años se ha beneficiado ETA de la mediación del PNV en el cobro de la extorsión a empresarios. Incluso fueron publicados los documentos incautados a la banda en los que nítidamente se constata la colaboración del PNV o reparto de funciones con ETA a la hora de dirigir la recaudación del "impuesto revolucionario", ¿o acaso no recordamos cómo aparecía, junto a los nombres de algunos empresarios, la frase "ha cumplido con el PNV"? Este eximente, esta auténtica "discriminación positiva" por razón de carnet de partido, demuestra una vez más cómo la connivencia de un sector importante del nacionalismo con ETA es la clave que permite comprender la pervivencia de la banda. Y cómo, en definitivas cuentas, los que sacan tajada de la situación son siempre, ayer como hoy, los recogenueces del PNV.
Comentarios (1)
1 versus, día 24 de Octubre de 2008 a las 14:05
Cuánta verdad, Regina. Y el chivatazo a ETA, el que alertó a los extorsionadores, en el cajón... que hay que juzgar a Franco. Quiero pensar que la enfermedad de España pasará pronto. Mucho ánimo Regina.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899