Los enigmas del 11-M

« ¿Acaso debemos fiarnos del Gobierno? | Principal | Blanqueo de delitos, recompensa de la adicción »

Dos no, una sí

15 de Abril de 2010 - 13:27:29 - Regina Otaola

Compartir:
Menéame Tuenti

Cuanta insensatez y estupidez nos están brindando una serie de personas durante estos últimos días. Actuaciones, que si no fuera porque el Gobierno de ZP les apoya y les saca la cara, podríamos reírnos a mandíbula batiente. 

Sino de qué otra manera podemos reaccionar ante un personaje como Carrillo cuando dice: "Sin darnos cuenta están reapareciendo las dos Españas". ¿ Es que la campaña guerracivilista del gobierno de Zapatero se hace sin darse cuenta? Porque veo en Carrillo a un representante de la peor izquierda de la guerra civil utilizando frases y conceptos que no se ajustan a la realidad de la España actual. Una España autonómica con millones de ciudadanos asentados en el sentido común. Porque somos millones, entérese bien Vd. y "los odiantes" que le acompañan, los que sin vivir la guerra civil, guerra en definitiva entre hermanos, pusimos todo de nuestra parte para que la Transición sirviera como puerto de abrigo para todos y cada uno de los españoles, para que la Democracia, esa que ahora tenemos con mayores o menores defectos, se hiciera realidad.

Desde mi experiencia, la Transición ha sido uno de las etapas más importantes de nuestra Nación. Entre todos fuimos capaces de emprender un nuevo camino sin odios, eso sí con mucha ilusión y con mucha tolerancia. Cada uno supo exigir lo que consideraba irrenunciable pero al mismo tiempo ceder en lo menos importante. Y de esta forma hemos seguido conviviendo y creciendo con gobiernos de derechas o de izquierdas. Lo normal en un Estado Democrático. Lo normal en un Nación europea moderna. Y de esta forma seguimos viviendo y pensando millones de españoles, una abrumadora mayoría. Esto es lo importante y lo que se debe tener en cuenta. No caigamos en la crispación a la que nos quieren llevar esos pocos "seres odiantes".

No hay dos Españas, hay una sola. Eso sí con un gobierno que sigue sin saber cómo van a poder vivir esos 5.000.000 de españoles porque sigue demostrando una total incapacidad para solucionar la crisis económica en la que nos ha malmetido. Un gobierno que cree que sacando a pasear a a los viejos fantasmas los parados van a sufrir menos. Un gobierno tan mezquino que incluso defiende, que en España, hay seres superiores a los que la ley no se les puede aplicar y que hay otros ciudadanos que no tienen derecho a pedir justicia porque según los representantes del Gobierno, Sr Blanco, los primeros son demócratas y los segundos son fascistas. Y es el Gobierno quien otorga ese rango. ¡Muy de la izquierda! Unos cuantos, pocos, que viven de la sopa boba y de forma tan irresponsable que solo vociferan sobre lo que pasó y no sobre lo que está pasando y lo que debemos hacer para que pase lo mejor.

No nos hagamos mala sangre pero tampoco bajemos la guardia. Pensemos que en nuestras manos, en cada uno de nosotros se encuentra la posibilidad de votar, la posibilidad de decirles no a los de la ceja, a los que regalan flores blancas para los batasunos y muestran el desprecio más absoluto a las víctimas del terror. A todos esos que se empecinan en dividirnos incluso desde el poder.

Comentarios (9)
1 Vendeano, día 15 de Abril de 2010 a las 14:15
Bienvenida, doña Regina, esperábamos sus palabras.

Lamentablemente, no puedo estar más en desacuerdo con la solución que Vd. da a los males que todos vemos.

No creo que el voto a cualquiera de los partidos de este Régimen solucione nada. Sinceramente, creo que lo poco útil que podemos hacer los ciudadanos es renunciar a un voto que no sirve mas que para legitimar la expropiación de la soberanía que se nos hizo en la Transición, el famoso apaño entre oligarcas del que habla el profesor Neira en su libro.

Abandonar el voto no es abandonar la política. Al contrario, es recuperarla, es quitarse el mono del sucedáneo, condición previa para llegar a la auténtica, la de la distinción amigo-enemigo (Carl Schmitt). ELLOS, el Régimen, los parásitos; NOSOTROS, los ciudadanos, que no tenemos más remedio que prevalecer y vencer. Una sociedad rebelde a cualquier requerimiento de la clase política. Dieta del sucedáneo hasta que el sistema no se depure, ya salga el sol por Antequera.
2 Goblin77, día 15 de Abril de 2010 a las 15:03
Vendeano,

Yo no puedo estar más en desacuerdo contigo. Claro que la solución pasa por votar o, si me apuras, por crear un nuevo partido.

La abstención que propones no es solución y no sirve absolutamente para nada. Propones mucha rebeldía pero nadie sabe a qué te refieres. Imagina que triunfa la abstención con el 60%. Y qué? El partido ganador de las elecciones quizá se impusiera sólo con el 30% del total de votos posibles. Crees que iba a dejar de gobernar porque pase algo así? Sabes que el estatuto catalán se aprobó con el 36%?

Se lamentarían amargamente de la baja participación, harían un poco de teatro en la tele, dirían que han captado el mensaje de la gente... y al día siguiente ya estarían administrando tus impuestos tan ricamente.

La única rebeldía que serviría para algo sería la de votar a partidos que son, por ahora, minoritarios. Yo ya lo dije una vez y lo tengo claro: mientras el gobierno siga con su política abortista, mi voto es para el Partido Familia y Vida.

Si el voto que pierden los principales partidos se tira a la basura con la abstención, nunca se llegará a cambiar nada. Desengáñate.
3 bakea, día 15 de Abril de 2010 a las 15:21
Goblin77, estoy totalmente de acuerdo contigo, creo que hasta que no se forme una nueva opción de partido político hoy por hoy la única opción que defiende nuestros valores y principios es PFyV, yo ya les voté en las últimas elecciones.
4 NachoGG, día 15 de Abril de 2010 a las 15:37
Buenas tardes Doña Regina y compañía.

Creo que lo primero que se debiera hacer es dar a personas como usted, Esperanza Aguirre, María San Gil, Jaime Mayor, Ortega Lara y demás personas de bien y comprometidas del PP las riendas del partido, y que los Rajoy, Arenas, Cospedal, Camps,Feijoo, Oyarzabal ......etc. dejaran de una p.... vez de obstaculizar que personas como yo nos neguemos a votar al PP.
Somos muchos o por lo menos los suficientes para alzar a su partido a ganar las próximas elecciones.
Un saludo cordial
5 NachoGG, día 15 de Abril de 2010 a las 15:40
Perdón: quise decir " de obstaculizar a personas como yo votemos al PP "
6 Fermintx, día 15 de Abril de 2010 a las 17:29
Efectivamente, la abstención, sirve de poco a no ser que fuese casi total, ya tuvimos el ejemplo del estatuto de Cataluña; los politicos no se ponen colorados ni con esas.
Lo que yo me pregunto, es si toda la lista de NachoGG esta deacuerdo en apoyar a un gobierno vasco asi, de verdad merece la pena? esto es lo que se va a conseguir, poner unas banderas, quitar unas fotos y cuatro subvenciones(tienen muchas mas) y arreglar un poco los medios de comunicación públicos vascos?.
Estoy seguro de que a muchos de vosotros os ha dado algo al oir al lehendakari, yo no lo soportaria.
Yo no voté al señor Basagoiti, y despues me arrepentí, ojala que mi opinión no varie otra vez, pero...............
7 Vendeano, día 15 de Abril de 2010 a las 18:51
#Goblin77

Aún no considero a partidos como Familia y Vida, UPyD, AE, etc. como partidos del Régimen. Partidos del Régimen son PP, PSOE, IU, PNV, CiU, etc. Lo importante es NO VOTAR ÚTIL. El voto útil es el CHANTAJE al que nos someten. Ha de quedar reflejada nuestra postura: tanto vale una rodaja de chorizo en el sobre que votar a Familia y Vida.

A eso me refiero con "no votar al Régimen". Lo importante es darse cuenta de que votar al PP o al PSOE sí que no sirve ABSOLUTAMENTE PARA NADA (lo siento, no sé poner negritas ni cursivas), o mejor dicho, sirve para legitimar a la casta politica. Por eso hay que preguntarse por esa presunta utilidad de ir en alguna dirección medio buena (¡¿PP?!) cuando estamos a unos centímetros del precipicio. Mejor es PLANTARSE (votando a esos partidos minoritarios si quieres, que representan opciones éticas mas que politicas). De esa forma, es posible que ALGÚN PARTIDO, existente o por formarse, capte el mensaje y se atreva a liderar una auténtica reforma del Sistema, una nueva constitución y unas nuevas reglas del juego.

Es necesario LIBERAR CAPITAL ELECTORAL, VOTOS, que puedan estar disponibles para quien los quiera utilizar para algo verdaderamente útil, que no puede ser ya colaborar con la partitocracia que nos gobierna sino SÓLO apoyar a quien proponga rehacer totalmente la estructura institucional española. Y mientras, para que el mensaje sea mas claro, no nos queda más remedio a los españoles que asociarnos y ejercer desde abajo la auténtica acción política. No nos queda más remedio pero, una buena noticia: no tenemos nada que perder porque... hoy por hoy está ya todo perdido si lo dejamos tal cual.

Más aún: si como pueblo no sabemos rebelarnos porque "no sabemos en qué consiste eso", como pueblo desapareceremos. Como poco, debemos mantenernos VÍRGENES, abstenernos de prostituirnos, reservar nuestro voto para quien lo merezca. Esa espera activa hará que surja LO MÁS IMPORTANTE: los líderes naturales que necesitamos.
8 ERD, día 15 de Abril de 2010 a las 20:31
Saludos, Regina. Esperábamos su opinión.

Es verdaderamente lamentable que hayamos llegado a lo que estamos viviendo ahora en España. Pero creo que era de esperar. Especialmente, desde que el gobierno central puso en marcha su maquinaria de propaganda y recuerdo selectivo en ciertos asuntos.

¿Esperanzas de que la cosa mejore? No solo depende de nuestros políticos. También de nuestra sociedad, si es que ésta llega a tener alguna vez conciencia de que el poder emana de ella.

Saludos a todos.

El Republicano Digital
9 Goblin77, día 16 de Abril de 2010 a las 01:18
Vendeano,

Estoy de acuerdo en que el llamado voto útil es en realidad el más inútil y pernicioso de los votos. Si un partido no representa correctamente tus ideas, no lo votes. Lamentablemente, en este país no se vota tanto a favor de un partido como en contra de otro.

En lo que sigo sin estar de acuerdo es en que sea igual votar a un partido minoritario que meter una rodaja de chorizo en el sobre. Si todo el mundo se tomara la molestia (quizá sea mucho pedir) de buscar el partido que se acerca más a sus posturas y votarlo en lugar de quedarse en casa, los partidos mayoritarios notarían el golpe mucho más que a través de la abstención o el voto nulo. Sobre todo si tienen que empezar a compartir escaños con otros.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899