Los enigmas del 11-M

Marzo 2011


Dimisión ya… y después, cárcel

28 de Marzo de 2011 - 11:56:59 - Regina Otaola - 17 comentarios

Si ante la información que recoge hoy El Mundo no pasa nada es que ya no nos queda ni pizca de dignidad, que no nos corre sangre por las venas sino horchata. Qué vergüenza siento al constatar la verdad pura y dura de lo que muchos opinábamos. Es un asunto tan, tan serio que sólo admite la dimisión del Ejecutivo en bloque. No podemos aguantar ni un minuto más con un Gobierno que no solo nos arruina económicamente sino democráticamente. Un Gobierno que negocia con los etarras, que les chiva para que la Justicia no caiga sobre ellos, que niega la existencia del chantaje vil a los empresarios, que es capaz de vender a su propia madre, no puede seguir al frente del Gobierno de una Nación que se quiere democrática.

Debería presentarse en el Congreso una moción conjunta del resto de partidos para forzar a Zapatero a dimitir y convocar nuevas elecciones, a pesar de lo que diga Botín. No es posible seguir cayendo por el precipicio de la ignominia sin querer despertar ante la realidad.

Lo que ocurre es que como estamos en la segunda parte de la negociación, nadie va a mover un dedo porque en el fondo muchos consideran que es mejor llegar a negociar que acabar con la banda terrorista por medio del Estado de Derecho.

El día 9 hay que estar en Madrid, hay que ir a la manifestación, hay que pedir la dimisión del Ejecutivo y la cárcel para Rubalcaba, para el mismo presidente del Gobierno y para todos los que de ahí para abajo han colaborado fehacientemente con ETA y contra el Estado de Derecho y la Nación española.

Si el ministro del Interior quiere cantar, que cante tras los barrotes pero que no sigan tomándonos por el pito del sereno a los españoles. Esa manifestación debería llegar incluso hasta La Moncloa para gritarle al presidente Zapatero a la cara lo que pensamos los españoles, víctimas y no víctimas.

Si dejamos pasar este asunto sin mover un dedo, luego no lloremos, tendremos lo que merezcamos porque es una verdad como un templo que se fomenta lo que se permite.

Doble-lenguaje a la enésima potencia

16 de Marzo de 2011 - 18:49:05 - Regina Otaola - 3 comentarios

La situación actual en España es alarmante debido a que Zapatero es nuestro tsunami particular, empecinado en llevarnos a la ruina económica, social y política. Es inaudito que todavía siga ostentando el cargo de presidente del Gobierno un inepto de tales dimensiones, pero yo no hablaría sin embargo de "falta de valentía" como hace Eguiguren. Más bien creo que la ignorancia es audaz.

Ahora, volvemos a presenciar la farsa de distintos socialistas, portavoces o no, hablando simultáneamente a todas horas de Sortu y Batasuna y ETA, para decir una cosa y la contraria, y en ocasiones hasta oímos al mismo portavoz diciendo una cosa y la contraria. Ahora resulta además que Patxi López, considerado hace no tanto la gran esperanza blanca, no está tanto por "el cambio" o por lo menos no sin Sortu legalizada y de vuelta en las instituciones como sucesora de ANV, que todavía está de hecho porque el actual Gobierno vasco no se dignó siquiera a instar al Gobierno central la disolución de los ayuntamientos gobernados por los batasunos.

Ahora toca, como en todo el período que va desde la defenestración de Redondo Terreros al asesinato de Isaías Carrasco, que Patxi López vuelva a la matraca oficial de Eguiguren acerca de lo "irreversible" de esta farsa de "proceso" que mantienen los socialistas con ETA y el PNV de por medio. Luego dice el ministro de Justicia acerca de Sortu que "si fuera ETA estarían en la cárcel", como si todos los etarras ya estuvieran a buen recaudo entre rejas o como si la mayoría de los que aparecen como miembros de Sortu no hubieran sido procesados y condenados por formar parte de ETA. ¿A quién quieren engañar?

Lo cierto es que los socialistas están a lo mismo, al unísono, y la estridencia de sus presuntas diferencias sobre el fin de ETA no sirve más que para seguir sembrando confusión en la opinión pública acerca de la existencia de esta segunda fase de negociación política con los terroristas. Ya sabemos de siempre cómo piensa el PNV al respecto, aunque luego procure distanciarse del radicalismo cuando la estrategia frentista les pasa factura. También sabemos cómo piensa Eguiguren y cómo piensa Zapatero, para quien su "proceso de paz" es uno de los grandes logros de la anterior legislatura. Blanco y en botella. Deberíamos saber también a estas alturas de qué va Patxi López, que cuando tocaba hablar con Otegui se prestó, cuando tocaba disimular para recibir el apoyo del PP se prestó, y ahora, que por lo visto toca ponerse de parte de "la izquierda abertzale" de cara a las municipales en vez de apoyar a las víctimas de ETA, ¿qué puede pensarse que va a hacer? Prestarse.

Es de un gran cinismo, en consecuencia, hablar de que Patxi López no sigue ahora la política de Zapatero, cuando hasta hace no tanto resulta que intentaban vendernos que Patxi López era poco más o menos que el garante del Pacto Antiterrorista frente a los devaneos del presidente. De hecho, también se ha realizado la misma operación de marketing con el ministro del Interior respecto al presidente, y si Zapatero amenazaba con "la paz" su propio ministro Rubalcaba se mostraba "inflexible" con ETA.

Francamente, ya no sé si son tremendamente pérfidos o irreversiblemente pérfidos.

Cara y cruz

7 de Marzo de 2011 - 12:28:07 - Regina Otaola - 1 comentario

 

Hoy 7 de marzo es un día con dos caras, la buena y la horrorosa.

La buena, buenísima es la incorporación de la presidenta Esperanza Aguirre a su trabajo. Mañana día 8, día de la mujer trabajadora, habría que hacerle un homenaje a ella por su fortaleza, inteligencia y saber hacer. Me alegro infinito de su vuelta en plenas facultades físicas. Qué ejemplo de mujer, eficaz, eficiente y con un sentido común que para sí lo quisieran otros.

La mala, malísima tiene que ver con un hombre, también presidente, de España, pero para nuestra desgracia. Hombre lleno de ocurrencias sin sentido para una mayoría de españoles pero sí para él y para todos aquellos que le bailan el agua, mientras se empeñan en cambiar nuestra sociedad a base de crear derechos de toda clase, incluso el derecho al asesinato de inocentes, encaminados a enmascarar su mandato basado en prohibiciones. Crea un espejo de libertad con sus derechos de pacotilla mientras nos arrebata la misma de nuestras vidas. ¿Somos libres de verdad con este gobierno?


Hoy, casualidades de la vida, he llevado el coche al taller para revisión, y por tanto me ha tocado ir a 110 por una autopista de peaje. Me he acordado con "todo cariño" de Zapatero y toda su familia gubernamental por aprobar una medida tan estúpida cuando en España carecemos de un Plan Energético (se aprende mucho en Debates en Libertad). En lugar de dedicarse a lo fundamental, pasan el tiempo en lo superfluo.

A medida que conducía por la autopista me iba enfadando cada vez más, tanto que espero le hayan pitado los oídos al presidente indecente que tenemos. Mi enfado iba en aumento al pensar que todos tenemos que acatar una medida tan estúpida como ésta. Tenemos que cumplir si no queremos ser sancionados. Todos menos el señor presidente, que derrocha miles de litros para poder dormir en casa y que esconde la cara ante los casos de corrupción en Andalucía. Lo que digo, lo fundamental no tiene cabida en esa cabeza diabólica.

¿Hasta cuándo tenemos que aguantar a un gobierno que nos está llevando a la bancarrota política, social y económica? ¿Hasta cuándo debemos aguantar a un gobierno que merma cada día nuestra libertad? ¿Deberíamos aprender de esos miles de árabes que han dicho "hasta aquí hemos llegado" y llegar hasta la Moncloa en manifestación para que el presidente se entere de que NO le queremos ni a él ni a este ejecutivo que se ha demostrado permanentemente incapaz de tomar medidas eficaces, adecuadas, con un mínimo de sentido común?

Aguirre y Zapatero: la cara y nuestra cruz.

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899