Los enigmas del 11-M

Febrero 2011


No somos imbéciles

26 de Febrero de 2011 - 15:34:31 - Regina Otaola - 5 comentarios

Cuando se leen afirmaciones como "la protesta del día 9 de abril es contra ETA y no contra el Gobierno", una, para que no le tomen por imbécil, se ve en la necesidad de aclarar lo que considera que es el motivo de la manifestación convocada por la AVT.

La propia AVT ha manifestado que se muestra "en contra de la vuelta de ETA a las instituciones". Me parece por lo tanto claro que saldremos otra vez a las calles de Madrid para decir, como ya lo hicimos el día 5 de febrero, que no tenemos nada claro que el Gobierno socialista piense cerrar el paso a los etarras y no solo a través de Sortu sino de cualquier otro plan que tengan en mente. Todo para el PSOE tiene un precio y esa "paz" en comandita con los batasunos, también: estar presentes en las instituciones municipales, forales y por último en el Parlamento vasco. Como sea, pero estar.

La convocatoria del día 9 de abril no se debe a un nuevo acto terrorista, ya sea asesinato, secuestro, coche bomba, etc. Acto que nos llevaría a arropar a las víctimas en contra de ETA. No, el motivo en esta ocasión es que las victimas, todas ellas, no se fían de este Gobierno ni un pelo y ¿por qué no se fian? Pues porque ven su sucia trayectoria en todo este asunto. Primero dijeron que no, pero negociaron hasta que el terror los mandó a paseo, temporalmente al menos, lo que es público, notorio y admitido por los distintos actores de la farsa; luego dijeron que ese capítulo se había acabado, sin ser de nuevo verdad; excarcelaron a etarras sin fundamento jurídico alguno y desde entonces unos se dedican a redactar estatutos para las nuevas formaciones de ETA, otros se han perdido por tierras europeas y, aunque el CNI parece conocer su paradero, a nadie del Gobierno le interesa darse por enterado; tenemos un "faisán" que revolotea sin cesar por los escaños socialistas como ave de mal agüero para nuestro Estado de Derecho; los etarras dan ruedas de prensa y se manifiestan un día sí y otro también con total impunidad y normalidad en los medios de comunicación, como si de ciudadanos demócratas u organizaciones políticas legales se tratara; y así podría seguir...

Decir que esta manifestación no va en contra de lo que todo esto y mucho más nos augura es querer nadar y guardar la ropa, es querer seguir siendo pero con disimulo, es querer ser y no poder.

No entraré a valorar el hecho de que no todas las asociaciones secundaran la manifestación convocada por Voces Contra el Terrorismo el día 5 de febrero. Lo importante es destacar que ahora se han dado cuenta de que aquella manifestación estaba fundamentada, el presidente de VCT José Alcaraz tenía razón, y todas como una piña apoyan lo reivindicado en esta segunda ola de rebelión cívica.

Alcaraz: hay que agradecer tu valentía antes, ahora y después. Yo volveré a estar el 9 de abril en Madrid para decir al Gobierno: "Negociación, en nuestro nombre, no. Memoria, justicia y dignidad para las víctimas del terrorismo".

Vuelta a las andadas

18 de Febrero de 2011 - 13:25:09 - Regina Otaola - 4 comentarios

 

Si tan equivocado está Jaime Mayor Oreja en su tesis sobre la existencia de negociaciones con los terroristas etarras no entiendo cómo los socialistas entran en cólera cada vez que él habla de este tema. Los socialistas podrían decir que Jaime está equivocado y a otra cosa mariposa. Pero no, solamente le descalifican, que es la forma de mostrar que no se tienen argumentos de verdad. Junto a él, descalifican además a los miles de ciudadanos que se manifestaron el día 5 de febrero. Nos llaman "rampantes" y otras lindezas por el estilo.

En todo este asunto la transparencia y claridad por parte de los responsables gubernamentales han brillado por su ausencia. Quieren que demos por buenas excarcelaciones aberrantes y otras actuaciones también aberrantes, incluido o sobre todo el caso Faisán. Que callemos y dirijamos la mirada hacia otro lado, al lado que quieren los gobiernos del PSOE. Y no lo vamos a hacer. Muchos miles de ciudadanos pensamos que Jaime Mayor está en lo cierto y que otros, como ya he dicho hasta la saciedad, sólo quieren acabar con ETA "como sea".

Escucho también a tertulianos muy sesudos y a otros individuos decir que el gobierno vasco lo está haciendo de cine, y que el gobierno de Zapatero lo está haciendo también de cine. Y viendo todo lo que hay alrededor, como la posible legalización de Sortu o las otras gateras que tengan preparadas los batasunos para estar en las próximas elecciones, me pregunto qué informaciones manejan para hacer esas afirmaciones contra toda evidencia, porque desde mi punto de vista lo que afirman es que la negociación con los terroristas es la única salida válida. Si opinan así, que lo digan abiertamente. Que no oculten el grave escándalo del chivatazo policial, que lo justifiquen si es que hay que seguir negociando la salida política a ETA "como sea".

Ahora también va a estar de cine el hecho de que el gobierno vasco indemnice a los etarras muertos bajo la consideración de "víctimas de vulneración de derechos humanos en el contexto de la violencia política". Sólo aceptar esta frase es como para afearles la conducta. Y estoy completamente en desacuerdo con ese reconocimiento porque significa que a quien en un Estado democrático ha optado por socavar ese mismo Estado a través del terror, ahora, se le reconoce un derecho a indemnización. Pero lo harán, verán Vds. como lo harán. Y triste gracia tiene además que con nuestro dinero, el de todos, tengamos que pagar a quienes han hecho que nuestra vida durante todos estos años haya sido menospreciada, vilipendiada, reducida prácticamente a la clandestinidad. Esto sí que ha sido una auténtica proscripción de las formaciones democráticas.

En conclusión, creo que ya podríamos decir a estas alturas: "En mi nombre no; y con mi dinero, menos". Dirán que estamos locos, pero los que nos oponemos seguimos siendo al cabo personas que decimos lo que opinamos porque estamos en nuestro derecho a hacerlo y porque además es un asunto en el que hemos sido la parte damnificada, aterrorizada, con unos derechos fundamentales vulnerados sistemáticamente. Para que ahora se nos haga presentar como los que no quieren la paz, la armonía y la convivencia que venden los socialistas como compromisos asumidos por los terroristas.

Exactamente igual que en la pasada legislatura. Ahora, como predijo Mayor, están avanzando en la segunda parte de la negociación y ya no vale mirar para otro lado. Los que defienden el Estado de Derecho deben seguir defendiendo que se haga justicia.

Aunque la mona se vista de seda…

10 de Febrero de 2011 - 14:32:59 - Regina Otaola - 5 comentarios

 

Ya saben cómo sigue el refrán: "mona se queda". Aunque los terroristas se disfracen de demócratas, terroristas se quedan y aunque Eguiguren se disfrace de... presidente de los socialistas vascos se queda.

He leído el extracto de los estatutos de esa cosa llamada Sortu en cuyo capítulo preliminar los batasunos ya se retratan fehacientemente. Es que no pueden disimular lo que son y no han dejado de ser por mucho que se empeñen algunos.

En ese capítulo se recoge lo siguiente:

"Mostramos nuestra voluntad y deseo de contribuir con el resto de agentes políticos, sociales y sindicales a:

  • La definitiva y total desaparición de cualquier clase de violencia, en particular, la de la organización ETA.
  • La superación de las consecuencias de toda violencia y terrorismo, en pos de la paz, justicia y reconciliación de la sociedad vasca.
  • Al reconocimiento y reparación de todas las víctimas originadas de las múltiples violencias que han tenido presencia en nuestro pueblo..."

Todos estamos al cabo de la calle de lo que para los batasunos significa "toda violencia" porque así nos lo han hecho saber infinidad de veces. No es otra cosa que el ejercicio de su deber por parte de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.

De forma que si estos Estatutos se dan por buenos, se estará diciendo que la Fuerzas y Cuerpos en lugar de luchar por derrotar el terror lo que han hecho es ejercer la violencia. Que aquellos terroristas que han muerto por enfrentamientos con la legalidad, son víctimas de la violencia ejercida por esos mismos Cuerpos y Fuerzas y que además se les debe un reconocimiento y reparación por parte de los demócratas. Con lo cual, se estará reconociendo que en España no ha imperado el Estado de Derecho y se estará dando la razón a los terroristas cuando exigen siempre una verdadera democracia en este país, que consiste en que ellos puedan hacer lo que quieran, amenazas y asesinatos incluidos, pero que las Fuerzas del orden no intervengan para nada.

Esta tomadura de pelo es la que tanto gusta al presidente de los socialistas vascos. Eufórico está el hombre porque gracias a ETA-Batasuna desde el lunes hay paz en esta tierra. Y además aprovecha esta coyuntura para retrotraerse a la Transición y afirmar que dejó algunas heridas abiertas que ahora se pueden cerrar. Me pregunto a qué se refiere con esa afirmación después de 30 años en los que quién más ha (des)gobernado ha sido su partido. Heridas abiertas son las que dejarán él y todos los que den por buena la nueva marca del terror que quieren dar carpetazo a más de 800 asesinados y miles de heridos y mutilados.

En definitiva, un día de estos me voy a tragar una mosca porque no acierto a cerrar la boca del asombro, asombro que me producen tanto los terroristas disfrazados de angelitos como el Eguiguren que a los asesinados los denomina "ausentes". Lo que les digo, una vergüenza para una Nación que se precie de verdad.

La dignidad se llama Jaime Mayor Oreja

8 de Febrero de 2011 - 13:52:32 - Regina Otaola - 2 comentarios

 

En España ayer no había nada más importante que la charada escenificada por los batasunos. Acudieron todos los medios habidos y por haber. Televisiones, radios, periódicos han dado una cobertura sin límite a los terroristas. Actitud diametralmente opuesta a lo que hicieron el sábado con la manifestación convocada por Voces contra el Terrorismo en la que participaron decenas de miles de personas, entre ellas un sinfín de víctimas reales del terror etarra. Este trato discriminatorio a las víctimas, el silencio mediático (a excepción de los de siempre) y todo el foco publicitario sobre los criminales, ya evidencia por sí solo la denigrante situación a la que se expone la Nación.

En esta amoralidad por la que se precipita nuestro sistema democrático encajan perfectamente las palabras de Felipe González aseverando que Jaime Mayor Oreja no quiere acabar con ETA, que la necesita para poder salir en los medios y porque si no "no tendría discurso político". Es de traca. Esto se lo dice alguien que nos es conocido a los españoles familiarmente como "la X de los GAL" a un ex ministro de Interior que luchó eficazmente contra la banda sólo con los medios que la ley permitía. Esto se lo dice un ex presidente de un gobierno, muchos de cuyos miembros utilizaron los fondos reservados para su enriquecimiento personal, a un hombre como Mayor Oreja que ha trabajado denodadamente para acabar con ETA, un hombre cuyos valores deberían hacer sonrojar a aquel que no los tiene, un hombre que dice la verdad frente a un ex presidente que nos engañó infinidad de veces.

Si hay un hombre de una pieza en el panorama político actual, que dice lo que piensa sin tapujos y sin rubor sobre los chanchullos negociadores con los terroristas, es Jaime Mayor Oreja. Si ETA está, como afirma el Ejecutivo socialista, más débil que nunca, no se debe a la labor hecha por Felipe González precisamente, sino al trabajo desarrollado por el gobierno de José María Aznar con un ministro de Interior como Jaime Mayor.

Mejor estaría González calladito y más ante un asunto en el que él fracasó estrepitosamente. Un Felipe González que considera digno de alabanza un final feliz de ETA y que ningunea a las víctimas. ¡Qué asco me da!

La dignidad está con Jaime Mayor, es decir, está en apostar por la derrota de ETA y por la justicia para las víctimas y la defensa de su memoria y su dignidad. Un hombre al que España deberá reconocerle en algún momento los grandes servicios prestados a la democracia y a la Nación.

¿Por qué vamos a estar el 5 a las 5?

1 de Febrero de 2011 - 13:29:28 - Regina Otaola - 4 comentarios

Hay muchas razones para acudir ese día a la manifestación convocada por Voces Contra el Terrorismo, muchas. La principal es la denuncia de la política que está llevando a cabo el Gobierno socialista con los terroristas presos. Una política de ciencia ficción porque ninguno de los asesinos etarras ha pedido perdón, ni ha pagado por sus crímenes ni se ha arrepentido si no es en un papel que, para mí, no sirve para nada cuando estamos hablando de asesinos como por ejemplo Valentín Lasarte. Una política que nos está dando pistas sobre la existencia de una negociación entre las partes interesadas, una de las cuales es el Gobierno, sin lugar a dudas, y la otra, ETA-Batasuna. Una política hecha de engaños y, lo que es más grave, constitutiva de un presunto delito de alta traición.

Estaremos en Madrid porque pedimos justicia, de forma que los asesinos y sus colaboradores necesarios cumplan sus condenas íntegramente.

Estaremos porque no queremos que ETA-Batasuna se pueda presentar en las próximas elecciones y por tanto acceder a las instituciones democráticas, que quieren destruir. Y para poder evitar este extremo es necesario decir de forma clara y contundente que consideramos que existe un gran riesgo de que eso suceda con un Gobierno que nos ha demostrado lo que realmente opina sobre el final de ETA, mejor negociado que otra cosa. Han actuado como si esto fuera una república bananera en donde la ley, la justicia se adapta a las circunstancias que convienen al gobierno de turno.

Estaremos porque además parece existir un pacto entre todos los partidos políticos con representación en el Congreso. Ninguno ha apoyado por el momento la manifestación. Y me pregunto, ¿por qué? ¿Existe algún acuerdo al respecto con el Gobierno? ¿Basta en todo este asunto con esperar a las listas electorales y ver quién y cómo se presenta? ¿A ninguno de los representantes de la Nación le llama la atención aquello que es denunciado por miles de ciudadanos y por la inmensa mayoría de las víctimas del terrorismo? ¿Nos van a contar alguna vez la verdad?

Como ven, estas y otras razones son suficientes para acudir a esa manifestación y para nada he hecho mención al comunicado de ETA aunque éste vuelva a evidenciar que algo se está moviendo como en la anterior legislatura por las cloacas de la política gubernamental. Quien no quiera verlo está en su derecho, por supuesto, pero que nadie diga que nos movilizamos por el comunicado. ¡Eso es falso de toda falsedad! Se trata de algo más profundo, más de fondo, y atañe a los cada vez más preocupantes indicios de la existencia de esta "segunda parte" de la negociación. Quien no quiera verlo...

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899