Los enigmas del 11-M

Octubre 2010


El abogado del Diablo

29 de Octubre de 2010 - 10:06:14 - Regina Otaola - 4 comentarios

"Harás cosas que nos helarán la sangre" le dijo Pilar (la madre de Pagaza) a Patxi López cuando se reunió con la ilegalizada Batasuna, reunión propiciada por Eguiguren. Y la verdad es que tenemos la sangre helada desde que nos han informado que Eguiguren va a hacer de abogado del diablo, es decir, declarar a favor de Otegi, y que el lehendakari calla y mira para otro lado cuando, no olvidemos, Eguiguren es el presidente de los socialistas vascos. Al final no se sabe qué es peor: si lo que se dice o lo que se calla.

Que yo sepa, Eguiguren no estuvo en esa concentración del velódromo, no fue testigo directo de lo que allí ocurrió, y sin embargo el juez le llama a declarar por la parte de la defensa, ¿por qué será? Por esa regla de tres también podrían haber llamado a alguna de las víctimas del Terror que Otegi ha apoyado de forma sistemática y sin embargo no lo han hecho. Las víctimas también quieren colaborar con la Justicia pero como no van a decir que Otegi es un "hombre bueno" o un "hombre de paz" o "el hombre necesario para el proceso", no las citan. La jugada es clara: Eguiguren apoya a Otegi diciendo que el dirigente proetarra quería hacer política y Otegi dice que Eguiguren es un hombre "guay del Paraguay" y que "hay que seguir dando pasos".

Los hechos por los que se juzga a Otegi ocurrieron en 2004 y desde entonces ETA ha asesinado a una docena de personas sin que hasta la fecha se le haya escuchado condenar ninguno de los asesinatos. Sin embargo, ahora el PSOE-PSE nos quiere hacer creer que Otegi-Batasuna-ETA quieren y querían hacer política. Esta escenificación forma parte de todo lo que está sucediendo alrededor de la inminente claudicación del Estado de Derecho frente al terrorismo. Por todo ello se hace imprescindible que el día 6 de noviembre estemos todos los que no tragamos las mentiras de este Gobierno. Si creemos que la negociación con terroristas es incompatible con la democracia, hay que decirlo alto y claro. Y desde luego antes de que se consume, no a toro pasado.

¿Qué piensa hacer el PSOE-PSE? ¿No creen que Eguiguren debería ser obligado a dimitir como presidente de los socialistas vascos ante tal actitud y semejante disposición a vejar a las víctimas del terrorismo? Yo creo que sí.

El tapado de Rubalcaba (II)

26 de Octubre de 2010 - 13:52:59 - Regina Otaola - 2 comentarios

Parece evidente a todas luces que el deterioro imparable de la imagen de ZP ha propiciado, contra su voluntad, la remodelación del Gobierno. A ojos de los que apoyaban su política ha quedado debilitado, después de quedar a la altura del betún ante aquellos que dentro de su propio partido la denostaban. Yo creo que ahora es un poco la marioneta de este Gobierno, porque en el PSOE han debido calibrar que ponerle de nuevo como candidato sería hacerse el harakiri cuando, no sé ya en donde lo he leído, hasta parece que se ha producido la intervención de "poderes fácticos" (¿banqueros?) que han debido de decir hasta aquí hemos llegado, es necesario un cambio. Yo esto lo veo factible porque no estamos hablando de una calamidad en la sombra sino de una calamidad expuesta diariamente a los medios de comunicación, tanto aquí como en el resto del mundo. Su presunta audacia ha sido objeto de chanza, su política económica le ha deparado el descrédito ante los líderes europeos y la reconvención telefónica del mismo Obama, y algunas de sus ideas de bombero han merecido críticas cuando no chanzas y pullas en periódicos europeos y americanos. Los únicos que hablan bien de él, y con la boca pequeña, son el Gorila bolivariano y el dinosaurio Fidel. A este hombre ya no hay quien lo quiera porque nos lleva a la ruina a todos: a su partido, a los bancos, a los pensionistas, funcionarios y parados.

El Aparato socialista parece haberse tentado la ropa ante el panorama de una debacle o de una serie de debacles electorales que se podrían llevar al PSOE por delante para unos cuantos años. Y lo que parece haber pergeñado es un Plan B por si ZP no remontara en las encuestas, lo que no parece probable, por lo que bien podríamos estar hablando de un Plan A con un tapado presto a sustituir a ZP cuando "lo aconseje la jugada". Se ha venido hablando desde hace tiempo de la posibilidad de este recambio, mediante la recuperación de un peso pesado como Javier Solana, con experiencia en instituciones internacionales como la UE o la OTAN y un perfil más moderado y "de gestión" frente al sectarismo ideológico del iluminado de La Moncloa, que a estas alturas parece tener tan cansados a muchos de los socialistas como a los ciudadanos españoles que lo llevan padeciendo seis años.

No obstante, otra me parece la apuesta del Aparato y explicaré por qué. Para 2012, Solana tendrá casi 70 años y esto representa un hándicap evidente de cara a la opinión pública en los tiempos que corren. Además, le he visto algo "cascado" en una de sus recientes intervenciones por televisión y ante el panorama que se avecina el candidato socialista deberá convencer a los electores de que posee la suficiente energía como para remontar el lastre de estas dos nefastas legislaturas de ZP. Así las cosas, pienso que la elección del Aparato, la que va a tener que disponer Rubalcaba desde sus nuevas funciones, es la de Ramón Jáuregui. Frente a Solana, es algo más joven pero propios y extraños le reconocen en buena forma. Ambos tienen prestigio entre los suyos, y mientras que he podido leer y escuchar a políticos socialistas poniendo a caldo a ZP, les he visto ensalzar sinceramente a Jáuregui. Un político al que ZP ha tenido dando vueltas hasta el punto de que se rumoreaba que lo iban a volver a traer de la Eurocámara para que se ocupara del Ministerio de Trabajo, el único cambio que estaba dispuesto a hacer en su Gobierno. Ahora tenemos una remodelación completa y a Jáuregui como ministro de Presidencia bien escoltado por un Rubalcaba ahora ya definitivamente instalado como "hombre fuerte" del Gobierno.

Ramón Jáuregui, de mediana edad, puede satisfacer a diversos públicos después de estos últimos años de constantes guiños a una juventud española a la que ZP considera más radical de lo que en realidad es. Tiene buena facha y esto tampoco hay que menospreciarlo, como seguro que no lo han pasado por alto los estrategas de imagen socialistas. Goza de reputación entre sus adversarios políticos y no en vano tiene experiencia en recientes negociaciones con el PNV, por no hablar de que como portavoz del grupo socialista en el Congreso gozaba también de mayor reconocimiento entre las filas populares que su sucesor, Eduardo Madina, de perfil más bien discreto.

Desde luego lo que el PSOE no podía hacer ahora era convocar elecciones porque las perdían seguro y si defenestraban a ZP evidentemente sólo les quedaba esa opción. Rubalcaba va a hacer lo necesario para colocar al PSOE en una posición de salida ventajosa para las próximas generales de 2012, y para ello el Aparato necesita como el agua otro candidato que concite en torno a sí las sensaciones de cambio, ilusión y confianza. Creo que a ZP lo mantendrán todavía un trecho pero sin contar con él como primera opción para las siguientes elecciones (mucho deberían cambiar muchas situaciones penosas actuales directamente generadas por el presidente "rojo", y no solamente las encuestas electorales). Entonces le obligarán a decir que se retira porque ya ha cumplido un mandato de 8 años o alegando la influencia de miembros de su familia que le desaconsejan repetir.

Al final, todo parece quedar en manos del Gran Elector Rubalcaba, que tiene por delante el trabajo de colocar en la mejor de las posiciones al que el PSOE estime su "caballo ganador" para 2012. Y creo que Jáuregui está muy bien colocado ahora mismo.

El tapado de Rubalcaba

25 de Octubre de 2010 - 14:26:28 - Regina Otaola - 3 comentarios

Soy de las que opino que ZP no volverá a repetir (así he votado en LD) no porque no quiera, sino porque no le van a dejar. No hay quien vista al muñeco para hacerlo creíble después de 6 años de demostrar lo que es capaz de hacer con una gran sonrisa: mentir a diestro y siniestro al tiempo que la tasa de paro va creciendo a marchas forzadas, además de ponerse en ridículo allí donde ha ido y por extensión al PSOE, al Gobierno y a la Nación Española.

Por todo lo deshecho hasta ahora, el Partido puso pie en pared y lo que iba a ser el cambio de un ministro ha terminado por situar a Rubalcaba el Temible en el manejo de todos los hilos del poder. Este poder va dirigido única y exclusivamente a sacar al PSOE del lugar en que ZP y su Gobierno lo han colocado: en el furgón de cola de las expectativas electorales. El gran ojo de SITEL lo intentará con todas sus fuerzas pero no para colocarse él como candidato. No lo creo porque Rubalcaba además es inteligente y sabe que como candidato no cosecharía muchos votos. Desde luego ninguno de los que no pertenecen al PSOE pero además añadiría que tampoco de los suyos. Le quieren para que haga el trabajo sucio pero conociéndole como le conocen le temen y pueden pensar que si bien ahora se dedicará a tratar de triturar al PP en un futuro podría tratar de triturar a sus compañeros menos afectos. Pocos votan a quien temen. Se vota a quien convence y en quien se confía.

Creo que Rubalcaba tiene un as en la manga. Un hombre que goza de cierto prestigio entre sus camaradas del Aparato, que comunica bien, del que dicen que es dialogante y que además está encantado de llegar a acuerdos con quien sea. Un hombre con mayor capacidad que el actual presidente y que conoce bien, muy bien la arena política. Un hombre que podría transmitir confianza...

Las distintas varas de medir

22 de Octubre de 2010 - 12:56:22 - Regina Otaola - 1 comentario

 

 Estamos todos pendientes de los cambios en el desgobierno de ZP y se olvida a los que ya estaban y siguen estando. Me voy a referir al ministro de Educación, señor Gabilondo, del que todavía no he oído ni leído ninguna palabra en apoyo de la libertad de expresión, en este caso de Rosa Díez.

Son varias las ocasiones en las que alumnos de una universidad pública española abuchean e insultan a un representante político. Sucedió con María San Gil, sucedió con Aznar y vuelve a suceder con Rosa Díez. Ante estas expresiones totalitarias de alumnos universitarios, qué menos que el ministro de Educación diga públicamente que esto no se puede ni se va a permitir en ninguna universidad española seguido de una amonestación al decano de turno por consentir comportamientos que están en los antípodas de un Estado democrático. Me parece espeluznante que haya universitarios que sólo permitan de buenas formas dar charlas a los que comulgan con sus ideas, que insulten a quienes representan otras ideas y que el ministro de Educación se calle y mire para otro lado. Con esa actitud está promoviendo que otros hechos similares vuelvan a ocurrir con total impunidad: promueves aquello que permites que suceda por acción u omisión.

¿Donde están las palabras de aliento o de descalificación a quien ha promovido estos actos de los Pepiños o las Aídos de turno? Se rasgan las vestiduras ante un comentario realmente deleznable del alcalde de Valladolid, por el que ya se ha disculpado al reconocer que se extralimitó, pero no dicen nada de los que no sólo agreden verbalmente a una representante política sino que además le revientan el acto. Al parecer, esto no importa porque a quien se abuchea ya no pertenece al PSOE.

También ha llamado poderosamente mi atención el hecho de que el señor Griñán, presidente de la Junta de Andalucía, dijera que si su presidente ZP le hubiera dicho que Rosa Aguilar fuera ministra de Trabajo, él, Griñán, "no la hubiera dejado". Viendo la imagen y su consabido comentario, poco afortunado, da la sensación de que Griñán es dueño y señor de sus consejeras y que éstas sólo pueden acceder a otros cargos si él se lo permite. ¿Haría este comentario el señor Griñán sobre alguno de sus consejeros? Apuesto a que no. Algunos todavía no han interiorizado que la valía (o la incapacidad) de una mujer es independiente del género. Hay mujeres que valen, y otras que no; lo mismo pasa con los hombres y para constatar ambas cosas no hay más que revisar las caras de este nuevo Gobierno que nace viejo.

Quiero terminar diciendo que conozco a las dos mujeres, a las dos Rosas, y que abstracción hecha de su ideario político, que no comparto, sí merecen mi respeto y reconocimiento a su labor y a su persona. El militar en partidos diferentes no hace que me ponga una venda ante situaciones que considero deben ser denunciadas.

La Ley de víctimas tiene que hacerles justicia

17 de Octubre de 2010 - 18:52:01 - Regina Otaola - 2 comentarios

Este jueves estuve en la protesta convocada por la AVTcon el apoyo de DENAES y otras asociaciones ante la embajada de Venezuela. Coincidió que estaba en Madrid por un asunto particular pero cuando me enteré de la convocatoria hice hueco para acudir, porque la defensa de aquello en lo que creo y de lo que quiero para mi país es primordial, y además se trataba de arropar a las víctimas que vuelven a ser las damnificadas de la política gubernamental.

Hubo mucha gente pero creo que debería haber asistido mucha más. Deberíamos haber sido un clamor en la capital madrileña, la sociedad civil defendiendo no solo a su Nación sino la dignidad de las víctimas del terrorismo. Allí estaban prácticamente todos los representantes de las asociaciones y federaciones de víctimas del terrorismo, una sola voz de protesta y de exigencia de dignidad. Allí se dijo que "la derrota de ETA exige el fin de la impunidad. De la impunidad en España y de la impunidad fuera de nuestras fronteras. Ningún terrorista debe sentirse a salvo de la justicia. Ni en nuestras calles ni en las calles de Caracas. Ni en nuestras instituciones ni en las instituciones de Venezuela". Y yo añadiría: ningún terrorista debe contar, ni por lo más remoto, con el beneficio de una negociación sobre cuestiones políticas.

Por eso no puedo estar de acuerdo con las razones aducidas el pasado miércoles en el Congreso por Maixabel Lasa, directora de la Oficina de Víctimas del Terrorismo del Gobierno vasco, cuando rechaza incluir en el Preámbulo de la nueva Ley la exigencia de que el Gobierno, cualquier Gobierno, rechace negociar con ETA o dar una "solución dialogada" al fin del terrorismo. Porque el diálogo se produce cuando se acepta de partida que ETA es algo más que una organización criminal y se le da el tratamiento tácito de "agente político". Lasa piensa que el fin del terrorismo "jamás puede ser resultado de una negociación política que favorezca las ideas defendidas por los terroristas con la sangre de los demás", pero entonces, ¿tan fuera de lugar está el hecho de que se recoja por Ley dicha exigencia? ¿Por qué algunos quieren obviarla en una Ley que debiera recoger ante todo la verdadera demanda de las víctimas, que es fundamentalmente que se les haga justicia, como recientemente recordó en la misma Cámara Ana Iríbar?

Mientras tanto, el Congreso mantiene la declaración favorable al diálogo "para el fin del terrorismo", pero si los terroristas estuvieran pensando en poner punto final a su actividad criminal el diálogo se reduciría a explicarles su salida penal, no sus nuevas o recobradas oportunidades políticas, que es en lo que todavía andan el Gobierno socialista y sus mediadores y delegados internacionales para el "proceso de paz". De lo contrario, ante los sucesivos desplantes y las humillaciones a que Hugo Chávez somete al Gobierno socialista a cuenta de ETA, ni el presidente ni el ministro de Exteriores se mostrarían tan tibios como ahora en la defensa de las víctimas ante los protectores de los terroristas. Pero es que siguen esperando los cantos de sirena de ETA, y por eso es tan necesario que la sociedad civil demuestre su rechazo mediante formas democráticas a esta política errática de continua cesión ante los enemigos de España, desde la ETA a Chávez.

Porque ahora mismo tenemos al presidente del Gobierno compartiendo las tesis de "pacificación" del PNV, y eso es como desandar todo el camino desde el Pacto Antiterrorista a nuestros días. ¿Cómo puede ir eso en interés y beneficio de las víctimas?

Harta del victimismo nacionalista

7 de Octubre de 2010 - 09:00:22 - Regina Otaola - 8 comentarios

La semana en Guipúzcoa se ha abierto con la celebración del Debate de Política General en las Juntas Generales (Parlamento foral), donde una vez más hemos asistido al discurso monolítico del diputado general Markel Olano, centrado como siempre en legitimar a los batasunos y en reclamar la separación de España mientras intercala las palabras "democracia" y "paz" para que no parezca definitivamente que es el primer defensor de ETA en la provincia. Para Olano, correa de transmisión de Joseba Eguíbar en la Diputación, todo se reduce a reiterar machaconamente lo mismo: "Los vascos queremos que el Estado español reconozca la existencia del pueblo vasco como sujeto político y queremos que se reconozca su derecho a decidir". Básicamente, es lo que demandan todos los nacionalistas (del PNV a ETA) para seguir manteniendo el chiringuito en pie.

Por esa misma razón, el pasado sábado presentaron una propuesta "Batu Gaitezen" en donde defienden la unión de los nacionalistas (Lizarra) y se reclama la derogación de la Ley de Partidos (algún día nos explicaran el porqué de este empecinamiento si sólo van a apostar por las vías democráticas) junto con la legalización de Batasuna. Documento que ahora el EBB, es decir la ejecutiva del PNV a nivel territorial, viene a decir que con ellos eso no va, que es algo del PNV guipuzcoano, del PNV eguibariano, ya que el PNV urkulluano solo habla de paz y normalización de la convivencia. En román paladino, "da lo mismo que lo mismo da". Aunque nos quieran vender por enésima vez y simultáneamente lo de "las dos almas" del PNV.

Es tremendamente aburrido, o más bien frustrante, como estrellarse una y otra vez contra una pared, tener que diseccionar las premisas falsas de los nacionalistas para mostrar sus objetivos anticonstitucionales. De forma que cada día cobra más fuerza en mí la idea de la pérdida de tiempo y trabajo que supone tratar de contentar a los nacionalistas. Es imposible. Son como un pozo sin fondo. Y es un diálogo de sordos, el famoso frontón contra el que rebota cualquier razonamiento lógico. Al final, "es un sentimiento", alegan. Siempre se vuelve al inicio: "España opresora"; vascos buenos, vascos malos; gobiernos "de aquí" (los nacionalistas) y gobiernos "del Estado" (el resto). Siempre ellos frente a los otros, siempre en la ruptura, nunca en un proyecto compartido.

¿Algún día habrá alguien con peso suficiente y sentido de la responsabilidad que enarbole la necesidad de reformar la Ley electoral para poner a cada fuerza en su sitio? ¿Cómo es posible que todavía les reconozcamos una representación proporcional en el Congreso de los diputados superior a la que tienen en realidad? ¿Qué son por ejemplo 303.246 votos del PNV a nivel de toda España? Prácticamente nada y sin embargo son los que mantienen en el poder al Gobierno de Zapatero a cambio de más y más prebendas. Mientras, la Nación se va haciendo el harakiri. Que los nacionalistas sigan defendiendo sus objetivos, que lo hagan, pero no a costa de la inmensa mayoría de los españoles, que ya han demostrado, y durante mucho tiempo, más paciencia, talante y generosidad con los nacionalistas de los que cabría razonablemente esperar.

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899