Los enigmas del 11-M

Febrero 2010


Cuando la ideología es el criterio para el reconocimiento de los derechos humanos

25 de Febrero de 2010 - 14:53:03 - Regina Otaola - 3 comentarios

Ayer fue un día triste, realmente triste porque constatamos una vez más cómo la muerte de personas inocentes no conmueve ni moviliza a esos que siempre se postulan como defensores de los derechos humanos cuando les va la cartera en ello pero simultáneamente su "lucha" les sale gratis total en lo que respecta a su integridad física: pasa con el silencio oprobioso ante la muerte de Orlando Zapata, cuando por el contrario se desgañitan contra los gobiernos democráticos de EEUU a cuenta de Guantánamo; pasa con las víctimas del 11-M y ha pasado durante décadas con las de ETA. Los presos de conciencia cubanos, los presos auténticamente políticos como Orlando –no como los del Egunkaria, no como De Juana Chaos, no como Otegui o Díez Usabiaga- y todos los demás encarcelados en el régimen totalitario de los Castro por sus ideas y no por sus acciones criminales, estos no merecen ni han merecido nunca a los ojos "limpios" de la Progresía española y de parte de la europea esa condición de personas con dignidad y derechos humanos vulnerados.

Los españoles padecemos el Gobierno más sectario de la Democracia con un presidente-niñato que no se atreve a llevar la contraria al régimen totalitario cubano, quizás porque coincide con los mismos etarras en que la Cuba castrista es "el paraíso del hombre en la tierra". Son demasiados años de antiamericanismo visceral y de loas a los terroristas americanos, de relatos heroicos acerca de aquellos que han prácticamente destruido la Democracia en todo el hemisferio sur del continente americano. Demasiados años con un Miguel Ángel Moratinos como mascarón de proa de una política exterior aberrante, lo que no es de extrañar en un personaje cuyas dos grandes relaciones políticas han sido las del difunto Arafat y las del agónico Castro. Moratinos, ¡menudo amigo de la Humanidad! Y lo cierto es que es este mismo Gobierno el que hizo trizas en el seno de la Unión Europea la política de firmeza anticastrista que Aznar logró consolidar con prudencia, esfuerzo y diplomacia después de años de paños calientes o de abierta connivencia con la tiranía cubana.

En realidad, ¿qué se puede esperar de un Gobierno que se ha empeñado en reconocer como derecho el asesinato de seres humanos inocentes? Todavía me hago cruces al contemplar la alegría de las socialistas "cuota" como Aído o Pajín por haber logrado sacar adelante un proyecto que pretende reducir el embarazo a una "cuestión embarazosa" para, a renglón seguido, difundir la especie de que el feto no es "un ser humano" aunque sea "un ser vivo", con lo que es perfectamente posible y además éticamente bueno o indiferente desembarazarse del niño como quien se corta las uñas de los pies. Pero si creen que los millones de ciudadanos contrarios a esta Ley nos vamos a quedar quietos están muy equivocadas, porque asociaciones cívicas como Hazte Oír y Derecho a vivir van a seguir con sus protestas con todos los medios que les permite el Estado de Derecho, van a continuar día a día reivindicando el derecho y la misma cultura de Vida que es diametralmente opuesta a los varios nihilismos ideológicos que, como en Cuba, pretenden hacer del hombre un engranaje al servicio del Estado, del Partido o del Tirano.

Por eso tenemos una oportunidad de oro el próximo 7 de marzo para demostrar que nosotros no nos vamos a esconder a lamernos las heridas porque queremos demostrar que cada día somos más los españoles que trabajamos en pos de que las prácticas abortistas, lejos de verse con esa "normalidad" de la que el Gobierno pretende revestir sus múltiples desmanes políticos y económicos, tiendan a reducirse drásticamente según se extienda la conciencia social de que el aborto no es la mejor de las soluciones y deja además importantes secuelas en aquellas mujeres que recurren a la práctica abortiva como remedio inmediato al "problema". Yo me manifestaré el día 7, ejerceré mi derecho de ciudadana con alegría, tenacidad e ilusión porque esta causa no es la de los revolucionarios de salón sino la de los seres más indefensos, la de las familias y la del futuro mismo de nuestra sociedad. No me cabe la menor duda de que es una causa que merece ser apoyada sin ambages y cada uno de nosotros cuenta a la hora de hacernos oír: ¡tú también puedes!

España arde en deseos de que ZP se pire

19 de Febrero de 2010 - 13:13:14 - Regina Otaola - 3 comentarios

Este jueves hemos podido ver cómo el presidente de FAES, José María Aznar, daba una conferencia contando las verdades del barquero, como acostumbra -"La situación es más preocupante que en el 96, (los socialistas) se han fundido el país"-, ante un auditorio de jóvenes que le aplaudió a rabiar. Esto es lo digno a resaltar. Lo importante. El dedo es una forma de que los anormales totalitarios que intentaban boicotear el acto se enteraran de lo que, en general, se opina de ellos. Esos gestos es lo único que entienden, las palabras no creo que las entiendan ni que las atiendan, como se vio. Es una pena que una parte importante de la juventud no haya incorporado a su ideario los valores democráticos, pero es lo que pasa cuando se les presenta la Democracia como un régimen con todos los derechos y sin más obligación que la de divertirse. Así tenemos a esos ñoños ideológicos, tremendamente violentos, llamando "asesino" y "terrorista" a quien más y mejor ha combatido el terrorismo en España.

Siempre una conferencia o charla de José María Aznar es digna de ser escuchada con atención porque no da puntada sin hilo. Así, con un solo símil, "el bombero pirómano", el ex presidente ha descrito la situación en la que se encuentra España con un presidente del Gobierno que no tiene la valentía de reconocer su absoluta incapacidad para gobernar nuestra Nación y actuar en consecuencia, marchándose y dando a los españoles la oportunidad de decidir quién queremos que nos gobierne y que nos saque de esta situación desastrosa. Los ya casi 5.000.000 millones de parados se lo agradecerían enormemente.

En el debate en el Congreso, al final, más importante que atender a índices de quién ganó, que sin duda fue Rajoy, es tomar conciencia de que la que perdió fue España porque seguimos con un Gobierno de la inanidad, inerme, que sólo sabe sacar conejos de la chistera, un truco manido que ya no sólo harta al auditorio sino que lo empobrece literalmente día tras día. Si Zapatero hubiera sido el gerente de una empresa, sus socios, por el bien de todos los trabajadores, le hubieran puesto de patitas en la calle por incompetente a la primera o segunda de cambio. Pues a nivel político debería ser igual: Zapatero a la cola del INEM para que el resto de los parados pueda volver a trabajar.

Que España ya no puede aguantar a este presidente pirómano, enfermo de ideología y sectarismo.

Réplica a un artículo poco inspirado

4 de Febrero de 2010 - 19:06:16 - Regina Otaola - 31 comentarios

Quiero salir al paso de una noticia sólo parcialmente cierta publicada este jueves en El Correo, porque deseo aclarar, ante tergiversaciones no sé si de cosecha propia del periodista o inspiradas por otros, que mi decisión de ayer nada tiene que ver con candidaturas futuras, porque a mí no se me ha pasado por la cabeza el repetir como candidata en las próximas elecciones municipales y forales. Esa certidumbre la tengo desde hace más de un año, cuando decidí que no me presentaba ni como candidata a Juntas Generales ni en cualquier otra lista guipuzcoana. Por lo tanto, el PP no necesita "coartada" (como de manera algo siniestra sostiene el artículo) para anunciar mi relevo en el cartel electoral porque, como digo, el puesto queda libre. El PP guipuzcoano conoce mi postura desde hace tiempo. No pienso repetir.

Por otro lado, y siguiendo con ciertas imputaciones del mismo artículo, creo que en todo momento he respetado e incluso defendido el acuerdo PSE-PP para el Cambio en el País Vasco: era la mejor opción ante la posibilidad de otros 4 años de gobierno nacionalista y con Ibarretxe al frente del mismo, al frente del Frente. Por eso me alegraría poder ver por televisión a los junteros de PNV y Hamaikabat ocupar los escaños de la oposición después de las próximas elecciones forales en Guipúzcoa debido a que el PP y PSE se hacen con el Gobierno Foral. Me alegraré muchísimo allí donde me encuentre.

Debo añadir que llevo unos cuantos años como portavoz en las Juntas Generales de Guipúzcoa y han sido muchas las ocasiones en las que mi grupo ha consensuado y apoyado iniciativas de los grupos nacionalistas y ellos han apoyado las nuestras, como es normal y lógico en un parlamento. Nunca he estado cerrada a llegar a acuerdos sobre carreteras e infraestructuras, servicios sociales, innovación, fiscalidad, etc. Pero hay cuestiones que considero que no pueden estar en el acuerdo con partidos nacionalistas y radicales. Veremos cómo acaba redactado y cómo se implementa el Plan, pero soy pesimista al respecto porque los nacionalistas siempre buscan disfrazar semánticamente sus verdaderas intenciones cuando se habla de víctimas del terrorismo y deslegitimación de ETA.

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899