Pío Moa

« El manifiesto por la lengua | Principal | Cavilaciones de Cebrián »

¿Y por qué no iban a reivindicar a Negrín?

3 de Julio de 2008 - 21:58:05 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

 

Los socialistas, separatistas e izquierda en general, en su continuada degradación de las Cortes, quieren reivindicar oficialmente  la "buena memoria" de Negrín. ¿Por qué? Porque es su modelo. La maniobra viene de atrás, y hace unos años escribí algo sobre  ella. Su modelo, insisto:

 

 

A vueltas con Negrín

Dentro de la historiografía académica de tendencia “progre”, que sería chistosa si no hubiera tenido durante largos años los medios de acallar cualquier réplica, y de presentarse a sí misma como la única historiografía “profesional”, acaba de publicarse una biografía de Negrín, por el catedrático Ricardo Miralles.

Prologa el libro P. Preston, para quien Negrín “fue el gran estadista de la lucha contra Franco y sus aliados fascistas”. Según él, las críticas a Negrín proceden sobre todo de Bolloten, condicionado a su vez por “los renegados ex comunistas que publicaron sus memorias bajo la dirección de Gorkín y financiados por (…) la CIA”. Preston, claro, prefiere a los comunistas no renegados y, con típica paranoia stalinista, sólo puede entender que alguien discrepe de ellos si le paga el “imperialismo”. Confesión implícita por parte del profesor inglés, y además falsedad, también de tufo staliniano, porque la apasionante obra de Bolloten se apoya ante todo en una labor documental e investigadora impresionante, con muy pocos paralelos en las historias de nuestra guerra.

A Preston le encanta el libro de Miralles, y no es de extrañar. Empieza éste planteando el asunto con una mezcla de infantilismo y mala fe. Según él, sobre Negrín sólo hay hasta ahora “juicios y sentencias, opiniones y fallos”. Vamos, defensores y detractores, sin más, como si el libro de Bolloten, entre otros, se limitase a una colección de asertos gratuitos. Entre los apologistas de Negrín, Miralles encuentra matices y aspectos aprovechables. No así en el otro campo: “Entre sus detractores ha existido una rara unanimidad que podríamos resumir en un Todos contra Negrín”.

Para corregir tan deplorable panorama, Miralles plantea la cuestión así: “Las tres grandes acusaciones hechas a Negrín fueron que entregó la República a los comunistas, que fue el causante de la división interna del PSOE (durante la guerra y en el exilio posterior); y que su obstinación en una política de “resistencia a ultranza” condujo a un final catastrófico de la guerra”. Ciertamente estas acusaciones le han sido hechas por bastantes, sobre todo dentro del propio PSOE, pero no resultan difíciles de refutar, o por lo menos poner en tela de juicio, desde la lógica de quienes siguen creyendo en la permanencia de la II República durante la guerra (Bolloten no lo hace, desde luego), o creen en una posible paz negociada. La acusación de haber causado la división del PSOE, simplemente depende del punto de vista, claro está. Prieto tenía uno, y Negrín el contrario.

Si uno acepta que la república del 14 de abril siguió existiendo tan campante después de que el gobierno de Azaña-Giral entregase las armas a los sindicatos y se impusiese una revolución de brutal violencia en la zona controlada por el Frente Popular; si acepta que los socialistas de Largo y Prieto, así como los comunistas y los anarquistas eran demócratas, o que Stalin protegió la libertad en España, entonces la posición de Negrín es difícilmente atacable, o por lo menos resulta mucho más coherente que la de Prieto, Largo Caballero y cuantos le hacen las acusaciones vistas.

Pero no es obligatorio, afortunadamente, comulgar con tamañas ruedas de molino. No obstante vale la pena seguir la polémica entre quienes creen tales cosas. Esa polémica está muy bien expresada en el intercambio epistolar entre Prieto y Negrín, cuando ambos, ya en el exilio, disputaban acerbamente por el control del cargamento del yate Vita. Negrín acusaba a Prieto de haber contribuido a la derrota con su política vacilante y derrotista, y éste replicaba: “Después de haber presidido tan colosal desastre, después de haber originado, con el uso de un poder personal, ejercido en beneficio exclusivo de determinada agrupación (se refiere al Partido Comunista), disensiones hondísimas que condujeron a millares de hermanos a despedazarse entre sí, y teniendo todavía ante los ojos el espectáculo de medio millón de españoles debatiéndose en la miseria y sometidos a las más viles humillaciones (esto está escrito apenas terminada la contienda. Antes de que terminase aquel año 1939, casi tres cuartas partes de los exiliados habían vuelto a España, dato generalmente olvidado por “historiadores” de esta línea), de las que una elemental previsión reiteradamente aconsejada les hubiera librado, después de todo eso, ¿se atreve usted a decir que yo incubaba la catástrofe? Jamás conocí un sarcasmo tan terrible como el contraste entre sus inmensas responsabilidades y su jactanciosa actitud que le permite condenar caprichosamente a los demás, y encima exigir, a guisa de premio, el reconocimiento de su jefatura de Gobierno con carácter permanente por indefinido”. Negrín, por su parte, insistía en que “a nuestra causa no la han vencido los facciosos. No. La han vencido las asechanzas de unos cuantos malandrines”.

¿Quién tenía razón? En apariencia, Prieto. Una de las cosas más llamativas en los líderes republicanos y revolucionarios es su total ausencia, al menos en sus escritos, de sentimiento de responsabilidad o culpa por los desastres ocurridos bajo su mando. Azaña y Alcalá-Zamora, bajo cuyas presidencias del gobierno y del estado respectivamente rodó el país a la catástrofe, se las arreglan para cargar todas las responsabilidades sobre lo demás, y otro tanto hace Negrín al discutir con Prieto.

Y sin embargo, es Negrín quien, si damos por válidos los planteamientos que les eran comunes (defensa de la república y la democracia, etc.) tiene razón, o por lo menos tiene la mayor parte de razón. Pues para vencer al fascismo no había otra opción que apoyarse en Stalin y sus agentes, los comunistas españoles, ya que las democracias no acababan de reconocer como una de las suyas al régimen edificado sobre el derrumbe revolucionario de julio del 36. Los comunistas rusos y españoles eran los únicos que tenían medios, y algo más importante que medios: una auténtica estrategia. Apoyarse, a no ser muy secundariamente, en el conglomerado de anarquistas, azañistas, socialistas de Prieto o de Largo Caballero y grupos parecidos, habría llevado a la derrota en muy pocos meses. La resistencia sólo podía plantearse en los términos en que Negrín lo hacía, y éste no dejaba de tener bastante razón cuando maldecía a los derrotistas y maniobreros que perturbaban sus esfuerzos.

Lo que Prieto y Negrín pasaban por alto era el coste gigantesco, en medios y en vidas, de aquella política, única posible desde su propio planteamiento. Ese coste era, para empezar, la pérdida de la independencia española y del control sobre sus reservas financieras (Preston tiene gracia cuando, en crítica al aserto de Bolloten de que Negrín hizo mucho por extender la influencia comunista, recuerda el auxilio fascista al otro bando… donde no tuvo ese inmenso coste). Otra tremenda exigencia de esa política consistía en la multiplicación de las víctimas y destrucciones en una resistencia sin sentido… a no ser que enlazase con la guerra mundial, lo cual habría multiplicado el número de víctimas y destrozos. No hubo coste en democracia, porque la misma había dejado de existir antes de la hegemonía comunista, pero sí lo hubo en supeditación de las demás fuerzas políticas a la estrategia soviética, en nombre de la disciplina contra el enemigo común.

Cada uno de estos sacrificios habría justificado una rebelión de los anarquistas, socialistas y republicanos contra Negrín y los comunistas, y así terminó ocurriendo, aunque ya in extremis. Los “malandrines” de que habla Negrín fueron, efectivamente, quienes terminaron con la resistencia “republicana”, pero debe reconocerse que habían sufrido tanto a manos de Stalin y sus secuaces españoles, que prefirieron la represión franquista.

Estos terribles costes no impresionan lo más mínimo a Preston o a Miralles, que, en función del objetivo de vencer al franquismo pasan por alto —como Negrín— cualquier sacrificio… ajeno, naturalmente. Pero el libro merece más comentario y hablaremos más de él.

 

"Realizaciones" financieras de Negrín

No se entenderá cierta historiografía si no se atiende a sus presupuestos implícitos, a menudo poco visibles. De ahí, a menudo la dificultad de la crítica. Al abordar el libro de Miralles sobre Negrín poco adelantaríamos sin tener en cuenta esa realidad.

Miralles sostiene en el capítulo “Cómo se financió aquella guerra”, que, contra la opinión de Largo Caballero, Prieto, Araquistáin y muchos otros, el envío de las principales reservas de oro españolas a la URSS constituyó una operación nada objetable. Lo aclara mediante una comparación: “El 14 de junio de 1940, cuando los alemanes ocupaban París (…) 2.398 toneladas de oro salían apresuradamente hacia Casablanca, en Marruecos, y hacia Halifax, en América (…) El 24 de junio de 1940 el crucero de guerra Emerald salía del puerto escocés de Greenock, escoltado por varios destructores, con dos mil grandes cajas de oro en barras y otras quinientas con títulos, con destino a Canadá”. Y luego hubo otros envíos semejantes, decididos por los gobiernos francés e inglés. Por lo tanto, indica Miralles, ¿a qué tanta algarabía ante una decisión normal y lógica, adoptada también por otros gobiernos democráticos?

No tan normal, sin embargo, incluso si nos empeñamos en creer democrático al Frente Popular. Pues hay una diferencia abismal entre depositar las reservas en una democracia de funcionamiento financiero claro y reglado internacionalmente, y depositarlas en un régimen totalitario, de finanzas opacas, burocracia cerrada, y difícil comunicación, como recuerda Martín Aceña en su estudio El oro de Moscú y el oro de Berlín. El primer y más grave efecto de tal decisión fue, no que el estado español se pusiese en situación de ser estafado —lo fue, según tantos historiadores, aunque dudo que en tan gran escala como dicen, pues la ganancia para Stalin no era tanto el dinero como el poder —, sino que el Kremlin tomaba el control del tesoro y, de paso, del propio Frente Popular, al cual podía presionar, y presionó, para imponerle su política.

¿No perciben Miralles o Preston la diferencia? Pero está ahí, y es determinante. Y hay muchas más diferencias. Por ejemplo, la decisión fue tomada de modo a su vez opaco, por tres ministros socialistas (Largo Caballero, Prieto y, sobre todo, el propio Negrín, entonces ministro de Hacienda), contraviniendo diversas leyes y al margen del resto del gobierno y del mismísimo presidente de la “república”, Azaña. Tan poco confiaban unos en otros. ¿Obraría Churchill de modo semejante?

Para apreciar la situación en su conjunto debe recordarse que Negrín, ya antes de heredar el puesto de Largo, desempeñaba su cometido en Hacienda con autonomía inusual en gobiernos normales. Coinciden en señalarlo Zugazagoitia, de tendencia negrinista; el anarquista Abad de Santillán, para quien el ministro “ha hecho, con la tapadera de la guerra, lo que ningún gobernante, ni siquiera la monarquía absoluta, había podido hacer en España”; o Largo Caballero, en unas patéticas quejas: “El señor Negrín, sistemáticamente, se ha negado siempre a dar cuenta de su gestión”, “de hecho, el Estado se ha convertido en monedero falso [alude a la función legal de las reservas como respaldo del valor de la peseta, el cual se desplomaría si trascendiese la noticia del envío del oro a Moscú]. ¿Será por esto y por otras cosas por lo que Negrín se niega a enterar a nadie de la situación económica? (…) Desgraciado país, que se ve gobernado por quienes carecen de toda clase de escrúpulos”. Conductas tan fuera de lo común no se daban en el bando franquista ni, seguramente, en el británico o el francés.

Una manifestación de tan extraño funcionamiento, siendo aún Negrín ministro de Hacienda con Largo Caballero, la describe así el propio Miralles: “Negrín creó unidades de elite (…) mandadas por hombres de su confianza (…) perfectamente equipadas, con intendencia especial, equipamiento sanitario de primer orden (…) muy disciplinadas, (…) los “Cien mil hijos de Negrín, como se les conocía popularmente”. Que un ministro de Hacienda utilice los recursos del estado para organizar algo así como un ejército particular, difícilmente puede considerarse de otro modo que como un inmenso fraude, y no falta base a la indignación de Abad de Santillán: “Tenía la llave de la caja y lo primero que se le ocurrió (…) fue crearse una guardia de corps de cien mil carabineros (…) Los que consintieron ese desfalco al tesoro público (…) de un advenedizo sin moral ni escrúpulos, también deben ser responsabilizados por su negligencia o su cobardía”. Sin embargo a Miralles tal arbitrariedad, por llamarla de algún modo, le parece ¡toda una “realización”! del ministro.

Ante las concepciones que permiten a Miralles, a Viñas y otros, presentar como normal y hasta meritorio este conjunto de actuaciones, un ciudadano común sólo podrá desear fervientemente que tales historiadores no lleguen a estar nunca al cargo de las finanzas españolas.

Deseo más acentuado si cabe cuando leemos las frases de Miralles en torno a otras “realizaciones”, en particular la utilización de “otras dos fuentes de recursos financieros puestos en marcha a partir del verano de 1938, coincidiendo con el agotamiento del oro. Me refiero a los activos financieros captados de particulares y/o incautados a aquellas personas e instituciones incursas en colaboración con la rebelión militar (…) Desde muy pronto, ya en su etapa de ministro de Hacienda del gobierno de Largo Caballero, Negrín había puesto en marcha las medidas legislativas necesarias para la captación de activos metálicos en manos del público”. Notable la elegancia del autor al definir como “captación” lo que comentaristas menos proclives al eufemismo describirían probablemente como saqueo generalizado de bienes de particulares y del patrimonio artístico e histórico español. Azaña, en vísperas de su dimisión, rechazó firmar un decreto para enajenar a una sociedad anónima, creada por Negrín, todos los bienes muebles e inmuebles del estado español en el extranjero, alegando su repugnancia a “aparecer a última hora como un salteador” de los bienes de la nación, según señala Rivas Cherif. No tendrían escrúpulo semejante muchos otros intelectuales, según vamos viendo.

El proceso de lo que tan finamente llama Miralles “captación”, resultó muy sencillo: por decreto, el primero de fecha tan temprana como el 3 de octubre de 1936, los particulares eran constreñidos, bajo muy severas amenazas, a entregar al Banco de España todos los metales preciosos y divisas que poseyeran. El gobierno afirmaba su compromiso de “salvaguardar los intereses” de los propietarios y “garantizar su integridad”. Al cabo de un mes, las cajas de seguridad de los bancos fueron descerrajadas y el gobierno se apoderó de toda la propiedad allí depositada, haciendo lo mismo incluso con la de la gente humilde guardada en los montes de piedad. Esto, cuando el Frente Popular aún disponía íntegramente de los enormes recursos del Banco de España.

En realidad, todos los bienes particulares a que tuvieron acceso las autoridades “republicanas” fueron pura y simplemente saqueados, como asimismo una infinidad de edificios religiosos, domicilios privados, palacios, museos e instituciones diversas. Esas labores produjeron un inmenso botín en joyas, obras de arte, colecciones numismáticas y hasta filatélicas, libros antiguos, relojes valiosos, ropajes, utensilios de culto, etc. Los mismos cuadros del Museo del Prado sufrieron incautación y exposición a muy graves peligros, aunque a última hora serían recuperados por España. El desvalijamiento se organizó a veces con el pretexto de cargar los daños de la guerra sobre “los que han tenido participación directa o indirecta en el movimiento rebelde” (lo de “indirecta” abría un campo amplísimo), a cuyo efecto se constituyó una llamada Caja de Reparaciones. Los pillajes tuvieron lugar a menudo con tal desorden que, como señalaba un informe comunista, muchos bienes desaparecían en los bolsillos de los ejecutores y de “los numerosos García Atadell que operaban por su cuenta”.

A menudo los debates se convierten en galimatías porque los presupuestos y valoraciones de los intervinientes son muy distintas, aun si emplean los mismos términos. ¿Cómo podríamos entendernos si no aclaramos previamente que comportamientos como los descritos son considerados normales y democráticos por determinados historiadores? Sólo una vez aclarados esos presupuestos es posible hacerse una idea de la lógica del discurso.

 --------

Los negrinistas demuelen

 Expone triunfante el periódico negrinista El País,  el del sindicato del crimen: “Demolido al segundo intento el monolito franquista de las Cies”.  El imperio de la trola, el choriceo y el puterío. El Gran Hermano. Negrín. Una vez más.

---------

"Disfruta con tu lengua", dicen los gilipollines, qué otra cosa puede llamarse a esos discípulos de Chikilicuatre, de NNGG (Nuevas Degeneraciones rajoyescas). Criadero de señoritos  memos.

Comentarios (21)
1 mescaler, día 3 de Julio de 2008 a las 22:11
Me parece estupendo que hayan demolido la basura franquista que afeaba las islas Cíes.
2 Perita, día 3 de Julio de 2008 a las 22:22
Jua, jua, jua.

lo que a base de risas me ha tirado de la silla no es que el 14 de Marzo se empezaran a desguazar unos vagones y otros fuesen restaurados prestando servicio en la actualidad sino el que a algunos, mayormente del lado simpatizante al gobierno, les parezca lo más normal del mundo e intenten justificarlo sin argumentar razón alguna limitándose a mandarte callar con cajas destempladas.

Ya les vale.

En fin, que desde Suresnes para acá ¿conspiraciones?, ya hemos conocido unas cuantas... y no pocas. Así que ésta no nos pilla de nuevas.
Luego a menos que estén a sueldo o sigan consignas o cumplan ordenes de algún jeffe de centúria o komissario políttiko, no entiendo yo por qué no les extraña éste hecho ni se les ocurren chistes ni les hacen guasas a los de arriba, que para éso siempre hay público.

Por ejemplo: si yo fuera el que manda en la RENFE, perdón, quise decir en la ADIF, pintaría esos vagones restaurados de negro, o contrataría a algunos graffiteros para que los decoraran con motivos haloweeneros y cobraría un euro más a los morbosos que quisieran viajar en ellos. Y con ello financiaría unas pocas de cámaras (de las buenas, de las que graban) y así evitaría que nadie se colara sin pagar

ni se dejara nada olvidado.

Miau dice El Lince Cagón.

¿Ha sido el Tribunal Supremo?. ¿Es correcto ése dato?. ¿Lo tiene usted por escrito?, ¿los calígrafos han logrado averiguar de quién es la firma que avala el documento de desguace, o al ser el Tibunal Supremo, así, en general, les ha bastado con que firmara el bedel de la puerta?. ¿También ha tenido que intervenir La Más Alta Magistratura del Estado para que le devolvieran la Renault Kangoo a su dueño?. Las casettes morunas que el dueño jura en seis liturgias que no son suyas ¿también le fueron entregadas a instancias del Tribunal Supremo o éso solo fue una ocurrencia del juez instructor?.
¿Se sabe ya cual fue la causa por la que se mantuviera el secreto de sumario durante tantos años?...., ¿y los Liaños y los Fungairiños qué dicen de todo ésto? ¡Ah!, calle, calle, que no me acordaba que me ha dicho usté que Franco se había muerto.

Jua, jua, jua.

Menuda panda de irresponsables.

Y algunos bailándoles el agua como si dieran vino.

Me da igual que haiga quien pida la cabeza del Ministro del Interior aunque no sé por qué, por el mismo precio, no piden la del de Justicia o la del de Obras Públicas, que es de quien dependía la RENFE, no sé si la ADIF, por aquel entonces.
Tampoco sé por qué no piden también la cabeza de los de la Comisión Parlamentaria ésa que montaron, no sabemos muy bien para qué, salvo para regañar al tío Aznar, ni mucho menos alcanzamos a vislumbrar las conclusiones a las que llegaron los suseñorías -si es que llegaron a conclusión alguna- y que pasaron por alto éste hecho sin decir ésta boca es mía.


Y mira que a éstos les gusta piárla.

Si al Astarloa y al Diaz de Mera les metieron un gol por debajo de las piernas pues que no los hubieran puesto de porteros. Pero la investigación posterior, hermosos míos, ésa se hace en frío, sin que haiga barras bravas contratadas ad hoc (a huevo) que griten asesinos mientras apedrean, unos con globos llenos de pintura pero otros con piedras estandard, sedes sociales.

Para hacer la investigación se dispone de tiempo y conociendo cómo es España (uno currando y cuatro mirando) dudo mucho que en dos o tres tristes días tuvieran tiempo para hacer todos los dictámenes periciales ésos como dice el del Tribunal Supremo, jua, jua, jua: más o menos pormenorizaos.

Total que parece ser que quien dió la orden fue el juez instructor a instancias de la Autoridad Policial y con la inhibición del Ministerio Público. Aunque algunos seguimos pensando -hasta que no veamos el documento de desguace-, que la Alta Autoridad Policial ésa, debe de ser el seguratta de la puerta que pertenece a una sucontrata externa y ya hemos cambiado tres veces de empresa.

De modo que no hemos visto la factura de la empresa de desguaces ni ningún albarán de los de la chatarra.




-Ni que los pida el paaayo.
-------------------------
http://www.telefonica.net/web/villacadima
3 mescaler, día 3 de Julio de 2008 a las 22:28
Para la antología del insulto moaísta:

"Disfruta con tu lengua", dicen los gilipollines, qué otra cosa puede llamarse a esos capullos, de NNGG (Nuevas Degeneraciones rajoyescas). Criadero de señoritos memos.

4 mescaler, día 3 de Julio de 2008 a las 22:32
Otro disgusto para Moa:

Grande-Marlaska: la ley reconoce más derechos de homosexuales que la sociedad


El juez de la Audiencia Nacional Fernando Grande-Marlaska ha subrayado hoy en Barcelona que la ley española es más avanzada en los derechos de los homosexuales que la realidad social, pues aún se topan con muchas discriminaciones.

El juez Grande-Marlaska ha incidido en esta cuestión en el discurso inaugural de la Cuarta Conferencia Europea de Policías Gays y Lesbianas, organizada por la asociación Gaylespol, que se celebra hoy y mañana en el Colegio Mayor Sant Jordi de Barcelona.

El magistrado ha asegurado que España está en la 'cúspide del ordenamiento jurídico' en el reconocimiento de derechos de gays y lesbianas desde al año 2005, cuando se legalizó el matrimonio de las parejas homosexuales.

Sin embargo, a pesar de esta 'realidad legal maravillosa', Grande-Marlaska, quien hace dos años hizo pública su homosexualidad, ha admitido que siguen existiendo 'muchos silencios, discriminación y cuestionamientos' para gays y lesbianas tanto dentro del ámbito laboral como en el social.

Destacó el papel de los cuerpos policiales que promueven, dan visibilidad y normalizan la diversidad sexual en profesiones en las que tradicionalmente el rol masculino ha sido relevante: 'vuestra labor es esencial para que los ciudadanos podamos ejercer nuestros derechos y libertades con seguridad', ha declarado.

La conferencia reúne a más de 200 policías de 14 nacionalidades europeas, que tratarán sobre las prácticas y servicios policiales relacionados con la no discriminación, la diversidad sexual y la violencia doméstica.

El presidente de Gaylespol y agente de la policía municipal de Sabadell, Víctor Argelaguet, ha recalcado la importancia de que sea visible la diversidad sexual entre los cuerpos policiales para compatibilizar trabajo y vida privada sin complejos, y de la necesidad de hablar de esta situación en las escuelas.

El agente ha lamentado, sin embargo, la escasa participación de los cuerpos policiales del resto de España en esta cuarta conferencia, que se celebra cada dos años, pese a las invitaciones cursadas.

En la apertura de las jornadas el conseller Joan Saura ha anunciado que el departamento de Interior ha aprobado un protocolo de intervención policial para los delitos relacionados con la orientación sexual en el que se destaca la asistencia a las víctimas y la comunicación inmediata de este tipo de delitos por parte de los agentes a la Fiscalía Coordinadora de Agresiones Homófobas.
5 Perita, día 4 de Julio de 2008 a las 01:11
Yo no sé por qué no nos dejamos de hipocresías y nos echamos otra guerra civil,



que ya va tocando.

Mira, algunos en el País Vasco ya han empezado, siempre han sido los vascuences los más echaos pa´lante, y por aquí todavía seguimos discutiendo si son galgos o si son podencos y elaborando leyes de memorias histéricas, quiero decir históricas.

Las armas se las podemos comprar, como siempre, a los de la maffia rusa aunque ahora ya no lleven estrellitas de cinco puntas en la gorra, mayormente porque ya no llevan gorra.

El ejército de África está libre y acantonado en Lavapies para quien lo quiera coger, que ahora ya no hay ningún generalotte o generalitto que lo lleve de la mano. Puede que desde alguna comisaría más o menos asturiana o vallekana se tenga cierto predicamento entre ellos, pero como 'Roma no paga traidores', así se ha quedado el testigo protegido musulmán ése sin protección. Vaya, y sin tribunal donde testificar, también.

Los de la Europa ésa, qué casualidad, a su puñetero rollo y a desentenderse de lo que pase por aquí. Si, muy dispuestos ellos a mandarnos voluntarios y ensirocados para cualquiera de nuestras múltiples causas, pero oficialmente sin querer saber nada monada. Vamos, que están dispuestos a mandarnos jugadores, pero que buenos arbitros va a ser que ninguno. Ya les vale.

Y todo con tal de que no entren los americanos (gringos) por aquí a ejercer su influencia.

Pues que seppan, y ésto es nuevo, que ya tenemos por aquí americanos de todos los colores y a mucha honra, y son una variable nueva con la que hay que contar.

Total, que como las posiciones están tan enconadas, el odio sembrado desde ikasttolas y liceus ha dado ya sus fruttos, pues se dan ahora unas guapas condiciones para empezar otra guerra civil... o continuar desde donde lo dejaron los otros, claro.

Como las guerras carlistas ya están algo olvidadas, digo yo que a la nueva serie que empezamos allá por el año 36 deberíamos llamarlas guerras Francisquistas. Lo digo por Don Francisco




Franco.
--------------------
http://www.telefonica.net/web/villacadima
6 Criti, día 4 de Julio de 2008 a las 04:15
Me he leido su texto entero sobre Negrín y realmente es para echarse a reir como lo pretende presentar al personaje el historiador progre al que hace referencia...

Dice que no, que Negrín no era tan malo y que poco menos que era objto de una conspiración judeo-masónica.

Dice que quienes le llevan la contraria son agentes de la CIA y excomunistas renegados. ¡¡¡Como si el haber perdido la condición de comunistas fuera una descripción peyorativa!!!...

Ya es ridículo cuando califica captación el saqueo de las arcas públicas o bueno, la comparación con otros países en los que hubieran sacado las reservas de oro a otros países. Esta clarísima la diferencia, lo de Negrín fue un saqueo de las arcas públicas, camino de uno de los aliados internacionales de los rojos, la Rusia de Stalin.

Claro, que defendiendo que Stalin, las brigadas internacionales y el frente popular luchaban por la "democracia", pues entonces si tiene sentido o se puede entender.

Pero es que a día de hoy nadie se cree que los comunistas, que los anarquistas, que los sparatistas, que el frente popular y stalin lucharan por la libertad.

Muy bien D.Pío por profundizar en el debate historiográfico, ahí esta la raíz de la falsificación de nuestro pasado, presente y futuro venidero.

------

Sobre NNGG, me dan pena... Lo que tienen que hacer los de NNGG es luchar por la democracia interna, todo lo demás son campañas de chikilicuatres.

------

Una pena que sigan derribando monumentos franquistas. La historia fue como fue y eso no lo podrán borrar ni derribar, aunque esfuerzos y leyes totalitarias de des-memoria histórica no se cansan de promocionar.

------

7 bacon, día 4 de Julio de 2008 a las 11:17
Los rojillos seguirán derribando estatuas, monolitos, etc. durante años, poco a poco, para irlo sacando en los periódicos, como ahora. Eso les encanta a los descerebrados como mesca. Y así, seguir arañando votos. No se dan cuenta de que es como si en Egipto llegase a gobernar un iluminado y dijese: como el "régimen" de los faraones era una teocracia impresentable, cuya economía se basaba en la exlotación de otros pueblos, la guerra y la mano de obra esclava, a demoler las pirámides.
8 bacon, día 4 de Julio de 2008 a las 11:24
Otras creaciones de la era franquista, por si quieren demoler alguna:
-Pantanos
-Carreteras
-Seguridad social. Bueno, cualquier día vendrá Solbes otra vez a dcirnos que nos vayamos haciendo un plan privado de pensiones, no vaya a ser...
-La clase media española, la que Franco consideraba el mayor monumento a su memoria. Bueno, ésta, con la no-crisis actual llevan camino de demolerla.
-La actual monarquía democrática. Bueno, ésta, basada en el perdón mutuo llevan también camino de demolerla los asaltatumbas de la desmemoria.
9 jaritos, día 4 de Julio de 2008 a las 11:29
Lo que tenían que hacer NNGG, y todas las organizaciones "juveniles" de todos los partidos, es disolverse. Si son mayores de edad para votar y ser cantidatos, lo son también para trabajar como el resto de los afiliados sin necesidad de tener una organización diferenciada dentro del partido.
Y me gustaría saber si realmente, antes de que Rajoy se hiciera aceptable para los progres, mescalero no opinaba, sobre NNGG, lo mismo o parecido a lo que ha expresado aquí Moa.
10 jlh, día 4 de Julio de 2008 a las 12:03
Dice Don Pío:

“Lo que Prieto y Negrín pasaban por alto era el coste gigantesco, en medios y en vidas, de aquella política, única posible desde su propio planteamiento …Otra tremenda exigencia de esa política consistía en la multiplicación de las víctimas y destrucciones en una resistencia sin sentido… a no ser que enlazase con la guerra mundial, lo cual habría multiplicado el número de víctimas y destrozos”.

Una de las características de los gobiernos y simpatizantes socialistas y comunistas es su absoluto desprecio a la vida humana. La última demostración en España ha sido el 11M, donde el psoe no ha dudado en impedir que se detenga a los asesinos de casi 200 personas, pues con ese asesinato masivo ha logrado el poder, y eso es lo único que le importa. En la unión soviética, China, Vietnam, Camboya, Alemania roja, etc., el número de asesinatos perpetrados por socialistas y comunistas es aún mayor, pero nunca le han dado importancia ni los asesinos ni los que les apoyan, pues sólo les importa su “causa”, y si para lograrla es necesario asesinar a millones de seres humanos, no les importa ni lo más mínimo.

Continúa Don Pío:

“Estos terribles costes no impresionan lo más mínimo a Preston o a Miralles, que, en función del objetivo de vencer al franquismo pasan por alto —como Negrín— cualquier sacrificio… ajeno, naturalmente”.

Esa es la clave: los socialistas y comunistas desprecian la vida humana ajena, la propia la valoran por encima de todas las cosas.
11 jlh, día 4 de Julio de 2008 a las 12:08
Las hazañas de negrín resumen perfectamente los ideales socialistas: trola, choriceo y puterío (aunque Don Pío no cuente nada sobre esto último, seguro que el rojo negrín se iba de put.as en sus ratos libres, pagando con el dinero de España, claro, como hacen todos estos rojos cuando logran ocupar cargos de responsabilidad y dinero público).
12 DeElea, día 4 de Julio de 2008 a las 12:13
¿Existe algún partido de “derechas” que no sea automáticamente por ese motivo de “extrema derecha”?

En general vengo observando un curioso fenómeno entre los descontentos con el “centrismo” Gallardonita del PP. Unos hablan de votar a UPyD - y me parece bien, en cierta manera admiro y respeto el valor de Doña Rosa Diez, si es, como no, de fondo sincero, claro-; otros que si voto en blanco, otros que si nulo, incluso algunos que si al PSOE, pa que se jo-dan, dicen, pero me temo que estos deben ser Trolls de esos. Pero nadie habla de un partido de “derechas” hablan a veces que, si habría que crear uno liberal, pero lo cierto es que no existe ninguno, que yo sepa, y si existe nadie lo menciona.

A Criti lo censuraron por mencionar un partido alternativo, y unos dicen que es “extrema derecha” pero ¿es realmente extrema derecha o es extrema derecha por que es alternativo?

¿Voto en blanco? ¿Voto nulo? ¿UPyD?

Yo quiero votar un partido que defienda un Estado con estructura Liberal que practique políticas económicas de corte Liberal pero no solo en beneficio del individuo sino también en beneficio de la “empresa” o sea el propio “Estado Liberal” la sociedad, por que a pesar de ser un Estado liberal es, un Estado al fin y al cabo, que representa a una nación, España, y a un Pueblo, el Español, por lo tanto es un Estado Liberal que representa a un colectivo que a su vez compite y se relaciona con otros colectivos que unas veces son también Estados liberales y otras no. Y por eso necesito un partido Conservador que genere un marco moral que contenga en su interior un espacio y estructura liberal de convivencia individual dentro de un colectivo Nacional: el Estado Liberal; o mas a lo sentimental, España.

Pero la España de verdad, la real, la histórica, la verdadera Nación Española, no esa mier-da suicida de los progres traidores y acomplejados por su estúpida ignorancia tanto moral como histórica.
13 DeElea, día 4 de Julio de 2008 a las 12:39
Ahora que si bien me parece una estructura Estatal Liberal, no opino lo mismo de la esencia moral del Liberalismo (Termino tan sajón en si mismo, pues el Liberalismo francés ya me lo conozco, acaba en socialismo) por eso cuando oigo eso de partido Liberal a secas...., ¿Partido Liberal? ¿Y por que no el partido Buenista? ¿Acaso lo bueno no tiene que ser liberal para que lo liberal sea bueno? A mi eso de Partido Liberal asín sin mas me sabe y me huele a agua, o sea a nada, nada con verdadera sustancia…. me dirán los ortodoxos ¡¡¡oiga los principios del liberalismo….!!!. Ya, ya …. Los principios del Liberalismo…, y me acuerdo de ese español que era Don Miguel de Unamuno.

Estando D. Miguel de Unamuno en su “destierro” de Paris. En cierta ocasión le hablaba un pedante, de lo necesario para implantar en España un régimen de Libertad, Igualdad y Fraternidad…. A lo que D. Miguel, seguramente irritado de la vaciedad de lo que conllevan tan solemnes palabras cuando se ignoran en esencia. Estalla:

“Sí... ¡Libertad, Igualdad y Fraternidad! ¡Dios, patria y Rey! ¡Navegación, Industria y Comercio! ¡Café, Copa y Puro! ¡Madrid, Zaragoza, Alicante!...” ….. ¡¡¡No te jode!!! (Añado yo)

Y es que a veces tengo la sensación de que algunos vienen a civilizarnos y a enseñarnos lo que es el individualismo y la libertada a nosotros, los españoles, ellos…. Precisamente ellos…. ¿acaso los bárbaros vinieron para civilizar Roma?

Casi todo el mundo ha escuchado alguna vez aquello de Unamuno de, “que inventen ellos” pero muy pocos llegaron a entender lo que realmente quería decir, que no era otra cosa que lo mismo que dijo Forner en su famosa apología.
14 bacon, día 4 de Julio de 2008 a las 12:44
Para los rojos todos los partidos que no sean el suyo son de extrema derecha: eso dicen de Rosa Díez los violentos que van a reventarle los actos (se llaman a sí mismos antifascistas) y sus simpatizantes, de eso acusan también a Ciudadanos, a los firmantes del manifiesto por la lengua común, de eso han acusado a Redondo Terreros, a intelectuales como Bueno o Albiac, etc.
Pero esta gentuza tiene una doble moral, y cuando quieren se disfrazan de lo que no son. Mesca es un buen ejemplo: cuando quiere, para insultar a Moa utiliza "maoista" como descalificación, cuando quiere, dice que el papa condenó la guerra de Irak, como si a él le importase la condena del papa, otras veces pasa de pretender sentirse rodeado de extremaderechistas a pretender ver caída de caretas, etc.
Para ellos, los que no somos nacionalistas pasamos a ser inmediatamente nacionalistas españoles, que según ellos es lo peor. Si decimos que la actual democracia es una continuación del régimen de Franco, es que somos franquistas (lo que, a diferencia de sus padres, no somos, somos tan franquistas como de la segunda república como de la monarquía de Alfonso XIII..., ya que todos eso es la historia de España).
Son totalitarios y hasta quieren decirnos cuáles son las palabras que podemos utilizar y cuáles no.
DE cualquier modo, yo estoy muy contento de que este blog los siga acogiendo (cosa que no hace con sus adversarios ningún blog "progre", ni por cierto, ningún medio "progre", y recuerdo que el País tiene vetado a Moa), porque, a diferencia de ellos soy un firme partidario de la libertad de expresión, siempre que no se use para fines ilegítimos, como fue el caso del torpe Rubianes.

Puede haber caído el PP en la trampa de creer que si se "centraba", el PSOE dejaría de llamarles franquistas. Eso nunca ocurrirá, porque el PSOE tiene en esa descalificación permanente su único argumento de peso para ganar elecciones.
15 tachuela, día 4 de Julio de 2008 a las 12:45
Mescaler #1.

Un día esos monumentos se volverán a levantar. Entonces se quitarán los nombres de calles a asesinos de extrema izquierda, a la Pasionaria y a Margarita Nelken y a tantos otros. Franco fue el único estadista que supo darle hule a los ancestros de Mescaler.

¡Cómo no se va a alegrar el citado de que desmantelen los monumentos a Franco!


:)
16 tachuela, día 4 de Julio de 2008 a las 12:52
Mescaler, provoca usted haciendo más aspavientos y contorsiones que un putah en una esquina.

¡Ánimo hombre! ¡Nunca había tenido el blog un sparring más sufrido!

:)

17 bacon, día 4 de Julio de 2008 a las 13:23
Negrín se opuso a otros dirigentes republicanos que querían intentar una paz con Franco. Ni paz ni rendición a pesar de que la guerra estaba perdida. Claro, eso sí, él se fue al dorado exilio, dejando aquí a los perdedores.
Justifican los defensores de Negrín su acercamiento a la URSS diciendo que era necesario por ser quien más apoyó la causa republicana; a esos mismos resulta intolerable el acercamiento de Franco a quienes le ayudaron.
Dobre moral una vez más, engaño sólo para los que ya están engañados y felices de serlo, no sea que les llamen fachas.
Una muestra de la ética de Negrín: prometió su apoyo para una cátedra a su discípulo, para luego traicionarle porque debía algún favor. Su discípulo nunca se lo perdonó y nunca volvió a hablarle. Se llamaba Severo Ochoa. Me pregunto si la preferencia de Negrín para la cátedra también la justificarán sus hagiógrafos. Seguro que el elegido era mejor que Ochoa. Que yo sepa, no le dieron el Nobel. Sería culpa de Franco...
18 Contable, día 4 de Julio de 2008 a las 13:49

¿El Rufianes tiene cáncer?

¿No será más bien CIRROSIS?

Ah, bueno, la cirrosis bien entendida puede ser considerada una forma de cáncer,... provocada las más de las veces por el consumo de alcohol.

¡Estos marginales...!

19 Contable, día 4 de Julio de 2008 a las 13:52
El Becario de servicio en este digno Lugar de encuentro, el llamado mescagaditan, está desolado.

Los soldados de Colombia han liberado a una Diputada electa por el Pueblo de Colombia, que unos narcoterroristas habían secuestrado hace años.

Consuélese, Becario: Hay muchos izMierdoso que comparten su desolación.

---

Mi más sentida enhorabuena a Ingrid Betancourt.

Y es que la Libertad es algo que gentuzas como Negrín, mescagaditan, Zapo, y los de la izMierda en general, odian a muerte.

¡¡¡ Viva la Libertad !!!
20 Contable, día 4 de Julio de 2008 a las 13:53

El Socialismo es una inmunda nestia que se nutre de sangre y sufrimientos.

Delenda est Socialismus!!!
21 gaditano, día 4 de Julio de 2008 a las 14:37
Contable: Como sepas contar tan bien como discriminar las opiniones de mescaler de las mías vas a necesitar que te compren un ábaco nuevo.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899