Pío Moa

« (II) Errores metodológicos de César Vidal / Opiniones de liberales sobre Franco | Principal | ¿Cuándo llegó la reconciliación? / Enfoque histórico y enfoque metafísico / Ateneo »

(y III) Errores de hecho de César Vidal / ¿Años perdidos, los 40 y 50?

30 de Junio de 2011 - 00:12:46 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

 

 

Los errores de método e interpretación señalados,  combinados con ciertos prejuicios, en especial anticatólicos, llevan a César Vidal a ciertos desenfoques:  

 

1. Decir que la Iglesia se constituyó como un estado dentro del estado es por lo menos una tesis muy aventurada. La Iglesia recibió seguramente demasiadas concesiones, pero fue también el principal valladar contra cualquier tentación totalitaria (que tampoco fue muy fuerte). Mezclar a Tolkien o a Chesterton con Franco me parece también harto arbitrario, máxime cuando se define al franquismo como “una visión que idealizaba el mundo rural, que odiaba la democracia liberal, que veía un peligroso enemigo en el capitalismo y que creía en un Estado poderosamente interventor y confesional que, limitando considerablemente las libertades individuales, mantuviera a la nación en una especie de Arcadia feliz”. Desde luego fue un estado confesional (como lo era la Constitución de Cádiz), con tolerancia para otras religiones. Y si fueran ciertos esos rasgos, España no se habría industrializado y urbanizado como lo hizo entonces, se ve que a Franco todo le salía mal. Pero basta leer sus proyectos ya en los años 40 para entender que se proponía crear una poderosa industria, evidentemente capitalista, y la impulsó por todos los medios. Y si la cosmovisión de Franco fue nefasta para la Historia de España, debe admitir César Vidal que lo fue de un modo muy peculiar: en ninguna época en al menos dos siglos alcanzó España una paz, estabilidad  y prosperidad mayores. Esto es un hecho comprobable por cualquier historiador. Calificarla de nefasta suena algo abusivo.

2. Como Marx, Franco no podía negar los avances capitalistas. No solo no los negaba, sino que los buscaba y bajo su régimen el capitalismo progresó a mayor ritmo que nunca antes o después. Basta ver los índices de crecimiento y el peso del estado en la economía.

3. Durante la década de los años cincuenta, la década en que los españoles siguieron pasando hambre porque los socialistas de camisa azul seguían practicando el intervencionismo económico y los obispos habían decidido que España no podía permitirse la libertad religiosa ni siquiera a cambio del Plan Marshall.

 a) En los primeros años 50 desaparecieron de las estadísticas los muertos por hambre (ya muy pocos desde años antes) porque, por primera vez en la historia de España, desapareció el hambre en el país. En 1953 se abandonó el racionamiento, como en Inglaterra, y eso que Inglaterra no sufrió el aislamiento, le fueron condonadas sus gigantescas deudas con Usa y recibió en cambio la parte del león del Plan Marshall.  Es obvio que estas cuestiones necesitan un reenfoque, porque están enormemente distorsionadas.

b) Hubo hambre en los años 40 (aunque pronto remitió a niveles parecidos a los republicanos), en gran medida inducida por la política británica y luego por el aislamiento impuesto por Stalin, Attlee, Roosevelt y Truman. El aislamiento perseguía arruinar a España para empujar a los españoles a rebelarse contra Franco y decidir indirectamente quién podía o no podía gobernar el país. Fue un auténtico crimen, máxime teniendo en cuenta lo mucho que los anglosajones debieron a la neutralidad mantenida por Franco. En cuanto a lo del Plan Marshall, César Vidal es muy libre de creer que esa fue la verdadera causa. Yo creo que fue un mero pretexto, pues la política general de aislamiento de España era muy clara.

4.  Es verdad (y lógico) que Franco no quería  que su régimen acabara con su muerte, aunque en sus últimos años parece haber pensado de otra manera, basta leer su Testamento político. Pero, cualquiera que fuese su intención, lo que cuenta para la historia son los resultados: dejó un país industrializado, próspero y reconciliado, hay que insistir en ello,  y fue eso, y no otra cosa, lo que hizo posible la democracia. Este es el balance histórico, dentro del cual las posibles intenciones de Franco tienen solo un interés secundario. No se puede pretender que Colón no descubrió América porque buscara y creyera haber descubierto las Indias. 

5.  Es verdad que la justicia no era independiente en cuestiones políticas (tampoco lo es actualmente, véase el proetarra Tribunal Constitucional, por ejemplo), aunque era más independiente que ahora en otras cuestiones. Naturalmente, si fuera independiente políticamente, su régimen sería liberal y ya sabemos que no lo fue (aunque tuvo muchos aspectos liberales).

7. El antiliberalismo de Franco fue manifiesto y temo que esa circunstancia explica no poco por qué muchos camisas azules acabaron en el PCE o en el PSOE. (¿Seguro que no evolucionaron bastantes camisas azules hacia el liberalismo? ¿Y por qué algunos totalitarios o de extrema izquierda han acabado a su vez como liberales?)  De hecho, muchas de las afirmaciones antiliberales de Franco podrían ser repetidas sin problemas por los mismísimos "indignantes" del 15-M  (¿Por qué no lo hacen? Franco nunca propugnó que la gente viviera del estado, como básicamente pretenden estos)  El odio hacia el liberalismo; la insistencia en que la democracia real es diferente de la liberal; el intervencionismo económico que convierte en el mal al capitalismo; la matraca de que el sistema capitalista es inmoral; la idolatría sindical hasta el punto de establecer un sistema de convenios colectivos que padecemos a día de hoy, no son aportes de la izquierda montaraz –aunque, por supuesto, los comparta– sino de un Franco nutrido por los principios sociales del fascismo de la Falange y de la doctrina social católica (César pinta aquí a un Franco que tiene mucho que ver con sus prejuicios y dogmas, pero muy poco con la realidad histórica)  Cuando uno contempla el contenido de las fuentes –unas fuentes que Moa parece desconocer gravemente– (Me temo que el problema radica en que César las interpreta mal, como vimos ayer)  cuesta no llegar a la conclusión de que dislates como la mal llamada memoria histórica quizá son sino un intento freudiano de matar al padre. No es un trastorno que los liberales padezcamos porque jamás podremos reconocer a Franco como padre ni asumirlo como modelo (nadie ha pretendido nunca tal cosa, que yo sepa). Fue nuestro enemigo declarado (Pero hay que reconocer que en la práctica fue  muy poco enemigo, como veremos luego).

6. El régimen de Franco puede ser asumido por el carlismo que, salvo en la cuestión dinástica, tuvo en él a uno de los mayores defensores de sus esencias. Puede ser asumido también por el fascismo de la Falange, que dejó una huella que perdura hasta hoy, por ejemplo, en una legislación laboral culpable de que España tenga la tasa de desempleo mayor del mundo libre. Puede ser asumido sin duda por un catolicismo –especialmente si no es democrático–  (….) El régimen de Franco puede incluso ser asumido por los partidarios de las dictaduras militares o por los que creen que la libertad es un bien menor siempre subordinado a otras realidades. De no ser por los complejos históricos, hasta podría ser asumido, siquiera parcialmente, por esa izquierda que ve en el liberalismo y la libertad económica el origen de todos los males. Sin embargo, el régimen de Franco no puede ni debe ser asumido jamás por el liberalismo.

Me parece que César Vidal prefiere, una vez más, el dogma a los hechos.

a)      Si la legislación falangista es culpable de la enorme tasa actual de desempleo en España, debiera molestarse en explicar cómo se alcanzó el pleno empleo en el franquismo

b)      Nunca la izquierda asumió a Franco, muy al contrario: fue y es su mayor enemiga. Y César Vidal parece unirse aquí a ella incluso con mayor radicalismo. Los presos políticos  de entonces eran, con  pocas excepciones, comunistas o terroristas, esto es, totalitarios. En las cárceles franquistas no hubo liberales: por el contrario, estos podían vivir, trabajar y publicar tranquilamente, dentro de algunas restricciones muy llevaderas y que nunca les empujaron a la rebelión o la subversión que intentaba la izquierda totalitaria. ¿No le dice esto nada a César Vidal?

c)      El liberalismo puede asumir mucho del franquismo, si por asumir se entiende reconocer y, en este caso, aplaudir o agradecer. Y repetiré qué cosas: derrotó a la revolución, no a la democracia; salvó al país de la guerra mundial; salvó la propiedad privada; instauró un régimen con un estado pequeño y poco costoso;  mantuvo un índice muy considerable de libertad personal; nunca fue, por todo ello, totalitario; salvó a España de una nueva guerra civil tras la guerra mundial (el maquis y no solo el maquis); dejó en marginal el analfabetismo y acabó con el hambre por primera vez en nuestra historia; desarrolló la enseñanza superior como nunca antes y amplió espectacularmente la clase media; industrializó el país; elevó la renta per cápita con rapidez nunca igualada antes o después; reconcilió a los españoles disolviendo los feroces odios sociales y políticos que hundieron la república (con aquellos odios, la transición habría sido imposible); el grado de libertad, incluso política, fue creciendo con rapidez en los años 60, como demuestra un repaso de la prensa y de los libros que se publicaban (en gran parte marxistas). Etc. ¿Cree César Vidal que todos estos logros no tienen importancia para un liberal, como para cualquier persona algo ponderada y razonable? ¿O que pueden desmentirse con algunas citas? Un liberal que no los tenga en cuenta solo puede ser un dogmático.

   Creo que esta discusión no es vana, como piensan algunos. Atañe a un problema básico de nuestra democracia actual, que es el reconocimiento de su raíz y origen. Un régimen que se obstina en cortar sus raíces, en negar su origen real, no puede ser estable y tenderá a la ruina. Como, por lo demás, estamos comprobando. Agradezco a César Vidal que haya dado pie a estas aclaraciones, más necesarias hoy que nunca, en un debate típicamente liberal.

 ---------------------------------

 

 Blog. No es cierto que España en 1959 fuera el país más pobre de Europa, ni que esa supuesta pobreza se debiera a la Falange. La política económica de Franco nunca la dictó la Falange. Llamada pomposamente autarquía,  no vino a ser otra cosa que la política económica tradicional, ultraproteccionista desde la Restauración, resumida en el Arancel Cambó, más la conveniencia de hacer de necesidad virtud, ante el aislamiento internacional. En 1960 se abolió el arancel Cambó que, en lugar de  facilitar la industrialización del país, la constreñía. Por otra parte, los años 40 y 50 distaron muchísimo de ser “años perdidos”. Véase: http://historia.libertaddigital.com/los-40-y-50-anos-perdidos-del-franquismo-1276239136.html

Comentarios (131)

« 1 2 3 »

101 1132CPCF, día 30 de Junio de 2011 a las 23:25
11-M
Fukushima: Yamato Damashii
Gabriel Moris

Cabe preguntarse si el comportamiento de las instituciones y del pueblo español ante el atentado político de los trenes de cercanías tiene algo en común con el del pueblo japonés.

2011-06-30

Los acontecimientos y las noticias se suceden con una velocidad tal que superan los límites fijados por nuestras autoridades.

Hace poco, ocupaban las portadas de todos los informativos las catástrofes naturales de Japón. Las revueltas ciudadanas en los países árabes, desembocaron en una nueva guerra en Libia. Occidente y la OTAN podrían encontrar razones para seguir abriendo nuevos escenarios bélicos pero tampoco les faltan problemas domésticos como para dedicarse sólo a arreglar casas ajenas. Todo el panorama informativo ha quedado focalizado en la muerte de Ben Laden y en el uso partidista de este hecho.

En España, por cierto, no nos faltan problemas, ni en número ni en magnitud, como para dedicarnos a aventar lo que sucede allende nuestras fronteras. El seísmo de Lorca, parece simular una réplica de lo ocurrido en otras zonas del planeta.

Para evitar la dispersión, me voy a fijar sólo en algunos de ellos, derivados del mayor atentado terrorista de nuestra reciente historia. Esta catástrofe, no fue natural sino fruto del odio y de la malicia de algunos ciudadanos.

El primero y, a mi juicio el más grave, es el aludido atentado de los trenes de cercanías de Madrid. Tengo el convencimiento de que fue el hito que marcó el final y el comienzo de una etapa –planificada políticamente– para el siglo que se iniciaba. Las consecuencias las padecemos durante las dos últimas legislaturas. Algunas dejarán daños irreversibles, como irreversibles son las pérdidas humanas del crimen del siglo.

El segundo, derivado del anterior, es intangible. Me refiero a la deriva ética y moral que se ha instalado en nuestra clase dirigente pero, en buena medida, con el concurso y participación de un sector de la sociedad civil. Las encuestas del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS.) señalan como problemas primordiales de nuestro país: el desempleo, la crisis económica y la clase política. El terrorismo ha dejado su lugar a las tres preocupaciones citadas.

Tratando de simplificar, me atrevería a reducir a uno los tres problemas que encabezan nuestras preocupaciones: la clase política. En efecto, la clase política, surgida del trágico atentado, ha transformado una democracia formal en una simple "partitocracia" real, en la que los votos –conseguidos "como sea"– imponen las decisiones más aberrantes al resto de los ciudadanos. El paro y la crisis económica son males producidos por las políticas erráticas practicadas por la clase política y ambos tienen graves consecuencias sociales y éticas. Podríamos enumerar problemas como la insolidaridad, la crisis institucional y constitucional, la quiebra del Estado de Derecho, el desplome del sistema educativo etc. No es mi intención el transformar la situación real en una visión pesimista de la misma. Estoy convencido de que las crisis, si se quieren aprovechar, pueden servir para mejorar y para superarse.

El título de este artículo alude al comportamiento del pueblo nipón ante la catástrofe natural sufrida el 11 de marzo pasado, séptimo aniversario de nuestra "catástrofe" provocada. En la central nuclear de Fukushima, los técnicos, arriesgaron voluntariamente sus vidas para minimizar los efectos del maremoto sobre la central y consecuentemente sobre las personas, no profesionales, con riesgo de recibir radiaciones. El término "Damato Yamashi" se refiere a un principio de formación y convivencia que reciben y practican los japoneses: "Anteponer el interés de todos al propio". Cualquier comentario puede resultar superfluo. En Lorca podríamos demostrar nuestras capacidades y nuestras virtudes como pueblo.

Como corolario de esta reflexión cabe preguntarse si el comportamiento de las instituciones y del pueblo español ante el atentado político de los trenes de cercanías tiene algo en común con el del pueblo japonés.

Un atentado, el mayor de la Europa comunitaria, proyectado con escuadra y cartabón y aprovechado política y socialmente, no puede ser fruto de un accidente ni de un solo condenado como autor material. Las instituciones, poseedoras del monopolio de la investigación y del castigo de los autores materiales e intelectuales, se hacen cómplices de los mismos si continúan manteniendo su actitud de oposición a cualquier tipo de investigación que pueda conducir al esclarecimiento de los hechos y de sus autores.

Ni el pueblo, ni las víctimas que nos sentimos libres, "olvidaremos lo inolvidable" hasta conseguir descubrir, juzgar y condenar a los que produjeron tanto mal. Sólo así el país y la sociedad que lo sustenta podrá algún día volver a vivir en paz y en libertad.


http://www.libertaddigital.com/opinion/gabriel-mor...
102 1132CPCF, día 30 de Junio de 2011 a las 23:40
A TODOS LOS TRABAJADORES
Portugal aprueba un impuesto del 50% de la paga de navidad

El primer ministro portugués, Pedro Passos Coelho, que asumió el poder la semana pasada, anuncia un tributo universal para equilibrar las finanzas.

http://www.libremercado.com/2011-06-30/portugal-ap...
103 Arsbin, día 1 de Julio de 2011 a las 01:17
Creo que por culpa de querer meter un enlace no se carga el comentario a la opinión de Vilches de hoy. La pongo aquí.

En general, siempre que cuando Ud. dice nostálgicos de la dictadura se refiera Ud. a determinados partidos políticos falangistas o neonazis aunque a éstos últimos creo que el propio Franco los hubiera decapitado, estoy de acuerdo con este artículo.

Sólo un pero y creo que se me han adelantado. ¿Estado franquista sobredimensionado e ineficaz? Debe ser un lapsus, y Ud. ha confundido a Franco con los gobierno socialistas de los 80. Lea lo siguiente:

http://www.globernance.com/sobre-la-reforma-de-la-...
104 Arsbin, día 1 de Julio de 2011 a las 01:28
Acerca de la burbuja administrativa yo añadiría que muchos cargos hoy denominados funcionariales y tratados como tales, estatutariamente, no lo son por su naturaleza: jardineros, conductores de autobuses, médicos, profesores, electricistas y otros técnicos.

Funcionario por naturaleza puede ser un inspector de sanidad o de educación, un policía, un Secretario de juzgado, oficial o agente judicial, un militar, etc., pero no un médico, un profesor, un jardinero, un electricista, un técnico informático, etc.

Ahí está, creo yo, el problema: que a muchos puestos de trabajo se les ha otorgado el estatuto del funcionario que es aconsejable mantener para puestos que por su naturaleza es funcionarial, pero no para otras cosas.
105 gaditano, día 1 de Julio de 2011 a las 01:51
doiraje: No voy a seguir con el tema político porque has tocado uno que me interesa mucho más: el de la reconciliación, que según tú, no yo, es uno de los objetivos de la terapia individual.Y,, como la reconciliación puede ser una cosa buena o mala según qué casos y circunstancias, quiero aclararte que para mí la reconciliación con esos daños del pasado que mencionas, que en una parte no secundaria vienen de la infancia y del trato dado por los adultos a los niños,es una ABERRACIÓN cuando como haces tú se tergiversa y distorsionan las realidades para intentar convencer al paciente de que también tuvo culpa en sus males.
Eso es falso en una gran cantidad de males psicológicos y psicosomáticos originados en los sufrimientos infantiles.También lo es en muchos casos de maltrato físico o psicológico en la pareja o en otros ámbitos, en los que a veces hay un "perverso" ( véase Hirigoyen)que explota las mejores cualidades de su víctima para envolverla en una maraña de humillaciones y confusiones.
El objetivo de la terapia en todos los casos en los que alguien ha sido claramente una víctima de sus padres, su pareja o sus colegas es el abrir y animar al paciente para que exprese su rabia y su tristeza y se libre de los frecuentes sentimientos de culpa que las víctimas padecen,muchas veces perversamente reforzados por los propios profesionales. Otro día contaré algunas tristes, pero jugosas anécdotas, de la insensibilidad de los profesionales para ponerse del lado de las víctimas y su tendencia a reforzar los traumas con nuevos sentimientos de culpa.
¿reconciliación? No, liberación.
106 gaditano, día 1 de Julio de 2011 a las 02:00
E cuanto a los mantras de Moa. No es lo mismo reconciliación que pacificación.
En España hubo pacificación, mediante la fuerza y el miedo.También hubo fuerza y miedo por parte de los maquis comunistas que se resisitieron a rendirse.
Para que hubiese habido reconciación tendría que haber existido una libertad simétrica, la dignidad de iguales que eligen libremente la reconciliación negociando el futuro. Nada de eso existió en España.
Se eliminó a los sectores más beligerantes y se intimidó al resto, inclida la población más o menos adicta, con leyes impuestas por los vencedores, sobre todo por el Dictador mismo, cuyo poder estaba por encima de cualquier grupo de la tenencia que fuese y que daba forma a la estructura básica de cada ley.
Llamar a eso reconciliación es corromper el lenguaje.
107 Schauspi, día 1 de Julio de 2011 a las 02:18
Estoy empezando a pensar que "gaditano" es uno de los guionistas de "cuéntame cómo pasó"
108 Schauspi, día 1 de Julio de 2011 a las 02:34
Gaudiosa. La historia me ha encantado.Tanto es así que la he guardado en "favoritos".Pero tengo una duda.Me he fijado en un detalle que me ha llamado la atención.Lo escribe un tal José Ataz Hernández,hijo de Joaquín Ataz Hernández.Mi pregunta es,aunque pueda parecer una tontería;por qué parece ser que el hijo tiene los dos apellidos del padre,cuando lo normal es que tuviese el primero del padre,así como, el primero de la madre,a no ser que,diese la casualidad de que el primero de la madre fuese Hernández también.Se que puede parecer una tontería pero me ha parecido llamativo.
109 Arsbin, día 1 de Julio de 2011 a las 03:14
Gaditano:

Yo hablaría de despolitización de la vida cotidiana y de que la gente estaba más en apañárselas como podía que en instaurar un régimen tal o cual.

Hoy en día la gente sigue estando despolitizada y para bastante de la que no, valgan los siguientes ejemplos:

Te recuerdo el caso de un familiar que pasó de las GAI a la Falange.

Otro caso conozco de uno que pasó de Falange o FN (no recuerdo) a UCD y de UCD al PSOE para luego volver a AP y PP. ¡Coyunturas de la vida! Siejque hay gente pa tó.

Y de otro que estuvo en sus tiempos mozos en el FRAP y ahora está en E2000.

En muchos pueblos la gente vota en función del aire que más calienta. ¿Quién nos da dinero? El partido que gobierna en la Comunidad Autónoma. ¡A ese hay que votar! 5.000 habitantes y con cuatro piscinas olímpicas cubiertas. ¡Semos unos genios!


110 Arsbin, día 1 de Julio de 2011 a las 03:16
Corrijo un error.
Comentario 109, párrafo tercero. Debería decir:

"Te recuerdo el caso de un familiar que pasó de las FAI a la Falange.
111 Profeseu, día 1 de Julio de 2011 a las 03:35
Gaudiosa, todavía tengo los ojos llenos de lágrimas por el testimonio que has puesto. Y no soy un anciano como para llorar por cualquier cosa. Ni falangista, aunque sí de Murcia, como don José Ataz (y a mí me contaron de pequeño las cosas que él de niño sí vio con sus propios ojos; los testimonios coinciden al detalle). Gracias a ti, Gaudiosa, y por supuesto a don José por su enorme humanidad.
112 Profeseu, día 1 de Julio de 2011 a las 04:35
Todos hemos conocido más o menos de cerca testimonios comprobados de esta clase de serena y callada, pero honda reconciliación en la inmediata postguerra.
Al abuelo de mi mujer lo mataron los suyos --del bando rojo-- en una retirada y por la espalda, creo que en Extremadura. Sabían que era tradicionalista y católico (fue movilizado forzoso). Acabada la guerra el asesino, paisano suyo, volvió al pueblo. A la pobre esposa del muerto le revelaron su identidad, pero ella nunca le delató ni demandó justicia. Es más, rogó a su hermano que le diera el trabajo que aquél incluso se atrevió a pedirle: "mételo el primero y échalo el último". Mi mujer dice que --salvo los hermanos de la viuda que sí estaban en el secreto-- nadie más en la familia ha sido capaz jamás de conjeturar quién del pueblo pudo ser el asesino del abuelo. Y el secreto se ha ido con la piadosa anciana a la tumba. Por cierto, dan por santa la tierra extremeña en la que cayó su familar y no exigen subvención alguna ni que el Estado localice y exhume los huesos a costa del erario público.
Si el trasfondo de todo esto es incapaz de captarlo el cristianismo del que machaconamente presume César Vidal será, supongo, porque su anticatolicismo visceral lo está desvirtuando y haciéndolo tal vez irreconocible...
113 aesiña, día 1 de Julio de 2011 a las 05:58
Excelente todo esto, D. Pío, y lo he subido al nuevo grupo de Facebook que le dije: "Franco y su Obra: la Verdad". Está teniendo muy buena acogida... ¡hasta de los "antifranquistas"! (mejor dicho, "engañados").
Y yo también he dejado de escuchar a César Vidal. ¡Vaya patinazo con Franco! Y sumado a otros que viene dando ultimamente, ya no me fio de su criterio ni lo comparto muchas veces (cada vez más).
114 aesiña, día 1 de Julio de 2011 a las 06:01
... cada vez menos, quiero decir.
115 gaudiosa, día 1 de Julio de 2011 a las 07:53
Me alegra que os haya impactado la interesante historia de d. José Ataz. La verdad es que supone, por las circunstancias personales del autor, expresadas en forma tan sencilla y honda, un relato del máximo interés para conocer muchos aspectos de esa época.

Schauspi 108, pues, supongo que será una coincidencia, ya que como no tengo el placer de conocer personalmente a d. José Ataz no te lo puedo aclarar, no obstante así viene en el testimonio que yo encontré en la red hace años y en el enlace que pegó manuelp http://www.plataforma2003.org/testimonios_vivencia...

También me he hecho con un libro que escribió d. José Ataz en 2008, titulado "Memoria histórica sí, pero para todos", donde, además de sus vivencias personales recoge numerosisimos datos de gran interés sobre el túnel de Usera, los barcos prisión, etc
116 catlo, día 1 de Julio de 2011 a las 09:24
Vilches publica una cosilla a modo de batiburrillo sobre las trampas a la democracia que resulta bastante floja. Utiliza esquemas prestados pero se olvida de la gran trampa que está ante nuestras narices y muchos no quieren ver: el 11-M. Yo, como Moris, no puedo pensar en una trampa mayor.
117 aristocc, día 1 de Julio de 2011 a las 09:32
Sigo considerando este un debate "vano".Me explico.Es un debate muy instructivo tanto para mi como para el resto de lectores pero,propiamente,el debate es con César Vidal.Y como anteriormente comenté,César vidal es una persona coherente.Esto és,ha llegado a una verdad y ningun argumento humano (razonamientos,sentimientos,etc) le hará cambiar.Puede parecer que arremeto contra César Vidal,pero la capacidad de no cambiar de un individuo (si no quiere) es una característica de la especie humana;es su grandeza y,lamentablemente,su perdición.Afortunadamente (antes decía desafortunadamente) me dí cuenta hace un tiempo.Los lectores quieren ser instruidos porque...quieren aprender.Esta es una de las características que ponía en lo que llamo "analista histórico".No es llegar a la verdad,pues la verdad en la historia no existe,al fin y al cabo la historia,en si,no existe,solo actos humanos repetidos en diferentes ambientes (esto es,llamamos historia a los actos de los hombres a lo largo del tiempo).Tampoco es acertar,pues ningun ser humano CON SUS FUERZAS puede ver la totalidad de la historia (como dice bien Pío Moa en la pág 1087 de "Nueva Historia de España" ed. bolsillo,aunque tal vez le falto añadir que las personas religiosas cristianas poseen "Gracias" o "dones" de Dios,en concreto existe el carisma de la profecía,aunque es algo que hasta la mayoría de los cristianos han olvidado y/o despreciado.O existe Dios con sus consecuencias o no existe y el hombre,como sus actos,son inutiles).
Ahora bien,un "analista histórico" debe aprender de los actos humanos repetidos en el tiempo,en el pasado y,logicamente al ser repetidos,en el presente y futuro.Esto sucede a diferencia de,por ejemplo,los econmistas o los que llamo "técnicos históricos" que solo aciertan al decir lo que pasó,sin poder prever nada(al fin y al cabo igual que los demas).
Todo el tostón viene porque considero a Pío Moa un "analista histórico" y como el mismo decía en la pag. 1095 de "Nueva Historia de España" ed.bolsillo,el presente necesita un cambio y...para ello es necesario sentido común,entendimiento y potencia espiritual.
Lamentando las faltas de ortografia y la deficiente expresión.
118 Apolinar, día 1 de Julio de 2011 a las 11:35
# 117 aristocc

la verdad en la historia no existe

Hombre, si a la verdad, toda la verdad y nada más que la verdad se refiere, nuestro conocimiento es limitado y no poseemos una conciencia absoluta de la realidad que se nos muestra. Sin embargo, que el conocimiento no sea absoluto no implica que no sea en absoluto conocimiento. O hay un acceso válido a la verdad —aunque sea parcial— o no hay conocimiento. Si no somos capaces de discernir entre verdad y error, entonces no tenemos conocimiento, no podemos deliberar siquiera, ni conducirnos con una mínima sintonía con nuestro entorno.

Y creo que no llamamos historia a los actos de los hombres a lo largo del tiempo. La Historia como ciencia parte de documentos; si no hay documentación o huella de ningún tipo de determinados actos humanos, estos no forman parte de la Historia y nada puede decir esta ciencia sobre ellos por muy reales que hayan sido. Podemos suponer, conjeturar, etc. sobre esos actos, pero si no tenemos constancia documental de ellos, ni vestigio de ningún tipo (antropología, arqueología, etc.) que nos permita deducir algo, estos actos no son objeto de la ciencia histórica, están fuera de su alcance por muy reales que hayan sido.

Y en lo relativo a la coherencia de D. César, en este blog # 67 Munzenbe la ha puesto de relieve con bastante elocuencia en unas cuantas intervenciones.

Saludos
119 pablocj, día 1 de Julio de 2011 a las 11:51
Estamos en los años 30 en España.
España tiene un régimen republicano "democrático" pero en la práctica es casi totalitario. Existe persecución religiosa, persecución política. La propia policía es utilizada contra los que discrepan. Asesinan al líder de la oposición democrática. El gobierno controla los medios la prensa, correos, expolia las reservas del país, cambia la ley electoral a su beneficio... Los liberales no están ni se les espera.
¿Qué receta liberal (según el dogma) habría que aplicar para convertir esa pesadilla totalitaria en una arcadia liberal?
¿O condenando tanto la enfermedad como el remedio (porque ni lo uno ni lo otro es dogmáticamente liberal)ya nos podemos dar por satisfechos.?
120 bacon, día 1 de Julio de 2011 a las 12:00
gaudiosa, interesante historia, algunos detalles de la cual me recuerdan alguna de mi propia familia
-------------------
manuelp, Camilo Alonso Vega siguió mandando la IV de Navarra aunque ésta hubiese pasado a ser división, si bien Solchaga estaba en la cadena de mando por encima de él, pues mandaba el Cuerpo de Ejército de Navarra, pero decir que la IV de Navarra la mandaba Solchaga es como decir que la mandaba Fidel Dávila.
-------------------------
solapado
un país reconciliado:
un país donde los hijos de los que perdieron la guerra, a pocos años del final de ésta, pueden ganar unas oposiciones a la administración del estado, como en la historia de gaudiosa, y donde unas décadas después anadie le pregunta madie en qué bando había combatido el padre o el abuelo.
En la práctica, lo que había aquí hasta que llegó zapatero.
121 LaPiedra, día 1 de Julio de 2011 a las 12:01
....hay que ver la empanada mental que lleva Vilches. Termino de leer su artículo y se me escapa la risa ¿quién fue el lince que contrató a este personaje para LD?

En fin…
122 Schauspi, día 1 de Julio de 2011 a las 12:09
121 LaPiedra. Desde luego el lince que contrató al necio de Vilches, debía de estar en inminente peligro de extinción...
123 manuelp, día 1 de Julio de 2011 a las 12:14
# 120 bacon

Le concedo que el redactado de mi # 76 está poco claro, pero yo lo que intentaba decir es que el cuerpo de ejercito de Navarra lo mandaba Solchaga, que la IV de Navarra la mandaba Alonso Vega lo dice claramente el enlace que pegué.

Camilo Alonso Vega

(El Ferrol, La Coruña,1889-Madrid,1971) Compañero de promoción militar y amigo íntimo del General Franco (1907-1910). Destinado en Marruecos desde 1912 y oficial de la Legión (1920), profesor de la Academia General Militar, veterano de la campañas africanas. En 1936 era Teniente Coronel de Infantería y jefe del batallón de guarnición en Vitoria, ciudad que firmemente se unió al levantamiento del 18 de julio de 1936. Al frente de la columna que llevaba su nombre se distinguió en la defensa de Villarreal de Álava donde fue herido por primera vez. Pasaría posteriormente a mandar la IV Brigada de Navarra convertida al final de la campaña del Norte en IV División de Navarra participando activamente en todas las grandes batallas de la Guerra Civil: Brunete; Teruel-Alfambra; Aragón; Maestrazgo; Levante; Ebro y Cataluña


http://www.requetes.com/divisionnavarra.html

El coronel José Solchaga Zala, el 18 de julio de 1936 estaba destinado en Pamplona al mando de la 4ª media brigada de Montaña, compuesta por los batallones de Montaña de Arapiles nº 7 en Estella y de Sicilia nº 8 en Pamplona. Acabó la guerra como general de división.
124 bacon, día 1 de Julio de 2011 a las 12:52
125 doiraje, día 1 de Julio de 2011 a las 14:12
#105 gaditano

Bueno, este no es un foro de psicoterapia psicoanalítica, así que no voy a entrar en detalles técnicos ni en autores y corrientes de pensamiento dentro de la profesión, aunque sería muy interesante, sin duda.

Sólo decir cuatro cosas para resituar el problema:

1.- La reconciliación es una realidad que desborda con mucho el marco psicoterapéutico. Si esto es así en lo que afecta a la esfera individual, imagínate a escala social.

2.- La reconciliación no es meramente ni sobre todo un reconciliarse con otro; es ante todo un reconciliarse con uno mismo: con su pasado, con sus errores, con sus heridas y limitaciones que ya no pueden ser subsanadas por completo...

3.- Las fuentes del dolor psíquico es cierto, salvo muy contadas excepciones, que suelen ser exógenas al individuo. Su conocimiento no sólo racional sino afectivo de las mismas ayuda de un modo muy potente a desactivarlas. En la medida que esto pueda lograrse, la reconciliación con aquellos que nos hicieron sufrir es posible. Es cierto también que, en muchas ocasiones, no se pueda dar esa reconciliación efectiva en la realidad, pero sí en el interior de nuestro corazón. Puede que un padre, una madre o una pareja con la que mantuvimos una relación afectiva profunda, no quiera saber nada de alguien una vez que la persona se ha independizado emocionalmente de su yugo, pero esto no significa que nosotros no podamos perdonarles y que, precisamente en virtud de esa liberación emocional, podamos por fin no albergar hacia ellos sentimientos de rencor, venganza u hostilidad.

4.- En definitiva, la renconciliación al menos interior, después de un profundo daño, es la más genuina y maravillosa de las liberaciones. Casi que en estos casos, mediante ella, se roza la perfección evangélica de amar a nuestros enemigos. Nada hay más íntimamente unido al alma humana que la reconciliación y la liberación.


#106 gaditano

"¿Libertad simétrica?" Por favor, simplemente aténgase a la realidad histórica, a la realidad.
126 Hegemon1, día 1 de Julio de 2011 a las 14:15
¡¡Vaya papanatadas dices!!!

se eliminó a los sectores más beligerantes

jajaja...¿qué querias que hiciera Franco, después de vencerles en una guerra, que les metiera en casa a comer?

Perdona pero lo que dices es una estupidez. Es como si ahora, por eliminar a los sectores más beligerantes de la ETA, no sea legítima la paz y la reconciliación. En tal caso, señorito anglómano, no seria culpa de Franco el que siguiera habiendo "sectores beligerantes" y que estos siguieran intentando, por medio del terrorismo de los maquis, mantener una postura NO pacífica y reconciliada. Afortunadamente esos sectores "beligerantes" fueron marginales, como lo fue su influeencia en la población, que pasaba de ellos, y no por miedo ni por persecución, afirmaciones muy gratuitas e inventadas que te sacas de la manga por que si, sino porque preferian el regimen de Fracno, antes que volver a una Guerra que seguramente hubiera vuelto si Franco hubiera sido como el payaso en que lo quieres convertir con tanto decir que tenía que haber hecho una "libertad simétrica" y otras estupideces. ¡¡¡Vamos!!, que lo que dices no tiene ni pies ni cabeza. Es como pedir a Churchill perdionar los crimenes nazis y reconcilairse con Hitler.

Hazte cargo de la situación y no digas más payasadas.
127 Hegemon1, día 1 de Julio de 2011 a las 14:16
Mi 126# es para nuestro mayordomo más simpático y al servicio de la tonteria perpetua...el Sr. Gaditano.

Con cariño.
128 Amagi24, día 1 de Julio de 2011 a las 15:14
Franquismo liberal; sensacional, bienvenido sea un nuevo oxímoron a la rica lengua castellana.
129 Penado, día 1 de Julio de 2011 a las 21:38
Reproduzco comentario enviado hoy a artículo de Cesar Vidal, y añado que Franco no quería liberalismo por la experiencia de la república. Los bolcheviques siempre han usado la democracia y los regímenes liberales para hacerse con el poder y creo que la II Republica fue inviable por el clima internacional y nacional revolucionario y Franco vivió esa experiencia y tras ganar una guerra, no iba a poner el contador a 0 y empezar con las elecciones y los partidos políticos, para volver otra vez a las andadas, que el muro de Berlín ha caído hace 4 días.

“Don Cesar, ya he escrito que me apena ver enfrentados a 2 valedores de la verdad y la libertad como son Usted y el Sr. Moa (cada uno en su estilo). Y reafirmo el aprecio que siento por su obra y su labor en Esradio (me gusta mucho la Hª de España los lunes en el programa de Federico).
Pero 1º, el Sr Moa tiene un proceder un poco brusco en sus intervenciones, lo cual no quita mérito a su obra y por otro lado, dado el tipo de gente liberticida y enmascaradora de la verdad, con la que tiene que lidiar habitualmente, no le viene nada mal ese carácter. Yo personalmente agradezco esa forma de ser en un panorama “Disney” (no es su caso ni el del D. Federico) en la oposición a los liberticidas.
2º, Moa, no dice q Franco fuera liberal o simpatizante del liberalismo, sino que por su labor (con todos los claroscuros que Usted quiera), estabilizó España y creó una clase media, lo que ha hecho posible la democracia posterior (aunque ahora estemos en un proceso de involución). Y desde ese punto de vista, el liberalismo debe asumir el franquismo como mal menor indispensable frente a una situación de revolución bolchevique de facto.
3º. Como en todo supongo que en el liberalismo también habrá grados. Y creo era mucho más liberal la vida en el franquismo (donde se respetaba la propiedad privada, se podía viajar, la ley buena o mala se cumplía y sabías a que atenerte) a la vida que nos proponía el volchevismo. Y mi fuente soy yo mismo que viví algunos años en el franquismo y las conversaciones con mis abuelos, que vivieron la república y la guerra de 1ª mano.
Yo así creo entender esta polémica.
Un saludo.”
130 superval, día 2 de Julio de 2011 a las 05:30
Aunque pueda parecer soberbia, D. Pío, los lectores de LD y de su blog no son indigentes intelectuales de los que pululan por otros medios. No comulgamos con ruedas de molino.

Por eso yo admiro sus réplicas argumentadas a los asuntos concretos que plantea D. César (yo soy científico)y su mesura y buen trato a D. César.

Él por su parte, ha quedado fatal al atacarle en lo personal y no responder a sus réplicas sino a lo que le convenía, como hacen los políticos.

Dos puntos sin embargo, el primero, debería Vd expresar su apoyo a D. César frente a las amenazas de los exaltados y el segundo, en mi modesta opinión, no debió Vd de entrar en lo personal con Vilches. El que él lo hiciera lo denigra a él. No se denigre Vd. Recuerde que sus lectores son, somos, gente formada.

Por último una broma de un primo mío, ex-cura, cuando recibió la visita de unos testigos de Jehová: "No creo ni en la religión católica, que es la verdadera, como para creer en la de Vds". Eso se lo podríamos contar a D. César.

Un saludo y enhorabuena
131 Mandonio, día 8 de Julio de 2011 a las 10:45
#72: Extraordinario testimonio el de Gaudiosa. Muchas gracias por transcribirlo. Me lo he copiado y lo guardaré como fuente de primera mano, de ésas que menciona tanto el multititulado César Vidal.

#87: Vaya a escardar cebollinos, mastuerzo.

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899