Pío Moa

« Inquisición y crímenes de la Iglesia | Principal | Trifulcas mafiosas »

Vértigo de poder y tiranía

19 de Septiembre de 2008 - 10:27:42 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

(Arts. anteriores: 14 de enero, 28 de febrero, 5, 9 y 11 de septiembre) 

Un rasgo del poder es lo que podría llamarse el vértigo, su atracción a menudo traumática sobre las personas próximas a él, al modo como la gravedad atrae a los objetos sólidos próximos. Las luchas por el poder a lo largo de la historia abundan en los más feroces crímenes, desde matanzas indiscriminadas a asesinatos de padres, de hijos y de hermanos, las más fantásticas intrigas y acciones próximas a la demencia. No siempre fue así, desde luego, pero tampoco han sido sucesos raros, y la personalidad del monarca cuenta siempre mucho (empleo aquí el término monarca como la persona que ostenta la máxima responsabilidad de un sistema político, sea rey, presidente o secretario general). De ahí el tema inagotable que han dado al arte y a la literatura, además de a la historia propiamente dicha.

La dificultad de mantener el orden social ha empujado muy a menudo a reforzar el poder del monarca, y este a hacerse absoluto, arbitrario y personal, es decir, tiránico, hasta llegar a la pretensión de divinidad. Señalaba Tocqueville cómo la oligarquía, al estar constituida por potentados con su propia porción de poder, oponía un dique a esa tendencia absolutista, pero ello no siempre ocurre. El monarca puede llegar a disponer de una oligarquía extremadamente adicta, cuya lealtad consigue por medio de privilegios y que por ello siente su destino unido al del tirano; ese interés suele combinarse con la desconfianza y el espionaje de unos oligarcas sobre otros.

No siempre la tiranía ha supuesto la miseria para el pueblo, a veces ha ocurrido al revés, pues la mera existencia de un orden, aunque sea despótico, y si no es demasiado imprevisible, puede facilitar y fomentar la actividad económica. Pero la opresión soportada o una crisis económica o expectativas de bonanza frustradas, han solido dar lugar a revueltas, triunfantes o no, del elemento popular, democráticas en cierto modo, pero en general caóticas. Las sociedades no pueden mantener mucho tiempo una situación de desorden general, demasiado costosa en todos los sentidos; y de la revuelta y el caos surgen pronto nuevos regímenes fuertes, a menudo nuevas tiranías.

Puede decirse que gran parte del pensamiento político en Occidente gira en torno a la cuestión de la tiranía y el modo de evitarla sin caer en un desorden generalizado o en una oscilación de la tiranía al caos. La causa de esta preocupación radica en el sentimiento de la libertad personal, existente seguramente en todas las culturas, pero de forma mucho más acentuada y consciente en la occidental, probablemente por influjo del cristianismo.

------------------

Revilla ha dado un paso al frente (ver blog 15 de septiembre)

Al informar sobre sus primeras experiencias sexuales a un pueblo ávido de saber (la gente de izquierda siempre "quiere saber", como cuando el 11-m: detesta el oscurantismo), ha sentado un precedente y rendido un inmenso servicio a la causa del progreso. Cabe criticarle, si acaso, su mojante mojigatería, lo corto que se ha quedado. Todos los políticos progresistas, empezando por el gobierno y los hedonistas del PP, deberían salir en programas televisivos porno, quiero decir eróticos. Es su obligación y su responsabilidad, a fin de dar ejemplo vivo de liberación de costumbres y libertad sexual, en eso debemos dar la razón a don Matías Crevillente. Y debemos apreciar también la amplitud de miras y la visión de futuro del ilustre intelectual ateneísta cuando señalaba el enorme flujo (input) de recursos económicos que tal medida generaría, las divisas, la reactivación económica y tal y tal: ¡nuestro gran Matty parecía estar previendo la crisis que hoy siembra de temores nuestro futuro de devoradores de lentejas, digo de gambas! Esas actuaciones, esos programas, esos vídeos podrían ser el modo más rápido y eficaz de superar una situación que está acogotando a Usa y otros países carentes de nuestra creatividad. Pero conviene darse prisa, empezar cuanto antes, pues en cualquier momento otros gobiernos europeos se les adelantan, se forran y arruinan el negocio del estado español y sus diversas naciones y hechos nacionales, que diría un etarra y también un miembro o una miembra del gobierno.
Si ustedes lo piensan en serio, verán que no es ninguna broma.

------------------

En una conferencia en Cataluña, hace unos días, Guerra fue llamado "fascista" por unos separatistas. Reacción de Guerra: "Por actos similares, finalizó la II República con el estallido de la Guerra Civil". ¿Habrá leído, por fin Los orígenes de la guerra civil? Por cierto, el año próximo se cumplen diez años de la publicación del libro.

****  http://www.ciudadanos-cs.org/jsp/publico/salaprensa/detalle_comunicado.do?comunicado_id=761 

-----------------

Hoy en Época

LA PRIMOGENITURA Y LAS LENTEJAS

La democracia española ha sido desde el principio bastante coja. Algunos lo achacan a su procedencia franquista, pero si observamos los hechos con imparcialidad vemos que casi todas las amenazas a la libertad y a la estabilidad del sistema provienen, precisamente, de los antifranquistas, cuyo odio es tan persistente que se mantiene tal cual a los treinta y tres años de la muerte de Franco. ¡Qué digo tal cual! Se realimenta y se hincha constantemente, pues la inmensa mayoría de los antifranquistas actuales colaboraba y trepaba en aquel régimen, o no movía un dedo contra él o, simplemente, no había nacido aún. De esos peculiares antifranquistas ha surgido el ataque a la independencia judicial ("el entierro de Montesquieu" preconizado por Mienmano), el expolio de Rumasa, digno de un país bananero, las grandes oleadas de corrupción, el terrorismo de gobierno, el terrorismo etarra y la colaboración de los separatismos con él, la persecución al español común y la continua ofensa a España en varias regiones, y tantas otras plagas que nuestra democracia ha venido afrontando mal que bien, cada vez más mal que bien.

Hubo en el período de Aznar una esperanza de regeneración: la corrupción descendió notablemente, el terrorismo fue afrontado con éxito y con la ley en la mano, empezó, muy al final, a ponerse coto a los separatistas, etc. Pero hoy sabemos que esa mejoría estaba destinada a truncarse aun si hubiera ganado el PP las elecciones de 2004, debido al nombramiento de un personaje de tan bajo perfil como Rajoy y al poder de su camarilla. Este hombre y su grupo han demostrado carecer de otras convicciones que el ansia de poder, y hasta en la oposición han claudicado en todos los extremos, tratando de hacerse los simpáticos a los colaboradores del terrorismo y a los separatistas; y de demostrar que son tan "progresistas" como ellos, si no más. Su penúltima fechoría ha consistido en unirse al ataque a fondo a la independencia del poder judicial, repartiéndoselo con el PSOE: nuevo triunfo de Mienmano y nuevo y gravísimo retroceso de una democracia en plena involución.

Como se recordará, los desmanes de los antifranquistas del PSOE en la época de Felipe González fueron cortados gracias a la acción, minoritaria pero enérgica, de algunos periodistas y medios informativos, que movilizó a una gran parte de la ciudadanía en torno a un PP por entonces bastante combativo. Nada de eso ha vuelto a suceder desde la matanza del 11-m, pese a que los ataques a la democracia por parte del actual gobierno son bastante peores que los de Felipe González. La inmensa mayoría de los medios está en manos de la izquierda progresista o pro separatista, y carece de la más mínima conciencia ciudadana, dedicándose masivamente a practicar el periodismo basura. La denuncia de tal situación es hoy dispersa, a menudo inconsecuente y descoordinada, y sostenida por unos medios afortunadamente en expansión, pero todavía muy minoritarios.

Ello no ha impedido masivas protestas ciudadanas contra el proceso de involución política y colaboración con el terrorismo secesionista. Pero ese movimiento se ha encontrado con un PP resuelto, no ya a aprovecharlo, sino a desviarlo y diluirlo, como efectivamente ha ocurrido, al menos por el momento. Millones de personas han votado a Rajoy creyendo que lo hacían a Aznar, enorme error.

La consecuencia ha sido una mayoría ciudadana inconsciente, sin apenas interés por sus propios derechos y libertades, siempre que pueda disfrutar de algunos bienes económicos, de "su cerveza con gambas". Una ciudadanía poco digna del nombre, dispuesta a perder su derecho de primogenitura a cambio de un plato de lentejas, por seguir el relato bíblico. Ahora que la crisis económica amenaza también sus gambas quizá reaccione. Pero si lo hace por ese motivo, nada habremos avanzado. El problema persistirá y quizá se agrave. 

Comentarios (212)

« 1 2 3 4 5 »

51 IdeA, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:36
4.-
La Biblia separa al hombre de la naturaleza, induciéndolo a imponer su dominio sobre ella. Como bien diría Foucault (1997), para dominar hay que conocer. La trillada frase (y, valga agregar, repetida mecánicamente por los niños venezolanos) atribuida a Simón Bolívar: “Si la naturaleza se opone, lucharemos contra ella y haremos que nos obedezca”, no es más que una paráfrasis de Génesis 1:28. El hombre, separado de la naturaleza, no siente ninguna participación mística (por emplear la frase de Levy-Bruhl) con ella y no siente restricciones en conocerla, puesto que no la considera divina en sí misma. La Biblia aniquila la visión organimista del mundo, según la cual la naturaleza es un gran organismo con vida propia. Una de las razones por las cuales la astronomía aristotélica falló terriblemente fue, precisamente, la creencia de Aristóteles (y de los griegos, en general) de que los planetas tienen vida propia. Así, el ímpetu para la observación astronómica y para la formulación de leyes que rigen su dinámica se vio limitado.
La concepción panteísta de la naturaleza cultiva un conformismo y una pasividad incompatible con la indagación científica. El hombre de cosmovisión panteísta no desea perturbar una naturaleza a la cual cree enteramente animada y, si llega al extremo lógico de la eternidad de la materia, la cree divina. De acuerdo a Jaky, este fue uno de los principales obstáculos de la ciencia en China: la concepción taoísta de la naturaleza no separó al hombre de ella, y, exigiéndole mantenerse en armonía con la naturaleza, confinó a los hombres a no manipularla para la observación y la experimentación. Aquéllos que acusan al cristianismo de propiciar la desmedida explotación de la naturaleza al separar al hombre de ella, lógicamente deben, también, reconocer que el cristianismo ha propiciado la ciencia, esta igualmente supone una separación del hombre con respecto a su entorno, porque, sólo así puede estudiarlo.
Vinculada a la noción de la creatio ex nihilo, la Biblia adelanta una concepción lineal del tiempo. De nuevo, esta concepción es bastante singular, pues es inexistente en las cosmovisiones de otras culturas. Si el lector tiene dudas respecto a esto, lo remito a la monumental obra de Mircea Eliade (2001)2, en la cual se documentan los conceptos cíclicos del tiempo de casi todas las culturas vis-á-vis la concepción lineal del tiempo en la Biblia. No sólo Dios creó el mundo de la nada en un momento inicial de la Historia, sino que, también, encarnó de una vez por todas y habrá un final de los tiempos. La idea de un principio y de un fin cósmico era bastante ajena entre los griegos y completamente extraña en civilizaciones como la hindú. Para los pueblos ajenos a la Biblia, el tiempo es cíclico; el comienzo y el final se viven una y otra vez. El hombre con una concepción cíclica del tiempo cree estar en un déjà vu perenne: siente que todo ya lo ha vivido. Y, puesto que ya todo lo ha vivido, no se siente motivado a conocer e indagar, pues no hay nada nuevo; ya todo se conoce: el mundo no es más que una repetición cíclica.
Más aún, la noción lineal del tiempo supuso el fundamento de la cronología, vital para el establecimiento de relaciones de causa-efecto. La noción bíblica del tiempo establece un “antes” y un “después”, cuestión inexistente en culturas con una acusada tendencia hacia la noción del tiempo cíclico. No creo necesario reiterar la importancia de la cronología en la formulación de leyes naturales y en las relaciones de causa-efecto. La noción lineal del tiempo también postula un progreso, aspecto fundamental en el desarrollo de la ciencia, cuestión que Comte y los positivistas (en especial los que diseñaron la bandera de Brasil: ordem e progresso) conocían muy bien. En las cosmovisiones ajenas a la Biblia, esta idea de progreso es inexistente: todo es un regreso al pasado y a los orígenes cósmicos.
Para indagar sobre algo se debe tener la convicción de que eso existe y que es real, pues nadie se siente motivado a conocer algo que no cree real. El cristianismo, inspirado en la Biblia, postula la realidad del mundo y, en una civilización cada vez más materialista, se nos hace difícil concebir una cosmovisión en la cual el mundo es apenas una ilusión. Pero ha habido grandes civilizaciones con una tendencia a creer que el mundo no es más que una ilusión. Los hindúes llamaron “maya” a esta noción religiosa, la cual ha llegado a ser parte importante de su sistema religioso; llegaron a desarrollar la matemática y la lógica, disciplinas que tratan sobre entidades abstractas, pero nunca desarrollaron la ciencia, pues no confiaban plenamente en sus sentidos, en tanto creían que lo percibido es iluso. Relacionado con esta idea, el extremo idealismo platónico desvinculó a los griegos del mundo material en favor de las formas, quizás, cultivando la reflexión racional, pero desmotivando seriamente la observación empírica. Si bien el cristianismo no pudo evitar incorporar parte de esta cosmovisión platónica, prevaleció la noción bíblica de la realidad del mundo, cuestión que motivó su estudio mediante la observación.
Por último, es de destacar la manera cómo el cristianismo, recogiendo su herencia judaica, ha impulsado la cultura escrita. Difícilmente puede haber innovaciones científicas sin un sistema de escritura. De ninguna manera el cristianismo es el único promotor de la escritura, pero la noción de que Dios se encuentra con la humanidad a través de un libro sagrado estimula la lectura, actitud favorable para el desarrollo de la ciencia. Más aún, el cristianismo tiene un mensaje abiertamente exotérico, pues el mandato evangélico es dar a conocer la buena nueva a todos los pueblos del mundo. En el seno del cristianismo no faltaron movimientos esotéricos (en especial, los gnósticos) que, contrariamente a la ortodoxia de la religión, intentaban cultivar un conocimiento secreto. De haber prevalecido los gnósticos por encima de los cristianos ortodoxos, probablemente la ciencia no hubiese alcanzado su actual desarrollo, pues el conocimiento científico necesita divulgación; la ciencia no puede prosperar con conocimientos celosamente guardados en secreto.
En definitiva, la participación del cristianismo en los orígenes de la ciencia viene a ser más bien una prevención contra los obstáculos de la ciencia. Por sí solo, probablemente el cristianismo no hubiese desarrollado la ciencia, pues en la Biblia falta el impulso racionalista desarrollado por los clásicos. Por ello, los judíos, que tardaron en encontrarse con los griegos, no llegaron a desarrollar la ciencia. Pero si bien el cristianismo no es la única tradición en propiciar la ciencia, sí, es igual, o quizás, más importante que el legado clásico. Mientras que los griegos cultivaron un gusto por pensar, sus cosmovisiones limitaron la observación, dando por sentado que el mero ejercicio racional era confiable en el conocimiento del mundo. Si bien de la Biblia (especialmente el Nuevo Testamento) se desprende un llamado a la fe por encima de la experiencia, fue la cosmovisión bíblica la encargada de motivar al hombre a indagar sobre una naturaleza racional y creada (es decir, no eterna y no divina). A la pregunta inicial de Tertuliano, bien podemos responder de dos maneras: en efecto, Atenas no tiene nada que ver con Jerusalén, pues la creatio ex nihilo y la concepción lineal del tiempo es drásticamente diferente de los ciclos y la eternidad de la materia. Si la cosmovisión bíblica fuese como la clásica, quizás, hoy no tendríamos ciencia. Pero el encuentro entre Atenas y Jerusalén ha demostrado ser fructífero, pues ambas constituyeron matrices para la formación de la ciencia. Lejos de querer persuadir al lector de la prominencia del cristianismo por encima del legado clásico en la conformación de la ciencia, lo que he pretendido es matizar la imagen de Galileo perseguidos por una religión que desconfía del progreso científico.

52 IdeA, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:37
5.-
RENÉ GIRARD Y LA CIENCIA
René Girard no es un filósofo de la ciencia, y a diferencia de Stanley Jaky o Alfred North Whitehead, el tema de los orígenes del pensamiento científico no le concierne directamente. Sólo puedo especular sobre su simpatía por los argumentos que he reseñado en la sección anterior, pues en su obra escrita no se ha manifestado al respecto. No obstante, en los últimos años la obra de Girard –que empezó siendo una apología cristiana independientemente de su vinculación con la ciencia– se ha ido convirtiendo en una importante contribución a la tradición filosófica que pretende reivindicar los orígenes cristianos de la ciencia. Si bien al tema del origen de la ciencia no le ha dedicado más de cinco o seis páginas en su producción escrita, este tema se ha vuelto cada vez más importante entre Girard y sus seguidores, pues apunta hacia una especial reivindicación del cristianismo en unos tiempos que, si bien son los más avanzados científicamente, también parecen ser los que han presenciado una mayor reacción anticristiana por parte de los mismos científicos.
Debo reseñar, brevemente, una visión general de la obra de Girard para comprender cómo el autor en cuestión elabora su juicio respecto a los orígenes de la actividad científica. Girard es un pensador polifacético que ha estudiado desde las obras de Shakespeare hasta la filosofía de Nietzsche: pero, por razones de espacio, he de concentrarme exclusivamente en los aspectos de su obra que conducen a sus reflexiones sobre el origen de la ciencia.
Para Girard, los orígenes de la Cultura, entendida en los términos genéricos de la antropología, a saber, como la oposición al estado natural del hombre, se remontan al homicidio de una víctima por una horda (Girard, 1987). Los paralelos con la hipótesis de Freud en Tótem y Tabú (1981) son evidentes; pero, a diferencia del fundador del psicoanálisis, Girard no acepta que esa víctima asesinada sea un padre o una figura paternal ejecutada por sus hijos. Por el contrario, Girard prefiere entender este homicidio como una vía de escape a la violencia intestina de la especie humana. El homo homini lupus3 de Hobbes es una realidad muy evidente para Girard, pues –por motivos que no podemos abordar en este momento– Girard considera que la especie humana, por encima de cualquier otra, es propensa a la violencia y a la autodestrucción. Antes de que la “guerra de todos contra todos” hobbesiana hubiese aniquilado a la naciente especie, los primeros homínidos descubrieron (probablemente, por azar) que la mejor manera de controlar la violencia en el seno de las unidades sociales era, o bien, proyectarla hacia fuera, uniéndose para luchar contra otros grupos, o mejor aún –desde el interior del grupo– seleccionar un individuo que, recibiendo la violencia colectiva (comúnmente desembocando en su muerte), canalice las iras del resto de los miembros del grupo. La muerte de esta víctima es propiciatoria de una solidaridad que controla la violencia y que le ha permitido a la humanidad desarrollar la Cultura, pues la amenaza de la autodestrucción, si bien latente, se mantiene bajo control.
El mecanismo a través del cual la naciente especie contuvo su violencia intestina debió haber ocurrido de forma constante en las primeras etapas de la Cultura humana, y se sigue empleando hasta el día de hoy, pues, para Girard, antes de la aparición del cristianismo, la única manera como el ser humano pudo desarrollar Cultura fue a través de la ejecución de este mecanismo victimario. Con el desarrollo de la condición cultural del hombre, este mecanismo no tiene necesariamente que desembocar en la muerte, pero sí debe haber una ejecución periódica del mecanismo victimario para contener a la violencia de mayor envergadura. Así, en un plano ritual, por medio del rito sacrificial, las culturas premodernas simbolizan el momento inicial de la Cultura; a saber, un homicidio. Pero no sólo eso: para poder mantener su estabilidad a flote, las sociedades continuamente buscan víctimas contra las cuales se vuelcan las mayorías. Estas víctimas pasan a ser “chivos expiatorios” que, especialmente en momentos de crisis, son responsabilizados de generar las crisis en cuestión y, tras ser castigados, perseguidos o eliminados, logran restaurar la paz en la sociedad, pues las colectividades dejan de lado sus rencillas para unirse contra ellos.
De esa manera, Girard considera al rito –especialmente el rito sacrificial– una representación de los orígenes violentos de la Cultura. En continuidad con la llamada “escuela del mito y el ritual” de la etnología inglesa, Girard considera que los mitos representan el mismo tema: para el autor en cuestión, los mitos vienen a ser historias que narran los orígenes violentos de la Cultura. Puesto que el mito conmemora los orígenes, inevitablemente termina por celebrar y mistificar la violencia empleada para propiciar la Cultura. Siendo esto así, los mitos suelen presentar la perspectiva de la horda colectiva que justifica el asesinato de la víctima. Así, si a la víctima se le culpa de ser la responsable de una crisis particular, el mito toma como cierta esta acusación y no sólo considera justificado, sino, también, necesario y glorioso el castigo infligido al chivo expiatorio. Los mitos nunca están de parte de las víctimas perseguidas y ejecutadas; por el contrario, tienden más bien a distorsionar a esas víctimas convirtiéndolas en monstruos que merecen el reproche de la colectividad, por lo que se motiva aún más la violencia lanzada contra ellas.
La teoría de Girard respecto al mito se esclarece, si se toma en cuenta que considera a los mitos estructuralmente similares a los llamados “textos de persecución”. Si bien un moderno texto de persecución no comparte con los mitos los eventos cósmicos que suele representar la mitología, su estructura es fundamentalmente la misma. De forma similar a los mitos, los textos de persecución son crónicas sobre el castigo infligido a determinadas víctimas. Pero lejos de presentar una narración objetiva de los hechos, los textos de persecución distorsionan a las víctimas en momentos de crisis, atribuyéndoles faltas que no pudieron haber cometido, volcando así a la comunidad en su contra.

53 cincelus, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:37
Ya está el mescaler vomitando y encima por otros, no se entera es tío de nada. Y sigue callando y asertando
54 IdeA, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:38
6.-
Girard le ha dedicado varios análisis a uno de los mitos más conocidos: el de Edipo. En medio de una peste en Tebas, el oráculo anuncia que esta cesará cuando se encuentre al asesino de Layo. Se descubre que es Edipo, su propio hijo, quien, además, se ha casado con su propia madre. Edipo es expulsado por los tebanos y la peste cesa. A lo largo de varios análisis literarios, Girard ha documentado el simbolismo de la peste en la literatura y llega a la conclusión de que, mucho más que crisis epidemiológicas, representan más bien crisis sociales. La peste es una representación simbólica (aunque, perfectamente, puede ocurrir en términos reales) de la violencia intestina en la especie humana. Ya se ha dicho que, frente a las crisis sociales, las colectividades se vuelcan contra chivos expiatorios a quienes culpan de haber generado la crisis. Con el castigo del chivo expiatorio, bien sea ejecutándolo, persiguiéndolo o expulsándolo, la crisis cesa y regresa la prosperidad. Es, precisamente, esto lo ocurrido a Edipo. Tebas vive una crisis y, para resolverla, la comunidad se vuelca contra uno de sus habitantes. Se le atribuyen a Edipo unos crímenes que es, muy probable, no cometió. Las acusaciones de parricidio e incesto hacen de Edipo un ser lo suficientemente monstruoso como para volcar a la colectividad en su contra, hasta que finalmente es expulsado. Al marcharse de la ciudad, la crisis social (representada en la peste) cesa. Puede ser que la crisis epidemiológica no haya cesado, pero para la conciencia mitológica, la solución de la crisis social es mucho más trascendente y eclipsa la posible continuidad de la crisis epidemiológica. Girard considera que, si se mira en profundidad, el mito de Edipo no es más que un texto de persecución; una crónica de persecución de un chivo expiatorio, narrado desde la colectividad que persigue y distorsiona a la víctima.
La singularidad del cristianismo –según Girard– radica en presentar unos textos sagrados que, lo mismo que los mitos y textos de persecución, narran la persecución de un hombre, Jesús; pero, a diferencia del mito de Edipo, la víctima no es distorsionada por los cronistas. Allí donde en los mitos a los chivos expiatorios se les suele atribuir alguna falta que justifique su castigo, los Evangelios presentan a Jesús como una víctima totalmente inocente, que en modo alguno merece ser perseguida. Los mitos son narrados desde la perspectiva de las colectividades que persiguen víctimas, los Evangelios son narrados desde la perspectiva de las víctimas perseguidas. Para Girard, esta singularidad trata mucho más que de una simple inversión de perspectivas, pues lo contenido en los Evangelios viene a ser, más bien, una revelación de un profundo conocimiento antropológico.
El cronista del texto de persecución o el preservador del mito participa del frenesí violento que se vuelca contra la víctima. No necesariamente participa de forma activa en la violencia ejercida contra las víctimas; pero, al presentar los hechos de la manera como los expone, se ve arrastrado por la ola persecutoria. El autor del mito o del texto de persecución está tan imbuido en la horda persecutoria, que llega a creer en la objetividad de la monstruosidad de la víctima y, cuando finalmente esta desparece, se convence a sí mismo de que, en efecto, era responsable de la crisis que se vivía. Nunca llega a caer en cuenta que, si la crisis desaparece, no es porque la víctima realmente la estuviese causando, sino porque existe un mecanismo psico-social que, al volcarse contra víctimas particulares, las colectividades se reconcilian, haciendo cesar las crisis sociales.
En la medida en que los Evangelios presentan a una víctima inocente, permiten que la humanidad descubra el funcionamiento del mecanismo que ha estado empleando desde los orígenes de la Cultura. La representación de la inocencia de la víctima propicia el cuestionamiento de las suposiciones habituales: las crisis son generadas por las víctimas y, cuando estas mueren, automáticamente desaparece la crisis. Presentando una víctima inocente, las colectividades ya no pueden culpar a las víctimas de ser responsables de los desastres y, más aún, empiezan a comprender que las crisis cesan no porque el causante de ellas muera, sino porque las colectividades se reconcilian y resuelven sus crisis sociales al volcarse al unísono contra una víctima.
Para Girard, la Biblia contiene una revelación no tanto teológica, sino antropológica: mucho más que revelar a Dios, la Biblia y, en especial los Evangelios, le demuestran al hombre el origen y funcionamiento violento de su propia Cultura. Este es el conocimiento más importante que la especie humana puede cultivar, pues se descubre a sí misma. Y, en función de este conocimiento, todos los demás conocimientos pueden ser desarrollados. Es así como Girard llega a su teoría sobre los orígenes cristianos de la ciencia.

55 tigrita, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:39
¡Toc¡ ¡toc¡ ¿ Quien es? Soy tigrita ¿Y qué quieres? ¿Hay algún liberal en casa? ¡No¡ Están todos con Bush. ¿Y Revilla? Está y no está, ¿Cómo es eso? Pues desde que mojó por el agujero equivocado está en tratamiento. ¡Ah¡
56 IdeA, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:39
7.-
La ciencia, según Girard, surge en el momento cuando –por influencia de la Biblia– se inaugura en Occidente una conciencia de defensa de víctimas y una tendencia a sostener su inocencia en procesos de persecución. En la medida en que se tiene la convicción de que las víctimas perseguidas son inocentes, ya no es posible conformarse con la explicación que atribuye a las víctimas la responsabilidad de crisis y desastres. Por ejemplo, si en vez de atribuirle el crimen de parricidio e incesto a Edipo, la mitología griega hubiese sostenido su inocencia y simpatizado con él en tanto víctima (a la manera de los Evangelios), quizás los griegos hubiesen cultivado un mayor interés por indagar sobre las causas biológicas de las pestes, pues hubiesen comprendido que un solo hombre no es capaz de generar semejante catástrofe. Los griegos –y todos los pueblos del mundo ajenos al espíritu bíblico de defensa de las víctimas– han preferido las explicaciones de causas sociales de los fenómenos por encima de las causas naturales. No les interesa tanto saber cómo una peste es generada, sino quién la ha generado; pues, en función de esta especulación, asisten a la persecución de las víctimas, cuya ejecución resolverá la crisis social que es mucho más inquietante que la crisis natural. En palabras de Girard: “En vez de causas naturales, distantes e inaccesibles, la Humanidad siempre ha preferido causas que son significativas desde una perspectiva social, y que permiten la intervención correctiva, a saber, las víctimas. Para llevar a los hombres hacia la exploración paciente de las causas naturales, los hombres deben primero alejarse de la persecución de víctimas” (1986:204).
En efecto, la documentación etnológica de la brujería es un ejemplo paradigmático de lo que Girard expresa. Evans-Pritchard (1976), por ejemplo, uno de los más grandes investigadores de la brujería, documentaba cómo entre los azande es mucho más importante saber quién genera una desgracia y no cómo o por qué. Los azande, obsesionados con las brujas, están siempre atentos a encontrar alguien que haya enviado algún hechizo (a pesar de que, en el caso de los azande, las brujas no son perseguidas como sí lo fueron en Europa) para así explicar una desgracia. Si, desafortunadamente, un granero cae sobre alguien y lo hiere, el azande no está interesado en conocer el material con que fue construido o la ley de gravedad, sino, más bien, en saber qué bruja propició ese hecho.
Una sociedad presta a perseguir chivos expiatorios y brujas no tiene la suficiente motivación para conocer las causas naturales, pues se conforma con atribuir el origen de los desastres a las víctimas que persigue. Es por ello que Girard escribe la siguiente frase, muy célebre entre los lectores de su obra: “La invención de la ciencia no es la razón por la cual ya no hay cacerías de brujas, sino que el hecho que ya no hay cacerías de brujas es la razón por la cual se inventó la ciencia… El espíritu científico es un producto colateral de la profunda acción de los Evangelios” (1986:204).
Esta frase no debe tomarse como un juicio historiográfico, pues cronológicamente es falsa. Al menos en Europa, la época cumbre de la cacería de brujas se sitúa alrededor del siglo XVII, siendo casi contemporáneo e, incluso, un poco posterior a los inicios de los grandes descubrimientos científicos. Pero la intención de Girard no es elaborar un juicio de exactitud histórica, sino dar a conocer que una sociedad no puede progresar en descubrimientos científicos si aún se complace en perseguir víctimas. Para el cultivo de actitudes favorables a la ciencia, hizo falta una conciencia que se situara de parte de las víctimas perseguidas, pues, censurándola, los hombres dejan de atribuirle responsabilidad en desastres e indagan sobre el verdadero funcionamiento de la naturaleza. Tal conciencia a favor de las víctimas es una herencia bíblica.
Más aún, Girard forma parte de los historiadores de la religión que le atribuyen al cristianismo una importante participación en la desacralización del mundo.4 Ya hemos mencionado cómo la creatio ex nihilio, al separar a la naturaleza de Dios, desencanta al mundo, abriendo paso a la indagación por parte del hombre. Si bien Girard no se opone a esta idea, aporta otra consideración sobre cómo el cristianismo desacraliza el mundo. Cuando las víctimas son ejecutadas, la paz social aparece en forma repentina. Las primeras comunidades humanas se vieron tan impresionadas por ese momento, que este se convirtió en la matriz de lo sagrado. Los ritos y los mitos lo conmemoran. Y las víctimas pasaron a convertirse en dioses ambivalentes que, en vida, podían generar una gran crisis, pero cuya muerte devuelve a la comunidad la paz social. El hombre sacraliza el origen de la cultura y a las víctimas, porque no comprende la dinámica del mecanismo victimario. El cristianismo, en la medida en que sostiene la inocencia de la víctima y expone el funcionamiento del mecanismo victimario, desacraliza los orígenes. Por una parte, despoja a la víctima del aura sagrada que se le suele atribuir: la víctima no es responsable de las crisis y su muerte tampoco tiene poderes mágicos para la reconciliación. Por la otra, expone el mecanismo victimario como lo que realmente es: un vulgar asesinato, en oposición a una epopeya o una batalla cósmica, mistificadoras de la violencia. Desacralizado el mundo a partir de la desacralización de los orígenes culturales, el hombre está propenso a indagar sobre las leyes de la naturaleza.
Más aún, el cristianismo ha constituido –a juicio de Girard– una minimización del rito. Esta minimización bien puede ser entendida como una continuidad del movimiento espiritual de los profetas bíblicos y de los reformadores protestantes; pero, de nuevo, Girard la entiende de otra manera; puesto que el rito es, a grandes rasgos, una conmemoración de los orígenes violentos (especialmente el rito sacrificial), el cristianismo se aleja cada vez más de ello.5 Y, para que se desarrolle la ciencia, el rito debe ser despojado de prominencia en una sociedad, pues, de lo contrario, el hombre intentaría dominar la naturaleza mediante fórmulas rituales. De nuevo, con el cristianismo las crisis no serán resueltas acudiendo a la repetición ritual o espontánea del mecanismo victimario, sino que se recurrirá a otras formas de resolverlas, a saber, mediante la indagación de causas naturales.
Vale advertir que Girard no desea negar que los griegos hayan hecho una contribución a la ciencia y, en especial, a la conformación del mundo moderno, pues en sus propias palabras: “¡Pedirle a nuestra cultura que abra espacio a los griegos es como pedirle a la ciudad de Los Ángeles que abra espacio a los automóviles! Yo no aspiro a suprimir la influencia griega, y yo hablo mucho sobre ellos; pero, ¿por qué no podemos, de vez en cuando, hablar un poco de otra cosa?” (1994:89). Esa otra cosa es, por supuesto, el cristianismo. En efecto, Girard reconoce que otras civilizaciones, pero en especial los griegos, tomaron pasos significativos hacia la conformación de la ciencia. Algunos intelectuales griegos lograron despojarse del dominio religioso orientándose hacia la indagación sobre las causas naturales. Pero, a diferencia del cristianismo, en Grecia no hubo una desacralización sistemática, confinando los intentos científicos a una muy pequeña minoría. En palabras de Girard, “en el mundo antiguo, sólo algunos grandes intelectuales emancipados se entregan al tipo de observación que propicia la ciencia. Es una actividad de gran lujo reservada a una elite minúscula” (1994:82). Para Girard, la ciencia necesita de una democratización de los conocimientos, a fin de divulgarlos entre una amplia comunidad científica, cuestión que ya hemos abordado en la sección anterior. La democracia del mundo griego era demasiado restringida (excluyendo de su seno a bárbaros, esclavos y mujeres) como para contribuir a esa expansión del conocimiento científico. Por su parte, el mensaje universalista del cristianismo es mucho más favorable a la democratización del conocimiento científico, pues permite que cualquiera acceda a él.

57 bacon, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:39
zimmie 46
"No intentes llevarme ahora al huerto con el frente popular...tú estabas comparando a Felipe González con Franco !"


¡Franco, Franco, Franco...!
58 mescaler, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:40
#48

Lo que es un abuso de poder es ilegalizar ideologías (en este caso, la izquierda abertzale).

* * * * * * *

Pues esa relación de causalidad es la que hay que demostrar cuando se vincula cristianismo, por un lado, y libertad, ciencia y tecnología, por otro. Por supuesto, Moa no lo hace.
59 manuelp, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:40
Como ya dije en la última ocasión en que el sr. Moa comparó el poder con la fuerza de la gravedad, la única forma de neutralizar esa atracción es , a semejanza de la constante cosmológica de Einstein en el mundo físico, la división de poderes en el mundo politico.

Si la division de poderes no funciona, y cuanto más en la medida en que funcione menos, el poder se desplazará hacia la tiranía inevitablemente.

El sentimiento de la libertad personal es precisamente el rasgo más distintivo de la cultura occidental y fue asimilado y perfeccionado por el cristianismo ( en un proceso de mutua influencia) en contra de esa creencia tan extendida en las civilizaciones orientales que aplasta al individuo en nombre de la colectividad, aquello de "es preciso que muera un hombre para que se salve el pueblo" de la condena a Jesucristo.
60 sinrocom, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:40
Como hecho muy anecdotico...
El framquismo, que fue una dictadura, nos condujo a la democracia. El Zetaperismo, que esta dentro de una democracia, nos esta conduciendo a una dictadura. ¿O no?.
61 ArrowEco, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:42
VV

Simio

Lo dicho, ni púta idea. Pero me niego a darte clases particulares. Si no se preocupó tu padre y tu madre por tu formación no voy a hacerlo yo a estas alturas. Menuda comedura de tanque os hacen en la Casa del Pueblo...¿No te entran ganas de quemar el retrato de Pablo Iglesias? Aunque solo sea por el apellido del notas...
62 sinrocom, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:44
Tengo que hacer una confesion publica...
Me estoy enamorando locamente, politicamente de Esperanza Aguirre. Sin duda, la Thatcher española, pero mucho mas refinada que ella.

63 ArrowEco, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:45
VV

Indio

¿Pero quién está ilegalizando ideologías? Se ilegalizan partidos, listillo, partidos que no cumplen la ley.
64 bacon, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:47
mescaler 58
D. Pío, prudentísimo, escribió:
"La causa de esta preocupación radica en el sentimiento de la libertad personal, existente seguramente en todas las culturas, pero de forma mucho más acentuada y consciente en la occidental, probablemente por influjo del cristianismo."

Términos como "Seguramente", "probablemente", los dos en esa frase tan pequeña indican de modo inequívoco ausencia total de dogmatismo

Lo de meter por el medio la ciencia no lo hizo D. Pío, sino un humilde servidor en 23:
"Y de esa aspiración a la libertad personal, que sin duda es de origen cristiano, procede en buena parte la capacidad que las sociedades occidentales han mostrado para progresar en todos los órdenes, incluyendo a la ciencia y la tecnología, incluso comparadas con otras sociedades basadas en civilizaciones más antiguas, como pueden ser la china o la hindú."

Matizando con el "en buena parte" que no se trata de una causa única, y dando como argumento la comparación con otras civilizaciones.
.......

mesca:
comprensión lectora: insuficiente
65 ArrowEco, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:47
VV

Puede que si un grupillo de ultas, de esos de pandereta, quisieran legalizar el Partido Nacionalsocialista de los Trabajadores de España, de ideología nazi, tuvieramos que estar aguantando todo el día al púto indio exigiendo su ilegalización. ¿O no, nube blanca?
66 mescaler, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:51
#64 El ex terrorista escribe "probablemente" porque es incapaz de demostrar ese influjo. Ese "probablemente" equivale a "ya me gustaría a mí que". Pero ése es precisamente el problema de Moa: confundir la realidad con lo que a él le gustaría que fuera la realidad.
67 ArrowEco, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:56
VV

Los cristianos primitivos son un ejemplo preclaro de luchadores por la libertad, en este caso religiosa, aun a riesgo de perder su propia vida.
68 bacon, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:57
66
celebro ver que haya abordado Vd. la exégesis de los textos de Moa

no es sorprendente, por otra parte, si se piensa en el creciente número de historiadores profesionales (reig tapia, francisco espinosa, por citar sólo a los que con más frecuencia se ha citado en est blog) cuya principal dedicación parece ser insultar a Moa y anunciar que van a refutarlo

Saludos, lo dejo por hoy
69 ArrowEco, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:57
VV

Es que sois patéticos. A ver si con un poco de suerte Burracalva nos envía chicos nuevos este invierno.
70 Hegemon1, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:58
46# zimmie...como soy un iletrado y pierdo el tiempo con el tema de los jdios, tratado aquí hace unos días. No voy a volver otra vez a reescribir aquí los argumentos que utilizamos entonces, le remito camarada a leer a Luis Suarez y su libro "Los Reyes Católicos". Se que es muy extenso pero algo aprenderás. Sólo como repetición, nada tiene que ver la persecución en España de los judíos (la expulsión) comoarada con las matanzas que sufrieron en otros países por esas mismas épocas.
71 ArrowEco, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:58
VV

Aunque si puede ser para otoño, burra, mejor que mejor...
72 sinrocom, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:59
66
Esa realidad a la que refieres, mesca, es la que nos gustaria a muchos millones de españoles.
Un gobierno justo, una justicia independiente y un ambiente politico favorable al progreso, no un ambiente progresista favorable al retroceso.
73 topograf, día 19 de Septiembre de 2008 a las 12:59
TheFlash:

Noto, que vamos reduciendo los posibles casos que justifiquen el aborto. De momento ya hemos apartado el posible riesgo para la madre.

Crees que no soy partidario del aborto como solución, aún en el hipotético caso de la concepción de un monstruo y crees bien. Es naturalmente una postura muy particular, claro. Pero, también creo, que puede haber individuos guapísimos, por estos mundos de Dios con el 666 grabado en su alma. Pero ésta es otra cuestión.

Sobre la congelación embrionaria podemos hablar largo y tendido. Pero creo que hemos de dejarlo para otra ocasión. Solo para responder a tu pregunta... ¿puede valer esto?:


¿Por qué se muere algún embrión en la descongelación?

Habitualmente son embriones que no eran de muy buena calidad, y que con alta probabilidad no hubieran conseguido una gestación si hubieran sido transferidos en fresco. Los embriones, para ser congelados, deben ser deshidratados progresivamente para evitar que los cristales de hielo que se forman al enfriarlos rompan la célula. Una vez congelados, se conservan en nitrógeno líquido a -196º C. Para descongelarlos el proceso es a la inversa, con una hidratación gradual. Es este un proceso estresante para el embrión y que no todos superan.

PD. Puede que yo evite toda circunstancia que en MHO justifique el aborto pero también tengo la sensación, que tú lo que quieres es que me coja el toro.
74 ArrowEco, día 19 de Septiembre de 2008 a las 13:05
VV

¿Por qué a los rojos les pone tanto la ETA y sus satélites? Es fácil. En sus delirios trasnochados ven a los jetarras como esos luchadores antifranquistas que ellos hubieran deseado ser y que nunca tuvieron cojónes a poner en práctica.

PS: Ya sé que la ETA no fue antifranquista sino antiespañola.
75 tolondro, día 19 de Septiembre de 2008 a las 13:05
Tigrita, quizás querrías decir ¿hay algún socialdemócrata por ahí? Porque si tuvieran un poco de vergüenza es lo que harían, en lugar de aviesamente tratar de dar la vuelta a la tortilla. El sistema que ha permitido el colapso no es un sistema liberal: está intervenido, no existe la libertad de empresa, el mismo gobierno ha supervisado y orientado la actividad de Mae y Freddie, la Fed no es un organismo liberal, y mil más.
Ningún liberal aprobaría el apoyo de la Fed y del Gobierno a empresas con problemas, a ver como explica ahora El Pais lo neo-con que es Bush. Ah!, claro, como hace siempre, no lo explica, miente y se inventa un mundo paralelo apelando a los mitos de la progresía.
Por cierto, algunos deberían darse cuenta de donde y quién respetan las opiniones y dejan expresarse y quién no. En El País es imposible que te publiquen cualquier educado comentario que discrepe más de un 5% de su línea editorial. Yo de Mariano no me fiaba un pelo, que te la están metiendo doblada....
76 Hegemon1, día 19 de Septiembre de 2008 a las 13:06
zimmie dijo en 46#

"Los moriscos se rebelaron varias veces,lógicamente,porque se les intentó asimilarles y convertirles a la fuerza a todos"

¿A la fuerza?, ¿Lógicamente?...no veo mucha lógica en lo que dices sobretodo porque los hechos no demustran lo que dices. En priomer lugar la fuerza se utilizó cuando estos empezaron a masacrar a crsitianos y se refugiaron en la Alpujarras. Vinieron unos 5.000 catalanes, si, catalanes (Henry Kamen "Felipe II") al mando de Juan de Autria y les combatió y les venció. El destierro de 1610 fué hecho pro el Duque de Lerma en el reinado de Felipe III. Indicar que muchos historiadores lo ponen como ejemplo de logistica y dotes de organizador de Lerma. Algo bueno tenía. Se hizo por razones de religión, cierto, en esos tiempos había ataques a la religión católica por todas partes y se estimaba que podrían suponer una amenaza. De todas formas no es nada lo que se les hizo a los moros comparado con lo que padecieron lso crsitianos en territorio del Islam durante la reconquista.

"Hasta que finalmente en 1610 se les expulsó a todos,en otra muestra de la gran tolerancia de la monarquía hispánica hacia otras religiones"

Poca tolerancia pero mucha más que la que pudieran tener los mismos mususlmanes en Tunez o en las tierras dominadas por ellos. No me seas hipócrita..¿O es que acaso Suliman el magnífico era muy tolerante con los cristianos?
77 Hegemon1, día 19 de Septiembre de 2008 a las 13:08
48# bacon...me parece muy agudo el post. Irrefutable.
78 Hegemon1, día 19 de Septiembre de 2008 a las 13:13
58# mescalero ¿Entonces por qué atacais y reprimis a las ideologías de derechas, les insultáis, les censurais¿ ¿Por qué atacais a mla Iglesia? A mescalero no es lícito ilegalizar a un partido que promoviera la pederastia, por poner un ejemplo. Tendía unos ¿10.000 votos? pues para mescalero se les tiene que tolerar.
79 DeElea, día 19 de Septiembre de 2008 a las 13:15
Simio (zimmie). Eres un pobre palurdo. ¿Cuándo vas a probar alguna de las muchísimas payasadas que dices? ¿Empezamos con lo de la suma (simple suma) que te decía ayer? ¿eh? Impresentable.
80 ArrowEco, día 19 de Septiembre de 2008 a las 13:24
VV

Hege

No pierdas tiempo y esfuerzo, nunca te va a reconocer la deferencia de enseñarles. Mejor que ir demostrando punto por punto sus falsedades históricas es más efectivo ponerles ejemplos de los países islámicos de la actualidad. Por ejemplo, la legalización de la ablación del clítoris hasta en países moderados, la tolerancia hacia la Sharia o ley musulmana, que permite que las mujeres no sean consideradas más que máquinas de placer (para ellos) y de hacer hijos, las lapidaciones de adúlteras, etc. En definitiva, hacerles ver que es la Biblia la que denuncia la tendencia materialista a ver la paja en el ojo ajeno. El indio, simio y los otros descerebrados llevan una viga en cada ojo que les atraviesa la materia gris anulándolos completamente. Al menos, les vale como disculpa de su ignorancia.


81 zimmie, día 19 de Septiembre de 2008 a las 13:30
#67 ArrowEco

"Los cristianos primitivos son un ejemplo preclaro de luchadores por la libertad, en este caso religiosa, aun a riesgo de perder su propia vida"

¿Y los "paganos" no?

¿Y los cristianos "herejes" no ?

¿luchadores por la "libertad"?

Cuando el cristianismo se convirtió en la única religión oficial del imperio..¿se respetó a partir de entonces la "libertad" de los creyentes de otras religiones?

No es mi intención tampoco al venir aquí darle clases particulares a nadie,con tocaros un poco los güebecillos ya me doy por contento !

Saludos majo.



82 Hegemon1, día 19 de Septiembre de 2008 a las 13:41
81# zimmie ¿a qué precio?...me refiero que tienes una tarea ingrata si sólo vienes a tocarnos los eggs un poco. Nos ayudas a ponernos en forma, nos haces ser más excelentes en nuestras replicas y se nota porque vuestras argumentaciones son pobres. Debe ser fustrante entrar aquí para que te den sopapos intelectuales de ese calibre. Con 4 frases bien aprendidas y repetidas hasta la saciedad os conformási, nostros buscamos la verdad con gran determinación....si, la verdad es que haces una gran labor...de sparring o como se escriba...
83 Hegemon1, día 19 de Septiembre de 2008 a las 13:47
"La mentalidad imperante en el siglo XV, cuando madura la primera forma de Estado, consideraba una anomalía la permanencia de dos o más religionesen un mismo territorio. Los nacionalismos incipientes señalaban la coincidencia en la misma fe, como explicaría más tarde Martín Lutero en una de sus principales obras, Discurso a la nobleza cristiana de la nación alemana. El propio Lutero, que al principio abría la esperanza de que lso judíos se incorporaran a su movimiento acabó mostrándose implacable enemigo de ellos por el estorbo que significaban para esa unidad"

Luis Suarez "Los Reyes Católicos" pag. 327
84 DeElea, día 19 de Septiembre de 2008 a las 13:58
“"Los moriscos se rebelaron varias veces,lógicamente,porque se les intentó asimilarles y convertirles a la fuerza a todos"”


No se ni pa que leo las melonadas que dices, zimmie en fin será por divertirme con tu exaltada fantasía de gañan satisfecho.

¿Pero tu dices algo que no sea o bien mentira o bien una solemne tontería?

Veras membrillo escucha el significado de morisco, si esos moriscos de los que hablas:

morisco, ca.
(De moro e -isco).

1. adj. moro (‖ perteneciente al África septentrional).
2. adj. Se dice del moro bautizado que, terminada la Reconquista, se quedó en España. U. t. c. s.
3. adj. Perteneciente o relativo a los moriscos.

¿Qué lo vas cogiendo? Bautizados…. Ya sabes…. ¿comprendes?
Por otro lado simio “medita” un momento en la diferencia de fechas de la expulsión de los judíos y la de los moriscos, a ver si te dice algo la cosa, o se te ocurre algo… monico.
85 DeElea, día 19 de Septiembre de 2008 a las 14:27
“No es mi intención tampoco al venir aquí darle clases particulares a nadie,con tocaros un poco los güebecillos ya me doy por contento !
Igualito, igualito que el tonto del pueblo típica folclórico español si, el pelo de la dehesa…..Anda majo si, vete a tirarles piedras a los gatos o al campanario de la Iglesia de la plaza mastuerzin que se te dará mejor.
86 Momia, día 19 de Septiembre de 2008 a las 14:39
EL PLANETA DE LOS SIMIOS.

Zapo, Mescalero, Rugalcaba, Simmio, Alruga, Pepiño, la Vicemono, la Maleni, una peli de terror.
87 Momia, día 19 de Septiembre de 2008 a las 14:44
A mi mas que las pu.tas -que nos precederan en el reino de los cielos-, me preocupan los mari.cones, que son los que te pueden dar por el culo.
88 zimmie, día 19 de Septiembre de 2008 a las 14:46
#69 amiguete ArrowEco:

La verdad es que vengo aquí sólo a divertirme...pero bueno,si tu crees que Rubalcaba estaría dispuesto a pagarme me informaré de domde tengo que ir a pedir la "subvención" !

#70 Hegemon1

"Sólo como repetición, nada tiene que ver la persecución en España de los judíos (la expulsión) comoarada con las matanzas que sufrieron en otros países por esas mismas épocas"

Hasta ahí puedo estar de acuerdo contigo,amiguete hegemon.
Pero cuidado..los crímenes que se cometieran contra los judíos en el resto de Europa,no hacen "buenos" los crímenes de aquí.


#75 amiguete tolondro:

"¿hay algún socialdemócrata por ahí? "

Un servidor de usted.

" En El País es imposible que te publiquen cualquier educado comentario que discrepe más de un 5% de su línea editorial. "

!Ja,ja,ja,ja,ja!

Claro,no como en "el Mundo" o "la razón" !

#76 Hegemon1

Adórnalo como quieras..pero los moriscos fueron expulsados y punto,y por razones exclusivamente religiosas;se trataba de homogeneizar religiosamente todos los reinos hispánicos,ya que la homogeneización por otras vías era mucho más difícil..(diferentes lenguas,diferentes reinos etc.)

Como yo no defiendo al islam no voy a decir que Suliman el magnífico y demás gobernantes musulmanes eran muy tolerantes.

Pero en el caso concreto de Al-Andalús,había muchísima más tolerancia religiosa allí que en cualquiera de los reinos cristianos peninsulares.

Saludos majo

#79 amiguete DeElea:

¿ a qué suma te refieres y qué es lo que te tengo que probar?

(No eras tú el que me dijiste ayer hace como 14 réplicas que no ivas a perder más el tiempo conmigo?)

Saludos,majo.
89 DeElea, día 19 de Septiembre de 2008 a las 14:54
Yo no digo que el DRAE no tenga que mejorar. La palabra Homofobo es un buen ejemplo de ello. Lo que no son un buen ejemplo son las cosas del Mesca.

Dice el pájaro en el mensaje 73 del hilo anterior:

mescaler dijo el día 18 de Septiembre de 2008 a las 17:17:
El DRAE tiene auténticas perlas:

sacramento.
(Del lat. sacramentum).
1. m. Cada uno de los siete signos sensibles de un efecto interior y espiritual que Dios obra en nuestras almas.

Habría que añadir "según la doctrina católica", ¿no?

...
Si , y fotos, y dibujitos a pie de pagina, pero eso son Enciclopedias. Te hubiese bastado sinvergüenza en poner todas las “perlitas” que vienen en el diccionario no solo una, cretino. Y hubiesen quedado así mas claros los caminos por donde indagar, e indagando, hubieses comprendido que la referencia al núm 7 es fundamental (siete son los sacramentos catolicos ¿no?) y lo dice todo.

sacramento.
(Del lat. sacramentum).
1. m. Cada uno de los siete signos sensibles de un efecto interior y espiritual que Dios obra en nuestras almas.
2. m. Cristo sacramentado en la hostia.
3. m. Misterio, cosa arcana.
4. m. Arg. medianoche (‖ bollo pequeño).
5. m. Arg. Bollo de forma más o menos rectangular, que se recubre con azúcar.
6. m. desus. Afirmación o negación de algo poniendo por testigo a Dios en sí o en sus criaturas.
90 zimmie, día 19 de Septiembre de 2008 a las 14:54
#82 Hegemon1

Yo de momento,que quieres que te diga.."réplicas excelentes" e intelecto veo muy poco...

"Sopapos" (o sea insultos) contra mi persona,todos los que quieras,pero bueno,a ver si te crees que no sabía donde me estaba metiendo al venir aqui !

Saludos majo.

#84 DeElea

Bautizados o no,se les hechó porque no abandonaron sus costumbres(ni religiosas,ni alimentarias,ni de vestimenta) y como no pudo asimilárseles se les acabó expulsando.

Saludos majo.

(insisto:¿no habías dicho tú que ya no ivas a "perder más tiempo conmigo"?,a lo mejor es que me equivoco de amiguete...)
91 alruga, día 19 de Septiembre de 2008 a las 14:57
Momia ... ¿no serás un poco meapilas? …. Te preocupan los homosex …mmmmm ..¿tu estas seguro que tu cristo era tan machote como tu?? ..todo el día rodeado de 12 tíos mas … solterito y sin mujer conocida … bueno Magdalena, pero me suena que era algo ligera para la época … ¿tu que crees? …la verdad que no se nada de esta historia “sagrada” … por si aca, pon en tu testamento que te entierren con un tapón en el cvlo
92 DeElea, día 19 de Septiembre de 2008 a las 14:58
DeElea dijo el día 18 de Septiembre de 2008 a las 23:28:
Simio dice: “Tampoco lo entiendo... ¿decir que nadie ha matado tantos cristianos como los propios cristianos (la pura verdad) me convierte en mala persona o algo así...?

¿Si? ¿“la pura verdad” simio, los has contado y luego sumado acaso?


Vamos a practicar tu deporte simio. Te voy yo a decir a tí la pura verdad lo cierto es que ni el cristianismo ni nadie ha matado tantos seres humanos como el ateismo

Pero yo tampoco los he sumado.

Entonces ¿por que no los sumamos juntos simio así vemos quien miente?

Claro que no serás tu partidario de la teoría del tal Deschner que trajiste el otro día (que jod-io el cachondo) que viene a concluir así:

“Ciertamente, uno puede preguntarse si todas las otras fechorías del cristianismo -la erradicación del paganismo, la matanza de judíos, la quema de herejes y brujas, las Cruzadas, las guerras de religión, el asesinato de indios y negros, así como todas las otras atrocidades (incluyendo los millones y millones de víctimas de la Primera Guerra Mundial, la Segunda Guerra Mundial y la larga guerra de Vietnam)-“

¿verdad simio?
93 alruga, día 19 de Septiembre de 2008 a las 15:01
zimmie... eres un pecador irredento que te vas a condenar

la verdad que tus amiguetes no son demasiado coherentes pero ten en cuenta que te necesitan para dar sentido a sus vidas ...haces una buena labor social.
94 alruga, día 19 de Septiembre de 2008 a las 15:04
Un dato sobre los “fieles” católicos : la aportación que hacen a la Iglesia es insignificante en relación a los servicios que reciben. El clero va a recibir este año en torno a 155 millones por el IRPF (0,7). Si en España 32 de los 44 millones de habitantes son católicos, eso significa que apenas donan cinco euros cada uno. ¡Sale a 10 céntimos la misa al año! … ósea que sois unos arañas ....
95 zimmie, día 19 de Septiembre de 2008 a las 15:15
# 84 amiguete DeElea:

Me dejaba algo en el tintero..

"Por otro lado simio “medita” un momento en la diferencia de fechas de la expulsión de los judíos y la de los moriscos, a ver si te dice algo la cosa, o se te ocurre algo"

Hombre,lo que se me ocurre a bote pronto,es que los judíos solían tener buena posición económica,y las riquezas que la monarquía acumuló por la expropiación y por las cuotas impuestas a los judíos que no quisieron convertirse y se marcharon,no tubieron que ser moco de pavo...

En cambio los moriscos,no tenían donde caerse muertos los pobres;aunque es bien sabido que su expulsión ocasionó una catástrofe en la agricultura peninsular.

#89 DeElea

"Yo no digo que el DRAE no tenga que mejorar.."

!Coño!,Mesca y yo empezamos a ganar adeptos paar la causa!

Ahora fuera de broma...

¿¿ Os creeis que en un estado donde el mormonismo hubiera sido (o siguiese siendo) religión oficial,la definición del mismo que saliera en el diccionario de la academia sería:

"Religión "inventada" por..." (como bien cortó y pegó ayer el amiguete mescaler) ??

Las definiciones que da la RAE de "dogma,sacramento,ateismo etc." son las mismas que da la iglesia católica !!

¿ Por qué será ?

¿ Tendrá algo que ver que en España hasta 1978 ser católico no era una opción sino una obligación?

Saludos majo.
96 zimmie, día 19 de Septiembre de 2008 a las 15:30
#93 amiguete alruga :

lo sé,por eso me sacrifico...je,je

Saludos majo (no seas malo y no le digas esas cosas a momia,que hoy no duerme...)

#92 DeElea

"¿Si? ¿“la pura verdad” simio, los has contado y luego sumado acaso?"

En más de un comentario de ayer,ya reconocí que esa contabilización es imposible.
Pero teniendo en cuenta que es indiscutible,que las guerras de religión (mejor dicho,guerras intestinas entre facciones cristianas) costaron la vida a millones de personas en los siglos XVI y XVII..pues ya está todo dicho.

"Vamos a practicar tu deporte simio. Te voy yo a decir a tí la pura verdad lo cierto es que ni el cristianismo ni nadie ha matado tantos seres humanos como el ateismo"

Eso es falso,porque estás culpando al ateísmo de todos los muertos del comunismo.
Los comunistas perpretaron sus crímenes en nombre de un marxismo dogmático y totalitario..no en nombre del ateísmo.

¿Lo captas o sobrepasa tu capacidad de entendimiento?

Esa cita que pones no la traje yo,te equivocas de amiguete.
Pero hasta "negros",efectivamente que se puede culpar al cristianismo de dichas atrocidades.

Las guerras mundiales y la de vietnam,no...pero es interesante recordar,que en la "gran guerra",todos los reyes,emperadores,zares y jefes de estado decían que tenían a "dios de su parte".

saludos majo.



97 DeElea, día 19 de Septiembre de 2008 a las 15:38
Así que zimmie y mescarrugá posiblemente sean el mismo eso explica por ejemplo esta profunda soplapoyez:

“mescaler dijo el día 18 de Septiembre de 2008 a las 17:21:
mormón, na.
(De Mormon, nombre de un profeta inventado en 1830 por el fundador del mormonismo).
1. adj. Perteneciente o relativo al mormonismo.
2. adj. Que profesa el mormonismo. U. t. c. s.

Supongo que los mormones no estarán muy de acuerdo con la RAE...”


No lo se mesca, si veo un Mormon se lo preguntaré de tu parte. Ahora ¿y todo lo demás qué? veamos:

melón1.
(Del lat. tardío melo, -ōnis).
1. m. Planta herbácea anual, de la familia de las Cucurbitáceas, con tallos tendidos, ramosos, ásperos, con zarcillos, y de tres a cuatro metros de longitud, hojas pecioladas, partidas en cinco lóbulos obtusos, flores solitarias de corola amarilla, y fruto elipsoidal de dos a tres decímetros de largo, con cáscara blanca, amarilla, verde o manchada de estos colores, carne olorosa, abundante, dulce, blanda, aguanosa, que deja en el interior un hueco donde hay muchas pepitas de corteza amarilla y almendra blanca. Es originaria de Oriente y muy estimada.
2. m. Fruto de esta planta.
3. m. coloq. Hombre torpe o necio.


Ahora se suelta la mescalada: “Supongo que los melones no estarán muy de acuerdo con la RAE”
También tenemos “Hijo de ….:

de puta.
1. m. y f. vulg. Mala persona. U. c. insulto.


Ahora se suelta la mescalada: “Supongo que los hijos de puta, no estarán muy de acuerdo con la RAE”

Aunque una cosa me intrigaba ¿Por qué había resaltado mesca la palabra “inventado” e indago un poco:

mormonismo.
1. m. Movimiento religioso fundado en los Estados Unidos de América, basado en la Biblia y el Libro de Mormón, y que durante algunos decenios proclamó y practicó la poligamia.


¿Pero entonces quien narices es el Sr. Mormon este? Y leo por ahí:

“En las siguientes visiones se le habría indicado a José Smith dónde encontrar unos antiguos registros escritos sobre planchas de oro, que contenían un compendio histórico de la "América antigua".[8] En tal compendio se afirmaba que un profeta llamado Mormón había resumido, hacia el año 344, los registros de los descendientes de un grupo de inmigrantes provenientes del reino de Israel que habían llegado navegando hasta América 600 años antes de Cristo y que habían dado origen en parte a los pobladores amerindios encontrados allí por los colonizadores posteriores.”

Claro mesca, como no se van a cabrear si dicen “inventado” si como todo el mundo sabe fue un famoso colono de la antigüedad.

Apuntaros de mi parte (la trilogía trina y una: Mesca, Alruga, Zimmie) en el tercer significado de melón, criaturas

98 DeElea, día 19 de Septiembre de 2008 a las 15:48
“En más de un comentario de ayer,ya reconocí que esa contabilización es imposible.
Pero teniendo en cuenta que es indiscutible,que las guerras de religión (mejor dicho,guerras intestinas entre facciones cristianas) costaron la vida a millones de personas en los siglos XVI y XVII..pues ya está todo dicho.”


¿no puedes concretar más borriquito? ¿Dices guerras en plural puedes desgranarlas nombres y fechas? Para que las conozcamos o hablas en Misterico?.
99 DeElea, día 19 de Septiembre de 2008 a las 15:59
“Eso es falso,porque estás culpando al ateísmo de todos los muertos del comunismo.
Los comunistas perpretaron sus crímenes en nombre de un marxismo dogmático y totalitario..no en nombre del ateísmo.”


No, lo hicieron en nombre de la paz, la igualdad, la libertad, la fratenidad y otras cosas muy potitas, como suele ser habitual.
no solo los comunistas (pero hay que reconocecerles la profesionalidad ¡¡¡que manera de asesinar”
Pero veamos ¿eran ateos o no? Sin embargo usted llama guerra religiosa a cualquier guerra en la que participen cristianos, borriquito ¿Cómo puede ser eso?.
100 zimmie, día 19 de Septiembre de 2008 a las 16:00
! coño !

!Ahora resulta que Mescaler,alruga y un servidor somos uno mismo !

¿ Qué os parece amiguetes ?

¿seremos algo así como la santísima trinidad?

!Ja,ja,ja,ja,ja,ja!

#97 Amiguete DeElea :

Yo no es por desilusionarte,pero de Jesús tenemos las mismas pruebas de su existencia,que del "profeta" Mormón.

#98

Toma amiguete,las guerras a las que me refiero son las del punto 4 "edad moderna".
(No está en " Misterico",sino en el "idioma común",para que me entiendas):


http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_religi%C3%B...

Saludos majo.

( !borriquito como tú,que no sabes ni la "u"..!uh!,!uh!,!uh!,!uh!)

« 1 2 3 4 5 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899