Pío Moa

« Aspectos de la I Guerra mundial | Principal | Cambios en Extremadura / "Esa constante mentira" »

Una revolución científica

30 de Octubre de 2009 - 09:50:38 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti


Muy apto para la crítica: 

No solo hubo revoluciones políticas en el tránsito del siglo XIX al XX, también se produjo también una verdadera revolución científica y filosófica Hasta  entonces parecía que la Física, la ciencia por excelencia, solo tenía que desplegar las ideas de Newton, de  Maxwell o Carnot y Clausius para completar un sistema majestuoso, coherente de leyes deterministas, que explicaría el mundo a partir de conceptos que, salvo las algo misteriosas gravedad y electricidad,  resultaban familiares a la razón. Kant había forjado buena parte de sus teorías apoyándose en el universo newtoniano infinito, homogéneo, encuadrado en un  espacio y un tiempo intuitivamente firmes, que funcionaría como un reloj gobernado por la necesidad, aunque dentro de él funcionase de un modo no del todo explicable la libertad moral humana. Había problemas como la incongruencia de la débil luz nocturna pese a las infinitas estrellas, o entre algunos conceptos newtonianos y otros electromagnéticos, pero nadie dudaba de que se irían solucionando, y hacia finales del siglo XIX  la impresión extendida era que faltaba poco para completar la teoría.

   
 Pero al profundizar en el inmensamente grande universo, como en el enormemente pequeño átomo, se presentaron unos mundos increíblemente extraños a las ideas que la razón humana había forjado a partir de su experiencia y de sus sentidos. El átomo resultó no serlo en el sentido de Demócrito (a su vez inconsistente), sino un compuesto de cuerpos aún menores con un comportamiento por así decir irracional, en parte al azar e impredecible, salvo a nivel estadístico, y que desafiaba los conceptos habituales de causalidad y orden temporal, según empezó a establecer Max Planck. Desde Einstein, el tiempo y el espacio dejaron de ser un marco por así decir sólido para los fenómenos físicos, y la gravedad se explicó por algo tan incomprensible para la experiencia habitual como una curvatura del espacio causada por la masa. La gravedad misma solo podía gobernar parcialmente el universo: a gran escala era incompatible con su presunta estabilidad e infinitud. Desde que, siglos y milenios atrás, los sacerdotes de diversas culturas observaran el firmamento más o menos sistemáticamente, pensando en su relación con los  dioses y en cómo influiría sobre el destino humano, el conocimiento había conducido a un mundo ajeno a la visión intuitiva y sensorial, ininteligible, aun si aprehensible a través de las matemáticas y manejable a partir de ellas.

  
Siempre se había creído que el universo observable a simple vista o con telescopios menores, con sus pocos miles de estrellas, era el todo. Pero en las primeras tres décadas del siglo se descubriría que ese firmamento observado solo abarcaba una fracción de una galaxia, la cual no constaba de unos miles de estrellas, sino posiblemente de cientos de miles de millones, algo ya inconcebible para la mente; y al poco tiempo se descubrió que existían decenas y decenas de miles de millones de galaxias más o menos parecidas, las cuales, nuevo hallazgo asombroso, se alejaban unas de otras, lo que suponía que el espacio del universo se ampliaba, cualquier cosa que ello significase.   

  
Estos nuevos conocimientos abrumaban la psique. Aunque el cielo y la misma Tierra siempre habían impresionado al hombre por su inmensidad, comparada con su propia pequeñez, esto superaba  todo lo imaginable y, de modo vagamente consciente, corroía el sentido de la vida humana. ¿Qué significado podía tener la Tierra, irrisoria como una invisible mota de polvo en medio de una gigantesca tormenta sahariana, y qué valor tendría la incesante agitación de los mínimos seres humanos apiñados sobre aquella mota?  Ni aun la aparición del hombre, tan tardía sobre la Tierra, se parecía a aquella necesidad expresada en una ley natural que volvía tan satisfactorio el mundo newtoniano, sino a una improbabilísima combinación de azares. El cristianismo hablaba del carácter sagrado de la vida humana, algo difícil de entender a la luz de la ciencia,  como asimismo la  noción de un Dios que amaba y cuidaba de modo especial a sus criaturas. Y sonaban grotescos los criterios narcisistas del hombre como medida de todas las cosas o la autoadmiración propuesta por el humanismo.


  
El por entonces joven filósofo inglés Bertrand Russell expuso una consecuencia psicológica de ese conocimiento en unas frases que, escribe Ramiro de Maeztu, se convirtieron en oración peculiar para una generación de intelectuales anglosajones: “Breve e impotente es la vida del hombre: el destino lento y seguro cae despiadada y tenebrosamente sobre él y su raza. Ciega al bien y al mal, implacablemente destructora, la materia todopoderosa rueda por su camino inexorable. Al hombre, condenado hoy a perder los seres que más ama, mañana a cruzar el portal de las sombras, no le queda sino acariciar, antes que el golpe caiga, los pensamientos elevados que ennoblecen su efímero día; desdeñando los cobardes terrores del esclavo del destino, adorar en el santuario que sus propias manos han construido; sin asustarse del imperio del azar, conservar el espíritu libre de la arbitraria tiranía que rige su vida externa; desafiando orgulloso las fuerzas irresistibles que toleran por algún tiempo su saber y su condenación, sostener por sí solo, Atlas cansado e inflexible, el mundo que sus propios ideales han moldeado, a despecho de la marcha aplanadora del poder inconsciente".


 
Estas frases, opone Maeztu, son “retórica altisonante y contradictoria”, proponen una resistencia obstinada  y sin sentido a fuerzas que sobrepasan absolutamente al ser humano. Para Maeztu, el hecho de que el hombre pueda conocer y transformar en alguna medida el mundo, es indicio de una chispa divina que asemeja al hombre al Creador del universo. Opinión consoladora, pero no del todo sostenible racionalmente. En todo caso, para muchos, esa “chispa” y sus efectos demolían la idea de un Dios.
 

***

  
 En Occidente estos hechos debilitaron la fe religiosa, que  revirtió –acusaban los cristianos-- sobre las ideologías, hijas bastardas de la razón. Para Ortega y Gasset, el problema radicaba en acomodar la razón a la realidad, en lugar de lo contrario, como vino a señalar comentando la teoría de Einstein: la idea de que la razón todo  lo puede, conduce a la utopía, y “la propensión utópica [nacida de un racionalismo remontable a Grecia] ha dominado en la mente europea durante toda la época moderna”, lo cual pudo llevar a la civilización occidental “a un gigantesco fracaso. Porque lo más grave del utopismo no es que dé soluciones falsas a los problemas –científicos o políticos—sino algo peor: es que no acepta el problema –lo real--  según se presenta; antes bien, desde luego –a priori—le impone una forma caprichosa”.

     
 El darwinismo  había asestado, según interpretaban muchos, un golpe decisivo a la religión, al explicar la presencia del hombre y de las demás especies no como una creación directa de Dios, según afirmaba la Biblia, sino como producto de un largísimo proceso evolutivo. No explicaba por qué esa evolución había culminado (al menos de momento)  en el ser humano en lugar de mantenerse indefinidamente en el nivel animal, como había ocurrido durante tantos millones de años; ni cómo el medio ambiente seleccionaba a sus criaturas, ni la aparición de la reproducción sexual, etc., pero tales problemas debían ir solucionándose con el tiempo, una vez establecida firmemente la base teórica. Una potente derivación del darwinismo, aunque no engendrase un partido preciso, fue la filosofía de Nietzsche. Este acusó al cristianismo de contradecir la ley biológica  más elemental, la preservación de los más aptos,  cargando a la sociedad con una masa parasitaria de gentes que la naturaleza habría eliminado. Peor aún: la masa parasitaria había impuesto su propia moral, la del esclavo, el débil y el incapaz, sobre la de los ejemplares mejor dotados, los amos y los nobles. Por ello la cultura occidental estaba corrompida y solo podía salvarla una evolución contrario. Era, según él, la época de “la muerte de Dios”, es decir, del abandono de la fe cristiana, base de la civilización occidental, abandono que  podía derivar a un  nihilismo asolador o bien a un nuevo tipo humano, el “superhombre”, plenamente individualista, capaz de crearse sus propias normas morales y dirigirse por “la voluntad de poder”, propia de la vida frente a las ideologías de la sumisión y la muerte.


  
Las ideas de Nietzsche, como las además ateas, tenían varias consecuencias que se manifestarían en el siglo XX. Por ejemplo, si el ser humano es un animal no distinto esencialmente de aquellos otros animales a los que él mismo sacrifica por millones para alimentarse, y si no existe
sanción ni castigo para sus actos más allá de la naturaleza, los crímenes más horrorosos carecerían de otra sanción que la muy limitada que impusieran los propios hombres… en el caso de que no fueran los criminales quienes definieran e impusieran la ley. Es más: la noción de lo que es criminal y lo que no, se volvería solo convencional, decidida por los que mandasen en función de su mayor fortaleza y voluntad de poder. Las ideas de Nietzsche tienen algo de desarrollo extremo, bajo inspiración científica, del nominalismo de Occam, que disociaba el bien y el mal de la razón, atribuyéndolos a la libre voluntad divina, dejando a su vez la guía de conducta humana a la voluntad del individuo,  tanto más cuanto que la voluntad divina era, en definitiva, inaccesible al entendimiento humano. Esta inaccesibilidad lleva a prescindir de Dios a efectos prácticos, y finalmente teóricos. Las concepciones nietzscheanas  habían de influir en ideologías como el fascismo o el nacionalsocialismo; y el marxismo traslucía un fundamento parecido. Cabría atribuir a los dos primeros una visión de la vida aristocratizante, y democratizante a la tercera, aunque siempre dentro de contradicciones: los aristocratizantes fascismos insistirían en la voluntad de los  pueblos, y el democratizante marxismo en élites (“vanguardias”), con poder omnímodo sobre la sociedad. Unos y otros dotados de una desmedida voluntad de poder.

  
 
Entre las distintas corrientes de pensamiento de entonces destacó el freudismo o psicoanálisis, que, como el marxismo, lleva hoy bastante tiempo en crisis, pero que ha teñido de un color peculiar el siglo XX. En Freud podemos encontrar, según el psicólogo Paul Diel, el trascendental descubrimiento del lenguaje simbólico en que se expresan las instancias no conscientes del individuo, junto con una interpretación arbitraria de este. Simplificando mucho, para Marx  la clave de la conducta e historia humanas estaría en el estómago, y para Freud en el sexo, partiendo ambas concepciones de una base animal, “material”, del ser humano. Las dos comparten también el rasgo teórico de descartar críticas o estudios discrepantes atribuyéndolos, en el primer caso, a  “intereses de clase”  burgueses, y en el segundo a tendencias neuróticas que dificultan o impiden aceptar la realidad. Freud no predicaba la “liberación sexual” como ariete contra la familia o la sociedad cristiana; por el contrario, opinaba que la civilización no puede subsistir sin un grado de represión sexual, venero de malestar psíquico o de neurosis, un mal menor comparado con la lucha general que nacería de la plena libertad a las apetencias sexuales; pero la idea de esa “liberación sexual” como arma contra la represora sociedad burguesa  se abrió paso enseguida, y llegaría, sobre todo en los años 60 del siglo XX, a combinarse adecuadamente con el marxismo.

 
  
Si el arte expresa el sentimiento del mundo al margen de la razón, cabe entender una fracción característica del arte del siglo XX como producto subconsciente de las ideologías y el pensamiento de esa época, sumados al desconcierto causado por la ciencia: arte “deshumanizado”, decía Ortega, con su inclinación a lo grotesco, lo desarticulado y lo demoníaco.

-----------------------------------------------------

   ****”Como hombre de honor y de conciencia, abrigo el absoluto convencimiento- afirmó Concas- de que en Madrid han decidido sacrificar la escuadra, lo antes posible, como un medio para que se establezca rápidamente la paz. Por tanto, conviene salir, y no porque sea lógico, sino porque recibiremos la orden militar y terminante de hacerlo aun en peores condiciones”.

 

  Estas frases equivalen a una confesión.  Si los políticos querían liquidar de ese modo la escuadra, debe reconocerse que no podían haber elegido mejores mandos para la misión, el propio Concas entre ellos. La escuadra española no era en absoluto despreciable –nada de barcos de madera y esas historietas—y tenía ventajas, sobre todo la velocidad. Pero evidentemente Cervera  quería liquidarla o simplemente no sabía qué hacer con ella, y en todo caso eligió la fórmula más eficaz para anular cualquier ventaja suya y dársela al enemigo. Con semejante mentalidad, Aníbal se habría dado por vencido de antemano en Cannas, como Cervera, lo mismo habría hecho Pelayo,  Franco, etc., etc. Es ridículo especular con la potencia artillera cuando, incluso si hubiera sido equiparable a la useña, la autoencerrona  organizada por Cervera la habría vuelto inservible. Aparte de que su estrategia de “defender” las Canarias es de lo más cómico que se ha escrito en la materia. 

   Los argumentos de  
Concas y Cervera o Montojo no son los de verdaderos jefes militares, sino de burócratas  cuya mentalidad les llevaba a buscar  minuciosamente todas las excusas posibles para justificar la derrota y luego echar la culpa a otros.  Repito, si los políticos querían liquidar la escuadra, dieron enseguida con los hombres más adecuados para ello. La elección de Cervera es el único indicio serio de que efectivamente quisieran tal cosa.

**** Agustín R. Rodríguez, Operaciones de la guerra de 1898. Una revisión crítica.
Ed. Actas, Madrid, 1898

Comentarios (171)

« 1 2 3 4 »

1 mescaler, día 30 de Octubre de 2009 a las 10:06
EXIGE A ISRAEL QUE RESPETE EL DERECHO AL AGUA DE LA POBLACIÓN PALESTINA

El 4 de junio de 2009 el ejército israelí destruyó las casas de 18 familias en Ras al-Ahmar, una aldea palestina del valle del Jordán. Los soldados también les confiscaron el depósito de agua, así como el tractor y el camión que utilizaban para llevar agua a la población. Más de 130 personas, muchos niños y niñas, se quedaron sin un techo ni suministro de agua en la época más calurosa del año.

Desde hace más de cuatro décadas de ocupación, Israel niega a la población palestina el derecho al agua al ejercer el control total de los recursos hídricos comunes y aplicar duras restricciones y políticas discriminatorias. La escasez crónica de agua afecta a aspectos cruciales de la vida de la población palestina, como la higiene, las actividades agrícolas e industriales y la ganadería.


Israel consume más del 80% del agua del acuífero de la montaña de Cisjordania, frente al 20 % de la población palestina.
El consumo diario de agua palestino apenas alcanza los 70 litros por persona (la OMS recomienda un mínimo de 100 litros), frente al consumo israelí de más de 300 litros al día.
Entre 180.000 y 200.000 personas de comunidades rurales palestinas no tienen acceso a agua corriente, a pesar de lo cual el ejército israelí les impide incluso recoger el agua de lluvia.
Los alrededor de 450.000 colonos disfrutan de tanta o más agua que los 2,3 millones de palestinos. Los colonos israelíes tienen cultivos de riego intensivo, jardines y piscinas.
En la Franja de Gaza, alrededor del 90% del agua de su único recurso hídrico, el acuífero costero, está contaminada pero Israel no permite llevar agua de Cisjordania a Gaza.

Israel debe poner fin a sus políticas discriminatorias, levantar de inmediato todas las restricciones que impone al acceso de los palestinos al agua y permitir a la población palestina hacer uso de la parte de los recursos hídricos comunes que les corresponde.

Exige al gobierno israelí un cambio de política.

¡Actúa!

Rellena tus datos para que enviemos un mensaje en tu nombre a las autoridades de Israel (el mensaje enviado contendrá tu nombre, apellidos y correo electrónico).

http://www.es.amnesty.org/actua/acciones/exige-a-i...
2 bacon, día 30 de Octubre de 2009 a las 10:13
Muy bueno el texto, no suelen leerse cosas tan atinadas de la pluma de un no científico. En la época tratada comienza la ceremonia de la confusión: los filósofos, "científicos sociales" y compañía empiezan a usar (de modo incorrecto) terminología científica para hacerse los listos y/o pretender que lo que dicen tiene la bendición de la ciencia (para ellos, nueva religión).
El texto de Russell es un buen ejemplo, y muy triste porque a Russell no le faltaba formación científica; era, por el contrario, un buen matemático (claro que la matemática no requiere ocuparse de la realidad).
Con el tiempo las cosas han ido a peor, no hay nada tan acientífico como la pretensión de los políticos o burócratas de la ONU de que en lo del calentamiento global el debate "ya se ha terminado", o preteder que la razón está de su lado porque supuestamente son más sus partidarios, como si la verdad científica se decidiese contando votos.

He leído con gran interés lo tratado sobre Cuba, Cervera, etc.; el nivel del blog es altísimo.
3 bacon, día 30 de Octubre de 2009 a las 10:17
"Alan Sokal, profesor de Física en la Universidad de Nueva York, envió a la revista norteamericana «Social Text» un extenso artículo titulado Transgresión de fronteras: hacia una hermenéutica transformativa de la gravitación cuántica, que fue acogido por el editor con entusiasmo y publicado en un número especial, el 46-47. Dicho trabajo, de tres decenas de páginas y 108 notas, se acompañaba de una bibliografía donde eran citados 218 títulos filosóficos y físico-matemáticos que incluían, además de Einstein, Bohr, Heisenberg, Gödel, Russell y otras eminencias, a ensayistas de moda como Derrida, o Lacan. El trabajo, de muy densa erudición políglota, estaba ilustrado con textos científicos y alguna ecuación. La intención era declarar anticuado y superado el postulado de la existencia de un mundo real exterior, y afirmar que la realidad es una construcción lingüística. En consecuencia, el autor sostenía, por ejemplo, que el número p de Euclides y la constante gravitatoria de Newton no son universales, sino simplemente históricos.
Inmediatamente después, Sokal publicó en la estadounidense revista «Dissent» (núm. 43/4) un artículo titulado Transgresión de fronteras, un epílogo en el que confesaba que su anterior trabajo era una parodia de los pseudocientíficos, y detallaba los absurdos, contradicciones, logomaquias y falsedades en que irónicamente había incurrido. Esta palinodia produjo sensación y dió lugar, entre otras muchas reacciones, a la glosa de S. Weinberg La broma de Sokal en la prestigiosa revista «New York review of books» (núm. 43/15). Como la mayoría de los satirizados eran gurus franceses, la polémica se extendió a París donde el autor publicó el artículo Por qué he escrito mi parodia, pretexto para nuevos debates que aún continuan entre los devotos de los vapuleados.
Como ampliación de su polémica, Sokal, en colaboración con Jean Bricmont, profesor de Física en la Universidad de Lovaina, acaba de publicar el volumen Impostures intellectuelles (ed. Jacob, noviembre de 1997, París, 278 págs.) en donde presenta una crítica demoledora de Deleuze, Derrida, Irigaray, Lacan, Latour y Lyotard, entre otros, cuando para impresionar a sus lectores no iniciados, se aventuran en apelaciones a las ciencias exactas.
Los autores se limitan a desmontar textos supuestamente científicos; sólo muy tangencialmente aluden a cuestiones sociológicas o filosóficas porque no desean caer en el mismo intrusismo intelectual que denuncian, ni abdicar de su autoridad profesional como físicos. Declaran, en términos muy convincentes, que no les mueve pasión alguna pues son ajenos a las tensiones de escuela que sus criticados suscitan a causa de sus adhesiones ideológicas y políticas. El propósito es, única y exclusivamente, prevenir a los jóvenes estudiosos contra imposturas de moda.
En el libro hay dos clases de capítulos, los dedicados a la crítica y los de vulgarización científica sobre algunos de los grandes temas aludidos. Los primeros, aunque correctos, son de extraordinaria dureza y rotundidad. Los segundos, incrustados de referencias dialécticas, unen a la claridad el rigor.
Quizás el autor que sale peor parado de esta disección intelectual sea Jacques Lacan que intentó correlacionar las matemáticas y el psicoanálisis sin que los psiquiatras reconocieran valor clínico a sus especulaciones. Cuando Lacan utiliza expresiones como topología, conjuntos, campos, inercia, formalización, etc., el psicoanalista francés cae en el despropósito. El análisis de las «fórmulas de sexuación» lacanianas es aniquilador y los críticos concluyen que tales fórmulas no tienen ningún sentido matemático a pesar de la compleja apariencia de las ecuaciones presentadas.
Entre las perlas falsas que los autores encuentran en los mandarines postmodernistas, figuran: «la finitud demostrable de los espacios abiertos capaces de recubrir el espacio limitado, cerrado para la ocasión, del placer sexual» (Lacan); el masculino «órgano eréctil es igual a la raíz cuadrada de menos uno» (Lacan); «el Estado como conjunto de todos los conjuntos es una ficción que no puede existir» (J. Kristeva); «la única regla superviviente es que todo vale» (P. Feyerabend); «la ciencia del mundo occidental no es más que una en medio de las otras» (Feyerabend); «el amor es imposible para los que viven según el espíritu científico» (Feyerabend); «la ciencia manifiesta ciertas exclusiones y elecciones en función del sexo de los sabios» (L. Irigaray); «la ecuación de la relatividad eisnsteniana, E=Mc2, ¿no es una ecuación sexuada?» (Irigaray); «los combates contra los privilegiados de la economía o de la física son literalmente los mismos» (B. Latour); «el espacio de la guerra se ha convertido definitivamente en no euclidiano» (J. Baudrillard); «fuera de nuestro punto de vista particular el Universo no existe» (G. Deleuze); «el teorema de Gödel está próximo a la situación de los trabajadores inmigrantes» (A. Badiou); «la ciencia moderna no produce lo conocido, sino lo desconocido» (J.F. Lyotard); etc.
Las sentencias de los dos profesores sobre las excursiones supuestamente científicas de estos postmodernistas son condenatorias: «no quiere decir nada desde el punto de vista matemático», «esos enunciados matemáticos carecen de sentido», «confunde los números irracionales con los imaginarios», «fantasías que no desempeñan ninguna función» «analogías de lo más arbitrario que cabe imaginar», «párrafos vacíos», «el mensaje del libro es absurdo», «conceptos matemáticos improcedentes en el contexto», «su propia tesis se autorrefuta»; «sus conocimientos de lógica matemática son tan superficiales como sobre física», «errores en el análisis»; «palabras pseudocientíficas utilizadas al margen de su significación»; «discurso que oscila entre el dislate y la trivialidad»; «mitificación de conceptos matemáticos»; «carece de lógica»; «mezcla de confusiones monumentales y delirantes fantasías»; «copia frases que no comprende»; «confunde velocidad y aceleración»; «salto abrupto de las matemáticas a la política»; etc. Ninguno de los autores estudiados escapa a la censura, en ocasiones, de una elementalidad escolar.
Lo más paradójico de los postmodernistas ahora revistados es su pretensión de «izquierdismo». Desde la Ilustración, se venía acusando a la derecha política de conservatismo y tradicionalismo dogmáticos, mientras que los autodenominados progresistas (liberales y otros) decían enarbolar la bandera del racionalismo. Pero, como demuestran Sokal y Bricmont, el postmodernismo es un irracionalismo con figuras carismáticas, textos fundamentalistas, desprecio del método científico, negación de la universalidad lógica y de la realidad cognoscible, reivindicación de mitos y culturas exóticas, e historificación de todo, incluso del patrimonio esencial de las ciencias. Efectivamente, el postmodernismo se presenta como una especie de revelación laica, una cábala con incrustaciones algorítmicas.
El juego del físico Sokal resulta serio."

Gonzalo Fernández de la Mora
4 alruga, día 30 de Octubre de 2009 a las 10:48
Caso Alakrana: ¿A quién se le ocurre capturar a dos secuestradores cuando hay tantos rehenes?

Impeorable toda la gestión que está haciendo el ejército para proteger la piratería esquilmadora de recursos de los grandes pesqueros industriales españoles.
El estado español tendría que haber comenzado prohibiendo esta actividad practicada sin ley y sin control, profundamente antiecológica y depredadora. Sin duda la causa de que los pescadores locales se hayan quedado sin su fuente de subsistencia debiendo dedicarse al bandidaje tras agotarse la riqueza pesquera de sus costas merced a la sobreexplotación industrial de las flotas pesqueras del primer mundo.
No solo no se prohíbe sino que, a golpe de efecto mediático del telediario –como casi siempre-, se aprovecha como excusa para más despliegues propagandísticos de tropas en el extranjero.
En este caso el afán publicitario es tan grande que ni siquiera se molestan en definir objetivos operativos creíbles. El área a vigilar es tan vasta que es imposible que un par de navíos de guerra puedan proteger la pesca abusiva de los atuneros, los cuales son numerosos y faenan en un radio muy grande. Eso no impide al ministerio de defensa pavonearse de cuando en cuando en la tele con la detención de los navegantes de algún esquife, o alardeando de haber puesto en fuga a alguna embarcación supuestamente pirata.
El secuestro del Alakrana se encarga de poner las cosas en su sitio. Las fragatas no pueden evitar los secuestros. De hecho el navío de guerra español más próximo tarda lo indecible en arribar al lugar donde se encuentra el atunero. El Ministerio de Defensa (¿o deberíamos decir del “Expolio Neocolonial”?) queda en entredicho y a sus responsables se les ocurre la maravillosa jugada de capturar a dos de los secuestradores. Claramente persiguen aparecer en el telediario dando muestras de fuerza y de que “están haciendo algo”, pero la acción elegida no puede ser más absurda y nociva.
Una operación así en un secuestro con rehenes a nadie se le escapa que supone el riesgo de que los secuestradores comiencen a ejecutar rehenes. Y si no sucede tal cosa, ¿quien puede creer que no van a pedir la liberación de sus compañeros como parte del rescate? Nuestros habilidosos mandamases militares han tenido que pagar el precio de su ineptitud con esta patata caliente que no poca cola está trayendo. Al principio pusieron excusas para no llevar los piratas capturados a España. Una vez aquí, a ver como salimos del lío; que si uno es menor de edad, que es muy oneroso mantenerlos en España, que lo suyo es que los juzguen en Kenia… Y mientras tanto el secuestro estancado, los familiares de los rehenes cada día más afectados y las amenazas de los secuestradores sobre los secuestrados en aumento.
Todo ello sin mencionar la otra cara de la moneda. Como pescadores en río revuelto –nunca mejor dicho-, armadores del expolio marítimo y empresas de seguridad privada, alguna de ellas vinculada a la ultraderecha, han aprovechado la efervescencia mediática para sacar réditos pidiendo protección militar gratis los primeros y legislación que les permita operar en ultramar y hacerlo con armamento pesado los segundos.
Por causa de la necesidad de propaganda del ejército español, que le llevó a desplegarse y hacer el ridículo en el Índico, ahora el estado se pliega aún más de lo que ya hacía a estos inconfesables intereses y recupera de hecho las antiguas “patentes de corso”. Ahora, navíos bajo pabellón español podrán robar atún hasta agotarlo en el caladero de un país pobre y desangrado por una guerra civil que no tiene medios para controlar sus propias aguas territoriales. Además robarán el pescado a punta de fusil, armados incluso con armamento pesado y podrán disparar sobre quien quieran sin control policial o judicial alguno. Todo ello sucederá bajo el beneplácito de la legislación y el gobierno de España, ese “estado de derecho”.
5 albazan, día 30 de Octubre de 2009 a las 10:52
Quieren ponerse en contacto con Pío Moa para invitarle a dar una conferencia en ALICANTE. ¿Cómo podemos hacerle saber?
6 jjvr, día 30 de Octubre de 2009 a las 10:53
# 2

Espere al siguiente corta y pega del "Eusko-zurullo" y me repite lo del nivel.

Un saludo
7 DeElea, día 30 de Octubre de 2009 a las 11:27
Lead.

En cuanto al ministro bermejo mas que dar la orden él parece que se la dieron a él, imagino que el gobierno. pero por ahora prefiero seguir investigando sobre este misterioso personaje del que casi nada encuentro.

En cuanto a lo del Colon, resalto estas dos custiones que plantea:

Al ser movilizado para la escuadra de Cervera, le faltaban todavía por instalar los dos grandes cañones Armstrong, de 254mm:

Y por qué le faltaban?

y dice usted:

“Éstos no satisficieron las expectativas de las autoridades españolas y finalmente no fueron instalados. La entrega del barco se hizo al Gobierno español el 19 de mayo de 1897.

Es algo realmente curioso pues ese tipo de armamento era en su tiempo, digamos, de lo mejorcito que había, sino lo mejor y era el habitual de casi todas las armadas del mundo. ¿Entonces qué no satisfacía de esos cañones a las autoridades? ¿Acaso los había mejores? seria muy interesante averiguar quienes eran esas autoridades.

En cuanto a lo de llamarse Garibaldi, no lo creo pues ya habían fabricado otros dos anteriormente (cedidos o vendidos a la Argentina) y uno de ellos el primero ya se llamaba Garibaldi, precisamente por llamarse así y ser el primero todo los demás son conocidos como de la Serie Garibaldi que fueron 10.
8 alruga, día 30 de Octubre de 2009 a las 11:31
El General Sabino Fernández Campo: sí y no a la memoria histórica


Miguel Ángel Llana
Rebelión




Hemos de olvidar la historia del "Alzamiento Nacional", la historia de lo que fue un sangriento golpe militar contra un Gobierno legalmente constituido, contra las instituciones del Estado, contra una buena parte del Ejército y, sobre todo, contra la democracia republicana y contra su gente. Y los que en él participaron fueron unos golpistas que acarrearon cientos de miles de muertos y de miseria para acabar sumándose al fascismo de Europa. Fueron la causa directa de casi medio siglo de miseria moral, política y económica de la que aún quedan muchas secuelas. También beneficiados, algún superviviente y, lo que es más grave, muchos valedores.

Ahora dicen: no a la memoria histórica, no a los que defendieron la legalidad y murieron por ella. No a los asesinados y también no a su memoria, pero, sí a los que participaron en el golpe de 1936 y continuaron durante décadas con represión y violencia, no sólo hasta el advenimiento de la democracia continuista, sino hasta la transición con la que los mismos de entonces impusieron ahora la ley no escrita del punto final.

Fernández Campo se sumó y combatió al lado de los golpistas, llegando a Alférez Provisional y a Teniente, es decir, militar adicto al régimen franquista por definición, y más tarde a General, para estar durante muchos años al lado del dictador en cargos de confianza y de responsabilidad. No sé si participó, como abogado que era, en alguno de los juicios sumarísimos -linchamientos y asesinatos legales- que comenzaron al finalizar el golpe militar de Franco en 1939, pero en todo caso sí estaba al lado de todos los que formaban el jurado y de sus promotores, tanto por su cargo como por su rango, y esto sin la menor duda. Tampoco sé si participó en al algún pelotón de fusilamiento, como militar que era, pero sí es seguro que era compañero de armas y de promoción de compañeros que sí participaron. Que se sepa, nunca repudió nada de lo sucedido durante el golpe o de lo que sucedió durante las décadas que duró la dictadura.

Fue jefe de estudios y profesor de la Academia de Intervención Militar durante la dictadura y también fue interventor de la Casa Militar del General Franco. Al mes de morir éste fue nombrado subsecretario de la Presidencia y, poco más de medio año después, en 1976, subsecretario del Ministerio de Información y Turismo. Una buena carrera y, obviamente, comprometida, sin duda alguna, con la dictadura, con el dictador y con sus métodos.

Olvidando todo esto, que es mucho olvidar, resulta que ahora los medios de comunicación, los políticos de izquierda y de derecha lo pintan y lo recuerdan como el salvador del intento de golpe de Tejero de 1981. Pero también olvidan, sin entrar en más detalles, que la Casa Real salió en antena cuando el fracaso del golpe ya era cosa de horas, según la escasa información que la ciudadanía poseía. Porque nada se supo hasta pasadas bastantes horas de qué lado estaba el Palacio de la Zarzuela. Y, eso sí, condenaron el golpe cuando éste sólo se limitaba al Parlamento, cuando el golpe estaba fracasado. Dicho coloquialmente, pero con toda seriedad, esperaron a la última vuelta para apostar.

Elogian el que Fernández Campo tuviera como lema y, como principio de lealtad, a Dios, al Rey y a la Patria. En el nombre de Dios la Iglesia Católica apostó por el golpe, por los golpistas y por la dictadura. El Rey no se fue, lo echaron, y sólo vino de la mano del dictador y juró, ese era el precio, los Principios Fundamentales del Movimiento. Y, por Patria, queda por saber si es la Patria de la dictadura, a la que también juró defender y defendió, o qué otra abstracción de algo sin más contenido que el que convenga al poder que siempre defendió.

Sí y no a la memoria histórica pero, como siempre, con las matizaciones en favor de los de siempre.
9 manuelp, día 30 de Octubre de 2009 a las 11:58
# 90 lead, del hilo anterior

Madrid, 8 de abril de 1898.

Del ministro de Marina Bermejo al almirante Cervera:

...Tan pronto como reciba V. E. esta orden, saldrá con el buque de su insignia y el Cristóbal Colón para San Vicente de Cabo Verde, donde se incorporará a esa escuadra de su mando la expresada división (de torpederos), que quedará, por tanto, a las órdenes de V. E. con el trasatlántico Ciudad de Cádiz, que la acompaña...


Tras de advertir a Cervera la incorporación del Vizcaya y el Oquendo a la escuadra, el ministro decía:

Si las contingencias que son de temer permitiesen fijar el objetivo de la expedición, éste será la defensa de la isla de Puerto Rico...


10 manuelp, día 30 de Octubre de 2009 a las 11:59
Fuente de #9

Heroes de Cuba.pagina 300
11 punkcela, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:07
DECLARACIÓN DE PRAGA
Teniendo en cuenta el futuro digno y democrático de nuestra común patria europea,

• Considerando que las sociedades que olvidan su pasado carecen de futuro,

• Considerando que Europa no se unirá a menos que sea capaz de unificar su historia, de reconocer el comunismo y el nacionalsocialismo como un legado común y de lograr un debate sincero y profundo sobre todos los crímenes totalitarios del siglo pasado,

• Considerando que la ideología comunista es directamente responsable de crímenes contra la humanidad,

• Considerando que la mala conciencia que se deriva del pasado comunista es una pesada carga para el futuro de Europa y para nuestros hijos,

• Considerando que diferentes valoraciones del pasado comunista todavía puede dividir a Europa en Occidente y Oriente,

• Considerando que la unidad europea fue una respuesta directa a las guerras y a la violencia causada por los sistemas totalitarios en el continente,

• Considerando que la conciencia de los crímenes de lesa humanidad cometidos por los regímenes comunistas en todo el continente debe informar a todas las mentes europeas en la misma medida que los crímenes del régimen nacionalsocialista,

• Considerando que existen similitudes entre el nacionalsocialismo y el comunismo en lo que se refiere a su carácter horrible y espantoso y a sus crímenes contra la humanidad,

• Considerando que los crímenes del comunismo todavía necesitan ser evaluados y juzgados desde los puntos de vista jurídico, moral y político, así como el punto de vista histórico,

• Considerando que tales crímenes fueron justificados en el nombre de la teoría de la lucha de clases y el principio de la dictadura del proletariado que utilizan el terror como método para preservar el poder de los Gobiernos que lo aplicaron,

• Considerando que la ideología comunista ha sido utilizado como una herramienta en manos de imperialistas en Europa y en Asia para alcanzar sus planes expansionistas,

• Considerando que muchos de los autores que cometen y han cometido crímenes en nombre del comunismo aún no han sido llevados ante la justicia y sus víctimas aún no han sido indemnizadas ni satisfechas,

• Considerando que el objetivo de proporcionar información completa sobre el pasado totalitario comunista que conduzca a una comprensión más profunda y al debate es una condición necesaria para la futura integración de todas las naciones europeas,

• Considerando que la reconciliación definitiva de todos los pueblos europeos no es posible sin un esfuerzo potente para establecer la verdad y para restaurar la memoria,

• Considerando que el pasado comunista de Europa debe ser tratado a fondo, tanto en la academia y el público en general, y las generaciones futuras deben tener fácil acceso a la información sobre el comunismo,

• Considerando que en diferentes partes del mundo, sólo unos pocos regímenes totalitarios comunistas sobreviven, pero que, sin embargo, oprimen aproximadamente a un quinto de la población mundial, y aún se aferran al poder, cometiendo delitos e imponiendo un alto coste para el bienestar de sus pueblos,

• Considerando que en muchos países, a pesar de que los partidos comunistas ya no están en el poder, no se han distanciado públicamente de los crímenes de los regímenes comunistas, ni los han condenado,

• Considerando que Praga es uno de los lugares que sufrió tanto el nazismo como el comunismo,

Estando convencidos de que los millones de víctimas del comunismo y sus familias tienen derecho a disfrutar de la justicia, la solidaridad, la comprensión y el reconocimiento de sus sufrimientos en la misma forma que las víctimas del nazismo han sido moral y políticamente reconocidos,


Nosotros, los participantes de la Conferencia de Praga Conciencia europea y el comunismo,

• Ante la Resolución del Parlamento Europeo sobre el sexagésimo aniversario del fin de la Segunda Guerra Mundial en Europa el 8 de mayo de 1945, de 12 de mayo 2005,

• Ante la Resolución 1481 de la Asamblea Parlamentaria del Consejo de Europa, de 26 de enero 2006,

• Ante las resoluciones sobre los crímenes comunistas adoptadas por varios Parlamentos nacionales,

• Ante la experiencia de la Comisión por la Verdad y la Reconciliación en Sudáfrica,

• Ante la experiencia de los Institutos de la Memoria y los memoriales en Polonia, Alemania, Eslovaquia, la República Checa, Estados Unidos, el Instituto para la Investigación de Crímenes Comunistas en Rumania, los museos de la ocupación de Lituania, Letonia y Estonia, así como la Casa del Terror, en Hungría,

• Ante las presidencias actuales y futuras en la UE y el Consejo de Europa

• Ante el hecho de que 2009 es el vigésimo aniversario de la caída del comunismo en Europa Central y Oriental, así como de los asesinatos en masa en Rumanía y en la masacre de la Plaza de Tiananmen en Pekín,

Pedimos:

1. Llegar a un entendimiento entre todos los europeos de que los regímenes totalitarios nazi y comunista deben ser juzgados por sus propios méritos terrible para ser destructivo en sus políticas de manera sistemática la aplicación de las formas extremas de terror, la supresión de todos los civiles y las libertades humanas, empezando por las guerras de agresión y, como una parte inseparable de sus ideologías, exterminio y la deportación de naciones enteras y grupos de población, y que como tales deben ser considerados los principales desastres, que frustró el siglo 20,

2. El reconocimiento de que muchos crímenes cometidos en nombre del comunismo deben ser calificados como crímenes de lesa humanidad, de modo que constituyan una advertencia para las generaciones futuras, de la misma manera los crímenes nazis fueron juzgados por el Tribunal de Nuremberg,

3. La formulación de un enfoque común respecto de los crímenes de los regímenes totalitarios, incluidos los regímenes comunistas, y una versión europea de los crímenes comunistas, a fin de definir claramente una actitud común frente a los crímenes de los regímenes comunistas,

4. La introducción de una legislación que permita a los tribunales de justicia juzgar y condene a los culpables de los crímenes comunistas y compensar a las víctimas del comunismo,

5. La garantía del principio de igualdad de trato y no discriminación entre las víctimas de todos los regímenes totalitarios,

6. La presión europea e internacional para la condena efectiva de los crímenes del pasado comunista y la lucha eficaz contra los crímenes comunistas en curso,

7. El reconocimiento del comunismo como parte integrante y horrible de la historia común de Europa

8. La aceptación por toda Europea de la responsabilidad por los crímenes cometidos por el comunismo,

9. El establecimiento de 23 de agosto, día de la firma del pacto Hitler-Stalin, conocido como el Pacto Molotov-Ribbentrop, como un día de recuerdo de las víctimas de los regímenes totalitarios nazi y comunista, del mismo modo que Europa recuerda a las víctimas de la Holocausto el 27 de enero,

10. La reclamación a los Parlamentos nacionales para que reconozcan los crímenes comunistas como crímenes contra la humanidad, y modifiquen la legislación pertinente,

11. El debate público sobre el mal uso comercial y político de los símbolos comunistas,

12. La continuación de las audiencias de la Comisión Europea respecto a las víctimas de los regímenes totalitarios, con miras a la elaboración de una comunicación de la Comisión,

13. El establecimiento en los Estados europeos que han sido gobernados por regímenes comunistas totalitarios de comités compuestos de expertos independientes con la tarea de recoger información sobre violaciones de los derechos humanos bajo cada régimen comunista totalitario a nivel nacional con el fin de colaborar estrechamente con el Consejo de Comité de expertos de Europa;

14. La elaboración de un claro marco jurídico internacional con respecto a un acceso libre e irrestricto a los archivos que contienen la información sobre los crímenes del comunismo,

15. La fundación de un Instituto Europeo de la Memoria y la Conciencia, que tendría dos funciones:
- A) la de un instituto europeo dedicado a la investigación de los estudios de totalitarismo, el desarrollo de proyectos científicos y educativos y EL apoyo a la creación de redes de institutos de investigación nacionales especializados en el tema de la experiencia totalitaria,
-B) y la de un museo memorial de ámbito europeos de las víctimas de todos los regímenes totalitarios, con el objetivo de recordar a las víctimas de estos regímenes y de dar a conocer los crímenes cometidos por éstos,
16. La organización de una conferencia internacional sobre los crímenes cometidos por los regímenes comunistas totalitarios con la participación de representantes de gobiernos, parlamentarios, académicos, expertos y asociaciones, cuyos resultados deben de difundirse en el mundo entero,

17. El ajuste y la revisión de libros de texto de historia europea para que los niños puedan aprender y ser advertidos sobre el comunismo y sus crímenes en la misma forma que se les ha enseñado a comprender los crímenes nazis

18. La apertura de un debate amplio y profundo en toda Europa sobre la historia europea y la herencia comunista,

19. La conmemoración conjunta del 20 º aniversario el próximo año de la caída del Muro de Berlín, la masacre de la Plaza de Tiananmen y la matanza en Rumania.


Nosotros, los participantes de la Conferencia de Praga Conciencia Europea y el Comunismo, nos dirigimos a todos los pueblos de Europa, a todas las instituciones políticas europeas, incluidos los Gobiernos y los Parlamentos nacionales, el Parlamento Europeo, la Comisión Europea, el Consejo de Europa y otros órganos internacionales pertinentes, y los exhortamos a abrazar las ideas y las propuestas enunciadas en esta Declaración de Praga, y a convertirlas en medidas prácticas y políticas.
http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticu...
12 HERNAN, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:09
Interesante hilo (por lo menos a mí me lo resulta) y enorme capacidad de condensación de Don Pío.

Como siempre he pensado, lo que marca el paso de la historia son las ideas acompañadas de una fuerte carga económica.
Creo que don Pío subraya dos hitos científicos como fundamentales en el decurso de las ideas cosmovisionistas.
Uno, la evolución de Darwin, de la que nace, sin él tomar parte, el Darwinismo social que deriva, a través de Nietzsche y otros, en los totalitarimos del siglo XX.
Dos, la relatividad de Einstein, que vuelve a ser transplantada a lo social y a la cosmovisión, de un modo subjetivo y acientífico, dando cobertura y excusa científica a la ideología post-moderna del relativismo; cuyos frutos estamos viviendo actualmente.
Ambas ideologías tienen en común la exclusión de la idea de Dios y sus consecuencias catastróficas (con el posmodernismo no sabemos dónde acabaremos, aunque no pinta nada bien).

Dos anotaciones:
Aunque don Pío lo deja entrever, creo que un hito importante fue la ley de incertidumbre (o de indeterminación) de Heisenberg, que es la primera en colocar límites al conocimiento humano y que abrió las puertas a la mecánica cuántica de Planck. Esta ley rompe la idea de omnisciencia del hombre que campeaba hasta ese momento sin oposición.

En mi opinión y con el retroscopio, la postura de la Iglesia ante estos acontecimientos científicos no fue la más acertada, y fue incapaz de separar las evidencias científicas de sus consecuencias, uniéndose a los críticos que eran los verdaderos "enemigos" y finalmente adaptándose a los tiempos para sobrevivir.
La "nueva" Física abre un enorme campo para revisar la cosmovisión cristiana y hacerla compatible con los eventos científicos; porque la Física (la Ciencia) no nos va a decir si Dios existe o no, ni cómo es Dios, nos va a alumbrar en saber "lo que no es Dios".

Dos apuntes más

Otro de los límites curiosos de la Física se ha colocado en el origen. Es imposible saber que ocurrió en el "big bang" antes de 1 elevado a -23 segundos. Antes de ese momento no existía nada de lo que conocemos: ni gravedad, ni fuerza electromagnética, ni fuerza electrón-debil ni fuerte (los 4 principios de la Física). El principio del principio parece estar oculto tras un velo intocable.

Siempre me ha fascinado la famosa ecuación de Einstein E=Mxc2, por la que lo material y lo inmaterial se igualan, se hacen lo mismo, en función del tiempo.
Desgraciamente, no se han explorado suficientemente estas aportaciones de la Física por parte de la Metafísica, cuando es precisamente la Física la que nos dice donde está Dios.

Un saludo
13 manuelp, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:14
Respecto al juicio que le merecen al sr. Moa, a nivel personal, el almirante Cervera y el capitan Concas, no puedo estar más en desacuerdo.

Ambos arrostraron el fuego enemigo con valentia, y el capitan Concas, para dar ejemplo a la tripulación, mandó el buque desde fuera de la torre de combate, siendo herido grave y haciendose cargo del mando el propio Cervera.
14 manuelp, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:19
# 12 HERNAN

Siempre me ha fascinado la famosa ecuación de Einstein E=Mxc2, por la que lo material y lo inmaterial se igualan, se hacen lo mismo, en función del tiempo.

Me parece que nada tiene que ver el tiempo es esa ecuación, simplemente dice que la masa y la energia son dos manifestaciones de la misma cosa, es decir que la masa es una forma de energia.
15 Hegemon1, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:19
Todos sabemos lo que ha pasado en Santa Coloma esta semana. Los tejemanejes de los alcaldes socialistas y Convergentes.

Pues bien..lejos de que los medios de información catalanes condenen los hechos, los censuren e informen de ello a los catalanes, los editoriales de los periódicos de la Comunidad Autónoma de Cataluña, se han centrado en criticar la actuación de la justicia ESPAÑOLA en los "asuntos catalanes". A estos fascistoides nacionalistas antiespañoles no les importa que les roben, eso es un hecho sin importancia, o mejor dicho, lo normal en la Cataluña "modelna" e independentista, el hecho censurable es que la Justicia Española haya metido sus pezuñas en los asuntos de corrupción para impedir que estos jetas sigan robando. El Periodico en su editorial de ayer veía esta acción de la Justicia española contra la corrupción como un "acto contra Cataluña" y vienen a decir, más o menos, que "estos maketos como se atreven a meter sus narices en los asuntos catalanes".

Repito, el hecho censurable no es que roben, es que la "raza inferior española" les trinquen para que comparezcan ante la justicia.

Esto es el nacionalismo fascistoide de Cataluña, los verdaderos anticalatanes.
16 mescaler, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:21
#14 La velocidad de la luz sí tiene algo que ver con el tiempo, ¿no?
17 Hegemon1, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:21
Y sigue el ilustrado dale que te pego a ver si puede quedar bien parado de la travesía Cervera.

Usted tendrá su opinión, otros tenemos otra, no va cambiar pareceres ni quedar mejor por seguir saturando el tema.
18 manuelp, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:31
# 17

Mire, don Cenutrio, es la ultima vez que me dirigo a usted, únicamente para pedirle que me olvide y no se diriga para nada a mi. Como no albergo ninguna esperanza de que un cebollino como usted tenga el minimo estilo necesario para cumplir esa petición, desde ya le aplicó el mismo criterio de ignorarle que le aplica el participe mescaler. Punto y final.
19 manuelp, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:33
# 16

Pero la masa y la energia no se igualan en funcion del tiempo, el termino c representa la velocidad de la luz en el vacio que es una constante (que permanece invariable).
20 Hegemon1, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:39
17#

Sabía yo de sus andanzas finales y de sus "calificativos" dedicados a los demás que no le bailan el agua. Poca diferencia veo yo en sus insultos y en los de mescalero.

Yo hablaré de lo que me de la gana y diré lo que quiera y me salga de la moral porque usted no es nadie, nadie para decir que me calle...¿lo entiende usted ilustrado?

Y quede probado que usted fué el que comenzó a insultar. A falta de argumentos utilicemos insultos y descalificaciones ¿verdad?
21 Hegemon1, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:41
19#

Y luego me acusa a mi de decir nimiedades y cosas absurdas....¡¡valgame Dios!! si Einstein levantara la cabeza.
22 HERNAN, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:50
Manuelp

Si la velocidad es función del tiempo, v=e/t; según la ecuación de Einstein, la Energía está en función de la velocidad, y la velocidad está en función del espacio, luego la energía está en ción del tiempo, al igual que la masa.
23 Contable, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:53

La famosa ecuación simplificada de Eisntein, E = mc² , que sólo es válida para partículas cuya rotación se pueda despreciar (momento cero), porque caso contrario habría que poner la ecuación general completa, que es algo más compleja, muestra que la materia se compone de 2 partes, masa y energía, y que se pueden convertir de una en otra forma, conservándose la cantidad de materia constante. La energía es por tanto una forma de la materia, y la masa otra.

c es un símbolo abreviado y convenido, para representar la velocidad máxima de un fenómeno u objeto de masa en reposo no nula. Para las mentes infantiles, se le suele llamar velocidad de la luz en el vacío.

Al ser una velocidad, es por tanto, un cociente entre una longitu y un tiempo. El tiempo, pues, es esencial para esta constante.
24 Hegemon1, día 30 de Octubre de 2009 a las 12:55
Hay teorías que tratan de la Velocidad de la luz Variable. Eistein incluso dejó abierta esa posibilidad. Sabía que su tero´sia nop era perfecta. No empecemos a sentenciar. La velocidad de la luz se asume que es 299.792.458 m/s2 pero no se descarta que fuera diferente.
25 Contable, día 30 de Octubre de 2009 a las 13:08

Si la formulita de Eisntein, Don Alberto, la colocamos como E² = m²cⁿ + c²p², luego

E = ±(m²cⁿ + c²p²)½

de donde se saca, que existen dos ceros o raíces, uno positivo (materia) y otro negativo (antimateria, como ya postuló y demostró P.A.M. Dirac, sobre 1930.
26 Contable, día 30 de Octubre de 2009 a las 13:10

Ah, en #25 me he tomado la licencia de colocar un "n" en el exponente, que ruego se lea como "4", dado que el PC y LD no me permiten colocar un "4" en el exponente. Danke.
27 manuelp, día 30 de Octubre de 2009 a las 13:13
# 22 HERNAN

En la ecuacion referida, ni la masa ni la energia están en funcion del tiempo, pues c es un valor fijo que no depende para nada del tiempo.
28 Contable, día 30 de Octubre de 2009 a las 13:19

Para que una ecuación Física cuadre, se ha de cuadrar en valores, y en dimensiones. Las dimensiones de "c", se acostumbran a dar en m/s.

Pero a veces se expresa en Km/s o en cm/s, según interese.

A los ingleses les encantan las yardas, millas, pulgadas,.... / segundo. Y entonces, las cifras que aparecen son muy otras.

No olvidéis cuadrar las ecuaciones en cifras y también en dimensiones.

No se pueden sumar peras con melones y obtener ladrillos.
29 HERNAN, día 30 de Octubre de 2009 a las 13:21
La formulita de Einstein predijo en su día fenómenos que posteriormente se han descubierto, como los agujeros negros. La teoría de la relatividad especial funciona enormemente bien a lo hora explicar los fenómenos a gran escala, cósmicos. Pero Einstein fracasó cuando quiso unificar en una única teoría la física de lo grande y la física de lo pequeño (la relatividad general).
Mucho más exitosa fue la física cuántica para explicar el microcosmos, y numerosos descubrimientos e inventos validaron la teoría de Planck.
Desde hace años el gran anhelo de los físicos es establecer una única teoría que conjunte a las teorías de Planck y Einstein.

PD: como es evidente no soy físico, me baso en las argumentaciones de físicos "divulgadores" para los limitados mortales.
30 HERNAN, día 30 de Octubre de 2009 a las 13:29
manuelp

De acuerdo que c es un valor fijo, pero lo que expresa la ecuación es que se iguala la masa y la energía en función del tiempo.

c es un valor "grande" digamos, en otro post han puesto el valor concreto.
Qué pasaría si utilizáramos la ecuación con c-1? Ya no sería c, y el resultado sería que la materia sería casi todo energía con una minúscula cantidad de masa. Y c/2? la materia estaría constiuida por un 50% de materia y un 50% de energía. Sólo son ejemplos simples...
La ecuación es dinámica y es válida para distinos valores de c.
Creo que contable lo ha explicado muy bien.
31 Momia, día 30 de Octubre de 2009 a las 13:37
Descartes es el paladín del racionalismo; Hume, del empirismo; Kant es el prototípico representante de la Ilustración, y Hegel del idealismo; Marx y Nietzsche son materialistas, pero el materialismo de Nietzsche es más refinado que el de Marx, porque el de Nietzsche versa sobre el hacer, sobre la acción humana, mientras que el de Marx sobre lo hecho.

Tal vez Heidegger pase por ser el pensador más pujante del s. XX, que está a caballo entre dos corrientes de pensamiento muy influyentes en el siglo: la fenomenología y el existencialismo.
32 Momia, día 30 de Octubre de 2009 a las 13:42
Por su parte, Wittgenstein es el pensador más célebre de la corriente de pensamiento llamada filosofía analítica o del lenguaje, de mucho influjo en el mundo anglosajón.

Junto a éllos habría que estudiar a otros muchos pensadores de la historia de la filosofía moderna. Por ejemplo, en la época del racionalismo a Spinoza y Leibniz, y tal vez a Malebranche y Pascal. En la del empirismo inglés, a Hobbes, Locke y Berkeley. También a Rousseau, como demoledor de la Ilustración. En el idealismo europeo continental, a Fichte y Schelling.

En la filosofía contemporánea también habría que tener en cuenta a otros pensadores que se encuadran en diversas corrientes. Por ejemplo, dentro del materialismo, a algunos marxistas ortodoxos y a algunos revisionistas. Dentro del positivismo, a Comte. En el historicismo, a Dilthey. Del existencialismo a Kierkeggard, Jaspers, Marcel, Sartre, etc. Del psicoanálisis, a Freud. En la fenomenología, a Husserl, Hildebrand, Stein, Scheler, Hartmann, etc.

Tampoco han faltado neokantianos y neoidealistas. Dentro de la hermenéutica, a Gadamer. En la filosofía analítica, a Frege, y algún representante de los círculos de Viena, Berlín, Oxford y Cambridge, etc. En el pragmatismo, tal vez sea Peirce el padre del movimiento y el autor más destacado. En la filosofía del diálogo, a Levinas, Buber, etc. En el personalismo, a Mounier, entre otros muchos. En la filosofía de la ciencia, a Popper. En la teoría sobre la sociedad, a Habermas.

33 Momia, día 30 de Octubre de 2009 a las 13:46
Aparte de los precedentes, se podrían reseñar también un nutrido grupo de pensadores que volvieron su mirada a los clásicos y medievales y se inspiraron en éllos. Por ejemplo, Brentano recuperó el aristotelismo en el s. XIX, y en el s. XX Maritain, Nedoncelle, Gilson, Fabro, Pieper, etc., la filosofía medieval y, en especial, el tomismo.

Otros, como los de la Escuela de Frankfurt y los neomarxistas recuperaron en ese mismo siglo a Marx. No han faltado en nuestros días muchos otros pensadores relevantes e independientes tales como Zubiri, Spaemann, Wojtyla, y los españoles Millán Puelles y Leonardo Polo.

34 Momia, día 30 de Octubre de 2009 a las 13:54
En fin, se ha dicho y con razón que el positivismo científico, la hermenéutica histórica y el marxismo del siglo XIX contribuyeron a modelar gran parte del discurso científico del siglo XX, tanto en las ciencias sociales como en las humanidades.
35 crowley, día 30 de Octubre de 2009 a las 13:56
Una verdad, aunque sea desagradable, no deja de ser verdad. Puede no gustarnos nuestro origen simiesco, pero es nuestro origen. lo que debemos preguntarnos es... ¿En base a qué criterio de valor el ser humano ha llegado a considerar al animal como algo aborrecible? Detrás de ese criterio se esconde, bajo una pátina de ideas elevadas y trascendentes, el odio hacia nosotros mismos, surgido de nuestra impotencia (como todo odio)... como somos animales de mala calidad, odiamos al animal que somos y preferimos inventarnos un alma, una conciencia... pero la única conciencia es la mala conciencia, que surge en nosotros al contemplar nuestra naturaleza impotente y frustrada.
36 Momia, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:01
Leyendo tus comentarios Crowley, no cabe duda que vuelven a florecer las teorías de Darwin.

Saludos.
37 Hegemon1, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:21
35#

¿De verdad cree usted que nuestro origen es simiesco?

Por otro lado, yo no me considero fustrado por pertenecer a la raza humana y mucho menos tengo mala conciencia. Haber sido, o no, la raza elegida para poder evolucionar de la manera que lo estamos haciendo, si, ahora mismo seguimos evolucionando, no puede causarnos mala conciencia. Nos distinguimos, entre otras cosas, del resto de los animales, precisamente, por tener conciencia.
38 Hegemon1, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:23
Por cierto...para una raza que está frustrada y tenemos una naturaleza tan limitada, no está mal todo lo que hemos conseguido hacer en este planeta.
39 manuelp, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:25
# 30 HERNAN


Veamos, para empezar, los dos postulados de la teoria de la Relatividad Especial de Einstein (expresado en terminos para mentes "infantiles" como lo hacen todos los textos de Fisica).

Primer postulado:
Todas las leyes fisicas se cumplen por igual en todos los sistemas de referencia inerciales.

Segundo postulado:
La velocidad de la luz en el vacio es la misma en todos los sistemas de referencia inerciales y es, además, independiente del movimiento de la fuente emisora y del observador.


Una consecuencia de estos postulados es que el tiempo no transcurre por igual para dos observadores que esten en movimiento relativo uno con respecto al otro.

t=d.t´ es la formula de la dilatacion del tiempo

siendo: t= tiempo del observador 1, t´= tiempo del observador 2 y d= factor de conversión

d=1/(1-v^2/c^2)^1/2, siendo v la velocidad con que se mueve el observador 2 respecto al 1 y c la velocidad de la luz en el vacio.


Recordemos ahora la formulacion de la segunda ley de Newton:

Fuerza= m.v/t

Si imponemos la condicion de que v no puede crecer indefinidamente, sino solo hasta c, al aproximarnos a dicha velocidad, la actuacion continuada de la fuerza ya no produce aceleracion, lo cual solo puede explicarse si suponemos que la masa se incrementa con la velocidad.
Esta masa relativista tiene que cumplir dos condiciones:

1ª.- Debe alcanzar un valor infinito cuando v=c. De ese modo es imposible producir aceleracion a partir de dicha velocidad.

2ª.- La masa relativista debe coincidir con la del cuerpo medida en reposo (cuando v=0). Esta masa se denomina masa en reposo Mo.

La expresión de la masa que se ajusta a estas condiciones es:

M=Mo/(1-v^2/c^2)^1/2=d.Mo

Si suponemos que la velocidad inicial de una particula es cero respecto a un sistema de referencia dado, la energia cinetica de un cuerpo que se mueve con una velocidad relativa v es:
Ec=d.Mo.c^2-Mo.c^2

el primer termino depende de la velocidad del cuerpo y el segundo no y ademas es constante y se denomina energia en reposo.

Como d.Mo=M queda la ecuacion:

Ec=(M-Mo)^2.c^2

puesto que esta energia cinetica es, en realidad, una variacion de energia (desde el estado de reposo relativo hasta una velocidad v), se puede extender a cualquier variacion de energia y decir:

Incremento de energia= Incremento de masa.c^2

que es la ecuacion de Einstein.

Es decir que cualquier variacion de energia se traduce en una variacion de masa y viceversa.
Observe que las variables son la masa y la energia y el tiempo no influye nada.
40 DeElea, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:26
Lead.

(repito parte del mensaje añadiendo una nueva observación)

En cuanto a lo del Colon, resalto estas dos cuestiones que plantea:

Al ser movilizado para la escuadra de Cervera, le faltaban todavía por instalar los dos grandes cañones Armstrong, de 254mm:

Y por qué le faltaban?

y dice usted:

“Éstos no satisficieron las expectativas de las autoridades españolas y finalmente no fueron instalados. La entrega del barco se hizo al Gobierno español el 19 de mayo de 1897.

Es algo realmente curioso pues ese tipo de armamento era en su tiempo, digamos, de lo mejorcito que había, sino lo mejor y era el habitual de casi todas las armadas del mundo. ¿Entonces qué no satisfacía de esos cañones a las autoridades? ¿Acaso los había mejores? seria muy interesante averiguar quienes eran esas autoridades.

Y Ahora imaginense que el presidente de la Junta tecnica a la que no le gustan o no parecen satisfactorios estos cañones, que repito son si no los mejores al menos iguales a los mejores, fuese nuestro amigo el Tito Cervera.

lea este mensaje del ministro bermejo de 9 de enero del 98 (final pagina10 y pag 11):

http://www.archive.org/stream/guerrhispanoamer00ce...


En mi opinión yo reo que con el Tito Cervera todavía me he quedado corto.

41 Hegemon1, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:26
Haciendo un paréntesis al tema de hoy, quiero recomendar el artículo de Moa sobre Sabino Fernandez Campo.

http://www.libertaddigital.com/opinion/pio-moa/sab...
42 manuelp, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:28
# 39

La ecuacion Ec=(M-Mo)^2.c^2
le sobra el elevado a 2 de (M-Mo)
43 Hegemon1, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:32
40# DeElea:

Al que no satisfacían esos cañones era a Cervera. Presentaban anomalías a la hora de disparar y herían a los servidores del cañón. Por eso no se pusieron. Estaban en revisión en la casa ¿italiana? que los suministraba.
44 Hegemon1, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:42
39#

Sin intención de molestar ni meterme con usted, le pido por favor, que revise las ecuaciones que ha puesto usted. Hay un par de errores. Yo sólo le aviso, haga usted lo que quiera.
45 DeElea, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:43
43#

pues eso he dicho precisamente.
46 Hegemon1, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:43
39#

En realidad hay 3, pero uno ya lo corrigió usted en 42#.

Suerte.
47 Momia, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:45
Este ser mitológico del "eslabón perdido” o "gran mono", luego de engendrar al hombre primitivo, ha desaparecido, nada por aquí, nada por allá, nadie tiene la más remota idea de donde se ha metido; y es que después de Darwin la raza humana se siente huérfana; yo sin ir más lejos, desde que leí "El origen de las especies" he retirado el crucifijo de mi dormitorio y lo he sustituido por una hermosa fototografía de un Orangután.

La excelsa dignidad de esta sublime reliquia -el "eslabón perdido”- ha suscitado tanto fervor entre muchos científicos que desde hace más de un siglo se han emprendido innumerables peregrinaciones sacro-científicas para hallarlo; pero el Gran Mono es un Dios que se hace de rogar y se esconde en las profundidades de las cavernas; algún día lo descubriremos, no tengo ni la menor duda, y veremos que tiene dos hermosos cuernos, un gran rabo, lleva un tridente, y echa fuego por la boca.
48 Hegemon1, día 30 de Octubre de 2009 a las 14:48
47#

¿Y quién le dice a usted que ese Mono u Orangután no es el hijo de Dios, creación del divino?

¿Me lo puede usted demostrar con alguna teoria científica irrefutable?
49 Momia, día 30 de Octubre de 2009 a las 15:00
En ese bello relato de la lujuria, la avaricia y la muerte que son las "Comedias bárbaras" de Valle Inclán, los más primitivos instintos andan sueltos, iluminando sombríamente un ámbito de locura, que expresa bien el bufón Fuso Negro -¿el Gran Mono de Hegemón?, compañero de Montenegro en sus desdichas, loco lúcido dueño de fantasías macabras que ahondan la tragedia:

«¿Quiere hacerse ermitaño el señor mayorazgo? Irase el loco a reinar a sus palacios. Tendrá su manto de una sábana blanca y su corona ribeteada de papel. ¿Le cuento las burlerías del demonio mayor? Los cinco mancebos son hijos de su ciencia condenada. De la su mano derecha a cada cual diole un dedo con su uña para que rabuñasen en el corazón de mi hermano el señor mayorazgo. Hermano de este día, por parte de los caminos, y de pedir por las puertas y de la cueva para morir. ¡Tou, tou, tou!».
50 DeElea, día 30 de Octubre de 2009 a las 15:21
Hegemon 43#

Los cañones Armstrong eran de una calidad excepcional y contrastada y venían usándose habitualmente no solo por la armada española sino por muchísimas otras.

La serie Garibaldi consto de diez buques y si bien no todos fueron armados exactamente igual los que lo hicieron no tuvieron ningún problema. Por otro lado si el buque fue botado sin ellos ¿Cómo pudo probarlos el Tito?

« 1 2 3 4 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899