Pío Moa

« No es lo mismo un odio que otro / Diálogos a nivel ministerial | Principal | Sadismo “republicano” / Girauta sobre el PSOE / Una carta abierta a Prieto »

Una meditación / La trampa del WSJ / Economía y política

1 de Enero de 2011 - 10:56:38 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

 

Solemos considerar muy importante nuestro yo consciente. Por importancia entendemos el valor que damos a los sentimientos, intenciones  y actos voluntarios que vienen a configurar nuestra biografía. Pero los elementos principales de nuestra existencia escapan por completo a nuestro yo. Nadie  ha venido al mundo porque lo haya querido o decidido, ni se irá de él por su voluntad (queda el caso del suicidio, pero este rara vez es del todo voluntario, pues casi siempre está empujado por algún mal que opera como necesidad en la mente del suicida). No hemos decidido los rasgos y dones físicos, mentales o morales con que nacemos y que nos acompañarán mientras vivimos, y de los cuales tanto depende nuestro destino. El desarrollo de nuestro organismo es ajeno a nuestra voluntad y sentimientos. Nadie nace hombre o mujer porque lo haya deseado, ni pasa por la adolescencia, la juventud, la madurez y la vejez por haberlo querido así. Nuestro cuerpo no funciona con arreglo a nuestra voluntad, la cual ni siquiera es consciente de la complicadísima red de órganos y de la miríada de reacciones químicas que nos permiten estar vivos: solo sentimos nuestros órganos cuando funcionan mal, como un malestar o dolor, sin entender el detalle de lo que ocurre. Nacemos en una familia, en un medio social, en un país y en un tiempo que nos vienen dados y que casi siempre influyen de modo decisivo sobre nuestras vidas.  Nuestras mismas acciones conscientes solo son voluntarias en pequeña medida: el organismo, el estómago,  nos impone perentoriamente un pesado trabajo para alimentarlo, para continuar sus tareas internas inconscientes; y ese trabajo ocupa gran parte de nuestra actividad (“ganarás el pan con el sudor de tu frente”). La necesidad de reproducirnos y las conductas relacionadas con ella mueven nuestra psique, la condicionan y provocan los actos correspondientes.  A menudo oímos la enorme tontería de “decidir nuestro futuro”, o “nuestro destino”: nadie puede hacerlo más que en muy débil medida. No podemos controlar la mayor parte de los acontecimientos exteriores que marcan profundamente nuestra evolución personal: los encuentros, los conflictos, las amistades, los accidentes, los golpes de suerte… surgen al margen de lo que entendemos por “el yo consciente”; solo nuestras reacciones a esos sucesos son hasta cierto punto conscientes y deliberadas. Apenas podemos prever nuestro futuro, siempre sujeto a imponderables; pero también nuestro pasado se nos escapa en gran medida, pues la memoria voluntaria solo es capaz de reproducir  partes de nuestra biografía, y a menudo de forma distorsionada. Comparado con todo ello, nuestro yo consciente, que nos individualiza y que tanto valoramos,  viene a ser como un pequeño cristal incrustado en lo alto de una gran montaña y reluciendo al sol.

 

 Con todo, no cesamos un momento de obrar, de valorar, de juzgar nuestros actos e intenciones, y los del prójimo, todo lo cual constituye nuestra vida consciente. Pero aun así, esa vida consciente, la mínima parte consciente de la vida, conforma tan solo una porción ínfima, prácticamente indistinguible, de las acciones, sentimientos, saberes e intenciones que componen la sociedad,  al modo de gotas o moléculas de agua que chocan continuamente  entre sí  en la corriente de un río, y sin embargo terminan siendo arrastradas en una dirección. Dirección cuyo fin  escapa a su (nuestra) voluntad y consciencia.

 

 -------------------------------------

 

****Señor Pio Moa le invito que acuda a las fuentes del artículo (del Wall Street Journal) directamente y lo lea por completo y se dará cuenta que allí se afirma que es un grupo terrorista en el primer párrafo. Asimismo le invito a que lea el resto del artículo y verá que una cosa es que ETA diga que son los salvadores de lo vasco y otro que la gente se lo crea como menciona el artículo hablando del cambio de posturas que lentamente ha ocurrido en el mundo de los borrokas y sus amigos.

  

Precisamente ahí está la trampa del WSJ –en muy probable  colaboración con el gobierno proetarra de Zapo, pues ¿cómo, si no, pudo hacerse la entrevista?--: dar todo tipo de justificación y premio al entorno de la ETA que en un momento dado (porque la ETA está acorralada desde Aznar) cambia de táctica, o lo aparenta. Así, todas las enormes concesiones a la ETA en contra de la democracia, el estado de derecho y la unidad de España, quedan justificadas porque los asesinos, conseguida una parte enorme de sus exigencias y viendo muy difícil conseguir más, al menos de momento, “quieren la paz”.  La idea es una absoluta indecencia, supone la recompensa del crimen después de que entre los terroristas y el gobierno han liquidado la Constitución, entre otras cosas. Y por ahí va la chusma política, incluido Rajoy. ¿O ha criticado este la entrometida desvergüenza del WSJ?

 

****Muchos autores  anglosajones tienden a presentar todo lo que ocurre en el mundo como fundamentalmente influido por Usa o, antes, por Inglaterra. Incluso el asentamiento del bolchevismo. En España --no solo aqui, claro--suele, asimismo, confundirse el concepto de “apoyo” con el de “decisión”.  A nadie se le ocurre que la independencia de Usa es obra de la intervención española, pero por esa línea podríamos afirmarlo. Otra manifestación, esta del acreditado paletismo hispánico, es la afirmación corriente de que la Transición española estuvo “decidida”, “planeada” o “tutelada” por Usa. La arraigada ineptitud hispana --obra sin duda de una educación deficiente-- para el análisis algo matizado aparece a cada paso en los trabajos políticos e históricos, como un signo más de decadencia intelectual. Véase, por ejemplo, la inmensa mayoría de la producción, por otra parte muy copiosa, sobre la Guerra Civil, o la predominante confusión de conceptos sobre España y su historia (“La España musulmana”, por poner un ejemplo clásico y especialmente grueso). En cuanto a la Revolución soviética, de que algunos discuten aquí, el Estado Mayor alemán no solo permitió el paso de Lenin, sino que financió la propaganda bolchevique. ¿Porque simpatizaba con Lenin y sus ideas? No. Porque los bolcheviques querían abandonar la guerra contra Alemania y transformarla en guerra civil, y ello servía muy bien a los intereses germanos en la contienda mundial. Diversos banqueros y empresas useñas, alemanas y otras, ante el triunfo de los bolcheviques, quisieron hacer negocios y obtener ganancias en la URSS. ¿Simpatizaban con los bolcheviques? En absoluto (salvo excepciones). En el negocio se beneficiaban los soviéticos, pero también las empresas capitalistas. A su vez, los soviéticos ayudaron a rehacer el ejército alemán y luego se aliaron con Hitler: ¿convierte ello al Kremlin en patrocinador o director en la sombra del hitlerismo? Los empresarios capitalistas no deseaban el comunismo ni lo tutelaban. Deseaban las ganancias que obtenían de sus inversiones y exportaciones, pagadas por los soviets (no eran ningún regalo), tal como España tuvo que pagar las ayudas soviéticas, las alemanas o las italianas. Por cierto que la URSS no solo movilizó el oro, también el arte de muchos museos, del cual exportó grandes cantidades. Igual, casualmente, que el Frente Popular en España: la única explicación lógica del robo (pues fue eso) de los cuadros del Museo del Prado y otros, es su utilización como medio de pago a la URSS una vez agotado el oro del Banco de España (el Frente Popular gastó mucho más que Franco en la compra de armas). Durante la Guerra Civil, el gobierno useño permitió la exportación de petróleo a Franco, pero no hay ninguna duda de la fundamental hostilidad de ese gobierno al bando nacional.  La España franquista exportó camiones, autobuses, pesqueros modernos, etc., a la Cuba de Castro, como han hecho otras exportaciones Canadá y diversos países más. ¿Deberíamos deducir que a Franco le gustaba el comunismo y que  la supervivencia del castrismo se debe a él?

  Este tipo de “análisis” suele provenir de cierta derecha. Si los marxistas consideraban la economía como base de la política, estos van más allá e identifican directamente a una con la otra ("La economía lo es todo", ha sentenciado el pensador pepero). Pero la lógica de la economía no siempre coincide con la de la política, y no pocas veces ambas se oponen entre sí. Aparte de que la capacidad de previsión de gobiernos y empresas es limitada por mucho que, como dice Rajoy, se empeñen en “mirar al futuro”. Esto es una limitación del ser humano, que nunca puede prever las consecuencias últimas de sus actos. Las decisiones nunca logran tomar en cuenta todos los factores presentes en juego, menos aún los factores no presentes que surgirán en el curso del desarrollo; y se decide a menudo por intereses, a veces muy perentorios, a corto o medio plazo, que pueden generar resultados imprevistos y contradictorios a plazo algo más largo. No entender estos hechos elementales permite construir las conspiranoias más delirantes.



****Las Mossos se disfrazan de ladronas ligeras de ropa. ¿Fingen, o es lo que les va la marcha?  La cabra tira al monte.

 

****Garzón ocultó otra cuenta en el Citibank de Nueva York. El juez estrella. De la prevaricación.

 

****La sentencia sólo da credibilidad a los asesinos de la T4 y a sus testigos. Naturalmente. ¿A quiénes se la iba a dar, si no? En el país de Zapo.

 

 

Comentarios (124)

« 1 2 3 »

1 Hegemon1, día 1 de Enero de 2011 a las 12:18
Puede que el hombre se comporte de una forma inconsciente o involuntaria en una gran parte de sus acciones y que no seamos dueños de nuestros actos, ni siquiera de nuestra procedencia o existencia pero la parte, la porción de consciencia, de razón, de voluntad que dominamos y que determinamos a mi me parece tan trascendental, tan importante, define lo máximo nuestra persona hasta el punto de que se trata de nuestro propio yo, la parte de nuestra razón de ser. Esta parte voluntaria domina y ordena la otra parte.

El ser humano tiene una gran capacidad de adaptación, de supervivencia, de conformismo en aquellas cosas que dice Moa que nos son impuestas que parecen haber sido elegidas previamente por nosotros mismos antes de venir a este mundo. Como si nosotros mismos eligieramos dónde, cuando y con quién empezar una nueva existencia.
2 Eneas_, día 1 de Enero de 2011 a las 12:24
Buenos días y feliz año nuevo a todos.

En su meditación inicial el señor Moa me ha recordado vagamente a la obra de un filósofo francés y colaborador en la elaboración de la Encoclopedia llamado Claude Adrien Helvétius (1715-1771).

En su obra principal, Sobre el espíritu, frente a San Agustín, que sitúa la verdad en el interior del hombre, Helvétius subraya el papel central que la "exteriridad" juega en su desarrollo y en la formación del hombre.

El intelecto o alma -sprit- no es un ente autónomo y autoactivo, sino una mera prolongación o derivado del entorno físico o material.

Lo mismo ocurre con otras facultades humanas y su desarrollo en el mundo de la moral o las ideas, que son producto del "entorno histórico", esto es, de las condiciones reinantes en cada respectiva época y nación en la cual nos ha tocado vivir.
3 manuelp, día 1 de Enero de 2011 a las 12:39
Pero aun así, esa vida consciente, la mínima parte consciente de la vida, conforma tan solo una porción ínfima, prácticamente indistinguible, de las acciones, sentimientos, saberes e intenciones que componen la sociedad, al modo de gotas de agua en la corriente de un río cuya orientación general escapa asimismo a nuestra consciencia.

Pero esa gota de agua puede transformarse a veces en todo el río. Como dice el personaje Rubachof (trasunto de Bujarin) a punto de ser fusilado en una de las purgas stalinistas en "El cero y el infinito".

Y, sin embargo, había caminos que llevaban hacía él. A veces respondía de improviso con el simple recuerdo de una melodía, las manos juntas de la "Pietá" o ciertos recuerdos de la infancia. Sus vibraciones respondían a ciertas llamadas como un diapasón, y, una vez que estos ecos se despertaban, se producía uno de esos estados que los místicos llaman "éxtasis" y los santos "contemplación". Los psicólogos modernos reconocen como un hecho la existencia de esto y lo llaman "sentido oceánico". Realmente la personalidad se disolvía como un grano de sal en el mar, pero al mismo tiempo el infinito del mar parecía caber en un grano de sal. El grano no podía localizarse ya en el tiempo ni en el espacio. Era un estado en el que el pensamiento perdía toda dirección y se ponía a dar vueltas en redondo, como la aguja de la brújula en el polo magnético; hasta que terminaba por desprenderse de su eje y viajar libremente a través del espacio, como un haz de luz en la noche y entonces parecía que todos los pensamientos y todas las sensaciones, incluso el dolor y la alegría, no eran más que rayas espectrales del mismo rayo de luz, descompuesto por el prisma de la conciencia.
4 Eneas_, día 1 de Enero de 2011 a las 12:43
El último párrafo da la impresión de estar impregnado de cierto sentido metáfisico.

Aunque como dijo La Mettrie en su intento de superar la Metafísica: "No nos perdamos en lo infinito, pues no estamos hechos para tener una noción siquiera mínima de lo que es". ¡Buen consejo!

En mi opinión, la Metafísica es una simple logomaquia artificial.
5 OJ, día 1 de Enero de 2011 a las 12:46
Sobre la meditación

(Escribí algunas de estas líneas hace tiempo...)

En nuestra vida, si hacemos memoria, siempre hay (ante todo) personas. ¿Quién nos habló de estudiar en aquella ciudad? ¿Qué hubiera ocurrido si aquella persona no te hubiese ayudado entonces? ¿Qué hubiera pasado si...? La vida es el entretejerse de las libertadas individuales: cada uno las va incorporando a su vida, configurando nuestra propia biografía.

Por otro lado, lo característico de la vida humana es la autonomía: cada persona se mueve a sí misma y por eso cada una es un fin en sí misma, no pudiendo ser un medio para nadie (ni para ella misma). Eso es lo que determine a las personas: el tenerse a sí mismo. Si una persona no se tiene a sí, no sería tal. ¿Puede ser libre una persona que no dispone de sí? ¿Puede tenerse una persona que no se conoce? Quien no se tiene no puede conducir su vida. Sus actos están presididos por un querer y un conocimiento, y eso es lo que los convierte en seres libres. A partir de aquí: ¿cómo orientar nuestro 'yo consciente'?

Hemos de empezar con el replanteamiento del concepto de 'vida' y 'existencia', al que Don Pío ha hecho referencia en varias ocasiones: Nacemos en una familia, en un medio social, en un país y en un tiempo que nos vienen dados y que casi siempre influyen de modo decisivo sobre nuestras vidas.

La vida, "nuestra existencia", hemos de considerarla como un regalo, especial y radical: es el regalo que implica lo que consisto y soy. ¿Merecemos la vida? No, porque yo no soy yo antes de la concepción de mi persona. En otras palabras, la nada no merece nada.

Contemplemos ese regalo, por ejemplo, al despertarnos. Preguntémonos: "¿por qué estoy yo vivo, aquí y ahora? ¿podríamos haber dejado de vivir durante la noche?"; o pensemos: "¡qué bien: tengo un día entero por delante a estrenar y de él, un jugo entero que puedo exprimir!" (Paradójicamente nos sorprendemos de lo contrario: “fulanito murió esta noche, en la cama, mientras dormía…”, etc.). En resumen: la gente tiene que contemplar todos los días el regalo de su vida como una cosa que no merece. Que una persona se admire de la vida, acoja y acepte con el máximo agradecimiento el ser que es y la vida que tiene, hace que todo cambie y se instala en una nueva posición en el mundo.

Ahora bien, ¿es en efecto un regalo? Cuando un amigo me regala algo por mi cumpleaños, yo intento, en el día de su cumpleaños, hacerle otro. Si somos deudores del regalo de nuestra vida, supongo que también habrá que corresponder esa deuda, ¿no? ¿Y cómo se lleva a cabo? Se me ocurren dos maneras: 1) regalar y generar vida nueva, o 2) darse a los demás.

Pero sigamos hablando de "regalos": cuando donamos algo, algo perdemos. No podemos regalar todo el tiempo. Regalar, desde un punto de vista material, es un mal negocio. Pero desde el punto de vista humano, cuanto más damos, más tenemos. Pongo un ejemplo: yo regalo un kilo de trigo a una familia que lo necesita para comer y me quedo sin ese kilo. Pero yo he ganado en generosidad. ¿Cuánto vale el gramo de generosidad? ¿Qué vale más, el precio del trigo o el haber ganado “5 puntos” en generosidad?

Cuantos más damos cosas materiales, más "cosas" espirituales ganamos. Y cuanto más damos de nuestro tiempo, de nuestras ilusiones... en general, de nuestra persona, todavía crece más eso que nos enriquece espiritualmente.

Es desde aquí -y ya quizás me salgo un poco del tema- desde donde se traza el mayor alegato contra el aborto. Frente a la mentalidad abortista “quítate de la vida, que me pongo yo”, “no te doy la vida, porque me basta con la mía”; existe una mentalidad de la gente rica de verdad: “allí donde yo esté, siempre habrá un lugar para ti”; “allí donde yo esté, siempre estarás tú, aunque yo tenga que dejar de estar”.
6 paserifo, día 1 de Enero de 2011 a las 12:55
Buena meditación.

Este año hay que leer a Séneca.
Y el Eclesiastés o libro del Predicador, que es el libro por el que muchos deberían empezar cuando quieran leer la Biblia.

Salud y feliz año nuevo a todos los buenos.
Y los malos, que se rediman y que sean felices entonces.
7 manuelp, día 1 de Enero de 2011 a las 13:00
Si, el mismo Rubachof sigue reflexionano en espera del ejecutor de la NKVD que le disparará el tiro en la nuca.

El Infinito era una cantidad políticamente sospechosa, el "Yo" una cualidad sospechosa. El Partido no reonocía su existencia. La definición del individuo era: una multitud de un millón devidida por un millón.
El Partido negaba el libre albedrío del individuo, y al mismo tiempo exigía de él una abnegación voluntaria. Negaba que existiese la posibilidad de escoger entre dos soluciones, y al mismo tiempo exigía que se escogiese la buena. Negaba que tuviese el individuo la facultad de escoger entre el bien y el mal, y al mismo tiempo hablaba en tono patético de culpabilidad y traición. El individuo, ruedecilla de un reloj con cuerda para la eternidad al que nada podía deter o influir estaba colocado bajo el signo económico, y el partido exigía que la ruedecilla se revolviese contra el reloj y le cambiara de movimiento. Tenía que existir en alguna parte un error de cálculo; la ecuación no marchaba.
8 olioagua, día 1 de Enero de 2011 a las 13:02
Acertadísimo comentario D Pio que ayuda a zanjar las especulaciones respecto a tantos temas.

No creo sin embargo que sea monopolio del hispano.

En los procesos discursivos suelen adolecer del mismo error, toman como premisas hechos o episodios de importancia relativa que amplifican o tergiversan todo lo que les permite su ensoñación, perdiendo el sentido de la perspectiva en el proceso, y a partir de él deducen las conclusiones sin tomar en consideración todos los demás hechos fundamentales que configuran la realidad.

Es complicado debatir con ellos, porque cuando uno pierde la perspectiva y valora de igual manera sucesos que o no son en absoluto comparables, puede que ni siquiera estén interconectados o los malinterpretan a su antojo, lo único que se consigue es dar y dar más vueltas en un callejón sin salida.

Estos fallos suelen llevarles, como bien señala, a construir las conspiranoias más delirantes.

Y quiero aprovechar la ocasión de empezar el nuevo año, para agradecerle la vitalidad que insufla a su blog y nos regala a todos los lectores y participantes.

A usted y a todos, les deseo lo mejor para este año que nos toca vivir y que termine pronto el sufrir que no merecemos.
9 olioagua, día 1 de Enero de 2011 a las 13:07
manuelp #3

Muy bellas palabras para describir lo que también los mentalistas llaman experiencias del yo superior.
10 OJ, día 1 de Enero de 2011 a las 13:11
Demos por zanjado el asunto de la divulgación o empecemos a cerrarlo, porque ya se alarga demasiado.

Por favor, D. Pío, revise las intervenciones del hilo anterior de pedromar (#14-#15 y #134) y OJ (#132, en el que comento "Un ejemplo de cómo difundir una entrada por las redes sociales, aunque lo hagan para decirte que contribuyes con la Antología del Disparate demagógico") y cierre el tema.

*

Como andaluz, tengo especial interés en el tema de las fosas comunes que ha dado la Junta. Sigo sin explicarme estos números...

Ya comenté que hay fosas comunes en esta lista que son individuales (sic), que muchas no están localizadas y otras no albergaban los restos que se andaban buscando.
11 manuelp, día 1 de Enero de 2011 a las 13:37
# 10 OJ

A lo mejor tiene usted información sobre los sucesos desarrollados en Sevilla los días 18 y sucesivos de julio de 1936, me refiero al desempeño de las milicias izquierdistas al mando, creo, de Andrés Palatín en los enfrentamientos con las tropas de la 2ª división orgánica al mando de Gonzalo Queipo de Llano. No encuentro información de ello por ninguna parte.
12 OJ, día 1 de Enero de 2011 a las 14:00
#11 manuelp

Sé bastante poco de los sucesos de aquellos días. Hace unos meses Nicolás Salas publicó un libro sobre la Guerra Civil en Sevilla que tuvo bastante difusión aquí, pero que no lo he llegado a leer.

Por otra parte están las memorias de Queipo de LLano, de las que sólo he leído algunas partes que nada tenían que ver con los primeros días de la Guerra.

Así que nada, lo siento.
13 OJ, día 1 de Enero de 2011 a las 14:04
[La identidad personal en la meditación de Pío Moa]

Se me ocurre también que la meditación de D. Pío puede llevar a la volatilización de la identidad personal, ya que al estar nuestro futuro "siempre sujeto a imponderables", al ser "los elementos principales de nuestra existencia escapan por completo a nuestro yo", etc., la conciencia humana -el 'yo consciente'- es, sin duda, incapaz de integrar una unidad de sentido que sirva como base de la identidad personal.

Las consecuencias de esta "carencia" (o falta) de identidad personal no son otras que la incapacidad de comprometerse y ser fiel, que supone, en un modo absoluto, la imposibilidad de ser feliz. Así, el hombre no tendría más opción que vivir en exclusiva para sí mismo.
14 catlo, día 1 de Enero de 2011 a las 14:14
Interesante meditación, Sr. Moa. Quedaría por añadir la cuestión del sentido. En esa meditación hay mucha sabiduría en tanto reconocimiento humilde de la condición humana. Y, en paralelo a ese saber, el sujeto se interroga por el sentido tanto de su propia existencia como de las sucesivas experiencias que sobrevienen a lo largo del tiempo; experiencias que el sujeto necesita integrar en algún tipo de narración para construir algún trayecto con sentido, una memoria que se va construyendo constantemente. Claro que esa construcción es en buena medida inconsciente, por eso nuestro inconsciente sintoniza con los relatos que la cultura ha ido creando y por eso nos sentimos afectados por ciertas obras de arte, porque sabemos que ahí hay una verdad. Esto es relevante, pues empezamos a saber eso, a ser conscientes de eso, de modo que el pensamiento filosófico y científico debe incorporar el análisis cuidadoso de la cultura, pues es ahí donde se juega la salud de la civilización.
En esa meditación se lee: “La necesidad de reproducirnos y las conductas relacionadas con ella mueven nuestra psique, la condicionan y provocan los actos correspondientes.” Tengo dudas sobre si resulta adecuada la expresión “la necesidad de reproducción”. Tal vez se refiera a que se trata de una necesidad inscrita en nuestra condición biológica, pero resulta que las sociedades avanzadas parece que han decidido no reproducirse. Es decir, enormes masas han asumido consciente o inconscientemente que es mejor no tener descendencia y esas masas se caracterizan por el hedonismo y el narcisismo, a la vez que se dejan llevar por postulados ideológicos ecologistas, feministas y progres en general. De otra manera, para las masas de la civilización occidental la reproducción no tiene sentido.


15 1132CPCF, día 1 de Enero de 2011 a las 14:27
[Excelente y magnífica iniciativa]

IN MEMORIAM:
No olvidar lo inolvidable

Homenaje a las víctimas mortales de ETA
1 de Enero de 2011 - 11:41:47 - M.J. Grech

Mañana iniciamos en Libertad Digital un homenaje a las víctimas mortales de la barbarie etarra, en lo que pretende ser un recuerdo no sólo de los asesinados, también de sus familiares, compañeros y amigos. Porque mantenemos entre nuestros principios la defensa de las víctimas del terrorismo, la defensa de su Memoria, Dignidad y Justicia.

Nos sentimos en deuda con las víctimas del terrorismo y creemos que bajo ningún concepto la conveniencia política o cualquier otro tipo de interés puede ponerse por encima de aquellos que, en definitiva, murieron por todos nosotros. Porque todos somos víctimas del terrorismo y, potencialmente, todos podemos ser víctimas de un atentado terrorista.

Con motivo del décimo aniversario del nacimiento de Libertad Digital, Francisco José Alcaraz escribió un artículo, El periódico de las víctimas del terrorismo, en el que podíamos leer, entre otras cosas, que "la existencia de Libertad Digital ha supuesto uno de los pocos altavoces que este colectivo ha tenido para seguir reivindicando la memoria, la dignidad y la justicia. Es por eso por lo que nunca podremos agradecer bastante a Libertad Digital su solidaridad, su implicación y su resistencia a la imposición de un proceso de negociación con los asesinos de ETA (...) Las víctimas del terrorismo, que somos todos los españoles en su conjunto, siempre hemos tenido un espacio en Libertad Digital, estuviéramos de actualidad o no (...) Para Libertad Digital, las víctimas del terrorismo siempre hemos estado y seguimos estando de actualidad".

En unos momentos en los que se anuncia, una vez más, la posibilidad del fin de la banda asesina, cuando los rumores sobre un comunicado definitivo son cada vez más insistentes, nos ha parecido importante realizar este homenaje diario. Y decimos "diario" porque apenas hay un día en el calendario en el que no vayamos a tener que recordar a una víctima de ETA.

Cada día nuestros lectores podrán encontrar una breve semblanza de aquellas personas que murieron asesinadas por ETA y, cuando ha sido posible, información sobre el calvario personal de sus familiares, amigos y compañeros, así como sobre la situación judicial en la que se encuentra cada caso.

El criterio utilizado para la elaboración del calendario ha sido el de la fecha real de la muerte de cada una de las víctimas, que no siempre coincide con la del atentado. En muchos casos las víctimas han muerto días, meses, incluso años después de los atentados, lo que ha supuesto para ellos y sus familiares un dolor y un sufrimiento añadido al ya de por sí inmenso dolor que supone la pérdida de un ser querido. El mismo criterio hemos utilizado para los casos de secuestros que terminaron, desgraciadamente, con el asesinato de aquellos a los que previamente los terroristas habían privado de libertad. Por otra parte, hemos utilizado básicamente el listado de víctimas del Ministerio del Interior. Es un criterio quizás restrictivo, y que nos puede llevar a cometer alguna injusticia, pero es el único fiable.

En muchos casos ha sido difícil encontrar datos, más difícil cuanto más atrás en el tiempo hemos tenido que remontarnos. La información la hemos obtenido, esencialmente, de las hemerotecas de los periódicos y agencias de noticias, y de webs como la de la Guardia Civil, especialmente castigada por la violencia etarra. También nos han sido de gran provecho el monumental Vidas rotas, de Rogelio Alonso, Florencio Domínguez y Marcos García Rey, muy especialmente para los datos sobre la situación judicial de cada uno de los casos; Todas las víctimas del terrorismo, de Kepa Pérez, y Víctimas del Terrorismo, 1968-2004, de Belén Pulgar.

Como decíamos al principio, también queremos que sea un homenaje a los familiares de los asesinados, a los cientos de viudas, huérfanos, padres, hermanos, compañeros, amigos... que vieron cómo sus vidas quedaron truncadas por la muerte de sus seres queridos. Animamos a todos ellos a que se pongan en contacto con nosotros y dejen constancia de su testimonio en victimaseta@libertaddigital.com.

Queremos que las víctimas siempre encuentren un lugar donde poder hacer oír su voz. No olvidamos. No podemos olvidar lo inolvidable.


http://blogs.libertaddigital.com/in-memoriam/homen...
16 LeonAnto, día 1 de Enero de 2011 a las 14:37
Feliz Año a todos.

Dice hoy Moa: "el Frente Popular gastó mucho más que Franco en la compra de armas", sobre todo porque gran parte del dinero no llegó a su destino, y acabó en los bolsillos de los responsables (?) frentepopulistas.
17 manuelp, día 1 de Enero de 2011 a las 14:41
# 12 OJ

Gracias. Pues precisamente fue leyendo un libro de Nicolás Salas "Morir en Sevilla" donde encontré los pocos datos que tengo sobre los primeros momentos de la sublevación del 18 de julio que me despertaron la curiosidad por saber más. Me apunto el libro.
18 1132CPCF, día 1 de Enero de 2011 a las 14:46
PROBABLEMENTE OBRA DE UN TERRORISTA SUICIDA
21 personas asesinadas en un atentado contra una iglesia de Egipto

Un total de 21 personas han muerto y 43 han resultado heridas por la explosión de una bomba frente a una iglesia cristiana de la ciudad egipcia de Alejandría, en la última medianoche del año, según han confirmaron las autoridades.

http://www.libertaddigital.com/mundo/21-personas-a...
19 clavius, día 1 de Enero de 2011 a las 14:52
Lo de las Mozas podría haber sido peor.

Yo le tuve que dar 7 vueltas al titular hasta que me dí cuenta de que eran Mozas y no Mozos; pensé que los Mozos se habían travestido de putillas, lo cual no hubiera escandalizado a nadie.

Es lo que pasa con la nueva línea de LD: no quieres entrar a las noticias del hígado pero al final entras;Nivelazo.
20 manuelp, día 1 de Enero de 2011 a las 14:57
****La sentencia sólo da credibilidad a los asesinos de la T4 y a sus testigos.

Esto es una clara muestra de que cuando las circunstancias son excepcionales el Estado de Derecho no puede funcionar normalmente, es decir que cuando la libertad ciudadana está disminuida o desaparecida el principio jurídico de que todo ciudadano debe ser juzgado por sus jueces naturales se puede desvirtuar completamente.

El largo camino que empezó cuando los asesinados en atentados terroristas eran enterrados de forma cuasi-clandestina y muchos sacerdotes se negaban a condenar a sus asesinos en los funerales ha conducido ahora a sentencias como esta o aquella otra de un jurado popular del Pais Vasco, absolviendo al asesino de dos policias autonómicos que fueron a detenerle.
21 solapado, día 1 de Enero de 2011 a las 15:15
Parece que Cascos deja el PP:

http://www.elcomerciodigital.com/20110101/mas-actu...

Yo sigo sin entender por qué este partido le tiene tanta tirria a las primarias entre sus afiliados
22 clavius, día 1 de Enero de 2011 a las 15:16
Por cierto, como regalo de Año Nuevo os dejo el enlace a la recreación radiofónica de la Ilíada.

Absolutamente impresionante:

http://www.rtve.es/radio/20101230/homero-iliada-al...
23 manuelp, día 1 de Enero de 2011 a las 15:35
#8 olioagua

Efectivamente, la base para todas las conspiranoias posibles es real, pero despues se sacan consecuencias disparatadas.
Por ejemplo sobre el tema al que se refiere el sr. Moa, de las ayudas al bolchevismo, la "operación Trust" existió realmente.

http://es.wikipedia.org/wiki/Operaci%C3%B3n_Trust

nota: el disparate que dice la wiki, atribuyendo la operación a la KGB, cuando fueron la Cheka y la GPU es tipico de ella.

Luego viene cualquiera y dice que como el capitalista fulano dio dinero al Trust y este era un apaño bolchevique se deduce que el bolchevismo lo inventaron los capitalistas.
24 pedromar, día 1 de Enero de 2011 a las 16:16

Para conspiranoia la de que el 11-m fue obra de "islamistas+etarras+policía+marroquíes. Glupssss". Conspiranoia propia del sultán de Mamertania y comendador de los cretinos.
25 lead, día 1 de Enero de 2011 a las 16:38
[Fatalismo; los líderes que nos sacaron de la caverna (y lo siguen haciendo) no lo tenían]

Acerca de la meditación de hoy de Moa (dos primeros párrafos) no cabe si no reconocer que las limitaciones del ser humano son innegables:

La necesidad de reproducirnos y las conductas relacionadas con ella mueven nuestra psique, la condicionan y provocan los actos correspondientes. A menudo oímos la enorme tontería de “decidir nuestro futuro”, o “nuestro destino”: nadie puede hacerlo más que en muy débil medida. No podemos controlar la mayor parte de los acontecimientos exteriores que marcan profundamente nuestra evolución personal: los encuentros, los conflictos, las amistades, los accidentes, los golpes de suerte… surgen al margen de lo que entendemos por “el yo consciente”

Pero el manifiesto fatalismo que se desprende de la meditación no parece que estuviera presente en las ideas de aquellos líderes del pensamiento, la invención y la acción que, desde la caverna Paleolítica, nos han marcado el camino hasta hoy.

Sigue Moa:

Comparado con todo ello, nuestro yo consciente, que nos individualiza y que tanto valoramos, viene a ser como un pequeño cristal incrustado en lo alto de una gran montaña y reluciendo al sol.

Pues desde que salimos de la caverna, pasando por la civilización de Atenas, la de Roma (que reconoce la individualidad del ser humano, "la persona humana"), el renacimiento del pensamiento desde el siglo XII y el optimismo de la cultura individualista liberal, tanto en política como en economía, no hemos hecho sino progresar. La mayor parte de la población mundial de hoy (unos 7.000 millones de personas) vive gracias a ese optimismo ( o ausencia de fatalismo):

Durante los tres o cuatro primeros millones de años [fase paleolítica]...la especie humana [grupos de cazadores y recolectores] fluctuó en todo el planeta entre los 3 y 10 millones de individuos. Hacia 10.000 años antes de Jesucristo...sucedió...la "revolución neolítica" (invención de la agricultura, la ganadería, el artesanado, el sedentarismo)..que llevó a la población mundial a unos 250 millones de individuos en tiempos de Cristo. Desde entonces hasta el siglo XVIII se duplicó y un poco más [multiplicación por 100 en unos 12.000 años].

Pero, acto seguido, en no más de dos siglos y medio, es decir, de 1.750 a 2.000, la población mundial ha pasado de 700 millones a 6.000 millones; ...la aparición de más de 5.000 millones de personas ...y el planeta Tierra se encuentra inopidadamente en condiciones de alimentarlas. Cuando se sabe que esta explosión demográfica empieza en Europa y no concierne a los demás continentes hasta que van teniendo relaciones con Europa, parece que la única explicación racional de este cambio explosivo es la modificación que tuvo lugar en la organización interna de las sociedades de este continente. Así, hay que decir, aunque sorprenda a algunos, que los 5.000 millones de personas suplementarias aparecidas en la Tierra desde 1.750 son los hijos y las hijas del capitalismo y, en este sentido, los hijos y las hijas de Occidente.


[ver post #87]

http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado...

¿Qué pasa, que en este blog de este periódico liberal, "Libertad Digital", soy el único optimista que cree en la libertad como valor supremo que permite al individuo, con todas las limitaciones que correctamente apunta Moa, tratar de realizar sus propios planes vitales?

En mi modesta opinión -- y reconocidas esas limitaciones-- es el poder del Estado, ese invento nuestro, laico y prosaico, que debería estar a nuestro servicio, el que mayores limitaciones nos está poniendo a nuestro desarrollo personal, como ayer señalaba egarense (con otras palabras). El Estado, el Leviatán de Thomas Hobbes, se está conviertiendo --quizá nunca dejó de serlo--en un "ente en sí y para sí". Hacer nuestro el Estado, poner a los políticos y funcionarios (cuyos magníficos sueldos pagamos) a nuestro servicio, esa es hoy una de las grandes tareas para que nuestra libertad de actuación y de realización sea efectiva.
26 doiraje, día 1 de Enero de 2011 a las 17:53
Bueno, antes que nada desearles a todos un feliz año 2011, en especial a D. Pío y su familia. Que el Señor les colme de gracia y bendiciones.

Hermosa meditación para comenzar el año. Y profunda. Cabría considerar muchos aspectos en ella, a cual más interesante (la noción de yo y de identidad, la construcción de las mismas y su origen, la constitución antropológica entre conciencia, voluntad, juicio y acto, etc.). Pero me quedo con lo que me parece es la esencia del mensaje de su meditación: el sentido de una vida cuyos parámetros fundamentales escapan a la propia dimensión humana objetiva.

En efecto, esta es la gran cuestión. Ante la visión objetiva del hecho humano, de su propia condición de existencia, nada más enigmático y en principio desolador. Apenas nada sustancial depende de (o se origina en) nosotros, comenzando por el propio hecho de ser. Desde el Paleolítico, el hombre sintió la necesidad de llenar este hueco de sentido en cuanto que fue consciente de forma racional del hecho de su propia condición de existente.

Freud consideraba el yo como aquella instancia psíquica (entiéndase instancia no tanto en el sentido de un lugar como de una determinada función que la mente humana debe desempeñar) que debía embridar tres poderosos y vigorosos corceles que tienden a desbocarse con cierta facilidad: los instintos (o pulsiones, dicho más propiamente en la jerga freudiana), la moral y los imperativos objetivos del entorno (mantenimiento de la propia integridad física: higiene, manutención, etc.). Bien. Aun en el caso de que tal yo humano consiga embridar de forma adecuada todas las dimensiones de su naturaleza (algo que es una dura conquista adquirida a través de la educación afectiva del sujeto humano, y no una realidad congénita), queda sin responder ni el para qué ni el por qué de esa estructura que nos viene dada por nuestra naturaleza. ¿Vivir para qué, por qué? ¿En dónde ponemos nuestra esperanza? ¿Cuál es el motor de nuestra vida? ¿Satisfacer nuestras pulsiones más bajas (instintos) o más altas (moral), o alcanzar el bienestar social por medio de un buen trabajo bien remunerado que nos aporte el prestigio y el estatus social adecuado que se considera en cada tiempo?

Todas estas preguntas no las podemos contestar desde nuestro limitado yo ni desde nuestras limitadas condiciones que posibilitan y caracterizan nuestra existencia. Sin embargo, aunque las respuestas trasciendan nuestra condición, es en ella donde se dan las pistas para hallarlas, pues nuestra naturaleza apunta a las mismas como el arco tensado incluye en sí el movimiento de la flecha a la que trasmite su impulso.

Y lo dejo aquí para que meditemos en ello.
27 manuelp, día 1 de Enero de 2011 a las 18:15
Gracias por sus buenos deseos e igualmente para usted y los suyos, doiraje.

Bueno, entre el optimismo antropológico de lead, a lo Leibniz y su mejor de los mundos posibles, que se olvida de demasiados desastres que han sido necesarios para llegar a esos objetivos alcanzados a día de hoy y el pesimismo radical de doiraje y su falta de sentido de la vida yo no sabría qué elegir.
Si me parece que la analogía del arco tensado de doiraje presupone la respuesta, pues el movimiento de la flecha sólo está incluido en el arco porque hay un arquero que lo tensa, lo que vendría a ser Dios respecto a la naturaleza humana. Lo que desde el punto de vista de la Lógica no tiene ninguna dificultad de aceptación, pero luego resulta que la traslación a la práctica histórica ya es más difícil pues todas las religiones resultan ser "humanas, demasiado humanas" parafraseando a Nietzsche y el Misterio sigue sin desentrañarse.
28 Gogol, día 1 de Enero de 2011 a las 18:27
A PESAR DE TODO, EXISTE LA CONCIENCIA, LA VOLUNTAD Y LA LIBERTAD DEL HOMBRE PARA OBRAR.

Ante un discurso orteguiano, el del yo y las circunstancias, ¿qué querrá decirnos Don Pío, que yo soy yo pero sólo hasta cierto punto? Uno tiene que manifestar su desacuerdo; a pesar de las circunstancias de la existencia de cada ser humano, existe la conciencia, la voluntad y la libertad en el obrar y en el modo de obrar (libertad moral y libertad de ejercicicio); que no somos perfectos, es una evidencia, y que muchas veces nos equivocamos, también, es lo que hay, no somos ángeles, y lamentarnos es inútil.

La libertad es la facultad natural que tiene el hombre para actuar de acuerdo con su razón y su conciencia. El hombre actúa de acuerdo con su conciencia y su razón, por eso es libre, puede dirigir su vida, gozar del bien, alcanzar su felicidad, lograr su perfección, y también sufrir y llorar, todo éllo por un tiempo limitado pero cierto; las circunstancias siempre nos acompañan y precisamente son las que conforman -más que limitarnos- nuestra existencia.
29 Gogol, día 1 de Enero de 2011 a las 18:48
TRES CLAVES DE LA ANTROPOLOGÍA SEGÚN LEONARDO POLO: LA NATURALEZA HUMANA, LA VIDA RECIBIDA

Aquí se denomina naturaleza humana a la herencia biológica que hemos recibido de nuestros padres, es decir, al cuerpo humano y a todas sus funciones y facultades. Obviamente, todas ellas están dotadas de soporte orgánico. Ahí se encuadran, al menos, las funciones vegetativas, los movimientos corporales de todo tipo, las facultades cognoscitivas sensibles, sentidos externos e internos, los apetitos y los sentimientos sensibles.

Nada en la naturaleza humana es una unidad aislada y, en consecuencia, no se puede investigar por separado. La clave de la naturaleza humana será su composición. De manera que lo inferior deberá ser enlazado con lo superior para ser explicado.

30 Gogol, día 1 de Enero de 2011 a las 18:59
TRES CLAVES DE LA ANTROPOLOGÍA SEGÚN LEONARDO POLO: LA ESENCIA HUMANA, LA VIDA AÑADIDA.

La esencia humana estaría conformada por el yo y las dos potencias inmateriales humanas, la inteligencia y la voluntad. El yo es siempre activo, pues se trata de un hábito innato, al que la tradición medieval denomina sindéresis. Y un hábito denota perfección.

La inteligencia se perfecciona progresivamente mediante los hábitos adquiridos. Por su parte, la voluntad crece, o se activa progresivamente, merced a las virtudes adquiridas; la voluntad, a diferencia de la razón, carecería de diversas líneas operativas; esa distinción obedece a que, mientras los campos a conocer por la inteligencia son dispares y heterogéneos (lógica, física, etc.), la voluntad tiene un único fin, el bien último.
31 LeonAnto, día 1 de Enero de 2011 a las 19:00
#17 manuelp: Pudiera interesarle, por lo que recuerdo, pues es uno de mis tantos libros perdidos, pese a su tono antifranquista y antimilitarista de la época (finales de los 70), una obra, de Manuel Barrios, dedicada a Queipo de Llano, que creo recordar se titulaba "El último virrey" (o algo parecido).
32 LeonAnto, día 1 de Enero de 2011 a las 19:04
#21 solapado: Dice Vd.: "Sigo sin entender por qué este partido (el PP) le tiene tanta tirria a las primarias entre sus afiliados", pues es muy sencillo porque si hubiera primarias, la dirección (a mi me recuerda al "pelotón de los torpes") no duraba ni tres segundos.
33 Gogol, día 1 de Enero de 2011 a las 19:07
TRES CLAVES DE LA ANTROPLOGÍA HUMANA SEGÚN LEONARDO POLO: LA VIDA PERSONAL.

El hombre dispondría de otra apertura hacia su propia intimidad, la de la sabiduría. Con este hábito se alcanza a conocer la persona humana, el acto de ser personal, la vida personal. Este hábito sería inferior a la persona, no es la persona, pero es solidario y está unido a élla; por poner una pobre comparación, es como la luz interna a una habitación que permite conocer lo que hay en élla, no es el conocer superior humano, pero es el que permite alcanzar el conocimiento más alto.
34 doiraje, día 1 de Enero de 2011 a las 19:09
#27 manuelp

Bueno, no quise parecer pesimista. Cierto fatalismo, aunque abierto a la reflexión, parecía más propio de la posición de D. Pío, al menos tal como la ha enunciado.

Como usted sabe, por mis creencias, no soy nada fatalista o pesimista. Es cierto que las religiones, comenzando por la católica, han devenido muchas veces a lo largo de la historia en "humanas, demasiado humanas". Toda religión es portada, digámoslo así, por hombres, pero no toda religión, y desde luego no la católica, reduce su dimensión y su naturaleza fundamental a su pura humanidad.

Es cierto que para hallar las respuestas sobre el sentido de la vida humana se precisa dar un salto que supere, trascienda las condiciones de posibilidad de aquella. No otra cosa significa trascender. A lo que me refería con la imagen del arco tensado es a que, aunque aquel salto supone una cierta ruptura con nuestro punto de partida (las condiciones objetivas de nuestro ser), éste no es en sí mismo ininteligible, pues es un salto que, en efecto, podemos realizar. La fe, la capacidad para creer, también es un rasgo de nuestra naturaleza.

#28 Gogol

En lo esencial de acuerdo. Una de las grandes falacias del psicoanálisis ha sido sobredimensionar la cualidad inconsciente de nuestro psiquismo en detrimento de nuestra volición y de nuestra capacidad para actuar basada en el juicio deliberativo.





35 pedromar, día 1 de Enero de 2011 a las 19:24
El yo de un individuo es como la arena de una playa, donde resulta no ya difícil sino imposible saber dónde acabar el mar y empieza la tierra firme.

El yo es una esponja, una esponja pero no en la estantería de la tienda sino en funcionamiento constante desde que nace, incluso parece ser que antes de nacer. Una esponja dotada de movimiento y que flota en el agua; una suerte de medusa.

El yo lo construye la base biológica, la familia, el entorno extrafamiliar; y existe en simbiosis con el exterior, una veces absorbiendo y otras expulsando de sí aquello que por la razón que sea considera oportuno alejar.

¿Es más yo cuando expulsa que cuando absorbe? No lo creo. Aunque en el totum revolutum de lead, por ejemplo, el yo, la libertad, el negocio, el beneficio, parecen preexistir a las demás cosas, las cuales han de someterse al dictado de ese yo supremo que vive para reconfortarse al final del día cuando la máquina registradora escupe el tique del día.

Para este hombre todo lo debemos a mentes prodigiosas, otros yoes que en el pasado idearon las claves en las que se sostiene nuestro presente; sin embargo se olvida de las mayores lumbreras, hombres totalitarios como Platón y tantos otros, cuyas reflexiones perduran veinticinco siglos después de ser expuestas, y con más vigor que nunca, puesto que hoy entendemos a Platón mejor que él se podía entender a sí mismo, dado que sus reflexiones tienen no ya la solera sino la confirmación de que sus meditaciones eran correctas, salvo en la cabeza del iluso liberal, que reduce a Platón a una suerte de inventor del totalitarismo, o del marxista, que ve en el gran filósofo al defensor de una simple superestructura de la clase aristocrática. Ambos, liberal y marxista, tienen razón, pero una razón demasiado parcial, alicorta y distorsionada por su propia ideología, infinitamente más limitada que la de Platón. Además, como si alguien pudiera tener la verdad absoluta.

“El infierno son los otros”, decía Sartre. Si nos detenemos a pensar en ello, hemos de concluir que prácticamente todas la patologías –salvo aquellas con base fisiológica, bioquímica—tienen su origen en la relación del yo con los otros.

Quizá esa imposibilidad de aislar la esponja del agua, del exterior, es la que impulsa a muchos a sostener que en realidad la ‘verdad’ se encuentra en la disolución de la esponja en el agua, en la extinción material o formal de la misma; de ese modo la verdad, o al menos la mayor extensión de verdad que contiene la fuerza del exterior con respecto al yo individual, invada por completo la esponja, la cual pierde el pulso, y como un corazón donde ya no existe sístole y diástole quede inerme ante el océano. Algo así es la unidad del ser de Silmo. Lo curioso es que algo así se pueda lograr sin eliminar el yo definitivamente.

Silmo, y tantos como él, nos dicen que si bien no podemos prescindir del yo sí que podemos periódicamente hacer excursiones a ese estado de gracia, el cual nos devuelve sanos y reconfortados al “infierno de los otros”, de la vida entre los otros, de soportar la continua intromisión y agresión del exterior. Bien, por subjetivismo que no quede; personalmente prefiero las resacas de Kufisto, muchos más creativas y originales; vivas, en definitiva. Si Silmo prefiere aspirar aire por el culo y soltarlo por los oídos, libre es. Pero Kufisto no pontifica sobre el ser, sino sobre lo particular, lo que acontece, de ahí que sea más certero, más interesante. Silmo o no dice nada o bien dice siempre lo mismo, y es así porque las bases para reflexionar le impiden hacerlo de otra manera. Lo que me llama la atención es el afán de convencernos, que considero tan fuera de lugar como lo estaría el que Kufisto viniese aquí a hablarnos no del que vende el cupón, de la put.illa guapa, del necio perseverante, sino de la virtudes del agua Escocia.

El yo no existe, no es concebible sin relación con el no yo. Es como hablar de números pares sin tener presente, aunque sea por negación, a los números impares. De la misma manera oponer Estado a individuo tal y como si el Estado fuera algo en sí mismo monstruoso y no la base de nuestra civilización, no es más que demagogia frívola, por más erudición que la adorne y más insistencia que se ponga en fabricar panfletos a diario. Socialmente (y el hombre, tal y como dijo Aristóteles, es un animal político, social) el hombre vivirá siempre en conflicto con otros hombres y con las instituciones que le rodean; creer, como creen algunos, que destruyendo esas instituciones o limitándolas simplemente a salvaguardar la cartera y mantener la propiedad privada lejos del alcance de los cacos es propio de mentes frívolas, a medio camino entre el egoísmo y la avaria psicótica, una especie de contramodelo de la cleptomanía.

Y es que la erudición puede ser muy dañina.

cf5
36 manuelp, día 1 de Enero de 2011 a las 19:43
# 31 LeonAnto

Gracias. Ese libro está aquí en el primer enlace, pero las cuatro veces que he intentado pasar las páginas se me ha quedado bloqueado.

http://www.google.es/#hl=es&source=hp&biw=...

Lástima porque los primeros días del alzamiento en Sevilla fueron muy interesantes, ya que Queipo de Llano disponía de poquísimos efectivos y una reacción enérgica de las grandes masas frentepopulistas sevillanas encuadradas por los profesionales afectos al gobierno de la Guardia de Asalto, casi seguro hubiese terminado con los alzados. Pero parece que se dedicaron a asesinar sacerdotes y derechistas por Triana y los barrios obreros mientras que en el centro sólo se batían contra Queipo unos cuantos guardias de Asalto.
37 silmo, día 1 de Enero de 2011 a las 19:57

1/2

lead:

En alguno de sus comentarios parece deslizarse un ligero desdén hacia nuestros ancestrales y comunes parientes. No sea con ellos tan severo, pues en el fondo son nosotros mismos en sus circunstancias, y nosotros ellos en las nuestras. Cualquier aberración que hayan consumado no tiene comparación con las de nuestro reciente y científico siglo XX. Dado que estamos en período navideño, ahí va una evocación tribal sin pretensiones históricas ni antropológicas:
-Ni a las antiguas tribus preneolíticas les hubieran servido de nada las modernas ideas democráticas ni a las sociedades modernas las tribales. Pero nuestros antepasados eran semejantes a nosotros, tan capaces en su entorno natural como nosotros en el urbano. Después de todo, en un entorno peligroso y salvaje el cerebro sano no dedica al pensamiento analítico más que una mínima parte de su actividad. No necesitaban más. Pero no hay motivo para que los miremos por encima del hombro. A nadie se le escapa que realizaban diariamente extraordinarias proezas par sobrevivir. Además, desarrollaron el lenguaje poniendo nombre a infinidad de seres y fenómenos, inventaron técnicas novedosas, se extendieron por todo el mundo explorando completamente sus regiones ignotas, y lo habitaron. De su denodado esfuerzo y lento aprendizaje se beneficiaron las futuras generaciones; aunque también transmitieron divisiones, conflictos, temores y rencores.
SIGUE...
38 silmo, día 1 de Enero de 2011 a las 20:00

2/2

Por no necesitar ser demasiado analíticos, sus sentidos estaban más despiertos que los nuestros; su atenta percepción del entorno y del sentir de los animales era mucho más precisa que la nuestra, proporcionándoles la valiosa información que en sus circunstancias necesitaban. Pensaban menos, pero percibían e intuían más y eran físicamente muy ágiles y resistentes. En las peligrosas e intrincadas selvas, sabanas, valles y montañas de entonces, no podían dejar de estar atentos ni un solo minuto sin arriesgarse a perder la vida. Rodeados de peligros y amenazas, los descuidos se pagaban. Sólo les era posible pensar con relativa tranquilidad en la seguridad del refugio o del poblado. Pero su imaginación era desbordante - a veces delirante-, alimentada incesantemente con los movimientos, formas, colores y sonidos de los prodigiosos y misteriosos seres rocosos, animales y vegetales; y por los astros celestes, el sol, la luna, las incontables y lejanas estrellas nocturnas... Tenían también maravillosos o inquietantes y horribles sueños que tomaban muy en serio. Afortunadamente para ellos, no vivían instalados en el aburrimiento.
Sería extremadamente improbable que alguno hubiera deseado cambiar voluntariamente su manera de vivir en la peligrosa naturaleza por la de una gran ciudad moderna, en el hipotético caso de que de que hubieran tenido capacidad visionaria sobre el futuro. Claro que tampoco la inmensa mayoría de los actuales ciudadanos sienten atracción alguna por la vida tribal, pese a fantasear muchos permanentemente con escapar de los atolladeros urbanos.
P.D/ No tome este comentario como anhelo de tribalidad. El remoto pasado fue lo que fue, no hay vuelta de hoja y poco sabemos rigurosamente sobre él, más allá de unos miles de años. Pero tan discutible es el mito del feliz salvaje, como el de la superioridad humana del hombre moderno y contemporáneo. No hay evolución psicológica, la acumulación cuantitativa, temporal, de datos e ideas no es en ssí mismo un factor evolutivo. Nuestro cerebro sigue siendo semejante al de nuestros antepasados. Aún hoy, en las selvas centroafricanas ningún humano es más listo para sobrevivir que los pigmeos.


39 Madriles, día 1 de Enero de 2011 a las 20:42
DOS MILLONES DE NIÑOS ESPAÑOLES EN LA POBREZA.

http://www.youtube.com/watch?v=AUdG5ksxTKc&fea...
40 Hegemon1, día 1 de Enero de 2011 a las 20:46
VOTO EN BLANCO

Lo ocurrido con Cascos en Asturias es la gota que colma todo. Si ya defendí aquí el voto en blanco ahora lo veo más necesario que nunca.

El progresista Rajoy me lo pone muy fácil.

Parece ser que se ha creado un Partido para computar los votos en blanco.

http://www.ciudadanosenblanco.com/index.php?option...

41 DeElea, día 1 de Enero de 2011 a las 21:12
“****Muchos autores  anglosajones tienden a presentar todo lo que ocurre en el mundo como fundamentalmente influido por Usa o, antes, por Inglaterra. Incluso el asentamiento del bolchevismo.”

Efectivamente hay gente pá to, unos dirán que si y otros dirán que no, por eso es preferible fijarse en los sucesos y los hechos acaecidos, o al menos de los que tengamos a vayamos teniendo conocimiento. Normalmente estos autores anglosajones cuando presentan la influencia de sus acciones, lo hacen para atribuirse el merito de las mas loables y para trasladar lo negativo a otros actores. Normalmente se harán cargo de la responsabilidad de las buenas acciones y callaran aun aunque sea cierto cualquier acción deshonrosa de la que sean protagonistas. Es algo de los más natural y humano. tal vez por eso este asunto de los bolcheviques no sea precisamente una cosa de la que se sepa mucho. De hecho lo que se sabía y se le decía a la gente es precisamente todo lo contrario de lo que realmente se hacia. A la gente se le decía que se les estaba combatiendo y en realidad se les estaba favoreciendo. Evidentemente si no hubiese pruebas de esta ayuda y comprensión hacia los bolcheviques y todo fuese palabrería, mentiras y exageraciones podría aplicarse perfectamente la frase que nos trae D. Pío. Pero como ocurre que en las décadas de los veinte y treinta del siglo xx se construyó y se desarrolló toda una multi-industria en la URSS mientras a la opinión publica se le contaba lo contrario, y que hoy si se sabe que esto fue así y por lo tanto no es algo que se pueda negar como algo irreal que no existió, sino que es algo que se debe justificar o al menos explicar de alguna manera, como algo que ocurrió efectivamente. Y es más, esto se lo deben precisamente a su pueblo, a la opinión publica norteamericana, que fue la más engañada.

“En cuanto a la Revolución soviética, de que algunos discuten aquí, el Estado Mayor alemán no solo permitió el paso de Lenin, sino que financió la propaganda bolchevique. ¿Porque simpatizaba con Lenin y sus ideas? No. Porque los bolcheviques querían abandonar la guerra contra Alemania y transformarla en guerra civil, y ello servía muy bien a los intereses germanos en la contienda mundial.”

Tengo entendido que el Káiser ni siquiera tenia conocimiento del asunto, aunque esto tendría que verificarlo y profundizarlo más, cuando tenga algo de tiempo. De ser así, cosa bastante probable, difícilmente puede creerse que el Estado Mayor hiciese algo en contra, precisamente de la cabeza de ese estado mayor, por otro lado, el otro día le recordaba la revolución bolchevique alemana, que acabo con el Káiser y puso fin a la guerra ¿la financio también el Estado Mayor alemán? Desde luego habría que estudiar mas en profundizad, aquí entre nosotros, este asunto tan oscuro como interesante.

“ Diversos banqueros y empresas useñas, alemanas y otras, ante el triunfo de los bolcheviques, quisieron hacer negocios y obtener ganancias en la URSS.”

El problema D. Pío es que los bolcheviques eran los enemigos superdeclaradisimos del capitalismo, de los empresarios, de los patronos y todas esas cosas ¿se acuerdan?

Pero es que y aun así, todavía se podría entender el hacer negocios con ellos, pues se les puede comprar y vender, coches, camiones, turbinas lo que sea, lo que no tiene ningún sentido es transferirles tecnología, pues no es lo mismo venderles coches o camiones, que montarles las factorías y las cadenas de montaje y el sistema electrico así como la tecnología necesaria para desarrollar esos motores por poner algún ejemplo. ¿que estúpido y cretino empresario invertiría en montar empresas y fabricas con toda su tecnología en el imperio de los enemigos de la empresa y la industria privada? ¿es que acaso eran todos una manada de anormales y descerebrados?

“ Los empresarios capitalistas no deseaban el comunismo ni lo tutelaban. Deseaban las ganancias que obtenían de sus inversiones y exportaciones, pagadas por los soviets (no eran ningún regalo), tal como España tuvo que pagar las ayudas soviéticas, las alemanas o las italianas. Por cierto que la URSS no solo movilizó el oro, también el arte de muchos museos, del cual exportó grandes cantidades.”

Dicho así parece que una panda de inversores financiaron a una banda de saqueadores, para asaltar una ciudad, y que una vez saqueada, con lo sustraído se financiase a su vez las reformas y mejoras de la misma construyéndose fabricas en las que los desgraciados habitantes de la ciudad forzados por criminales se verían obligados a trabajar con unos costes de ganga. ¿Y tampoco es esto no?

“La España franquista exportó camiones, autobuses, pesqueros modernos, etc., a la Cuba de Castro, como han hecho otras exportaciones Canadá y diversos países más. ¿Deberíamos deducir que a Franco le gustaba el comunismo y que  la supervivencia del castrismo se debe a él?”

Hombre D. Pío si me hubiese dicho usted que en época de franco multitud de empresas privadas españolas habían montado fabricas, factorías y trasferido tecnología “sensible” a la cuba comunista, colectivista y tal y tal en plan negocios e inversiones particulares, me hubiese quedado sorprendidisimo y seriamente intrigado, este otro caso es de lo más normalito. No obstante después de echar un vistazo al libro del embajador norteamericano en la época de la llegada de los comunistas, de Castro, ya no se ni que pensar. Por cierto esas inversiones de empresas Canadienses con fondos norteamericanos, monopolizan la exportación del mineral más valioso de la isla, tampoco es que quiera decir nada, pero ahí queda.

42 DeElea, día 1 de Enero de 2011 a las 21:22
Acdece.

Pues no lo se, no sabría decirte.

El libro lo encontré por pura casualidad.

Si tú te enteras de algo dimelo.
43 manuelp, día 1 de Enero de 2011 a las 21:41
Tengo entendido que el Káiser ni siquiera tenia conocimiento del asunto, aunque esto tendría que verificarlo y profundizarlo más, cuando tenga algo de tiempo.

¡a ver si nos aplicamos más y leemos las fuentes!.

El viaje de Lenin a Rusia fue parte de un plan aprobado por el Comando Supremo alemán, aparentemente sin conocimiento inmediato del Kaiser, para promover la desintegración del ejército ruso y eliminar así a Rusia de la Primera Guerra Mundial. La posibilidad de que los bolcheviques pudiesen volverse contra Alemania y Europa fue algo que no se le ocurrió al Estado Mayor General alemán. “No supimos, ni previmos, el peligro al que se expondría la humanidad como consecuencia de este tránsito de los bolcheviques a Rusia.” {[1]}

En el más alto nivel, el funcionario político alemán que aprobó el viaje de Lenin a Rusia fue el canciller Theobald von Bethmann-Hollweg, un descendiente de la familia de banqueros Bethmann de Frankfurt que llego a tener una gran prosperidad durante el Siglo XIX. Bethmann-Hollweg fue designado canciller en 1909 y, en Noviembre de 1913, se convirtió en el blanco del primer voto de censura jamás emitido por el Reichstag alemán en contra de un canciller. Fue Bethmann-Hollweg el que, en 1914, le dijo al mundo que la garantía alemana a Bélgica no era más que un “pedazo de papel”. Sin embargo, en otras cuestiones bélicas – tales como la utilización irrestricta de la guerra submarina - Bethmann-Hollweg se mantuvo ambivalente. En enero de 1917 le dijo al Kaiser “No puedo darle a Vuestra Majestad ni mi consentimiento ni mi rechazo a la guerra submarina irrestricta.” Hacia 1917 Bethmann-Hollweg había perdido el apoyo del Reichstag y renunció – pero no antes de aprobar el tránsito de los revolucionarios bolcheviques a Rusia. Sus instrucciones al respecto pasaron por el secretario de estado Arthur Zimmermann – quien estaba inmediatamente debajo de Bethmann-Hollweg y quien manejaba los detalles operacionales del día a día tanto con los ministros en Berna como en Copenhaguen – y terminaron en manos del ministro alemán en Berna a principios de Abril de 1917. El Kaiser mismo no tuvo conocimiento del movimiento de revolucionarios hasta después de que Lenin ya había pasado a Rusia.

TRASLADO DE LENIN A RUSIA EN ABRIL DE 1917

Decisión final
BETHMANN-HOLLWEG
(Canciller)

Intermediario I
ARTHUR ZIMMERMANN
(Secretario de Estado)

Intermediario II
BROCKDORFF-RANTZAU
(Ministro alemán en Copenhagen)

Intermediario III
ALEXANDER ISRAEL HELPHAND
(alias PARVUS)

Intermediario IV
JACOB FURSTENBERG (alias GANETSKY)


LENIN, en Suiza


http://www.laeditorialvirtual.com.ar/Pages/Sutton_...

44 egarense, día 1 de Enero de 2011 a las 21:58
Siempre interesante...
Alex Jones: El control del movimiento feminista (28-12-10)
http://www.youtube.com/watch?v=zqd4YTJK6AE&fea...
45 egarense, día 1 de Enero de 2011 a las 22:04
Sobre mí #44

Tiene razón Pedromar cuando dice que a veces soltamos en enlace sin opinar que nos parece. A mi este vídeo con las reservas propias de confirmar las reseñas que hace de personas estoy de acuerdo con Alex. Me parece bien encaminado en sus apreciaciones...
46 egarense, día 1 de Enero de 2011 a las 22:12
De todas formas siempre doy pistas. Cuando digo, "siempre interesante" encima del título. Doy a entender que en algo o en mucho estoy de acuerdo con lo que expongo. Salvo que lo censura, o lo señale concretamente...
47 Timoteo, día 1 de Enero de 2011 a las 23:06
La reflexión de D. Pío y la de doiraje complementándola me parecen muy provechosas.

Sobre economía y política:

Si entendemos por economía lo que se refiere a los bienes de la nación y de quienes la componen y por política lo que se refiere al gobierno de la nación, parece lógico concluir que la política precede, en prioridad, a la economía, ya que la regulación política de la nación, condiciona directamente su economía y la de sus miembros.

La organización política que regula la nación y condiciona su economía y la de sus miembros es el Estado.

El Estado, podemos entenderlo como la asociación que integramos todos los ciudadanos que componemos la nación,para la finalidad de gobernar esta.

El Estado no es una organización ajena a ningún ciudadano y todos los miembros de la organización económica de la nación son también miembros del Estado, aunque ambas organizaciones son distintas.

Al parecer no son pocas las personas que confunden el Estado con su Gobierno, confusión que conduce a confundir los problemas y las soluciones posibles causados por los malos gobiernos del Estado en el propio Estado, en la economía de la nación y de los ciudadanos y en la Nación.


Al Estado pertenecemos todos los ciudadanos, al Gobierno del Estado solo quienes lo componen.

Obviamente, malos gobernantes no pueden gobernar bien el Estado y un Estado mal gobernado es incapaz de ordenar correctamente la Nación. Esto es, ordenarla en concordancia con el sentido de la Ley Natural, es decir con el sentido del conjunto de leyes que rigen el universo y que condicionan física y psíquicamente al individuo humano y a su sociedad. Leyes de la Naturaleza, del Universo, que el conocimiento racional del ser humano capacita y posibilita a este para descubrirlas científicamente y para utilizar el conocimiento de las mismas para a su propio mejoramiento y progreso, social e individual.

48 lead, día 1 de Enero de 2011 a las 23:35
[Entre el primitivismo y la era espacial]

En mi post #25, el del "optimismo antropológico" que me dice manuelp (expresión que, recordemos, aplica Zapatero a sí mismo), digo:

"...no cabe si no reconocer..."

Mejor así:

"...no cabe sino reconocer...".

En cualquier caso, mi optimismo no es antropológico, pues creo que, si fuera por la mayor parte de la gente (¿90%, 95%?), seguiríamos en la caverna, o en la confortable y solidaria tribu de que nos habla silmo (digamos Esparta, como contraposición a la racional y democrática Atenas (aun con sus esclavos, que "no se tomó en una hora").

Mi optimismo reside en que el impulso de la libertad, el impulso "pionero" que llaman algunos sociólogos, lo tiene el suficiente número de personas (muy pocas, poquísimas, como he dicho) como para terminar arrastrando al grupo. La masa siempre se ha reído (al principio) de los que intentan ir más allá de los estrechos confines en que se halla apretujada. Pero gracias a esos "pioneros" --en pensamiento, ciencia, tecnología, Derecho, organización institucional, etc.-- hemos pasado de la caverna a ser casi 7.000 millones de personas que puebla la Tierra. Para los "primitivistas" y los ecologistas radicales (y los snobs de los países occidentales) es una desgracia. Pero gracias a esa "desgracia", ellos viven hoy y aquí:

Zerzan es comúnmente asociado con las filosofías del primitivismo o del neoludismo y en especial con su oposición a la tecnología. Él rechaza no sólo al Estado, sino a otras instituciones que él supone autoritarias. El “primitivismo” que sostiene se puede explicar como la intención de una sociedad puramente cazadora-recolectora, sin tecnología ni domesticación.

http://es.wikipedia.org/wiki/John_Zerzan

49 lead, día 1 de Enero de 2011 a las 23:39
En #48 digo:

"que "no se tomó en una hora").

Debe decir:

"que "Zamora no se tomó en una hora").

50 1132CPCF, día 2 de Enero de 2011 a las 01:40
[...tengo la sensación de que todo este "lío" es una teatralización más de Mariano para liquidar al PP,... así la derecha no tendrá más remedio que fundar un nuevo partido, y toda responsabilidad por el 11-M quedará sepultada debajo de tantas y tantas toneladas de chatarra de trenes que se destuyeron para ocultar la verdad de lo ocurrido el 11-Mentira]



A RAJOY: "HAS LEGITIMADO A LOS QUE ME INSULTARON"
Álvarez Cascos también abandona el PP por "dignidad personal"

Rajoy le ha mentido y el PP asturiano le ha insultado. El alcalde de Oviedo llegó a compararle con terroristas, ante el silencio cómplice de Génova. Por "dignidad", Álvarez-Cascos también se va del PP. Uno más de una ya larga lista desde el cambio iniciado en Valencia. CARTA DE CASCOS A RAJOY.

http://www.libertaddigital.com/nacional/cascos-dej...

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899