Pío Moa

« Mal físico y mal espiritual | Principal | Russell y Maeztu »

Una influencia del mito nórtico en B. Russell

13 de Diciembre de 2008 - 09:53:36 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

A menudo, cuando percibimos las inmensas limitaciones individuales, nos consolamos con el pueblo al que pertenecemos y  con que nos identificamos, que nos trasciende, y al que queremos suponer quizá eterno o llamado a cosas grandes; o bien pensamos en la humanidad entera, con sus logros, tan asombrosos en la ciencia y la técnica: quizá la muerte, un límite al individuo, no lo sea a la especie. Pero viendo las cosas en su conjunto, es difícil evitar el pesimismo, que exponían las célebres frases del Bertrand Russell joven, tan inspiradoras, parece ser, para una generación de estudiantes e intelectuales ingleses:

"Breve e impotente es la vida del hombre: el destino lento y seguro cae despiadada y tenebrosamente sobre él y su raza. Ciega al bien y al mal, implacablemente destructora, la materia todopoderosa rueda por su camino inexorable. Al hombre, condenado hoy a perder los seres que más ama, mañana a cruzar el portal de las sombras, no le queda sino acariciar, antes que el golpe caiga, los pensamientos elevados que ennoblecen su efímero día; desdeñando los cobardes terrores del esclavo del destino, adorar en el santuario que sus propias manos han construido; sin asustarse del imperio del azar, conservar el espíritu libre de la arbitraria tiranía que rige su vida externa; desafiando orgulloso las fuerzas irresistibles que toleran por algún tiempo su saber y su condenación, sostener por sí solo, Atlas cansado e inflexible, el mundo que sus propios ideales han moldeado, a despecho de la marcha pisoteadora del poder inconsciente".

A principios de año expuse la cita, prometiendo hablar de la respuesta de Maeztu, cosa que no he cumplido. De momento vuelvo a señalar su enlace con la mitología nórtica, en que las fuerzas del mal terminan prevaleciendo sobre las del bien (los dioses y los héroes): la misma idea de unas fuerzas "ciegas al bien y al mal" las convierten en un mal más aterrador. Obsérvese también la invocación al valor, pese a estar llamado a la derrota. O "adorar en el santuario". ¿Adorar qué? ¿A sí mismo? ¿Su propia obra? Suena en verdad ridículo.

En la mitología nórtica, también en la griega, los dioses no crean el mundo, o solo parcialmente, pues son productos de este mismo mundo o bien de un abismo o caos anterior, misterioso y preexistente. La mitología griega es mucho más optimista que la germánica, pero también más inconsecuente, pues, como no olvida la segunda, el abismo debe terminar por imponerse, inevitablemente. Por el contrario, la concepción judaica y la cristiana hacen de Dios el creador del mundo, y las consecuencias generales son necesariamente otras.

La idea tiene relación, creo, con el tema del 21 de septiembre en este blog, "Dos concepciones del mundo". ¿Debemos imaginar el mundo (o universo) como un todo consistente en sí mismo, sin nada exterior a él, plenamente explicable por las leyes de la física pero ajeno por completo al bien y al mal que definen la condición humana? ¿O el mundo es, finalmente, inexplicable por sí mismo y debemos concebir, por ajeno que sea a nuestra experiencia, algo exterior a él y de lo que él procedería?  

--------------------------------

**** No a la Vuelta: "Euskadi no es España"

Tiene razón el Charlamento vasco: por supuesto que Euskadi no es España. Y tampoco lo son las Vascongadas. Se trata de un palabro mal aderezado por aquel orate racista, "menor de edad mental", como lo describió Unamuno. "Euskadi" condensa un programa para obligar a vascos y navarros, a renegar del idioma castellano –la lengua materna de la gran mayoría–, a renegar de la gloriosa cultura española a la que pertenecen, a renegar de la enorme contribución de vascos y navarros a todas las empresas políticas y culturales españolas, a renegar de la unidad política con el resto de las regiones españolas. Todo ello sería sustituido por una irrisoria "cultura" nacionalista, en el espíritu de la coacción, el ataque a las libertades y derechos ciudadanos, el chivateo, el control social y el crimen".

"El terminacho Euskadi no designa una realidad, sino una aspiración nefasta. Es anticonstitucional, antidemocrático y, por supuesto, antiespañol. Pero los discípulos de Sabino han tenido un éxito increíble imponiendo su terminología a sus obtusos adversarios".

**** Ángel Acebes: "El PP no tiene ningún motivo para oscurecer sus ideas"

Y no las oscurece, lo que pasa es que nunca fueron muy claras y para colmo han variado. Acebes y sus amigos se han dejado birlar el partido en sus narices, por unos ilusionistas que copian a Zapo. Eso es lo malo. ¿O acaso no había motivos de sobra para sospechar de futuristas, sorayas y sorayos, cospedales, arenas y compañía?

**** Albert Boadella: "El silencio es el auténtico rasgo diferencial de Cataluña"

De Catalufia más bien. De lo que los catalufos están haciendo de Cataluña y los catalanes.

**** "No he querido contar cómo viví aquella noche"

Blanco presume de haber sido él quien salvó a los españoles de Bombay: "Sé lo que hice"

No me digan que el gachó no tiene gracia. Gente así anima un poco el siniestro panorama político. El día menos pensado nos descubre que él fue el vencedor en Austerlitz.

------------------------------------

La réplica de Eguaraz Hernandorena a Ripollet i Bohigas (blog 11 de diciembre) no dejó a este indiferente, pero al parecer estuvo ocupado en otros menesteres (un viaje por el río Sil) y se limitó a ligeras alusiones al Buen Basko.

Admirado profesor Bofarull i Bofarull

Aun sin haber tenido respuesta a mi carta, y después de los rebuznos del tal Eguaraz, me permito relatarle una nueva y dolorosa experiencia para que compruebe el atraso de muchos de estos bárbaros que se llaman antiespañoles y son más españoles que los españoleitors, con eso se lo digo todo. Este verano, después de Grecia, fui también a Galicia con dos amigos, también patriotas catalanes, a los que yo hacía de traductor, porque yo hablo y entiendo un poco, bueno, bastante, el castellano, qué remedio, me obligaron a estudiarlo, menos mal que eso ya va cambiando. Fuimos a una excursión por el río Sil que llaman Ribeira Sacra (¡sacra! ¿ve usted? En plan religioso y tal, a estas alturas). La carreterucha hasta allí era africana, qué africana, española, y nos preguntábamos los tres qué hace esta gente con la pasta que nos sacan a los catalanes y que dicen que es para mejorar a esas naciones atrasadas como Galicia. Ya te jode que encima de que nos roban los cuartos a través del Estado español, solo sepan hacer chapuzas... menuda panda de vagos e ineptos, estos gallegos. ¡Gallegos! Ya la palabra dice mucho. Ya nos íbamos calentando al comentar estas verdades, cuando dimos con un bache enorme, el coche medio se hundió y pegó un brinco, Oriol y Jordi se pegaron un hostión de cuidado con el techo y quedaron con tortícolis para todo el día, las ruedas de delante perdieron el paralelo, y así el coche iba por donde le daba la gana. Fue un milagro que no nos cayéramos por uno de aquellos barrancos. Conseguimos llegar al embarcadero, y algunos palurdos de estos se nos quedan mirando mientras maniobramos penosamente, y al ver los CAT de medio metro que llevábamos junto a la matrícula y en los dos lados del coche, va uno y comenta: "Ah, claro, es que son catalanes", como diciendo qué otra cosa podían ser tales gilipollas, cuando llegábamos así por culpa de ellos, de sus putas carreteras. Encima de lo que nos mangan, ¿eh? ... Si mis compañeros no fueran medio lisiados por lo del bache, con la cabeza doblada sobre el hombro, creo que les habríamos enseñado lo que es la sangre almogávar y carolingia.

Pero lo peor fue cuando subimos al barquichuelo con el que dan paseos por un tramo del Sil. El sitio no estaba mal, me recordaba un poco a los fiordos noruegos en los que tanto disfrutamos hablando catalán con los naturales, tan amables y civilizados, seguramente hermanos de estirpe carolingia también. Bueno, el paisaje no estaba mal, ya digo, pero la chusma de por allí... Total, que la tipa que iba explicando las cosas hablaba con voz muy dulce pero resultó una arpía de no te menees. Voy y le digo que nos hable en catalán, y la tía borde nos contesta en gallego. Yo la entendía bastante, porque el gallego, aunque le dicen idioma, yo creo que es un castellano mal hablado y nada más. Me mosqueó que la tía se pusiera en plan chulo, y le dije que en Grecia y en Noruega, y en muchos sitios más, los guías y tal nos hablaban normalmente en catalán, y no comprendía cómo dentro del Estado español, mucho más cerca, no se nos atendía igual en nuestro idioma, y que luego encima nos llaman separatistas, cuando son ellos los separadores, los que por la puta envidia no reconocen la pujanza internacional de nuestro idioma. Y la tía, que no nos hace puto caso, se da la vuelta y se mete en la parte cubierta del catamarán, así le llaman, creo, un barcucho que si estuviéramos en Cataluña llevaría ya veinte años desguazado.

Entonces nos subimos a la cubierta de arriba, que tenía unos bancos al aire libre, para olvidar los sinsabores y disfrutar un poco del paisaje, ya digo, lo único algo bueno, por no decir lo único soportable de todo aquello, aunque el pasaje era demasiado caro. En mala hora se nos ocurrió ir a esta maldita nación. Oriol y Jordi, por lo del cuello, tenían que hacer números para mirar arriba hacia aquellos picachos, se retorcían, gemían y sufrían lo indecible. Y en estas, que la tía burra, por la megafonía, interrumpe las explicaciones turísticas y suelta: "Atención, hay aquí tres golfos que no han pagado el pasaje, y para que no siente precedente y sirva de advertencia, voy a decir sus nombres". Y suelta mi nombre y el de mis compañeros. Porque olvidé decirle que los billetes hay que reservarlos en el hotel, y en la reserva venían nuestros nombres. Hervíamos de indignación, ¿así tratan a los turistas por estos pagos? ¿A los que les damos de comer? Pero Jordi dijo: "Hagamos como que no hemos oído, no hay mayor desprecio que no hacer aprecio". Y entonces va la arpía y grita por el altavoz: "Son esos tres que van sentados en el banco segundo de la izquierda, dos de ellos con el pescuezo torcido". Y la gente mirándonos y cuchicheando. Uno me pareció que hablaba de tirarnos al agua. Aquello ya era demasiado, señor Bofarull, aquello ya no podía ser. Descendimos bajo cubierta, donde hablaba la maldita individua, y le dije:

– Ha de saber usted, señora que sí hemos pagado ya, que no debiéramos haberlo hecho, porque no se respeta nuestro derecho a recibir las explicaciones en catalán. Es la primera vez en mi vida que nos tratan de esta manera, voy a protestar a...

– ¡Qué carallo van a haber pagado ustedes! ¡A ver si creen que soy tonta!

– ¡Le digo que hemos pagado, y que vamos a presentar una protesta...!

– ¡Pues si han pagado, vuelven a pagar, qué carallo! Primero me obligan a decir por megafonía lo que he dicho, que es algo muy violento, créanme, muy desagradable para mí, y encima vienen aquí a llamarme mentirosa y a amenazarme. ¡Carqueixo! ¡Carqueixo!

Y que sale de no sé donde una especie de bestia parda con un cuchillo de monte al cinto, un cuchillo como un alfanje, vamos, y nos dice posando la mano en la empuñadura:

– Qué pasa aquí, ¿quién está amenazando a mi perlita del Caribe? ¿Quién se atreve a llamarla mentirosa?

Y la tía, que se echa a llorar diciendo:

– Me han obligado a tener que decir que había tres golfos que no pagaban, con lo desagradable que es tener que decir esas cosas... Y no quieren pagar...

¿Usted cree que se puede razonar con semejantes bestias, señor Bofarull? ¡Esos ni se habían olido el talante carolingio, se lo puedo asegurar, estoy seguro que se lo dices y ni saben de qué les estás hablando! Estuve por darle una patada en los huevos al tío, pero Oriol, con la cabeza penosamente doblada, me advirtió al oído: "Tranquilo, Jaume, tranquilo, que nos pierdes. Que luego viene la Guardia Civil, y ¿a quién crees que va a darle la razón? ¿Nos va a dar la razón en cuanto sepa que somos catalanes? Ni de coña, nos empapelan a los tres y nos meten en chirona. Si hay que pagar otra vez, pagamos y ya está". Me di cuenta de que era un aviso lleno de seny, señor Bofarull, aunque muy amargo, cada vez que pensaba en la borrachera que iban a coger aquella pareja de piratas con el sobresueldo que tuvimos que aflojarles, porque lo único que deben saber hacer bien por esta desdichada tierra es empinar el codo, bueno, es que me daban ganas de volver y hacerles un agujero en el barco, con ellos dentro atados y amordazados.

En fin, señor Bofarull, así están las cosas por esas naciones que dicen que se solidarizan con nosotros. Creo que hay que montar una campaña de boicot turístico para que, al menos, no se beneficien de nuestros euros en estos países de salvajes. Y por supuesto, escribiré a la Generalitat para que tome cartas en el asunto, porque no puede permitirse que traten así a unos ciudadanos catalanes, y menos en un país de mierda como Galicia, de donde han venido tantos muertos de hambre a que les demos de comer en nuestra nación, y los cabrones así nos lo agradecen. Después de volver a casa, gastándonos una pasta en paralelar las ruedas y en linimentos y tal, todavía me hierve la sangre, cada vez que me acuerdo. Después de esto ya no me extraña nada de los Eguaraces y Carballeiras, los creo capaces de cualquier cosa, hasta de declararse españolísimos el día menos pensado.

Reasegurándole mi más rendida admiración, le saluda

Jaume Ripollet i Bohigas. 

Comentarios (42)
1 tigrita, día 13 de Diciembre de 2008 a las 10:20
Dicen que Bush deja un pufo en las cuentas públicas de 10’ 6 Billones de dólares. Tigrita ya sabía que en algún momento la cuenta de las bombas tenía que aflorar, era sólo cuestión de tiempo. Y es que esto de matar pulgas a cañonazos sale caro Presi.. y no sólo que esta política suya haya puesto a su país al borde de la suspensión de pagos, sino que ha arrastrado consigo al resto de las economías del mundo, y es que esto de las suprime ya no cuela, sí hasta Doña Carmen Tomás se ha terminado por caer del guindo que ya es decir. ¿Y dónde están Mises y Hayek corresponsables en parte del desaguisado? Pues en el tanatorio velados por estos intelectuales que en su momento dejaron de ser de izquierdas y se reconvirtieron al liberalismo, que Santa Lucía les conserve la vista. Pero lo malo no es eso con serlo, sino que en su fervor apostólico por esta ideología nefasta, han terminado por convertir el foro de Don Pío en un nido de liberales iluminados como Empecinado, Sherme: liberal y masón, Gaditano: liberal parasicólogo, Zimmi y mescalero: liberales separatistas y en este plan.
Y no quiero terminar este comentario sin dar un capón a Don Hugo Chávez mí gorila preferido.
Admirado Presidente: se está agotando su mandato y esta revolución bolivariana que tenía que acabar con la pobreza en esta parte del mundo y en la cual muchos teníamos puestas tantas esperanzas se esta agostando, ¿Y quiere saber por qué? Porque le han fallado los cimientos, Vd. ha vendido la ideología bolivariana como si fuera un nuevo marxismo, cuando todo el mundo sabe que Bolívar, el icono que tiene colgado en la pared de su despacho, fue un liberal y un masón financiado por masonería internacional y por las oligarquías criollas, así que de defensor de los obreros y las clases pobres nada de nada, cero, y por si fuera poco, está Vd. filtreando con los robaperas de la Patagonia, que son capaces de quitarle la cartera, el corralito y hasta las refinerías si se descuida
2 Momia, día 13 de Diciembre de 2008 a las 11:21
De liberales y masones están llenos los gobiernos de las católicas naciones hispanoamericanas, admirada tigrita. De liberales y masones se ha llenado la judicatura, y los ejecutivos de empresas, y no digamos nada los intelectuales, escritores, actores, artistas, etc., y hasta los obispos : liberales, masones y homosexuales.
3 Momia, día 13 de Diciembre de 2008 a las 11:29
Hasta las izquierdas están dirigidas por liberales masones afeminados o cuando menos metrosexuales; ¿qué son sino Felipe o Zapo?; ¿y qué son los las clases dirigentes de los nazionalistas sino masones liberales: Arzallus, Maragall, Carod Rovira, Montilla, sino réplicas cutres de Bolívar, aunque salidos esta vez de logias masónicas españolas?
4 Momia, día 13 de Diciembre de 2008 a las 11:38
Interesante conferencia impartida en un importante centro católco.

"Ser cristiano y homosexual en la Iglesia de hoy". "Conferencia impartida por Juanjo Tamayo, Vicepresidente de la Asociación de Teólogos y Teólogas Juan XXIII. Nos ayudará a reflexionar sobre cómo vivir nuestra fe a nivel individual y comunitario en la Iglesia de hoy, tanto desde la perspectiva general de personas cristianas que creemos que otra Iglesia es posible y necesaria, como desde nuestra especificidad de lesbianas y gays".

5 Momia, día 13 de Diciembre de 2008 a las 11:40
La comisión permanente del Consejo Pastoral de la diócesis de Bilbao ha dimitido en protesta por el nombramiento de D. Mario Iceta como obispo auxiliar. Los curas y los laicos vascos son los más católicos del "Estado Español", la quintaesencia del catolicismo, meapilas a más no poder, orinan agua bendita y, sin embargo, rechazan una las decisiones del Papa. Curioso, ¿no?

6 Momia, día 13 de Diciembre de 2008 a las 11:44
Benedicto XVI es un tío inteligente, y además los tiene bien puestos. No se deja engañar por la retórica plañidera del nazionalismo ni coaccionar por los aspavientos de quienes disfrazan su nazionalismo de falso catolicismo. Como buen Papa, Benedicto XVI decide con libertad y con autoridad. No es un Papa timorato y acomplejado y las histerias abertzales se las pasa por la entrepierna. Lo tiene crudo la comisión permanente del Consejo Pastoral de la diócesis de Bilbao si se creen que lo van a coaccionar montando el numerito victimista. Si dimiten, estupendo, mejor que en la calle, en ningún sitio.

7 Jorgete, día 13 de Diciembre de 2008 a las 12:03
Lo de Monseñor Pepiño riza el rizo y muestra hasta donde están llegando esta casta sacerdotal que se deleita con el rebaño de tontos de los cojones que los adoran.
Es repugnante la exhibición y el boato de sus puestas en escena en parlamentos y ruedas de prensa, , es miserable ese lenguaje hueco y huero, lento y exasperante, repitiendo las palabras como si de teclas mentales se tratara, con el que enmascaran lo que debieran ser respuestas en flores mentales, siempre insultando y despreciando a quien turbe su sonrisa.

Aquellos arzopispos y aristócratas de la edad media, con sus siervos y sus esclavos, sus quemas de brujas y sus cepos y látigos, se hubieran sentido encantados de difrutar de un alto cargo en Ferraz en Genova o en demasiados sitios por desgracia.
8 manuelp, día 13 de Diciembre de 2008 a las 12:41
No eran los pueblos que el sr. Moa llama nórticos, y que normalmente se conocen como germanos, excesivamente avezados en cuestiones metafísicas, en las épocas en las que aparecen en la Historia- hacia principios de la era cristiana-, ya Tácito se admiraba de como podían vivir en su horrible tierra desprovista de los dones climáticos y agrícolas que se daban en la civilización mediterránea.
Como me parece que lo de "primero vivir, despues filosofar", es algo muy cierto, no creo que haya que esperar demasiado de las "concepciones del mundo" en que creyeran unas tribus más bien desharrapadas, en lo fisico y en lo espiritual.

Una afirmación como esta:

El ser humano debe ser respetado y tratado como persona desde el instante de su concepción y, por eso, a partir de ese mismo momento se le deben reconocer los derechos de la persona, principalmente el derecho inviolable de todo ser humano inocente a la vida».[6]
5. Esta afirmación de carácter ético, que la misma razón puede reconocer como verdadera y conforme a la ley moral natural, debería estar en los fundamentos de todo or­den jurídico.[


http://www.conferenciaepiscopal.es/documentos/vati...

Ha necesitado de muchos siglos de cultura occidental para cristalizar y la respuesta de Ramiro de Maeztu a Russel, que cita Moa, y que es:

Dos generaciones de intelectuales ingleses de la izquierda se han aprendido de memoria este párrafo. A despecho de ello me atreveré a decir que ningún espíritu medianamente filosófico podrá ver en el más que retórica altisonante y cuidadosa, pero huera y [15] contradictoria. Porque es mucha verdad que el pensamiento del hombre, como dice en otro párrafo, es libre, «para examinar, criticar, saber y crear imaginariamente», mientras que sus actos exteriores, una vez ejecutados, entran en la rueda fatal de las causas y efectos. Que el hombre pueda criticar al mundo sólo prueba que, en cierto modo, se halla fuera y encima de él, lo que no significa, en buena lógica, sino que hay algo en el hombre que procede de algún poder consciente superior al mundo. Pero decir que el mundo es malo, porque es poder, y que hay que desecharlo con toda nuestra alma, y que el hombre es bueno, porque lo rechaza, y que su deber es conducirse como Prometeo y desafiar heroica y obstinadamente al mundo hostil, aunque por otra parte, tenga uno que resignarse a su tiranía inexorable, y que este credo de rebelión impotente haya parecido durante treinta años la base de una filosofía y una política, es tan incomprensible como el aserto de que la libertad del hombre no es sino el resultado de «la colocación accidental de los átomos». Es absurdo decirnos que la libertad surge de la fatalidad y del azar, como es igualmente contradictorio hacer salir nuestra conciencia de la inocencia de la naturaleza. Hay gentes para todo. Por los años en que Mr. Bertrand Russell escribía su parrafito se suicidó el poeta John Davison, persuadido de que, después de haber producido la danza de los átomos la conciencia del hombre y de su propia poesía, que era la conciencia de la conciencia, no le quedaba al universo más etapa que la de volver a la inconsciencia. Por eso se mató. Sólo que así como los cielos declaran la gloria de Dios y la faz de la tierra, transformada por la mano del hombre en tan inmensas extensiones, es prueba cierta de que ni siquiera para la acción externa necesita someterse el género humano a la fatalidad, porque la subyuga y domestica con su chispa divina.

http://www.filosofia.org/hem/193/acc/e13009.htm

En su "El valor de la Hispanidad", acaba con esta cita de Donoso Cortés:

Sólo que ya no es necesaria apelar a las autoridades extranjeras. Ello lo dijo mejor que nadie en el Congreso, el 4 de enero de 1849, en plena revolución europea, nuestro Donoso:

«Señores, no hay más que dos represiones posibles: una interior y otra exterior, la religiosa y la política. Estas son de tal naturaleza, que cuando el termómetro religioso está subido el termómetro de la represión está bajo, y cuando el termómetro religioso está bajo, el termómetro político, la represión política, la tiranía, está alta. Esta es una ley de la humanidad, una ley de la historia.»

A la historia apeló Donoso Cortés para evidenciar la exactitud de su parábola. No era, sin embargo, necesario. En el pecho de cada hombre está escrito que la práctica del bien exige libertad, pero la del mal, cárceles y grilletes.


9 Cirenaic, día 13 de Diciembre de 2008 a las 13:35
A Tigrita, Momia y los "teócratas" que pululan por aquí. No escribo nunca pero ante tanta bilis anti-liberal debo intervenir.

Mises y Hayek no están en el tanatorio ¡qué más quisieran algunos! En realidad la culpa del desaguisado la tienen más bien el Keynesianismo y el engendro de los bancos centrales. No se engañen, no vivimos en un sistema liberal, esto es una economía mixta con un sistema financiero fuertemente intervenido. Los austríacos dejaron bien clarito lo que pasaba cuando se distorsionaba el sistema de precios con medidas artificiales, esto precisamente.

Por otra parte están ustedes demostrando un miedo tan atávico e irracional a la libertad que se ponen al nivel de la caverna marxista-leninista. Los conservadores, aliados a ratos de los liberales por su común fobia antisocialista, creen a diferencia de éstos que existen unos valores "superiores" por los que toda la sociedad se debe guíar o regir, aunque sea por la fuerza. Demostráis que en el fondo no queréis libertad sino un autoritarismo, papal en este caso, estructurado en una jerarquía bien definida. No os culpo porque al parecer existe en el hombre, al igual que en otras especies como los perros o algunos simios un instinto jerárquico muy fuerte. Sin embargo deberíamos superar esta parte animal como superamos otras y aceptar la libertad de los demás para conseguir la "sociedad abierta" de Popper, que afortunadamente nunca podrá ser "perfecta".

Sobre el tema existencial acerca del que escribe el señor Moa, me limitaré a citarle una frase de Epicuro: "Nada hay terrible en la vida para quien está realmente persuadido de que tampoco se encuentra nada terrible en el no vivir."

Un saludo y felices navidades o períodos estivales invernales como diría Pepiño.
10 1132CPCF, día 13 de Diciembre de 2008 a las 13:50
Hace frío y está lloviendo,…
Cuánto tiempo aguantará España así, quieta e impasible, dentro de su trinchera mental,… soportando sentencias prevaricadoras que intentan enterrar el derecho, la justicia, la razón, la lógica y la palabra dada,…
Tantas paladas de tierra desvelan al enterrador
11 opq5, día 13 de Diciembre de 2008 a las 13:53
Tiene razón Boadella de que en Cataluña el autentico rasgo diferencial es el "silencio", pero el silencio en forma de omertá, que es un silencio denso y espeso, que cubre y encubre y ay de aquel que lo rompe, pues ya está "matado", no con un tiro en la nuca, como en tierras del norte, sino por el paso por la "máquina del vacio" que produce un vacio a su alrededor, que lo aisla civilmente de una forma brutal y absoluta, como si fuera portador de la peste.

Aunque también es el "silencio de los corderos", es decir el silencio del rebaño nacionalista, que traga con todo de una forma irresistente y de una manera irresponsable, en total y absoluto silencio, como si fueran una tierra fértil a las ideas, órdenes y exigencias de sus amos.
12 egarense, día 13 de Diciembre de 2008 a las 13:56
#9 Cirenaic...
¡Buen golpe!...
13 DeElea, día 13 de Diciembre de 2008 a las 14:06
Cirenaic.

¡¡¡Uhf menuda zurra le ha metido a su muñeco de paja!!! Ni pá espantapájaros le va a valer….

Dice usted al tiempo que reparte pegatinas o etiquetas:

“Los conservadores, aliados a ratos de los liberales por su común fobia antisocialista, creen a diferencia de éstos que existen unos valores "superiores" por los que toda la sociedad se debe guiar o regir, aunque sea por la fuerza.”

¿Entonces no cree usted que existan esos valores “superiores”?
14 Quixote, día 13 de Diciembre de 2008 a las 14:29

El mito de la creación en la mitologa nórdica.


El principio, érase el Frío y el Calor. El frío era Nilfheim, un mundo de oscuridad, frío y niebla. El calor era Muspell, el mundo del eterno calor. Entre estos dos mundos existía un gran vacío con el nombre de Ginnungagup. En Ginnungagup surgió la vida al encontrarse el hielo de Niflheim y el fuego de Muspell. De este encuentro entre el frío y el calor nacieron primero el ogro Ymer y después la gigante vaca llamada Audumbla. Ymer vivió de la leche de Audumbla, y de su sudor nació una pareja de gigantes, y de sus pies un hijo. Ese fue el origen de los "gigantes de escarcha", también llamados yotes. Audumbla vivió lamiendo la escarcha en las rocas salobres, de donde surgió poco a poco el primer hombre, Bure, y de él descienden los dioses llamados asas.

El hijo de Bure, de nombre Bor, se casó con la hija de un yote, Bestla, y juntos tuvieron tres hijos dioses: Odin, Vile y Ve. Odin y sus hermanos mataron a Ymer, y de su cuerpo crearon la tierra, de su sangre el mar, de su cráneo el cielo, de sus huesos las montañas, de su pelo los bosques, de su cerebro las nubes y de sus cejas un muro alrededor del inhabitable exterior. En este nuevo mundo crearon el mundo de los hombres, llamado Midgård. Luego, y para que los hombres no se sintieran solos, crearon en el centro de Midgård el mundo de los asas, Asgård, en cuyo centro crecía un gran fresno llamado Yggdrasil.

Ggdrasil fue el árbol de la vida, y si muriera, significaría la destrucción total del mundo. Yggdrasil sostenía el cielo y en su copa vivía un águila, y entre los ojos del águila un gavilán llamado Vederfølner. Por el tronco corría la ardilla Ratatosk pasando noticias e insultos entre el águila el dragón Nidhug que vivía al lado de una de las raíces de Yggdrasil. Cuatro ciervos corrían por sus ramas y el rocío que caía de su cornamenta formaba los ríos del mundo. Yggdrasil tenía tres raíces. Una yacía en Asgård, donde también se encontraba el pozo de Urd vigilado por tres nornas, encargadas de sacar agua del pozo para regar Yggdrasil. Estas tres nornas (diosas del hado) reinaban sobre el destino de los hombres y decidían si vivirían felices o no. La otra raíz yacía en Jotunheim, el mundo de los yotes (gigantes de escarcha), y aquí también se encontraba el pozo de Mimer. Era el pozo de la sabiduría y el que bebía del pozo sabría todo lo pasado y todo lo venidero. En el fondo del pozo se hallaba uno de los ojos de Odin, quien lo dio en prenda a cambio de sabiduría. La tercera raíz yacía en Niflheim, donde se encontraba también el dragón Nidhug.
15 egarense, día 13 de Diciembre de 2008 a las 15:13
Lo único que puntualizaría a "cirenaic" es que no se trata de teocracia para algunos; admitimos cualquier tipo de opción: desde el Ateísmo hasta los Testigos de Jehová. Lo que venimos insistiendo es que nuestra cultura tiene sus raíces en el cristianismo, y que es este en buena parte responsable de casi todo, desde la Unidad hasta la forma en que nos despedimos... Pero al menos a mí, no me da miedo la libertad. Todo lo contrario... Lo que me da miedo es el régimen que se ha instalado en España, mejor dicho, los 17 regímenes, que esto aun es peor...
16 IdeA, día 13 de Diciembre de 2008 a las 16:14
Cirenaic, 9

Eso de que no vivimos en un sistema liberal es como lo que dicen los marxistas recalcitrantes, que la URSS no era un sistema marxista y la culpa del desaguisado la tuvo más bien el stalinismo. Pero, lo cierto, es que desde el siglo XIX vivimos en un sistema liberal, sólo que el liberalismo es así, como dice Román Perpiñá en “La crisis de la economía liberal”:

“El verdadero fin del liberalismo no es, pues, ni la libertad política, ni la libertad de contratación, ni la liberación de las guerras, ni la libertad del poseer y del comerciar, ni la libertad de moral, de conciencia y de religión. El fin del liberalismo es la Riqueza (…) Esas ansias de libertad son, pues, sólo el medio para lograr la riqueza. De ahí que la libertad, una vez proclamada como aparente fin, vaya unida a la pugna por el poder, o a la fuerza, para lograr primero, y asegurar después, la plácida posesión libre de la riqueza. He aquí su paradoja. Vino el liberalismo contra el absolutismo político, religioso, jurídico y económico, o mercantilismo; más sus frutos son otros absolutismos: el monopolio económico y la oligo o monocracia política y social.”

“Nadie podrá decir que fueron principios liberales los de la política mundial desde la independencia norteamericana y la Revolución francesa. Las luchas entre Francia e Inglaterra por la hegemonía económica, luego de un siglo de colonialismo, terminan con la concesión del Canadá a la gran Bretaña y por la venta de la gran cuenca del Missouri, la Luisiana, a Norteamérica, otrora española. Los avances británicos por la India y Birmania, por Australia y África; la captura de los principales puertos del comercio mundial, pueden proclamarse liberales tan solo si se acepta la igualdad entre liberalismo y fuerza prepotente.”

“Los economistas, la mayoría protestantes, atribuyen, primero, al protestantismo el progreso del mundo moderno, y, en segundo lugar, a los pincipios liberales.
¿Puede sostenerse esta caausalidad histórica a lo Polibio?
Los economistas modernos que tratan de la localización industrial o de actividades económicas tienen que tener en cuenta factores mucho más complejos, entre los cuales, si bien aparecen factores ideológicos, los factores naturales se presentan como condicionantes decisivos.”

El cápitulo 5 se títula “LA CONCEPCIÓN MATERIALISTA DE LA VIDA, HIJA DEL LIBERALISMO”, donde demuestra que “el marxismo nace del liberalismo”.

Porque, como dice Juan Velarde en
en “La larga contienda sobre la economía liberal”:

“El liberalismo es término de contienda. Y esta discusión parece siempre que va a provocar su triunfo, incluso de modo que podría calificarse de espectacular. Sin embargo, de las mismas fuentes doctrinales del liberalismo (…) desde los fisiócratas a los francmasones, surgen los argumentos que hoy en día provocan el auge de la socialización”.

17 manuelp, día 13 de Diciembre de 2008 a las 16:25
Efectivamente el marxismo nace del liberalismo, en el mismo sentido que el liberalismo nace del racionalismo, el racionalismo nace del humanismo renacentista, el humanismo renacentista nace del tomismo, etc, etc. Es análoga cadena por la que se puede demostrar que el hombre de sesenta años nace del niño de cinco.
18 manuelp, día 13 de Diciembre de 2008 a las 16:29
Por cierto IdeA, he leido "El banquero anarquista" de Pessoa. No me ha gustado, me ha parecido literatura de artificio y humo, pero sin ese anclaje en lo real que hace tan atractivo a Borges.
19 IdeA, día 13 de Diciembre de 2008 a las 17:29
manuelp

Pues siento que no te gustase; no haber acertado con la recomendación, quiero decir. Si quieres echa un vistazo a "El libro del desasosiego", muy distinto al Banquero.
20 manuelp, día 13 de Diciembre de 2008 a las 17:56
IdeA

Vale, lo pongo en la lista para cuando vaya a la biblioteca. A ver si hay más suerte. Gracias
21 Clinker, día 13 de Diciembre de 2008 a las 18:22
Pio Moa intervino ayer con gran brillantez en el programa de radio "La 5ª columna" de Radio Intercontinental.
Junto a Don Pío intervinieron Cesar Alonso de los Rios, José Javier Esparza y Rafael López Dieguez.
Se trato sobre la crisis mundial, tanto economica como de valores.
El audio se puede descargar de:
http: //www.5columna.com

Fotos del programa, con asistencia de público:
http://tinyurl.com/5fqq9u
22 egarense, día 13 de Diciembre de 2008 a las 18:34
#21 Clinker...
Gracias por la referencia...
23 denebola, día 13 de Diciembre de 2008 a las 19:03
jlh, tienes un correo.

Saludos.
24 bacon, día 13 de Diciembre de 2008 a las 20:59
He descubierto hace poco un autor que en mi opinión es, de entre nuestros contemporáneos, el que mejor analiza nuestra sociedad: el inglés Theodore Dalrymple (un pseudónimo); puede que a alguno de Vds. les parezca también interesante. A mí me está apasionando leer cuanto encuentro de él, que de momento son artículos.
http://libros.libertaddigital.com/los-prejuicios-n...

Asunto interesante y difícil y muchos buenos comentarios por aquí, como siempre, saludos a todos.
25 denebola, día 13 de Diciembre de 2008 a las 21:09
#24,bacon

En el submundo marxista, los prejuicios son las ideas que las clases opresoras inculcan a las oprimidas para mantenerlas en su estado. Como la visión marxista es falsa, no es extraño que el juicio sobre los prejuicios también lo sea.

Los prejuicios en realidad no son gratuitos ni arbitrarios. Están ahí porque las generaciones pasadas aprendieron cosas. Son el fruto de la experiencia y por eso su demolición es el salvoconducto para vivir de nuevo las duras y amargas lecciones olvidadas.
26 Quixote, día 13 de Diciembre de 2008 a las 23:07
Desde los Alpes del Tirol hasta el Cabo Norte se desarrolló una mitología poderosa y de una grandiosidad no exenta de tintes oscuros y tenebrosos. Solamente el genio de Wagner pudo, siglos más tarde, darle vida en la magnificencia de sus óperas.

Eterna lucha, odios implacables, promesas, persecuciones, amores, héroes grandiosos y dioses envilecidos por deseos de venganza y ambición. Éstos son los caracteres de la religión nórdica, que se desarrolló bajo las ramas frondosas del fresno de Ygdrazil, cuyas raíces se adentraban en las profundidades de la Tierra, y eran roídas por el dragón Nidhaus. Los vientos helados del Norte al chocar con los cálidos procedentes del Sur dieron origen al gigante Ymir y a la vaca Audhumbt, encargada de nutrir a la Humanidad.



27 Quixote, día 13 de Diciembre de 2008 a las 23:10
Odín era también el dios de los muertos heroicos, único dios que bebía vino ya que los demás sólo probaban la cerveza. Aparecía en algunos lugares como viejo, poderoso y fuerte, faltándole en ocasiones un ojo. Presidía las batallas y aunque no intervenía directamente, desviaba las flechas y detenía los golpes de lanza si así convenía a sus intereses, a fin de llevarse al paraíso, al Walhalla, a los escogidos.

Sus doce hijas preferidas eran las Walkirias cuyos gritos agudos se oían en el fragor de los combates, porque cabalgaban entre las nubes para recibir en sus brazos a los que morían peleando. Esta idea de la victoria en la muerte es un tema grato también a la religión árabe, cuyo mandato de la "guerra santa" tuvo una enorme trascendencia política.

Durante las noches de viento, Wottan cruzaba el espacio acompañado de cazadores que habían muerto en una cacería, montado en un fogoso caballo de ocho patas, pero también era el dios de la inteligencia y tenía a un lado el Conocimiento y a otro la Memoria. Más tarde, su poderosa mano llevó a los vikingos a cruzar los mares y condujo los ejércitos de los llamados bárbaros a la victoria. Los pueblos germánicos no tuvieron templos propiamente dichos sino que recordaron a sus dioses y sacrificaron en su honor, bajo las ramas de una encina, de un fresno o de un roble.

28 Quixote, día 13 de Diciembre de 2008 a las 23:14
Se peleaba por el placer de pelear, sin miedo de morir ni de recibir heridas o ser víctima de sufrimientos. Era la bravura exaltada a la pura delectación. Solamente los que morían de enfermedad o de vejez conocían el reino subterráneo de las sombras, donde la existencia se deslizaba gris y anodina, adonde no llegaban jamás la luz del Sol ni la alegría de una risa.

Pero un día, Loki, al frente de los gigantes, de las fuerzas del mal, se concentrarán para asaltar el palacio de los dioses. Heimdalh hará sonar el cuerno anunciando la gran batalla. Será inútil que los dioses corran a las murallas y empuñen sus espadas porque la hora fatal habrá sonado.

El lobo Fenris devorará a Odín, y Thor sucumbirá entre los anillos de una gigantesca serpiente. En esta lucha despiadada sucumbirá el mundo entero. Las aguas cubrirán la tierra, las estrellas caerán del cielo y las montañas arderán. Será el crepúsculo de los dioses, pero no su desaparición total. Ésta no constituirá la muerte definitiva.

Los dioses volverán a nacer más hermosos y fuertes que nunca para ocupar sus sitios en el Walhalla. Entonces aparecerá el Altísimo, aquél cuyo nombre nadie osa pronunciar, el creador de todos los dioses, el que todo lo puede, cuya sustancia y esencia son distintas de toda cosa conocida, y comenzará una nueva existencia de la cual no sabemos nada. Esta última leyenda o mito es posterior a los primeros momentos de la mitología nórdica y parece iniciarse en ella una evolución hacia el monoteísmo, nota distintiva de la mayor parte de las regiones al evolucionar hacia un estadio más perfecto.
29 1132CPCF, día 13 de Diciembre de 2008 a las 23:32
Misa por la familia en la plaza de Colón el 28 de diciembre
http://www.religionenlibertad.com/noticias/misa-fa...
30 kabardin, día 14 de Diciembre de 2008 a las 00:07
Ho chi Min, el saltamontes, el tigre, la dinámica de la dialéctica y el poder de la determinación.

La bulimia, la enloquecida prisa por deglutir más y más que tortura a los predadores del erario público nos advierte que llegamos a un fin de ciclo, ventean que se acabó la fiesta, tienen miedo, eso aumenta su peligrosidad, aunque por fortuna, la codicia les impide ser del todo imprevisibles.
En nuestras manos está el aprovechar de la situación para cambiar el rumbo de las cosas.
Focalicemos nuestra atención en lo que quede de noble, que nuestra mirada embellezca y haga fuerte la parte sana del entramado institucional, que los hombres y mujeres a los que su responsabilidad obliga sientan nuestro afecto, nuestra cercanía.
En esta fase del conflicto la ideología ha de ser el fondo del paisaje, sin estridencias, la figura central el hundimiento de la legalidad.
Nosotros elegimos el escenario, la escenificación ha de ser el enfrentamiento entre los delincuentes y la ciudadanía expoliada.
31 Momia, día 14 de Diciembre de 2008 a las 00:08
Gran parte de las dificultades por las que atraviesa el mundo se deben a que los ignorantes están completamente seguros en sus estupideces y los inteligentes llenos de dudas en su pusilanimidad.

Bertrand Russell

32 egarense, día 14 de Diciembre de 2008 a las 03:38
He escuchado el programa que anunciaba "Clinker", y efectivamente ha resultado muy interesante. Felicito a Pío Moa por sus asistencia, y por sus intervenciones, así como al resto de participantes...
33 Quixote, día 14 de Diciembre de 2008 a las 06:33
Lemaître nació en Charleroi (Bélgica) el 17 de julio de 1894, y murió el 20 de junio de 1966. No fue un sacerdote que se dedicó a la ciencia ni un científico que se hizo sacerdote: fue, desde el principio, las dos cosas. Desde muy joven descubrió su doble vocación, y lo comentó con su familia. Su padre le aconsejó estudiar primero Ingeniería, y así lo hizo, aunque su trayectoria se complicó porque se pasó a la física y además porque, en mitad de sus estudios, estalló la primera guerra mundial.

En 1911 fue admitido en la Escuela de Ingenieros. En verano de 1914 pensaba pasar sus vacaciones yendo al Tirol en bicicleta con un amigo, pero tuvo que cambiar las vacaciones por la guerra en la que se vio envuelto su país hasta 1918. Después volvió a la Universidad de Lovaina y cambió su orientación: se dedicó a las matemáticas y a la física. Como seguía con su idea de ser sacerdote, tras obtener el doctorado en física y matemáticas ingresó en el Seminario de Malinas y fue ordenado sacerdote por el Cardenal Mercier, el 22 de septiembre de 1923. Ese mismo año le fueron concedidas dos becas de investigación, una del gobierno belga y otra de una Fundación norteamericana, y fue admitido en la Universidad de Cambridge como investigador de astronomía.

El observatorio astronómico de Cambridge estaba entonces dirigido por Sir Arthur Eddington, uno de los astrofísicos más importantes del siglo XX. Eran unos años muy importantes para la física. Einstein había formulado la relatividad especial en 1905, y en 1915 la relatividad general, que por vez primera permitía estudiar científicamente el universo en su conjunto. Lemaître siguió las enseñanzas de Eddington y también las de Rutherford, padre de la física nuclear. En junio de 1924 volvió a Bruselas, pero ese mismo año volvió a viajar por motivos científicos, esta vez a Canadá y Estados Unidos. En América, además de encontrar a Eddington, tuvo la oportunidad de conocer directamente a algunos físicos que, en aquellos momentos, estaban realizando trabajos pioneros en las observaciones astronómicas, y pasó el curso 1924-1925 trabajando en Harvard con uno de ellos, Harlow Shapley.

Desde octubre de 1925, Lemaître fue profesor de la Universidad de Lovaina. Abierto y simpático, tenía grandes dotes para la investigación y era un profesor nada convencional. Ejerció una gran influencia en muchos alumnos y promovió la investigación en la Universidad. Además, en 1930 se hizo famoso en la comunidad científica mundial y sus viajes, especialmente a los Estados Unidos, fueron ya una constante durante muchos años.

Lemaître se hizo famoso por dos trabajos que están muy relacionados y se refieren al universo en su conjunto: la expansión del universo, y su origen a partir de un «átomo primitivo».

34 Quixote, día 14 de Diciembre de 2008 a las 06:35
Las ecuaciones de la relatividad general, formuladas por Einstein en 1915, permitían estudiar el universo en su conjunto. El mismo Einstein lo hizo, pero se encontró con un universo que no le gustaba: era un universo que cambiaba con el tiempo, y Einstein, por motivos no científicos, prefería un universo inalterable en su conjunto. Para conseguirlo, realizó una maniobra que, al menos en la ciencia, suele ser mala: introdujo en sus ecuaciones un término cuya única función era mantener al universo estable, de acuerdo con sus preferencias personales. Se trataba de una magnitud a la que denominó «constante cosmológica». Años más tarde, dijo que había sido el peor error de su vida.

Otros físicos también habían desarrollado los estudios del universo tomando como base la relatividad general. Fueron especialmente importantes los trabajos del holandés Willem de Sitter en 1917, y del ruso George Friedman en 1922 y 1924. Friedman formuló la hipótesis de un universo en expansión, pero sus trabajos tuvieron escasa repercusión en aquellos momentos.

Lemaître trabajó en esa línea hasta que consiguió una explicación teórica del universo en expansión, y la publicó en un artículo de 1927. Pero, aunque ese artículo era correcto y estaba de acuerdo con los datos obtenidos por los astrofísicos de vanguardia en aquellos años, no tuvo por el momento ningún impacto especial, a pesar de que Lemaître fue a hablar de ese tema, personalmente, con Einstein en 1927 y con de Sitter en 1928: ninguno de los dos le hizo caso.
35 Quixote, día 14 de Diciembre de 2008 a las 06:42
Si el universo está en expansión, resulta lógico pensar que, en el pasado, ocupaba un espacio cada vez más pequeño, hasta que, en algún momento original, todo el universo se encontraría concentrado en una especie de «átomo primitivo». Esto es lo que casi todos los científicos afirman hoy día, pero nadie había elaborado científicamente esa idea antes de que Lemaître lo hiciera, en un artículo publicado en la prestigiosa revista inglesa «Nature» el 9 de mayo de 1931.

El artículo era corto, y se titulaba «El comienzo del mundo desde el punto de vista de la teoría cuántica». Lemaître publicó otros artículos sobre el mismo tema en los años sucesivos, y llegó a publicar un libro titulado «La hipótesis del átomo primitivo».

En la actualidad estamos acostumbrados a estos temas, pero la situación era muy diferente en 1931. De hecho, la idea de Lemaître tropezó no sólo con críticas, sino con una abierta hostilidad por parte de científicos que reaccionaron a veces de modo violento. Especialmente, Einstein encontraba esa hipótesis demasiado audaz e incluso tendenciosa.

Llegamos así a una situación que se podría calificar como «síndrome Galileo». Este síndrome tiene diferentes manifestaciones, según los casos, pero responde a un mismo estado de ánimo: el temor por parte de los agnósticos y descreídos que la religión pueda interferir con la autonomía de las ciencias.

En nuestro caso, se dio el síndrome Galileo: varios científicos -entre ellos Einstein- veían con desconfianza la propuesta de Lemaître, que aunque era una hipótesis científica seria, pensaban, podría favorecer a las ideas religiosas acerca de la creación, cosa que a los ateos parece siempre irritarles sobremanera.

36 Quixote, día 14 de Diciembre de 2008 a las 06:50
En enero de 1933, Lemaître había sido invitado por el famoso físico Robert Millikan, director del Instituto de Tecnología de California, a desarrollar un seminario sobre los rayos cósmicos, y Einstein se encontraba entre los asistentes. Esta vez, Einstein se mostró muy afable y felicitó a Lemaître por la calidad de su exposición. Después, ambos se fueron a discutir sus puntos de vista. Einstein ya admitió entonces que el universo está en expansión, aunque todavía quedó algo reacio a admitir la teoría del átomo primitivo, que le recordaba demasiado la creación divina del Génesis.

En mayo de 1933, Einstein dirigió algunos seminarios en la Universidad Libre de Bruselas. Al enterarse de que Hitler había sido nombrado Canciller de la República Alemana, fue a la Embajada alemana en Bruselas para renunciar a la nacionalidad alemana y dimitir de sus puestos en la Academia de Ciencias y en la Universidad de Berlín. Einstein permaneció varios meses en Bélgica, preparando su porvenir de exiliado. En esas circunstancias, Lemaître fue a verle y le organizó varios seminarios. En uno de ellos, Einstein anunció que la conferencia siguiente la daría Lemaître, en dicha conferencia, Einstein le interrumpió varias veces manifestando su entusiasmo, y afirmó entonces que Lemaître era la persona que mejor había comprendido sus teorías de la relatividad.

De enero a junio de 1935, Lemaître estuvo en los Estados Unidos como profesor invitado por el Instituto de Estudios Avanzados de Princeton. En Princeton encontró por última vez a Einstein.

37 Quixote, día 14 de Diciembre de 2008 a las 06:57
A Einstein le costó aceptar la expansión del universo, aunque finalmente tuvo que rendirse ante élla, porque sus ideas anticristianas se situaban en una línea panteísta. Por tanto, al otorgar de algún modo un carácter divino al universo, le costaba admitir que el universo en su conjunto va cambiando con el tiempo. Los mismos motivos le llevaron a rechazar en un principio la teoría del átomo primitivo. Un universo que tiene una historia y que comienza en un estado muy singular le recordaba demasiado la idea de creación.

Einstein no era el único científico que sufría los efectos del síndrome Galileo. El simple hecho de ver a un sacerdote católico científico, le bloqueaba. Y si ese sacerdote proponía, además, que el universo tenía un origen histórico, la presunta intromisión parecía confirmarse: se trataría de un sacerdote que quería meter en la ciencia la creación divina. Pero los trabajos de Lemaître eran serios y rigurosamente científicos, y finalmente todos los científicos, Einstein incluido, lo han reconocido.

Lamaître jamás intentó explotar la ciencia en beneficio de la religión. Estaba convencido de que ciencia y religión son dos caminos diferentes y complementarios que convergen en la verdad. Al cabo de los años, declaraba en una entrevista concedida al New York Times: «Yo me interesaba por la verdad desde el punto de vista de la salvación y desde el punto de vista de la certeza científica. Me parecía que los dos caminos conducen a la verdad, y decidí seguir ambos. Nada en mi vida profesional, ni en lo que he encontrado en la ciencia y en la religión, me ha inducido jamás a cambiar de opinión».

38 Quixote, día 14 de Diciembre de 2008 a las 08:03
Cuando afirmamos que somos seres contingentes, reconocemos que el hombre no ha creado el universo ni se ha creado a sí mismo, y por lo tanto, respecto de la naturaleza también somos contingentes. Pero en nuestra concepción religiosa cristiana hay una diferencia fundamental respecto a los antiguos -y también respecto de los ateos y agnósticos-, Dios se sitúa por encima de la naturaleza, es tanto Creador de la naturaleza como Creador nuestro. En este sentido Dios es superior al destino, a diferencia de otras religiones y mitologías de la antigüedad que, como la griega, suponían a sus dioses sometidos a éste.

La experiencia de la fe no es una experiencia fácil, ni masiva. Se inicia personalmente, se desenvuelve persona a persona, a media luz y en voz baja. Dios se manifiesta mediante "un susurro" (Salmo 18, versículos 2-3), como "una leve brisa" (Elías) o se oculta "tras una nube" (Moisés). A nosotros nos llega por medio de un libro, la palabra de un amigo, una enfermedad, por mil caminos que debemos aprender a reconocer. Dios no fuerza la libertad humana, el hombre tiene en cada etapa de crecimiento personal la posibilidad de aceptarle o de negarle.
39 manuelp, día 14 de Diciembre de 2008 a las 09:24
Quixote

Me parece que aglutina usted un poco a la ligera a ateos, agnósticos y "antiguos", a la hora de diferenciarlos de los cristianos.

En la concepción religiosa hinduista, si bien el Universo no tiene principio ni fin, sino que pasa eternamente de un estado de desarrollo a otro de equilibrio, y desde este a uno de decadencia, y de este a la disolución y de la disolución al desarrollo, y así, sucesivamente por toda la eternidad; y que el propósito de estas repeticiones es servir de castigo ó premio por los actos del alma en existencias anteriores; esto no significa que se niegue la existencia de un Creador, Brahma. La dificultad reside en explicar porqué habia de crear el mundo Brahma que es el Ser, la Felicidad extática, la Inteligencia- en suma el Absoluto- que es inalterable, que de nada carece y nada precisa y que es perfecto. ¿Para qué iba a crear lo Infinito a lo Finito?.

En cuanto a los agnósticos, no es cierto que negemos tampoco la existencia de un Creador, lo que negamos es "conocer" a Dios, bien por nuestra propia insuficiencia cognitiva, bien por absoluta imposibilidad de que ello sea posible.

Los ateos si afirman indubitablemente que Dios no existe.
40 kabardin, día 14 de Diciembre de 2008 a las 09:58
Entréme donde no supe,
y quedéme no sabiendo,
toda ciencia trascendiendo.

Yo no supe dónde entraba,
pero, cuando allí me vi,
sin saber dónde me estaba,
grandes cosas entendí;
no diré lo que sentí,
que me quedé no sabiendo,
toda ciencia trascendiendo.

De paz y de piedad
era la ciencia perfecta,
en profunda soledad
entendida, vía recta;
era cosa tan secreta,
que me quedé balbuciendo,
toda ciencia trascendiendo.

Estaba tan embebido,
tan absorto y ajenado,
que se quedó mi sentido
de todo sentir privado,
y el espíritu dotado
de un entender no entendiendo,
toda ciencia trascendiendo.

El que allí llega de vero
de sí mismo desfallece;
cuanto sabía primero
mucho bajo le parece,
y su ciencia tanto crece,
que se queda no sabiendo,
toda ciencia trascendiendo.

Cuanto más alto se sube,
tanto menos se entendía,
que es la tenebrosa nube
que a la noche esclarecía;
por eso quien la sabía
queda siempre no sabiendo,
toda ciencia trascendiendo.

Este saber no sabiendo
es de tan alto poder,
que los sabios arguyendo
jamás le pueden vencer;
que no llega su saber
a no entender entendiendo,
toda ciencia trascendiendo.

Y es de tan alta excelencia
aqueste sumo saber,
que no hay facultad ni ciencia
que le puedan emprender;
quien se supiere vencer
con un no saber sabiendo,
irá siempre trascendiendo.

Y si lo queréis oír,
consiste esta suma ciencia
en un subido sentir
de la divinal esencia;
es obra de su clemencia
hacer quedar no entendiendo,
toda ciencia trascendiendo

San Juan de la Cruz
41 manuelp, día 14 de Diciembre de 2008 a las 10:13
# 40

Camino peligroso en su epoca.

Los alumbrados creían en el contacto directo con Dios a través del Espíritu Santo mediante visiones y experiencias místicas, lo cual llevó a la Inquisición Española a promulgar al menos tres edictos en su contra. Algunos místicos como Teresa de Ávila fueron inicialmente sospechosos de pertenecer a los alumbrados.

http://es.wikipedia.org/wiki/Alumbrados



42 Cirenaic, día 14 de Diciembre de 2008 a las 15:44
Me gustaría matizar dos cosas:

1. Para mí la libertad no es un valor "superior" porque no la considero un valor sino simplemente una condición necesaria para que pueda existir todo lo demás (incluidos todos los valores que pueda usted tener) ya que sin libertad no hay nada.

2. La URSS efectivamente no era un sistema totalmente marxista porque si lo hubiera sido el colapso no se hubiese demorado tanto. Desde hacía tiempo que la producción agrícola en la Unión Soviética se sostenía mediante granjas privadas y existía un amplísimo mercado negro que suplía a los ciudadanos de bienes y servicios. Es decir, el sistema soviético sobrevivió porque albergó cierto "libre" mercado en su interior y no al revés, un sistema económico genuinamente marxista nunca puede funcionar por razones de peso que ya dieron Mises y Hayek en los años veinte.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899