Pío Moa

« El valor de la verdad histórica | Principal | Gorrinos y macarrones »

Un gobierno corruptor y una justicia corrompida, amigos de los terroristas

13 de Febrero de 2007 - 09:39:07 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Amigos del asesinato como instrumento político. Enemigos de los ciudadanos. Enemigos de la democracia. O la democracia los pone fuera de la ley o ellos pondrán fuera de la ley a la democracia.

----

Caído con el muro de Berlín su discurso ideológico, las izquierdas recurren al discurso histórico. Ya no pueden llamarse abiertamente marxistas. Ya no pueden expresar abiertamente su simpatía esencial por los imperios del Gulag, ni siquiera por Castro. Pero se declaran herederos del Frente Popular, al que presentan como defensor de la democracia, algo así como pintar al nacionalsocialismo como defensor de los judíos. En realidad vuelven a sus raíces, al Frente Popular, conglomerado de marxistas, golpistas, separatistas y racistas bajo orientación de Stalin. Sus jefes destruyeron la legalidad republicana y perpetraron el mayor saqueo que hayan sufrido en España los fondos públicos y privados, y el tesoro histórico y artístico.

Es muy lógico, nada podía serlo más, que se identifiquen con aquel régimen definido por Marañón con dos palabras:"estupidez y canallería". Volvemos a lo mismo.

---------

Mañana, en el Casino de Madrid, a las 8 de la tarde, hablaré sobre "guerra civil, franquismo y democracia". Los caballeros deben ir con corbata. Norma de la casa.

-------

Odiseus

Para coordinarse, únete a "Ciudadanosporlaconstitución":

http://es.groups.yahoo.com/group/ciudadanosporlaconstitucion/

odiseus48@gmail.com

Lo que puede hacer una persona sola. En Menorca, el PSOE y los separatistas, bien juntos como de costumbre, votaron a favor de que la isla sea parte de los mal llamados països catalans, contra la opinión de la mayoría de los ciudadanos. Joana Barceló, candidata del PSOE considera a los españoles ajenos a los països como extranjeros, y los equipara a chinos, filipinos, nigerianos, etc.

Como vemos, esta gentecilla, pagada con los impuestos de todo y utilizando recursos públicos, se mueve, y mucho. El PP, naturalmente, "prudentito". Un compañero de Menorca nos ha enviado esta nota:

"Como en Menorca no he dado con nadie con quien compartir el reparto de propaganda, me dediqué a ir de francotirador. Primero repartí manifiestos por la Constitución en los barrios populares, feudos del peronismo –unos 600–, pero luego ensayé otra táctica. Como existe Internet, comencé una labor de bombardeo sobre los buzones electrónicos de las sedes locales del PP. Les dije de todo, sin usar adjetivos, claro. Jamás me contestaron. Pero algo ha empujado a esta gente tan ’conservadora’, tan prudente, tan de antes.... Resulta que una madrugada llego a casa y me encuentro con que en todos los buzones hay un panfleto de gran tamaño. Parece ser que movilizaron a sus bases porque inundaron toda Menorca en una tarde-noche. La reacción de los socialistas fue de histeria total; al punto que les pusieron una demanda, no tanto por lo que allí se decía como por el hecho de que el panfleto iba sin firmar. Al día siguiente salieron a dar la cara los del PP –tranquilos, demasiado tranquilos, como siempre– alegando que el panfleto estaba perfectamente numerado y registrado en imprenta. (Lo pensaron muy bien, pues si lo firman, los votantes de izquierda, creyentes de base, ni lo leen). No contentos con eso los políticos del PSOE se dedicaron a insultarlos durante una semana mediante cartas y declaraciones a la prensa. Una y otra vez. Sin duda, los progreperonistas acusaron el golpe: sus bases son mayoritariamente castellano parlantes y, como ocurre siempre, sus dirigentes, señoritos manipuladores; aunque, eso sí, "solidarios con la clase obrera", que es la que les da los votos.

Quizá había que ir pensando en una estrategia concertada de información y presión sobre los peperos a través del correo-e. Algo que les obligara a intervenir y que dejo abierto a ver qué se os ocurre. En lugar de dirigirnos a la sede de Génova o a los diputados (me parece que en el blog de Moa se publicó un día la dirección-e. de cada diputado del PP) creo que es preferible abordar los correos de las sedes más cercanas, quizá también las provinciales y así los movemos desde más abajo y los seguimos de más cerca. Fijaos qué fácil fue desajustar la maquinaria de la mentira y de la hipocresía que caracteriza a esta gentecilla progre, que siguen presumiendo de solidarios, modernos y cultos; aunque cada vez menos, claro: a diario tienen a demasiada gente rebuznando por los medios"

Este es el camino, o uno de los caminos, y vemos cómo una sola persona puede hacer mucho. No obstante, ¿es fácil desajustar la maquinaria de la mentira? No lo es. La batalla debe seguir, y si es posible montar un pequeño grupo en Menorca, como en otros muchos lugares, dedicado a la "agitación y propaganda" debe hacerse cuanto antes.

Comentarios (142)

« 1 2 3 »

1 vstavai, día 13 de Febrero de 2007 a las 10:05
Hubo, por supuesto, atrocidades en la guerra, como en todas, por los dos bandos. Pero quienes destruyeron la ley fueron las izquierdas y los separatistas. Quienes comenzaron las atrocidades fueron también ellos.
Lo mismo da decir que los soviéticos y las democracias cometieron atrocidades en la guerra mundial (a una escala enormemente superior a la española). Pero quienes iniciaron el asunto fueron los nacionalsocialistas.
Y sí, Desde Holanda, es una verdadera pena la vergonzosa y ridícula pasividad de la gente. Venga a parlotear de lo ya visto y más que visto, venga a marear la perdiz, venga a sentirse cojonud.amente oyendo lo que se desea oír, una especie de masturbación permanente. Está bien discutir y hablar de todo, pero, hombre, hay que procurar también HACER algo, discutir de ideas e iniciativas, coordinarse y plantear ACCIÖN. Pero eso asusta, echa atrás, y cosas como las de Menorca las ve la mayoría como algo molesto, fastidioso, lo que hay que evitar. Una vergüenza.
2 vstavai, día 13 de Febrero de 2007 a las 10:10
Un 11 de febrero especial
10 de Febrero de 2007 - 12:20:57 - Luis del Pino
Este 11 de febrero nos volveremos a concentrar, como parte de la iniciativa "11 de cada mes", para exigir la verdad sobre los atentados del 11-M. Se trata de una convocatoria muy especial, en vísperas del juicio que ahora comienza. Un juicio realmente peculiar, que no sabemos si puede durar catorce días o catorce meses. Dependerá de si se desmontan en el estrado algunas de las falsedades más flagrantes de la versión oficial. Por ejemplo, ¿qué pasaría si se demostrara la falsedad de la mochila de Vallecas? ¿Podría seguir el juicio habiéndose derrumbado la prueba fundamental del caso? Probablemente no.

Por lo pronto, los prolegómenos del juicio están permitiendo ir mucho más allá de lo que Del Olmo (¡Ay, Del Olmo!) consiguió en tres años, ya que los abogados de las acusaciones y las defensas han visto cómo el tribunal autorizaba la realización de pruebas anticipadas a la celebración de la vista oral. Mediáticamente, la más impactante de esas pruebas anticipadas es el análisis de explosivos, pero hay otras pruebas en marcha igual de importantes, como por ejemplo la petición a las Fuerzas de Seguridad de información sobre determinadas actuaciones, o la petición de datos de posicionamiento a las empresas telefónicas.

El mes pasado eran 52 las localidades que se sumaban a la iniciativa "11 de cada mes". Este 11 de febrero nos concentraremos en 57 ciudades. Bienvenidos los nuevos peones de Algeciras, Guadalajara, Logroño, Roquetas de Mar y Santiago de Compostela. Además, queremos resaltar la adhesión a esta iniciativa de dos nuevas organizaciones: la Confederación Española de Policía (CEP) y Profesionales por la Ética. En las concentraciones de mañana, aprovecharemos para hacer algunos anuncios de futuro, comentando aspectos, por ejemplo, de los actos previstos para el aniversario de los atentados, el próximo 11 de marzo.

3 5326, día 13 de Febrero de 2007 a las 10:26
Vstavay,

Buenos dias!!, me gusta tu energía, tu claridad, se agradecen y ayudan a leer el blog. También los comentarios de Sherme.
Un abrazo a los dos, espero leer más cosas de los dos hoy, seguro que lo haré!!!
4 00001, día 13 de Febrero de 2007 a las 10:29
13 de febrero de 2007.San Benigno.Martes.
Sres.Moa,Tokayo,Nasaki,De Elea,Vstavai,Hiapana,y demás amigos,al mismo nivel.

Tocayo: Gracias,intentamos incitar a españolizar España yde traerla de la maldición de los perversos.
***Lo del TS es de aurora boreal.
¿Sabeis qué pienso?
***Que si Ortega y Unamuno vivieran dirían algo así como:
ME VOY DE ESPAÑA,ME AVEGÜENZAN YA LOS TRES PODERES.NO TENGO SÍTIO.

Muy afectuosamente
Dios os guarde.
5 00001, día 13 de Febrero de 2007 a las 10:32
Debe decir:....detraerla
6 sinrocom, día 13 de Febrero de 2007 a las 10:48
Lo pego en el de hoy, porque lo escribi en el de ayer.

Efecetivamente, G.. ultimamente este blog se esta convirtiendo en un lugar de monologos, donde tan solo unos pocos participan, sin ningun tipo de iniciativa. Para leer estos mensajes, mejor esta la prensa. Por lo menos lo que se lee eta escrito por periodistas profesionales y al menos uno tiene la libertad de leer a los que no estan corruptos.

Estan ocurriendo cosas muy graves estos dias... el estado de sin derecho, esta sacando de la carcel al asesino de veinticinco victimas inocentes... se esta descubrinendo que Luis del Pino llevaba razon, que todo fue una trama en la que se envolvieron jueces, policias, etarras y demas participantes. El ABC, como de costumbre, encubre a la ETA, afirmando que aunque las pruebas tan palpables de que lo que se empleo, no venia de Asturias, sigue afirmando que no fue la ETA. Pepinico sigue con sus trucos publicitarios de linchamiento. Los inmigrantes se nos siguen colando por tierra mar y aire.... el gobierno sigue afirmando que se necesitan mas inmigrantes cuando el paro aumenta alarmentemente...

¿Es que tenemos que estar aqui continuamente repitiendo y repitiendo lo de las guerras? ¿lo de los rojos y azules? ¿Lo de la inmortalidad del cangrejo?


¿Porque no, en lugar de decir lo que ya se sabe, nos dedicamos a indagar sobre lo que no se sabe?

Por ejemplo... ¿porque no elaborar una lista de los delincuentes que andan sueltos por la calle, y que estan traicionando España? Si, una lista negra, de politicos, de masones, de colaboradores mediaticos, de etarras y demas traidores.. investigando sus delitos, o la forma en la que estan cometiendo sus atrocidades.

Si ellos se dedican a lincharnos... ¿Porque no hacemos nosotros lo mismo con ellos?
Al menos, sabemos que ellos no tienen razon, que lo hacen porque no tienen argumentos y porque es la unica manera, aunque sea la mas sucia, de sobrevivir.

Señores utilicen su capacidad intelectual para construir algo positivo, no para venir aqui a rezar el rosario bloguero todos los dias.

7 opq5, día 13 de Febrero de 2007 a las 11:04
sinrocom

Vale mas un buen monólogo que un mal diálogo.

Os habeis fijado que De Juana Chaos fué condenado a mas o menos 8 meses de prisión por asesinato cometido.

Nunca matar salió tan barato y además en vez de ser vilipendiado y ninguneado, va a salir de la trena como un héroe.

Gracias Zapatero por empeñarte en estas cosas tan raras, en contra de todo sentido común.

En el mitin de Sevilla del fin de semana pasado Zapatero acusó al PP de sembrar el odio de que en estos momentos disfrutan en Irak, lo cual es obviamente falso.

Pues hay que ser ignorante para desconocer que el problema de la herejía chii, se arrastra desde casi la fundación del Islam y
8 opq5, día 13 de Febrero de 2007 a las 11:13
continuo el #7

Pues hay que ser ignorante para desconocer que el problema de la herejía chií, se arrastra desde casi la fundación del Islam y que ha costado millones de muertos y guerras terribles.

Cuando Irak pertenecía al imperio turco y el sultán tenía problemas, mandaba al ejército a Irak a sacrificar infieles, lo cual según cuentan las crónicas se hacía con verdadera saña.

Pero para mi, no hace falta ir a Irak a buscar odio, pues el gobierno del hasta ahora nuestro pais, con sus politicas, alguna de ellas verdaderamente demenciales, está sembrando odios, en un campo que hasta ahora no estaba abonado para la siembra, porque el pueblo español desde la transición, había optado por la concordia, que al parecer tanto molesta a Zapatero, pues según el dijo hace pocas fechas en la transición hubo demasiada concordia y poca memoria.

Pero si insiten mas en este tema, puede crear fuerzas terribles, que nos devuelvan a tiempos pretéritos, a las luchas y a los enfrentamientos.

Dios no lo quiera.
9 opq5, día 13 de Febrero de 2007 a las 11:23
Jimenez Villarejo, debe hacerse viejo, pues ayer en un programa de la televisión pública de Montilla y de Carod, dijo que este pais es un pais atípico, porque la justicia es mas favorable a la derecha que a la izquierda.

Y para adobar la barbaridad, no se le ocurrió nada mas que comparar a Botin del BSCH con de Juana, acusando para mas inri al primero de ser un gran estafador, por el tema de las cesiones de crédito, con lo cual sin decirlo daba la impresión de que significaba que el segundo con veinticinco asesinatos a su espalda era un prohombre o el bueno de la película.

Hasta el conductor del programa se dió cuenta de la barbaridad y le cortó, lo mas amablemente que pudo, pues al final son miembros de la misma camada politica.

El PSOE de Zapatero, ha salido de toda razón y de toda lógica y se ha tirado al monte virtual del sectarismo y del sinsentido.
10 sinrocom, día 13 de Febrero de 2007 a las 11:43
opq5

Me has dado una idea, con tu ilustrisima afirmacion.... El buen monologo o el buen dialogo, son los causantes de la situacion en la que nos encontramos... La derecha, con su etiqueta y su estandarte literario... esto es lo que nos pierde...y por eso la derecha se gana tanto odio, de una gran parte del electorado.
Aqui no se trata de tener que disponer de una licencia con matricula de honor en las artes gramaticales, para decir verdades como puños, y para defenderlas hasta con sangre si fuera necesario... Se trata de intentar vencer al tirano, de la unica manera posible... sacando mas votos en las urnas . Pero ¿de que manera se podria consiguir esto? ... Hay que llegar a las masas, y amigo opq5.. con lucimientos literarios, y con complejos de poetas, no nos tragamos una rosca.

No señor... un buen monologo, como tu le dices, o una posible masturbacion literaria, (como en muchas ocasiones), no es mejor que un mal dialogo. Lo importante del dialogo, a estas alturas, no es su perfeccion gramatical, sino su contenido, y su aportacion a la causa.

Te voy a poner un ejemplo... En este blog nadie ha aportado tando como nuestro amigo Acracia, y no es precisamente, que digamos, un lince en eso del fraseo.
11 opq5, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:00
sinro

Es imposible dialogar con los que no saben, ni entienden, ni quieren, que son para mi muchos mas de los necesarios, siendo por esto que los manipuladores de siempre, tipo Zapatero, manipulan a los demás mediante monólogos en forma de epigramas, consignas, obviedades, todas ellas dirigidas a un mismo y único fin, para que lo entiendan hasta las piedras.

Es complicado saber que es mas útil para luchar por una causa, aunque si que hay algo, que desde siempre ha sido imprescindible para la victoria, es la "voluntad de ganar".
12 5326, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:07
Sinrodeos,

Se nota que eres músico, tus frases tienen ritmo, fondo, y son asequibles. Si pusieras música a tus frases, serias como un Verdi, dirias con arte y música lo que el pueblo necesita en momentos de angustia. Castelar hablaría mejor, PERO VERDI LLEGO MÁS LEJOS EN EL ALMA DE SU PUEBLO, QUE ES LO QUE IMPORTA Y LO QUE CONSTRUYE.

Hace unos dias metí algo en "thetimesonline", permiten opinar, y últimamente hablan sobre España.
Me alegro muchísimo de lo que has dicho de Acracia, porque es verdad. Consiguió decir más que nadie y ser apreciado por todos. Se batió en todos los frentes, y siempre airoso.

Leon Noel, gracias a tí, y gracias por tu simpatía y halagos, eso, viniendo de alguien que me da cien vueltas, demuestra además que tienes la categoria humana que tienen los que consiguen que los demás se sientan cómodos e importantes, aún estando por encima de ellos.

No se si se verá, supongo que estará más que previsto, pero me gustaría ver en la calle, en las puertas de donde se juzgue el 11-m, a montones de personas repartiendo panfletos con información sobre la versión "extraoficial" del atentado. Habrá periodistas y televisiones de todo el mundo, y esta es LA OPORTUNIDAD DE METERSE EN EL MUNDO ENTERO CON LAS DUDAS, CONTRADICCIONES Y MENTIRAS DE ZAPATERO!!!!!
Pero estoy seguro de que algo tan evidente ya está en marcha.

Un saludo zamarreño y un abrazo holandes para los tres, vosotros dos y Acracia, y también para Hispana, que espero que nos lea.
13 El_Criti, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:08
Yo siempre creía en el estado de derecho en España, en los jueces, la justicia e instituciones.

Pero decisiones como la del tribunal supremo me han hecho perder toda esperanza en las instituciones del estado frente a un gobierno empeñado en sobrepasar la legalidad, en sobrepasar la constitución, en sobrepasarlo todo.

Es cierto que el tribunal supremo no representa a todos los jueces por completo, pero si es cietro que es una de las máximas instancias del poder judicial y por desgracia, hemos podido ver lo corrompido que está nuestro estado de derecho con sus recientes decisiones.

No hay seguridad jurídica en España, no hay estado de derecho, no hay justicia, no hay instituciones, no hay en definitiva, democracia.

Ya no es indignación lo que uno siente, sino desasosiego, cansancio, pesimismo, tristeza, desesperación...
14 opq5, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:08
No se si os habes dado cuenta, de que en visperas de elecciones, el Tribunal Supremo ha puesto la pelota de de Juana, en el tejado del gobierno, pues ahora es él, el que tiene la palabra y la iniciativa para liberar al "tirano asesino".

Si lo hace en visperas electorales, mal para el gobierno, pues puede acabar de cabrear a un electorado que en si ya está muy indignado.

Y si no lo pone en libertad, cabreará a los que le giran las letras cada mes, que resultan impagadas y puede que que al final ETA acabe ejecutando la deuda.

Y como en el fondo todos estos mandarras, son unos wagnerianos de estos a los que les gustan los finales grandiosos, tristes y trágicos, pueden ejecutarle la letra, durante el juicio del 11-M.

Me parece que la de ayer fué una victoria pirrica para el gobierno , por mucho que Patxi Nada, se muestre exultante.
15 El_Criti, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:11
Vivimos en un régimen de corrupción institucionalizada y generalizada en todos los poderes del estado, al que únicamente se salvaba el poder judicial, salvaba, porque en la actualidad no es más que un apéndice de toda esta corrupción generalizada de las instituciones y gobernantes.
16 00001, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:25
Tocayo: Sólo te aventajo en años (creo).
****Amigos:
Lo que dice Moa no es del todo cierto.La guerrilla se hace en traje de campaña,como el "Che" y habiéndose narcotizado de Marx Enguels y otros "cloroformos" en forma de libro que decía no sé quien (creo que fue un crítico de los Testigos de Jehová o de los adventistas,no recuerdo bien,Mark Twaín,tal vez).
***Digo ,pues,a Moa que desde una posición privilegiadísima en la burguesía,con ropas de Versace,y sueldos de lujo,ni marxismos ni historias: EL VÍCIO DEL PODER y no lo olvidemos,del mal por el mal.
Sean gobernantes semianalfabetos o jueces-ruína a los que no se qué les falta más si valor o vergüenza.
Dios os bendiga
17 00001, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:27
Quise decir....Engels
18 axius, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:35
Líbreme Dios de los mediocres que de los malos me libro yo. No existe mal peor para un país que estar "gobernado" por una jauría de mediocres que desprecian los valores tradicionales como la justicia, la ética o la honradez. No hay nada más nocivo para la ciudadanía que tener que sobrevivir bajo el yugo opresor de tiranos revestidos de demócratas, pero el tiempo es implacable y acaba poniendo a cada uno en su sitio. Me resulta insoportable verle el careto a ese paranormal llamado Blanco, y otro tanto me ocurre con el tránsfuga Garrido,que sólo mostrando su repelente gesto es capaz de provocar náuseas. Pero a pesar de la que está cayendo, y a pesar de la "blandura incomprensible del PP, tiempo vendrá en que cada cual, y ya para siempre, quede dibujado como es. Mientras tanto nos tocará tragar esta basura. Saludos a todos.
19 bremon, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:37
¿Que el poder judicial no se doblegará ante el nuevo Ministro? Eso se dijo desde el Consejo General del Poder Judicial.
Cualquiera, solo con sentido común, se ve forzado a preguntarse: Si sobre un mismo delito se pronuncian tres Tribunales y, uno pide 96 años de prisión, otro doce y un tercero, aunque es el recuso supremo, le deja en tres. ¿Quien conoce de verdad cómo debe aplicarse la ley? ¿Tan errados y desconocedores de la ley son los dos primeros?
¿Las presiones o conveniencias partidistas políticas pueden desacreditar así a la justicia, o son tan torpes, o desacreditados de facto los dos primeros tribunales? ¿De 96 años a 3 ?)

Hoy España está triste, solo se ríe al que ya le causaba gozo ver el dolor en la cara de las victimas asesinadas y de sus hijos. ¿En la España del socialismo radical es el país donde es menos castigado el asesinato vil?
Acatamos la sentencia a pesar del escándalo popular que no ve una mayor sanción para un terrorista que no se arrepiente y que amenaza desde la cárcel.
Este escándalo es: Por el beneficio político que obtiene Eta; porque podría, aún sin pretenderlo, ser propicio a una interpretación como una ofensiva contra el Estado de Derecho; porque frena a los etarras a declarar, tal vez, la verdad del 11M.
Acatamos la sentencia aunque nos desconcierta, y esperamos las razones, para como se ha dicho, entender la “cuadratura del círculo”.
Acatada la sentencia, expongo, como creo la mayoría del pueblo español, unas preocupadas interrogantes.
Si perdemos la fe en la justicia, España como Nación, ya está destruida, rendida, aún ante la masacre del 11M que obtuvo sus beneficiarios. ¿Qui prodest se pregunta siempre la justicia? ¿A Eta, y a quien más?
20 lupa, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:37
00001 #16

Aqui tienes "El Africano" , y te garantizo que no se habia embutido ni de Marx ni de Engels!

http://es.wikipedia.org/wiki/Paul_von_Lettow-Vorbe...
21 00001, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:45
Lupa: Gracia.Leído y sorprendido.
Bremon: Eso de "acato la sentencia" es muy digno y muy cortés siempre pero,a veces,hipócrita.
***Más de uno si se encuentra al un ex penado tan malnacido como el que sabemos,le pondría la zancadilla para que callese en las vías del metro.
Saludos.
22 00001, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:49
Adennda et corrigenda:

Callese no...cayése.Perdón en nombre de la tecla.
23 5326, día 13 de Febrero de 2007 a las 12:59
Tocayo, Viva la calidad humana, digo viva Leon Noel!!
Nací en el 53, no creo que seas mucho mayor que yo. Eso si, mi aspecto, mis ganas de vivir, mi forma de vida son de alguien mucho más joven, lo mismo que le pasa a Sinrodeos.

Otra cosa, Hispana no está en su mejor momento, y seguro que le gustaría que la contactaras. A través de LDTV, o de mi, o lo que te parezca. Aquí no quiero entrar en detalles.
24 El_Criti, día 13 de Febrero de 2007 a las 13:01
Rajoy advierte que el Gobierno "daría la puntilla" al Constitucional si presiona a Tremps para que dimita

El presidente del PP ha alertado del "error tremendo" que supondría que el Gobierno "siguiera presionando" al magistrado recusado Pérez Tremps para que dimita. Su salida del tribunal propiciaría el nombramiento por parte del Ejecutivo de otro juez que, según Rajoy, "iría en la tesis de lo que admite el Gobierno", es decir, a favor de la constitucionalidad del Estatuto catalán. Ante esta situación y tras recordar que a Tremps le quedan "seis años largos de mandato", Rajoy ha dicho que la presidenta del Constitucional "no debe aceptar la dimisión". "Sería algo sin precedentes", ha advertido el líder de la oposición.

--------

Las palabras de Rajoy son necesarias, pero a estas alturas esperar algo de estas instituciones tan corrompidas que se dedican a casi-excarcelar a los mayores criminales que ha tenido la democracia Española es como pedirle peras al olmo.

Poco podemos esperar de las instituciones, el PP si gana las elecciones deberá de barrer todas las instituciones de individuos amorales, corruptos y prevaricadores.
25 Madriles, día 13 de Febrero de 2007 a las 13:02
A la izquierda, como ya no le quedan referentes ideológicos válidos, arremete contra la derecha, tratando -sin conseguirlo- de falsear la historia; eso de vivir en la mentira continua debe resultar agotador.

Por otro lado, la actuación del Tribunal Supremo ha sido bochornosa, de las que sacan, de verdad, los colores; cuando todo un Tribunal Supremo cede ante un pistolero de la calaña de Juana Chaos, -que debería haber cumplido íntegras las penas de sus condenas- significa el hundimiento del Estado de Derecho.

Rajoy, como siempre, flojo, muy flojito, si la derecha no es capaz de poner a un verdadero líder político al frente, esta democracia morirá. El golpe de Estado del 11-M ha convertido la vida política española en un circo, el PP se ha convertido en una comparsa más.

En este blog se nos permite expresarnos con libertad, a los que nos duele España, y eso, tal y como están las cosas, es un lujo, que yo desde aquí quiero agradecer; además, tengo que deciros que todas vuestras intervenciones son muy enriquecedoras, no lo dudéis ni un momento, León Noel, acracia, desde holanda, sinro, hispana, Nasaky, leadlag, Criti, Sherme (el falso masón), etc., etc., sin excepción, con diálogos y con "monólogos".

Un saludo a todos.
26 bremon, día 13 de Febrero de 2007 a las 13:17
Para oooo1
Humanamante llevas razón, pero las victimas no lo han hecho. Es una de sus virtudes más alabadas. No piden venganza, solo piden justicia, porque se les niega. Y un Estado aliado con los asesinos no tiene más fín que, o implantar una dictadura cruel, y a esto le ayuda toda la canallería y parte de los jueces,(¿terminarán todos rendidos ante el poder?) o una rebelión cívica que cada día es mayor, pero no suficiente aún, porque no ven la realidad vestida por dentro y por fuera de carnavalesca tragedia. Ya despertarán o en las redes, o libres. Les va muy bien en la jaula con pan y circo aunque sean vendidos como esclavos a los asesinos. Puede ser el destino de todos.
27 vstavai, día 13 de Febrero de 2007 a las 13:22
NOTA DE PRENSA



Con fecha 22 de Enero de 2007 se ha constituido el partido "UNIÓN CÍVICA DE CASTELLÓN", con el objetivo primero de tomar parte en las próximas elecciones municipales.



Los fines específicos del Partido, que se encuentran desarrollados en el Programa electoral se concretan en lo siguiente:



DIGNIFICAR LA ACTIVIDAD POLÍTICA LOCAL, APORTANDO IDEAS NUEVAS PARA LA GOBERNABILIDAD DEL MUNICIPIO, CON APOYO ESPECÍFICO A LAS NECESIDADES DE LOS CIUDADANOS, DE LOS TRABAJADORES, DE LOS PEQUEÑOS EMPRESARIOS, Y MUY EN CONCRETO POR LOS INTERESES DE LA FAMILIA, ENTENDIDA EN SU CONCEPCIÓN NATURAL, Y DE LA PERSONA HUMANA, TENIENDO EN CUENTA QUE SON ELLOS QUIENES CONSTITUYEN LA ESENCIA DEL MUNICIPIO.



Los promotores han delegado como portavoz a Cesáreo Jarabo Jordán, quién encabezará la lista electoral.



Servicio de Prensa

UNIÓN CÍVICA DE CASTELLÓN
28 El_Criti, día 13 de Febrero de 2007 a las 14:01
Yo fui de los que dijeron que no entendía las críticas al nuevo ministro de justicia antes de ocupar formalmente su cargo.

Pero visto lo visto y tras las declaraciones tras sus toma de posesión, creo que el PP ya hizo bien avisando de la naturaleza de este individuo, en mi opinión es impresentable que en su toma de posesión la utilice para deslegitimar el CGPJ.

Soy de los que les gusta dar segundas oportunidades a los políticos antes de darlos por buenos o malos, en este caso, parece que el sr Bermejo, el nuevo ministro de justicia ya ha despejado todo tipo de dudas, es un sectáreo de tomo y lomo.
29 sinrocom, día 13 de Febrero de 2007 a las 14:05
Ahora ya no es conjetura, ahora todos sabemos que los que cambiaron su voto el 14 de marzo, cuando iban a votar al PP, picaron el anzuelo, y como minimo, se estaran dando codazos en la barriga. Ellos fueron de algun modo,los responsables de la barbarie que estamos presenciando,( si se hubieran mantenido firmes, otro gallo hubiera cantado). Ahora se presentan las municipales en Mayo y vamos a tener la ocasion de comprobar si en España hay o no hay un poco de verguenza.
Hay que hacerle recordar al PP, que las elecciones no se ganan tan solo, bapuleando al Zapo en el Congreso; ya vemos que ese muñeco endiablado se sacude los palos y emprende su tipica verborrea,(y con la asistencia del vocerio mediatico, consigue hacerse pasar por victima inocente ante sus admiradores.
El PP tiene que comprender, que la unica forma de ganar las elecciones, es trabajar, trabajar duro, no solo en el Congreso, ni a traves de los escasos medios simpatizantes; hay que usar la calle, cuando se hacen manifestaciones y cuando no se hacen.... continuamente.
Hasta ahora se ha dicho que la publicidad es de la izquierda, aunque la razon nunca les asistio..
¿Que tal si el PP no solamente tuviera la razon, sino que tambiem utilizara la publicidad?
Publicidad y razon significarian exito rotundo en las urnas.
Dichose de paso, el PP tiene que cambiar un poco su talante...tiene que dar la imagen de ser el partido que representa a todos los sectores de la sociedad,(o al menos a la mayoria). El PP tiene que dar todo tipo de garantias, no solo la lucha antiterrorista, la lucha para reestablecer el orden publico, mediante un estado de derecho solido e inflexible ante el soborno y la corrupcion, El PP tiene que dar garantia de que va a solucionar el problema de la inmigracion, el problema de la vivienda, de los arriendos de viviendas, mediante un contrato garante tanto para el propietario como para el inquilino, asi como dar esperanza de que los intereses no suban a un nivel incosteable... y muchas cosas mas.
El PP necesita comunicarse mas con el español de la calle, necesita romper esa barrera de prejuicios que mucha gente tiene en su contra; de esa gente que no esta dispuesta a votar al PSOE, pero que tampoco votaria al PP, tal vez por rencores incomprensibles...
El PP necesita demostrar de que es el partido del pueblo; de que su labor esta dedicada al pueblo,y por el pueblo, y no como muchos creen, a una clase privilegiada.
LA CANDELA SE ARRIMA A LA LEÑA, ANTES DE QUE EL FUEGO ESTE ENCENDIDO, NO CUANDO OTRO YA LO HAYA PRENDIDO.
30 opq5, día 13 de Febrero de 2007 a las 14:16
Siguiendo el simil guerrero de LdP en su hilo de hoy, sobre la batalla de las Ardenas, que las blancas están empezando, diría que las blancas están tan mal de generales y cuadros intermedios o los tienen tan sorprendidos y asustados, que han tenido que poner al mando del Ministerio de Justicia, donde al parecer se librará la batalla, a quien parece, según todos los indicios, un "Comisario Politico" de color bermejo, naturalmente.
31 opq5, día 13 de Febrero de 2007 a las 14:19
Lo del ABC de hoy es tan esperpéntico, que parece que ya estén en liquidación del negocio por falta de existencias, aunque en este caso sería mejor decir por falta de sentido común o por falta del sentido de la realidad o por un problema de atrofia de la percepción.
32 Momia, día 13 de Febrero de 2007 a las 14:52
Que a estas alturas se nos diga que el explosivo del 11-M era TNT, significa que ETA participó en la matanza -ya lo sabíamos-, que se ha estado ocultando por el gobierno golpista de Zapo -también lo sabíamos-, ahora hace falta que los Jueces se enteren -no te quieres enterar, ye,ye-; que el Zarzalejos, el nuevo aliado de Polanco, se nos vuelva a poner histérico con la aparición de la noticia, no hace más que corroborar que hemos llegado al punto crítico de la investigación que apunta a ETA y PRISOE como los principales autores del golpe del 11-M.
33 taraza, día 13 de Febrero de 2007 a las 15:06
El caso De Juana Chaos tiene dos aspectos: 1) el de la reducción de pena acordada ayer por el TS, y 2) la anterior condena. Lo de ayer es inexplicable, tanto más cuanto que las amenazas de este sujeto iban dirigidas a jueces y funcionarios. Al propio gremio. Inexplicable. O los magistrados estaban saturados de miedo, o tienen promesas de oro y moro. Las amenazas de este tío, señores magistrados, no son "amenazas normales". Pero lo verdaderamente macabro es que por 25 personas que asesinó, sólo haya cumplido 18 años de cárcel. 25 asesinados con premeditación y preparación, en varios atentados, formando parte de una banda, y presumiendo de tal hazaña. Un sujeto así no debe salir, ¡jamás!, de prisión. Para siempre. Ha demostrado, de sobras, ser un sanguinario de marca y, por lo tanto, muy peligroso para los demás. He oído, no sé dónde, que le habían aplicado una ley de Franco. ¿Y qué?. ¡Como si fuese de Felipe II!. Debería estar anulada o modificada. Para un tipo así, cadena perpetua, sin posibilidad de redención. ¿Y qué decir de los vascos que exigen la libertad y apoyan la reducción de pena de este pistolero?. Quizá, sin tardar mucho, tengan que pagarle el empleo de Ministro de Seguridad e Interior del Gobierno de Euskadi Socialista y Prehistórica. ¡Se van a enterar!. Primero, los del PNV, claro.
34 vstavai, día 13 de Febrero de 2007 a las 16:07
NACIONAL
UN PACTO DE MÍNIMOS
PARA UN PROCESO A PRUEBA DE BOMBAS

José María Aznar, presidente de FAES


Consuelo Ordóñez, Ana Iríbar y José María Aznar, en el homenaje anual ante la tumba de Gregorio Ordóñez, asesinado por ETA en enero de 1995.

Hace doce años que Gregorio Ordóñez fue asesinado. Y doce años después seguimos comprobando hasta qué punto su legado político, la herencia cívica que dejó a la sociedad vasca, sigue vigente, nos compromete y nos inspira.

Goyo no fue un héroe involuntario, lanzado por las circunstancias a un destino con el que no contara. Gregorio Ordóñez fue un hombre que asumió de manera íntegra y consciente un compromiso sin límites, hasta su propia muerte, con el bien de la libertad.

Se rebeló contra el terror y contra el miedo no sólo por un sentido de justicia que no admitía transacción.

Se rebeló por dignidad.

Su “¡basta ya!” –que después fue coreado por tantas voces en las calles de esta ciudad– expresó la decisión firme de no tolerar la humillación ni el sometimiento a los agentes del terror, a sus cómplices y a sus beneficiarios, a quienes lo instigan y lo legitiman.

Gregorio no fue el único, pero sí fue quien con más fuerza puso voz y transmitió coraje a los silenciados de esta sociedad.

Quiso demostrar que no hay que resignarse, porque la resignación y el silencio no son una forma de vida llevadera, sino el abismo al que los terroristas quisieran precipitarnos.



"Gregorio Ordóñez se rebeló por dignidad. Quiso demostrar que no hay que resignarse, porque la resignación y el silencio son el abismo al que los terroristas quisieran precipitarnos".





Gregorio fue, en el mejor sentido, el gran elemento subversivo de este régimen de árboles y nueces, de falsos oprimidos, del algo habrá hecho, de verdugos convertidos en víctimas, de exilios interiores.

Este régimen asentado y consentido por el éxito del espejismo nacionalista, alentado una y otra vez por otros no nacionalistas, que prometía paz y pide a cambio el poder.

Durante demasiado tiempo se creyó que lo mejor era subcontratar la solución del “problema”.

No se cayó en la cuenta de que encomendamos la solución a quien era parte del problema, porque no quería, ni quiere ni querrá la derrota de una banda terrorista a la que adorna y legitima como expresión de un conflicto secular que, por definición, no puede tener solución jamás.



"Fue el gran elemento subversivo de este régimen de árboles y nueces, de falsos oprimidos, del algo habrá hecho, de verdugos convertidos en víctimas, de exilios interiores"





Los asesinos de Gregorio Ordóñez habían elegido su objetivo con precisión. Sabían lo que buscaban con el asesinato de Goyo porque sabían muy bien que por las calles de San Sebastián andaba un tipo que decía la verdad que sufrían cientos de miles de vascos; un tipo contra el que no funcionaban las amenazas y que además no estaba dispuesto a irse.

Era insistente, sincero, creíble. Transgredió los límites, reclamó lo que le correspondía en el espacio público, salía a la calle con su denuncia y le resbalaban las descalificaciones con las que sus adversarios pretendían neutralizarle.

Goyo decía la verdad en voz alta y –vosotros lo sabéis mejor que yo– aquí hay muchos que pueden tolerar un murmullo pero nunca una verdad elemental proclamada en la plaza pública.

Una verdad que repelía el desaliento y que vio en la aparente soledad de sus posiciones el precio inevitable –pero siempre transitorio– que a veces exige la razón.

¿Os imagináis qué respondería Gregorio si después de las dos nuevas víctimas del atentado de Barajas le dijeran que se había quedado solo?

Pues bien, Gregorio Ordóñez nos acompaña, en eso que llaman nuestra soledad, a todos los que más allá de las siglas, desde posiciones ideológicamente distantes, con trayectorias políticas y personales muy diversas, creemos que la derrota es el único final aceptable para el terrorismo.



"Por las calles de San Sebastián andaba un tipo que decía la verdad que sufrían cientos de miles de vascos; un tipo contra el que no funcionaban las amenazas y que, además, no estaba dispuesto a irse"





No hay un ápice de razón que tengamos que reconocer en la trayectoria, en las motivaciones o en los objetivos de una banda terrorista.

No hay contextos en los que haya que diluir, situar o comprender sus crímenes.

No hay ninguna legitimidad de consolación que debamos reconocer ni explícita ni implícitamente.

No hay ningún sistema que debamos tejer a medida de lo que los terroristas y sus cómplices estén dispuestos a hacer, sino asegurar que se someten a la ley, al juicio de los tribunales y al imperativo de reparación de sus víctimas.

En todo esto, hasta hace no mucho tiempo había un acuerdo amplio y razonable, bien articulado en un pacto de Estado que yo –que ya se sabe que soy un intransigente– acepté negociar con el entonces líder de la oposición.

Firmamos ese Pacto cuando quedó claro que además de estar juntos en el rechazo al terrorismo, íbamos a adoptar medidas concretas y tangibles que pusieran en práctica el compromiso de derrotar la estrategia terrorista, de negar precio político alguno y de asegurar los derechos y libertades de todos en el marco de la Constitución y el Estatuto.





"Dije que haría todo lo posible para buscar los caminos que nos conduzcan a una paz definitiva. Y eso es justamente lo que hice. Fue justamente esa política, la de la ilegalización de Batasuna y la del cumplimiento total y efectivo de las penas, la que sabía que nos conduciría a una paz definitiva"







Impulsé la Ley de Partidos –la ley que puso a Batasuna fuera de la ley– y eso se negoció con la oposición. Impulsé la ley que, por fin, hacía que los terroristas cumplieran íntegras sus condenas. ETA-Batasuna quedó identificada en la Unión Europea y en Estados Unidos como la organización terrorista que es.

Ahora andan algunos rebuscando frases mías pronunciadas tras el final de la tregua de 1999. Creo que dije que “haría todo lo posible para buscar los caminos que nos conduzcan a una paz definitiva”. Y eso es justamente lo que hice. Fue justamente esa política, la de la ilegalización de Batasuna y la del cumplimiento total y efectivo de las penas, la que sabía que nos conduciría a una paz definitiva.

Casi llegamos a comprobarlo. Faltó muy poco tiempo.

Hace dos años, en este mismo salón, al cumplirse diez años del asesinato de Gregorio, yo preguntaba por qué se estaba cambiando la política que estaba a punto de acabar con la banda terrorista. ¿Por qué se abandonaba una política que estaba funcionando? Llevamos dos años sin recibir respuesta.

El Gobierno que yo presidía tenía mayoría absoluta y una idea clara de lo que teníamos que hacer. Pero también teníamos una idea igualmente precisa de cómo debíamos hacerlo. Y eso incluía al Partido Socialista.

Estaba firmemente convencido de que con ello dábamos credibilidad a la política antiterrorista, mandábamos un mensaje inequívoco a ETA y respondíamos a lo que la sociedad española mayoritariamente nos pedía.



"Gregorio Ordóñez nos acompaña, en eso que llaman nuestra soledad, a todos los que creemos que la derrota es el único final aceptable para el terrorismo"





Pero cuanto más se defienden los mejores instrumentos de nuestra convivencia, más ciega es la descalificación que se sufre. No es la primera vez que ocurre.

Defender la Transición, el pacto constitucional, los Estatutos que operaron la transformación del Estado y ahora defender el Pacto Antiterrorista es convertirse en objeto de la fobia de todos los que creen que el secreto para continuar en el poder radica en deconstruir, en vaciar, en desarticular el armazón de nuestra convivencia pacífica y en libertad.



"Defender la Transición, el pacto Constitucional, los Estatutos que operaron la transformación del Estado, y ahora defender el Pacto Antiterrorista, es convertirse en objeto de la fobia de todos los que creen que el secreto para continuar en el poder radica en deconstruir, en vaciar, en desarticular el armazón de nuestra convivencia pacífica y en libertad"






35 vstavai, día 13 de Febrero de 2007 a las 16:12
NOTA DE PRENSA DEL FORO ERMUA







Bilbao, 13 de febrero de 2007.



El FORO ERMUA convoca a los medios de comunicación a la rueda de prensa que tendrá lugar en el Hotel Cuzco

de Madrid a las 11:30 horas del jueves día 15 de febrero.





En dicha rueda de prensa se comentará los siguientes asuntos:



1º.- Continuación de la “conferencia de libertad” y próximas actividades relacionadas con la misma.



2º.- Valoración general de la situación política.



3º.- Valoración de la situación en relación con el terrorista Iñaki de Juana Chaos.



4º.- Nuevas medidas a adoptar ante la presunta reiteración en el delito del Lehendakari Juan José Ibarretxe.



5º.- Medidas adoptadas en relación con la entrevista en El Correo del Sábado 10 de febrero, al Magistrado del Tribunal Supremo D. Antonio Martín Pallín, ante la posible comisión de una falta muy grave por parte de éste al presuntamente presionar al Tribunal Superior de Justicia para conseguir que los magistrados competentes del TSJ del País Vasco dicten una resolución de archivo del caso de D. Juan José Ibarretxe.





36 vstavai, día 13 de Febrero de 2007 a las 16:24
Descrédito de lo históricamente correcto

Carlos Moreno Guerrero

Sobre el libro de Alberto Reig Tapia, Anti-Moa, Ediciones B,
Barcelona 2006, 501 páginas

Desde la publicación en 1999 de Los orígenes de la Guerra Civil española, Pío Moa ha aportado elementos valiosos para el debate y la reconstrucción de la Historia de España del siglo XX. Como ha señalado con acierto Stanley G. Payne{1}: lo más importante que ha hecho Moa «ha sido poner en tela de juicio las interpretaciones 'políticamente correctas' que sobre la República y la Guerra Civil han dominado en España a lo largo de los últimos veinticinco años. Su obra ha destacado el papel de la izquierda como subversora de la democracia en España durante los años 1933 a 1936, no siendo de sorprender las iras que ello ha despertado entre las fuerzas dominantes de la historiografía española». Con alguna notable excepción{2}, la generalidad de los historiadores universitarios y los principales medios de comunicación no han aceptado el debate propuesto por Moa: han preferido responder con el silencio, la descalificación o la censura.

La gran extensión de Anti-Moa y la violencia del ataque que contiene son, a contrariis, un exponente del extraordinario impacto de la obra de Pío Moa sobre el autor y, presumiblemente, sobre los colegas que Reig cita y con los que ha debatido el libro, partícipes en la elaboración de la Historia canónica (antifranquista) del periodo 1931-1975: una visión de la historia que todavía hoy es hegemónica en el sistema educativo y en los medios de comunicación de masas. En su artículo Ideología e Historia. Quousque tandem, Pío Moa?{3}, Alberto Reig anticipó lo principal de su libro Anti-Moa y, un cuarto de siglo después de la Constitución española de 1978, defendió el principio activo que inspira la elaboración «científica» de la historiografía «antifranquista»: « aún hoy, todo lo que es y significa ir contra Franco, es decir, contra el fascismo clerical, contra la ominosa autocracia y sus herederos, hermanos, primos y sobrinos me parece tarea obligada y un deber cívico insoslayable»(pág. 106){4}. El libro Anti-Moa es el fruto de ese anacrónico furor ideológico de Alberto Reig.

Sostiene Alberto Reig que el periodo sobre el que escribe Moa es una «época razonablemente depurada política e historiográficamente hablando pero que, ideológicamente, aún tratará de entablar alguna que otra «batallita» mediática de contención (historiográfica y democrática), tan absurda ya como inútil siempre» (pág. 25). A pesar de la oscuridad sintáctica y conceptual, y de las cacofonías de la cita –características todas ellas habituales de la escritura de Reig–, el autor parece querer decir que la versión históricamente correcta de la época está resuelta, y que frente a la misma sólo caben batallitas ideológicas condenadas al fracaso, como la que supone la obra de Pío Moa y de lo que llama su «contexto político y mediático». Dice Preston en el prólogo que «la Guerra Civil española se está luchando todavía sobre el papel». Pero la Guerra Civil terminó: otra cosa es que, retrospectivamente, se pretenda ganar sobre el papel lo que se perdió en el campo de batalla.

Reig combate la «sistemática y continuada subversión neofranquista de la Historia de España» que lleva a cabo Pío Moa, y lo hace porque advierte que Moa pone en cuestión elementos intocables de la versión históricamente correcta de los hechos –versión que incurre en el «pensamiento Alicia» analizado por Gustavo Bueno{5}– tales como los siguientes: 1º) «El golpe de Estado de 1936 lo fue contra el reformismo de izquierdas, no contra ninguna revolución en marcha» (pág. 201), y fue «la contrarrevolución lo que paradójicamente provoca la revolución» (pág. 450); 2º) «Es el ilegal e ilegítimo pronunciamiento militar... el principal factor que desencadena el proceso de una terrible guerra civil» (pág. 34); 3º) «Es la Guerra Civil y su resultado lo que provoca una feroz dictadura que nos mantuvo aislados del resto del mundo civilizado durante 40 años interminables hasta la muerte del gran caudillo» (pág. 35), y es «falso de toda falsedad» el tópico de la principal responsabilidad de Franco en el desarrollo económico español desde los años sesenta (pág. 36); 4º) «España sólo pudo reemprender, por fin, en 1975 el camino de la modernización política iniciado en 1931 y abortado en 1936 por las armas del fascismo, del militarismo, del tradicionalismo y del integrismo» (pág. 35); 5º) Hay una «evidente continuidad entre aquella democracia republicana y esta en el marco de una monarquía parlamentaria» (pág. 242); y 6º) Es «inevitable» la «recuperación (reparación) de la memoria de los vencidos y represaliados por el franquismo» (pág. 111).

Desde el principio de su libro Reig trata de descalificar absolutamente a Moa y a su obra. Reig encuadra lo que llama el «fenómeno Moa» dentro del «neofranquismo», entendido como «intentos validación política so capa de rigor histórico del régimen de dictadura del general Franco» (pág. 41). Incluye a Moa entre los «sedicentes historiadores» que tratan «de vender como historia la más vetusta propaganda puesta al servicio de un ilegítimo golpe de Estado (Alzamiento Nacional)» y de sus consecuencias (pág. 22). Anti-Moa está plagado de juicios de intenciones, es decir, de suposiciones inverificables, exentas de motivación racional, y así, por ejemplo, se atreve Reig a confesar: «tenemos la firme convicción de que los escritos pretendidamente historiográficos del señor Moa... obedecen a una malicia premeditada sin más fin que una manifiesta voluntad política de manipulación y engaño» (pág. 41). Cree Reig que la «sagrada causa» de Moa es «la legitimación de las derechas y la descalificación de las izquierdas» (pág. 486). El catedrático de Ciencia Política Alberto Reig frecuenta en su libro la escritura temeraria: no le avergüenza incluir a Moa entre los ex terroristas políticos «reciclados ahora como terroristas 'culturales' (?) a sueldo de intereses privados poderosos» (pág. 455). Tampoco se para en barras a la hora de hacer un aberrante paralelismo entre el pasado y el presente de Moa: «Al fin y al cabo, 'tanto monta, monta tanto...' ser de la policía como del GRAPO. De la policía ideológica neofranquista queremos decir» (pp. 431 y 432). A juicio de Reig lo que produce Moa «no es historia» (pág. 165). Afirma que dicha obra –no una determinada afirmación, capítulo o libro de Moa, sino en bloque– no se sostiene «sobre una base empírica mínimamente contrastable» y que carece de «la menor relevancia epistemológica» (pág. 34). La falta de «apoyatura empírica» de la obra de Moa es una acusación reiterada hasta el hastío por Reig, como una especie de mantra que recorre su libro, pero dicha fórmula, por más que se repita, no logra ocultar la realidad de la pavorosa ausencia de análisis concretos que desvirtúen o refuten los hechos o los enfoques esenciales de cualquiera de las obras de Moa.

No tiene empacho Reig en lanzar afirmaciones evidentemente falaces, y así dice que la obra de Moa «ha suscitado el rechazo firme y unánime de la comunidad historiográfica nacional e internacional» (pág. 168), cuando es de dominio público –que muestra conocer el propio Reig– que dicha obra cuenta con el aval de historiadores prestigiosos como Stanley G. Payne, Carlos Seco Serrano o José Manuel Cuenca Toribio, entre otros.

Mantiene Reig que «las pretendidas tesis del señor Moa no son sino los mejores tópicos y clichés franquistas apenas resumidos y reescritos» (pág. 457). Se niega toda originalidad e independencia a Moa y se le tilda de mero continuista de «los propagandistas añejos del franquismo» (Arrarás, Aznar, Comín, Ricardo de la Cierva), pero Reig no lo demuestra textualmente, ni lo intenta, simplemente lo da por supuesto. Más concretamente, afirma Reig que «De la Cierva es la fuente de inspiración ideológica que más cita Moa, su referente intelectual permanente» (pág. 76), pero ni se acredita tal declaración ni se compadece con la realidad, tal y como puede comprobarse confrontando los índices onomásticos de las obras de Moa con sus correlativos textos.

37 asturovi, día 13 de Febrero de 2007 a las 16:36
"Payne, Serrano, Toribio, entre otros"
¿Cuales otros?
38 vstavai, día 13 de Febrero de 2007 a las 17:49
¿Qué es un historiador?
Pío Moa

Así pues, el amigo Reig y sus gremialistas no nos conceden el título a unos cuantos. En lo que me atañe, no hallo palabras adecuadas para expresar mi desolación. El mundillo progre anda un poco revuelto desde hace tiempo con el arduo problema de las esencias de la historiografía: ¿qué es un historiador, qué puede ser eso? Se trata, básicamente, de dar con alguna definición que nos deje a algunos fuera del cotarro. Tras mucho cavilar han llegado a la conclusión de que no somos historiadores, y quieren fundamentar tan sesudo acuerdo de modo convincente para los ajenos al gremio. Según unos, un historiador ha de recibir el título en la universidad y de sus autorizadas manos; sostienen otros que un historiador solvente ha de dar clases de la materia, también en la universidad o, al menos, en la enseñanza media. Exigencias peligrosas, porque también dejarían fuera de juego a gremialistas como Juliá, Gibson o el propio Reig, que no son licenciados o no dan clases del asunto, sino de materias más o menos conexas. Además, ¿cabría llamar historiadores a los cientos que pasan por tales en todo el mundo, desde Tucídides, sin haber recibido las brillantísimas enseñanzas y grados de nuestros progres maestros?

Por ello, supongo, el señor Reig prefiere una definición más, digamos, sofisticada: serían historiadores "aquellos estudiosos e investigadores debidamente reconocidos por sus títulos académicos o, lo que es mucho más importante, por sus aportaciones historiográficas así consideradas por quienes han sido acreditados por su propia obra y así les es reconocida por sus pares". En menos palabras, sería historiador aquel a quien reconocieran por tal "sus pares", los de Reig, se entiende. Y concreta en una entrevista: "Estos publicistas, que califico de neofranquistas o propagandistas o historietógrafos, no pueden tener la pretensión de, sin títulos académicos y sin reconocimiento de sus pares, es decir del gremio de profesionales de la historia, ser reconocidos como tales y adjudicarse alegremente el título de historiador". Así pues, el amigo Reig y sus gremialistas no nos conceden el título a unos cuantos. En lo que me atañe, no hallo palabras adecuadas para expresar mi desolación.

Mas, para empezar, ¿existe algo parecido a un gremio o comunidad de historiadores dedicado, entre otras cosas, a adjudicar tales títulos? Tal vez lo haya en un país comunista o fascista, pero no en una democracia. Ello aparte, el aludido gremio no abarca, en la idea de Reig, a la comunidad de los historiadores, sino a los "pares" del propio Reig, como ya indiqué, pues fuera de él encontramos a gran número de profesionales y profesores que sí me reconocen como historiador, por poner mi caso. Citando solo de memoria, me vienen ahora mismo a la cabeza Payne, Seco Serrano, Andrés-Gallego, Ricardo de la Cierva, Cuenca Toribio, Bullón de Mendoza, Rob Stradley, José Luis Orella, Martín Rubio, Alonso Baquer, Luis García Moreno, Tom Burns, Manuel Tardío, Jesús Salas Larrazábal, Martínez Bande (poco antes de fallecer)... ¿O habría que quitarles también a ellos el título por cometer tal herejía? Me gustaría hacer notar al señor Reig el infantilismo de su pretensión. Infantilismo, ya se entiende, capaz de transformarse en pesadilla en una sociedad no democrática, como van camino de serlo algunas regiones de España.

Contra lo que dan a entender los gremialistas, no existe el título de historiador, como no existe el de filósofo, novelista, poeta, etc. El licenciado, doctor o profesor de historia, sin más, difiere tanto del historiador como el licenciado o doctor en filosofía difiere del filósofo, o el licenciado, etc. en filología del novelista o del poeta. En fin, para aliviar de sus pesadas lucubraciones al señor Reig y sus pares, les propongo una definición más sencilla y realista, a mi juicio: es historiador quien escribe libros de historia. A partir de ahí, el historiador, como el novelista, etc., puede ser bueno, malo o regular, lo cual no depende de sus títulos, sino del valor de sus trabajos. Y para juzgar ese valor precisamos analizar dichos trabajos de forma concreta, como sugería Payne –y perdonen la reiteración de la obviedad–, y olvidar pretendidas condenas de gremio, o más propiamente de pandilla. ¿Entenderán estos señores algo tan simple?

Y aquí arribados, me veo en el penoso deber de informar al señor Reig y sus pares de que ellos pueden llamarse historiadores, ciertamente, pero no buenos historiadores. Incluso me permitiría calificarlos de francamente malos, y trataré de explicar por qué. Un profesional puede ser mediocre o malo por falta de esfuerzo o por falta de talento; esto es casi una perogrullada. Pero también pueden serlo por trabajar con un criterio falso, que le empuja a mutilar o malinterpretar los hechos históricos, echando a perder su esfuerzo o su talento. Como nadie ignora, un libro de historia no consiste en una simple acumulación de datos, sino en un ordenamiento de los mismos conforme a un enfoque o teoría general. Una teoría buena permite exponer la lógica interna de los datos y sucesos, sin forzarlos ni mutilarlos; con una mala ocurre lo contrario. La investigación sobre los datos desafía de modo constante a las teorías, las cuales quedan confirmadas o bien han de modificarse o desecharse.

Sin embargo nuestra necesidad psicológica de orden y comprensión nos hace aferrarnos muchas veces a teorías aparentemente omniexplicativas, a pesar de su incapacidad para integrar los datos: se prefiere mutilar estos, o prescindir de ellos antes que abandonar el orden aparente ofrecido por la teoría. Así ha pasado, y sigue pasando de modo muy destacado con el marxismo. Muchos intelectuales persisten en aplicar las categorías y concepciones de Marx, Engels y sus sucesores, de forma explícita o –más frecuentemente hoy día– implícita, incluso disimulada. Reig y sus pares, ya lo veremos con más detenimiento en el próximo artículo, entran de lleno en el redil marxista o marxistoide.

Las concepciones de Marx han calado de tal modo que no pocos estudiosos ajenos o contrarios a esa doctrina han sucumbido a sus encantos, y no me refiero solo a Tusell y sus seguidores progres de derecha. Hace tiempo discutí en un programa de televisión con uno de esos eclécticos derechistas, defensores de las "aportaciones" y del presunto valor explicativo del marxismo, aunque no admitiera la doctrina en bloque ni como única a emplear en la historiografía. Le contesté que el marxismo esteriliza necesariamente el estudio de la historia y de cualquier otra cosa, y que su gigantesca producción intelectual solo tiene utilidad, al final, como material de derribo. Él me acusaba de extremismo como único argumento.

El marxismo es una teoría omnicomprensiva con pretensiones científicas, aplicable lo mismo a las ciencias naturales que a las sociales. En las primeras, el materialismo dialéctico, la dialéctica de la Naturaleza, ha sido abandonado hace ya mucho tiempo. Nunca sirvió de nada o, peor todavía, sirvió para imponer aberraciones como las de Lisenko en biología. En cambio, en las ciencias sociales el materialismo histórico ha conocido un esplendor increíble, década tras década, manteniéndose incluso después de la caída del muro de Berlín. Sigue enquistado en nuestras facultades universitarias, y no sólo en las españolas ni mucho menos, produciendo incansablemente falsedad y cháchara irrelevante; también ese clima burocrático-inquisitorial tan característico. Produciendo, en suma, lisenkos y lisenkadas en serie.

A Reig y a sus queridos pares ni los sucesivos fracasos comunistas ni la caída del muro por excelencia les han enseñado nada. Por esa razón no son ni pueden ser buenos historiadores. Y ello, repito, al margen de su espíritu de trabajo, a veces muy notable, o de su talento, que no voy a cuestionar aquí.

39 vstavai, día 13 de Febrero de 2007 a las 17:58

EL MISTERIO DE LOS SIMIOS

Pensando pensando, creo que he llegado a resolver el misterio.
Ya sé por qué el PSOE planteó la ley sobre los simios: es un signo de
agradecimiento a sus siervos más directos: el PP.

No es que la categoría de los unos difiera grandemente de la de los otros. No,
no es eso, sino justamente lo contrario. Tengamos en cuenta que todas las leyes
que en España han quitado la dignidad a la educación, al trabajo, a la familia,
al ser humano... han sido manufacturadas por los unos y perfeccionadas por los
otros.
Hoy mismo, sin ir más lejos, el gobierno antiespañol que parasita España ha
hecho lo que en él procede: que el poder judicial, al servicio del sistema
opresor, haya reducido la pena de prisión a de Juana Chaos, uno de los peores
criminales que, después de Santiago Carrillo, ha conocido España.

Bien, hoy mismo, el caudillo del PP ha instuído a su cohorte de chupópteros que
suavice sus críticas sobre el caso y que acate las decisiones del poder judicial
del sistema. Más claro, agua. Y es que, en la tragicomedia que padece España, el
PP se limita a cumplir su papel: debe catalizar las quejas de las víctimas, para
finalmente ofrecerlas como triunfo a los pies de su amo.

No me cabe duda que en breve, este criminal, de Juana, estará en la calle...
como ya hay otros criminales en la calle; no me cabe duda que éste criminal
recibirá los mayores parabienes de un sistema genocida como el que padece
España. No me cabe duda, en fin, que las prisiones serán debidamente adecentadas
para dar cabida a quién ose llamarse español; a quién ose defender la Justicia y
la Vida; a quién ose, en fin, discrepar de las memeces de quien oprime. Y no me
cabe duda que el PP, por supuesto para evitar males mayores, pactará con éste
asesino, y con la cohorte de asesinos de la que forma parte, lo que haga falta;
desde el despellejamiento del que suscribe hasta el despellejamiento de España.

¡Qué lástima! Hubo un tiempo en que en España había hombres. En 1936 hubo
hombres que hicieron correr a esta cohorte de asesinos.

Cesáreo Jarabo

40 vstavai, día 13 de Febrero de 2007 a las 18:02
Antonio Burgos carga contra el cinismo etarra y el inmovilismo ciudadano

10.01.07 | 11:30. Archivado en ABC

(PD / Redacción).- El último comunicado de la banda terrorista ETA ha generado no pocas reacciones en la prensa. Pero sin duda la más clara y directa es la del siempre genial Antonio Burgos desde su columna en ABC: "No hay en Eurasia nación donde el Índice de Cinismo por Habitante sea tan alto. Hasta los asesinos son cínicos".
A Antonio Burgos nunca le falla la puntería en su columna en ABC. Ahora a cuenta del infame comunicado de ETA, en el que dicen que mantienen el "alto el fuego", a pesar de las dos muertes de su `tregua-bomba´. Empieza el artículo directo, como acostumbra: "Tanto es el cinismo, que aquí el ` ¡a por ellos! sólo se lo dicen a la selección nacional de fútbol. Los policías y los jueces hace ya años que no lo oyen para derrotar a la ETA".
Tal y como dice:
"No acaba ahí el cinismo habitual de los asesinos, al proclamar que el alto el fuego sigue en pie. Más que de Gara esto es de libro Guinness: España es el único país del mundo donde una bomba que destruye un aparcamiento y mata a dos personas no rompe el alto el fuego. Me recuerda lo del rayo de sol por el cristal, `sin romperlo ni mancharlo´, del catecismo de Ripalda. Aunque más cínico que todo es aceptar como lo más normal que los asesinos decreten el alto el fuego. ¿Qué alto y qué fuego?" (...)
"El alto el fuego lo declaran las naciones soberanas beligerantes, y aquí no hay guerra ninguna. Razón por la cual es totalmente cínico hablar de pazzzzzzzzzzzz (copyright Ignacio Camacho). La paz viene tras la guerra, y aquí no estamos en guerra con nadie, aquí no hacemos más que poner muertos de nuestro lado, por 819 me parece que vamos ya".
Lanza una dura crítica al letargo en el que parecemos todos sumergidos, a pesar de que ETA continúe con sus atrocidades:
"El dolor de España ante los dos ecuatorianos asesinados y enviados a su pueblo por SEUR 10 ha sido completamente descriptible, de cínico y casi inexistente. Un dolor homologable a aquel colectivo mirar para otro lado ante los militares, policías y guardias civiles asesinados por la ETA en las Vascongadas en los 70 y 80. Esos aviones de Torrejón los habíamos visto ya, en un trágico puente aéreo de ataúdes de guardias civiles desde Sondica a Armilla. Esa madre en la miseria de la aldea andina, rota por el hijo muerto tan lejos, también nos suena de entonces, de las serranías andaluzas".
"Y ante todo esto, como entonces también, la dormición de la conciencia colectiva y la capacidad de respuesta de la sociedad, preocupadísima por las uvas de la Nochevieja y los regalos de Reyes y ahora por los chollos de las rebajas de enero. No sólo ZP estaba en Doñana. España entera sigue aún como en una inmensa Doñana donde una sociedad sin pulso lo ve todo como lo más inevitablemente normal, como el que contempla una catástrofe natural".
Como ejemplo de cinismo máximo, la postura del Gobierno al respecto:
"Las pancartas de las manifestaciones del sábado serán una antología de solemnes chorradas, en la ceremonia colectiva del cinismo. En la que las más altas cotas las alcanza, como siempre, el Gobierno. Los que llegaron al poder utilizando y manipulando la matanza del 11-M tienen el cinismo de decir ahora que no es lícito usar el terrorismo para hacer política, pidiendo responsabilidades y respuesta".
En el centro de todo este pastel del cinismo, el uso de la "unidad" en boca del Gobierno:
"A la cabeza de todo, la llamada a la «unidad». ¿Qué unidad? ¿Unidad de qué y para qué? (...) De la unidad de los partidos a la unanimidad del fascismo no hay ni una cuarta. Máximo cinismo cuando se apela a la unidad para no hacer lo que se debe: cumplir y hacer cumplir la ley, mandar a la Policía y aplicar el Código Penal".
"¿Se apela acaso a la unidad de los partidos para que la Policía detenga a los asesinos de la llamada violencia de género, a los traficantes de drogas, a los conductores suicidas? ¿Se pide acaso la unidad de los partidos para aplicar el Código Penal a los ladrones, a los defraudadores, a los uxoricidas, a los pirómanos?".

41 vstavai, día 13 de Febrero de 2007 a las 18:07
Sigue)

Descrédito de lo históricamente correcto

Carlos Moreno Guerrero

Sobre el libro de Alberto Reig Tapia, Anti-Moa, Ediciones B,
Barcelona 2006, 501 páginas

Observa Reig que «Moa no es sino la anécdota de un neofranquismo emergente que le utiliza como ariete... para justificar la política» de la derecha, y que «el contexto político y mediático que envuelve su publicística es mucho más importante que sus libros» (pág. 28). Dentro de lo que denomina el «contexto político y mediático» de Moa, Alberto Reig incluye, entre otros, «bajo la inspiración» de José María Aznar –del que tiene el cuajo de decir que su partido, bajo su indiscutible liderazgo, «ha conseguido preservar el ideario fundamental de la derecha, el de los principios y valores esenciales de los vencedores de la Guerra Civil y sus principales beneficiarios franquistas» (pág. 428)– a personajes tan disímiles como César Alonso de los Ríos, Federico Jiménez Losantos, César Vidal, José María Marco, y a «la COPE, La Razón, El Mundo, Libertad Digital, y los filósofos de El Catoblepas» (pág. 263). El catedrático de Ciencia Política Alberto Reig aplica a Moa y a su contexto, con tosquedad, sin matiz ni explicación alguna, diversas etiquetas de probada eficacia para desacreditar desde la izquierda: «neocons (residuos y derivaciones franquistas) (pág. 25); «neofranquismo» (pág. 35 y 41); «neoliberales» (pág. 364); «inequívoco neoconservador extremo» (pág. 411); y «revisionismo orgánico de la derechona» (pág. 133).

Declara Reig que su libro no es un «ataque personal» a Moa sino «contra lo que escribe y lo que representa» (pág. 27). Luego el lector constatará que una de las cosas que más abundan en Anti-Moa son los insultos a Moa y a su contexto, insultos tan repetidos como zafios y gratuitos, entre otros los siguientes: historietógrafo (en esa versión o en la de «historietografía», utilizadas hasta el hartazgo), advenedizo insolvente, tergiversador, manipulador, mentiroso, calumniador, montajista, falso, pobre infatuado, escribidor, sectario, maniqueo, mamporrero, servil, insustancial, paranoico, falsario, indocumentado, autor de operetas bufas, ejemplo de la degradación de la Historia, delincuente, desvergonzado, pupilo de Aznar, pigmeo moral, subversivo neofranquista supremo y terrorista cultural.

Pero a Reig no le basta con menospreciar a Moa, también hace pinitos de barata sociología literaria para cuestionar la influencia de su obra e introducir factores de descalificación –también– de los lectores de Moa, y a tal respecto escribe cosas como las siguientes: se ha convertido en el historiador de moda «de la derecha nostálgica y de la gran masa acrítica mediatizada» (pág. 48); una cosa es que se vendan muy bien todos sus libros y «otra cosa es que se lean algo más que las contraportadas», y de los que le leen habría que descontar al que «lee pero no se entera, al que se cree todo lo que le dicen sus ídolos mediáticos, al que hojea un poco... a algún tonto... que rotulador en ristre se traga el libro... y encima toma notas del mismo» (pág. 60); «lo único que les interesa es captar al mayor número de lectores pasivos acríticos y transversales o en diagonal predispuestos de antemano a sus atrabiliarias tesis por simple comunión ideológica, odio o rencor a no se sabe bien qué». (pág 85); venden «sus libros a un público consumista que no quiere dejar de tener en su casa aquello que está más o menos de moda o se vende mucho» (pág. 133).

La crítica de Reig a la obra de Pío Moa deja bastante que desear en cuanto que se lleva a efecto sin un previo trabajo de síntesis de las líneas básicas de los planteamientos de Moa, generales o de un asunto en concreto, y sin apenas utilizar citas textuales de las obras de Moa, limitándose en general a interpretar a Moa, deformándolo o ridiculizando, y así muchas veces atribuye a Moa afirmaciones que está lejos de haber escrito éste, por ejemplo la siguiente: «la II República fue un régimen espurio que predeterminaba la Guerra Civil y que despareció el mismo 19 de julio». Por tanto, nos permitiremos un breve resumen de los puntos básicos en que la aproximación historiográfica de Moa cuestiona a la versión históricamente correcta: 1º) En los primeros años de la República «las izquierdas impusieron una legalidad sectaria, y luego se sublevaron contra ella en octubre de 1934, después de que el pueblo diera la victoria a la derecha en las elecciones del año anterior. Ello hizo imposible la convivencia, sobre todo porque en 1936 ganaron las elecciones los mismos que se habían sublevado contra un gobierno democrático en 1934, todos los cuales volvieron a vulnerar la ley masivamente. Ello obligó a la derecha a sublevarse a su vez, por razón de mera supervivencia»{6}; 2º) Franco fue el último en sublevarse contra la república, «le habían precedido la CNT (tres insurrecciones), Sanjurjo, Azaña (dos intentos de golpe de estado), los socialistas y los nacionalistas catalanes»{7}; 3º) «la guerra no sucedió entre demócratas y fascistas, sino entre una izquierda mayoritariamente totalitaria y una derecha que, empujada por el proceso revolucionario, había abandonado la moderación de 1934 para defender una dictadura autoritaria como última salida», y anota «la historiografía hegemónica en estos años ha pretendido que la democracia fue defendida, en la guerra, por una coalición de estalinistas, marxistas revolucionarios, anarquistas, racistas y golpistas catalanes y republicanos, todos ellos bajo el protectorado de Stalin... sólo esa pretensión revela el grado de mendacidad de esa historiografía»{8}; 4º) Franco y el franquismo, con los «cargos» principales de su «carácter dictatorial» y de la «represión de posguerra», «derrotó la revolución», «libró a España de la guerra mundial»{9} y «modernizó la sociedad y asentó las condiciones para una democracia estable»{10}; 5º) «No cabe conceptuar el franquismo como un paréntesis oscuro y vacío entre la república y la democracia actual, pues ésta procede directamente de él, y su estabilidad descansa en la base social y económica creada por él»{11}; 6º) «Quienes proponen la ley de la memoria histórica se sienten herederos del Frente Popular, y lo son. Herederos de quienes destruyeron la democracia, la amenazan gravemente de nuevo. Ley contra la verdad, contra la democracia y contra la reconciliación».{12}

Es sabido que las principales contribuciones de Pío Moa a la Historia de la segunda república y de la guerra civil se encuentran en la trilogía esencial que forman Los orígenes de la guerra civil española (1999), Los personajes de la república vistos por ellos mismos (2000) y El derrumbe de la segunda república y la guerra civil (2001), y es en el primero de esos libros en el que desarrolla su tesis esencial de que la guerra civil comienza en octubre de 1934, para reanudarse en julio de 1936, y la trascendencia de esos hechos y de la ulterior campaña de agitación en torno a la represión de la insurrección para comprender la historia del periodo. Sorprende extraordinariamente que a lo largo de Anti-Moa, un libro de un autor que presume de historiador profesional, sólo exista una cita de texto de la citada trilogía –y no hay síntoma alguno de que Reig haya leído esos libros–, y que además dicha cita esté extraída de «la solapilla» (sic). El hecho de eludir la crítica directa a los textos principales y la falta de citas textuales califica el presunto rigor de un libro de critica historiográfica, máxime si se tiene en cuenta que Reig critica reiteradamente a los libros de Moa por la ausencia de citas textuales para apoyar su argumentación.
42 vstavai, día 13 de Febrero de 2007 a las 18:09
(sigue) (Para entender la "profunda irritación que le produce a Reig la lectura de Moa, ver los capítulos de "Los mitos de la guerra civil" dedicados al A´cázar de Toledo y a la mataza de Badajoz. Al pobre Reig lo deja como un cantamañanas.

Reig destina poco mas de un centenar de páginas a «analizar» la obra de Moa. Puede ser ilustrativo examinar una muestra de ese tratamiento. A analizar la principal aportación de Moa sobre octubre de 1934 destina Reig 14 páginas (pp. 247 a 260), y en lugar de acudir a la trilogía básica de Moa, lo hace tomando como base un libro al que Moa atribuye carácter divulgativo: 1934: Comienza la Guerra Civil. El PSOE y la Esquerra emprenden la contienda (2004). Veamos con detalle qué escribe Reig en esas 14 páginas, pues en ellas encontramos el mismo modo de proceder que utiliza en el resto de su libro: 1º) Tras indicar que la tesis de Moa es «muy añeja y reiterada», escribe: «la República (nos ilustra este nuevo sabio incomprendido), desde el mismo momento de su proclamación el 14 de abril de 1931, llevaba en su seno el estigma de su propia destrucción, y por tanto el germen de la guerra civil» –ninguna de esas cosas las dice Moa ni en el libro citado ni en ningún otro–, «porque se proclama por un golpe de estado y, por consiguiente, parte su andadura de una ilegitimidad de origen (exactamente la misma tesis de la propaganda franquista)» –algo que tampoco ha escrito Moa–, «que va sembrando odios y enfrentamientos, pero la guerra misma empezó de hecho algo después, en octubre de 1934 en Asturias y Cataluña con la insurrección de los revolucionarios y nacionalistas catalanes...»(pp. 247-248) –Moa ha mostrado que la insurrección estaba planificada para toda España–. Eso el todo el resumen de los hechos y de la tesis de Moa. 2º) Inmediatamente después aclara Reig: «pero, en realidad, no se trata de analizar lo que pasó en 1934 y por qué pasó, pues ya ha sido dicho y escrito por numerosos historiadores. De lo que se trata es de demostrar el carácter revolucionario, marxista, radical, desestabilizador antidemocrático del PSOE de largo Caballero en 1934, que en el fondo en el fondo y en la superficie en la superficie (sic), sería el mismo de ahora que lidera Rodríguez Zapatero. El 'Lenin español' era una blanca paloma comparado con el Osama Bin Laden que actualmente ocupa la poltrona monclovita»(pág. 248). Reig se desentiende de los planteamientos del libro de Moa y pasa sin transición a la actualidad política que le preocupa y hace un gratuito juicio de las intenciones de Moa, como si la aportación de éste se hubiera propuesto, además de aclarar una encrucijada histórica, establecer la identidad entre el PSOE de entonces y el de ahora –piénsese que la tesis de Moa se publicó originalmente en 1999, cuando nadie podía imaginar que Zapatero accedería a la secretaría general de su partido–. 3º) Continúa Reig refiriéndose a un artículo de Javier Ruíz Portella contenido en el libro de Moa, y nos cuenta extensamente que dicho director editorial es un delincuente y un estafador que fue condenado por plagio. 4º) Posteriormente, Reig comenta lo que califica de «No-prólogo» de Payne, al entender que no dice lo que se debe decir en tal género de escritos, y sin solución de continuidad, en la misma frase, salta a una cita de Moa en la que éste aclara que por el carácter divulgativo de su libro no lo sobrecargará de notas, para lo que se remite a su trilogía, cosa que le parece inaudita y criticable a Reig, pero en ningún momento le llevará a utilizar en su crítica las páginas de la investigación original de la trilogía de Moa. 5º) Sigue Reig con su comentario del referido prólogo, en un asunto central para la tesis de Moa: «Payne dice lo que ya ha dicho otras veces Seco Serrano con la misma imprudencia que él, que no hay la menor prueba (sic) de que la derecha proyectara asaltar el estado democrático, principal argumento en que se ha basado cierta izquierda para 'justificar' su propia insurrección» (pág. 250). Reig, tras descalificar a Payne, en lugar de ir al grano y en su caso presentar pruebas de un pretendido proyecto de asalto de la derecha a la república, prosigue su errática deriva extendiéndose contra un comentario de Payne sobre las presiones existentes para que Moa sea silenciado o ignorado, y va enlazando consideraciones sobre las más variopintas cuestiones, sobre lo aséptico que es referirse a Moa como «ex terrorista reciclado en historiador» o sobre el corporativismo y la muy alta calidad de la historiografía universitaria española. 6º) Acto seguido, Reig se permite señalar que Moa ignora la inmensa bibliografía especializada sobre octubre de 1934, aunque éste incluya parte de la misma en su nota bibliográfica. Reig denuncia que en la nota bibliográfica del libro de Moa hay muchos «títulos de relleno o que manifiestamente no conoce», y precisa tres casos: no entiende la inclusión del libro de Álvarez Junco sobre Lerroux en una monografía científica sobre octubre de 1934, cuando es evidente la pertinencia de conocer en esa coyuntura el comportamiento de Lerroux, que el día 4 de octubre de 1934 había asumido la presidencia del gobierno de la República; le parece a Reig que la referencia de Moa a los libros de Marta Bizcarrondo o Bernardo Díaz Nosty es «de relleno», aunque es posible que diga eso al desconocer el interés de la discusión con la obra de esos autores para la tesis de Moa, como se desprende de la lectura de, por ejemplo, las páginas 217, 265, 427 y 429 de Los orígenes de la guerra civil española (1999). 7º) Aunque parezca mentira, prosigue Reig con nuevos juicios gratuitos de las intenciones de Moa: «como da la casualidad –dice Reig- que ocupa la Presidencia del Gobierno de España un socialista cuyo abuelo fue asesinado por los sublevados de 1936 y se dispone a avalar en 2006 la recuperación de la memoria democrática republicana, pues hay que tumbarlo como sea, y conectarle en tanto que socialista con los de 1934...» (pág. 253). Ni en el libro de Moa que comenta Reig ni en su trilogía se menciona la denunciada «conexión», que simplemente está en la cabeza de Reig: un delirio. 8º) Al no recoger o sintetizar los hechos que expone Moa avalando su tesis, llega un momento en que Reig, se exaspera y se pregunta: «entonces ¿qué fue lo que provocó, promovió o desencadenó la revolución de 1934? ¿Enloqueció casi toda la izquierda?». Y acude, como única «prueba» de que la derecha pretendía asaltar el estado democrático y que podría justificar el golpe de la izquierda, a unas conocidas palabras antiparlamentarias de Gil Robles, en un mitin de 15 de octubre de 1933, en plena campaña electoral de las elecciones de noviembre de 1933, y se pregunta cómo había de reaccionar la izquierda frente a las mismas. Pero esas palabras no son una novedad, Pío Moa –y los principales estudiosos del periodo– las ha valorado cuidadosamente{13}, ponderando que son ocasionales, formuladas en campaña electoral y mucho más moderadas que la de sus adversarios, y palabras que nunca fueron refrendadas por hechos violentos a diferencia de los enemigos de la CEDA en dicha campaña. 9) Y continúa elucubrando Reig cómo se puede estudiar la revolución de octubre ignorando por completo el contexto interno y externo, cuando en realidad Moa los ha tratado ampliamente en Los orígenes; niega la inevitabilidad de la revolución, cómo si Moa hubiera afirmado tal extremo; y nos sorprende al aludir a la «obsoleta tesis de la bolchevización del PSOE». 10) Anota que los publicistas como Moa se agarran a 1934 –nuevo juicio de intenciones– «para dotarse de legitimidad retrospectiva para justificar su golpe de 1936» (sic, pág. 259), y se pregunta Reig, ante la entrada de ministros de la CEDA en el gobierno de la república, ¿qué había que hacer? 11) Concluye Alberto Reig su exposición volviendo a relacionar absurdamente octubre del 34 con la actualidad, preguntándose «por qué era ilegítimo y una traición gobernar con ERC y Carod Rovira y no era ilegítimo hacerlo con Gil Robles y la CEDA» (sic) a la vista de discursos de su líder como el de 15 de octubre de 1933.

«No negamos la profunda irritación que nos produce la 'literatura' de Pío Moa» (pág. 475), confiesa Reig, y de la lectura de su libro se desprende que ese malestar se deriva fundamentalmente de la puesta en cuestión por aquel de algunas tesis de la versión históricamente correcta a la que contribuye este. No obstante, señala Reig que el rechazo hacia la obra de Moa se debe básicamente a razones metodológicas, a una escritura « sin la menor nota, ni aparato crítico, ni referencias bibliográficas en que ir apoyando la argumentación» (pág. 49), a falta de trabajo de archivo y a falta de aportación de fuentes nuevas. Esa crítica, errónea para los trabajos de investigación de Moa, y que en algún caso concreto podría ser correcta es, con todo, formal, y no ha ensombrecido la claridad y la fundamentación de las aportaciones de Moa. El alejamiento de Moa de las peores convenciones de la historiografía universitaria –como la hiperinflación de citas y referencias no indispensables– junto a una prosa sencilla y funcional, y a su argumentación sensata han contribuido al extraordinario éxito de sus libros. Acertadamente consideró Moa que para el periodo de la república y la guerra civil «la tarea consiste menos, quizá, en aportar nueva documentación que en criticar y ordenar de manera lógica y veraz la montaña de material disponible.»{14} Pero en materia metodológica el catedrático de Ciencia Política Reig tampoco olvida disparatar, y construir frases sin sentido ni referente material, por ejemplo cuando califica a la metodología de Moa como una «'metodología' fascista, fascistoide o fascistizante (queremos obviamente decir simplemente falaz)» (pág. 267).
43 vstavai, día 13 de Febrero de 2007 a las 18:13
(Final: Publicado en "El Catoblepas")

"Reig no se centra en las cuestiones esenciales de la obra de Moa, y tampoco cuida la exposición de las tesis a criticar y las razones o hechos que pueden refutarlas. Reig no logra refutar ninguna tesis de Moa, sino que elucubra en torno a ellas, y a lo sumo llega a afirmar que una determinada tesis de Moa se opone a la verdad histórica, remitiéndose a una relación bibliográfica (eso lo hace, por ejemplo, en las páginas 75, 172, 200, 226, 450 y 456), pero sin proceder al estudio y análisis concreto del contenido de esa bibliografía. La escritura de Reig consiste en una deriva desordenada, subjetiva, ideológica y confusa que va enlazando digresiones sobre las cuestiones más variopintas. El tono es a menudo faltón y de perdonavidas. Su divagación errática está trufada de dichos, refranes y chascarrillos –a modo de comentario de patio de colegio dice que a Ricardo de la Cierva y Hoces se le ha llamado Ricardo de la Cabra y de Coces– y de muestras de presunto humor –«A Franco... se habló de proponerle... para el Premio Nobel de Física por haber demostrado la 'inmovilidad del movimiento'» (pág. 37); «la historiografía emite en FM (Frecuencia Modulada) y la historietografía, obviamente, lo hace en OCM (Onda Corta Mental)» (pág. 136)–, que añaden al texto un característico tono ramplón y casposo. Se trata de un libro muy mal escrito, con una escritura oscura, conceptual y sintácticamente, y poco cuidadosa con el uso del lenguaje –por ejemplo: «El 18 de julio no es una defensa de la revolución que se preparaba sino un preventivo de las reformas que se emprendían de la mano de la izquierda parlamentaria (la que había)...» (pág. 201)–. Si a ello se añade que el libro está lleno de reiteraciones, se comprenderá que es un libro de lectura desagradable y del que suponemos sólo puede obtener recompensa el lector que participe ciegamente de los prejuicios ideológicos que lastran la obra.

Anti-Moa es la prueba de que Reig no ha digerido la obra de Moa, y esa indigestión es lo que se pretende traspasar al lector. A falta de juicios de hecho, de citas textuales de los libros de Moa y de análisis y crítica de textos, el libro está repleto de juicios de intenciones, de juicios de valor, de ideología e insultos. Por tanto, es un texto que no profundiza ni refuta las tesis de Moa, y que contiene fundamentalmente proyecciones de las intenciones de Reig sobre otras personas o personajes históricos. En suma, Reig se ha autorretratado en su libro prisionero de toscas y periclitadas categorías antifranquistas, y tal vez ha retratado a parte de su generación de profesores. Anti-Moa es un síntoma inquietante de nuestra historiografía universitaria.

Tras la publicación de Anti-Moa Pío Moa ha replicado con una importante serie de artículos, publicados en Libertad Digital a partir de 30 de octubre de 2006, al entender que Alberto Reig actúa como punta de lanza del gremio de historiadores progres y al estar interesado en abrir una discusión sobre la situación actual de la historiografía.

Leer a Moa puede ser una buena oportunidad para ayudar a despertar de los sueños dogmáticos incubados durante el franquismo y mantenidos a machamartillo por algunos hasta hoy mismo, quince años después del hundimiento de la Unión Soviética.

Notas

{1} Prólogo de Stanley G. Payne a Pío Moa, 1934: Comienza la Guerra Civil. El PSOE y la Esquerra emprenden la contienda, Áltera, Barcelona, 2004, págs. 18 y 19. Anteriormente había anticipado ese punto de vista con valentía en su artículo Mitos y tópicos de la Guerra Civil, Revista de Libros, núm. 79-80, Madrid, julio-agosto 2003, pp.3-5.

{2} Tras el artículo de Antonio Sánchez Martínez Pío Moa, sus censores y la Historia de España , El Catoblepas, 14:14, abril 2003, se originó una fecunda polémica, que se desarrolló a lo largo de un año, entre los números 14 y 24 de dicha revista, y en la que desde muy diversas posiciones intervinieron con trabajos notables Enrique Moradiellos, Pío Moa, Iñigo Ongay y José Manuel Rodríguez Pardo. Y si bien es dudoso que la polémica acercara un ápice las posiciones de los intervinientes, no es menos cierto que obligó positivamente a poner a prueba ante el lector la fundamentación fáctica y argumental de cada una de las posiciones.

{3} Sistema, núm. 177, Madrid, noviembre 2003, pp. 103-119

{4} No parece consciente Reig del alcance de su absurda definición antifranquista, que le obliga a ir más allá de la vigencia del propio régimen franquista y de sus protagonistas, contra «sus herederos, hermanos, primos y sobrinos», pues la coherencia con dicha definición podría obligarle a ir contra sí mismo, ya que Reig es hijo del que fue director de NO-DO, el popular órgano de propaganda franquista.

{5} Gustavo Bueno, Zapatero y el pensamiento Alicia. Un presidente en el país de las maravillas, Temas de Hoy, Madrid, pp. 83 a 109.

{6} Pío Moa, 1934: Comienza la Guerra Civil. El PSOE y la Ezquerra emprenden la contienda, Áltera, Barcelona, 2004, pág.173.

{7} Pío Moa, Los mitos de la Guerra Civil, Planeta DeAgostini, Barcelona, 2005, pag.181.

{8} Pío Moa, El iluminado de la Moncloa y otras plagas, LibrosLibres, Madrid, 2006, pp. 206 y 256.

{9} Pío Moa, Franco. Un balance histórico, Planeta, Barcelona, 2005, pp.188 y 189.

{10} Los mitos de la Guerra Civil, obra citada, pág. 531.

{11} Los mitos de la Guerra Civil, obra citada, pág. 529.

{12} Pío Moa, Observaciones a una ley antidemocrática, Libertad Digital, 15-XII-06.

{13} En Pío Moa, Los orígenes de la guerra civil española, Encuentro, Madrid, 1999, pp. 186 y 187; en Pío Moa, Los personajes de la república vistos por ellos mismos, Encuentro, Madrid, 2000, pp. 290 y 291, y en Pío Moa, 1934: Comienza la Guerra Civil. El PSOE y la Esquerra emprenden la contienda, Áltera, Barcelona, 2004, pp. 67 y 68.

{14} Pío Moa, El derrumbe de la segunda república y la guerra civil, Encuentro, Madrid, pág. 13.

{15} Gabriel Tortella, Introducción a la economía para historiadores, Tecnos, Madrid, 2002, pp. XVI y XVII.




44 00001, día 13 de Febrero de 2007 a las 18:16
Querido tocayo:
**Se te nota de buena pasta lo cual va siendo cada vez más difícil de encontrar.
Sé que en Mongolia son muy risueños y siempre están contentos,ellos y hasta sus caballos.
***Habrá que intentar en el primer mundo imitar la sosegada aceptación (esto es muy zen) de la pobreza.
*** A esa maravillosa chiquilla cristiana de verdad y tocada en su vulnerabilidad físicamente e intuyo que moralmente (lo he visto escrito aquí) mi entrañable deseo de que se recupere prontamente y un abrazo de su hermano en Cristo.
*** Creo que soy o debo ser el decano.Vine,llorando como todos,no porque Franco acabase de ganar la guerra en el mismo mes,sino porque es lo que procede.
***Por eso,a veces,reivindico experiencias más que academicismos (conozco titulados en esto y lo otro que no resistirían un test de nivel bajo.Es más, lo he padecido y comprobado.)
***No sé si sabes que al penado se le ha aplicado el CP en un muy discutíble nivel bajo aún considerando que las amenazas atribuídas no fuesen terroristas. (De uno a cinco años,Ussía,tres)
***En mi juventud no aprecié el valor de la germanidad,estando en Alemania;hoy debo mis mejores momentos a su cultura. Esto lo amplío a Satzburg por Mozart.
Un abrazo.
LEÓN NOEL
45 TheFlash, día 13 de Febrero de 2007 a las 18:33
-Ante la constatación de que en los trenes no explotó Goma 2 Eco-

Si el PSOE ve que puede quedar en evidencia ante el país entero por colaboración activa o incluso pasiva con el atentado, e incluso como colaborador en el post atentado y su manipulación gigantesca, tensara la cuerda con el fin de pedir tiempo muerto, consenso, o lo que sea al PP.
El PP verá la oportunidad de gestionar el resultado de las mentiras del 11M sin tener que tensar a su vez la cuerda, y se abrirá la posibilidad del “cambalache” en las sombras. No sé cual será el arreglo pero bien podría ser alguno como: que ZP convoque elecciones y deje la presidencia o similar, con el compromiso de que los principales actores involucrados dejen la vida política.

A Rajoy esto le gustaría, sin la menor duda. No es el gran líder que la regeneración del estado de derecho necesita. Es un hombre de negociación tranquila y de “puntos intermedios de encuentro”. Es decir, mas de lo mismo de lo que nos ha traído hasta este triste final.

En esa hipotética situación, también contribuirían otros personajes, alertando de una quiebra del sistema, como el Rey, -ya sabes, en ese papel de intermediar que activó para pedir la amnistía para Marc Rich o para imponer a Aznar un Ministro de Defensa de la antigua administración socialista. Ese mismo poder que no hemos visto para defender la nación ante ataques como el Estatut y otros-.
A su majestad también le gustaría creo yo, una abracito de Vergara contemporáneo entre PSOE Y PP.

Así pues, si se demostrase el peor escenario posible, todos, PSOE, PP, el Rey etc etc acudirán en masa a poner vaselina al asunto. -También PRISA que aportara su flamante candidato Solana para cerrar capítulo-.

Esto por supuesto será el fin de la democracia en España “de facto” y entraremos en un periodo en el que abiertamente se empezaran a constituir desde la micro sociedad civil iniciativas regeneracionistas y/o rupturistas, a derecha, izquierda, locales o nacionales etc.
Todo apestará. Y la gente mas inquieta dará la espalda a todo el sistema de la transición.
Eso sí, Rajoy será presidente y ZP apartado de la vida publica, disfrutara del olvido oficial sin consecuencias.

Esto es lo que llamaba el otro día la “paradoja Rajoy”.
En apariencia puede ser la ultima persona sensata que puede enderezar el desplome. Y sin embargo, a pesar de esta oportunidad, su naturaleza y la extrema podredumbre del sistema, sus limitaciones personales, sus inclinaciones ya vistas al calculo, el vértigo ante la acción y su zozobra estructural, pueden ser finalmente las circunstancias que le pongan a él en la situación trágico-cómica de comerse el desmoronamiento del edifico institucional actual.

Digamos que el “pastelerismo” ya no da mas de sí. Y que Rajoy y su inclinación a esta formula que ha practicado con ahínco estos años, en el que se ha criado y mamado políticamente hacen prever una inercia en el error con el resultado previsible de que el ultimo en salir y tener que apagar la luz sea el.
46 00001, día 13 de Febrero de 2007 a las 18:38
Aclaración:
Ussía,no usía (el penado),sí.
47 opq5, día 13 de Febrero de 2007 a las 18:45
La cosa está que arde. Parece que estemos en los momentos mas confusos de los GAL, pero quizás mas peligrosos, pues los análisis entregados hoy a la Audiencia Nacional, destruyen según todos los indicios, el corazón de la versión oficial.

Por otra parta parece que ha empezado una gigantesta operación de confusión, que en estos momentos lo contamina todo y que hace creer en graves y presuntamente fundadas acusaciones al respecto de las muestras.

Pero lo único cierto de momento, es que lo que hasta ahora nos dijeron que explotó en los trenes, presuntamente no es cierto.

Y como este explosivo, que no es, era la base de la versión oficial, ni os cuento como está el patio.
48 00001, día 13 de Febrero de 2007 a las 19:04
opq5:
Estimado amigo:
***Servidor no conoce muy bien la trama del 11-M.
Por lo menos no me aclaro.
Bueno sería coordinarse y tratar de redactar un resumen y publicarlo vía El Mundo,por ejemplo.
Dios te guarde.


49 bremon, día 13 de Febrero de 2007 a las 19:20
Dejando para los historiadores la verdad histórica, el hecho concreto es que hoy el socialismo está en la misma posición de la preguerra, Frente Popular, cuando suponíamos que la Constitución había conseguido, que pactada la paz social, mirásemos al futuro de una España unida en una Nación indivisible y solidaria.
Pero no, el Presidente nos trae de nuevo a los demonios del anti progresismo, para de nuevo, destruida la Constitución, enfrentar con odio, a las diversas regiones de España.
Y a esto lo llaman groseramente, proyecto de paz.
El pueblo dictaminará, si no le engañan de nuevo, sobre lo que es paz o nueva guerra.
La Comisión por la verdad no es más que un engaño del odio contra la prosperidad de un pueblo solidario.
El socialismo, los separatistas, los pocos comunistas y unos pocos terroristas, son los enemigos de la paz y convivencia entre españoles, no buscan la paz, sino el enfrentamiento, aliándose el Pesoe con los enemigos de la unidad y progreso del pueblo español.
El 11 M, la oportunidad de la justicia para salvar a España de sus enemigos internos.
¿Querrán? ¿Podrán hacerlo? Ya, todos lo dudamos.
Dios salve... a España, para que no desaparezca.
50 opq5, día 13 de Febrero de 2007 a las 19:36
00001

¿Quien conoce la trama del 11-M?

Creo que muy pocas personas la conocen y otras pocas mas la intuyen.

Lo único que parece cierto es que presuntamente hay trama, por la sencilla razón de que al estar todo tan confuso, suele ser la señal de que alguien quiere esconder algo.

Un servidor que no me considero tonto del todo, apenas entiendo nada.

Seguramente si hubiera sido Al Queda, que aún no se sabe, sería todo mas sencillo, pues estos mangantes no se andan con chiquitas y en seguida dicen que son ellos.

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899