Pío Moa

« "The Economist" no ama a España | Principal | Penúltima agresión a Gotzone Mora »

Un extraño triunfo de Freud

30 de Julio de 2006 - 10:32:56 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Cuando vemos el descrédito actual de Freud debemos preguntarnos por qué, entonces, tuvo tan enorme éxito e influencia en la cultura occidental. O por qué renació con tal virulencia en los años 60, en alianza con el marxismo. ¿Acaso era aquella gente menos inteligente, para tragarse tales supercherías?

Con las doctrinas no sometidas a una crítica intelectual a fondo sucede lo que con las modas: cobran auge una temporada, se olvidan y reaparecen con algunos cambios menores. Nunca son realmente superadas. En realidad, basta observar sin prejuicios nuestro entorno para percatarnos del triunfo apabullante de Freud en la publicidad, las modas, la política, la industria de la diversión (o entretenimiento) que tan enorme parte ocupa en la vida actual, etc. Triunfo de uno de los contenidos posibles del freudismo, aunque seguramente no el deseado por su creador: la absoluta trivialización de la sexualidad.

Hecho tanto más llamativo por su inconsciencia, por producirse en aquel ámbito de la conducta humana que él intentó explorar –extraviándose en él, probablemente–. Así, en medio de ese triunfo, ya casi nadie cree en el psicoanálisis, fuera de la Argentina.

Comentarios (637)

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 »

1 hidalgo, día 30 de Julio de 2006 a las 10:51
Noto esto en el foro: suele empezar con con intervenciones interesantes, aportaciones, etc., y poco a poco se va degradando. Generalmente empiezan los progres con sus chorradas hasta que todos, progres y no progres, se enredan en discusiones estúpidas, con réplicas y contrarréplicas de escuela primaria, insultos de críos maleducados... algo penoso de leer, como casi todos los foros que hay por ahí.
Si eso refleja la situación intelectual del país, a decir verdad, resulta deprimente Como de costumbre, la mediocridad lo domina casi todo, y lo que se sale de ella se sostiene a duras penas en el mar del cretinismo.
2 ladediós, día 30 de Julio de 2006 a las 10:59
A no olvidar: seguimos en campaña:

MANIFIESTO POR LA CONSTITUCIÓN
El respeto a la Constitución, y su defensa cuando es vulnerada, son la clave del sistema que nos permite convivir civilizada y pacíficamente. Marcan también la diferencia entre los pueblos libres y los que no lo son.
En 1978, España se dotó de la Constitución más democrática y consensuada de su historia, basada en tres valores clave: la unidad de la nación, las libertades y la reconciliación final y oficial entre los vencedores y los vencidos de la guerra civil, ya lograda en la sociedad muchos años antes. Ninguna otra ley obtendría hoy tal consenso, y por ello tal valor para nuestra convivencia. Como toda obra humana, tiene defectos, y puede y debe ser reformada. Pero sus virtudes han traído al pueblo español una larga época de paz, libertad y prosperidad, que sería una locura poner en riesgo.
Algunos partidos y políticos rechazaron la Constitución, abierta o solapadamente. Sus métodos los definen: el asesinato, en sus formas más cobardes, de cientos de personas, o la connivencia política con los asesinos; el ataque a los derechos ciudadanos, sobre todo en Vascongadas y Cataluña; el recurso a los antiguos odios mediante una propaganda de revancha, casi siempre falsaria, sobre la guerra civil; la terca corrosión de la unidad de España cultivando el agravio y el narcisismo regional, vieja técnica totalitaria.
Esos partidos estuvieron siempre muy lejos de sus objetivos. Pero hoy el gobierno, en alianza de hecho o de derecho con ellos, procura con actos consumados y fraudulentos la quiebra de la Constitución, sacrificándola a una "paz" con los asesinos tan imaginaria como la "guerra" que vendría a detener. Mientras nuevos fenómenos, como el terrorismo islámico, aumentan la incertidumbre.
Tal alianza ha transformado en su contrario el Pacto Antiterrorista y por las Libertades, e intenta reducir España a un inviable conglomerado de naciones inventadas, sin apenas lazos políticos o sentimentales entre ellas, mutuamente resentidas, irrisorias en el plano internacional y peones de los intereses de otras potencias. El plan se combina con una alianza internacional de dictaduras, llamadas pomposamente "civilizaciones", entre ellas algunas muy agresivas hacia España. Esta involución antidemocrática divide a la sociedad española, abocándola a una crisis de imprevisibles consecuencias.
Frente a la involución, nosotros, españoles dispuestos a defender nuestra libertad, alzamos la bandera de una España unida y democrática, garantía de la única paz y estabilidad admisibles. Y llamamos a los ciudadanos y a sus asociaciones a impulsar un movimiento por la Constitución, que alerte a la totalidad de la población y restablezca el imperio de la ley. En las manos de todos está impedir un nuevo fracaso histórico de nuestra convivencia.
Ciudadanos por la Constitución PÁSALO A TODOS TUS CONOCIDOS Bitácora “Presente y Pasado”, Pío Moa, www. libertaddigital.com

3 héctor, día 30 de Julio de 2006 a las 11:02
La foto, ayer, de los dos zerolos "casados" por Gallardón, besándose, es todo un monumento a lo grotesco. Horrendo. Aquí la estética revela la ética, cosa no tan frecuente.
4 lector, día 30 de Julio de 2006 a las 11:09
Desinformación sobre Israel

Televisiones españolas
GEES

José Blanco es sólo la imagen de una buena parte de españoles, a la que se les está presentando a los israelíes como los nuevos monstruos de Oriente Medio. Sus constantes declaraciones son la grotesca consecuencia de la desinformación televisiva. Como viene ocurriendo en los últimos años en determinados temas, las televisiones españolas, con pocas excepciones, están haciendo un monumental esfuerzo de desinformación y ocultamiento de la verdad sobre Oriente Medio. Algunos de ellos lo hacen conscientemente, creyendo que así refuerzan su carácter progresista; otros sirven inconscientemente al antisemitismo que afecta a la Europa pacifista y hedonista.

Encender hoy la televisión es acceder a un mundo oscuro donde los pobres inocentes son perseguidos por las calles por implacables máquinas de guerra, donde mujeres y niños son asesinados en masa por armas voladoras, donde el Mal se ha desatado sobre un país pacífico e inocente situado junto a unas playas tranquilas y de aguas limpias. Las televisiones presentan al perverso Israel, el país que parece fabricar el horror, el terror, la destrucción, el sinsentido.

Las imágenes que nos muestran de Líbano se reducen a dos tipos, derivadas de la naturaleza de nuestra sociedad y nuestros medios. En primer lugar, los medios de comunicación son cada vez más siervos de la imagen. Periódicos y televisiones abren mostrando obsesivamente los edificios más espectacularmente destruidos, las ruinas más apocalípticas. No todo es así, pero cuanto más humo y fuego, mejor; si el plano no es grotescamente dantesco no vale para el prime time de las nueve de la noche.

En segundo lugar, en los medios de comunicación españoles hay una carrera por ganar el premio del sentido humanitario y del compromiso con los débiles. Así se dedican a mostrar lo que llaman el "lado humano" de la guerra; es decir, a meterle el micrófono al tendero, al taxista, al desplazado libanés que braman indignados contra Israel, que ha llevado a sus casas la guerra que Hezbolá exportaba desde ellas al norte de Israel. No todos los libaneses lo viven así, pero las caras desencajadas y las blasfemias antijudías venden mejor en titulares que la respuesta serena y la vida tranquila con que muchos libaneses soportan la guerra.

Ambas cosas son legítimas; a condición, al menos, de no reducir a ellas toda la información. Cuando determinadas imágenes infernales y determinados testimonios de furiosos libaneses ocupan todo el espacio informativo, entonces la conclusión será que los israelíes desatan la destrucción total y el sinsentido sobre el Líbano y persiguen y aniquilan a su inocente población civil, que se queja desesperada ante el Apocalipsis.

Los continuos desvaríos de José Blanco no son sólo fruto de un progre elevado a la cúspide político-mediática. Son las palabras de una clase política que devora telediarios con la avidez del ignorante venido a más y convertido en analista por accidente. José Blanco es sólo la imagen de una buena parte de españoles, a la que se les está presentando a los israelíes como los nuevos monstruos de Oriente Medio. Sus constantes declaraciones son la grotesca consecuencia de la desinformación televisiva.

GEES, Grupo de Estudios Estratégicos.
5 lector, día 30 de Julio de 2006 a las 11:10
(3) "La absoluta trivialización de la sexualidad"
6 lector, día 30 de Julio de 2006 a las 11:15
JON JUARISTI
ASISTO a una conferencia sobre Mujeres de la Segunda República durante un curso de verano de mi universidad. La conferenciante, escritora feminista y antigua amiga mía, se dirige a las mujeres presentes en la sala: «Todas nosotras -les dice- somos herederas de aquellas luchadoras: de Clara Campoamor, de Margarita Nelken, de Victoria Kent, de Maruja Mallo». Vale, pienso, pero también de Pilar Primo de Rivera, de Mercedes Fórmica, de Marichu de la Mora y de Josefina Veglison. Qué más quisiéramos todos que venir solamente de un lado bueno e impoluto de la historia. La tradición, querida, se elige, pero la herencia histórica se recibe y cargas con ella, quieras o no. Como escritora, deberías saberlo.
La Historia no es un cuento de hadas. Tampoco un puré de ingredientes morales indistinguibles. Se parece más a una novela, aunque quizá habría que invertir la premisa, porque son las buenas novelas lo que más semejanza guarda con la Historia, aunque no sea lo mismo, claro que no. La novela impone un orden estético al caos de la experiencia, pero, sobre todo, la novela no excluye otras novelas, y la Historia fue como fue, y no hay forma de hacer que lo que fue no haya sido. La izquierda perdió la guerra y por eso mi amiga, escritora feminista y profesora de universidad, hizo el servicio social en el Castillo de la Mota, donde aprendió punto de cruz, soluciones prácticas para aprovechar el pan duro, nacionalsindicalismo y canciones como aquélla de «Viva León porque tiene lo que no tiene Madrid, una catedral bonita y un hospicio con jardín», que tanto le gustaba a Blas de Otero. Si la izquierda hubiera ganado la guerra, mi amiga habría sido enviada con otras pioneras antifascistas al Castillo de la Mota, donde habría aprendido punto de cruz, soluciones prácticas para aprovechar el pan duro, materialismo dialéctico y canciones como aquélla de «Viva León porque tiene lo que no tiene Madrid, una catedral bonita y un hospicio con jardín», que tanto le gustaba a Sánchez Mazas. Como es lista, habría sido con el tiempo profesora de universidad, y acaso dictaría hoy conferencias sobre Mujeres de la Segunda República, que concluirían, más o menos, de esta guisa: «Todas nosotras somos herederas de aquellas luchadoras: de Concha Espina, de María de Maeztu, de Pilar Primo de Rivera, de Mercedes Sanz Bachiller». Porque también la República fue aquello, ¿o no?
La herencia la recibes, y la tradición la eliges, a la tradición te adhieres; la prueba de que la eliges es que puedes montarte un pot-pourri con Clara Campoamor, Margarita Nelken, Victoria Kent y Maruja Mallo que habría dejado turulatas y estrábicas a tus monitoras de cocina del Castillo de la Mota, en Medina del Campo. Y la prueba de que a la tradición te adhieres o te despegas de ella, según te convenga, es que hace veinticinco años te declarabas heredera de Dolores Ibárruri, Clara Campoamor, Margarita Nelken, Victoria Kent, Maruja Mallo y María Teresa León, pero vinieron la perestroika, el triunfo del PSOE y los calentones de Alberti, y tú siempre fuiste políticamente correcta o correctamente política, y poéticamente canónica o canónicamente poética. Pero la herencia no se elige. No te confundas. La guerra civil trajo el franquismo y la República trajo la guerra civil. En la Historia, las cosas pasan porque otras pasaron antes. ¿Evitó la República que estallara la guerra civil? ¿No? Pues la trajo. No hay reductos inmunes a la causalidad. No en la Historia, aunque sí quizá en los cuentos de hadas. La República fue Alcalá Zamora y Mola y Azaña y Franco y Gil Robles y Prieto y José Antonio Primo de Rivera y Largo Caballero y Calvo Sotelo. No puedes reducirla a tu tradición (cada vez más reducida, por cierto). Ante tal herencia puedes sentir asco, horror o piedad, a tu gusto, pero no te la quitarás de encima. Las herencias no son adherencias.



7 dolores , día 30 de Julio de 2006 a las 11:22
«Todas nosotras -les dice- somos herederas de aquellas luchadoras: de Clara Campoamor, de Margarita Nelken, de Victoria Kent, de Maruja Mallo».
¿Quiénes son "todas nosotras"? ¿Se refiere a esa caterva de feministas histéricas o pretenden englobarnos a todas las mujeres?
Clara Campoamor defendió el voto de la mujer contra la opinión de su partido, el Radical de Lerroux. Luego flirteó con el franquismo, aunque éste no le prestó mucha atención, como a Portela Valladares.
Margarita Nelken era, de forma muy literal, una histéorica que exigía "torrentes de sangre", exaltaba al camarada Stalin y organizaba el terror en Madrid. Estuvo en contra del voto femenino, no fuera a aprovechar a las derechas.
Victoria Kent, una infeliz en el fondo, estuvo también en contra del voto femenino, por la misma razón que la anterior.
Maruja Mallo... Bueno, fue una medianilla artista con mucha mala leche y un poco de extravío mental.

8 sobrarbe, día 30 de Julio de 2006 a las 11:23
(3) Debe de ser otro triunfo del freudismo...
9 esceptico, día 30 de Julio de 2006 a las 11:23
" Freud es férreamente racionalista en este punto central: quizá no hubiese cosa en el mundo que Freud tolerase menos que la intemperancia, o mejor dicho, la incontinencia. Creo que la incapacidad para dominar racionalmente las emociones, la holgazanería de la voluntad, el abandono del entrenamiento moral... o como queráis caracterizarlo, era para Freud el núcleo de todos los males culturales, junto con la persistencia de las ilusiones religiosas. Quizá sería interesante analizar por qué en la sociedad capitalista moderna triunfa una especie rara de epicureísmo romano, o mejor, de "hedonismo pop" al que contribuyen ciegamente las críticas de estilo irracionalista o anarquista.

¿Cómo es posible que teoría casi dogmáticamente racionalista como la de Freud, una especie de vestigio puro de racionalismo ilustrado, haya sido emblema de la psicología capitalista progresista, que no es otra cosa sino una moral puritana al revés: una invitación a la irresponsabilidad, a la despreocupación, a la anulación de todo sentimiento de culpa, de piedad... ? (Recordemos que incluso los surrealistas pretendieron durante muchos años que Freud contribuyese con su autoridad científica a validar todos los disparates que convertían en poemas automáticos o en pinturas de sueños). Es cierto que el psicoanálisis descubrió y propaló el secreto de que lo que llamamos consciencia no es sino "angustia social", pero de ello no se deduce que Freud quisiera ahondar la tarea propuesta por Nietzsche de enterrar toda "la moral considerada como un prejuicio"... Más bien todo lo contrario, pretendía moralizar el mundo sobre bases racionales, socráticas, "intelectualistas" " A. Luque. Dic 1996.
10 josecho6, día 30 de Julio de 2006 a las 11:29
esceptico, no se puede racionalizar el mundo sobre bases acientíficas, incomprobables y, en suma, ridículas. Se puede pedir la fé sobre tales cosas, pero no raciocinio.
11 héctor, día 30 de Julio de 2006 a las 11:44
(1) Y lo peor, amigo Hidalgo, es que los más asnos terminan disuadiendo a los mejores. Del blog han desaparecido muchos que traían observaciones interesantes. Esperemos que sea solo por las vacaciones.
En todo caso es imposible discutir con seriedad y algún nivel en medio de unos majaderos charlatanes.
12 aquiles, día 30 de Julio de 2006 a las 11:46
Caramba héctor, me ofendes, nos vemos frente a las negras naves.
13 cirus, día 30 de Julio de 2006 a las 12:09
Ni en el psicoanálisis ni en nada: El curandero, la sonánbula, el espiritismo, la médium, el vudu, el mal de ojo, todos al paro, hasta el hechicero ha cambiado el plumero por la patera. Y es que estamos en el siglo xxl Don Pío.
14 sinrodeos, día 30 de Julio de 2006 a las 12:29
Hidalgo

Comprendo su inquietud acerca de la invasion de gente inmunde que por lo visto estan viviendo del paro y pasan aqui dias enteros llevando a cabo su aberrante labor.

Tal vez coincide con que el moderador este de vacaciones por lo que los que tratamos de aportar algo positivo a la situacion, nos vemos con la sucia tarea de contestar a sus posts.

Precisamente el tema de hoy guarda relacion con la progresia a la que nos referimos pues observamos que la mayoria de estos progres sufren de grandes trastornos psicologicos.

Un saludo.


15 Sombra, día 30 de Julio de 2006 a las 12:41
Estando en el fondo totalmente de acuerdo con Ud. Señor Hidalgo, como no podría ser de otra manera, no obstante, si se llevara el blog siempre en la seriedad que Ud. propone, acabríamos por aburrirnos todos. Creo que un poco de humor, y algo de chispa que inevitablemente nos lleva en bastantes ocasiones a la horterada, tiene la virtud en cambio de estimular el ingenio, y hacer el blog, más vivaz y entretenido.
16 Ronin, día 30 de Julio de 2006 a las 12:52
Excelente el artículo hoy de Jorge Vilches en LD. Ya que hablamos de Freud lo pongo a continuación.


López Aguilar ha calificado a Txapote & friends como "psicópatas". A pesar de que el etarra pueda alegar tal estado mental para obtener beneficios penitenciarios, ¿quién desmiente al ministro? Ahora bien; abierta la descripción del personaje qué menos que hacerse un par de preguntas. El individuo de marras, ¿es un psicópata por asesino, por nacionalista étnico o por la combinación de ambas cosas? Y centrados en la última posibilidad, surge la cuestión: ¿debe un gobierno democrático negociar los límites de la Constitución con los representantes de los psicópatas?

No es que esté mal que ahora, o antes, el ministro lo califique de "psicópata", que al muyaidin euskaldún le trae al pairo. Es que ese nacionalismo étnico se levanta sobre un pensamiento racista y totalitario claramente psicópata. Es que Sabino Arana escribía en 1892: "el maketo, ¡he ahí el enemigo! Y no me refiero a una clase determinada de maketos, sino a todos en general: todos los maketos, aristócratas y plebeyos, burgueses y proletarios, sabios e ignorantes, buenos y malos, todos son enemigos de nuestra Patria". Porque "los maketos (...) son nuestros moros". Años después, en 1963, Federico Krutwig, apologista de la lucha anticolonialista, escribía que era una "obligación para todo hijo de Euskalherría oponerse a la desnacionalización, aunque para ello haya que emplearse la revolución, el terrorismo y la guerra". Y en tono nazi sentenciaba: "El exterminio de los maestros y de los agentes de desnacionalización es una obligación que la naturaleza reclama a todo hombre".

El paso a la democracia no cambió casi nada. Llegaron las tesis de la "guerra de desgaste", la "socialización del sufrimiento" y la "extensión del conflicto". Iñaki de Rentería y Mikel Antza indicaban en 1994, en el boletín interno de la banda, que era la hora de matar concejales para que el político maketo, de vuelta del funeral de su compañero, "piense que es hora de encontrar soluciones o quizás le toque estar en el lugar que estaba el otro (o sea, en caja de pino y con los pies por delante)". A los pocos meses mataron a Gregorio Ordóñez. En fin, ¿para qué recordar los 817 asesinados, con 339 víctimas civiles, 343 policías nacionales y guardias civiles, 97 militares y 38 policías locales y autonómicos? Pues sí, son psicópatas, claro que sí.

Entonces, ¿cómo se puede negociar con estos psicópatas el marco legal español? ¿Es que hay unos psicópatas buenos y otros malos? ¿Se van a distinguir oficialmente dos ETAs: la hambrienta de financiación postelectoral y la incorregible? Y en medio están las elecciones locales de 2007, la perspectiva de 2008 en un "horizonte (electoral) de paz", la excarcelación de presos "ex psicópatas", la reforma estatutaria, la situación de Navarra, la dignidad de las víctimas, la justicia... Por esto sería muy recomendable que la negociación fuera una cuestión de Estado, no de partido. Que el PSOE y el PP, al menos, fueran uno sólo en este trance. Que los términos de los acuerdos fueran periódicamente comunicados a la ciudadanía. Porque aterra el pensar qué negociarán los socialistas vascos y los enviados del gobierno con los representantes de los psicópatas, poniendo encima de la mesa el sentido del Estado de Derecho y el orden constitucional.
______________________________________

Es bueno empezar a llamar a las cosas por su nombre. Es claro que para ser un buen terrorista hay que tener una buena dosis de psicopatía.
El problema aparece cuando un gobierno admite que un grupo de psicópatas en su mayoría son dignos de atención y "diálogo" con los que se puede llegar a acuerdos políticos.
La política al servicio de unos tarados peligrosos. Por desgracia la historia está llena de ejemplos de lo que ocurre cuando a estos locos se les da una mínima parcela de poder. O se les hace un mínimo de caso.
17 JL, día 30 de Julio de 2006 a las 12:59
Hidalgo: Creo que sinrodeos tiene razón y además añado que si no entramos a replicar ciertos comentarios puede parecer que estamos otorgando validez a muchas mentiras.

Lo siento, pero si me hablan de la retirada de Irak, hablaré de la fragata Álvaro de Bazán.
Si me hablan del Prestige, hablaré del accidente de Guadalajara.
Si me hablan del "pueblo", hablaré de que el pueblo no tiene suficiente energía eléctrica, ni agua ni viviendas ni una buena educación
Si me hablan de paz, hablaré de la traición a las víctimas de ETA

Y si queréis hablamos de Freud. Hoy no estoy totalmente de acuerdo con Luis Pío Moa. Es verdad que algunas teorías fueron disparatadas, pero no todo fue malo y algunas aportaciones han sido interesantes para curar algunas enfermedades mentales. Por cierto, me gustaría que se supiera el calvario por el que familiares y enfermos mentales atraviesan y el gran vacío que hay en este mundo.
18 Flash, día 30 de Julio de 2006 a las 13:19

Una muy reveladora descripción de ZP del ujier de su despacho en carrera de San Jerónimo y que contribuye a entender actitudes, perezas crónicas, cansancios, frívola dejadez e improvisación tan onerosa para el país:

“..Rodríguez no hizo nunca nada, pero nada, que fuera destacable, y las largas horas que pasaba en el Congreso, (...), no sería yo capaz de afirmar a qué las dedicaba, pero les aseguro que no a preparar sesudas intervenciones parlamentarias. Pues bien, el ujier en cuestión hizo memoria:

“Recuerdo que tenía el despacho hecho una mierda, lleno de papeles que no recogía, y recuerdo en especial una toalla colgada del perchero... llevaba ahí no sé la de años, siempre igual de sucia, casi petrificada..”.

http://www.elconfidencial.com/opinion/indice.asp?i...
19 RAJ, día 30 de Julio de 2006 a las 13:22
Curiosamente, esa ebullición del freudismo, en los años 60, coincidió temporalmente, con la noticias confusas que llegaron a esta parte del telón de acero, de la mano de algunas agencias estatales de información, de los estudios que, como se confirmó poco después, de forma inequívoca, se venían llevando a cabo en la URSS, sobre la manipulación de la mente humana, estudios que, mas que probablemente, habían comenzado en la Alemania Nazi, y mas concretamente en los campos de exterminio. Así, se extrajeron conclusiones sobre el dolor, el terror, la privación de sueño, y alguna aberración mas. Una consecuencia de aquellos estudios, fue el famoso, spot propagandístico de coca-cola con mensajes subliminales (en una película corta, se introducía un solo fotograma, con el logotipo y la imagen de una coca-cola, con el resultado de que esa imagen, no se apercibía de forma consciente, pero su efecto sobre el subconsciente era demoledor, y en los intermedios, nadie se sustraía a tomar una coca-cola), esas prácticas, fueron prohibidas, no ya en EEUU, sino en todo el mundo civilizado. Seguro que todos vieron, como, en la parte final de la película Apocalypse Now, y previamente a la muerte y descuartizamiento del cebú y del Coronel Kurtz (Marlon Brando), éste, le cuenta al Capitán Willard (Martín Sheen), como, cuando él formaba parte de uno de aquellos equipos A, y actuando en una misión de largo alcance, para ganarse la voluntad de la población indígena, habían vacunado a todos los niños que se encontraban, y de repente, les avisaron, de que el vietcong, iba detrás de ellos, cortando todos los bracitos vacunados. Esta y otras muchas acciones, como el trato de prisioneros, los interrogatorios, etc, fueron consecuencia de los estudios mencionados.
20 Flash, día 30 de Julio de 2006 a las 13:34
Este comentario puede parecer frívolo, pero esta lejos de serlo.
El perfil del personaje, gandulete sin disciplina, fatigado ante la perspectiva de cualquier actividad metódica, debería ser bien diseccionada en Génova 13.
Mi experiencia me dice que este perfil de personalidad solo prospera si su adversario juega con sus “tiempos”. Son gente de “sprint” no de carrera de fondo.
Toda la carrera de ZP es un sprint oportuno con intervalos prolongados de indolencia.
La oposición sincopada, de stop&go que Rajoy esta ejerciendo es una actitud que favorece a su adversario.
El “perfil bajo” no le desgastará jamás.
Es la “gota malaya” el estilo que deberían promover.
Inagotables, persistentes, reiterativos, ruidosos, sin margen al descanso.
Diario, regular, un martillo pilón sin pausa.
21 Leónidas Brezhnev, día 30 de Julio de 2006 a las 13:35
Me considero un admirardor de Freud y creo que el supuesto descrédito del que se habla lo es ahora mucho menos que cuando formuló sus teorias.

Soy progresista y mi cometario es una manera de luchar por el progreso social y el avance de la democracia:

http://brezhnev.wordpress.com/
22 Adriana, día 30 de Julio de 2006 a las 13:39
(1) tienes razon hidalgo. Aqui me gustaria mucho participar, pero cuando llego a la discusion, esta ha degenerado en in intercambio de insultos que nada tienen que ver con el tema del blog.

Tal vez se deberian borrar mensajes irrelevantes y/o insultantes.
23 JL, día 30 de Julio de 2006 a las 13:47
Adriana, hay que defenderse cuando te agreden. ¿Por qué os quejáis tanto de Rajoy, si queréis hacer lo mismo?
Por cierto, Rajoy me parece el político de más nivel que ha habido en España. El problema es que la sociedad no está a su nivel y que en este país ahora hay que tener otro perfil, desgraciadamente. Pero Rajoy, un 10 en talante (talante de verdad) y en talento.

Respecto a Freud, podéis descargaros por emule su Biografía del Canal de Historia. No son muy completos estos documentos, pero algo suman.
24 RAJ, día 30 de Julio de 2006 a las 13:47
Estas prácticas, evolucionadas y perfeccionadas, son las mismas que han puesto en práctica todas las “guerrillas” de carácter izquierdista (realmente todas), que, desde entonces, se han sucedido. Incluyendo lo que expuse sobre los niños soldado el otro día, otra inhumana aberración.
25 solidario, día 30 de Julio de 2006 a las 14:14
La verdad es que el moderata hace de vez en cuando una buena poda en los comentarios, pero es insuficiente. Además, los tontos no descansan.
26 hidalgo, día 30 de Julio de 2006 a las 14:16
Claro que está biena una dosis de humor, es más, es necesario el humor, pero no es a eso a lo que me refiero. No hay el menor humor en ese torneo de chorradas e insultos más que nada infantiles. Por eso resulta tan deprimente. Ni pizca de ingenio.
27 héctor, día 30 de Julio de 2006 a las 14:19
Hombre, para humor, aquí teníamos a Filiberto, creo recordar, con sus diálogos que estaban muy bien. Y la polémica esa entre nacionalistas, yo no sé si será fidedigna o no, pero queda de lo más gracioso. El Bofarull y la Aixa están sembrados, y dicen cosas muy justas.
Ese tipo de humor, voluntario o involuntario, queda francamente bien, pero se prodiga muy poco.
Porque llamar humor a las patochadas de estos progres y otros que les siguen la bola...
28 RAJ, día 30 de Julio de 2006 a las 14:21
La obra cumbre, de esas prácticas, fue la creación de los llamados “psicópatas artificiales”, personalidad, que se convierte en imprescindible, para todos los terroristas activos. Es la misma actuación aberrante, que vimos antes en los soldados del vietcong, al cortarle los brazos a los niños vacunados, por el mero hecho, de haberlo sido, sin que, el ejecutante, experimente ningún sentimiento de culpa, para ello es importante la fanatización del individuo, y la anulación u obstaculización, previa, de la capacidad de raciocinio. ¿No os suenan, esas constantes, apuntadas?.
29 solidario, día 30 de Julio de 2006 a las 14:23
Hay una táctica para replicar a las provocaciones: no responderlas nunca directamente, y no citar al provocador. Supongamos que sueltan una trola: pues se rebate esa trola con datos, sin citar al que la ha soltado. Porque en cuanto se empieza a replicar directamente a esos cretinos, caes en el campo del cretinismo antes de darte cuenta.
Además, a veces, una vez entre veinte, bajo esos insultos y provocaciones hay algún argumento que vale la pena rebatir o admitir. Pero, insisto, esa gente no viene a discutir, viene a hundir el blog, así que no hay que darle cancha, no hay que replicarles cayendo en su juego. A ver si aprendemos.
30 sisenando, día 30 de Julio de 2006 a las 14:26
Hace unas semanas hubo algunos comentarios interesantes sobre Freud, Paul Diel, etc.. Creo que eran de Guillermo. Los busco.
31 sinrodeos, día 30 de Julio de 2006 a las 14:30
21
Leonidas Brezhnev

En primer lugar le felicito por la limpieza de su post. Tal vez es la primera vez que veo un mensage de un progresista en el que no se va por la tangente ni utiliza un vocabulario insultante.

Me gustaria que me esplique con mas detalles en que consiste el ser progresista...Yo se que parte del progresismo se basa en aprobar y aceptar a Rodriguez incondicionalmente.

Por lo que he captado en su mensage, usted esta impresionado porque reconoce que ZP es un presidente solidario con los de abajo, y ofrece un gran apoyo por su causa.
Lamento estar en desacuerdo con esa politica. A mi modo de ver, un presidente deberia de adoptar una politica de extincion de las clases debiles, y con la misma tratar de conseguir una igualdad entre toda la poblacion de un pais. Pienso que alabando la probreza de cualquier aspecto y mostrando simpatia hacia ella, esta cooperando, no solo a su extincion sino tambien a su promocion y multiplicacion.

Un saludo.
32 dobra, día 30 de Julio de 2006 a las 14:30
Escena en verdad repugnante, la de los dos zerolos. Muy propia del Ruin Julandrón.
33 héctor, día 30 de Julio de 2006 a las 14:32
Copio, del alias "ochichornie":

"Edwin, rey de Northumberland, acababa de recibir a un misionero cristiano que le pedía permiso para evangelizar el territorio. El rey convocó a su consejo. El gran pontífice de las divinidades locales, un tal Coif, fue invitado el primero a exponer su opinión. El lenguaje de aquel prelado fue más cínico que teológico:
--Francamente, rey, --vino a decir--, desde que sirvo a nuestros dioses y presido los sacrificios, jamás fui más favorecido por la suerte ni más dichoso que los hombres que no rezan, y mis súplicas rara vez fueron escuchadas. Por tanto apruebo que acojamos a otro dios mejor y más fuerte, si lo hay.
El sacerdote había hablado como un pragmático. El jefe del clan tomó luego la palabra y habló como un poeta y un visionario. Al dar su opinión, aquel jefe cuyo nombre ignoramos, amplió, por así decir, el debate:
--La vida de los hombres en la tierra, oh rey,, comparada con los vastos espacios de tiempo de los que nada sabemos, se parece, a mi juicio, al vuelo de un pájaro que entra por el hueco de una ventana en una espaciosa estancia donde arde un buen fuego que calienta el ambiente, y en donde tú estás comiendo con tus consejeros y aliados mientras afuera azotan las nieves y las lluvias del invierno. Y el pájaro cruza rápidamente la gran sala y se va por el lado opuesto: vuelve al invierno y se pierde de tu vista. Así ocurre con la efímera vida de los hombres, pues ignoramos lo que la precede y lo que vendrá detrás.
El jefe coincide con el pontífice: ya que nada sabemos, ¿por qué no acudir a los que acaso sepan? Tal punto de vista es propio de un espíritu abierto; lleva a aceptar verdades e hipótesis sublimes, pero también, en ocasiones, a admitir la impostura y a caer en el error.
El monje agustino fue autorizado a predicar el cristianismo. Esta decisión estaba preñada de consecuencias que aun hoy nos atañen: llevaba en sí la isla monasterio de Lindisfarne, refugio de paz y saber en tiempos revueltos, hasta el día en que unos vikingos hundirán sus hachas en los cráneos de los monjes. Nos dio la catedral de York…
Si bien las consecuencias remotas de esta decisión fueron grandes, los resultados inmediatos nos dejan perplejos. Apenas tres años más tardes, Edwin, el converso, murió en el campo de batalla a manos de un príncipe pagano. Es muy probable que su ex gran sacerdote y y su melancólico jefe de clan fueran asesinados junto con él. No insinúo que de haber mantenido a sus antiguos dioses hubieran sobrevivido. Deseo creer, más bien, que las potencias de arriba querían indicar que quien abrace una fe con esperanzas de lograr ventajas materiales, y no por los bienes espirituales que procura, hace flaco negocio”
Margarita Yourcenar: “El tiempo, gran escultor”.

34 The Pink Panther, día 30 de Julio de 2006 a las 14:33
Podéis verlo con vuestros ojos, no se borran los mensajes por insultantes (33) o irrelevantes, sino sólo los que no le gustan al jefe.
35 sinrodeos, día 30 de Julio de 2006 a las 14:34
fe de erratas
Pienso que alabando la pobreza de cualquier aspecto, y mostrando simpatia hacia ella, no solo esta cooperando , no solo a que no se extinga, sino tambien a su promocion y multiplicacion.
36 ayuda, día 30 de Julio de 2006 a las 14:36
Dos revoluciones sexuales
Pío Moa

La sexualidad, dijo el clásico, es un potro muy malo de domar, que te derriba a las primeras de cambio. Tradicionalmente se trataba de encauzarla a través del matrimonio, el cual, se suponía, descansaba en el amor, la comprensión y la fidelidad mutuos, y fructificaba en los hijos. Esta venía a ser la teoría en la cultura cristiana. En la práctica, la cosa funcionaba a veces muy bien, a veces muy mal y en la mayoría de los casos sólo pasablemente, como ocurre en todas las empresas humanas. En todo caso quedaban marcados unos valores a aplicar en lo posible y un freno al llamado libertinaje.

En los años veinte del siglo pasado cambió bastante la teoría y la práctica. Desde una interpretación del psicoanálisis, no la única posible, cundió el enfoque de la sexualidad como una necesidad fisiológica a satisfacer, so pena de enfermar psicológica e incluso físicamente. Como beber un vaso de agua cuando se tiene sed, exponían algunos didácticamente. Así mirado, el otro miembro de la pareja perdía relieve, y los viejos valores de amor, comprensión y fidelidad pasaban a segundo plano o podían fácilmente convertirse en rémoras, al igual que los hijos. La idea no era nueva, pero su vestimenta cientifista la hacía muy atractiva, y originó una auténtica revolución, en el sentido de que conductas antaño marginales se extendieron masivamente. Mucho influyó también la quiebra moral producida por la Gran Guerra. Millones de jóvenes renegaban de los usos y prédicas de sus mayores, considerándolos hipócritas. No es seguro, sin embargo, que de ahí saliese una mejora en la salud física y mental de la gente. Hasta cabe sospechar que ocurriera justamente lo contrario.

La segunda revolución sexual, de los años 60, tuvo algunas diferencias con la anterior. Más que como necesidad física, la sexualidad, ayudada por la difusión de la píldora anticonceptiva, aparecía como diversión. En aquellos años la diversión subió muchos puntos en la estimación de la gente, y hasta se alzó como el valor máximo. Una canción, de los Beatles, creo, contaba cómo una chica escapaba de casa de sus padres. ¿Por qué se iba, si éstos la habían atendido y dado de todo? Porque, lamentablemente, no le habían dado bastante “fun”, y cuando no hay “fun”, pues ya se sabe. Aunque distintas en sus matices, las dos revoluciones tenían similares efectos. La familia y los antiguos valores perdían interés o se tornaban obstáculos, como perdía interés el o la oponente sexual cuando su grado de diversión bajaba. Esa actitud tenía algo que ver, supongo, con la ideología de la seguridad social, concebida como una mano materna que cuidaba de la gente desde la cuna a la tumba, haciendo de la sociedad un parque infantil donde todos podíamos pasar la vida jugueteando, ajenos a la responsabilidad, la culpa y otros sentimientos enfermizos, susceptibles de cura, afortunadamente.

En realidad estas formas de pensar y actuar siempre existen, aunque predominen sólo en algunos períodos, a los que dan carácter. Podría expresarse así su diferencia con las actitudes tradicionales: en estas últimas, la diversión o la satisfacción individual, por importantes que sean, se dan por sobreentendidas y derivadas. En cambio ocupan el centro en las concepciones revolucionarias, quedando la fidelidad, la comprensión, los hijos, etc., como elementos no desdeñables, más o menos convenientes, pero subordinados a la satisfacción o diversión particular. Desde ese punto de vista la homosexualidad, en rigor cualquier práctica sexual, con animales o con niños, tiene igual valor que la considerada normal todavía hoy.

Pero las exigencias “revolucionarias” traen efectos menos agradables de lo previsto, pues, por suerte o por desgracia, la sexualidad suele ir ligada a sentimientos muy intensos, exige la participación de otra persona con sus propias necesidades, imposible de reducir a simple objeto de satisfacción o diversión, y rara vez coinciden los dos miembros de la pareja en apreciar cuándo la relación ha dejado de ser divertida. Si además han cometido el error de tener hijos, el coste emocional llega a resultar elevadísimo.

Los obispos han sido muy criticados por señalar un lazo entre la revolución sexual y la violencia doméstica. Yo no creo que anden muy descaminados. Las dos revoluciones sexuales han socavado profundamente a la familia, y parece clara su relación con el creciente fracaso matrimonial, del que la violencia es una manifestación. Y con otros muchos fenómenos, como la multitud de niños despojados de un ambiente familiar, la extensión apabullante de la prostitución en todas sus manifestaciones, incluyendo buena parte de la publicidad comercial, la telebasura o las redes de pederastia, etc. etc. ¿De dónde podría venir todo eso, si no?

Sobre los malos tratos familiares aseguran algunos expertos que siempre han existido con igual o mayor intensidad, sólo que ahora se denuncian. Aunque los malos tratos en la intimidad del hogar no suelen trascender, podemos hacernos una idea aproximada de su extensión. Tal como deducimos la amplitud del hambre por el número de personas que mueren de ella (que indican un número mucho mayor de hambrientos, aunque no lleguen a morir), podemos colegir la extensión de los malos tratos por sus manifestaciones más extremas e indisimulables, las muertes. El número de muertes por maltrato doméstico aumenta en muchos países, desde los escandinavos a España. Tras muchas décadas de pesado adoctrinamiento feminista –muy relacionado con las revoluciones sexuales– debería ocurrir lo contrario por lo que no parece achacable esa tendencia al machismo residual, como decía no sé qué señora política.

Un maltratador de Barcelona, tan bergante como espabilado para halagar a los progres, pedía al juez la atenuación de su pena por haberse criado bajo el franquismo, cuando, decía, el maltrato a las mujeres era fomentado como una virtud. Él no tenía la culpa de haber recibido tan mala educación. Pero en el franquismo había sin duda mucho menos maltrato que ahora. Una canción de los años 50, tan denostados por nuestra ridícula progresía, aconsejaba:

“Para ser un buen marido, el hombre tiene que ser
generoso, complaciente y amable con la mujer
Ser un poquito celoso, a saber, quiere decir
cuando debe estar despierto y cuando debe dormir.”

Le faltaba decir cómo debería ser la mujer. Bueno, son consejos algo simples y pasados de moda, pero tal vez no del todo insanos en estos tiempos revolucionarios, tan apreciados por el camarada Zapatero, feminista radical, el hombre.
37 héctor, día 30 de Julio de 2006 a las 14:38
Creo que se borran, sobre todo, mensajes irrelevantes, y me parece muy bien. Yo creo que los insultos deben admitirse si tienen algo de gracia, pero las simplezas o las baladronadas deben borrarse sin compasión.
Adriana: ¿Y por qué no entras antes en el foro?
38 sombra, día 30 de Julio de 2006 a las 14:39
Objeto de psicoanálisis debería ser la extraña conducta de los pretos del PP, que en su afán de proteger a la criatura de las malas influenciaas de la derecha-derecha, han conseguido exactamente lo contrario: Dejarlo precisamente solo en la derecha. Si no ves un tonto en el juego, es que el tonto eres tú. Y claro, los chicos malos de la izquierda, no se han hecho rogar: ¡La derechona, la derechona¡... y los gritos se han escuchado en Europa, y han empezado como no podia ser de otra manera, ha hacerle ascos a la "gaviota". Y levantada la veda, vayan donde vayan, la movida:Pitos, pancartas, empellones, caceroladas. Penoso todo. ¿Y que dicen los peperos?, Sí hablas con ellos, casi todos tienen una juventud y un currículum que te ca.gas: Pt, psuc, pc, Mao, el libro rojo, y sobre todo los cien metros ante los grises. la repera vamos. y aguerridos ni te cuento. No hay más que escuchar las homilias de los miercoles para darse cuenta.
39 héctor, día 30 de Julio de 2006 a las 14:41
Cuando vea a los golfos que vienen aquí a j.oder el blog con sus babosadas, protestar por la censura que aplican en "El Pis" o en la televisión o en la SER, podré creer que realmente están preocupados por la libertad de expresión.
40 sobrarbe, día 30 de Julio de 2006 a las 14:43
No olvidéis que el PSOE dedica a bastantes de sus jóvenes macarras a fastidiar los foros y blogs de la derecha. No es casual que haya tantos, y todos con las mismas monsergas, una y otra vez. Siguen la táctica de Göbbels: una mentira muy repetida se convierte en verdad.
41 The Pink Panther, día 30 de Julio de 2006 a las 14:44
El mensaje 39, mío, siendo insultante e irrelevante no se borra. ¿Por qué? Porque da ocasión a que se diga: "Vedlos, son los progres, no tienen argumentos, sólo saben descalificar, etc."
42 héctor, día 30 de Julio de 2006 a las 14:45
(7) Por cierto: muy bueno, Dolores.
43 héctor, día 30 de Julio de 2006 a las 14:46
(40) Ciertamente, sólo a un macarrilla, con todo lo que hoy sabemos del PSOE, se le ocurre meterse en esa madriguera. Pero todos sabemos que los jóvenes de "Nuevas masturbaciones" del PP son muy parecidos.
44 sinrodeos, día 30 de Julio de 2006 a las 14:47
Jesus dijo .. dejad que los nignos se acerquen a mi

Moa dijo ... dejad que los progres se acerquen a mi.
45 sinrodeos, día 30 de Julio de 2006 a las 14:52
Acracia.
Llama al loquero, que se traiga la pildora.
46 lector, día 30 de Julio de 2006 a las 14:54
De la neurosis a la trivialización
Pío Moa

"La mayor parte de las creaciones del intelecto o de la fantasía —dijo Schumpeter— desaparecen para siempre en un plazo que varía entre una hora de sobremesa y una generación. Con otras, sin embargo, no ocurre así. Sufren eclipses pero reaparecen". Esto ocurre con el freudismo, tan influyente en los años 20 y 30, difuminado tras la guerra mundial y resurgido con ímpetu en los años 60, a menudo en alianza con el marxismo. Hoy casi nadie —salvo en Argentina— se proclama freudiano, y el psicoanálisis suele darse por superado. Pero creo que simplemente ha pasado de moda, y que podría volver. Es más, en buena medida ha sido víctima de su propio éxito: la huella de Freud marca muy profundamente, sin que apenas se piense en ello, las actitudes sociales y políticas.

Su influencia deriva de su aparente aptitud para explicar el malestar psíquico común y la misma historia humana, desde principios muy sencillos. La neurosis, más o menos presente en toda la gente, provendría de la represión de los deseos sexuales —o de los deseos en general— impuesta por la vida civilizada (la "cultura"). Represión necesaria, según Freud, pues de otro modo la convivencia se hundiría en una lucha de todos contra todos. Se entiende que, pese a ello, muchos vieran en la "liberación sexual" la panacea, tanto más si, combinando el psicoanálisis con la lucha de clases, las supuestas exigencias de la civilización quedaban reducidas a imposiciones burguesas: la liberación sexual iría de la mano con el derrocamiento de los explotadores.

Efecto de estas ideas, tan fuertemente impresas, insisto, en nuestras sociedades, viene a ser lo que Paul Diel, pensador poco conocido, pero no por ello menos valioso, define como "trivialización". Ésta constituye "un proceso deformador de la psique, que tiende a la satisfacción sin escrúpulos de los deseos sexuales y materiales". Dada su frecuencia, "no es diagnosticado como estado patológico y se la suele confundir con la norma. Pero la norma no es eso, sino la simple trivialidad, un estado de equilibrio y buen sentido, aunque sin ímpetu de superación, que se contenta con la adaptación a las convenciones sociales". En cambio la trivialización, o trivialismo ,sería "un desequilibrio de la facultad de valorar, una enfermedad de la función elemental del espíritu. Al revés que la neurosis, que exaltando el espíritu aplasta los deseos sexuales y materiales, la trivialización desecha la función armonizadora del espíritu y rompe la contención impuesta por la razón".

El freudismo, incluso moderado, socava la función educativa, concebida como la formación de la capacidad moral. Siempre los mayores se han quejado de los jóvenes, pero no hay duda de que hoy un sector de la juventud desusadamente amplio es víctima de una ineptitud para valorar, al extremo, en algunos casos, de sustituir la percepción del bien y el mal por la de "lo que me divierte y lo que me molesta". Esto ocurre porque los adultos, bombardeados desde la política, la televisión y la cátedra por las concepciones trivializantes, pretendidamente liberadoras, han perdido a su vez la capacidad y la confianza para educar, para transmitir valores. Creo que éste es un problema fundamentalísimo de nuestra época.
47 acracia ya, día 30 de Julio de 2006 a las 14:54
no me quedan píldoras,jajajaja,me las he comido todas

11M YA NO QUIERO SABER
48 The Pink Panther, día 30 de Julio de 2006 a las 14:58
Pío Moa, ese sí que es un hombre recto y tolerante. ¿Facha? Eso ya no existe, hombre. ¡Qué ocurrencias!
49 sinrodeos, día 30 de Julio de 2006 a las 15:00
Acracia no tiene pildoras porque no las necesita.
Es el loquero el que las tiene....Ya viene en camino.
50 sinrodeos, día 30 de Julio de 2006 a las 15:04
Bueno en este caso sera el veterinario psiquiatra, porque se trata de una pantera.

« 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899