Pío Moa

« Un manifiesto para los historiadores | Principal | Símbolo de victoria y de reconciliación »

Titiriteros neochekistas / Almogávares

16 de Febrero de 2010 - 09:12:56 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

 

    Los titiriteros que se reparten los goyas tienen el rasgo común de ser pro etarras, pro castristas, pro Zapo, muy comprensivos con los islámicos, e importarles un bledo su propio país, salvo para ordeñar su erario y explotar la publicidad gratuita que les brinda a varios de ellos el gobierno colaborador de la ETA y pro chekista, como ellos mismos. Pues por propios méritos, se arruinarían. No es que todos los directores y actores sean así, pero estos son los que dan la nota,  como la dan del conjunto de la cultura española actual, un auténtico páramo, este sí. Tiene gracia el trozo de vídeo en que sale el grotesco niñato de la Moncloa soltando sus necios topicachos, y dos titiriteros riéndose a sus espaldas. Es que son así, la pura farsa.

   
¿Cómo se ha llegado a esto? La historia es larga: a finales de los años 60, el PCE tenía en la Complutense algo más de cien militantes, que no se presentaban como PCE sino como “Junta de Estudiantes”, heredera del fallido “Sindicato Democrático de Estudiantes”, siempre tan demócratas los stalinistas. Había algunos centros, como la Escuela de Cine, la Escuela Oficial de Periodismo, Bellas Artes y alguna más, en la que solo había un militante o a lo sumo dos,  y con ellos se formó una célula  de “centros asimilados”, no recuerdo por qué se llamaba así. La Escuela de Cine venía siendo económicamente mimada por el régimen, o más bien por Fraga, que salió del gobierno en la crisis del 69, y creo recordar que, al igual que Periodismo, solo tenía un miembro del partido. ¡Pero hay que ver lo que hacía, a veces, un solo miembro del partido! En la Escuela de Cine se iba creando, con ayuda de los circulillos de “tontos útiles” de siempre, los “progres”, como les llamábamos algo despectivamente, un ambiente de lo más “progresista”, y del mismo modo en Periodismo organicé la primera huelga (era director Emilio Romero, y subdirector Luis María Ansón), a raíz de la cual nuestra propaganda entró masivamente en la escuela por medio de murales, libros, octavillas  y diversa  actividad de prácticas, orientada por nosotros. No es que aquella propaganda convenciese a la mayoría de los alumnos, y algunos se indignaban, pero eran incapaces de contrarrestarla, y sus argumentos solían ser lo bastante toscos como para que los ridiculizáramos inmediatamente, de modo que apenas se atrevían a dar la cara. Algo de eso lo he tratado en De un tiempo y de un país.


   
Ya he dicho en otra ocasión que la actividad que más beneficios rindió a los stalinistas del PCE, tras la derrota del maquis, fue la llevada a cabo entre intelectuales y universitarios. Un ingenuo podría pensar que esos medios, por su superior nivel intelectual, serían refractarios a una propaganda cuyo carácter totalitario bajo sus pretensiones “democráticas” debiera ser fácil de descubrir,  pero ocurría lo contrario. Y ocurría así por lo que ya he dicho: porque nosotros éramos mucho más aguerridos, activos y organizados, y nuestros razonamientos aparentemente mucho más sólidos; además explotábamos a fondo las muy esporádicas violencias de los “fachas” para tildarlos de “violentos” “antidemócratas”, etc. Mientras, por ejemplo, apoyábamos a la ETA, que se fue haciendo muy popular, incluso en la prensa corriente. Frente a nuestra propaganda, los otros simplemente se “achantaban”, y el ambiente general que deseábamos iba expandiéndose.


   
De todo aquello vino lo que ahora hay, aunque no fuera el PCE, sino el PSOE, que entonces prácticamente no existía en la universidad, quien terminara recogiendo los frutos. Un poco como cuando Prieto le birló el tesoro del Vita al muy procomunista Negrín. Porque el choriceo ha sido siempre la gran especialidad del PSOE, y lo de los goyas es solo una más de sus muchas manifestaciones.

 

 ---------------------------------------


Almogávares

 

Tenía yo de los almogávares  la idea no falsa, pero sí restringida, originada en su expedición más famosa, la del Imperio bizantino, narrada por Muntaner. Pero ayer en unas jornadas sobre ellos, dirigidas por Salvador Fontenla y Guillermo Rocafort, estos y Sebastián Gaspariño aprendí bastante más. El término almogávar es claramente  de origen árabe, relacionado con “algara”, incursión, y su traducción podría ser la de “incursor”, el que se dedica a realizar incursiones en territorios enemigo, de las que vive. Gente, por tanto, de frontera, que existía entre los andalusíes y de quienes tomaron el nombre quienes hacían lo mismo en los reinos cristianos, pues hubo  almogávares, con este nombre y organización igual o  muy parecida, en Aragón, Castilla y Portugal.

  
En fin, para los interesados, las jornadas continúan hoy y mañana, en la Casa Palacio del Duque del Infantado, Carrera de San Francisco 2, Madrid.  A las 19,00 horas. Por cierto, el palacio sirvió de cheka durante la guerra, creo que la llevaba al principio el ilustre socialista García Atadell.         

-------------------------------- 

 

    Un manifiesto para los historiadores

 

PROPUESTA DE MANIFIESTO PARA HISTORIADORES EN TORNO AL VALLE DE LOS CAÍDOS

 

    Propongo a los historiadores este manifiesto (la redacción puede tener cambios) frente al continuo hostigamiento que sufre el Valle de los Caídos por parte del gobierno y los partidos que colaboran en esa campaña u otorgan con su silencio:

 

   Queremos señalar ante la opinión pública:

 

  1. Es completa y documentadamente falsa la leyenda promovida por diversas asociaciones ligadas al gobierno y a la llamada “memoria histórica”,  de que el  monumento fue construido por 20.000 presos políticos  en condiciones de esclavitud o trabajos forzados y pésimas condiciones de trabajo. A lo largo de seis años y en tandas, nunca más de 500 a un tiempo, trabajaron en el Valle de los Caídos de 2.000 a 2.500 reclusos, entre comunes y procedentes del Frente Popular, con predominio de los primeros desde 1946. La gran mayoría de los obreros que allí trabajaron eran libres, y está documentado que los presos eran pagados y voluntarios, ya que los frentepopulistas redimían hasta seis días de condena por cada uno trabajado.  La evidente falsedad de los  datos ofrecidos muy ampliamente a la opinión pública solo puede considerarse un pretexto para desvirtuar el carácter del monumento o incluso destruirlo o procurar su ruina. Diversos personajes han expresado incluso su deseo de dinamitarlo, y algunos han colocado bombas en él.  

 

 

  1.  El monumento recuerda una guerra civil y es un símbolo de reconciliación nacional y advertencia contra quienes Zugazagotia llamó “jugadores de la política”, que suelen impulsar odios en la sociedad por medio de lo que Julián Besteiro llamó “Himalayas de mentiras”,  distorsiones de la verdad como la citada más arriba, destinadas a crear falsas indignaciones y justificar cualquier tropelía.

 

 

  1. El Valle de los Caídos, justamente famoso en el mundo y uno de los lugares españoles más visitados, constituye uno de los monumentos más grandiosos, armónicos e integrados en el medio ambiente que se hayan construido en el siglo XX en cualquier país del mundo.

 

 

  1. El monumento, como tantos otros  testimonios de nuestra historia, como el cercano monasterio de El Escorial, es patrimonio de todos los españoles. Con motivo de la guerra civil, el patrimonio artístico-histórico nacional, así como los bienes de numerosos ciudadanos particulares, sufrieron tremendos daños y saqueos. El hostigamiento que hoy sufre el Valle de los Caídos, unido a campañas de desvirtuaciones de su realidad, solo puede entenderse en una desdichada tradición de ataques del estilo de los perpetrados durante la Guerra Civil.

 

 

  1. Por todo ello, los historiadores abajo firmantes elevamos nuestra protesta y condena radical a la actitud del gobierno y organismos o partidos afines hacia el Valle de los Caídos, y alertamos a la sociedad ante lo que podría ser un nuevo y gravísimo atentado a la historia y al patrimonio común.

 

      Propongo que este manifiesto circule en los medios académicos y extraacadémicos de historiadores, y, reunidas suficientes firmas, se publique en los principales medios de prensa.

 

  

****http://blogs.periodistadigital.com/bokabulario.php/2010/02/15/p263918#more263918
Comentarios (34)
1 Askari, día 16 de Febrero de 2010 a las 09:41
Hola Don Pio

Donde se puede firmar el manifiesto del Valle de los Caidos ?
2 Hegemon1, día 16 de Febrero de 2010 a las 09:46
Lo poco que sé de los Almogávares coincide con lo dicho en esas jornadas. Una vez escuché a una profesora de Historia decir que "aquellos grupos conocidos como Almogávares formados por gentes de las tierras catalanas y aragonesas y que se les conoce por sus hazañas en Bizancio dirigidos por un tal Roger, etc...no se diferenciaban, en realidad, de otros grupos muy similares, también conocidos como almogávares, en otras partes de la península. Había "almogávares castellanos y portugueses, cierto, producto de las circustancias bélicas de la época en España, de la vida dura y difícil a la que estaban acostumbrados tanto en los montes catalanes, aragoneses, catellanos o portugueses. Si un grupo de unos 3.000 elementos en su mayoría catalanes y aragoneses, y también castellanos, en menor cuantía, fueron dirigidos por el tal Roger francés y fueron temidos e invencibles en tierras de Bizancio, fué porque después de las conquistas del Rey de Aragón (¿Jaime I?) que llegaron hasta Levante, se quedaron sin oficio guerrero, sin algo que hacer y buscaron fortuna en otros sitios. No ocurrió lo mismo con otros grupos "almogávares" de la zona de Castilla y León que seguían en guerra y conquista de la zona centro contra el Islam, prosiguiendo la Reconquista"

Desde luego, por la fama y lo investigado, eran temibles, invencibles en el campo de batalla. Según parece, en las sucesivas batallas en Bizancio, después de vengar la traición sufrida por su lider, el tal Roger, 100 años después seguían venciendo siendo sus perdidas, en los peores casos de 100 guerreros cuando sus rivales les doblaban o triplicaban en número. Pero repito, esos fueron unos de los muchos grupos de otras partes de España de similiares características.
3 Hegemon1, día 16 de Febrero de 2010 a las 10:12
Según la Wiki...

"Los almogávares fueron unas tropas de choque de la Corona de Aragón formadas por infantería ligera, activos en el Mediterráneo entre los siglos XIII y XIV. Son equivalentes a los entonces llamados peones en Castilla(...)"

"(...)Estas tropas estaban integradas principalmente por oficiales aragoneses y catalanes, y una tropa que en su origen estuvo formada por campesinos y pastores oriundos de los valles pirenaicos, y en la época de su mayor actividad procedían de toda la Corona de Aragón, incluidos valencianos, mallorquines, sicilianos, sardos, calabreses, occitanos e incluso griegos y turcos, así como gallegos y asturianos que se unieron a las tropas del rey de Aragón durante la expedición por el imperio bizantino(...)"
4 manuelp, día 16 de Febrero de 2010 a las 10:14
En el libro "los Almogávares" de José M. Moreno Echevarría se describe lo que dice hoy Moa, sobre la etimología de la palabra almogávar, así como sus orígenes y costumbres, de los que la expedición de la Gran Compañia Catalana al mando del alemán Roger de Flor, hasta que fue asesinado, contra los turcos, es sólo el principio de una epopeya que culminó con la fundación de los ducados de Atenas y Neopatria en Grecia. El cronista francés Desclot dice tajantemente que los almogávares eran "catalanes, aragoneses y sarracenos". Estos últimos- los sarracenos- parecen que fueron una parte importante de los contingentes almogávares hasta la terminación de la conquista de Valencia.
Sus gritos de guerra, además del famoso "Desperta ferro" eran "Aragó, Aragó" y "San Jordi" y jamás consintieron en combatir contar las armas de los reyes de Aragón.
5 Hegemon1, día 16 de Febrero de 2010 a las 10:37
..Arturo Perez Reverte menciona la procedencia de esas tropas de esta manera...

"Estaban integradas por almogávares: mercenarios endurecidos en las guerras de la Reconquista y en el sur de Italia. Sus oficiales, de mayoría catalana, eran también aragoneses, navarros, valencianos y mallorquines. En cuanto a la tropa, el núcleo principal procedía de las montañas de Aragón y Cataluña; pero las relaciones mencionan apellidos de Granada, Navarra, Asturias y Galicia..."

La procedencia de Roger de Flor en casi todos los libros y páginmas de la Web que he visto hasta ahora es que era de Brindisi (Italia) no alemán.
6 Hegemon1, día 16 de Febrero de 2010 a las 10:54
Sinceramente creo que en el cine español hay talento, gente válida para hacer buenas películas. Pero están muy politizados, muy subvencionados y muy zapaterinizados. Así es imposible crear una industria del cine válida para España. Adolece de todos los males del resto del país. Siempre he dicho que con la Historia que tiene España, ni el cine Americano daría abasto para representar esa historia en la gran pantalla. El cine español, que no sale de los mismos, aburridos, bochornosos y repetitivos contenidos de siempre, es incapaz de asumir un papel, más bien, una responsabilidad para con nuestra cultura y nuestra historia, seguro porque la repudían.

Imaginaros una película, o cientos de peliculas con el tema almogávire. Eso sería hacer propaganda de los español, de nuestra gloriosa historia y de representar la formación de nuestra nación luchando contra el Islam, algo que ellos no reconocen, es más, aspiran a islamizarse.
7 manuelp, día 16 de Febrero de 2010 a las 12:22
Según Moreno Echevarría hay dos causas que explican la presencia de sarracenos- sorprendente dado que los musulmanes eran los enemigos de éllos- entre los almogávares.
La primera es la victoriosa expedición de Alfonso el Batallador a Andalucía de la que regresó con diez ó doce mil mozárabes, que no se aclimataron bien al sistema social y que hizo a muchos de ellos unirse a los almogávares y su vida independiente. La segunda es la gran cantidad de población musulmana sometida por las conquistas aragonesas que también preferían una vida dura pero independiente.
En general los almogávares no rechazaban a nadie que quisiera unirse lealmente a ellos, pero la gran mayoría la constituian aragoneses y catalanes y al final había un claro predominio catalán.
Hubo también almogávares en Castilla, pero eran diferentes a los del reino de Aragón, pues eran tropas regulares fronterizas, cuyas graduaciones eran peón, almogávar, almocadén, almogávar a caballo y adalid.
En los almogávares aragoneses las graduaciones eran almogávar, almocadén y adalid. Entre ellos los que tenían caballos desmontaban para combatir, pues "se atrevían a más a pie que a caballo" según el cronista Muntaner.
Las tropas incursoras han existido siempre pero lo notabilísimo de los almogávares es que iban a pie, no a caballo, y su armamento ligerísimo- tres ó cuatro dardos arrojadizos y el coltell (cuchillo grande)-, quizá por la naturaleza del terreno dónde operaban- sumamente montañoso-, al igual que los excelentes soldados de la infantería suiza (Suiza y España son los países más montañosos de Europa).

Roger de Flor nació en Brindisí de padre alemán y madre italiana.

Su padre Ricardo (muerto en la batalla de Tagliacozzo) era un oficial de cetrería del emperador Federico II y su madre una burguesa de Brindisi, localidad en la que nació.

http://es.wikipedia.org/wiki/Roger_de_Flor
8 manuelp, día 16 de Febrero de 2010 a las 12:34
La fibra de la que estaban hechos aquellos españoles- los almogávares- se puede ver en el episodio de la batalla de Cefiso que la Gran Compañia Catalana dió al duque de Atenas- el francés Gautier de Brienne-, cuando este gabacho felón se negó a pagarles la soldada y les amenazó.
Al frente de 6.000 caballos y 8.000 infantes- entre ellos 700 caballeros, 200 de ellos de espuela de oro (la flor y nata de la caballería francesa) se dirigió a aniquilar a los almogávares. Los 500 almogávares al servicio del duque (300 caballos y 200 infantes) le dijeron a este que preferían ir a unirse a sus compañeros para morir con ellos.
Los astutos almogávares habían inundado la víspera la llanura y cuando la brillante caballería pesada francesa se lanzó a la carga se quedaron empantanados en ella siendo totalmente derrotados. De los 700 caballeros del duque sólo quedaron con vida dos, y porque los almogávares les perdonaron por conocerles.
9 manuelp, día 16 de Febrero de 2010 a las 12:55
Cuenta Moreno Echevarria en su libro que habiendo caído prisionero un almogávar del principe francés Carlos el Cojo y viéndole tan desharrapado preguntó despectivamente si esos eran los soldados con los que el rey de Aragón pensaba hacer la guerra, a lo que el almogávar contestó:

"Señor, si queréis saber lo que es un almogávar haced que uno de vuestros caballeros, a caballo y armado de todas sus armas, salga a pelear conmigo, que sólo llevaré mi azcona (lanza corta) y mi cuchillo."

El caballero francés se lanzó a la carga con la lanza baja y el almogávar le espero a pie firme hasta que a corta distancia le lanzó la azcona al caballo con tal fuerza que le penetró un palmo y lo tiró por tierra junto a su jinete. A continuació desenvainó el cuchillo y ya iba a degollar al caballero cuando el príncipe paró el combate declarandolo vencedor.

Se consideraba entre ellos, que dos almogávares eran suficientes para vencer a cinco caballeros.
10 manuelp, día 16 de Febrero de 2010 a las 13:01
Por cierto, que más de seiscientos años despues, el Tercio de requetés de los almogávares ganó la Cruz Laureada de San Fernando en la batalla de Belchite.
para ver detalles.

http://www.requetes.com/almogavares.html
11 Sorel, día 16 de Febrero de 2010 a las 15:01
Buenas tardes.

Al hilo de la indigencia intelectual del mundo del cine en España, TODO está relacionado.

1.445.000 € PARA "ESTUDIOS FEMINISTAS"
Aido subvenciona el "Mapa de excitación sexual en clítoris y labios menores"
Si en noviembre ya resultaba sorprendente que Aido entregase más de 845.000 euros a "estudios feministas", la sorpresa no puede sino crecer cuando descubrimos los proyectos a los que irá destinada esa importante cantidad de dinero público.

http://www.libertaddigital.com/sociedad/aido-subve...

----

Si tenemos un gobierno (sic) que, sin sisimulo, fomenta el puterío en su máxima expresión, ¿no va a ser el cine un reflejo de tal política?

Si sólo se dedicasen estos izmierdistas a "contaminar" las mentes de sus hijos... allá ellos. El problema radica en ese plan de ingeniería social que Zapo pretende extender a toda la población.

Que conviertan en desvergonzadas meretrices a sus hijas. ¡Qué cretinos!
12 Sorel, día 16 de Febrero de 2010 a las 16:58
Interesante audio.

Breve Historia...La contrarrevolución

http://fonoteca.esradio.fm/c.php?op=player&id=...

Se cita como obra de referencia el libro de don Ricardo de la Cierva: EL 18 DE JULIO NO FUE UN GOLPE MILITAR FASCISTA

En 1999 una proposición de las Cortes aprobó la calificación histórica de que el alzamiento del 18 de julio de 1936 fue un golpe militar fascista. El autor demuestra con documentación irrebatible que no fue tal, ni que el Congreso tenga entre sus funciones la de dictaminar sobre los acontecimientos históricos de un pasado cada vez más remoto.

César Vidal afirma que dentro del "Alzamiento" se pueden distinguir 5 tendencias:
1. Mola y algunos generales afines al mismo. Lo que pretendían era la instauración de una Dictadura Repúblicana "a la francesa" para hacer frente a la revolución. Se evitaría, a toda costa, la Restauración monárquica.
2. Comunión Tradicionalista. Instauración del pretendiente carlista al trono español.
3. Monárquicos alfonsinos, regreso de Alfonso XIII e instauración de una monarquía autoritaria.
4. Falange Española, muy minoritaria. Revolución nacionalsindicalista.
5. Lo que César Vidal llama "gente de orden". Conservadores, católicos. "La media España que no se resigna a morir" que diría Gil Robles.

Tanto carlistas como falangistas pusieron en serio peligro que el "Alzamiento" se llevase a cabo por sus intereses particulares. Incluso Mola estuvo a punto de abandonar el proyecto por sus desaveniencias con los primeros.

¿Qué acontecimiento hizo posible que se limasen las diferencias entre los distintos grupos? El asesinato de Calvo Sotelo.
13 Hegemon1, día 16 de Febrero de 2010 a las 17:18
Curiosamente hace pocos días se ha publicado este libro..

http://www.casadellibro.com/libro-la-compania-de-a...

14 larti, día 16 de Febrero de 2010 a las 18:52
Leo que Iñaqui Anasagasti se lamenta en su blog del escaso aprecio que sienten los vascos por la “txapela”, negándose a usarla a pesar de ser un signo tan identitario y castizo. Parece que se refiere a la típica boina, pues en vascuence chapela es cualquier prenda de cabeza.
Dirige sus reproches en particular a los periodistas de ETB, que prefieren usar otro tipo de tocados, por ejemplo de vendedor belga de mejillones, o la gorrita albaceteña que al parecer ha osado exhibir el director de turismo de San Sebastián, en lugar de usar “lo de casa”. Anima a periodistas y gente de referencia a usar la chapela para proteger la calva del frío, “¡es que está en trance agónico!”, se lamenta.
Me parece que podría empezar por dar ejemplo y tapar su vertiginosa ensaimada capilar con una buena boina, con la que estaría precioso, sin duda.
Ciertamente que la boina es una prenda práctica y versátil. Protege del frío y de la lluvia y se puede usar en la calle o para estar por casa, como Pío Baroja o incluso para dormir, como cierto personaje de Bienvenido Mister Marshall. Su origen no está en las vascongadas, a donde llegó a principios del siglo XIX procedente de Francia, y hasta los años setenta u ochenta del pasado siglo era la prenda de cabeza habitual entre los españoles de la tercera edad, al menos en la mitad norte de España, pero da igual. Los iñaquis han decidido apropiársela y declararla suya. “Lo nuestro”, ya saben.
Por eso considero urgente una ley de inmersión chapelística en las vascongadas, a fin de que en los colegios se imponga a los educandos el uso de la boina en sus tiernas cabezas, desterrando las gorras albaceteñas de la tierra de Aitor, así como un consejo regulador que vigile un uso adecuado de la misma e implante un modelo homologado, castigando con fuertes multas a los que exhiban boinas caponas o caladas hasta las orejas. Anasagasti podría postularse como el Pompeu Fabra de la boina, normalizando su forma, color, inclinación y dimensiones. ¡Qué noble tarea para tan augusto patricio!
15 LeonAnto, día 16 de Febrero de 2010 a las 20:11
Ya en aquella época pensé que el proselitismo, que hacían los comunistas entre los intelectuales y universitarios (fundamentalmente entre niños bien), nunca iba a provocar una revolución sino una pseudo-revolución, como lo de aquél que intentó hacer un pan y le salieron unas tortas. Otra cosa es que aquellos polvos hayan traído estos lodos (cenagosos añado).
16 silmo, día 16 de Febrero de 2010 a las 20:20

En 2009, 4 millones de euros para l45 asociaciones de la "memoria histórica". Es decir, para la memoria comunista, socialista y nacionalista.

No hace mucho uno de los comentaristas del blog -no recuerdo quién, disculpas- aportó los datos del BOE.

Aquí están de nuevo:

http://leymemoria.mjusticia.es/documentos/Trabajos...


http://coordinadoravictimas.blogspot.com/2009/12/m...


17 jkl127, día 16 de Febrero de 2010 a las 20:22
D. Antonio Cánovas del Castillo en su famosa novela La Campana de Huesca, habla de un almogávar llamado Aznar como su hombre de confianza y escudero del Rey Ramiro II El Monje. A él lo envió, dice Cánovas, a hablar con el superior del convento de Cartujos de donde procedía el Rey, para pedirle consejo. Y él, Aznar, sería el responsable de cortar la cabeza a los nobles díscolos.

Posiblemente se trate de un personaje literario, pero merece la pena leer el texto, escrito en una español magnífico por un magnífico escritor en español llamado D. Antonio Cánovas del Castillo, también extraordinario orador y respetable político.
18 silmo, día 16 de Febrero de 2010 a las 20:26

#16:

Las subvenciones anteriores son del Gobierno de España. Habría que añadir unos cuantos euros más de origen autonómico.
19 gorgias_, día 16 de Febrero de 2010 a las 20:39

De lo dicho hay dos cosas que me chocan un poco. En primer lugar se me hace extraño que se hable de los mozárabes de Alfonso el Batallador como sarracenos mercenarios entre las compañías almogávares varios siglos después que se diese tan singular episodio histórico. Tenía entendido que los mozárabes eran CRISTIANOS en tierras musulmanas, no sarracenos. Y en cuanto a su integración deficiente, he leido que jugaron un papel primordial en la repoblación del alto Duero y en la posterior conformación del reino de Leon. De hecho se dice que con ellos se recuperó, en gran parte, la memoria del reino visigótico y la vocación “panhispanica” del reino asturiano. Además de usos, costumbres y buena parte de la herencia hispanorromana. Estamos hablando del siglo IX, no veo relación alguna con hechos acaecidos cientos de años después y en el reino aragonés.

En segundo lugar y esto si que me provoca verdadera curiosidad, esta el hecho de la táctica militar de los almogávares. He buscado por todos lados información sobre el tema. Y sorprendentemente resulta bastante homogénea o similar, como si proviniese de una sola fuente. En todos lados coinciden en que eran gente especialmente aguerrida, singularmente austera y sacrificada. Equipaban un chuzo, azcona o lanza corta, además de 2 o 3 dardos, venablos o jabalinas ligeras. Para terminar un cuchillo grande, espada corta o cualquier hoja cortante apta para el combate cuerpo a cuerpo y poco dado a la esgrima. Como protección alguna armadura ligera, un capacete de hierro forjado en la cabeza y en algún caso una adarga, escudo, o rodela pequeña de cuero.
Cualquiera minimamente perspicaz se dará cuenta de la enorme semejanza entre esta equipación y la de los infantes iberos mercenarios muchas de las guerras de la antigüedad.

Lo que no me cuadra es la enorme eficiencia guerrera de estos mercenarios. Invencibles a todas luces. No creo en los supermanes. Y no los considero mejor preparados que un legionario de Cesar, un falangita macedonio o un hoplita espartano. Todos los mencionados se encuadraban dentro de tácticas militares muy elaboradas y eficientes. Y en general eran capaces de atender a cualquier eventualidad en el campo de batalla.
Por otro lado tenemos a los almogávares, que por su equipo al parecer utilizaban tácticas de infantería ligera, incursión y escaramuza. No entiendo como conseguían derrotar por igual a caballería ligera o lanceros turcos (que en gran parte usaban tácticas eficientes durante milenios, desde los persas a los mongoles), caballería pesada franca o infantería de todos los pelajes ¡¡Y por si fuese poco siempre en desventaja numérica!!. No me vale eso de que se dedicaban a destripar caballos o que eran increíblemente certeros arrojando la lanza o el venablo. Eso se lleva haciendo desde hace milenios, en todos los lugares y épocas del mundo. Lo hacían antes que ellos los peltastas, los velites y los propios iberos.
¿Qué hacía realmente esta gente en el campo de batalla? Como conseguía un infante ligero desarrapado con un chuzo derrotar a un jinete arquero turco que desde que nacía aprendía a montar y usar el arco. No todo se puede explicar con el choque directo. El enemigo no es tonto y una vez lo puedes sorprender, pero no siempre vas a caer en la misma trampa.
Por más que lo pienso no me lo explico. Ni los peltastas u honderos fueron nunca invencibles, ni los velites se usaban contra la caballería ligera o pesada, ni los iberos pudieron derrotar siempre a una legión bien conformada en campo abierto.
Por eso digo que algo no cuadra. O algo se nos escapa o alguien miente.

Hasta ahora lo único que me parece sensato pensar, es que muchas compañías de almogávares tenían de tales solo el nombre y la valentía o frugalidad. Pero de su equipamiento primigenio, nada o casi nada. Me calculo que entre ellos pudiese haber infantería pesada o semi-pesada tb. E incluso lanceros o ballesteros. Que en realidad solo fuesen un esbozo de los famosos tercios de un siglo después. Porque sinceramente otra cosa se me antoja extraña. Y más cuando lo único que consiguió derrotar a la caballería pesada medieval por la misma época, fue el arco largo ingles, que no tiene nada que ver.

A ver si los entendidos en el tema como Manuelp y algún otro pueden arrojar luz sobre este tema. Porque para mí es uno de los grandes misterios militares de todos los tiempos.

20 manuelp, día 16 de Febrero de 2010 a las 21:04
# 19 gorgias

Efectivamente, los mozárabes eran cristianos no musulmanes, pero entiendo que Moreno Echevarría en su libro lo que quiere decir es que estaban acostumbrados a vivir en las tierras dominadas por el Islam y no se adaptaban al sistema feudal que regía en los reinos cristianos.
En cuanto a Alfonso I el Batallador su reinado fue de 1104 a 1134, en esa época los almogávares estaban plenamente establecidos y en activo.

http://es.wikipedia.org/wiki/Alfonso_I_de_Arag%C3%...

En cuanto al apasionante tema de las tacticas militares de los almogávares ahora dentro de un rato me ocupo de ello.
21 alruga, día 16 de Febrero de 2010 a las 21:08
....supongo que os sentareis cómodamente mientras esperáis a la masiva difusión del manifiesto firmado por los historiadores mas prestigiosos ..... :-))))))))))))))

Y si montáramos un parque acuático??? …con toboganes desde la cruz, tirolinas y tal
22 alruga, día 16 de Febrero de 2010 a las 21:17
Falange contra Garzón o la transición española en los espejos cóncavos del Callejón del Gato


Miguel Ángel Rodríguez Arias
Rebelión




Como en una escenificación teatral, el dramatis personae está dispuesto. El juez díscolo, en el banquillo; los muy leales magistrados –al Caudillo, a Dios y a España, según parece–, dispuestos a la suspensión y al procesamiento. La extrema derecha afila los cuchillos.

No había remedio. Era evidente que, antes o después, alguna vez, alguien tenía que ser llevado ante la justicia en este país ante todos los crímenes de lesa humanidad, violaciones de los derechos humanos y demás aberraciones del genocidio franquista, el último genocidio negado del siglo XX.

Así que, tan carpetovetónicos y ufanos como siempre, hemos decidido llevar al juez que intentó juzgar a los verdugos.

Los héroes clásicos reflejados en los espejos cóncavos del Callejón del Gato dan el esperpento: España –el colapso en cadena de nuestro entero sistema de justicia ante los crímenes del franquismo– como deformación grotesca de la civilización europea, ya se sabe, Max Estrella dixit.

Deformemos, por tanto, también nosotros, con Don Ramón, la expresión en el mismo espejo que nos viene deformando las caras desde la transición ejemplar de las 150.000 personas en fosas clandestinas, los asesinatos y robos convalidados –vaya, se dice que aquello tambien eran juicios– y los miles de 'niños perdidos'; la transición ejemplar de las elecciones a Cortes Constituyentes con la Izquierda Republicana del Presidente Azaña y la Unión Republicana del Ministro Giner de los Ríos, prohibidas... que una cosa era legalizar a unos comunistas muy simpáticos en las elecciones de 1977, y otra muy distinta a los partidos republicanos, acaso más conservadores ellos… pero demasiado republicanos al parecer. Mira que si de verdad se llega a permitir elegir entre un Estado monárquico y otro republicano... era mucho más seguro elegir entre la monarquía y la nada para que en el país de la noble osadía y la Segunda República española el reestablecimiento monárquico decidido por Franco pudiese continuar...

A fin de cuentas a cualquier partido político le puede pasar lo de ser legalizado un poco más tarde de la cuenta y perderse una Constitución española; démosles por perfectamente representados por Falange y por el resto de grupúsculos de la extrema derecha a los que sí se permitió participar, en cambio, sin pega alguna; mientras Acción Republicana Democrática Española continuaba en su largo exilio forzado.

Todo de lo más legítimo y, vaya, seguro que más o menos lo que se entiende por principio de elecciones libres y justas en Naciones Unidas... y no digo entonces, no, que era todo tan difícil, sino ni siquiera ahora que, una vez pasado el apuro del 78, ya tenemos este magnífico Estado de Derecho monárquico, y esta judicatura tan juramentada con los viejos tiempos –efectivamente, la joya de la corona–. Y claro, la verdad que da que da fatiga ponerse a organizar referéndums constitucionales, en igualdad, paz y libertad, y dejando participar –a tiempo esta vez–, incluso a los partidos históricos del republicanismo español... aunque quizás así tendríamos una República democrática o, al menos, una Monarquía elegida de verdad ante alguna alternativa.

Por el momento nos tocará asistir, sin remedio, a la función: con la parte más visible de lo mucho que resta del franquismo entre nosotros denunciando a uno de los pocos jueces que ha intentado juzgar sus crímenes, la menos visible enjuiciando al juzgador, y las familias de las víctimas –de fosa en fosa– buscando a sus muertos... que nuestro Gobierno y autoridades ya se encargan solitas de omitir el ejercicio de sus más elementales responsabilidades de Estado y, con ello, de omitir en este campo la misma dignidad institucional de los puestos que ocupan. Pero eso sí, le han deseado buena suerte a Garzón en estas circunstancias y, sinceramente, yo con eso ya me quedo mucho más tranquilo. El Gobierno de España ya ha cumplido con su deber.

Así que nada, en vez de ponerse el mismo celo en la aplicación de la Ley de Partidos a las formaciones que hacen exaltación y apología del genocidio y la dictadura franquista –así el artículo 9.3, “promover, dar cobertura o participar en actividades que tengan por objeto recompensar, homenajear o distinguir las acciones terroristas o violentas o a quienes las cometen o colaboran con las mismas”, “apreciando la continuidad o repetición de las mismas en la trayectoria de un partido (…)así como las actitudes significativamente repetidas de sus afiliados o candidatos”, añade el 9.4–, se desarrollará ante nuestros atónitos ojos, y los del mundo entero, el caso Falange contra Garzón, aunque mucho me temo que a nuestro juez valiente le va a tocar un poco más de esa doctrina del embudo de lo justo y de lo democrático que tan bien conocen ya por desgracia los partidos republicanos y todas las víctimas del franquismo.

Y todo vuelta a empezar…

Si en Luces de bohemia el sentido trágico de la vida española sólo podía darse con una estética sistemáticamente deformada, estoy seguro que en el día después de levantarse el telón en el juicio contra Garzón Valle Inclán mismo no se referiría ya a los espejos cóncavos del Callejón del Gato, sino a los que, así las cosas, inevitablemente dejó aquel dictador "de lo atado y bien atado" en algún lugar de la Zarzuela.

“PICA LAGARTOS: ¡El mundo es una Controversia!; DON LATINO: ¡un esperpento!; EL BORRACHO: ¡Cráneo previlegiado!”.

Miguel Ángel Rodríguez Arias es profesor de Derecho penal internacional de la Universidad de Castilla-La Mancha, autor del libro El caso de los niños perdidos del franquismo: crimen contra la humanidad y otros trabajos pioneros sobre desapariciones forzadas del franquismo que dieron lugar a las actuaciones de la Audiencia Nacional.
23 alruga, día 16 de Febrero de 2010 a las 21:19
La distribución de las rentas y la sostenibilidad de las pensiones


Vicenç Navarro
Sistema Digital




El erróneo énfasis que se da a la transición demográfica como causa de la posible inviabilidad del sistema de pensiones públicas (ver mi artículo Los errores del determinismo demográfico: el caso de las pensiones. Sistema Digital, 05.02.10) ha hecho que no se preste atención a otros temas que tienen gran importancia para determinar la viabilidad de tal sistema. Uno de ellos es la evolución de la distribución de la renta en un país y su impacto en la sostenibilidad de los sistemas de pensiones. Veamos.

El gran crecimiento de la productividad que se ha dado en la mayoría de países de la OCDE durante los últimos treinta años, no se ha traducido en el correspondiente incremento de los salarios y de la masa salarial. En realidad, ésta última, la masa salarial como porcentaje de la renta nacional ha disminuido, en parte, como consecuencia de la aplicación de las políticas neoliberales llevadas a cabo por gran número de países. Este descenso de las rentas del trabajo ha sido a costa de un aumento muy considerable de las rentas del capital. País tras país, los beneficios empresariales han crecido sustancialmente y esta polarización de las rentas ha afectado a los ingresos de la Seguridad Social, pues las cotizaciones sociales derivan del trabajo. En realidad, incluso las cotizaciones empresariales a la Seguridad Social se basan en la masa salarial de la empresa y es una aportación basada en el trabajo.

Una consecuencia de este descenso de la masa salarial ha sido una reducción de la cantidad aportada a la Seguridad Social por parte de la fuerza laboral. Este hecho, del cual no se habla, queda muy bien documentado en el artículo de Christian E. Weller, “The future of public pensions in the OECD”, publicado en el Cambridge Journal of Economics (2004. 28.4895-504). Es una lástima que este artículo no incluyera a España (incluye a Francia, Alemania, Italia, Japón, Suecia, Gran Bretaña y EE.UU.). Pues en España también hemos visto un descenso de la masa salarial como porcentaje de la renta nacional.

No es de extrañar que una de las conclusiones del estudio de Weller sea que una de las medidas importantes para mejorar la viabilidad de los sistemas de pensiones es no sólo aumentar la productividad –lo cual, como he señalado en otro texto es enormemente importante (ver mi artículo Las pensiones son viables. en www.vnavarro.org)- sino también los salarios, asegurándose que el incremento de la productividad repercuta en el nivel de los salarios y en los ingresos a la Seguridad Social. Como bien dice Weller, el futuro de las pensiones depende, en parte, de la cantidad de buen empleo que exista en un país y de la distribución de las rentas entre el trabajo y el capital. Otra de sus conclusiones es que el crecimiento del empleo, el crecimiento de los salarios y la disminución de las desigualdades (con mayor proporción de la renta procedente del trabajo y menor proporción procedente del capital) son condiciones importantes para asegurarse la viabilidad de las pensiones públicas.

Ni que decir tiene que el crecimiento de los salarios requiere crecimiento de la productividad. Esto último, sin embargo, no es suficiente, pues hemos visto en muchos países de la OECD que tal crecimiento de la productividad no fue acompañado del correspondiente crecimiento de los salarios, aumentándose así las desigualdades en la distribución de las rentas a favor de las rentas del capital. El crecimiento salarial depende sobre todo de factores políticos y muy en especial de la fuerza de los sindicatos. En España se hace referencia constantemente a que los salarios son bajos porque la productividad es baja. Pero, podría decirse al revés que la productividad es baja porque los salarios son bajos. No existe estímulo e incentivo para que el empresario sienta la necesidad de invertir en los puestos de trabajo. Contribuye también a reproducir la baja productividad la limitada relación que existe entre el mundo educativo, por un lado, y el mundo productivo, por el otro, y aún cuando mucho se ha hecho en los últimos años, mucho más queda por hacer.

Una consecuencia de lo dicho es que las políticas redistributivas favorecen a la sostenibilidad de los sistemas de Seguridad Social. De ahí la urgencia e importancia de que se recuperen las políticas fiscales progresistas en las que los grupos más pudientes contribuyan más de lo que lo están haciendo ahora. No es cierto, como constantemente se dice en los medios (la mayoría de los cuales son de persuasión liberal) que la población esté en contra de aumentar los impuestos. Depende de a quien se le hace la pregunta y de que impuestos estemos hablando y con que propósito. La experiencia del estado de Oregón en EE.UU., hace unas semanas, es un indicador de ello. La mayoría del electorado votó favorablemente a una propuesta de aumentar los impuestos de las personas con mayores ingresos en el Estado para evitar los recortes de los servicios públicos. Ello significó un aumento de un 5% de los ingresos al Estado lo que permitió evitar aquellos recortes, que el gobierno estaba dispuesto a hacer en caso de no conseguir la aprobación de la propuesta de subir los impuestos. ¿Hay alguien en España que dude de que la gran mayoría de las clases populares (clase trabajadora y clases medias) aprobarían que el 20% de la población que goza de una renta superior, viera incrementada su carga fiscal para mejorar las pensiones? En realidad, esta medida redistributiva favorecería también el estímulo económico, pues las rentas superiores ahorran más que consumen, mientras que las clases populares consumen más que ahorran. Y ahora se necesita, como el aire que se respira, que aumente el consumo. Ahora bien, es improbable que esta propuesta la lea usted en los medios de información y persuasión, pues la gran mayoría de los formadores de opinión pertenecen a aquel 20% de población de renta superior. Así es nuestro país.

El autor es catedrático de Políticas Públicas. Universidad Pompeu Fabra, y Profesor de Public Policy. The Johns Hopkins University.
24 alruga, día 16 de Febrero de 2010 a las 21:22
Los españoles que juraron fidelidad a Hitler


Alberto Piris
El viejo cañón




Ahora que varios grupos de nostálgicos han celebrado en Madrid y otras capitales diversos actos de conmemoración de la participación española en la Segunda Guerra Mundial, formando parte de la unidad militar conocida como "División Azul", no viene mal un ligero repaso de la Historia.
El 31 de julio de 1941, los miembros del contingente militar español que Franco puso al servicio de Hitler, vistiendo el uniforme alemán de campaña, participaron en la ceremonia de juramento de fidelidad.

Esta fue la fórmula utilizada, pronunciada por el Jefe de Estado Mayor de la citada división: "¿Juráis obediencia al Führer alemán en la lucha contra el comunismo, cumpliendo cuanto mande en relación con esta lucha, por sí o por los jefes en quienes delegue, hasta el sacrificio de la vida?",

A lo que los hombres allí formados respondieron sonoramente: "¡Sí, juro!". El jefe de la división, general Muñoz Grandes, en su posterior arenga recordó que "Lo que mi pueblo jura, lo cumple o muere". Y concluyó así la alocución: ¡Viva el Führer, viva el Ejército Alemán, viva Alemania!

No está de más recordar que ni siquiera los militares profesionales españoles juraban expresamente fidelidad personal a Franco, aunque ésta se diera por sobreentendida. La fórmula del juramento de Bandera del ejército español comenzaba así: "¿Juráis a Dios y prometéis a España...?". Nadie se atrevió a modificar la tradicional fórmula del juramento militar, introduciendo en ella el nombre del dictador, lo que, por otra parte, no hubiera sido motivo de extrañeza ya que la omnipresente figura de Franco reinaba por doquier, desde los sellos de correos hasta las invocaciones con las que se cerraba cualquier acto oficial.

A la luz de que aquí se comenta, se puede valorar en su justa medida, en esta España del siglo XXI, las extrañas concesiones que se siguen haciendo, con la benevolencia de muchos, a esos residuos históricos que en Europa ni siquiera tienen voz y, en muchos países, han sido declarados ilegales y perseguidos por las autoridades.

¿Es que los que juraron fidelidad a Hitler, o los que les apoyan todavía, lo consideran un honor personal, como para recordarlo tras haber conocido el horror que aquél trajo al mundo?

Fuente: http://www.javierortiz.net/voz/piris/los-espanoles...
25 manuelp, día 16 de Febrero de 2010 a las 21:42
# 19 gorgias

Bien, los almogávares eran “incursores” a pie, lo que significaba dos cosas, primero que tenían que ser sumamente resistentes y austeros para infiltrarse dos ó tres jornadas en territorio enemigo, razziar y volver a sus bases rápidamente. Esto llevaba a la problemática del armamento, que tenía que ser ligero para no estorbar la marcha y efectivo para proporcionarles potencia combativa.
La vida sumamente dura de los almogávares les proporcionaba el nervio necesario y su permanente entrenamiento en las más grandes privaciones la fortaleza física inigualable de que hacían gala.
En su época, la reina de las batallas era la caballería, la pesada- que era irresistible cuando lograba establecer contacto- y la ligera que era letal cuando se enfrentaba a un enemigo sin sus posibilidades de maniobra.
Que el equipamiento de los almogávares era así de precario como señalan todas las crónicas, está fuera de duda, al punto que los que no los conocían se solían burlar de ellos la primera vez que los veían, creyéndoles unos pobres diablos.
En cuanto a la infantería, no existía ninguna que pudiese enfrentarse con ellos, simplemente por su enorme ventaja en “profesionalidad”, eran guerreros a tiempo completo y además especializados al máximo.
Es cierto que un caballero completamente armado y lanzado al galope de su corcel de guerra era una fuerza irresistible, pero los almogávares tenían la “sangre fria” necesaria – y era necesaria muchísima- de esperar a pie firme a esa masa impresionante y lanzarle uno de sus dardos al caballo que al derrumbarse arrastraba al caballero cubierto de la pesada cota de malla, y este en el suelo era presa fácil para los ágiles almogávares , que no les daban tiempo ni a incorporarse.
En cuanto a los enfrentamientos con la caballeria ligera turca, hay que decir que las huestes almogávares llevaban también un contingente de caballeros aragoneses incorporados , los Berenguer de Entenza, Ferrán Jiménez de Arenós, Berenguer de Rocafort, etc y estos eran los que soportaban el choque con la caballería turca, además de que, primero el emperador Andrónico II les proporcionó y luego ellos mismos establecieron alianzas, con contingentes de caballería ligera alanos y turcoples que les servían de complemento en las batallas.
Ellos sabían muy bien que sin caballería, los arqueros montados turcos, les hubiesen aniquilado impunemente desde lejos, como los partos aniquilaron a las legiones de Craso en Carras, mil trescientos años antes.
26 gorgias_, día 16 de Febrero de 2010 a las 23:10

PERDON, error mio. Confundí a los Alfonsos. Pensé que se refería a Alfonso III de Asturias(en este caso apodado el Magno). Que curiosamente tiene un episodio muy similar con "recolección" de mozarabes a lo largo de Al-Andalus. Y el rey en cuestion era Alfonso I de Aragón.

Manuelp lo que dices tiene ya más lógica. Pero aún así, me parece excesiva su eficacia. Lo único que se me ocurre a estas alturas, es que en realidad durante ese periodo sus enemigos fueran en general, levas menos profesionales y aguerridas y los caballeros y demas tropas de elite que se les opusieron pecasen de confianza. Es que si no.... considerando el "indice" coste/beneficio, habrían sido las mejores tropas de la historia. Por encima incluso de los guerreros de Ghengis Kan que al fin de al cabo usaban un arma de "alta tecnología" como el arco compuesto....
27 carbo1, día 17 de Febrero de 2010 a las 00:27
Buenas noches,

Una de las cosas que más me llamó la atención en mi año académico en Usa, consistió en la importancia que se otorga a materias que yo entendía que correspondían al ambito del tiempo libre. Los "club" o talleres de teatro, música, fotografía, etc. hicieron que yo definiera a la educación useña (con todas sus luces y sombras) como de riqueza sensorial. A todas luces interesante. Unos pueden pensar que estamos hablando de un país rico, sin embargo muchos de estos talleres estaban liderados por estudiantes o profesores entusiastas. Desconozco en que medida eran remunerados (hablo de un high school público).

La formación educativa, no solo prepara para la vida y la profesión. También para el tiempo libre. Existen estudios que relacionan la ausencia de aficiones en las que emplear el tiempo libre con la alternativa de la drogadicción. Las actividades de tiempo libre son además una industria.

Un ejemplo clásico es el de la persona que domina un instrumento musical. Requiere de mucho tiempo saber de música y una persona que tiene que formarse profesionalmente, no es fácil que disponga de tiempo para todo. Sin embargo, la persona que sabe reproducir música, no solo tendrá una afición de tiempo libre (en el caso de que no se dedique profesionalmente a ello), sino que disfrutará mucho más asistiendo a conciertos y eventos musicales.

El propósito de esta opinión, es simplemente compartir con ustedes mi experiencia useña y decirles que son una delicia los talleres de teatro de institutos y universidades de dicho país. Tanto para los que participan en el taller, como para los que disfrutábamos de sus puestas en escena (con una organización semejante a la que encontramos en salas profesionales y con detalles como que uno puede consumir un refresco). El instituto, hábilmente, nos sorprendía con eventos de esta índole en días señalados. Yo pude ver "Sueño de una noche de verano" de Shakespeare y varias obras creadas por los estudiantes.

Otro gallo cantaría en España si algunos institutos supieran imitar esta forma de aprender teatro, jugando y disfrutando. Abierta a todo el mundo. La viabilidad, con la actitud de la SGAE, es custión aparte.
28 lead, día 17 de Febrero de 2010 a las 01:18
["La Bandera" sobre la Legión, con Jean Gabin]

Hoy se ha referido César Vidal, en es.Radio, a la película francesa de 1935 sobre la Legión española, dirigida por Julien Duvivier e interpretada por el gran Jean Gabin (el de "La gran ilusión", con Eric von Stroheim):

http://www.youtube.com/watch?v=E6bq6-HXkUU

http://www.youtube.com/watch?v=N0SBQKbUF4c&NR=...

http://www.youtube.com/watch?v=6C38zTl6kbE

http://www.youtube.com/watch?v=ZDl1yuptl18



Un año después de filmada esta película, los mismos soldados que se ven en ella y tras el primer puente aéreo de la Historia, estaban en la Península participando como tropas de élite en la Guerra Civil, comenzada con el (fracasado) golpe militar que intentó desbaratar la Revolución socialista que llevaba preparando desde 1934 Largo Cabllero y su PSOE (y que es el tema del programa de hoy en es.Radio que Sorel lo ha traído en #12):

http://fonoteca.esradio.fm/c.php?op=player&id=...

29 joanpi, día 17 de Febrero de 2010 a las 01:28
La verdad es que este gobierno debe de tener, realmente sobra la perífrasis, tiene una mente gris que no hace otra cosa que buscar cómo meter el dedo en el ojo a cualquier institución o aspecto de la vida de nuestra Patria que pueda significar algo importante. Ahora le ha tocado el turno a los militares de la UMD. Un compañero me comentaba que uno de los principales era el niño nacido en el Alcázar. Alguien sabe si esto es realidad o leyenda urbana.
30 lead, día 17 de Febrero de 2010 a las 01:29
31 Sherme, día 17 de Febrero de 2010 a las 02:06
¿Justicia a cualquier precio?

El caso de Garzón recuerda la necesaria separación entre lo que se cree justo y lo que las reglas del Estado de Derecho permiten

Por J. M. RUIZ SOROA

La querella contra el juez Garzón por un delito de prevaricación, supuestamente cometido al incoar e instruir un sumario sobre las fosas del franquismo, es materia altamente inflamable. Es un asunto que recrea entre nosotros la 'escisión machadiana' y hace tomar partido a muchos de manera más intuitiva que reflexiva: 'Le persiguen por haber tratado de investigar los crímenes de la Guerra Civil y de Franco', 'se acusa a un juez que sólo ha intentado destapar los horrores enterrados bajo un manto de olvido injusto', 'es una venganza de los herederos ideológicos del franquismo'.

Renuncio de antemano a este tipo de acercamiento a la cuestión. Lo que hizo Garzón consta en sus sucesivas decisiones y a ellas hemos de remitirnos. Y desde luego hay algo que ningún jurista puede discutir: la actuación procesal de Garzón fue por lo menos estrafalaria. Con las razones que adujo podía perfectamente haber instruido también un sumario contra los Reyes Católicos por el genocidio americano, o contra Leopoldo II de Bélgica por el de Congo. El auto dictado por el magistrado Varela es bastante convincente al subrayar las violaciones de reglas jurídicas básicas, procesales y sustantivas, en que incurrió Garzón, probablemente a sabiendas de su falta de soporte legal. Se las resumo a continuación.

1) Garzón decidió instruir un sumario porque las víctimas le solicitaban el amparo de su legítimo interés de obtener ayuda pública para localizar y desenterrar a sus deudos, y no porque existiera un delito y un culpable a perseguir; de esta manera invirtió el sentido del proceso penal que es el de perseguir y castigar delitos, no el de ayudar a personas en desamparo. 2) Fue inventando sobre la marcha los delitos que convenían para justificar su competencia y poder así organizar la apertura de las fosas: delito contra la forma de gobierno, rebelión, desaparición de personas, crimen contra la Humanidad, tráfico de menores, genocidio, aunque todos ellos eran muy difícilmente sostenibles. 3) Instruyó un sumario contra personas notoriamente fallecidas, arguyendo que primero se abría la instrucción y luego se comprobaba el fallecimiento, cuando el orden es justo al revés y además tal fallecimiento era un hecho notorio no precisado de prueba alguna. 4) Instruyó un sumario por hechos que, bajo cualquier calificación tipológica, estaban evidentemente prescritos hacía tiempo. 5) Desconoció flagrantemente el efecto de la Ley de Amnistía de 1978 aprobada por unanimidad de las Cortes constituyentes, calificándola de poco menos que 'autoamnistía' y 'ley basura'.

La defensa de Garzón tratará de defender que sus decisiones en ningún caso constituyen un caso de prevaricación, sino tomas de posición más o menos arriesgadas sobre puntos jurídicos difíciles, que pueden ser discutidas pero no criminalizadas. Espero y deseo que tenga éxito, pues, a mi humilde entender, si bien están claros la extralimitación y el esperpento, no lo está tanto la prevaricación. Pero esperaría que no convierta su caso (como tantos otros hacen) en un circo mediático y político de buenos y malos, de héroes republicanos humanitaristas contra malvados reaccionarios añorantes del franquismo.

En cualquier caso, lo que interesa subrayar desde la perspectiva democrática no es tanto la peripecia concreta de este juez y de su sumario guerracivilista; eso no pasa de anécdota. Lo que importa trasladar a la opinión es otra cosa, es la necesaria separación que debe establecerse en democracia entre medios y fines, entre lo que se considera justo y lo que las reglas del Estado de Derecho permiten. Porque estoy convencido de que habrá en mi derredor muchos ciudadanos que con toda buena fe se encojan de hombros ante las supuestas infracciones procesales cometidas por Garzón y digan: ¿Y qué más da? Lo importante era la justicia del fin que buscaba, el de ayudar a los represaliados y sacar a la luz crímenes horrendos. Lo demás son minucias de leguleyos. Como en el 'caso GAL': ¿Qué más da que Garzón cometiera las groseras infracciones a los derechos humanos de los imputados que ha sentenciado el Tribunal Europeo de Derechos Humanos recientemente? Lo importante es que gracias a su actuación salió a la luz el 'caso GAL' y fueron castigados los culpables. Como en otros casos: ¿Pues no es gracias a él como se persigue y castiga al entorno de ETA, aunque sus sumarios estén llenos de incorrecciones y abusos?
Esta opinión social difusa, que no distingue entre la justicia de una causa y la validez de los medios que pueden emplearse para lograrla, es la que debe preocuparnos.

Un juez de instrucción posee uno de los mayores poderes que existe en nuestro Estado democrático: puede hacer cosas que ninguna otra autoridad puede. Por eso está encorsetado por unas reglas, fundadas sobre una idea básica: el juez no tiene ese poder para hacer SU justicia, para dar rienda suelta a SU particular concepción de lo bueno y lo verdadero, para resolver con su heroísmo las carencias del Estado. Está ahí para aplicar el Derecho. Con toda su carga de indeterminación y dúctil interpretación, pero al final sólo para aplicar el Derecho. El juez no es un poder preconstituyente, que pueda enmendar la plana al legislador ordinario y descubrir él solo lo que es justo para la sociedad que le rodea, sino un poder constituido sometido a las reglas establecidas por los representantes de los ciudadanos. No puede desconocerlas sin faltar a su responsabilidad.

No se trata de discutir acerca de la Justicia ni de la Verdad, no caigan en ese error. Se trata de que no todos los caminos para llegar a la Verdad o a la Justicia son válidos y admisibles. Que todo poder democrático, y el del juez más aún, está sometido a reglas y límites, que no hacen sino garantizar nuestros derechos como personas en una sociedad libre y, al final, la existencia misma de esa sociedad. Si admitimos que las reglas pueden forzarse o despreciarse cuando lo exige la excelsa magnitud de la causa perseguida (restablecer la verdad en la historia, castigar a unos terroristas, perseguir a unos mercenarios asesinos, etcétera), estaremos admitiendo que mañana las fuercen contra nosotros mismos. Siempre habrá causas nobilísimas para la mente ávida de los justicieros y los profetas, que les impelen a forzar un poco las reglas. Pero, al final, lo que mantiene nuestra sociedad democrática son esas reglas, no los profetas, ni los justicieros, ni sus causas.

http://www.elcorreo.com/vizcaya/prensa/20100214/op...
32 lead, día 17 de Febrero de 2010 a las 02:18
[Qué extrañas concesiones con los que asesinaron a 100 millones de personas]

alruga nos trae en #24 un artículo sobre "Los españoles que juraron fidelidad a Hitler".

Ahora, para completar el cuadro, estamos esperando que nos traiga el correspondiente "Los españoles que juraron fidelidad a Stalin", es decir, el numeroso conjunto de españoles que, a lo largo de varias décadas y en varios lugares del mundo, se convirtieron, desde las filas de diferentes Partidos Comunistas, en luchadores por traer la brutalidad, la barbarie, la esclavitud y la pobreza a este mundo.

A la luz de que hicieron junto con sus compañeros europeos de Partido, se puede valorar en su justa medida, en esta España y en esta Europa del siglo XXI, las extrañas concesiones que se siguen haciendo, con la benevolencia de muchos, a esta escoria histórica como Santiago Carrillo que todavía en Europa tienen algo de voz y, en muchos países, como en todos los del Este europeo en los que torturaron y mataron a millones de sus conciudadanos, todavía no han sido declarados ilegales y perseguidos por las autoridades.

¡Cuándo se hará justicia a estos criminales, muchos de ellos españoles, que exterminaron a 100 millones de seres humanos en nombre de una fracasada e inhumana utopía!
33 Sherme, día 17 de Febrero de 2010 a las 08:27
Este artículo debería leerlo Tigrititi y darse cuenta que el Papa Juan Pablo II LUCHÓ contra el comunismo por ser una de las ideologías más sangrientas y nefastas en la Historia de la Humanidad y CONTRARIA a la religión y a la naturaleza y dignidad humanas:

http://www.intereconomia.com/noticias-gaceta/lanac...

Beatifican a un sacerdote polaco asesinado por agentes comunistas

Jerzy Popieluszko, torturado y asesinado en 1984, se ha convertido en un mártir de la Iglesia católica polaca y será beatificado el próximo 6 de junio.


arsovia.- El sacerdote polaco Jerzy Popieluszko, asesinado en 1984 por agentes comunistas a causa de su lucha por la democracia, será beatificado el próximo día 6 de junio, según anunció hoy el arzobispo de Varsovia, Kazimierz Nycz.

El padre Popieluszko, torturado brutalmente por agentes de la policía secreta de la Polonia comunista, se ha convertido en un mártir de la Iglesia católica polaca, cuyos miembros protagonizaron en muchos casos una lucha activa contra el comunismo y apoyaron al sindicato Solidaridad en su oposición al régimen.

"Es el patrón de nuestra presencia en Europa", dijo en 1991 el Papa Juan Pablo II , quien durante una visita al lugar donde se halló el cadáver del religioso habló del importante sacrificio de Popieluszko y lo comparó con el de Jesucristo.

El 30 de octubre de 1984, en las cercanías de Wroclawek (centro de Polonia), apareció el cuerpo sin vida del activista, un asesinato que ponía fin a la actividad política de Popieluszko, quien unía su pastoral con el apoyo a los sindicatos obreros, las huelgas y una férrea oposición anticomunista.

Su muerte conmocionó a la sociedad polaca y más de 250.000 personas asistieron en noviembre de 1984 al funeral del sacerdote, un acto que se convirtió en una auténtica escenificación contra el comunismo.

Los tres agentes que asesinaron al sacerdote fueron encarcelados meses después y puestos en libertad tras el cumplimiento de sus penas, aunque la identidad de quien dio la orden sigue siendo una incógnita.

La futura beatificación de Popieluszko pondrá fin a un proceso iniciado en 1997.
34 Mandonio, día 17 de Febrero de 2010 a las 09:30
Sorel: si has sacado esa enumeración de tendencias del audio de Vidal, así como la frase:

"Tanto carlistas como falangistas pusieron en serio peligro que el "Alzamiento" se llevase a cabo por sus intereses particulares. Incluso Mola estuvo a punto de abandonar el proyecto por sus desaveniencias con los primeros",

informarte de que el Sr. Vidal, como pretende ser especialista en todo, al final no aprieta en nada.

Para información de Sorel, del Sr. Vidal y de cuantos aquí participan, los carlistas precisamente el único punto que dejaron pospuesto en el pacto con Mola fue el de recuperar (no "instaurar", que eso lo es Juan Carlos) el Trono español para la Causa carlista.

Los carlistas, los del "Por Dios y por España", los únicos puntos que consideraban irrenunciables eran que el Estado resultante fuese católico, y que se recuperase la bandera rojigualda.

Mola fue EL QUE NO QUERÍA LA ROJIGUALDA, a ver si nos enteramos.

Con estas premisas, claro que "pusieron en peligro" el Alzamiento, como que los carlistas jamás de los jamases se iban a alzar por una bandera republicana dentro de una República, que era lo que quería Mola.

A esta intransigencia con la bandera rojigualda, Mola en su Diario la llamaba "sectarismo". Todo esto viene contado en dos libros fundamentales, que Vidal se habrá leído por encima: "Memorias de la conspiración", de Francisco Javier de Lizarza, y el libro sobre Mola de Félix Maíz.

El Sr. Vidal ha de saber que quienes comenzaron a plantearse la necesidad de un golpe de mano fueron los capitanes de la guarnición de Pamplona, muchos de los cuales eran carlistas.

Así que los carlistas no es que "pusieran en peligro el Alzamiento", como si tuvieran que obedecer a Mola porque sí, sino que consideraban irrenunciables estos dos principios.

Aun así, fueron los propios carlistas los que finalmente aceptaron renunciar al resto de sus reivindicaciones: reclamante carlista al Trono, supresión de los partidos políticos, Educación verdaderamente nacional, etc., para poder entenderse con Mola, y era Mola el que, en su ceguera, no cedió ni un ápice.

Los alfonsinos no pintaban casi nada en estas negociaciones, y los falangistas, aunque en auge creciente, participaron poco.

Por tanto, si hoy día todo el mundo se enorgullece de la bandera bicolor, es gracias a los carlistas, que quede claro.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899