Pío Moa

« ¿Es el hombre un animal? | Principal | Tesis sobre el terror en la guerra civil (y II) »

Tesis sobre el terror en la guerra civil (I)

28 de Agosto de 2008 - 17:49:19 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti


   La izquierda ha entendido muy bien el papel emocional y el valor político actual de las acusaciones de represión aplicadas a la derecha durante la guerra, y no ceja por ello en su fraudulenta propaganda a todos los niveles (la última, la del juzgador solitario). Lo hace con el silencio cómplice de los políticos rajoyanos, tan propensos a escupir sobre la tumba de sus padres y abuelos, por creer que así ganan votos. Por ello conviene insistir cuanto haga falta en unas cuantas verdades.


1.- El terror se plantea de dos formas: como un modo de paralizar la reacción del contrario (véanse las instrucciones del PSOE para la guerra civil, o las de Mola para el golpe militar) o como una “limpieza” a fondo de enemigos (véase a Araquistáin: “no va a quedar un fascista ni para un remedio”). En el primer caso, se busca abreviar la lucha y por tanto las víctimas, aunque en la práctica tienda a convertirse en un fin en sí mismo.


2.- Según los estudios más fiables, los de Ramón Salas Larrazábal corregidos por A. D. Martín Rubio, el número de víctimas del terror entre 1936 y 1939 fue ligeramente superior por parte de los nacionales, aunque proporcionalmente algo menor, al haberse aplicado sobre una población más amplia (el Frente Popular solo pudo hacerlo sobre algo más de la mitad del país). Los estudios de Salas y de  Martín son a priori mucho más fiables que los descaradamente politizados  y subvencionados por el poder socialista, tan abundantes estos años.

 

3.- La práctica igualdad cuantitativa entre los dos terrores no significa igualdad  cualitativa. Por el contrario, existen profundas diferencias a considerar: ante todo, fueron las izquierdas, y no los nacionales, quienes empezaron a aplicar ese método ya en 1933-34, con el asesinato de numerosos derechistas,  asaltos a locales de la CEDA, etc. Durante la insurrección de octubre del 34, el terror fue aplicado ampliamente allí donde la revuelta triunfó por algún tiempo, Asturias sobre todo (en torno a un centenar de asesinatos). Luego, tras las elecciones de febrero de 1936,  las izquierdas volvieron a aplicar un terror sistemático, con más de 200 asesinatos en solo cinco meses, amparados  por  el gobierno. Este terror previo elevó más y más la exasperación de la derecha y constituyó uno de los factores de su réplica posterior, a menudo feroz.

 

4.- Una derivación política de la actitud izquierdista fue la gran campaña internacional sobre la represión derechista de Asturias, fundada en falsedades y exageraciones, pero aceptada por numerosos historiadores hasta hace poco. Baste decir que, una vez ganadas –anormalmente—las elecciones de 1936, entre otras cosas con la promesa de investigar dicha represión, el Frente Popular  olvidó sus promesas y rechazó dichas investigaciones, demandadas por la CEDA. Sin embargo la campaña creó en la izquierda un clima de  revancha  muy proclive a aplicar el terror contra una derecha tan "criminal"; y en la derecha una indignación impotente, muy peligrosa en caso de explotar. Este factor -- la incidencia social de esta campaña--, nunca había sido debidamente analizada ni tomada en cuenta por los historiadores.

 
--------------

Historia contra memoria
 

 Cartas al director:

Campo de concentración de Castuera N
***Angel David Martín Rubio
***
Durante el mes de julio pasado, historiógrafos y políticos han fantaseado en Castuera (Badajoz) sobre el campo de concentración que existió en esa localidad durante los primeros meses de la posguerra y al que paradójicamente se calificaba de "un campo en la retaguardia", calificativo que pierde su sentido cuando no existían los frentes y que oculta lo que en realidad fue: un centro provisional para la clasificación de los miles de prisioneros de guerra que provocó el final de la guerra, habilitado por poco tiempo con el régimen jurídico de una Prisión Central.
En las reseñas de prensa se alude a prisioneros y muertos, todo con la misma vaguedad que favorece la creación y difusión del mito pero... Hay otros muchos muertos y presos de los que nadie habla y también eran de Castuera o murieron allí. Me refiero a  los asesinados por las milicias frentepopulistas en El Arenal, los quemados vivos en el apeadero de El Quintillo, los fusilados en el Cementerio, los presos en el Depósito municipal, los presos en la Ermita de los Mártires, los presos en los Campos de Trabajo establecidos por el Gobierno de la República mucho antes de la creación del Campo de Castuera, como ocurrió en Monterrubio, los centenares de soldados y voluntarios caídos en el frente de La Serena.
Por favor, que nos dejen a los historiadores estudiar nuestro pasado, que los políticos se dediquen a las gestiones que les corresponden y, por si puede servirnos la lección, que los españoles no olvidemos lo que ocurrió en 1936 cuando las izquierdas, con el Partido Socialista a la cabeza, dinamitaron el Estado de Derecho.
http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/noticia.asp?pkid=392787
----------------------------------------------------------------------------------------
 

------------------------------------------------------------------------------------------
MEMORIA HISTORICA
Las fosas de Mérida
Angel David Martín Rubio
Mérida
La unilateral recuperación de la memoria histórica que se está llevando a cabo por la izquierda española ha vuelto a poner de actualidad unos enterramientos en el entorno del cementerio de Mérida que no eran ningún secreto para la historiografía que se ha ocupado de la Guerra Civil en Extremadura. Un informe del Ayuntamiento de Mérida fechado en la década de los cuarenta y publicado en mi libro Paz, piedad, perdón... y verdad afirma con toda claridad que "al ser liberada la ciudad por el Glorioso Ejército y con posterioridad a esto fueron sancionados por la autoridad aquellos que hicieron fuego contra las armas nacionales y cuyos cadáveres según noticias adquiridas por esta alcaldía fueron dados sepultura en las inmediaciones del cementerio". Si a ellos añadimos las ejecuciones de las sentencias dictadas por Consejos de Guerra, el total de muertes registradas en Mérida se sitúa algo por encima de las quinientas personas como se documentó en una memoria de licenciatura presentada por María del Mar Alvarez Román en la Uex (1989). Todo ello hace inexplicable el baile de cifras, a cual más disparatado, que se ha visto y leído en los medios regionales en los últimos días: unas veces eran mil, otras dos mil, otras cuatro mil...
Pero no son estas las únicas tumbas existentes en el cementerio de Mérida. Cuando las tropas nacionales entraron en la ciudad emeritense pusieron fin a los asesinatos que, por orden del comité frentepopulista habían comenzado el 7 de agosto y continuaron en los días siguientes.
Personalmente preferiría que se dejara reposar a todos los muertos de la Guerra Civil bajo una cruz que fuera símbolo de reconciliación, unidad y verdad pero si otros prefieren seguir manipulando la historia y emplearla como arma al servicio de su demoledor proyecto político, habrá que recordarles que fueron los ahora llamados --republicanos-- quiénes comenzaron a derramar la sangre de sus enemigos sobre Extremadura.
 
http://www.elperiodicoextremadura.com/noticias/noticia.asp?pkid=392203

*** "que nos dejen a los historiadores estudiar nuestro pasado", exhorta Martín Rubio. Pero a la mayoría de los historiadores no hay por dónde cogerlos, tanto se ha degradado la profesión en estos años. Son peores que los políticos. 
Comentarios (64)

« 1 2 »

51 Aguador, día 29 de Agosto de 2008 a las 10:25
Mescaler...

No seas cenutrio. He utilizado la comparación simplemente para ilustrar lo que yo quería decir, no porque quisiese personalizar.

Porque si a eso vamos, por muy "peligrosa" que sea eso que tu llamas "la derecha", la "izquierda" siempre lo fue más. O sea, que "la izquierda" siempreha quedado por encima de "la derecha" en cuanto a animalidad, bestialidad, crueldad y todo lo demás.
52 tigrita, día 29 de Agosto de 2008 a las 10:25
¿Y no sería mejor qué el PP colaborara con el Psoe en intentar arreglar la economía en España ya que cobrán los dos partidos del presupuesto en vez de hacer el paripe de una pelea fingida para engañar al personal?
53 5326, día 29 de Agosto de 2008 a las 10:27
No fué una violencia comparable.

La de las izquierdas fué cruel, sádica, hicieron experimentos, se cebaron en el dolor de las víctimas...

No hubo sólo fusilamientos, hubo muchos más muertos por torturas.

No olvidemos casos como el de esa monja de 70 años, superiora de un convento, a la que CORTARON VIVA EN TROZOS PEQUEÑOS, POCO A POCO, CON UNA SIERRA DE CORTAR MADERA, A MANO!!!!!, Y DESPUÉS DIERON SUS RESTOS A LOS CERDOS.

Eso pasóante testigos, testigos frentepopulistas que lo narraron con pelos y señales.

Nada extraño si recordamos que a un "compañero" como Nin le asesinaron despellejándole VIVO.

Si los nacionales hubieran asesinado con crueldad, ya habríamos visto series de televisión, películas y hasta obras de teatro para niños con descripciones graficas sobre ello, para mover bien a las masas aún más en contra.

La izquierda es mentira y muerte, lo ha sido, lo es y lo será.
54 tigrita, día 29 de Agosto de 2008 a las 10:40
Manuelp, si tigrita estuviera dotada para la literatura, ahora estaría bañándose en euros como el tío Gilito y la economía le importaría un pimiento.
55 XLuiss, día 29 de Agosto de 2008 a las 10:44
De la promesa en el hilo anterior sobre el artículo de Michael Critchton sobre el calentamiento global. (Lo del cambio climático fue la excusa posterior porque unos decían que el mundo se enfriaba y otros que se calentaba. Con el cambio climático todos contentos.

Como el artículo es muy largo y con muchos gráficos sólo pongo lo más relevante.

===========================
Desde mi punto de vista, nuestra visión del calentamiento global ejemplifica todo lo que va mal en nuestra visión del medio ambiente. Estamos basando nuestras decisiones en la especulación, no en la evidencia. Los ecologistas refuerzan sus opiniones más con relaciones públicas que con datos científicos. De hecho, hemos permitido que todo este asunto se politice (rojos contra azules, republicanos contra demócratas). En mi opinión, esto es absurdo. Los datos no son políticos. Los datos son datos. La política nos encamina hacia una creencia. Los datos, si los seguimos, nos llevan a la verdad.

Science Digest decía: "debemos prepararnos para la próxima edad de hielo". El Christian Science Monitor advertía que los armadillos se habían ido de Nebraska porque hacía demasiado frío, los glaciares habían empezado a avanzar y las estaciones de cultivo habían disminuido en todo el mundo. Newsweek informaba de "malos agüeros" sobre un "cambio esencial en el clima del mundo".

Pero en realidad, todas estas afirmaciones eran erróneas. El temor a una edad de hielo se había desvanecido cinco años después, para verse reemplazado por el temor a un calentamiento global.

Si el sistema climático es no-lineal y caótico (como es), no puede predecirse y si no puede predecirse, ¿qué estamos haciendo? ¿Por qué nos preocupa el año 2100?

Debemos afrontar hechos del presente. Si el calentamiento es un problema, no tenemos buenas soluciones técnicas en este momento.

La cuestión esencial es: ¿Tenemos realmente la capacidad de cumplir el protocolo de Kyoto? En un informe en la revista Science, un selecto grupo de científicos concluye que no.

Así que si no tenemos buenas tecnologías -para combatir el cambio climático-, quizá debamos esperar hasta que las tengamos. ¿Es esto razonable?

La idea de gastar billones en el futuro sólo puede entenderse si no tenemos en absoluto ningún sentido histórico ni imaginación acerca del futuro.

Si no deberíamos gastar nuestro dinero en Kyoto, ¿qué deberíamos de hacer en su lugar?

..no podemos predecir el futuro, pero podemos entender el presente. En el tiempo que llevo hablando han muerto 2.000 personas en el Tercer Mundo. Cada 7 segundos hay un niño que queda huérfano por culpa del SIDA. Cincuenta personas mueren cada minuto por enfermedades relacionadas con el agua que beben. Esto no tiene que pasar. Lo estamos tolerando.

¿Qué nos pasa que ignoramos esta miseria humana y nos ocupamos de cosas de dentro de cien años? ¿Qué debemos hacer para despertar a nuestra egoísta, mimada y extraordinariamente rica sociedad hacia lo que pasa en el resto del mundo? La crisis global no sucederá dentro de 100 años, sucede ahora. Deberíamos estar ocupándonos de ella. Pero no. En su lugar, nos aferramos a las doctrinas reaccionarias y antihumanas de un ecologismo trasnochado y damos la espalda a los lamentos de los moribundos y los hambrientos y los enfermos de nuestro mundo común.
=======================




56 manuelp, día 29 de Agosto de 2008 a las 10:45
Entonces tigrita, es lo que me imaginaba, su profesor de lengua también estaba haciendo crucigramas durante la clase.
57 XLuiss, día 29 de Agosto de 2008 a las 10:45
58 Criti, día 29 de Agosto de 2008 a las 10:55
52tigrita dijo el día 29 de Agosto de 2008 a las 10:25:
¿Y no sería mejor qué el PP colaborara con el Psoe en intentar arreglar la economía en España ya que cobrán los dos partidos del presupuesto en vez de hacer el paripe de una pelea fingida para engañar al personal?


¿Acaso pretendes que el PP apoye unos presupuestos basados en el despilfarro, la subvención a tocomocho para fomentar el clientelismo político y unos presupuestos por lo tanto nocivos para el Estado y la economía?

Las discrepancias del PP con el PSOE, se deben fundamentalmente a que el gobierno no es capaz de hacer unos presupustos austeros y eficientes ya que tienen que seguir manteniendo el clientelismo político y las subvenciones a los lobbies y sectores de la sociedad que han apoyado a Zapatero.

Y por lo tanto el PP no debe ni puede apoyarlos. AL igual que ni debe ni puede apoyar la rendición del estado ante una banda terrorista. Las razones ya están explicadas, si luego el progre de turno no entiende que estamos en democracia y que la oposición no tiene que apoyar al gobierno porque sí, sino sólo en caso de que este negocie e integre a la oposición en el gobierno en vez de marginarla con Pactos del Tinell.
59 Criti, día 29 de Agosto de 2008 a las 11:00
http://www.libertaddigital.com/nacional/lo-nuestro...

Increible!!! un dirgente del PP haciendo POLÍTICA en mayúsculas. Ya veremos cuanto dura hasta que lo echen los Sorayos y PRISA del PP...

Lo de este PP es penoso y es hora de moverse, ya basta de palabrerías, hay que empezar a suplir y ocupar el espacio político que el PP ha abandonado, es nuestro deber como ciudadanos, no podemos seguir votando a esta gente y colaborando en este GRAN FRAUDE.
60 tigrita, día 29 de Agosto de 2008 a las 11:01
Manuelp, un profesor de lengua ha estudiado lengua para enseñar como emplear la lengua no para hacer crucigramas, que esto se hace con un lápiz o un bolígrafo. Manuelp, que me estás tirando de la lengua.
61 tigrita, día 29 de Agosto de 2008 a las 11:09
Criti, para anular a este nacionalismo trilero, racista (Charnegos, maquetos) y de alpargata, no hay otra solución que unirse los dos grandes que para eso cobran y viven como los dioses.
62 manuelp, día 29 de Agosto de 2008 a las 11:16
Claro tigrita, por eso se lo digo, igual que su profesor de filosofia que les decía que los filosofos no escribian más que tonterías (usted lo dijo) el de lengua en vez de enseñarles a expresarse con corrección debia estar haciendo crucigramas, por eso usted escribe cosas que no se corresponden con lo que quiere expresar (como en # 37, en que dice que hay libros suyos en la lista de los más vendidos).
63 tigrita, día 29 de Agosto de 2008 a las 11:37
Manuelp que no te enteras, en 37, me refería al escritor que escribe libros que suele estar pendiente de los ejemplares vendidos:(que hay de los mios) me refería a los suyos naturalmente, no que tigrita escriba libros.
64 manuelp, día 29 de Agosto de 2008 a las 11:52
Inefable e inculta Tigrita: si quería expresar eso, aparte de la mala sintaxis que emplea, debía de haber puesto la frase entre interrogaciones.

« 1 2 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899