Pío Moa

« El “fascismo” | Principal | El gobierno guerracivilista »

Tampoco las provincias vascas son Euskadi

6 de Agosto de 2006 - 10:54:11 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Ha dicho Jaime Ignacio del Burgo que empezaron a atacarle ferozmente cuando se atrevió a sostener que Navarra no es Euskadi. Hace muy bien en sostenerlo, aunque quizá se necesita más, mucha más energía. Claro que Navarra no es Euskadi. Ni lo son tampoco las provincias vascas.

Euskadi no pasa de ser un palabro inventado por aquel "menor de edad mental" –como le describió Unamuno–, llamado Sabino Arana, y que incluía las Vascongadas, Navarra, el suroeste de Francia y lo que le pudieran echar. Durante la II Guerra mundial, los sabinianos pedían a los Aliados, en pago por sus (irrelevantes) ayudas como espías, trozos de Logroño, de Santander y de Aragón. Y es que la ocasión la pintan calva.

El terminacho Euskadi no designa una realidad, sino una aspiración nefasta. Es anticonstitucional, antidemocrático y, por supuesto, antiespañol. Pero los discípulos de Sabino han tenido un éxito increíble imponiendo su terminología a sus obtusos adversarios.

También oímos, incluso a Mayor Oreja o a María San Gil hablando de "autodeterminación", de "soberanismo" o de "independencia", términos todos ellos cargados de una emotividad positiva... y falsa en este caso. Usan la terminología de los sabinianos, y con ello ya empiezan a perder la partida. El término correcto, histórica y políticamente, es "secesionismo" o "separatismo".

Comentarios (292)

« 1 2 3 4 5 6 »

1 sisenando, día 6 de Agosto de 2006 a las 10:57
La derecha española es muy obtusa. Muy inepta, incapaz de defender una causa. Por eso al final, cuando ve que su estupidez permite a los enemigos de España y de la libertad llevar al país al desastre, espera que los militares le saquen las castañas del fuego. Asco.
2 ramón, día 6 de Agosto de 2006 a las 10:58
Cada vez que oigo a Mayor Oreja hablar de "derecho de autodeterminación", me entra dentera. Y mira que Mayor es probablemente el político más presentable del PP. Pero son burdos, j.oder.
3 lector, día 6 de Agosto de 2006 a las 10:59
Ahí tenéis un ejemplo:

Hijos de Aitor:
Baroja: “No ha habido poeta vascongado moderno que no haya recurrido a la trompa épica para tocar en falsete aires en honor de la Madre Euskeria, del Padre Aitor y de otra porción de entes tan ridículos como fantásticos. Ninguno de esos poetas se ha dirigido a la tierra y han ido a ver al vasco tal como es. No han hecho más que fantasear y mentir, han pintado vascongados de cromo, costumbres para ser representadas en los escenarios madrileños del género chico Todo lo han falsificado de un modo repulsivo. Han llegado a querer demostrarnos que los vascos, cuando eran salvajes, ya creían en un Dios único, cosa que asegura el jesuita Larramendi, probablemente en un rasgo de humorismo”.
Chaho sacó el nombre de una mala traducción de las palabras “aitonen semeak”, los hijos (semeja) de los nobles (aita-onen), que Chaho traduce como Aitorren (los hijos de Aitor). Pero lo que significa es “hijo de buenos padres: aita (padre), -ona (bueno).
La patraña se extendió y fue motivo de numerosas reelaboraciones durante el siglo XIX y buena parte del XX. Por ejemplo, en 1882 Claudio de Otaegui escribió una balada titulada “Cantar de Beotíbar”, en la que hacía decir a los vascos:
“La tierra vasca es nuestra porque Dios se la dio a Aitor”
Hasta personas de alta formación se hicieron eco, así Campión: “Los navarros son una de las siete gotas que aún quedan del río de Aitor, cuna de las siete tribus éuskaras conservadas en las fragosidades de los Pirineos”.
De "Adiós España", de Jesús Lainz

4 lector, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:01
Otro ejemplo, del mismo libro:

Domuit Vascones
Uno de los tópicos más comunes en el nacionalismo vasco es la idea de que los visigodos se empeñaron en “domar a los vascones” fracasando una y otra vez en el intento: En la Historia vasca de fray Bernardino de Estella, un clásico de la historiografía nacionalista, se lee:
“En las crónicas de los reyes visigodos se encuentra una frase constantemente repetida: “Domuit Vascones” (Subyugó a los vascones). Vencer a los vascos fue idea que abrigaron casi todos los reyes visigodos. Pero esa frase, siempre repetida hablando del mismo pueblo, indica claramente que jamás lograron dominar a las tribus vascas. Lucharon contra Reacciario, Eurico, Leovigildo, Recaredo, Gundemaro, Sisebuto, Suintila, Wamba, todos los cuales atentaron contra la independencia de Euskadi”
Esta idea la han repetido los intelectuales nacionalistas Ramírez de Olano, Martín de ugalde, Anastasio Arrinda (sacerdote), un chiflado llamado Mark Kurlansky, Anasagasti, Imaz, Arzallus, Gara, la ETA, Juan Cruz Aldasoro Jáuregui, de la Mesa Nacional de HB, en fin prácticamente todos los políticos e intelectuales del nacionalismo vasco.
Ante tal unanimidad “casi dan ganas de pasar por alto el pequeño inconveniente que tiene la frase. Y ese pequeño inconveniente es que nunca fue escrita. En primer lugar, no existen los citados cronicones de los reyes godos, siendo la principal y casi única fuente de conocimiento de aquellos días la obra de san Isidoro de Sevilla. En segundo lugar, dicho autor no escribió ninguna “Crónica Hispalenses” (como asegura Pachi Zabaleta, otro de esos políticos-intelectuales) Y en tercero, y aun suponiendo que con ello se estuviera refiriendo Zabaleta a la “Historia de Regibus Gorhorum, tampoco aparece la célebre frase en dicha obra ni en ninguna otra de san Isidoro ni en ninguna otra de ningún autor de la época visigoda.
Una de las principales autoridades en la España altomedieval, Armando Besga, doctor de la bilbaína Universidad de Deusto, en una reciente y exhaustiva obra sobre el País Vasco en época visigoda, lo explica del siguiente modo:
“Aunque parezca increíble, lo cierto es que la dichosa expresión “domuir vascones” no aparece ni una sola vez en las fuentes de la época de los reinos germánicos, lo que demuestra cómo se ha hecho una parte de la historia de los vascones, que, además, ha trascendido mucho”.
5 larumbe, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:02
Efectivamente, hace falta más, mucha más energía, y no andar quejándose de si a uno le atacan ferozmente o no. Porque la acción separatista es como cien, y la respuesta viene a ser como veinte. Se necesita más energía y más audacia.
6 lector, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:06
Ayer lo puso "Limes". Muy interesante:

“Del escamante descubrimiento de Veleya

Anda el personal vasco muy alterado por el descubrimiento de cerca de trescientos grafiti de época romana en el castro de Veleya (Álava). El caso es que entre ellos hay varios con palabras eusquéricas o similares, otros con jeroglífico egipcios y un tercer grupo con símbolos cristianos. Los fragmentos de loza en que aparecen inscritos parecen datar del siglo III o IV. Algunos medios hablan ya de la Biblioteca de Veleya, lo que resulta un poco exagerado, y el diario aberchale “Gara” se refiere a la consternación que ha producido el hallazgo (aunque no dice a quién). Los arqueólogos recalcan la importancia del asunto, pero piden prudencia a los periodistas, lo que en Vasconia equivale a pedir peras al árbol de Guernica. La sombra del escándalo se cierne sobre la arqueología vernácula desde que saliera a la luz, hace unos años, la falsificación de pinturas rupestres en una cueva del Gorbea. Los especialistas se tientan la ropa, y no es para menos.
¿Qué tiene que ver este acontecimiento con la inminente negociación del Gobierno con ETA? Nada de nada, pero el barullo mediático induce a la confusión. En el caso de que se certifique la autenticidad de las inscripciones, se demostraría que en el siglo III se hablaba en Álava una lengua emparentada genéticamente con el eusquera actual, que los jeroglíficos egipcios se conocían en el Imperio romano, y que la introducción del cristianismo en el País Vasco fue muy anterior a aquel siglo VIII en que la situaba don Francisco Navarro Villoslada, autor de la famosa e insoportable “Amaya”. De lo primero, se tenía la convicción; de los segundo, la certeza, y se sospechaba de lo tercero. O sea, que, en términos científicos, el paradigma no cambia. Si acaso, se consolida.
Lo que no prueban en absoluto las susodichas inscripciones es la existencia de una antigua Euskadi. Más bien lo contrario: revelarían la integración de los aborígenes de lengua vasca o protovasca en la civilización romano-cristiana. Nada nuevo, por otra parte. El léxico del eusquera contiene un altísimo porcentaje de romanismos y, como ya observara Unamuno, casi todas las palabras vascas que aluden al mundoi del espíritu son cristianas o latinas. No ha subsistido ningún concepto espiritual prerromano, con la excepción de la palabra “gogo”, que quiere decir cualquier cosa, desde “pensamiento” o “alma” a “estado de ánimo”.
Hay algo que me escama en el lote arqueológico de Veleya y que se refiere a su pieza teóricamente más valiosa. Se trata de la representación esquemática de un Calvario, la más antigua del mundo, según los descubridores. En primer lugar me consterna –como diría “Gara”—que sobre la cruz central del mismo, flanqueada por otras dos, y con dos figuras antropomorfas postradas a ambos lados (¿la Virgen y San Juan?) figure la inscripción RIP (Requiescat in pace) en lugar de la preceptiva INRI (Iesus Nazarenus Rex Iudaeorum). En un cristiano del siglo III este error no parece verosímil. Creían firmemente en la resurrección de Cristo y no le habrían colocado la fórmula destinada a los fieles difuntos que dormirían hasta oír la trompeta.
Con todo, no es esto lo más desconcertante. Rodeando el Calvario central hay una profusión de cruces secundarias de las que penden los crucificados correspondientes. Los arqueólogos alaveses afirman que puede tratarse de representaciones de dioses paganos. A mí, por el contrario, me hacen pensar en los rebeldes vascos o vascocántabros contra Roma que fueron crucificados por orden de Octavio Augusto en el monte Ernio, en Guipúzcoa (En el siglo XIX, el párroco de Ernialde, aldea situada junto al Ernio, tomó el nombre de Santa Cruz cuando se echó al monte como guerrillero carlista, en honor de los héroes allí supliciados).
Lo malo es que dicha historia es una invención del siglo XVI, bien atestiguada, para justificar el mito del cristianismo precristiano o monoteísmo primitivo de los vascos. Cautela, pues, no sea que nos encontremos ante una reedición fastuosa de los rinocerontes peludos del Gorbea.
J. J.
7 sisenando, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:08
A mí, lo que me asombra, es que la gente use eso de Euskadi sin tener ni idea de lo que significa y de dónde viene. Es verdad, a veces uno piensa que los nacionalistas vascos son superiores: se enfrentan a unos completoz zopencos.
8 larumbe, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:09
(7) C.oño, y tanto que son superiores. Fijaos en la ETA, en realidad son cuatro gatos con pistolas, y han conseguido condicionar todo este tiempo la política de la democracia, y ahora´se consideran al borde de la victoria final, gracias a Zapo. ¿No es éste un síntoma de superioridad?
9 venga, tío, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:11
Zumalacárregui, a los liberales apresados en la batalle de Treviño:

“Soldados: no sé si por buena o mala suerte habéis caído en manos de aquellos contra quienes combatíais; los sucesos posteriores lo dirán. Sois prisioneros de guerra, pero no podéis dejar de ser españoles,, y españoles son también los que os han vencido y reducido a cautiverio. Por un tratado solemne, siendo mediadora la nación inglesa, está dispuesto entre ambos ejército beligerantes conservar la vida de todos los prisioneros y el que se canjeen conforme se pueda…”
Lo pongo porque el PNV pretende convertir a Zumalacárregui en un héroe separatista, un precursor del orate Arana o cosa así.
10 venga, tío, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:13
Durante la guerra de los cien años, Castilla ayudó de forma muy significativa a Francia a liberarse de los ingleses, sobre todo por medio de acciones navales. Las “Crónicas” del alavés Pedro López de Ayala, canciller de Castilla, un documento esencial para el conocimiento del siglo XIV español están llenas de referencias a los enfrentamientos de la marina castellana, sobre todo con musulmanes e ingleses.
El rey inglés Eduardo III protestó en numerosas ocasiones por los daños recibidos de las flotas castellanas que atacaban los barcos y costas aquitanas e inglesas. Lo puertos españoles acusados eran:
“Fuenterrabía, San Sebastián, Guetaria, Motrico, Lequeitio, Bermeo, Portugalete, Castro Urdiales, Laredo, Santander, San Vicente de la Barquera, Avilés, Ribadeo, La Coruña, Noia, Pontevedra y Bayona del Miño.

En 1380 veinte galeras castellanas remontaron el Támesis e incendiaron varias poblaciones (Gravesend, Winchelsea) no lejos de Londres.
(También lo saco del libro de Jesús Lainz)
11 felipe, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:14
Jaime Ignacio del Burgo, actualmente, no hace nada, mientras avanzan los chanchullos entre la ETA y Zapo para entregar Navarra. Sólo hace retórica. Muy mal.
12 venga, tío, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:16
Otra curiosidad:

En las Navas de Tolosa (julio de 1212), el señor de Vizcaya Diego López de Haro… su hijo Lope y sus sobrinos Sancho Fernández y Martín Muñoz conformaban con sus tropas la vanguardia del ejército castellano, en cuyas filas lucharon igualmente los alaveses, al mando de Rodrigo de de Mendarózqueta. Sancho el Feuerte de Navarra mandaba el ala derecha, llevando a sus órdenes, además de sus caballeros navarros, las tropas concejiles de Segovia, Ávila y Medina del Campo.
En el sepulcro de este Señor de Vizcaya, enterrado en Nájera, se esculpió:
“Fue de Vizcaya en su tiempo la gloria
Defendiendo a Castilla en su libertad,
Sufriendo el destierro y la cautividad,
Lo cual sobrepuja en bravura y gloria.
13 Amaiur, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:17
Señor Pio Moa, se supera usted cada día. Ahora escribe otra delirante historieta diciendo no ya que Nafarroa es la cuna de Euskal Herria (prefiero este termino al de Euskadi), sino que niega mismamente que Araba, Gipuzkoa, Bizkaia lo sean.

Señor Pio Moa, tomese una vacaciones porque las necesita.

Atentamente un ciudadano vasco que vive en un pueblo de Bizkaia que a la vez es parte de Euskadi o Euskal Herria y que desea de todo corazón poder mirar a sus vecinos del sur del Ebro y del norte del Adour en igualdad de condiciones ni más ni menos.
14 larumbe, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:17
Las Navas de Tolosa fue la batalla decisiva de la Reconquista. A partir de entonces ya no le quedaron esperanzas a Al Ándalus.
15 lector, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:20
El terminacho "EUskadi" es un fraude evidente:

En su misión fundadora o restauradora de las esencias vascas, tal como él las imaginaba –es decir, bastante vagamente, aunque con mucho fervor--, Arana hizo un descubrimiento harto pasmoso: “He aquí un pueblo que, con ser singularísimo entre todos, carece de nombre” en su propio idioma. Existía un nombre tradicional, Euscalerría, o “Euzkelerría”, pero, hizo notar el fundador, no servía, porque además de tener demasiadas variantes dialectales, de las cuales él menciona quince, el término definía textualmente sólo a los hablantes del vascuence, y podía aplicarse a los forasteros vascófonos. Así, “un barrio de gitanos euzkeldunes, tales como los hay en Nabarra y Guipúzcoa, es “Euskelerría”, y no lo serían las grandes porciones de población vasca erdelduna que hay en Bizkaya, Alaba y Nabarra”.
Esa carencia le llevó a inventar un nuevo término, conservando la raíz “euzko”, relacionada a su entender con “eguzki”, (“el del sol”), indicativa de procedencia oriental o bien de “veneración al sol como la obra más benéfica del Creador”. Así pues, por una u otra razón, la raza vasca de Arana sería un pueblo “sol” o “solar”, idea remitente, una vez más, a su exclusividad y preeminencia.
Para formar una palabra que añadiera a “euzko” la idea de pueblo y tierra, Arana le aportó el sufijo –di, expresivo a su juicio de conjunto y localización, y común a todos los dialectos vascuences. Quedaría “Euzko-di”, transformado por una regla fonética en “Euzkadi”. Sus adeptos saludaron la invención con júbilo, viendo en él un hallazgo genial, “mágico”, en expresión de Manuel Eguileor, diputado nacionalista en la II República española: “Ahí tienes ahora las palabras de Arana-Goiri tar Sabin, el Maestro: palabras luminosas, tras la ceguera secular de la raza; profundas, como si el silencio racial durante siglos, en este aspecto del propio conocimiento, hubiese sido fructífera meditación; taumatúrgicas, porque levantaron a Euzkadi de su inconsciencia mortífera; creadoras de una nueva vida nacional, al infundir en las entrañas de la raza más vieja de la tierra el anhelo novísimo de supervivencia y renovación; aquel anhelo que se condensa maravillosamente en una sola palabra, la que no acertó a sacar durante cuarenta siglos nuestra raza del fondo de su alma, palabra mágica creada también por el genio inmortal de nuestro Maestro: ¡Euzkadi!”.
Sin embargo la palabra no resultó del todo afortunada, porque el sufijo –di se aplica sólo a vegetales, de modo que Euzkadi ha sido tratada, en burla, como “bosque de plantas solares”, siguiendo la etimología de Arana, o como una reducción –involuntaria, claro -- de los vascos al nivel de vegetales. Unamuno, quizá el intelectual vasco más prominente del siglo XX y que ya destacaba cuando Arana inventó el término, lo trata con desprecio: “Ese nombre de Euzkadi, con k y todo, no quiere decir nada en vascuence, ni pasa de ser una invención, bastante caprichosa por cierto, de un improvisado lingüista”. Unamuno desdeñaba también el uso de la “k”, que, como la palabra Euzkadi, carece de toda tradición y refleja sólo la obsesión de diferenciarse .
Por otra parte, no era hacer un gran elogio de las excelencias intelectuales de la raza atribuirle incapacidad, durante tantos siglos, de inventar un término que la identificase. ¿A qué se debería?
16 sisenando, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:21
Hombre, los vascos están en condiciones de igualdad con el resto de los españoles, salvo por una cosa: apenas disfrutan de las libertades que hay en la mayoría de las demás regiones, a causa precisamente del nacionalismo, tanto en su vertiente terrorista como en la "pacífica"... pero cómplice de la otra.
17 felipe, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:22
La palabra "Euskadi" define a la perfección toda la falsificación en que se basa el nacionalismo vasco.
18 serrr, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:22
Unamuno al tuerto de Millan Astray: "España sin contar las Vascongadas y Cataluña seria tan inútil como un cuerpo manco y tuerto", con lo que desataba las furias del general mutilado.
19 lector, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:24
Copio de "Bilbaino"

El uso político del euskera es la piedra angular de la estrategia nacionalista.
Como la salvaje prueba iniciática de los guerreros de la tribu india en la película "Un hombre llamado caballo", el vascuence cumple la función de rito de pertenencia en la tragedia cómica "Una mula llamada Sabino".
En primer lugar, desempeña el papel de elemento definitorio y diferenciador de 'lo vasco' en su identificación excluyente con 'lo nacionalista': vasco es aquello y aquel que se expresa en euskera. El español no es una lengua vasca y el vasco no es una lengua española.
En segundo lugar, la exigencia general de un alto dominio del euskera para acceder al empleo público y su imposición exclusiva en la educación pública constituyen:
- un obstáculo que en la práctica hace imposible que otros españoles vengan a vivir aquí, pues: a) no podrán trabajar para el abrumadoramente mayor empleador vasco, la administración pública, y b) deberán pagar colegios privados para sus hijos (para más inri, el clero vasco es mayoritariamente de religión sincrética nacional-católica). Una barrera formidable a la entrada de rivales sociológicos y electorales del nacionalismo.
- un incentivo, por los mismos motivos, a la emigración de vascos no nacionalistas que, por sus circunstancias personales y lugar de residencia, no tienen contacto real con el vascuence en su vida, su trabajo, su barrio, etc. y para quienes aprender esta lengua supone simplemente un superfluo, dificilísimo y enorme temario de oposiciones, insuperable para muchos.
Para los nacionalistas, en cambio, la adquisición del euskera resulta un precio costoso pero muy rentable a cambio de la incorporación al selecto club de los ciudadanos de primera con derecho vitalicio a participación plena en el pastel presupuestario.
Si a esta ecuación se le aplica el factor tiempo, el resultado inevitable a largo plazo es la reducción física de la parte no nacionalista de la sociedad vasca y la configuración progresiva de una 'comunidad nacional' ideológicamente homogénea y movilizada en torno a un lobby nacionalista que se reparte el poder económico y político.
Así pues, o se elimina
- la arbitraria obligatoriedad general del euskera para el funcionariado, salvo cuando se justifique por una necesidad de uso social real (no deseada y planificada, sino existente) y
- la opción única del euskera en la educación pública,
o más temprano que tarde se harán realidad los sueños étnicos excluyentes del nacionalismo.
Estos abusos existen porque los han tolerado los dos partidos gobernantes y las instituciones que derivan de los mismos (principalmente, el politizado TC, que ha avalado las políticas lingüísticas discriminatorias).
Y hoy siguen tolerándolos.
¿Cuándo veremos al pp y al psoe denunciar y detener estas medidas planificadas de ingeniería social segregacionista?
¿Dejarán de vendernos algún día? ¿Dejarán de entregar los derechos de los no nacionalistas como moneda de cambio para sus pactos de gobierno?
20 lector, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:27
Si me permiten... Del libro de Moa "Una historia chocante)Así era el fundador del PNV:

Sabino Arana se comprometió con Nicolasa Achicallende, “una sencilla y humilde aldeana” diez años menor que él. El episodio indica mucho sobre el carácter de Sabino. De la mujer, en general, él tenía un concepto no demasiado favorable: “Es vana, es superficial, es egoísta, tiene en sumo grado todas las debilidades propias de la naturaleza humana”; por eso el varón debía amarla, pues de otro modo sólo serviría de “bestia de carga e instrumento de su bestial pasión: nada más”. En cuanto a Nicolasa, poseía muchas virtudes, pues si bien “su físico no pasa de regular ni en el rostro ni en el talle”, era en cambio “humilde, obediente, sencilla y modesta, amantísima de sus padres, caritativa, despejada, sufrida, laboriosa, económica…”
Pero algo torturaba a Sabino: ¿era ella vasca de pura raza? Tras sus muchas diatribas contra los frecuentes matrimonios entre vascos y maketos, sería desastroso que ahora fueran a acusarle a él de transgresión semejante. Su hermano Luis había euskerizado los apellidos de su mujer, Egüés Hernández, una cocinera maketa de Huesca, transformándolos en Eguaraz Hernandorena y dando pie a las mofas consiguientes. Pero repetir la operación, y por parte no ya del vicepresidente, sino del mismo presidente del PNV, habría provocado una rechifla difícil de sufrir. El primer apellido de su amada, Achicallende, le llenaba de zozobra: “Estaba yo muy intranquilo. Me propuse recorrer los libros de bautizados antes de que trascendieran al público nuestras relaciones, y así lo hice (…) Resulta que el apellido no es así, sino simplemente Achica; el allende lo adoptó por vez primera un tío de su padre. Pero el padre de ese primer Achica-allende se apellidó simplemente Achica. Con ese motivo son ya 126 los apellidos de mi futura esposa que tengo hallados y puestos en cuadro sinóptico o árbol genealógico: todos ellos son euskéricos. Procuraré suprimir el “allende”.
Calmados así sus escrúpulos, el noviazgo pudo hacerse público. Cumplía desbastar a la mujer aldeana, apegada a costumbres y actitudes poco aceptables en los círculos más refinados de Sabino, procedente al cabo de una familia señorial, y a ello se aplicó el novio con su empuje y tenacidad habituales. Hubo de soportar, no sin amargura, la maledicencia y la ruindad que, junto con cualidades más excelsas, suelen florecer en las relaciones lugareñas en todas partes del mundo. Le molestaba en especial la acusación, de seguro falsa, de haber bailado “agarrao” al son del organillo, como cualquier maketo o bizkaíno sin conciencia. Calumnias tales reflejaban el temor de la familia de la novia a que el presunto noviazgo no pasara de una aventurilla típica entre un señorito y una chica de pueblo, con abandono final de ésta.
Por fin, en enero de 1900 celebró su boda en la intimidad, pues “sabía yo que desde Guernika, Mundaka y Bermeo pensaba venir mucha gente a presenciar mi casamiento con una aldeana, y no quise dar gusto a su curiosidad”. De viaje de novios fueron a Lourdes, donde cayeron ambos enfermos de disentería, transformando la luna de miel en “luna de mi.erda”, según sus propias palabras. Estos episodios, marcados por la pesadez que suele imponer la vida incluso a temperamentos exaltados, y que no debió de soportar Arana con sentido del humor, del cual no andaba sobrado, hubieron de mortificarle, y quizá contribuyan a explicar algunos de sus pasos ulteriores” (Una historia chocante”)

21 serrr, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:27
Lo que hay que leer, unos españolazos de botijo y faja hablando mal de los vascos. Pero catetos si hace dos dias que os bajasteis del burro, y si habeis comido durante el ultimo siglo ha sido gracias a vascos y catalanes. Subsidiados, ladrones, sanguijuelas, vagos y maleantes. Lo teneis todo. Y para colmo hablais un idioma inventado por vascos; el castellano, que por justicia se deberia llamarse vasco, no confundir con el euskera.
22 larumbe, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:29
Es asombroso: la palabreja "Euskadi" es un fraude completo, resume todo el fraude nacionalista. Y los demócratas han sido incapaces de ponerlo de relieve. Al contrario, la han adoptado también. Son superiores, c.oño, son superiores...
23 galaico, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:31
Bueno, tío, los separatistas ¿en qué son superiores? Culturalmente son la nulidad absoluta, vamos, la cultura de la trola. No han aportado a los vascos y a los demás españoles más que desdichas, crímenes y problemas artificiales...
Sí, es cierto que han mostrado mucha habilidad en el engaño y el crimen (¡Hay que recordar lo de Santoña, para empezar!) Pero, ¡menuda superioridad!
24 larumbe, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:33
(20) Rediez, "Eguaraz Hernandorena"... ¿A qué me recuerda eso?
25 sisebuto, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:36
(24) Pues probablemente lo de Eguaraz Hernandorena, con que rebautizó a su esposa el otro orate de la familia Arana, Luis (ahora se pondría Koldo...) son los apellidos de este señor:

Carta abierta a un catalán equivocado y pretencioso.

Vaya por delante que aspiro a un trato amable y cortés con todos los pueblos que gimen bajo la opresión intolerable del Estado español y sostienen una heroica lucha por la libertad. Pero usted empieza, hipócritamente, por afirmar no querer inmiscuirse en los asuntos internos de los demás pueblos, y luego va y se inmiscuye a lo bestia, y, si me permite señalarlo, de modo ofensivo. Por ello me veo obligado a responderle con franqueza y sin remilgos, al estilo directo típico de los vascos, tan alejado de ese y falsía que, por desgracia, afecta a tantos de ustedes, los catalanes. Así de claro.
Usted insulta cobardemente a Sabino Arana llamándole orate, injuriando a todos los vascos, y sólo porque Arana sostuvo que los catalanes eran españoles o maketos. Sepa usted, señor Bofarull y Bofarull, que Sabino Arana es el Maestro y fundador del nacionalismo vasco, el que nos despertó a los vascos de nuestro sueño ancestral, cuando los vascos se sentían… ¡figúrese usted…! ¡Se sentían españoles, a pesar de todas las pruebas y evidencias en contra! Pues bien, si un Maestro, un genio como Arana, calificó a los catalanes de maketos, lo primero que tendría que pensar usted es que POR ALGO LO DIRÍA. Esto es lo primero que a una persona con dos dedos de frente se le ocurre ante las palabras de Sabino.
Porque nuestro Maestro, señor Bofarull y Bofarull, vio lo irrazonable de la pretensión de los nacionalistas catalanes al proponernos una alianza sin principios ni distingos. Usted, cucamente, evita citar las otras palabras del Maestro: “No es razonable la alianza de los catalanes y los bizkaínos; pues no son semejantes los sujetos Bizkaya y Cataluña. Equiparar nuestro derecho a constituir nación aparte, con el derecho que le sirviera de base al nacionalismo catalán, sería rebajar el nuestro. Nunca discutiremos si las regiones españolas como Cataluña tienen o no derecho al regionalismo que defienden; porque nos preocupan muy poco, nada por mejor decir, los asuntos internos de España”. ¡He ahí la madre del cordero, señor mío! Frente al confusionismo de ustedes procedía aclarar las cosas, para eliminar peligrosos equívocos.
¿Qué le enseñan, o qué enseña usted en su universidad, señor Bofarull y Bofarull? Sepa que, como aclaró de una vez por todas nuestro Maestro, “la raza vasca es tan distinta de la española como lo es de la china o la zulú”, y por eso formamos “la nación más noble y más libre del mundo entero, raza singular por sus bellas cualidades, pero más singular aún por no tener ningún punto de contacto o fraternidad ni con la raza española ni con la francesa, que son sus vecinas, ni con raza alguna del mundo”. Y ahora, ¿podría usted decir, con el corazón en la mano, otro tanto de los catalanes? ¿Podría decirlo alguien con un mínimo de decoro y respeto por los hechos? No, ¿verdad? Pues saque usted la consecuencia: no hay equiparación posible entre los derechos de los catalanes y los vascos. No le dé más vueltas.
Sabino acierta, y usted yerra lastimosamente, y se lo aclararé aún más, siguiendo en esto a Xan o Brétemas, que ahí da en el clavo: ¿Quién es el héroe nacional de ustedes? Rafael Casanova. A su estatua le rinden ustedes homenaje cada año como símbolo de la nación catalana. ¿Y quién era ese Casanova? ¡Un españolazo de pies a cabeza! No luchaba por ningunas libertades catalanas, sino por un aspirante a la corona de… ¡de España, señor mío, a la corona de España, no a la de Cataluña! Y ni siquiera eso lo hizo bien, pues, lo dice Brétemas y yo le creo, fue un gallego el héroe real. Casanova huyó vergonzosamente, y cuando pasó la tormenta, volvió a Cataluña, prosperó como abogado y funcionario de Felipe V, y colorín colorado. Este es su héroe nacional, y con eso queda dicho todo, señor Bofarull y Bofarull. Venga ahora dándonos lecciones de ciencia y no sé cuántas cosas más.
Y paso a otro disparate suyo sobre la batalla de Padura, de la que usted no tiene ni idea… ¿Así enseñan en sus universidades? Da pánico pensarlo. Pero ahí tiene usted otra diferencia clave, señor Bofarull y Bofarull: nosotros conmemoramos una victoria en la lucha por la libertad, ustedes una derrota. Hay que ser algo… gilipollas, y perdone la expresión, pero no se me ocurre otra, para conmemorar una derrota, que, además, ni libertades ni hostias, era por un pretendiente al trono de Maketania. Hay que joderse, los tíos, y encima vienen dando lecciones.
¿Significa todo esto que ustedes y nosotros no podamos pactar? Ni mucho menos, si ustedes saben aceptar la realidad, esto es, el pluralismo o diferencia entre vascos y catalanes. Porque Sabino Arana sentó, con magistral perspicacia, estos principios estratégicos: “Tanto nosotros podemos esperar más de cerca nuestro triunfo, cuanto España se encuentre más postrada y arruinada”, y “Si a esta nación latina la viésemos despedazada por una conflagración intestina o una guerra internacional, nosotros lo celebraríamos con fruición y verdadero júbilo”. En otras palabras, ¿que ustedes no quieren ser españoles? ¿Que ustedes quieren contribuir a despedazar el Estado español? ¡Pues cojonudo! Ahí sí que vamos a entendernos. Pero repito lo que usted mismo indicaba: juntos pero no revueltos.
Y acabo: usted se presenta pomposamente como “de la Universidad Pompeu Fabra”. No le imitaré, sino que firmaré con la sencilla honradez que nos caracteriza:
Queda suyo afectísimo
Iñaki Eguaraz Hernandorena, sin otro título que el de Buen Vasco.


26 donostiarra, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:41
¿Por qué los vascos nos hemos sentido españoles durante cientos de años (prácticamente durante toda su existencia civilizada) y la mayoría se lo siguen sintiendo? Porque somos inteligentes, y no todos hemos degenerado por alimentarnos con bazofia de Sabino Arana
27 donostiarra, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:43
¿Por qué los vascos hemos preferido siempre escribir en su idioma español común o castellano, en vez de en vascuence? Porque sabemos que el español común es mucho más rico, flexible y hablado en el mundo que el español particular o vascuence. Así de simple.
28 lector, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:45
De las memorias de Jon Juaristi:

“Según eso, la Guardia Civil, la policía, etcétera, serían los chivos expiatorios de la anomia vasca”, comentó. “No sólo ellos, --dije yo—El franquismo en general. Esta sociedad ha vivido feliz y prósperamente instalada en el franquismo. Cuando el régimen empezó a cuartearse, llegaron los problemas. Culpan al franquismo de todos sus males, pero se han inventado una historia torcida, lo que Girard llama un mito. Según este mito, el franquismo habría reducido al País Vasco a la condición de colonia, explotando sus recursos y arruinándolo. El franquismo no es sólo el régimen, con su policía y sus jueces, sino también la oligarquía y los numerosos franquistas de a pie. Lo que queda de él es todo eso sin Franco, es decir, el amplio territorio social sonde ETA escoge a sus víctimas. Quizá a los nacionalistas tradicionales no les parezca bien que asesine; ellos no lo harían. Pero piensan que lo tienen merecido. Inconscientemente, les culpan de no haber sido capaces de aguantar. Como eso no pueden reconocerlo, les endosan la responsabilidad de una opresión imperialista que nunca existió” “Pero sí hubo opresión”, me interrumpió. “Sí –contesté—También en Córdoba o en Vicálvaro. Una opresión tan insoportable que todo el pueblo se levantó en armas para derrocar al dictador, como bien sabemos” (p. 336)

29 larumbe, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:47
Galaico, si no quieres decir que los nazionatas vascos son superiores porque solo lo son mintiendo y asesinando, di entonces que que los que defienden la buena causa se les muestran muy inferiores. A veces, la mejor causa está en manos de ineptos, ¿no?
30 juliarr, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:48
Lo de Arana es un ejemplo más de algo sorprendentemente lamentable. Habiendo leido algunos de sus escritos, no comprendo como una mente tan plana y un espíritu tan pequeño pueda sentar las bases de un corpus conceptual para mucha gente. Es increible pero este caso tiene símiles.¿ Ssrá que los necios y los que tienen graves trastornos psicológicos siempre alzan la voz más que los demás?
31 lector, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:49
También de las meorias de Juaristi, "Cambio de destino". Para que se entiendan las cosas por endima de las trolas nazionatas:

“El día 20 de noviembre, yo estaba solo en Bilbao. Oí la noticia de la muerte de Franco por la radio y salí hacia Askartza. Las clases se habían suspendido. Deambulé por las calles, observando las reacciones de la gente. No había el menor atisbo de júbilo popular. Creo que todos se sentían incómodos, sin saber qué actitud debían tomar. A última hora de la tarde, pasé ante una librería de la calle Ercilla. Su dueño, José Ángel Zaballa, salió a mi encuentro y me dijo: “Ahí dentro está Luciano Rincón soliviantándome al personal. Si te lo llevas, puedes quedarte con el libro que quieras”. Luciano había salido de la cárcel hacía unos meses. “No es necesario que me sobornes --le contesté--, pero acepto la oferta y te la recordaré otro día”. Entré y tomé del brazo a Luciano, que discutía con Antxon Abad y Koldo Hualde, dos empleados de la librería, antiguos etarras pasados al PCE. “Les estoy diciendo que tenemos que montar un piquete y plantarnos ante la cárcel para impedir que la extrema derecha la asalte y asesine a los compañeros”, me dijo. Tiré de él hacia la calle: “Puedes contar conmigo, pero casi todos nuestros amigos estarán ahora en el casco Viejo”. Atravesamos el ensanche, hacia el Arenal. Los comercios estaban cerrando y los escasos transeúntes marchaban con prisa hacia sus casas. La mayoría de los bares del Casco Viejo tenían echada la persiana. “Supongo que lo estarán celebrando en casa”, dijo Luciano con visible decepción. “Probablemente. En estas circunstancias, no creo aconsejable que tomemos Basauri”, repliqué. “No –convino Luciano--. Además, parece que hoy no queda en
la calle ni la extrema derecha” (283)


32 serrr, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:52
Pues el abuelo de Aznar era mas nacionalista vasco que el mismisimo Arana. Jeje pobreciko lleva el extremismo en la sangre
33 albatros, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:53
(30) Moa lo ha analizado en "Contra la balcanización de España". La técnica de los nacionalismos es muy simple, pero muy efectiva: combinan el narcisismo ("somos los mejores") con el victimismo ("nos están oprimiendo y robando")
Los que hemos estudiado publicidad sabemos que hay dos cosas a las que casi nadie se resiste: el halago y el regalo. Es muy difícil resistir al halago de quien te está diciendo todo el tiempo que eres buenísimo, y que otros te están impidiendo ser todo lo co.jonudo que podrías.
Es la técnica que utilizaron los nazis masivamente.
Lo que me extraña, después de treinta años de lavado de cerebro y de uso a lo bestia de esas técnicas, y de falta de respuesta de los contrarios, la mayoría de los vascos y de los catalanes se siguen sintiendo españoles, según todas las encuestas.
34 larumbe, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:56
(33) ´Lo de los nazis. Y fíjate que los alemanes eran entonces el pueblo más culto del mundo, probablemente...
35 sisenando, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:57
La esencia del nazionalismo vasco: el odio:

"La estrechísima relación entre los vascos y el resto de España no es sólo económica, pues se extiende a todos los niveles de la sociedad, la historia y la cultura. Lo cual reconocía Arana cuando comentaba amargamente: “El euskeriano y el maketo, ¿forman dos bandos contrarios? ¡Cá! Amigos son, se aman como hermanos, sin que haya quien pueda explicar esta unión de dos razas tan antagónicas”. Esta lamentación, como ha dicho algún historiador, compendia la política y la propaganda del nacionalismo: arrasar esa amistad y hermandad naturales a base de meter en el sentimiento de la gente la pretensión necia y envenenada de constituir una raza superior, no menos imaginariamente humillada por los inferiores “maketos”, apenas mejores que gorilas, según el maestro del nacionalismo.
En el intento de crear un foso entre “maketos y euskerianos” radica la esencia de la política nacionalista. Y en esa absurda y vanidosa manía de superioridad descansa toda su capacidad de seducción, pues ella constituye el fluido que cristaliza en la mente de miles de personas como una roca en la que se estrellan cualesquiera razonamientos o datos, y sin ella la batahola reivindicativa se disolvería en su propia nada. Actualmente esa pretensión pueril apenas aflora, después de ciertas experiencias históricas bien conocidas en Europa, pero rezuma en toda la propaganda, y aun más en las conversaciones e implícitos dentro del mundillo nacionalista.
Creen algunos que semejante necedad, unida a torpes falsificaciones históricas, sólo puede calar en mentes atrasadas, y que se derrumbará por sí misma con el tiempo. Pero la experiencia alemana de entreguerras certifica cómo ideas de tal género, martilleadas con insistencia, enturbiaron la conciencia del pueblo quizás más culto del mundo por entonces. No cabe, pues, desdeñar como meras simplezas esas concepciones, que no desaparecerán por sí solas ni dejarán de segregar veneno constantemente.
36 fastidiado, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:59
Lo que está ocurriendo en España es demencial. Tenemos los políticos más estúpidos e irresponsables de Europa. ¿De dónde saldrán esos miserables?
37 serrr, día 6 de Agosto de 2006 a las 11:59
albatros; "la mayoria de vascos y catalanes se sienten españoles.... " pero de que catalanes y vascos hablamos? de los que son catalanes 100%? o de los que llegaron montados en un burro desde Castilla o Andalucia? Que tanto en Catalunya como en Euskadi los nacionalistas sumen mayoria absoluta tiene bastante merito teniendo en cuenta que el 50% de su poblacion es foranea.
38 sisenando, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:00
"Los largos años de propaganda y prepotencia nacionalista han devastado espiritual y moralmente al País Vasco, han sembrado el fanatismo y el terror, y provocado fracturas sociales de difícil soldadura. Ante la creciente protesta y descontento social, el PNV ha desechado rectificar su política liberticida, y ha optado por la huida hacia delante, hacia la ruptura de la Constitución y del Estatuto, sin reparar en el tremendo coste de frustración y enfrentamiento que ello acarrea, incluida la posible pérdida de la autonomía o la división entre las mismas provincias, cuando cada vez más alaveses se muestran proclives a un estatuto uniprovincial, sin dejar por ello de ser vascos, como no dejan de ser castellanos los cántabros.
¿Hasta dónde podemos llegar por esa vía? El ejemplo de los Balcanes no debe perderse de vista. Dirán muchos que el caso difiere profundamente del español, y sin duda así es, entre otras cosas porque la unidad yugoslava, al contrario de la española, apenas tenía sedimento histórico; pero las locuras políticas tienden siempre al mismo fin, y también en Yugoslavia creían imposible los observadores y expertos una explosión de odios como la que terminó produciéndose. En cualquier caso, todos los esfuerzos serán pocos para impedir la deriva catastrófica buscada por los nacionalistas. No sólo los políticos sino toda la ciudadanía consciente deben movilizarse en el terreno de la explicación y el razonamiento, antes de que la querella se plantee en los términos de violencia hasta ahora practicada unilateralmente por los nacionalistas, y a la que quieren arrastrarnos a los demás.

39 volterra, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:02
Euskadi...¡qué gran invento! La de negocios a que ha dado lugar...
40 serrr, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:02
Lo que se escucha en Euskadi es que para autonomia de verdad la de Portugal.
41 sisenando, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:03
"Para borrar su responsabilidad en el siniestro clima social impuesto por el miedo, PNV y EA claman que “En Euskadi se vive muy bien”, en referencia a la elevada renta per capita de estas provincias. Desde luego, en “Euskadi” se vive bien desde el punto de vista material, como por lo demás ocurre en el resto de España, con diferencias poco acentuadas entre unas y otras regiones. Pero sólo aquí ese bienestar viene contaminado por el crimen. Ese “vivimos muy bien” es una nueva y típica bajeza, un llamamiento a la gente a desentenderse de la quiebra de la libertad en función de ciertas ventajas materiales. Y por otra parte, pocos argumentos socavarían más las pretensiones secesionistas del PNV, pues la economía vasca se halla íntimamente unido al del resto de España por mil lazos, cuya ruptura o debilitamiento ocasionaría gravísimos perjuicios a todos. Sólo un perturbado como Sabino Arana podía pensar que “tanto más cerca está nuestro triunfo, cuanto España se encuentre más postrada y arruinada”. ¿A qué puede obedecer, aparte de a una tontería y puerilidad extremas, ese jugar con fuego, poniendo en peligro el bienestar común?
42 Javier, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:05
Efectivamente, la esencia del nazionalismo vasco...Añadiéndole el racismo más bruto e idiota de Europa:

"La estrechísima relación entre los vascos y el resto de España no es sólo económica, pues se extiende a todos los niveles de la sociedad, la historia y la cultura. Lo cual reconocía Arana cuando comentaba amargamente: “El euskeriano y el maketo, ¿forman dos bandos contrarios? ¡Cá! Amigos son, se aman como hermanos, sin que haya quien pueda explicar esta unión de dos razas tan antagónicas”. Esta lamentación, como ha dicho algún historiador, compendia la política y la propaganda del nacionalismo: arrasar esa amistad y hermandad naturales a base de meter en el sentimiento de la gente la pretensión necia y envenenada de constituir una raza superior, no menos imaginariamente humillada por los inferiores “maketos”, apenas mejores que gorilas, según el maestro del nacionalismo.
43 serrr, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:05
Si Catalunya y Euskadi se independizan os toca la loteria, pensad en todos los fondos europeos que pillarias por volver a ser region europea subdesarrollada. Oye! y a vivir del cuento y del subsidio
44 serrr, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:07
Las relaciones entre castellanos y vascos son estrechas, y tanto! lo castellano es un subproducto cultural vasco.
45 larumbe, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:10
Las industrias de Vizcaya y de Barcelona se desarrollaron sin la menor relación con los nacionalismos. Al contrario, se desarrollaron como industrias españolas, dependientes del mercado español y superprotegidas desde Madrid. Ese superproteccionismo quería asegurar, precisamente los focos de industrialización en España para que se extendieran por el resto. Fue un gran error, porque desanimaba la competitividad, y obligaba a las demás regiones a comprar productos más caros y de peor calidad, lo que dificultaba la expansión de la industria.
El "arancel Cambó" fue la manifestación más clara de esa política. Sólo cuando ese arancel fue abolido, en 1960, pudieron empezar a industrializarse las demás regiones y a aumentar la renta per cápita en ellas.
La única contribución del nazionalismo a la isndutria catalana y vasca fue la de hacer creer a muchos memos que ella demostraba la superioridad racial de catalanes y vascos, etc. etc.

46 will, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:13
SERR DIJO: "albatros; "la mayoria de vascos y catalanes se sienten españoles.... " pero de que catalanes y vascos hablamos? de los que son catalanes 100%? o de los que llegaron montados en un burro desde Castilla o Andalucia? Que tanto en Catalunya como en Euskadi los nacionalistas sumen mayoria absoluta tiene bastante merito teniendo en cuenta que el 50% de su poblacion es foranea."

Serr, tio listo, muchos de los mayores nacionalistas en el pais vasco son de origen castellano, llegados a veces tan solo hace una generacion. Para integrarse, y por creer que deben algo a 'euzkadi', se unen a la causa. Es mas, una grandisima parte de los vascos 100%, como dices tu, mas de la mitad, de hecho, son mas espaholistas que en Jerez. Asi que antes de hablar enterate, que no tienes ni idea.
47 albatros, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:14
Arana, evidentemente, no dominaba el vascuence. Es un idioma muy difícil, no indoeuropeo, y de utilidad prácticamente nula. Los vascos siempre han preferido escribir en castellano. Hasta los fueros de cada provincia los redactaron en castellano. Y el 90% de su literatura, o más, y desde luego la mejor, está en castellano.
48 larumbe, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:15
Venga, Will, no seas ingenuo, no repliques directamente a un cretino como serr, o te hundirás a su mismo nivel, y el blog se convertirá en lo que ellos quieren: una ensalada de simplezas e insultos de patio de colegio.
49 sisenando, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:16
"En segundo lugar, el PNV cree poder extraer dividendos políticos del terror. Su estrategia la sintetizó inmejorablemente Arzalluz con su frase sobre “el árbol y las nueces”. Existe, en la acción nacionalista, una división implícita del trabajo, que el mismo Arzalluz ha definido como “unos arrean y otros discutimos”. En suma, el PNV aspira a llevar a su propio molino la corriente de sangre, figurándose que puede salir inmaculado de la operación. Sin esa política, el crimen no habría cobrado tal extensión y capacidad de perturbar la vida social con su mensaje de odio, y ningún vasco se habría engañado sobre el pistolerismo, cuyos actos cobardes y rabiosos serían vistos con el natural horror por todo el mundo, y aislados y rechazados como deben.
Así, el terrorismo no termina en sus violencias. Uno de sus efectos es envilecer el ambiente público y las instituciones, hasta extremos tan inauditos e intolerables como la larga pertenencia de un reconocido y principal jefe terrorista a la Comisión de Derechos Humanos (¡nada menos!) del Parlamento autonómico, suceso que por sí solo derrumba la justicia y hunde en el fango a la máxima institución política vasca.
50 serrr, día 6 de Agosto de 2006 a las 12:17
Son necios que olvidan que el racismo ha sido un componente fundamental de la cultura europea y española desde la Edad Media y que sólo se ha visto desplazado de sus valores culturales los últimos cincuenta años, como consecuencia de las aberraciones cometidas por los nazi-fascistas durante la Segunda Guerra Mundial.

« 1 2 3 4 5 6 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899