Pío Moa

« La legitimidad de la II República | Principal | Un tribunal contra la Constitución »

Sobre la Escuela de Salamanca

5 de Julio de 2009 - 12:50:27 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Lo someto a su dura crítica:

España llegaba a Trento con poder político y con la autoridad de haber reformado su Iglesia ya en tiempos de los Reyes Católicos. Ello la convirtió en el principal escudo y espada del catolicismo, si bien chocaría aún con el papa Pablo IV, enemigo de la hegemonía hispana, que dejó empantanado el concilio durante su pontificado, de 1555 a 1559. De ahí que, al lado de los italianos, llevasen la voz cantante en Trento teólogos españoles como los jesuitas Diego Laínez y Alfonso Salmerón, los dominicos Melchor Cano y Domingo de Soto, y otros como Francisco Torres, Turriano o Arias Montano. Los jesuitas citados habían estado entre los siete que formaron el núcleo de la orden jesuita, y el soriano Laínez había sucedido a Ignacio de Loyola como general de la orden desde 1558 hasta 1565 (la enemistad del papa Pablo IV mantuvo a la orden dos años sin superior general, tras la muerte de Ignacio en 1556). Bajo el mandato de Laínez los jesuitas se extendieron por Francia y Polonia, aumentaron las misiones y crearon colegios en varios países. Laínez preparó una lista de "errores protestantes" y estuvo a punto de ser elegido papa, pero huyó para evitarlo. El toledano Salmerón, estudiante en Alcalá y París, nuncio papal en Irlanda, ante la Dieta de Ausburgo de 1555, en Polonia y en Bélgica, y predicador prestigioso, enseñó en la universidad bávara de Ingolstadt y en Verona, y fue provincial de la orden en Nápoles. Entre muchas obras, interpretó al modo católico la Epístola a los Romanos, de San Pablo, en la que Lutero se había inspirado de preferencia para su tesis de la salvación solo por la fe.

Francisco Torres, palentino, fue un teólogo renombrado, a quien comisionó el papa ante el concilio. Domingo de Soto, Melchor Cano y, más tangencialmente, Arias Montano, forman parte de la llamada Escuela de Salamanca.

La autoridad hispana en Trento no procedía solo del poder político y el prestigio de su previa reforma eclesial, o de la militancia de la orden jesuita, sino aún más de la potencia del pensamiento teológico-filosófico de sus numerosas universidades, sobre todo la Complutense y la Salmantina. Dentro de ellas tuvo la mayor notoriedad la inquieta y creativa Escuela de Salamanca, que tomó cuerpo durante varias generaciones e hizo aportaciones decisivas al derecho, la economía y otras disciplinas.

Los mayores protagonistas de la Escuela fueron dominicos y jesuitas, que renovaron los laureles de la Escolástica, a la que se suponía agotada tras las controversias de la Edad de Afianzamiento. Si el protestantismo venía a derivar, al menos en parte, del nominalismo y el occamismo, la Escuela de Salamanca derivó del tomismo, dándole una fecundidad inesperada en la especulación moral, el derecho, la política, la economía, incluso en las ciencias naturales, mezclada del espíritu convencionalmente llamado humanista.

Un problema clave no solo en la polémica con Lutero, sino más amplio, era el de la existencia del mal. El mal se presenta como daño causado por la naturaleza, tal una peste o una inundación, carentes de valor moral pero que arrojan una sombra sobre la justicia divina, pues en ellas perecen indistintamente justos y pecadores (no pocas veces se consideraban esas catástrofes como castigos divinos). Y se presenta ante todo como el daño causado por los hombres por ir contra los mandamientos y revelación divinos, contra el sentimiento de que entre las diversas tendencias e intereses de los individuos debe haber un equilibrio que llamamos justicia, querida por Dios. El malvado obra así contra la voluntad divina, o prefiriendo unos intereses y valores inferiores a otros superiores, pero ello ¿no pone en entredicho la omnipotencia de Dios? Francisco de Vitoria, a quien suele considerarse fundador informal de la Escuela, abordó este mal desde el punto de vista del libre albedrío: Dios ha dotado al hombre de libertad para elegir, lo que significaba que podía optar por el mal en lugar de por el bien, y así condenarse en lugar de salvarse. Es decir, se puede hacer el mal aún conociendo la voluntad de Dios expuesta en las Escrituras, y por otra parte se puede hacer el bien, aunque de modo incompleto, sin conocerla, como podía ser el caso de los indios americanos. El problema, como ocurre con los grandes problemas filosóficos, no queda del todo resuelto, pero encuentra cierta base razonable y fecunda. 

También provocó disputas entre los salmanticenses, particularmente entre dominicos y jesuitas, la cuestión protestante sobre la predestinación y la gracia. Los jesuitas y fray Luis de León pusieron el énfasis en el libre albedrío, en detrimento del pecado original, a un nivel que pareció herético al dominico Domingo Báñez, el cual les acusó ante la Inquisición. A su vez, Luis de León denunció a Báñez como próximo a Lutero por proclamar una esencial corrupción humana por el pecado original, que daría valor exclusivo a la gracia. Estas intrigas indican idea de cuán agrias podían volverse las polémicas. Uno y otro terminaron exculpados por la Inquisición, pero el debate continuaría con otros protagonistas, en particular por el jesuita conquense Luis de Molina, que insistió en el libre albedrío desde una posición intermedia: Dios puede prever tanto las posibilidades de la decisión humana como las decisiones que efectivamente tomará el hombre, y con ello admite cierta forma de predestinación. A esa versión se opusieron con calor los dominicos y más tarde la corriente jansenista, próxima al calvinismo en cuanto al papel de la gracia y de la predestinación. La controversia, llamada De auxiliis, continuó hasta el que papa Pablo V, ya a principios del siglo siguiente, admitió ambas posiciones como matices de una misma actitud, al modo como la Iglesia había admitido las de nominalistas y realistas siglos antes; pero prohibió continuar la discusión. La relación entre la gracia, la predestinación y la libertad, o la existencia del mal, fue siempre muy difícil de aclarar, aunque los esfuerzos al respecto dieran otros frutos.

Un punto básico de la Escuela fue el del gobierno legítimo, la tiranía y el origen divino del poder. Desde San Isidoro al menos, la idea de que el poder venía de Dios se expandió por la cristiandad. No obstante, el aserto podía interpretarse de varios modos: como un poder absoluto del monarca sobre sus súbditos, caso de la autocracia rusa; como la unión del poder religioso y político en un solo soberano, al modo del anglicanismo inglés; como el derecho del monarca a dirigir a la Iglesia como en la Constantinopla cristiana o Rusia, menos acentuadamente en el Sacro Imperio, Francia o España. Y no faltaban otras interpretaciones.  

El caso ruso tiene considerable relevancia: si Iván III había asentado la autocracia, su sucesor Iván IV el Terrible lareforzó imponiéndose sangrientamente sobre la oligarquía de los boyardos. Este zar, contemporáneo de Carlos I y de Felipe II (reinó de 1547 a 1584), organizó un cuerpo militar adicto en exclusiva a él, los streltsí, y después la opríchinina, especie de guardia pretoriana autora de un terror masivo que creó un clima de sumisión temerosa (sus jefes también sufrieron represiones brutales, y a veces se la considera un precedente de la policía política de Stalin en el siglo XX). No por ello dejó Iván de procurar la lealtad de una parte de las oligarquías urbanas y de nobles menores, convocando el primer Zemski Sobor, asamblea semejante a las Cortes españolas; y organizó un concilio de la Iglesia ortodoxa para asegurarse la colaboración de esta, promulgó un nuevo código legal y fijó los campesinos a la tierra en condiciones de completa dependencia. Emprendió grandes campañas hacia el este, sobre Siberia, y hacia el oeste, para abrirse una salida al mar Báltico. Aunque el janato de Crimea llegaría a incendiar Moscú, Iván acabó definitivamente con la amenaza turco-mongola de los janatos de Kazán y Astrakán, y dio impulso a la magna expansión rusa más allá de los Urales. En cambio sus ofensivas por el oeste resultaron baldías ante la oposición de Suecia, Polonia, Lituania y la Liga Hanseática.En España nunca se puso en cuestión la primacía religiosa del Papado; y aunque la expulsión de los judíos y la Inquisición entran en la misma concepción de los príncipes y reyes protestantes, no era del todo así, porque permanecía una considerable minoría morisca pese a lo ficticio de su conversión y a su colaboración con la plaga interminable de la piratería magrebí. En cuanto a la soberanía regia, muy robustecido por los Reyes Católicos tras el período de anarquía oligárquica, tampoco se parecía en casi nada al de Iván el Terrible, pues la interpretación del origen divino del poder tomó en España un rumbo muy diferente del de Rusia o el de Inglaterra. 

Las consideraciones de la Escuela llevaban directamente al concepto de los que más tarde se llamarían derechos humanos: puesto que todos los hombres, sea cual fuere su grado de civilización, comparten una misma naturaleza, tienen los mismos derechos básicos. Y el derecho natural debe prevalecer sobre el derecho positivo de los gobiernos, si estos debían considerarse justos y no tiránicos.

La actividad y crueldades de Iván, de rasgos a veces alucinados, dejaron el país exhausto, pero no impidieron al zar, hombre instruido, teorizar sobre el origen divino de su poder en cartas a los reyes polaco y sueco y a Isabel de Inglaterra, y sostener una feroz polémica con el príncipe Kurbski, rebelde a la autocracia, en la que aquel acusa a los boyardos, y no a la política absolutista, de ser los destructores de Rusia. Iván consideraba su poder otorgado directamente por Dios, y por ello no admitía límites al mismo, pues ¿qué clase de soberanía era la que admitía asambleas de ciudadanos u otros poderes intermedios con capacidad decisoria? "Todos los súbditos son iguales ante el zar, y están obligados por Dios a ser los esclavos del zar". En compensación, el zar debía a su vez hacer el bien y cumplir la voluntad de Dios, premiando a los buenos y castigando a los malos. Claro que él mismo, como portavoz de la voluntad divina, fijaba el bien y el mal, y lo hacía de forma expeditiva: eran buenos quienes se plegaban ciegamente a las exigencias del soberano, y malos quienes se oponían o mostraban reticencia. Este concepto radicalmente autocrático solo fue relativamente frenado por la resistencia pasiva, rara vez activa, de la Iglesia y otras instituciones.
La corona inglesa  mantenía una posición de principio no disímil de la de Iván IV: el monarca reunía directamente el máximo poder político y religioso. De acuerdo con ello, Enrique VIII e Isabel I aplastaron sin misericordia cualquier oposición, si bien no llegaron a aplicar una represión tan masiva y en parte demencial como el zar. Por su parte, el protestantismo tendía a crear iglesias nacionales bajo el lema cuius regio eius religio, que daba a los príncipes la potestad de imponer su religión a sus súbditos. El principio no concordaba mucho con la libre interpretación de la Biblia, pero ayudó a la expansión protestante, por las prerrogativas concedidas a los potentados. Por lo demás, garantizarse la religión de los súbditos en una época en que los conflictos de fe tomaban tan inmediato carácter político-militar, propiciaba la estabilidad social interna.

La Escuela de Salamanca distinguió siempre el poder temporal del espiritual, idea arraigada en la mentalidad española, que la alejaba de programas como el anglicano. Francisco de Vitoria, tenido por fundador informal de la Escuela, consideró que el papa tenía solo autoridad espiritual, y no debía utilizarla para entrometerse en la temporal del emperador o de los reyes. El emperador carecía de potestad para dictar la acción eclesiástica, como solía pretender desde Carlomagno; y no representaba políticamente a la cristiandad, sino solo a la parte de ella bajo su control directo.

Esta teoría fue desenvuelta, entre otros, por el citado Luis de Molina. Según él, Dios no otorga el poder directamente al monarca, que viene a ser más bien un administrador de la soberanía. Esta recae en los individuos del pueblo, los cuales nacen libres y con derechos naturales que el rey no puede oprimir. Su teoría destacaba la individualidad en un grado desconocido hasta entonces. No obstante, Molina justificaba la esclavitud en casos excepcionales, por ejemplo como alternativa a la pena de muerte o en caso de guerra, para resarcir al bando "justo" por los daños causados; pero rechazaba como ilegítimo y motivo de condenación eterna el tráfico de esclavos organizado por portugueses, ingleses y holandeses, en el que los españoles participaban poco, pero no dejaban de comprar tal mercancía humana para sus plantaciones.

Al poco de terminar el siglo XVI, estas ideas tuvieron un nuevo despliegue con motivo de las ideas expresadas por Jacobo I de Inglaterra, sucesor de Isabel. Jacobo amplió en sentido absolutista las ideas anglicanas del poder divino, afirmando al monarca como "anterior a cualquier estado, parlamento o ley", y propietario inicial de toda la tierra, de modo que "los reyes fueron los autores de las leyes y no las leyes de los reyes"; ideas parecidas a las de Iván IV, aunque en la práctica el inglés siguiera una política bastante moderada. Pero en 1613 obligó a sus súbditos a prestarle juramento de fidelidad como rey y como máximo jefe religioso.

En réplica, el jesuita granadino Francisco Suárez escribió Defensio fidei catholicae adversus anglicanae sectae errores, en cuya tercera parte, dedicada a la soberanía política, teoriza en sentido contrario al ruso o al inglés: Dios no concede el poder directamente al monarca, sino al pueblo, que lo transmite libremente al rey mediante un pacto modificable. Por ello, el poder "es de derecho humano", no directamente divino, y más o menos amplio según establezca el libre pacto. El rey no media entre la voluntad de Dios y el pueblo, sino al revés, el mediador es el pueblo. Suárez también se opone a Maquiavelo, quien concibe el poder político como una realidad con sus reglas particulares e independientes de la moral: el poder está sometido a la ley moral y a la obligación de servir al bien del pueblo que lo ha otorgado. Por tanto, el poder político es limitado, y en este sentido y en su origen popular, democrático. No es que Suárez creyera a la democracia, en su equívoca acepción desde Aristóteles, el mejor de los sistemas, pero la admitía como legítima y en la práctica sentaba sus principios antes de que los mismos u otros parecidos fueran expuestos por pensadores como Locke. El libro de Suárez fue quemado públicamente en Inglaterra y Francia, y prohibida su lectura.

Hay una diferencia entre la idea de Molina y la de Suárez, pues este último considera al pueblo como un todo, sin admitir la soberanía de partes de él, y disminuye el papel de los individuos, lo que lleva a dificultades, ya que el pueblo nunca se manifiesta como un bloque. Con ello abre una vía posible –no forzosa– a concepciones como las defendidas más delante por Rousseau, verdadero padre de los totalitarismos del siglo XX. 

Este pensamiento alumbraba nuevos problemas en torno a la organización práctica del poder, la concepción del pueblo y del individuo, o la acción frente a la tendencia tiránica del poder, algunos de los cuales habían originado mucha especulación desde al menos San Isidoro. El jesuita Juan de Mariana, nacido en Talavera, formado en Alcalá de Henares y solo tangencialmente relacionado con Salamanca, expuso los deberes del rey y su necesaria sumisión a la ley moral y la del estado, como cualquier súbdito, la obligación de moderar los impuestos, etc. Algunos de sus escritos justificaban el tiranicidio, por lo que sus libros fueron quemados en Francia. En España solo fue prohibido uno suyo relacionado con la moneda y la economía. Las ideas políticas de esta escuela contrariaban la corriente hegemónica europea, que justificaban el directo derecho divino de los reyes, defendido también por Lutero, y conduciría en los siglos siguientes de las monarquías autoritarias a las monarquías absolutas.

En tiempos relativamente recientes, investigadores de la corriente austríaca de economistas, y en particular de la historiadora británica Marjorie Grice-Hutchinson, han descubierto la contribución de la Escuela de Salamanca al pensamiento económico. Quizá sea esta la faceta a la que más atención se ha prestado recientemente, aunque sus aportaciones en otros terrenos no sean menos brillantes.

El problema de la economía y su relación con las prescripciones evangélicas era ciertamente muy antiguo, y en la práctica dichas prescripciones pocas veces se habían aplicado en su literalidad, que aparentemente se infringía, sin que se entendiera bien por qué la realidad marchaba por vías diferentes de los mandatos teológicos y conciliares que prohibían, por ejemplo, el interés, llamado indiscriminadamente usura. Diversos pensadores eclesiásticos italianos habían cambiado o matizado notablemente esos conceptos, pero la cuestión exigía nuevas explicaciones en el siglo XVI, cuando la economía experimenta un tremendo impulso merced a un comercio de amplitud sin parangón con ninguna época anterior y a continuos avances técnicos, cuando la plata española de América relaciona a China y a Europa a través del Pacífico y el Atlántico, y se producen hechos extraños como la elevación incontrolable de los precios o crisis de origen oscuro, cuando decisiones políticas bienintencionadas podían tener efectos ruinosos.... Al abordar estos temas, los de Salamanca pueden optar con bastantes razones al título de fundadores de la ciencia económica, tal como del Derecho internacional o de la apertura de nuevas vías teológico-metafísicas.

Al parecer, en 1517 algunos mercaderes españoles de Amberes preguntaron al dominico Francisco de Vitoria si la moral permitía comerciar para acrecentar la riqueza particular. La consulta afectaba a la prédica de la pobreza, tan popular en la Iglesia, lo que obligó a Vitoria y a otros a investigar y especular al respecto. Los dominicos tomaban una postura menos estricta que los franciscanos, más apegados a la pobreza evangélica (si bien, como vimos, el franciscano Eiximenis había ensalzado dos siglos antes los comerciantes y la riqueza). Vitoria y sus continuadores Azpilcueta, Molina, Suárez, Domingo de Soto, Mercado, Pedro de Valencia, Pedro de Oñate, Mariana, Saravia de la Calle, Felipe de la Cruz, etc., sentaron las bases para un reenfoque científico de la economía: así la concepción de que la esta tenía sus propias normas implícitas, independientes de la voluntad y las leyes de los políticos; que la propiedad privada sobre los bienes y los beneficios extraíbles de ellos, es no solo justificable sino un derecho natural beneficioso para la sociedad y los bienes son mejor cuidados por el propietario que si fuesen comunes; propiedad que, ligada la libre circulación de mercancías y personas, acerca y hermana a los seres humanos y beneficia a la sociedad en general, no solo a los particulares; que el interés privado es justificable moralmente, y necesario; que el precio justo de una mercancía no equivale, como antes se pensaba, a su coste de producción, sino que es variable, al depender de la valoración subjetiva que dan a la mercancía compradores y vendedores en libre negociación, sin monopolios ni interferencias políticas; que, en general, el precio tenía relación con la escasez de la mercancía, de modo que su abundancia rebajaba su valor, como mostraba la llegada de la plata americana, que abarataba esta y por tanto hacía subir los precios de los bienes comprados con ella; que el salario se medía como el precio de las otras mercancías; que el interés en los préstamos, cuestión espinosa, se justificaba como beneficio del capital, semejante al que podría obtenerse de la tierra, y como valoración del tiempo y el riesgo del préstamo, y del lucro que dejaba de obtener el prestamista al prescindir de él por un tiempo (lucro cesante, o coste de oportunidad); y así sobre los impuestos y otras cuestiones.

Con ello, los escolásticos de Salamanca cimentaron pilares del pensamiento económico como la propiedad e interés privados, el mercado libre, la oferta y la demanda, o una teoría cuantitativa del dinero (relación entre la cantidad de este y el nivel de precios). Lo notable es que abordaran correctamente estas cuestiones en estrecha dependencia de consideraciones teológicas y morales, aplicando la razón, cuyo papel siempre defendieron los tomistas, aunque en algunos puntos contradijeran a Tomás de Aquino. Estas ideas quizá no guardaban mucha coherencia con la perfección evangélica, pero se daba por supuesto que la perfección estaba al alcance de pocos. La teorización salmanticense contraría la tesis de Max Weber, hoy en declive, que atribuye el interés por la economía y la práctica capitalista a la ética protestante, en contraste con la católica. Los logros del pensamiento de Salamanca cayeron luego un tanto en el olvido, para alcanzar su desarrollo más completo en otras latitudes y en el siglo XVIII, concretamente en la Escocia de Adam Smith, ya unida a Inglaterra. 

Otra faceta del pensamiento salmantino fue la del derecho internacional, a partir de las cuestiones planteadas por la conquista de América, ya aludidas. En ese orden de cosas trataron el problema de la guerra justa, estableciendo criterios que hoy perduran aun si apenas se cumplen. Siendo la guerra un mal, solo debe admitirse como último recurso y para eliminar un mal peor. Aun así, debe respetar normas morales, y no incurrir en crímenes como la masacre de civiles, de prisioneros o de rehenes. Una guerra es injusta si, entre otras cosas, la mayoría de la población la rechaza, y en tal caso el pueblo tiene derecho a destituir y procesar al gobernante. Suárez propuso una ley internacional basada en las costumbres y criterios no escritos, pero más o menos generalmente aceptados, derivados indirectamente de la ley natural.

Algunos miembros de la Escuela cultivaron la ciencia natural, aunque este extremo apenas ha comenzado a estudiarse hoy. El dominico segoviano Domingo de Soto hizo una aportación notable al estudiar formas de movimiento uniformes y "disformes", esto es, aceleradas, y describió la aceleración de los cuerpos en caída libre, por lo que en alguna medida fue precursor de la mecánica que luego desarrollarían Galileo y Newton. También es reseñable la intervención del teólogo y matemático toledano Pedro Chacón en la reforma del calendario acordada por el Papado, es decir, el establecimiento del calendario gregoriano, aceptado casi universalmente. La reforma exigió cálculos astronómicos y matemáticos muy precisos, tomando como referencia las Tablas de Alfonso X el Sabio, que se aproximaban con muy poca diferencia al cálculo real del tiempo empleado por la Tierra en cada giro en torno al Sol. Por otra parte las exploraciones geográficas y los libros sobre ellas y sobre la naturaleza de los nuevos territorios, así como sobre la historia y costumbres indígenas, son otras tantas aportaciones de alto valor a la ciencia.

Como Vitoria y varios más, Soto participó en la fructífera polémica entre Sepúlveda y Las Casas, la cual resumió de forma neutral, con alguna observación crítica al segundo. Otra contribución intelectual de relieve fue la Historia General de España, de Juan de Mariana, obra no siempre crítica pero en conjunto ejemplar y una de las mejores historias escritas en su época en Europa, por su penetración y fiabilidad general. Fue acusada de poco patriótica por unos y de excesivamente castellanista por otros, de modo que el barcelonés Esteve Corbera y el valenciano Gaspar Escolano reaccionaron contra quienes (como Mariana), "quieren angostar la majestad y grandeza de España en los cortos límites de Castilla", en palabras de Escolano.

La combinación de las ideas económicas y las políticas de la Escuela, ofrece un esbozo bastante completo de lo que andando el tiempo se llamará liberalismo: relevancia a las decisiones del individuo, a la libre circulación de bienes y al mercado libre, el rechazo al poder absoluto, tesis de que el poder, si bien originado en Dios, llega a través de la sociedad; o la agudeza de los debates y la propia audacia con que eran expuestas las conclusiones . Lo último arroja de paso alguna luz sobre el carácter de la Inquisición. Los dominicos, a quienes estaba encomendada, destacaron en la formulación de las ideas aquí sumariamente reseñadas, y sus querellas con los jesuitas, por más que a veces peligrosas, no llegaron a impedir una discusión más libre y sobre temas más enjundiosos, que cualesquiera de los siglos siguientes en España. Sus libros, en general, no fueron prohibidos, y es significativo que tampoco lo fuera el de Mariana que justificaba el tiranicidio, y sí en cambio otro de materia económica del mismo autor, que ponía en entredicho políticas gubernamentales. 

Vitoria, Suárez, Mariana y Molina fueron algunos de los filósofos y pensadores políticos más influyentes de su tiempo, y a pesar de que varios de sus libros fueran quemados en Londres o París, sus obras de tema político y metafísico, en particular las de Vitoria y Suárez, se divulgaron por las universidades europeas, incluidas las protestantes, y contribuyeron poderosamente a formar corrientes ideológicas y filosóficas que habían de marcar al continente los siglos posteriores. La escuela estuvo muy ligada a la universidad portuguesa de Coímbra, donde enseñaron varios de sus profesores, y tuvo proyecciones relevantes en el pensamiento económico de Hispanoamérica, en particular la llamada Escuela de Chuquisaca, de Bolivia, según ha estudiado el economista argentino de origen rumano Oreste Popescu.

Los logros intelectuales de una escolástica renovada y racionalista en España, nacidos de la valoración de la razón y del libre arbitrio, fueron realmente brillantes y precursores de evoluciones más tardías en Europa. No desarrollaron varias de sus ideas en una teoría completa, pero iban por el mejor camino, suministraron cimientos para posteriores edificios teóricos, y si no los completaron se debió a la decadencia, casi colapso, del pensamiento español hacia finales del siglo XVII. Pues extendió su actividad durante casi un siglo y medio. Suele considerarse al teólogo Pedro de Godoy, muerto en 1677, su último representante.

Cabe señalar que el valor de muchas de las aportaciones de esta escuela ha permanecido ignorado durante siglos, efecto achacado a veces a una ocultación interesada por parte de protestantes o franceses; pero que en realidad tuvo mucho más que ver con el mencionado semicolapso intelectual español.   

Comentarios (62)

« 1 2 »

1 mescaler, día 5 de Julio de 2009 a las 13:55
Carroza de UPyD en el orgullo de Madrid. Una carroza que tal vez el Muela y alguno de sus seguidores (si han votado a Rosa) han contribuido a pagar. La vida te da sorpresas, sorpresas te da la vida... ay, dios...

Saludos,
Mescalero
2 payne, día 5 de Julio de 2009 a las 14:04
¿Una carroza de UPyD en esa cosa del Día del Orgullo Gay? Lo que me faltaba por oír..... Si yo fuera homosexual, a la vista de este espectáculo ...... mmm ....... incalificable, me volvía a meter en el armario.
3 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 14:11
Pido perdon de antemano por el ladrillazo que pienso colgar a continuacion , pero creo que sirve para ampliar horizontes.

Es un discurso del rabino Yisroel Dovid Weiss , portavoz de Neturei Karta.
4 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 14:13

Sionismo y judaísmo: definiendo la terminología

Lo que sigue son las palabras de una conferencia dada por el rabino Yisrael Dovid Weiss en la Asociación Unida para Estudios e Investigaciones (UASR). Estas palabras fueron pronunciadas en una mesa redonda que tuvo lugar el 14 de marzo, por invitación del jefe de redacción del MEAJ Dr. Ahmed Yousef.

Me corresponde hoy hablar sobre judaísmo y sionismo. Tomando en cuenta las acepciones corrientes en los medios masivos, parecería que sionismo y judaísmo son redundantes. ¿Acaso no se trata de una misma y única cosa? ¿Es que los judíos no son por definición sionistas? Esto es totalmente falso, como espero demostrarles al final de esta intervención. Pero es una impresión muy difundida, tanto entre judíos mal informados como entre los no judíos.

Corregir un dato histórico en el caso de una falsificación siempre es benéfico, pues como todos sabemos, “el sello del Creador es la verdad”. En el caso del sionismo no se trata solamente de un error al nivel académico. Se trata de un error que ha causado muchas muertes y destrucciones en el pasado, y seguirá produciendo en el futuro sin remedio, (no lo quiera Dios) si se deja sin corregir.

En realidad espero y rezo porque hoy sea el primer paso de un proceso que podrá llevarnos a una solución justa para lo que es la agonía del Oriente Medio, o por lo menos, un alivio al sufrimiento del pueblo.

El triunfo de la falsedad

Empecemos por una simple pregunta. ¿Cómo es que ha triunfado la mentira que iguala al judaísmo con el sionismo? ¿Por qué algo cuya falsedad es tan fácil demostrar, ha logrado capturar las ciudadelas de la opinión pública occidental? Y al final, ¿qué podemos hacer nosotros al respecto?

La historia la escriben invariablemente los que salen victoriosos de sus convulsiones. En el caso del forcejeo sionista-palestino del siglo pasado, este factor coloca inmediatamente al Estado israelí, a sus propagandistas y apologistas internacionales, en posición de timoneros ideológicos.

En segundo lugar, el sufrimiento del pueblo judío durante la Segunda Guerra mundial en Europa creó una simpatía extraordinaria entre los pueblos del mundo entero, y esta simpatía sincera y recomendable es lo que viene explotando la máquina de propaganda sionista desde 1945.

Por fin, los propagandistas sionistas siempre son muy dados a la censura y a los enfrentamientos tácticos. Es muy útil en este sentido leer al antiguo congresista Findley quien escribió un libro titulado Ellos se atrevieron a hablar (They Dared to Speak Out). Es el recuento vergonzoso de los inmensos recursos que el lobby sionista empeñó en destruir la carrera de ciertos políticos de Estados Unidos, todos los que habían alzado la voz contra el sometimiento de esta nación a Israel.

Por supuesto, los judíos antisionistas de todas las orientaciones políticas y religiosas experimentan el látigo del movimiento sionista, desde sus inicios. En 1924, un estudioso judío holandés, el Dr. Jacob Israel de Hahn, que fue secretario del rabino Yosef Chaim Sonnenfeld (1849-1932) rabino en jefe de Palestina (benditas sean sus memorias), fue asesinado cuando estaba regresando de sus rezos del atardecer fuera del hospital Shaarui Zedek en Jerusalén. Su crimen era haber entablado discusiones con dirigentes árabes que ofrecían una alternativa a la hegemonía sionista. Sus asesinos eran miembros de Haganah, una organización sionista mal llamada “organización de defensa”. De hecho, el Dr. de Hahn puede ser descrito como la primera víctima de la violencia sionista en Tierra santa.

Pero fuera de un círculo limitado de judíos antisionistas, este asesinato cobarde y a sangre fría es completamente desconocido.

Igualmente desconocido del público en general es la facilidad con la cual los sionistas se volvieron en contra de sus compañeros judíos, como en el hundimiento de los barcos cargados de refugiados judíos, con los que se contaba despertar la simpatía mundial, como el S.S. Patria en 1940 y el S.S. Struma en 1941, que le costaron la vida a 276 inocentes judíos en el caso del primero y 769 en el caso del último.

Se conocen mejor las campañas de terror estatal contra inocentes árabes y británicos. Obviamente este movimiento no valora para nada la vida humana, y no tolera la crítica pública.

Por suerte, sin embargo, le falta al sionismo el arma más poderosa en cualquier arsenal ideológico, pues no tiene la verdad de su parte.

Por esto es que hoy en día a pesar del poder del lobby sionista y el servilismo hasta una fecha reciente de la mayoría de los políticos, medios e instancias educacionales aquí en América, a sus dictámenes, el bloqueo está llegando a su fin.

Hay más y más gente cuestionando la versión sionista de la historia.

En la ONU y por toda Europa ya se han planteado estas cuestiones, y se han contestado ampliamente. Las respuestas suman una variedad de críticas al Estado de Israel. Algunos se centran en la crítica de las prácticas israelíes. Otros apuntan a la filosofía subyacente a todo esto.



Neturei Karta internacional siempre ha estado el frente de aquellas voces que se han levantado en oposición al sionismo.

Nuestra oposición nos ha llevado por el mundo, desde Yemen e Irán hasta África del sur y Ginebra, y a atender el año pasado la conferencia de la ONU sobre el racismo (y espero que tengamos copia de las conferencias allí pronunciadas por nosotros). Los que nos apoyan resistieron la censura y el terror sionista en las calles de Jerusalén, Manhattan, Londres, Manchester, Montreal y dondequiera que existan comunidades judías ortodoxas.

Pero estamos yendo más adelante. Para entender las fuentes del desgarre actual de Medio Oriente, debemos definir nuestra terminología. ¡Qué es judaísmo, y qué es sionismo?



5 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 14:17
Definiciones



El judaísmo es la fe del pueblo judío. Tiene sus raíces en la revelación en el Monte Sinai donde Dios le dio la Torah a la humanidad. Las doctrinas y leyes reveladas allí al pueblo judío nos obligan para siempre. Los estudiosos y santos judíos llevan siglos explicando la Ley. Y estas explicaciones forman parte a su vez de nuestra tradición.

Esta definición del judaísmo fue universalmente aceptada por el pueblo judío hasta el amanecer de la etapa llamada de las Luces en Europa. En el albor del abandono masivo de Dios, muchos judíos lo mismo que muchos cristianos y musulmanes en el mundo entero, llegaron a rechazar sus creencias.

Con la idea de crear una religión fabricada por el hombre, surgieron movimientos tales como la reforma, el judaísmo conservador y reconstruccionista. Estos movimientos tenían en común el rechazar algunos, muchos o todos los puntos básicos de la fe en la Torah.

Exilio y redención

Uno de los artículos principales de la Torah es que el creador premia y castiga a la humanidad.

En varios de los libros proféticos del Antiguo Testamento, se advirtió al pueblo judío que una rebelión seria contra la voluntad de Dios acarrearía el castigo más severo. Si no recapacitaban, esto podía llevar a la ruina del Templo sagrado en Jerusalén y al exilio de la totalidad de la nación judía.

Así, amigos, en estas antiguas profecías es donde empieza la pelea entre judaísmo y sionismo.



Y llegaron a producirse todos los horrores anunciados. Fueron expulsados los judíos de Tierra santa. El primer exilio, también conocido como cautiverio de Babilonia, sólo duró 70 años. Por una serie de acontecimientos milagrosos el pueblo fue devuelto a su tierra. Esta secunda entrada dio lugar a la reconstrucción del Templo. El segundo Templo estuvo allí desde hace unos 2500 años, y hasta 1900 años atrás, cuando fue destruido. Esta vez, la causa fue nuevamente la pésima conducta del pueblo al cual le correspondía cumplir con exigencias muy altas de la Divinidad.

Pero las profecías de desgracia venían acompañadas con promesas de consuelo. El exilio no duraría siempre. Vendrían años de dispersión, muchos de ellos padecidos junto con la persecución. Pero todavía estaba la promesa de que el pueblo volvería a la tierra, aunque el retorno no estaba en poder de los seres humanos. Lo anunciaría el advenimiento de Elías el profeta acompañado por muchos milagros. Y esta vez la redención no llegaría solamente para el pueblo judío sino para el mundo entero. Se les enseñó, por medio de los profetas y sabios siguientes, que su exilio era el castigo por sus pecados. Esto significaba que el único camino razonable y permitido para poner fin al exilio eran el arrepentimiento y la oración.

Sugerir que uno pudiera usar medios políticos o militares para huir del mandamiento divino era visto como una herejía, una negación del gobierno divino sobre pecado y perdón. Y así, fueron pasando los siglos mientras el pueblo judío rezaba y esperaba los milagrosos acontecimientos de la redención.

Durante estos largos años no hubo un judío que sugiriera que el exilio pudiese concluir por intervención humana; y eso consta en un pueblo que siempre ha estado estudiando y escribiendo sobre ello.

Tierra santa siempre fue venerada, por supuesto, y pequeñas colonias, casi uniformemente dedicadas a la oración, la contemplación y el estudio se establecieron allí.

Sólo a finales del siglo XIX entre judíos muy alejados de su fe empezó a proclamarse que el exilio era el resultado de la debilidad judía. Theodore Herzl y un puñado de gente, todos ignorantes y no observadores de la Torah, empezaron a implementar el proceso que en el siglo siguiente iba a producir sufrimientos jamás vistos tanto para judíos como para palestinos.


La oposición rabínica

Estos sionistas tempranos se encontraron con la oposición de la dirigencia rabínica de la región.

Dicha oposición se basaba en cuatro afirmaciones.

El concepto mismo de sionismo era una refutación de la creencia tradicional de la Torah en el exilio como castigo y redención, en dependencia de la penitencia y la intervención divina.
Los sionistas eran muy anti-religiosos. Su pretensión de representar al pueblo judío vino después. ¿Cómo pueden los que rechazan el judaísmo convertirse en dirigentes de los judíos? Su natural instinto los llevaba a combatir la observancia de la Torah.
El sionismo estaba totalmente indiferente hacia los no judíos en general, y hacia el pueblo palestino que ya vivía allí. Su política opresiva iba a causar forzosamente mucho dolor y sufrimiento, y tenía que llevar a la judería mundial a conflictos innecesarios con las naciones del mundo entero.
El sionismo llevaría a los judíos a ser menos leales a los gobiernos bajo cuya protección vivían en el exilio. Esto debilitaría el patriotismo judío y exacerbaría los conflictos entre judíos y gentiles.
Por el mundo entero, los sionistas eran una minoría. Incluso aquellos judíos que habían perdido el contacto con la tradición eran capaces de ver que el sionismo era una carta segura para el desastre.

Dentro del movimiento sionista mismo, una diminuta fracción criticaba sin parar tanto al partido laborista como a la corriente revisionista principal (la de Jabotinsky). Este grupo pequeño, asociado con el movimiento Brit Shalom, abogaba por un Estado bi-nacional, democrático, y quería aceptar un estatuto de minoría judía en el mismo. En palabras de uno de sus pensadores eminentes, Judah Magnesm canciller de la Universidad hebrea, “Si no podemos encontrar el camino de la paz y el entendimiento (con la población indígena) si sólo podemos establecernos por la fuerza de las bayonetas, entonces nuestro proyecto entero es inválido, y es mejor que nos mantengamos al margen de la corriente sionista dominante.

Por supuesto, en el horizonte de la Torah la misma noción de soberanía judía de cualquier tipo sobre la Tierra santa está prohibida. Notamos que incluso los que han deseado algún grado de retorno judío veían esto, en la medida en que tenían cierta decencia básica, como algo que se debía edificar con el consentimiento de la población palestina autóctona.


6 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 14:19
La inmigración sionista se volcó durante los años 1920 y 1930. El gobierno británico deseaba hacerlo todo por todos a la vez, pero fracasaron sus esfuerzos. Al mismo tiempo la conquista sionista mediante la inmigración se volvió una conquista armada con actos de terrorismo contra los palestinos, los ingleses, y otros judíos, y esto a diario.

Pero a pesar de las maquinaciones sionistas, si no fuera por el destino trágico de los judíos durante la Segunda guerra mundial el Estado de Israel posiblemente no habría llegado a existir nunca. Como lo hemos planteado antes, después del Holocausto, el mundo volcó su compasión hacia los judíos en forma de respaldo a los sionistas.

No se pensó en el profundo y justo deseo de los palestinos de ser un pueblo soberano en su propia tierra o en los judíos antisionistas que vivían allí.

Es como si un hombre expulsado de su hogar por una pandilla de malhechores se viniera a la casa de otra persona y decidiese expulsar de allí a los habitantes para apoderarse del lugar. Seguramente el sufrimiento que el hombre ha padecido en manos de los forajidos no basta como razón para expulsar a otra familia de sus antiquísimos lugares de residencia a lo largo de los siglos.

No dudo que si a un pueblo palestino soberano en su propia tierra se le hubiese pedido después del Holocausto, junto con otras naciones del mundo, que acogiesen a refugiados judíos, habría aceptado fácilmente. Pero no se podía esperar de ellos que abandonasen sus casas y propiedades y su mima identidad para abrirle un espacio a cientos de miles de refugiados judíos cuyo objetivo era expropiarlos y ejercer su mando sobre ellos.

A lo largo del siglo XX un amplio sector de los judíos ortodoxos ha permanecido inmune a la tentación sionista. Desgraciadamente, durante el mismo período, algunos judíos ortodoxos sí adoptaron el sionismo, mientras otros intentaban coexistir con él.

Los que mantuvieron nuestra fe tal como nos fue impartida a lo largo de los siglos han combatido el sionismo en Tierra santa y en el mundo entero. Estos judíos, que tienen muchos descendientes viviendo en Jerusalén hasta el día de hoy, se negaron a reconocer el Estado judío. No votan en sus elecciones ni sirven en su ejército, No aceptan ninguna ayuda financiera del gobierno para sus escuelas, con lo cual hunden sus escuelas en una crisis financiera sin fin.

Desde su punto de vista el Estado de Israel existe en violación de los principios fundamentales de la Torah. En su política a diario viola la práctica de la Torah. Pretende representar al pueblo judío, pero es vil y corrupto. Al aceptar no creyentes como dirigentes judíos estos personajes profanan el nombre santo de Dios públicamente, pecado muy grave a los ojos de la Torah.

Los judíos píos, entre los cuales Neturei Karta no es más que un grupo entre otros son veteranos en la lucha antisionista. Nosotros sabemos mejor que nadie lo difícil que es romper con el bloqueo mediático, especialmente en los Estados Unidos.

Pero debemos franquear este bloqueo para llegar a una paz verdadera en Medio Oriente. Nuestros sabios talmúdicos nos han informado que cualquier tentativa prematura para poner fin al exilio terminará en ríos de sangre.

Estamos presenciando el baño de sangre. Israel ha causado más desangramientos que nadie hubiese podido imaginar. Décadas antes del Estado, el deseo sionista de gobernar llevó a asaltos, asesinatos, muertes y dolores sin fin.

En estos días aumenta la tasa de muertos. Tanto los partidarios de la línea dura como los otros han perdido sus esperanzas. Los dos bandos han acompañado al gobierno israelí, y han fracasado.

Amigos, no habrá paz en el Medio Oriente mientras haya un Estado de Israel.

No se puede violar la Torah. Nuestra tarea en el exilio no la cumpliremos mientras estemos buscando poner fin a nuestro exilio mediante humanas agitaciones. Y nuestras esperanzas de redención no se cumplirán en el Estado israelí.

Por supuesto, una parte inmediata de la solución está en ver las implantaciones en Gaza y en Cisjordania desmanteladas. Los colonos que viven allí deben irse tan pronto como sea humanamente posible.

La verdadera solución fiel a la Torah, la clave de la paz, es la inmediata devolución de Palestina a los palestinos, en su totalidad, incluyendo el Monte del Templo y Jerusalén. Lo cual incluiría por supuesto el derecho pleno al retorno para todos los refugiados palestinos.

Esto es lo que exige la justicia elemental. Es el camino de la Torah y del sentido común.

El pueblo judío tiene muchos mandamientos (mitzvos) según los cuales debemos permanecer en el exilio. Atacar y matar a los niños palestinos no forma parte de ningún mandamiento.

Claro que hoy en día residen millones de judíos en Palestina. Decidir si algunos, todos o ninguno deben seguir viviendo allí bajo gobierno palestino es cuestión que le atañe a los palestinos, los legítimos soberanos de la tierra.

Esto dará inicio al proceso de paz con justicia y bendiciones entre pueblo palestino y pueblo judío.

Mientras tanto sin embargo, dado que por ahora muchos judíos que viven en Tierra santa son víctimas de la propaganda sionista, ¿cuál es el camino a seguir?

Por nuestra parte la obligación permanece la misma. Educar a la comunidad judía acerca de los errores doctrinales y los males que acarrea el sionismo en la práctica. Unirnos a nuestros primos palestinos en la protesta contra los estragos del sionismo. Procurar la paz con todos los hombres y todas las naciones. Practicar nuestra fe. Adorar al Creador con humildad, modestia y piedad.

Pero avancemos un paso más y examinemos el impacto que puede tener el antisionismo judío sobre el mundo musulmán. Primero es importante, tanto en la práctica como en lo moral, que los palestinos y la ideología islámica en general no confundan sionismo y judaísmo, lo cual los hace vulnerables ante las acusaciones de antisemitismo.

Además, podría resultar beneficioso para la causa palestina que hicieran públicas sus buenas relaciones con los judíos antisionistas, rompiendo con ello el estereotipo que difunden los medios dominados por los sionistas, que los hace aparecer como fanáticos desbordantes de odio sin motivo.

Esta coalición de judíos antisionistas y palestinos que ven la inhumanidad del sionismo bien puede convertirse en una fuerza moral para el bien en el mundo.

En cualquier caso, terminemos esta jornada con nuestras agendas morales bien acompasadas. Entendamos ya que la judería fiel a la Torah no es de ninguna manera enemiga del pueblo palestino en particular o del mundo islámico en general.

Se ha hecho tarde. Las muertes de civiles aumentan a diario. Hay inocentes sufriendo en ambos bandos.

Quiera la Divina Voluntad que el Estado de Israel sea desmantelado rápida y pacíficamente, que judíos y palestinos vivan en paz de una vez unos con otros en el mundo entero así como en Tierra santa, y que en breve, en estos tiempos nuestros, la humanidad entera se haga merecedora del advenimiento de la divina redención, marco en el cual el reino de Dios será aceptado.

Para mayor información contáctenos:

Neturei Karta International

Judíos unidos contra el sionismo

P.O.B. 1316

Monsey, New York 10952

Teléfono: (1) 845371-0490 - Fax: (1) 845 371-4291

http://www.nkusa.org/Foreign_Language/Spanish/UASR...

7 jjvr, día 5 de Julio de 2009 a las 14:20
Mescalero, eres como esas señoras que se pasan toda la noche a las puertas de unos grandes almacenes para coger el numero 1 en las rebajas. :-)

Sobre lo de UPyD, que quieres que te diga, peor lo tienen los que han votado a Zapatero pensando en que les va a conseguir trabajo. Esos si que lo tienen super-crudo. Por cierto, ¿que te parecen las ultimas iniciativas bolivarianas de Zapatero? (#150 hilo anterior).

Un saludo
8 mescaler, día 5 de Julio de 2009 a las 14:52
#7 He colgado mi comentario MÁS DE UNA HORA DESPUÉS de que el Muela pusiera el suyo. Como ves, no estaba muy atento (de hecho, ni siquiera estaba en casa).

¿Todavía hay gente que vota a un candidato pensando en que les va a conseguir un empleo?

Saludos,
Mescalero
9 mescaler, día 5 de Julio de 2009 a las 14:54
#7 En cuanto a la iniciativa de Zapo, me parece una soberana estupidez, qué quieres que te diga.

Saludos,
Mescalero
10 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 15:03
mescalero

no te preocupes , eres el muñeco de pinpanpun preferido de este foro , asi que aunque no comparta la mayoria de tus puntos de vista , te tengo en bastante alta estima.
11 jjvr, día 5 de Julio de 2009 a las 15:04
Mescalero,

lo 1º era una broma,

lo 2º, si, claro que la gente vota a quien cree que más beneficio personal le puede aportar.

lo 3º, pues para mí, la iniciativa, además de estúpida, delata "inconfesables" tendencias de Zapatero.

Un saludo y hasta la tarde-noche.
12 mescaler, día 5 de Julio de 2009 a las 16:19
#10 eres el muñeco de pinpanpun preferido de este foro

No me había dado cuenta. Se nota que tenéis muy mala puntería.

Saludos,
Mescalero
13 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 16:56
[Diego Laínez, el judío]

Este soriano, de Almazán (en cuya plaza principal tiene una estatua) era hijo de judíos conversos (como Santa Teresa o San Juan de la Cruz). Aunque los dos mencionados fueron santos, a Laínez ese origen parece que obstaculizó su elevación a los altares, ya que fueron santos otros cofundadores de la orden, como el vasco San Ignacio y el navarro San Francisco Javier (por cierto, primo carnal de uno de los grandes de la Escuela de Salamanca, sección Economía: el padre Azpilcueta o Azpilicueta).

¿Le costó también el papado?: un Papa judío (como San Pedro, por cierto); no habría sido aceptado fácilmente.

Ese origen judío también le costó el ascenso al padre Polanco, otro colaborador de San Ignacio (hay un libro sobre ello). Por entonces se había introducido (parece que por iniciativa de eclesiásticos vascos, celosos del éxito de los judáicos) la prueba de la "limpieza de sangre" que los vascos creían poder superar fácilmente:


http://revistas.ucm.es/der/11315571/articulos/RVIN...

14 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 16:58
Desde San Isidoro al menos, la idea de que el poder venía de Dios se expandió por la cristiandad.

Antes de San Isidoro, la cristiandad, entendiendo por tal la civilización europea occidental y su forma politica del Imperium Romanum Cristhianum, habia adoptado el lema del origen divino del poder. Como consecuencia de la cada vez mayor influencia de las formas politicas orientales- a través de las influencias sasánidas-, los emperadores romanos tendían hacia el origen divino de su soberanía y, a partir de Teodosio el Grande el reconocimiento del cristianismo como religion oficial produjo el apoyo de este al origen divino del poder de los emperadores.
Empezaba el periodo de mil años de desaparición de la Libertad en las sociedades humanas.
15 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 17:07
La Opríchnina más que una guardia pretoriana, era un territorio aparte en el que el psicopata Iván hacia lo que se le ocurría.

El mismo mes, un ucase del Zar divide el Principado de Moscú o Moscovia en dos territorios: la Zemchtchina que conserva la antigua administración zarista, y la Opríchnina (el noreste) donde Iván detenta un poder absoluto.

http://es.wikipedia.org/wiki/Opr%C3%ADchnina

Lo curioso de la condición humana es que siempre hay seguidores de cualquier criminal monstruoso que surga, como Ivan el Terrible.
16 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 17:12
y si no los completaron se debió a la decadencia, casi colapso, del pensamiento español hacia finales del siglo XVII.

Colapso de pensamiento que era el correlato de los otros colapsos de la nación, el militar, el politico, el económico, el social, etc. Y consecuencia , todos ellos, de la nefasta politica de la casa de Austria, que en siglo y medio, llevó a la más pujante nación de Occidente a la decadencia y a la ruina.
17 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 17:15
[También en este terreno hay que romper mitos]

Creo que en esta tarea de romper con tópicos y clichés, alimentados por las potencias pero, incomprensiblemente, aceptados como la Verdad verdadera por nuestros intelectuales y unoversitarios patrios, nuestra intelligentsia (con excepciones como José Larraz, Alberto Ullastres y Rafael Termes), este trabajo de Pío Moa es especialmente bienvenido.

El ignorante, arrogante y pretencioso de Azaña, por ejemplo, que se consideraba "la inteligencia" en la España de los años 30, demostró con aquello de "nada se puede construir sobre las tradiciones y la Historia de España" desconocer las aportaciones fundamentales de la Escuela de Salamanca al pensamiento moderno en tantos y tantos campos, entre ellos el de la Economía en el que Azaña era especialmenteignaro, como atestiguó el ministro republicano de Hacieda y, posteriormente, Presidente del Consejo de mInistros, Joaquín Chapaprieta.

Hay todavía mucho émulo de este arrogante Azaña entre nuestra actual intelligentsia (con muy poco de ella, por cierto, como el Ministro Gabilondo, el hermanísimo).
18 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 17:56
Mi post #17 dice:

alimentados por las potencias pero, incomprensiblemente,

Debe decir:

alimentados por las potencias rivales de España pero, incomprensiblemente,
19 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 18:02
Insisto, ahora que el blog dormita (además, podreis oir buena música):

161lead dijo el día 5 de Julio de 2009 a las 15:43:

Mi post #131 /(del hilo anterior)

Recomiendo la lectura de mi post #131 de esta madrugada sobre los exquisitos que aborrecen de la uniformización de culturas ,costumbres y hábitos de consumo en el mundo, privándoles de esa diversidad del mundo primitivo que los países, al desarrollarse van dejando atrás. Además, incluyo unos videos en YouTube de la niña prodigio japonesa Aimi Kobayashi interpretando con 6 años un concierto de Mozart y con 11 una obra de Bach. Supongo que los exquisitos hubieran preferido un Japón anclado en el shogunato y con esa Aimi tocando el Koto.
20 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 18:08
[Que aborrecen la uniformización de culturas...]

Mi post #19

No me lo puedo de creer; digo:

...los exquisitos que aborrecen de la uniformización de culturas ,costumbres y hábitos de consumo...

Debe decir:

...los exquisitos que aborrecen la uniformización de culturas ,costumbres y hábitos de consumo...

Podía haber dicho: "que reniegan de la uniformización...". Ahí esta bien.
21 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 18:25
lead

no te autoflageles por un lapso gramatico menor , tus posts son de una calidad altisima en contenido y en el uso de la lengua, asi que ...

un abrazo
22 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 18:59
[Trilogía "Ivan el Terrible" (Sergey Eisenstein)]

Aprovechando la entrada de Moa a Iván el Terrible, muy oportunamente (nada como la historia comparada para entender la falsedad del mito de la "excepcionalidad" española), recordemos la trilogía de Sergey Eisenstein, el genio soviético del cine (de la primera y única generación cultural realmente revolucionaria), sobre este Zar: Alexander Nevsky, Iván el Terrible y la Conjura de los Boyardos (que vi en los primeros 70 en un Cine-Forum):

http://www.youtube.com/watch?v=NA2e1voeSzA&fea...

(en videos relacionados se pueden encontrara los restantes trozos de esta obra genial, con música de Sergey Prokofiev)

La batalla del lado (Ladoga) donde los rusos, conducidos por Alexander Nevsky, derrotan a los caballeros teutones (música de Prokofiev):

http://www.youtube.com/watch?v=jxlLbKspcQQ

Estamos en 1938. Todos se preparan para el ataque alemán, que se frenará con el Pacto germano-soviético (durante dos años). Evidentemente los caballeros teutones son los antecesores de los nazis.

Stalin no estaba muy contento del todo con la obra, pues se veía la intención de compararle con Iván el Terrible.
23 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 19:13
# 22 lead

Alexander Nevsky nada tiene que ver con Ivan el Terrible, pues murio trescientos años antes de que aquel reinara, más ó menos.
A mi de las tres peliculas la que más me gusta es "Alexander Nevsky", recuerdo que cuando la vi me hacian gracias los cascos de los peones de los caballeros de la Orden Teutónica, porque parecian cubos de la basura. Pues bien, el vestuario es históricamente fidelisimo y efectivamente esos cascos son los que llevaban en realidad.
24 narabanc, día 5 de Julio de 2009 a las 19:26
Ciertamente los desarrollos sobre el origen divino del poder, tienen una apoyatura indiscutible en las cartas de San Pablo, quien con su formación judaica, consideraba que una civilización requiere la unidad entre el poder político y religioso, como es el caso del sacerdote y príncipe Melquisedec, a quien Abraham rinde pleitesía y paga tributo.
-----------------------------000--------------
La alusión de Moa a la justificacón del tiranicidio, nos trae a la actualidad la situación de ilegitimidad de facto del gobierno y las instituciones españolas por incumplimiento reiterado de diversos artículos de la Constitución.En el momento que no hay ley todo desman , todo apropinque, toda memez, todo crimen es posible.En eso estamos ahora mismo.
-------------------------000-------------------
Lo que nos cita ShinBeth, puede ser en parte admisible, si bien bastante minoritario. Pensar que que el estado de Israel desaparezca por las buenas y que los israelíes vivan en paz bajo la hegemonían palestina, es sencillamente un delirio de consecuencias imprevisibles.
------------------------000----------------------
No se si dª Rosita iría en la carrocita, pues tengo la suerte de no haberlo visto ni por la tele (PUAF).Espero que Mikel Buesa no se vaya de España y si lo hace, por lo menos que nos convoque a una manifestación,antes de irse, donde escuchemos el himno prohibido y podamos enarbolar la bandera, de todos.
Tendrán que reconocer conmigo que hubiera sido el despiporre si aparece el Rodríguez en tanga, abrazado a Pedrito. ¡Jo, por qué se reprimirá tan cruelmente!.
25 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 19:40
narabanc #24

Porsupuesto que la opinion de Rabbi Weiss choca mucho con el esquema en que nos han pintado las cosas.

Precisamente por eso lo he puesto , para que nos enteremos que al equiparar sionismo con judaismo estamos cometiendo una gravisima ofensa contra cualquier judio seguidor de la Torah.

Es la trampa en la que hemos caido victima precisamente por la propaganda "politicamente correcta".

http://www.nkusa.org/Foreign_Language/Spanish/inde...

Aqui tienes mas links a los documentos de Neturei Karta en español.

A ver si a partir de ahora dejan ya de apretar el boton anti-anti-semita , cada vez que se critica las actividades del lobby sionista.
26 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 19:54
# 25 ShinBeth

Sin pretender iniciar un debate analogo al que me parece que mantuvimos, sobre el Holocausto, cuando me parece que se llamaba Lupa, estos judios no parecen estar muy de acuerdo con Neturei Karta. Si es cierto lo que dicen, son bastante minoritarios y, desde luego, la aplicación consecuente de sus ideas les llevaria a ser más minoritarios todavía, via exterminio total.

http://noti.hebreos.net/enlinea/2008/08/05/2909/
27 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 20:08
manuelp #26

Pues el argumento de la minoria es bastante cojo , si se trata de buscar las verdades que se encuentran detras de las cosas.

Lo de la tierra plana tambien fue durante mucho tiempo opinion mayoritaria.

En todo el articulo que usted ha enlazado he encontrado muchisimos adjetivos gratuitos contra Neturei Karta , pero sin embargo ningun razonamiento que refute el argumento basico de Neturei Karta.

No se si me explico ......

28 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 20:16
# 27 ShinBeth

No sé cual será el argumento básico de Neturei Karta, pero si les lleva a concluir:

“El Presidente de la República Islámica de Irán no niega el Holocausto y protege a la comunidad judía de Irán”

“Palestina es de los Palestinos, debemos devolver sus tierras, restaurar su gobierno y si ellos nos dan permiso, podremos vivir en Palestina”


Me temo, que no tengo mucha curiosidad por conocerlo.

29 jjvr, día 5 de Julio de 2009 a las 20:24
Proclama del Presidente Zelaya a la nación hondureña

Zelaya, lanza una proclama desde la Agencia Cubana de Noticias:

http://www.ain.cubaweb.cu/2009/julio/04edproclama....

********
......
Hablo a ustedes, golpistas, traidores, judas que me besaron la mejilla para después darle un gran golpe a nuestro país y a la democracia.

Deben de rectificar en el menor tiempo posible, están rodeados. El mundo les ha hecho un vacío, todas las naciones del mundo los han condenado, sin excepciones, hay un repudio general contra ustedes; no van a pasar en vano sus hechos, porque a los tribunales internacionales tendrán que rendirles cuentas por el genocidio que están haciendo en nuestro país, al suprimir las libertades, al reprimir a nuestro pueblo.
.....
Estoy dispuesto a hacer cualquier esfuerzo, cualquier sacrificio por obtener la libertad que nuestro país necesita.

¡O somos libres o seremos esclavos en forma permanente, si no tenemos el valor de defendernos!

¡No lleven armas, ninguna arma! Practiquen lo que yo siempre he predicado : la no violencia. Que ellos sean los que lleven la violencia, las armas y la represión, y los hago responsables a los golpistas de cada vida, de cada persona, de cada integridad física y de la dignidad del pueblo hondureño.

Nosotros nos vamos a presentar al aeropuerto internacional de Honduras en Tegucigalpa con varios presidentes, varios miembros de comunidades internacionales, y el día domingo, este domingo estaremos en Tegucigalpa abrazándolos, acompañándolos, para hacer valer lo que tanto hemos defendido en nuestra vida, que es la voluntad de Dios a través de la voluntad del pueblo.

Saludos, compatriotas.

¡Que Dios nos proteja y nos bendiga a todos!

********

Sin embargo, parece que "los presidentes" se quedan al pairo en "El Salvador":

http://www.elheraldo.hn/

********
Zelaya salió de Washington rumbo a Tegucigalpa, acompañado de Miguel D' Escoto, presidente de la Asamblea General de la ONU. Un segundo avión que transporta a los presidentes de Ecuador, Argentina, Paraguay y al secretario general de la OEA MIguel Insulza, aterrizará en San Salvador.
********

Un saludo
30 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 20:32
manuelp #28

El Rabbi Weiss perdió a sus abuelos en Auschwitz , no creo que el sea uno que acepte bromas en esa cuestion.

Pero no , lo que dice o deja de decir el presidente de Iran no forma parte del argumento basico de Neturei Karta.

Sobre la segunda frase que cita deberia estudiar un poco mas a fondo los argumentos y discursos de Rabbi Weiss y asi tener un poco de nocion que se esconde detras de lo que dice. El razonamiento que sigue es estrictamente teologico y de interpretacion de la Torah.

Yo creo que en cuestiones de interpretacion de la Torah , Rebbe Weiss tiene bastante mas autoridad que usted o yo , y seguramente tambien que el autor del articulo que usted ha tenido a bien de enlazar.

Le invito a leer los demas documentos que he enlazado en castellano para que entienda mejor las cosas.
31 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 20:52
Judaísmo – una alternativa al sionismo


Con la ayuda de Dios; Por la gracia y favor de Dios, el Todopoderoso – Mis queridos invitados y delegados, que las bendiciones del Creador sean sobre esta asamblea y que Su sabiduría informe a todas sus acciones.




Abraham, el antepasado mutuo de los judíos y de sus primos arábigos, esta descrito por Efrón en la Biblia como “un príncipe de Dios entre nosotros (Génesis 23:5)”. Por cuanto que la persona no vive en aislamiento, una de las metas de la persona verdaderamente religiosa es llegar a un grado de devoción capaz de evocar la alabanza de todos los hombres y su deseo a imitar su piedad.

Desde los días de Abraham, esta ha sido la única misión del pueblo judío. La revelación en el monte Sinai puso una tremenda carga sobre nuestra gente. Nosotros fuimos llamados a ser “un reinado de sacerdotes y una nación santa (Éxodo 19:6)”.

Durante todas las épocas, los judíos vivieron una humilde, santa existencia , en paz con todos los hombres y sirvieron como ciudadanos leales y cooperativos en las naciones en donde habitaban.

Hace cien años, un judío, alejado de su fe y en total ignorancia de sus creencias básicas, comenzó el movimiento ahora conocido como sionismo. Sus más tempranos seguidores fueron reclutados de las filas de judíos que previamente habían abandonado su fe.

El tiempo no nos permite catalogar en detalle los efectos malignos que tuvo esta ideología sobre los mismos judíos y cómo los llevó a abandonar las creencias y las prácticas de la Torá. Sino, para el propósito de esta conferencia, nosotros, si Dios quiere, explicaremos por qué el sionismo es un rechazo del judaísmo y cómo su abandono es el único camino a la verdadera paz.

Toda la humanidad se encuentra horrorizada ante el terrible sufrimiento en el Medio Oriente. Inocentes de ambos lados están siendo barridos en un espiral de al parecer interminable derramamiento de sangre. El mundo busca una solución.

Nuestra perspectiva es representativa del punto de vista de la Torá, sostenida por cientos de miles de judíos a nivel mundial, que ofrece alternativa real al actual atolladero.

Nuestra posición es la del Talmud y del Midrash que explícitamente prohíbe intentos prematuros para acabar con el exilio. Realmente, nos es dicho que es metafísicamente imposible de que haya un real cese de hostilidades mientras que los judíos se encuentren violando los términos del exilio.

*

Con esta introducción completa, vamos ahora a dirigirnos a los detalles del dilema que se encuentra delante de nosotros.

¿Cuál es la creencia tradicional de la Torá acerca de la Tierra Santa?

La Tierra Santa es un regalo Divino condicional. Es un lugar apartado para la veneración de Dios. Pero fue dada condicionalmente. La Biblia profetizó que si “los hijos de Israel” fallaran su misión espiritual, serían desterrados de su tierra y mandados al exilio. Este castigo del exilio duraría hasta que el Señor en Su misericordia, vea conveniente acabar la historia como la conocemos, anunciando la era Mesiánica – un tiempo de fraternidad y paz universal. Este utópico futuro incluirá la veneración de Dios por toda la humanidad, centrada en la Tierra Santa y la ciudad de Jerusalén.

En el Servicio Adicional recitado cada Festividad judía encontramos el siguiente rezo, “Y a causa de nuestros pecados fuimos exiliados de nuestra tierra y desterrados de nuestro suelo y no podemos subir y postrarnos delante de Ti”.

Estos rezos no representaron nada nuevo en la doctrina de quienes las instituyeron y las recitaron. Desde la destrucción del Templo y durante toda la historia judía nuestro pueblo consideró su exilio como un castigo Divino. Realmente, ninguno de los judíos se atrevió a sugerir que los romanos habían destruido el Templo a causa de la falta de preparación militar o de recursos de parte de los judíos. Sino, que el Templo fue perdido físicamente por la falla del pueblo judío de no vivir de acuerdo a sus obligaciones espirituales hacia Dios.

Realmente, a pesar de miles de años de exilio, frecuentes exclusiones y persecuciones, ningún judío sugirió que la tierra Santa debe de ser retomada por la fuerza de las armas. El exilio fue, realmente, un estado físico. Sin embargo, fue totalmente causado y perpetuado por fuerzas espirituales. Entonces, los únicos medios de acabar el exilio y de llegar a la prometida era de paz y fraternidad universal fueron y son espirituales. Consisten en las prácticas esenciales de nuestra fe – arrepentimiento, rezo, estudio de Torá y buenas acciones.

En las palabras de Rabi Samson Rafael Hirsch (líder judeo-alemán 1808 – 1888), “Durante el reinado de Adrián cuando la rebelión de Bar Cojba resultó un desastroso error, se volvió esencial que los judíos sean recordados por todas las generaciones de un importante, esencial hecho, específicamente, que (el pueblo de) Israel nunca deben de intentar de restaurar su independencia nacional por medio de su propio poder; sino que debiera solamente confiar su futuro como nación únicamente a la Providencia Divina.” (Hirsch Siddur, 1969: 703)

Nuevamente, Rabí Hirsch escribe: “Nosotros nos enlutamos por eso que trajo esa destrucción (del Templo), tomamos a nuestro corazón la dureza que encontramos en nuestros años de vagar como el castigo de un padre, impuesto sobre nosotros para que mejoremos, y nosotros lamentamos la pérdida de la observancia de la Torá que esta ruina ha traído... Esta destrucción nos obliga a permitir nuestro deseo por la lejana tierra para expresarse ella misma sólo en luto, en desear y en esperar; y solamente por medio del cumplimiento honesto de todas las obligaciones judías podemos esperar la realización de esta esperanza. Pero nos prohíbe luchar por la reunión o por la posesión de la tierra excepto por medios espirituales.” (Horeb, 1981: 461)

El intento de explicar el exilio en términos de este mundo no es simplemente un error de doctrina o una distorsión de la historia judía. Esto es algo que golpea en el centro de la fe judía. De hecho, el Maharal de Praga (Rabino checoslovaco y fundamental líder judío medieval 1525 – 1609) escribe que un judío debe de dar su vida antes de tratar de terminar el exilio por medio de conquistar la Tierra Santa. (Netzaj Yisroel, 24)

¿Porqué? ¿Porqué esto fue visto como tan básico para nuestras creencias?

En términos simples – si uno ve el exilio como el resultado de causas y efectos militares, entonces el mismo corazón y alma son desgarrados de su destino judío y guía Divina. Acertando nuestro derecho de alterar el plan Divino de exilio como un castigo, arrepentimiento, expiación y regreso milagroso, acertamos que la esencia del destino judío es fundamentalmente capaz de ser alterado por algo más que fuerzas espirituales. Dios es entonces exiliado del drama y de la final resolución de las esperanzas de la humanidad.

*
Por supuesto, exilio es mucho más que un mero castigo. El pueblo judío fue mandado entre las naciones para proclamar con palabras y hechos las verdades de la existencia de Dios y Su reveladora orden para todo hombre.

En las palabras de Rabeinu Bajia (comentar bíblico de Zaragoza del siglo 12) “Los judíos deben de dispersarse entre las naciones para que esas naciones aprendan de ellos fe en la existencia de Dios y el flujo de la Providencia Divina acerca de las particularidades de los hombres.”

*
Trágicamente, dos eventos colisionaron para nublar las anteriores, alguna vez universalmente reconocidas verdades entre el pueblo judío. Primero, el exilio se prolongó por cientos y eventualmente por miles de años. Segundo, en el resultado del Iluminismo, muchos judíos abandonaron una fe basada en la Torá. Entonces, esos judíos que ya no vieron el exilio en términos Divinos, trataron de explicarlo como nada más que el resultado del poderío de este mundo.

En su frustración a causa de la largura del exilio ellos demonizaron a todas las naciones. Según su punto de vista todos los Gentiles siempre odiarían al pueblo judío. Entonces, ellos razonaron, debemos de inmediatamente acabar el exilio por medios políticos y, de ser necesario, por medios militares. De esta forma, nació la religión del Sionismo.

Esto requirió ignorar a los habitantes palestinos del lugar. Cuando esta estrategia se volvió imposible, el movimiento sionista y después estado Israelí buscó caracterizarlos como enemigos irracionales para quienes la conquista militar era solamente su único destino.
Entonces, ambas misiones exílicas (arrepentimiento y servir como una “luz para las naciones”) fueron dañadas por la ideología del Sionismo.

*



32 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 20:54
Nosotros estamos siendo llamados por el Sionismo para ver a todas las naciones árabes como nuestros enemigos. Estamos siempre siendo exhortados a insistir en anti – Semitismo, real e imaginado, para justificar la creación del estado y sus subsecuentes agresiones. Esta obsesión con guerras, terror y contra terror, la subyugación de los palestinos, reparaciones y reclamos sobre todas las naciones y siempre más salvajes cargos de anti – Semitismo, proveen una tentativa religión substituta para muchos judíos. Esta herejía fue particularmente tentativa para judíos ignorantes de la Torá y a causa de fuerzas históricas y culturales, alejados de su fe.

El costo de todo esto en términos de nuestras verdaderas tareas exílicas es enorme. En lugar de cumplir nuestro silencioso rol de “luz para las naciones”, estamos siendo siempre arrastrados a un conflicto sanguinario con el pueblo Palestino. Miles de inocentes en ambos lados continuamente sufren. Los judíos del mundo tiene poco tiempo o paciencia para su principal tarea – la veneración a Dios y su consecuente beneficio – la santificación de Su Nombre.

No hay necesidad para los judíos de ser vistos como los enemigos del mundo islámico. No hay necesidad para los judíos de estar siempre acusando a Papas y gobiernos de haberse disculpado insuficientemente por culpas pasadas – reales e imaginarias. No hay necesidad para el judaísmo en basar sus estrategias políticas colectivas en América o en Europa sobre un fundamento de “¿Es bueno para Israel?”, alienando y enojando a sus amigos ciudadanos.

Más allá de estos factores, queda el hecho trágico de que gran parte de la humanidad ve al estado Israelí como el representante del pueblo judío. Entonces, el estado que ha rechazado o, en el mejor de los casos, ignorado a Dios, transmite el mensaje a la humanidad que la esencia del judaísmo es un nacionalismo secular.

Más aún, el reclamo de Israel de representar a los judíos del mundo vincula a todo nuestro pueblo a los actos de violencia del estado en contra del pueblo Palestino. Esta es una frustrante y vergonzosa mentira. Nada puede estar más alejado de la realidad. Muchos judíos en la Tierra Santa y alrededor del mundo están terriblemente adoloridos y preocupados por el sufrimiento y persecución del pueblo Palestino. Claro, nuestros corazones sangran cuando judíos inocentes sufren. Pero, esto no necesita cegar a un pueblo moral a los sufrimientos similares del otro. Este es precisamente el punto --- el Sionismo es una receta para el sufrimiento interminable entre los judíos y los Palestinos.

En las palabras del Gran Rabino, Rabí Yoel Teitelbaum zt’l (de bendecida memoria, originario de Hungría, que vivió en Nueva York después de la segunda guerra mundial, 1888 – 1980), “En suma, el odio hacia la comunidad judía es por que está dicho que aquellos que no son observantes de la Torá, que son herejes, son los líderes de los judíos. Las naciones del mundo son mal guiadas por ellos y adquieren odio hacia los judíos. Uno de los más grandes mandamientos que hay, que debe de ser observado con un tremendo auto – sacrificio, es el hacer saber a las naciones del mundo que ellos (los Sionistas y líderes irreligiosos) no son los representantes de la comunidad judía. (Y decirles a ellas) que los judíos observantes no tienen conexión con ellos.” (Dibros Kodesh, 1986: 210-11)

La gran mayoría de los judíos rechazaron el Sionismo cuando comenzó. En la parte temprana del siglo, el Rabino Principal de Jerusalén (que no sea confundido con los Rabinos Principales del Estado de Israel), Rabí Yosef Jaim Zonnenfeld negoció con el Rey Jusein para ayudar a la comunidad ortodoxa a escapar de las maquinaciones Sionistas. Esto resultó en el asesinato por los operativos de la Haganá en 1924 del consejero del Rabí, Dr. Yacob Israel de Haan. En 1948 Rabí Yosef Zví Dujinsky de Jerusalén mandó una petición urgente a las Naciones Unidas, pidiendo que la comunidad ortodoxa en la Tierra Santa sea exentada del gobierno Sionista. Estos no son incidentes aislados. Por más de un siglo, el Sionismo ha sido opuesto por grandes segmentos de los judíos ortodoxos en Jerusalén, la Tierra Santa y alrededor del mundo. Muchos continúan haciéndolo hoy en día. De hecho, ellos rechazan cualquier forma de reconocimiento o de cooperación con el estado. Ellos frecuentemente pagan por su oposición al estado siendo arrestados, golpeados, y, a veces, asesinados. Sus voces son generalmente ignoradas por la prensa Israelí y a través del mundo.

Las afirmaciones Sionistas de haber resuelto la “cuestión judía” por medio de “acabar el exilio” han probado ser un total fiasco. En cualquier caso, la afirmación de los Sionistas de haber creado un refugio seguro para los judíos es obviamente falso. La verdad es que Israel hoy, sea gobernado por “palomas” o por “halcones” es el lugar más peligroso en el mundo para los judíos. Esto es lo que debía de esperarse, siendo la creación de Israel un acto de desafío en contra de las instrucciones del Creador.

Nuestra posición es la única ofreciendo una alternativa real para el actual estado de cosas. Judíos Anti – Sionistas creen que el único camino para la paz en el Medio Oriente, el único medio para los judíos de cumplir su papel en el exilio y el único camino para demostrar justicia y bondad a los Palestinos, es una desmantelación total del estado Israelí. Solamente entonces, con la soberanía transferida totalmente al gobierno Palestino, una verdadera paz va a ser obtenida.


*

Después de 53 años de tener nuestra sangre vertida en el altar de un colonialismo del siglo 19, nacionalismo, mal aplicado al pueblo judío, habiendo derramado un mar de sangre de otros pueblos, es un tiempo muy propicio para que los judíos del mundo pongan las primeras suposiciones del Sionismo en tela de juicio.

¿Qué se ha logrado con vincular el destino de nuestro pueblo con la del estado?

De raíz, el Sionismo ha tenido éxito en cambiar la definición de los judíos de un pueblo de fe, que intenta lograr cercanía al Creador en este mundo, a una estéril secular, identidad étnica. Ha fomentado sentimientos anti – judíos alrededor del mundo.

Concierne a esos judíos con Torá que han sabido, desde el nacimiento del Sionismo, que sólo mal puede venir de sus sueños, insistir a los judíos del mundo que acepten la única alternativa conveniente.

Esta alternativa no demandaría gobierno político judío sobre la Montaña del Templo o Jerusalén. La “no negociación de Jerusalén” no es un concepto de la Torá. Realmente, el verdadero concepto de la Torá es rechazar las nociones del Sionismo y abandonar, en una forma pacífica, la actual soberanía judía sobre la tierra.

Esto no necesita deprimir a ningún judío. Es mucho mejor abandonar el poder político que fracasar en nuestra tarea política / religiosa como la nación de la Torá. Es mucho mejor practicar bondad y justicia hacia todos los hombres como es dictado por la Torá, que el ser arrastrados a una batalla sin fin con los Palestinos, el mundo islámico, todo el Tercer Mundo y cada vez más las naciones y las gentes de Europa y Norte América. Nosotros los judíos tenemos una tarea, pero no es ser despojadores y agresores.

*

La alternativa seria al Sionismo es la fe del Judaísmo. En la poderosa descripción de Rab Hirsch:

“Imagina a cada hijo de Israel siendo un respetuoso e influyente sacerdote de justicia y amor, diseminando entre las naciones no Judaísmo específico – por cuanto que el proselitismo es prohibido – sino pura humanidad... Que impresionante, que sublime sería si viviera un pueblo... que sostiene en posesiones materiales sólo los medios para practicar justicia y amor hacia todos, un pueblo que sus mentes están imbuidas con la sabiduría y verdad de la Ley, manteniendo simples, directos puntos de vista, y los enfatizaran para ellos y para otros en expresivos, vividos actos simbólicos.” (Diecinueve Cartas, 1960: 108-9)

A los Palestinos y a otros pueblos aquí representados: ustedes no tienen pelea con el pueblo judío. Nosotros no somos sus enemigos. Nuestro mensaje es simple. Dediquémonos a vivir en paz y en un verdadero respeto mutuo.

A nuestros amigos judíos les pedimos que abracen la fe de nuestros ancestros como fue revelada en Sinai; que ustedes traten justa y bondadosamente a todos los hombres y que todos trabajemos hacia la hermandad final y redención de la humanidad.

Nuestro rezo a Dios es que el estado Israelí sea pronta y rápidamente desmantelado sin ningún derramamiento de sangre Judía o Palestina y que seamos merecedores de ver la revelación completa de la gloria de Dios en el mundo, Amén.


http://www.nkusa.org/Foreign_Language/Spanish/juda...
33 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 20:54
# 30 ShinBeth

No me interesan lo más mínimo los razonamientos estrictamente teológicos basados en la interpretación de la Torah, pues no soy creyente judaico.
Si tiene a bien, exponer-clara y concretamente- la opinión, suya ó de Neturei Karta, sobre la cuestión que sea, la leeré y daré mi opinión al respecto, pero no pienso emplear tiempo en leer un montón de farragosos documentos que dicen cosas como (tomado al azar):

Los judíos fieles a la Torah deben portarse de manera educada, honesta y agradecida con los pueblos que los hospedan por el mundo.

La intervención sionista contra la voluntad de Dios al establecer un “Estado de Israel” representa una rebelión oficial contra Dios y la Torah, rebelión que ha generado inéditos dolores y pesares. En el aniversario de la fundación de este Estado sionista hereje, los verdaderos judíos de la Torah llevan luto por la tentativa de convertir el judaísmo de religión en entidad secular y por la tentativa de poner al revés las enseñanzas de la Torah. Llevamos luto por las tragedias que ha causado: profanación del shabbath, pérdida del pudor y la modestia, y una letanía de violaciones de muchas leyes de nuestra fe y enseñanzas de nuestra fe y mandamientos judíos, entre ellos el mandamiento de compasión hacia nuestros hermanos en la humanidad. Y ahí no termina la lista.

34 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 20:55
[Alexander Nevsky e Iván el Terrible]

Mi post #22

ShinBeth #21

manuelp #23

ShinBeth: Gracias por el cumplido. Conviene mantener la calidad gramatical que si no viene alguien que intenta descalificarte por una "v" o una "h" (por cierto: el inglés o americano que agrupó las letras del teclado con la configuración Qwerty -los teclados franceses, como no, son diferentes- no se imaginó la faena que nos hacía a los hispanos poniendo la v junto a la b; la n junto a la m también da problemas).

manuelp: de acuerdo (al tal Nevsky, como sabes, está dedicada la avenida principal de San Petersburgo; a Iván el Terrible no sé si se le ha dedicado algo; nos lo podía aclarar egarense). En cualquier caso, en los Cine-Forums de la época, siempre se presentaban las tres películas (Alexander Nevsky, Iván el Terrible y la Conjura de los Boyardos) como parte de una trilogía. Quizá Eisenstein la metió para poder decir a Stalin que él era como Alexander Nevsky, no como Iván el Terrible, tal como le susurraría al oído el taimado Beria, o quizá es que los soviéticos vendían las tres películas en el mismo paquete:

http://www.kaosenlared.net/noticia.php?id_noticia=...

También Shostakovich tuvo problemas con su Lady MacBeth of Mtsensk porque alguien le dijo a Stalin que esta ópera de amor, poder y opresión (emparentada con la obra de Shakespeare) se refería a él:

http://www.youtube.com/watch?v=z9vNVV7LFCI
35 Sorel, día 5 de Julio de 2009 a las 21:00
Buenas noches.

¡Excelente ensayo del señor Moa!

Sólo puedo respaldar lo que la filósofa francesa Simone Weil afirmó: " No soy católica, pero creo que no es posible renunciar a las ideas cristianas sin degradarse; unas ideas cuyas raíces se hallan en el pensamiento griego y en el proceso secular que ha alimentado nustra civilización europea durante siglos ".

Anécdota curiosa: el número de cráteres de la luna que llevan el nombre de sacerdotes católicos, especialmente jesuitas, es de 35!!!. Luego hay botarates que desprecian y minusvaloran el papel de la Iglesia Católica en el campo de la Ciencia.
36 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 21:07
[Alexander Nevsky: la batalla del lago]

Aquí está la segunda parte, con la desbandada de los Caballeros Teutónicos (min. 4:55). La desaparición del ejército teutónico bajo los hielos, rotos, del lago, en el min. 8:20:

http://www.youtube.com/watch?v=PfJh6rhgZ9k&fea...

La batalla, precedida por la ceremonia religiosa de los teútonicos, con obispos y cruces par tout, tiene toda un indudable aire de comic infantil, quizá para ponerse a la altura del "pueblo" (es el realismo socialista, ya se sabe, el estándar artístico soviético: el "pueblo" tiene que entender el arte que se le sirva. Al fin, Stalin y Hitler, un par de horteras, culturalmente hablando).
37 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 21:11
manuelp #33

De manera telegrafica:

El sionismo es un movimiento politico creado por personas que han abandonado la fé judaica y la observancia de la Torah.

La existencia de Israel y su consecución es un acto de herejia contra la esencia de la fé judia.

Asi mejor?
38 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 21:14
# 36 lead

Pero a pesar de toda la propaganda panrusa, la realidad es que Alexander Nevsky se declaró vasallo del khan mongol de la Horda de Oro y le pagó tributo.
39 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 21:15
# 37 ShinBeth

Pues ya le digo que a mi la Torah me es indiferente.
40 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 21:18
[Ejemplos de científicos jesuítas]

Sorel #35

Así, por ejemplo Big Bang, la Gran Explosión con la que, hace unos 14.000 millones de años, comenzó el Universo,lo propuso originalmente el jesuíta y astrofísico belga Georges Lemaître:

http://es.wikipedia.org/wiki/Georges_Lema%C3%AEtre

El texto de Wikipedia sobre el Big Bang es largo y está lleno de enlaces a otros textos interesantes:

http://es.wikipedia.org/wiki/Big_Bang

Otro científico moderno jesuíta importante fue el paleontólogo Teilhard de Chardin:

http://es.wikipedia.org/wiki/Pierre_Teilhard_de_Ch...

También era muy famoso el matemático jesuíta padre Chacoón.

No conozco a ningún monje budista o imam islámico que se haya dedicado a la Ciencia; supongo que para ellos es algo próximo a una blasfemia por intentar desvelar los secretos de la Creación, obra de Dios.


41 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 21:22
muanuelp #39

Pero seguramente cada vez que yo critico la accion del lobby sionista usted esta tentado en eregirse en arbitro y enseñarme la tarjeta roja por "antisemita".

42 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 21:24
La decisiva derrota de la Orden Teutonica no se la infligió Alexander Nevsky, sino las fuerzas unidas de Polonia y Lituania en 1410, en la batalla de Tannenberg.

http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Gr%C3%BCnw...

Derrota de la que los alemanes se tomarian cumplidisima venganza, 500 años más tarde en 1914.

http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_Tannenberg...(1914)
43 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 21:25
# 40 lead

Parece ser
44 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 21:26
# 40 lead

se me fue...

Parece ser que los lamas budistas tibetanos poseian profundos conocimientos en Medicina y Psicologia.
45 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 21:29
# 41 ShinBeth

Yo no le enseño ninguna tarjeta roja, ya dije que estoy contra la censura de las teorias revisionistas. Pero eso no quiere decir que esté de acuerdo con ellas. Igual que me parece legitimo que usted este contra el estado de Israel, pero yo estoy a favor de él.
46 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 21:41
jjvr #29

Parece que Zelaya tuvo que coger la ruta alternativa , ha aterrizado en El Salvador

Zelaya aterriza en El Salvador por la prohibición de entrar a Honduras

http://www.libertaddigital.com/mundo/honduras-advi...

47 silmo, día 5 de Julio de 2009 a las 21:42
Resulta difícil entender la pasividad, indiferencia o resignación de amplios sectores de la población ante los evidentes abusos, mentiras y engaños del poder. LLevamos muchos años lamentando la sumisión mayoritaria en Vascongadas y Cataluña al nacionalismo, lo mismo que la de la mayoría de españoles a los dictados soporíferos de los partidos mayoritarios. Parece imposible explicar tales comportamientos sin recurrir a un viejo fenómeno potenciado desde hace unas décadas hasta lo increíble: hipnosis colectiva.

El poder de los medios de comunicación en manos del estado y de las grandes empresas es enorme en todo el mundo, sobre todo en los países tecnológicamente avanzados. Jámás la humanidad se ha visto bombardeada con tanta propaganda y publicidad política y económica. Más de cincuenta años de adoctrinamiento escolar, radiotelevisivo, cinemátográfico, etc., han sometido a las poblaciones a lavados de cerebro de gran intensidad. Miles de millones de seres humanos conviviendo en espacios prácticamente artificiales desvinculados del entorno natural original, asimilando ininterrumpidamente información selectiva y manipulada, conocimientos fragmentarios, imágenes y sonidos virtuales; aislados en burbujas psicológicas egocéntricas que se parecen unas o otras casi como gotas de agua, convertidos en espectadores de la vida, agotados por la tensión del trabajo, entretenidos pasivamente, controlados, refugiados en el sensualismo y el hedonismo, psicológicamente dependientes, insatisfechos, aburridos, temerosos....


Estamos sometidos a un elaborado y sofisticado proceso de domesticación individual y social a largo plazo como si fueramos animales. El palo y la zanahoria con mayor o menor sutileza, según el momento o el período histórico. Creo que no se puede entender lo de las gambas en España (y en todo el mundo) sin tener en cuenta los estados de hipnosis colectiva permanente convertidos en herramienta básica de la dominación mental, económica y política.
48 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 21:43
[Satlin y Hitler, dos horteras culturales]

El "realismo socialista", norma oficial del arte soviético, tenía su equivalente en el "arte heróico" de los nazis, lejos del "Arte degenerado" vanguardista. En 1937 hubo en Munich una exposición de "Arte degenerado", muestra de lo que ningún artista alemán que se preciase (y apreciase su carrera) debía atreverse a hacer:

http://es.wikipedia.org/wiki/Arte_degenerado

En música, mucho Wagner y nada de Mendelssohn, que era judío, aunque convertido al cristianismo protestante; pero un judío nunca deje de ser judío, cuestión muy clara para los nazis; aunque Göring no estaba de acuerdo:

[Göring] llegó a pronunciar una famosa frase bruscamente en la cara del RFS Heinrich Himmler , a propósito de salvar a un conocido condenado a los campos de concentración:

-"¡Yo decido quién es judío y quién no!"-

El conocido condenado era nada menos que Melitta Gräfin Schenk von Stauffenberg, la famosa aviadora y piloto de pruebas de Stukas asimilada a la Luftwaffe quien, por sus contribuciones en este campo, fue catalogada como esencial.


(ref.: Göring, Wikipedia)

49 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 21:52
manuelp #44

El asunto es: ¿alguien se enteró de eso?

La Ciencia exige, como insiste Popper en su epistemología, el público conocimiento y la pública crítica para verificar qué es verdadero o falso, de acuerdo con la experimentación.

La Ciencia hecha por eclesiásticos cristianos era (y es) parte del mainstream de la Ciencia conocida. Cuando algunos indocumentados, o meros bienintencionados, hablan del juicio a Galileo se olvidan de que Copérnico, el que primero estableció públicamente la hipótesis heliocéntrica, era un sacerdote católico polaco.
50 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 22:00
# 49 lead

Claro que se enteraron. En el Tibet un montón de gente. Yo se lo decia porque decia usted que no conocia ningun monje budista que se hubiera dedicado a la ciencia. El que su tipo de ciencia no sea la occidental, no significa que no se trate de conocimientos válidos.

« 1 2 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899