Pío Moa

« Terminologías absurdas / Vilches odia a Franco / Fracaso de la extrema derecha | Principal | Nazismo y comunismo / Una operación criminal / Freddy Faisán y cia contra el Valle de los Caídos. »

Sobre la División Azul...

29 de Julio de 2011 - 12:21:36 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

 

 ...a la que algunos no perdonan que luchase contra Stalin.

Dos canciones de época, que también tuvieron letra en español, muy populares en la DA: http://www.youtube.com/watch?v=vL0KniirXHM

http://www.youtube.com/watch?v=QwOCB_wzOKI&feature=related

                                                             ***

(texto leído en la Jornadas de historia sobre la División Azul, del 24 de junio pasado)

Por los años 60 se desarrolló en España un sentimiento de abierta simpatía hacia el comunismo en ciertos medios universitarios, clericales e intelectuales, que chocaba con un anticomunismo anterior muy extendido. Aunque fue un sentimiento muy minoritario en la sociedad española, no dejó de crecer en influencia, precisamente por haberse asentado en círculos intelectualmente activos y directivos. Llegó a expandirse a medios muy ajenos al marxismo, como demostró nítidamente la repulsa, incluso en medios derechistas, a Solzhenitsin cuando vino a España a cantar algunas verdades sobre la Unión Soviética.

El fenómeno era chocante, por cuanto los años 60 coincidieron con hechos tan reveladores como la difusión de parte de los crímenes de Stalin desde la misma Unión Soviética, el muro de Berlín construido no como defensa frente al exterior sino, a modo de cárcel, para impedir la fuga desde el interior, o la gran crisis del movimiento comunista internacional, con el enfrentamiento entre China y la Unión Soviética, inimaginable poco tiempo antes, choque realmente feroz en lo ideológico y que llegó a la guerra en los límites chino-siberianos. Es decir, las simpatías pro comunistas se desarrollaron en plena crisis y revelación de las taras del comunismo, un fenómeno extraño y que también se produjo en Europa Occidental y en Usa. Añadamos que se dio en una época de excepcional prosperidad económica en todo Occidente, incluida España, cuando los antiguos antagonismos llamados de clase se habían desvanecido, si alguna vez fueron reales, lo que vuelve más paradójica aquella tendencia.

Creo que el fenómeno tuvo que ver con una especie de vacío espiritual o de ideas, que en España se manifestó como una deliberada despolitización en aras del desarrollismo y de un europeísmo de muy bajo nivel intelectual, sin olvidar que las ideas falangistas, como las socialdemócratas y algunas clericales, tenían bastantes puntos de contacto con ideologías de ultraizquierda. Desde el punto de vista ideológico, por lo demás, el franquismo fue siempre bastante etéreo, sin la coherencia doctrinal del marxismo, este sí una ideología de extraordinaria potencia intelectual y movilizadora una vez se aceptan o se toman como dogmas sus presupuestos teóricos. Pero mi objetivo aquí no es analizar este fenómeno, sino contrastarlo con el ambiente predominante en los años 40.

Es decir, desde los que podemos llamar sentimientos ideológicos desarrollados en y desde los años 60, se hace difícil la comprensión del espíritu que llevó a la División Azul. Ante todo debe resaltarse que el ambiente popular español en los años 40 era extensa e intensamente anticomunista. Y no era menos fuerte en la zona que el Frente Popular retuvo hasta el final, sino probablemente mayor. Las represalias y odios a los "rojos" por parte de los vencedores no impedían a muchos de los vencidos detestar cualquier posibilidad de vuelta de los que antes habían considerado "los suyos": habían sufrido la mayor hambre del siglo XX, debida a los experimentos revolucionarios, acompañada de la arbitrariedad y el terror entre las mismas izquierdas, y habían visto cómo los jefes se ponían a salvo llevándose consigo tesoros expoliados al estado y a los particulares, dejando en la estacada a sus propios sicarios y chekistas. Sin duda muchos de ellos estaban deprimidos, por las circunstancias de posguerra, pero nada añorantes de un régimen como el Frente Popular. Solo algunos comunistas, muy pocos, fueron capaces de persistir en la lucha contra Franco, a quien la mayoría de los ex rojos veía como un mal menor, sin hacerle resistencia significativa. La mayoría prefería olvidar la guerra civil y dedicarse a actividades más constructivas en medio de las penurias propias de una posguerra. Así pues, en todo el país era firme y ampliamente detestado el comunismo, palabra que en la mentalidad corriente abarcaba a la revolución en general, aunque fuera anarquista o socialista, a los republicanos que habían colaborado con ella, y a la Unión Soviética. Y de ahí el eco que encontró inmediatamente el llamamiento de Serrano Súñer, acusando a Rusia de ser culpable por haber prolongado la guerra de España con las muertes y devastaciones consiguientes.

Creo que lo anterior resulta evidente para cuantos hayan estudiado la época con desapasionamiento. Y por eso, numerosos autores posteriores, imbuidos de la mentalidad crecida desde los años 60, han intentado explicar la popularidad y el alud de voluntarios a la División Azul por otros factores, como el hambre, la delincuencia, el deseo de pasarse a los soviéticos, el intento de disimular un pasado rojo, de escapar a la represión en España, coacción o falso voluntariado, etc. Hubo, desde luego, algunos casos de todo ello, cosa inevitable en cualquier situación similar. Pero no hay casos importantes documentados de personas forzadas a servir en la División, y uno de los rasgos de esta fue, precisamente, el número, mucho más escaso de lo previsible, de desertores, delincuentes o hambrientos. En situación de penuria como la que entonces vivía el país podía haber un número de infelices lo bastante tontos o desesperados para intentar escapar del hambre arriesgándose a perder la vida y a sufrir las penalidades extremas que suele traer consigo la guerra. Pero ni podían ser muchos ni verse rodeados de una popularidad como la que gozó la División Azul en aquellos momentos.

Además, habrían sido carne de deserción tan pronto empezaran a sufrir las terribles condiciones de la lucha en la Unión Soviética. Precisamente la continua propaganda soviética en forma de hojas soltadas por aviones o partisanos, y de altavoces del frente, los invitaba a desertar tratándolos desde ese punto de vista, hablándoles de las penalidades que padecían, del gran número de bajas, prometiéndoles el exterminio si resistían y una vida casi regalada en los envidiables campos de prisioneros soviéticos, promesa que los divisionarios  podían creer, ya que no tenían elementos de juicio contrarios. Pues bien, repito, fue escasísimo, proporcionalmente, el número de desertores, tanto los seducidos por tales promesas como los de ideologías izquierdistas que ya se habían alistado en España con intención de pasarse al paraíso de Stalin: en torno a 70, algunos de ellos falsos desertores, pues se declararon así para salvar la vida. La propaganda alemana y divisionaria decía que los prisioneros eran asesinados por los soviéticos, lo cual fue cierto muchas veces, pero no siempre (en la División se produjeron también casos de asesinato de prisioneros, aunque seguramente menores. El caso más importante fue en torno a la Posición intermedia cerca de Udárnik, justificada en la ira por la previa mutilación de los soldados españoles exterminados en dicha posición). Hubo también desertores que no llegaron cumplir su designio, por ser descubiertos y fusilados o devueltos a España, según datos que me ha suministrado Caballero Jurado. Otra cosa es que incluso los izquierdistas que se pasaron a los soviets tuvieran que soportar el trato terrorífico del GULAG en lugar de los laureles y delicias que esperaban.

No menos sorprendente es el escasísimo número de prisioneros que lograron hacer los soviéticos, solo 372 en una unidad por la que pasaron cerca de 50.000 soldados y que estuvo casi constantemente en acción durante dos años. Aunque no conozco una cuantificación precisa (y sería interesante que algún especialista la hiciera), los prisioneros soviéticos hechos por la División, así como los desertores pasados a los españoles, superaron enormemente la corriente contraria, quizá por diez y más veces, según se desprende de los relatos y testimonios. Otro dato crucial fue que los divisionarios procedieron de toda la geografía española y de todas las clases sociales, con un número desusadamente alto de universitarios; seguramente una de las unidades militares de la historia con mayor proporción de ellos, es decir, con más contenido intelectual que cualquier otra, incluidas las Brigadas Internacionales, en las que siempre se ha destacado (y exagerado) el número de intelectuales alistados. Este es otro indicio de que son erróneas las interpretaciones corrientes hechas desde las perspectivas más o menos procomunistas y "progres".

En suma, está claro que las motivaciones esenciales de los voluntarios, por encima o por debajo de las muchas particulares que entrarían en juego en cada caso individual, eran las anticomunistas, patrióticas y religiosas, como en la guerra de España. Se consideraba que España había padecido la agresión directa o indirecta de la URSS y que debía darse la réplica en el propio nido del comunismo, participando en la ofensiva alemana. Importa subrayar que en un principio casi todo el mundo en España y fuera de ella, incluida Inglaterra, daba por supuesto que la Unión Soviética caería como lo había hecho el ejército francoinglés en Francia, es decir, en cuestión de semanas. Pero ya desde la entrada en fuego, los divisionarios comprobarían que el ejército soviético era un enemigo potentísimo, y que el paseo militar con un poco de acción final que esperaban muchos, se convertía en una lucha increíblemente dura. A pesar de ello, repito, apenas hubo deserciones y muy pocos prisioneros, lo que solo puede explicarse por el espíritu, motivación general y voluntariedad de la inmensa mayoría.

 Otro aspecto en torno al ambiente de la época es el de quienes, en la propia España y en el bando nacional, se oponían a la División Azul y trataban de boicotearla o de darle un significado distinto. Son conocidas las pugnas entre Serrano Súñer y Varela. Este último, hombre valeroso pero de inteligencia no especialmente aguda y muy antifalangista, pensó en una división prácticamente regular, lo cual habría significado una declaración de guerra que habría metido a España de hoz y coz en la contienda. Aun así se estableció que los voluntarios fueran encuadrados por mandos militares asimismo voluntarios, para dar mayor eficacia y profesionalidad al conjunto. Todavía más tarde, Varela se empeñó en mandar a Rusia a una nueva división completa de relevo, de carácter exclusivamente militar y quizá poco voluntaria, para borrar en lo posible el tono falangista de la primera división. El plan habría resultado probablemente desastroso, ya que los recién llegados, en su mayor parte bisoños, desconocían las condiciones reales y las formas de lucha en la URSS. La norma, más razonable, consistió en encuadrar a los relevos entre los veteranos, lo que sin duda contribuyó a que la división mantuviera su cohesión y eficacia.

Creo que está poco estudiada la oposición de ciertos medios militares, monárquicos anglófilos sobre todo, que llegaron al maltrato o desatención a los heridos que retornaban de Rusia. No debe olvidarse que la embajada británica desplegó un enorme esfuerzo en defensa de la Unión Soviética, y por tanto contra la División Azul. Hubo, como es sabido, un vasto y costoso plan de soborno a generales españoles, aún no muy bien estudiado; agentes de la embajada se presentaban en lugares públicos mendigando y explicando que procedían de Rusia y divulgando los tópicos de la propaganda soviética, mientras la BBC, muy escuchada en ciertos medios, suministraba gran cantidad de información falsa, afirmando reiteradamente la pérdida de Nóvgorod por la División Azul,  pretendiendo que la División había sido aniquilada en Krasni Bor o exagerando las victorias soviéticas, que ciertamente existieron aunque a costa de un verdadero torrente de sangre: las bajas soviéticas fueron al menos cinco veces más que las españolas, y eso que la División casi nunca contó con apoyo aéreo o de carros, que los contrarios sí tenían, aparte de una artillería muy superior.

Así como la política de Franco tenía una profunda racionalidad, que he examinado en Años de hierro, también la tenía la política inglesa, pues, como he señalado en un artículo reciente y en contra de algunas versiones, fue la resistencia rusa la que salvó a Inglaterra, y no la ayuda anglouseña la que salvó a Stalin. Se trataba de una alianza contra natura, como había sido el Pacto germano-soviético, pero la política y más aún la guerra, "hace extraños compañeros de cama", según el dicho inglés.

Conforme la Wehrmacht fue perdiendo la guerra en Rusia, el entusiasmo por alistarse en la División Azul fue debilitándose, y en la sociedad, en general, creció el escepticismo hacia la victoria alemana y la oposición al mismo Franco dentro del régimen. Eran muchos los que daban por liquidado al franquismo y crecían las conspiraciones, en el ejército y fuera de él. Por otra parte, muchos divisionarios falangistas radicales sufrieron una fuerte desilusión a su vuelta, al constatar en la sociedad y el régimen un espíritu muy distinto del que deseaban. El ejemplo clásico fue Dionisio Ridruejo. Pero esta es ya otra historia, porque a finales de 1943 la División fue retirada, aunque quedara en Rusia una minoría de voluntarios, quizá bajo la impresión de que la derrota del ejército alemán permitiría a los soviéticos llegar a España.

Dado que la División Azul compartió, hasta cierto punto, la derrota con Alemania, podría decirse que su acción resultó inútil desde el punto de vista histórico, incluso que fue contraproducente, al haber ayudado a los nazis. Creo que no es así, al menos en dos puntos. La División fue a luchar contra los soviets, no a identificarse con los planes generales nazis y, contra las acusaciones de la propaganda soviética, no cometió crímenes de guerra (que sí cometieron masivamente tanto los alemanes como los soviéticos o los anglosajones). Tampoco supo de hechos como el Holocausto, aunque presenciara escenas de duro maltrato y ejecución de polacos, rusos y judíos, justificadas como represalias contra los partisanos, lo cual era cierto en unos casos y en otros no.

En segundo lugar, la acción divisionaria tuvo un considerable efecto posterior, por la lógica de los hechos. La D.A. luchó siempre en inferioridad de condiciones, numéricas y materiales, frente a los soviéticos, sin, como dije,  acompañamiento de carros de combate ni de aviación, y con una artillería respetable pero mucho menos masiva que la contraria; y aun así, su rendimiento militar fue muy elevado, continuando también la tradición del ejército nacional en la guerra civil en episodios como el cuartel de Simancas, el Alcázar de Toledo, Santa María de la Cabeza, Belchite, Teruel y otros. Ello significaba que cualquiera que probase a invadir España podía encontrar una resistencia muy difícil de vencer y con grandes sacrificios para el invasor, pese al  estado precario del ejército español. En enero de 1944, cuando arreciaban los rumores de invasión de España por los Aliados y las conspiraciones en el propio ejército para echar a Franco y traer a Don Juan, Franco reunió a los principales generales y les señaló que "un pueblo es invencible cuando tiene corazón y decidida voluntad de lucha", y recordó los casos de los guerrilleros en la Guerra de Independencia y de los guerrilleros comunistas yugoslavos, "que después de tres años de difícil lucha son respetados e incluso reconocidos". También comparó las masivas rendiciones registradas en los dos bandos de la contienda mundial con las casi nulas de las tropas nacionales durante la guerra civil. No evocó, curiosamente, a la División Azul, aunque muy bien pudo haberlo hecho, porque continuaba, como he dicho, una tradición, y su experiencia tenía que contar por fuerza en los cálculos de cualquier posible invasor.

Como fuere, y a pesar del orgullo de haber vencido al Eje, los vencedores no se decidieron a atacar a España. Sabemos por qué: por una parte no les saldría gratis, y el pueblo inglés, especialmente, estaba tan harto de sangre, sudor y lágrimas que pronto despediría a Churchill del poder, un tanto desconsideradamente; por otra parte, ante la decisión de resistir de Franco, muy apoyado popularmente por entonces, el resultado más probable sería una nueva guerra civil en España. Y un suceso tal en una Europa arruinada y hambrienta tendría las mayores probabilidades de propagarse más allá de los Pirineos, como advirtió De Gaulle, favorecer a los poderosos partidos comunistas de Francia e Italia sobre todo, y echar por tierra los esfuerzos para consolidar regímenes democráticos en el oeste del continente, una vez el centro-este del mismo había quedado en manos soviéticas. Por tanto las seguridades sobre la eliminación del régimen español dadas en Yalta fueron revisadas en Potsdam, quedando en una combinación de maquis, presiones y aislamiento a fin de llevar a España al hambre y la miseria como medio de empujar al pueblo a derrocar a Franco. Lo cual tampoco se produjo, como pudo comprobar el maquis comunista. Creo que en todo ello tuvo una influencia indudable, aun si difusa y poco concretada, la experiencia de la División Azul.

(Reproducido también en http://www.religionenlibertad.com/articulo.asp?idarticulo=16840).

Comentarios (78)

« 1 2 »

1 solapado, día 29 de Julio de 2011 a las 12:53
Las elecciones se adelantan al 20 de noviembre. Ya puede decir Zapatero que ha hecho algo bien. Por cierto, y como apunta un comentarista de la noticia en LD, el día coincide con las muertes de Durruti, José Antonio y Paco.
2 manuelp, día 29 de Julio de 2011 a las 13:16
Mejor que canciones alemanas o rusas, para la DA, esta española.

http://www.youtube.com/watch?v=qcS43tSqIyg

En la Division Azul , que fue la primera salida de los soldados españoles a los campos de batalla europeos en casi ciento cincuenta años, se demostró que el infante español conservaba la materia prima de sus antepasados de los Tercios y sólo necesitaba estar bien mandado, cosa que se produjo en la División Azul, al contrario de lo que pasó en la anterior experiencia de las guerras napoleónicas (salvo honrosas excepciones y los caudillos populares de la guerrilla).

Aqui los ocho caballeros laureados de la Division Azul.

http://memoriablau.foros.ws/t754/relacion-laureado...
3 Hegemon1, día 29 de Julio de 2011 a las 13:19
De la DA se están diciendo muchas cosas que no son verdad. Incluso un reciente libro ha sido publicado con el título de "De deliencuentes e indeseables a héroes" o algo así dando a entender que la composición mayoritaria de los divisionarios era de excombatientes republicanos que querían purgar sus culpas o que muchos de ellos fueron alistados a la fuerza o como penitencia a ciertos delitos. Lo cierto es que en muchas oficinas de reclutamiento se cubrieron las plazas en un sólo día. Mayoritariamente se puede decir que la ideología de la División era falangista pero también es cierto que muchas de sus unidades eran tropas regulares del ejercito español, como legionarios o regulares. Si no me equivoco, el Regimiento del Esparza casi por completo eran tropas del ejército español. Otra diferenciación importante es que la División Azul, se integró como 250º División de Infanteria de la Wermagth y no dentro de la Waffen SS.

Con respecto a las mentiras que difundia la BBC, el embajador español en Berlín, Mayalde, visitó el frente a las pocas semanas de que los españoles ocuparan su puesto y relevaran a la 126º División de Infanteria Alemana y a la 18º Motorizada. Acordó con el Estado Mayor de Leeb que cada día se enviara un telegrama con las novedades de la División y con los nombres de la bajas para contarrestar las informaciones falsas que la BBC difundia cada día.

No se hasta qué punto la ideologización de los voluntarios o las condiocnes innatas de los españoles a la hora de combatir puedieron influir en la actuación muy destacable de la División. Desde los alemanes hasta los rusos señalan que fué una división de las mejores en le frente ruso. Algunos apuntan, como he leido recientemente, que fué destacada a un sector secundario, que se limitaron a defender y que no tuvieron oportunidad de hacer grandes ofensivas. Esto no es cierto. Las condiciones en las que se luchó en el sector fué una de las peores tanto por las condiciones climatológicas como por el número de enemigos y sus ofensivas. La DA destacó tanto en la defensa como en el ataque y si en este ultimo no tuvieron más exito y resonancia es porque, como señala Moa, se les encomendaban misiones casi suicidas como el asalto a los cuarteles de Muravesvskiia. Después de 4 horas de continuos intentos, Esparza ordena parar el ataque y le dice al general von Roques: "es una misión de titanes". El alemán, que había observado los ataques conmovido por la acción de los españoles, llamó a Leeb para pedirle apoyo aereo y de artilleria sino era imposible. Nunca lo recibieron.
4 Arditi, día 29 de Julio de 2011 a las 13:20
Es muy destacable en la División Azul, a mi juicio, el enorme número de voluntarios universitarios. Eran la segunda generación de falangistas universitarios, quizá el sector social donde más desproporcionadamente caló el fascismo en España. Probablemente más de la mitad de los falangistas de preguerra fueron universitarios o incluso estudiantes de bachillerato. El idealismo de la juventud universitaria de la época tanto en la preguerra como en la guerra y después es admirable, tanto en un bando como en otro.
5 Jaguar, día 29 de Julio de 2011 a las 13:24

No olvidar lo inolvidable

Hoy recordamos a:
El triple atentado de Barajas, Chamartín y Atocha, y ocho víctimas más de ETA
29 de Julio de 2011 - 09:10:01 - M.J. Grech

http://blogs.libertaddigital.com/in-memoriam/el-tr...

6 Hegemon1, día 29 de Julio de 2011 a las 13:24
Muchas curiosidades se pueden contar de los divisionarios. Una de las que más me llaman la atención es aquellla que un español esacoltaba a unos 60 prisioneros. Por el frío cae desmayado y los prisioneros, en vez de escaparse, encienden un fuego y reaniman al español. Una vez repuesto le devuelven el fusil y este les sigue vigilando.
7 DasBoot, día 29 de Julio de 2011 a las 13:28
La letrilla de Katiuska cantada hace relativamente poco:

http://www.youtube.com/watch?v=ES3vplYzH2I

Y otra version:

http://www.youtube.com/watch?v=wvrNpPh8qyI

De la heroicidad de los divisionarios poco hay que añadir; de la de sus sucesores, esperemos no tener que verlo.

8 DasBoot, día 29 de Julio de 2011 a las 13:32
Y una cosa curiosa acerca del comportamiento de la Division Azul en Rusia.

España fue el único pais con tropas en el Frente del Este que no fue acusado por Rusia de cimenes contra la humanidad.
9 clavius, día 29 de Julio de 2011 a las 13:35
El hombre que odiaba los montacargas para no matar a Dios:

http://elblogdekufisto.blogspot.com/2011/07/el-olo...
10 Picporte, día 29 de Julio de 2011 a las 13:36
Magnífico post, Sr. Moa. No sabía tantas cosas y sobre todo no escritas desde la hagiografía.
11 bacon, día 29 de Julio de 2011 a las 13:51
solapado 1
"Ya puede decir Zapatero que ha hecho algo bien"

No, él dice que todo lo hace bien.
Y como todo lo que hace bien o medio bien, lo hace después de haber negado que lo haría, demasiado tarde y cuando no tiene más remedio.
12 Arditi, día 29 de Julio de 2011 a las 13:55
Otro aspecto destacable de la División Azul fue su carácter idealista. Los divisionarios fueron a Rusia, no para obtener ganancias territoriales o beneficios económicos para su país, fueron a liberar a Rusia del comunismo. Esto explica su trato humano a la población local de su zona.
Además se encuentran dentro de la mejor tradición de la infantería española, encajando a la perfección en los inmortales versos de Calderón: "Este ejército que ves, vago al hielo y al calor, la república mejor....."
13 lead, día 29 de Julio de 2011 a las 13:56
[Anarcocapitalismo contra Objetivismo de Estado mínimo con gobierno limitado]


Para cuando rawolf se vuelva a asomar por aquí, comento su #82 del hilo ante-anterior ("La mujer debe servir...") en mi #104 del mismo hilo:

104 lead, día 28 de Julio de 2011 a las 00:34

[Cooperación social: División del conocimiento] [Anarcocapitalismo]

rawolf en #82


El enlace a liberalismo.org que incluyo en ese #104, con la carta abierta del anarcocapitalista Roy A. Childs, Jr. a la objetivista Ayn Rand (defensora de un Estado con gobierno mínimo) es especialmente interesante en relación con el debate de anteayer (que continuó al comienzo del hilo de ayer).

14 xka, día 29 de Julio de 2011 a las 14:48
Sr Moa, ¿de verdad cree que el pacto germano-sovietico era "antinatura"?. Cierto que acabaron en una guerra, pero yo creo que esa guerra entre unos y otros era inevitable, no por sus diferencias, sino por sus parecidos.

Siempre he pensado que las diferencias entre nazismo-comunismo son más estéticas que de fondo. Y que dichas diferencias han sido exageradas con unas consecuencias nefastas.
15 comino, día 29 de Julio de 2011 a las 15:01
He estado muchos días hundido en la cama por una enfermedad y por el calor monstruoso que hace aquí en Córdoba. Leyendo “Las confesiones de Felipe II, Rey de España” de Ricardo de la Cierva, me entero de las traiciones de Antonio Pérez, “arquetipo del traidor”, como lo llama este historiador: arquetipo platónico del traidor, cabría añadir. Provocó la ejecución, tan trágica y teatral, de Juan Escobedo; Levantó a Aragón en rebeldía, con un posible efecto dominó; huyó con papeles secretos a Francia e Inglaterra donde conspiró contra su rey y tramó ataques e invasiones contra España, en buena medida fallidos. Y, su gran logro, contribuyó con su pluma a las calumnias de la Leyenda Negra, de tan rotundo y perdurable éxito a través de los siglos. Merece un puesto de honor entre los traidores y perturbados por su afán de notoriedad y poder, tras la estela de Las Casas o Don Oppas. No parece haber un gran proyecto detrás de sus traiciones, ni ninguna reivindicación concreta o sensata; sólo se percibe un ideal rastrero del poder, sin ninguna concepción alta; un frío y calculado uso de sus amigos y conocidos, a la manera de Yago con Otelo; incapacidad manifiesta para amar, como demostró con la princesa de Éboli, que acabó sus días emparedada; un afán destructor que parece casi satánico. Recuerda mucho, hasta en los dibujos, a Alfredo Pérez Rubalcaba. Los logros de éste son bien conocidos: el Gal, la corrupción oceánica, el golpe de estado mediático y político del 13-m, la colaboración con la Eta, el chivatazo a la Eta o caso Faisán, la alta traición al entregarle a nuestra enemiga Inglaterra las aguas españolas que rodean al Peñón de Gibraltar (junto con la Chacón y el eunuco Moratinos), el colaboracionismo con nuestra enemiga Inglaterra al permitir el uso de otros puertos y aeropuertos españoles por tropas inglesas (cuando el volcán islandés provocó el cierre de casi todo el espacio aéreo europeo) al mismo tiempo, ¡ o sea, al mismo tiempo!, que nos atacaban y humillaban en Gibraltar. Y aunque es muy difícil de calibrar, con toda seguridad tal cantidad de delitos y fechorías tendrán efectos deletéreos en su vida privada o doméstica, de igual modo que todos vimos en aquella terrible y memorable foto de Zapatero, su mujer y sus hijas en Nueva York la perturbación del presidente y la disfuncionalidad de esa familia. ¡Y un traidor tan repugnante y, aunque no creamos en el diablo, satánico como Pérez Rubalcaba puede llegar a ser presidente! Quizás Alfredo Pérez, sin broma, sea la reencarnación de Antonio Pérez.
16 Askari, día 29 de Julio de 2011 a las 15:24
http://www.brightcecilia.net/gallery2/v/Composers/...

Le conocí en 1988 , en Berlin en un concierto de musica contemporanea.

Su unico exito mundial fué este.

http://en.wikipedia.org/wiki/Norbert_Schultze

Gracias Don Pio , por hacerme recordar esa musica y a este gran hombre.
17 manuelp, día 29 de Julio de 2011 a las 16:25
No estoy muy convencido de que la Division Azul tuviese demasiada influencia en que los Aliados no se decidieran a atacar a España. Creo que tuvo más imporancia el fracaso de la invasión comunista del valle de Arán en octubre de 1944, que demostró que el ejército español estaba en condiciones de enfrentar a cualquier enemigo en el territorio nacional.
18 manuelp, día 29 de Julio de 2011 a las 16:47
#3 Hegemon1

El frustrado asalto a los cuarteles de Muravevskiia fue protagonizado por el "batallón de la Tia Bernarda", que era el batallón de depósito de la Division Azul, formado mayoritariamente por legionarios y regulares.
Sufrieron grande pérdidas en los combates del area de Tigoda (que era donde estaban los cuarteles), al punto que los españoles improvisaron una coplilla:

Si nos meten en Tigoda
y después en Nikitino
los que regresen a España
cabrán en un Topolino.

http://www.forosegundaguerra.com/viewtopic.php?f=5...
19 doiraje, día 29 de Julio de 2011 a las 17:09
Bueno, van por ustedes. Seguro que las conocen, y más seguro de que les gustarán:

http://www.youtube.com/watch?v=RruKRSSKd7g
20 Arditi, día 29 de Julio de 2011 a las 17:24
manuelp #17
No creo yo que a los Aliados les impresionase mucho la invasión del valle de Arán, ni por parte de los vencedores ni por los vencidos. Simplemente a los Aliados no les aportaba nada una invasión de la Península, especialmente desde que la dirección estratégica había pasado a manos de EEUU. Por otro lado el ejército español en 1944 no estaba en condiciones de hacer frente a una invasión aliada. Frente a una división acorazada de EEUU o británica tipo las que luchaban en el Frente occidental, solo podía ofrecer una cosa: valor
21 manuelp, día 29 de Julio de 2011 a las 17:30
# 20 Arditi

Ahora me tengo que ir, luego seguimos si quiere, solo decirle que el ejercito español de 1944, luchando en el terreno nacional, podía hacer frente perfectamente a cualquier division de los ejercitos USA o de GB, que dicho sea de paso, no se distinguían precisamente por su mordiente en batalla, al contrario de las tropas homónimas de su nick.

http://webcache.googleusercontent.com/search?q=cac...
22 Arditi, día 29 de Julio de 2011 a las 17:50
#21 manuelp
Bueno yo también tengo que irme, no lo se, tengo mis serias dudas sobre la posible eficacia del ejército español en 1944 en una guerra moderna contra los aliados, pero estaré encantado de recibir un punto de vista diferente sobre este aspecto, aunque sí que tengo que discrepar sobre el tema del "mordiente" de las divisiones aliadas, en especial las norteamericanas.
Un saludo
23 doiraje, día 29 de Julio de 2011 a las 18:59
Por cierto, elecciones el 20-N. Me preguntaba cuál sería la motivación de este nefando sujeto para convocarlas en tal fecha. Pensaba en una última ironía de este pervertido; en la expresión postrera de su rencor (que no memoria) histórico; en que buscara asociar la más que probable victoria del PP a esta fecha de resonancias franquistas (ojo con la asociación: victoria-muerte, en un doble sentido: la derecha, aun cuando vence, muere; y la derecha como muerte), etc.

Pero de estas pajas mentales me acaba de sacar un ex-líder del PSOE, Luis Solana, en unas declaraciones que acaba de hacer a 13TV. Ha dicho que, por favor, el PP tenga cuidado con sus bases en fecha tan señalada... Una vez más, el miedo a la derecha, la derecha como fascismo salvaje y asesino, el doberman, el 20-N, Franco y las elecciones "generalísimas": vuelve la derecha, vuelve Franco. El 20-N como el día de la bestia.

En efecto, no era inocente la elección de esta fecha. Se trata del último excremento del miserable. Hasta el último día nos llenará de su mier_da.

En fin... Yo sé muy bien cómo lo pasaré ese día: en el Valle de los Caídos... oyendo Misa.
24 lead, día 29 de Julio de 2011 a las 19:05
[La identidad esencial del nazismo y el comunismo, los dos totalistarismos socialistas, los "gemelos fraternales" (Pierre Chaunu)]

xka #14

En efecto, nazismo alemán y comunismo stalinista soviético son dos formas coetáneas del socialismo totalitario que compartían los rasgos esenciales, incluso algunos de los estéticos, pues ambos eran competidores que se dirigían al mismo público objetivo: las masas obreras y de la baja clase media, es decir, la mayoría de las poblaciones de los países:

http://www.youtube.com/watch?v=3tyCAPp4Dng&fea...

La invasión conjunta de Polonia, en Septiembre de 1939, uno atacando por el Oeste y el otro por el Este, en una alianza para, finalmente, repartirse Europa según el Protocolo secreto del Pacto instado por Stalin, demostró otra de las características comunes que compartían: la brutal agresividad contra otras naciones para intentar dominar el mundo por las bravas:

http://www.youtube.com/watch?v=D-URfx_k9uU&fea...

http://www.youtube.com/watch?v=R9XrscWjPYs

http://www.youtube.com/watch?v=3cSsB_jvk6U

http://www.youtube.com/watch?v=P3uFUxMwA1w&fea...


Las similitudes fundamentales entre nazismo y comunismo han sido bien estudiadas por autores varuios: Alain Besançon, Alain de Benoist (quizá, la mejor), Friedrich Hayek, Hanna Arendt, François Furet, Ernst Nolte, Raymond Aron, etc.

De Alain Besançon:

http://www.sigloxxi.org/fisura-ii/f2-003.htm

De Alain de Benoist (traducido por José Javier Esparza, el de Intereconomía y editor de "El libro negro de la izquierda española"):

http://www.sigloxxi.org/fisura-ii/f2-003.htm

Comentario del trabajo de Benoist por Carlos Semprún Maura (hermano de Jorge, el guionista de "L'aveu", "Z", "Section spécial", "La guerre est finie", etc.) en Libertad Digital:

http://libros.libertaddigital.com/de-tejas-abajo-i...

Algunas citas varias (Max Eatman, W H Chamberlain, Jean François Revel en "La Gran Mascarada", etc.):

http://liberalaccidental.wordpress.com/2008/10/18/...

Artículo de Richard W. Rahn en CATO Institute:

http://www.elcato.org/publicaciones/articulos/art-...

Artículo en liberalismo.org "La ecología, otro punto de encuentro entre nazismo y marxismo", por Fernando Serra (recomiendo especialmente su lectura pues demuestra que el núcleo duro del progresismo actual --ecología, derechos de los animales, eugenesia, eutanasia, etc.-- es nazi, siendo los nacionalsocialistas los primeros que legislaron sobre la protección de la Naturaleza, el maltrato animal, etc.; otro punto de encuentro entre nazis y progres actuales es su entendimiento con los islamistas):

http://www.liberalismo.org/articulo/118/54/ecologi...

http://ecosofia.org/2006/05/hitler_derechos_animal...

De François Furet sobre "las dos caras de un mismo monstruo totalitario" en "Le passé d'une illusion":

http://www.atinachile.cl/content/view/55937/Fran-o...

Comentario de Carlos Semprún Maura sobre la evolución de François Furet y otros historiadores e intelectuales franceses notables:

http://libros.libertaddigital.com/los-senderos-de-...

En cuanto a Friedrich Hayek, en "Camino de servidumbre" puedes encontrar varios pasajes donde Hayek muestra la esencial identidad entre el fascismo y el comunismo (así, ver págs. 56 a 61 en la edición de 2007 de Alianza Editorial, así como las págs. 8 y 9 --Nota del traductor, José Vergara, de la edición de 1946, donde dice, en 1946!!):

"Aunque la identidad de hecho entre comunismo y nazismo sea ahora, en 1946, evidente no lo era tanto para todos hace unos años, y menos en el campo ideológico"

Bueno, pues esto está escrito en 1946; todavía hoy eso que se llama "la izquierda" (un insulto para la izquierda original de la primera y positiva Revolución francesa, la de 1789 a 1792, la de la Constitución de 1791, con una Monarquía constitucional: los girondinos), la "izquierda", digo, sigue hoy, 55 años después de escritas esas clarividentes palabras, con la "vulgata soviética", que dijera Alain Besançon, de separar al comunismo soviético (la izquierda") del nazismo alemán ("la derecha", incluso la "extrema derecha"):...de chiste, cuando realmente estamos hablando de los "gemelos fraternales".

Bueno, creo que te he proporcionado abundante material para que se pueda apreciar la esencial identidad del comunismo y el nazismo.

NOTA. Philippe Nemo, en su obra "¿Qué es Occidente?" (editada por"gota a gota", de FAES), niega al socialismo marxista y al nazi-fascismo su condición de ideas occidentales pues no participan de la esencia de lo que ha ido definiendo la cultura occidental: el civismo y racionalismo de Atenas, el Derecho, el individualismo y el humanismo de Roma, la ética judeocristiana y la experiencia de la democracia liberal, basada en los derechos del individuo y en el Estado de Derecho, con un poder limitado a lo establecido previamente en las leyes y dividido. Marxismo y nazi-fascismo son un intento reaccionario de vuelta atrás, a la sociedad cerrada y tribalizada, donde unos pocos mandan despóticamente y las masas, reducidas a la condición de súbditos obedientes al mando, sólo confían en la benevolencia de sus jefes: ni individuo, ni derechos, ni mercado...sólo paciente, desesperanzada y perruna obediencia.













25 doiraje, día 29 de Julio de 2011 a las 19:30
Y por cierto, ya nos podemos preparar para las movilizaciones de los perroflautas y la chusma ultraizquierdista para entonces. Intentarán otro 13-M de presión, caos callejero y demás agitprop en la que los socialistas son verdaderos expertos. ¡Y Rubalcaba de candidato, como jefe supremo de todo ello!

El horror del zapaterismo nació como tal el 11-M. En él se incubó el 15-M para acabar me temo en un 15-N de confusión y miedo.

D. Luis Solana, por favor, hagan ustedes un llamamiento a las bases de su partido para que no presionen a la ciudadanía y aquél que quiera ejercer su derecho a votar lo pueda hacer sin miedo.
26 lead, día 29 de Julio de 2011 a las 20:58
Mi post #24:

Enlace correcto al trabajo de Alain de Benoist:

http://www.laeditorialvirtual.com.ar/Pages/Benoist...
27 manuelp, día 29 de Julio de 2011 a las 21:09
# 22 Arditi

El ejército español en 1944, tenía una gran cantidad de soldados y reservistas fogueados en la guerra civil, encuadrados por suboficiales, oficiales, jefes y generales con experiencia de mando y combate y material suficiente para armar por lo menos diez cuerpos de ejército de 50.000 hombres cada uno.
Si a eso añadimos, un terreno especialmente montañoso como es el español y una gran movilización patriótica ante una invasión extranjera, los factores morales y estratégicos estaban a favor de España.
En cuanto a la capacidad de combate de los ejércitos anglo-americanos estaba basada casi exclusivamente en su superioridad abrumadora en tanques y aviación, sin la cual no eran capaces de obtener ventaja en ningún combate y estas armas no eran las más idóneas para ser empleadas en el terreno español, sirva como ejemplo la batalla de MonteCassino en donde se estrellaron una y otra vez a pesar de los bombardeos masivos.
En suma, que los anglo-americanos, hubiesen tenido que pagar un coste terrible en vidas, que no estaban dispuestos a asumir, para conseguir ¿qué?.
28 gorgias_, día 29 de Julio de 2011 a las 21:29

Yo creo que al margen de consideraciones militares, la clave está en la última frase de ManuelP.

¿Para conseguir que? Si los ingleses hubiesen perdido Gibraltar o algo similar igual hubiesen tenido algún motivo. Pero fuera de una confrontación directa ¿Para qué?
En todo caso con Alemania dejaban fuera de juego un rival y enemigo tradicional, pero con España que no habia participado en la guerra y que ademas a partir del 43 había tenido una posición más bien ambigua para que complicarse la vida.

La democracia o el liberalismo en realidad siempre fué algo totalmente secundario para los anglosajones. Al fin de al cabo bien que le sirvieron Polonia en bandeja a Stalin que no era mejor que Hitler. Justamente el motivo oficial de la guerra.

Así que en realidad lo más lógico era precisamente lo que hicieron, "pasar" de Franco y España, y no meterse en camisa de once varas donde no tenían nada que ganar. Hay que pensar que eran los "rojos" los más proclives a una intervención aliada, los mismos rojos de los unos años antes se habían desentendido de forma más o menos disimulada Francia e Inglaterra durante la GC ¿Por que iban años despues a tenerles más afecto del que nunca les tuvieron?

Saludos.
29 Arditi, día 29 de Julio de 2011 a las 21:33
#27 manuelp
Para conseguir ¿qué?,efectivamente tú lo has dicho, no tenía ningún sentido para los aliados invadir España, por eso estamos hablando de historia ficción.
Si el ejército español tenía soldados fogueados en la guerra civil, los aliados los tenían en la Segunda Guerra Mundial, una guerra muchísimo más dura y además enfrentándose a un enemigo infínitamente superior, en todos los aspectos, al ejército popular de la República. La superioridad de material es un componente fundamental en todas las guerras y aprovecharla demuestra la inteligencia de los contendientes. Las divisiones que pudiesen armar el ejército español serían en comparación con las aliadas, divisiones propias de la I Guerra Mundial. En 1944 los ejércitos aliados estaban completamente mecanizados y sabían perfectamente, al menos los americanos, como se hacía una guerra de movimiento...y en España hay sitio para hacerla, como demostró por cierto Yague. España es montañosa, pero no es Italia. Además los aliados lo tenían muy fácil contra España, su flota podría aniquilar a la nuestra, podrían bloquear nuestros puertos cortándonos todos los suministros, tan necesarios del exterior, su aviación barrería la nuestra ya rrasarían nuestras ciudades y nuestra escasa industria...en fin sería una masacre.
No dudo de la resistencia española a la guerra y del fervor patriótico que desataría la guerra, sería como una nueva Guerra de la Independencia, pero con una diferencia...nadie nos ayudaría.

Ah por cierto la batalla de Montecasino la ganaron los aliados, y creo que no se puede negar arrojo a los asaltantes ya fuesen ingleses, neozelandeses, canadienses o polacos
30 PINOCHO8, día 29 de Julio de 2011 a las 21:35
Siempre acertado y correcto ¡Cuanto tienen otros que aprender de Vd.! Es increíble lo extraordinariamente difícil que es contar la historia de España tal como fue. Solo algunas pocas personas, tienen el valor y el coraje personal e intelectual, de decir lo que piensan y van abriendo brecha, los que vengan detrás lo tendrán más fácil gracias a personas como Vd. Animo D. Pío. Saludos
31 gorgias_, día 29 de Julio de 2011 a las 21:45

Las discusiones sobre situaciones bélicas hipoteticas casi siempre suelen ser esteriles. Ahora casi seguro que ManuelP le recuerda Vietnam u otras guerras "asimetricas", mismamente la de la URSS contra Finlandia o la actual de Afganistan (que veremos a ver como acaba). La cuestión no creo yo que sea tanto si los aliados tenian capacidad de ganar una guerra contra España, que obviamente la tenian, mismamente aunque fuese a fuerza de bombazos atomicos. Sino si hubiesen estado dispuestos a pagar el precio de esa victoria....

Piense que los propios USA habiendo casi barrido a los japoneses en el Pacifico, con MUCHISSSSSSIMAS menos victimas y perdidas materiales que las del eje ya tuvo que tirar de las matanzas indiscriminadas en Hiroshima y Nagasaki (ademas de otros episodios "gloriosos" como el bombardeo de Tokio) porque no estaban preparados ni dispuestos a asumir las perdidas de una invasión del Japón. Y eso que se la tenían jurada...

Así pues, quien es el guapo que le vende al americano medio las más que probables decenas de miles de bajas y las bajas civiles de una guerra con España....
32 Arditi, día 29 de Julio de 2011 a las 21:48
Respecto del tema del "mordiente" de los ejércitos aliados en la segunda guerra mundial, habría que distinguir. Los británicos estaban todavía bajo el síndrome Somme y Paschandale de la I guerra Mundial, donde la mejor juventud británica había sido aniquilada, por lo que es lógico que fuesen recelosos, y prefiriesen volver a su tradicional estrategia bélica de golpes indirectos, dado lo mal que les había ido al golpear directamente en 1914, y que fuesen muy cautos y solo contando con una aplastante superioridad numérica y de material se atreviesen a lanzarse a la ofensiva. De ahí la sorpresa alemana ante la operación militar más audaz de toda la guerra, la batalla de Arhem.
Respecto del ejército norteamericano, su bautismo de fuego en el teatro bélico occidental, en el norte de África dejó mucho que desear, cosa lógica dado que era un ejército de reclutas de nueva creación, pero aprendió pronto y se reorganizó y empezó a dar frutos rápidamente. En Normandía las divisiones americanas combatieron bien, sobre todos las de élite, las paracaidistas...pero su consagración como ejército con "mordiente" desde mi punto de vista estuvo en las Ardenas, donde reaccionó bien y aniquiló los restos del ejército alemán.
¿Qué hubiesen hecho los aliados contra la poderosa Wermatch de 1942? Buena pregunta para otro debate
33 manuelp, día 29 de Julio de 2011 a las 21:51
# 29 Arditi

Efectivamente, España no es Italia, es más montañosa que Italia- y que cualquier otro pais europeo, excepto Suiza-, y en Montecassino los asaltantes aliados solo pudieron poner pie cuando se habian retirado los cazadores paracaidistas alemanes- los diablos verdes- porque la linea Gustav se habia quebrado en otros puntos y el avance aliado por Italia arriba fue lento y costoso, de manera que para el final de la guerra todavia no habian llegado a la frontera norte.
34 Arditi, día 29 de Julio de 2011 a las 22:00
#31 Gorgias
Creo que tanto manuelp como yo estamos de acuerdo en que a los Aliados no se les había perdido nada en España, pero también es cierto que pudo darse el caso, más aun los Aliados habían elaborado planes, eso sí rudimentarios de invasión de España, y se llegaron a plantear a los soviéticos, siendo inmediatamente rechazados por Stalin que lo que quería era un segundo frente en Francia.
#33 manuelp
Sí pero la batalla la ganaron los aliados. En cuanto a la orografia piense en la diferencia de extensión entre uno y otro país. Además el retraso de la campaña italiana después de la toma de Roma se debió a la necesidad de centrar todos los esfuerzos en Francia, incluyendo la preparación del segundo desembarco en el sur de Francia en agosto del 44

Yo sigo pensando, que la División Azul, fue un ejemplo de lo que podía esperarse de un ejército español en combate en una guerra moderna, pero aunque tuviése España 30 divisiones azules, creo que en un enfrentamiento con los aliados hubiésemos tenido que recurrir al General "no importa" de la Guerra de la Independencia

Saludos
35 aristocc, día 29 de Julio de 2011 a las 22:03

(lamento no seguir en el lugar adecuado,pero comentaron que no suele leerse temas antiguos)

#81 Fausto19 (blog anterior)

Agradezco su aportación.Yo había llegado a un cuento parecido,o cuentos parecidos ampliados a otras areas.Pero es solo parte del estudio del tema,lo que he pensado durante tanto tiempo es porque la educación en la mayoría de sus niveles enseña la ciencia como una verdad absoluta para que despues solo una pequeña minoria muy especializada se de cuenta (si quiere) que son verdades relativas,en el pleno sentido de la palabra.¿No sería mejor empezar contando esos "cuentos" de principio?¿Qué interés hay en que las personas adopten la ciencia como "dogma de fe"?.
Parece que le doy mucha importancia a este tema.Contaré una anecdota (que suele suceder en muchas ocasiones).
En conversación con un amigo -...solo existen cosas verdaderas como el átomo...
-¿qué átomo?¿el de la teoría de Niels Bohr,la hipótesis de Louis de Broglie,el de la teoría de los orbitales moleculares,el de la teoría de los electrones de valencia,..?.
Ahí se queda mirándome diciendo con los ojos,¿pero sabe de que habla?.
No le falta razón.
36 manuelp, día 29 de Julio de 2011 a las 22:05
# 32 Arditi

La batalla de Arhem precisamente si algo demuestra es la inutilidad británica para operaciones ofensivas. Tanto el desembarco de los paracaidistas de la 1ª division aerotransportada y su incapacidad para conquistar el puente ante la resistencia de las desperdigadas unidades de la 9ª y 10ª panzer-SS divisiones que estaban reorganizándose, como el fracaso de los blindados de los Guardias Irlandeses del teniente coronel Vandeleur en avanzar por tierra ante escasas y poco potentes unidades alemanas de contención.
Y en Normandia, la 82ª y 101ª divisiones aerotransportadas americanas no contribuyeron gran cosa al éxito, principalmente porque tomaron tierra muy desperdigadas y estuvieron deambulando sin rumbo buena parte de la noche.
37 manuelp, día 29 de Julio de 2011 a las 22:09
# 31 gorgias_ y # 34 Arditi

Por supuesto que a los aliados no les interesó invadir España, pero uno de los factores fundamentales , si no el más fundamental, fue la previsible resistencia que iban a encontrar.
Si hubiesen estado seguros de obtener una victoria a poco precio, es muy posible que lo hubiesen intentado.
38 aristocc, día 29 de Julio de 2011 a las 22:12

Olvidé comentar la relación que me parece tener esa falta de conocimiento de los "cuentos" de las ciencias puras en una generalización de verdades absolutas en las ciencias "blandas".
39 comino, día 29 de Julio de 2011 a las 22:29

He leído con sumo interés lo de nuestra División Azul. Produce un gran orgullo ver a soldados españoles luchando con heroísmo, y sin cometer crímenes de guerra. Luchaban contra el comunismo soviético, que había hecho estragos en España. He notado a veces, en mucha gente y escritos, pena porque España no entrase en la Guerra Mundial, lo que nos privó de la posibilidad de grandes actos heroicos y confirmaría nuestra ridícula categoría de potencia de segunda o tercera. Pero la decisión de no entrar en la guerra fue una decisión política de Franco y muchos españoles, casi siempre del mismo bando, protagonizaron actos heroicos en la guerra civil y en la División Azul. Esa carnicería repugnante que fue la Segunda Guerra Mundial y el destino de las naciones europeas implicadas no produce ninguna envidia. Nazis, soviéticos y anglosajones cometieron crímenes de guerra. Los anglouseños, los grandes vencedores en la propaganda, llegado un punto conocieron el exterminio sistemático de los judíos pero no mostraron gran diligencia en cortarlo, como se encargan de recordarnos ahora muchos judíos. La política aliada contra España acabada la guerra demuestra ingratitud y fanatismo. El heroísmo español no desmerece del alemán o soviético. Y el heroísmo inglés está sobrevalorado, y los propios ingleses le pegaron una patada en el culo a su primer ministro para echarlo. Muchos de nuestros exquisitos y delicados anglómanos se excitan caninamente con Inglaterra, aunque quedó arruinada, perdió su imperio y su supremacía mundial, se manchó bien las manos de sangre, difícil o imposible de lavar como en Macbeth y, repitámoslo, pagó la neutralidad española con un desdén y un bloqueo fanáticos. No hay nada envidiable en la marcha de Europa y del mundo en esos momentos y sí mucho en la neutralidad española. Si España hubiera entrado en la Segunda Guerra Mundial, nos hubiéramos encontrado en una situación similar a la afrancesada del tirano Napoleón, que arrasó España a conciencia, con la inestimable ayuda de los ingleses, supuestos aliados, que también arrasaban manufacturas y se daban a los crímenes y al pillaje. La guerra del francés y las agresiones e intromisiones externas inauguran el siglo más caótico de la historia de España. La victoria de Franco en casa y su neutralidad en la Segunda Gran Carnicería Mundial abren un periodo nunca visto en muchos siglos y hasta ahora no interrumpido (pese al desvarío de nuestra chusma política) de paz social y prosperidad económica. Los españoles que quieran sentirse orgullosos por actos de heroísmo o por un líder capaz y providencial, no tienen que mirar a nadie de fuera, ni mucho menos a Churchill ni a Inglaterra: ahí están todos los españoles que lucharon con valor en nuestra guerra y salvaron a España y ahí están los méritos de Franco.
40 Arditi, día 29 de Julio de 2011 a las 22:30
#36 manuelp
Estoy de acuerdo contigo, pero reconocerás conmigo que fue una de las operaciones más audaces de toda la guerra, y ¡¡planificada por los británicos!! y también reconocerás el "mordiente" de los diablos rojos. En la campaña de Normandía me refiero a que combatieron bien y con espíritu. El día del desembarco influyeron precisamente porque al caer tan desperdigados, volvieron locos a los alemanes que iban de un lado para otro
No creo que lo hubiesen intentado, la invasión de España, ni aun estando seguros de obtener una fácil victoria, una vez que se decidió la estrategia del segundo frente, todo los demás era desviar recursos
41 manuelp, día 29 de Julio de 2011 a las 22:37
# 40 Arditi

La operación Market-Garden era una temeridad y hasta los propios oficiales aliados del Estado mayor dijeron aquella célebre frase de "Un puente demasiado lejano".
¿Quienes eran los diablos rojos?. solo conozco por ese apodo a los jugadores del Manchester United.
42 gorgias_, día 29 de Julio de 2011 a las 22:38

A ver, es que me parece que estamos hablando de situaciones diferentes. Yo siempre me he referido a una hipotetica invasión de España, tras la derrota de Alemania y despues de finalizada la SGM.

Si de lo que se trata es de una declaración de guerra previa, coincidiendo con la guerra aún en marcha y una posible invasión alternativa a Normandia, entonces el disparate hubiese sido aún mayor ¿Echarse encima como minimo a medio millon de hombres de refresco, equipados en parte por donaciones de material aleman o italiano y tener en España un enorme "portaviones" para sabotear todas las operaciones en el Mediterraneo?
En esas condiciones no es que no vea fácil la derrota de España, es que hubiese dudado incluso de la invasión o derrota italianas, considerando que parte de su retaguardia estaría protegida por España.
En ese caso el único handicap importante hubiese sido la URSS, y eso si que es aventurar ya demasiado. Ahora de lo que estoy seguro es que una invasión aliada de la peninsula hubiese sido un desastre SIN PALIATIVOS para los aliados, con divisiones acorazadas o sin ellas. Y por muchisimos motivos, no solo la probable resistencia española, sino la misma logistica de una operación de semejante envergadura, donde la principal base de abastecimiento hubiese tenido que estar tan al norte como en Inglaterra o en el mejor de los casos en Portugal, si se dejan claro....
43 manuelp, día 29 de Julio de 2011 a las 22:47
# 42

Si, si, la hipótesis es una invasión aliada despues de acabada la guerra.
44 manuelp, día 29 de Julio de 2011 a las 22:51
# 41

El que pronunció la famosa frase fue el segundo comandante del primer ejército aerotransportado aliado, teniente general Frederick Browning.

http://en.wikipedia.org/wiki/Frederick_Browning
45 manuelp, día 29 de Julio de 2011 a las 22:57
Lo dejo por hoy. Buenas noches.
46 Arditi, día 29 de Julio de 2011 a las 23:36
#41 manuelp
Los diablos rojos era como se conocía a los paracidistas británicos de la 1ª División Aerotransportada británica que saltarón sobre el puente de Arhem en septiembre de 1944. A pesar de enfrentarse a fuerzas superiores, incluyendo elementos acorazados resistieron durante varios días, recibiendo sus integrante varias cruces Victoria por su heroismo.
No estoy de acuerdo contigo, la operación market garden estuvo muy cerca de ser un éxito, el XXX Cuerpo Británico estuvo a punto de enlazar con los paracaidistas. En todo caso las maniobras audaces son las que deciden las guerras y evitan muertos. Por cierto si no me equivo los diablos rojos (no los del Manchester claro) fueron los que intervienieron en el triste blody sunday, muy a pesar suyo
#42 gorgias
Y para qué narices iban a invadir los aliados España después de la II Guerra Mundial? En todo caso ¿desastre sin paliativos? insisto estaba tirado, la flota aliada bloquearía nuestros puertos, su aviación arrasaría nuestras ciudades e industrias y sobre todo quién nos iba ayudar, quienes serían nuestros aliados? NADIE, yo no digo que hubiese sido un paseo, pero la victoria aliada hubiese sido segura. Por eso la habilidad diplomática de Franco de mantenernos neutrales nunca será lo suficientemente agradecida
47 dragonto, día 30 de Julio de 2011 a las 00:39
#35 - Aristocc

Lo que Vd. comenta sobre el atomo son diversos estadios de avance de la ciencia, no es que todos esten a la vez como teorias actuales.

No creo que nadie tome la ciencia como dogma de fe, excepto los progres y algunos políticos cuando les va bién.

La ciencia es exactamente lo contrario del dogma de fe, se acepta lo que funciona y explica bién los resultados de lo que se conoce, de 100 casos se deben cumplir los 100. Si se encuentra un caso que no cumple la teoria cientifica, se vuelve a estudiar el fenomeno y se desarrolla otra teoría que explique los anteriores y los nuevos.

Las teorias cientificas no son la "verdad" de las entrañas de la materia o la energía, si Vd. creía eso, nunca entendío de que iba.

La ciencia ofrece un formalismo matemático (una caja negra), que funciona deacuerdo con una invención que tiende a ser lo más simple y unificada posible, y que cuando le mete las entradas de un problema por un lado, le saca las soluciones por otro.

Eso no quiere decir que la realidad sea exactamente así, al pie de la letra, sino que ese formalismo tiene muchas probabilidades de representar lo que realmente pasa en la realidad.

Desde luego, lo que si hace es predecir y resolver soluciones a problemas, y eso permite construir ingenios que son útiles.

La ciencia siempre debe demostrar, en todos los casos que Vd. pueda pensar, que funciona, y su avance requiere que se discutan las teorías, no que se tomen como dogmas, sino que se pongan a prueba.
48 dragonto, día 30 de Julio de 2011 a las 00:44
(hilo anterior) #89, 116 - Fausto19,

Creo que no puede Vd errar más la solución al problema.

Mientras la "obra común" es una entelequia; coja Vd. a dos sabios y no se pondrán de acuerdo en cual es la solución a un problema donde la solución es opinable.

Luego los "sabios" e "inteligentes" muchas veces carecen del conocimiento práctico para reconocer la solución a problemas simples que solo requieren la experiencia y el conocimiento tecnico adecuados, que ellos no pudieron o no tuvieron la oportunidad de abarcar.

Vd. puede ser capaz de resolver la ecuación de Navier-Stokes en estructuras complicadísimas, pero no saber aterrizar un avión en 500 metros de pista con un cuarto de milla de visibilidad. A la vez su opinión para resolver los servicios sanitarios no va a coincidir con la del que sabe aterrizar el avión.

No es un problema de dar más o menos valor a un voto, sino de que cada uno sea libre de decidir en los asuntos que le afectan, y a que "obra común" quiere contribuir sin que le obliguen a contribuir a una, y aun peor, sin poder decidir sobre ella.

Amplie las libertades, desregule, de opción al ciudadano a decidir a quien le contrata desde la sanidad a la educación pasando por todo lo demas, y a que comunidad quiere pertenecer, y los que tengan objetivos similares e ideas similares sobre lo que quieren, o esten contentos con la manera de resolverlo de una determinada comunidad se asociarán libremente.

Aquellas comunidades que se vuelven extremistas, o toman decisiones inadecuadas, ineficientes, o totalitarias, desapareceran.

Solo puedo estar de acuerdo en retirar el derecho a voto a un criminal convicto, solo mientras dure su condena, y aun así tengo dudas.
49 dragonto, día 30 de Julio de 2011 a las 00:49
(hilo anterior) #68 - Menorqui,

Creo que tiene Vd. un rechazo contra America que le impide ver su estado real. Mientras en ex-paña se ve cada vez más dificil que vuelva a gobernar algien minimamente parecido a Aznar en lo bueno, en EE.UU. es bastante probable que le acaben de dar la vuelta a la tortilla.

El gasto de la NASA no era malo por la magnitud de su objetivo, sino más bien por la ineficiencia debida a cunplir unos objetivos muy grandes en un plazo demasiado corto, para lo que tuvieron que contratar a un ejercito de ingenieros, que adquirieron el status de funcionarios, y que despues, para evitar despedirles y dejar de pagarles, se mantienen dandoles más proyectos que luego no se llevan a cabo para no perder dinero, solo se planifican para que los funcionarios siguieran teniendo trabajo. Hay una entrevista a uno de los científicos de la NASA (esta vez es Glenn Reynolds el que la hace, que fue abogado de la NASA) en la que indica precisamente eso.

Las empresas privadas mencionadas existen. X-Core por ejemplo lleva ya tres prototipos, y el tercero sale al espacio el tiempo que se quiera, podria llegar a la luna, pero no lo hacen porque tienen que desarrollar otros elementos antes, y llevar trajes adecuados para EVA.

En fin, le animaría a deshacerse de esos prejuicios, yo entiendo que cuando hablan de su excepcionalismo tienden a hacerse molestos, pero puestos a escoger un lugar con más libertad que casi cualquier otro en el mundo, y con cultura occidental, no hay muchos sitios más a donde ir.
50 menorqui, día 30 de Julio de 2011 a las 01:08
49
Yo amo Estados Unidos. He pasado la vida amando a Estados Unidos y defendiendo a Estados Unidos.
Yo me crié primero con Walt Disney, después con la guerra de las galaxias y después con el cine de Sam Peckinpah.
Lo veo caer, convertirse en una nación más, y me entristece profundamente.
Veo que su caída es la caída del mundo, pues esos antisistema que creen en el individuo, que tienen fe en sus posibilidades y en la magia de la existencia, han sido la raza única y peculiar de la que siempre he querido sentirme parte.
Pero esa gente se está yendo, y se me aparece lo malo. Igual que cuando España cayó y al apagarse el brillo de la cruz de España se vio a un hombre estragado y un culto oscuro.
Ahora veo a unos tipos peligrosos, unos centros de las ciudades tomados por pistoleros negros y unas afueras de gente atrincherada que cada vez serán menos.
Y eso se contagia al mundo desde la todavía alta posición del país, su cultura y de sus cadenas de distribución. En Estados Unidos yo veo que la manilla pasa al lado oscuro, y que ya no hay mucho que hacer sino amar lo propio y olvidarse de lo ajeno.

« 1 2 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899