Pío Moa

« ¿Contra qué se sublevó Franco? | Principal | Igualdad contra el "género", y contra la igualdad ante la ley »

Recordando el gangsterismo de siempre

25 de Julio de 2007 - 08:45:36 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

"Mas el delictivo encuentro salió a la luz antes de lo previsto, colmando la indignación de las fuerzas democráticas. Viéndose descubierto, Carod presentó la cosas a su modo: la ETA le habría pedido la reunión, y él, movido por excelsos propósitos, habría aceptado a título personal, sin informar a Maragall y sin establecer ningún acuerdo con los pistoleros. Ante el Parlament admitió "con humildad" haber errado en la forma, pero no en el fondo, pues, ¿qué empresa más noble que intentar disminuir los sufrimientos? "Habría sido una irresponsabilidad mía no haber considerado la posibilidad, si con ella contribuía, modestamente, a encontrar una salida al fenómeno de la violencia y a salvar una sola vida humana".

Esa explicación sólo convencería a los resueltos a creerla. ¿Por qué iban los jefes de la ETA-Batasuna a solicitar una entrevista personal sin valor político y con riesgo serio para su seguridad? El hecho sabido es que Carod buscaba desde hacía tiempo ese contacto, y muy tentadora hubo de parecer la oferta a los dos jefes máximos de ETA-Batasuna para que la acogiesen. ¿Y por qué la Asociación de Víctimas del Terrorismo iba a reaccionar con frustración y rabia a un encuentro destinado, según el dialogante, a salvar vidas humanas? Visiblemente, Carod trataba de engañar a la opinión pública. De creerle, su único pecado habría sido no haber calculado, en su ingenuidad, la reacción sectaria y agresiva del PP: ahí estaba el mal, y no en su conciliábulo con Ternera.

Ridao, portavoz de la Esquerra, denunció una "ofensiva brutal y despiadada del PP" contra "el Gobierno de Cataluña en cuanto paradigma de democracia y de bienestar, en cuanto a principal referente de la posibilidad de un cambio de hegemonía en la política española, en manos hasta ahora de los responsables de la peor deriva autoritaria y centralista contemporánea. Por eso el PP y su caterva nos hacen ver el mundo al revés y los adversarios políticos de ERC y de Carod-Rovira se encarnizan con él miserablemente (...) Basta de linchamientos. Basta de descalificaciones".

El escándalo se complicaba porque afectaba también al PSOE de Zapatero, que al menos de cara a la galería defendía la postura democrática de repudio al chantaje terrorista. Supuestamente, Carod había obrado a espaldas de Maragall, por lo que Zapatero calificó la reunión famosa de "acto de deslealtad intolerable". Pero Maragall, también supuestamente perjudicado por la deslealtad, se lo tomó con filosofía, por no decir socarronería, y rehusó aceptar la dimisión del salvador de vidas humanas pedida por el líder del PSOE. Por unos días pareció establecerse un pulso entre los dos jefes socialistas. Pero el feo asunto podía perjudicar a Zapatero en las elecciones generales próximas (nota actual: Zapo ya estaba entonces en "diálogo" con los asesinos, a espaldas y contra el Pacto antiterrorista), con malos efecto para el propio Maragall, por lo que este terminó cediendo en apariencia. Carod perdió su flamante conselleria en cap ... si bien siguió en el gobierno regional y sin perder un ápice de su arbitral poder. Exigió un nuevo conseller en cap de su partido, y lo fue Bargalló, fiel carodiano, antiguo comunista evolucionado hacia el separatismo pro terrorista del PSAN, y luego hacia la Esquerra, una evolución no muy profunda, similar a la de Carod.

Tal arreglo no dejaba de constituir una burla a Zapatero... si realmente este exigía algo más que una farsa justificativa. En cuanto a Maragall, aclaró su postura el 30 de enero ante el parlamento catalán. Calificó de "bienintencionado e ingenuo" el "gesto" de Carod. El "error" no había consistido en haber atacado los principios democráticos y el estado de derecho, sino en haber dado a Aznar, entonces presidente del país, "la posibilidad de traer al centro del escenario político su visión patética, corta y miserable de las Españas". El desenvuelto Maragall comparó la ingenuidad de Carod con la achacada otrora al filósofo Hume, nada menos: "Pero ¿saben qué les digo? Que prefiero las buenas intenciones de Carod a la pasividad de estos ocho años pasados". Él, insistió, prefería la "ingenuidad" y la "buena intención" de Carod, porque había mostrado al "pueblo de Cataluña" cómo los dos nacionalismos conservadores (el de CiU y el del PP) "nos están negando el final de ETA y la paz", pues quieren "mantener a ETA viva como un espantajo para justificar el inmovilismo político".

Hace falta toda la canallesca indecencia de un politicastro tercermundista para acusar al PP de "pasividad" y de "mantener a ETA viva", cuando, entre otras cosas, el gobierno de Aznar había empujado a la ETA a la peor situación de su historia. El sentido de la infamia es el mismo de Ibarreche: la manera de acabar con el grupo asesino es acceder a su chantaje, ceder a sus exigencias... en las cuales coinciden todos. Así se lograría "la paz".

(De "Contra la balcanización de España")

Comentarios (77)

« 1 2 »

51 tigrita, día 25 de Julio de 2007 a las 22:39
Tachuela, León: ¿No sois liberales vosotros? ¿A qué viene entonces este rigor ortográfico con la pobre tigrita?
52 tachuela, día 25 de Julio de 2007 a las 22:46
Por lo que a mi respecta, me gustaría poder leer sus mensajes cómodamente, sin tener que pararme a cada paso para captar bien lo que quiere decir.

Ya ve que lo he dejado a su libre albedrío.
53 Quixote, día 25 de Julio de 2007 a las 22:48
El fundador de ERC fue Francesc Macià Lusà. Era un coronel del Ejército español de convicciones monárquico-liberales. Imbuido del incipiente
nacionalismo, participó del movimiento Solidaritat Catalana junto a la derecha catalanista, neo-carlistas y republicanos federales. Incluso, brevemente, militó en la LLiga regionalista (Antecedente del socio menor de CIU). Poco a poco fue radicalizando su nacionalismo y funda un curioso partido: Estat Català.

La historiografía nunca ha sabido como clasificar a este partido que bien podría definirse como una especie de “fascismo a lo catalán”. Indudablemente la base del partido era burguesa y se caracterizó por sus milicias armadas, los “escamots” (“Pelotones”), que eran conocidas como “El fascio de Macià”. De hecho el Estat Català mantuvo cierta vinculación con el fascismo italiano.

Macià, exiliado durante la dictadura de Primo de Rivera, llegó a viajar a la URSS a solicitar ayuda a la III internacional para conseguir la independencia de Cataluña. En 1926 provocó una ridícula intentona de invadir Cataluña desde Francia con un grupo de anarquistas que, evidentemente, fracasó.

En 1931 el Estat Català se unirá al Partido Republicano Catalanista, junto con unos periodistas de L’Opinió, para fundar ERC, que presidirá Macià. Las elecciones municipales del 14 de abril, en las que ERC arrasa en Cataluña, sirven de excusa para una “consumación” de facto de la “independencia de Cataluña”. Macià y unos cuantos seguidores, acuden al Ayuntamiento de Barcelona, donde “destituyen” el consejo provisional. De ahí se acercan al Palacio de la Generalitat y, desde su balcón, proclaman la república catalana. Tres días más tarde Macià se pliega a las izquierdas y “renegocia” la República catalana por una “Autonomía”.

Una exultante propuesta de Estatuto de autonomía, por parte del gobierno Catalán, fue recortada por las Cortes de la República española que en 1932 aprobaron por fin un disminuido Estatuto.
En las elecciones celebradas posteriormente ERC volvió a triunfar y en 1933 fallecía Macià. Al morir pidió los sacramentos y su familia quiso celebrar un funeral católico, pero la Generalitat impuso un entierro laico y pomposo.
54 Quixote, día 25 de Julio de 2007 a las 22:59
A la muerte de Macià le sucedió Lluis Companys i Jover. Pertenecía Companys al ala más izquierdista del Partido Republicano Catalanista (que era el otro partido que se integro en ERC). En aquél momento ERC contaba con unos 60.000 afiliados y el 4de los votos en el panorama político catalán. El partido había cuajado entre una parte de la burguesía catalana, pequeños comerciantes y payeses.

En 1934 se convertía Companys en presidente de la Generalitat. Aprovechando la revolución de Asturias de 1934 proclamó el Estado Catalán dentro de la República Federal Española. Sin embargo el ejército puso las cosas en su sitio y Companys fue encarcelado.

La victoria del Frente Popular en 1936 le devolvió a la calle y a la presidencia de la Generalitat. Tras el Alzamiento militar de julio de 1936, la Generalitat y los de ERC se aliaron a los anarquistas de la CNT y a los comunistas del POUM, llegando a integrarles en el gobierno de l Generalitat. El ambiente revolucionario en Cataluña desata una cruenta persecución religiosa y política, en la que colaboran los “escamots” de ERC con patrullas anarquistas.

Bajo la responsabilidad de Companys se cometen miles asesinatos indiscriminados de los cuales hoy no se suele hablar. Sin embargo, en mayo de 1937, se producirán los famosos sucesos de mayo en Barcelona en los que se enfrentan los comunistas estalinistas del PSUC contra los anarquistas de la CNT y los comunistas del POUM. ERC abandonará a los anarquistas y se aliará estratégicamente con los comunistas estalinistas y con los socialistas del PSOE.

Companys requerirá a Caballero y al gobierno republicano de Madrid que intervengan en Cataluña. Así, pudo el gobierno republicano de Madrid recuperar buena parte de las competencias otorgadas por el Estatuto a Cataluña (entre ellas el orden público). Así moría a petición de ERC (antes de acabar la guerra y de la liberación de Cataluña por las fuerzas nacionales) el proyecto autonomista catalán.

Tras la guerra civil, los dirigentes de ERC se exilian a Francia. Companys será detenido por la GESTAPO entregado a Franco y fusilado en Barcelona en 1940. Gracias a De Gaulle los restos de ERC pudieron mantener la “ficción” de un gobierno de la generalitat en el exilio. A Companys le sucedió en la fantasmagórica Generalitat Josep Irla y a éste, en 1954, Josep Taradellas.

Según la historiografía oficial de ERC una parte de la militancia permanecería en Cataluña en la clandestinidad. El militante más destacado de aquella época fue Heribert Barrera. Pero la clandestinidad quedó reducida a mantener una mínima infraestructura en Cataluña y a colocarse poco a poco en la pujante burguesía catalana.

Ese catalanismo resistente al franquismo supo cobijarse bajo el manto de una cada vez más progresista iglesia catalana y de la alta burguesía. De ahí que el franquismo “tolerara” esa disidencia. Los conspiradores de salón tuvieron que esperar a que muriera Franco para ponerse las medallas oportunas.
55 lead, día 25 de Julio de 2007 a las 23:03
[Leninismo]
tigrita dice en #43:

Lead: El Leninismo fue consecuencia de la situación de hambre y miseria que padecían los campesinos pobres en la Rusia de los Zares y grandes terratenientes latifundistas.


No, esa es una manera errónea de ligar causas y efectos.

Es como decir (que se dice): "El terrorismo es consecuencia de la pobreza". Falso: No hay terrorismo en Ruanda-Burundi o en Costa de Márfil y si lo hay o lo ha habido en las zonas más ricas de Europa (Alemania-Banda Baader Meinhof-, País Vasco español -ETA-, Italia cental y norte -Brigadas Rojas-, Francia -Acción Directa-, etc) o en el caso de los países musulmanes (ricos en petróleo y, por tanto, países no pobres), los activistas de Al Qaida que suelen ser (como se ha visto en los atentados del 11S y en los varios del Reino Unido) jóvenes educados de clase media que actúan a las órdenes de un multimillonario, Osama Bin Laden.

O como también se dice: "El movimiento antiglobalización es consecuencia de la oposición de los países pobres". Craso error. En las grandes manifestaciones antiglobalización no hay activistas de los países pobres sino chicos y chicas de clase media de los países ricos azuzados por falsos profetas "izquierdistas" que se oponen, por razones diversas, a la globalización. Los países pobres, como China, la India, Vietnam, etc, están desarrollándose aceleradamente gracias a la globalización por lo que no se verán ni chinos, ni indios en esas macromanifestaciones antiglobalización.

El leninismo fue la consecuencia de la voluntad arbitraria de Lenin y otros revolucionarios de EXTRACCIÓN BURGUESA de, aprovechando el caldo de cultivo de la miseria y el hambre de los campesinos rusos y ucranianos, hacerse violentamente con el poder para imponer una dictadura brutal, policíaca y burocrática, con el fin de experimentar sus ensoñaciones de ingeniería social y crear una nueva clase de privilegiados (la nomenklatura) que se impusiese permanentemente a la inmensa mayoría de la población, expropiándola de la riqueza producida (más bien poca), en beneficio de los pocos de esa nueva clase.

Por cierto, Lenin consideraba que eran los obreros industriales, existentes gracias al capitalismo, los que tenían o podían tener conciencia revolucionaria mientras que los campesinos eran de tendencia contrarrevolucionaria porque, queriendo tener tierras de propiedad privada procedentes de un supuesto reparto, se negarían (como así ocurrió) a los programas de colectivización de las explotaciones agrarias. El tiránico y brutal poder soviético no vaciló en llevar a la muerte, a través de hambrunas programadas, a varias decenas de millones de campesinos, especialmente ucranianos.

El voluntarismo de Lenin corrigió la teoría "científica" de Marx según la cual es socialismo se produciría inexorablemente en los países de mayor desarrollo capitalista (el promero de ellos, el Reino Unido) como consecuencia de las contradicciones del sistema capitalista: concentración monopolista del capital, con la consiguente proletarización de los pequeños empresarios,tasas decrecientes en el rendimiento o ganancia del capital y crisis económicas por el desajuste oferta/demanda, donde la primera superaría a la segunda al contraerse ésta por la depauperación de las masas consumidoras.

A Lenin el determinismo de Marx de esperar a ver caerse por sí solo el capitalismo le pareció poco revolucionario por lo que, contra las tesis de Marx, se lanzó a implantar el socialismo (y a vivir de él, él y los suyos, no lo olvidemos) en el país más grande y menos desarrollado económicamente de entre los importantes.

(Envíado por leadlag)
56 Quixote, día 25 de Julio de 2007 a las 23:05
La nueva ERC surgirá de la caída de Ángel Colom. Este joven dirigente, homosexual reconocido, hijo de una familia franquista y ex seminarista, abandona el partido con Pilar Rahola Martínez, fundando el Partit per la Independencia (PI).

Colom deja ERC en la bancarrota, con una deuda de 700 millones de pesetas. El fracaso electoral del PI lleva a que Colom remanse en las aguas de CiU que lo integra y le manda a una oficina de la Generalitat en Marruecos.

En ese momento Carod-Rovira se hace dueño del partido. Éste cuenta con 5.000 militantes y unos 500 cargos públicos, principalmente concejales de Ayuntamientos. La estructura dirigente que impone Carod-Rovira proviene en buena parte de grupúsculos ultra-radicales que habían fracasado en todos sus intentos de realizar una “revolución marxista” en plena transición.

Carod Rovira (hijo de una familia franquista y ex seminarista como Colom) proviene políticamente del Partit Socialista d’Alliberament Nacional (PSAN), en el que militó entre 1970 y 1977. Este partido había sido fundado en 1968 a raíz de una escisión en el Front Nacional de Catalunya (FNC). Sus juventudes decidieron integrar en el independentismo catalán la teoría marxista y la praxis comunista (tan de moda en aquellos años).

El PSAN se proclama en 1976 marxista-leninista. En 1977 se produce una escisión que da lugar a Nacionalistas d’ Esquerra (NE). Entre los escindidos está Carod-Rovira, y propugnan la integración en el proceso democrático. El sector más radical y marxista lugar, junto con otras confluencias al grupo terrorista Terra Lliure que se disolverá en 1996, por obra y arte de Colom y Carod-Rovira.

Así la nueva ERC recogerá los restos del ensayo revolucionario marxista-leninista-independentista. El soporte político de Terra Lliure, el Moviment de Defensa de la Terra (MDT) fruto de la otra escisión del PSAN (PSAN-provisional), también se acabará incorporando en ERC.

En 1998, se integrará en ERC la Coordinadora Obrera Sindical (COS) un pequeño sindicato ligado al PSAN y la intersindical Alternativa de Cataluña con presencia en el profesorado de la escuela pública (USTEC) y la administración de Generalitat (CATAVAC). Sindicatos, por cierto, que mantienen relaciones estrechas con LAB (El sindicato nacionalista próximo a HB).
57 Quixote, día 25 de Julio de 2007 a las 23:11
El más que notable respaldo electoral que ha obtenido ERC en los últimos comicios puede explicarse como el resultado de la política cultural de CiU. ERC ha recogido los votos de muchísimos jóvenes educados bajo las directrices de los inspectores de educación y los programas impuestos por CiU. La propia ERC se ha visto sorprendida por el éxito viendo cómo a duplicado sus concejales (actualmente cuenta con más de 1.000) y el número de militantes que ya ha alcanzado 9.000.

Sin embargo el temor ante este desborde de la militancia ha llevado a reaccionar a los nuevos dirigentes. Entre la afluencia de la nueva militancia se encuentra todo tipo de elementos contra-culturales y anarquistas que parecen poner en peligro la estabilidad del partido. De hecho, los estatutos de ERC proponen un congreso asambleario en el que pueden participar todos los militantes, pero actualmente la cúpula directiva ya se propone renovar los estatutos para evitar Congresos asamblearios.

ERC tendrá que enfrentarse a su propia historia. Tiene que decidir si su futuro, y el de Cataluña, pasa por integrarse en el Estado Burgués y aliarse con la izquierda moderada (tal y como hizo Macià) o apuntarse a un proceso de alianza con los sectores más revolucionarios (como hizo Companys) o volver tras la estela de CiU (como hizo Barrera).

Sin embargo, todo indica que ERC se encaminará a desarrollar el viejo proyecto revolucionario en el que fueron formados sus actuales dirigentes. Desde la llegada de Carod-Rovira a la Secretaría del Partido, proclamó que su proyecto era equidistante al PSC y a CiU.

Sus pactos con el PSC e IC (comunistas) sólo puede ser entendido como táctico, pues la estrategia de ERC está clara: una independencia para Cataluña (que ni el PSOE ni IU podrían aceptar) y un proceso de marxistización una vez conseguida la independencia. Un partido de 9.000 afiliados puede poner en jaque a una población de casi 50 millones de habitantes.
58 asturovi, día 25 de Julio de 2007 a las 23:12
Quixote, 47
"En el mismo se pide, en primer lugar, la ruptura de los acuerdos Iglesia-Estado, “el cese de la financiación estatal a cualquier institución religiosa”, “la eliminación de la asignatura de Religión como enseñanza curricular”, que “ningún cargo público se sume a manifestaciones religiosas en el ejercicio de sus funciones”, y “eliminar cualquier tipo de adoctrinamiento religioso de la infancia en el ámbito escolar”. Sin citarlo, el artículo 16 de la Constitución , en el que se reconoce la libertad religiosa de los ciudadanos españoles era pisoteado"
Pues yo no veo donde es pisoteado aquí el artículo 16.
"Artículo 16
1.- Se garantiza la libertad ideológica, religiosa y de culto de los individuos y las comunidades sin más limitación, en sus manifestaciones, que la necesaria para el mantenimiento del orden público protegido por la ley
2.- Nadie podrá ser obligado a declarar sobre su ideología, religión o creencias.
3.- Ninguna confesión tendrá carácter estatal. Los poderes públicos tendrán en cuenta las creencias religiosas dela sociedad española y mantendrán las consiguientes relaciones de cooperación con la Iglesia Católica y las demás confesiones"

Es más, lo que sí creo que pisotea el artículo 16 son los Acuerdos Iglesia- Estado que serían inconstitucionales si no fuera porque son preconstitucionales (por unos pocos días), pero los privilegios que otorga a la Iglesia Católica chocan claramente con la Constitución, y por eso creo que deberían ser denunciados y renegociados, a la luz de la actual Constitución.
Por otra parte, ¿qué criterio debemos usar para definir a los católicos?
Un primer criterio sería el bautismo. Todos los bautizados forman parte del Cuerpo Místico de la Iglesia Católica. Sería el criterio más amplio y seguramente incluiría al 90-95 % de la población española. Pero incluiría a muchos españoles que no se consideran católicos.
El criterio más restrictivo de Católico sería que es el que sigue la doctrina católica. Como muchos de ellos pertenecen a la intimidad y son difíciles de seguir, se suele utilizar la asistencia preceptiva a la misa dominical y fiestas de guardar. Esto reduciría los católicos al 15-20 % de la población española. Que podría quedar todavía más reducido utilizando otros indicadores. Por ejemplo, el número de hijos de los matrimonios católicos, puede ser un buen indicativo del incumplimiento de los preceptos católicos sobre el uso de anticonceptivos.
Un criterio mucho más amplio sería el de utilizar las encuestas, los que se consideran asimismo católicos. Esto elevaría el porcentaje en torno al 70-75 % de los españoles, pero plantea el problema de que habría que introducir el concepto de catòlico no practicante, una amplia mayoría de este porcentaje, y al mismo tiempo, la pregunta y la duda ¿se puede ser católico y no practicante? ¿Què sentido tiene ser miembro de un club del que no se quieren cumplir las normas?
Por último, un criterio quizás más realista, es el criterio "fiscal". Los que marcan en el IRPF la cruz de la Iglesia católica, lo que supondría un calculo en torno al 40-45 %.

Porque, ¿De qué hablamos cuando se dice que España es mayoritariamente católica?
Incluso diría más, ¿puede una sociedad de consumo, hedonista y materialista, como sin duda es la española, ser católica?
59 lead, día 25 de Julio de 2007 a las 23:21
[Dimensión del Estado]
tigita #48 dice:

¿Cúal consideras que tendría que ser la dimensión del Estado en una sociedad liberal?


La respuesta,obligadamente cualitativa, es clara y contundente: LA MÍNIMA POSIBLE, NECESARIA para premitir el desenvolvimiento de la Sociedad Civil, articulada ésta en empresas privadas y en todo tipo de Asociaciones u fundaciones privadas y voluntarias.

Cuantitativamente, el tamaño de un Estado concreto dependería de la conveniencia, por razones de todo tipo, de privatizar o no las diversas actividades (Educación, Sanidad, Sistema de Pensiones, etc) a la vista de multitud de variables específicas de cada país.

(Envíado por leadlag)


60 Quixote, día 25 de Julio de 2007 a las 23:33
Me has convencido asturovi: me voy a hacer ateo, hedonista y materialista (y puede que hasta masón). En España ya no hay lugar para los católicos, habrá que volver a fusilar a los curas, quemar las iglesias y violar a las monjas, sería lo más sensato en estos momentos con el Nuevo Orden Masónico de España.
61 riesgo, día 26 de Julio de 2007 a las 00:55
El hedonismo y el materialismo no excluyen un catolicismo detrás

Nadie quiere vivir mal

Materia somos y hasta la iglesia lo reconoce

Por qué no se puede ser dedonista materialista católico?

Hoy el mundo no tiene por que ser un valle de lágrimas

De hecho los católicos tienen en su mano realizar a gran escala lo que dicen que Jesus hizo para unos pocos

Multiplicar los panes y los vinos

Y si les dio mucho vino, algo de droga les dió
O no?
62 asturovi, día 26 de Julio de 2007 a las 00:55
Pues si le he convencido, Quixote, es un auténtico milagro. Como para hacerse creyente. Ya que he convencido, sin tratar de convencer, he convencido, haciendo preguntas, y he convencido exponiendo 4 modelos. Así que, continuando con las preguntas, ¿De qué le he convencido, Quixote?
No tengo ningún interés en crear más ateos, más hedonistas, más materialistas. Quizás ya haya bastantes. Quizás demasiados. Dejémosles estar. Que ya tienen bastantes. En España hay lugar para los católicos. Y para los protestantes. Hasta para los islamistas. Y por supuesto, para ateos, agnósticos y escépticos. Quizás panteístas. Para todos. Siempre que se respeten las reglas democráticas y las mínimas reglas de la convivencia pacífica y tolerante.
Lo que ya no hay lugar es para los tiempos, no tan lejanos, en que solo había lugar para los católicos y a los demás se nos obligaba a ser católicos, para bien o para mal, seguramente para mal, para ser malos católicos.
Y algunos siguen sintiendo añoranza de los privilegios perdidos y se resisten a dejar de ser los niños mimados del Estado y abandonar todas las sinecuras. Se resisten a no tener ya el poder de obligar a los demás a actuar conforme a sus reglas. Se resisten a que haya libertad para hacerles o no caso. Y siguen resistiendo, y siguen perdiendo influencia en la sociedad, encastillados en sus posiciones tridentinas.
63 riesgo, día 26 de Julio de 2007 a las 00:59
No salgo de mi asombro, Quixote se hace ateo, y asturoví se hace religioso

La realidad supera a la ficcion
Pero no son más que falsas proclamas, o de ironia

Claro que puede ser que en el fondo ambos no sean tanto como dicen de lo que defienden siendo los dos sinceros en defenderlo
64 Madriles, día 26 de Julio de 2007 a las 01:09
Los milagros son el lenguaje de Dios. La naturaleza habla de la gloria de Dios. Para los ojos despiertos, que no están nublados por la rutina, toda la creación es un canto de alabanza al Creador.

La belleza del mundo es palabra hermosa que habla de Dios. Todo habla de Dios y de su esplendor de gloria. Pero el milagro tiene un lenguaje especial. Es el lenguaje privado de Dios. Sólo Él puede emitir una palabra que vaya más allá de los límites que ha querido establecer en la naturaleza.

Los milagros hablan del amor. Y Dios habla en Jesús con tantos milagros que, al cabo de los tres años de su vida pública, casi se acostumbran a esa grandeza. Todos los milagros de Jesús son para el bien; nunca realiza ningún milagro para castigar o hacer caer fuego del cielo sobre los injustos o los malhechores.

Los que los observan, ven el dedo de Dios que señala: mirad a mi Hijo. Los beneficiados se gozan. Los ciegos se llenan de alegría, al ver; los paralíticos saltan de gozo, y los leprosos estrenan nueva convivencia al quedar limpios.
65 Nick2, día 26 de Julio de 2007 a las 01:09
[OT: ruego a quien pueda que lo pase al blog de Luis del Pino]

En la noticia
http://www.libertaddigital.com/noticias/noticia_12...

nos demuestra LdP que el libro de caja de los hindúes detenidos el 13-M fue rehecho después de los atentados.

Sobre la última imagen del artículo dice LdP: "Como puede verse en la figura, en la hoja falta el apunte 6, y la suma del día es incorrecta, lo que indica que se han saltado un apunte. La única manera de que este error se produzca es copiando de un libro a otro."

(Véase http://www.libertaddigital.com/fotos/noticias/mix5...
)

Mi humilde aportación es la siguiente:

En esa misma hoja, también falta el apunte 26, lo que viene a corroborar la falsedad de ese libro de caja.

--------------

Un saludo de un peón negro expulsado del blog de LdP hace meses, cuando el cierre general. Pido disculpas a D. Pío Moa por esta intromisión.



66 asturovi, día 26 de Julio de 2007 a las 01:09
Riesgo. Yo soy y me siento religioso. Desde una profunda crisis existencial a los 16 años, en que conseguí llegar a un cierto equilibrio inestable sobre las cuestiones trascendentes de la vida.
Sin duda, a mi manera. De una manera profundamente dubitativa y escéptica. De una forma de religión estrictamente personal, una relación íntima, privada, familiar, entre El y yo. Una cierta confianza en su omnipotencia benévola hacia la persona sin el don de la Fé. Una relación no basada en el "do ut des", "doy para que me dén". Sin contraprestaciones. Basada en muy pocas reglas. Tratar de hacer el mayor bien posible. Tratar de hacer el menor mal posible. No hacer a los demás lo que no quieras que te hagan a tí mismo. Quizás sin llegar a "Amar al prójimo como a tí mismo", más bien, Tratar al prójimo como a tí mismo.
No soy ateo. Aunque quizás sí anticlerical. Entiéndaseme bien. No estoy en contra de los sacerdotes, ni de los fieles. Estoy en contra de la Iglesia. Como de toda institución basada en la Jerarquía y el Poder, que ya de por sí considero intrísecamente perniciosas, pero en este caso agravadas por el mesianismo de creerse, o hacernos creer, inspìrados por Dios, y por el autoritarismo absolutista de su Estructura de Poder.
67 Momia, día 26 de Julio de 2007 a las 01:36
Me gusta tu post, asturoví; se ve que eres sincero.

Todos corremos el peligro de engañarnos a nosotros mismos con "superestructuras" o "categorías" ideológicas, que se convierten en coartadas de nuestras propias miserias humanas; a veces cuando más avanzamos como personas es cuando más palos recibimos, porque es cuando se nos pueden caer todas las caretas y todos los anillos; el hombre solo ante su destino, ante su conciencia, solo ante Dios, y recupera su verdadera y original fuerza espiritual; el desprendimiento de las cosas y hasta de las personas es fundamental para conocernos a nosotros mismos -muchos no saben realmente quiénes son, ni cuál es su misión en este mundo-.
68 riesgo, día 26 de Julio de 2007 a las 01:40
Yo ya pasé el sarampión del anticlericalismo radical, si es que alguna vez tuve tal enfermedad

No sigo a la iglesia en mi conducta diaria, pero no me molestan para nada, es más siento que és parte de nuestra esencia, la española, constituyen tanto que tienen que tener trato privilegiado, pues si somos es en parte por nuestros ancestros, algo hay en nosotros de ellos, y lo que tenemos que cojer es lo mejor, si es que somos capaces, la iglesia cumple una función en España, reconociendo que ver a la curia reunida me da una mala espina de siempre

Pero no tanta a dia de hoy de la que me dan otros colectivos con más poder real

Cada cual en su sitio, y cada cual de su capa un sayo si así entiende que se encuentra mejor

Y cada cosa en su sitio, no vengan a hacer obras los oficinistas, por que las obras salen como salen, que todas se acaban seguro, el tema está en cómo, por ser minimalistas o reduccionistas podemos acabar por querer ver solo el árbol, teníendo el monte delante

Quizá por eso yo no debiera intervenir aquí, tengo otra profesión, y aquí se necesita, ademas de tener ideas, saber expresarlas adecuadamente

Claro que hay libertad y hago lo que quiero, eso no sé si és bueno o malo, pero a buen seguro que a dia de hoy és

Lo que no puedo ser es lo que no soy, lo que sí puedo hacer es decir lo que pienso con sinceridad, aún a riesgo de parecer un ignorante declarado, claro que hasta el mayor de los ignorantes tiene los derechos ciudadanos iguales al mayor de los versados, o no es buena tal cosa?

Pasteleo, o convivencia


Convivencia en qué terminos?
No hemos aprendido nada de nuestra tradición, grecojudeocristianaromana?

El hecho que tengamos como medio de comunicación el que tenemos tendría que decirnos algo
69 kabardin, día 26 de Julio de 2007 a las 02:39
La fe se propone no se impone,podemos negarnos,podemos salvarnos,podemos condenarnos.
Somos libres por irreductibles.
¿En que honduras cósmicas se sumergen los grandes teólogos?,sólo los más grandes de entre los físicos y los matemáticos han llegado a intuirlo.¿Paga el sueldo de un obispo el terror de transitar en esas profundidades?,la recompensa es otra,"que tan alta vida espero...".
70 tachuela, día 26 de Julio de 2007 a las 09:23
64. Madriles.

Tu mensaje está muy bien. Lo que dicen esas líneas es bello, pero me parece que sólo convencen a los convencidos.

Asturovi tiene razón cuando afirma que ningún Estado puede tomar partido por ninguna religión en concreto; al menos es así en todo Estado moderno.

Lo que no se puede tolerar, es que nuestro Estado suprima el confesionalismo respecto a la iglesia católica, y dé toda clase de facilidades a otras religiones, como el islamismo.

No es de recibo presentar a los ateos como si fueran enfermos mentales (entre ellos ha habido genios) o como si fueran perversos (hay asesinos y ladrones de misa y comunión diaria)

71 taraza, día 26 de Julio de 2007 a las 10:43
Lo que se viene exponiendo en los números anteriores son posiciones muy sabidas y trilladas, que no tienen solución aparente.
El "problema" de las ideas es que tienden a hacerse realidades; "quieren" hacerse realidad. Y ahí es donde se produce el conflicto, no verbal, sino objetivo. Así es como se producen las guerras y las revoluciones.
La mitad del pueblo quiere hacer un puente para pasar el río, y la otra mitad, no. ¿Qué se debe hacer¿ ¿Cuál sería la solución?. Si no se hace el puente, "ganan" unos, si se hace, "ganan" otros. La solución que propugnan muchos, para que no haya conflicto popular, es hacer medio puente: puente hasta la mitad del río. ¿Quién pagará la cuenta?. Todos se negarán porque sería tirar el dinero. Sigue, pues, el conflicto. En definitiva, uno de los dos bandos ganará "forzosamente".
Las ideas son como semillas.
Por eso, justamente por eso, nunca respetaré sus ideas que son contrarias a las mías.
72 denebola, día 26 de Julio de 2007 a las 11:05
#70 y anteriores de otros participantes

En mi opinión, el tema de la posición del Estado frente a la religión se está 1) percibiendo mal y 2) enfocando mal

Que se está percibiendo mal es evidente, porque la actitud no del Estado sino del gobierno que se ha apropiado de él no es ni aconfesional ni laica, sino directamente y visceralmente anticatólica. Al gobierno no le interesa el islam salvo como ariete con el que golpear al cristianismo. Al gobierno no le interesa la epc sino como ariete con el que golpear al cristianismo, y así sucesivamente.

Respecto al segundo punto y que yo sepa nunca se ha producido la confrontación intelectual necesaria para llegar adonde estamos, es decir, a que muchos admitan que el Estado "tiene" que ser aconfesional. Lo único que hemos tenido es una campaña sostenida y violenta de propaganda anticatólica, en muchos frentes, conducida por personajes de calidad intelectual casi nula. ¿Cómo han conseguido estos personajes pasar por encima de las voces y las mentes de los teólogos y filósofos cristianos, de enorme altura intelectual? No han pasado por encima, los han esquivado. La herramienta ha sido el relativismo, que al contrario de lo que se piensa no proporciona un medio seguro de entendimiento, sino que elimina la posibilidad de entendimiento.

En efecto, si no existe un mundo extramental objetivo al que referirse, al que tomar como referencia común en una discusión, no es posible esa discusión. Así que hoy tenemos a la Iglesia como la única fuerza que orienta su acción según la realidad de las cosas.

Frente a esto, lo primero que ha de hacer una mente medianamente entrenada en el pensamiento riguroso es negar de plano la petición de principio del relativismo y de los que a lomos de él quieren convencernos de que los Estados son mejores si son laicos. Y poner sobre la mesa, incansablemente, las cuestiones que están por discutir, y estas cuestiones son

1) No se ha demostrado que los Estados laicos o aconfesionales sean mejores que los Estados cristianos (no digo religiosos, en general, sino cristianos) El deseo de algunos o incluso de muchos de vivir en un Estado laico no hace mejor a los Estados laicos. Demuéstrese por tanto en primer lugar este punto.

2) No se ha demostrado que, suponiendo que el Estado haya de ser laico, es este Estado quien ha de ocuparse de la formación moral de las personas, invadiendo contra natura la esfera de la privacidad familiar. Nuevamente, si esto se hace se hará por la fuerza, no por la razón que para el relativista es inasequible

3) Suponiendo que los Estados laicos sean mejores y que el Estado tenga el derecho de invadir las esferas privadas, habrá entonces que demotrar cual de las muchas morales laicas posibles es la que se quiere imponer. Por lo que observo, la moral laica en el ambiente de la España de hoy es una mezcla de cristianismo (no podría ser de otra forma) y socialismo, siendo ambas cosas incompatibles

4) Concediendo que los enemigos de la Iglesia hayan demostrado 1), 2) y 3) habrá que ver si concretamente este gobierno tiene autoridad moral siquiera para pronunciar la palabra "moral". Este gobierno se ha caracterizado desde su inicio por la persecución, insulto y burla del cristianismo (delito tipificado), por la violación de las normas de convivencia sociales no ya cristianas sino las de la Constitución aconfesional aún vigente, por ataques directos a libertades básicas (detenciones ilegales) y por prácticas propagandísticas tan repugnantes como aquellas de las que son capaces "el país" y otros fámulos. Pero es que además este gobierno se considera heredero del frente popular, que condujo la mas sangrienta persecución y masacre de cristianos desde tiempos de Roma. Que se sepa, no han pedido perdón a la Iglesia por ello.

Por consiguiente, y en tanto en cuanto no se produzca este debate y puedan los abogados del anticatolicismo demostrar racionalmente sus postulados, lo que hemos de hacer es rechazar el punto de partida según el cual los Estados "tienen" que ser laicos y nosotros hemos de ver cómo encajar ahí nuestra religión y la de otros.

En lugar de situarnos en el terreno de juego que nos han marcado gratuitamente, yo afirmo, y me presto a discusión racional y documental con cualquiera, que el cristianismo ofrece una forma superior de estar en el mundo, que es el único sistema donde la vida material y la vida espiritual se unen armónicamente, que sus postulados son garantía de paz social y que dando un sentido profundo y trascendente a las piezas de la sociedad (individuo y familia) las reglas de las sociedades son mejores si son conformes a la religión católica.

Dejémonos de medias tintas y comprendamos que no importa cuánto odio sientan los "laicos" hacia la Iglesia. Todo el odio del mundo no puede aportar ni un gramo de verdad a un argumento. Y el odio en sí no es un argumento en absoluto.
73 Contable, día 26 de Julio de 2007 a las 12:48
LA FE Y LAS LEYES

Zapatero abre un debate de fondo sin saberlo

Por José Luis Restán

En un primer momento, la afirmación de Zapatero de que "la fe no puede imponerse a las leyes en un Estado democrático", me pareció ridícula y patética a estas alturas de la historia. Pero pensándolo mejor, el asunto tiene más enjundia de la que el propio presidente puede suponer.

Fue el cristianismo quien distinguió por primera vez lo que las diversas culturas del mundo antiguo habían siempre reunido y confundido, el ámbito de la fe religiosa y la esfera de la política y sus leyes. Esta polaridad, esta tensión creativa entre dos ámbitos autónomos que sin embargo se reclaman mutuamente, ha marcado la genialidad de Occidente a lo largo de los siglos.

De hecho los cristianos eran tan conscientes del valor y la legitimidad de la autoridad del Estado, que las primeras comunidades no dejaron jamás de orar por el Emperador en la celebración litúrgica, incluso cuando sabían que éste era un soberano que les arrastraba injustamente hacia la muerte. Desde el primer momento, la Iglesia reconoció al Estado como un orden necesario para cuidar la convivencia y favorecer el bien común, pero jamás albergó la ilusión, y menos aún la pretensión, de que fueran los instrumentos del poder político los que aseguraran la transmisión, asimilación y vivencia de la fe.

Por otra parte, los cristianos fueron igualmente conscientes del límite intrínseco a la naturaleza del Estado, que no podía pretender ser la fuente de los valores, es decir, no podía definir el contenido de la conciencia de sus ciudadanos. De ahí la gran paradoja de que los primeros cristianos, tan respetuosos del poder imperial, aceptaran llegar incluso al martirio por no reconocer la pretensión divina del César. No se trataba de juzgar la justicia o la eficacia de las políticas imperiales en esta o aquella materia, sino de afirmar su radical incompetencia para definir qué es la vida y cómo debe ser vivida.

Así pues, en el mundo cristiano la fe no pretende imponerse a las leyes (salvo patologías históricas que han sido corregidas y sanadas en el seno de la propia comunidad cristiana), pero sí hace consciente a quien la vive del límite esencial al que debe estar siempre sometido el poder político. Y eso vale tanto para la época del Imperio Romano, como para nuestras democracias avanzadas del siglo XXI. Desde luego, la fe no puede dictar las leyes, pero sí despierta y purifica la razón que se hace cargo de la acción política.

En el ambiente caldeado del happening de "los nuevos rojos", Zapatero buscaba acaso un lema facilón para ganarse el aplauso de unas huestes poco ilustradas pero deseosas de carnaza ideológica, ahora que los lemas de la vieja izquierda han caído definitivamente en desuso. Lo que quizás no sabía es que de esa manera, profetizó sin saberlo, como la burra de Balaán. En el mundo católico español, a nadie se le ha pasado por la cabeza que la fe se deba imponer a las leyes, pero es sintomático que sea precisamente en el ambiente cultural educado por la tradición cristiana donde está surgiendo una resistencia cívica más activa a la tentación totalitaria que encarna el proyecto de Zapatero.

Si el presidente deseara salvaguardar la democracia, podría estar tranquilo, porque la experiencia cristiana es el antídoto más eficaz contra toda clase de teocracia. Pero si su pretensión es determinar desde el poder el tejido moral que sostiene la convivencia, encontrará en los cristianos un valladar. Pero no porque pretendan de ningún modo imponer su fe a los demás, sino por su conciencia del valor sagrado e irreducible de cada persona, que no puede ser maquetada a capricho por el poder, aunque sea democrático y goce de amplio apoyo social. Y así es como una chanza trivial de Zapatero ha permitido que asome uno de los debates más apasionantes para el futuro de nuestra civilización. ¿Quién nos lo iba a decir?


--- ---

Oyas, oyas, oyas,… zopla…


74 Contable, día 26 de Julio de 2007 a las 12:53

Los padres tienen el derecho, y el deber, de educar a sus hijos.

Los padres pueden delegar en especialistas (los maestros), para que sus hijos adquieran instrucción (conocimientos).

El Estado no puede ni debe inmiscuirse en la educación de los hijos, especialmente cuando se trate de formar hábitos o el carácter.

Solo en casos muy anómales (familias desestructuradas, progenitores degenerados,...) el Estado puede y debe entrar en estos asuntos.

---

Actuar de otro modo, es actuar TO-TA-LI-TA-RIA-MEN-TE.

Y actuar así, es injusto, anormaol, y degenerado.

75 denebola, día 26 de Julio de 2007 a las 13:20
#73, Contable

suscribiría íntegramente el artículo de José Luis Restán (persona mucho más ilustrada que yo) salvo por dos aspectos:

1) que partiendo de la experiencia fundacional del cristianismo y sus relaciones con el Imperio, parece olvidarse de la experiencia histórica de los veinte siglos siguientes. A la luz de esa experiencia histórica no se puede decir, yo no lo digo, que el Estado haya de ser el apéndice político-social de la Iglesia, pero sí que el Estado, autónomo, tiene que fundarse en principios cristianos.

2) Se insiste en el artículo en la esencial autonomía entre la Fe y las leyes, lo cual me parece que, de nuevo, olvida la experiencia histórica. Las leyes han de surgir de un fundamento moral, pero no de cualquier moral, sino de la moral que se extrae de la realidad de las cosas. No puede dejarse en el olvido la tradición filosófica cristiana, de muchos siglos, en la búsqueda de esa moral. Después de alcanzarse la vía muerta del pensamiento que empieza con Descartes y termina con Nietsche y Sartre, habiendo la Iglesia dado directrices hace más de un siglo para retomar el tomismo como la filosofía verdadera a partir de la cual seguir desarrollando el pensamiento y extrayendo las conclusiones para la vida material, social y espiritual del hombre, no se puede negar de ninguna forma ese tesoro de pensamiento y obras y retroceder al siglo I. Al siglo XIV pase, al I no.


Y no se diga que la teoría política, entretanto, también ha evolucionado y avanzado mucho y que ningún gobernante hoy se daría a los excesos de otras épocas. Ni Zapatero ni su cohorte de analfabetos pueden tener conocimiento de esos avances, ni Zapatero ni su cohorte de analfabetos tienen profundidad moral para aplicar algo que no sean los medios, legales o ilegales, para extender su poder y conformar la vida de todos los ciudadanos. No otra cosa es el socialismo.
76 tachuela, día 26 de Julio de 2007 a las 14:00
72. Denebola.

En su escrito, nos presenta como evidentes una serie de afirmaciones que no lo son tanto.

Pide que se le demuestren una serie de teorías, opuestas a las suyas, pero no demuestra usted ninguna de las cosas que defiende y las presenta aquí como axiomáticas.

Hace tiempo que no discuto sobre temas religiosos y hoy, en vista que se ha acabado el hilo, creo que lo mejor es pasar página.

Un saludo muy cordial.
77 denebola, día 26 de Julio de 2007 a las 14:07

Las discusiones religiosas pueden hacerse muy, muy largas. Es una pena no poder sostenerlas delante de un café o una cerveza con algunos de los participantes en el blog. Sea, pasemos página.

Saludos.

« 1 2 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899