Pío Moa

« Rajoy, Manjón y Alfonso XIII | Principal | Ante un gobierno ilegal »

¿Qué hacer?

30 de Marzo de 2006 - 12:14:11 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Dice la vicetiple que el estatuto separatista catalán “es la mejor argamasa para cohesionar el Estado”. Como la gasolina  es la mejor sustancia para apagar los incendios. A qué punto de desfachatez  idiota está hundiendo esta gente la política.

***********

Las investigaciones de Luis del Pino  no parecen vanas, lo prueban los nervios del gobierno. Lo prueban los sindicatos-Gestapo de la televisión madrileña tratando de censurar el reportaje sobre los puntos oscuros -- tantos y tan oscuros--  del atentado. Lo prueba el cierre en falso de la “investigación” de las Cortes. Lo prueba el intento de dar por zanjado el asunto. A toda costa. “No hay pruebas ni las habrá”.  ¿Recuerdan?

***********

Algunas claves de la historia no salen  en los manuales:

“—Ha habido reuniones con el PSOE, y con el Partido Socialista francés también. Se está haciendo un curro de la hostia —le explica la dirigente batasuna.
—Miedo me dan a mí estas decisiones –comenta el preso etarra
—¡No, joder! Hay que tantear por todos los lados —y ríe—. Para el PSOE es la hostia, que estén ellos gobernando y solucionar uno de los mayores conflictos que tiene el Estado español. Hay que planteárselo así al señor ZP, o sea: «tú vas a solucionar el conflicto mayor que ha tenido el Estado español. Pasas a la historia, tío, premio Nobel de la paz, te dan el premio Nobel de la paz”.

La ETA sabe, ciertamente, cómo tratar al ilumineta.

***********

¿Qué hacer? Se trata de un problema de opinión pública y movilización. En una democracia asentada, la opinión pública rechazaría de plano una alianza de socialistas, separatistas y terroristas contra la Constitución y la unidad del país. Pero en España prevalece la confusión, porque la demagogia antidemocrática y separatista nunca ha sido bien criticada, y la mayoría de los medios de masas está en manos de los enemigos de la democracia. Llegar a este extremo ha requerido muchas claudicaciones y muchas desidias, pero eso ahora es lo de menos. Tratemos de ver la situación con claridad, y planteémonos cómo invertirla. No es imposible, aunque el tiempo se echa encima Que hay mucha gente indignada y dispuesta a movilizarse, se ha demostrado ya, pero falta organización y liderazgo. Seguiremos con el asunto.

***********

Un amigo socialista me comentaba, desalentado: “Con la que cae, y en el partido no hay debate alguno. En Madrid, por ejemplo, todas las riñas vienen de si a uno no le han dado tal cargo o tal beneficio, o al otro le han hecho pasar por delante...”

Entre los dirigentes nacionales, la cosa no es mejor; quizá peor incluso. No hay Besteiros. Podríamos decir que personas valerosas y honradas como Gotzone Mora, Rosa Díaz,  Redondo Terreros o Maite Pagaza (observen la escasez de hombres) salvan el honor del PSOE, pero son tan pocas y están tan aisladas, al menos hoy por hoy…

***********

Notas para una historia del PSOE. He sugerido en varias ocasiones que algún historiador serio y con criterio escribiera una historia del Partido de los ciento y pico años de honradez. Me ha propuesto la tarea alguna editorial, pero ya tengo bastante que hacer. Ofreceré aquí, no obstante, algunos apuntes, sin orden cronológico,  que quizá sean útiles a quien se ponga a la obra.

1.-  El PSOE fue, con toda probabilidad el partido más infiltrado por la policía franquista. En su excelente libro Clandestinos,  J. R. Gómez Fouz trata algo del caso, referido a Asturias,  y J. I. Gracia Noriega hace en el prólogo estas reveladoras apreciaciones: “La traición es moneda de uso corriente tanto entre quienes se proponen derribar el Estado  como entre los que pretenden apuntalarlo, y, debido a ello, Vasílief  [el último jefe de la Ojrana, la policía secreta zarista]describe una psicología del traidor: “Ocurría, además,  un fenómeno psicológico que se presentaba casi con regularidad  en los colaboradores secretos. Éstos se hallaban en continuas relaciones, tanto con la policía como con los revolucionarios. Esta situación, nada natural, incluía perniciosamente en sus nervios. La traición de que sin cesar hacían objeto a sus propios correligionarios y que no pocas veces conducía a su encarcelamiento o destierro, pesaba sobre las conciencias de estas gentes, mientras que, por otra parte, siempre temían ser desenmascarados o asesinados por los revolucionarios”. El infiltrado es la obsesión de la lucha clandestina (…). Añade Vasílief: “Por este motivo nunca faltaba en la vida de todo colaborador secreto el instante en que súbitamente se arrepentía del doble papel que se había prestado a hacer. En este crítico momento despertábanse en él algunas veces fanáticos sentimientos de odio contra aquel oficial de la Ojrana que dirigía la actividad del agente”

Pero, observa Gracia Noriega, ¿es posible que la delación conviva hasta puntos extremos con el fanatismo? (…)  Las circunstancias de la clandestinidad antifranquista (…) fueron muy distintas de las de los revolucionarios rusos. En España, el confidente delataba por conseguir algún tipo de beneficio, bien en el orden material, recibiendo, de oscuros presupuestos, el equivalente a las treinta monedas, o bien para preservar su seguridad. En este ambiente,  el fanatismo estaba de más. Me contó el comandante Mata que, de inmediato, desconfió de alguien que se había infiltrado en la guerrilla debido a su fanatismo. El delator era, en la España de los años cincuenta y sesenta, por lo general un pobre hombre. Cualquier parecido entre el atormentado Gypo Nolan, de la novela de Liam O´Flaherty, y el delator de la policía franquista, que delataba a cambio de miserables prebendas,  salvo el actos mismo de la delación, es inexistente”

No vamos a caer en la injusticia de pretender que todos los socialistas de la época de Franco fueran como sus infiltrados. Pero algunos de estos “pobres hombres” han llegado a desempeñar cargos muy altos en el PSOE de la democracia. Gómez Fouz ha documentado alguno de ellos, y, desde luego, habrá más. Es parte de una tradición ideológica muy asentada, la del pesebrismo, impuesta hoy decisivamente en ese partido. Gracia Noriega yerra en algo: también el pesebrismo genera conductas fanáticas. ¡Y tanto!

Comentarios (62)

« 1 2 »

1 dobra, día 30 de Marzo de 2006 a las 12:30
Vamos a ver, camaradas, como diría Guillermo: ¿Tiene la ETA alguna razón para cambiar y volverse "pacífica", deponiendo las armas? Está claro que no. Gracias a sus asesinatos ha conseguido ser tratada respetuosamente, ha conseguido impulsar el Plan Ibarreche-Ternera a través de Carod y compañía, ha conseguido legalizarse, se ha recuperado de la paliza que le propinó aznar y pone bombas cuando le da la gana...
¿Por qué había de renunciar a lo que le ha dado tan buen resultado? Ahí está, llena de fuerza y optimismo advirtiendo al gobierno: "O sigues por ahí, o te puedo machacar en cualquier momento".
2 guillermo, día 30 de Marzo de 2006 a las 12:33
Sigo con mi tema, camaradas, que ya advertí que había publicado en gran parte en el ilustre blog de Arcadi Espada:

Ni la ciencia anulará a la filosofía ni la filosofía a la ciencia, aunque ésta haya sido un producto tardío de la filosofía. Y ninguna de ellas anulará al arte, que es anterior a ambas. Pero una cosa es la ciencia y otra el cientifismo, una ideología que introduce subrepticiamente la ideología tratando de ampararse en los logros científicos. Dawkins es un buen ejemplo de lo último.
Pero sigamos con el asunto. Buena parte del problema nace de que la ciencia descarta –por método, no por principio-- la intencionalidad. Explica los fenómenos a partir de sus causas eficientes, no de sus causas finales: no existe el mar “para” que pesquemos en él, o la luz “para” que podamos ver, por ejemplo. En cambio el ser humano percibe de forma confusa, pero profunda, que su ambiente es un ambiente moral, inexistente en el mundo de la naturaleza, y que se caracteriza, entre otras cosas, por la intencionalidad (por ejemplo, una muerte causada por un hombre a otro sin intención, por accidente, no es una acción moral, no es propiamente humana, en el sentido de que podría haber sido causada igualmente por un rayo o por un virus). El ser humano obra "para" algo, y sus acciones tienen siempre algún fin, algún sentido, son teleológicas. Así, es indudable que Dawkins no expone sus teorías porque sí, porque por una serie de casualidades o por exigencias de algún gen egoísta le han salido esos pensamientos y los expresa, tal como un meteorito sigue una determinada trayectoria y se estrella contra la luna, sin ningún objetivo especial. Él lo hace “para” algo: para convencer a otros de algo que se le ha ocurrido, para brillar en la sociedad, vender libros, hacerse famoso... En fin, cuando expone sus teorías no obra como un fenómeno natural, por supuesto. Lo mismo se puede decir de Arcadi Espada cuando nos suelta el rollo de Dawkins.
Lo que es evidente en la vida cotidiana no lo es tanto en el conjunto de la vida: tal como cada acción humana se volvería caótica y absurda si no estuviera orientada por la finalidad, el hombre deduce que su vida entera, el conjunto de su vida, debe tener alguna finalidad también. Esto, al revés que nuestras acciones particulares, no es nada evidente, es una exigencia psíquica, porque concebir el conjunto de la vida como algo sin sentido, que podría ser indiferentemente de una manera u otra, vuelve también sin sentido y sin finalidad cada acto particular de su vida, a pesar de sus finalidades parciales. La finalidad en un señor que hace una mesa es fácil comprobarla, pero la finalidad entera de la vida del carpintero, ya no. La finalidad de Dawkins al hablar como habla es fácil intuirla, aunque sus motivos puedan ser muy complicado: por ejemplo, puede buscar, entre otras cosas, una especie de venganza psicológica contra la educación religiosa que recibió, entrando ahí resentimientos subjetivos que quizá sólo él conozca, y por tanto muy difíciles de probar, pero que sabemos que suelen existir como parte de la motivación humana.

3 válgamedios, día 30 de Marzo de 2006 a las 13:23
Bueno, Guillermo, a ver qué te parece este texto, de Sebastián Urbina:

JUSTICIA , CEREBRO Y LIBERTAD.

Dice el científico Francisco Mora, que la administración de justicia actual no cree que las ciencias del Cerebro (salvo en los aspectos patológicos) tengan algo interesante que decir. La cuestión que plantea, de enorme importancia, se refiere a los cambios que se producen en el cerebro humano, especialmente en la pubertad y la adolescencia. También, aunque me parece que esto es más comúnmente aceptado, que el ‘yo’ no está formado por dos parte separadas, alma y cuerpo, sino que el ‘yo’ es una unidad, aunque muy compleja.

La potencial y gran repercusión que los descubrimientos neurobiológicos pueden tener en la administración de justicia y en las teorías de la justicia, están relacionadas con el proceso de formación del cerebro. Según Mora, no se trata de procesos superficiales o menores sino que, en este proceso de convertirse en cerebro adulto, hay cambios profundos. Ahora bien, no se trata sólo de un problema genotípico, referido a los genes (o unidades de transmisión genética) que existen en los núcleos celulares, en este caso de la especie humana, sino de una interacción entre lo genotípico y lo fenotípico. Lo último se refiere al ambiente, en general, que rodea a la persona. R. Dawkins (especialmente conocido por su libro ‘El gen egoísta’) designó a las unidades de transmisión cultural o imitativa con el término memes, que tiene vínculos con imitación y con memoria.

¿Cómo puede afectar todo esto a la justicia? Parece que una parte del cerebro, llamada ‘corteza prefrontal’, sufre (hasta, aproximadamente, los 25 ó 27 años) un retraso considerable, si lo comparamos con el cerebro adulto. Un primer problema es el significado concreto que tenemos que dar a la expresión ‘retraso considerable’para que sea operativo en los ámbitos jurídicos.

El código penal español (y es similar a los de nuestro entorno jurídico) dice, en su artículo 19, que los menores de 18 años no serán responsables criminalmente, aunque lo puedan ser de acuerdo con la ley del menor. El artículo 20, dice que están exentos de responsabilidad criminal lo que, ‘al tiempo de cometer la infracción penal, a causa de cualquier anomalía o alteración psíquica, no pueda comprender la ilicitud de hecho o actuar conforme a esta comprensión. Los que se hallen en estado de intoxicación plena, siempre que ésta no haya sido buscada a propósito y que no puedan comprender la ilicitud del hecho. Los que desde el nacimiento o la infancia tengan gravemente alterada la conciencia de la realidad y, finalmente, los que obren en defensa de la persona o derechos propios o ajenos, siempre que concurran ciertos requisitos que no vienen al caso. Dejaré aparte, por problema de espacio, las circunstancias que atenúan la responsabilidad criminal.

No parece haber duda de que el derecho y la justicia no pueden estar al margen de la ciencia. Pero no es lo mismo estar al margen que estar sometido a la misma. El motivo básico es el siguiente: el derecho no trata de describir la realidad sino de ascribirla. Para resumir mucho, diré que el derecho tiene un lenguaje prescriptivo con el que trata de guiar la conducta humana. Es decir, el derecho prescribe conductas y respalda esta prescripción con el poder institucional, legitimado para imponer sanciones. En cambio, la ciencia trata de describir la realidad, aunque lo haga a partir de teorías. De ahí que el lenguaje del derecho no sea verdadero o falso, porque su lenguaje es, como dije, prescriptivo. Por ejemplo, establecer que está prohibido fumar en los autobuses públicos, no es verdadero ni falso. Solamente el uso informativo del lenguaje lo es.

El lenguaje de la ciencia, en la medida en que trata de describir la realidad, se puede calificar de verdadero o falso.¿Significa esto que, al ir cada uno por su lado (prescriptivo-descriptivo), no hay punto de encuentro? Al menos desde un punto de vista práctico, tiene que haber algún tipo de armonización. El problema es ¿en qué medida? ¿En qué asuntos? ¿Cómo?

4 válgamedios, día 30 de Marzo de 2006 a las 13:26
Sigue el texto de Urbina:

Vamos a suponer que nos centramos en la responsabilidad penal de las personas, hasta los 25 ó 27 años. Todavía no es el caso, pero supongamos que la Neurociencia puede garantizar que la corteza prefrontal del individuo X, de 26 años, tiene una retraso de maduración ‘considerable’(supongamos que igual a 60) con respecto al cerebro adulto (supongamos que igual a 100). Para empezar, tenemos que saber el modelo de cerebro adulto que tomamos como referencia. Tal vez la media nacional sea aceptable, aunque tal vez Ibarretxe objete que el Rh de los vascos da para más y que el modelo de cerebro debe ser sólo de la media de la comunidad vasca. Esperemos que no.

Por otra parte, tendremos que traducir a lenguaje jurídico (prescriptivo) los resultados científicos, siempre que no choquen con ciertos valores considerados básicos. Recordemos que el derecho (al menos el de nuestro entorno), no siempre busca la verdad material. Si así fuera no tendría sentido reconocer, por ejemplo, la presunción de inocencia, o el rechazo de ciertos resultados que prueban la culpabilidad de X, pero que se han conseguido sin respetar ciertas exigencias procesales.

Según Mora, los avances en Neurociencia, sitúan el debate de la forma siguiente. Primero están los que piensan que los avances de una sociedad civilizada, van de la mano de estos avances científicos. Segundo, los que piensan que los datos científicos (que se refieren al problema mencionado) no excusan la responsabilidad criminal pero obligan a los tribunales a considerarlos. Tercero, los que piensan que la ciencia debe tenerse en cuenta pero que es peligroso utilizarla en los ámbitos morales. Muy probablemente, no hay separaciones radicales en estos posicionamientos. De todos modos, este debate es muy importante.

La sanción penal afecta, entre otras cosas, a la libertad de las personas. Si suponemos que el ser humano está determinado, no puede haber reproche personal que fundamente la sanción penal. Si alguien no pudo haber evitado hacer lo que hizo, no debe ser considerado culpable. Si llegase el día en que la ciencia pudiese probar, concluyentemente, que el cerebro de los individuos, hasta los 25 ó 27 años, sufre un ‘retraso considerable’, deberíamos valorar si este retraso es suficiente para eliminar (o atenuar, en su caso) la responsabilidad criminal. No sería la primera vez que algunos penalistas sueñan con sustituir la administración de justicia por laboratorios y comités científicos. Creo que deberíamos situarnos, prudentemente, en algún lugar intermedio entre el cientificismo y el anticientificismo.

Dice Mosterín: ‘Ni siquiera es necesario recurrir a la mecánica cuántica para comprobar el carácter indeterminado de muchos procesos físicos, que puede ya ser establecido a partir de los postulados de la mecánica clásica, como muestran las actuales teorías de la inestabilidad y del caos.’ Pero no se trata sólo de que la mecánica cuántica nos haya enseñado que el mundo subatómico es esencialmente indeterminista. Es que nunca tendremos un conocimiento completo y perfecto del mundo social, lo que debería alejarnos de las ‘soluciones totales’. Por el contrario, las reformas sociales, en general, o la reforma de la administración de justicia, en particular, deberían permitir una evaluación de los resultados y una, eventual, vuelta atrás.

La pretensión de eliminar la dimensión normativa (sugiriendo, por ejemplo, que los acontecimientos mentales son idénticos a los acontecimientos físicos) supone un peligroso cientificismo, que vendría a ser el sustituto de los reyes-filósofos de la República de Platón; por otra parte, la pretensión de que podemos, racionalmente, entender y orientarnos en el mundo (incluido el jurídico) al margen, o en contra de la ciencia, es absurda.


Sebastián Urbina.
5 daniel, día 30 de Marzo de 2006 a las 13:59
Desde siempre los polos opuestos se atraen, podemos juntar un imán por el lado negativo por otro por el lado positivo. En ploítica pasa lo mismo, la derecha rancia y los ijoputas de los etarras, se necesitan unos a otros para seguir unidos. Tu proporcionas miedo a la sociedad y yo seguridad, somos la pareja que va unida, indivisibles como el cielo. Por eso a FJL y a todos sus seguidores les jode que el PSOE pueda conseguir la paz para España, mire usté, FJL, a mí me la suda si es el PSOE o es Chiquito de la Calzada quien consigue la paz para este país, solo me interesa que no haya ningún muerto más por terrorismo.

Eso es lo que tenía que decir.
6 diego, día 30 de Marzo de 2006 a las 14:20
(5) Usted, aparte de un lenguaje macarra que ya indica la clase de cerebro que tiene, no da pie con bola. La ETA no dice que dejará de asesinar. Dice que puede asesinar cuando quiera y como quiera, pero que se abstiene de hacerlo mientras el gobierno siga en su proceso de destrucción de la Constitución y de la integridad nacional. Que a usted la democracia y la nación española le importen un bledo y que esté dispuesto a arrodillarse ante los asesinos, es una cosa, está usted en su derecho. Y los demás estamos en el derecho de decirle que es usted un miserable, claro.
7 fray Blas, día 30 de Marzo de 2006 a las 14:23
(5) Daniel: no hay paz con tiranía. Usted es un mamporrero de los asesinos y los tiranos. Eso es todo.
8 magne, día 30 de Marzo de 2006 a las 14:25
Don Pio nos podia hablar de los parecidos entre el pacto de San Sebastián y el de Perpigan? Un saludo.
9 indignado, día 30 de Marzo de 2006 a las 14:29
es indignante que un terrorista como el sujeto que escribe esto tenga la desfachatez de hablar asi del presidente del gobierno elegido por la mayoria de los ciudadanos españoles. Tiene que ser duro ganarse la vida arrastrandose como una rata. le compadezco.
10 illustrator, día 30 de Marzo de 2006 a las 14:30
(lo he colocado ya en otros foros, pero pienso que viene bien también aquí: Atilana Guerrero, sobre la Inquisición (El Catoblepas):

"Y los procedimientos que para ello arbitraron sus organizadores estaban al servicio, por cierto, del más estricto respeto de la individualidad corpórea de los perseguidos –repetimos, cristianos judaizantes, que no judíos–, aunque esto pueda sonar pintoresco después de que la Leyenda Negra haya cargado las tintas sobre los inhumanos procedimientos del Santo Tribunal; tanto es así como que sustituyeron las matanzas incontroladas, todo un asunto de orden público –distaxia–, por juicios en los que se dieron las garantías para el acusado de que ni siquiera gozaban los tribunales civiles de la época. Antes de llegar a la hoguera, si llegaba (pocos de los encausados llegaron), no podemos olvidarnos de las sucesivas ocasiones en las que el sospechoso de judaizar tiene la posibilidad de «reconciliarse» y evitar así la muerte{12}: el llamado edicto de gracia era el anuncio con el que el tribunal hacía público el comienzo del proceso en el territorio sobre el que tenía jurisdicción; pues bien, aquellos que se denunciaban a sí mismos durante los treinta o cuarenta días del «tiempo de gracia», y no habían hecho pública su falta ni contaban con cómplices, quedaban absueltos. Quienes no se habían denunciado durante el «tiempo de gracia», a causa de enfermedad o de imposibilidad justificadas, podían hacerlo «lo más pronto que les fuera posible», obteniendo las mismas ventajas del «tiempo de gracia». En caso de denuncia, esta debía ir acompañada de dos testigos, y, con todo, el procedimiento contra la persona denunciada no comenzaba aún, normalmente se esperaba a tener la denuncia de más testigos, como ya desde sus Primeras instrucciones insiste Torquemada : «los inquisidores, escribe, deben observar y examinar con atención a los testigos, obrar de suerte que sepan quiénes son, si deponen por odio o enemistad o por otra... Sigue


11 illustrator, día 30 de Marzo de 2006 a las 14:33
Sigo:

"El encarcelamiento del acusado no siempre se llevó a cabo. En el siglo XV, por no haber cárceles o ser insuficientes, se contentaban con el arresto domiciliario o incluso en la ciudad en la que habitaba; y de haberlas, en caso de acusados pobres o enfermos eran dispensados de ella y se quedaban en sus casas o tenían permiso de salir durante el día. Y dicho esto, la idea tenebrosa que se ha querido dar, por la historiografía interesada, de las cárceles inquisitoriales, está muy lejos de la realidad. A menudo eran residencias con un pequeño patio-jardín, y hasta en los regímenes de aislamiento, muy poco comunes, podían recibir las visitas de la familia. Lo usual es que los encarcelados dispongan de material para escribir, de la ayuda de sus criados si los tiene, y puedan hacer traer del exterior todos los complementos de la alimentación que deseen, «a voluntad»; más aún, pueden ejercer su profesión y, a tal fin, el gobernador de la residencia debe «hacer que le traigan las cosas necesarias a su oficio». De este modo, no es de extrañar el caso de personas encarceladas en las prisiones civiles que se acusaban de herejía para poder ser trasladadas a las «prisiones» de la Inquisición.

12 illustrator, día 30 de Marzo de 2006 a las 14:35
"En diversas ocasiones tiene el acusado la posibilidad de arrepentirse de sus faltas para evitar la «pena de muerte»; incluso la tan discutida tortura, apenas utilizada, era mucho más benigna que la de la justicia civil. Entre las penas graves, la de «cadena perpetua» era la fórmula escolástica con la que pocas veces se encarcelaba por más de tres años –en los decretos de la inquisición se pueden leer sentencias aparentemente absurdas como las de «prisión perpetua de un año», significando en la práctica unos cuantos meses; una sentencia «de por vida» solía cumplirse en ocho años, según Henry Kamen, autor no precisamente proinquisitorial. Para terminar con la pena más grave, a juzgar por el número de ejecuciones, incluso diríamos que las víctimas mortales de la inquisición fueron relativamente poco numerosas, como lo muestra su comparación con la llamada Europa «liberal». Pena que, además, podía ser mitigada si finalmente el acusado daba su brazo a torcer y se arrepentía, siendo entonces muerto por la horca o el garrote, antes de ser quemado vivo en la hoguera. Desde luego, esta meticulosidad es prueba al mismo tiempo de la contumacia con la que muchos preferían mantenerse «en sus trece» (expresión que parece tiene que ver con los trece artículos de fe emitidos por Maimónides ante el peligro de muerte{13}), antes que pasar por el quebranto de renegar de su fe.

13 illustrator, día 30 de Marzo de 2006 a las 14:37
Y termino,por hoy (Atilana Guerrero, en "El Catoblepas"):

"Como en ninguna otra nación europea, en España se consiguió la asimilación de los judíos que aceptaron, a través de la «conversión», formar parte de la plataforma imperial para la cual, por cierto, trabajaron con denuedo. Absurdo hubiera sido que judíos como Abraham Seneor, jefe de la comunidad hebrea de Castilla, y uno de los colaboradores más fieles de los Reyes Católicos, no se hubieran convertido cuando de hecho estaban traicionando a su propia ley, que les prohibía tener señores extranjeros: «No podréis alzar por rey a hombre de otra nación», dice el Deuteronomio.{16} Y la prueba más evidente de la asimilación conseguida gracias a la Inquisición viene del reconocimiento extranjero que, antisemita, reniega de España: así, Erasmo, que escribía en 1517 que «en España, apenas hay cristianos», y cuyo miedo a lo judío le hizo rechazar la invitación de Cisneros para venir a enseñar en Alcalá; Rabelais, en Pantagruel, señala que todos los españoles son más o menos marranos; hasta el propagandista protestante Languet, modelo del género, escribe en su Apología del príncipe de Orange (1581): «Ya no volveré a extrañarme de lo que todo el mundo cree, a saber: que la mayoría de los españoles, y en particular los que se consideran aristócratas, son de la raza de los moros y los judíos».{17}



14 diego, día 30 de Marzo de 2006 a las 14:40
(9) Moa escribe como un ciudadano libre en un país libre, cosa que usted, evidentemente, no entiende.
Un presidente elegido por mayoría puede ser un perfecto bergante o cosas mucho peores, como tantas veces se ha demostrado. Hitler también contó con muchísimos votos.
La cuestión es ésta: ¿Dice Moa la verdad o no? Como ustedes no pueden demostrar que mienta, le lanzan todo tipo de ataques personales. Porque su mentalidad no es democrática. es la mentalidad de la corrupción y el despotismo.
15 QRM, día 30 de Marzo de 2006 a las 15:02
Daniel:
Yo no quiero la Paz. Yo quiero la Libertad.Lo demás, la paz, la justicia y todas las milongas que los pijiprogres fachirrojos oponen a la libertad no son más que cortinas de humo. Son ustedes enemigos de la libertad, y no tienen la gallardía de reconocerlo. Todo lo que huela a libertad les da alergia, llámese USA, Israel o el PP.
Todos deberíamos querer que eta desapareciera, pero como desaparecieron los Nazis, porque fuese exterminada. Hubo también mucha contestación pijiprogre en la Gran Bretaña cuando Roosvelt y Churchill exigieron la rendición incondicional de Alemania, creo que en la conferencia de Casablanca. Quizás hubieras preferido que llegaran a un acuerdo con los nazis, dejando a Hitler en la Cancillería.
Me sorprende, Daniel, que se haya vuelto usted franquista. Después de la guerra, el dictador vendía como justificante los "años de Paz", que celebraba como efemérides de su régimen. Vaya paz. Esa es la que proponen los etarras.
Lo más sangrante del asunto es que ZP tampoco quiere esa paz que yo desprecio y tu alabas. No. El lo que quiere es sacar tajada política de ello, utilizarlo como baza en las próximas elecciones- dudo que ni aún así gane- y aprovecharse de todos los muertos para sus propios intereses políticos. Ha aprendido de los nacionalistas aquello del árbol y las nueces. Es ignominioso la cantidad de gente que trata de sacar provecho de que Eta haya estado asesinando y extorsionando todo éste tiempo, y entre ellos está ya el Psoe.
Es justo a la inversa de la tan criticada alianza de Aznar con Bush por la guerra de Irak. Aznar, a pesar de las enormes críticas, optó por aquéllo que políticamente le perjudicaba, porque creeía, con o sin acierto- yo creo que acertadamente- que era mejor para España, para el Mundo y para la libertad. El coste político fué enorme, pero a veces, la dignidad nos exige colocarnos donde no nos interesa. ZP, en cambio, hace lo que cree que conviene para mantenerse en la Moncloa. Solo le guía la vanidad y la ambición.
Tampoco tiene ningún sentido la consigna que ahora repiten los pijiprogres como daniel. Al PP le conviene que exista la Eta para vender miedo y ofrecer seguridad. Vaya memez. Será por eso que Aznar casi acabó con ella, segúnn reconocen todos, hasta la eta y el Psoe, y dentro de la legalidad, cosa que no pueden decir otros. Ahora ZP ha resucitado al moribundo para poder tener alguien ante quien rendirse, y vendernos luego esa paz. Es como pedir que nos sodomicen para que alguien pueda apuntarse el tanto de que gracias a él, nos dejaron de sodomizar. Que Pais.
Aqui viene a cuento la célebre frase de Churchill a Chamberlain tras la capitulación de Munich. Vino a decirle algo así como "por conseguir la paz, habeis perdido la dignidad. Ahora no teneis dignidad y tendréis guerra". Pues eso.
Acabo con una esperanza: espero que los españoles no vuelvan a hundirse en el oprobio del 11-m, premiando a los terroristas con aquéllo que buscan, y vaciando de sentido el glorioso sacrificio de las víctimas del terrorismo. Que no puedan decir los terroristas que mereció la pena asesinar a los españoles, porque no sería más que una invitación a la agresión y el asesinato de más compatriotas por todo aquél que quiera algo de nosotros.
PD.-Canta mucho el boicoteo del blog por estos nazis cobardes que intercalan textos plumbeos que nada tienen que ver con los asuntos propuestos. A ver si hacemos algo, Don Pío. Como siempre, los Stalinistas de opereta nos quieren callar: a VD, a FJL-q.D.g.m.a- y a los blogs que les incomodan.
16 diego, día 30 de Marzo de 2006 a las 15:34
Me repugna la incapacidad de los progres para argumentar. Sólo saben insultar. Eso es señal de que en el fondo no se creen sus propias monsergas.
17 Aganto, día 30 de Marzo de 2006 a las 15:46
Todos estamos absolutamente seguros, indignado (9), de que usted sabe lo duro que es ganarse la vida arrastrándose como una rata.
18 Edmundo, día 30 de Marzo de 2006 a las 16:05
Buenas Tardes

Antes de nada, quiero agradecer muy efusivamente a D.Pío Moa la valentía de exponer sus ideas en este Blog. Y digo valentía, porque la forma de Blog permite que a uno lo pongan a parir (como se puede observar algunos mensajes más arriba), no sólo que lo alaben, cosa mucho más perniciosa porque corre uno el riesgo de creerselo.

Aunque yo no me dejo caer mucho por estas tertulias virtuales sobre política, algo sí lo hago, y si en algo puede valer una humilde opinión, quisiera comentar que el hecho de discrepar con el autor del Blog es una cosa muy saludable, pero insutarle es algo muy diferente.

Yo puedo estar muy deacuerdo con las opiniones de D.Pío (lo cual es cierto en muchas ocasiones), ó no, pero no se puede caer en los insultos, ni permitir que ocurra, porque si no le auguro poco tiempo de vida a este espacio.

En resumidas cuentas, y salvo que el Sr. Moa opine lo contrario, faltaría más, creo que sería bueno que hubiese un cierto control de moderador que impida insultos y demás barbaridades.
En el foro vecino de D. Luis del Pino, en el cual he participado con alguna asiduidad, el control por parte de Multivac hace que sea más fluido (Multivac no te rías que aunque nos hayamos metido contigo por los baneos de gente, es una labor muy beneficiosa).

Un saludo para todos, y toda la suerte del mundo D.Pío.
19 jose, día 30 de Marzo de 2006 a las 16:23
Ahora que ya se ha consumado, con la vergonzosa aprobación del Estatuto catalán en el Congreso, ¿a qué esperan, señores del PP para proponer una moción de censura? ¿Qué circunstancias podrían ser más graves, salvo una guerra, para justificar la presentación de una moción de censura? ¿A QUÉ ESPERAN, SEÑORES DEL PP?
20 jose, día 30 de Marzo de 2006 a las 16:36
No sé si nos damos cuenta de que estamos viviendo hoy un día histórico: el del final del régimen que comenzó con la Constitución de 1978, el día en que un Presidente del Gobierno traicionó su "juramento o promesa", y ha destruido el ordenamiento constitucional. ¿Nos damos cuenta de la gravedad de lo que está sucediendo? ¿Es que en este país no hay más que borregos y fanáticos prisaicos? Me acaban de robar un trozo de mi país, estoy rabioso y no sé qué hacer. ¡Y NO PASA NADA!
21 Krispator, día 30 de Marzo de 2006 a las 16:42
El PSOE ha sido, y es, una organización con una capacidad para corromperse y corromper a su entorno que asusta. No creo que tenga parangón con ninguna otra en el curso de la Historia.

Recogió, ¡y casi que atesora! lo más corrupto la Restauración, lo más corrupto de la dictadura de Primo, lo más corrupto de la República (es decir, toda ella), y, como muy bien señala ahora Pío, hasta lo más corrupto del Franquismo. En cuanto a la Transición y la Democracia, para que hablar. Todo el historial de ese salteado de mafiosos, autistas, tironeros y asesinos,

¡rezuma mierdecita pura!

Se mire como se mire, sí.

¿Qué asco que dan, eh?

Como que son lo peor de lo peor de lo peor.

Hasta otra, amigos.
22 Salvatore, día 30 de Marzo de 2006 a las 16:56
(20) José: ¿Cómo que no pasa nada? Muchos procesos dramáticos han empezado como si no pasara nada e incluso entre alegría. Estamos ante un paso más en la demolición de la Constitución y de la unidad de España por una banda de políticos envilecidos, que un día tendrán que dar cuenta de su acción y, eso espero, dar con sus huesos en la cárcel, por lo menos. Esa gente está liquidando la legalidad, y no merece ser obedecida. Hay que articular la desobediencia civil. Hay que reaccionar. Hay que reaccionar.
23 calçot, día 30 de Marzo de 2006 a las 17:18
Y a los catalanes que pensamos que somos españoles, ¿de qué nación somos ahora?.
24 Pere, día 30 de Marzo de 2006 a las 17:30
#18, #19 y #21:

Qué triste es que las dementes mentes de algunos puedan llegar a parecer célebres cerebros a otros.

Ya no hay Constitución, ya no hay Nación, ya no hay España. Ya no hay Tribunal Constitucional, ya no hay Justicia, ya no hay nada.

Y todo, en dos años justos. Ni más ni menos, dos años.

Si en dos años hay suficiente para borrar de la faz de la tierra a un país, a una democracia, a una nación, a todas las leyes, a todos los jueces, a toda la oposición... algo estaba mal hecho en este país, en esta democracia, en esta nación, en estas leyes, en los jueces y en la oposición.

O ZP es el mejor gobernante en muchos, muchos siglos por haber conseguido cambiar a un país en tiempo record sin que nadie se entere... o hay alguien que es un mentiroso patológico.
25 josé, día 30 de Marzo de 2006 a las 17:35
(22) Salvatore: estoy de acuerdo. HAY QUE REACCIONAR. Pero ya te aviso, por que los padezco, que no hay peor sordo que el que no quiere oir. A estos individuos les da igual que no tenga fundamento alguno lo que dicen, justifican todo lo que hace su querido Zapatero, creen a pies juntillas todo lo que les cuenta su querida SER y El País, son analfabetos totales en cuestiones económicas e históricas, y están rodeados por una numerosa banda de agitadores profesionales. Para ejemplo de éstos, no tienes más que ver los blogs de 20 Minutos, donde son tan demócratas tan demócratas, que me han bloqueado mi IP para que deje de torturarles con mis comentarios, para los cuales no tienen respuesta.
(23) Calçot: por supuesto, ERES ESPAÑOL. O es que ahora, por ejemplo, ¿tengo que considerar extranjeros a mis compañeros catalanes de mili? Por cierto, yo la mili, la hice en la Legión, donde tuve muchos compañeros catalanes, y todos estábamos allí voluntarios.
Un saludo.
26 josé, día 30 de Marzo de 2006 a las 17:42
Por cierto, me gustaría tener la lista de los diputados socialistas de mi región (Castilla-la Mancha) que han aprobado este disparate en contra de los intereses de sus electores, (y en contra de la legalidad que juraron o prometieron defender, por supuesto). Sugiero a Libertad Digital que haga pública la lista completa, con nombre, apellidos y circunscripción electoral, de los valientes diputaditos socialistas que han antepuesto su poltrona a su deber. Desde aquí reto a cualquiera de estos diputados de mi región, a que me justifique por qué ha aprobado un disparate inconstitucional que va contra los intereses de España como nación, y de mi Comunidad Autónoma, a la que ellos se supone que representan.
27 Hilketa, día 30 de Marzo de 2006 a las 18:20
Por menos de lo que usted dice cerraron Egunkaria. ¿Para cuando una legislación contra la apología del golpismo?
28 mdm, día 30 de Marzo de 2006 a las 18:45
El panorama es desolador: reconocimiento por el Congreso de la soberanía de Cataluña y su condición de nación, rendición ante la ETA, voladura de la Constitución y de la nación española ante la pasividad, cuando no la cooperación entusiasta, de las instituciones que deben defenderlas.

Estamos pagando las consecuencias del entierro de Montesquieu, tan alegremente perpetrado en su día por el hoy presidente de la Comisión Constitucional del Congreso y bendecido en los años de gobierno del PP. Los medios de comunicación audiovisuales sujetos a concesiones administrativas. Un sistema electoral diseñado para primar las minorías nacionalistas, entre la Ley d'Hondt y las circunscripciones provinciales.

Estamos siendo víctimas de una gran estafa. La legitimidad de origen de este gobierno está cada vez más empañada por los fuertes indicios de falsificación de pruebas en torno a la autoría del 11M. En cuanto a la legitimidad de ejercicio, sólo hace falta ver la deplorable sesión del Congreso en el día de hoy.

¿Qué podemos hacer?
29 Juan, día 30 de Marzo de 2006 a las 19:24
Este gobierno y este Parlamento se han declarado fuera de la ley. Tendrá que ser tratado como tal por los ciudadanos. El movimiento de resistencia ciudadana debe comenzar ya.
30 Juan, día 30 de Marzo de 2006 a las 19:26
El golpismo es lo que está haciendo este gobierno, en complicidad con los separatistas y los terroristas. Ni más ni menos.
Y a Egunkaria la cerraron por formar parte del entramado terrorista, no por sus opiniones. Un entramado con el que colabora el gobierno actual
31 Mabel, día 30 de Marzo de 2006 a las 20:00
(26)Jose. Sí, yo también creo que se debe publicar la lista de todos los diputados de Murcia que han votado a favor del estatuto y de los que votaron a favor de la derogación del trasvase del Ebro. Es hora de exigirles a nuestros representantes políticos que respondan personalmente de esas decisiones que van en contra de los ciudadanos que les han votado. Hay que denunciarlos, que no se amparen bajo las siglas del partido, que los ciudadanos no consientan que vuelvan a aparecer en ninguna lista. Hay que buscar la manera de darle publicidad a esos nombres, que no paren de salir y quedar en evidencia.
32 Barbara Rey, día 30 de Marzo de 2006 a las 20:37
Que le parece Sr. Moa el libro de "Patricia Sverlo", que su autor tenga que firmar con el susodicho pseudonimo, que se tipifique la censura por lo que al jefe de estado se refiere, que se oculte lo que paso el 23-F, que no haya un referendum sobre si preferimos republica o monarquia y sobre los 600 millones que Donna Barbara, presuntamente, levanto, tras chantajear a nuestro querido Bo(r)bon con revelar los secretitos de estado que le fueron confiados en su alcoba entre paella y paella? Demasiado arroz, murciano, que no valenciano, para tan poco poll-@. Luego se sorprenden del auge del separatismo y del sentimiento de anti-espannolidad
33 leadlag, día 30 de Marzo de 2006 a las 20:44
Al hilo de lo dicho por krispator#21.
Para explicar la realidad política italiana de la 2ª mitad del siglo XX, Oriana Fallaci decía que al terminar la 2ª Guerra Mundial con la derrota del fascismo italiano, éste se dividió en dos: fascismo y antifascismo.Aplicado a España podríamos decir que a la muerte de Franco el franquismo se dividió en dos:franquismo y antifranquismo,éste último muy bien representado(como nos han recordado Gabriel Albiac, Pío Moa, y otros)por el actual PSOE.¿Quién dijo en los años 70 que no era posible el franquismo sin Franco?
Creo que la percepción de Oriana Fallaci y la realidad actual española(y lo mismo podría aplicarse a Rusia y otros países del Este tras la caída del Muro)puede entenderse por los mecanismos de adaptación de los grupos de poder más inteligentes.Durante el franquismo el poder se ocupaba mediante maniobras en la sombra cerca de las instancias decisorias,un sistema no democrático pero complejo.Tras la muerte de Franco,esos mismos grupos de poder saben que tienen que defender sus intereses económicos en un contexto europeo y occidental democrático; saben, en fin, que para ocupar el poder deben crearse una sólida base electoral que les permita ganar elecciones.Un sector del franquismo percibe que hay un campo prácticamente vacío, el que antes de la guerra ocupaba el PSOE.Nace el antifranquismo retrospectivo por parte de unas élites burguesas para convencer a obreros, campesinos y clases medias urbanas que se condiseran modernas que ellas les representan.¿Cómo?:a través de los medios de comunicación, la educación y el clientelismo(pesebrismo) cuando se tiene cualquier parcela de poder.
Los jacobinos y los marxistas(especialmente Lenin) descubrieron que la gente se cree lo que le dicen, independientemente de los hechos, a condición de que tenga una cierta lógica, de que los mensajes se repitan constantemente, que identifique claramente a unos "malos" y de que hable de derechos y promesas;todo este conjunto se llama "propaganda" y en ella han alcanzado la excelencia todos los colectivismos totalitarios(socialismo, comunismo, nazi-fascismo, nacionalismo).
¿Que hay corrupción manifiesta y generalizada?,¿que hay más de tres millones de parados?:nada puede contra la propaganda y los tópicos(Einstein decía que es más fácil romper un átomo que un tópico).
Terminemos con un dicho para la esperanza:se puede engañar a algunos todo el tiempo; a todos algún tiempo; pero no se puede engañar a todos todo el tiempo.
34 HERNAN, día 30 de Marzo de 2006 a las 21:00
Muchas gracias a don Pío por sus libros, artículos y conferencias, llenas de razón, búqueda de la verdad, democracia y libertad.
Entrando en materia "estatut", quiero destacar que el único punto que no ha sido aprobado es el de las selecciones deportivas "nacionales". La razón es simple: El españolito deapié no percibirá la realidad de la nación catalana hasta que no vean el partido Cataluña-Italia (o España) en la clasificación del mundial

PD: por favor, en vez de poner textos tan largos poner los links, si no esto se convierte en una sucesión de monólogos. Prometo leerlos
35 Lois, día 30 de Marzo de 2006 a las 21:15
Sí, en cada comunidad deben circular los nombres de los dipumierdas que han votado sí a la disgregación de España.
36 SW1977, día 30 de Marzo de 2006 a las 21:24
Muy buenas a todos.

En primer lugar, agradecer a Pío (a quien sigo de cerca) la creación de este blog y la exposición de lo que ocurre tras la negruzca máscara mediática.

Si yo fuera Moa, no tendría demasiada fe en un movimiento social que intentara detener la destrucción de España por los terroristas que concibieron y ejecutaron el engaño masivo y la FARSA en que se ha convertido del 11M. Me refiero a esa operación militar conjunta Marruecos-Francia-ETA en connivencia con el núcleo "duro" del PSOE, valiéndose para ello de cabezas de turco sacrificables, esto es, los moritos suicidas. Hablo de esos suicidas que estaban preparando un atentado islamista, y a los que metieron en el embolao amañado para que las pruebas apuntaran hacia ellos. Claro, una vez muertos los "culpables", no hay nada que investigar. ¿Y por qué el PSOE no quiere investigar? Los hechos caen por su propio peso. No quieren investigar porque el PSOE es co-responsable del 11M.

Pero observen, señores, el comportamiento del PSOE desde los días de la ignominia del 11M. La psicología nos ayuda en esto. Todo lo que ha venido ocurriendo es parte de ese plan nacido antes incluso de la masacre. ¿Quién salvó el Estauto catalán? ¿Quieeeen? Zapatero, esto es. Las andanzas y desaventuras de Zapatero apuntan claramente a la necesidad por parte del PSOE de entregar el precio político de haber conseguido el poder. A Francia ya se lo ha pagado, en forma de muchos billones de pesetas en fondos europeos (suficientes para comprar algún país tercermundista medianito). A ETA se lo está pagando ahora. El precio político: el debilitamiento del estado, la pérdida de su cohesión social, económica y territorial, a la par del dislocamiento del eje Británico-Hispano-USA.

Ese es el objetivo detrás de todo esto que está ocuriendo. Repito, por si alguien no ha conseguido entenderlo (a mí me costó). Fue ZAPATERO, señores, quien rescató un Estatuto muerto en Cataluña, le insufló vida, y lo presentó a la votación de hoy en el Congreso. Es ZAPATERO el primero que DEBE y TIENE que pagar un precio político a la mano fuerte que le ha aupado al poder. ZAPATERO sólo es un personaje teatral que cumple su papel escrito tiempo atrás por quien sostiene la pluma de este macabra tragicomedia trans-nacional.

En cuanto al PP, no creo estar descaminado si digo que, pese a sus esfuerzos, no parece haber despertado aún de su sueño roto. Rajoy no parece haberse dado cuenta de que si quiere sobrevivir a largo plazo en esta Ex-España, debe actuar, hablar y pensar como si estuviera en el poder hoy mismo combatiendo y contradiciendo esta farsa. No parece darse cuenta de que va a heredar esta ciénaga infranqueable que le prepara el amigo Zapatero (Zapatero prepara el "terreno", luego él coje un avión, y deja que los demás lo pisen). Rajoy debe dejar de pensar en términos de la próxima legislatura y empezar a predicar objetivos radicales que cambien este chiste nacional. Los "cerebritos" del PP no saben que hay más a favor de la CE1978 que contra ella. ¡Señores, por Dios! Tal y como están las cosas en este país, deberían ustedes, consejeros PPeístas, aferrarse como a un salvavidas a los principios básicos, y sólo moverse hacia adelante en ellos. Lo que quiero decir es que yo no podría dar la mano ni tener reuniones con un hombre que tiene entre sus socios de gobierno a los amigos del Pacto de Perpiñán, un individuo que se ha negado a condenar el ataque de terrorismo callejero dirigido contra sedes políticas, y aquel que ha insuflado vida al engrendro catalán. No sé señores, a un hombre así yo no le daría la mano, sopena de exponerme a un contagio de algo raro. El PP sigue un poco en esa línea suya de dedicarse a recojer como mendigos los votos que caen del árbol de los despropóstios del PSOE sin presentan una clara línea de firmeza infranqueable y de prédica cabal ante esta locura. Los cerebros del PP parece como si se dejaran mecer (confieso, la marea es MUY fuerte) por los acontecimientos que se han desarrollado a raíz del 11M. Siguen como sobreviviendo en una especie de pre-atentado, cuando eso ya no existe y hoy tenemos en la Moncloa a un grandísimo demagogo y probablemente un traidor a España al servicio de otros. Cada vez que el PP da un paso adelante, el PSOE dice que "crispan", y los "cerebritos" se asustan y desandan el paso hacia adelante volviendo a un fantasmagórico "centrismo". Yo estoy cansado de esto, y desde ahora os digo que voy a votar a un partido que tenga las cosas más claras. Puede usted llamarle "ultraderecha" si quiere. Pues vale. Sólo sé que esto no tiene marcha atrás, no con la tibieza y los extraños miedos que el PP (digo "el PP", porque es el único partido que parece mantener ciertos principios) acusa.



37 SW1977, día 30 de Marzo de 2006 a las 21:27
(SIGUE mensaje 36)

Y lo que me parece más triste de esta comedia nacional es ver al PP, por muy fuerte que sea o haya sido, completamente sólo. Un sólo partido político, aunque recupere el poder, no puede encauzar un país dinamitado de continuo por todo el resto de partidos que luchan y se esfuerzan única y exclusivamente en destruir a ese partido y a los principios que aún defiende plasmados en la CE1978 y el sentido común.

Y a los ciudadanos que estamos sufriendo el panorama (porque hay otros que están la mar de contentos)... ¡qué decirles! Mi situación es la siguiente. Me he visto ahorcado por un país que me da la espalda a mí, a mi prójimo, y a la justicia. Sin justicia no hay nada que defender. A mí que no me pidan mover un sólo dedo por una nación que premia a los terroristas, asesinos y violadores con títulos universitarios y 10 años de prisión "reeducativa", "informativa" y "reinsertante", pobrecitos ellos. Un país cuyo ejército es una ONG al servicio de Cáritas, y unas fuerzas armadas que necesitan pedirle permiso al Papa para ponerle unas esposas a un delincuente o hacer uso de su arma. Y claro, en defecto de fuerza bruta, lo que ponemos es a un montón de jovencitos con pistola en la calle, y todo solucionado. Hace tiempo que abandoné la lucha contra los molinos en esta Ex-España. Creo en los principios de este país, pero los políticos no han tenido las narices para cambiar lo que debería ser cambiado ya.

Me duele este ex-país, pero esto no tiene solución, Pío. Desde el 11M, este Barco ha perdido definitivamente la línea de flotación. Creo que es tiempo del "sálvese quién pueda".

38 emiliezola, día 30 de Marzo de 2006 a las 21:35
Libertad de expresión, democracia, derechos, justicia. Por desgracia esos son términos que todavía no hemos experimentado los españoles en su grado de país demócrata. Si en este país existiera la libertad de expresión, por ejemplo, a Cebrián no le habrían puesto en bandeja el "becerro de oro" para "retirarlo" amablemente del cargo que ocupaba en tiempos en que los sociatas de las "tres C del cambio" empezaban a cogerle gusto a la corrupción e incompetencia política. Por qué se cree el personal que Vocento cambio a Ignacio Camacho..y a Beito. Eso si que hay que reconocérselo "no se cortan un pelo"..: manipulan, trinca, mienten, son sicarios y mercenarios y lo hacen a cara descubierta. Claro que son sabedores que el nivel cultural e intelectual del personal no pasa más allá de Beckamp o Gran Hermano.
El colmo: querer comparar a Losantos, César Vidal, José Raga, por ejemplo, personas con una capacidad cultural e intelectual fuera de lo común, con mercenarios y sicarios mantenidos por el golpista y delincuente tripartito tipo Franco o Gabilondo o Del Olmo (este en su barriobajera y cutre decadencia profesional. Todos tenemos un precio Sr. Del Olmo.
Y Luis del Olmo habla de talibanes
39 lisímaco, día 30 de Marzo de 2006 a las 22:21
A éste no le gusta Moa:

Jorge M. Reverte cierra su trilogía sobre la guerra civil con 'La caída de Catalunya'
29/03/2006 - 13:31
Redacción GD
El periodista Jorge Martínez Reverte cierra su trilogía sobre la guerra civil española con 'La caída de Catalunya' (Crítica) con el que completa los "tres hitos" que más le interesaban de la contienda bélica tras su aproximación a 'La batalla del Ebro' y 'La batalla de Madrid'.

En este nuevo ensayo, Reverte repasa de forma cronológica la entrada del Ejército franquista en Catalunya, la planificación de la guerra por ambos bandos, la situación en la retaguardia, las disensiones dentro de las filas republicanas y el exilio forzado a Francia.

Jorge M. Reverte explicó que, a diferencia de sus anteriores ensayos sobre la contienda, en éste hay una mayor presencia de testimonios directos y memorias inéditas, "de las que ha llegado a manejar entre 50 y 60".

Los dos bandos, explicó el periodista, estaban muy desigualados en artillería y aviación ya que los republicanos "tenían un fusil para cada dos soldados" y habían perdido el simbolismo del apoyo de las Brigadas Internacionales.

En su opinión, el bando republicano ya había perdido la guerra "antes de la caída de Catalunya" y las "fricciones" entre las diferentes ideologías en el seno republicano no hicieron más que acelerar la situación.

Reverte aseguró que los anarquistas habían sido derrotados en 1937 y que los nacionalistas "se veían alejados" de la República desde 1938, por lo que el gobierno sólo contaba en Catalunya con el respaldo de sectores del PSUC y de UGT.

A todo ello, se le suma la "desmoralización" de la población, que se ve "agobiada" por la llegada de refugiados de paso hacia Francia y el hambre que empezaba a hacer mella. La muerte de Antonio Machado en Cotlliure (Francia) puede considerarse una metáfora de la situación.

La población franquista catalana fue la que inició la represión, junto al Ejército, de los republicanos catalanes ya que habían preparado 150.000 fichas, recordando que un 40% de catalanes votó al Frente de Orden en las elecciones del 36.

Luego vino la "represión sistemática" que tiene la "circunstancia especial" respecto a otros puntos de España en que se dirige a "gente de bajo tono, sin responsabilidad política" porque los dirigentes se habían exiliado. "Franco se enajena con Catalunya a pesar de que recibe con los brazos abiertos sus tropas", explicó.

Jorge M. Reverte explicó que escritores como Josep Pla --"un franquista no entregado"-- creían que Franco iba a mantener un mínimo de respeto hacia la lengua y cultura catalanas y que luego se vuelven contra el dictador "por cuestiones estéticas y culturales".

El autor se mostró crítico con el revisionismo de historiadores como Pío Moa y lo calificó de "impresentable", "malvado" y propio de "mala persona" al relativizar asuntos como los bombardeos de Gernika.

Jorge M. Reverte (Madrid, 1948) ha escrito la serie de novelas sobre el periodista Julio Gálvez, el libro de relatos 'El último café', 'Hijos de la guerra', 'Soldado de poca fortuna', 'La batalla del Ebro' y 'La batalla de Madrid'.
40 diego, día 30 de Marzo de 2006 a las 23:04
Jorge Martínez Reverte no es precisamente un historiador serio, y la realidad es que cuando Franco iba a Cataluña, recibía las acogidas más impresionantes de toda España.
41 liberrim, día 30 de Marzo de 2006 a las 23:26
Mi estimado Don Pio, ¡Ni que lo hubiera dicho el mismísimo Lenin! ¿Qué hacer? (¿Schto dielat?).

Ese mismo planteamiento se lo hizo el padre de las recientes y estúpidas revoluciones que ha padecido la humanidad. ¿Y por qué lo hizo? Pues, muy sencillo. Lo hizo porque todavía guardaba algo de seso, antes de que se lo volara la Kaplan.

Lo hizo porque todos los descerebrados que urden un vuelco de todo, una revolución, después no saben lo que realmente querían. No saben hacia donde van. Sólo son expertos y maestros en derribos. Sin embargo, lo que se dice construir, coinstruir... no saben.

Exactamente igual que el Trilero Zapatero.

No saben nada y por eso necesitan hacer "cualquier cosa", "lo que sea", "como sea". ¿No le suenan estos latiguillos?.

Haran lo que sea, como sea y con quien sea. De eso se trata. De decir que escampa cuando empieza a llover o de negar la luz cuando amanece. Por eso constantemente les asalta la duda, de tanto no saber qué es lo que hay que hacer.

Sólo nos quedan dos esperanzas: A) que aparezca el guardia, o los jueces, o cualquier autoridad que todavía merezca tal calificación, trinque al trilero y a sus secuaces en plena estafa y los pongan a buen recaudo. Nada disparatado esto, a la vista de que se les puede olvidar derogar alguna Ley de las muchas que todavía no han hollado y pisoteado. La segunda, b) dada su supina ignorancia, como les gustan las modas, lo posmoderno y destacar como sea, igual se les ocurre multiplicarse por cero y lo ponen de moda.

España y la ciencia se lo agradeceran.


42 Patimura, día 31 de Marzo de 2006 a las 05:39
Estoy de acuerdo con algo que apunta QRM (15): habría que recordar constantemente a los falsos pacifistas los, parece que ya olvidados y denostados 40 años de paz del franquismo, ya que tan incondicionales de la paz se presumen.

Es importante debatir sobre el "precio" que algunos están dispuestos a pagar por la paz, pero no deberíamos olvidarnos del "premio" que se obtendría a cambio, y eso ETA parece que lo tiene muy claro: el premio Nobel de la PAZ para ZP..., saben que en el regaeo pueden poner un precio bien alto.

Al hilo de las reflexiones de Churchill, no estaría mal cambiar el Premio Nobel de la Paz por el Premio Nobel a la Dignidad.

Por último, ofrecerle al Sr. Moa mi más sincero agradecimiento por su esclarecedor y prolífico trabajo. Mil gracias (ya me extenderé en los motivos personales otro dia).
43 Hilketa, día 31 de Marzo de 2006 a las 06:48
Item mas. ¿Por qué la ultraderecha debe recurrir a ex-marxistas para montar su aparato intelectual?: Moa, Albiac, Losantos, Zarzalejos, López Campillo... el reino de los rebotados.
44 Smith (Batiburrillo), día 31 de Marzo de 2006 a las 08:31
"Dice la vicetiple que el estatuto separatista catalán “es la mejor argamasa para cohesionar el Estado”." ¿Se puede tener la cara más dura que de una aleación de vanadio? Sí: con arruguitas de la Vogue. ¡Vaya cara!
45 Uatu, día 31 de Marzo de 2006 a las 09:13
Para Hilketa (43):

¿Por qué desde la izquierda se tacha de ultraderecha a cualquier postura que se enfrente a las posturas provinientes de la izquierda? Según esa teoría, España sería el único país del mundo civilizado en el que el espectro político carecería de "derecha", pasandose directamente de la "izquierda" del PSOE a la supuesta "ultraderecha" mayoritaria en el PP (Gallardón y Piqué tienen un respaldo mínimo en las bases y, especialmente, en el caso de Pique, inexistente).
Por cierto, de las personas que se citan en ese post, hay una de ellas que de ninguna manera puede formar parte del grupo: Zarzalejos. Este personaje no tiene, ni por asomo, la honestidad intelectual del resto y, por tanto, integrarlo en ese colectivo carece de toda lógica.
46 Uatu, día 31 de Marzo de 2006 a las 09:25
Por otro lado, la evolución ideológica de Moa, Albiac, Jiménez Losantos y otros, les confiere un plus de credibilidad ya que precisamente por su origen ideológico, conocen a la perfección todo lo que contiene el pensamiento de izquierdas. Como muestra, un botón: En más de una ocasión, Jiménez Losantos ha dejado claro (y nadie ha podido rebatirlo) que el PCE, en el que él militó, nunca tuvo la intención de establecer un régimen democrático, salvo como paso previo para lograr su verdadero objetivo: la creación de un régimen totalitario a imagen y semejanza de la URSS.
47 fray Blas, día 31 de Marzo de 2006 a las 09:35
(43) En cambio, fíjese usted, la izquierda está llena de ex colaboradores del franquismo o gente de procedencia franquista, o ex seminaristas: Cebrián, Polanko, Maragall,Carod...
La diferencia está en que todos esos tipos cambiaron y nunca explicaron por qué, tal vez porque ni siquiera hacía falta. En cambio los Federico, Moa, Juaristi, Albiac y demás han realizado una crítica consistente de las ideas en que militaron antes.
Además parece que los que lucharon contra el franquismo han desarrollado una idea más equilibrada de lo que fue aquel régimen; en cambio los ex franquistas que mangonean en la izquierda y los separatismos se han vuelto furibundamente antifranquistas. ¿Por qué? No cuesta nada imaginarlo.
48 josé, día 31 de Marzo de 2006 a las 09:48
Como los autores de la histórica tropelía de ayer tienen nombres y apellidos, estos son los diputados que votaron SI ayer, recién sacados del Diario de Sesiones:

Señoras y señores miembros del Gobierno que
dijeron «sí»:
Rodríguez Zapatero, José Luis.
Fernández de la Vega Sanz, María Teresa.
Moratinos Cuyaubé, Miguel Ángel.
López Aguilar, Juan Fernando.
Alonso Suárez, José Antonio.
Álvarez Arza, Magdalena.
Caldera Sánchez-Capitán, Jesús.
Montilla Aguilera, José.
Sevilla Segura, Jordi.
Calvo Poyato, Carmen.
Narbona Ruiz, Cristina.


Señoras y señores miembros de la Mesa que
dijeron «sí»:
Navarro Casillas, Isaura.
Barrero López, Jaime Javier.
Vilajoana Rovira, Jordi.
Chacón i Piqueras, Carme.

49 josé, día 31 de Marzo de 2006 a las 09:50
Continúo con la lista de culpables, ahora, los diputados de a pie (eso sí, un pie muy bien pagado):

Señoras y señores diputados que dijeron «sí»:
Aburto Baselga, Mª Rosario Fátima.
Acosta Cubero, José.
Alborch Bataller, Carmen.
Alcázar Escribano, María Angustias.
Alonso Núñez, Alejandro.
Álvarez Oteo, Eloísa.
Amuedo Moral, Emilio.
Antich Oliver, Francesc.
Aranda Álvarez, Elviro.
Armas Dárias, Erasmo Juan Manuel.
Armengol Criado, Mª Antonia de.
Arnáiz García, Mª del Mar.
Arola Blanquet, Alfredo Francisco Javier.
Azpiazu Uriarte, Pedro María.
Barrio de Penagos, Juan Antonio.
Batet Lamaña, Meritxell.
Becana Sanahuja, José María.
Bedera Bravo, Mario.
Beloki Guerra, José Ramón.
Benegas Haddad, José María.
Benito Serra, Ernest.
Benzal Román, Raimundo.
Blanco López, José.
Blanco Terán, Rosa Delia.
Cabrera Calvo-Sotelo, Mercedes.
Campos Arteseros, Herick Manuel.
Campuzano i Canadés, Carles.
Carcedo Roces, María Luisa.
Carro Garrote, Francisco Xavier.
Casaus Rodríguez, Yolanda.
Castillejo Hernández, Carolina.
Cedrés Rodríguez, Olivia.
Císcar Casabán, Cipriá.
Coello Fernández-Trujillo, María Mercedes.
Colldeforns i Sol, María Montserrat.
Contreras Pérez, Francisco.
Corcuera Plaza, Juan Carlos.
Corral Ruíz, Lucila.
Cortajarena Iturrioz, Elvira.
Couto Rivas, María Esther.
Cruz Valentín, Raquel de la.
Cuadrado Bausela, Jesús.
Cuesta Martínez, Álvaro.
Cuevas Delgado, Antonio.
Cunillera i Mestres, Teresa.
Díaz Díaz, Manuel Ceferino.
Díaz Pacheco, Susana.
Díez de Baldeón García, Clementina.
Duran i Lleida, Josep Antoni.
Elías Cordón, María Remedios.
Elola Ramón, Juan Julián.
Encina Ortega, Salvador de la.
Erkoreka Gervasio, Josu Iñaki.
Escudero Sánchez, María.
Esteban Bravo, Aitor.
Esteve Ortega, Esperança.
Estrella Pedrola, Rafael.
Farrera Granja, Esperança.
Fernández Davila, María Olaia.
Fernández González, Daniel.
Fernández Marugán, Francisco Miguel.
Fernández Santos, Luis.
Fidalgo Francisco, Alberto.
Fuentes González, María Isabel.
Fuentes Guzmán, Sebastián.
Fuentes Pacheco, Ana María.
Galache Cortés, José Luis.
García Suárez, María Carme.
García Valls, Antonia.
García-Hierro Caraballo, Dolores.
Garrido Peña, Francisco de Asís.
50 josé, día 31 de Marzo de 2006 a las 09:53
Sigue la lista de culpables:

Gómez Santamaría, María Gloria.
González Serna, Carlos.
Grande Pesquero, Pilar.
Grau i Buldú, Pere.
Guerra González, Alfonso.
Guinart Solá, Josep María.
Gutiérrez Vegara, Antonio.
Heredia Díaz, Miguel Ángel.
Hermosín Bono, Carmen.
Hernando Vera, Antonio.
Herrera Torres, Joan.
Herrero Sainz-Rozas, María Soledad.
Hierro Recio, Luis Ángel.
Holgado Flores, Manuela.
Huertas Vicente, Manuel.
Jané i Guasch, Jordi.
Jáuregui Atondo, Ramón.
Jiménez Pérez, Agustín.
Juaneda Zaragoza, María Rosario.
Juanes Barciela, Carmen.
Leguina Herrán, Joaquín.
Lizarraga Gisbert, María Luisa.
Llamazares Trigo, Gaspar.
López Águeda, Óscar.
López Garrido, Diego.
López i Chamosa, Isabel.
López Rodríguez, María Pilar.
López Villena, Carmelo.
Louro Goyanes, Antonio.
Madina Muñoz, Eduardo.
Malaret García, Elisenda.
Maldonado i Gili, Josep.
Marón Beltrán, Carmen.
Marsal Muntalà, Jordi.
Martel Gómez, Remedios.
Martínez Higueras, Antonia.
Mas i Estela, Manuel.
Mateos Martín, José Ramón.
Mayoral Cortés, Victorino.
Membrado Giner, Jesús.
Mendizábal Gorostiaga, Arantza.
Monteserín Rodríguez, María Virtudes.
Montón Giménez, Carmen.
Moscoso del Prado Hernández, Juan.
Muñoz González, Pedro José.
Muñoz Salvà, María Gràcia.
Muñoz Santamaría, Lourdes.
Niño Rico, Encarnación.
Olabarría Muñoz, Emilio.
Oliver Sagreras, Isabel María.
Oria Galloso, José.
Ortiz Rivas, María del Carmen.
Palma i Muñoz, Montserrat.
Pedret i Grenzner, Jordi.
Perales Pizarro, Alfonso.
Pérez Anguita, María Dolores.
Pérez Domínguez, María Soledad.
Pérez Martínez, Ángel.
Pérez Rubalcaba, Alfredo.
Pigem Palmés, María Mercè.
Pin Arboledas, Margarita.
Pliego Cubero, José.
Polonio Contreras, Rosa Lucía.
Porteiro García, María José.
Pozuelo Meño, María Isabel.
Puig Gasol, María Dolores.
Quirós Pulgar, Sebastián.
Rascón Ortega, Juan Luis.
Rivero Alcover, Gloria Elena.
Rivero Baute, Paulino.
Rodríguez Ramos, María Soraya.
Rodríguez Rodríguez, Román.
Rodríguez Sánchez, Francisco.
Román Guerrero, Rafael.
Sáenz Royo, Eva.
Sáez Jubero, Álex.
Salazar Bello, Mª Isabel.
Sánchez Díaz, María Carmen.
Sánchez i Llibre, Josep.
Sánchez Rubio, María José.
Santamaría i Mateo, Josep Antoni.
Saura García, Pedro.
Serna Masiá, Juana.
Simón de la Torre, Julián.
Suárez González, Celestino.
Tabuyo Romero, Domingo Miguel.
Tomás García, Luis Juan.
Torrado Rey, Clemencia.
Torres Balaguer, Ricardo.
Torres García, Siro.
Torres Mora, José Andrés.
Torres Sahuquillo, Gerardo.
Torres Vela, Javier.
Turiel Sandín, Agustín.
Txueka Isasti, Iñaki.
Unzalu Pérez de Eulate, Pilar.
Uría Etxebarría, Margarita.
Vallès Vives, Francesc.
Velasco García, Rosario.
Villagrasa Pérez, Mª Teresa.
Villarrubia Mediavilla, Julio.
Xuclà i Costa, Jordi.

Se levanta la sesión.
Eran las tres y cuarenta minutos de la tarde.

« 1 2 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899