Pío Moa

« El carácter nacional y la canallería | Principal | Reto y respuesta »

¿Puede regenerarse el PP?

31 de Octubre de 2006 - 14:55:19 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Rajoy no teme el ridículo. Acaba de ofrecer a Zapo el Rojo, por enésima vez, su apoyo frente a la ETA. ¿Por qué creerá que Zapo colabora políticamente con los asesinos? ¿Por ingenuidad? ¿Es Rajoy ingenuo cuando supone que Zapo se engaña con respecto al carácter de la ETA? Sería ingenuo creer en la ingenuidad de cualquiera de ellos.

El episodio me recuerda otro de la Anábasis: "Así habló Jenofonte. Los capitanes, después de oírle, le invitaron a que los dirigiera, excepto un tal Apolónides, que hablaba con acento beocio; éste dijo que era un necio quien pensase en salvarse de otro modo que mediante un acuerdo con el rey. Y se puso a enumerar las dificultades. Pero Jenofonte le interrumpió y dijo: "Buen hombre, me parece que tú no te percatas de las cosas aunque las veas, ni las recuerdas aunque te las hayan contado. Estabas presente cuando el rey, después de morir Ciro y envalentonado por ello, envió mensajeros para que entregáramos las armas. Y cuando nosotros, lejos de ello, marchamos armados y acampamos junto a sus tropas, ¿qué hizo sino enviarnos heraldos pidiendo treguas y ofreciendo víveres hasta que se acordaran? Y cuando los generales y capitanes, haciendo como tú pides, fueron desarmados y confiados a conferenciar con ellos, ¿no es cierto que, golpeados, heridos, ultrajados, ni morir pueden los desdichados a pesar de desearlo vivamente, según creo? Y sabiendo tú todo esto, ¿llamas necios a quienes aconsejamos la defensa, y dices que debemos volver a los tratos? Un griego que tiene tal carácter deshonra a su ciudad y a toda Grecia".

Rajoy tampoco parece percatarse de las cosas aunque las vea, ni recordarlas aunque se las hayan contado, acaso porque, empeñado en mirar al futuro, pierde de vista el presente y el pasado. Por ello no solo entrega, metafóricamente, las armas, sino que ofrece su ayuda al mayor enemigo de la democracia y la unidad de España.

¿Podrá cambiar Rajoy o regenerarse el PP? Me temo que a quienes prefieren no percatarse de las cosas solo el varapalo de los electores puede inducirlos a dar un viraje. Si yo viviera en Cataluña votaría a "Ciudadanos", de ningún modo al PP. Y si éste recibe allí su merecido, tal vez el aviso le induzca a volver a la línea de Vidal Quadras, Mayor Oreja, Esperanza Aguirre etc. Aunque solo sea por no perder las poltronas.

--------------

Odiseus. La batalla de la propaganda.

Cualquiera que observe los blogs y foros de internet percibe enseguida la abundancia de envíos por parte de personas que parecen dedicarse a tiempo completo, o poco menos, a intervenir en ellos con mensajes pro Infame Alianza. Muchas de esas personas son pagadas por el aparato de Caldera, aunque otras lo hacen por pura afición. Nada que objetar, desde luego, tienen perfecto derecho. Nosotros debiéramos imitarlos, y algunos lo hacen. El problema es el estilo y contenido de esos mensajes, generalmente insolentes y provocadores, desafiantemente falsarios, incansablemente reiterativos, sin que les importen los argumentos en contra. No buscan una discusión racional, sino arruinarla, desviando los temas y arrastrando a intercambios infantiles de insultos. Como dominan el arte de la provocación, muy a menudo consiguen su objetivo.

Debemos, a nuestra vez, intervenir lo más posible en todos los foros de internet. A veces conviene dar algo de su propia medicina a los provocadores, pero en general no vale la pena contestarles directamente, sino difundir información. Encontramos gran cantidad de ella en la misma internet, en LD y en otros periódicos. Comentarios como los de Luis del Pino o de este blog deben llegar lo más ampliamente posible. Etc. Esa información permite una argumentación más rica y mejor fundada.

Y si se actúa coordinadamente en pequeños grupos, las posibilidades aumentan enormemente. Para coordinarse, odiseus48@yahoo.com

Comentarios (387)

« 1 2 3 4 5 6 7 8 »

1 Aur, día 31 de Octubre de 2006 a las 15:02
¿Votar a Ciudadanos Don Pío?

¿De qué va el Boadella ese? si dice que es antinacionalista pero casi todas sus obras de teatro son en catalán.
2 BALEARES , día 31 de Octubre de 2006 a las 15:10


No se entiende cómo la oposición no descarta toda relación con ZP,sabiendo con quién trata y cómo trata a los etarras y " familiares ".

Es lamentable que el PP NO tenga coraje para señalar los horrores que está cometiendo éste gobierno.

se están señalando graves comportamientos, en la radio ( COPE ) y la prensa ( EL MUNDO ) , y el PP no parece enterarse....

hay material de sobra para enrojecer a todo éste gobierno farsario y al borde del delito , si no lo ha cometido ya...

¿ dónde están los gobernantes del PP....?

.-.-
3 hispana, día 31 de Octubre de 2006 a las 15:14
baleares:
estoy contigo al 100%,en lo escrito en tu 4.

el pp no se esta jugando otras generales,se esta jugando el futuro de los Españoles.
no deberia jugar con mi voto de esa manera.
quiero un PP mas contundente y sin miedo.
estos momentos no son para tener miedo.

4 Suevo, día 31 de Octubre de 2006 a las 15:15
El PP esta completamente desarbolado, como su mentalidad primitiva. La misma de sus votantes, que no serian tomados en cuenta en Europa. Me da verguenza ser español con españoles como los votantes del PP.
5 hispana, día 31 de Octubre de 2006 a las 15:15
papa:
por favor deja de dar por saco.
no es cosa de risa,esta situacion.
6 Aur, día 31 de Octubre de 2006 a las 15:15
Las obras de Boadella, la primera obra en español el 1.984

1968: El diari, 1970: El Joc, 1971: Cruel ubris,
1972: Mary d'Ous, 1974: Àlias Serrallonga,
1977: La Torna, 1978: M-7 Catalònia
1979: L'Odissea, 1980: Laetius,
1981: Operació ubú, 1981: Olympic man,
1983: Teledeum, 1984: Gabinete Libermann,
1985: Virtuosos de Fontainebleau,
1986: Visanteta de Favara,
1987: Bye Bye Beethoven,
1987: Mester de juglaria. Els Joglars 25 anys,
1989: Columbi lapsus,
1991: Yo tengo un tío en América,
1992: Els Joglars 30 anys, 1993: El Nacional
1995: Ubú presidente, 1997: Arròs negre,
1997: La increible història del Dr. Floit i Mr. Pla, 1998: Ara, Pla, 1998: El hombre del abrigo
1999: Daaalí

¿Dónde está el anti nacionalista?
7 Cordobalinda, día 31 de Octubre de 2006 a las 15:22
¿Por qué el PP decidió modificar los estatutos valenciano y balear? ¿no quedamos en que el proceso autonómico se tenía que terminar?
8 hispana, día 31 de Octubre de 2006 a las 15:23
por situacion me refiero a la de España.
pero claro con gente como tu y como suevo que se puede esperar,de esta Nacion.
si esta gobernada por canallas y encima la apoyan canallas,pues es lo que tenemos.
9 BALEARES , día 31 de Octubre de 2006 a las 15:27

Para la eleciones catalanas y también para las generales... una oposición que NO tiene nada que perder...

tendría que proponer y garantizar LA ENSEÑANZA EN CASTELLANO A TODA PERSONA QUE LO DESEE en cataluña y pais vasco.

ser los protectores de tánto emigrante , ofreciéndoles calidad e igualdad , sobre todo en ralación a la enseñanza....

...pero me temo que no están por la labor

... " una vez perdidos al rio "...


.-.
10 BALEARES , día 31 de Octubre de 2006 a las 15:37

A mí me dá vergueza ser español en estos momentos por los gonernantes dañinos y cancerígenos que tenemos:

zapatero, rubalcaba, de la vega, moratinos,pepiño,ecetera,ecetera,

..y toda una reatahíla de caraduras y canallas, que como siempre, corroen y destrozan un estado, para que venga la derecha y le arregle el desaguisado...

... y para cólmo, todos los medios TV y prensa,haciendo el coro para que los borregos ( la plebe ) que den satisfechos..

.-.-
11 Suevo, día 31 de Octubre de 2006 a las 15:43
el post número 8 no soy yo; Soy europeista y no me gusta mucho España, pero no considero que los votantes del PP sean la verguenza de Europa, por la sencilla razón es que alguna vez he votado el PP y no me insulto a mi mismo.
Es verdad que España tíene una serie de taras antropológicas, pero la culpa de no es de los votantes del PP.
12 El Zorro, día 31 de Octubre de 2006 a las 15:51
El PSOE de ZP es la extrema izquierda. Las felaciones a ETA-BATASUNA no son de amor, es puro vicio. Como el sexo de los gays, puro vicio. Sabemos de sobra que ZP es partidario del condón, sida a la vista.
Esta mañana un taxista en Madrid, me increpaba: ¿sabe usted que ZP se separa? No, la primera noticia, ¿cómo lo sabe? Me lo contaban ayer, en el taxi. La Sonsoles está muy enfadada con él, porque ZP jode a todo el mundo, menos a élla. La verdad es que siempre me había parecido un afeminado.
13 llello desde Palermo, día 31 de Octubre de 2006 a las 15:51
Baleares tu no tendras nada que ver con acracia o algo asi,por que mostrais las mismas carencia intelectuales.
14 llello desde Palermo, día 31 de Octubre de 2006 a las 15:54
Dicen que sabe mas el zorro por viejo que por zorro,en este caso El Zorro es un pobre ignorante con muchos complejos y con miedo a que sus iguales le superen lo cual a la vista de sus comentarias no parece excesivamente complicado.
15 Suevo, día 31 de Octubre de 2006 a las 15:57
El 12 no soy yo.
No soy solo europeista, como sabeis, soy anti PP y antiespañol. Asi que no leais tonterias que no son mias. Pareceis tontos.
16 El Zorro, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:03
Ya se sabe que Palermo, como ETA, o el PSOE de ZP están llenos de mafiosos. Y los mafiosos suelen morir o en la cárcel, o a manos de sus enemigos. La italianización de España no presagia nada bueno. Sobre todo, porque desde Amadeo I -que acabó dimitiendo cuando a Prim, que era masón, se lo pasaban por el forro otros masones- no se veía la influencia italiana en la política española.
17 Suevo, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:04
Aparte de que estemos de acuerdo o no de acuerdo con las bodas entre personas del mismo sexo, algo que yo considero un tema meramente anedóctico, me parece que algunos participantes en este blog muestran una tendencia homofóbica y lo siento por ellos, porque ser homófobo no es una actitud ideológica y religiosa, es una disfunción psicológica y ante los tipos que muestren tendencias homofóbas, sólo nos queda desearle una pronta recuperación en su salud mental y si conocemos un buen profesional de la Psicología o Psiquiatría reconmendárselo.
18 FremanB, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:06
Aur:

¿Dónde está el anti nacionalista?

¿Y qué hay de malo en que tenga la mayoría de sus obras de teatro en catalán? Es su lengua materna, ¿no? Una cosa es ser antinacionalista y otra cosa es odiar un idioma. Una cosa es ser catalán y otra es ser catalufo. Probablemente las nanas que le cantaba la madre a este señor estaban en catalán. ¿A quién le hace daño que represente en catalán? ¿Te está quitando tu dinero? ¿Te está robando algún derecho constitucional? Si a mí me diese la real gana de escribir un libro en inglés, ¿qué pasa? ¿Soy antiespañol por ello? ¿No tengo derecho acaso a elegir el mercado donde compite mi empresa?

No confundamos, por favor, el culo con las témporas.
19 Suevo, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:08
Le aconsejo a mi impostor que sea más hábil, porque cualquier persona con un mínimo de inteligencia se da cuenta cuando es el verdero nick o es un fraude; A mi no me importa mucho los impostores, hasta me da risa.
"¿Ladran?, luego cabalgamos".
20 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:08
Manifiesto de un traidor a la patria
Por Albert Boadella

Confieso que mientras no los conocí, yo fui unos de ellos. Aboné su terreno con mi propia ignorancia. Llegué a creer fanáticamente en la versión victimista de la historia que habían elaborado otros ignorantes como yo, aunque ellos con mayores atenuantes, ya que trabajaban con intereses a plazo fijo.

En ciertos momentos, estuve también deseoso de pasar cuentas con el enemigo natural de Cataluña. Incluso aproveché alguna oportunidad para ello. Un día, puse sobre el escenario un puñado de miembros de la Benemérita metamorfoseados en gallinas y descansando en las barras de su morada avícola.

Obviamente, la juerga invadió la sala. Así, exhibiéndolos para mofa y befa del respetable me sentía compensado de tantos supuestos agravios ¿A ver quien nos devolvía la vida del president fusilado? ¿Y la tortura y la cárcel de Pujol? ¿Y la persecución de nuestra lengua? ¿Y el maldito Felipe V? ¿Y la prohibición de participar en el botín de las Américas? ¿Y el contubernio de Caspe?

Si todo resultaba tan claro y la razón estaba de nuestro lado ¿Quién me mandaba desertar del lugar que me pertenecía por historia, por territorio, por sentimiento e incluso por raza? ¿Cómo pude abandonar aquel calor incestuoso de la tribu? ¡Y pensar que ahora podría estar de ministro de cultura en el tripartito…!

Con el tiempo he llegado a la conclusión de que sólo una auténtica nimiedad fue la causa que arruinó mi brillante futuro tribal. Francamente, se me hacía difícil soportar de mis conciudadanos esta mueca que hacen con los labios y que pretende dibujar una sonrisa cómplice entre la elite patriótica.

Las sonrisas, en esta latitud del Mediterráneo norte no han sido nunca sonrisas relajadas y espontáneas; analizándolas con cierto detalle, da la sensación que mientras se mueve la boca se aprieta el c.ulo. Pero aquellas sonrisitas condescendientes (máxima expresión del hecho diferencial) aquellos guiños de etnia superior, ciertamente, tuvieron la virtud de exasperarme. Son muecas crípticas, reservadas solo a los que ostentan el privilegio de pertenecer al meollo del asunto. Se trata, de una contraseña indicativa de los preconcebidos nacionales y que también, obviamente, compromete al mantenimiento de la omertá general.

Estas sonrisitas, ahora triunfantes, pueden encontrarse hoy al por mayor, y muy bien remuneradas, en las tertulias de la tele Autonómica. Aunque tampoco hay que mitificar sus contenidos. Acceder al código está al alcance de todos, es algo así como:

«Je, je, queda claro que no tenemos nada que ver con ellos, je, je, nosotros somos dialogantes, pacifistas, y naturalmente, más cultos, je, je, je, más sensatos, más honrados, más higiénicos, más modernos, je, je, si no hemos llegado mas lejos, je, je, ya sabemos quienes son los culpables, je, je, je».

También parece lógico que ganándome la vida sobre la escena, fuera precisamente un detalle expresivo el detonante capaz de conducirme hacia otra óptica del tema ¡Pero que sensación de ridículo cuando uno descubre que sin enterarse había estado trabajando gratuitamente para la Cosa Nostra!

Un día, a finales de los años 60, tuve que ir precisamente al templo económico de la Cosa Nostra camuflado entonces bajo el reclamo de Banca Catalana. Intentaba aplazar una obsesiva letra que gravitaba sobre el precario presupuesto de Els Joglars. Miseria naturalmente. Allí, me rebotaban de un despacho a otro, hasta que quizá convencidos de que también nos movíamos en el meollo de la cosa se dignaron acompañarme a la tercera planta donde estaba la madriguera del Padrone Signore Jordi.

Apareció entonces un milhombres bajito y cabezudo, cuyas maneras taimadas culminaban en la más genuina sonrisita diferencial. Parecía todo un profesional de la condescendencia y la mueca críptica. Sin mayores preámbulos, acercó su enorme testa al dictáfono, y pasando de todo recato, ordenó a su secretaria que le trajera el «dossier Joglars». ¡Me quedé petrificado! Media docena de titiriteros dedicados entonces a la pantomima, cuyo único capital consistía en nuestros pantys negros, merecíamos todo un dossier.El asunto se ponía emocionante. ¡Nos tenían bajo control!

Lamentablemente, no tuve tiempo de imaginarme demasiadas fantasías sobre el sofisticado espionaje, porque mientras aquel cofrade catalán del doctor No simulaba examinar atentamente el dossier, uno de sus incontrolados tics hizo resbalar sobre la mesa la totalidad del contenido. Eran dos recortes de prensa sobre nuestras actuaciones mímicas en un barrio de Barcelona. Nada más. Ya jugaban a ser nación con servicio secreto incluido.

Automáticamente, comprendí la magnitud de la tragedia, y algún tiempo más tarde, acabé constatándola cuando aquel notable bonsai del dossier, fue elegido hechicero de la tribu después de atracar el Banco, y endosar el marrón a los enemigos naturales de la patria.

¡Esta era la contraseña esperada por el país! La ejemplar hazaña cundió por todos los rincones, y bajo el lema: «Ara es l’hora catalans», que en cristiano viene a ser: «M.aricón el último», los elegidos se lanzaron sin piedad al asalto del erario publico, con un éxito sin precedentes.

Ciertamente, es poco agradable pernoctar cada día en un territorio en el que te sientes cada vez más autoexcluido. Cuando no se tienen recursos suficientes para ser emigrante en la Toscana, quizá lo más sensato, sería pedirle asilo a Rodríguez Ibarra o Esperanza Aguirre. Porque de seguir aquí, al margen de la cosa uno debe imponerse terapias de distanciamiento, de oxigenación, de sarcasmo, de mucho vino, de gritos desaforados en la ducha…en fin, es necesario crear una estrategia de choque para no preguntarse constantemente si vale la pena interpretar el ridículo papel de Pepito Grillo.

En cierta manera los envidio. Debe ser formidable, escuchar diariamente el vocablo «Cataluña» 10, 20, 30.000 veces en los medios provinciales, y en vez de ponerse histérico blasfemando sobre la p.uta endogamia nacionalista, uno pueda seguir pensando que esta Cataluña a la que se refieren, es la tierra prometida.

Es admirable ser un poder fáctico con el prestigio de los perseguidos. Ser gobierno y oposición a la vez. Es fantástico, ostentar el título de Honorable por ser el más hábil encubriendo expolios. Ser nacionalista y además de izquierdas. Ser… tan… tan humanista-progresista-pacifista que cuando te asesinan a tu padre, como el pobre Lluch, al día siguiente, pides diálogo con los criminales ¡Eso ya es la leche de la exquisitez!

No digamos ya ser del Barça, ser de Esquerra Republicana, ser Cruz de Sant Jordi y reclamar el Archivo de Salamanca… Bueno, y oficializar manchas catalanas y ser Tapies ¡Eso ya es el sumum!

O sea, que vivir en este país y pertenecer a la cosa nostra es lo más cercano a la virtualidad del Nirvana. No tiene riesgo alguno y además, es tan fácil, que hasta los recién llegados en patera se enteran rápidamente de qué va el asunto aquí. Por eso, en mis momentos bajos, sigo preguntándome: ¿Cómo pude ser tan insensato de autoexcluirme del festín? ¡Y todo por una puñetera sonrisa étnica!

21 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:09
Josep Pla, en la república:
“A Macià le llaman l´Avi (el Abuelo) y él está encantado. Gassol llama a todos hermanos. La terminología de la Esquerra está llena de todos los tópicos del humanitarismo más insincero y tronado. Los políticos catalanes hacen grandes gestos, se ponen cada dos minutos la mano en el pecho, dan chillidos sentimentales y hacen unos terribles aspavientos de bondad. Todo el mundo pone los ojos en blanco, va con el corazón en la mano y canta confusas romanzas que hacen llorar. Toda la pornografía del exilio, el onanismo de los catalanes de América, los estados más abyectos de la mugre sensorial se han implantado (…) La gente se pregunta: ¿Qué es la política de la Esquerra? ¿Qué será? Es muy sencillo: serán tres años de anarquía sindical, de predominio de las ideas de la Asociación de Viajantes y el correspondiente caviar”.
22 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:10
Prat de la Riba, fundador del nacionalismo catalán:

“Son grandes, totales, irreductibles las diferencias que separan Castilla y Cataluña, Cataluña y Galicia, Andalucía y Vasconia. Las separa, por no buscar más, los que más separa, lo que hace a los hombres extranjeros unos de otros, lo que según decía san Agustín en los tiempos de la gran unidad romana, nos hace preferir a la compañía de un extranjero la de nuestro perro, que al fin y al cabo más o menos nos entiende: les separa la lengua”. Por lo tanto, y según la nueva doctrina, un catalán podría preferir la compañía de su perro a la de un gallego, un castellano, un vasco o un andaluz. O más bien debería, pues en la realidad, bien conocida de Prat y poco agradable para él, los idiomas catalán, gallego y castellano estaban muy estrechamente emparentados, se podían leer mutuamente con un pequeño esfuerzo, y el castellano, a cuya formación habían contribuido todas las regiones, oficiaba de idioma común en el que normalmente podían entenderse y se entendían todos o casi todos los españoles”.
23 Moot-TC, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:10
¡Dichosos aquellos tiempos en los que para ser TONTO había que superar unas oposiciones y tan solo se pemitía uno por pueblo!

Hoy dejan ser TONTO a cualquiera ( y si además eres VIL, CANALLA y MISERABLE te hacen Presidente del Gobierno)
24 FremanB, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:11
El tipejo que intenta suplantar a Holanda tiene una fijación con los gusanos (terminología castristas), con los palafitos venezolanos y con aquel gran mierdoso llamado Simón Bolivar. Lo que nos faltaba: un simpatizante del Gorila Sudoroso y del Coma Andante. Otro que sueña con una Albania del Cantábrico.
25 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:11
Ventura Gassol, uno de los políticos de la Esquerra: “Mira, hermano catalán: mira que cada día que pasa se acerca más el momento de la rebelión, de la guerra santa, como la llaman nuestros hermanos de tierras asiáticas y africanas; guerra santa que debe significar guerra obligatoria para todos aquellos pueblos que viven bajo la esclavitud. ¡Hermanos! El momento de rebelarnos contra esa raza despótica que nos tiraniza ha llegado ya”

26 Carlos Martel, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:12
El voto de los catalanes para Cuidadanos por Cataluña. Nunca para Piqué o Rajoy, no se lo merecen. ¡Visca Cataluña! ¡Visca Ciudadanos por Cataluña!
27 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:13
Puig y Ferrater: “Las simpatías de los catalanes van hacia Francia, y de ella nos separan los Pirineos menos, con ser tan altos, que las llanuras castellanas nos alejan de Madrid. Madrid es el símbolo de la opresión, mientras que Francia es el país de la libertad y de la cultura, y hacia ella van las miradas y los amores de Cataluña”
Nota: el centralismo francés fue diez veces y sigue siendo, más estricto que el español. Quizá sea eso lo que echaban de menos, en el fondo, los catalufos (no confundir con los catalanes)
28 FremanB, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:14
Lo vas a tener complicado para imitarme, camarada Mierdoso. ¿Por qué no te vas al palafito, te pones frente al cuadro de Simón Bolívar y te metes un buen puñado de gusanos vivos en el culo? Harías buena simbiosis con ellos.
29 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:15
De "Una historia chocante":

"El tono del nacionalismo se manifestaba en editoriales como éste, de La veu de Catalunya del 24 enero (ver) de 1898, titulado “¡Pobre Cataluña!”, en que, sacando partido de graves inundaciones en Rosellón, Cataluña y Valencia, “como si el cielo quisiera hacer a las tierras de lengua catalana objeto de un castigo terriblemente significativo”, se preguntaba dramáticamente: “¿Qué pecados han cometido los pobres catalanes?”. Pobres no sólo por víctimas de incontables males históricos y ahora de las lluvias, sino porque la prosperidad regional tenía mucho de engañosa: “desde fuera, Cataluña es rica. En Cataluña se trabaja; y de Cataluña van a Madrid riadas de dineros. Pero a quien ve Cataluña por dentro, se le rompe el corazón: los restos que dejan aquí las riadas de dineros que van a Madrid los llenan de lágrimas. ¡Cuántos cientos de propietarios lloran mirando las tierras que no pueden cultivar porque han de enviar a Madrid los escasos medios que podían destinarles! (…) La industria, única cosa por ahora atendida por el gobierno, paga culpas de éste, debiendo arrinconar en los almacenes piezas que antes iban a los mercados de las colonias hoy en rebeldía, y en parte medio estropeadas (…) Mirar al porvenir daría escalofríos si no tuviésemos confianza en que (…) se aclarará el buen sentido y reaccionarán las energías prácticas de la raza”. Cataluña era rica no con España y gracias a ella, sino a pesar de ella.
Pero los catalanes, lamentablemente, no acababan de ver esa obviedad, debido a “las desgracias morales que anulan a nuestro temperamento y nos rebajan ante quien nos observa”. Ahí radicaba el significativo castigo de Dios por los “pecados” de Cataluña, de los cuales “he aquí uno, de los más gruesos: haberse dejado esclavizar la voluntad y desposeer de la administración de los medios de buscar el bien y rehuir el mal”. Si tan insufrible esclavitud fuese abolida, y los catalanes cobraran plena conciencia de su superioridad, como exigían los nacionalistas, males como el de las riadas serían prevenidos o superados fácilmente.
30 FremanB, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:15
Lo que hace la imaginación.

No es mi imaginación. Son tus deslices freudianos.
31 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:19
De "Una historia chocante":

"La explicación racial dio mucho juego por aquellos años. Percatados de la superioridad catalana, revelada con claridad en su pujanza económica –a la que los nacionalistas no habían contribuido nada hasta entonces--, debían encontrarle una base material, física, en la raza, según la moda extendida entonces por casi toda Europa.
Desgraciadamente, los catalanes corrientes no difieren en su aspecto físico de los demás españoles, pero ello no fue óbice para persistentes intentos de diferenciación. Así, el doctor Robert, un médico y político que hacia finales del siglo se pasó al nacionalismo, centró sus esfuerzos diferenciadores en la medición de cráneos, encontrando ahí la prueba tangible de la peculiaridad catalana con respecto a “Castilla”. A los sarcasmos que sus hallazgos provocaban en Madrid y en la misma Barcelona, respondía el entusiasta Rovira i Virgili: “El doctor Robert, en su conferencia, se limitó a hacer un estudio rigurosamente científico” Y concluía, muy razonable: “Si en el noreste de la península predomina un tipo craneano diferenciado, los catalanes no vamos a deformarnos el cráneo en aras de la unidad española” (p. 84) Habría sido el colmo de la complacencia con el centralismo, desde luego. O bien contraatacaba “No se nos tolera a nosotros hablar de raza catalana [nadie se lo impedía] y se celebra mientras tanto (…) esa reciente, artificial y envarada Fiesta de la raza”, en referencia al 12 de octubre, aniversario del descubrimiento de América, conmemoración de la que deseaban desvincular, con gesto despectivo, a los catalanes.
Un personaje típico de la época fue el escritor Pompeu Gener, para quien la raza catalana, “fuerte e inteligente”, había tenido escaso contacto con los musulmanes, siéndole por eso ajena la pereza propia de otras razas peninsulares, (Ayeres). Por entonces se divulgaban en los círculos intelectuales españoles las ideas nietzscheanas, que combinaban bastante bien con las racistas. Según Gener, los catalanes superaban al resto de los españoles, pero se sentían inferiores a los europeos del norte, a causa de los siglos de dominación castellana, y también de la actividad comercial, señal de inferioridad heredada de los fenicios y otros semitas, y “Así esa función que constituye el fondo del pueblo judaico pasó a constituir el suyo [el catalán]. El escaso fondo de semitismo que hubiera en el pueblo catalán triunfó del Ario y se sobrepuso”.
32 Flash, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:20
Excelente D Pío Moa.

En efecto el voto racional, lógico, de quienes queremos una sociedad abierta y unas libertades civiles que no sean objeto de trueque, mañana solo podemos votar a “Ciudadanos”.

Ya habrá tiempo de votar al PP -si este deja de proclamar naciones a las regiones y/o a promover la inmersión lingüística en baleares, Valencia o Galicia-, y vuelve al discurso de sus votantes.

Y si no lo hace, bien estará que no hayamos perdido el tiempo apoyándoles.
33 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:20
De "Una historia chocante":

"Bajo las exaltaciones, arrebatos e imprecaciones del nacionalismo catalán asoma a menudo una actitud forzada. Exhortaciones como ésta, muy posterior, pueden dar una idea: “Catalán, por mucho que te cueste, algún día tendrás que ser insensible, duro y vengativo. Si no sientes la venganza –la venganza depurada del odio, que restablezca el equilibrio roto--, si no sientes la misión de castigar, estás perdido para siempre. No lo olvides –confían en tu falta de memoria--. No te enternezcas –confían en tu sentimentalismo fácil--. No te apiades –confían en tu compasión ellos, los verdugos” O bien: “No hay progreso en el derecho si no hay violencia. El derecho de las minorías podrá progresar mientras haya violencia (…) La apelación al sentimiento es inútil: hay que apelar al interés” (Catalunya endins). Apelaciones que toman un cariz cómico al provenir de un intelectual burgués y en general poco extremista, Joan Estelrich*. Sin embargo sería un error creer que sólo las convicciones sinceras mueven a las personas. A veces lo hacen más todavía las insinceras, por la compulsión de mantener la postura.
Las ideas de Prat dieron al nacionalismo catalán una proyección distinta del vasco, pese a sus similitudes de base. El plan de Arana consistía en el aislamiento para salvaguardar la preciada raza vasca de toda contaminación; el de Prat, en asegurar la soberanía catalana en interacción, o más bien dirección, sobre el resto de España, e incluso con proyección ejemplarizante hacia el resto del mundo. En lo sucesivo, el nacionalismo catalán padecería la atracción contradictoria de tres focos de interés: un particularismo catalán, en el fondo separatista; la influencia sobre el conjunto de España; y el expansionismo hacia los que llamaba “países catalanes” (denominación que éstos, es decir, Valencia y Baleares no aceptaban), no estando claro si Cataluña debía limitarse a la región de ese nombre, o debería abarcar a todo el levante peninsular.

34 Moot-TC, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:21
Continuación de 27 (con permiso de FremamB)

Además, la sensibilidad y la fuerza, la calidez y la energia del amigo Gabriel son insuplantables.

Mi intervención anterior (26) está dedicada al suplantador -entre otros-.

Saludos.
35 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:22
En las versiones nacionalistas, la historia de Vasconia y la de Cataluña quedaban en poca cosa, como una especie de oscura e indiferenciada “intrahistoria”, por usar la expresión de Unamuno, una vez marginadas de la historia general de la nación cuya influencia y legado se manifestaba en su expansión cultural por otras veinte naciones, y en su presencia en gran parte del mundo. Al condenar esta realidad, los nacionalistas despojaban a vascos y catalanes de su parte, a cambio de confusas idealizaciones de pasados remotos o de promesas de portentos futuros.
Otra incoherencia chocante de aquellos nacionalismos consistía en que, al exaltar sin límites las virtudes de sus paisanos, llamándoles a rebelarse contra la supuesta sumisión a una “raza” tan netamente inferior como la castellana o la española, los pintaban como efectivamente inferiores, por haber aceptado tan prolongada “esclavitud”. Más deprimente resultaba el que, pese a todas las encendidas prédicas y denuncias, los vascos y catalanes persistieran en no percatarse de tan insoportable opresión ni de su propia y completa superioridad sobre los demás españoles, fuera de las rencillas y rivalidades regionales de siempre*.
Irónicamente, las versiones nacionalistas implicaban la descalificación de los vascos y catalanes reales e históricos como traidores o serviles durante generaciones y siglos enteros, como lo bastante estúpidos para no entender la radical oposición de sus esencias e intereses con los intereses y esencias españoles. En verdad, cabría dudar de la posibilidad de regeneración de unas gentes tan largamente complacidas con su propia servidumbre. En todo caso, sacarlos de tales abismos de abyección exigiría auténticos mesías, hombres de una altura ética e intelectual muy fuera de lo común, y una persona escéptica podía albergar alguna duda sobre si Arana, Prat u otros líderes nacionalistas cumplían realmente tal exigencia.
Salta a la vista que, en el fondo, ni Prat ni Arana se apoyaban realmente en una tradición ni en una historia catalana o vasca, tan deleznables desde su propio punto de vista. Su base auténtica consistía en la promesa de un resplandeciente futuro, en que los vascos y catalanes, redimidos por las ideas nacionalistas, y libres de los causantes de sus males, desplegarían unas cualidades fantásticas, (aun si difíciles de creer, vistos los largos precedentes históricos). De ahí, también, que la crítica a sus interpretaciones históricas apenas les haya hecho nunca mella, para desesperación de quienes han tomado tales interpretaciones por bases de su doctrina, creyendo poder tirar ésta abajo al mostrar sus puntos débiles. La clave radicaba, insistamos, en su proyecto de futuro.
Tales ideas proyectaban sobre el pasado y el presente una mentalidad victimista, arma de doble filo, pues si por una parte fomentaba el rencor hacia los culpables designados de las desdichas reales o imaginarias, por otra generaba amargura y desencanto. Cambó lo observó pronto. Aquellas prédicas eran “una pura exaltación lírica de las virtudes del pueblo catalán y de las glorias de su historia y un desprecio constante del Estado español y de las glorias y virtudes de Castilla. Me di cuenta de que esa propaganda destinada a convencer a los catalanes de sus propios méritos los tenía que llevar, por el contrario, a la convicción de que un hado inexorable los perseguía, y que todas sus empresas, hasta las más justas y mejor preparadas y conducidas, estaban condenadas al fracaso” Cambó, 52).
36 El Zorro, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:23
Sería bueno que nos dieran aquí la dirección de los blogs más izquierdistas, porque yo no los conozco, y me divertiría mucho intervenir en éllos.
37 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:23
Jiménez Losantos sobre su atentado:

"En la base de esa línea pretendidamente moderada se encuentra una intimidación política de alta intensidad combinada, a veces, con terrorismo de baja intensidad. Esto quedó de manifiesto en la campaña de 1981 contra el manifiesto de 2.300 intelectuales y profesionales que protestaban por las vulneraciones de los derechos ciudadanos por el gobierno de Pujol. El suceso merece atención especial, porque terminó con una gran victoria, casi definitiva, para los nacionalistas, los cuales apenas encontraron desde entonces oposición a sus atropellos. Fue prácticamente un hecho fundacional.
La víctima más significada fue Federico Jiménez Losantos, que había luchado contra el franquismo (al revés que la gran mayoría de los nacionalistas catalanes) en la extrema izquierda, desde la cual había evolucionado hacia el liberalismo, señalándose desde entonces como uno de los más destacados y entregados defensores de las libertades en el país. En su libro "Lo que queda de España", pinta la farsa de las pretensiones democráticas del nacionalismo, describiendo la reacción ante el golpe de Tejero:
"Agradecí, como español, el comportamiento de Suárez y Gutiérrez Mellado. Y por eso mismo casi lloré de pena al día siguiente, en la manifestación de apoyo a la democracia del 24-F, que en Barcelona fue algo así como un tejerazo por inhibición. No hubo una sola bandera española. Hacía frío. era de noche. Por el Arco de Triunfo abajo, camino del Parlamento de Cataluña, desfilaban los demócratas catalanes en oposición al golpe, en defensa de la democracia. Sólo que apenas desfilaba nadie. Cuatro gatos, si se compara con Madrid: los mismos que nos manifestábamos contra Franco. Nada del millón que recibió a Tarradellas. No había más gente que de Comisiones Obreras y UGT, del PCE-PSUC y del PSC-PSOE. El resto brillaba por su ausencia.
"Tranquil, Jordi, tranquil", era la frase del día. Y "tranquilos, por si acaso", la consigna de la noche. No solo éramos pocos los manifestantes ateridos bajo una llovizna inclemente sino que, llegados al Parlamento, desde dentro no abrieron las puertas. La continua defección nacionalista a la causa de la libertad en España, Cataluña incluida. Ni una bandera española"
38 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:25
"Recuerdo la faz lívida y aburrida de Pere Portabella bajo la lluvia. Iba como sonámbulo. Después de ver aquello y de enterarme de que en el País Vasco ni siquiera se manifestaban a favor de la libertad por falta de acuerdo entre los partidos ( muchos nacionalistas vascos durmieron esa noche, como muchos nacionalistas catalanes, en Francia), me fui a casa sin esperar el fin de la que, más que Manifestación fue Inhibición clamorosa. No alcancé a ver el portazo del Parlamento catalán en las narices de los manifestantes, pero creo que UGT y comisiones perdieron la última ocasión en su vida política de hacer honor a sus presos, a sus muertos, a sus despedidos, a sus pobres, a sus desheredados derribando la puerta de un edificio que sólo es sede de soberanía cuando le trabajan otros la libertad"


"Por entonces Losantos, con Amando de Miguel, Carlos Sahagún, Alberto Cardín y los otros 2.300 preparaban un manifiesto contra la política ligüística de Pujol, simétrica de la aplicada por el franquismo y contraria a las libertades. El manifiesto hubo de publicarse en Madrid, en "Diario 16", porque en Barcelona existe una auténtica censura nacionalista, aunque "se quejan si burlas la censura publicando en Madrid, como si hubieras traicionado alguna libertad catalana que, por supuesto, está bajo su control".
El documento criticaba, en tono civilizado y tranquilo, los abusos y vulneraciones de los derechos ciudadanos por el gobierno de la generalitat: "No hay ninguna razón democrática que justifique el manifiesto propósito de convertir el catalán en la única lengua oficial de Cataluña (exponía numerosos ejemplos de ello y desbarataba los argumentos en que el gobierno autónomo justificaba su despotismo, sobre todo en el terreno de la enseñanza) No podemos aceptar la desaparición del castellano de la esfera oficial, sencillamente porque la mitad de la población de Cataluña lo tiene como lengua propia y se sentiría injustamente discriminada si las instituciones no reconocieran --de hecho-- la oficialidad de la lengua.
El principio de cooficialidad, pensamos, es jurídicamente muy claro y no supone ninguna lesión del derecho a la oficialidad del catalán, derecho que todos nosotros defendemos hoy igual que lo hemos defendido en otro tiempo y acaso con más voluntad que muchos de los personajes públicos que ahora alardean de catalanistas".

"No acaso, sino indudablemente. La defensa del catalán y de las libertades en general realizada por los nacionalistas bajo el régimen de Franco apenas tuvo importancia, y fueron otros, muchos de ellos castellanohablantes, quienes realmente hicieron algo significativo al respecto... para verse pagados a la hora de la verdad con una opresión discriminatoria. La reacción al golpe de Tejero volvió a mostrar esa realidad.
Pues bien, la publicación del manifiesto despertó una marea de clamores y protestas en Cataluña: "Vamos, que todos los que no se manifestaron contra Tejero el 24-F lo hicieron contra el manifiesto un mes después", señala Federico.
Para orquestar el tumulto de injurias, rasgado de vestiduras e intimidaciones, nació una asociación específica y pluripartidista, la "Crida a la solidaritat". También se volcó en la campaña el poderoso diario madrileño "El País", que preparaba su edición catalana y quería congraciarse con quienes tenían la sartén por el mango en Barcelona.
39 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:27
"Aviesamente, "El País" vinculó a los firmantes del manifiesto con la dictadura de Franco, como hacían en Cataluña los demás detractores: "Qué es la "libertad y tolerancia" que quieren "restaurar" los señores del manifiesto sino la que dominaba en las dictaduras? Quieren volver a una situación que a tantos españoles, catalanes y no catalanes, nos mantuvo en el exilio o en la desesperación"
El asunto adquiría ese aire de comedia típico de las campañas separatistas: al revés que muchos de los firmantes, los directivos del periódico madrileño, empezando por su director Juan Luis Cebrián, y su propietario, Jesús Polanco, no solo no habían luchado contra la dictadura, sino que habían prosperado de modo vertiginoso en la administración franquista o en sus aledaños. Quizá mientras prosperaban se habían sentido "desesperados", cualquiera sabe. También fue muy revelador que "El País", tras desinformar sobre el manifiesto, se negara a reproducirlo total o parcialmente, y a publicar las réplicas de los firmantes: un modelo de conducta democrática y de respeto a sus lectores.
"No ha existido en toda la transición --dice Jiménez Losantos-- un fenómeno de tal magnitud, tan absolutamente masivo, de linchamiento intelectual y político contra una gente que se había atrevido, como prueba el texto, simplemente a pedir que se cumpliera la Constitución y el Estatuto. No importaba nada que casi nadie de los que lo criticaban conociese el manifiesto, que los diarios de Barcelona, como "El País", se negaron a reproducir, con escasísimas excepciones. Conocida la culpa e identificados los culpables, sobraban las pruebas".

La campaña culminó en el secuestro del propio Jiménez Losantos por el grupo nacionalista TErra Lliure. el escritor fue abandonado con un tiro en la rodilla, como aviso a todo el mundo. A menudo agresiones tales provocan reacciones muy fuertes en la opinión pública contra sus autores, pero en este caso los partidos y la prensa catalana, y parte de la madrileña, se ocuparon de impedirlo. Tal complicidad con el crimen fue sin duda lo más significativo. Ni CiU ni la Esquerra lo condenaron, varios partidos de izquierda emitieron una condena puramente formulista, mientras fabricaban la versión de que el atentado, "si no lo había preparado yo, lo habían preparado para mí, y así seguir haciendo victimismo", señala Losantos. "Hasta que cuatro meses después no fueron detenidos los pistoleros y confesaron orgullosos su patriótica acción, fue corriente hablar del "oscuro atentado", del "grupo desconocido", de la "intención desestabilizadora", e incluso de la "intención anticatalanista", para desprestigiarnos, del atentado". "El Periódico" manipuló con especial vileza. La militancia nacionalista e izquierdista divulgó la expresión "el piernicidio", para burlarse de la víctima.

40 Israelem, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:29
Cierto es que el PP debe regenerarse, y que esa regeneración llegará a través de llevarse palos. De lo que no dudo es de que se puede regenerar.

Es un partido con buenas bases, de gente con ideas claras, el problema es que parece que las poltronas o el simple hecho de llegar a los puestos de dirección del partido acobarda y hace ir pidiendo perdón por existir y pensar distinto.

Espero que consigamos darle un toque a los de arriba porque son muchos los jóvenes que día a día nos sentimos orgullosos de tener un pensamiento liberal, escuchar la COPE, defender España, de ser católicos y de pelear contra el pensamiento único que nos intentan imponer.

Que tomen nota los dirigentes del PP para que vuelvan como dice Don Pío a la línea de Mayor Oreja, Vidal Quadras y Aguirre.
41 caamaño, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:31
Gracias Illustrator. Eso es suministrar información, como recomienda Odiseus. La almaceno para usarla cuando convenga.
42 King Kong, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:31
Rajoy ha perdido el norte, y como los nuevos homosexuales, no sabe bien en qué lado está. ¿Ay Carmela, ay Carmela!
43 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:33
Tarradellas fue el único exiliado que reflexionó y cambió desde su extremismo de cuando la república. Pero vean:

"Tanto la Generalitat como el gobierno del PNV se habían ocupado también de situar dinero en el exterior. De ello sigue sin saberse mucho, pero encontramos indicios dispersos, como en las memorias del anarquista García Oliver. Durante el período del Comité de Milicias, los ácratas habían expoliado ingentes sumas, por lo que los militantes en el exilio protestaban de la escasísima ayuda recibida. Pero la mayor parte de aquellos bienes había pasado al gobierno de la Generalidad cuando la CNT tuvo la flaqueza de renunciar a sus principios. Perdida la guerra, explica García, "Nos convenía explorar las intenciones del que había sido Gobierno de la Generalidad, pues nos enteramos de que Tarradellas disponía de fondos destinados, se decía, a la ayuda económica de las personalidades catalanas.
A mí me pareció que la explicación que Tarradellas me dio sobre los tesoros confiados en depósito al Gobierno de la Generalidad de Cataluña eran un subterfugio alejado de la verdad. Tarradellas, que durante mucho tiempo dispuso de un avión para su uso personal, hizo con él muchos viajes a Francia. Era cosa de averiguar lo relacionado con esos viajes, las cuentas del Gran Capitán que me dio sobre la suerte de los tesoros del Comité de Milicias y sus alegatos de la incautación que de ellos hicieron los carabineros de Negrín, un mes antes de abandonar Barcelona

"Pero Tarradellas no estaba dispuesto a aclarar las sospechas de García Oliver, y se limitó a contarle que los tesoros le habían sido arrebatados a su vez a los nacionalistas por los carabineros de Negrín. Por eso no podía darle cuentas de nada. Probablemente mentía, pues el propio gobierno había tenido noticias y denuncias de las exportaciones ilegales de oro y fondos organizadas por la Generalitat. Garcí Oliver, incrédulo, presionó a Companys con una amenaza no disimulada: "Algo hay del pasado que concierne a las actividades del Gobierno de la Generalidad, y que podría dar lugar a situaciones delicadas tanto para ti, como presidente de la Generalidad, como para los sucesivos gobiernos que la gobernaron. Me refiero a los tesoros depositados en la Generalidad por el Comité de Milicias, por cuyas entregas se extendieron recibos. De sobra sabes que con uno solo de esos recibos pueden, los de allá, promover un proceso y demandar la extradición del consejero Ventura Gassol y del presidente de la Generalidad".
La amenaza de ser extraditado a la España de Franco sonaba grave, pero Companys no la tomó en serio. Repitió al líder ácrata la versión de Tarradellas sobre los carabineros de Negrín, si bien situando el suceso en fecha y lugar diferente. No hubo modo de sacar nada a los líderes esquerristas, que volvían a burlar así a sus incautos competidores en los expolios.
Azaña menciona "el timo de cinco millones de francos, cuando los apuros de abril de 1938, realizado por la Generalidad a Méndez Aspe, enviándole una caja con oro y valores. Situados los millones en París, a las 48 horas desaparecieron. Eran para Companys y los políticos y funcionarios de la Generalidad si tenían que emigrar"


44 ALMELA, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:35
Suevo:

!!!Vayase de España!!!... y todos los que piensan como ud.
45 King Kong, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:36
Es verdad, también hay homosexuales de sangre azul, y hasta aspiran a tronos de países católicos. Manda huevos, como diría el Trillo, el bilderberg del PP.
46 FremanB, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:36
Mucha gente ha escrito sobre esto ... la historia parece ya agotada y, sin embargo, hablar de nuestras raíces culturales nunca agota el tema ...
... siempre surgen nuevos datos y los huecos del rompecabezas de la Historia de la Cultura Homosexual se van rellenando y aclarando.
La historia de la sexualidad humana es tan vieja como el hombre y por ende, la historia de la cuestión homosexual. La historia de la Cultura Lésbica merece tratamiento aparte.


Jua, jua, jua, jua... Hombre, si hubiese sospechado que el puñado de gusanos te iba a dar tanto gustillo, te hubiese recomendado alguna otra actividad menos inconsecuente con el ideario de Castro y Chávez. Ten cuidado con lo que dices en público, que un buen militante comunista cubano, venezolano o boliviano es mucho más homófobo que cualquiera de los visitantes de esta bitácora.

En fin, que te aproveche...
47 salamina, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:37
lógico es que un antiespañol se largue fuera de España, a otro sitio donde viva mejor a su juicio. Pero estos idiotas están aquí dando la vara, beneficiándose de la paz y la democracia, y tratando de j.oderlas.
48 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:39
"Sin embargo se ha extendido, como muchas otras falsedades, la idea de que durante el franquismo existía una prohibición de expresarse en catalán. Una confusión que sólo favorece a los argumentos victimistas de los nacionalismos excluyentes. Consulten cualquier repertorio legislativo de la época franquista a ver si encuentran esa famosa norma que prohíbe el catalán ( o el vasco o el gallego) .
El franquismo, como el régimen autoritario que era, no toleró el uso político del catalán, pero no dudo en apoyar el uso exclusivamente cultural del mismo. Tan prohibido y perseguido estaba el catalán, que el oprobioso régimen no dudo en fomentar las manifestaciones culturales en catalán. Podríamos citar números certámenes que se crearon durante el franquismo para premiar obras elaboradas en catalán, el “Rafael Campalans”, destinado a estudios sociales. El “Amadeu Oller”, para poesía inédita. El “Folch i Torras”, el “Ruyra” y el “Sagarra”, para teatro. El “Nova Terra”, para el mundo del trabajo. El “Carles Cardó”, para ensayos religiosos. El “Blanquerna”, para ensayos educativos y el “Fundación Huguet”, para lengua.
Y por si no les basta, también citaremos una breve cronología de la profusión con que la literatura catalana proliferó durante el franquismo:
1942. Aparece el libro “Rosa mística” de Mossén Camil Geis, editado en Sabadell e impreso por Joan Sallent en catalán.
1944. Josep Vergés fundador de “Destino” en 1939 junto con Ignacio Agustí y el poeta Joan Teixidor, establecen el 6 de enero de 1944 el premio “Eugenio Nadal” que daba a conocer a la joven Carmen Laforet y a su novela “Nada”. El galardón descubrió a narradores tan importantes como Miguel Delibes, Ana María Matute, Rafael Sánchez Ferlosio o Carmen Martín Gaite.
1945. Con apoyo y subvención del Gobierno se celebra el centenario de Mossén Cinto Verdaguer.
1947. Se otorga el premio “Joan Martorell” para novela en catalán. Son premiados Celia Suñol por su novela “Primera Part”; y “El cel no és transparent”, de María Aurelia de Campmany.
1947. Se crea el premio “Ciudad de Barcelona”.
1949. Para narraciones cortas se crea en la Casa del Libro el premio “Víctor Català”, así como los premios “Aedos” para biografías, “Josep Ysart” para ensayos y el “Ossa Menor” que ideó el gallego-catalán José Pedreira, cambiándose luego el nombre por el de “Carles Riba” a la muerte de éste, en su honor.
1951. Se otorga un premio a la poesía en catalán con la misma cuantía económica que a la española. Posteriormente el premio se amplia a otras actividades culturales como “Teatro” y “Bellas Artes”.
1951. José Mª Cruzet funda Ediciones “Selecta” para obras escritas en catalán. En colaboración con Aymà concede el “Joanot Martorell” al insigne veterano de la pluma Josep Plà por su creación “El carrer estret”, una de las más bellas narraciones en catalán de nuestro tiempo.
1952. En la visita del Generalísimo Franco a Cataluña, en el mes de junio, se inaugura la cátedra “Milà i Fontanals” para el estudio científico de la lengua catalana.
1955. El poeta y escritor José Mª de Sagarra recibe la orden de Alfonso X el Sabio con ocasión de la publicación de su obra en catalán titulada “Memories”.
1956. Nace “Lletra d’Or”, sin recompensa económica y tiene como galardón una “F” de oro, distinguiéndose con él al mejor libro del año anterior escrito en catalán. El primero en recibir este galardón fue Salvador Espriu por “Final de Laberint”. 1959. Los premios barceloneses “Crítica” se incorporan a la producción en catalán.
1960. El Centro de Lecturas de Valls, inicia un curso de lengua y literatura catalana de carácter público.
1960. En Barcelona se crea el premio “Sant Jordi” para novela, dotado con 150.000 pesetas, cantidad análoga, intencionadamente, a la del “Nadal”.
1960. Con subvención del Gobierno se celebra el centenario del poeta Joan Maragall.
1965. El gran poeta y canónigo de la catedral tarraconense, don Miguel Melendres, edita su obra “L’esposa de l’anyell”, un poema en catalán de doce mil versos. Encuadernado en rica piel blanca, lo lleva el Arzobispo de Tarragona, doctor Arriba y Castro, al Papa Pablo VI, que recibe complacido esta singular muestra de la hermosa lengua catalana que le llega de España. 1965. El Ateneo Barcelonés monta un curso de Filología Catalana.
1965. A los Premios Nacionales de Literatura, se le añade el “Verdaguer” para producción en catalán.
1966. Barcelona rinde homenaje a su ilustre hijo Maragall, en el que intervienen Gregorio Marañón, Pere Roig, José Mª Pemán y Ruiz Jiménez. En los jardines que llevan el nombre del poeta, en Montjuic, se le eleva un busto.
1966. Radio Tarragona organiza a través de sus antenas unos cursos de catalán con profesores especializados.
1967. La Diputación de Lérida dota una cátedra de “Lengua catalana”.
1967. La Diputación de Barcelona acuerda dar cursos de catalán en todos los centros culturales dependientes de la corporación y acuerda fundar la cátedra de Lengua Catalana en la Facultad de Teología de Sant Cugat (Barcelona).
1968. Editorial Destino completa el “Nadal” con el nuevo “Josep Plà”, concedido a “Onades sobre una roca deserta” de Terenci Moix. En la selecta lista de los que lograron este galardón figuran lo más florido de la narrativa catalana: Baltasar Porcel, Teresa Pàmies, Cirici Pellicer, Marià Manén, Enric Jardí, Llorenç Villalonga, Jaume Miravilles y Jordi Sarsaneda
1968. En Gerona se otorga por primera vez el “Prudenci Bertrana”
1969. Nace el “Premi d’Honor a les Lletres Catalanes” con destino a la consagración de escritores noveles.
1970. Comienza a publicarse la espléndida Enciclopedia catalana.
49 illustrator, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:41
En 1.941 se vuelven a editar obras en catalán. En 1943 se publican cuarenta y tres; entre ellas, las Obras completas de Verdaguer. y El somni encetat, de Miquel Dolç. Funciona el lnstitut d'estudis catalans, del que es presidente Puig i Cadafalch. Y en la institución Amics de la poesía se dan clases particulares de lengua catalana. En 1944 estrena Joan Brossa su pieza teatral El cop desert; en 1946, Pío Daví y Maria Vila realizan campañas de teatro vernáculo, estrenando L'hostal de la gloria, de Josep Maria de Sagarra, que desarrolla en los años inmediatos una constante labor dramática. Auspiciada por Tristán La Rosa, aparece en 1945 la revista Leonardo; en 1948, Dau al set, dirigida por Brossa, donde son habituales las firmas de Ponç i Cuixart, Tapies y Tharrats. Editorial Aymá convoca en 1947 el Premio Joanot Martorell, que seguirá impartiéndose sucesivamente. También la revista Antología patrocina un concurso mensual de cuentos en catalán. Escriben poesía en su lengua Salvador Espriu, Pérez Amat, Pedroto, J. V. Foix, Maurici Serrahima, con dificultades, pero cumpliendo una espléndida tarea, pese a ellas. En 1948, los libros publicados en vernáculo son ya sesenta.
La senyera de Cataluña y la bandera de Barcelona ondean libremente en los edificios públicos a partir de 1940. Se bailan otra vez sardanas en las Fiestas Mayores y no se limita la tradición dominical de hacerlo frente a la catedral. Un libro sobre Joan Miró, de J. E. Cirlot (Editorial Cobalto) gana uno de los premios del INLE a las mejores ediciones, en 1949. La Orquesta Municipal se ha presentado, con inenarrable éxito, en 1944, en el Palau de la Música, bajo la dirección del maestro Toldrá. Vuelve a actuar, en triunfo, el Orfeó Catala. Tiene una gran acogida el Teatre selecte de Frederic Soler (Serafí Pitarra). En los años 60 se doblan al catalán varias películas (Verd madur, La filla del mar, etc.); no tienen éxito. (Es interesante destacar que, durante la Segunda República, no se realizó ni una sola película larga en catalán. En Valencia, en cambio, Luis Martí produjo y dirigió El faba Ramonet, en 1933). Tampoco lo tendrá el semanario Tele/estel, lanzado en esta década. Ni la posterior reaparición de En Patufet. (Ni lo tiene actualmente el diario Avui. Es un hecho verdaderamente significativo.) .
A partir de 1945, pues, se hace patente la liberalización en materia cultural. De tal manera que, superada la primera y lamentable etapa de persecución indiscriminada, no hay obstáculos serios para aquellas manifestaciones catalanistas no politizadas; o, para concretar mejor, no tendentes a fomentar de nuevo los afanes separatistas y antiespañoles. Por eso ha podido escribir Guillermo Díaz-Plaja celebrando la restauración de la Generalitat (tras resaltar su emoción al volver a oír gritar al presidente Tarradellas un visca Espanya! en catalán, lo que le hace recordar un articulo memorable de Maragall) que lo que Cataluña ha recuperado, en verdad, nunca se había perdido.
Claro que no es ésta la versión que ahora suele ofrecerse. Otro libro plenamente tendencioso, Els anys del franquisme llega a presentar a El Facerías y a Quico Sabater, tristemente famosos en su época por su dilatado historial de delincuentes comunes, como héroes de la lucha antifranquista. Se quiere asimismo desvirtuar la creciente pujanza de la cultura catalana, que alcanza singular auge a finales de los años 50, para consolidarse irresistiblemente en la siguiente década. La revista Serra d'Or (1959); Ediciones 62, fundada ese año y dedicada tan sólo a publicar libros en vernáculo; el Omnium Cultural (1961), que tiene por misión fomentar la cultura y la lengua catalanas; la Escala d'art drama tic Adrià Gual; la Agrupació dramática de Barcelona, son muestras irrebatibles de ello. Y los nombres (pese a todos los obstáculos) de Carles Riba, Vicens Vives, Santiago Sobraqués, Gabriel Ferraté, Xavier Benguerel, Ferran Soldevila, Maria Aurèlia Capmany, Joan Reglá, Pere Quart, Jordi Sarsanedas (que gana en 1953 el premio Victor Catala, con su libro de narraciones Mites), Folch y Camarasa, Josep Pla (premio Joanot Martorell, en 1951, con El carrer estret). A mediados de los 60 nace la nova cançó, en las voces. de Joan Manuel Serrat, Lluís Llach, La Trinca: esta llena de Implicaciones políticas. En 1966 ha aparecido la Historia de la premsa catalana. Comienza a publicarse en 1970 la espléndida Enciclopedia catalana. Los libros en vernáculo ya se editan entonces por centenares.
Si descendemos a la esfera deportiva, bueno será recordar que la Selección de Barcelona, como tal, jugó varios encuentros internacionales de fútbol en los años 40, en el viejo campo de Las Corts (bien es verdad que su capitán era el medio azulgrana Franco). Y que la más esplendorosa época deportiva del Barcelona C. de F. se sitúa en los años 50, con el famoso equipo de las cinco copas. Por lo visto, entonces no existía la animadversión de los órganos deportivos centralistas al club azulgrana, de la que, paradójicamente, tanto se queja ahora, en plena democracia, don José Luis Núñez.
Parece innecesario exaltar el tremendo desarrollo económico de Cataluña bajo el franquismo, que le llevó a situarse en cabeza de todas las regiones españolas en renta per cápita. Tras una primera fase, que propició las fortunas individuales (los estraperlistas de Rigat), llegó la prosperidad colectiva. A la vista están las realizaciones materiales logradas, los puestos de trabajo creados, la desbordante industrialización conseguida, la masiva inmigración que se produjo. Quizá por ello, Josep Maria de Sagarra escribía, en ocasión del XXXV Congreso Eucarístico Internacional de 1952 (que otra vez más en su historia colocó a Barcelona a los más altos niveles europeos): el primer milagro ha sido la transformación material y moral de Barcelona.
Volvió, pues, la capital del Principado a tomar el cetro cultural de España. Ocurría, sin embargo, que ahora Madrid se lo disputaba con mayor igualdad que antes de 1936; pero ése era otro problema. Del cual, obviamente, sólo podían derivarse beneficios para la cultura española. Hoy, en cambio (al decir de Jaime Guillamet, Informaciones, l-XII-79), una grave amenaza de extinción pesa sobre la lengua catalana. Tan sorprendente afirmación la basa en el estudio hecho por los siete lingüistas que forman el equipo de redacción de las revistas Els marges. Para ellos (Joaquín Molas, Joan A. Argente, Enric Sulla, Jordi Castellanos, Manuel Jorba, Josep Murgades y Josep M. Nadal), el catalán está ahora mucho peor que en los años 40 y 50, por la castellanización que sufre, derivada de las inmigraciones. Los políticos catalanes (dicen) adoptan ante el problema de la lengua actitudes híbridas y contemporizadoras. Bien; se trata de una opinión respetable, interesante. Pero, posiblemente, alarmista en exceso.
Lo que no puede negarse es que existen otra vez (como en tiempos del franquismo) autores catalanes malditos, que son objeto de sañuda marginación; Josep Pla puede ser su más característica muestra. También Joan Maragall, evidentemente a causa de su famosa Oda a Espanya, que le valió la malquerencia de los separatistas. En esta línea de politización (que incurre en el mismo vicio anterior, tan justamente criticado) puede tomarse como prueba el rechazo de dos catalanes eminentes, pero a la vez claramente españolistas: Eugeni d'Ors, en literatura, y Salvador Dalí, en pintura.
50 Buf, día 31 de Octubre de 2006 a las 16:47
Señor Moa, ¿usar términos oscurantistas como la Infame Alianza u otras abstrusas combinaciones de epítetos de su cosecha es fomentar el debate racional? Somos muchos los tradicionales votantes de izquierdas que, hartos de la bancarrota intelectual en la que está desembocando el progresismo postmoderno, buscamos espacios de discusión donde se fomente el auténtico intercambio de ideas y propuestas que enlacen con la tradición del pensamiento liberal. Cuando uno da con foros como este, donde la proclama prima sobre el argumento y la descalificación sobre el contraste de pareceres, te entran ganas de volver al redil.

« 1 2 3 4 5 6 7 8 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899