Pío Moa

« Los palestinos | Principal | Los huidos de Vascongadas y la democracia »

Por qué interesa Israel

1 de Enero de 2009 - 09:49:29 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Observen cómo la discusión en los últimos días ha girado casi íntegramente, sobre la cuestión de Israel, cuando había también otros temas más próximos a nosotros (el regeneracionismo, la posición del PP, el historial del PSOE) o más generales, como el ciencismo.

¿Por qué interesa tanto la cuestión de Israel? Hay otros conflictos enconados, que han dado lugar a sangrientas guerras, y potencialmente más peligrosos, como entre Pakistán y La India; pero, desde luego, nos llaman mucho menos la atención. Creo que la causa del interés de este gran conflicto en torno a una mínima extensión de tierra (bastante más pequeña que Galicia aun si con mucho más del doble de habitantes) radica en el hecho de estar implicados en él valores y principios que nos afectan a todos. Israel es la única democracia en una vastísima zona de despotismos a menudo escalofriantes. Pero esto, dicen los enemigos de Israel (y de la democracia) no significa absolutamente nada, la cuestión es que allí estaban los palestinos primero, y por tanto el país ha sido ocupado por extranjeros. Pero no ya en la historia, sino en el mismo siglo XX, ese fenómeno ha ocurrido a menudo. Sobre esa base, Alemania podría reclamar los territorios cedidos a Polonia tras la guerra mundial, insistir en Alsacia y Lorena, etc.
 
Pero ni esa es la cuestión ni tampoco es cierto. Los romanos nunca expulsaron por completo a los judíos y siguió habiendo comunidades judías desde entonces, aunque siempre sometidas  a uno u otro imperio –como las comunidades no judías, antes y después de la conquista del territorio por los musulmanes, cuando  la mayoría era cristiana—. Hubo un estado judío, destruido por los romanos, y nunca un estado palestino. Los judíos expulsados, o gran parte de ellos, siempre soñaron con volver a Israel, un caso único en la historia, pero real. Cuando llega la independencia de Israel hay una mayoría árabe, tan antijudía como antidemocrática y antioccidental, sometida a jefes tiránicos, corruptos e irresponsables, que sueña con echar a sus vecinos hebreos al mar, amparados por la fuerza masiva de los estados musulmanes colindantes. Esa antigua mayoría tiene también, en abstracto, derechos sobre esa tierra, pero en concreto su triunfo significaría un segundo holocausto, la conversión del país en una tiranía más de la zona y un éxito que les permitiría hostigar con más entusiasmo e intensidad a occidente, pues verían en ello confirmado que la victoria y el futuro son suyos. Por eso decía que los israelíes cumplen un papel semejante al de la España de la Reconquista, absorbiendo parte de la energía agresiva del islam.

¿Ignoran todos estos hechos los enemigos de Israel? No los ignoran en absoluto. ¿Les importan mucho las bajas producidas entre los palestinos? Les importan tan poco como a los jefes palestinos que utilizan a la población civil para proteger sus agresiones. Mejor dicho, les interesa que haya las mayores bajas posible, y a ese fin procuran exponer a niños, mujeres y ancianos, porque así pueden hacer más demagogia. No son humanitarios, pues siempre mostraron una notable “comprensión” o indiferencia hacia matanzas gigantescas perpetradas por los totalitarios de izquierdas. Son, pura y simplemente, esto: anti demócratas y antioccidentales. Y solo por eso son también antiisraelíes. Como los tiorrillos y tiorrillas que mangonean nuestro país actualmente. O el PP que, claro, calla como una… como lo que es.

Otra versión absurda  es que Israel fue impuesto por Usa e Inglaterra en una manifestación de imperialismo y colonialismo –manifestación singularmente estúpida, por lo demás, porque no les ha traído ningún beneficio tangible y sí muchos compromisos y perjuicios—. En realidad, los israelíes lucharon contra el protectorado británico, pues el interés de Londres no era un estado judío, sino la permanencia del protectorado. Y la idea de que Israel actuaría como punta de lanza del “imperialismo” en la zona, es ridícula: desde cualquier punto de vista práctico, Israel no influye para nada en la zona, y solo aspira a ser reconocida allí. Es un enclave de la cultura occidental, acosado por todas partes.

Hay, desde luego, otros que ingenuamente invocan principios generales como el de la paz, la comprensión, el buen espíritu y la armonía entre unos y otros, expresiones que nadie puede condenar y que suenan bien mientras se refieren al reino de lo deseable en abstracto, pero que a menudo no son aplicables y, como prueba la historia,  la evolución en esa dirección es muy a largo plazo y con grandes altibajos. La diversidad de intereses entre los individuos y los grupos humanos provoca inevitablemente conflictos y racionalidades diferentes en torno a ellos. Las invocaciones a la paz que no tienen en cuenta las situaciones concretas, naufragan o, peor aún, suelen servir de  pretexto a  la agresión y la opresión. Hitler o Stalin disfrutaron de muchas de esas ayudas ingenuas, que pierden mucha ingenuidad  cuando pretenden ignorar los hechos descarnados.

--------------------------------

 http://sebastianurbina.blogspot.com/2008/09/derechos-e-individuos.html

También  http://sebastianurbina.blogspot.com/2008/12/lengua-y-poltica_31.html. Un blog muy interesante:

--------------------------------

Llamamiento personal del fundador de Wikipedia, Jimmy Wales.

Jimmy Wales

Estimados lectores,

Hoy voy a pedirles que apoyen a Wikipedia con una donación. Esto puede parecer inusual: ¿Por qué el propietario de una de las cinco webs más populares solicita apoyo financiero de sus usuarios?

El desarrollo de Wikipedia es casi distinto del de los otros 50 sitios web principales. Contamos con un pequeño número de empleados remunerados, tan sólo veintitrés. Cualquiera puede usar libremente el contenido de Wikipedia para cualquier propósito. Nuestros gastos anuales son inferiores a seis millones de dolares. Wikipedia está dirigida por la fundación Wikimedia, fundación sin ánimo de lucro que yo mismo fundé en el 2003.

El núcleo de Wikipedia está impulsado por una comunidad global de más de 150.000 voluntarios - todos ellos dedicados a compartir el conocimiento libremente. Durante casi ocho años, estos voluntarios han contribuido con más de 11 millones de artículos en 265 idiomas. Más de 275 millones de personas vienen a nuestra página web cada mes para acceder a la información, de forma gratuita y sin publicidad.

Pero Wikipedia es mucho más que una página web. Compartimos una causa en común: Imagina un mundo en el cual a cada persona del planeta se le concede acceso gratuito a la suma de todo el conocimiento humano. Ese es nuestro compromiso.

Tu donación nos ayuda de varias formas. Con mayor importancia, nos ayudarás a cubrir el aumento de los costes de gestión del tráfico global de uno de los sitios más populares de internet. Los fondos también nos ayudarán a mejorar el software que hace funcionar a Wikipedia -- haciendo que las búsquedas sean más fáciles, así como leerla y editarla. Nuestro compromiso consiste en hacer crecer el movimiento del conocimiento libre a lo largo del mundo, reclutando a nuevos voluntarios, y elaborando estrategias y asociaciones culturales de aprendizaje.

Wikipedia es diferente. Es la mayor enciclopedia de la historia, escrita por voluntarios. Al igual que un parque nacional o una escuela, creemos que los anuncios publicitarios no deberían existir en ella. Queremos mantenerla libre y robusta, pero para ello necesitamos el apoyo de miles de personas como tú.

Te invito a unirte a nosotros: Tu donación ayudará a que Wikipedia se mantenga libre para el mundo entero.

Gracias,

Jimmy Wales

DONA AHORA »

Comentarios (192)

« 1 2 3 4 »

1 Momia, día 1 de Enero de 2009 a las 10:01
Feliz y próspero año nuevo, Don Pío, y a todos los compañeros y lectores del blog -incluidos mis amigos los masones a los que prometo seguir dando kaña-. Muchas felicidades y parabienes.
2 Momia, día 1 de Enero de 2009 a las 10:19
Pertenecemos a la cultura judeocristiana -y en un contexto amplio también los musulmanes, Mahoma era cristiano también-, todos deberíamos hacer un esfuerzo en aras de la paz y la seguridad mundiales: cristianos, musulmanes y judíos. Lo que sucede -y no podemos culpabilizar únicamente al Islam de éllo- es que diversas fuerzas del mal están organizadas muy activamente dentro de cada una nuestras culturas y religiones.

Sería deseable una Conferencia Internacional permanente que tratara de poner fin a los principales puntos de fricción entre unos y otros; se trata nada menos que de evitar lo que todos sabemos que puede degenerar en la III Guerra mundial.
3 Momia, día 1 de Enero de 2009 a las 10:33
A través de la historia relativamente corta del sionismo, que dio como fruto la creación del Estado de Israel, muchos judíos han encontrado defectos graves en la filosofía sionista. Muchos se han separado del sionismo. A partir de la creación del estado de Israel, numerosos israelíes ha abandonado el país y otros del mundo entero han unido sus fuerzas con el movimiento palestino de liberación. ¿Por qué?. Algún papel negativo estará jugando el sionismo en todo ésto. ¿Está degenerando el sionismo en una filosofía política excluyente, racista y militar?

4 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 10:36
Me quedo con este párrafo de Moa:

"Por eso decía que los israelíes cumplen un papel semejante al de la España de la Reconquista, absorbiendo parte de la energía agresiva del islam"

Pues me viene al pelo para introducir mi reflexión.

Ya que los musulmanes estuvieron tanto tiempo en España, ¿tienen derechos adquiridos sobre las tierras de Al Andalus?

No sé, igual el terreno donde viven Mescaler y Bramavis era de ellos. Deberían predicar con el ejemplo y dárselo a sus "dueños" para que ellos disponga de él como bien les parezca. ¿No creen?

Lupa:

El tema de las lealtades. En primer lugar, creo que esos personajes dirían como dijo Jesucristo: Padre , haz pasar de mi ese cáliz si es posible.

Peero igual que hubo judíos en el Reich, lo mismo habria "división de opiniones". ¿No te parece?
5 Momia, día 1 de Enero de 2009 a las 10:43
He aquí dos botones de muestra del pensamiento excluyente y racista del sionismo -podría encontrar y poner muchísimos más, pero en internet el factor tiempo es muy importante-:

"Un judío criado entre alemanes puede asumir costumbres alemanas, palabras alemanas. Puede impregnarse por completo de ese fluido alemán, pero el núcleo de su estructura espiritual será siempre judío, porque su sangre, su cuerpo, su tipo físico racial es judío". (Vladimir Jabotinsky, A Letter on Autonomy , 1904. Jabotinsky es el mentor ideológico de la derecha israelí.)

"Yo también, como Hitler, creo en el poder de la idea de la sangre". (Chaim Nachman Bialik, The Present Hour, 1934. Bialik es el poeta nacional oficial israelí.)

6 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 10:47
Jabotinsky es el Sabino Arana de los judíos.
7 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 10:50
Momia:

Lo que demuestra que entre la comunidad judía hay de todo: sionistas, antisionistas... Eso le hace IGUAL que cualquier otra del mundo. ¿No te parece?

Te voy a decir una cosa. En tiempos de Franco,a mi me llamaron en el extranjero, fascista. O incluso peor: español fascista. ¿Sabes por qué lo hacían? PARA OFENDERME. No tenían ninguna base, pero con eso se sentían a gusto. También he oído a españoles llamar a los alemanes, nazis. Todo eso demuestra cuál es la psicología de quien lo profiere.
8 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 10:54
Lo que decía Jabotinsky en 1923:

"Así concluimos que no podemos prometer nada a los árabes de la Tierra de Israel o a los países árabes. Su acuerdo voluntario está fuera de cuestión. Por esa razón, a quienes sostienen que un acuerdo con los nativos resulta condición esencial para el sionismo podemos ahora decirles “no” y exigir su salida del sionismo. La colonización sionista, incluso la más restringida, debe ser concluida o llevada adelante sin tener en cuenta la voluntad de la población nativa. Esta colonización puede, por ende, continuar y desarrollarse sólo bajo la protección de una fuerza independiente de la población local –una muralla de hierro que la población nativa no pueda romper. Esta es, in toto, nuestra política hacia los árabes. Formularla de otra manera sólo sería hipocresía."
9 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 10:56
#7 PeonDeRe

¿Te parecería "normal" que el estado español sólo admitiera inmigrantes católicos?
10 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 11:00
Mescaler:

Jejeje. Como simrpe intentando manipular los conceptos.

Te voy a hacer un juego de palabras:

El estado español es NORMAL, está reconocido por todo el mundo. El estado der Israel NO es normal y vive en una situación de ANORMALIDAD PERMANENTE. Cuando sea reconocido por TODOS, hablamos de inmigración y todo eso.
11 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 11:00
JABOTINSKY, EL FASCISMO JUDÍO
Roberto Bardini

¿Se puede ser judío y fascista? Un recorrido a vuelo de pájaro por la agitada vida del ucraniano Vladimir Jabotinsky, nacido en Odessa en 1880 y muerto en Nueva York en 1940, quizá responda a esta pregunta. Periodista, escritor, orador, políglota, soldado y dirigente político, también fue, según como se mire, combatiente por la patria o terrorista.
Influenciado por El Estado Judío, libro de Theodor Herzl publicado en 1896, Jabotinsky adopta el sionismo en su expresión más extremista e impulsa una sociedad de “hombres obedientes hasta la muerte”. Se opone al socialismo y al movimiento obrero judío en Palestina. Funda el grupo Betar, milicias juveniles que visten camisas pardas como los miembros de las Secciones de Asalto nazis (Sturm Abteilungen o SA) y están organizadas al estilo de los squadristi fascistas.
Menagen Begin e Isaac Shamir, que llegarán a ser primeros ministros de Israel, son en su juventud seguidores de Jabotinsky. Il Duce Benito Mussolini lo considera uno de los suyos y lo llama “el ciudadano fascista”. El laborista David Ben Gurión, fundador del Estado Judío en 1948, lo compara con el führer y lo apoda “Vladimir Hitler”.


Una idea fija

Conocido como “Zeev”, Vladimir Jabotinsky habla fluidamente ruso, francés, inglés y alemán. La última lengua que aprende es el hebreo y lo primero que hace es traducir La divina comedia, de Dante Alighieri. Cuando en 1914 estalla la Primera Guerra Mundial, crea una Legión Judía al servicio de los aliados. Busca liberar a Palestina del dominio turco otomano y, después, lograr un lugar en las negociaciones de paz, con derecho a exigir el establecimiento de un Estado judío.
Al terminar la guerra en 1918, Jabotinsky se establece con su esposa e hijos en Palestina, que se halla bajo control de Gran Bretaña. En 1920, el descontento árabe por los festejos del Pesaj –una de las fechas sagradas judías, que conmemora la salida de los hebreos de Egipto– deriva en violentas protestas callejeras. Jabotinsky organiza la represión contra los nativos y no le tiembla la mano a la hora de apretar el gatillo. Los británicos lo arrestan y juzgan por posesión ilegal de armas. Sentenciado a quince años de prisión, es puesto en libertad unos meses más tarde.
Cuando en 1923 los ingleses adjudican tierras a los palestinos en Transjordania, Jabotinsky propone una “revisión” de las relaciones entre el movimiento sionista y el Reino Unido. Sus fines –tan agresivos como casi todas las decisiones que toma en su vida y las acciones que impulsa– incluyen la restauración de la Legión Judía y la llegada masiva de hasta 40 mil judíos por año hacia Palestina.
En 1925, Jabotinsky anuncia el establecimiento de la Alianza de Sionistas Revisionistas, con oficina en París, y la creación del Betar, encuadramiento juvenil nacionalsionista. Pasa los años siguientes dictando conferencias y colaborando en decenas de publicaciones para promover mundialmente su causa. Predica que la actividad económica del sionismo se concentrará en la economía privada, para financiar la inmigración masiva a Palestina. Retorna a Jerusalén en 1928, donde es gerente de una compañía de seguros y editor de un periódico.
En 1930, mientras se encuentra de viaje, las autoridades inglesas le prohíben el regreso a Palestina. Desde entonces y hasta su muerte, Jabotinsky impulsa el nacionalsionismo en varios países.

El “ciudadano fascista”

Jabotinsky no tiene reparos en establecer contactos con mandatarios antisemitas, como el mariscal polaco Jozef Pilsudski, un ex comunista que en 1926 dio un golpe de Estado e instauró un régimen cercano al nacionalsocialismo. Pero su ejemplo supremo es Benito Mussolini. Admira al fascismo y aspira a copiarlo en Palestina. “¿Qué queremos? Queremos un imperio judío, al igual que Italia”, declara.
Cuando Il Duce asume en 1922, Jabotinsky le hace llegar un mensaje con un enviado especial. Dos años después, un representante oficial del Partido Fascista Italiano visita Palestina para establecer relaciones con los seguidores del dirigente judío.
La agencia de noticias fascista, Avanti Moderno, aplaude la celebración del Congreso de los Sionistas Revisionistas en 1935 por el apoyo que este movimiento brinda a Italia durante la campaña de Etiopía. Ese año, Mussolini le comenta al Rabino de Roma: “Las condiciones necesarias para el éxito del movimiento sionista son poseer un estado judío con una bandera judía y lengua judía. Hay una persona que conoce esto muy bien y es el ciudadano fascista Jabotinsky”.
Lo cierto es que la persecusión de judíos no figura en las prioridades de Mussolini. Il Duce tiene varias amantes, entre ellas dos judías: Angelica Balabanov y Margherita Sarafatti. La primera, cuando milita en el socialismo; la segunda, luego de tomar el poder. Además, cinco judíos –entre ellos César Sarafatti, hermano de Margherita– participan en la creación de los Fasci de combattimento en 1919.
Mussolini, un ex socialista al que su padre le puso el nombre de Benito en honor al político liberal mexicano Benito Juárez (1806-1872), sólo aprueba leyes antisemitas en 1938. Para entonces ya lleva trece años en el poder e Italia comienza a transformarse en un Estado satélite de Alemania. Hasta ese momento, la comunidad judía italiana convive tranquilamente con el fascismo.
El escritor Daniel Muchnik asegura que el hecho de que un judío pueda ser fascista es tan comprensible como que pueda ser gángster. Y describe a Jabotinsky de la siguiente manera:
“Fue uno de los líderes sionistas más brillantes y fanáticos de la historia. Nadie le fue indiferente: todos lo amaron o lo odiaron. Enemigo mortal del socialismo, fue su crítico más feroz cuando el sionismo socialista ganó la hegemonía del sionismo mundial. [...] Hacia 1930, el partido de Jabotinsky, llamado revisionista, comenzó a asemejarse mucho a los movimientos fascistas de Europa, y Ben Gurión llegó a llamar a su líder ‘Vladimir Hitler’. El ideal de Jabotinsky, tal como él mismo lo describió, era el de una sociedad monolítica, de hombres todos iguales y todos obedientes hasta la muerte, capaces de actuar al unísono” (Mundo judío, Lumen/Mairena, Buenos Aires, 1984).

“Dispara y deja de charlatanear”

En 1934, “Zeev” firma un pacto con David Ben Gurión, jefe del sionismo laborista, secretario general de la poderosa Federación de Trabajadores y portavoz indiscutido de la principal tendencia sionista en Palestina. Pero el acuerdo, que busca disminuir las tensiones entre las dos tendencias, fracasa. Nacionalsionistas y laboristas continúan como encarnizados adversarios políticos durante décadas. La brecha se ahonda más con el asesinato, en una playa de Tel Aviv, de Jaim Arlozoroff, joven y prominente líder sionista moderado, que se atribuye a seguidores de Jabotinsky.
Cuando en 1936 una comisión británica recomienda la partición de Palestina en un Estado árabe y otro judío, Jabotinsky rechaza la propuesta y ordena incrementar los ataques contra los ingleses y los nativos árabes. Al año siguiente se transforma en comandante del Irgún, grupo paramilitar clandestino de los revisionistas. “Maldita es toda guerra, pero si no quieres tocar a un inocente, pereces. Y si no quieres perecer, dispara y deja de charlatanear”, escribe en julio de 1939.
Benoît Ducarme apunta en “Israel, Likud y el sueño sionista”:
“La primera etapa de la evolución del ‘revisionismo’ sionista es la de la constitución de la Nueva Organización Sionista, fundada en 1935, de cuyo seno surgieron dos grupos armados que, sustancialmente, no diferían políticamente en mucho: el Irgún y el Grupo Stern. Su diferencia se basó en la forma de combatir la presencia británica en Palestina [...]. ¿Había que acabar con los británicos o dialogar con ellos? La dirección del Irgún, bajo el impulso de Begin, era partidaria de una inmediata revuelta contra los británicos. [...] La cúpula del grupo Stern pretende provocar la revuelta antes incluso de que concluya el conflicto mundial. De hecho, dicha organización hizo proposiciones a Mussolini al final de los años treinta. Según los planes barajados, los sionistas deberían aliarse con Italia para acabar con los ingleses en Palestina, fundar un Estado hebreo de carácter corporativo satélite del Eje, y poner los lugares santos de Jerusalén a disposición del Vaticano. Estas propuestas no pudieron concretarse, ni siquiera el ofrecimiento hecho a Hitler de reclutar 40 mil soldados judíos procedentes de la Europa oriental con los que enfrentarse a los británicos en Palestina. Hitler prefirió jugar la carta árabe”.

Cuatro dólares y una pipa

El 4 de agosto de 1940, durante una visita a un campo de entrenamiento juvenil del Betar, en las afueras de Nueva York, Jabotinsky muere de un infarto. Le faltaba poco para cumplir 60 años y los diez últimos había permanecido fuera de Palestina. Sus partidarios relatan que sus únicos efectos personales eran una pipa y cuatro dólares. Cinco años antes, el líder nacionalsionista había redactado su testamento. Solicitaba que su cadáver fuera trasladado a Israel “sólo por instrucción del gobierno judío que será establecido”. En 1965, sus restos son llevados e inhumados en el Monte Herzl, en Jerusalén. En 1977, los herederos políticos de Vladimir “Zeev” Jabotinsky llegan al poder en Israel con Menagen Begin y la alianza de partidos “revisionistas” llamada Likud. En Mundo judío, Daniel Muchnik afirma que Begin seguramente pasará a la historia como “el primer jefe de gobierno judío y fascista”. Quizá no sea el único: Isaac Shamir, Ariel Sharon y Ehud Olmert también provienen de las filas del Likud.
12 Momia, día 1 de Enero de 2009 a las 11:03
¿Puede el sionismo ser considerado una filosofía democrática con semejantes planteamientos ultranacionalistas y racistas? Diríamos que el sionismo se ha convertido cuando menos en una filosofía peligrosa por sus componentes racistas y sus contradicciones ideológicas. Algunos judíos establecen analogías entre nazismo y sionismo. Los sionistas han convertido al Estado de Israel en un búnker militar -recordemos el muro de hormigón-, mientras que de puertas afuera el sionismo internacional ha encontrado un filón de oro en la propaganda de holocausto judío, tratando de ligar una idea de pacifismo internacional en favor de los judíos que no corresponde con la realidad del Estado de Israel.
13 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 11:05
Un buen tema de estudio para el Moa: el sionismo como forma de fascismo.
14 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 11:13
Respuesta israelí a la resolución 3379 de la ONU*
Traducción: Sebastián Kleiman

Reproduzco los pasajes más importantes pronunciados por el entonces Embajador israelí ante las Naciones Unidas, Jaim Herzog, ante la Asamblea General de la ONU, contestando a la resolución 3329, que equiparara al sionismo con el racismo, el 10 de noviembre de 1975:

“Sr. Presidente, es simbólico que este debate, que bien podría demostrar ser un punto de inflexión en el destino de las Naciones Unidas y un factor decisivo en la plausible continuidad de la existencia de esta organización, deba tener lugar el 10 de noviembre. Una noche como la de hoy, treinta y siete años atrás, ha entrado en la historia como la Kristallnacht, la noche de los cristales. Fue la noche del año 1938 en que las tropas de asalto de Hitler lanzaron un ataque coordinado contra las comunidades judías en Alemania, quemaron sinagogas en todas las ciudades y encendieron hogueras en las calles con las Sagradas Escrituras y los Rollos de la Torá. Fue la noche en que los hogares judíos fueron atacados y los jefes de familia separados de sus seres queridos, muchos para ya no volver. Fue la noche en que los escaparates de todas las tiendas y negocios judíos fueron destrozados, cubriendo las calles en las ciudades de Alemania de una película de cristales rotos que se disolvieron en los millones de cristales que dieron nombre a dicha noche. Fue la noche que condujo, eventualmente, a las cámaras de gas, Auschwitz, Birkenau, Dachau, Buchenwald, Theresienstadt y otros campos. Fue la noche que llevó al más terrorífico holocausto en la historia del hombre. Esta de hecho convenido, Sr. Presidente, que este debate, concebido con el deseo de desviar al Medio Oriente de sus movimientos hacia la paz y engendrar un sentimiento penetrante de Antisemitismo, tenga lugar en el aniversario de este día. Está de hecho convenido, Sr. Presidente, que las Naciones Unidas, que comenzó su vida como una alianza Anti-Nazi, deba treinta años después verse en camino de convertirse en el centro mundial del antisemitismo. Hitler se hubiera sentido en su casa en numerosas ocasiones a lo largo del último año, escuchando las exposiciones en este forum, y por sobre todo las exposiciones durante el debate sobre el sionismo. La resolución contra el sionismo fue originalmente una que condenaba el racismo y el colonialismo, materia en la cual podríamos haber consensuado, consenso que, por otra parte, es de gran importancia para todos nosotros y para nuestros colegas africanos en particular. Sin embargo, en lugar de permitir que esto ocurriera, un grupo de países, embriagados por el sentimiento de poder inherente a la mayoría automática y soslayando la importancia de lograr un consenso en la cuestión, encaminaron a la ONU, en una maniobra desdeñosa, a través del uso de la mayoría automática, hacia la inclusión del sionismo en la materia sujeta a debate. No vengo a esta tribuna para defender los valores morales e históricos del pueblo judío. Vengo aquí a denunciar los dos grandes males que amenazan a la sociedad en general y a la sociedad de naciones en particular. Estos dos males son el odio y la ignorancia. La clave para comprender al sionismo reside en su nombre. La colina más oriental de la antigua Jerusalén, durante el siglo X antes de la era común, se llamaba Sión. De hecho, el nombre Sión, referido a Jerusalén, aparece 152 veces en el Antiguo testamento. El nombre es una abrumante designación poética y profética. La cualidades religiosas y emocionales del nombre se deben a la importancia de Jerusalén como Ciudad Real y como Ciudad del Templo. El “Monte Sión” es el lugar en donde Dios mora. Jerusalén, o Sión, es un lugar donde el Señor es Rey, y donde El ha instalado a su rey, David. El Sionismo es al pueblo judío lo que los movimientos libertarios de áfrica y Asia han sido para sus propios pueblos. En tiempos modernos, en el pasado siglo XIX, avivados por las fuerzas conjuntas de la persecución antisemita y del nacionalismo, el pueblo judío organizó el movimiento Sionista para hacer su sueño realidad. El Sionismo como movimiento político fue la revuelta de una nación oprimida contra la depredación y la malvada discriminación y opresión de los países en los cuales floreció el antisemitismo. No es una coincidencia que los partidarios de esta resolución incluyan países que son culpables de los horribles crímenes del antisemitismo y la discriminación hasta hoy en día. El apoyo al objetivo del Sionismo fue concebido por el Mandato para Palestina de la Liga de las Naciones y fue nuevamente avalado por las Naciones Unidas en 1947, cuando la Asamblea General votó con mayoría abrumadora por la restauración de la independencia judía en nuestra antigua tierra. El re-establecimiento de la independencia judía en Israel, tras centurias de lucha para sobreponerse a la conquista externa y al exilio, es una vindicación de los conceptos fundamentales de la igualdad de las naciones y de la autodeterminación. Cuestionar el derecho del pueblo judío a la existencia nacional y a la libertad no es sólo negar al pueblo judío el derecho acordado a todos los otros pueblos del globo, sino también negar el precepto central de las Naciones Unidas.

SIGUE...
15 Momia, día 1 de Enero de 2009 a las 11:14
Recordemos que las aspiraciones nacionalistas judías compezaron a surgir a finales del siglo XIX, tras la emancipación de los judíos europeos. Los ideólogos sionistas siguieron la creciente ola del nacionalismo europeo. Los sionistas iniciales consideraron la posibilidad de la asimilación judía a los nacionalismos europeos como una grave amenaza para la existencia de los judíos. Muchos de aquellos pensadores también estaban convencidos de que el pueblo judío sufría de una grave disfunción social y se referían a las tradicionales actividades judías como improductivas.

La asunción sionista en aquellos tiempos era que aquella forma de malsana condición social era el resultado de la vida en un gueto en una tierra extranjera durante demasiado tiempo. El sionismo fue considerado como un remedio para las diferentes ‘enfermedades tradicionales judías’. Su objetivo era crear un judío nuevo: un hombre laico, civilizado y productivo, que vive y cultiva su propia tierra y se comunica en su propia lengua, el hebreo, en contraposición al carácter del gueto de la Europa del Este en el que se querían encerrar a tantos judíos.
16 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 11:14
No es casualidad que Jabotinsky sea el personaje que tiene más calles y lugares con su nombre en el moderno Israel, superando incluso a Herzl, el pionero del sionismo...
17 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 11:14
Las diatribas viciadas sobre el sionismo pronunciadas aquí por los delegados árabes podrían llegar a dar a esta Asamblea la impresión errónea de que mientras que el resto del mundo apoyó al movimiento nacional de liberación del pueblo judío, el mundo árabe fue siempre hostil al sionismo. Este no es el caso. Líderes árabes, conocedores de los derechos del pueblo judío, avalaron fervientemente las virtudes del sionismo. Sherif Hussein, líder del mundo árabe durante la Primera Guerra Mundial, vio con buenos ojos el retorno de los judíos a Palestina. Su hijo, el Emir Feisal, que representó al mundo árabe en la Conferencia de Paz de París, tuvo esto para decir acerca del sionismo: “Nosotros, árabes, especialmente quienes hemos recibido educación, vemos con la más profunda simpatía el movimiento sionista… Les desearemos a los judíos una cálida bienvenida a casa… Estamos trabajando juntos para un Cercano Oriente reformado y revisado, y nuestros dos movimientos se complementan entre sí. El movimiento es nacional y no imperialista. Hay lugar en Siria para los dos. De hecho, pienso que ninguno puede ser un éxito sin el otro.” Es tal vez pertinente en este punto recalcar que cuando la cuestión de Palestina estaba siendo debatida en las Naciones Unidas, en 1947, la Unión Soviética apoyó fuertemente la lucha judía por la independencia. Es particularmente relevante recalcar algunas observaciones de Andrei Gromydo: “Como sabemos, las aspiraciones de una parte considerable del pueblo judío están vinculadas con el problema de Palestina y con el de su futura administración. Este hecho apenas requiere pruebas… Durante la última guerra, el pueblo judío experimentó dolor y sufrimiento. Sin ninguna exageración, este dolor y sufrimiento son inefables. Es difícil expresarlos en frías estadísticas sobre víctimas judías a manos de agresores fascistas. Los judíos en los territorios en donde los hitleristas ejercían dominio fueron sujetos a un aniquilamiento físico casi completo. El número total de judíos que perecieron a mano de los verdugos nazis se estima en aproximadamente seis millones…” Las Naciones Unidas no pueden ni deben observar esta situación con indiferencia, desde el momento en que esto sería incompatible con los altos principios proclamados en su Estatuto, que brega por la defensa de los derechos humanos, independientemente de raza, religión o sexo… Qué triste es ver aquí a un grupo de naciones, muchas de las cuales no se han liberado si no recientemente del dominio colonial, ridiculizando uno de los más nobles movimientos de liberación de este siglo, un movimiento que no sólo brindó un ejemplo de coraje y determinación a los pueblos que luchan por su independencia sino que ayudó activamente a muchos de ellos durante el período de preparación para su independencia o inmediatamente después. Aquí tienen un movimiento que es la encarnación de un espíritu pionero único, de la dignidad del trabajo, y de valores humanos duraderos, un movimiento que ha presentado al mundo un ejemplo de igualdad social y democracia abierta que esta resolución asocia con conceptos políticos aborrecibles. Nosotros en Israel nos hemos esforzado por crear una sociedad que se afana en implementar las ideales más altos de sociedad -política, social y culturalmente- para todos los habitantes de Israel, independientemente de su credo religioso, raza o sexo. Muéstrenme otra sociedad pluralista en el mundo en la que, a pesar de las dificultades, Judíos y árabes vivan juntos con tal grado de armonía, en la que la dignidad y los derechos del hombre sean respetados ante la ley, en la que no se aplique la pena de muerte, en la que la libertad de expresión, de movimiento, de pensamiento, estén garantidas, en la que incluso movimientos que se oponen a los objetivos nacionales estén representados en el Parlamento. Los delegados árabes hablan de racismo. ¿Qué le ocurrió a los 800.000 judíos que vivieron más de doscientos años en tierras árabes, que formaron algunas de las comunidades más antiguas mucho antes del advenimiento del Islam? ¿Dónde están ahora?
18 topograf, día 1 de Enero de 2009 a las 11:16
Comenzamos el año con el olor de la muerte, con el olor de una guerra milenaria, inagotable, con el olor de sangre nueva derramada sobre una tierra vieja y santa. Soy cristiano, soy católico, soy gentil y mi Dios quiso nacer judío. Por cultura, por historia, por religión mi sitio está entre ellos. Pero ni con el Viejo Testamento en una mano, ni con el Holocausto a mano de los nazis en la otra, me sale…, no puedo aplaudir los bombardeos, ningún bombardeo con razón o sin ella. Esa decisión la toma los generales, los Jefes de Gobierno; a nosotros, a mi, me corresponde gritarles a la cara que no saben hacer otra cosa; que no saben, no quieren encontrar soluciones civilizadas. Se que se me tachará de “buenista”, de ingenuo y hasta de hipócrita, pues lo siento. Así soy yo. Invocaré la paz porque nos la merecemos y porque hasta las bestias se amansan con música. Con la música de los tiros, me dirá alguno. Pues bien, entonces, tomemos posiciones. Todos. El sofás adormece y los telediario ya no conmueven. Si hay que parar al moro, al árabe, al islamita, al musulmán o como quiera que se llamen en ese mundo temido y temible, hagámoslo. Pero compartiendo responsabilidades presentes y futuras. Incluso remordimientos si llegara Hiroshima(bis).

Sldos y un FELIZ AÑO NUEVO.
19 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 11:16
Los judíos fueron alguna vez una de las comunidades importantes en el Medio Oriente, los líderes del pensamiento, del comercio, de la ciencia medieval. ¿Dónde están ellos en la sociedad árabe actual? Ustedes se atreven a hablar de racismo cuando yo puedo señalar con orgullo a los ministros árabes que han servido en mi gobierno; al vocero árabe de mi parlamento; a los oficiales y hombres árabes que sirven por su propia voluntad en nuestras fuerzas de defensa de frontera y nuestras fuerzas policiales, frecuentemente al mando de tropas judías; a los cientos de miles de árabes de todo el Medio oriente que aglomeran las ciudades de Israel cada año; los cientos de árabes de todo el Medio Oriente que vienen a Israel para tratarse en nuestros hospitales; a la coexistencia pacífica que se ha desarrollado; al hecho de que el árabe sea una lengua oficial en Israel a la par del hebreo; al hecho de que sea tan natural para un árabe servir en cualquier oficina pública en Israel tal como es incongruente pensar en un judío sirviendo en cualquier oficina pública en un país árabe, incluso que sea admitido en muchos de ellos. ¿Es eso racismo? ¡No lo es! Eso, Sr. Presidente, es sionismo. Esta resolución maliciosa, diseñada para desviarnos de su propósito principal, es parte de un peligroso idioma antisemita que está siendo insinuado en cada debate público por parte de aquellos que han perjurado bloquear la movida actual hacia la concordia y en última instancia hacia la paz en Medio Oriente. Esto, junto con movidas similares, esta concebido para sabotear los esfuerzos de la Conferencia de Ginebra para la paz en Oriente medio y para desviar de su propósito a aquellos que están moviéndose a través del camino que conduce a la paz. Pero no tendrán éxito, porque no puedo sino reiterar la voluntad política de mi gobierno de llevar a cabo toda medida que conduzca a la paz, basada en el compromiso. Lo que estamos viendo hoy aquí no es más que otra manifestación de antisemitismo encarnizado, del odio anti-judío que anima la sociedad árabe. ¿Quién hubiera creído que en este año, 1975, las maliciosas falsedades de los “Sabios de Sión” serían distribuidas oficialmente por los gobiernos árabes? ¿Quién hubiera creído que hoy en día contemplaríamos una sociedad árabe que enseña el más vil odio anti judío en sus jardines de infantes?

SIGUE...
20 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 11:17
?... Estamos siendo atacados por una sociedad que está motivada por la más extrema forma de racismo conocida en el mundo actual. Este es el racismo que fue expresado tan sucintamente en las palabras del líder de la O.L.P., Yassir Arafat, en su discurso de apertura en el Simposio de Trípoli, Libia: “No habrá ninguna presencia en la región más que la árabe…” [Nota BP: no han cambiado muchas cosas hasta hoy...] En otras palabras, en el Medio Oriente, desde el Océano Atlántico hasta el Golfo Pérsico, sólo una presencia está permitida, y ésta es la presencia árabe. A ningún otro pueblo, sin importar cuán profundas sean sus raíces en la región, le está permitido ejercer su derecho a la autodeterminación. Miren el destino trágico de los kurdos de Irak. Vean lo que le ocurrió a la población negra en el sur de Sudán. Vean el deplorable riesgo en que se encuentra la Comunidad Cristiana en Líbano. Vean la abierta política de la OLP, que en su Convenio de Palestina del año 1964 llama a la destrucción del Estado de Israel, que niega cualquier forma de compromiso sobre la cuestión de Palestina y que, en palabras expresadas por su representante tan sólo días atrás en este mismo edificio, considera a Tel-Aviv territorio ocupado. [Nota BP: exactamente igual que hoy... verdaderamente impersiona que esto fuera dicho en 1975] Vean todo esto, y verán ante ustedes las dos causas de los males gemelos de este mundo, el odio ciego de los proponentes árabes de esta resolución, y la ignorancia abismal y la malicia de aquellos que lo apoyan. La cuestión frente a esta Asamblea no es Israel ni el sionismo. La cuestión es el destino de esta organización. Concebida en el espíritu de los profetas de Israel, nacida de una alianza anti-nazi tras la tragedia de la Segunda Guerra Mundial, ha degenerado en un foro que ha sido descrito esta semana por Paul Jonson, uno de los periodistas más prominentes en uno de los principales órganos de pensamiento social y liberal en Occidente, como “rápidamente en proceso de convertirse en una de las creaciones más corruptas y corruptoras en la Historia de las instituciones humanas… casi sin excepción aquellos que conforman la mayoría vienen de países notables por su opresión racista de todos los matices concebibles.”

SIGUE...
21 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 11:18
Gaza y el Año Nuevo

Carta abierta del director de orquesta hispanoargentino Daniel Barenboim ante los bombardeos de Israel en Gaza

DANIEL BARENBOIM 31/12/2008

Sólo tengo tres deseos para el próximo año. El primero de ellos es que el Gobierno israelí se dé cuenta de una vez por todas de que el conflicto en Oriente Próximo no puede ser resuelto por la vía militar. El segundo es para que Hamás tenga presente que sus intereses no se imponen con la violencia, y que Israel está aquí para quedarse. El tercero es para que el mundo reconozca que este conflicto no tiene parangón en la Historia. Es complejo y delicado; es un conflicto humano entre dos personas profundamente convencidas de su derecho a vivir en el mismo y minúsculo pedazo de tierra. Es por esto que ninguna diplomacia o acción militar puede resolver este conflicto.

Los hechos de los días pasados me preocupan en exceso por muchos motivos humanos y políticos. Es evidente que Israel tiene el derecho a defenderse, que no puede y no debe tolerar los continuos ataques con misil en contra de sus ciudadanos, pero el incesante y brutal bombardeo del Ejército israelí en Gaza me ha despertado algunas interrogantes.

La primera pregunta es ¿tiene derecho el Gobierno israelí a culpar a todos los palestinos por las acciones de Hamás? ¿Debe ser culpable toda la población de Gaza por los pecados de un grupo terrorista? Nosotros los judíos, debemos saber y sentir más agudamente que otras poblaciones lo inaceptable e inhumano del asesinato de civiles inocentes. El Ejército israelí ha argumentado pobremente que la franja de Gaza está tan superpoblada que es imposible evitar la muerte de civiles durante los ataques.

Nuevas preguntas

La debilidad del argumento me lleva a formular nuevas preguntas: ¿Si la muerte de civiles es inevitable, cuál es el propósito del bombardeo? ¿Cuál es -si la hay- la lógica de la violencia y qué espera lograr Israel a través de ella? Si el objetivo de la ofensiva es destruir a Hamás, la pregunta más importante es si esto es una meta alcanzable. Si no, los bombardeos no son sólo crueles, bárbaros y reprensibles, sino también absurdos.

Si, por otro lado, es realmente posible destruir a Hamás con operaciones militares, ¿cómo imagina Israel la reacción en Gaza después de ello? Un millón y medio de residentes de la Franja no se arrodillarán reverencialmente ante el poderío del Ejército israelí. No debemos olvidar que antes de que los palestinos eligieran a Hamás, Israel los apoyaba en una táctica para debilitar a Arafat. La historia reciente de Israel me lleva a creer que si Hamás es bombardeado hasta su desaparición, otro grupo ocupará su sitio, una formación más radical, más violenta y más llena de odio hacia Israel.

Israel no puede permitirse una derrota militar por miedo a desaparecer del mapa, pero la Historia ha probado que toda victoria militar ha debilitado políticamente a Israel por la aparición de grupos radicales. No subestimo la dificultad de las decisiones que debe de tomar el Gobierno israelí a diario, ni subestimo la importancia de la seguridad de Israel. No obstante, me aferro a mi convicción de que el único plan viable para la seguridad de Israel es ganarse la aceptación de todos sus vecinos. Deseo que en 2009 regrese la inteligencia siempre atribuida a los judíos. Deseo el regreso de la sabiduría del rey Salomón para que aquellos que toman decisiones en Israel la usen para entender que los palestinos e israelíes tienen los mismos derechos humanos.

La violencia palestina atormenta a Israel y no sirve a la causa; la venganza militar de Israel es inhumana, inmoral y no garantiza la seguridad. Como he dicho anteriormente, los destinos de dos personas cuyos destinos están relacionados inextricablemente, lo que les obliga a vivir lado a lado. Son ellos los que deciden si quieren hacer de esto una bendición o una maldición.
22 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 11:19
Israel es una democracia social, el acercamiento más próximo al estado libre socialista en El mundo; su pueblo y su gobierno tienen un profundo respeto por la vida humana, tan apasionado de hecho que, a pesar de toda provocación concebible, ellos han rehusado durante un cuarto de siglo a ejecutar tan siquiera a uno de los terroristas capturados. Ellos también tienen un cultura antigua y vigorosa, y una tecnología floreciente. La combinación de cualidades nacionales que han aunado en su breve existencia como Estado es un oprobio perpetuo y amargo para la mayoría de los países cuyos representantes se pavonean en el edificio de la ONU. Así Israel es envidiado y odiado; y esfuerzos se llevan a cabo para destruirlo. La exterminación de los israelíes ha sido desde hace tiempo el principal objetivo del Terrorismo Internacional; ellos calcularon que si podían quebrar a Israel, entonces el resto de la civilización sería vulnerable a sus asaltos… En la cuestión que tenemos frente a nosotros, el mundo se ha dividido entre el bien y el mal, decencia y maldad, humanidad y villanía. Nosotros, el pueblo judío, remarcaremos en la historia nuestra gratitud a aquellas naciones que se han rehusado a apoyar esta maléfica proposición. Sé que este episodio habrá fortalecido las fuerzas de la libertad y la decencia en este mundo y fortificado al mundo libre en su determinación de fortalecer los ideales que tanto estiman. Sé que este episodio habrá fortalecido al sionismo así como habrá debilitado a las Naciones Unidas. Al tiempo que yo estoy aquí en esta tribuna, la larga y orgullosa historia de mi pueblo se desarrolla frente a mis ojos. Veo a los opresores de nuestro pueblo sucederse a lo largo de las eras en una malvada procesión hacia el olvido. Estoy aquí ante ustedes como el representante de un pueblo fuerte y floreciente que los ha sobrevivido y que sobrevivirá a este vergonzoso espectáculo y a los proponentes de está resolución. No estoy aquí como suplicante. Voten como su conciencia moral se los dicte. Porque la cuestión no es Israel ni el sionismo. La cuestión es la continuidad de la existencia de esta organización, que ha sido degradada hasta su punto más bajo de descrédito por una coalición de déspotas y racistas. El voto de cada delegación grabará en la historia la posición de su país en racismo antisemita y antijudaísmo. Ustedes mismos portan la responsabilidad de su posición frente a la historia, porque como tales serán vistos por la historia. Nosotros, el pueblo judío, no olvidaremos. Para nosotros, el pueblo judío, esto no es más que un episodio pasajero en una historia pletórica de eventos similares. Ciframos nuestra confianza en nuestra providencia, en nuestra fe y en nuestras creencias, en nuestra sagrada tradición, en nuestros afanes por avances sociales y valores humanos, y por nuestro pueblo donde sea que se encuentre. Para nosotros, el pueblo judío, esta resolución basada en el odio, la falsedad y la arrogancia, está desprovista de todo valor moral o legal.”
---------------------
Aquí les dejo una imagen con lo paises que patrocinaron la propuesta, que votaron a favor, que se abstuvieron y que votaron en contra: http://es.wikipedia.org/wiki/Imagen:Mapa-AGNU-3379...
Aquí queda grabada la posicion de cada país respecto al racismo antisemita, antijudío y antisionista.
Cabe aclarar que en 1991 se derogó esta infame resolución, mediante la resolución 4686.


http://desde-sefarad.blogspot.com/2007/01/sionismo...
23 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 11:19
¿Por qué se permite?

MERCEDES LEZCANO 31/12/2008

Ayer aterricé en Madrid, venía de Cisjordania, en un viaje organizado por la Plataforma de Mujeres Artistas. Siento mi corazón como si una mano lo estrujara y mi cabeza es un torbellino de emociones y de rabia que apenas puedo contener. Gaza está siendo masacrada, de forma indiscriminada. Siento impotencia y dolor al ver cómo se distorsiona la realidad. Decir que el detonante han sido los cohetes lanzados por Hamás es una hipocresía más de la imagen que se da del conflicto.

Gaza lleva muchos años siendo un campo de concentración asediado por tierra, mar y aire, por Israel. Y los ataques de Hamás un grito de desesperación ante tanta humillación y tanto doble rasero por parte de la Comunidad Internacional.

Hubo unas elecciones democráticas y libres que ganó Hamás por goleada. Pero parece ser que los resultados electorales sólo se aceptan si el que las gana es de nuestro agrado. ¿Esta es la democracia que Occidente quiere exportar? ¿Por qué se habla de Hamás como un grupo terrorista? ¿Acaso no nos gusta por ser musulmán?

Israel es un Estado confesional, y está invadiendo territorios que no son suyos, está violando, sistemáticamente, los Derechos Humanos; está comportándose como un Estado terrorista, ¿por qué tenemos acuerdos preferenciales con él? ¿Por qué le permitimos a Israel la ocupación?

Este año se celebra el 60º aniversario de la Declaración Universal de los Derechos Humanos. ¡Cuánta hipocresía! Cada año se recuerda el horror del Holocausto judío cometido por los nazis durante la Segunda Guerra mundial, pero no hacemos nada por el genocidio que Israel está cometiendo con el pueblo palestino. ¿Cuántos años más vamos a esperar para denunciarlo y llorarlo? ¿Por qué las Naciones Unidas no manda fuerzas de interposición para acabar con esa situación? ¿Por qué se les paró los pies a los serbios y no se hace lo mismo con Israel?

Israel firma acuerdos que no cumple, no acata las resoluciones de la ONU, y sigue con la ocupación. En estos días los medios de comunicación hablan de Gaza, pero diariamente se está deteniendo, hiriendo y matando por toda Cisjordania.

Estamos sembrando odio, y siento vergüenza como ciudadana del mundo por lo que estamos permitiendo. Las mujeres y hombres palestinos nos agradecían que fuéramos a visitarlos y conociéramos su realidad para que la denunciáramos. También hablamos con asociaciones de mujeres israelíes que nos pedían ayuda para que desenmascaremos a su Gobierno porque desean construir un país decente, acabar con la ocupación y convivir junto a sus vecinos palestinos.

Quiero acabar poniendo un poco de belleza en esta reflexión, con un poema del poeta palestino fallecido hace unos meses Mahmud Darwix:

"Al asesino: si hubieras visto el rostro de la víctima te lo habrías pensado, te habrías acordado de tu madre en la cámara de gas, te habrías liberado de la razón del fusil y habrías cambiado de idea: ¡así se recobra la identidad!".
24 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 11:21

TRIBUNA: LUZ GÓMEZ GARCÍA

La soledad de Gaza

LUZ GÓMEZ GARCÍA 31/12/2008
Cuando para acceder a Gaza por el paso de Erez, el visitante autorizado se ve obligado a introducirse en las diabólicas máquinas israelíes inquisidoras del cuerpo humano, unas máquinas no vistas antes en ningún otro sitio, que le zarandean y escudriñan sus entrañas, comprende que se dispone a entrar en uno de los lugares más solitarios del planeta. Atravesados puertas y corredores, un inquietante kilómetro, largo, a pie, de tierra de nadie, de cascotes y escombros, hace que el extranjero mude la impresión de la artificiosa frontera física en la certeza psicológica de hallarse ante un nuevo capítulo, uno de los más insólitos, de las aberraciones de la historia reciente.

Un muro de hormigón armado, de nueve metros de alto, separa la franja de Gaza de Israel. Es un muro hermano del de Cisjordania, aunque primogénito, pero que no ha tenido la misma repercusión jurídica y mediática. Un muro que encierra la mayor densidad de población por kilómetro cuadrado del mundo. Gaza, que ha sido descrita en ocasiones como una gran prisión al aire libre, está condenada a la soledad de todas las prisiones.

Esta dramática realidad responde a una deliberada y planificada política israelí. Nada es casual en Gaza. Detrás de lo que ven los ojos hay una firme voluntad israelí de acoso militar, institucional y jurídico. ¿Qué fue antes: Hamás o la gallina? La gallina. Veamos por qué.

En octubre de 2004, el Parlamento de Israel aprobó "el plan de desconexión de Gaza", que en agosto del año siguiente llevó a cabo unilateralmente. Pretendía poner fin a un problema demográfico insoslayable para la empresa israelí de colonización del territorio: la imposibilidad militar y económica de sostener a una población de 9.000 colonos en un enclave con un millón y medio de palestinos. Faltaban todavía varios meses para el triunfo de Hamás en las elecciones legislativas palestinas de enero de 2006, pero el pronóstico era meridiano y allanaba el camino a la estigmatización colectiva. Cuando en junio de 2007 los islamistas dieron un golpe de mano en Gaza y truncaron el Gobierno de ficticia unidad nacional de la Autoridad Nacional Palestina, la comunidad internacional se aprestó a endurecer su actitud hacia Hamás como organización terrorista. Poco importa que su triunfo en las urnas hubiera contado con la escrupulosa supervisión de observadores internacionales, incluidos algunos diputados españoles. La condena hallaba refrendo y con ella se consumaba la desconexión. Gaza quedaba aislada del mundo: del Israel ocupante, de la madre Palestina y del socorro y la benevolencia internacionales.

El paso siguiente por parte de Israel fue la declaración de Gaza como "entidad hostil" el 19 de septiembre de 2007, que le ha servido para desentenderse interna-cionalmente de las obligaciones que, como potencia ocupante, tiene. La población sufre con ello la paradoja jurídica de estar a la vez bajo ocupación y bajo bloqueo. Las operaciones militares israelíes, que el Gobierno de Israel tan pronto llama de castigo como ofensivas, se han sucedido desde entonces, trufadas de treguas que en absoluto han aliviado el imparable deterioro de la situación de la población. El bloqueo al tránsito de personas y bienes de primera necesidad por tierra, mar y aire, castiga en primera instancia al 62% de la población, que depende directamente del reparto de alimentos y de los servicios básicos a cargo de la UNRWA, la Agencia de Naciones Unidas para los Refugiados palestinos. La Organización Internacional del Trabajo, en su memoria de 2007, habla de una "economía de estado de sitio", y en la de 2008 constata que el aislamiento casi total de Gaza la ha llevado al borde de la crisis humanitaria. El resultado es lo que Issam Younis, de Al Mezan Center for Human Rights, denomina la "subdesarrollización de Gaza": descalabro de los índices de empleo y del PIB, descomposición del sector público, desaparición de la economía productiva, regresión en los derechos de los trabajadores, debilitamiento institucional y deterioro del tejido social. La mera supervivencia se impone a otras prioridades individuales y colectivas a costa de logros históricos de la sociedad palestina, como el pluralismo, la participación de las mujeres en la vida pública, la vitalidad de la cultura de base o los elevados índices de educación universitaria.

A Hamás le dieron su triunfo electoral la parálisis política y el derrumbe económico que culminaron en la Segunda Intifada (2000-2005). Pero sus réditos en Gaza los alimenta a diario la política israelí, con la aquiescencia de Estados Unidos y la estolidez de la Unión Europea, involucrada en inmensas inversiones económicas en los Territorios Ocupados pero sin compromiso político equiparable. Este múltiple concurso ha convertido a Hamás en el protagonista de la historia actual de Palestina. Y lo ha hecho hasta el punto de que la principal crítica de algunos líderes históricos de la OLP a su triunfo haya sido su afán por reescribir la historia de la resistencia palestina, como si ésta hubiera empezado en 1987, cuando coincidiendo con la Primera Intifada se fundó Hamás. Porque los partidos y actores no islamistas minimizan la importancia de la religiosización del espacio público, mientras crece su temor a que, una vez más, los hechos consumados adquieran naturaleza jurídica y Gaza se vea amputada del devenir de los Territorios Ocupados, que en el discurso israelí han quedado reducidos a la demediada Cisjordania.

La interiorización del aislamiento y la rutinización del bloqueo no hacen sino asentar la frustración entre los gazauíes. El clientelismo, conocido popularmente en Palestina como "cultura de la jaima", se alimenta de este ambiente falto de expectativas y experiencias nuevas. Las iniciativas ciudadanas peligran (son modélicos los Comités de Salud Mental, pioneros en el tratamiento de la violencia de género y que han desarrollado una categoría propia de empoderamiento civil) y flaquea la actuación de las ONGs y las agencias de ayuda humanitaria, que se sienten impelidas a tomar partido entre los actores políticos, con el consiguiente deterioro de su actividad y de la imagen general de la cooperación.

Pese a todo, la sociedad de Gaza ha desarrollado fórmulas de relación con el exterior, procederes abiertos y descentralizados que se sirven de las redes de intercambio que propicia la globalización tecnológica. Sorprende en Gaza la vitalista actividad de organizaciones independientes en materia de derechos humanos, salud o cultura, con modélicos sistemas de toma de decisiones colegiada, elaboración de un discurso crítico y autocrítico, financiación y sustentos locales y colaboración en red con otros centros palestinos e internacionales. Estos gazauíes, una mayoría, insisten en la importancia simbólica y psicológica de romper el aislamiento, en el valor de los gestos e intercambios que desde Europa abren una grieta en el cerco. Son iniciativas que no deben morir, porque garantizan, entre otras cosas, un futuro lejos de Hamás, si es esto lo que Europa desea.

Gaza materializa el proyecto israelí para Palestina: dividir y fragmentar el territorio, dividir y fragmentar a su población, y crear nuevos guetos identitarios que propicien la disolución de la unidad histórica, social, cultural y política de Palestina. La estrategia es vieja y conocida, pues proviene de la Nakba misma. Según el historiador israelí Amnon Raz-Krakotzkin, dos son sus armas principales: negar toda responsabilidad histórica e inculpar a las víctimas de su suerte.
25 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 11:23
Para mi amigo Lupa, sobre el tema de las lealtades. Interesante discusión en un blog:

-----------------------------------------------

Posted by entre kfar saba y kalqilia | 11:39 PM

EN RESPUESTA AL ANÓNIMO:

Probablemente yo como judío y sionista haría lo que más le conviene a Israel. Primero soy judío, luego soy argentino. Esa es mi opinión y mi sentimiento, que no quiere decir que sea apoyado por TODOS los sionistas que hay en mi país. Yo hablo solamente por mi, no se lo que está en la mente de cada uno de los judíos sionistas. Te soy sincero anónimo, no puedo ser hipócrita. Pero no creo que mi lealtad hacia Israel perjudique a un país como la Argentina, que nunca jamás tuvo conflictos con el Medio Oriente. Además, se puede amar a dos países al mismo tiempo (siempre y cuando no se lleven mal). Saludos.

Posted by Andrés | 4:24 AM

Anónimo: Replanteando tu pregunta acerca de las lealtades:
¿que haría un Argentino que vive en España porque obtuvo la ciudadanía española?

O el caso inverso:
¿que harían los inmigrantes españoles que viven en Argentina y se les ha concedido la ciudadanía?

Está claro que serían ciudadanos de ambos paises. ¿A quien defenderían en caso de conflicto entre esas partes?

Honestamente no lo sé, supongo que depende de cada uno y del caso, tipo de conflicto, etc.

Sin embargo es totalmente inútil dar una respuesta. Más aún: la pregunta apunta al tema de la doble lealtad.

Seguramente no fue tu intención, probablemente no te hayas dado cuenta, pero dicho planteo tiene un tinte antisemita.

No soy de los que ven antisemitas hasta en la sopa. Lo que si veo son actitudes y prácticas antisemitas.

Una de las acusasiones mas comunes contra los judíos es acusarlos de doble lealtad, incluso antes de que exista el Estado de Israel y el Sionismo como movimiento político moderno. Se les acusaba que eran "primero judíos y luego franceses" (o ingleses, o lo que fuera), en el sentido de que ante la posibilidad de ayudar a un judío de cualquier parte del mundo o a un hermano francés, optarían por el primero.

Tu pregunta apuntó a la doble lealtad, pero solo preguntó por lealtad de los judíos. ¿Acaso se puede ser judío sionista y español?

Bueno, sin ánimos de desviar la atención: ¿se puede ser argentino y español? ¿se puede ser argentino e israelí? ¿y que tal ser un irlandés en Estados Unidos?
¿Acaso los argentinos no vemos en las familias argentinas de ascendencia vasca escudos, logos y calcomanías de la bandera vasca? ¿Dudamos por ello de su lealtad por argentina?

Citando un texto de Perednik, me permito extrapolar un ejemplo:

"Me recuerda a un rector universitario que en la década del veinte sugirió que se redujera el número de judíos admitidos a la universidad, debido a que «se copian en los exámenes». Cuando alguien le replicó que los cristianos también se copian, el rector se despachó impávidamente: «¡No me cambie el tema! Estamos hablando de los judíos».
Bueno, amigo anónimo, permítaseme cambiar el tema.
Extraído de:
http://buenaprensa.blogspot.com/2007/01/preguntas-...

Saludos!
Buena Prensa, Buen Mundo!

http://desde-sefarad.blogspot.com/2007/01/sionismo...


26 jaritos, día 1 de Enero de 2009 a las 11:26
La prueba de que a los anti israelitas no les importan los derechos humanos ni los muertos, sino solamene quien los produce, es que en el Congo ha habido más muertes, asesinatos, en la última semana que en Palestina. Y éstos sí han sido en su mayoría mujeres y niños. Pero claro, a éstos no los han matado los israelitas y por eso no interesan.
27 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 11:29
#26 Hombre, jaritos, en la R.D. del Congo llevan años matando. ¿Por qué, hasta ahora, no te habías acordado de ellos?
28 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 11:30
"Israelíes", jaritos, no "israelitas". Los israelitas son los de la Historia Sagrada.
29 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 11:31
Mescaler:

"Un muro de hormigón armado, de nueve metros de alto, separa la franja de Gaza de Israel"



¿Has visto la alambrada de Ceuta? Yo sí.

"Entonces Jesús dijo: ¡Hipócrita! Ves la paja en el ojo ajeno, pero no ves la viga en el tuyo"
30 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 11:41
#29 ¿La alambrada de Ceuta justifica el muro israelí? No te entiendo.
31 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 11:47
AMIGOS:

Para no ser cansinos y abusar de copia y pega. Les propongo que se lean este libro con una buena taza de café.

Creo que los administradores del blog deberían hacer algo al respecto, pero parece que pasan de todo. Pues bueno. Si una cosa está en internet, no hace falta el copia y pega. En fin.


Demoliendo los mitos contra Israel. El libro está disponible en castellano también.

http://dois-em-cena.blogspot.com/2008/03/demolindo...
32 aviPep, día 1 de Enero de 2009 a las 11:48
El Estado judio es milenario.Fundadores Abraam,Isaac y Jacob. Los palestinos fueron anexionados y soportados a veces con paciencia y otras a base de "caña".David y Salomon los dos grandes reyes de Israel, nunca estuvieron sometidos ni al Islam, ni a los arabes, fué al revés.A raiz de la destruccion y traslado a Babilonia, quedaron en Israel, o Samaria, Judea, etc., colonias de judios amparadas por el rey de Babilonia.En la segunda destruccion por los romanos, quedaron judios en Israel, pagando tributos al Cesar.Despues ya se metieron los moros de turno, a incordiar y someter a los pocos judios que no emigraron en la Diaspora.Despues el Genocidio nazi Holocausto, además de los holocaustos cometidos por Mussolini,Hitler y Stalin, los enfermos, mutilados y supervivientes,volvieron a su patria y con guerras parciales contra los dictadores religiosos fanaticos de la region, incluido el magnifico ejercito de Nasser, consiguieron un poco de paz. Hasta que ha aparecido el fenomeno terrorista, que combate a civiles, niños,viejos,mujeres, soldados israelies, y como es logico, un Estado que quiera serlo, debe combatir a estos asesinos, vestidos de fanatismo, cuya unica meta es matar y destruir lo que se opone a su mente criminal.Bien por Israel, que siga atizandoles a ver si entienden que a las malas no se puede con los judios.
33 lupa, día 1 de Enero de 2009 a las 11:52
PeonDeRe

Veo que nuestra conversación sigue por aqui.

Me gusta esa conversación que pones sobre las dobles lealtades.

Las dobles lealtades no tienen problema cuando no hay conflicto entre ellas.

El problema surge cuando la lealtad a uno perjudica los intereses de la otra.

Cuando hay un conflicto solo hay dos posturas posibles , o optar por una neutralidad absoluta y quedarse quieto , pase lo que pase , o por el contrario tomar partido por uno de los bandos y apoyarle con todas sus consecuencies.

La tercera opción de mediacion y pacificacion solo suele llevar a prolongar el conflicto.
Al no ser que la mediación consiga un quid pro quo viable.
34 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 11:54
Mescaler:

Jejeje. Ya estás manipulando. Primero deberías haberme dicho si tú estás de acuerdo con la alambrada de Ceuta.

"¿La alambrada de Ceuta justifica el muro israelí? No te entiendo."


Porque tal como lo planteas, da la impresión que estás de acuerdo con la alambrada, pero el hecho de hacerla no impide criticar el muro israelí. En fin.
35 IdeA, día 1 de Enero de 2009 a las 12:14
Dice Moa que Israel es una denocracia ejemplar. ¿Y sus leyes racistas? ¿Y su fundación? Porque no nos aclara nada el defensor de Israel y el sionismo. Dice que ese fenómeno ha ocurrido a menudo. Pero los ejemplos que pone no se pueden comparar a lo ocurrido en Palestina. Un territorio ocupado por una potencia que, vencedora en una gran guerra gracias a USA, deciden ambas implantar un estado independiente religiosos, bíblico, en pleno siglo XX, con gentes de todas las etnias y nacionalidades. ¿Es muy frecuente ese fenómeno?

Repite que mola mucho Israel porque absorve parte de la energía agresiva del Islam (si les colacan un estrafalario, poderoso e ilegítimo estado, ¿qué quiere?). Pero más bien lo que hizo este experimento impuesto por los judios con el apoyo y esfuerzo de USA, fue despertar la enregía de los musulmanes ante el enorme desafuero.

Dice que Israel no influye en la zona. Esto debe ser coña, el fino humor gallego.

Dice que Israel no es una punta de lanza USA, que los judíos lucharon contra los ingleses porque estos querían hacer otra cosa en Palestina y que a los USA solo les produce prejuicios la creación de Israel. Sin embargo ahí está. Gentes, de todas las nacionalidades, unidas por una religión, consiguen imponerse a los intereses de las superporencias, qué curioso.

Otra comparación entre Israel y la España de la Reconquista: La nueva Damasco, Nueva York,

Que la izquierda use el expolio e injusticia que supone Israel ya se sabe que lo hace por estrategia, véase si no el Sahara, el psoe defendía los intereses legítimos de los saharahuis (¿dejaban de ser legítimos porque los apoyase el psoe hipócritamente?). para traicionarlos después y ponerse de parte de Mojamé. Y si se lo mandan, el psoe se pondrá de parte, abiertamente quiero decir, de Israel. Pero, como en el caso del Sahara, eso no afecta a la legitimidad o no de Israel. Agamenón y su porquero hoy día deben pertenecer al mismo partido, porque si no el aforismo no vale.

Muy mal Moa, no aclara nada, descalifica llamando estúpidos y antidemócratas al personal del mismo modo que a él le llaman facha. Pero las cuestiones de fondo no la toca o lo hace de pasada con demagogia, comparaciones y opiniones absurdas. No diré que Moa es estúpido ni antidemócrata por defender un estado estrambótico abusivamente impuesto y con legislación racista, es decir, un despotismo escalofriante, pero sí que es absurdo como el prepotente estado racista y religioso israelí (claro que nada es absurdo en este mundo, expilicaciones haylas, pero son más inquietantes que el simple absurdo). Feliz año.

36 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 12:26
En una entrevista de fecha 31 de marzo de 1977 con el periódico asentado en Ámsterdam
Dagblad de Verdieping Trouw, el miembro del comité ejecutivo de la OLP Zahir Mushe’in
dijo: “El pueblo palestino no existe. La creación de un Estado palestino es sólo una forma
de continuar nuestra lucha contra el Estado de Israel para nuestra unidad árabe. En realidad,
hoy en día no hay diferencia entre jordanos, palestinos, sirios y libaneses. Solamente por
razones políticas o tácticas hablamos actualmente acerca de la existencia de un pueblo
palestino, desde que los intereses nacionales árabes demandan que sostengamos la
existencia de un “pueblo palestino” para oponernos al sionismo. Por razones tácticas,
Jordania, el cual es un Estado soberano con fronteras definidas, no puede reclamar Haifa y
Jaffa, mientras como palestino yo indudablemente puedo demandar Haifa, Jaffa, Beer-
Sheva y Jerusalén. Sin embargo, el momento en el que reclamemos nuestro derecho sobre
toda Palestina, no esperaremos ni un momento para unir Palestina y Jordania.”
37 opq5, día 1 de Enero de 2009 a las 12:28
A quien no entiendo a mescalero, gracias a Dios, pues si lo entendiera empezaría a preocuparme.

Nos obsequia con la biografía de Jabotinsky, incompleta por supuesto y que además no viene a cuento.

Es como si Alemania tuviera un problema en el cual tiene razón y mercalero para desacreditarla nos obsequiara con la biografía Adolf Hitler.

Lo cual además de manipulación sería una estupidez.
38 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 12:31
Opq5:

"Es como si Alemania tuviera un problema en el cual tiene razón y mercalero para desacreditarla nos obsequiara con la biografía Adolf Hitler"


Es así Mescaler y sus socio Bramavis. Por eso le puse yo el ejemplo de que a mi me llamaron en el extranjero(Francia) en tiempos de Franco español fascista. Esto dice mucho de su psicología.

Evidentemenmte entre los judíos hay chorizos, violadores...como todo el mundo.
39 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 12:34
40 mescaler, día 1 de Enero de 2009 a las 12:43
#37 Más bien como si los gobernantes alemanes actuales tuvieran como modelo a Hitler.
41 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 12:55
Mescaler:


"Más bien como si los gobernantes alemanes actuales tuvieran como modelo a Hitler"

Psss. Eso es conmo decir nada. Los hechos son los que cuentan. Es cierto que Israel tuvo un terrorista en el gobierno, Benahem Beguin. Te lo digo yo ahora por si no lo sabías. Este fue del Irgun, organización terrorista. Pero también estuvo Isaac Rabin. O sea, ¿cuál es el modelo?

Me parece que tenéis muchos pajaritos metidos en la cabeza sobre los judíos. O tenéis mala fe
42 Eczeo, día 1 de Enero de 2009 a las 13:07
Excelente análisis de la cuestión antisemita, Don Pío. No hay nada como leer su entrada y luego ilustrarse con los ejemplos de los anti-demócratas disfrazados en este blog, como ese tal mescaler.

Feliz año a Pío Moa y a todas las personas de buena voluntad.
43 denebola, día 1 de Enero de 2009 a las 14:09

Feliz año D. Pío.

Excelente el texto de hoy. Muy claro, como es habitual.
44 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 15:06
Nizar Rayan, ha caido.

Este es el pájaro:

http://cache.gettyimages.com/xc/3101680.jpg?v=1&am...
45 cincelus, día 1 de Enero de 2009 a las 15:31
PeonDeRe:
No te leen.Uno de los rasgos de la izquierdas que, al creerse en posesión de la verdad,tienen las ideas preconcenidas y son incapaces de reconocer otra que les contradiga su sectarismo, sobre todo el fétido mescalero.
46 cincelus, día 1 de Enero de 2009 a las 15:39
Cómo siempre rodeado de los niños escudos
47 PeonDeRe, día 1 de Enero de 2009 a las 16:12
Buen año, Cincelus:

"No te leen.Uno de los rasgos de las izquierdas..."

Ya lo sé. Pero hay miles de personas que sí lo leen. Y ese no es un rasgo exlusivo de las izquierdas, lo practican también las sectas religiosas. Todo lo que critique sus doctrinas y sus dirigentes, es demoniaco. Y al demonio no se le lee, ¿verdad?

Lo cierto es que en la propaganda le llevan años luz a Israel.
48 ongietor, día 1 de Enero de 2009 a las 17:01
Bhrama y Visnú, deidades del panteón hindú, o sea indio (oriental) parecen salir en defensa del producto esotérico indio (occidental). Alá ajbar.
49 ongietor, día 1 de Enero de 2009 a las 17:07
Felices Pascuas y Próspero Año Nuevo, con la ayuda de Dios. Justicia Humana en Oriente y Occidente, en Sudán, en Eritrea, en Borneo, en Tasmania, en Finisterre, en el Cabo de Creus...
50 ArrowEco, día 1 de Enero de 2009 a las 17:29
VV

Anno Dómini Nostri Iesu Christi 2009

Tomás Luis de Victoria, Tenebrae responsories Aestimatus sum

http://www.youtube.com/watch?v=2kyZu81vWhI&fea...

« 1 2 3 4 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899