Pío Moa

« ¡Ay, Vilches...! / Descerebrados contra delincuentes / Delincuentes contra el Valle de los Caídos | Principal | Colaboración es colaboración, no negociación / La aceptación popular del franquismo »

Periodistas aficionados a los libros / Franquismo: la cuestión de la legitimidad

16 de Junio de 2011 - 23:35:33 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

 

Bésame mucho, en ruso: http://www.youtube.com/watch?v=Ft0zlyXcAWg&feature=related

                                                  ***

****¿Cuál es el problema en relación con los "indignados"? Que el poder, en manos de unos delincuentes, carece de autoridad: la quiebra del estado de derecho por arriba y por abajo.

****Señor Moa: acabo de leer su "De un tiempo y de un país", que he comprado en la Feria del Libro de Madrid. Me parece un libro espléndido y revelador, el mejor testimonio de la época y muy bien escrito. Me lo he bebido, literalmente, y debían leerlo todos los que quieran saber algo claro de aquella época, del antifranquismo y del terrorismo. Pero por eso mismo no acabo de entender su acérrima defensa del franquismo en los últimos tiempos (…) Antonio C. D.  Barcelona

   A ver si nos entendemos: "De un tiempo y de un país" es un libro de memorias. Fuera de eso,  yo soy historiador y analista político y no me dedico a defender nada. Lo que he hecho es explicar el franquismo desde el punto de vista histórico. Claro que, ante el alud de falsedades al respecto, la mera exposición imparcial de los hechos equivale a una defensa. Por ejemplo, nadie puede rebatir que durante el franquismo España alcanzó las tasas de desarrollo más altas de su historia antes o después; o que la democracia viene del franquismo y sus peligros del antifranquismo. Estos son hechos objetivos, sin más. Pero frente a las desvirtuaciones oficiales y oficiosas constituyen una defensa. De la verdad, ante todo.

 

****Don Pío: He comprado en la Feria del Libro su "Nueva historia de España" en versión de bolsillo y la estoy leyendo a marchas forzadas. ¡Impresionante su claridad y su originalidad! Me  deja perplejo el escasísimo eco mediático que ha tenido y la falta de debate intelectual que usted siempre critica como muestra de inanidad (…) Luis Baspina Llorens

Sí, parece que los medios de masas  apenas prestan atención a los libros, pero no es cierto. Considere usted, por ejemplo, el caso de un bodrio sobre la División Azul escrito por Jorge Martínez Reverte:

En el ámbito de la prensa ha sido apoyado por el diario  de la izquierda El País, el de extrema izquierda Público, pero también por periódicos de derechas como ABC . El diario El País  incluso escenificó un supuesto debate a través de su página web (…) Muchos admiradores de la DA le remitieron preguntas … que no fueron “seleccionadas” para que el autor respondiera. La cadena de periódicos Prensa Ibérica (con diarios como Levante, La Opinión, Diario de Mallorca, el alicantino La Información, etc.) insertó en sus diarios también, en la última página, una entrevista al autor para promocionar el libro. Otros diarios han hecho sus propios artículos en base al libro (La Crónica, de Badajoz, La Nueva España, de Asturias, La Crónica, de León) con periodistas de sus plantillas, o han hecho entrevistas propias al autor (caso de La Rioja, de Logroño). A través de Internet y en formato de prensa digital hemos encontrado artículos alabando el libro de Reverte en una publicación británica especializada en temas españoles, y en otra húngara de igual formato. En el ámbito televisivo nos consta que el autor fue entrevistado por TVE, Telecinco, quizá alguna más, y en las radios, al menos por la SER. La ofensiva de promoción se ha desarrollado también mediante presentaciones públicas. En Madrid hubo al menos dos, una en Casa Sefarad y otra en Marcial Pons librero. Puede que las haya habido en otras poblaciones, pues al menos nos consta que la hubo en Coruña, donde el autor debió pasarlo mal, por cierto, porque se tuvo que enfrentar a las aceradas y agudas críticas que le planteó Lorenzo Fernández Navarro (…) No cabe duda, en resumen, de que ningún libro sobre la División Azul ha sido objeto de tal campaña de promoción (…) Con motivo de la Feria del Libro de Barcelona, la editorial redobló sus esfuerzos de promoción (…) No obstante no ha logrado vender su edición” (boletín de Blau Division)

  Así que ya ve usted: todavía hay periodistas con afición a los libros.

 ---------------------------------------

Franquismo: la cuestión de la legitimidad

   Creo haber dejado en claro (menos para nuestro científico Vilches, claro está) que ni los liberales fueron un problema para el franquismo ni el franquismo para los liberales, al menos no un problema algo serio. Vamos ahora a otra cuestión de importancia: la de la legitimidad de aquel régimen.  Según los antifranquistas, todos a una, el franquismo careció de legitimidad porque nació de una guerra que derrotó a la democracia. Digamos que casi todos los regímenes nacen de guerras o actos de violencia, o se acompañan de ellos: así el de los Reyes Católicos, la monarquía inglesa en sus distintas etapas, la república useña, las repúblicas francesas, el régimen soviético,  la república finlandesa, la república  irlandesa, el Frente Popular español, Israel,  las democracias eurooccidentales después de la II Guerra Mundial –excepto la inglesa-- y tantos más. Entre los regímenes europeos que no nacieron de guerra o violencia explícita en el siglo XX pueden contarse el fascismo italiano (la marcha sobre Roma fue pacífica), la II República española, el nacionalsocialismo alemán… y quizá alguno más. Así,  ni el origen pacífico ni el origen violento son por sí mismos razones de legitimidad ni de ilegitimidad. En cuanto a la inexistente legitimidad democrática del Frente Popular, lo he aclarado demasiadas veces para insistir ahora. Baste referirse a la opinión de  personajes como Ortega, Marañón y Pérez de Ayala, considerados generalmente como los liberales más conspicuos de la época,  padres espirituales de la república, que conocieron de forma muy directa e íntima aquellos sucesos. Todos ellos, así como Besteiro, fueron muy explícitos –algo más implícito Ortega-- en el reconocimiento de que Franco había salvado a España, literalmente, de la catástrofe.

    A menudo se reconoce este hecho, incluso entre alguna izquierda moderada, pero no se le da la importancia y alcance debidos, como si hubiera sido un mérito, sí, pero sin mayor trascendencia. Fue el hecho más crucial del siglo XX español, la respuesta al doble reto decisivo de la época, en que se jugaba la subsistencia de la cultura cristiana y de la propia integridad del país frente al revolucionarismo totalitario y el separatismo, ambos apoyados por los republicanos de izquierdas. Esto supone una incuestionable legitimidad de origen.

     Por supuesto, no fue una legitimidad democrática, pero esta no es la única posible. Algunos critican a Franco no haber restaurado la democracia después de la guerra, pero eso solo puede sostenerse olvidando las circunstancias  reales. Tal restauración habría significado la vuelta en triunfo de los mismos que habían organizado la guerra civil en una democracia tan defectuosa como la republicana. El realista  embajador useño Hayes lo expresaba así: "Es como si se pretendiera que los vencedores dijeran a los vencidos: “Lo sentimos; no debíamos haber ganado; hemos ocasionado un desorden considerable; queremos devolveros el poder y dar la bienvenida a vuestros jefes, dejándoles que hagan lo que quieran con nosotros” ¡Imaginemos al general Grant diciendo algo parecido a los jefes de la Confederación del Sur en plena reconstrucción después de nuestra guerra civil” (lo recojo en Años de hierrro).

    El hecho real es que apenas había  entonces liberales ni demócratas con los que establecer una democracia, ni los hubo durante todo el franquismo y hasta cabría sostener que apenas los hay ahora mismo, y de ahí la involución actual. El Frente Popular nunca lo fue, y los liberales, en su mayoría, se sentían muy a gusto, aun si con reticencias, con el  franquismo,  según la frase célebre de Marañón: “¿Cómo ponerle peros, aunque los haya?”.  No había alternativa. Tampoco la actitud de los vencedores de Alemania resultaba muy estimulante. Los anglosajones habían tratado a Franco con notable delicadeza mientras no estuvieron seguros de vencer, y con arrogancia y chantaje cuando tuvieron la victoria asegurada. Además salían vencedores en alianza con Stalin, que representaba justamente el peligro del que Franco había librado a España; y tenían una idea muy sumaria, como decía Ortega y Gasset de Einstein, sobre la realidad presente y la historia españolas. Los ingleses se dieron cuenta a tiempo de que podían provocar una guerra civil en España que les arruinase la reconstrucción de la Europa occidental. Franco resistió a las intimidaciones de los vencedores y ganó la partida. Como la ganó frente a Hitler.

    Es  cierto, repito, que el franquismo no tuvo legitimidad democrática, pero la tuvo de ejercicio en otro sentido, que repito por enésima vez: aseguró la paz y dejó un país reconciliado, próspero y políticamente moderado. Y  con ello creó las condiciones para la democracia. No las creó ni las pudo crear nadie más que él.  Tal es la historia concreta y precisa, basada en mil datos verificables. Aunque el señor Vilches prefiera las teorizaciones generales y los manuales de aquí y de allá.

Comentarios (33)
1 1132CPCF, día 17 de Junio de 2011 a las 00:14
CÉSAR VIDAL, EN 'ES LA NOCHE DE CÉSAR'
"La acción de los asaltantes es una de las amenazas más intolerables que sufre España"

César Vidal alerta en su editorial en esRadio del peligro de la violencia de los autodenominados indignados y critica la "pasividad" de Rubalcaba.

Audio: Editorial de César Vidal: La lentitud del orden

http://www.esradio.fm/es-la-noche-de-cesar/2011-06...
2 Arsbin, día 17 de Junio de 2011 a las 00:23
3 DeElea, día 17 de Junio de 2011 a las 00:32
38#

Te lo he explicado antes, y efectivamente tu sinvergonzoneria e incapacidad te han impedido comprenderlo. veamos si de otra manera se va acercando a su comprensión aunque solo sea un poquito.

Su Ilustrisima incapacidad, lea:

“En los libros secretos de la Providencia escrito está el día de la gran mutación, y yo sé bien cuántos desean, unos por fervor, otros por terror, que se retrase más allá de toda esperanza, por encima de todas las leyes de la probabilidad, con violación de todas las tablas que reducen a secos guarismos la vida media del hombre, pero nuestro deber es el de preocuparnos como si hubiese de suceder mañana mismo, porque nadie nos garantiza que, en efecto, no sea así, y cuando sea, hoy, pasado mañana, al otro, ¿ante qué problemas se encontrará el español? ¿Cuáles serán los peligros que le amenacen? ¿Cuáles los caminos por los que deberá optar?
Sería de mal jugador no reconocer que esta preocupación por el futuro la ha sentido el Régimen. El Régimen, en efecto, ha sometido a referéndum la ley de sucesión, que intenta buscar para el sistema del poder vigente en España, una desembocadura viable. En su virtud, después de declarar a España constituida en reino, articula los engranajes con arreglo a los cuales deberá hacerse el trasplante de una situación a otra. Para ello se ha constituido el Consejo del Reino, para eso se ha diseñado, a grandes rasgos, la figura de aquel que podrá ser Jefe del Estado. Es característica la desproporción que existe, que ha existido siempre, entre los grandes transatlánticos y los botes salvavidas, entre las escaleras de honor de las casas y los teatros y las salidas de urgencia. Yo me temo que análoga disparidad se produzca en este enorme navío que es nuestra Patria y que, cuando llegue la hora del peligro, nos veamos llenos de dificultades para poder llegar a puerto sobre las frágiles almadías, sobre las lanchas de remos, sobre las canoas de plástico. Y conste que yo soy de los que creo que en todas habrá la dotación de agua y de alimentos reglamentarios y hasta las bengalas de señales, pero me temo que el mar esté encrespado y la costa lejana. De ahí que yo, viajero probable de esa nave, quiera preparar de antemano las cosas para no estar expuesto en modo alguno a un naufragio, a estrellarme contra las sirtes y los escollos o caer en las manos de los piratas, porque, dadlo por seguro, en esos mares habrá piratas.
Se me ha de permitir cuanto haya de heterodoxa en mi creencia de que, el régimen actual de España, sin que ello implique negarle a algunos de sus estamentos savia y reciedumbre políticas, está constituido en torno a la figura y al prestigio de un hombre al que la historia discernirá siempre, como laureles mínimos -aun cuando sus peores enemigos la escriban-, el haber ganado la guerra civil, el habernos librado de la europea, el haber impulsado la riqueza y el desenvolvimiento de las fuentes de energía económica del país y el haber permitido al abogado preparar sus demandas, al médico visitar a sus enfermos, al arquitecto dibujar sus planos y al músico componer sus canciones sin que la bronca marea del desorden turbase sus trabajos. Si una vez declarada la suya sede vacante se abriera concurso para proveerla, no faltarían, dadlo por seguro, las instancias, y tal vez el azar nos brindase quien cubriera su puesto con más o menos pericia, con más o menos experiencia, militar o paisano. Pero faltaríamos del mismo modo a la verdad si declarásemos que, en los años que van transcurridos desde 1936 a hoy, alguien ha podido hacerse una personalidad, rodearse del aura popular y de la autoridad bastante como para que en torno suyo se polarice la confianza de todos y las banderas de los regimientos y las campanas de las catedrales y los vítores de los universitarios, de los labradores y de los obreros le saluden como un nuevo adelantado de la Providencia. Ahora bien, el Régimen, si su pilar esencial no puede ser sustituido, corre grave riesgo de resquebrajarse y de padecer, porque en él, a la inversa de otros, en los cuales el poder de la Jefatura es una consecuencia de la fecundación de sus diversos órganos, la autoridad delegada de la jefatura es la que tonifica y legitima y pone a punto el funcionamiento del Estado. Para que esa inversión se dé, es menester que una serie de circunstancias le hayan dotado de la necesaria energía. Solo la acopiada en los campos de combate es válida para estos menesteres. Sin la terrible prueba de la guerra y la mágica autoridad dimanante de la victoria, nadie podría mantener ese prestigio. Pero, huelga decir que el día en que a aquel al que le adornan tan singulares carismas desaparezca, nadie, por la misma línea de caudillaje, podrá heredarle. Ese día, España tendrá que echar de nuevo, una vez más, al aire indeciso y traicionero, la moneda de la fortuna para ver cómo y de qué manera cae. Raro sería que cayese de pie, porque así no ha caído nunca; caerá, a la corta o a la larga, de una u otra cara, y hoy como siempre en una de ellas está la República, con su bandera morada o roja, y en otros la monarquía, con su posibilidad de salvación.”

…...

“además usted nos había revelado y desvelado que el comunismo no fue lo que todos sabemos sino una mera manipulación dirigida por lo opuesto del comunismo: el capitalismo judeoamericano.¿en qué quedamos?”

eres ademas de lento un “poco” mentiroso, la verdad es que hasta la fecha todavía no he dicho nada de los judíos, repasa embustero mis comentarios y podrás comprobarlo. He hablado eso si de los Anglouseños, especialmente de los Useños.

Y lo que he dicho es bastante simple y se resume en lo siguiente: los Anglouseños financiaron desde el principio a los Bolcheviques, les financiaron durante la NEP y durante los primeros planes quinquenales, les financiaron incluso con créditos de la reserva federal de EE.UU, a parte de financiarlos les desarrollaron la industria pesada en el más amplio sentido de la palabra y esto en la decada de los veinte y treinta del siglo pasado. De estas acusaciones he traído pruebas y datos innegables. Datos que nadie ha negado como falsos, entre otras cosas por que no lo son, sino que simplemente han sido ignorados tal como la avestruz, ya saben: ojos que no ven corazón que no siente....

Siento mucho tener que decir estas cosas que en algunos pueden producir malas reacciones e incluso depresión al caerseles encima los palos del sombrajo. Pero es que yo no tengo la culpa de que los anglouseños hagan esas cositas tan raras y por que no decirlo , y malignas...
4 Arsbin, día 17 de Junio de 2011 a las 02:34
Comentario 62 de la entrada anterior:

Retiro lo puesto en las dos últimas líneas. Me he cabreado. Pero nada, lo mío dura 5 minutos.
5 tolondro, día 17 de Junio de 2011 a las 02:35
Sr. Moa, de joven conversé mucho con mi abuelo acerca de la guerra civil y el franquismo. Como la mayoría, lo reclutaron los rojos porque estaba en zona roja, y me contaba autenticas barbaridades. Escapó a Francia y lo repatriaron a zona nacional, donde pasó varios años en las milicias y decía que no tenía comparación de civilizados. Del franquismo, salvo los primeros años, le llamaba dictablanda. Por eso aprecio tanto su punto de vista, muchas gracias por tener los ous de exponerlo.
6 lead, día 17 de Junio de 2011 a las 03:03
[¿De dónde parte la iniciativa del movimiento de los "indignados"?]

Me ha llegado esto de un amigo:

Interesante análisis de lo que está sucediendo en Madrid con la supuesta concentración espontánea de gente en Madrid.

Movimiento Masby

Este es un mensaje enviado a todos los seguidores y simpatizantes del Movimiento Masby / Con copia a Medios Comunicación

Informe sobre la plataforma DemocraciaRealYa –

En enero de 2011 y ante la perdida de votos del PSOE y el imparable avance de la derecha, diversos miembros de la izquierda empiezan a gestar un contraataque típico de la rama socialista y con tintes Rubalkabianos.

El 20 de Enero en Jerez de la Frontera, en el Barrio Arrabal, varios miembros de la enseñanza y militantes del PSOE se reúnen para dar forma y planificar el calendario de actuaciones.


Los acontecimientos tienen que ir encadenados, primero un “golpe de estado” protagonizado por Zapatero al introducir a ETA en el Sistema, para posteriormente, dar un “golpe social” movilizando y controlando todo el movimiento ciudadano descontento para canalizarlo hacia la izquierda y así,
evitar fuga de votos hacia la derecha.

El responsable del sistema logístico en Internet es Manuel Jesús Román Estrade con raices socialistas. Se le encomienda montar una web y toda la infraestructura sin límite de presupuesto. Estamos hablando de un portal con todas las lengua tribales de España incluido el Bable. Todo esto no es producto de la improvisación y mucho menos, de un movimiento sin fines políticos.

El 1 de Marzo registran el dominio en Internet, tres meses antes de la elecciones, y comienzan a dar forma al portal para cubrir los tiempos.

En la plataforma Democraciarealya , emergen varios abogados socialistas, que bajo la apariencia de espontáneos, llegan a gastos pagados para resolver cualquier problema legal e impedir que el calendario de actuaciones no se vea interrumpido. Un ejemplo es la redacción de un documento de libre divulgación para blindar las manifestaciones y acampadas en la vía pública.

Conclusiones:

Entendiendo que muchos grupos sociales, e incluso el movimiento Masby, tuvimos la tentación de unirnos en un principio, queremos denunciar públicamente que no se trata de un fenómeno espontáneo, si no más bien, orquestado y dirigido por el PSOE para impedir el avance de la derecha en España y con intenciones de propagarse por Europa, para contrarrestar el avance imparable de la extrema derecha europeísta.

Por tanto recomendamos a todos los simpatizantes del Movimiento Masby y los defensores de las libertades de España, se abstengan en participar en actos organizados por este grupo de perroflautas, peluos, marionetas programadas,antisistema, que además están apoyados por el fracasado Willy Toledo y apadrinado por Alfredo Pérez Rubalcaba. Estos dos sujetos aclaran cualquier duda de este documento.

Las consecuencias te las dejamos a ti, solo tienes que calcular si la potenciación de la izquierda radical, mas los grupos afines a ETA, mas los partidos autonomistas, mas los votos socialistas son mayoría o no respecto a un PP con dislexia política. Un PP que no va a contar con muchísimos votos de ciudadanos de la derecha por ser un partido traidor.

Queremos agradecer el trabajo desinteresado de varios miembros del Movimiento Masby que han participado en la investigación .
Atentamente

Juan Vte. Santacreu – Coordinador Movimiento Masby

Es un mensaje de la Coordinadora Nacional Masby
7 joanpi, día 17 de Junio de 2011 a las 03:15
Casi todos, incluido el Gaditano, se han lanzado a estudiar el fenómeno Moa y poner sus pros y contras. Pese a la hora pondré mi impresión.
- Ninguna tesis del sr. Moa me parece totalmente original, ni creo que él lo pretende. Lo había leído en otros historiadores.
- Su verdadera originalidad está en que esos historiadores casi siempre te narraban ellos "su versión", aunque al final pusieran bibliografía.
Moa te traía opiniones de los mismos protagonistas que vivieron la guerra, generalmente de los vencidos y sus divergencias tras la derrota. Entonces uno encuentra que el historiador Moa, sí el historiador, aunque les pese a muchos, queda en un segundo plano y deja libres a los protagonistas reales.
-El primer libro que leí fue Los Mitos...y me impactaron dos cosas: la prosa ágil y fluida y la concatenación temporal de episodios separados pero que uno iba viviendo la guerra día a día. Acaso el capítulo más árido es el de García Oliver.
- Otro mérito fue el impacto en la gandulería izquierdista. Daban por sentado que ellos tenían la razón y, dormidos en su modorra, Los Mitos, sobre todo, los despertó y ¡vaya si se han puesto en la labor! Aunque casi todo es morralla.
- El señor Gaditano le ha llamado en su #40 anterior algo así como cavernícola, y yo me pregunto que Moa defienda una sociedad más limpia es menos ético que defender lo más abyecto del ser humano, por muy progresista que parezca.
- Y acabo. Sr. Moa, aunque discrepo de usted en muchas cosas que ahora no voy a relatar hay algo que le admiro: Su vida no debe ser fácil entre tanta canalla y tantos cobardes, acaso yo uno de ellos.
Gracias si me ha leído.
8 Hegemon1, día 17 de Junio de 2011 a las 08:40
Hay que reconcer que el Sr. Moa escribe la historia "con trazos gordos", no científicos, y dice cosas de "traca" y algún que otro "chiste". Ojalá los demás hicieran lo mismo para explicar igual de bien, como él hace, la verdad de la historia.

Impecables estas dos respuestas a Vilches, "el de la traca científica". Veo que Moa, muy sereno, y acaso hasta paternal con el joven contestatario, sabelotodo e inmaduro, dicta lecciones magistrales. Salvo argumentos "tan científicos" como "la traca, trazo grueso" (si me repito mucho pero me llama más la atención que diga estas cosas un "científico" o "Licenciado" o "sabio" como Vilches y que encima lo use y pretenda hacerlo pasar como respuesta contundente y ceñida a la ciencia o consecuencia de las múltiples lecturas que ayer se atrevió a recomendar)...no encontramos otros a la altura de las replicas de Moa.
9 Hegemon1, día 17 de Junio de 2011 a las 09:01
40# Gaditano del hilo anterior:

Pero el resto de la filosofía Moabita es profundamente conservadora o reaccionaria, antiliberal y antiilustrada.
Y no comento más para que no me borren esto.


Y lo dijo Gaditano que es profundamente conservador en muchas cosas, referidas a los británicos sobretodo. Si es conservadora no puede ser reaccionaria, es una contradicción. En tal caso sería sectaria. Antiliberal....¿Es Gaditano liberal?...yo no le he visto maneras de liberal. ¡A saber qué entiende él por liberal! ¿Lo mismo que Vilches?...y por último..."antilustrada". Esto se puede tomar incluso como una virtud de Moa. Seguro que se refiere que está en contra de la ilustración....¿De cuál? ¿De la academica, de la científica de Vilches, de la polticiamente correcta, la que admite Bartolomé de las Casas como ejemplo de Genocidio, etc....?

No te puede ilustrar Moa sobre verdades que tú incluso reconoces para luego acabar diciendo que es un antilustrado. Se puede tomar que Moa va en contra, es anti esa ilustración que durante muchos años ha estabelcido e impuesto la idea de ese PSOE, Republcia y Frente Popular que tú también criticas. ¿Es Gaditano un antiilustrado?
10 Arsbin, día 17 de Junio de 2011 a las 11:04
Sobre el asunto de Chindasvinto

Sólo quería recalcar que durante el s.VII en España y a líneas generales podrían verse dos tendencias políticas:
a) Centrífuga: de la nobleza y el clero de tendencia feudalizante, aunque todavía no se podía hablar de feudalismo propiamente dicho. Se defendía la monarquía electiva, eso sí, por la nobleza, no por el pueblo.
b) Centrípeta: Que iría más encaminada a lo que actualmente llamamos Estado Moderno. Se defendía la Monarquía hereditaria. Era apoyada por un sector de la nobleza, también hay que decirlo y por el "pueblo llano".

T. centrípeta (621-631)
Suintila.

T. centrífuga
(631-636) Sisenando.
(636-639) Chintila.
(639-642) Tulga.

T. centrípeta
(643-653) Chindasvinto.
(653-672) Recesvinto.
(672-680) Wamba.

T. centrífuga
(680-687) Ervigio.
(687-702) Egica.
(702-710) Witiza

Invasión musulmana y destrucción del Reino Visigodo
(710-???) Rodrigo
11 clavius, día 17 de Junio de 2011 a las 11:16
12 topograf, día 17 de Junio de 2011 a las 12:24
13 LeonAnto, día 17 de Junio de 2011 a las 12:37
Moa está que se sale.
14 Vendeano, día 17 de Junio de 2011 a las 14:14
No me ha gustado nada el comentario de ayer de FJL. Semeja el episodio con Jose María Marco, donde el pique personal impidió un acuerdo en la distinción homosexual / ideología homosexualista. Ahora, el doctrinario Vilches (recordaba opiniones suyas más meditadas) embiste una y otra vez contra el fantasma "antiliberal" de Franco, como si el liberalismo pudiera plantearse en un marco de guerra civil efectiva, en el que una parte de la población se niega a aceptar las reglas del juego comunes.

¡En esas condiciones es imposible no ya el liberalismo, ni siquiera el estado, sino la misma "sociedad"!. Cristina Losada habla hoy del espacio público perdido, Agapito de Estado fallido , conceptos ampliables a Sociedad fallida, sociedad dividida en múltiples "ciudades" o "naciones" en el sentido de San Agustín: naciones separadas cohabitando un mismo pais, ciudadanos y súbditos leales a distintos señores. En el caso de España años 30, y simplificando mucho, leales a Moscú vs. leales a España.

Lo divertido de los artículos del Sr. Vilches es que cita un montón de libros que deben ser lo último en liberalismo, pero olvida o mal cita a los clásicos, que siempre han insistido en tener en cuenta la constitución real de la sociedad (Burke), respetar sus instituciones naturales (Tocqueville), aquellos hayazgos evolutivos que han funcionado (Hayek), de cómo la pertenencia a una nación es condición previa de libertad, que no existe sino en el seno de un grupo (Arendt), que los hombres han tenido históricamente existencias plenas y satisfactorias bajo regímenes autoritarios que dejaban espacio a amplias libertades personales y sociales (Popper)...

Todo esto indica que el Sr. Vilches es inconscientemente constructivista, cree que el liberalismo puede implantarse sin más en cualquier tiempo, lugar y condición. Me recuerda a los ancaps, alucinación tan irreal y peligrosa como la que tuvieron los "republicanos" burgueses de los años 30. Lo contrario de liberal, pues.

Don Pío, si bien me ha parecido Vd. algo duro con alguno de los que aquí le seguimos, debo decirle que demasiado bien ha tratado a otros, y que estoy con Vd. en esta tonta polémica, igual que lo estuve en aquella del homosexualismo.
15 Fausto19, día 17 de Junio de 2011 a las 14:33
¿Qué es ser duro?

Estamos enfermos de "corrección" y amariconamiento. Lo cual no significa que no se digan barbaridades. Todo lo contrario. Ahora es cuando se dicen más barbaridades. Cuando más se rebuzna en televisión, en los periodicos y cuando se descartan los argumentos más sesudos apelando a la salud mental o a supuestas frustraciones copulantes del contrario.

Esa "corrección" significa que, aquellos que estén contra los "dogmas" aceptados por el rebaño, no pueden levantar la voz ni lo más mínimo. Mientras que toda clase de exabruptos y violencia verbal se pueden emplear contra ellos.

Esa "corrección" provoca que las mujeres sean groseras, obscenas y maleducadas como no tenemos recuerdo histórico... sin que podamos reconvenirlas lo más mínimo. Por el contrario, basta con insinuarles que son poco agraciadas, de cuerpo o de inteligencia, para recibir amenazas de persecución judicial -e incluso de castración- de ellas y de sus pagafánticos escuderos entre el aplauso de la turba multitudinaria.

Lo que los amantes de la "corrección" exigen a Moa es, llanamente, que pida perdón por cada argumento que plantee -en voz baja por supuesto. A él se le puede tildar de fascista (en el sentido de "asesino", de "malvado"), de terrorista, de machista (es decir, de atrasado cavernícola baboso de pocas luces), de loco, de mentiroso... pero él no puede llamar "imbécil" o "ignorante" a nadie.

No se conforman con feminizar (en realidad, amariconar) la educación de nuestros hijos. También quieren que los adultos pongamos el culo y demos las gracias por las nuevas sensaciones que nos van a descubrir.
16 Arsbin, día 17 de Junio de 2011 a las 15:43
El respeto humano

El respeto o temor al qué dirán. O el temor a que te encasillen o etiqueten de tal o cual. El temor a que la visión que los demás tienen de ti se pierda.

Miedo a que te llamen facha o a que encasillen tu obra como un producto facha.

Es muy humano.

En el mismo sentido existe el temor de que tras haberse uno esforzado en estudiar y abrirse paso entre los que tienen fama de saber, venga alguien a dejarte mal lugar, como persona poco instruida. También es muy humano y comprensible.

No voy a entrar en si este o el otro sabe más o menos o si es más o menos inteligente. Como dije el otro día: por mucho que sepamos a la hora de lidiar sólo podemos decir con mejor o peor pericia aquello de lo que nos acordamos en ese preciso momento. Así es muy fácil atacar el prestigio de cualquiera: de uno u otro.

Presumo que tanto Pío Moa y Vilches son personas notablemente preparadas y me interesa saber lo que opinan. Eso sí, más alegaciones de hecho y menos referencias bibliográficas, porque no tengo tiempo para leerlas y menos aun para estudiarlas y analizarlas. La pericia de ambos se presume: que hablen lo que sepan, o mejor dicho, de aquello de lo que se acuerden.
17 1132CPCF, día 17 de Junio de 2011 a las 16:33
IN MEMORIAM:
No olvidar lo inolvidable

ETA asesina a Carlos Vesteiro, Ricardo Sáenz de Ynestrillas y Francisco Casillas
17 de Junio de 2011 - 09:10:01 - M.J. Grech

http://blogs.libertaddigital.com/in-memoriam/eta-a...
18 1132CPCF, día 17 de Junio de 2011 a las 17:00
ESTE SÁBADO A LAS 12:00 HORAS
El Ayuntamiento de Majadahonda organiza un homenaje a las víctimas del terrorismo

La localidad madrileña dedicará a las víctimas un parque, que pasará a llamarse Rosaleda Víctimas del Terrorismo

http://www.libertaddigital.com/sociedad/2011-06-17...
19 menorqui, día 17 de Junio de 2011 a las 18:53
Estuve en la plaza de San Telmo en Las Palmas ayer, donde están acampados los indignados. Curiosamente allí mismo multaron a Bob Esponja, que promocionaba su película, por ocupación del espacio público o algo así.
La ocupación del espacio público para hacer cosas.
Esa gente es un engaño, es por supuesto una maniobra socialista. Allí tenían su bibliotequilla: "no vendemos nada" Eran los panfletos de Marx.
Naturalmente, no se trata de nada ciudadano. Había unos gordos borrachos vestidos de fluorescente que decían que eran "de la organización". Tenían una mesa con cosas "para trueque". Como había un librito infantil de cuidada edición, lo cogí, y fui con un euro en la mano a ver a quién "de la organización" se lo daba. Unos pseudopunkis (sociatas) me decían que no podía ser a cambio de dinero, y les traté de explicar cómo el euro hacía buen objeto de trueque, lo que naturalmente no les interesaba. Entonces pasó uno de los vestidos de fluorescente. " yo soy de la organización" y se quedó el euro.
20 menorqui, día 17 de Junio de 2011 a las 18:57

En esta sociedad y en esta vida se trata de luchar por la libertad y contra la impostura de libertad.
La impostura de libertad es más odiosa que la opresión, porque supone una opresión más estudiada, con el designio de ser duradera, y recurre a principios más detestables.

21 CarlosM, día 17 de Junio de 2011 a las 19:00
Muy bella interpretación del "Bésame mucho".

En mi juventud intenté aprender esta lengua pero, cuando me di cuenta (en la segunda lección) de que tenía declinaciones, decliné (valga la redundancia) continuar su estudio porque uno es así de torpe e incapaz de aprender ninguna lengua que decline, dígase el ruso, el alemán o el latín.

Así, sólo sé balbucear en ruso "Ia niet govoriu po ruski" o "Mi karandach krasnei", frases, como usted puede comprender, dee scasa utilidad práctica.

Pero, en fin, se entiende la letra de la canción.

Se entiende porque conocemos de antemano su original.

Siempre he dicho que, a diferencia de otras formas musicales, en la canción importan igualmente la música y la letra.

Me falta, sin embargo, desarrollar la idea, que llevo en la cabeza desde hace bastante tiempo, de que lo que podemos entender 'sensu lato' como canción española, y aquí incluyo tanto a la canción española, como al bolero o al tango, son merecedores de ser considerados dentro de la Edad de Plata del arte español.

Creo que nadie ha desarrollado esta idea.

Pero es el caso que figuras contempóraneas como Pantoja, Rocío Jurado, Raphael, el niñato este que ganó un premio televisivo y que no recuerdo como se llama y tantas otras, siguen viviendo, a falta de nuevos númenes, de aquellas composiciones.

Me satisface mucho ver que, algunas, han cruzado fronteras hasta llegar a Rusia.

En estos tiempos tan amargos en los que España es un títere sin alma, ¡qué digo sin alma: aborrecedora de su alma! es grato ver que una producción de ella tan sencilla como el 'Bésame mucho' ha cruzado tantas fronteras.

Moraleja:

Debemos de ser nosotros mismos y no una copia ridícula de lo que creemos que Europa nos dice que tenemos quie ser.

Gracias por el 'link'.
22 menorqui, día 17 de Junio de 2011 a las 19:03
Las democracias europeas tienen demasiado de impostura de la libertad. A menos libertad civil, menos vida. Nosotros vamos a menos. Sólo se permite vivir según lo homologado. La sociedad misma lo favorece. Cuanto mayor es la sensación personal de falta de importancia, mayor es la importancia de lo impersonal, es decir del poder.
MOA es en el caso de estos días la libertad. VILCHES hace el papel de la farsa, del que no sabe lo que es la libertad, por más que se le llene la boca de esa palabra.
23 menorqui, día 17 de Junio de 2011 a las 19:09
Libertad equivale a fuerza. Franco era de los buenos, tener el valor de forzar las situaciones es indispensable en la vida. Gran parte del liberalismo yanqui está escrito en la situación de completa paz y orden social. En cambio Franco y los suyos tuvieron que poner las cosas en orden, es decir en su sitio, y así se podía hablar de esto y de lo otro con calma. Y aunque fuese de otra manera, cada cual puede decir lo que le plazca y puede ser rebatido, y eso es bueno. El endiosado FJL también se puede ir atpc por mi parte.
24 1132CPCF, día 17 de Junio de 2011 a las 19:10
En tiempos de crisis
PP y PSOE se suben el sueldo en el parlamento asturiano

Pactan un incremento de 400.000 euros en las partidas a los grupos. Llegaron a ofrecer a Cascos un coche oficial valorado en 72.000 euros.

dice que el PP ha ofrecido al PSOE la presidencia de Asturias

http://www.libertaddigital.com/nacional/2011-06-17...
25 menorqui, día 17 de Junio de 2011 a las 19:11
A mí FJL me parece uno sin ideas nuevas desde hace 30 años, atascado, destruido su pensamiento a base de tanto halago.
26 juanvic, día 17 de Junio de 2011 a las 20:51
menorqui dijo:
"A mí FJL me parece uno sin ideas nuevas desde hace 30 años, atascado, destruido su pensamiento a base de tanto halago".
Como sois los fanáticos: por un comentario que no está explícitamente dirigido contra vuestro Maestro-Líder, ya empezáis a atacar a uno de los tres tenores. Hace muy poquito había comentado algo en esta línea. Los fanáticos sois muy previsibles. Encima, imitando las técnicas del Maestro-Líder: la descalificación personal.
Entonces qué: ¿ahora vais a empezar la caza del Federico? Pues no es temporada, señores, que el jilguero está fuerte. A ver si el jilguero va a tener que echar del árbol a algún pajarraco por llenarle el nido de bichos rastreros...
27 doiraje, día 17 de Junio de 2011 a las 22:12
Copio aquí el comentario que acabo de colgar sobre el último artículo de J. Vilches titulado "La guerra de Moa". Moa bien vale esta pequeña batalla:

LA GUERRA DE VILCHES (I)

Sé que no soy quién para entrar en un debate de altura en un campo en el que no poseo la formación suficiente. Si me atrevo a ello quizá no sea debido a un alarde de audacia o ignorancia por mi parte, sino a que parto del convencimiento de mi irrelevancia y de la modesta oportunidad que se brinda para participar. En mi caso, ni una ni otra supone para mí abandonarme a la negligencia. No buscaré dar una imagen falsa de quien soy. No soy profesor universitario, tampoco soy doctor en disciplina alguna, aunque sí licenciado, ni cuento siquiera con obra publicada. Como ve, imposible competir con usted, aunque lo deseara. Sólo pretendo, sin descalificaciones, comentar algunos aspectos de su artículo. Con mis limitaciones formativas y con este pequeño espacio para comentar, procedo a ello.

En su primer párrafo se queja del trato desabrido y hosco y del estilo agresivo del sr. Moa. Cada uno escribe como es y como sabe. Y el sr. Moa suele escribir con gran claridad, corrección y precisión, lo que hace que sus escritos sean fácilmente legibles. La personalidad de cada uno es la que es y ante eso poco puede hacerse. Comparto con Vd. que sería bueno que el sr. Moa moderase un tanto el tono o el énfasis, o incluso evitase emplear cierto léxico. Pero no podemos hacer abstracción, sea cual sea su carácter personal, del terrible acoso, persecución y consecuente marginación en los ámbitos académicos (que no intelectuales) al que está sometido desde hace más de diez años, cuando publicara su primera obra de carácter histórico. Muy pocos seríamos capaces de mantener esa lucha con la dignidad que lo hace. Por otro lado, entre personas adultas con alta formación intelectual, no debemos asustarnos demasiado de la personalidad de nuestro contendiente. Personas insignes en este terreno han sido de muy difícil trato, y ello no ha empañado su obra, ni, en muchas ocasiones (en otras, sí), su humanidad.

Por otra parte, aquella lamentación, que pudiera ser razonable, insisto, por la aspereza en el trato que caracteriza al sr. Moa, no le impide a Vd. realizar un ataque devastador a éste del modo más sañudo y descalificante que cabe hacer a un investigador: ignorante, que no domina ni maneja bibliografía, porque la desconoce y ni aun conociéndola sabría trabajar con ella, reiterativo, autor de trazo grueso al que le niega la categoría de historiador, fraude intelectual, etc. Bien, pues el agresivo y atrabiliario Moa jamás le ha regalado con estos apelativos. Se ha limitado a criticar los contenidos de sus tesis con indudable y enfática energía, ciertamente, pero no negando ni su trayectoria ni su formación, ni tampoco su persona. Ni siquiera su estilo, al que cabría sin duda criticar y que le descalifica, sr. Vilches. Esto en un debate intelectual de “cierta altura”, como señala, está de más.

En cuanto al cuerpo del artículo repite la estructura con dos grandes secciones. En la primera, critica las notables deficiencias metodológicas del trabajo de su interlocutor; en la segunda, quizá como consecuencia de la anterior, entra a especificar los “tópicos”de aquél sobre el franquismo, carentes de toda verosimilitud científica.

Comencemos por la primera parte. Usted plantea que resulta imposible en la actualidad no utilizar o "manejar" los conceptos de la Ciencia Política y de la Sociología para alcanzar una correcta interpretación histórica. Esta afirmación general, que es la tesis central de esta primera parte de su artículo, da por supuesto una infinidad de otras que, creo humildemente, como estudioso de otro campo científico que precisa de la participación de ciencias auxiliares, están por dilucidar. Más allá de lo que Vd. entienda exactamente por "manejar" en este contexto, le preguntaría si en el campo de la investigación teórica sobre metodología de la Historia, hay unanimidad a la hora de definir cuáles son las relaciones epistemológicas entre la Historia y otras ciencias auxiliares como las que menciona. Dicho de un modo más conciso, ¿se da un cierto consenso en la comunidad de investigadores sobre cuáles son las fuentes científicas que han de participar necesariamente para la construcción de toda interpretación del tiempo pasado? No me refiero a la clásica diferenciación entre fuentes primarias, secundarias, etc., sino al papel que deben jugar para la construcción del conocimiento en Historia y cuál ha de ser su naturaleza.

En ese debate ignoro por completo cuál es el peso que han de tener esas fuentes en cada caso, qué grado de importancia puede concederse a ciertos datos sociológicos para según qué cuestiones a investigar, y si los modelos teóricos de las ciencias políticas sobre diversos fenómenos sociales se pueden aplicar a la realidad temporal de un modo rígido, con independencia de otras variables que quizá el modelo no recoja suficientemente. Asimismo, habría que plantearse la validez de los modelos como instrumentos explicativos: en qué presupuestos se fundamentan, qué variables recogen, cómo sistematizan o categorizan el objeto susceptible de análisis, etc. Así, por ejemplo, Vd. parece conceder una trascendencia paradigmática a los estudios de FOESSA para describir la última etapa franquista. ¿Está justificada esa importancia, más allá de que tales estudios hayan sido fieles a una metodología científica en la obtención de sus conclusiones? ¿Puede algún investigador preguntarse con honradez intelectual si esa elección no pueda deberse a circunstancias ajenas al rigor científico, sino más bien obedecer a una búsqueda de hacer encajar ad hoc las conclusiones del estudio con la del modelo teórico-político utilizado? Según el cuadro que describe FOESSA los franquistas eran escasos y pertenecían a las capas sociales más humildes, mientras que la población urbana, con mejor formación, era mayoritariamente liberal. ¿Es esto cierto?; ¿puede construirse sobre estos estudios una interpretación histórica ajustada a la realidad? ¿Basta la Sociología, acompañada de modelos teóricos procedentes de las Ciencias Políticas, para construir un conocimiento del hecho histórico? Esta es la clave. Si no hay tal unanimidad en la comunidad científica sobre estos aspectos fundamentales, la insoportable prepotencia que destila su escrito está completamente fuera de lugar. Tan sólo muestra una opción personal, la suya y la de sus maestros o autores por los que se ha sentido influido, de desarrollo de su disciplina. Y por la defensa más que encendida que de ella realiza, parece una opción elegida desde una suerte de fanatismo que no se corresponde con el verdadero espíritu que ha de adornar a toda labor científica y a todo científico.

Abundando en esta problemática, parece que en otros pasajes de su artículo, enjuicia un cierto tiempo histórico desde un sistema de ideológico previo y haciendo abstracción del momento histórico del hecho o de la situación objeto de estudio. Por ejemplo, cuando realiza una crítica sobre la noción de legitimidad franquista (surgida de una victoria bélica) para compararla a la legitimidad propia de una sociedad liberal y democrática. ¡Señor mío, sucede que la guerra existió y la victoria franquista en la misma también! No puede hacer abstracción de esta evidencia para aplicar a machamartillo sus tesis liberales sobre la legitimidad pasando por encima de la realidad histórica más obvia y objetiva. Aquí la superioridad científica de la orientación investigadora de los trabajos del sr. Moa es incontestable. Se apega radicalmente a los hechos y a su contexto real, y, desde ahí, le permite considerar que, en este caso, tal legitimidad estaba fundada en los hechos mismos, no en un deber ser de carácter ideológico totalmente irreal y estéril para abordar con un mínimo de rigor y objetividad el momento histórico. Claro que es más deseable la legitimidad de los procesos democráticos, pero es que el franquismo no surge como evolución de una democracia, sino de una guerra civil. Quien impone sus deseos a la realidad jamás podrá obtener conocimiento alguno. Tampoco en Historia.

Y así comete los mismos errores con penosa reiteración cuando habla de la falta de seguridad jurídica por la vulneración, durante la guerra y en los años inmediatamente posteriores a la finalización de ésta, del carácter de irretroactividad de las leyes o del carácter totalitario del régimen en aquel período. ¡Hombre de Dios, cómo puede obviar el hecho mismo de la contienda y de la depuración lógica posterior tras su finalización, para encajarnos más que a calzador, a martillazos, sus propias preconcepciones ideológicas! ¿Este es el "manejo" que obligadamente ha de realizarse cuando se recurre a la Sociología y a los modelos teóricos de la Ciencia Política para la interpretación histórica? ¿O es el "manejo" que realiza usted? Generalizado o no, en cualquier caso, manipulación, que es lo más anticientífico que cabe imaginar. Esto sí que es un fraude intelectual. Y no sólo intelectual, sino moral, pues Vd., así, está engañando a la gente. Menos mal que, a diferencia de Moa, a Vd. no le lee nadie.

Y llegamos a la segunda parte de su artículo, el de los "tópicos". En efecto, como anuncié más arriba, no es sino la consecuencia lógica de sus "manejos" pseudoepistemológicos. Vuelve con FOESSA a la que concede el valor del oráculo de Delfos, para introducir todo tipo de juicios arbitrarios e ideológicos acerca de la implatanción social del franquismo, con el fin de concluir que era prácticamente inexistente. O el juicio de intenciones sobre el desprecio absoluto que sentía Franco por los intereses españoles, por España y por sus compatriotas. Vuelve a caer en la burda caricatura propia del antifranquismo más ramplón y casposo, del que gustosamente se hace eco.
28 doiraje, día 17 de Junio de 2011 a las 22:15
LA GUERRA DE VILCHES (II)

Para qué seguir remachando en lo mismo. Lo que parecía en un comienzo una cierta reivindicación del rigor metodológico en Historia acaba resultando una mera máscara para lo mismo: un burdo y tosco instrumento de propaganda ideológica, con apariencia de pedante academicismo, bañado de una pueril prepotencia para engañabobos.

En fin, lo lamento. Aunque sólo le llevo cuatro años, sí, es usted demasiado joven. Quiero pensar que es juventud lo que le ocurre.
29 solapado, día 17 de Junio de 2011 a las 22:33
Comentario eliminado por los moderadores.
30 DeElea, día 17 de Junio de 2011 a las 22:46
Si no fueses tan tonto te habrías dado cuenta que Don Pío pone cada dos por tres canciones en ruso, en griego y otros idiomas. Esto a una persona medianamente normal le bastaría como respuesta o al menos le ahorraría hacer preguntas tan estúpidas.
31 solapado, día 17 de Junio de 2011 a las 22:49
#30 DeElea

Sí, si me he dado cuenta, pero he preguntado para ver si alguien entraba al trapo con lo de venderse a la cultura foránea, y esas cosas que se suelen leer por aquí a menudo.
32 DeElea, día 17 de Junio de 2011 a las 22:52
Pues eso, lo dicho en 30#
33 Arsbin, día 17 de Junio de 2011 a las 22:57
29

Bien, aunque soy más de escuchar el Fabricado en Jaón de Púrpura Fuerte:

Del concierto, para mí la mejor es Estraño tipo de mujer. Aunque Estrella de la Carretera y Humo en el Agua, sin olvidarnos Niño en tiempo, también son buenas. El inicio de Trasnsporte Espacial también. La Mula me cansa.

Otro disco modelno que me gusta es el Ommadawn de Miguelito Campoviejo natural de Leyendo de la Tierra de los Anglos que creo que vive en Ibiza (España).

Por supuesto otras obras de música clásica que es la que más me gusta. Especialmente Beethoven, más que Mozart. También Chaicosqui.

Strange Kind of Woman (creo que se escribe así, es mi preferida) Smoke on the wather, Highway Star.

También me gustó mucho el Ommadawn de Miguelito Campoviejo.
En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899