Pío Moa

« Los progres mejicanos marcan el camino | Principal | La quiebra de los historiadores "progres" / "sopa, teta y violencia" »

Otros detalles de la Ilustración

28 de Agosto de 2009 - 08:36:36 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Para su acerada crítica:

Por la difusión de periódicos y libros, y las actividades de las sociedades, abiertas o secretas, la especulación intelectual de la época tendría efectos políticos bastante rápidos y crecientes. Temas clave de esa especulación fueron la naturaleza de Dios, del mundo, la posibilidad del conocimiento y el tipo correcto de gobierno, que dieron lugar a tendencias poco compatibles entre sí, pese a invocar todas la razón. Descartes, anterior a la Ilustración, fue un punto de partida. Su método para alcanzar verdades inconcusas le llevó a reducir la realidad a dos sustancias o entidades últimas y no precisadas de ulterior fundamento: la res cogitans, o "yo pensante", y la res extensa, o los cuerpos, el mundo exterior. Pero fue imposible relacionar ambas sustancias, es decir, fundamentar el conocimiento del mundo extenso por el yo pensante, y para sortear el escollo hubo de introducir a Dios, una de cuyas perfecciones consistía en no engañar a los humanos. Caracterizado el yo pensante por su capacidad de conocer, el problema del bien y del mal se reducía al del conocimiento: el mal es ignorancia, punto de vista con mucho futuro en los movimientos utópicos, y ajeno al del libre albedrío.

Spinoza resolvió el problema de otro modo: declaró una sola sustancia, la divina, atributos de la cual serían el pensamiento y la extensión, aparte de la infinitud, eternidad, etc. A su vez, identificaba a Dios con la Naturaleza, enfoque panteísta: el mundo era autoconsistente y cognoscible por la ciencia, lo cual excluía al Dios distinto de la naturaleza y creador de ella, y le valió anatemas de los judíos (él era holandés de origen sefardí) y de los cristianos. La libertad se esfuma, salvo como conocimiento y conformidad humana con las leyes naturales-divinas. El bien y el mal no son absolutos, sino relativos y subjetivos, siendo nuestra insuficiente comprensión de la naturaleza-Dios, lo que nos hace creer malas desgracias particulares que dejan de serlo en un plano más general y profundo. La perspectiva sobre el bien y el mal se difumina, por cuanto ambos son expresiones de la naturaleza-Dios; y por la misma razón la diferencia entre verdad y error. En cuanto al gobierno, la democracia sería el sistema racional-natural.

El autor escocés David Hume intentó demostrar la imposibilidad de la existencia de Dios, afirmó que la religión procede del miedo y la ignorancia ante los hechos naturales, propuso una moral basada en la utilidad pública, el placer y la felicidad, defendió una democracia moderada y el comercio como base de una riqueza que asegura la mayor felicidad social, equivalente a mayor moralidad. Por ello se le considera un ilustrado, y empirista en la tradición inglesa. Pero él no atiende tanto a los datos empíricos como al modo como nuestra mente los maneja ("ciencia del hombre"). Y al hacerlo demuele los fundamentos del pensamiento ilustrado y hasta del pensamiento sin más. La razón no sirve para entender el mundo, pues uno de sus fundamentos, la idea de causalidad, solo es una suposición mental empíricamente incomprobable; tampoco sirve de orientación moral, porque permite relacionar medios y fines, pero no distinguir el bien y el mal en estos. No es posible, por tanto, una ética racional. Asimismo atacó la inducción, pilar del empirismo y del pensamiento científico: de impresiones concretas y repetidas no es posible inferir una norma de validez futura. Su ciencia del hombre todavía disuelve el "yo pensante" de Descartes: la idea del yo se forma con impresiones cambiantes, sin continuidad esencial. Claro que su crítica debe aplicarse a sus propias conclusiones, las cuales solo pueden provenir de la razón y la inducción, un "instinto inexplicable" que la naturaleza ha puesto en nosotros. Pero la razón se destruía a sí misma, y el programa ilustrado de hallar verdades seguras se tambaleaba.

Kant, considerado la cumbre de la filosofía del siglo XVIII y uno de los máximos pensadores de la historia, reivindicó la razón y la experiencia, y señaló sus límites, para solventar los problemas filosóficos desde Grecia. La experiencia se nos presenta como un caos de datos (fenómenos), que solo se transforman en conocimientos por la acción ordenadora que sobre ellos ejerce el entendimiento, mediante el tiempo y el espacio (condiciones a priori, es decir, ajenas a la experiencia) y las categorías o conceptos básicos de calidad, cantidad, relación, etc. Esto refina la "ciencia del hombre", de Hume: condiciones a priori y categorías están en el sujeto, no en el mundo exterior, y son universales y necesarias, no arbitrarias. A esta solución la llamó "idealismo trascendental", lo primero porque no parte de la materia empírica, sino del sujeto; y lo segundo por su carácter general y necesario. Los fenómenos son así "las cosas para nosotros", y por tanto un mundo de apariencias no falsas, pero que presupone algo detrás de ellas, las "cosas en sí" o "noúmenos", inaccesibles a nuestra capacidad de intelección. Como Hume, descarta las pruebas de la existencia de Dios o del alma, que no son fenómenos sino noúmenos o entes metafísicos fuera de nuestras posibilidades de conocimiento. Aún así encuentra posible una "fe racional": la ley moral en el interior de los hombres –que sí es fenoménica– no podría fundamentarse sin recurrir como postulados a Dios y la inmortalidad del alma, y así la contradicción interna de la expresión "fe racional" desaparece: es fe porque su objeto no puede conocerse, y es racional porque no parte de la revelación, sino de una exigencia de la razón. De modo similar la ética, que se volvía arbitraria en el caso de Hume, encuentra una base: el deber o imperativo categórico, más allá de la conveniencia, la utilidad o el placer.

Francia aportó al pensamiento ilustrado menos que los británicos y alemanes, pero fue la placa giratoria de la Ilustración, de donde se difundieron sus ideas por casi toda Europa. En Francia, la cultura fue pronto entendida como una actividad del estado, dentro del despotismo ilustrado; sin embargo sería allí donde la Ilustración tomara un carácter más político y subversivo; también con un tinte antiespañol, acaso como revancha intelectual por la anterior hegemonía hispana. Su empresa más característica fue la Enciclopédie, con ambición de reunir todos los saberes humanos (un lejano precedente se encuentra en las Etimologías de San Isidoro) y fuerte sesgo ideológico.

Voltaire, discípulo y divulgador de Locke, pero con estilo propio, ha quedado como un modelo europeo de intelectual ilustrado. Defendió la tolerancia, salvo para la Iglesia, a la cual deseaba aplastar (écrasez l´infâme!), y nunca pronunció la frase "detesto lo que dice, pero daría la vida por su derecho a decirlo". Sus punzantes sátiras contra clérigos, nobles, militares y reyes le ganaron algún encierro en la Bastilla y un destierro en Inglaterra, pero en conjunto recibió mayor tolerancia de la que él preconizaba, pudo moverse con bastante tranquilidad y amasó una de las mayores fortunas de su tiempo.

Tenía a la religión por negocio de "imbéciles y bribones". Los judíos serían una "horda de ladrones y usureros", y el canibalismo "la única cosa que ha faltado al pueblo de Dios para ser el más abominable de la Tierra". Pero la religión cristiana "es, sin discusión, la más ridícula, absurda y sanguinaria que haya infectado el mundo". Jesús fue "un jefe de partido, un mendigo, ansioso de formar una secta". El motivo de las Cruzadas fue el afán de lucro, y la Iglesia apenas había hecho nunca otra cosa que fomentar el oscurantismo, la crueldad y la miseria. Sus invectivas provocaban en los afectados irritación y protestas, que él tachaba de muestras de fanatismo.

Aunque escribió un ensayo contra Mahoma, más bien como disfraz de su ataque a la Iglesia, contrastó la "ineficacia de la revelación judeo-cristiana", con el "dinamismo islámico", al que elogió como doctrina "sabia, severa, casta, humana, tolerante, indulgente", calificó a Mahoma de poeta y lo comparó con Alejandro Magno. En su obra más conocida Candide, los protagonistas concluyen sus desgracias tomando ejemplo de un sabio campesino turco que les incita a "cultivar su jardín" y mantener un trabajo que les libre de "tres grandes males: el tedio, el vicio y la necesidad". Todo ello pese a que el islam era un despotismo anquilosado, lo más opuesto imaginable a la Ilustración –nacida en y del cristianismo aun si a veces contra él– cosa que Voltaire no podía ignorar: en Turquía habría sido fácilmente empalado por sus ideas.

También choca con la imagen volteriana su admiración por el absolutista y muy poco tolerante Luis XIV, cuya etapa comparó con las de Pericles, el Renacimiento, César y Augusto. Voltaire concibió la historia como un camino hacia la Ilustración, debiendo discernirse en cada época los elementos más o menos ilustrados. Sus obras rebosan un didactismo algo simple y una crítica social basada a veces en falsedades, como cuando describe las misiones jesuitas de Paraguay como un sistema de esclavitud. Consideraba útil cualquier medio en su misión de écraser l´infâme.

Aún detestando la religión, Voltaire no compartía el ateísmo de otros ilustrados como Diderot o D´Holbach. Rechazaba la revelación, pero argüía que el universo (el "reloj") necesitaba un "relojero": una vez creado el mundo, Dios se manifestaría en las leyes naturales, sin más interferencia. Su Dios es utilitario: sin él, la sociedad se hundiría en el vicio y el crimen (o, en Descartes, no tendríamos acceso a la res extensa). La cuestión remite a la muy antigua de si Dios es una invención de la psique humana (útil según unos, perjudicial según otros), o bien una realidad especial que nuestra psique reconoce a través de una intuición supraconsciente. En cuanto a la ética, Voltaire creía el sentimiento de justicia innato en el ser humano, el cual tiende a ella como por instinto, sin aclarar bien de dónde sale la injusticia; y no solo el sentimiento, también el interés inclinaría al hombre a la virtud. Poco antes de morir se hizo masón, aunque pudo haberlo sido antes; por entonces escribió: "Muero adorando a Dios, amando a mis amigos, sin odiar a mis enemigos, detestando la superstición". Superstición y religión eran para él sinónimos, aunque sus tres primeros propósitos procedían de la tradición cristiana. Falleció en 1778, con 84 años, solo once antes de la Revolución francesa.

Fuera de su visceral anticatolicismo, Voltaire no daría lugar a especiales movimientos políticos, algo que en cambio ocurriría con Jean Jacques Rousseau. Este halló una explicación para la injusticia del mundo: el hombre nace bueno y libre, pero en todas partes la sociedad lo malea y sojuzga. Esta idea ha ejercido un inmenso poder sugestivo. Al igual que Hobbes y Locke, otros dos teóricos políticos clave, teoriza sobre la sociedad civil a partir de un imaginario "estado de naturaleza", pero de ese estado saca cada cual conclusiones distintas. El hombre hobbesiano, especie de máquina gobernada por los deseos, es "lobo para el hombre", y el estado de naturaleza una guerra de todos contra todos. Tal situación solo puede mejorar por medio de un contrato social que crea un poder totalitario (Leviatán), con todos los poderes concentrados en el soberano, pues solo así cesaría la guerra permanente. Locke, al contrario, cree que los individuos en estado de naturaleza son más bien pacíficos y razonables, y disfrutan de derechos naturales; el contrato social que crea la sociedad civil tiene por objeto establecer un poder neutral que garantice esos derechos. Más aún que Locke, Rousseau considera a los hombres buenos por naturaleza –no hay pecado original, aunque tal estado excluye la moral y el derecho–, pero la sociedad civil, basada en la propiedad privada y la desigualdad, no los eleva, como creía Locke, sino que básicamente los pervierte, aunque al mismo tiempo haga brotar las ideas de justicia, ética, etc. Voltaire se burló de Rousseau acusándole de pretender que el ser humano volviera a andar a cuatro patas.

Según Rousseau, el hombre dejó la situación de naturaleza cuando alguien declaró que una porción de tierra era suya y encontró a ingenuos que lo aceptaron, en lugar de oponerle que los frutos de la tierra pertenecen a todos y la tierra misma a nadie. Aquella declaración de propiedad inauguró el proceso de crímenes, guerras, horrores y desgracias característicos de la civilización, cuyo contrato social y leyes están hechos al servicio de los ricos y los poderosos. De ahí la necesidad de un nuevo contrato que remedie esos males. Ese contrato debería basarse en la "voluntad general" de la sociedad, interesada en el bien común y a la que debían someterse los individuos para salvaguardar su libertad e igualdad, y no tener que subordinarse a la voluntad de particulares. La democracia no sería representativa, sino directa, asamblearia, pensada para ciudades-estado y obviamente inútil en naciones grandes. 

Rousseau se ocupó mucho de la pedagogía. La misión de esta debía ser la formación de personas virtuosas y con autocontrol y, sobre todo, debía enseñar a razonar. Si bien la evidencia de que el ejercicio de la razón produce resultados tan diversas, podía haberle inducido a cierta cautela.

Las teorías de Rousseau no explican cómo individuos buenos crean sociedades malas, o cómo han prosperado de tal modo la desigualdad, la servidumbre y el fraude social, siendo el hombre bueno y libre por naturaleza. A menos que se le considere también algo necio, fallo que posiblemente pensaba corregir el propio Rousseau. La idea de la voluntad general es lo bastante volátil como para que se la hayan atribuido luego partidos e ideologías opuestos, derivando a estados totalitarios como en Hobbes, pese a partir de concepciones del hombre contrarias. La enorme influencia de Rousseau proviene tal vez de la insatisfacción constitucional del ser humano, que hallaría una vía de escape en la localización de un culpable (la "sociedad injusta", más tarde "la burguesía", etc.) y en la esperanza de un cambio radicalmente satisfactorio que, por asentarse en "la razón", sería también seguro. No obstante, Rousseau apela asimismo al sentimiento, iniciando un alejamiento de las posturas típicamente ilustradas. Él y Voltaire finaron el mismo año, pocos antes de la revolución que tanto debería a ambos.

Al revés que Voltaire, Rousseau consideraba a todas las religiones, más o menos por igual, fundamentos de la moral y la virtud. Un buen representante de la tendencia católica fue, en cambio, Charles Louis de Secondat, barón de Montesquieu, no menos influyente que los anteriores, aunque en otro sentido. Montesquieu no se ocupó de la naturaleza de la libertad política, sino que, dándola por supuesta, investigó las normas que debían asegurarla. Tampoco especuló sobre los orígenes de la sociedad, sino que partió de un estudio empírico y comparativo, no siempre objetivo, sobre las sociedades conocidas. En cuanto al poder, distinguió tres formas, el legislativo, el ejecutivo y el judicial, y encontró que el modo de salvaguardar la libertad consistía en la división entre ellos: debían estar interrelacionados, pero ser independientes; de otro modo la sociedad se vería abocada al despotismo. Esta división subvertía la división tradicional, heredada de la Edad de Supervivencia aunque muy evolucionada, entre los tres estamentos, clero, aristocracia y gente común, representados en los Estados Generales y que por así decir formaban tres cuerpos nacionales separados: ahora formaban un solo cuerpo con tres poderes comunes. También sustituyó la división aristotélica de monarquía-aristocracia-democracia, por la de monarquía-república-despotismo. La primera se apoyaría en el honor, la segunda –que puede ser democrática o aristocrática– en la virtud y la tercera en el miedo. Monarquía y república son sistemas de libertad, más la primera que la segunda, no así el despotismo, caracterizado por la concentración de poderes. Como Voltaire, Montesquieu está próximo a Locke y al liberalismo pero su método es más empirista que racionalista, y, como católico, carece de la fobia antirreligiosa de aquel.

El hecho de que en el siglo XVIII predominase el culto a la razón, no impide que a lo largo de él crecieran corrientes contrarias, que criticaban la ausencia de conclusiones universales a partir de la razón y sus problemas exasperantes, y cargaban el acento en el sentimiento, la emoción y la fe. El más destacado fue el filósofo Johan Georg Hamann, promotor del movimiento Sturm und Drang ("tormenta e ímpetu"). Por decirlo de modo alusivo, el rechazo que a las mentes ordenadas, cívicas y racionalistas de los ilustrados causaba Shakespeare, con su impulso vital, su "desorden", creatividad y fuertes sentimientos se convertían para Hamann y otros en motivos de exaltación.

Comentarios (229)

« 1 2 3 4 5 »

1 manuelp, día 28 de Agosto de 2009 a las 09:22
Hoy, en España, están más de actualidad que nunca, las palabras de Montesquieu en "El espiritu de la leyes" cuando dice aquello de que la libertad no es posible sin la separación de poderes.

Todo irá mal si el mismo hombre, ó el mismo cuerpo de los principales, ó de los hombres, ó del pueblo, ejerce estos tres poderes : el que hace las leyes, el que ejecuta las resoluciones políticas y el que juzga los litigios particulares.
2 manuelp, día 28 de Agosto de 2009 a las 09:27
Bueno el tema del señor Johan Georg Hamann es un tanto peculiar, parece que se trató de un caso de "desengaño" en la Ilustración para pasar a posturas un tanto "superadas" en su época.

http://es.wikipedia.org/wiki/Johann_Georg_Hamann
3 manuelp, día 28 de Agosto de 2009 a las 09:36
Si se me permite, le sugeriria al señor Moa que dedicase uno ó varios hilos, a un tema- relacionado directamente con la Ilustración- de tan importantes consecuencias prácticas como fue la publicación de la Enciclopedia.

http://es.wikipedia.org/wiki/L'Encyclop%C3%A9die#C...

Con la densidad de temas propuestos hoy es imposible profundizar ni siquiera someramente en la mayoría de ellos.
4 jjvr, día 28 de Agosto de 2009 a las 09:55
#1

....hombre, también puede ir bien. Y con una separación de poderes como la que disfrutamos actualmente en España, ¿como nos va?.

Un saludo
5 Hegemon1, día 28 de Agosto de 2009 a las 10:10
Una profesora de folisofía dijo una vez en clase "si os dais cuenta Descartes es un folósofo remendón. Se dedica a poner "remiendos" en aquellos asuntos o cuestiones en los que sus predecesores no llegaron o dejaron sin resolver".

Se podría decir lo mismo de Spinoza. Estoy leyendo una breve reseña de su pensamiento filosófico. Engloba en una sola sustancia las tres esencias de Descartes. Interesante la definición de Spinoza sobre libertad humana:

"Pero, al postular Spinoza una sola sustancia, ¿cómo es posible que exista la libertad humana, si todo está sometido a una inexorable regulación permanente? Spinoza acaba afirmando un determinismo (negación de la libertad humana) riguroso, aunque deja el resquicio de una definición poco alentadora y paradójica de libertad: la libertad humana aparece cuando el ser humano acepta que todo está determinado; la libertad no depende de la voluntad sino del entendimiento; el hombre se libera por medio del conocimiento intelectual"

No estoy de acuerdo para nada. Yo entiendo, como ser pensante, que en mi libertad puedo aplicar "voluntad" no infinita, claro está, y que mi entendimiento no depende de mi libertad. Aunque si que puedo admitir que el entendimiento o el conocimiento limite o expanda mi libertad. Pero no estoy seguro cual impera, si el limite o la expansión, al contrario que Spinoza.

¿Quién es más libre, o mejor dicho, quién se siente más libre, un campesino cuasianalfabeto con pocas incertidumbres intelectuales y que su felicidad se limita a poco más de unos pequeños placeres en la vida y vivir una vida más o menos cómoda o aquel hombre que busca la verdad, incrementa su conocimiento y entinde mejor la realidad dandose cuenta que cuanto más aprende menos sabe?
6 keats, día 28 de Agosto de 2009 a las 10:24
hegemonin y sus folisofias...

que tal la obra que estas preparando sobre la independencia cubana en la primera mitad del siglo xix?

creo que va a revolucionar el panorama historiografico

seguro que te sientes muy libre, disfrutando de tus pequeños placeres de semianalfabeto --porque ser pensante no eres
7 DeElea, día 28 de Agosto de 2009 a las 10:28
“En cuanto al poder, distinguió tres formas, el legislativo, el ejecutivo y el judicial, y encontró que el modo de salvaguardar la libertad consistía en la división entre ellos: debían estar interrelacionados, pero ser independientes; de otro modo la sociedad se vería abocada al despotismo. Esta división subvertía la división tradicional, heredada de la Edad de Supervivencia aunque muy evolucionada, entre los tres estamentos, clero, aristocracia y gente común, representados en los Estados Generales y que por así decir formaban tres cuerpos nacionales separados: ahora formaban un solo cuerpo con tres poderes comunes.”

Normalmente se tiende a señalar un hecho, como el que las monarquías posmedievales comenzaron a acaparar poder tendiendo hacia el absolutismo estatal, y se dice esto sin tener en cuenta que para que esto sea así es necesario suponer que antes no lo era. Y efectivamente esta tendencia absolutista principalmente originaria de Francia tenía y encontró obstáculos como eran los de las tradiciones e instituciones medievales que fueron sistemáticamente minadas según avanzaba desde sus estratos inferiores este racionalismo ilustrado y retrocedía el espíritu cristiano católico que las había ayudado a nacer. Ciertamente el comienzo de esta obra político-social y de su espíritu es anterior a todos estos “descubridores” que se limitan a apropiarse conceptos y obras ajenas y a eliminar (normalmente mediante injuria) el recuerdo de sus verdaderos autores y sus motivaciones morales.

Basta conocer las tradiciones e instituciones medievales aun superficialmente para darse cuenta que estas se habían quebrado precisamente con original responsabilidad de los países de donde después saldrían sus inspirados descubridores, hijos de sus propios corruptores.
8 AntiMarx, día 28 de Agosto de 2009 a las 10:29
Jjvr#4,

¿Hay separación de poderes en nuestra Expaña? Por ej., ¿un juez queda, tan pronto como acepta el cargo, automáticamente incapacitado de por vida para ser miembro del Legislativo y/o del Ejecutivo?

Y no estoy pensando en Garzón: (el texto dedicado a los más jóvenes, los demás lo recordamos de sobra)

"...En 1993, tras varios contactos con miembros relevantes del PSOE como José Bono y Felipe González (quien fue presentado a Garzón por el primero), Garzón tomó la decisión de abrir un paréntesis en su carrera en la judicatura y adentrarse en la política con la alegada intención de poner fin a la corrupción que parecía haberse instalado bajo el manto del gobierno socialista. Su deseo de verse libre de ataduras de partido y de verse solamente dependiente de quien él consideraba por entonces principal valedor de ese deseo de regeneración democrática (Felipe González), para algunos, o su ambición, para sus detractores, le llevaron a solicitar su inclusión en las listas electorales como número dos por Madrid, justo detrás del Presidente González..."

http://es.wikipedia.org/wiki/Baltasar_Garz%C3%B3n

o en la "zezi" de la Vogue:

"...En 1990, accedió a la magistratura por el cuarto turno -y fue nombrada Vocal del Consejo General del Poder Judicial por elección del Senado (1994-1996)..."

http://es.wikipedia.org/wiki/Fernandez_de_la_Vega

Sobre el "cuarto tunno":

"Para acceder a la categoría de magistrado (Cuarto Turno), la LOPJ dispone que un cuarto de las plazas se proveerán con juristas de reconocida competencia con más de 10 años de ejercicio profesional por medio de un concurso de méritos (Art. 311) y tras la superación de una entrevista. El candidato seleccionado en el proceso ingresará en la judicatura como magistrado y no necesitará la realización del curso en el CSFJM..."

http://procuradores-alicante.com/Acceso_Carrera_Ju...

Y, finalmente, la foto que todos Vdes. esperaban (¡guapaaaa!):

http://www.elconfidencial.com/sociedad/De-la-Vega-...

¿Y qué me dice del T.C.? Una de las razones por las que en su día le dije al Sr. Moa que si él quería volver a la Constitución del 78, que conmigo no contase para tal viaje en el tiempo:

"Artículo 159.

1. El Tribunal Constitucional se compone de 12 miembros nombrados por el Rey; de ellos, cuatro a propuesta del Congreso por mayoría de tres quintos de sus miembros; cuatro a propuesta del Senado, con idéntica mayoría; dos a propuesta del Gobierno y dos a propuesta del Consejo General del Poder Judicial"
(las migajas para los jueces, que los políticos "zon loh que zaben de tó", como dirían los del Río)"2. Los miembros del Tribunal Constitucional deberán ser nombrados entre Magistrados y Fiscales, Profesores de Universidad, funcionarios públicos y abogados..." [y entre los vendedores de feria, si hace falta, con perdón de estos honorables señores].
Etc., etc.

Posible es la separación. El caso es que no parece interesarles demasiado a los de los superpoderes. ¿Por qué será?

Un saludo
9 AntiMarx, día 28 de Agosto de 2009 a las 10:43
Aclaraciones para doña tigrita y CIs similares: al hablar del 4º tunno en el post#8, si se leen el enlace, verán la "justificación" nada más empezar:
"El acceso a la judicatura de juristas de reconocido prestigio es una opción que posibilita nuestro ordenamiento como mecanismo complementario de la clásica oposición pública. Su razón de ser tiene su justificación en razones cuantitativas y cualitativas, es decir, debido a la insuficiencia de puestos surgidos por el proceso de selección basado en oposiciones (1), y al enriquecimiento de los órganos jurisdiccionales con unos profesionales del derecho que aporten diferentes perspectivas en la interpretación del derecho..."

Es decir, que cuando le venga bien a los chorizos del monopolio de la violencia y el reparto de prebendas, buscan profesionales del derecho que aporten diferentes (y tanto) perspectivas en la interpretación del derecho, totalmente ajenas a la política, ¡malpensados! ¡fachas!
10 manuelp, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:16
Por cierto, y haciendo un inciso, a propósito del agudo comentario de # 200 de ayer de Pedromar, sobre el miedo de las élites oligarquicas hispanoamericanas a potenciar un indigenismo que les pueda desbancar del disfrute del poder, decir que está muy justificado ese miedo.
Bolivar y sus seguidores tuvieron enormes problemas con las partidas de indios de Reyes Vargas- mientras que este permaneció fiel a España.

http://www.municipiourdaneta.com/paginaprincipal/j...

No digamos con los desastres que les propinó Boves al frente de sus llaneros, que en muy alta proporción eran "zambos" (mestizos de indio y negro).
11 ArrowEco, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:16
VV

Buenos días nos dé Dios.

Minilección para liberaluchos que nada entienden...

"Decía Jesús a los judíos que habían creído en él:

-Si vosotros permanecéis en mi palabra, sois en verdad discípulos míos, conoceréis la verdad, y la verdad os hará libres.

Le respondieron:

-Somos linaje de Abrahán y jamás hemos sido esclavos de nadie. ¿Cómo es que tú dices: "Os haréis libres"?

Jesús les respondió:

-En verdad, en verdad os digo: todo el que comete pecado, esclavo es del pecado.

(Jn 8, 31-34)


egar

Como sabrás, el Síndone es prueba bastante de la Resurección de Nuestro Señor Jesucristo. Un as en la manga de Dios. En otro momento le explicaré por qué el ecumenismo mal entendido y peor aplicado se convierte en un obstáculo para la verdad.
12 asturovi, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:27
¿Qué se puede esperar de alguien que utiliza como fuente fiable y de referencia a J.J. Benitez? ¿Y por qué no a 4º Milenio? ¡Ay, no, que esos son de los malvados prisaicos!

Oiga, también me tengo que creer lo de que Jesús fue el fruto de la fecundación artificial de la Virgen María y un extraterrestre!!!

Lo cierto es que la Sabana Santa de Turin ha sido datada por C-14 en el siglo XIV. Esa es una prueba científica. Ahora bién, si me dice que la prueba no vale porque unos rayos misteriosos o la "radioactividad" de la Resurrección, alteraron la Sabana Santa, pues vale, pero nuevamente estaríamos en el terreno de los milagros, no de los hechos científicos.
13 asturovi, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:28
¿Qué se puede esperar de alguien que acepta como fuente fiable y de referencia a J.J. Benitez?
Oiga, ¿y porque no 4º Milenio? ¡Ay, no que esos son de los malvados prisaicos!

La Sabana Santa de Turín ha sido fechada por el C-14 en el siglo XIV. Ahora, si usted me viene a decir que la prueba no vale porque las muestras fueron alteradas por unos "rayos mágicos" o por la "radioactividad resurreccional", pues vale, pero entonces vuelve a moverse usted en el terreno de lo mágico y lo milagroso y a abandonar el de los hechos científicos.
14 jjvr, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:33
....debe ser el eco.
15 manuelp, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:33
Fue el naufragio de las instituciones politicas y sociales del Imperio Romano al desaparecer este, lo que dió paso a la sociedad estamental, característica fundamental de la organización social en la Edad Media europea.

http://es.wikipedia.org/wiki/Estamento

Respecto al Alto Imperio y casi también al Bajo Imperio, la Alta Edad Media presenció un retroceso en prácticamente todos los aspectos sociales en Europa, bien es verdad que las circunstancias fueron enormemente adversas, pues cuando se estaba iniciando una recuperación de los enormes estragos causados por las invasiones germanas hizo su irrupción el Islam como fuerza devastadora aniquilando , hasta hoy, la posibilidad de una civilización mediterránea unificada.
16 asturovi, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:33
Me dio un fallo el servidor y creí que no se había enviado el mensaje. Mis disculpas
17 Hegemon1, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:35
En la guerra de independencia de América España apenas envió tropas desde la Península. El ejército monárquico estaba formado en su mayoría por americanos, indigenas, mestizos. Se podría decir que incluso fué una guerra civil.

También hay que tener en cuenta que los independentistas se nutrieron de muchos oficiales ingleses e irlandeses que después de las guerras napoleónicas se quedaron sin oficio. El Gobierno británico incentivo el que muchos de ellos llegaran a América para potenciar la independencia arrebatar, por fín, a Españaa sus colonias.

Un buen libro sobre el tema es "El General en su Laberinto" de Gabriel García Marquez y que trata sobre el íltimo viaje que hizo Bolivar.
18 manuelp, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:35
Como era de esperar el hilo se irá por "los cerros de Ubeda", respecto a los temas que Moa ha planteado. En fin, grandeza y servidumbre de internet.
19 keats, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:37
hegemoncete, hegemonceteee
si no sabes folisofar, a que te meteees

como llevas tu libro sobre la independencia cubana en la primera mitad del siglo xix?
20 ArrowEco, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:40
VV

#12 Si puse el enlace a la serie de JJ Benítez es porque me pareció amena. No tengo problemas en enlazar a documentales más técnicos. Como veo que no tiene ni pajolera, le facilitaré que se informe:

http://www.youtube.com/watch?v=3syjLzbXnq8&fea...



21 manuelp, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:41
# 17

Una vez acabada la guerra de la Independencia, durante la cual fue imposible mandar tropas, se mandó la expedición al mando del general Morillo. En 1820 iba a partir otra expedición que, con toda seguridad, hubiese acabado con los insurgentes, pero la sublevación de Riego en Las Cabezas de San Juan, anuló la marcha de las tropas.

Expedición pacificadora

A finales de 1814 Morillo es designado por el rey Fernando VII como el jefe de la Expedición pacificadora destinada a Venezuela y Nueva Granada. La expedición partió de Cádiz el 15 de febrero de 1815.

La expedición fue el mayor esfuerzo que partiría de España en el curso de la contienda. Constaba de unos sesenta y cinco buques principales, de los cuales dieciocho eran de batalla incluyendo un navío de línea, el San Pedro de Alcántara, de setenta y cuatro cañones. El total de la expedición entre la marinería, servicios y de combate sumaban unos 15.000 hombres, aunque el ejército estaba formado por 10.612 hombres, organizados en seis batallones de infantería, dos regimientos de caballería, dos compañías de artilleros, un escuadrón a caballo, y un piquete de ingenieros militares, además de pertrechos y víveres.


http://es.wikipedia.org/wiki/Pablo_Morillo#Expedic...
22 asturovi, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:45
Ja, ja.
Y después de J.J. Benitez: efectivamente, Iker Jimenez y 4º milenio. Si señor, que técnico.
23 ArrowEco, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:45
VV

#18 ¿Por qué se empeña en colocarse sobre el pecho la estrella de sheriff? Usté, tan amante de la libertá. ¡Relájese y disfrute, hombre!
24 ArrowEco, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:47
VV

#22 ¿Has bebido? Pincha otra vez en el enlace, anda, a ver si es lo que dices...
25 jjvr, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:47
....y yo sigo con la esperanza de que alguien me aclare si Chavez es o no un comunista libertario como su admirador Chomsky.
26 jjvr, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:49
#8

Quería decir que no todas las dictaduras tienen porque ser malas para una nación, incluso sin separación de poderes. Me da igual que se me echen encima todos los progresistas del mundo.

Sobre la separación de poderes en España, que le voy a decir a usted que no sepa ya. Tal vez, los jueces no debían acceder jamás a una carrera política, y el nombramiento de los miembros del supremo y del constitucional debía ser con carácter vitalicio, entre candidatos con un mínimo de méritos profesionales reales, no una reconocida solvencia que parece una tapadera para montarse clientelas por parte de los políticos.

Un saludo y hasta más ver.
27 pedromar, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:49
Parte I

Hoy toca leer y callar. Hace como dos meses descargué la Ética de Espinosa, prologada y comentada por Vidal Peña. Me gustó mucho el prólogo, el resto.... afufu.

Voy tomando notas porque esto no es para leer sino para estudiar, y mucho; exactamente lo que tenía que haber hecho cuando a todas horas cataba la cerveza y el vino de las tabernas de Oviedo, tal que a día de hoy todavía no me explico como no me alcoholicé, porque venía perseverando en el ser desde hacía cinco años por lo menos.

Podéis descargar el libro en esta dirección
http://www.uruguaypiensa.org.uy/imgnoticias/705.pd...

Houellebecq me ha apartado de la lectura de Espinosa, pero he de volver, sin duda. He llegado hasta la proposición 37 y estos son los fragmentos que extraje

NOTAS:

Las lenguas familiares de Espinosa son el portugués y el castellano; más tarde aprenderá el latín —en el que escribirá toda su obra3— y el holandés: no deja de ser importante subrayar que nunca llegó a dominar el holandés tan bien como sus lenguas maternas. Entre sus lecturas, junto a las obras de la filosofía judía medieval (española también: Maimónides), figuran las de Cervantes, Góngora, Quevedo...
........................

Añadamos que cuando Espinosa es expulsado de la comunidad judía escribe su defensa en castellano.
...............................

pero es que ser un judío desarraigado es un rasgo judío bastante frecuente.
.....................................

«cuanto más conocemos las cosas singulares, más conocemos a Dios»

.......................................................

Aquí se dice que no es necesario que el que afirma tenga que probar para que la afirmación sea válida:
De donde se sigue que existe necesariamente aquello de lo que no se da razón ni causa alguna que impida que exista.
Así pues, si no puede darse razón o causa alguna que impida que Dios exista o que le prive de su existencia, habrá que concluir, absolutamente, que existe de un modo necesario.


..................................................


Si alguien, con todo, pregunta ahora que por qué somos tan propensos por naturaleza a dividir la cantidad, le respondo que la cantidad es concebida por nosotros de dos maneras, a saber: abstractamente, o sea, superficialmente, es decir, como cuando actuamos con la imaginación; o bien como substancia, lo que sólo hace el entendimiento. Si consideramos la cantidad tal como se da en la imaginación —que es lo que hacemos con mayor facilidad y frecuencia—, aparecerá finita, divisible y compuesta de partes; pero si la consideramos tal como se da en el entendimiento, y la concebimos en cuanto substancia —lo cual es muy difícil—, entonces, como ya hemos demostrado suficientemente, aparecerá infinita, única e indivisible.

.......................................

Confieso que la opinión que somete todas las cosas a una cierta voluntad divina indiferente, y que sostiene que todo depende de su capricho, me parece alejarse menos de la verdad que la de aquellos que sostienen que Dios actúa en todo con la mira puesta en el bien41, pues estos últimos parecen establecer fuera de Dios algo que no depende de Dios, y a lo cual Dios se somete en su obrar como a un modelo, o a lo cual tiende como a un fin determinado. Y ello, sin duda, no significa sino el sometimiento de Dios al destino, que es lo más absurdo que puede afirmarse de Dios, de quien ya demostramos ser primera y única causa libre, tanto de la esencia de todas las cosas como de su existencia. Por lo cual, no hay motivo para perder el tiempo en refutar este absurdo.

Nota Vidal Peña: 41 22. Este último párrafo revela muy bien el pensamiento de Espinosa: está menos alejada de la verdad la idea de un Dios «caprichoso» que la idea de un Dios «ordenador según fines». La Substancia infinita tiene infinitas posibilidades, y nunca puede decirse que un orden la cancele o agote: la proposición «la Naturaleza está ordenada» nunca puede estar absolutamente justificada. Obsérvese que nuestra nota anterior parece apuntar hacia lo contrario: pero es que se trata de los dos planos de consideración de Dios, a que nos hemos referido en nuestra Introducción. Lo que cae bajo el conocimiento racional sigue necesariamente un orden, pero «lo que cae bajo el conocimiento racional» no es «la» realidad absoluta. Por este lado, la Substancia de Espinosa tiene que ver con el Noúmeno kantiano, e incluso (restándole a ésta sus rasgos «antropomórficos») con la Voluntad schopenhaueriana, como limitaciones del mundo de la «representación» racional (que es, sin embargo, necesaria).

........................................


Corolario: De aquí se sigue que el alma humana es una parte del entendimiento infinito de Dios53; y, por ende, cuando decimos que el alma humana percibe esto o aquello, no decimos otra cosa sino que Dios (no en cuanto que es infinito, sino en cuanto que se explica a través de la naturaleza del alma humana, o sea, en cuanto constituye la esencia del alma humana) tiene esta o aquella idea. Y cuando decimos que Dios tiene esta o aquella idea, no sólo en cuanto constituye la naturaleza del alma humana, sino en cuanto que tiene también, a la vez que la del alma humana, la idea de otra cosa, entonces decimos que el alma humana percibe esa cosa de un modo parcial o inadecuado.

..................................

Escolio: A partir de lo dicho, no sólo entendemos que el alma humana está unida al cuerpo, sino también lo que debe entenderse por unión de alma y cuerpo. Sin embargo, nadie podrá entenderla adecuadamente, o sea, distintamente, si no conoce primero adecuadamente la naturaleza de nuestro cuerpo. Pues lo que hasta aquí hemos mostrado es del todo común, y no se refiere más a los hombres que a los otros individuos, todos los cuales, aunque en diversos grados, están animados55 De cada cosa hay en Dios necesariamente una idea, de la cual Dios es causa del mismo modo que lo es de la idea del cuerpo humano, y, por ello, todo cuanto hemos dicho acerca de la idea del cuerpo humano debe decirse necesariamente acerca de la idea de cualquier cosa. No obstante, tampoco podemos negar que las ideas difieren entre sí como los objetos mismos, y que una es más excelente y contiene más realidad que otra según que su objeto sea más excelente y contenga más realidad que el de esa otra; y, por ello, para determinar qué es lo que separa al alma humana de las demás y en qué las aventaja, nos es necesario, como hemos dicho, conocer la naturaleza de su objeto, esto es, del cuerpo humano. Pero ni puedo explicarla aquí, ni ello es preciso para lo que quiero demostrar. Con todo, diré en general que, cuanto más apto es un cuerpo que los demás para obrar o padecer muchas cosas a la vez, tanto más apta es su alma que las demás para percibir muchas cosas a la vez; y que cuanto más dependen las acciones de un cuerpo de ese solo cuerpo, y cuanto menos cooperan otros cuerpos con él en la acción, tanto más apta es su alma para entender distintamente. Y a partir de esto podemos conocer la excelencia de un alma sobre las demás, y también ver la causa por la que no tenemos de nuestro cuerpo sino un conocimiento muy confuso, y otras muchas cosas que deduciré de ello en lo que sigue. Por cuya causa he creído que merecía la pena explicar y demostrar estos mismos temas más cuidadosamente, para lo cual es necesario sentar previamente algo acerca de la naturaleza de los cuerpos.

...................................


28 ArrowEco, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:50
VV

La serie de videos enlazada está compuesta por un total de 5 (aunque en el primero figure 1/4), y es buenísimo. Recomendable tanto para escépticos como para creyentes.
29 pedromar, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:50
Parte II

Escolio: Vemos, pues, que puede ocurrir que consideremos como presentes cosas que no existen, lo que sucede a menudo. Y puede suceder que esto acontezca por otras causas; pero aquí me basta haber mostrado una por la que puedo explicar la cuestión como si la hubiera demostrado por su verdadera causa. Con todo, no creo haberme alejado mucho de la verdad, supuesto que todos los postulados que aquí he admitido apenas contienen cosa alguna que no conste por la experiencia, de la cual no nos está permitido dudar una vez que hemos mostrado que el cuerpo humano existe tal y como lo sentimos (ver el Corolario que sigue a la Proposición 13 de esta Parte). Además (por el Corolario anterior y el Corolario 2 de la Proposición 16 de esta Parte), entendemos claramente cuál es la diferencia entre, por ejemplo, la idea de Pedro, que constituye la esencia del alma del propio Pedro, y la idea del mismo Pedro que existe en otro hombre, pongamos Pablo. En efecto, la primera representa directamente la esencia del cuerpo del propio Pedro, y no implica existencia sino mientras Pedro existe; en cambio, la segunda revela más bien la constitución del cuerpo de Pablo que la naturaleza de Pedro, y, por tanto, mientras dure esa constitución del cuerpo de Pablo, su alma considerará a Pedro, aunque éste ya no exista, como algo que le está presente. Además, y sirviéndonos de términos usuales, llamaremos «imágenes» de las cosas a las afecciones del cuerpo humano cuyas ideas nos representan los cuerpos exteriores como si nos estuvieran presentes, aunque no reproduzcan las figuras de las cosas. Y cuando el alma considere los cuerpos de esa
manera, diremos que los «imagina». Y en este punto, para comenzar a indicar qué es el error, quisiera que notarais que las imaginaciones del alma, en sí mismas consideradas, no contienen error alguno; o sea, que el alma no yerra por el hecho de imaginar, sino sólo en cuanto se la considera carente de una idea que excluya la existencia de aquellas cosas que imagina estarle presentes. Pues si el alma, al tiempo que imagina como presentes cosas que no existen, supiese que realmente no existen, atribuiría sin duda esa potencia imaginativa a una virtud, y no a un vicio, de su naturaleza; sobre todo si esa facultad de imaginar dependiese de su sola naturaleza, esto es (por la Definición 7 de la Parte I), si esa facultad de imaginar que el alma posee fuese libre.

...................................

Escolio: Digo expresamente que el alma no tiene ni de sí misma, ni de su cuerpo, ni de los cuerpos exteriores un conocimiento adecuado, sino sólo confuso y mutilado, cuantas veces percibe las cosas según el orden común de la naturaleza, esto es, siempre que es determinada de un modo externo, a saber, según la fortuita presentación de las cosas, a considerar esto o aquello;
y no cuantas veces es determinada de un modo interno —a saber, en virtud de la consideración de muchas cosas a la vez— a entender sus concordancias, diferencias y oposiciones, pues siempre que está internamente dispuesta, de ese modo o de otro, entonces considera las cosas clara y distintamente, como mostraré más adelante61.

.....................................

La falsedad consiste en una privación de conocimiento, implícita en las ideas inadecuadas, o sea, mutiladas y confusas.
Demostración: En las ideas no se da nada positivo que revista la forma de la falsedad (por la Proposición 33 de esta Parte); y la falsedad no puede consistir en una privación absoluta (efectivamente, se dice que yerran o se equivocan las almas, no los cuerpos), ni tampoco en una absoluta ignorancia, pues ignorar y errar son cosas distintas. Por ello, consiste en una privación de conocimiento, implícita en el conocimiento inadecuado de las cosas, o sea, en las ideas inadecuadas y confusas. Q.E.D.
Escolio: En el Escolio de la Proposición 17 de esta Parte he explicado en qué sentido el error consiste en una privación de conocimiento; pero para una más amplia explicación de este asunto daré un ejemplo, a saber: los hombres se equivocan al creerse libres, opinión que obedece al solo hecho de que son conscientes de sus acciones e ignorantes de las causas que las determinan. Y, por tanto, su idea de «libertad» se reduce al desconocimiento de las causas de sus acciones, pues todo eso que dicen de que las acciones humanas dependen de la voluntad son palabras, sin idea alguna que les corresponda. Efectivamente, todos ignoran lo que es la voluntad y cómo mueve el cuerpo, y quienes se jactan de otra cosa e inventan residencias y moradas del alma suelen mover a risa o a asco. Así también, cuando miramos el Sol, imaginamos que dista de nosotros unos doscientos pies, error que no consiste en esa imaginación en cuanto tal, sino en el hecho de que, al par que lo imaginamos así, ignoramos su verdadera distancia y la causa de esa imaginación. Pues, aunque sepamos más tarde que dista de nosotros más de 600 diámetros terrestres, no por ello dejaremos de imaginar que está cerca; en efecto, no imaginamos que el Sol esté tan cerca porque ignoremos su verdadera distancia, sino porque la esencia del Sol, en cuanto que éste afecta a nuestro cuerpo, está implícita en una afección de ese cuerpo nuestro.

..........................
quedo en
PROPOSICIÓN XXXVII




30 asturovi, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:52
http://blogs.elcorreodigital.com/magonia/tags/s%C3...

Lo siento, a mí el enlace no me sale bien, y me aparece una lista que comienza con Cuarto Milenio - Sabana Santa de Turin
31 Hegemon1, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:52
La evolución de la Indepdencia Cubana en el siglo XIX. Es interesante lo que dice de Puerto Rico:

"Cuba

Durante el siglo XIX se desarrollará en Cuba la última sociedad esclavista del imperio.

Los primeros movimientos independentistas tienen lugar en 1848 con la publicación de «El destino manifiesto», según el cual, Cuba debía liberarse de España para unirse a Estados Unidos. En 1868 estalla la primera guerra de independencia, la guerra de los Diez Años, que fracasó ante el general Valeriano Weyler.

En 1895 termina el ciclo económico el azúcar y aparecen las tensiones nacionalistas más radicales, capitaneadas por José Martín, Antonio Maceo, Carlos Céspedes y Guillermo Moncada. En 1898 estalla la guerra con EE UU en la que Cuba aprovecha para hacer su guerra de independencia.

Puerto Rico

La independencia de Puerto Rico tiene un primer episodio el 23 de septiembre de 1868 en que se lanza el Grito de Lares. La rebelión fracasa hasta que en 1898 comienza la guerra entre Estados Unidos y España. España es derrotada y la isla de Puerto Rico pasa a ser administrada por EE UU, pero no es un estado con todos los derechos. No es, pues, la independencia, aunque sí la separación de España"

http://club.telepolis.com/pastranec/rt44.htm
32 manuelp, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:52
# 23

Porque, como Montesquieu y los "liberaluchos", creo que la libertad es el derecho a hacer todo lo que las leyes permiten.
33 ArrowEco, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:55
VV

El otro día comentábamos que la familia de Spinoza era oriunda de Espinosa de los Monteros (Burgos). Su nombre de pila fue Benito.
34 ArrowEco, día 28 de Agosto de 2009 a las 11:58
35 ArrowEco, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:00
VV

#32 Ya veo...y usted es el que pone las leyes aquí...
36 manuelp, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:01
# 35

Pues no, pero usted tampoco y tengo tanto derecho a protestar por las matracas que nos proporciona como usted a darlas.
37 ArrowEco, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:05
VV

Pues si reconoce mi derecho a expresarme, no entiendo sus reproches y quejas contínuas.
38 keats, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:05
Comentario eliminado por los moderadores.
39 manuelp, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:08
Pues lo expliqué ayer muy claramente. En el trato social existe una cosa que se llama "tacto", y a mí no se me ocurriría irme a dar la vara de agnosticismo a un blog confesional, católico ó de cualquier otra religión. Una cosa es expresar sus opiniones ó creencias oportunamente según venga a cuento el debate y otra es estar todo el día con el monotema "misionero".
40 Perieimi, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:12
Téngase en cuenta que hay una curiosa tesis que justifica la Revolución Francesa como episodio de venganza de los Templarios, exterminados por Felipe “El Hermoso” y el Papa Clemente V

Jacques de Molay

Sólo para medievalistas serios, absténganse por tanto frikis de J.J.Benítez, Iker Jiménez, Dan Brown y similares bestsélicos. El tema: El último Gran Maestre de la Orden del Temple, Jacques de Molay. La intervención de la profesora Margarita Torres (Univ. de León) es estelar.

Nota.- Hay que picar en el día 28 de agosto: “12:00 AM.- La Espuela” (El primero de “hora de emisión” de ese día, ya que hay un error en las etiquetas de los programas; en realidad es “Personas”.)

http://www.intereconomia.com/streaming/
41 ArrowEco, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:18
VV

#39 Entiendo. Para usted el intercambio de pareceres entre personas debe darse exclusivamente en el marco de una sincronía ideológica. Tal afinidad parece algo indispensable para abordar los diferentes asuntos propuestos. No estoy en nada de acuerdo con esa perspectiva.

En cuanto a expresar oponiones o creencias oportunamente...

Para mí SIEMPRE es oportuno poner las cosas en su sitio ¿para usted no?. Reiteradamente se han expuesto aquí ideologías o filosofías personales y yo no me he opuesto en ningún momento a ello. No sé por qué le ofende tanto lo católico.

Acusación de monontema...

La religión impregna todo en la vida del creyente. No puede pedirme que vea la vida desde otra óptica. Aquí hay liberaluchos que también enfocan todo desde la suya y no me opongo.
42 Hegemon1, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:18
38# Keats:

Perdone usted. Ya que Moa no pone orden en el blog tendré que replicarle, aunque me pese y pierda el tiempo. Como pongo en el enlace los movimientos independentistas comienzan en 1848, es decir, la primera mitad del siglo XIX...¿No sabía usted que ese periodo de siglo se puede designar como primera mitad?. Aparte que Montaner explica que ya hay una idea independentista en Cuba desde mucho antes, los conflictos reales comienzan a finales de la primera mitad, se prolongan y suceden en la segunda mitad, como la geurra de los 10 años culminando al final de esta, como supongo que sabrá en 1898.

Creo que es fácil de entender señor Keats.

Le agradecería que dejara de burlase de mi y desmuestre un poco de educación. Si quiere participar en el debate con el nombre de Keats, ya que no lo puede hacer con el de mescalero, por mi no hay ningún problema siempre y cuando sea correcto y educado, no insulte ni se burle de la manera que lo hace, sobretodo porque queda usted muy bien retratado.

¿Es usted capaz de dejar decir infantiladas y hablar como una persona adulta?

Veremos
43 manuelp, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:20
Respecto a uno de los personaje mencionado hoy, Locke, es de reseñar que el principio de la division de poderes, está basado en su obra "Segundo tratado sobre el gobierno civil".

http://es.wikipedia.org/wiki/Dos_tratados_sobre_el...

Creo que su descubrimiento de que el mayor peligro para una democracia (monarquica ó republicana) constitucional es la corrupción tiene una plena vigencia, como desgraciadamente podemos contemplar hoy en dia en España. Asi tambien el remedio propuesto de la división de poderes me parece que no ha sido superado.
44 pedromar, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:21
#10 manuelp

Gracias por el enlace

#5 Hegemon

"...aquel hombre que busca la verdad, incrementa su conocimiento y entinde mejor la realidad dandose cuenta que cuanto más aprende menos sabe?"

No le des muchas vueltas porque eso de que no sabemos nada es falso. El hombre de hoy sabe muchísimo, tanto que poner orden a todos los conocimientos nuevos que aparecen es una tarea durísima. Cada cinco años se duplican los datos de los bancos de investigación. Otra cosa es que los investigadores sepan del alcance de lo que traen entre manos.

Cierto que cuanto más sabes más consciente eres de todo lo que te falta por saber, y eso es algo que al hombre común, que vive del hábito, de la repetición, le importa poco (afortunadamente, porque de no ser así ¿quién plantaría las patatas?)

Sabemos mucho, lo que ocurre es que nos pasa como a los de pueblo cuando vamos a la ciudad y nos cuesta entender cómo el gentío de la urbe puede vivir ante tal saturación de estímulos: auditivos, visuales; aglomeración, estrés. Luego, cuando te metes en la vorágine (viví en Madrid nueve años) te acomodas.

Creo que ahora ya no podría vivir en una ciudad, aunque nunca se sabe.

Con frecuencia cogía el metro o el tren y me iba a pasar la tarde al extrarradio. Recuerdo estar de conversación con un pastor por la zona de Campamento o Batán. Era hermoso, hablar con un pastor y luego coger el tren y acabar en Yaestá, o en la Gran Vía. Viví en la calle Infantas.
45 Hegemon1, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:24
Por cierto con Spinoza:

"En el tema político, el filósofo reivindica la democracia más amplia posible, aunque dentro de ésta no incluye explícitamente a las mujeres, a quienes plantea si deben tener o no derechos políticos, cosa que no tiene muy clara; finalmente se inclina por sostener una inferioridad innata de las mujeres, y afirma que el mejor gobierno es de los hombres"

Muchos anticatólicos siempre ponen de ejemplo a San Agustín y sus teorías sobre la mujer, inaceptables por cierto. San Agustín tuvo muchos problemas amorosos antes de recalar a la vida eclesiática. Desconozco de donde viene la misoginia de Spinoza.
46 manuelp, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:24
# 41

No me venga con historias. ¿Que le pareceria que se dirigiesen a usted llamándole catolicucho?. A mi no me ofende nada lo católico, en todo caso me ofenden los católicos como usted, más que nada por lo pesados e inoportunos.
47 AntiMarx, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:26
(Y, como temía Manuelp en sus peores pesadillas, nos vamos por los cerros de Úbeda)

No sé si lo de "liberaluchos que nada entienden" también va por mí. Probablemente sea cierto que nada entiendo, aunque el sufijo despectivo es completamente innecesario.

Lo que yo entiendo o, mejor dicho, en lo que yo creo: efectivamente, como dijo el Señor "en verdad os digo: todo el que comete pecado, esclavo es del pecado."

Y ésa es la mejor definición que conozco del ser humano, desde una perspectiva cristiana: "esclavo del pecado".

Como también dijo el Señor: "En aquel tiempo, Jesús se retiró al monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba.

Los letrados y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio, y, colocándola en medio, le dijeron:

- Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras: tú, ¿qué dices?

Le preguntaban esto para comprometerlo y poder acusarlo.

Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo.

Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo:

- El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra.

E, inclinándose otra vez, siguió escribiendo.

Ellos, al oírlo, se fueron escabullendo uno a uno, empezando por los más viejos, hasta el último.

Y quedó solo Jesús, y la mujer en medio, de pie.

Jesús se incorporó y le preguntó:

- Mujer, ¿dónde están tus acusadores?, ¿ninguno te ha condenado?

Ella contestó:

- Ninguno, Señor.

Jesús dijo:

- Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más."


A ver quién es el guapo cristiano que tira la primera (o enésima) piedra de entre los que estamos aquí.

Creo que en el hilo anterior Manuelp decía que con católicos (o cristianos) como el actual Papa, él vería bien una alianza. Yo, como cristiano, le contesto que con agnósticos (y si me equivoco, me lo dice) como él y como Horacio Vázquez-Rial, por poner dos ejemplos, es necesaria la alianza en los tiempos actuales.

Andar buscando diferencias y lanzándonos pedruscos con la que se avecina es lo más suicida que se me puede ocurrir como cristiano y liberalucho que nada entiende.
---------------------------------

Jjvr#26,

A veces me surge la misma duda, pero automáticamente la elimino porque cuanto más concentrado esté el poder, más posibilidad de corrupción (y no me refiero sólo a la material) existe, como Vd. también sabe.

Volviendo a la aplicación de las difuntas (en Expaña) teorías de Montesquieu, ponía el enlace del "4º turno" y el acceso de "juristas de reconocido prestigio" porque me parece un coladero inaceptable. Las oposiciones de toda la vida (el esfuerzo) y la falta (o escasez) de errores en el ejercicio de la judicatura (por ej. en cuanto a individuos absueltos que luego cometen otro crimen similar o que se demuestra con posterioridad que eran culpables, etc., es decir, resultados) me parecen "méritos" suficientemente objetivos y ajenos a ideologías de unos y otros para ser indicadores de ascenso en la carrera judicial (y sólo judicial, nada de trampolín para otros poderes).

Un saludo a todos
48 keats, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:26
eres un bocazas, hegemoncho

no tienes ni .puta idea de lo que hablas, y encima te las das de intelectual

si los movimientos independentistas comienzan en 1848, solo abarcaran tres años de la primera mitad del xix

o sea, que seran movimientos de la segunda mitad, payaso

ademas, tu hablaste de independencia, no de movimientos independentistas

estas haciendo constantemente el ridiculo y no te das cuenta, hegemoncete
49 Hegemon1, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:26
44# Pedromar.

Luego aplicas voluntad a tu libertad, o al revés. Tienes razón en lo que dices.
50 Hegemon1, día 28 de Agosto de 2009 a las 12:29
48# Keats:

Veo que es inútil. Lo he intentado.

Que tenga usted un buen día.

« 1 2 3 4 5 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899