Pío Moa

« Sobre la División Azul... | Principal | ¿Novedades en historia de España? / El problema del homosexualismo / "Arte degenerado" »

Nazismo y comunismo / Una operación criminal / Freddy Faisán y cia contra el Valle de los Caídos.

30 de Julio de 2011 - 13:35:44 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

 

**Si te ha interesado el artículo sobre la División Azul, puedes hacer algo positivo difundiéndolo cuanto te sea posible.

 

                                                   ***

 

Nazismo-comunismo-liberalismo

 

Blog, xka: Sr Moa, ¿de verdad cree que el pacto germano-sovietico era "antinatura"?. Cierto que acabaron en una guerra, pero yo creo que esa guerra entre unos y otros era inevitable, no por sus diferencias, sino por sus parecidos. Siempre he pensado que las diferencias entre nazismo-comunismo son más estéticas que de fondo. Y que dichas diferencias han sido exageradas con unas consecuencias nefastas.

  

Yo creo que más bien se están exagerando últimamente las semejanzas. Los dos eran regímenes policíacos y de partido único basados en la manipulación de las masas  (todos los partidos manipulan o intentan manipular a las masas, pero la diversidad de partidos impone un límite); los dos se proclamaban socialistas y eran de tendencia totalitaria. Pero el nazismo mantenía la propiedad privada, no era internacionalista –aunque sí europeísta--, ni descartaba la tradición y cultura “burguesa”, al contrario. La base filosófica del nazismo puede encontrarse en Darwin y en Nietzsche (o en una interpretación de ellos), mientras que la del comunismo no tiene nada que ver con Nietzsche y solo de forma muy parcial (el común materialismo) con Darwin. En el aspecto totalitario, el comunismo fue mucho más allá que el nazismo, pues su estado absorbió casi por entero al conjunto de la sociedad, mientras que el nazismo no llegó ni pretendió llegar tan lejos. Y la guerra entre nazis y comunistas no se debió, me parece, a sus semejanzas, sino a que el diseño estratégico fundamental de Hitler consistía en expandirse por Rusia, y el de Stalin expandir el comunismo por el mundo.

  

Obviamente, todo depende de la relevancia que se dé a los diversos rasgos. Así, para el comunismo, lo característico del nazismo era el mantenimiento de la propiedad privada y sobre todo de las grandes empresas y la gran finanza, con lo cual equiparaba el nazismo al liberalismo de decadencia (“monopolismo” o “imperialismo”). A su vez, desde un punto de vista nazi, el liberalismo (la “plutocracia”) tendría muchas afinidades con el comunismo, como su real o supuesto humanitarismo y tendencia igualitaria, y por su propia lógica facilitaría al comunismo la conquista del poder.

   

El tema es muy interesante y debatible. Creo que las afinidades-oposiciones entre unos y otros parten de una raíz común en la Ilustración. Pero, como la historia viene indicando, hay una versión ilustrada en general aceptable y fructífera --el liberalismo-- y otras que se han demostrado desastrosas. No obstante, el liberalismo puede caer en un dogmatismo ideológico capaz de producir las peores consecuencias: véase, por ejemplo, la Gran Hambruna irlandesa, auténtico genocidio gestionado en nombre de doctrinas liberales. O, de forma menos dramática pero con pésimos efectos para la democracia, las curiosas semejanzas en las interpretaciones de la historia reciente de España entre algunos autoproclamados liberales y los socialistas.

 

-----------------------------------------------

 

Una operación criminal

 

   Los Aliados no invadieron España después de la guerra mundial no por falta de ganas (gran parte de su propaganda insistía en pintar a Franco como un aliado de Hitler y en que había que terminar la tarea en Europa borrando aquel “anacronismo”, como lo definía De Gaulle). A ese fin fueron creando ambiente popular en sus países y montando provocaciones como el asunto del wolframio. Se echaron atrás porque el coste podría resultarles muy excesivo, no solo por la resistencia que encontrasen en España, sino porque darían lugar a una guerra civil con grandes probabilidades de expandirse por una Europa occidental hambrienta. Para hacerse una idea, la intervención en Grecia, un país mucho menor y más fácil de dominar, como había demostrado la Wehrmacht terminó de agotar a la ya agotada Inglaterra,  obligó a intervenir a Usa y aun así costó enormes esfuerzos y gastos.

 

   Como la operación en España resultaba inviable, por excesivamente arriesgada, recurrieron conjuntamente soviéticos, ingleses y useños, al aislamiento internacional, esperando crear miseria y hambre en España, a fin de empujar al propio pueblo español a hacer la tarea, derrocando a Franco. Esto solo puede considerarse una operación criminal tanto en su diseño como en su objetivo de decidir desde fuera quién podía gobernar España. En sintonía, los comunistas intentaron una guerra de guerrillas, como la griega, creyendo que el pueblo en la miseria les apoyaría. Todos se equivocaron, fundamentalmente porque el pueblo (incluyendo a liberales como Marañón)  no apoyó al maquis y respaldó a Franco frente a las presiones e injerencias externas. Aunque el grado de entusiasmo por el régimen variaría mucho, la gente todavía  recordaba muy bien las experiencias de la república y el Frente Popular y no las añoraba en lo más mínimo. El carácter delictivo del aislamiento aumenta si consideramos que España no debía nada a los anglosajones, más bien al contrario (una buena parte de la pobreza y el hambre de la época vino del semiboicot inglés), mientras que los anglosajones sí contrajeron una deuda impagable con la neutralidad española: aparte de lo que supuso Gibraltar, baste recordar que la Operación Torch se consideró inviable si España rompía su no beligerancia.

  

La anglomanía suele considerar a los Aliados anglosajones omnipotentes y los verdaderos vencedores de Hitler. Guste o no, fueron los soviéticos quienes fundamentalmente derrotaron a Alemania, afrontando el grueso absoluto de su poder bélico. Gracias al esfuerzo ruso, los anglosajones lucharon solo contra una fracción mucho menor de la Wehrmacht, y pese a ello y a conseguir una superioridad numérica y material abrumadora, tuvieron grandes dificultades para vencer. Los soviéticos vencieron con una superioridad mucho más limitada, como he expuesto en otras ocasiones.

  

Siendo aliados los soviéticos y los anglosajones, es evidente que todos se ayudaron entre sí. Pero la ayuda principal, con mucho, fue la soviética a sus aliados, no la contraria, como presumen los anglómanos.

 

-----------------------------------

 

**** Sería muy bueno hacer una biografía breve de Freddy Faisán, a ver si así se consigue que estafe menos al electorado. ¿Por qué no lo hago yo? Simplemente porque no tengo tiempo, aparte de la repugnancia que me causan sujetos como él. Pero debe haber quienes sí tengan tiempo, afición y sentido de la objetividad. 

 

****Dice Rajoy que no cambiará lo que llama su "estrategia", porque funciona. Lo que ha funcionado ha sido la crisis, no la estrategia del personaje. Es posible --aunque no tan seguro como parece-- que la crisis, tan oportuna, le lleve al poder. Pero ya veremos si le sigue "funcionando" una vez en él.

 

****Urdin (sobre "la derecha ademocrática"): En la época se hablaba de accidentalismo para decir que el que el régimen fuera monárquico o republicano era accidental y que lo sustancial era la nación española y los principios católicos. Creo que su plantemaiemto es anacrónico porque parece dar a entender que si esa "derecha ademocrática" que aceptaba la democracia en la que no creía lo hubiera hecho con entusiasmo habría conseguido que los revolucionarios radicales, anarquistas, socialistas, anarquistas, sabinianos y separatistas catalanes se hubiesen moderado.

No doy a entender tal cosa. Digo que solo una derecha claramente democrática podía haber parado los pies a la izquierda y los separatismos, que nunca fueron democráticos. La CEDA defendía unos principios importantes, pero en la época actual, o ellos van unidos a la democracia o no servirán de nada. Es significativo que ante la demagogia izquierdista, la derecha se sienta desarmada, a la defensiva y a menudo termine aceptando la terminología y gran parte de las iniciativas liberticidas. Así ocurrió en la república y mucho más aún hoy. Véase lo que ha hecho Rajoy en relación con Zapo. Claro que si empiezan por no creer en la democracia, tendrán que dejar la bandera de ella a la izquierda, por fraudulenta que sea.

-------------------------------------------------

¿Sabías que el Valle de los Caídos sigue cerrado a los turistas?

 

Quieren convertir el Valle de los Caídos en un parque temático del revanchismo histórico. Dile a Rubalcaba que deje de acosar a los monjes benedictinos:

Sr. Rubalcaba: Deje de acosar a la comunidad de la Santa Cruz y abra a los ciudadanos el Valle de los Caídos. Hace un año y siete meses su partido y su Gobierno lo cerraron y el mobbing contra la basílica pontificia y los monjes benedictinos no ha parado desde entonces.

¡Lleva ya un año y siete meses así!
A pesar de las promesas del Gobierno y de las buenas palabras del ministro Ramón Jáuregui.
En estos momentos están intentando convertir una basílica pontifica en un parque temático contra uno de los bandos de la guerra civil.
Pide al Gobierno que cese su acoso al Valle de los Caídos:

http://www.hazteoir.org/firma/40463-rubalcaba-zapatero-dejad-en-paz-monjes-valle-caidos

El engendro que ha pergeñado el Gobierno del PSOE para dar apariencia de legalidad a su operación de mobbing contra la basílica pontifica de la Santa Cruz del Valle de los Caídos se denomina Comisión de Expertos para el Futuro del Valle de los Caídos.
Esa comisión ya ha empezado a actuar. Ha estado merodeando por el Valle y sus miembros han reconocido que lo que quieren es utilizar la dinamita: “Derribar un monumento no es acabar con el patrimonio”, dijo uno de ellos, el profesor de la Universidad de Barcelona Ricard Vinyes.
Sus compañeros están a la altura de las intenciones de este personaje. En su mayor parte son defensores a ultranza de la ley de memoria histórica.
Son partidarios de buscar cadáveres de hace 70 años, pero solo los de uno de los bandos contendientes.
Son nacionalistas. O reconocidos revanchistas de izquierdas.
Unos pocos de los miembros de esa Comisión de Expertos para el Futuro del Valle de los Caídos son más moderados. Por ejemplo, son colaboradores habituales del periódico socialista El País. O patronos de la Fundación Pablo Iglesias. O personajes tan erráticos como Miguel Herrero de Miñón. Esos son los moderados.
Y semejantes personajes, más ocupados en sus particulares ajustes de cuentas que en el respeto a la legalidad, han visitado ya el Valle para decidir qué hacer con una basílica pontificia.
En estas circunstancias la comunidad de monjes benedictinos se siente acosada. No es para menos. Para un observador imparcial la situación es fácilmente descriptible: un puñado de monjes están rodeados y acosados por la fuerza del aparato del Estado, en poder de un partido revanchista que quiere echarlos para hacer del lugar el símbolo de su manipulación histórica:

Basta ya de acosar al Valle de los Caídos

El PSOE, con Pérez Rubalcaba a la cabeza, está practicando el peor mobbing contra los monjes benedictinos. El Gobierno del que el candidato socialista fue portavoz y luego ministro y vicepresidente cerró el Valle el 1º de diciembre de 2009. Y ahora el aspirante Pérez Rubalcaba quiere acelerar la destrucción de la identidad cristiana del recinto con su Comisión de Expertos para el Futuro del Valle de los Caídos.
Es verdad que tras la presión social, hace 7 meses el Gobierno se vio obligado a abrir la basílica al culto (hoy es posible asistir a los servicios religiosos en el Valle)... Pero el acceso al Valle a los turistas sigue prohibido, por decreto gubernamental.
En estos meses de cierre de las instalaciones han dejado de visitar el Valle más de 600.000 personas. A consecuencia de ello los ingresos del Estado a través del Patrimonio Nacional han perdido cerca de tres millones de euros. Porque el Valle de los Caídos es uno de los lugares más visitados de nuestro patrimonio: recibe más visitantes cada año que el monasterio de El Escorial o el Palacio Real.
Mejor dicho: lo era hasta que el Gobierno del PSOE, con Pérez Rubalcaba como vicepresidente, decidió saltarse la ley y cerrarlo.
También está padeciendo una importante merma en sus ingresos el sector turístico de la zona. Localidades como El Escorial o Guadarrama, que viven en buena parte del turismo, están notando el gran descenso en el número de visitantes.
En el Valle ya no hay cafetería, ni funicular, ni tienda de regalos, ni las familias pueden pasar allí el domingo, ni es posible visitarlo libremente, ni forma ya parte del recorrido habitual de los grandes operadores turísticos.
Mándale a Pérez Rubalcaba tu mensaje, un mensaje claro y rotundo:

http://www.hazteoir.org/firma/40463-rubalcaba-zapatero-dejad-en-paz-monjes-valle-caidos
Tu mensaje llegará al artífice de esta operación de manipulación histórica y contra la libertad religiosa: llegará al responsable del intento de convertirlo en un lugar de revancha y odio.
Muchas gracias por defender la identidad cristiana del Valle de los Caídos.
Un saludo,
Ignacio Arsuaga y todo el equipo de HazteOir.org y de MasLibres.org

 

 

 

 

****Sobre los atentados de Oslo:

http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticulo=3776

 

Comentarios (294)

« 1 2 3 4 5 6 »

51 manuelp, día 31 de Julio de 2011 a las 11:47
# 49 Arditi

No creo que el problema fundamental de los alemanes en Normandia, despues del desembarco, fuese la carencia de divisiones de infanteria, pues el 7º ejército alemán del generaloberst Friedrich Dollmann tenia tres cuerpos de ejército con quince divisiones de infantería entre los rios Orne(al lado de Caen) y Loira (al lado de Nantes).

Sobre la influencia de que los I y II cuerpos Panzer-SS hubiesen estado presentes en la operacion Bagration,, primero decirle que no los formaban las unidades que usted dice, el I cuerpo Panzer SS en junio de 1944 estaba formado por:
716. Infanterie-Division, Panzer-Lehr-Division, 12. SS-Panzer-Division, 21. Panzer-Division

http://www.lexikon-der-wehrmacht.de/Gliederungen/K...

Y el II cuerpo reorganizado el 15 de agosto de 1944, por:
Teile (parte) 21. Panzer-Division, 9. SS-Panzer-Division, 3. Fallschirmjäger-Division

http://www.lexikon-der-wehrmacht.de/Gliederungen/K...

Precisamente el II cuerpo Panzer SS fue transferido en junio y julio del Grupo de Ejércitos de NorUcrania a Normandia porque donde estaba ubicado (zona de Budapest con el 1er. ejército panzer) poco podía haber ayudado al Grupo de Ejércitos Centro.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/4/44...

52 PINOCHO8, día 31 de Julio de 2011 a las 11:53
Quisiera saber si alguien me puede informar porque no aparece hoy la colaboración de D. Pío, en el suplemento de Epoca de la Gaceta,y porque Alfonso Arteseros, no emitio su pograma en Intereconomia ayer sábado por la tarde. Sin embargo tenemos a Mario Conde hasta en la sopa. Saludos


53 manuelp, día 31 de Julio de 2011 a las 11:56
# 51

Nota: la 10ª Panzer SS en julio de 1944 si formaba parte del II cuerpo Panzer SS, pero en agosto pasó a la reserva operacional.
54 manuelp, día 31 de Julio de 2011 a las 12:03
# 51

Otra nota: la 1ª panzer SS en julio pasó a formar parte del I Cuerpo Panzer SS, no así la 2ª Panzer SS que no lo hizo hasta septiembre y en esa fecha el I Cuerpo SS tenia 4- no dos- divisiones panzer:

16. September 1944: 1. SS-Panzerdivision, 12. SS-Panzer-Division, 2. SS-Panzer-Division, 2. Panzer-Division, Division Nr. 172

http://www.lexikon-der-wehrmacht.de/Gliederungen/K...
55 Arditi, día 31 de Julio de 2011 a las 12:09
#51 manuelp
No nos centremos en cuestiones de detalle. En primer lugar cuando las divisiones panzar llegaban a Normandía se dedicaban a tapar los huecos en el frente ante la presión continua de los aliados, especialmente en el sector británico, porque no había suficientes divisiones de infanteria para formar una línea continua. Las divisiones que Vd., cita, muchas de ellas eran estáticas de nulo valor. Yo no estoy hablando del dia D, me refiero a los días posteriores y especialmente a la lucha feroz en torno a Caen, entre el ejército británico y canadiense y las divisiones panzer alemanas, y lo enlazo con la historia ficción, es decir si en 1944 las divisiones panzer de élite que fueron desplegadas en Normandia, hubiesen estado en el Frente Ruso, a lo mejor el resultado de la contienda hubiese sido diferente. Todo ello en relación con la cuestión de las ayudas interaliadas y la importancia de la alianza entre los tres grandes. Creo, y es una mera opinión, que en una guerra entre la URSS y Alemania exclusivamente, ésta tenía altas posibilidades de ganar en un primer momento, pero posteriormete se podía haber llegado perfectamente a un armisticio, opción que estuvo barajando Stalin incluso en 1943
56 manuelp, día 31 de Julio de 2011 a las 12:22
# 55 Arditi

A esas alturas de la guerra, cuando los alemanes perdieron la inciativa estratégica a finales de 1941 por atacar Moscú, en vez de Ucrania y el Caucaso y definitivamente en Stalingrado, poco importaban 4 o 5 divisiones panzer más en el frente oriental, no hubiesen conseguido frenar a los rusos.
57 Arditi, día 31 de Julio de 2011 a las 12:52
#56 manuelp
Bueno, no se, el contraataque de Manstein en 1943 los frenó, y si la batalla de Kursk se hubiese desarrollado en primavera, y no en verano, como estaba previsto, vaya Vd., a saber. También podían haber seguido la estrategia propuesta por Guderian de una defensa elástica, en lugar de volver a atacar en 1943. Los alemanes tenían sus opciones, lo que si que es cierto es que eran escasas. Pero perdieron toda libertad de destinar todos sus recursos al frente este, porque estaban pendientes de occidente...
En cualquier caso no se olvide que 5 divisiones panzer eran el equivalente a cinco cuerpos de carros soviéticos, sin contar con la calidad de sus tripulaciones y su habilidad táctica, infinítamente superior a los soviéticos
58 menorqui, día 31 de Julio de 2011 a las 12:57
Yo diría que ni el comunismo ni el nazismo pretenden construir nada en la tierra, sino destruir al liberalismo, al que ven su debilidad por el lado de la demagogia violenta, y ambas corrientes se sitúan en el punto de vista del mal. No son una nueva religión, sino un satanismo frente al liberalismo.
59 Arditi, día 31 de Julio de 2011 a las 13:09
#58 menorqui
Y el liberalismo es la luz..., es broma. Hay que tener en cuenta que el marxismo consideraba necesario al liberalismo, al capitalismo, como paso previo al comunismo. En cuanto al liberalismo también habría que distinguir, porque hubo un liberalismo dogmático con un carácter ideológico mesiánico igual al marxismo y al nazismo, me estoy refiriendo al jacobinismo, aunque la verdad no se si se puede englobar dentro del liberalismo. Pero el jacobinismo en nombre de la libertad del hombre fue el primer régimen terrorista y genocida de la historia, maestro de escuela de sus hijos comunistas y nazis
60 bacon, día 31 de Julio de 2011 a las 13:17
Es muy cierto que se trató de una operación criminal contra España.
Y entre los que la llevaron a cabo estaba la Unión Soviética, régimen criminal donde los haya. Y a los países occidentales, que habrían de llegar a ser sus enemigos durante la larga guerra fría, no les parecía mal ir de la mano de la URSS en su aislamiento de España. Una desvergüenza e inmoralidad, puesto que lo que achacaban a España, fata de democracia y libertad, se daba en mucho mayor grado en la URSS.
¿Y qué decir de la ONU, que habría de llegar a estar dirigida durante años por el antiguo nazi Kurt Waldheim, y en la que la propia URSS era uno de los países miembros con derecho de pernada, digo de veto?.
61 manuelp, día 31 de Julio de 2011 a las 16:39
# 57 Arditi

Bueno, en la primavera de 1942, Hitler tenía dos alternativas, según el análisis del analista militar general Fuller; o destruir el poderío militar ruso o volverlo impotente antes de que los anglo-americanos pudiesen desarrollar toda su capacidad combativa.
Como había fracasado la primera alternativa y los rusos tenían inmensos espacios sobre los que retroceder, impidiendo al ejército alemán alargar tanto sus comunicaciones, sólo le quedaba la segunda alternativa, para lo cual hubiese tenido que conseguir tres cosas.
Primero, ocupar Moscú, centro neurálgico del sistema de comunicaciones ferroviarias soviéticas. Segundo, ocupar Volodga que era por donde se recibía toda la vital ayuda material anglo-americana desembarcada en Arkángel. Tercero, ocupar una sólida línea defensiva a lo largo del Volga en la que poder establecerse con efectivos mínimos contra una URSS cada vez más débil para poder volcar el máximo potencial militar alemán en el Oeste cuando los anglo-americanos se lanzasen a la batalla.
Pero al escoger atacar en dirección Stalingrado y el Caucaso dió oportunidad a los soviéticos de concentrar contra él sus inmensas reservas de hombres procedentes de su territorio asiático en un terreno muy favorable para la maniobra y en el que se desangró el ejército alemán.
62 lead, día 31 de Julio de 2011 a las 17:27
[Nazismo y Comunismo](III)

xka #48:

Estoy de acuerdo con tu comentario. En la comparación de estos dos socialismos totalitarios, el truco creado por la Komintern (la "vulgata soviética") en los años 30 es expulsar al nazismo (y al fascismo, en general), sus competidores por el favor de las masas, del campo del socialismo y de la "izquierda", situándolo en el campo de la "derecha", como "última barrera de defensa de los privilegios y posiciones del Capitalismo". Pero lo que fue definitivo es que, merced al ataque de Hitler a su aliado Stalin, éste se situó, sin pretenderlo, en el campo de los "defensores de la libertad y la democracia".

Ya desde Robespierre, los radicales totalitarios y genocidas (a los que se ha llamado "la izquierda": jacobinos, obrerismo marxista, etc.) han jugado, para justificar sus monstruosas acciones (empezando con el genocidio de los campesinos de la Vendée, durante el período jacobino de la Revolución francesa), en la pureza de sus "buenas intenciones", siempre supuestamente a favor de "los pobres y los oprimidos". Por supuesto que las intencioners no valen para nada; sólo valen los hechos: "lo importante no son las intenciones sino las consecuencias", escribió Adam Smith en su "Teoría de los Sentimiento Morales". Marx incluso se situó intencionadamente al margen de la moral (lo que hace ridícula y aberrante la pretensión de la "izquierda" de poseer una "superioridad moral" por su buena intención de estar "al lado de los oprimidos"), concepto éste de moral que aborrecía (ver "La sociedad abierta...", de Karl Popper, capítulo 22, pág. 412): para un revolucionario marxista lo que cuenta es la consecución de la acción pretendida, independientemente de los medios utilizados, por muy brutales y genocidas que éstos sean.

Durante siglo y medio, la característica brutalidad de "la izquierda" ha contado con la comprensión y la "buena prensa" de los medios llamados "intelectuales" (creadores de opinión). Cuando Stáphan Courtois publicó su "Libro Negro del Comunismo", con la contabilidad de los 100 millones de asesinados " por una buena causa", nuevamente se evidenció esa "comprensión" hacia el comunismo, mientras el nazismo, tan socialismo como su "gemelo fraterno", era el chivo expiatorio de la brutalidad genocida característica del Socialismo. Como recoge Alain de Benoist en el enlace que puse ayer:

El argumento alegado con más frecuencia reside en la diferencia de inspiraciones iniciales: el nazismo habría sido una doctrina del odio, mientras que el comunismo habría sido una doctrina de la liberación. El comunismo habría sido impulsado por el amor a la humanidad (la «comunión». dice Robert Hue), y el nazismo por el rechazo de la noción misma de humanidad. Así, Jean-Jacques Becker afirma que «hay un humanismo en el origen del comunismo, y el nazismo es lo contrario». {[15]}«El comunismo — añade Roger Martelli — se inscribe en una concepción humanista, racionalista, de igualdad entre los hombres.» «En el origen del nazismo — dice Roland Leroy — está el odio a los hombres. En el origen del comunismo está el amor a los hombres». Guy Konopnicki: «Uno se hacía nazi por odio al género humano. Uno se hacía comunista por razones rigurosamente inversas» {[16]}. El argumento equivale a decir que no es que el justifique los medios, sino que los medios no pueden hacer olvidar el fin, y que sobre todo no lo desacreditan. Se abre entonces el debate de saber si un fin «sublime» no hace, sin embargo, que ciertos medios de lograrlo resulten más aceptables… De ahí se concluye que los crímenes del nazismo eran previsibles, mientras que los del comunismo no lo eran. Los crímenes de Stalin procederían de una perversión del comunismo, que era «en sí mismo un ideal de liberación humana», {[17]} mientras que los de Hitler se derivarían directamente de su ideología, abiertamente odiosa y destructora. El nazismo sería comparable a un asesino en serie, mientras que el comunismo sería como un altruista desdichado que mata a quienes pretendía socorrer. Al destruir vidas humanas, el nazismo, criminal por vocación, habría cumplido sus promesas y aplicado su programa. El comunismo, criminal por error, habría traicionado a los suyos. Las prácticas nazis procederían directamente de su doctrina, mientras que las del comunismo soviético «constituirían, por así decirlo, la aplicación errónea de una ideología sana»».{[18]} De manera que el comunismo sólo habría sido destructor por accidente, por descuido o por error. Dado que sus crímenes proceden de una interpretación equivocada o de un error de aplicación, el terror comunista sería comparable a un avatar desdichado, a un accidente, de algún modo, meteorológico (Alain Besançon). En definitiva, el comunismo, pese a sus cien millones de muertos, podría describirse como un pensamiento del amor fraternal que ha caído en el odio sin haberlo querido — un proyecto honorable que ha terminado mal.

(...)
Hannah Arendt ha sido la primera en mostrar que los sistemas totalitarios masacran a los hombres no sólo por lo que hacen, sino también por lo que son. Enemigos de raza y enemigos de clase son definidos en ambos casos como «“enemigos objetivos” de la historia o de la naturaleza» (Arendt); es decir, como hombres que merecen ser deportados o suprimidos porque su existencia misma equivale a un acto de oposición. Por definición, son «hombres de más».
Correspondiendo a la parte mala, perturbadora y por tanto radicalmente superflua de la humanidad, a aquella parte cuya presencia en el mundo constituye desde siempre la causa de todos los males, no tienen tanto que ser sancionados cuanto que erradicados, como se hace con una enfermedad, una contaminación o un microbio; de donde se desprenden las cuantiosas metáforas biomédicas, higienistas o zoológicas de que son objeto: «virus fascista», «bacilo judío», «bestia inmunda». Lenin hablaba de «limpiar» a Rusia de sus «parásitos» y demás «insectos dañinos». Jean- Paul Sarte dirá que «todo anticomunista es un perro». La parte mala de la humanidad tiene que ser erradicada porque, frente a la ley objetiva del devenir que se supone encarna la verdad absoluta, no puede, por su parte, sino representar la mentira absoluta. La lógica exterminadora y el terror planificado se hacen entonces inevitables.


http://www.laeditorialvirtual.com.ar/Pages/Benoist...

Quiero insistir en el concepto de Philipe Nemo, que citaba hace un par de días, de que todo este pensamiento y acción del socialismo totalitario, son, aunque nacidos en suelo occidental de pensadores europeos, plenamente extraños a la cultura occidental, caracterizada, en esa suma de Atenas, Roma, Jerusalén, democracia liberal y Estado de Derecho, por el individualismo, el Derecho, el humanismo y el Mercado, la racionalidad y la convivencia cívica en la diversidad: ni "hombre nuevo", ni "paraíso en la Tierra", ni "un mundo mejor", ni demás mandangas "bienintencionadas " y "bienpensantes"; sólo unas reglas de juego para la política (convivencia y gobierno) y la Economía, para unos individuos y unas sociedades por ellos compuestas que tienen que trabajar todos los días para "pasar de una situación a otra mejor, más deseable", como señalaba von Mises.



63 Arditi, día 31 de Julio de 2011 a las 18:30
#61 manuelp
Lo que ocurre es que de las tres opciones, la única que permitía asegurar a Alemania los suministros estratégicos necesarios para un guerra larga en dos frentes era la opción sur. Apoderándose del Caucaso, no solo se hacia con el petróleo, sino que se lo privaba a los soviéticos. Los alemanes estuvieron a punto de ocupar Stalingrado en septiembre del 44 y solo los cambios en las líneas de avance de los diferentes ejércitos alemanes ordenadas por Hitler dio un tiempo precioso a los rusos para reforzarse. En todo caso una vez perdida la batalla de Stalingrado, los alemanes no tenían posibilidades de ganar la guerra a Rusia, pero sí de firmar un armisticio favorable para ellos y aquí es donde entra, desde mi punto de vista, la importancia de la Gran Alianza y del papel angloamericano en la guerra
64 Jaguar, día 31 de Julio de 2011 a las 19:11
No olvidar lo inolvidable

Hoy recordamos a:
Tres asesinatos más de ETA y una víctima de la masacre de la plaza República Dominicana

31 de Julio de 2011 - 09:10:01 - M.J. Grech

http://blogs.libertaddigital.com/in-memoriam/tres-...
65 manuelp, día 31 de Julio de 2011 a las 19:12
# 63 Arditi

Si, pero esa opción de ataque al Caucaso y su petroleo, que económicamente era la más interesante, desde el punto de vista militar era una insensatez total.
Para empezar, las tropas disponibles eran muy insuficientes para cubrir 600 km. de frente, ofreciendo un flanco muy vulnerable a los ataques enemigos que, si ocupaban Rostov, podían aislar a todas las fuerzas alemanas en el Caucaso, cosa que estuvo a punto de ocurrir y que sólo se evitó a costa de perder todas las fuerzas de Stalingrado.
No tuvo Hitler en cuenta que el frente ruso de Voronezh-Stalingrado estaba excelentemente comunicado por ferrocarril , a través del nudo de Saratov, con todas las areas de producción de armas y combustible de la URSS, lo que hacía la zona ideal para la concentración de tropas y material de todo tipo.
Aunque el petróleo fuese vital, eso lo tenía que haber pensado antes y, en último extremo, haber optado por el frente Sur en 1941 para llegar al Caucaso y no dedicar todos sus esfuerzos a Moscú.
66 Arditi, día 31 de Julio de 2011 a las 19:28
#65manuelp
Probablemente tenga razón, pero en 1942 era la única opción que tenían los alemanes, su última oportunidad de victoria. A partir de Stalingrado con una guerra en dos frentes ya no había posibilidad de victoria, solo de armisticio
67 manuelp, día 31 de Julio de 2011 a las 19:43
# 66 Arditi

A partir de Stalingrado, el intentar conseguir un armisticio era una irrealidad, tanto los soviéticos como los anglo-americanos sabían que poniendo en la balanza, los unos todo su potencial humano y los otros todo su potencial económico, Alemania no tenía salvación. Sólo dependía de que estuviesen dispuestos a pagar el precio y lo estuvieron, los unos en sangre, los otros en material.
68 Arditi, día 31 de Julio de 2011 a las 21:13
#67 manuelp

Stalin estuvo barajando una paz por separado durante 1943, con vueltas a las fronteras de antes de Barbarroja. Y en 1944, overlord podía haber fracasado perfectamente, era la operación militar más compleja de la historia. Hay acuerdo generalizado que si el desembarco hubiese fracasado, los aliados no lo hubiesen podido volver a intentar al menos hasta transcurrido otro año. En ese caso el equilibrio de fuerzas en el este no es que se hubiese alterado en favor de Alemania, ni mucho menos, pero si que le hubiese permitido crear una reserva acorazada lo suficientemente potente para desbaratar las ofensivas soviéticas y Stalin a lo mejor podría llegar a pensar que los aliados no eran fiables.
En fin todo esto es historia ficción porque Hitler era incapaz de darse cuenta que le era más fácil hacer la paz por separado con los rusos que con los aliados. Mussolini en cambio insistía en esto una y otra vez, claro que él ya tenía al enemigo en casa. Pero para Hitler lo fundamental era la guerra en el este contra el bolchevismo, una guerra de exterminio, y por eso fue incapaz de ver esa posibilidad real y cuando intentó dividir a la gran Alianza se dirigió contra los aliados ya demasiado tarde en la inútil ofensiva de las Ardenas
69 menorqui, día 31 de Julio de 2011 a las 21:37
59
Es que el marxismo no sólo considera necesario al liberalismo, además lo considera bueno, bueno en sí, crea un esquema, el de las clases sociales, que no es el esquema liberal, pues en el esquema liberal ya no hay clases sociales, y lo llama esquema liberal y propio de la clase de la burguesía, y a este esquema injusto lo critica desde el liberalismo, es decir da por bueno el análisis al completo del liberalismo, y es desde sus premisas que pretende destruir la cultura al completo, comenzando por todo el esquema del liberalismo. Es un satanismo desde su propio punto de vista, por eso empieza con: "un espectro recorre europa", la fuerza del satanismo estaba en su inmoralidad. Con tal libertad de acción como se hace posible en la inmoralidad, escoge el mal. Lo mismo que el nazismo.
70 menorqui, día 31 de Julio de 2011 a las 22:11
Es decir, que unos y otros escogen conscientemente "el camino de la mano izquierda", el de la magia negra, frente a lo que ellos mismos ven como la magia blanca del liberalismo. Ésta es la base del asunto, claro, luego los fieles son engañados desde el punto de vista de la magia blanca. De esta manera: el individuo goza por naturaleza de todos los derechos que se le ocurran, el mundo moderno, creado y dominado y configurado por el liberalismo, vulneran esos derechos, luego, hay que acabar con el liberalismo, que es un compendio de maldad, y para ello, hay que acabar no sólo con todo derecho del individuo, sino con el individualismo mismo, pues el individualismo es el fundamento del liberalismo, que como debe haber quedado claro, es el mal. (pero a los entendidos y partícipes les llega este mensaje: el liberalismo es el bien, pero el mal es más poderoso).
71 Arditi, día 31 de Julio de 2011 a las 22:13
#69 menorqui

Pero entonces, a ver si lo he entendido bien, el liberalismo ¿representaría el bien?. Este esquema del marximo escogiendo el mal, se parece un poco a la rebelión luciferina ¿no?. A lo mejor no he entendido nada de lo que ha dicho...
72 lead, día 31 de Julio de 2011 a las 22:13
[Nazismo y Comunismo](IV)

Arditi en #50:

Yo creo que la semejanza fundamental entre el comunismo y el nacionalsocialismo es que ambas son ideologías hijas de la Ilustración, que pretenden ocupar el espacio de la religión, sustituyéndola.

Esa tesis la desarrolla Alain de Benoist en el texto que he enlazado; incluso añade una tercera hija de la Ilustración; el liberalismo, la democracia liberal que, por tanto, sería una hermana de los dos totalitarismos, vistas las tres hermanas como una consecuencia del racionalismo, el ciencismo, la ideología del "progreso"...en una palabra, como formas, más o menso patológicas, de la Modernidad que comienza con la Revolución Francesa (tesis que coincide con la repetidamente expuesta durante varios años por un bloguero, y que coincide con la que difundió el economista Román Perpiñá, entre otros ).

Yo no estoy de acuerdo con esa forma de exponer la tesis; creo que Benoist acierta en la comparación de los dos totalitarismos pero se equivoca (lo que también fue denunciado por Carlos Semprún Maura) en su concepción del liberalismo, que no es propiamente una ideología, es decir, una cosmovisión que promete la felicidad futura de la Humanidad.

El liberalismo, tanto en su forma política como económica, es un mero conjunto de reglas de juego (básicamente, las leyes y el Estado de Derecho) que permite competir a los contendientes (los políticos para hacerse con el poder por un tiempo y los económicos para tratar de ganar en el Mercado); y todos los contendientes sabiendo que no están en ninguna "lucha final", como las que postulan los totalitarismos socialistas, para conquistar un supuesto "paraíso en la Tierra, con la erradicación del Mal"; para los liberales todo se reduce a poder competir con fair play (juego limpio) pero sabiendo que si se pierde, se puede ganar la próxima vez, en un sistema que permite, PERO NO ASEGURA NI GARANTIZA, ir mejorando (pasar de una situación a otra mejor).

Alain de Benoist, como buen francés, identifica Ilustración con la francesa y a ésta con la Revolución Francesa y con el inicio de la modernidad. Pero la Ilustración Francesa sigue a la Ilustración británica (escocesa e inglesa) la cual establece las bases de las primeras Revoluciones con las que comienza la modernidad: la Gloriosa Inglesa de 1688/89 y, sobre todo, la Americana de 1776/1787. Esas Revoluciones no están caracterizadas ni por el racionalismo (pues sus raíces son, por el contrario, empiristas) ni por un espíritu "prometeíco" de "progreso indefinido". Como expresó el escocés Adam Ferguson, se trata de la "acción frente a la intención", es decir, la posibilidad DE LOS INDIVIDUOS de actuar libremente en la sociedad civil para mejorar su condición, de acuerdo con sus planes individuales, frente a la intención de unos pocos de imponer (despóticamente) un proyecto de tranformación social desde el Estado.

E incluso en la primera parte de la Revolución Francesa, la de 1789, está, a través de Montesquieu (un girondino, avant la lettre, muerto antes de los acontecimientos revolucionarios) el espíritu y la letra de John Locke. La segunda parte de la Revolución Francesa, la de 1793, anula el concepto de "libertad anglicana" (como señala Hayek) de la primera (cargándose, además, la Constitución monárquica de 1781) e introduce, con los jacobinos de Robespierre, la "libertad galicana", es decir, la transformación "racional" de la sociedad desde la cúpula del Estado, por los representantes del nuevo soberano absoluto, "el pueblo", mediante la aplicación inmisericorde, caiga quien caiga, de un "proyecto racional" (el de los iluminados que ocupan el poder). Esa Revolución de 1793 sí es el antecedente de los dos totalitarismos socialistas del siglo XX: el comunismo y el nazismo, que trataron de imponer sus proyectos, haciendo caer, por millones, a los que se oponían a su "racionales" y "modernos" proyectos: "la utopía es la antesala del crimen"
73 lead, día 31 de Julio de 2011 a las 22:19
Arditi #59

De acuerdo: coincide con lo que expongo en #72.
74 lead, día 31 de Julio de 2011 a las 22:23
En #72, en el último párrafo, digo:

"cargándose, además, la Constitución monárquica de 1781"

pero, obviamente, debe decir

"cargándose, además, la Constitución monárquica de 1791"
75 Arditi, día 31 de Julio de 2011 a las 22:28
#72 lead

Efectivamente estoy de acuerdo con su exposición. No es lo mismo el "liberalismo" de Looke con el que estaría de acuerdo en conservador Burke, enémigo de la revolución, que el "liberalismo" surgido de la revolución francesa o de la Ilustración y de la Enciclopedia. Una cosa es reconocer que el hombre tiene unos derechos naturales anteriores al Estado, (libertad, vida, propiedad, derecho a la búsqueda de la felicidad) y que la misión y justificación de éste es garantizarlos y protegerlos, lo que entroncaría con la tradición cristiana y romana, por ejemplo con Cicerón, y otra es el "liberalismo" mesianico del nefasto Rousseau, con su estupidez de que el hombre es bueno por naturaleza, Robespierre y la diosa razón.

76 menorqui, día 31 de Julio de 2011 a las 22:40
71
Más o menos eso. Yo leía ayer el manifiesto comunista y todavía me huele a azufre la pantalla del mac.
77 menorqui, día 31 de Julio de 2011 a las 22:44
Me gustaría saber la opinión de antiguos comunistas, ¿tuvieron en algún momento la percepción de estar instalados en el mal frente al bien? Pero lo más seguro es que fuesen engañados por los disfraces que se pone, que no son otros que los del liberalismo, cuya doctrina sólo los verdaderamente luciferinos conocen, pues uno de los empeños más recios del comunismo es precisamente ocultar el pensamiento e historia del liberalismo.
78 menorqui, día 31 de Julio de 2011 a las 22:54
La belleza del juego limpio, exactamente, los comunistas y nazis eran los que veían, y ven, las ventajas del juego sucio.
79 Arditi, día 31 de Julio de 2011 a las 23:05
#76 menorqui
Pero si el liberalismo es el bien, cae entonces en el mismo defecto de todas las ideologias. Al ser el bien, todo el que sea contrario a ellas será el mal, y al pretender por encima de todo el bien todo le estará permitido.

Un saludo y buenas noches
80 menorqui, día 31 de Julio de 2011 a las 23:31
79
bueno, yo me refiero particularmente a la visión del comunismo, que creo que esencialmente lo ve de ese modo que he indicado y que usted dice, y sí, quiere pararle los pies a la comunidad de hombres libres, que ve que va demasiado rápido. Es en la historia de la civilización un movimiento conservador, congelador (véase cuba).
En cuanto a la religión de los misterios de la libertad y la razón, estoy de acuerdo, me parece algo imposible, pues trataría de lo inabarcable.
81 lead, día 1 de Agosto de 2011 a las 01:06
[1789 vs 1793: las dos Revoluciones francesas]

En mi post #72 digo:

"...en la primera parte de la Revolución Francesa, la de 1789, está, a través de Montesquieu (un girondino, avant la lettre, muerto antes de los acontecimientos revolucionarios) el espíritu y la letra de John Locke. La segunda parte de la Revolución Francesa, la de 1793,..."

Esto se refiere a "Las dos Revoluciones francesas" según las denominó el historiador italiano Guglielmo Ferrero:

His last works however (Adventure, The Reconstruction of Europe, Power and The Two French Revolutions) were dedicated to the French Revolution and Napoleon.

[Sus últimos trabajos ('Aventura', 'La reconstrucción de Europa', 'Poder' y 'Las dos Revoluciones francesas') se dedicaron a la Revolución Francesa y a Napoleón]

http://en.wikipedia.org/wiki/Guglielmo_Ferrero

Mientras para Ferrero, la Revolución de 1789 es positiva y creadora, en la línea de la Revolución Gloriosa Inglesa de 1688 y la Americana de 1776, la Revolución de 1793, liderada por los jacobinos, es negativa y destructiva, iniciándose la era de las revoluciones despóticas y genocidas que pretenden, arrogantemente, crear un "hombre" y un "orden" "nuevos", ignorando la evolución de las instituciones tradicionales y despreciando los "órdenes espontáneos" para imponer, desde la cúpula del Estado, un proyecto supuestamente "racional", seas cual sea su coste en vidas humanas. Yo estoy plenamente de acuerdo con Ferrero, según he manifestado en varias ocasiones en el blog.

82 zgzna, día 1 de Agosto de 2011 a las 01:16
Acabo de leer su excelente artículo sobre la persecución religiosa. Acaba diciendo que un pueblo no debe olvidar su pasado porque "si lo olvida puede repetir lo peor de él". Y antes había dicho: que la persecución religiosa iniciada en la Segunda República "puede considerarse el resultado de esa combinación de ausencia de pensamiento y de propaganda furiosa y básicamente falsaria". La misma combinación que se da hoy en nuestra sociedad. La izquierda lo ha conseguido: gracias a sus mentiras, a su propaganda y a su odio, los españoles hemos olvidado nuestra historia o ni siquiera la hemos aprendido. Por eso la estamos repitiendo.

Por otra parte, el artículo sobre la División Azul me pareció interesantísmo. Me llamó mucho la atención algo que nunca había oído ni imaginado: que hubo soldados del ejército soviético que se pasaban a la División Azul. ¿Se sabe algo de ellos, de sus testimonios...? Seguro que si hubieran sido nazis que se pasaban al bando republicano, habrían hecho miles y miles de películas no exentas de mentiras y exageraciones pero, como se pasaban a la División Azul, es algo que la mayoría no sabemos.
83 lead, día 1 de Agosto de 2011 a las 01:24
[Socialismo, cosa de señoritos]

Arditi, menorqui

Desde los días de Maximiliano Robespierre, pasando por los de Marx, Engels y Lenin, hasta llegar a Castro y a los socialistas europeos de diverso pelaje, el Socialismo/Comunismo ha sido cosa de élites burguesas, es decir, de señoritos bien que intentan decir/dictar a las masas qué deben hacer para, así, ellos vivir a costa de ellas, a las que explotan.

Veamos, en términos de los conceptos de Marx, cómo era el funcionamiento de la Unión Soviética:

Se producía el control de los "medios de producción" por la burocracia/"nomenklatura" soviética (que duró 74 largos años) en un sistema productivo de explotación obrera --largas jornadas de trabajo y sueldos según la "ley de hierro de los salarios", es decir, lo justo para mantener un nivel de subsistencia para reproducir la "capacidad de trabajo"--, con lo que tal "nomenklatuta" detraía de las masas soviéticas inmensas "plusvalías", es decir, trabajo realizado pero no pagado.

Marx nunca pudo soñar que en "El Capital" estaba retratando el sistema que él creía superior: el Socialismo, en realidad un saqueador Capitalismo de Estado, productor de pobreza generalizada (excepto para los de la "nomenklatura"), estancamiento, ausencia de libertad, campos de concentración y brutalidad policial para mantener a los obreros a raya. Ese es el sistema que querrían imponernos los "indignados" social-fascistas o nazi-comunistas de Sol y de otros lugares de España.

84 menorqui, día 1 de Agosto de 2011 a las 01:30
Lead. ¿Usted cree que el comunismo es intencionadamente malvado, o que se trata de una serie de errores de juicio?
85 menorqui, día 1 de Agosto de 2011 a las 01:32
Me refiero a la esencia del mismo, no a la apariencia, es decir, al que va dentro, no al disfraz.
86 menorqui, día 1 de Agosto de 2011 a las 02:44
Lead, u otros quienesquieran
87 manuelp, día 1 de Agosto de 2011 a las 07:36
menorqui

Sobre su interrogante respecto a la motivación de los militantes comunistas en general, yo opino que la inmensa mayoría de ellos no pensaban ni mucho menos que estaban militando en las filas del Mal, sino todo lo contrario, pero caían en el error fatal de la vieja falacia de que el fin justifica los medios.
En ese sentido un libro revelador es "El cero y el infinito" de Arthur Koestler en el que un viejo bolchevique- trasunto de Bujarin y toda la vieja guardia leninista aniquilada en los procesos de Stalin- reflexiona sobre a donde conduce en politica el relativismo moral, es decir a justificar cualquier crimen.
Parte por fanatismo, parte por sentido acomodaticio, muchos comunistas no quisieron ver lo que tenían delante de los ojos y seguían instalados en la "buena conciencia" a pesar de los horrores existentes, como le dijo un viejo jefe de la Cheka al jefe de la organización de espionaje soviética "Orquesta Roja" que habia sido liberado a la muerte de Stalin, que ellos (los viejos chequistas) podían haberse equivocado pero que sus motivos habían sido puros.
88 manuelp, día 1 de Agosto de 2011 a las 07:52
# 82 zgzna

No sólo es que hubo soldados soviéticos que se pasaron a la Division Azul, sino que hubo deserciones masivas de unidades militares enteras que se rindieron sin combatir a los alemanes en los primeros meses de la guerra.

Incluso cuando la Division Azul se retiró, hubo rusos que hicieron todo lo posible por irse con ellos en vez de ser liberados. Por lo demás es conocido el caso del ejército de rusos del general Vlasov (que habia sido uno de los generales preferidos de Stalin) que lucharon al lado de los alemanes y los batallones Ost (Este)- formados por excombatientes soviéticos- del ejército alemán muy presentes en las divisiones estáticas del muro del Atlantico. O la grandísima cantidad de cosacos anticomunistas que se habían unido también a los alemanes que fueron traicionados miserablemente en 1945 por los anglo-americanos (a quienes se habian rendido) y entregados a los comunistas para ser asesinados en su mayoría

89 xka, día 1 de Agosto de 2011 a las 08:31
#50 arditi
"En cuanto al pacto germano-soviético no tenía un carácter ideológico, simplemente fue un movimiento diplomático coyuntural. A Hitler le hubiese encantado pactar con la democracia británica, para que Gran Bretaña respetase su dominio continental, pero eso no quiere decir que hubiese semejanza ideológica".

Cierto que Hitler hubiera querido pactar con inglaterra, pero el hecho es que era imposible que Inglaterra permitiera, por ejemplo, violar los terminos de la paz de la WWI. El hecho es que los que estuvieron encantados de pactar con hitler eran aquellos con los que el partido nazi se partía la cara y se mataba en la lucha por la primacia del poder en Alemania en la Republica de Weimar: los comunistas.

Esto, jamás puede ser casualidad. Se puede hablar de coyunturalidad, diplomacia y de "pacto táctico", pero lo que se observa es un trato que solo puede nacer de unos parecidos de fondo. Para ser enemigos "acérrimos" y "antagónicos" como se nos lleva vendiendo desde siempre, hay que ver lo bien que se llevaban, los pactos a los que llegaban, y el como se repartían europa en un visto y no visto.

Claro que estaban destinados a luchar entre ellos, pero no por sus diferencias en mi opinión, sino precisamente por sus parecidos.

Victor Kravchenko remarca en sus memorias ("yo escogí la libertad"), el como cuando se firmo aquel pacto, amen de sorpresa en la masa social, desde la cúpula comunista se produjo un cambio de lenguaje muy profundo, que señalaba un cambio más allá de lo estético y lo táctico. Se pretendía modificar la imagen del pueblo sobre el nazismo desde la cúpula del poder. Era un pacto que opinión del disidente, iba más allá de lo táctico, negando por tanto la creencia segun la cual Stalin lo tenía todo calculado y tal.
90 Hegemon1, día 1 de Agosto de 2011 a las 08:49
Se ha debatido bastante el tema de la ayuda soviética en la segunda guerra mundial. La contribución aliada a Rusia fué muy importante en alimentos, en petróleo, algunos minerales y sobretodo en camiones. Esto es así pero hay que analizar el esfuerzo, no sólo militar sino industrial de la URSS. Fué enorme y admirable pero utilizando a la población de forma esclavista, todo hay que decirlo. Es cierto que sin los camiones americanos, ni las radios de campaña y otros equipos el Ejercito Rojo hubiera tenido más difícil el realizar las ofensivas de finales del 43 y del 44 y 45 pero no imposibles. Muchas más dificultades tuvo Alemania en transporte en el 41 y los años siguientes y aún así fueron capaces de llegar a las puertas de Moscú. Este verano he leido varias obras sobre la verdadera derrota de Alemania y todos apuntan que se produjo en el 41 al no poder llegar a Moscú y desgastar de forma irrecuparable las tropas. Ese esfuerzo soviético, excesivo en sangre por el comportamiento bovino de su gente (como decían los soldados españoles de la División Azul) tuvo mucho que ver pero más en el número de bajas y en los desastres militares que en la victoria. Alemania perdió la guerra en el 41 cuando la URSS casi empleaba sólo sus recursos. Ellos fueron capaces sólos de parar el poder militar alemán. La contribución aliada, muy importante en algunos aspectos, sólo aceleró lo inevitable.
91 Hegemon1, día 1 de Agosto de 2011 a las 08:57
El choque de trenes de 1941 fué inevitable. Existe mucho debate en el tema de si Alemania debió hacerlo en el 41 o esperar un año más. El caso es que tal vez debió hacerlo algunos meses antes del 22 de junio, por dos razones: 1) que así hubieran tenido más tiempo para sus operaciones antes del invierno y 2) porque la URSS aún no estaba preparada o lo estaba menos que el 22 de junio. En el propio año 1941 la URSS, sin ayuda aliada, fué capaz de incrementar su producción armamentistica mucho más que Alemania. Stalin sabía que la confrontación con Hitler era inevitable y muchos sostienen que si no hubiera atacado Alemania, la URSS lo hubiera hecho en el 42. Las ideas de uno y de otro eran diferentes. Hitler por su expansión territorial y limpieza racial y Stalin por la idea de expandir el comunismo.
92 Hegemon1, día 1 de Agosto de 2011 a las 09:01
72# Lead:

Yo estoy de acuerdo con la idea que el tronco común de las ideologías del siglo XX vienen del liberalismo. El tronco común es el liberalismo pero sus ramas, para mi, han degenerado en radicalismos fomentados por Nietche o Marx y otros que apuntan al nacionalismo, racismo y otras.
93 Arditi, día 1 de Agosto de 2011 a las 09:47
#89 xka
La Segunda Guerra Mundial tiene un componente ideológico pero también un fuerte componente "tradicional" de lucha de los Estados por la hegemonía continental, con independencia de su régimen político. Reino Unido y Francia declararon la guerra a Alemania, no por motivos ideológicos, sino porque la invasión de Polonia rompia definitivamente el equilibrio continental, ya tambaleante después de Checoslovaquia. En cuanto a la postura de Gran Bretaña respecto de los pactos no se olvide que la máxima de la política exterior británica es que "el Gobierno de Su Majestad no tiene enemigos ni amigos permanentes, solo intereses permanentes"
La URSS y Alemania añadían el enfrentamiento ideológico, nacionalsocialismo y comunismo eran antagónicos, en muchos aspectos, aunque también parecidos, pero su enfrentamiento hay que enfocarlo en lo que podemos llamar "rivalidad revolucionaria", e iba a ser un enfrentamiento a muerte, no había posibilidad de acuerdo, aunque eso sí podían llegar a pactos coyuntarales para mejorar sus posiciones estratégicas frente al enemigo común, las democracias occidentales.
Cuando habla de las luchas callejeras en Weimar, no se olvide que nazis y comunistas realizaban mítines conjuntos e incluso el NSDAP apoyó la huelga salvaje del transporte en Berlín convocada por los comunistas
94 Arditi, día 1 de Agosto de 2011 a las 09:55
Hegemon1

La entrega de elementos mecanizados por parte de los aliados, perimitió a la industria soviética centrarse en la producción de carros de combate. (Por cierto cito de memoria porque no tengo el dato delante, pero en 1944 la diferencia de producción de carros de combate entre la URSS y Alemania, fue solo de 1000 unidades en favor de aquella). Eso hizo que las ofensivas soviéticas de 1944 tuviesen unos resultados espectaculares, además de los tremendos errores del Alto Mando alemán capitaneado por Hitler y de la presencia de los aliados en el continente que obligó a desplazar las tan preciadas divisiones acorazadas al oeste. Estas eran las únicas que hubiesen podido frenar a los soviéticos en sus implacables ofensivas del 44.
Respecto de la fecha de invasión estaba prevista para mayo pero los sucesos en los Balcanes lo retrasaron, pero tenía que ser en ese momento, más tarde el Ejército Rojo sería demasiado fuerte, porque ya se estaba preparando para el inevitable choque, y además porque, como muy bien señala Pio Moa, la eliminación de la URSS del tablero de juego, hubiese obligado a Gran Bretaña no a capitular pero sí probablemente a pactar con Alemania
95 Hegemon1, día 1 de Agosto de 2011 a las 09:59
Arditi:

Eso que dice usted es relativo. Voy a hacer una pregunta:

¿La URSS hubiera sido capaz de producir los camiones necesarios para su ejercito sin la ayuda aliada? En mi opinión si auqnue eso significara el reducir en un número poco significativo la producción de tanques y de aviones, no olvidemos los aviones. En 1941 la URSS fué capaz de sustituir su obosoleta fuerza arerea y construir otra nueva y con nuevos y más avanzados modelos.
96 Hegemon1, día 1 de Agosto de 2011 a las 10:06
Para mi existen varios errores de Hitler en el 41 que determinaron el resultado final:

1) Subestimar al ejercito y el poder militar soviético.

2) Resultado de ese menosprecio, sobrestimaron sus posibilidades y potencial planificando mal la campaña creyendo que iba a ser muy rápida teniendo unos elementos técnicos inferiores.

3) El declarar la guerra a USA.

4) Y no obligar al Japón a declarar a su vez la guerra a la URSS. El Japón fué más listo y realista que Hitler.
97 Arditi, día 1 de Agosto de 2011 a las 10:09
#95
Hegemon1
Por supuesto, tiene razón, la industria soviética podía haber hecho eso, sin ningún género de duda. La cuestión es destacar la importancia de la ayuda aliada a la URSS, que permitió que la guerra se desarrollase de una manera determinada, favorable a los soviéticos. Pero la industria alemana estaba en niveles de producción cercanaa los soviéticos en 1944, es decir eran dos titanes bastante igualados. Y aquí entra otro factor que a mi juicio prueba la importancia de la ayuda aliada: aunque la producción alemana fuese importante, tanto numéricamente como en calidad, de poco servia porque no tenían combustible y ello se debía a la campaña de bombardeos aliada
98 manuelp, día 1 de Agosto de 2011 a las 10:12
Alemania perdió la iniciativa estratégica en 1941, pero sin la ayuda aliada, la URSS no hubiese sido capaz de recuperarla en 1942-1943 y quizás hubiese colapsado.
Si se ven las cantidades de aluminio y queroseno de alto octanaje para aviones que entregaron los americanos, se ve que la URSS no hubiese podido fabricar ni mantener su fuerza aérea.
99 Hegemon1, día 1 de Agosto de 2011 a las 10:12
En cuanto a las idelogías:

El nazismo influyó más en la mentalidad del soldado alemán que el comunismo en el soldado soviético. El sufrido y obediente soldado ruso estaba sometido a un regimen policial de terror que fué posible implantar por los siglos de sometimiento que el ruso o el eslavo venía soportando en los siglos anteriores. Si el pueblo ruso fué capaz de sufrir y sacrifircarse hasta extremos insoportables para otros pueblos fué porque lo llevaban en la sangre. Ese sacrificio sumado a la idea de liberar al suelo patrio de la "madre Rusia" del invasor más el que los alemanes, en vez de comportarse como liberadores se comportaran peor o igual que los bolcheviques, hizo que Rusia no fuera doblegada por Hitler. Los alemanes hubieran ganado la guerra si en vez de ejercito de ocupación hubieran sido un ejercito libertador.
100 Hegemon1, día 1 de Agosto de 2011 a las 10:19
Pues yo tengo mis dudas. En 1941 la URSS fué capaz de triplicar su producción de tanques. Alcanzó, hablo de memroia, 22400 unidades y eso teniendo en cuenta que sus fabricas debieron ser trasladadas al este con lo que unas cuantas semanas estuvieron inactivas. Todo esto antes de recibir la ayuda aliada.

Yo no voy a despreciar esa ayuda. Inlcuso los americanos ofrecieron enviar un cuerpo de ejercito para luchar en el frente del este. Stalin no aceptó. Hubiera sido muy interesante observar cómo se hubieran comportado los americanos en un frente como el del este. En mi opinión creo que su comportamiento hubiera sido muy destacado. La mentalidad militar americana era muy parecida, igual e agresiva que la de los alemanes circustancia que les permtió afrontar muchos momentos comprometidos en Europa, como la batalla de las Ardenas.

« 1 2 3 4 5 6 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899