Pío Moa

« Frentes | Principal | ¿Está muerta la Constitución? »

Masonería

5 de Abril de 2008 - 18:24:31 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti
 
– ¿Qué opina de la masonería?
– Me aproximo a la opinión que alguna vez expresó Franco: en los países anglosajones ha funcionado más bien como una sociedad patriótica, pero en España ha desempeñado un papel en general negativo. Otra cosa es que el franquismo, o muchos franquistas, la persiguieran como el germen de todos los males.
 
– ¿Negativo en qué sentido?
– En gran parte de las convulsiones españolas de los dos siglos pasados encontramos al fondo, como una sombra oscura, a la masonería: la mayoría de los pronunciamientos militares, la brutal propaganda antirreligiosa (me parece legítima la propaganda antirreligiosa, pero en España tomó un cariz realmente brutal), el magnicidio de Cánovas y probablemente algún otro, el modo como llegó la república, etc. La masonería ha jugado un papel favorable al imperialismo inglés y francés (aunque no hay que olvidar que en Usa apoyó la independencia contra Inglaterra, por ejemplo), pero en España cobró un tinte antiespañol, pues recogía los enfoques anglofranceses de la Leyenda Negra. No era consciente y deliberadamente antiespañol, en realidad defendía "otra idea" de España que "modernizase" nuestra sociedad y empezaron muchas titulándose "sociedades patrióticas". Pero se trataba de romper con las raíces reales de España para implantar por las buenas algo radicalmente distinto y presuntamente mejor. Añádase que quienes así pensaban demoler la historia y la cultura españolas siempre distaron de ser unas lumbreras. La propaganda antirreligiosa, por ejemplo, los retrata más bien como charlatanes iluminados y soeces, de muy bajo nivel intelectual. Azaña los describe muy bien cuando habla de los republicanos, que eran masones en proporción muy alta.
 
– Pero Azaña fue masón.
– Azaña entró en la orden, ya implantada la república, pero su espíritu racionalista rechazaba aquel tipo de ceremonias y misticismos, y se burlaba de ellos. Sin embargo el punto de vista masónico estaba muy difundido en la intelectualidad y él lo compartía. Ya antes de ser masón compartía ese punto de vista, con su "programa de demoliciones", su simpatía por las izquierdas revolucionarias a las que aspiraba a dirigir mediante la "inteligencia republicana", etc. Luego encontró que aquella inteligencia era escasísima y no cesa de fustigarla en sus diarios, tratando de orates y corruptos a sus representantes…

 
– ¿Y en la actualidad?
– Tengo entendido que una proporción muy alta de los miembros del Parlamento europeo y otros órganos de decisión en la UE son masones, y desde luego no me parece un hecho favorable para nosotros. Otro ejemplo podría ser Zapo. No tengo la certeza de si es masón o no, pero su forma de pensar y de actuar presenta un evidente estilo masónico, intenta llevar a cabo el programa de Azaña, radicalizándolo, porque Azaña era patriota y este sujeto no lo es.
 
– ¿Debemos encontrar entonces a la masonería como el elemento más o menos oculto que ha gobernado la historia de España, incluso del mundo?
– No, por supuesto. Una cosa es reconocer su influencia y otra pensar que todas las desdichas se pueden explicar por ella. Entre los masones existen discrepancias y a veces han llegado a matarse entre ellos, como en la Revolución francesa. Pasa en todas las sociedades y partidos políticos. Hay además diversas orientaciones y gente de muy distinto carácter y de muy distinto nivel intelectual  y moral entre ellos. No cabe duda de que bastantes masones eran moralmente mejores que muchos señoritos católicos, por ejemplo, tradicionalmente crápulas y parásitos… Y aunque las conspiraciones son parte de la historia y no pueden ser ignoradas, la historia no puede explicarse por conspiraciones. De hecho la gran mayoría de ellas  fracasa. Pero encontrar una causa maléfica de todas las desgracias seduce a muchas personas, porque ofrece una explicación sumamente económica que presuntamente lo aclara todo, a menudo una cosa y su contraria.  Me inclino más bien por el punto de vista de Croce, que he expuesto en algún libro.

 
-----
 
En Años de hierro, referido a un momento, en 1942, en que Inglaterra podía haberse apoderado de las islas Canarias.

"El espionaje franquista accedió, por medio de una agente, a mensajes alarmantes de círculos masónicos  que parecían preparar psicológicamente la mutilación del país. Uno de ellos, de la Asociación Masónica Internacional, con sede en Ginebra, instruía sobre el peligro comunista tras la prevista derrota alemana, juzgando a Inglaterra la única potencia capaz de contrarrestarlo. Por tanto, “La reivindicación de Gibraltar y otros puntos para España y la conservación forzosa y sin consideraciones universales de Cabo Verde, Baleares y Canarias en sus soberanías actuales, constituyen un germen de destrucción del equilibrio mundial de la paz, por ser ventajoso a todos que un arma, potente y difícilmente manejable, esté en manos fuertes y expertas y no de las naciones caducas. La fuerza de Inglaterra es garantía plena –la Historia es testigo– de conservación de la Humanidad”. Los masones peninsulares eran exhortados a superar dudas, reservando “en lo hondo del corazón el sentimiento de un pueblo para apoyar el bien de todos los pueblos y por tanto del vuestro”. Propugnaba asimismo “desprestigiar la figura del Generalísimo Franco, ahondar en el malcontento entre Ejército y Falange, muerte política de Serrano Súñer”, así como “Abrir las puertas de las cárceles en que gimen, en dantesco infierno, rebaños desdichados de hombres honrados, prisioneros de la tiranía más espantosa que registra la Historia (…) sometido todo a la voluntad despótica de un solo hombre, pigmeo-idiota, engreído por la adulación más baja y servil que haya deshonrado a la Humanidad”. Otra comunicación atribuida a Martínez Barrio animaba a los masones, si bien eludiendo detalles escabrosos. Es difícil decidir si los documentos son apócrifos o genuinos, pero entraban en la lógica de la situación".

--------
EL PP BALEAR NECESITA A LOS LIBERALES PARA SU RENOVACIÓN IDEOLÓGICA
El PP balear quiere atraer a la corriente liberal encontrándose dicho partido en una absoluta indigencia intelectual. Su renovación debe pasar por una necesaria intervención de "pesos pesados" del pensamiento liberal balear.
 Sebastián Urbina, Román Piña, Antonio Alemany, Joan Font... deberían ser consultados para rearmar ideológicamente al PP balear, ya que fuentes del propio partido afirman que se quiere atraer a aquellas personas identificadas con el pensamiento de corriente liberal.
 
De confirmarse este extremo, ya sea a través de la creación de un Consejo Político o participando directamente en la ejecutiva que salga del nuevo Congreso Regional, el Partido Popular debe conjugar en esta nueva y dura etapa la presentación al electorado de "caras nuevas" con un importante equipo en el ámbito ideológico del pensamiento liberal balear.
 
Los permanentes y agotados reclamos de los actuales dirigentes del PP basados en palabras vacías de gran déficit intelectual han motivado la decisiva pérdida de apoyo en los sectores de nuestra sociedad donde más se cultivan las ideas como es el universitario.
 
La estrategia cortoplacista del PP balear obsesionada en manternerse en el poder a cualquier precio con constantes gestos vergonzantes a formaciones corruptas como UM, han conseguido hartar a gran parte del electorado.
 
Desde Baleares Liberal, como seguidores del pensamiento liberal y dado el importante respaldo social del PP balear como principal referente en este campo ideológico, aconsejamos que si dicho partido quiere volver a ilusionar a su electorado debe hacerlo desde posiciones ideológicas atractivas, claras y apasionantes, resultado de una necesaria batalla de ideas.
 
Comentarios (116)

« 1 2 3 »

1 Miguel_R, día 5 de Abril de 2008 a las 18:56
EL CAMBIO DE RÉGIMEN


Boletín Oficial del Parlamento de las Islas Baleares, 28 de abril de 2006.
Propuesta de reforma del Estatuto de Autonomía de las Islas Baleares, presentada por 50 diputados autonómicos (entre ellos los del PSOE y PP) un mes después de la aprobación por el Congreso de los Diputados del nuevo Estatuto de Autonomía de Cataluña.

Préambulo

1- El día 1 de marzo del año 1983 entró en vigor el Estatuto de Autonomía de las Islas Baleares mediante el cual, las Islas Baleares, ejerciendo el derecho a la autonomía que reconoce la Constitución Española, manifestaron su voluntad de constituirse en comunidad autónoma.

2- En este momento, la nacionalidad histórica que forman las islas de Mallorca, de Menorca, de Ibiza y de Formentera, como expresión de su voluntad colectiva, ejerce el derecho al autogobierno que la Constitución reconoce a todas las nacionalidades y regiones, constituyéndose en comunidad autónoma dentro del marco de la propia Constitución Española y del presente Estatuto de Autonomía.

http://web.parlamentib.es/repositori/PUBLICACIONS/...
(Página 5463)


La primera afirmación reproduce el proceso de creación de las comunidades autónomas: la “voluntad de constituirse en comunidad autónoma” no es libre, sino que sólo se entiende como consecuencia del ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución a las “nacionalidades y regiones” que integran la Nación española.

La segunda afirmación es exactamente la inversa de la primera: el ejercicio del derecho a la autonomía reconocido en el artículo 2 de la Constitución es consecuencia de la “voluntad colectiva de la nacionalidad histórica”. La Nación española integra así a las “nacionalidades y regiones” que ejercen el derecho a la autonomía como expresión de una “voluntad colectiva” libre. De este modo, no ha sido necesario modificar la letra del artículo 2 de la Constitución para alterar radicalmente su significado.

El reconocimiento de una voluntad colectiva libre a las nacionalidades y regiones supone que en el futuro podrán decidir no pertenecer a la Nación española, en cuyo caso la Constitución quedará derogada, al haber perdido el fundamento de su indisoluble unidad. En esto consiste el cambio de régimen llevado a cabo por PSOE y PP, que con un cinismo sin límites, se atribuirán el mérito del fin de ETA “sin pagar precio político”. El precio político pagado a los terroristas son los estatutos anticonstitucionales y liquidadores de la Nación española.

Zapatero y Rajoy llevan dos años juntos en la tarea del cambio ilegal de régimen. Todas sus acciones deben ser juzgadas bajo esa perspectiva.
2 Madriles, día 5 de Abril de 2008 a las 18:56
Es usted muy condescendiente con la Masonería, D. Pio; son innumerables los actos terroristas, revoluciones, crímenes, golpes de Estado, promovidos por las logias masónicas.

En abril de 1848, cuando era evidente que la Masonería internacional fomentaba atentados, revoluciones y desórdenes contra el Papado y las naciones tradicionalmente católicas, Pío IX tomó distancia de las facciones más radicales de los patriotas italianos.

A raiz del desencadenamiento de motines insurreccionales en Roma, se trasladó a Gaeta, mientras que en la ciudad eterna se proclamaba poco después, en 1849, la República Romana por parte de Giuseppe Mazzini, Carlo Armellini y Aurelio Saffi. Las iglesias fueron saqueadas mientras Mazzini se incautaba de obras de arte, propiedad de la Iglesia, para pagar a la masonería británica que había anticipado el dinero necesario para tomar Roma.
3 Madriles, día 5 de Abril de 2008 a las 19:02
Desde entonces, la Masonería italiana celebra su propia fiesta anual, justamente el 20 de septiembre, en recuerdo de la victoria contra la Iglesia. Los documentos acerca de la masonería sólo del Pontificado de Pío IX son unos 124 y se subdividen en 11 encíclicas, 61 cartas breves, 33 discursos y alocuciones y documentos de varios dicasterios eclesiásticos.

Según Pío IX, por ejemplo, la inmensa mayoría de los males que se abatieron en aquél tiempo sobre la Iglesia y sobre las sociedades y naciones católicas provenían del ateísmo y del ciencismo de raíz masónica, postulados por la Masonería y exaltados por la Revolución Francesa.

En la encíclica «Qui pluribus» (9/10/1849), Pio IX habla de «hombres ligados por una unión nefanda» que corrompen las costumbres y combaten la fe en Dios y en Cristo postulando el naturalismo y el racionalismo y, sobre todo, poniendo en marcha el conflicto entre ciencia y fe.

4 Madriles, día 5 de Abril de 2008 a las 19:06
Ante estas acusaciones precisas, la Masonería reaccionó con un desdén violento. En primer lugar, convocó un «Anticoncilio masónico, Asamblea de librepensadores» con la idea de liderar un movimiento internacional dedicado a combatir sin tregua a la Iglesia Católica.

Entre los innumerables escritos que se difundieron para esta convocatoria masónica, uno era «El Anticoncilio quiere luz y verdad, quiere ciencia y razón, no fe ciega, no dogmas. La infalibilidad papal es una herejía. La religión católica romana es una mentira; su reino es un delito».
5 jlh, día 5 de Abril de 2008 a las 19:08
Básicamente estoy de acuerdo en lo que dice Don Pío de la Masonería. En especial cuando dice que no se le puede atribuir todo lo malo que ha pasado. Entre otras cosas porque no creo que sean tan poderosos.

Pero, como he dicho otras veces, creo que hablar de la Masonería como una institución monolítica es una equivocación. Sería como hablar de los católicos como una institución monolítica. Por ejemplo, en España ha habido católicos que han defendido España y han dado su vida por ella (como Franco), y católicos que han hecho todo lo que han podido por destruir España y que en España se instaurase una dictadura socialista (como los curas y obispos vascos que han apoyado y siguen apoyando a la banda terrorista socialista eta o al psoe). Por tanto, decir que los católicos han defendido España del socialismo sería tan erróneo como decir que los católicos han ayudado al socialismo a que se establezca una dictadura socialista en España.

Y creo que ha habido una rama de la Masonería que es la que ha fundado los Estados Unidos de América, y que es la que ha defendido la libertad y la sigue defendiendo (llevando la democracia a países donde no la había, combatiendo a los genocidas socialistas en países como Vietnam o Afganistán, derrotando a Hitler, tirando el muro de Berlín, etc.). Lo que yo llamo la Masonería buena.
6 jlh, día 5 de Abril de 2008 a las 19:49
Lo que es evidente desde cualquier punto de vista es que el gran enemigo de la Iglesia Católica ha sido y es el socialismo. Ha asesinado a miles (tal vez millones) de católicos en todo el mundo, ha quemado iglesias y conventos, y la ha combatido con todas sus fuerzas, sin lograr acabar con ella, sin duda, pero porque no ha podido, no porque no haya querido. Y, además, doctrinalmente el socialismo es incompatible con la Iglesia Católica, pues el principio de todo según la Iglesia Católica es Dios, y el socialismo niega la existencia de Dios, la cual es la mayor de las herejías posibles desde el punto de vista católico.

Y, sin embargo, sigue siendo aceptado, incluso por la propia Iglesia Católica, la figura del católico socialista. Ya en 1931 el papa Pío XI decía en la encíclica Quadragesimo Anno que “Socialismo religioso, socialismo cristiano, implican términos contradictorios: nadie puede ser a la vez buen católico y verdadero socialista.” En esa misma encíclica decía cosas sobre el socialismo como que “propone un remedio mucho peor que el mal mismo”, o “considérese como doctrina, como hecho histórico o como "acción" social, el socialismo, si sigue siendo verdadero socialismo, aun después de haber cedido a la verdad y a la justicia en los puntos indicados, es incompatible con los dogmas de la Iglesia católica, puesto que concibe la sociedad de una manera sumamente opuesta a la verdad cristiana.”

40 años antes ya había avisado el papa León XIII de los peligros del socialismo, diciendo en su encíclica Rerum Novarum, entre otras cosas:

“ Para solucionar este mal, los socialistas, atizando el odio de los indigentes contra los ricos, tratan de acabar con la propiedad privada de los bienes, estimando mejor que, en su lugar, todos los bienes sean comunes y administrados por las personas que rigen el municipio o gobiernan la nación. “

“Creen que con este traslado de los bienes de los particulares a la comunidad, distribuyendo por igual las riquezas y el bienestar entre todos los ciudadanos, se podría curar el mal presente. Pero esta medida es tan inadecuada para resolver la contienda, que incluso llega a perjudicar a las propias clases obreras; y es, además, sumamente injusta, pues ejerce violencia contra los legítimos poseedores, altera la misión de la república y agita fundamentalmente a las naciones.” Evidentemente, el papa vio el peligró del socialismo de forma preclara, pues estas palabras las dijo años antes de que empezasen las revoluciones socialistas con sus consiguientes genocidios.

Ante esto, no entiendo por qué la Iglesia Católica permite que siga habiendo socialistas en su seno, en lugar de excomulgarlos inmediatamente.
7 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 20:02
5# Tenía ya casi acabada un intervención en tu mismo sentido, jlh, pero me ha dado un error el explorer y la he perdido...

En fin. Basicamente D. Pio lo expone bien. Con matices. Tampoco es que haya una "buena" y otra "mala". Ni mucho menos todos los miembros de la una o de la otra. Todas "las masonerías" son "patrióticas". Ninguna pretende, ni pretendió, acabar con su nación. Tampoco NUNCA la española. Distinto es que muchos no quisieran a la monarquía o a tal monarca. O que PERSONALMENTE creyeran que "el futuro" iba en una u otra dirección. O que por SUS PROPIAS IDEAS (no por "enseñanzas masónicas") se posicionaran en contra (o a favor, que también los hubo) del monarca o de la Institución como tal. Como en todo, por ser miope o rubio, del Barça o de la Real no hay que pretender que por ello se determine la actuación de alguien.

En cuanto a Azaña, se inició por acercarse a Martínez Barrios, que sin embargo no asistió a su iniciación y no le apoyó al día siguiente en la Cámara. Se inició, digo, y JAMÁS fue más a una logia (de estos hay bastantes. He conocido a varios). Decirle "masón"... bueno... como si le decimos "bautizado" al que le llueve al lado de una iglesia...

Algunos pretenden ver esa "sombra" al final de todo y de cada episodio histórico... en fin... si el "poder" fuera tan grande como le suponen algunos... sería, como poco, "extraterreno" y no creo que seriamente ninguno (en su sano juicio) pretenda que tal cosa existe. Al menos, yo no. Otra cosa es que alguno crea ver el futuro (y el pasado) en la bola de cristal... ¿no Van Helsing?
8 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 20:06
6# TOTALMENTE de acuerdo, jlh. En especial: "los socialistas, atizando el odio"
9 lluisv, día 5 de Abril de 2008 a las 20:07
Un servidor tiene una duda.

En sus tiempos, todo bachiller sabía a ciencia cierta que todos los males de España se debían al marxismo y al contubernio judeo-masónico.

Veo que seguimos con las mismas en términos de marxismo y masones. Pero, ¿qué pasa con los judíos? ¿Ya no son enemigos de España? ¿Se han peleado con los masones y se han convertido en amigos de España por eso de que el enemigo de mi enemigo es mi amigo? ¿Estaban mal los libros de texto de hace 40 años? ¿ O quizás se debe a la típica cobardía de los ultras, que prefieren no meterse con los judíos por si el Mossad?

Don Pío, porfa, tenga la amabilidad de aclarármelo. Ya ve que esta vez me he comportado de la forma más respetuosa posible.
10 doiraje, día 5 de Abril de 2008 a las 20:09
Desde luego, no soy un experto en masonería, aunque algo haya leído y siempre me haya interesado. Supongo que es un problema complejo, con muchas vertientes y que puede estudiarse desde diversos enfoques. Por lo poco que sé, parece que en torno a la masonería se suelen dar dos posiciones extremas, a cual, pues, más falsa. Una, la de que los masones son el paradigma de la maldad, una especie de encarnación de Satanás con chaqueta y corbata, responsables de todo los problemas de este mundo. Por otro lado, están aquellos que, siendo masones o no -algunos son hasta jesuítas, como Ferrer Benimeli-, defienden la teoría de que eran gente humanista, de inmejorables intenciones, cuya existencia supone un progreso para la civilización en todos los órdenes. Ni una cosa ni la otra parece que sean ciertas.

El aspecto de la masonería que más me interesa es la de sus fundamentos filosóficos. Muy en especial su idea según la cual todo lo que existe puede ser sometido a la razón, pues el mundo y el universo entero son producto de un proyecto racionalista que puede ser descifrado por la razón humana. El dios de los masones es el Gran Arquitecto, el que construyó el ser en sus infinitas variaciones.

Sería muy largo desarrollar todas la implicaciones de esta concepción de partida, pero, ciertamente, es la fuente de todo tipo de males, muchos de los cuales tienen una proyección más o menos directa en lo social, en la política, en la antropología, en la ética, en la metafísica, etc. A mi modesto entender, es en esta idea donde se halla la raíz o el origen de toda la "perversidad" del pensamiento y la acción masónicos.
11 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 20:20
10# "El dios de los masones es el Gran Arquitecto". NO. Cada masón ES LIBRE de creer (o no) en un Dios. LLAMAMOS así, en COMÚN, a ese Dios de cada uno. NO es el MÍO o el TUYO. Se respeta lo que crea cada cual, pues creemos que NINGUNO puede pretender la absoluta razón, y que al menos NOSOTROS NO la conocemos. Es más para no crear controversias religiosas en las logias, es prohibición EXPRESA el tratar del tema religioso. También el tema político.

Ese tema es lo que motiva, en parte, la condena. El que personas de distinto CREDO, pudieran REUNIRSE y tratarse COMO HERMANOS.
12 jlh, día 5 de Abril de 2008 a las 20:28
Sherme, interesante lo que dices, como suele ser habitual. Y un consejillo para no perder las entradas: escríbelas primero en Word, y luego cópialas a la ventanita de LD. Yo perdí varias hasta que me decidí a hacerlo así (porque da una rabia tremenda cuando te tiras un rato escribiendo y luego desaparece de la pantalla).

lluisv: Franco fue el gobernante mundial que más judíos salvó del nazismo. Y los socialistas soviéticos se dedicaron a exterminar judíos igual que Hitler, aunque el número de seres humanos asesinados por los socialistas soviéticos fue mucho mayor al de asesinados por el nacional socialismo (¡andá, como tú, nacionalistas y socialistas!, que casualidad).
13 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 20:30
10# También es FALSO que la "idea según la cual todo lo que existe puede ser sometido a la razón". NO. La conducta de cada cual, su vida, es la que él mismo HA DE SOMETER a la RAZÓN. SER RACIONAL para diferenciarnos, como HUMANOS, de las PASIONES que nos igualarían con los animales. ¿cómo podríamos pretender someter todo el Universo a NUESTRA razón? ¿cómo podriamos ni siquiera SOÑAR el conocerlo TODO?

El problema es que de lo leído, parece que siempre habeis escogido escritores que NADA saben de masonería o que pretenden TERGIVERSAR cada frase o cada palabra, para JUSTIFICAR la "condena". Muchos a cuenta de "revelaciones" pretenden también sus "monedas de plata", ya que el tema "vende" desde hace mucho tiempo. Como poco, desde Leo Taxil...
14 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 20:34
12# cierto, jlh... a veces se confía uno .. o no pretende extenderse y se va calentando... cuando veo que he tardado, lo copio (si me acuerdo) y luego lo pego, pues pone caracteres extraños (por ejemplo las comillas) cuando te dice "sesión caducada" o similar. En fin, parece que siempre pasa con las mejores intervenciones... jejeje ¡da un coraje!, en fin, lo haré en Word. Gracias, jlh.
15 odafraja, día 5 de Abril de 2008 a las 20:39
Sherme pues si que debes sufrir en las reuniones con tus colegas masones si no puedes hablar de política.
16 vstavai, día 5 de Abril de 2008 a las 20:59
Internet es coj.onudo para buscar cosas rápidamente: ahí tenéis un artículo de Moa que le va a encantar a lluisvi:


EL ANTISEMITISMO HOY, POR Pío Moa

Los soviéticos, que aparecen ahora como “liberadores de Auschwitz” sin más matizaciones, persiguieron sangrientamente a los hebreos, aparte de instaurar en toda Europa del este regímenes carcelarios. Liberadores muy "sui generis".

Ha estado muy en su punto Ariel Sharon al recordar, con motivo de la liberación de Auschwitz, la nula o casi nula ayuda prestada por los Aliados a los judíos durante el Holocausto (El Vaticano sí salvó a innumerables judíos; y también salvó a muchos miles, en aparente paradoja, el régimen franquista, directamente o permitiéndoles el paso de la frontera, cosa que no hicieron los suizos). Y ha venido muy al caso ante las frases pomposas e hipócritas de políticos tan indecentes como Chirac: “En estos momentos tan especiales, quiero repetir solemnemente que el antisemitismo no tiene lugar en Francia. El antisemitismo no es una opinión. Es una perversión. Una perversión que mata. Es un odio que hunde sus raíces en las profundidades del mal, y no puede tolerarse en absoluto su resurgimiento”.

¡Que no puede tolerarse! La realidad es que son Chirac, Rodríguez Zapatero y políticos como ellos los que están fomentando el antisemitismo más perverso mientras sueltan su verborrea demagógica. La realidad es que todos esos políticos llevan años saboteando los esfuerzos de Israel por sobrevivir, y alentando, justificando o disimulando el terrorismo contra los judíos. En los hechos, los medios de masas más ligados a esos personajes ofrecen una manipulación constante de lo que ocurre en Israel, según la cual este estado, el único democrático de la zona, es culpable de todas las agresiones que sufre, sus líderes son criminales de guerra, y las únicas víctimas dignas de consideración y aprecio son las causadas por el ejército israelí en sus operaciones de defensa o castigo por los ataques musulmanes. Resulta muy cómodo hablar de los nazis y de hechos ocurridos hace sesenta años cuando en la actualidad esos políticos y sus medios de comunicación actúan de forma muy parecida a la de los nazis entonces. ¿Qué vienen haciendo Rodríguez y su gobierno en pleno, especialmente el ministro Desatinos? Si por ellos fuera, y por gente como Chirac, Israel habría sufrido un segundo holocausto, sin lugar a dudas. Afortunadamente la suerte de este pequeño país depende mucho más de Usa. Como en rigor la suerte de Europa ha dependido y sigue dependiendo mucho más de Usa que de Europa misma, una Europa aficionada a poner zancadillas a quienes la libraron del nazismo, del comunismo y, hace apenas cuatro días, del tumor de las guerras yugoslavas.

Como la historia contradice a cada paso los tópicos ideológicos, podemos encontrar un paralelo en nuestro propio país. La Iglesia ha sido aquí atacada con un odio y un afán destructor muy parecido en calidad (la pérdida de la guerra por el Frente Popular impidió que también en cantidad) a como los hebreos fueron atacados por los nazis. Al igual que los judíos, MILES DE CLÉRIGOS Y DE FIELES CATÓLICOS FUERON ASESINADOS, A VECES DE FORMA HORROROSA, POR EL MERO HECHO DE SERLO. Otra observación necesaria: también los soviéticos, que aparecen ahora como “liberadores de Auschwitz” sin más matizaciones, persiguieron sangrientamente a los hebreos, aparte de instaurar en toda Europa del este regímenes carcelarios. Liberadores muy "sui generis".

Vaya por delante que, como español, mi entusiasmo por Usa o por el judaísmo es limitado, y que, contrariamente al hipócrita Chirac, creo que el antisemitismo, como el anticatolicismo, la lucha de clases, los separatismos, el anarquismo o cualquier otra opinión, es perfectamente tolerable. ¡Qué democracia tendríamos de otro modo! Lo que no es tolerable son los actos criminales derivados con gran frecuencia de tales opiniones. Lo que no es tolerable es que esas opiniones se expongan sin réplica adecuada, como viene pasando en los medios de masas desde hace mucho tiempo. Lo que no es tolerable es que se hable con tanta grandilocuencia mientras en la práctica se hace lo contrario.

17 doiraje, día 5 de Abril de 2008 a las 21:01
Hola Sherme

Cuando alguien defiende, sea masón o no, que el mundo es producto de una razón que nosotros podemos inteligir, está diciendo de forma elìptica dos cosas: una, que no hay más dios que el hombre; o bien, que el hombre puede ser como ese dios. La idea de El Gran Arquitecto no es más que una superchería o un sofisma que oculta la vanidad gigantesca del hombre para divinizarse a sí mismo desde sí mismo. Vanidad nada nueva; recuerda lo de la Torre de Babel.

Por otro lado, el que se afirme que el hombre pueda conocer todo lo que existe de forma racional tiene un montón de consecuencias: que el mundo está constituido sólo por materia (materialismo); que el mundo se organiza de forma matemática (positivismo); que el mundo no ha sido creado, sino construido, etc., etc., etc.

Créeme, las implicaciones son enormes y en muchos ámbitos.

Da igual lo que decidan sus códigos la diferentes logias. El dios de los masones es la razón, con respecto a la cual lo supeditan absolutamente todo. Si crees en esta supremacía de lo racional, da igual, en definitiva, lo que luego profeses, pues deberá someterse a ese otro "dios absoluto".

Un saludo.
18 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 21:05
15# SÍ... jejeje, por eso aquí me explayo...

Bueno, en realidad hay que decir que es en Logia. Es decir, que cada cual puede con sus amigos y "hermanos" fuera de la Logia, hablar de lo que sea. Pero SIEMPRE entendiendo que No debe entrar en controversia y aceptar (tolerar) lo que los demás hermanos piensen (con los "amigos", cada cual a o suyo, ;-)). Evidentemente dentro de las leyes. Vamos, que si alguien te contara que es de la FAI (o del GRAPO, ETA etc, o que pertenece a la secta esa de Texas, por decir un ejemplo) hombreee... ni de coña...

En Masonería hay muchas cosas que "nos son propias", son "nuestras costumbres". Por ejemplo los mandiles, los rituales, etc. A los "profanos" les parecen extraños y hasta ridículos. Bueno. Para nosotros es algo como los rituales, vestimenta, lenguaje y usos de la Justicia (o de otras "profesiones", como por ejemplo la Medicina). ¿A qué vienen en estos tiempos "modernos" las togas o las puñetas de los jueces? O Tanto latinajo tanto en la judicatura como en la medicina... O el levantarse cuando entra el juez, llamar "doctor" al médico (lo sea o no). O que cada juzgado "trate de lo suyo" o de "los secretos" del sumario... o de Niveles o Cámaras "superiores" (Tribunal Supremo, Audiencia provincial, etc.) En fin, nadie se extraña de eso. Para nosotros es UN MÉTODO, una FORMA. Ni mejor ni peor. Es lo tradicional. Así lo hicieron siempre. A los nuevos afiliados suele extrañarles, y no pocos dicen que deberíamos "actualizarlo". Al poco se acostumbran. Supongo que como los abogados novatos o estudiantes, les podría "chocar" las primeras veces que ven un juicio... Estas cosas a los extraños (profanos) les gusta atacarlas sin valorarlas. ¿os imaginais a un abogadillo "cheli", o "logsero" dirigiéndose a un tribunal... "oye, pisha .. que el tipo este no ha matao a su vieja, ¿mentiendess? así que te pido que l´absuelvass, ¿vale?". Pues imaginaos cómo durante este tiempo nosotros hemos intentado mantener esas "costumbres y lenguaje", que para muchos puede sonar ridículo, pero que para nosotros creemos que nos obliga más a razonar lo que decimos en logia. A "pensar lo que se dice". Para muchos leerlo les parecerá "cursi" o desfasado... en fin, que para gustos... los colores...
19 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 21:11
17# Doiraje: ¿y quién te ha dicho a ti que nosotros "defendemos eso de que "que el mundo es producto de una razón que nosotros podemos inteligir"? Me parece que te han equivocado. ¿quién puede pensar semejante estupidez?

El mundo, el universo entero me parece que es bastante más complicado y complejo para que NADIE puede pretender "inteligirlo". Y nosotros, como MORTALES... vamos... qué soberbia y qué memez.
20 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 21:14
17# Lo del Gran Arquitecto es el CREADOR. Suponiendo que el universo sea "creado"... Vamos, NO LE PONEMOS NOMBRE. Ni Alah, ni Yaveh ni nada. Que cada uno practique la religión que quiera y crea. Punto.
21 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 21:17
¿y de dónde sacas que nosotros: "Por otro lado, el que se afirme que el hombre pueda conocer todo lo que existe de forma racional tiene un montón de consecuencias: que el mundo está constituido sólo por materia (materialismo); que el mundo se organiza de forma matemática (positivismo); que el mundo no ha sido creado, sino construido, etc., etc., etc."?

¿dónde has leído eso?
22 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 21:27
Perdona. doiraje, no pretendo ofenderte, pero, desde mi punto de vista eso que dices de: "El dios de los masones es la razón, con respecto a la cual lo supeditan absolutamente todo. Si crees en esta supremacía de lo racional, da igual, en definitiva, lo que luego profeses, pues deberá someterse a ese otro "dios absoluto". es otra memez que alguien te ha dicho y que no es cierta.

Te repito. NO TENEMOS "DIOS" COMO MASONES. (Con NOMBRE, jerarquía, ritual, sacrificios, sacerdotes etc que demos POR CIERTOS ABSOLUTOS. Lo que no quiere decir que cada uno tenga el que crea, según la religión que practique. Imagina que alguien saca de contexto esto: "La Masonería no tiene Dios". Tooma, podría decir: "los masones son ateos", y se quedaría tan pancho confundiendo las "churras" de esa expresión con las "merinas" de lo que realmente quiere decir. No sé si me he explicado bien ¿Entiendes lo que quiero decir?
23 doiraje, día 5 de Abril de 2008 a las 21:31
Perdona si te he ofendido, Sherme, no era mi intención. No te sientas atacado por mí. Cada uno es muy libre de creer en lo que quiera y de pertenecer a lo que quiera. Mejor, dejemos aquí la discusión. Quizá pertenezcas a alguna rama que sea excepcional en algunos aspectos. Tanto mejor para ti.

Un saludo afectuoso, y reitero mis disculpas.





24 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 21:35
23# No, no me has ofendido. En absoluto, amigo doiraje.
25 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 21:36
23 tampoco tienes que disculparte. Doiraje. El mismo tono en que lo decías no era ofensivo. Simplemente, creo que sí erróneo, nada más.
Un saludo.
26 aesiña, día 5 de Abril de 2008 a las 21:51
El dios de los masones no es la razón, "Doiraje", sino lucifer. A El le ofrecen sus misas negras y sus ritos satánicos, que como sabes proliferan en sociedades y épocas masónicas. Uno de esos ritos fue el crimen de Alcásser, en el cual el mismo ministro de Interior (socialista) de entonces ocultó pruebas (?!). Por ese culto a lucifer, los masones gozan de una "antiprovidencia" que les permite perpetrar toda clase de crímenes de estado y atentados terroristas que quedan impunes y sin aclarar y que cambian el curso de la historia. Así ha sido infinidad de veces, desde el asesinato de Sarajevo al 11-M, pasando por el 11-S, el asesinato de Kennedy, de Diana de Gales, etc. etc. Su meta es el dominio mundial y en ello están con su Nuevo Orden Mundial que presupone la destrucción de la soberanía de las naciones (menos las suyas, claro, Inglaterra, Francia, Alemania y USA) destruyendo su identidad y su integridad. En Europa ese proyecto se llama "la Europa de las Naciones". Su medio para conseguirlo es el terrorismo, que ellos financian y amparan en todo el mundo.
Dicen las Revelaciones privadas a santos de todos los tiempos, que la masonería es la iglesia de satán, que existe desde la tentación de la serpiente en el Paraíso, pues está compuesta de todos aquellos que, como Adán y Eva, sucumben a la fascinación engañosa de “ser como dioses”. Dicen que proviene de la estirpe de Caín y que se ha encarnado históricamente en la Sinagoga, que mató a Cristo, así como en otros cultos mistéricos y ocultistas, desde Egipto hasta la gnosis, que continúa en nuestros días con el nombre de New Age (Nueva Era).
Sus planes son diabólicos y, por ello, despiadados, y sus armas son la mentira, la manipulación y el crimen. Su mayor enemiga: la Iglesia. Es la única que le ha plantado cara desde el principio de los tiempos y ha frustrado muchas de sus intrigas. Por eso ha intentado contínuamente eliminarla, y al no poder, la ha infiltrado.
En estos tiempos nos hallamos, los últimos de la historia, de los que hablaba San Pablo en II Tesalonicenses 2 cuando decía que “el misterio de la iniquidad ya está en marcha. Sólo falta que sea apartado el que lo impide”. Ese es el Papa de Roma. El día que tenga que huir de sus asesinos por la Revolución anunciada para Italia, será la hora de lucifer y su gobierno mundial. Qué Dios nos coja confesados.
27 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 21:57
Releyendo las intervenciones 2 y3# de Momia... en fin hay maneras de contar los hechos: Por ejemplo el 20 de septimbre ES EL DÍA QUE SE CONMEMORA LA REUNIFICACIÓN de Italia. No "la fiesta masónica".

http://munderlow.blogspot.com/2006/09/20-de-septie...
Como casi todos los dias se conmemora algo, hoy se conmemora el día de la unificación de Italia, que se produjo el 20 de Septiembre de 1870, cuando las tropas de Garibaldi (llamado también "el héroe de dos mundos", de América y de Europa) entraron el los Estados Pontificios, que estaban siendo defendidos por las tropas francesas, invasoras de Italia junto con Austria, y consiguieron tomar el último bastión rancés que les quedaba por derrotar para expulsar a los paises invasores y así lograr una Italia unida con capital en Roma. Muchas guerras para conseguirlo, muchas muertes, por lo que no está de más recordar estas cosas. Forza Italia!

-----
O:

http://es.wikipedia.org/wiki/Unificaci%C3%B3n_de_I...

----
Vamos, que limitar o identificar el tema con "una conspiración masónica"... vamos, que cae por su propio peso.
28 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 21:59
26# buenoooo... ¿otro Van Helsing, o es el mismo con nuevo nick?
29 XLuis, día 5 de Abril de 2008 a las 22:09
Sherme:

Se te acumula el trabajo. :)

"Pero SIEMPRE entendiendo que No debe entrar en controversia y aceptar (tolerar) lo que los demás hermanos piensen (con los "amigos", cada cual a o suyo, ;-))."

¿Entonces la Masonería es liberal?

Es que esa definición se parece mucho a una que, creo recordar, dijo Ortega y Gasset sobre el Liberalismo.
30 denebola, día 5 de Abril de 2008 a las 22:12

Buenas noches:

He leído por arriba que la masonería reivindica para sí la Razón. Pero una cosa es reivindicarla y otra cosa honrarla. Y se honra con el pensamiento y la reflexión. En toda su extensión. Sin Dios, la Razón se desploma. De hecho, las Filosofías sin Dios han fracasado una tras otra, y lo peor es que han servido de coartadas para las mayores matanzas que haya sufrido la humanidad.

Por qué esto es así es largo de explicar. Indicaré únicamente que existe un marco general "del todo" que la Teología Natural pone en evidencia y que acomoda todos los estratos de la realidad material y de la realidad humana: desde los cuerpos inertes hasta los valores morales. Este es un marco teísta. Y este marco da cuenta de la realidad de forma mucho más satisfactoria que el marco naturalista, positivista y materialista.

Cuando se apela a la Razón pura, los masones o cualquiera, en general se apelan a unos principios, indemostrables como tales, a partir de los cuales se despliega un método de investigación de la realidad. El marco teísta hace exactamente lo mismo. Pero mientras que el materialismo es incapaz de acomodar hechos empíricos evidentes, el teísmo sí es capaz de hacerlo, sin perder por ello capacidad de penetración en el mundo físico.

Sólo la escasa preparación filosófica del hombre común hace posible que sistemas tan defectuosos como el materialismo puedan camuflarse tras la bandera de la Razón, con consecuencias trágicas para la humanidad.
31 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 22:24
29# Vaya Xluis, "Es que esa definición se parece mucho a una que, creo recordar, dijo Ortega y Gasset sobre el Liberalismo." No pretendía hacer una definición. Pero me alegra (y abruma) que "te suene" a Ortega y Gasset. mera coincidencia, te lo aseguro.

No es coincidencia que sí la masonería es "liberal" (tan odiados en "otros tiempos" "los liberales" casi como nosotros y por "los mismos"). (En el sentido estricto de "liberalismo", ético, económico etc)

Hay algunos hoy que se denominan "Masonería liberal", pero lo son más al sentido Useño del término... más "socialistas", digamos. A nosotros, los que nos denominamos "Regulares" (en sentido "amplio", que esa es otra) estos supuestos "masones liberales" nos llaman "dogmáticos". En fin que en Masonería hay casi casi de todo, como en botica... ;-)
32 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 22:36
Otra cosa, como "sombra" detrás de todo... no tenemos precio... con decirte que en España NUNCA fuimos más allá 5000-6000 miembros (en los "mejores" tiempos de la Orden)... así que poca "sombra" daríamos... Ahora, por lo escrito CONTRA nosotros... buf... una torre bastante alta ... menuda pila de libros, panfletos y sermones...

Es ahora, que entre todos no llenaríamos más allá de tres autobuses.. y la matraca que "parece" que damos... si es que no hay día que alguien nos nos ponga en el "candelabro" por cualquier cosa... para alguno si no existiéramos... nos tendrían que crear... porque si no, no les saldrían "las cuentas" de tanto cuento.
33 Momia, día 5 de Abril de 2008 a las 23:22
La Masonería es una secta dentro de una secta, una organización externa que oculta una hermandad criminal de los "elegidos"; es necesario discernir la existencia de estas dos dimensiones, una visible de marionetas teledirigidas y manipuladas de individuos a los que a cambio de alta posición social y económica se les manipula de por vida, y la otra invisible.

La sociedad visible es un compañerismo cínico e hipócrita y su misión es sacar información privilegiada de todos los estamentos de la sociedad civil, y pasarla a la sociedad invisible. La sociedad invisible es secreta, criminal y siniestra, está formada por los altos grados masónicos de las diferentes logias, es la verdadera materia gris que dirige el poder masónico.



Muchos hombres bien intencionados son miembros de esta sociedad visible sin el mas mínimo conocimiento de la sociedad invisible. De hecho, Albert Pike tiene algo que decir acerca de la hermandad en la sociedad visible: “La Masonería, como todas las Religiones, todos los Misterios, Hermetismo, y Alquimia, esconden sus secretos de todos, excepto de los Adeptos y Sabios, o de los Elegidos, y usan falsas explicaciones y acomodadas interpretaciones de sus símbolos para engañar a aquellos que merecen ser engañados; para esconder la Verdad, que llama la luz y los lleva lejos de ella.” [Dogma y Moral, p. 104-5, Tercer Grado]

34 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 23:45
33# Que vale, que sí, Momia... que no eres partidario.

Manda narices... un enigma dentro de una incógnita... y a chuparnos el dedo...

Quillo, seremos muuuuuuuuy malos... ¿pero también somos todos jili_poyuás? ¿o solo unos poquitos muuuuuuuuuuuuy malíiiiiiiiiiiiiiiiiiisimos y los demás atontaos por las velas?


35 Sherme, día 5 de Abril de 2008 a las 23:50
33# Vamos a ver, momiete, o somos "mu poderosos" o somos la mayoría jilipuertas... o una cosa o la otra... las dos son incompatibles. a ver si te aclaras...

Venga te dejo la noche enterita para pensar ... te prometo que no me apareceré por tu habitación ... esta noche ... haz pipí antes de acostarte a ver si va a ser de eso...
36 Momia, día 5 de Abril de 2008 a las 23:50
La Masonería no es más que una religión esotérica después de todo, con tradición de los misterios satánicos, así como de filosofía satánica de hermetismo y alquimia. La Masonería esconde sus secretos de los "hermanos" de la sociedad exterior visible, independientemente de su rango; sólo los "elegidos" en la sociedad criminal invisible pueden llegar "al conocimiento de la verdad". Los "hermanos" en la sociedad visible reciben una dieta de falsas explicaciones y acomodadas interpretaciones de sus símbolos. Estos pobres hombres en la sociedad visible “merecen solamente ser engañados” -Albert Pike-

Si a un miembro que es recién ingresado en la Masonería se le es visto reverenciar a Jesucristo, inmediatamente es colocado en la sociedad visible. Y nunca podrá optar a la sociedad invisible.

Albert Pike entonces completa sus instrucciones para engañar a aquellos miembros de la sociedad visible, diciendo: “Entonces la Masonería oculta celosamente sus secretos e intencionadamente pervierte a los intérpretes engreídos de la sociedad visible.” [Ibíd., p. 105]

Los miembros de la sociedad visible son denominados como "las masas", y comprenden un 99% de todos los Masones. Albert Pike dice en relación a decir la verdad de la organización a los de la sociedad visible: “Un Espíritu que ama la sabiduría y contempla la Verdad de cerca, está forzado a disfrazarla, para inducir a las multitudes y a los hermanos de la sociedad visible a aceptarla. Es necesario para las personas la Ficción, y la Verdad se torna efímera a aquellos que no son los suficientemente fuertes para contemplarla en todo su fulgor.” [Dogma y Moral, p. 103, Tercer Grado; Enfasis añadido]

37 Momia, día 6 de Abril de 2008 a las 00:33
El verdadero enemigo de España no es la llamada "masonería española", que es un conjunto de una cuarentena de siglas que sólo sirven para satisfacer egos y disputas de tontorrones de poca monta como Roger Leveder "alias el whisky", Josep Corominas "el de los pedófilos del Raval", Tomás Sarobe "el traficante de Pinochet", Ascensión Tejerina "sor maría", Rafael Vilaplana "el topo", Gabriel Plana "el acrata aristócrata", y unas cuantas locas más, así como unos cuantos señoritos burgueses que cuando se aburren salen éllos, los inefables mongolitos del mandil, en algún periódico amigo largando tonterías sobre otros burgueses.

Han sido siempre los masones ingleses, franceses, y los norteamericanos -sí, norteamericanos, recordemos el hundimiento del Maine y el asesinato de Carrero Blanco- los verdaderos enemigos de España, y a éllos tenemos que referirnos como tales sin lugar a dudas, a éllos y a sus esbirros españoles -esta vez sí- copando los altos puestos y mandos del Estado español, pero al servicio de la Masonería extranjera y de las grandes potencias extranjeras secularmente enemigas de España.
38 Timoteo, día 6 de Abril de 2008 a las 02:39
Aprovecho que el tema del hilo es la masonería para expresar una opinión que en más de una ocasión me hubiera gustado exponer pero que por las circunstancias he venido considerando inoportunos los momentos para hacerlo.

La masonería es una referencia muy frecuente para algunos participantes del blog, como Madriles y Momia, que muestran sobre la misma en la calificación de sus juicios, la rotundidad e inapelabilidad de estos y el ánimo combativo con que los exponen y defienden, que están respaldados por un conocimiento, seguridad y autoridad y animosidad sobre esa materia y la intrínseca maldad que contiene, que no anima a quien como yo tiene un criterio muy superficial sobre la misma, a intervenir en esas ocasiones con opiniones que puedan contribuir a desviar demasiado los comentarios, del tema principal del hilo momentáneo del blog.

También suele opinar sobre el tema masonería Sherme, y no precisamente con criterios coincidentes con los de los anteriores; pero apoyado en el conocimiento y autoridad incontrovertibles que le confieren su pertenencia activa a la masonería.

En resumen y en lo que me parece: Madriles y Momia, entre otros, juzgan que la masonería está en las causas que han producido la desintegración del imperio español, nuestra última guerra civil y que amenazan actualmente desintegrar la nación. Y que el poder maléfico e internacional de la masonería es mundialmente determinante.
Sherme considera, por lo que sabe, que estos juicios no son acertados o son muy exagerados.

Son juicios contrapuestos, que no quita que sean ambos sinceros. Pongámonos en el caso de que Madriles, Momia y quienes opinan como ellos, están en lo cierto, que no es imposible, y que Sherme no conoce de la masonería más allá de las actividades en las que interviene y no ha tenido ocasión aún de conocer lo que saben Momia y Madriles.

El hecho es que la Masonería está actualmente legalizada en España y si se piensa que su influencia es tan decisiva para la política de nuestra nación, y quizá lo sea, lo consecuente- en la actualidad- no me parece demonizar y asustar con la masonería; y sí por el contrario fomentar que las personas honestas y patrióticas, como Sherme, que no estén voluntariamente sometidas, como lo estamos, los adheridos a la Iglesia Católica, a la prohibición de afiliación a la masonería que nuestra Iglesia impone, sí se afilien masivamente a la masonería y traten de invertir el sentido de influencia política que se considera viene esta ejerciendo en contra y a costa de los intereses de España y de los españoles y a favor y para el provecho de otras naciones y otras personas.

39 tigrita, día 6 de Abril de 2008 a las 08:39
Sí Ferrer y Guardia era masón; Mateo Morral trabajaba para Ferrer y Guardia y este Morral fue el que puso la bomba al paso de la comitiva real el día de la boda de Alfonso XIII, entonces la pregunta es: ¿Tuvo algo que ver la masonería en este atentado?
40 lluisv, día 6 de Abril de 2008 a las 09:39
#12 jlh:

Creo que salvaron a bastantes más judíos los gobernantes de Inglaterra o EEUU. Venciendo a los alemanes (con los que colaboró gustosamente Franco) salvaron a bastantes. Eso, sin contar con que los establecidos en EEUU o el Reino Unido no corrieron peligro en ningún momento.

Los judíos que huían de la Europa ocupada por España tenían que cruzar el país clandestinamente, cuando parecía que el Eje podía ganar la guerra las autoridades españolas colaboraban bastante gustosamente con la Gestapo.

Y lo del "contubernio judeo-masónico" figura en la propaganda y los libros de texto del régimen. Por tanto, sigo pregundanto, ¿en qué momento se eliminó a los judíos de la lista de enemigos de España? ¿Cómo reaccionó el sector más derechista de la sociedad española cuando España decidió establecer relaciones diplomáticas normales con Israel? Porque, señor mío, eso se hizo a principios de los 80.
41 lluisv, día 6 de Abril de 2008 a las 09:42
#39:

Los que atentaron contra Alfonso XIII eran anarquistas en primer término, se desconoce si también eran masones. El uso de la pistola y la bomba figuraba en el ideario anarquista, no en el de la masonería.

Que la masonería es una secta violenta y destructiva no os lo creeis no vosotros. De ahí a que algunos se metan tanto con ellos, saben que no les va a pasar nada. No se atreven a denunciar a nadie por ser un gangster o un asesino a sueldo.
42 Sherme, día 6 de Abril de 2008 a las 10:27
38# Amigo Timoteo: "Madriles" ES LA MISMA PERSONA que "Momia", que TAMBIÉN usa otros nicks, como Zafiro y otros (el verano pasado usaba el nick de "peloputa"). No son varias personas, es la misma PERSONA. Te lo puedo asegurar, que ya llevo casi dos años dicutiendo con él y las barbaridades enormes que dice. Para él la ideología política que ha causado MÁS de CIEN MILLONES de ASESINATOS en el siglo pasado, es casi beatífica comparada con nosotros porque, según estos "investigadores y conocedores" de nuestra "sociedad secreta" (coñe, ¿y como unos meapilas como él nos "conocen" tanto y nosotros estando dentro no tenemos, según ellos, ni pastelera idea?) QUE SE INVENTAN una y otra vez (y cada vez mayores) tonterías y maldades SIN FUNDAMENTO alguno. Sin NINGUNA PRUEBA... todo son "al final hay un regustillo" ... al final hay una "sombra"... y así con todo. ACUSACIONES de "misas negras", de satanismo, y de un sin fin de barbaridades que, si tuviera DOS DEDOS DE FRENTE vería que ni usando una supuesta "magia negra" (que manda narices que la gente crea en esas cosas)y ni siendo SUPERMÁN, Spiderman o la Hormiga Atómica podríamos hacer...

43 Oswald, día 6 de Abril de 2008 a las 10:39
Lluisv: tener simpatía por el franquismo y considerar que fue un régimen muy beneficioso para España, como es mi caso, no significa que creamos que Franco acertara en todo. Yo no comparto ni su confesionalismo católico, ni su nacionalismo patriotero (más retórico que efectivo, pero no por ello menos estúpido), ni su uso propagandístico de la disparatada leyenda sobre la "confabulación judeo-masónica".
Ya sabemos que ustedes los de la izquierda progre son una secta en la que o se admiten en bloque los dogmas asagrados o se convierte uno en un malvado hereje fascista, pero los demás no somos así: aquí, en la "malvada derecha fascista", liberales, conservadores, católicos moderados, católicos a machamartillo, agnósticos, ateos, nacionalistas españoles, antinacionalistas, y demás discrepamos en muchas cosas, en realidad en casi todas. Sólo nos une una cosa: estamos en contra de la Santa Iglesia Progre.
44 Sherme, día 6 de Abril de 2008 a las 10:39
41# ¡Hombre, Lluisitov, por fin algo coherente! No está todo perdido.

Efectivamente lo principal. lo verdaderamente SECTARIO de esos personajes está en que eran ANARQUISTAS. Con una ideología que ya había causado inmunerables atentados. La Masonería era burguesa y LIBERAL y el anarquismo era el culmen de una supuesta "libertad", ideología que estaba en boga desde la 2º Internacional y que produjo varias revoluciones (en España la del año 1923). La CNT era el sindicato anarquista y era el más importante de la época, mayor que la UGT. Estos anormales unían en su calenturienta mente (azuzada por las "prohibiciones y condenas" papales y las estupideces de "demonismo") lo uno con lo otro, SIN FUNDAMENTO alguno. Y ahí siguen...
45 Sherme, día 6 de Abril de 2008 a las 10:41
43# Oswald, yo diría la "LAICA iglesia retro-progre".
46 Oswald, día 6 de Abril de 2008 a las 10:58
Muy buenas, Sherme.
Te cuento mi parecer sobre la masonería: siento una gran afinidad por su religiosidad deísta, anti-dogmática y "racional" o "natural", por lo cual discrepo de la masonería atea. Tú te defines, si no me equivoco, como "masón regular", que según creo es lo que también se llama "masonería conservadora", y has afirmado que para pertenecer a vuestras logias no hace falta creer en Dios o en lo divino (yo más bien creo en esto que en Aquél)...¿me lo puedes aclarar?
Por esa afinidad mía hacia la religiosidad antidogmática, deísta, naturalista e ilustrada de la masonería, opuesto al dogmatismo irracional de las religiones organizadas, sobre todos las tres del libro, a veces he pensado en hacerme masón, por supuesto en alguna logia no izquierdista ni progre, pero no lo he hecho porque hay algo que me separa de la masonería, incluso de la conservadora, y es un defecto, típicamente modernista, que los masones compartís con el judeo-cristianismo y que heredáis de vuestros orígenes ilustrados del XVIII y XIX: vuestro optimismo antropológico, del que deriva vuestro demo-liberalismo. Yo soy un convencido pesimista antroplógico, y por tanto opuesto a la democracia liberal (sobre todo la de sufragio universal) y partidario del despotismo ilustrado y aristocrático (me refiero a la aristocracia del mérito, claro, no a la de la sangre o la cuna).
En fin, creo que algunos ilustres masones de la Edad de Oro de la masonería, como Goethe, defendían también este conservadurismo opuesto al liberalismo democrático.

Un saludo.
47 Sherme, día 6 de Abril de 2008 a las 11:02
En el libro (antimasónico, pero con cierto "fundamento" catolicista, en el buen sentido, pues trata de defender la "inompatibilidad" de la Iglesia con la Masonería, con cierta "racionalidad") que se titula "El secreto masónico desvelado" de José Antonio Ullate Fabo, escribe:

http://www.libroslibres.info/ficha_libro.cfm?id=16...;

EL ANTIMASONISMO EXAGERADO

El oscurantismo típico de las actividades de la masonería moderna ha suscitado siempre el recelo en las sociedades donde se ha establecido. Existen ejemplos de literatura antimasónica ya desde 1698: Nota mía:(quiero recordar que la masonería tiene un origen histórico ¡en 1717! ¡y ya había ANTIMASONES!)
«Habiendo creído que era necesario advertiros de las fechorías y de las malas acciones practicadas bajo la mirada de Dios por los llamados francmasones, os digo: tened cuidado de que sus ceremonias y sus juramentos secretos no se apoderen de vosotros, y estad alerta para que nada os aparte de la devoción...» (de un libelo anónimo dirigido a todas las personas piadosas de Londres).

El investigador masón Lionel Vibert identificó quince publicaciones que exponían "secretos e infamias" de la masonería, sólo entre 1717 y 1721. En 1730 apareció la más famosa de las exposiciones de la masonería del siglo XVIII, la Masonry dissected (La masonería diseccionada), de Samuel Prichard, donde b>hizo públicos algunos de los rituales de la Orden.

En aquella primera época de la masonería moderna se conocía muy poco de sus actividades y de sus doctrinas, con lo que las obras dirigidas contra la sociedad secreta en muchas ocasiones mezclaban la imaginación con la realidad, aunque otras muchas aportan fuentes preciosas para conocer la realidad de la masonería inicial. Era de todo punto lógico que el sentir común rechazara la existencia dentro del seno de la sociedad de organizaciones secretas, cuya mera existencia supone una cierta "amenaza".

Las reacciones de aquella época —más o menos acertadas— no pueden catalogarse como de un antimasonismo exagerado, sino de comprensibles reacciones ante la presencia de un cuerpo social extraño.

El verdadero punto de partida de la tendencia del antimasonismo irracional o exagerado se puede situar en la publicación en 1797 de las "Memorias para servir a la Historia del jacobinismo", del abate Barruel. En esta obra, Barruel atribuye a la masonería una desproporcionada importancia material en la génesis de la Revolución francesa. Barruel, aparte de otras oscuridades, no logra dar una explicación convincente de su paso por la masonería, en la que alcanzó el grado de maestro. Al año siguiente, el escocés John Robison publicó sus "Pruebas de la conspiración contra todas las religiones y todos los gobiernos de Europa urdida en las asambleas secretas de los Iluminados, de los francmasones y de las sociedades literarias". El tema que ambos libros ponen en circulación es el de la conspiración masónica universal, responsable de los males que afligen a la religión y a los Estados, tema que hará fortuna y que progresivamente pasará a incorporarse a muchas obras que tratan sobre la institución. En la segunda mitad del siglo XIX empieza a forjarse otro de los temas recurrentes en el antimasonismo exagerado, el de la existencia en la masonería de un mando único y coordinado, formado por superiores que los mismos masones desconocen y a los que obedecen ciegamente. El extravagante Leo Taxil dará forma a una tercera veta: el luciferismo de los altos grados, en cuyas reuniones, Satán se hace visible y se comunica con ellos dándoles órdenes expresas. Taxil y su socio Bataille afirman que el Soberano Comendador del grado 33 (jurisdicción sur de Estados Unidos), el general Albert Pike, tenía reuniones con Satanás todos los viernes por la tarde.

La paternidad conspirativa de la masonería en todas las revoluciones; la concertación de todos los masones bajo un mando único, formado por «superiores desconocidos»; y la adoración del Diablo, constituyen los ejes principales de una tentación que podemos denominar el antimasonismo irracional o exagerado. Muchos de los autores afectados por esta debilidad son investigadores por lo demás muy competentes, y adoptan una prevención fundada hacia la masonería, pero lamentablemente, al ceder a esta tentación, en gran medida desacreditan la causa que defienden.

Algunos han podido pensar que, dado el antagonismo existente entre la religión católica y la masonería, como enseñan los Papas, cuantos más argumentos se esgrimieran contra la logia, mejor. Lo cierto es que una excesiva credulidad a la hora de aceptar cualquier acusación contra la masonería, lejos de favorecer la causa católica, la expone a una crítica fácil.

Jesucristo nos enseña que la verdad nos hará libres, y sólo en la verdad encontramos un aliado cierto. El fin no justifica los medios. Esa disponibilidad a dar por buena cualquier maldad atribuida a la masonería es, de entrada, peligrosamente injuriosa, algo que un cristiano debe tener siempre en cuenta a la hora de hablar de terceros. Después, como se ha indicado, debilita la propia posición intelectual al poner en evidencia una incuria y una precipitación metodológicas inaceptables.

Pero, como un error abre la puerta a otros nuevos, la aceptación de estas hipótesis infundadas debilita el sentido crítico de quienes las sostienen, predispone a creer «cualquier cosa».

Veamos un ejemplo de esa excesiva credulidad antimasónica. La Ordo Templi Orientis (Orden del Templo de Oriente) era una organización luciferina liderada por el mago Aleister Crowley. Se la conocía más por sus iniciales: la O.T.O. En 1929, dos revistas antimasónicas refirieron un hecho acaecido diez años antes: la publicación en 1919, en el órgano oficial de la O.T.O., la revista The equinox, de una lista de supuestos miembros de la secta satánica ya fallecidos entre los que se encontraba el cardenal Mariano Rampolla del Tindaro, el que fuera Secretario de Estado de León XIII.

Algunos católicos creyeron a pies juntillas aquella "sensacional revelación", sobre todo porque un periodista católico, Félix Lacointa, había dado a la imprenta un artículo impresionante en el que revelaba una confidencia del arzobispo de Montauban, monseñor Marty, que iba en la misma dirección. Según Lacointa, el arzobispo le había confesado que algo más de diez años atrás, en una visita ad limina a Roma, había tenido la oportunidad de oír de un cardenal que, a la muerte del cardenal Rampolla, entre sus papeles personales se habían encontrado pruebas que le incriminaban en actividades contra la Iglesia. Los papeles fueron llevados al Papa san Pío X quien, conmocionado, mandó que fueran quemados para no dañar la memoria del prelado. Sobre estos dos únicos indicios, millares de católicos desde entonces han creído y repetido que el cardenal Rampolla fue francmasón, y que el veto interpuesto en el cónclave de 1903 por el cardenal polaco Puzyna contra Rampolla se debía a que el emperador de Austria conocía la afiliación del purpurado. Con posterioridad, otros autores han añadido algunos detalles a la historia (la asistencia del cardenal todos los sábados a una logia suiza durante sus vacaciones estivales), que le han dado mayor difusión.

(sigue)
48 vstavai, día 6 de Abril de 2008 a las 11:11
Como explica Moa, la masonería ha estado intensamente implicada en todas las campañas europeas contra España y la tradición española, asimilada la Inquisición, el "genocidio" americano y cosas por el estilo.

La masonería en rosa y en negro
Pío Moa

A finales del siglo XIX Francisco Ferrer Guardia proponía una “revolución ferozmente sangrienta”, en la que la sangre “corra a torrentes”, y creó una “Escuela moderna” dedicada a difundir sus ideas revolucionarias. No se quedaba en palabras, pues fue él, con toda probabilidad, el inductor del atentado de la calle Mayor de Madrid, en 1906, con decenas de muertos, y perpetrado por un profesor de dicha “Escuela”. Al ser condenado a muerte Ferrer, a raíz de la Semana Trágica barcelonesa, en 1909, se levantó por él en toda Europa, un clamoreo gigantesco, que lo pintaba como un “nuevo Galileo” y “educador de España”, victima de una “Inquisición” inexistente y del “clericalismo asesino”, etc. Hubo grandes protestas y manifestaciones con heridos y a veces muertos, en numerosas capitales europeas. ¿Por qué esa reacción tan extraordinaria a favor de un hombre oscuro y fanatizado, de muy escasas dotes intelectuales? El catalanista Cambó lo explica: “Ferrer ocupada uno de los lugares prominentes en la Masonería y la Masonería internacional tomó el “affaire” con el más grande entusiasmo”.

La orden masónica señala con orgullo su presencia en las primeras Cortes Republicanas: 183 diputados entre 458. Habida cuenta de que el número de masones en España ascendía a escasos millares, eso significaba que una reducida sociedad prácticamente secreta tenía mucha más influencia, ejercida por vías opacas, que cualquier partido.

Al fracasar la insurrección socialista y nacionalista catalana de 1934, la izquierda lanzó una enorme compaña propagandística sobre la represión en Asturias. La organizaron masones como Vidarte –promotor también de la insurrección- o Fernando de los Ríos, en colaboración con la masonería internacional. Martínez Barrio, también alto cargo de la “orden”, recomendó a Vidarte cautela, recordándole la carnicería de la Revolución francesa, cuando los principales dirigentes masones se mandaron unos a otros a la guillotina. En fin, la campaña sobre la represión en Asturias se basó en exageraciones y falsedades, pero logró poner contra las cuerdas a un gobierno legítimo que había defendido la legalidad democrática contra un gravísimo asalto revolucionario. Y envenenó al ambiente social, creando condiciones para una vuelta a la guerra.

Señalo estos hechos – y se podían ampliar mucho-, no para pintar a los “hijos de la luz”, como modestamente se autodenominan, con colores exclusivamente tenebrosos, sino para contrastarlos con la leyenda rosácea que ahora se divulga sin asomo de crítica. No siempre el papel de la “orden” ha sido lo benéfico e ilustrado que sus dirigentes pretenden, cosa natural, pues ninguna institución humana es uniformemente buena o mala. Pero así como antes se destacaba en exclusiva lo peor de la masonería, ahora se nos quiere hacer comulga con las ruedas de molino de su perfección.

Creo bastante razonable la opinión del filósofo italiano Benedetto Croce: “Escucho las jactancias de esa institución sobre su grande y saludable eficacia; escucho las atroces acusaciones que le lanzan sus adversarios, y me inclino a creer que jactancias y acusaciones son por igual exageradas. Pero conozco la mentalidad masónicas y veo en ella un serio peligro para la cultura italiana. Para Croce esa mentalidad, simplista a abstracta, “pretende distinguir a golpe de ojo el bien del mal y clasifica hechos y hombres por signos externos y por fórmulas”, y por tanto la consideraba “pésima no solo mentalmente, sino también moralmente”.

El PSOE ha propuesto en el Parlamento una rehabilitación oficial de “los hijos de la luz”. Pero la masonería quedó rehabilitada automáticamente en el momento en que pasó a poder actuar en la legalidad, como tantas otras sociedades. Es como si de pronto el mismo PSOE exigiera ser rehabilitado en las Cortes de los anatemas pronunciados contra él bajo el régimen de Franco. Da la impresión de que ahí hay una trampa y una intención no confesada, aparte del prurito de infligir derrotas a Franco después de muerto. Esa intención es convertir a las Cortes en plataforma gratuita de propaganda de la orden, como se ha hecho en las campañas sobre las Brigadas Internacionales o el maquis. Utilización abusiva que nada añade al prestigio de una institución clave de la democracia.

49 vstavai, día 6 de Abril de 2008 a las 11:14
La masonería también estuvo muy implicada en la campaña sobre las supuestas atrocidades de la represión de Asturias, una campaña que "envenenó" la conciencia de la gente y preparó la continuación de la guerra civil, lo explica Moa muy bien en "El derrumbe de la república". Con estas cosas nos evitamos muchas disquisiciones inútiles, sobre todo con plastas ignorantes como Ripollet i Bohigas, alias lluisvi o con Aixa Modrejó Cogolludo, alias el mesca
50 Sherme, día 6 de Abril de 2008 a las 11:15
De la supuesta relación de Rampolla con la O.T.O., fundada en 1904, pero que sólo adquiere notoriedad a partir de 1910, con el ingreso del pérfido Crowley, no existe más indicio que la famosa lista publicada por la O.T.O. con fines propagandísticos; lista, por lo demás, inflada de nombres famosos, muchos de ellos muertos ¡antes de la fundación de la secta! Respecto de la confidencia referida por Lacointa, no consta que el arzobispo comunicara a nadie más semejante noticia, ni consta por otras fuentes, ni sabemos a qué misterioso cardenal se refería como origen de la información. En definitiva, no se aporta ni una sola prueba digna de consideración. A pesar de ello, aún hoy numerosos autores de libros sobre la masonería dan por buena o probable la afiliación de Rampolla a la Orden, violando las reglas más elementales de prudencia.

Algún día, alguien escribió en internet que cuando a San Pío X le mostraron las pruebas de la pertenencia a la masonería de Rampolla no pudo evitar una frase llena de indignación. Esa anécdota, sin referencia alguna, circula por la web y, por supuesto, aparece reflejada en abundantes libros sobre el tema.

>b>El antimasonismo obsesivo es una tendencia irracional a simplificar en exceso unos problemas que tienen una pluralidad de causas y que merecen un estudio intelectual más detallado. Por otra parte, esa tendencia simplificadora favorece las concepciones conspiratorias de la historia y suele explicarlo todo por la extraordinaria y cuasi mágica influencia de las sectas secretas, con el correlativo sentimiento de impotencia de quien cree que no hay nada que hacer, puesto que estamos en manos de un poder oculto que rige nuestros destinos. La realidad es algo diferente.

La «conspiración», de suyo, es algo connatural a la naturaleza racional del ser humano. Es la «conspiración» en el sentido de concertarse con otros para difundir o poner en marcha proyectos. La conspiración puede adquirir un sentido negativo debido a la persecución de un fin malo o a que se persiga de un modo ilícito.

Respecto de si la masonería es conspirativa por urdir intervenciones subversivas —algo de lo que de ninguna manera ha estado exenta del todo a lo largo de su historia—, habrá que probarlo en cada caso, sin poder escudarnos en una cómoda «teoría de la conspiración» mediante la que nos absolvemos del deber de dar a cada uno lo suyo.

Sin embargo, como ha quedado indicado, el secreto y la ocultación con la que se conciertan los masones sí que es censurable moralmente en sí mismo. Son modos ilícitos de perseguir un fin.

Hay que evitar precipitarse en las conclusiones cediendo a la tentación de una explicación simple en exceso que tiene la ventaja de confirmar nuestros juicios previos.

Es de lamentar que muchas de las obras dedicadas a la masonería desde el campo católico no se hayan centrado principalmente en los elementos doctrinales de aquélla, suficientes para concluir la total incompatibilidad con la fe católica y la razón natural, y hayan pretendido zanjar la cuestión mediante el recurso a una abultada lista de agravios, insuficientemente probados muchas veces.

EN RESUMEN

¿Es realmente compatible la masonería con el cristianismo? Para serlo, la doctrina del cristianismo debería interpretarse en clave masónica. Esto no puede hacerse sin desvirtuar esencialmente el cristianismo, y sólo sucede cuando se altera el sentido genuino de las palabras cristianas.

Interpretar la fe católica de forma compatible con la masonería es lo mismo que relativizar a Jesucristo en función de la visión deísta de la Orden.

Para que el cristianismo o la fe católica puedan de algún modo aparecer como compatibles con la masonería hay que añadirles un adjetivo calificativo que los modifique radicalmente. Estaremos hablando de «cristianismo liberal» o de «católicos liberales». Así lo entiende el masón cristiano «Vindex»:

«El cristiano liberal tiene más en común con el judío liberal o con el budista liberal que lo que comparte con los cristianos extremistas intolerantes».

«Vindex» puso candorosamente el dedo en la llaga: para hablar de la compatibilidad masónica previamente hay que crear una división dentro de los cristianos.
• Por un lado estarían los católicos o cristianos «liberales»;
• y por otro, los «intransigentes o extremistas intolerantes».
La masonería sólo resulta compatible con un cristianismo de la primera modalidad y no así, evidentemente, con un cristianismo de la segunda. Pero ¿es legítimo dividir la fe cristiana en «liberal» e «intransigente»? Lo que se llama fe liberal no es de ninguna manera la fe de Jesucristo. Es llamativo que los masones se extralimiten pretendiendo erigirse en jueces —interesados— que ingenuamente nos explican qué es y qué no es cristianismo.

Un católico que crea con fe sobrenatural en Jesucristo, verdadero Dios y verdadero hombre, único mediador entre el Padre y los hombres, ¿cómo puede aceptar dirigirse a Dios renunciando a su nombre propio y adoptando una fórmula (G.A.D.U.) que sea igualmente válida para el principio material de un materialista, para el Dios de un panteísta spinoziano, para Buda, para el Alá mahometano o para el Krishna hindú?

Cuando esto se intenta se produce un vaciamiento de los dogmas de la religión católica, que quedan reducidos a mera expresión externa de un deísmo o de un panteísmo.

----
Bueno y sigue con sus fundamentaciones desde el punto de vista católico... que no critico. Es su forma de verlo, pero al menos intenta RACIONALMENTE analizarlo, separando el grano de la paja a su criterio. Para mí lo que al final da por válido es que siendo un DOGMA de la Iglesia la INFALIBILIDAD del Papa (al estar auspiciado por el Espíritu Santo) desde la primera CONDENA PAPAL, ésto es algo inamovible, pues si en vez de haberla condenado el Papa lo hubiera hecho cualquier otro "instituto eclesiástico", entonces tal vez.. pero siendo CONDENA PAPAL, pues no.

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899