Pío Moa

« El caso de los moriscos | Principal | La banca y la zambomba »

Más sobre la Inquisición. El moralismo español

6 de Mayo de 2009 - 08:59:11 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

La Inquisición, principal valedora de la expulsión de judíos y moriscos, solo podía actuar contra cristianos, por lo que se centró sobre todo en los conversos. Los inquisidores eran clérigos, juristas universitarios. Su procedimiento consistía en pregonar el Edicto de gracia, explicando en qué consistían las herejías y animando a quienes hubieran caído en ellas a presentarse y denunciar también a sus cómplices. Quienes lo hicieran de grado se reconciliarían con la Iglesia sin mayor problema. A continuación venían las denuncias, mantenidas en el anonimato, lo que daba pie a muchos abusos. La denuncia era examinada por los "calificadores" que, si la hallaban fundada, ordenaban detener al acusado, cuyos bienes eran confiscados preventivamente para pagar los gastos del proceso, lo cual causaba nuevos abusos, que se combatieron desde mediados del siglo XVI. Por otra parte, la Inquisición se financiaba sobre todo con los bienes de los condenados, lo que, en principio, constituía un incentivo para extremar la severidad.

El proceso podía alargarse largo tiempo sin que el detenido conociese la acusación. Luego eran interrogados los denunciantes y el denunciado. Este recibía un abogado defensor cuya misión consistía en animarle a decir la verdad, y debía buscar testigos favorables o demostrar la falsedad de la acusación, a cuyo fin se le pedía que citara los nombres de quienes podían tener interés en perjudicarle, por si coincidían con los denunciantes. Si el proceso seguía, podía usarse la tortura, a condición de no poner en peligro la vida ni causar mutilaciones, y la confesión así obtenida debía ser luego ratificada libremente. Las penas más habituales eran multas, la obligación de portar un sambenito, o la "prisión perpetua" que en la práctica no solía pasar de tres años, pero podían llegar a la "relajación al brazo secular", es decir, a la justicia laica. Seguía un auto de fe, ceremonia pública o privada para solemnizar la reconciliación de los arrepentidos y la ratificación de los no arrepentidos, que serían entregados para su ejecución. Popularmente se ha identificado el auto de fe con la ejecución, pero esta se cumplía al margen y después. Si el condenado se arrepentía en el último momento era ahorcado o decapitado; en caso contrario, quemado vivo en la hoguera.

Entre los perseguidos por la Inquisición, los principales fueron los conversos judíos y moriscos, y más tarde los protestantes, de los que siempre hubo muy pocos en España. Suele considerarse que su período de actuación más intensa transcurrió entre su fundación y el año 1530, relajándose después durante más de un siglo, salvo algún pequeño rebrote; en los dos decenios de 1640 a 1660 se recrudeció de nuevo, y a partir de esa fecha su actividad decayó fuertemente hasta su disolución.

Los métodos de la Inquisición han sido muy criticados, en particular la denuncia anónima y el uso de la tortura. Pero hoy se admite comúnmente que la tortura fue poco empleada para las costumbres de la época (o de la actualidad en muchos lugares). Las condiciones carcelarias eran también bastante mejores que las de las prisiones comunes, en ellas podían recibir visitas de familiares y practicar su oficio; en muchos casos los denunciados no iban a la cárcel, sino que sufrían una especie de arresto domiciliario. En cuando al anonimato de los denunciantes se explicaba en parte por las venganzas que seguirían contra ellos por parte de las familias de los denunciados, muchas de ellas poderosas. La Inquisición, por lo demás, tenía mucho más en cuenta que la justicia corriente los falsos testimonios: "Los inquisidores –explican las instrucciones de Torquemada– deben observar y examinar con atención a los testigos, obrar de suerte que sepan quiénes son, si deponen por odio o enemistad o por otra corrupción. Deben interrogarlos con mucha diligencia e informarse en otras personas sobre el crédito que se les pueda otorgar, sobre su valor moral. Remitiendo todo a las conciencias de los inquisidores".

Tres siglos y medio duraría la Inquisición, concebida como un tribunal para asegurar la estabilidad social frente a la herejía. Las descripciones generales tienden a dar la impresión de un clima generalizado de denuncias y temor, pero los datos reales ofrecen un panorama distinto. El número total de procesos a lo largo de sus tres siglos y medio de existencia es de un máximo de 150.000, quizá menos de 100.000, pues se conservan las actas de los 50.000 ocurridos entre 1560 y 1700, casi un siglo y medio: dado que los procesos posteriores a 1700 fueron pocos, resulta difícil creer que los correspondientes a los ochenta años anteriores a 1560 casi duplicaran los posteriores. Aún aceptando la cifra mayor, da un promedio máximo de 420 procesos por año (la cifra real es probablemente bastante inferior), exigua en todo caso para una población que varió entre cinco y doce millones de habitantes –aunque hubo temporadas de actividad escasa y otras más intensa–. El uso de la tortura, como quedó indicado, fue mucho más moderado que en los tribunales corrientes: de los 7.000 procesos en Valencia solo se usó la tortura en un 2% de los casos, nunca más de quince minutos, y nadie fue torturado dos veces, según la investigación de S. Haliczer.

Sobre las víctimas mortales se ha exagerado de modo increíble, por razones de propaganda ideológica. El clérigo Juan Antonio Llorente, colaboracionista de Napoleón en España, hablaba de 32.000 ejecuciones, y atribuyó a la Inquisición haber causado en gran parte "la despoblación de España". Leyendas así han circulado ampliamente. Hoy se conoce con mucha aproximación el número de ajusticiados, un millar aproximadamente, entre 1540 y 1834, año de su abolición. Hay pocos datos fehacientes de los sesenta años anteriores, por lo que la especulación es muy libre, calculándolos los estudiosos a menudo según su inclinación ideológica. Se los tiene por años de intensa actividad, y algunos hablan de 2.000 y hasta 4.000 ejecuciones, aunque pudieran ser muchas menos, teniendo en cuenta la exageración de las cifras anteriores y el sesgo ideológico de los investigadores que tal sostienen. Como se ha observado, las policías políticas de ciertos países en la actualidad pueden hacer muchas más víctimas en un tiempo enormemente menor, y por las mismas fechas de la Inquisición las represiones contra disidentes religioso-políticos en diversos países europeos causaron probablemente más muertes. Los estudios recientes ponen en un marco más preciso la entidad del tribunal, objeto preferente, durante siglos, de mitos y leyendas.

Otro dato de importancia al respecto es que, tras algunas persecuciones puntuales contra las brujas, como las de Zugarramurdi, la Inquisición descartó la "caza de brujas", considerando a estas como un mero fenómeno supersticioso. Por el contrario, en Alemania, Suiza, Francia, Inglaterra (donde existían "cazadores de brujas" por dinero), Escocia, Escandinavia y otros países, la quema de brujas se hizo obsesiva durante los siglos XVI y XVII , calculándose entre 60.000 y 100.000 víctimas (59 en España).

Se ha acusado a la Inquisición de haber paralizado el desarrollo intelectual de España, con su actividad y sus índices de libros prohibidos; pero estos, aún más rigurosos, estaban en boga por gran parte de Europa. De hecho, los siglos XVI y XVII fueron los de mayor florecimiento artístico, intelectual y, en general cultural de España, apreciándose un claro descenso de nivel a partir del siglo XVIII, cuando la Inquisición funcionó mucho más débilmente. Lo cual indica la ausencia de una relación de causa a efecto entre ambos fenómenos.

------------------------------ 

**** La Audiencia investigará ahora la postura de Franco ante los crímenes nazis

Estos caballeros demuestran una completa ignorancia de la historia, pero eso no les detiene en su afán de embarullarla y falsificarla, pues no hay otra cosa bajo sus pretensiones de fondo totalitario, ¡menudos jueces tenemos! Podrían investigar, ya puestos a eso, la postura de los antifranquistas ante los crímenes de Stalin, ante sus propios crímenes durante la guerra civil, acerca de los cuales no han parado de mentir y de justificar; más aún, podían investigar la postura de los antifranquistas ante los crímenes de la ETA, ante los crímenes de Al Qaida, la colaboración con banda armada por parte del actual gobierno... Hay tantas cosas, sobre todo las últimas, tan actuales y tan propias de los jueces... ¿Por qué se dedican entonces algunos jueces a juzgar supuestos hechos tan pasados? Porque ellos mismos son de esos antifranquistas, tan "ignorantes" de ciertos crímenes pasado y actuales, tan complacientes y satisfechos con ellos. Jueces politizados en el sentido más rastrero del término, que deshonran su profesión. El imperio de lo grotesco. Según diversas encuestas, el poder judicial es una de las instituciones más desprestigiadas ante la opinión pública. Y estos se obstinan en ahondar en su desprestigio. Y, lo que es peor, en echar paletadas de tierra sobre la tumba de Montesquieu, en enterrar la democracia.

**** Se va Ibarreche y sube Pachiló a lendaka. Los dos, colaboradores de la ETA. ¿Cambiará algo ahora? La experiencia indica que no: estos políticos son siempre los mismos y lo mismo, aunque nunca dejará de haber incautos  que crean sus embustes, sobre todo si aquellos disponen de amplios medios de (manipulación) de masas.  Véase a Montilla, la "alternativa" a los catalufos. El gran problema político de España es que no hay alternativa a estos y a Zapo. El futurista de la economía lo es todo y la nena angloparlante se ha encargado de liquidarla.

------------------------------------

EL MORALISMO ESPAÑOL

(Artículo de 2003)

José María Pemán, uno de los teorizadores de la dictadura de Primo de Rivera, señalaba como rasgo característico de los españoles una acusada exigencia moral. Esto no sólo lo decía él, pues cita de Keyserling: "En lo ético, España se encuentra a la cabeza de la actual humanidad europea". Y lo han apreciado otros muchos observadores, como se trasluce en la manera como Brenan analiza el anarquismo hispano (podría sostenerse que el anarquismo arraigó en España ante todo por su moralismo). Es también cierto que en la propaganda de las izquierdas –en menor medida, quizá, de las derechas– la apelación moral surge con extraordinaria fuerza a cada instante. Como señala Pemán, "en otros países de Europa existe una mayor frialdad para separar lo utilizable de cada persona (su talento, su habilidad), de su fondo moral"; en España, "ni el talento ni la elocuencia, ni el acierto político bastaron nunca, al cabo, para hacer olvidar las claudicaciones éticas". Aquí, por ejemplo, un tanto fundamental en la apreciación de los líderes políticos era la de su austeridad y limpieza moral.

En apariencia esto es buena cosa, si consideramos que el ser humano es ante todo un animal moral, antes que intelectual. Pero ya Ortega señaló cómo la popularidad de algunos políticos y teorizadores republicanos, creo que se refería a Pi y Margall, se asentaba en el prestigio de su personal sobriedad, y no, desde luego, en el fundamento de sus ideas, mediocres cuando no disparatadas. Así como innumerables estupideces ideológicas han colado en todas partes gracias a venir presentadas en un envoltorio de cursilería, en España el envoltorio preferido de la necedad ha sido la pretensión moral.

Ello, insisto, se ha dado de manera preferente en la izquierda, incluso en la comunista, para la cual, al revés que para la anarquista, la ética no pasaba de ser un aspecto accesorio, convencional, una espuma de la sociedad de clases. Pero su propaganda radicaba en la maldad, le bellaquería, la bajeza moral, en definitiva, atribuida al enemigo, más bien que en el análisis de la "explotación" o de las relaciones sociales.

Podríamos ver ahí una especie de superioridad moral de la izquierda. De hecho, en la mala conciencia y los complejos que muestra habitualmente la derecha se percibe el influjo de esa permanente acusación moral desde la izquierda, ante la que los acusados no han sabido replicar muchas veces, o se han batido a la defensiva. La ideología y política derechistas, coincidían incluso algunos conservadores, sólo expresaban los intereses de los "ricos", y los ricos, en general, disfrutaban de unos bienes ganados indebidamente, por medio de la explotación y el expolio de los pobres. Las derechas resultan, por definición, ladronas y corruptas, y quienes, no siendo ricos, las apoyan, sólo revelan imbecilidad y abyecto servilismo ante la injusticia, o deseos de participar en el botín.

Pero si esos rasgos podían predicarse de las derechas en todo el mundo, cuando llegábamos a España empeoraban hasta los indecible. Los "ricos" españoles, y quienes les apoyaban ("los militares y los curas", en cabeza) eran los más miserables, crueles, oscurantistas y chulos de todo el mundo, o por lo menos de toda Europa. Esta concepción arcaica sigue vigente en muchos ámbitos populares, y sus ecos resuenan con fuerza en episodios como la propaganda de Simancas en el reciente rifirrafe por la Comunidad de Madrid. Pero no sólo se "piensa" así en ambientes populares sino también, y aun diría que de preferencia, en los intelectuales. Así sigue siendo la línea hegemónica en la historiografía "profesional" y "académica" sobre la guerra civil, espoleada desde fuera por los Preston, Jackson y compañía.

Por cierto, la conducta de los potentados rara vez es ejemplar, y si no se le pusieran trabas legales tendería en general al abuso; también las observaciones de Cambó sobre la ruindad y ostentación vanidosa de los catalanes adinerados –extensibles al resto de España– tienen una gran parte de verdad. Pero eso no hace menos absurdos los juicios absolutos típicos de la izquierda, ni vuelve virtuosos a quienes los emiten.

Si miramos más de cerca ese moralismo español, enseguida le vemos unas cuantas fallas. Empieza por ser fundamentalmente negativo. Las diatribas feroces contra el enemigo carecen del equilibrio y de los matices que caracterizan un auténtico juicio moral. Los acusadores están predicando de sí mismos, implícitamente y por contraste, virtudes tan excelsas como viles serían los vicios denunciados, pero a menudo eso es secundario. El papel de esas diatribas suele ser más bien el de encubrir un deseo de agresión y una avidez extrema de esos bienes poseídos por otros con supuesta ilegitimidad. Durante la guerra civil, o en tiempos más recientes, pudo comprobarse cómo el comportamiento de aquellos virtuosos denunciadores de la maldad ajena imitaba, precisamente, los peores actos atribuidos –no siempre sin razón pero muchas veces sin ella–, a "los ricos".

Por otra parte ese moralismo se extiende porque halaga la vanidad de cada individuo de sentirse el juez de los demás, especialmente de quienes, en el plano material o en otros, se encuentran por encima de él. Esta especie de envidia, ya se exprese positivamente como espíritu de superación, o negativamente como impulso destructivo hacia el prójimo más favorecido, o de simple pasividad rencorosa, parece constitucional en el ser humano, y será siempre una fuente de motivación para sus actos. Tengo la impresión de que el moralismo español, sobre todo en la izquierda, ha tendido más bien a despertar actitudes negativas.

No estoy muy seguro de que el impulso ético español sea más fuerte que el de otros pueblos –actualmente parece más bien lo contrario, basta mirar la televisión, por poner un ejemplo–, pero en todo caso sólo tendrá valor si pierde algo de la rudeza y negatividad que lo han acompañado, al menos en el siglo XX y ahora mismo.

Comentarios (122)

« 1 2 3 »

1 Contable, día 6 de Mayo de 2009 a las 09:13
Justicia

Y el 11-M, ¿quién lo organizó?

Javier Somalo

Señores Garzón, Andreu, Pedraz, Moreno, ¿no les parece atractivo el caso? Murieron 193 personas y quedan heridos irrecuperables. Hay pruebas por revisar, falsedades desmontadas, perjurios, falta el arma del crimen y el que lo ideó.

Buscamos a los culpables de las cárceles de Guantánamo, investigamos a Israel por defenderse y defendernos y llevamos al banquillo a tres ministros chinos por la represión en el Tíbet. Faltaba Franco, que no hizo nada por evitar que algunos españoles acabaran en los campos de exterminio del nazismo. No hay límite geográfico o temporal para nuestra Audiencia Nacional. Otras minucias pueden esperar, como el caso del bar Faisán –chivatazo policial a ETA, una banda que nos ha matado a más de mil personas– o la mayor masacre terrorista perpetrada en Europa.

¿Sobre el 11-M? El Supremo se sorprende de que no haya autor intelectual, la Kangoo pasó a la historia como el camarote de hermanos Marx sobre ruedas, el Skoda desapareció tan rápido como los vagones (estoy seguro de que queda algún resto y de que terminará apareciendo) y en el teatro de Leganés no ha caído aún el telón.

Tenemos un piso de muertos, el de los autores materiales de la matanza. Pero, ojo, sólo si murieron lo son. También disponemos de un piso de vivos donde se daban cita los más buscados y que eran fotografiados por la policía. Y por último tenemos a Jamal Zougam, cuya detención fue "la mejor decisión que hemos tomado" aunque –o por eso– cualquier posible coartada se perdiera por el camino. Del piso de los muertos sabemos que estaba controlado por la policía, pero cabe la posibilidad de que el azar quisiera que un agente especializado en escuchas y seguimientos tuviera pared con pared a los islamistas que tanto disparaban esa extraña munición de subfusil que no deja casquillos. En el piso de los muertos faltaron treinta dedos, se evaporó la sangre. Sobre el cadáver profanado del GEO Torronteras se impuso el silencio, losa sobre losa...

Señores Garzón, Andreu, Pedraz, Moreno, ¿no les parece atractivo el caso? Murieron 193 personas y quedan heridos irrecuperables. Sucedió ayer mismo y aquí mismo, como dicen en la tele de Cebrián: "Está pasando, lo estás viendo". Hay testigos vivos, pruebas por revisar, falsedades desmontadas, perjurios, falta el arma del crimen, el que lo ideó y hay dudas sobre los que lo ejecutaron.

¿Qué me dicen de la inhibición de la justicia ante los crímenes del 11-M? A lo mejor interesa a los españoles más que la de Franco...

2 gaditano, día 6 de Mayo de 2009 a las 09:17
Pues en mi experiencia el nivel de exigencia ética en España, tanto en lo personal como a la hora de juzgar a los políticos, es bastante inferior a lo que se estila en paises como Irlanda o Inglaterra, por nombrar los dos paises que mejor he conocido.

Tengo un amigo holandés al que no cesa de escandalizarle que los españoles sigan votando a personajes que por sus comprobadas inmoralidades habrían dimitido o habrían sido rechazados en su país.

Desde algo tan sencillo como saltarse el turno en una cola hasta las cosas más graves, el español tiene una moral exógena, formulista y de apariencias, seguramente influida por cierto catolicismo y su manera autoritaria, ritualista y antihumanista de entender la moral.
3 Perieimi, día 6 de Mayo de 2009 a las 10:42
# 1

Javier Somalo, ¡Cómo osas sumarte a la destilación de la ponzoña conspiranoica, si desconoces lo esencial!:

La condena impuesta en primera instancia, por el atentado del 11-M, en cuanto a víctimas mortales se refiere, es POR 192 DELITOS DE HOMICIDIO TERRORISTA CONSUMADO, EN CONCURSO IDEAL CON 2 DELITOS DE ABORTO (pág 715, Sentencia 65/2007, Magistrado-Ponente, Bermúdez).

Serían, por tanto, 194 VÍCTIMAS.
4 egarense, día 6 de Mayo de 2009 a las 11:10
Buenos días a todos...
A mi también me choca eso de la moralidad española. Sería antes, porque lo que es ahora, tiene razón gaditano. Por cierto me uno a FJL en querer votar la destrucción de la SGAE...
5 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 11:11
VV

Buenos días nos dé Dios.

Los que no se aclaran son los policías que investigaron el 11-M. En el siguiente documento se demuestran las incongruencias en torno a la fecha en la que se localizó el piso de Leganés donde nos dijeron que se inmolaron unos moracos...

http://www.youtube.com/watch?v=sIdo6PY34W8&eur...
6 Sorel, día 6 de Mayo de 2009 a las 11:15
Buenos días.

Al hilo de los separatismos...

Esa opinión difusa que en el resto de España acoge con simpatía las aspiraciones desmembradoras constituye una traición imperdonable. Es uno de los síntomas de que amenaza a nuestro pueblo un tremendo peligro de decadencia. [...] Cataluña agradece esas traiciones y recoge de ellas el argumento máximo. Las contesta con falsa cordialidad, introduce en España la atmósfera propicia que "le deje" hacer su plan.

R.L.R 1931

Ya en los años 30 se precibía esa "anestesia" del pueblo español tan característica en la actualidad. Texto de absoluta vigencia.

Yo no creo que exista una idea de "moralismo español", más bien un sentimiento garrulo mezcla de prejuicios seculares y la simple y llana "reacción".
7 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 11:34
VV

La mochila que apareció en una comisaría y en la que se basó el tribunal para condenar al único autor material, contenía metralla en forma de clavos. Lo cierto es que en los cuerpos de las víctimas de aquellos trenes no fue encontrada metralla como así lo atestigua la Directora del Instituo Anatómico Forense en este documento...

http://www.youtube.com/watch?v=DDlURip0PPI&eur...
8 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 11:42
VV

Si quiere saber por qué, a día de hoy, no se sabe el explosivo utilizado por los terroristas del 11-M, cuando en otros casos, cada vez que ETA atenta, a los pocos minutos nos dicen con pelos y señales la marca o el tipo de explosico uilizado; este documento lo explica en 4 minutejos de nada...

http://www.youtube.com/watch?v=zl8c26OTsYQ&fea...


9 manuelp, día 6 de Mayo de 2009 a las 11:49
Por mi pequeña experiencia con gentes extranjeras y según las lecturas que he hecho, he llegado a la conclusión de que el rasgo más diferenciador entre los españoles y otros nacionales de la esfera europea occidental, es que en España, en general, los dirigentes valen menos ,moralmente, que los dirigidos, mientras que en los otros paises, ocurre al revés.
Por eso, los anglosajones que nos visitaban, se quedaban pasmados ante la dignidad moral de las clases bajas en España, que ellos no veían en esas clases de sus paises.
Las causas de esto, me parecen que se remontan al dia más nefasto de la historia de España, despues de la semana de julio del 711, en la que los invasores musulmanes derrotaron a Rodrigo, que fue el 23 de abril de 1521, en el que el ejército de las Comunidades de Castilla, que había salido de Torrelobatón, fue derrotado por las fuerzas fieles a Carlos I en las afueras de Villalar.
A partir de ese dia, el enorme potencial social y humano acumulado en España por ocho siglos de lucha a muerte contra el Islam, empezó a ser dilapidado por las dinastias extranjeras que, hasta hoy, rigieron a la nación, con la vista puesta más en sus intereses de familia, que en los intereses de España.

Respecto a la falta de "pulso" de España, hay que tener en cuenta que nuestra patria es hija de Roma , como dijo Raimundo Fernández Cuesta en el panegírico de Jose Antonio, con motivo del traslado de sus restos al valle de los Caidos, al citar el lugar de sus muerte: "...a orillas de ese mar, clásico como tu cultura..".
En nuestra cultura madre, la retórica era un elemento fundamental y nuestro pueblo, que como también cita Brenan, es el pueblo con más sentido común que conoció, sabe muy bien que una cosa son las palabras y otra muy diferente los actos, que "hablar no cuesta nada" y que "una cosa es predicar y otra dar trigo".
El mismo Moa reconoce que la oposición al estado actual de cosas, no tiene gran consistencia ni moral ni conceptual, entonces ¿para que queremos cambiar al PSOE por el PP?.
No me cambio por los franceses, alemanes,ingleses ni americanos, yo digo lo que el poema de Fernán González:

Como ella es mejor de las sus vecindades,
Asi sodes mejores cuantos en España morades;
Homes sodes sesudos, a mesura heredades,
Desto por todo el mundo gran precio ganades
10 egarense, día 6 de Mayo de 2009 a las 11:51
Asia Central: de Marx a Alá
La estabilidad de Asia Central está especialmente condenada a causa del Movimiento Islámico de Uzbekistán (MIO). Éste fue creado en 1998 por extremistas decepcionados por la moderación de otro partido islámico, el Partido del Renacimiento Islámico.
Du Plessis
11 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 11:51
VV

Exigimos conocer lo que de verdad sucedió antes, durante y después del 11-M; aunque, en ausencia de democracia, será difícil que obtengamos respuestas convincentes.

Esto no se arregla votando.
12 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 11:53
VV

A mí no me cuentes, manolito.
13 Sorel, día 6 de Mayo de 2009 a las 11:54
Sobre el 11-M...

¿Fueron los servicios secretos de Marruecos en connivencia con el Psoe?

¿Fueron los servicios secretos franceses en connivencia con Marruecos?

¿Fueron los propios servicios secretos españoles?

Parece que se quiere "lanzar la piedra y esconder la mano". Si se piensa que fue un golpe de estado encubierto de los sociatas, que se diga y punto. Ya cansa esa especie de información con cuentagotas que refuerza la idea de la conspiración, pero que nadie se atreve a denunciarla abiertamente.
14 Sherme, día 6 de Mayo de 2009 a las 11:57
No es más que una sugerencia la que hace LdP en su blog... pero ¿a que estaría bien?:

(...)

Pretender, como quiere hacer Andreu, investigar supuestos crímenes cometidos por los israelíes en Gaza es un insulto a un país plenamente democrático y que tiene una Justicia también plenamente democrática, que ya se encarga de velar porque todo el mundo, incluyendo el Ejército israelí, respete las leyes y los convenios internacionales. No es de extrañar, por tanto, que el Gobierno israelí haya reaccionado criticando con dureza la iniciativa.

De hecho, me parece que su respuesta es excesivamente tibia para la importancia del insulto. En lugar de presentar una carta de protesta al Gobierno español, que lo que hará es archivarla en la papelera, permítanme ustedes una sugerencia, señores del Gobierno israelí.

¿Qué tal si convencen ustedes a algún juez de Israel para que, aplicando ese mismo concepto de Justicia Universal, abra una investigación sobre el 11-M, en vista de la negativa del Gobierno y la Justicia española a investigar la masacre?

Si hicieran eso, verían ustedes cómo la investigación del juez Andreu duraba dos minutos abierta.
15 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 12:02
VV

Sorel

La gente común no es la policía ¿por qué deberíamos hacer nosotros su trabajo? Son ellos los que nos deben las respuestas a nosotros.


16 manuelp, día 6 de Mayo de 2009 a las 12:07
No, los majaretas se contabilizan aparte.
17 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 12:10
VV

#16

Espera primero a ver lo que dicen los liberalismo.org que son los que entienden de contabilidad. Después ya nos pegas lo que sea.
18 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 12:12
VV

Puedes pegar lo que quiereas mientras no sea venéreo.
19 Sorel, día 6 de Mayo de 2009 a las 12:12
#manuelp

Todo depende del ámbito sociocultural en el cual cada uno se mueva.

Como bien dice usted, recurriendo a la experiencia... afirmo rotundamente que un alto porcentaje de españoles son una banda de garañones, brutos y vocingleros a los cuales les hablas del "legado" de Roma y piensan que les hablas de fútbol (verídico).

La oportunidad de fundar un Estado Nuevo cimentado en sólidos principios morales se perdió en el 36.
20 manuelp, día 6 de Mayo de 2009 a las 12:32
# 17

No hay que esperar nada.

Asiento de inicio

Haber
Cuenta 10000-Dotacion fundacional- 1 majareta. ocasionalmente furioso.

Debe
Cuenta 69000-Dotacion a fondo perdido (para siempre)- 1 majareta ocasionalmente furioso.
21 manuelp, día 6 de Mayo de 2009 a las 12:35
# 19 sorel

No hay que confundir falta de cultura con falta de educación. Yo creo que los españoles, a pesar de todo y desgraciadamente cada vez menos, todavia somos más educados que los franceses, ingleses, etc.
22 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 12:41
VV

El mejor español entre los mejores del siglo XX escribía una carta al presidente useño Lyndon B. Johnson, el 18 de agosto de 1965; que decía:

"Mi querido Presidente Johnson

Mucho le agradezco el sincero enjuiciamiento que me envía de la situación en el Vietnam del Sur y los esfuerzos políticos y diplomáticos que, paralelamente a los militares, los Estados Unidos vienen desarrollando para abrir paso a un arreglo pacífico. Comprendo vuestras responsabilidades como nación rectora en esta hora del mundo y comparto vuestro interés y preocupación de los que los españoles nos sentimos solidarios en todos los momentos. Comprendo que un abandono militar de Vietnam por parte de los Estados Unidos afectaría a todo el sistema de seguridad del mundo libre.

Mi experiencia militar y política me permite apreciar las grandes dificultades de la empresa en que os veis empeñados: la guerra de guerrillas en la selva ofrece ventajas a los elementos indígenas subversivos que con muy pocos efectivos pueden mantener en jaque a contingentes de tropas muy superiores; las más potentes armas pierden su eficacia ante la atomización de los objetivos; no existen puntos vitales que destruir para que la guerra termine; las comunicaciones se poseen en precario y su custodia exige cuantiosas fuerzas. Con las armas convencionales se hace muy difícil acabar con la subversión. La guerra en la jungla constituye una aventura sin límites.

Por otra parte, aunque reconociendo la insoslayable cuestión de prestigio que el empeño pueda presentar para vuestro país, no se puede prescindir de pesar las consecuencias inmediatas del conflicto. Cuanto más se prolongue la guerra, más empuja al Vietnam a ser fácil presa del imperialismo chino, y aun suponiendo que pueda llegar a quebrantarse la fortaleza del Vietcong. Subsistirá mucho tiempo la acción larvada de las guerrillas que impondrá la ocupación prolongada del país en que siempre seréis extranjeros. Los resultados como veis, no parecen estar en relación con los sacrificios.

La subversión en el Vietnam, aunque a primera vista se presente como un problema militar, constituye, a mi juicio, un hondo problema político; está incluido en el destino de los pueblos nuevos. No es fácil al Occidente comprender la entraña y la raíz de sus cuestiones. Su lucha por la independencia ha estimulado sus sentimientos nacionalistas; la falta de intereses que conservar y su estado de pobreza les empuja hacia el social-comunismo que les ofrece mayores posibilidades y esperanzas que el sistema liberal patrocinado por Occidente que les recuerda la gran humillación del colonialismo. Los países se inclinan en general al comunismo porque, aparte de su poder de captación es el único camino eficaz que se les deja. El juego de las ayudas comunistas rusa y china viene siendo para ellos una cuestión de oportunidad y de provecho.

Es preciso no perder de vista estos hechos. Las cosas son como son y no como nosotros quisiéramos que fueran. Se necesita trabajar con las realidades del mundo nuevo y no con quimeras. ¿No es Rusia una realidad con la que ha habido que contar? ¿No estaremos en esta hora sacrificando el futuro a aparentes imperativos del presente? A mi juicio hay que ayudar a estos pueblos a encontrar su camino político, lo mismo que nosotros hemos encontrado el nuestro.

Ante estos hechos nuevos no es posible sostener la rigidez de las viejas posiciones. Una cosa es lo que puedan acordar las grandes naciones en Ginebra y otra el que tales decisiones agradan a los pueblos y se conformen con ellas. Es difícil de defender en el futuro y ante los ojos del mundo esa división artificial de los países que sí fue conveniente de momento dejará siempre abierta una aspiración a la unidad.

Comprendo que el problema es muy complejo y que está presidido por el interés americano de defender a las naciones del Sudeste asiático de la amenaza comunista; pero siendo ésta de carácter eminentemente político, no es sólo por la fuerza de las armas cómo esta amenaza puede desaparecer.

Al observar, como hacemos, los sucesos desde esta área europea, cabe que nos equivoquemos. Guardamos, sin embargo, la esperanza de que todo pueda solucionarse ya que en el fondo los principales actores aspiran a lo mismo; los Estados Unidos a que el comunismo chino no invada los territorios del sudeste asiático; los estados del sudeste asiático a mantener a China lo más alejada de sus fronteras; Rusia, a su vez, a que su futura rival, China, no se extienda y crezca; Ho Chi Minh, por su parte, a unir el Vietnam en un Estado fuerte y a que China no lo absorba.

No conozco a Ho Chi Minh, pero por su historia y sus empeños por expulsar a los japoneses, primero, a los chinos después y a los franceses más tarde, hemos de conferirle un crédito de patriota, al que no puede dejar indiferente el aniquilamiento de su país. Y dejando a un lado su reconocido carácter de duro adversario, podría, sin duda ser el hombre de esta hora, el que Vietnam necesita.

En este interés superior de salvar al pueblo vietnamita y a los pueblos del sudeste asiático, creo que vale la pena de que todos sacrifiquemos algo.

He deseado, mi querido Presidente, haceros estas reflexiones confidenciales en el lenguaje directo de la amistad. Aunque sé que muchas están en vuestro ánimo, le expongo lealmente mi juicio con el propósito de ayudar al mejor servicio de la paz y del futuro de los pueblos asiáticos.

Suyo buen amigo

Francisco Franco.

Jefe del Estado Español"


PS: Recientemente pegada por leadlag.
23 Sherme, día 6 de Mayo de 2009 a las 12:45
Más sobre la (in)Justicia en "estepaís":

A RAÍZ DEL ACCIDENTE DEL SPANAIR
El director de Barajas dice que se cambiarán los protocolos de seguridad
El director del aeropuerto de Barajas, Miguel Ángel Oleaga, declaró este miércoles ante el juez que investiga el accidente de Spanair que se cambiarán los protocolos de seguridad del aeródromo a raíz del siniestro que se cobró la vida de 154 personas el pasado 20 de agosto.

¿¿¿Alguien sabe qué fue lo que provocó el accidente y tan elevado número de víctimas??? Los medios de (manipulación) informativa dieron la barrila unas semanas (supongo que para "llenar" agosto) y luego.... a otra cosa mariposa... como lo de la "faisñan", AFINSA etc etc etc...
24 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 12:47
VV

Anda, manolito, tira p'allá que se te van a pasar los macarrones.
25 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:06
VV

Decía, con sorna, el masonazo Harry S Truman (el de las bombas atómicas, culpable de la doctrina que llevó a los useños a la guerra del Vietnam, entre otras), que "la libertad es el derecho de escoger a las personas que tendrán la obligación de limitárnosla". Y en esas estamos, bajo limitación permanente, cada vez mayor, en un entorno democrático de cartón piedra.

26 DeElea, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:16
http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado...

Veo que su Ilustrísima anda algo enredadillo en la selva de sus pequeñas y dogmáticas fantasías, cual alocado colibrí de aquí para allá sin tener presente por donde se anda, y claro anda ya el pobre tan perdido que no distingue el bosque de los árboles ni las flores de las piedras.

Dice que yo digo que opongo “empirismo y racionalismo a "catolicismo"” y yo me pregunto ¿sabrá leer o es que no alcanza a más?

Más, si tenemos en cuenta que en concreto dije esto:

“No por que no fuese en cierta manera empirista y en cierta manera racionalista, (refiriendome al Catolicismo) sino precisamente por que los limitaba dentro de un “todo” superior. Sin caer por ello siquiera ni en un gramo de contradicción o de relativismo.

Tanto en el empirismo como en el racionalismo existe una porción de verdad, nada que no estuviese ya en potencia contenido en el Catolicismo. Pero tanto una “ideología” como la otra, cuando son aisladas y sublimadas como absolutas o verdadera se convierten en aberraciones que terminan despreciando tanto la razón como la experiencia.”


http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado...

http://blogs.libertaddigital.com/presente-y-pasado...


Luego no contento con lo dicho y sin encomendarse a Santo alguno su Ilustrísima nos regala una lección magistral:

“No parece haberse enterado que empirismo o racionalismo son opciones filosóficas en principio postuladas desde fundamentos ajenos a toda revelación religiosa, mientras que catolicismo designa a una religión con fundamentos revelados, no derivados en principio de los debates de la razón.”

¿Opciones filosóficas? ¿Se refiere a algo tan peregrino como un traje o una opinión? en fin…. pero no contento con esto nos habla de fundamentos, de dos además y distintos uno revelado y otro no, dice, pero me temo que no sabe ni de lo que habla. ¿Se habrá planteado alguna vez su Ilustrísima que exista alguna gnoseología fuera de su divina gracia, se habrá planteado siquiera cuales son los fundamentos de la gnoseología o que es la gnoseología misma? ¿O tal vez su Ilustrísima y el “Conocimiento” son la misma cosa o persona?

En algo acierta sin embargo su ilustrísima, aunque me temo que sin querer acertarlo. Y es en que efectivamente el Catolicismo no es filosofía y sin embargo la contiene, precisamente no convierte en su Dios al empirismo, o al racionalismo, al idealismo o al criticismo sino que llama a Dios, Dios y a las Teorías del Conocimiento: Gnoseología y, además, no solo no las llama Dios sino que ni siquiera las adora como si lo fuesen.
27 egarense, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:22
Asia Central: de Marx a Alá (2002)
Uzbekistán goza de una posición estratégica: es la más poblada y la más poderosa a nivel militar de las repúblicas que forman el Asia Central, de la que constituye su centro neurálgico. Por este motivo, los soviéticos instalaron en Taskent el Estado Mayor de la región militar del Turkestán ruso, una zona operacional que cubría las cinco Repúblicas del Asia Central. Los norteamericanos eligieron Uzbekistán como base de partida para sus tropas y su material en su camino hacia Afganistán durante la guerra contra los talibanes.
Las maniobras y las intenciones de los extremistas uzbekos también tienen una gran importancia. Sus objetivos son radicales: quieren derribar al gobierno de Uzbekistán, dirigido por Islam Karimov.
La deplorable situación económica de Uzbekistán es su aliada. Ciertamente, el mantenimiento del control del Estado, heredero de la era soviética, ha salvaguardado unas mínimas conquistas sociales y algunos sectores económicos. Por ejemplo, subsiste una industria del automóvil que produce para el mercado local. Pero, también perduran del período soviético las largas colas de espera ante las tiendas. La economía uzbeka se ha replegado en sí misma. Las divisas se cambian en el mercado negro. El nivel de vida es muy bajo. Más del 60% de los uzbekos viven en el campo, en pueblos apartados. La mayor parte de los campesinos son analfabetos y viven en la miseria. Aquel que gana entre 30 y 50 dólares mensuales es considerado rico. Los habitantes de las ciudades apenas están mejor. En Taskent, un salario mensual de 100 dólares se considera fenomenal. Hay un enorme excedente de mano de obra: la población aumenta a un ritmo anual de entre 400.000 y 500.000 personas. Y la situación no puede más que agravarse: los niños del baby-boom de los años ochenta ya están llegando al mercado de trabajo.
Du Plessis

28 Sherme, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:26
25# Hombreee .. de Truman a Vietnam llovió una jartá... claro, que como los masonazos tenemos "ese poderío" interno... jopé, ¡qué "visión"...

Ya se ve que te gustaban más Adolfito, Yamamoto o el Josiff... como no eran "masonazos"... ¿o también?
29 Perieimi, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:31
# 20

Manuelp, como algún contable le vea el asiento de inicio (apertura) que ha hecho, lo canea...
30 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:36
VV

La carta de Franco era como respuesta a otra del presidente useño, fechada el 26 de julio de 1965, que decía así:


"Excelencia:

He rogado a mi Embajador le transmita mi sincero enjuiciamiento de la situación en Vietnam del Sur.

En los últimos meses se ha incrementado la agresión abierta contra el pueblo y el Gobierno del Vietnam y les han sido impuestas muy graves cargas a las fuerzas armadas y al pueblo vietnamita.

Durante dicho periodo, como V.E. conoce, y a causa de la firme y rígida oposición de Hanoi y Pekín, no han podido tener éxito los reiterados y constructivos esfuerzos realizados por muchos gobiernos para llevar este problema a la mesa de conferencias.

A lo largo de estos últimos días he estado revisando la situación a la luz de recientísimos informes procedentes de mis colaboradores de mayor confianza, Aunque aún no se han adoptado decisiones definitivas, puedo decirle que parece seguro será necesario incrementar las Fuerzas Armadas de los Estados Unidos en un número que podría igualar, o ser superior, al de los 80.000 hombres que se encuentran allí.

Deseo sepa V.E. que al propio tiempo que realizamos este importante esfuerzo adicional, continuaremos haciendo todo posible esfuerzo político y diplomático para abrir paso a un arreglo pacífico.

Continuaremos también usando toda clase de prudencia y moderación para evitar que la guerra pueda extenderse en el continente asiático. Nuestro objetivo sigue siendo el de que finalice en Vietnam toda injerencia exterior de forma que el pueblo de dicho país pueda decidir su propio futuro.

En esta situación debe expresarle mi profunda convicción personal de las perspectivas de paz en Vietnam aumentarán grandemente en la medida de los necesarios esfuerzos de los Estados Unidos sean apoyados y compartidos por otras naciones que comparten nuestros propósitos y nuestras preocupaciones. Sé que su Gobierno ha mostrado ya su interés y preocupación concediendo asistencia. Le pido ahora que considere seriamente la posibilidad de incrementar dicha asistencia mediante métodos que indiquen claramente al mundo -y quizá especialmente a Hanoi- la solidaridad del apoyo internacional a la resistencia contra la agresión en Vietnam y al establecimiento de la paz en dicho país.

He pedido al Embajador Duke se ponga a su disposición para cualquier consulta que desee hacerle sobre este asunto.

Sinceramente,

Lyndon B. (de "Bird" o pájaro Johnson

Presidente de los EE.UU. de América"


Franco dando lecciones a todo un presidente de los EEUU. Ahí queda, para la historia.

31 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:39
VV

"La Guerra de Vietnam,[2] llamada también Segunda Guerra de pasional, fue un conflicto bélico que enfrentó entre 1958 y 1975 a los estados de Vietnam del oeste, apoyados por el intervencionismo de la Doctrina Truman de los Estados Unidos, hasta su retirada en 1973, y Vietnam del suroeste, apoyado por el bloque comunista, en el contexto general de la guerra fría."

La primera, en la frente.

http://es.wikipedia.org/wiki/Guerra_de_Vietnam
32 gaditano, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:43
De Elea vive tan inmerso, embadurnado diría yo, en sus tomos tomistas que le cuesta comprender un comentario bien trivial como que racionalismo y empirismo aparecen como escuelas de filosofía y catolicismo como religión.
Que el catolicismo tenga más o menos una filosofía, el tomismo aristotélico,por lo menos en ciertos representantes, no altera lo arriba señalado.
A mandar.
33 gaditano, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:46
Mira De Elea: Estudié filosofía "pura" con los Millán y González allá por los setenta.
Ya estaban acartonados por aquél entonces para que ahora me vengas a repetirme sus pesadas tesis.
34 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:52
VV

Vamos a razonar y a experimentar, gadititi. Para ello observemos nuestra sociedad. Hay en ella cierto número de personas que tienen fe en la existencia de Dios. Esos es un hecho empíricamente demostrable. La fe existe. Para llegar a esta conclusión hemos utilizado la razón. LA FE EXISTE.

Demos un paso más y preguntémonos cuál es el estraño motivo por el cual unas personas tienen fe en algo que no pueden demostrar y otras no. Bien, este siguiente paso es demasiado grande. Hasta el momento no hay nada cierto de lo que se puedn extraer conclusiones definitivas. Si tienes alguna hipótesis no sería más que eso, una mera hipótesis.

¿Te das cuento hasta dónde es capaza de llega tu filosofía barata? Pues hasta ese punto en el que las maquinitas no dan respuesta, y el cerebro, menos.
35 gaditano, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:53
gnoseología o teoría del conocimiento o filosofía de la ciencia...O ¿qué podemos saber y según qué criterios podemos afirmar saberlo?
¿voy bien De Elea, o estoy frío, frío?
36 ArrowEco, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:54
VV

"extraño".
37 DeElea, día 6 de Mayo de 2009 a las 13:54
¿Qué cosa es esa de filosofía pura su Ilustrísima?
38 gaditano, día 6 de Mayo de 2009 a las 14:00
arrow escribe: "Demos un paso más y preguntémonos cuál es el estraño motivo por el cual unas personas tienen fe en algo que no pueden demostrar y otras no. Bien, este siguiente paso es demasiado grande. Hasta el momento no hay nada cierto de lo que se puedn extraer conclusiones definitivas. Si tienes alguna hipótesis no sería más que eso, una mera hipótesis."

Pues tengo alguna hipótesis, no muy original, lo admito, de por qué sucede esto que dices.
Por ejemplo: el miedo a lo desconocido, a la inseguridad de la existencia, al misterio insoluble de cómo es que existe algo más bien que nada, a la muerte, al dolor, a la evidente injusticia del mundo,a la desaparición de seres queridos,...de todas esas realidades de la existencia humana salen las fes, las creencias religiosas-aunque vayan disfrazadas de creencia no teísta-.
Pero no he escrito nada especialmente original, como digo, al decir esto.
39 DeElea, día 6 de Mayo de 2009 a las 14:04
El que estaba un pelín acartonado y me temo que continua en ese mismo estado es su Ilustrísima, pues dudo mucho que ni esos ni ningún otro profesor no le explicasen que tanto Aristóteles como Santo Tomas eran principalmente empiristas sin los extremos que la banalidad y el “modernismo” imprimen a sus obras. ¿Se hace su Ilustrísima una idea, aunque sea Platónica?
40 Perieimi, día 6 de Mayo de 2009 a las 14:05
Bueno, pues eso es marxismo, vamos avanzaando...
41 gaditano, día 6 de Mayo de 2009 a las 14:18
De Elea: Filosofía "pura" se llamaba entonces a la especialidad de filosofía a secas de la Facultad de Filosofía y Letras.
Qué cosa sea nunca lo he sabido...

Me alegra que considere empiristas a Aristóteles y Tomás.
Cencillo decía que Aristóteles era simplemente un Físico de su época. Que lo que intentaba hacer era la Ciencia de su época. Que no había separación entre Física y Filosofía entonces.

Sea como sea, bajemos a las tesis concretas de estos señores y examinémoslas a la luz de la razón. Yo otra cosa no sé intentar hacer.
42 gaditano, día 6 de Mayo de 2009 a las 14:20
Perieimi: ¿Qué es lo que es marxismo? Si te refieres a lo que acabo de decirle a Arrow, para nada. En todo caso Marx coincidiría en parte con alguna de esas cosas, pero muchos otros las han dicho antes y después de él...
43 DeElea, día 6 de Mayo de 2009 a las 14:26
“Sea como sea, bajemos a las tesis concretas de estos señores y examinémoslas a la luz de la razón. Yo otra cosa no sé intentar hacer.”

Baje, baje, y luego cuando suba me cuenta.

44 gaditano, día 6 de Mayo de 2009 a las 14:27
Además, Marx tenía poquísimo de filósofo. Apenas si encontraremos en él preguntas o respuestas sobre las verdaeras paradojas a las que llega el entendimiento humano ante cuestiones como ¿Qué podemos conocer y en base a qué? ¿Por qué existe un mundo? ¿Cómo es posible que la materia cel cuerpo humano, su cerebro, produzca o se corresponda con valores, sentimientos y demás aspectos de la subjetividad humana? ¿Cómo debemos actuar, qué es lo bueno y lo malo?
Apenas si se encontrará en Marx mucho sobre estos temas. O los ignora o asume implícitamente respuestas no especialmente filosóficas o refinadas conceptualmente sobre estas cuestiones.

Y si vamos a otros marxistas aún peor: La teoría del conocimiento de Lenin, por ejemplo, en materialismo y empiriocriticismo es un texto de colegial más cercano a un recetario culinario que a la filosofía.
45 bacon, día 6 de Mayo de 2009 a las 14:58
Gadi,
traduzco lo que dio una escritora que seguro que conocerás sobre Platón y su interpretación por Voegelin, un filósofo que descubrí en este blog y me parece interesante:
----------------
"Los enemigos de Platón eran los sofistas, y los argumentos de Sócrates contra ellos son aún hoy los argumentos clásicos contra la filosofia sofística de la existencia que caracteriza al positivismo y a la época de la Ilustración. Estos son también los enemigos de Voegelin, quien deja claro en este volumen que el asesinato de Sócrates equivale a los asesinatos de nuestro tiempo."

Flannery O’Connor, The presence of Grace and Other Book Reviews [Athens, Ga.: University of Georgia Press, 1983], 70-71.
Citado en la introducción del editor (Dante Germino) del volumen III (Platón y Aristóteles) de Order and History, de Eric Voegelin.
46 manuelp, día 6 de Mayo de 2009 a las 15:02
# 29 Perieimi

Según el Plan general de Contabilidad y de Pymes, la cuenta 100xx es capital Social y en su movimiento se abona por el capital inicial, ya sé que, en este caso más que capital, lo que hay es un lastre, pero a efectos contables es correcto.

La cuenta 690xx es Pérdidas por deterioro del inmovilizado intangible, y se carga por el importe del deterioro estimado (en este caso total), con abono a las cuentas 204,290 ó 599.

Reconozco que el abono del asiento es incorrecto, pero digame usted: ¿que hago con este activo super-tóxico?, si no sé dónde meterlo.
47 manuelp, día 6 de Mayo de 2009 a las 15:07
La pena de muerte impuesta a Sócrates por el consejo de los quinientos, fue la sentencia de un tribunal plenamente legal. Curiosamente el orador Esquines calificaba a Socrates de sofista.

«¿Acaso no condenaron a muerte a Sócrates el sofista, compañeros ciudadanos, porque se demostró que había educado a Critias, uno de los Treinta que derribaron la democracia?»

http://es.wikipedia.org/wiki/Juicio_de_S%C3%B3crat...
48 bacon, día 6 de Mayo de 2009 a las 15:24
manuelp 47
la imposición de la pena podría ser el resultado de la diferencia entre lo legalmente correcto y lo justo. Las leyes que sirvieron de base para la condena no serían justas. Sin embargo, Sócrates, como ciudadano, era partidario de obedecer las leyes hasta las últimas consecuencias.
La designación de sofista podría no ser significativa; podría ser un modo inadecuado de traducir, como los "matemáticos" de San Agustín citados por perieimi ayer, que probablemente eran astrólogos (S. Agustín tenía alguna influencia pitagórica, cómo iba a abominar de los matemáticos). O podría ser una denominación general; para alguien que no sea "del ramo", la diferencia entre filósofo y sofista podría resultar sutil.
Podría ser que, por el contrario, el término esté bien traducido y se haya elegido con intención denigratoria. Entonces yo, salvando las distancias, lo compararía con el "proceso" a Jesús y las calumnias de que fue objeto.
Como con Sócrates, la ley injusta se cumplió con Jesús. Como sabrá, lo de ver a Sócrates como una prefiguración de Cristo es muy antiguo.
49 gaditano, día 6 de Mayo de 2009 a las 15:33
bacon: El término sofista en sentido despectivo se debe al totalitario Platón. Los sofistas eran tan filósofos como los demás.
por cierto, hace unos años levantó mucha polémica entre los modernos socráticos el libro de una profesor americano que venía a decir que Sócrates fue un reaccionario en el contexto de Atenas, enemigo de la democracia y la libertad.
En todo caso es bueno cuestionar mitologías recibidas.
50 manuelp, día 6 de Mayo de 2009 a las 15:38
# 48 bacon

Si ha leido el enlace del juicio, verá que Sócrates, un poco "borde" si que era. Cuando a uno le piden pena de muerte, no es lógico proponerse para un premio y ponerse a "vacilar" al tribunal.
Lo de ver a Sócrates como la prefiguración de Cristo, me parece una inexactitud en todos los sentidos.

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899