Pío Moa

« Feminismo y negocio | Principal | Pues sí, España es bastante diferente »

Mal, dolor, sufrimiento

7 de Diciembre de 2008 - 07:40:23 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

El refrán "no hay mal que por bien no venga" implica a su vez lo contrario. Tenemos la impresión de que el mal acompaña al bien como la espalda al pecho; más aún, dado que solemos considerar la muerte un mal, incluso el mayor, también podemos decir que este termina siempre imponiéndose sobre el bien, al menos para el individuo y presumiblemente para la especie. Por otra parte, el mal resulta ambiguo: la muerte de un antílope es un mal para este, pero un bien para el felino que lo mata y devora, o para el carroñero que aprovecha los restos del cadáver.

Así, el mal y el bien no aparecen como cosas del todo distintas, sino íntimamente unidas en y por la vida. Cabría especular sobre si existen de algún modo en la materia inerte, ya que es muy difícil imaginar que la vida entrañe una ruptura radical con ella.

A un nivel primario (en los animales inferiores), el mal se presenta como el dolor, que llega a hacer preferible la muerte cuando se vuelve demasiado intenso y prolongado. Hay que distinguir el dolor del sufrimiento. Este último concepto tiene un doble sentido en español: como dolor (físico o anímico) soportado conscientemente, y como simple padecimiento. En el primer sentido puede considerarse un bien, como el sufrimiento que nos producen muchos tratamientos médicos, o el que soportamos para fortalecernos física o anímicamente. Incluso nos parece que la aceptación consciente de la muerte supone una especie de victoria sobre esta. La noción de padecimiento carece de ese matiz positivo.

(Ya entienden los lectores que, aunque otra cosa parezca, no pretendo sentar cátedra en el blog, sino proponer temas de discusión).

---------------------------

La modernización en la dictadura de Primo de Rivera:

"Una abundante bibliografía suele minimizar los logros económicos y sociales de la dictadura de Primo de Rivera (algo más de seis años), y desde luego su política económica siguió siendo ultraproteccionista, con privilegio para las provincias ya industrializadas; y muy intervencionista, desde la creación de empresas estatales a los arbitrajes entre patronos y obreros. Pero si miramos dichos logros en sentido histórico, es decir, comparándolos con los del período anterior o el posterior hasta los años 50, descuellan de modo extraordinario. España se modernizó con rapidez, dotándose de una de las redes de carreteras mejores de Europa, mientras la radio se hizo común, el número de teléfonos se triplicó, con un servicio técnico también entre los mejores de Europa, el número de automóviles se dobló muy sobradamente, como también la producción de electricidad; la red ferroviaria fue ampliada y mejorada, y comenzó la aplicación de ambiciosos planes hidráulicos para extender los regadíos y la producción de energía, administrados por las Confederaciones Hidrográficas, sistema imitado luego en Usa en la célebre Tennessee Valley Authority. Y así muchos otros indicadores productivos.

Como resultado, la plaga del hambre descendió a niveles bastante inferiores a la mitad de principios de siglo (a los que iba a volver con la II República) y la esperanza de vida al nacer pasó de 40 a 48 años en los varones y de 42 a 52 en las mujeres (...) El analfabetismo quedó reducido a un 32,4%, a un ritmo superior al de las décadas anteriores o a la siguiente. El número de universitarios creció casi un 30%, y el de alumnos de enseñanza primaria pasó de 1,7 a 2,15 millones. El analfabetismo femenino descendió de un 50% a un 39% y se duplicó la presencia femenina en la universidad, si bien dentro de una proporción modesta, y la mujer accedió por primera vez, aunque restringidamente, al voto y a la elección para cargos políticos (quince mujeres de sentaron en los escaños de la Asamblea Consultiva, que aspiraba a sustituir a las Cortes tradicionales.

Estos y otros datos pueden condensarse en uno: la renta per capita empezó, por primera vez desde las guerras napoleónicas, a cerrar la brecha con los países europeos más ricos (...) Tales éxitos, realmente espectaculares para lo que había sido España, han sido atribuidos a un mero reflejo de la favorable coyuntura internacional, pero la economía continuó poco integrada en la exterior, y no todos los países, ni mucho menos, aciertan a aprovechar una bonanza general. Las causas de aquel despegue deben buscarse más bien en la continuidad de una línea de gobierno, antes imposible por el frenético turno de partidos, y en la sensación y realidad de un orden público sostenido, con pocas alteraciones. Bastaban estos dos factores, unidos a una especial atención del gobierno a las infraestructuras, para promover la eclosión de la actividad productiva, pese a intervencionismo y al proteccionismo inveterado.

Fue también una época brillante en el terreno cultural, al acumularse tres generaciones famosas, la del 98, la del 14 y la del 27, esta última correspondiente a la dictadura. El mismo Azaña, opositor de tertulia contra Primo de Rivera, recibió el Premio Nacional de Literatura en 1926, por un ensayo sobre Juan Valera".

(De Una historia chocante)

---------------------------

**** "Rosa Díez reivindica la Carta Magna (cursilería) en Bilbao, porque hay que hacerlo donde no se cumple". Muy bien, pero ¿dónde se cumple?

**** El obisparra Uriarte, espléndido cómplice de los asesinos, como Setién, como Arzallus, como Ibarreche... Tendremos que seguir soportando su indecente hipocresía, pero por lo menos debemos decir la verdad, sin falso respeto a lo que no es respetable. De otro modo perderemos el respeto a lo que sí lo es, y a nosotros mismos.

**** La kakurriña, invento del orate pre nazi Arana, a media asta en Azpeitia, para hacer mayor la burla.

**** Bono: "el libre mercado está por encima de los deseos de los gobiernos democráticos". Confunde la democracia con el latrocinio. Muy propio, por lo demás.

**** Cuando se dice que España era en 1900 la décima economía del mundo, no debe olvidarse que entonces el mundo estaba compuesto de colonias y semicolonias en su mayor parte. Tiene mucha más relevancia ser la décima economía en 1970 que en 1900.

---------------------------

Hay aquí un corte en la polémica entre nacionalistas, al parecer mi amiga Mercè o Mercedes Riera no ha logrado todos los documentos, y no sé qué contestarían Carballeira o Brétemas a Aixa (ver blog de ayer) sobre la nefanda Diada gallega. Además, el profesor Bofarull i Bofarull se despidió del blog lanzando recias amenazas contra Moh Ul-sih y contra mí mismo, si me ponía farruco. En cambio me envió Mercè o Mercedes unos mensajes de don Jaume Ripollet i Bohigas, joven estudiante de historia de la Universidad Rovira i Virgili, a don Francesc Bofarull i Bofarull, de la universidad Pompeu Fabra y ex detective. Mi corresponsal me los ha traducido al español común porque "aunque el catalán escrito lo entiende fácilmente un castellano hablante, debido a la gran afinidad de ambos idiomas (a pesar de los esfuerzos del loquillo Pompeu Fabra por embrollar todo lo que pudo) siempre hay algunas palabras sueltas que entorpecen la comprensión":

Querido y admirado profesor Bofarull i Bofarull: 

No habiendo tenido la dicha de ser alumno suyo, no obstante me he sentido profundamente concernido por las ejemplares estocadas con que ha hecho usted prevalecer las razones y el talante carolingio que nos distingue sobre las expresiones, sin duda bien intencionadas, no digo que no, pero inevitablemente burdas, de los tales Carballeira O´Flanaghan, Aixa Modrejón Cogolludo y otros personajes por el estilo, que rezuman envidia malsana a Cataluña, aun si debemos apreciar su común y buen deseo de emanciparse de la repulsiva España. Yo, señor Bofarull i Bofarull, hago país, como usted, allí donde voy, y defiendo las esencias catalanas como nos recomendaba uno de los padres del nacionalismo catalán: "El nacionalismo catalán tiene por Dios a la Patria". No más, pero tampoco menos, y lo digo declarándome ateo como lo es hoy día cualquier persona con dos dedos de frente.

Se lo digo porque en un viaje a Grecia que he hecho este verano he podido comprobar la profunda impronta de nuestro idioma y cultura en aquel alejado país del Mediterráneo, tal como el año pasado lo comprobé viajando por Suecia y Noruega. En dos palabras, señor Bofarull, nos conocen y nos admiran, tanto por nuestra cultura humanista y científica como por nuestra lucha heroica y ancestral por liberarnos del africano opresor españoleitor y por liberarlos a ellos en tiempo de los almogávares. Se lo comunico así, estimado señor Bofarull, porque es la verdad y porque entre nosotros, nacionalistas catalanes, no tenemos por qué disimular con falsas modestias lo que por otra parte salta a la vista.

Cómo olvidar la visita a Delfos, donde, con la habitual desfachatez o falta de tacto, nos incluyeron a varios catalanes con un grupo de españoles, como si fuéramos unos españoles más... Yo, se lo digo tal cual, no crucé una sola palabra con los españoleitors, y si me decían algo les contestaba en catalán bien cerrado, o me inventaba palabras para que no me entendieran, pues considero que hay que darles en las narices a nuestros opresores, mantener la lucha contra ellos en todos los niveles y en todas las ocasiones, sin darles un minuto de tregua. Pues, como le decía, el guía se empeñaba en hablarnos en castellano y yo, ya cabreado, me fui a él y le dije: "Oye, tío, que aquí algunos no somos españoles y queremos que nos hablen en catalán". Se lo dije primero en inglés, pero al parecer no me entendía o no quería entenderme, así que no tuve más remedio que repetírselo en el jodido lenguaje de nuestros opresores. Bueno, pues no se lo podrá usted creer, pero el tío va y me dice: "¡Pues haberlo dicho antes, cojones! Aquí en Grecia queremos mucho a los catalanes desde que vinieron hace siglos los almogávares a liberarnos, y siempre nos hemos sentido fascinados por vuestras grandes hazañas intelectuales y de todo. ¡Con deciros que a Pompeu Fabra y a Rovira y Virgili se les estudia cada vez más en nuestra enseñanza secundaria..." Pues a partir de ese momento el guía, Yorgos, explicaba las cosas primero en catalán, para nosotros, y después en castellano, para los charnegos y toda aquella gente.

Por cierto, venían también algunos vascos, y les sugerí que protestaran como yo, y que le exigiesen al guía que les diera las explicaciones en euskera, tuve que explicárselo también en el puñetero idioma español porque tampoco entendían el inglés. Y van los muy cabrones descastados y se me ríen en las narices. Me di cuenta de que hay todavía mucho vasco absurdo y atrasado, desde luego están más atrasados que nosotros, lamentablemente: mucho tiro y mucha bomba, pero luego, nada. Entre ellos seguían hablando español como si tal cosa, solo soltaban de vez en cuando unas palabras en euskera, que a mí me sabían a gloria, aunque no las entendiera, pero por mucho que les decía que siguieran, volvían enseguida al castellano. Bastante atrasados, créame, y hasta sospecho que se cachondeaban de mí, y a través de mí, de los catalanes. Claro que también debemos comprenderlos, pues no tienen una cultura humanista y científica de nuestro nivel.

Pues, como le iba diciendo, nunca podré olvidar la estancia en Delfos, con las preciosas explicaciones que nos dio Yorgos a los catalanes (no faltaban algunos botiflers, pero a esos, ni caso, ya puede usted imaginarse). Enseguida congeniamos, y nos enseñó cosas que normalmente no se explican a los turistas, como el olivo del cual se ahorcó Alejandro Magno después de una borrachera monumental, o la roca desde la que se tiró un filósofo cantamañanas llamado Aristóteles, porque le deprimía el paisaje de Delfos, o la higuera de la cual hizo Julio César su bastón de mando, con el que mató a palos no recuerdo bien si a Sócrates o a Homero, por un asunto de cuernos, parece ser. Y así otras muchas cosas sumamente instructivas, en que no me extiendo porque lógicamente usted las conocerá mucho mejor que yo.

Le hice observar que aquellas gentes tenían unas costumbres algo bárbaras, y que seguramente les habría hecho mucho bien un mayor contacto con nuestro talante carolingio, pero, claro, en aquellos tiempos no era como ahora, que en un par de horas o menos sales de Barcelona y te plantas en Atenas. Viajar era más difícil y más arriesgado, además eran más pobres, y pocos podían pagarse un billete de Delfos a Cataluña. A mí me extrañó lo de Aristóteles, porque no veía yo cómo el paisaje de Delfos podía deprimir a nadie en su sano juicio. Seguramente al tío se le había reblandecido algo la mollera, de tanto filosofar. Era un paisaje bastante imponente, lo admito, no tanto como el de Montserrat, pero que no estaba mal tampoco, así que le dije a Yorgos, y le hizo mucha gracia, que si el Aristóteles ese llega a venir a Montserrat, ya es que no se tira de una roca, es que se muere de un infarto con solo verlo. Por cierto que aproveché para hablarle largo y tendido de Montserrat, y Yorgos prometió que el año próximo se acercaría por allí. Porque si nosotros vamos a Grecia a soltar nuestros euros, que vengan ellos a Cataluña a soltar los suyos, vamos, digo yo. Ya ve usted cómo no desperdicio ocasión de hacer país.

Y aquí corto, admirado profesor, porque me doy cuenta de que me alargo demasiado y no quiero aburrirle. Me gustaría que hiciera usted circular este pequeño testimonio de patriotismo y de apoyo en su noble campaña de clarificación que podríamos titular "¡todos juntos, pero no revueltos, contra el imperialismo estatalo-español!". Necesitamos auténticos líderes intelectuales como usted". 

Comentarios (105)

« 1 2 3 »

1 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:01
Cuando daba lalse de religión en el Instituto (¡¡qué tiempos los del BUP!!!), el profesor nos dijo algo que me hizo pensar, "el que muere produce dolor a los que se quedan aquí pero para él es algo novísimo y muy placentero, algo emocionante y espectacular"....¡¡joer!!!....ya digo que cada vez pienso más de esta manera. La muerte puede significar el paso a un estado mucho mejor para el que realiza esa transición, a un estado de conocimiento absoluto en el que se da respuesta a todos tus enigmas o tus preguntas. Eso no quiere decir que no se crea un trauma para el que se muere o no está conforme con su cese en esta vida ya que ha venido a cumplir una misión o un trabajo que aún no ha terminado o es prematura su muerte o incluso no la acepta...¿quién sabe?

El trauma de la muerte, repito, produce dolor para los que se quedan aquí y pierden al ser querido.En el caso del Antílope el sufrimiento es el dolor que le causan las heridas y la agresión de la fiera, pero ¿y luego?....seguro que causa dolor y pena en la manada ¿pero hasta que punto?...creo que poco ya que estan acostumbrados, es ley de vida y han desarrollado poca intelectualidad para desarrollar más el dolor.
2 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:09
Algunos preferirían morir de hambre y sumir al país en la miseria con tal de que su bandera ondeara en lo más alto del poder. Si les espetas la realidad sonbre ciertos regímenes echan espuma por la boca incapaces de analizar las consecuencias con un mínimo de objetividad y de análisis neutro, con lo que están condenados al fracaso.
3 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:10
¿El sufijo vasco -di, utilizado sólo para vegetales?

Leyendo el libro "Euskara batuaren ajeak", de Ibon Sarasola (Irun, Alberdania, 1998, p. 59) encuentro lo siguiente (la traducción es mía):

(...) el sufijo -di sólo aparecerá con plantas, tal vez, en la toponomia o en otros casos, pero eso importa poco, pues para conformar el euskara escrito, lo único que hay que mirar es lo que ha sucedido en la tradición literaria. Por lo menos así funcionan las lenguas normales. Y el caso es que se puede probar que la extensión del significado del sufijo -di se remonta casi al inicio de la literatura vasca. En el "Manual debozionezkoa" de Etxeberri de Ziburu (1627) se puede leer "uhindi", "arraindi" ("conjunto de peces") y "gizondi", al menos. Además, yo he encontrado estos términos cuando trabajaba en la corrección del diccionario de Mitxelena: en el "Ebanjelio saindua" de Haraneder "egitekodi"; en Kardaberaz "aingerudi", "santudi", "erregladi", "demoninodi", "jendedi"; en Ubillos "umedi"; en el "Testament berria" de 1828 "gerraridi"; en Astarloa "ardidi"; en Etxegarai "kantaridi"; en el "Manuel" de Lécluse "gizondi", "ondi"; en Iztueta "ardidi", "odolgirodi", "gurdidi" (...)

Sin embargo, el otro elemento de "Euskadi", "euzko o eusko", seguiría siendo una palabra inventada, ya que los equivalentes de "vasco" siempre han sido "euskal" (adjetivo) o "euskaldun" (sustantivo).
4 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:16
¿Qué será el libre mercado para los Gobiernos "demócraticos"?....en todos los sectores que ha funcionado el libre mercado, ellos solos se han regulado y han creado riqueza. Cuando este es intervenido o el Esatdo mete su pezuña, es cuando se j.oden.
5 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:17
Lo que es realmente la "Obisparra":

La Obisparra, que congregó en el pueblo a cientos de personas, consiste en una escenificación entre carnavalesca y teatral con diversos significados, matices, escenas graciosas y pintorescas que incorpora elementos profanos, religiosos, sociales, folclóricos y costumbristas. En otros pueblos se conoce con otros términos como carochos, mascarada o filandorra, pero todos ellos hacen referencia a un acto profano vinculado a deidades precristianas y forman parte de las mascaradas de invierno de las que Zamora es una de las provincias que ofrece una mayor riqueza y variedad.

La representación se celebra al aire libre por las calles de Pobladura. En ella intervienen multitud de actores ataviados según el personaje al que representan en diferentes escenas, a veces en paralelo y en otras ocasiones al mismo tiempo.

El desfile se inicia con los sembradores vestidos de faena y armados con sacos de paja que esparcen por las calles. De este modo simulan el acto de la siembra sobre las calles y aprovechan para echarla sobre los espectadores, especialmente si son niños o mozas. Detrás de ellos va el labrador con el arado y los bueyes y el gañán dispuestos a arar pero los animales dificultan la tarea y huyen del control del labrador, hombre de profundas convicciones religiosas, provocando la caída de este, lo que suele provocar las risas del público.

La función continúa con el segundo grupo de actores, compuesto por la filandorra, con traje alistano, el niño y el soldado, con traje de infantería. La filandorra es una viuda o madre soltera de dudosas capacidades para criar a su hijo, del que es padre biológico el soldado. El desapego que esta muestra hacia su hijo hace que el público se lo arrebate fácilmente, lo que provoca la intervención del soldado.

El tercer grupo está integrado por el ciego y los dos acompañantes, el mendigo y el piojoso. Este último es el que provoca más risas entre los asistentes. Todos visten de forma llamativa con ropas harapientas.

Los bailadores cierran el cortejo, vestidos con el traje de gala alistano y acompañados por un gaitero y un tamborilero que animan la fiesta.
6 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:20
La ikurriña es una burda imitación de la bandera británica que viene a corroborar que buena parte del nacionalismo vasco (pre nazi) estaba incitado por "aquellos señoritos británicos que a mediados y finales del XIX se asentaron en Vasconia para crear una industria importante en el acero y en el sector naval, entre otros. El Atletic club de Bilbao es creación del dinero de esos señoritos británicos y de los trabajadores de esas fábricas. Esto me lo dijo mi profesor de Historia en 7º de EGB. Este profesor, miembro de CCOO e hijo de un soldado nacional que desertó de las filas republicanas en Asturias para pasarse a las de Franco, fué el que me lo dijo. Ahora escribe algunos artículos en La Nuava España de Oviedo. Supongo que seguirá ejerciendo de profesor de sociales.
7 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:28
Yo creo Sr. Moa, que ser la 10ª potencia económica del mundo y depender de las 9 priemras no es mucho mérito sino tener una situación geostratégica primordial y ser limítrofe de unas cuantas potencias de primer nivel. La crisis que afecta a España es la mundial y otra, más grave, interna estructural y específica de nuestra economía y sector laboral y sobretodo energético. Hasta que no arreglemos esto no seremos nadie.

El dagto más preocupante, además del pasio, es la cvaida en la producción industrial española de un 12%...esto es aterrador. ¿Qué significa?...que el sector que podria ingresar dinero exterior a nuestras arcas por venta de sus productos manufacturados y que podría crear empleo, se viene abajo. Querías ganar mil pues ahora solo tienes 600.
8 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:32

Es emplegada tanben pels nacionalistas basques en Navarra e al País Basc francés, a mai siá pas oficiala.

En Navarra

Dins la Comunitat Foral Navarra, principalament dins l'airal bascofòn, maitas comunas ensenhavan la ikurrinha sus sas façadas: lo de Leiza, per exemple, o fasiá dempuèi la legalizacion de la bandièra en 1977. Aquesta situacion cambièt aprèp de què en el 2003 lo Parlament de Navarra aprovèsse la Ley Foral de Símbolos de Navarra. Aquela lei obliga totes les entitats de l'Administració Local de Navarra a lluir la bandera de Navarra a l'exterior de totas sas seus e edificis de servicis publics, e tanben dins los burèus e salons de plens corporatius e enebís que onegin cap autra bandièra que l'oficiala de cada entitat locala, la bandièra oficiala de Navarra, la d'Espanha, e la de l'Union Europèa, franc per de rasons de protocòl pendent d'actes d'afrairament o a de visitas oficialas d'autoritats d'un autre país, comunitat autonòma o entitat locala. En s'apiejar sus aquesta lei, las autoritats foralas denoncièron e demandèron l'inabilitacion d'alcaldes que permetián de metre d'ikurrinhas suls edificis municipals.
Es per aquesta rason que qualques ajuntaments navarresos recorreixen a convidar de conselhièrs de la comunitat autonòma del País Basc pendent sas fèstas localas, e aital se pòt penjar d'un biais legal l'ikurrinha sus las façadas de les cases consistorials. Altres ajuntaments navarresos col·loquen l'ensenya en un lloc públic destacat aliè al consistori, com es fa en diversos municipis de la Comunitat Autònoma Basca, on sí es legal que l'ikurrinha onegi sus la façada, mas sonque quand es situada la bandièra espanhòla a un endrech privilegiat. Fòrça autras comunas navarresas se limitan a far airejar las bandièras oficialas.
L'ikurrinha es tanben un dels elements qu'apareisson sus la bandièra de Sant-Pèire e Miquelon (Saint-Pierre-et-Miquelon), collectivitat francesa d'America del Nòrd, representant son eiretatge cultural basc.

La bandièra de l'arrano beltza representa pas los basques mas al contrari la soma dels territòris basques. Se pensa que l'agla negra o arrano beltza foguèt lo simbòl de la dinastia vascona coneguda per Ximena que va governar lo reialme de Navarra i els territoris bascs durant segles fins l'arribada de la dinastia xampanyona. Foguèt prepausada en 1977 coma bandièra per Navarra, en luòga de la bandièra roja de cadenas, mas foguèt pas acceptada. Però tot seguit fou proposada coma bandièra de Navarra (Nauta e Bassa), la Comunitat Autonòma Basca e los territòris de Lapordi e Zoberòa.
9 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:34
Perdón, lo he copiado mal:


L'ikurrinha (o ikurrina en basc, amb una prononciacion coma o indica la grafia occitana) es la bandièra de la Comunautat Autonòma Basca (Estat espanhòl) e tanben la que es estat adoptada pel País Basc.
Foguèt creada en 1894 pels fraires Luis e Sabino Arana (lo fondaire del Partit Nacionalista Basc), e a la debuta correspondiá, dins tota la tièra de bandièras que dessenhèron, a la que identificava lo territòri de Biscaia. Mai tard passèt a representar la totalitat del País Basc, o coma se disiá en aquel moment, Euzkadi (las sèt províncias, valent a dire, Alaba, Biscaia, Guipuscoa, Navarra, la Bassa Navarra, Zuberòa e Lapordi). A partir de la constitucion de la Comunautat Autonòma del País Basc, o Euskadi, s'adoptèt coma bandièra oficiala d'aquesta entitat.
Coma o explicava Arana (per exemple, en 1895, dich per un personatge biscaïn a La bandera fenicia), en dessenhar la bandièra s'inspirèt de l'escut de Biscaia: A un fons roge, color de la senhoriá de Biscaia e, segon Arana, color de l'ancian fons de l'escut. Sus aqueste fons, se superpausa una aspa verda, simbòl de l'apòstol Sant Andreu, sant patron de Biscaia en aquel temps, presa de las sèt croses de la bordura de l'escut. Se ditz que simboliza l'independéncia biscaïna per èsser arribada lo jorn de Sant Andrieu la victòria d'Arrigoriaga contra los espanhòls.
A la crotz de Sant Andrieu es superpausada una crotz blanca, simbòl de la religion catolica, coma la qu'apareis inserida al roure de l'escut. Aqueste òrdre dins la situacion de las croses significava que la legislacion biscaïna se deviá "supeditar en un tot a las leis religiosas e moralas".
Aqueste ensems ramenta la bandièra britanica, e benlèu aquesta semblança es pas una coïncidéncia vist qu'Arana teniá una admiracion granda cap a Escòcia, que la bandièra d'aqueste país es tanben un aspa de Sant Andrieu, blanca sus un fons blau. Una autra interpretacion afirma que l'aspa verda representa l'Arbre de Gernika e la conjoncion de las linhas orizontalas, verticalas e diagonalas sul fons roge, l'escut de Navarra.
Lo mot ikur'ina es tanben una creacion d'Arana, un neologisme que proven d'ikur (simbòl en basc) que voliá traduire al basc lo mot espanhòl bandera (comparable a mai amb la votz catalana senyera). Dins la practica s'usava només, tant en espanhòl coma en basc, per se referir a aquesta ensenya en concret. Actualament la grafia mai comuna es ikurrin(a) en basc.
Arana dessenhèt d'esbòsses de bandièras per d'autres territòris basques, mas se capitèt pas de las difusar. L'ikurrinha, inicialament lo simbòl de Biscaia per l'entorn jeltzale, venguèt en qualques annadas lo simbòl del País Basc, en fòrabandir de simbòls mai ancians coma lo lauburu o l'arrano beltza (agla negra) del Reialme de Navarra.
S'adoptèt coma ensenya oficiala del País Basc en 1934, pasmens foguèt illegalizada pel govèrn militar sortit del còp d'estat contra la legalitat republicana en 1936. Pendent la dictatura de Francisco Franco son exibicion èra durament reprimida dins l'estat espanhòl, çò que la faguèt venir un simbòl antifranquista. En part per aquesta rason, anèt en se popularizar mai e mai dins lo País Basc francés.
Pendent lo començament de la transicion espanhòla aprèp la mòrt de Franco, son exibicion contunhava d'èsser castigada en qualques ocasions, mas la pression tombava pauc a cha pauc. Per exemple, lo 5 de decembre de 1976, a la debuta d'un partit de fotbòl entre la Real Sociedad de Sant Sebastian e l'Athletic Club de Bilbao, els capitans d'ambdós equips sortiguèron sul terren en auborar una ikurrinha, sens se far embarrar. Lo 19 de genièr de 1977 se tornèt permetre son emplec dins l'estat espanhòl, e en 1979 l'estatut de la Comunitat Autonòma Basca la reconeguèt coma bandièra oficiala.
Las proporcions de la bandièra d'Euskadi foguèron reguladas pels Decrets de 19-10-36 modificat per Decret de 24-10-36, qu'establiguèt la proporcion 28:50, essent confirmada per l'acòrd del Conselh general basc de 18-12-78 publicat lo 15-1-79. Dins lo Bulletin Oficial del Pais Basc del 26-10-99 foguèt publicada la nòrma qu'establís las colors e proporcions:
Roge Pantone 485C
Verd Pantone 347C
La proporcion definís la nautor de la bandièra coma el 56% de la seva llargada. La crotz e l'aspa seràn d'una amplada equivalent al 8,6% de la llargada.

Es emplegada tanben pels nacionalistas basques en Navarra e al País Basc francés, a mai siá pas oficiala.

En Navarra

Dins la Comunitat Foral Navarra, principalament dins l'airal bascofòn, maitas comunas ensenhavan la ikurrinha sus sas façadas: lo de Leiza, per exemple, o fasiá dempuèi la legalizacion de la bandièra en 1977. Aquesta situacion cambièt aprèp de què en el 2003 lo Parlament de Navarra aprovèsse la Ley Foral de Símbolos de Navarra. Aquela lei obliga totes les entitats de l'Administració Local de Navarra a lluir la bandera de Navarra a l'exterior de totas sas seus e edificis de servicis publics, e tanben dins los burèus e salons de plens corporatius e enebís que onegin cap autra bandièra que l'oficiala de cada entitat locala, la bandièra oficiala de Navarra, la d'Espanha, e la de l'Union Europèa, franc per de rasons de protocòl pendent d'actes d'afrairament o a de visitas oficialas d'autoritats d'un autre país, comunitat autonòma o entitat locala. En s'apiejar sus aquesta lei, las autoritats foralas denoncièron e demandèron l'inabilitacion d'alcaldes que permetián de metre d'ikurrinhas suls edificis municipals.
Es per aquesta rason que qualques ajuntaments navarresos recorreixen a convidar de conselhièrs de la comunitat autonòma del País Basc pendent sas fèstas localas, e aital se pòt penjar d'un biais legal l'ikurrinha sus las façadas de les cases consistorials. Altres ajuntaments navarresos col·loquen l'ensenya en un lloc públic destacat aliè al consistori, com es fa en diversos municipis de la Comunitat Autònoma Basca, on sí es legal que l'ikurrinha onegi sus la façada, mas sonque quand es situada la bandièra espanhòla a un endrech privilegiat. Fòrça autras comunas navarresas se limitan a far airejar las bandièras oficialas.
L'ikurrinha es tanben un dels elements qu'apareisson sus la bandièra de Sant-Pèire e Miquelon (Saint-Pierre-et-Miquelon), collectivitat francesa d'America del Nòrd, representant son eiretatge cultural basc.

La bandièra de l'arrano beltza representa pas los basques mas al contrari la soma dels territòris basques. Se pensa que l'agla negra o arrano beltza foguèt lo simbòl de la dinastia vascona coneguda per Ximena que va governar lo reialme de Navarra i els territoris bascs durant segles fins l'arribada de la dinastia xampanyona. Foguèt prepausada en 1977 coma bandièra per Navarra, en luòga de la bandièra roja de cadenas, mas foguèt pas acceptada. Però tot seguit fou proposada coma bandièra de Navarra (Nauta e Bassa), la Comunitat Autonòma Basca e los territòris de Lapordi e Zoberòa.
10 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:40
Ikurriña

Is siombail tábhachtach do mhuintir na Tíre Bascaigh é an bratach Ikurriña agus is é bratach oifigiúil chomhphobal féinrialaitheach An Tír Bhascach Theas, sa Spáinn, é.
Chruthaigh bunaitheoirí an Pháirtí Náisiúnta Bascaigh, an EAJ-PNV, Luis agus Sabino Arana, é agus tá aitheantas bainte amach aige mar shiombail (neamhoifigiúil) do Euskal Herria, (an Tír Bhascach ar fad). Feictear é go minic sa Tír Bhascach Thuaidh, sa Fhrainc agus tá sé le feiceáil i mbratach Saint-Pierre agus Miquelon, pobail Fhranc-Bascacha i dtuaisceart Mheiriceá. Is é an Ikurriña bratach an pháirtí Náisiúnta Bhascaigh (EAJ-PNV) é.
Dearadh an bratach sa bhliain 1894 le seasamh ar son chúige na Bioscáine (Vizcaya as Spáinnis, Bizkaia as Bascais) chomh maith le seacht gcinn eile, ceann amháin do gach cúige Bascach. Ach ní raibh an PNV gníomhach aon áit eile lasmuigh den Bhioscáin, agus dá bharr sin ní bhfuair ach bratach na Bioscáine aitheantas poiblí. Sa bhliain 1895 ghlac an páirtí leis mar an bratach oifigiúil agus, sa bhliain 1933, mhol siad é le bheith ina bratach don Tír Bhascach ar fad.
Sa bhliain 1936, ghlac rialtas an chomhphobail fhéinrialaithigh leis an Ikurriña. Chuir réim Franco cosc ar an mbratach sa bhliain 1938 (lean na Bascaigh á úsáid sna cúigí Bascacha sa Fhrainc). Rinneadh siombail dúshláin de, agus ba iad na chéad gníomhaíochtaí a rinne ETA ná an bratach a chrochadh in áiteanna poiblí. Ceadaíodh é le linn an Idirthréimhse ón deachtóireacht go daonlathas sa bhliain 1977. Dhá bhliain ina dhiaidh ghlac rialtas Chomhphobal féinrialaithigh na mBascach é mar an bratach oifigiúil. Ghlac náisiúnaigh ar fud na gcúigí Bascach freisin ag an am seo.
Seasann an dearg do mhuintir na Bioscáine, an glas (b'fhéidir) don Dair Gernika, siombail de shean dlíthe Bizkaia, nó na Fueros; agus thairis sin an chrios bhán ag seasamh don Creideamh Caitliceach a bhfuil ag bhformhór mhuintir na Tíre Bascaigh. Dá bharr seo is iad dearg, glas, agus bán, dathanna náisiúnta na tíré.
11 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:43
A ikurriña (ou ikurrina, que en éuscaro, pronúnciase igual cá anterior) é unha bandeira creada en 1894 polos irmáns Luis e Sabino Arana Goiri (o fundador do Partido Nacionalista Vasco), como símbolo de Euskadi, que inicialmente identificaba só ó territorio de Biscaia.

Historia

Segundo explicaba Arana (por exemplo, en 1895, por boca dun personaxe bizkaitarra en La bandera fenicia), o deseño da bandeira baseouse no do escudo de Biscaia: Ten un fondo vermello, cor do señorío de Biscaia e, segundo Arana, cor do antigo fondo do escudo. Sobre este fondo, superpónse unha aspa verde, símbolo do apóstolo Santo Andrés, patrón de Biscaia, tomada das sete cruces da bordura do escudo. Simbolizaría a independencia biscaina por terse acadado o día de Santo Andrés a vitoria de Arrigoriaga contra os españois. Á cruz de Santo Andrés superponse unha cruz branca, símbolo da relixión católica, como a que aparece inserida no carballo do escudo. Esta orde na colocación das cruces significaba que a lexislación biscaína debía "supeditarse en todo ás leis relixiosas e morais".
A verba ikurriña é tamén creación de Arana, un neoloxismo procedente de ikur (simbolo en éuscaro) que pretendía traducir ó éuscaro o vocábulo castelán bandera (compárese coa voz catalana senyera). Na práctica úsase só, tanto en castelán como en éuscaro, para referirse a esta enseña en concreto. Actualmente as grafías máis habituais son ikurriña en castelán e ikurrin(a) en vasco.
Arana deseñou bocetos de bandeiras para outros territorios vascos, pero non se chegaron a difundir. A ikurriña, inicialmente símbolo de Biscaia, converteuse nuns anos en símbolo do País Vasco, arreconchegando símbolos máis antigos como o lauburu ou o arrano beltza (aguia negra) do Reino de Navarra. Adoptouse como enseña oficial do País Vasco en 1934, pero foi ilegalizada polo goberno militar sublevado en 1936. Durante o goberno de Francisco Franco a súa exhibición foi duramente perseguida en España, o que a converteu nun símbolo anti-franquista. En parte por iso, foise popularizando no País Vasco francés. Durante os inicios da transición española trala morte de Franco, a súa exhibición seguiu sendo castigada en ocasións, pero relaxouse a presión. Así, por exemplo, o 5 de decembro de 1976, ó inicio dun partido de fútbol entre a Real Sociedad de San Sebastián e o Athletic Club de Bilbao, os capitáns de ambos equipos saíron ó campo portando unha ikurriña, sen ser detidos. O 19 de xaneiro de 1977 volveu a permitirse o seu uso en España, e en 1979 o estatuto da Comunidade Autónoma Vasca recoñeceuna como a bandeira oficial.


Utilízana tamén os nacionalistas vascos en Navarra e no País Vasco francés, aínda que non é oficial.
Na Comunidade Foral Navarra, principalmente na zona vascófona, varios concellos exhibían a ikurriña nas súas fachadas: o de Leiza, por exemplo, facíao desde a legalización da bandeira en 1977. Esta situación cambiou despois de que en 2003 o Parlamento Navarro aprobara a Lei Foral de Símbolos de Navarra. Esta lei obriga a tódalas entidades da Administración Local de Navarra a exhibir a bandeira de Navarra no exterior de tódalas súas sedes e edificios de servizos públicos, así como en despachos e salóns de plenos corporativos e prohibe que ondeen máis bandeiras que a oficial de cada entidade local, a bandeira oficial de Navarra, a de España, e a de Europa, salvo por protocolo en actos de irmanamento ou en visitas oficiais de autoridades doutro país, comunidade autónoma ou entidade local. Baseándose nesta lei, as autoridades forais denunciaron e pediron a inhabilitación de alcaldes que permitían a colocación de ikurriñas nos edificios municipais.
Por isto algúns concellos navarros recorren a invitar a conselleiros da comunidade autónoma do País Vasco ás súas festas locais, podendo colgar así legalmente a ikurriña nas fachadas das casas consistoriais. Outros concellos navarros colocan a enseña nun lugar público destacado alleo ó consistorio, como se fai en varios municipios da comunidade autónoma vasca, onde si é legal que a ikurriña ondee na fachada, pero só cando se coloca a bandeira española en lugar preferente. Moitos outros concellos navarros limítanse a facer ondear as bandeiras oficiais.
A ikurriña é tamén un dos elementos que aparecen na bandeira de San Pedro e Miquelón (Saint-Pierre-et-Miquelon), colectividade francesa en América do Norte, representando a seu herdo cultural vasco.
12 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:44
La ikurriña

La bandera vasca conocida en su forma actual tiene poco más de cien años, es decir en comparación con otras banderas europeas su historia debe de parecer bastante breve. Sin embargo -como la mayoría de las cosas relacionadas con País Vasco- tiene una historia poco típica. La Ikurriña fue creada en 1894 por Sabino Arana y Goiri, considerado como fundador del nacionalismo vasco moderno. La base de su creación fue la bandera de Bizkaia, enteramente roja y sin elementos adicionales. Cuando Sabino Arana creaba su versión de bandera quería incluir en ella varios elementos simbólicos concernientes a la historia -tanto autentica que legendaria- del País Vasco. Dejó el fondo rojo que tenía que seguir simbolizando Bizkaia (hay que mencionar que al principio la Ikurriña representaba únicamente este territorio histórico). En este fondo puso dos cruces: una blanca y recta que significaba Dios y otra verde y oblicua (cruz de San Andres) que simbolizaba la independencia del País Vasco. Su color está relacionado con el roble santo de Gernika bajo el cual los reyes juraban respetar los fueros, es decir los privilegios vascos. ¿Pero porque la cruz de san Andres que se asocia más bien con la bandera de Escocia tiene que ser símbolo de la independencia vasca? Según la leyenda en el año 867, precisamente el día de San Andres cerca de Padura tuvo lugar una batalla entre el pueblo de Bizkaia (bajo el liderazgo de primer Señor de Bizkaia Lope Fortunez) y el de Durango. La batalla fue tan salvaje que las piedras se volvieron rojas a causa de la sangre vertida. Desde este momento Padura se llama Arrigorriaga (en vasco harri: piedra, gorri: rojo).
Pocos días antes la creación de la bandera vasca en Hegoalde tuvieron lugar disturbios dirigidos contra las decisiones de Gomazo -nuevo ministro de hacienda- que quería introducir un nuevo impuesto en el territorio vasco. Contra este aumento se puso en pie una guerrilla vasca liderada por el sargento Zabalegi. Durante los disturbios se quemó públicamente una bandera española.
La primera aparición publica de Ikurriña tuvo lugar el 14

13 jaritos, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:45
Mescaler,

¿Y?
14 manuelp, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:46
jflp

Perdone que le conteste siempre el dia siguiente, pero es que tenemos horarios incompatibles y a la hora que usted escribe, yo estoy en brazos de Morfeo.

Respecto a Primo de Rivera, el debate era sobre su actuación en materia de digamos "emancipación" de la mujer y sobre el juicio que el régimen franquista hacía de su dictadura. En materia económica, aún siendo positiva, ya digo que también hubo sombras, como señala Brenan en "El laberinto español" y personalmente era digamos "pintoresca" su forma de gobernar, ¿sabe qué me contaba mi padre sobre él, que corría en plan admirativo entre las clases populares del Madrid de los años veinte?, pues que se presentaba en las panaderías con dos inspectores y mandaba comprobar el peso de las piezas que se vendían e imponía multas si se encontraba falto dicho peso. ¿Se imagina usted a Franco comprando patatas en la verdulería de la señora Dolores y cascándole una multa si el peso estaba amañado?. Poco serio, opino, para un jefe de Estado.

Respecto a la incompetencia militar tanto de Wellington, como de Franco, la obra que cita en 13 tomos sobre la guerra de la Independencia no conozco cual sea, ni tengo mayores datos sobre la incompetencia de Wellington ante las ciudades amuralladas.
Sobre Franco, no alcanzó a discernir su tesis, ¿en que otro sentido que no sea la habilidad para desempeñar un cometido determinado se puede hablar de competencia?,¿cuales son esas diferencias que según usted existen entre el desempeño militar de Franco en la retirada de Xauen y en las otras etapas de su vida militar?¿en que consiste el análisis "delirante" de la batalla del Ebro de la Revista de Historia Militar?.
En espera de sus aportaciones, yo le adelanto que, en mi opinión, si es totalmente "delirante" el análisis del sr. Blanco Escolá, siempre y por poner un ejemplo cuando habla de que el general Vicente Rojo "humilló" a Franco.
16 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:51
resulta curioso comprobar como en sus orígenes, la “Ikurriña” no fue ideada ni mucho menos como una bandera vasca o de lo vasco, y ni siquiera como una bandera del PNV, el primer partido nacionalista vasco de la historia, sino tan solo como una bandera representativa única y exclusivamente de la provincia de Vizcaya.
Sin embargo, así es. De hecho, la extensión de la “Ikurriña” y su aceptación entre todos los nacionalistas vascos –aún pasaría años antes de que los no nacionalistas se apuntaran a ella- provocó una de las primeras controversias en el seno del PNV, ya que a ninguno de los dos creadores de esta bandera les gustó nunca verla ondeando fuera de las balconadas vizcaínas, algo que consideraban no solo un despropósito contra su bandera, sino también contra sus ideas políticas. Pero mejor empecemos por el principio.

La “Ikurriña” fue un invento de los hermanos Arana, Luis y Sabino -éste último fundador del PNV-. Y digo invento porque para diseñarla adaptaron la historia y la heráldica a su bandera y no al contrario como suele ocurrir cuando alguien quiere diseñar alguna bandera que represente a algo.

“El fondo de nuestra Bandera es rojo, como el fondo del Escudo (de Vizcaya)....
La Cruz blanca de la Bandera es la Cruz blanca del Escudo y el Jangoikoa (Dios) del Lema...
La Cruz verde de San Andrés representa a un tiempo por su color el Roble del Escudo y las leyes patrias....
Unidos están la Cruz y el Roble en el Escudo unidos por el “Jangoikoa” y el “Lege Zaharra” del Lema; y unidas por lo tanto en un centro común deben estar en la Bandera las dos Cruces, blanca y verde. Y así como en la unión de la Cruz y el Roble en el Escudo, aquélla ocupa el lugar preferente, y en la unión del “Jangoikoa” y el “Lege Zaharra” en el Lema lo ocupa el Primero: así también en la Bandera la Cruz blanca está superpuesta a la verde de San Andrés.” Sabino Arana.
17 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:54
jajjajajaja....como siempre la wiki........¡¡¡bravo miliciano sudoroso, gudari machista!!!!
18 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:56
Lo cierto es que el escudo de Vizcaya tradicionalmente había tenido el fondo blanco –en plata, si usamos el lenguaje heráldico- y no rojo, mientras que la cruz blanca a la que hace referencia -una adición posterior a 1643- era roja –de gules- y no blanca. Hoy día esto ya no es un problema, ya que una de las primeras que adoptó el PNV ya en la Segunda República fue adaptar el escudo de Vizcaya a la “Ikurriña” como hoy día podemos observar, sin embargo, de haber sido consecuentes con la heráldica vizcaína histórica, la bandera debería haber sido blanca con una cruz roja y un aspa verde.

El escudo de Vizcaya:

http://bp0.blogger.com/_cMLr-W3-KE4/SGZN_M-UdvI/AA...

Pero es que también el aspa verde tiene su particularidad ya que, como digo, no solo fue a la heráldica la que moldearon a su gusto, sino también a la historia. Y es que, en referencia a la cruz verde y en otros escritos, Sabino Arana habla de la batalla de Arrigorriaga, en la que los vizcaínos derrotaron a los leoneses en el 888. Él era buen conocedor de este capítulo de la historia, ya que su primer escrito político –basado en sus artículos en la revista La Abeja- versaba sobre esta y otras batallas “de liberación” vizcaínas.
19 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 09:58
Y seguimos con el teatro Arana:

Efectivamente hubo tal enfrentamiento conocido como la “batalla de Padura”, aunque no se sabe con precisión el año, ya que unos hablan de 870 y otros del 888. Y si esto no se sabe con precisión, menos aún el día, que los Arana fijaron con precisión en el de San Andrés, lo que justificaría por sí solo el empleo de un aspa, símbolo muy común por otra parte en las banderas vascas –Vitoria, San Sebastián históricamente, Fuenterrabia- y españolas en general, pero tan solo desde la llegada al trono de Carlos V de Alemania y I de España, descendiente de la casa real borgoñona, ya que la cruz de San Andrés era el símbolo de ésta.

Todo esto sin contar con que el símbolo de la casa de Haro, dos lobos pasantes, fue primero obviado por los Arana y luego sencillamente borrado de la historia por los nacionalistas, quienes lo consideraban un vestigio de la nobleza. Nobleza, además, punta de lanza de las armas de Castilla primero y de España después. Y todo esto mientras en estos últimos cien años largos la "Ikurriña" solo ha visto ligeramente variadas las proporciones de sus cruces.


jajajaj...si va a resultar que la Ikurriña es muy española!!!!...jajajajjaa
20 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:01
Esto es verdad oye!!!

De todas maneras sería injusto cargar más las tintas sobre el nacionalismo vasco. Rara es la bandera a la que tarde o temprano no se le haya tratado de dar un significado que no tuvo cuando fue creada. Antes de la “Ikurriña” ya hubo otros intentos por crear una bandera que representase a los vascos, y ninguno de ellos puede decirse que fuera menos imaginativo o más fiel con la historia. Y desde luego ninguna de aquellas contó jamás con el grado de aceptación que tiene hoy día ésta.

Y esto también aunque el nacionalismo vasco lo queira tapar:


Sin embargo, y pasamos ya al tema que nos interesa no era a los vascos sino tan solo a los vizcaínos a quienes los Arana querían representar con su bandera. Los Arana, aunque esto sea un tema muy confuso ya que en sus últimos años Sabino renunció a todos sus postulados nacionalistas como demuestran sus últimas cartas, eran partidarios más de una confederación vasca que de una unión vasca. En ella Vizcaya sería una parte confederada más, como Guipúzcoa o Zuberoa, pero su andera, la “Ikurriña” solo sería como ellos mismos la llamaron al principio, la “Bandera Bizcaína” –de hecho “ikurriña” es un neologismo inventado tres años después de la creación de ésta por el propio Sabino-.
21 manuelp, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:02
Hegemon

Parece que no esta tan clara la dicha batalla.

http://www.elsecretodelaspiedrasrojas.com/ruta/bat...
22 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:03
De cuándo datan algunas banderas europeas:

Alemania: 1848
Bélgica: 1831
Croacia: 1848
Estonia: 1880
Finlandia: usada por primera vez en 1861 por un club náutico
Grecia: 1822
Irlanda: aparece en 1848, utilizada como símbolo nacional en 1917
Islandia: 1913-1915
Portugal: 1891-1911
Reino Unido: 1801

Como vemos, no son especialmente antiguas.
23 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:08
Si lo dice uno de los Arana, habrá que hacerles caso ¿no?

Así pues, cuando en 1907 la “Ikurriña” empezó a ganar adeptos fuera de Vizcaya, Luis –Sabino ya había fallecido- trató de devolver las aguas a su cauce diseñando una bandera para toda la confederación vasca, así como, poco después, una serie de “fantasías” para las otras “provincias”. Aunque estos diseños no gozaron de ninguna popularidad aún se conservan en una pequeña lámina manuscrita, y no dejan de ser una curiosa rareza de los primeros años del nacionalismo vasco y del debate entre nacionalistas cofederalistas y nacionalistas partidarios de una “Euzkadi” unitaria y en el que Luis Arana llegaría a afirmar que “sería crimen de lesa patria la imposición de la bicrucífera para todo Euzkadi”.

Las otras "invenciones de Luis":

Esta para la bandera confederal vasca:

http://bp0.blogger.com/_cMLr-W3-KE4/SGZOSJisgfI/AA...

Y además un estandarte:

http://bp2.blogger.com/_cMLr-W3-KE4/SGZOceGlqVI/AA...

Y luego para cada provincia iría cambiando el cuartel izquierdo:

Alaba:

http://bp0.blogger.com/_cMLr-W3-KE4/SGZO9aw7taI/AA...

Guipuzcoa:

http://bp0.blogger.com/_cMLr-W3-KE4/SGZPH0w1qJI/AA...

Navarra:

http://bp3.blogger.com/_cMLr-W3-KE4/SGZPgqGZt6I/AA...

Lapurdi, etc..

http://bp1.blogger.com/_cMLr-W3-KE4/SGZPzDERQAI/AA...

Y Vizcaya la única que podría enseñar la Ikurriña, según Luis Arana:

http://bp3.blogger.com/_cMLr-W3-KE4/SGZPzNcXRQI/AA...

Un poco de cultura no viene mal.
24 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:10
¿Y por qué no son antiguas? Porque las banderas surgen para simbolizar a las naciones modernas (las que llamaría Bueno "naciones políticas"). Y las naciones modernas sólo existen desde el siglo XIX. Antes, lo que aparecía en las banderas eran las armas del monarca respectivo:

http://flagspot.net/flags/es^1841.html

Al fin y al cabo, las banderas las utilizaban los soldados, y los soldados combatían por su rey, no por su nación.
25 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:11
Manuelp:

Mundaka, un pueblo precioso y lleno de surfistas. La ola es impresionante. como todo lo que se transmite de boca en boca, se distorsiona mucho.
26 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:16
Mescalero, llamalo Rey, Monarca, Emperador pero se luchaba por lo que se luchaba, por su nación que tenía mucho más arraigo que ahora.

Busca a ver de donde viene nuestra bandera, la roj y gualda a ver si te enteras, miliciano sudoro.

Te repito plasta...¿De dónde viene la base para formas las naciones modernas en el XIX?, ¿de una invención de un tarado como Arana?...evidentemente de unos 2000 años de historia o ¿es que es un capricho el que España se formara como es ahora?
27 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:17
Batallas y fantasías nacionalistas:

http://mundohistoria.portalmundos.com/la-batalla-d...
28 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:20
Origen de la bandera española: un concurso

http://flagspot.net/flags/es!1785.html

Como el Gran Hermano, vaya.
29 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:21
http://flagspot.net/flags/es!1785.html

Si hubiera ganado la concursante #9, ahora seríamos todos azulgranas por cojones.
30 manuelp, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:21
Citaremos asimismo por último y de modo particular el pendón, rojo naturalmente, de las Navas de Tolosa, que se guarda en el Monasterio de las Huelgas (Burgos) y bajo el que lucharon las milicias concejales de Avila y Segovia en el ala derecha de la vanguardia de vizcaínos, alaveses y guipuzcoanos, en uno de los hechos más decisivos -contestación a la avalancha almohade- de la historia de España y aun de Europa.

El rojo es el color de la enseña y escudo de Burgos, y los de Soria y Avila. El color de las cruces que campeaban como distintivo de la rebelión en el pecho de los Comuneros, que por supuesto no alzaban ningún pendón morado. Escritores, historiadores y estudiosos de muy distintas ideologías han reiterado el color rojo carmesí como el color del pendón de Castilla.


http://www.fortunecity.es/sopa/serpiente/476/pendo...

Claro es que estas debian de ser las armas del monarca de entonces de Madrid, don Gato I.

31 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:22
Nadei sabe a ciencia cierta de lo quen pasó por ejemplo, en Covadonga, pero segurom que fueron unas cunats pedrdas a una caballería que enttre esos defiladeros no podría maniobrar y que no merecía la pena luchar por unas tierras siempre en penumbra y lluviosas a las que no estaban acostumbrados. En el repilegue de esa zona, la caballería mora, sufriría más que en la propia batalla. Pero ahí empezó de nuevo todo, para más recnor y odio de los milicianos sudorosos.
32 pedromar, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:22
“no hay mal que por bien no venga”. No sé de dónde proviene el error. Es como si la preposición 'por' en su día significara 'a', porque se entiende mejor así: "No hay mal que a bien no venga". En la primera frase dice justo lo contrario: que todo bien acaba en mal. Justo lo contrario de lo que se pretende decir.
Yo siempre lo digo con 'a'.
33 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:24
Manuelp:

Así como algunas batallas pueden ser exageraciones, otras muchas cambian el destino de todo un contienente. Como bien dices de las Navas de Tolosa en la que uno de sus grtandes héroes fué el Rey de Navarra.
34 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:27
Los origenes de la actual bandera española.
(Por Julio Pérez Zamora).
Pudiera parecer poco romántico, incluso algún patriotero de esos de tres al cuarto se negaría a aceptar la verdad sobre los humildes origenes de la bandera española. Pues bien la actual bandera española rojigualda (hay que saber que a lo largo de la historia española hubo muchos tipos de banderas), proviene de un concurso que mandó el rey Carlos III porque la bandera de aquellos momento, blanca de los borbones con el escudo de España, era fácilmente confundida con las banderas de otros países también de monarquías borbónicas, como Francia por ejemplo, dando a lugar a muchas equivocaciones, a veces embarazosas, en el mar. Cansados de esto Carlos III eligió entre una serie de doce modelos que se presentaron, a la actual bandera roja y amarilla. Y no por ningún motivo histórico de los antiguos reinos peninsulares como Castilla, Aragón, León, Navarra o Granada, si no porque el amarillo unido al rojo crea una combinación muy bien identificable en el mar, que era donde se enarbolaría por primera vez.

Así pues en el Real Decreto dado en Aranjuez el 28 de mayo de 1785 Carlos III adjudicó el diseño ganador para los buques de guerra la bandera "dividida a lo largo de tres listas, de las que la alta y la baxa sean encarnadas, y del ancho cada una de la cuarta parte del total, y la de enmedio amarilla, colocándose en esta el escudo de mis Reales Armas, reducido a dos quarteles de Castilla y León, con la Corona Real encima...".

La bandera ganadora del concurso empezó entonces a utilizarse a partir de 1785 en los buques de guerra y mercantes, ampliándose por las Reales Ordenanzas de la Real Armada de 1793 su uso a las Plazas y Castillos marítimos y otros establecimientos de la Armada, como arsenales, astilleros, cuarteles, observatorios, Escuelas de Guardamarinas...

Sólo a partir de 1843, bajo el reinado de Isabel II la bandera rojigualda fue la bandera nacional, abandonando la blanca, al igual que hiciera su bisabuelo.

Asi que ya sabemos que hasta esa fecha la bandera rojigualda fue por así decirlo la bandera de la Real Armada, siendo la blanca la "oficial" de España. De ahi el error de muchos pintores, nacionales y extranjeros, que en sus cuadros navales de antes de 1785 pintaban en los barcos españoles la bandera rojigualda, cuando debería ser la blanca (en el mar el color blanco no significaba rendición; si un barco se rendía ante un enemigo arriaba su bandera nacional, no sacaba trapos blancos - otro común error-). O en los ejércitos de tierra con flamantes banderas rojas y amarillas cuando estas eran sólo de uso por la Real Armada.

http://www.todoababor.es/articulos/origenes_bander...

(con la ilustración original)
35 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:28
Mejor un concurso que no la invención de un chalao. La bandera de España, solicitada para la marina de Guerra, lleva los colores de la corona de Aragón y por lo tanto los colores de Cataluña. Curioso.
36 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:33
Sobre nuestra bandera y la orden de Carlos III:

http://www.elhistoriador.es/historiabandera.htm
37 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:35
Y no por ningún motivo histórico de los antiguos reinos peninsulares como Castilla, Aragón, León, Navarra o Granada, sino porque el amarillo unido al rojo crea una combinación muy bien identificable en el mar, que era donde se enarbolaría por primera vez.
38 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:37
Hay que señalar que la bandera de la II República, se debe a una equivocación, creo que de Maura. El color morado se debe a que este vió un pendón de Castilla que descolorido por el sol cambio el rojo intenso real por el morado que al final se quedó. Así que la bamdera de la II República en realidad debería ser....ROJIGUALDA"...jajajjajajaja
39 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:43
La Tricolor. Breve historia de la Bandera Republicana.
por José Manuel Erbez.


El 14 de abril de 1931, hace ahora 70 años, las calles de las principales ciudades de España se veían inundadas por un tremolar de banderas tricolores que celebraban la proclamación de la Segunda República, y trece días más tarde el Gobierno Provisional promulgaba un decreto que determinaba en su artículo 1º la adopción como bandera nacional de la formada "por tres bandas horizontales de igual ancho, siendo la roja la superior, amarilla la central y morada oscura la inferior", una disposición ratificada posteriormente por la nueva Constitución. Con estas disposiciones se rompía una tradición bicolor que contaba ya con casi siglo y medio de existencia.

La bandera que la nueva República adoptaba como propia era la misma que numerosos grupos republicanos -aunque no todos- habían venido usando como alternativa a la enseña rojigualda, identificada por ellos con la monarquía, y por tanto representaba una idea de cambio radical en el sistema de gobierno del país. Su disposición en tres franjas de distinto color estaba probablemente influenciada por la tríada jacobina de " Libertad, Igualdad, Fraternidad " que los revolucionarios franceses habían extendido por toda Europa, pero la característica más llamativa de la nueva enseña era la introducción del color morado.

Este color era justificada en el Decreto por ser el "que la tradición admite por insignia de una región ilustre, nervio de la nacionalidad", dando con ello acogida y validez a una tradición que, a pesar de haber sido refutada por prestigiosos investigadores, había conseguido arraigar en las más diversas capas de la sociedad española: la tradición, leyenda o mito -como queramos llamarlo- del pendón morado de Castilla.

Ya en 1869, tras el derrocamiento de Isabel II y en medio de las convulsiones políticas que condujeron a la proclamación de la I República, una comisión del Ayuntamiento popular de Madrid presentó una proposición a las Cortes Constituyentes para que adoptasen por bandera nacional la tricolor de faja morada, propuesta que fue rechazada, por lo que la roja y gualda siguió siendo la bandera representativa incluso durante el efímero periodo republicano.

Dicha proposición defendía el color morado como propio de Castilla por la presencia del mismo en numerosos emblemas y enseñas relacionados de una u otra forma con el antiguo reino, y sobre todo sostenía que de ese color había sido el pendón que los comuneros habían alzado en su rebelión contra Carlos V. En este sentido se hacía eco de una extendida visión de la revuelta comunera como una rebelión popular y democrática, que defendía las libertades castellanas frente al carácter centralizador y autoritario de la idea imperial de Carlos V. Por tanto, los comuneros habrían sido los precursores de todos los movimientos progresistas de España, desde los liberales de Riego a los federalistas. Sin embargo, y aparte de que los estudios más serios han desmontado esta imagen romántica, en ningún documento comunero de los conservados aparece alusión alguna al supuesto pendón morado, constando sin embargo que en la batalla de Villalar (1521) se distinguieron de sus enemigos mediante cruces rojas, mientras que los imperiales las usaron blancas. Luego, hasta donde sabemos, si hubo un color distintivo comunero fue el rojo de sus cruces.

Parece que el origen del malentendido se remonta al bienio constitucional abierto en 1821 con el pronunciamiento de Riego contra el absolutismo de Fernando VII, cuando surgieron las discordias en el seno de los liberales entre moderados y exaltados. Entre estos últimos fue muy activa una sociedad secreta -con una considerable presencia en Sevilla- conocida como Los Comuneros (probablemente por la razón antes apuntada), que usaban una bandera morada con un castillo. La radicalidad de sus posturas y lo llamativo de sus actitudes, con extravagantes pruebas de iniciación y ceremonias copiadas de la masonería, debió dar lugar a una identificación entre la causa revolucionaria y el color morado que ellos exhibían no sólo en sus banderas, sino también como distintivo personal, además de contribuir a la relación entre este color y el nombre de comuneros y, por extensión, de Castilla. Una prueba de lo primero es el hecho de que la bandera que en 1831 bordara en Granada Mariana Pineda para ser usada en un levantamiento liberal, y que le costó la ejecución, tuviera ese color.

De esta forma el morado comenzó a ser utilizado junto con los dos colores históricos en algunos ambientes republicanos, especialmente en los de tendencia federalista, ya que consideraban que el rojo y el amarillo, aparte de su identificación con la monarquía, sólo representaba a una parte de los pueblos integrantes de España, los vinculados con la antigua Corona de Aragón, por lo que el otro gran pueblo hispánico, el castellano, debía estar presente en la bandera mediante el color que, según la tradición, le era propio. Así, en tiempos próximos a la Revolución de 1868 la faja tricolor fue adoptada como distintivo de los concejales del Ayuntamiento madrileño, y de ahí la referida propuesta.

Por lo tanto, desde el punto de vista político la bandera tricolor representó durante la mayor parte del siglo XIX la idea de un cambio radical que trajese a España un régimen republicano en el que los distintos pueblos de España estuviesen representados equitativamente.

Pero como veremos en la segunda parte, no eran sólo las ansias de cambio las que hicieron popular al color morado.

LA TRICOLOR. BREVE HISTORIA DE LA BANDERA REPUBLICANA
(2ª parte)


En el artículo anterior veíamos cómo la inclusión del color morado en la bandera republicana estaba influida por la creencia en el "pendón morado de Castilla", y cómo dicho color había adquirido una significación revolucionaria.

Sin embargo, en otros ambientes de signo totalmente opuesto también arraigó esta tradición. Lo más significativo probablemente sea el que en 1833, cuando se produce la proclamación de Isabel II, se adopta un estandarte real morado, lo que reflejaba tanto un recuerdo del controvertido "pendón" como el apoyo de los liberales a la reina niña frente a los carlistas.

Este fenómeno confluye con otro que se produce en el ámbito militar, y que parece arrancar del Regimiento de Infantería de Castilla, actualmente denominado Inmemorial del Rey y considerado como el más antiguo del Ejército español, que adoptó uniforme morado en 1693, al parecer en recuerdo de haber tenido origen en unas tropas reclutadas por un obispo castellano en tiempos de Fernando III, lo que determinaría el color eclesiástico morado que fue su distintivo. Por ello fue conocido vulgarmente como Tercio de Morados, y de esta forma, el nombre de Castilla y el color morado se reunieron en las aspiraciones de antigüedad, y por lo tanto, de precedencia y privilegios, de una unidad militar que, dado su prestigio, despertó deseos de emulación entre otras unidades. Así, el Regimiento de Reales Guardias de Infantería Española obtiene desde su creación en 1703 el color morado para su bandera principal o coronela, en lugar de la blanca reglamentaria. El Regimiento de Castilla quiere también recuperar un color que considera propio, y solicitará repetidas veces el morado para su bandera, hasta que le es concedido en 1830, siendo imitado en los años posteriores por otros cuerpos y unidades. Cuando además, la propia monarquía adopta este color para su principal enseña, el estandarte, se refuerza en estas unidades el deseo de mostrar su vínculo con dicha institución mediante la exhibición del morado en sus banderas.

Pero quizá en el origen de todas estas historias subyazca una simple confusión cromática. Por una parte, la confusión terminológica entre púrpura, que en castellano designa a un tinte de un color rojo intenso, y que en realidad equivaldría a encarnado o carmesí, y el termino heráldico homónimo que se representa mediante el color morado, lo que habría dado lugar a que enseñas que en su origen eran rojas, al ser descritas como "púrpuras" acabasen siendo representadas como moradas. Esto es bastante evidente en un ámbito paralelo, en el caso de la figura del león que aparece en el escudo de España, y que siendo descrito durante siglos como "púrpura" era representado como de color rojo, y sólo a principios del siglo XIX empezó a ser pintado de púrpura heráldico, es decir, de morado. Por otra parte, es un hecho demostrado que la acción del tiempo puede hacer que los tintes rojos se oscurezcan hasta adoptar una tonalidad violácea, lo que se ha comprobado al examinar algunas banderas identificadas como "Pendón de Castilla", y que al ser sometidas a un detallado análisis han resultado ser rojas. Y tampoco hay que olvidar la amplia presencia del color morado en el ámbito religioso, desde vestiduras a ornamentos y estandartes, lo que sin duda debió influir en la aceptación de dicho color en un país de tan arraigada religiosidad.

De este modo, en vísperas del advenimiento de la Segunda República se producía la gran paradoja de que los republicanos como innovadores, y amplios sectores militares como inmovilistas, coincidían en considerar el color morado como representativo de Castilla.

40 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:44
Todo lo que tu digas miliciano sudoroso pero la mayoría de los bocetos presentados eran los colores de la bandera de Aragón o Cataluña. Efectivamente no hacen referencia al final a ninguno de los reinos para no destacar sobre ninguno sino hacer una bandera unificada. Los colores rojos y gualdas eran los más utilizados en pendones de Castilla y de Aragón.

Además lo que hizo Carlos III en 1785 instituyó la bandera encarnada y amarilla, de tres listas (la central, amarilla, de doble ancho) para los buques de guerra y la de cinco barras para las demás embarcaciones; la primera se convertiría, paso a paso, en la Bandera de España. ¡¡Cinco barras, como mla catalana!!


41 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:44
Por ello, debe admitirse que en 1931 el color morado contaba con una tradición, no por infundada menos valiosa, que si no justificaba al menos hacía comprensible su inclusión en una enseña que pretendía simbolizar la pluralidad de los pueblos de España, desde un espíritu a la vez rupturista y respetuoso con el pasado. Sin embargo, cabe preguntarse si la decisión del nuevo régimen de adoptar la tricolor no fue un error que contribuyó a enajenar las voluntades de todos aquellos que consideraban a la bandera rojigualda como el verdadero símbolo de España, y no de la monarquía, sectores de la población cuya aceptación de la Segunda República se podría haber ganado conservando, como hizo la Primera, y como cuarenta y cinco años después hizo la Transición, los colores del paño y cambiando simplemente el escudo.

Con respecto al escudo, y para finalizar con una nota local, quisiera decir a título de curiosidad que uno de los pocos ejemplares que se conservan del escudo republicano con la corona mural se encuentra en la comisaría de la Policía Nacional de Alcalá. Después de setenta años, se trata de un auténtico testigo de nuestra agitada historia.
42 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:52
Pendones de Castilla, morados y rojos:

Se adoptó el morado para romper con la anterior pero bien podía haber sido el rojo.

http://upload.wikimedia.org/wikipedia/commons/thum...

http://www.crwflags.com/fotw/images/e/es-cl%7Dco.g...

En fín....
43 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 10:55
El Sepulcro de Fernán González custodiodo por un pendón de Castilla...¿morado?

http://4.bp.blogspot.com/_Ch6eSJQdtvI/SLIIMe6uqRI/...
44 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 11:01
Bueno, lo que queda claro es que TODAS las banderas son inventadas, igual que las naciones a las que representan. La diferencia es que las banderas las suele inventar una persona o un comité de expertos, mientras que las naciones las inventan grandes grupos de personas.
45 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 11:05
La evolución ideológica de Moa:

http://alua.mundua.com/files/2008/11/20081109elpep...

A la derecha, ANTES; a la izquierda, AHORA.
46 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 11:09
44# miliciano sudoroso mesaclero:

¿Y tú en que nación vives miliciano mescalero?

¿España quién la inventó, que grupo de personas se la inventaron según tú?
47 jaritos, día 7 de Diciembre de 2008 a las 11:15
Si es que la forma de llamar a las cosas ya da una idea de su ligitimidad. Una es para todos la bandera de España. A la otra le llaman bandera republicana, es decir, de una forma de gobierno, no de una nación.
48 Hegemon1, día 7 de Diciembre de 2008 a las 11:16
Dice en 44# el miliicnao sudoroso mescalero:

"Bueno, lo que queda claro es que TODAS las banderas son inventadas, igual que las naciones a las que representan...."


Según mesdaclero Euskadi está inventada como la bandera que la representa...¿En qué quedamos proetarra, Euskadi es una realidad nacional, una nación en toda regla o una invención?

La duda nos está acarreando unos 1.000 asesiandos.....hazte cargo....¿a ver si vas a estar saliendo por unos locanas etarras que se inventan una nación que no existe?
49 mescaler, día 7 de Diciembre de 2008 a las 11:22
#47 Bueno, eso de que "todos" la llaman bandera de España no es cierto, jaritos. También la llaman "sangre-y-pus", "bote de pimientos", "bandera monárquica", "bicolor", etc.
50 jaritos, día 7 de Diciembre de 2008 a las 12:08
#49 mescaler

Eso que acaba vd. de escribir es una gilipollez y vd. lo sabe, o no. No hablo de que la reconozcan como propia o la respeten. Pero sí que todos la reconocen como la bandera de España. A la otra, no, es solamente la republicana.

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899