Pío Moa

« La hipótesis clave | Principal | La grotesca pandilla amenaza »

Los gangsters homenajean a su modelo

2 de Octubre de 2006 - 14:15:43 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Si algún personaje histórico representa en España la concepción de la política como gangsterismo puro y duro, ese es Negrín.

Solo puede considerarse un hecho lógico que el partido del GAL y de Filesa, nunca regenerado –conviene recordarlo una y otra vez–, el partido de los chanchullos con la ETA a costa de la democracia y la unidad de España, el partido que ha legalizado el asesinato como forma de hacer política, rinda homenaje a Negrín. Su modelo, en definitiva.

También tiene su lógica que parte de la prensa derechista, lejos de reivindicar la verdad histórica, participe en la brutal y tosca farsa: intenta congraciarse con el gobierno ilegal, a ver si éste le hace la merced de llamarle "derecha civilizada".

Nada podía adecuarse más a estos tiempos que la beatificación de Negrín.

Incluyo en la parte de comentarios algunos artículos publicados en LD.
Comentarios (392)

« 1 2 3 4 5 6 7 8 »

1 Pio Moa, día 2 de Octubre de 2006 a las 14:18
Vuelve el espíritu de Negrín
Pío Moa


A estas alturas, a nadie medianamente informado le cabrán dudas de que la guerra civil fue el legado de la república, y que fue la izquierda, con la colaboración a su aire del PNV, la principal promotora del sangriento conflicto. Aunque ese ánimo guerracivilista no tiene la potencia de antaño, permanece y conforma el espíritu profundo de la izquierda mucho más de lo que podría suponerse. Ahí están las recurrentes campañas de reivindicación de tales o cuales sucesos, personajes o grupos totalitarios, presentados como paradigmas de lucha por la libertad: las Brigadas Internacionales, por ejemplo, o el “maquis”.

Ahora le toca, a partir de la Islas Canarias, a Negrín. El famoso fiscal Eligio Hernández se encuentra entre los más interesados en la empresa. Parece que con fondos públicos se ha comprado una casa a la familia Negrín, para convertirla en museo, pero, en fin esto es lo de menos. Lo importante es que se intenta convertir al personaje en un héroe regional ahora, y nacional mañana. Ángel Viñas o Santiago Carrillo llevan tiempo en el empeño. Por supuesto, tienen derecho a sus opiniones, pero cuando para difundirlas escamotean hechos históricos fundamentales, entonces conviene salirles al paso.

Su principal argumento es que Negrín personificó la resistencia contra Franco, lo cual les parece el colmo de la gloria. Omiten que esa resistencia supuso la entrega del tesoro español a Stalin, el masivo desvalijamiento de bienes privados y del patrimonio artístico nacional, el empleo de la tortura y el asesinato, incluso contra los propios aliados anarquistas, trotskistas y muchos socialistas, la imposición de una disciplina terrorista en el ejercito, la hegemonía del Partido Comunista... Y, en fin, la pérdida de la independencia y la conversión del Frente Popular en un protectorado de la URSS, cuya policía secreta actuaba en España al margen de la autoridad y dirigía a la policía española. Y muchas otras cosas parecidas, de las que existen pruebas fehacientes y abundantes.

¿Ignoran estos hechos los apologistas de Negrín –o de las Brigadas Internacionales, o del maquis? Los conocen perfectamente. Su afán es ocultarlos bajo el manto de la resistencia a Franco, que en su opinión justificaría todo. Nada podría ser más alarmante. Significa que ellos mismos, si tuvieran fuerza para ello, imitarían quizás a Negrín.
Así como el franquismo se reformó, y gracias a ellos tenemos democracia, la izquierda se ha reformado muy a medias, y por eso las libertades corren más riesgo del que creen los ilusos. Ya he señalado que los peligros mayores para la democracia española provienen todos ellos del viejo anti-franquismo: la gran corrupción, el terrorismo, la degradación de la Justicia. Y estas campañas, que en definitiva reaniman el espíritu guerracivilista.

2 Pio Moa, día 2 de Octubre de 2006 a las 14:20
A vueltas con Negrín
Por Pío Moa
Dentro de la historiografía académica de tendencia “progre”, que sería chistosa si no hubiera tenido durante largos años los medios de acallar cualquier réplica, y de presentarse a sí misma como la única historiografía “profesional”, acaba de publicarse una biografía de Negrín, por el catedrático Ricardo Miralles.
Prologa el libro P. Preston, para quien Negrín “fue el gran estadista de la lucha contra Franco y sus aliados fascistas”. Según él, las críticas a Negrín proceden sobre todo de Bolloten, condicionado a su vez por “los renegados ex comunistas que publicaron sus memorias bajo la dirección de Gorkín y financiados por (…) la CIA”. Preston, claro, prefiere a los comunistas no renegados y, con típica paranoia stalinista, sólo puede entender que alguien discrepe de ellos si le paga el “imperialismo”. Confesión implícita por parte del profesor inglés, y además falsedad, también de tufo staliniano, porque la apasionante obra de Bolloten se apoya ante todo en una labor documental e investigadora impresionante, con muy pocos paralelos en las historias de nuestra guerra.

A Preston le encanta el libro de Miralles, y no es de extrañar. Empieza éste planteando el asunto con una mezcla de infantilismo y mala fe. Según él, sobre Negrín sólo hay hasta ahora “juicios y sentencias, opiniones y fallos”. Vamos, defensores y detractores, sin más, como si el libro de Bolloten, entre otros, se limitase a una colección de asertos gratuitos. Entre los apologistas de Negrín, Miralles encuentra matices y aspectos aprovechables. No así en el otro campo: “Entre sus detractores ha existido una rara unanimidad que podríamos resumir en un Todos contra Negrín”.

Para corregir tan deplorable panorama, Miralles plantea la cuestión así: “Las tres grandes acusaciones hechas a Negrín fueron que entregó la República a los comunistas, que fue el causante de la división interna del PSOE (durante la guerra y en el exilio posterior); y que su obstinación en una política de “resistencia a ultranza” condujo a un final catastrófico de la guerra”. Ciertamente estas acusaciones le han sido hechas por bastantes, sobre todo dentro del propio PSOE, pero no resultan difíciles de refutar, o por lo menos poner en tela de juicio, desde la lógica de quienes siguen hablando de una II República durante la guerra (Bolloten no lo hace, desde luego), o creen en una posible paz negociada. La acusación de haber causado la división del PSOE, simplemente depende del punto de vista, claro está. Prieto tenía uno, y Negrín el contrario.

Si uno acepta que la república del 14 de abril siguió existiendo tan campante después de que el gobierno de Azaña-Giral entregase las armas a los sindicatos y se impusiese una revolución de brutal violencia en la zona controlada por el Frente Popular; si acepta que los socialistas de Largo y Prieto, así como los comunistas y los anarquistas eran demócratas, o que Stalin protegió la libertad en España, entonces la posición de Negrín es difícilmente atacable, o por lo menos resulta mucho más coherente que la de Prieto, Largo Caballero y cuantos le hacen las acusaciones vistas.

Pero no es obligatorio, afortunadamente, comulgar con tamañas ruedas de molino. No obstante vale la pena seguir la polémica entre quienes creen tales cosas. Esa polémica está muy bien expresada en el intercambio epistolar entre Prieto y Negrín, cuando ambos, ya en el exilio, disputaban acerbamente por el control del cargamento del yate Vita. Negrín acusaba a Prieto de haber contribuido a la derrota con su política vacilante y derrotista, y éste replicaba: “Después de haber presidido tan colosal desastre, después de haber originado, con el uso de un poder personal, ejercido en beneficio exclusivo de determinada agrupación (se refiere al Partido Comunista), disensiones hondísimas que condujeron a millares de hermanos a despedazarse entre sí, y teniendo todavía ante los ojos el espectáculo de medio millón de españoles debatiéndose en la miseria y sometidos a las más viles humillaciones (esto está escrito apenas terminada la contienda. Antes de que terminase aquel año 1939, casi tres cuartas partes de los exiliados habían vuelto a España, dato generalmente olvidado por “historiadores” de esta línea), de las que una elemental previsión reiteradamente aconsejada les hubiera librado, después de todo eso, ¿se atreve usted a decir que yo incubaba la catástrofe? Jamás conocí un sarcasmo tan terrible como el contraste entre sus inmensas responsabilidades y su jactanciosa actitud que le permite condenar caprichosamente a los demás, y encima exigir, a guisa de premio, el reconocimiento de su jefatura de Gobierno con carácter permanente por indefinido”. Negrín, por su parte, insistía en que “a nuestra causa no la han vencido los facciosos. No. La han vencido las asechanzas de unos cuantos malandrines”.

¿Quién tenía razón? En apariencia, Prieto. Una de las cosas más llamativas en los líderes republicanos y revolucionarios es su total ausencia, al menos en sus escritos, de sentimiento de responsabilidad o culpa por los desastres ocurridos bajo su mando. Azaña y Alcalá-Zamora, bajo cuyas presidencias del gobierno y del estado respectivamente rodó el país a la catástrofe, se las arreglan para cargar todas las responsabilidades sobre lo demás, y otro tanto hace Negrín al discutir con Prieto.

Y sin embargo, es Negrín quien, si damos por válidos los planteamientos que les eran comunes (defensa de la república y la democracia, etc.) tiene razón, o por lo menos tiene la mayor parte de razón. Pues para vencer al fascismo no había otra opción que apoyarse en Stalin y sus agentes, los comunistas españoles, ya que las democracias no acababan de reconocer como una de las suyas al régimen edificado sobre el derrumbe revolucionario de julio del 36. Los comunistas rusos y españoles eran los únicos que tenían medios, y algo más importante que medios: una auténtica estrategia. Apoyarse, a no ser muy secundariamente, en el conglomerado de anarquistas, azañistas, socialistas de Prieto o de Largo Caballero y grupos parecidos, habría llevado a la derrota en muy pocos meses. La resistencia sólo podía plantearse en los términos en que Negrín lo hacía, y éste no dejaba de tener bastante razón cuando maldecía a los derrotistas y maniobreros que perturbaban sus esfuerzos.

Lo que Prieto y Negrín pasaban por alto era el coste gigantesco, en medios y en vidas, de aquella política, única posible desde su propio planteamiento. Ese coste era, para empezar, la pérdida de la independencia española y del control sobre sus reservas financieras (Preston tiene gracia cuando, en crítica al aserto de Bolloten de que Negrín hizo mucho por extender la influencia comunista, recuerda el auxilio fascista al otro bando… donde no tuvo ese inmenso coste). Otra tremenda exigencia de esa política consistía en la multiplicación de las víctimas y destrucciones en una resistencia sin sentido… a no ser que enlazase con la guerra mundial, lo cual habría multiplicado el número de víctimas y destrozos. No hubo coste en democracia, porque la misma había dejado de existir antes de la hegemonía comunista, pero sí lo hubo en supeditación de las demás fuerzas políticas a la estrategia soviética, en nombre de la disciplina contra el enemigo común.

Cada uno de estos sacrificios habría justificado una rebelión de los anarquistas, socialistas y republicanos contra Negrín y los comunistas, y así terminó ocurriendo, aunque ya in extremis. Los “malandrines” de que habla Negrín fueron, efectivamente, quienes terminaron con la resistencia “republicana”, pero debe reconocerse que habían sufrido tanto a manos de Stalin y sus secuaces españoles, que prefirieron la represión franquista.

Estos terribles costes no impresionan lo más mínimo a Preston o a Miralles, que, en función del objetivo de vencer al franquismo pasan por alto —como Negrín— cualquier sacrificio… ajeno, naturalmente. Pero el libro merece más comentario y hablaremos más de él.


3 Pio Moa, día 2 de Octubre de 2006 a las 14:21
"Realizaciones" financieras de Negrín
Por Pío Moa
No se entenderá cierta historiografía si no se atiende a sus presupuestos implícitos, a menudo poco visibles. De ahí, a menudo la dificultad de la crítica. Al abordar el libro de Miralles sobre Negrín poco adelantaríamos sin tener en cuenta esa realidad.
Miralles sostiene en el capítulo “Cómo se financió aquella guerra”, que, contra la opinión de Largo Caballero, Prieto, Araquistáin y muchos otros, el envío de las principales reservas de oro españolas a la URSS constituyó una operación nada objetable. Lo aclara mediante una comparación: “El 14 de junio de 1940, cuando los alemanes ocupaban París (…) 2.398 toneladas de oro salían apresuradamente hacia Casablanca, en Marruecos, y hacia Halifax, en América (…) El 24 de junio de 1940 el crucero de guerra Emerald salía del puerto escocés de Greenock, escoltado por varios destructores, con dos mil grandes cajas de oro en barras y otras quinientas con títulos, con destino a Canadá”. Y luego hubo otros envíos semejantes, decididos por los gobiernos francés e inglés. Por lo tanto, indica Miralles, ¿a qué tanta algarabía ante una decisión normal y lógica, adoptada también por otros gobiernos democráticos?

No tan normal, sin embargo, incluso si nos empeñamos en creer democrático al Frente Popular. Pues hay una diferencia abismal entre depositar las reservas en una democracia de funcionamiento financiero claro y reglado internacionalmente, y depositarlas en un régimen totalitario, de finanzas opacas, burocracia cerrada, y difícil comunicación, como recuerda Martín Aceña en su estudio El oro de Moscú y el oro de Berlín. El primer y más grave efecto de tal decisión fue, no que el estado español se pusiese en situación de ser estafado —lo fue, según tantos historiadores, aunque dudo que en tan gran escala como dicen, pues la ganancia para Stalin no era tanto el dinero como el poder —, sino que el Kremlin tomaba el control del tesoro y, de paso, del propio Frente Popular, al cual podía presionar, y presionó, para imponerle su política.

¿No perciben Miralles o Preston la diferencia? Pero está ahí, y es determinante. Y hay muchas más diferencias. Por ejemplo, la decisión fue tomada de modo a su vez opaco, por tres ministros socialistas (Largo Caballero, Prieto y, sobre todo, el propio Negrín, entonces ministro de Hacienda), contraviniendo diversas leyes y al margen del resto del gobierno y del mismísimo presidente de la “república”, Azaña. Tan poco confiaban unos en otros. ¿Obraría Churchill de modo semejante?

Para apreciar la situación en su conjunto debe recordarse que Negrín, ya antes de heredar el puesto de Largo, desempeñaba su cometido en Hacienda con autonomía inusual en gobiernos normales. Coinciden en señalarlo Zugazagoitia, de tendencia negrinista; el anarquista Abad de Santillán, para quien el ministro “ha hecho, con la tapadera de la guerra, lo que ningún gobernante, ni siquiera la monarquía absoluta, había podido hacer en España”; o Largo Caballero, en unas patéticas quejas: “El señor Negrín, sistemáticamente, se ha negado siempre a dar cuenta de su gestión”, “de hecho, el Estado se ha convertido en monedero falso [alude a la función legal de las reservas como respaldo del valor de la peseta, el cual se desplomaría si trascendiese la noticia de la operación]. ¿Será por esto y por otras cosas por lo que Negrín se niega a enterar a nadie de la situación económica? (…) Desgraciado país, que se ve gobernado por quienes carecen de toda clase de escrúpulos”. Conductas tan fuera de lo común no se daban en el bando franquista ni, seguramente, en el británico o el francés.

Una manifestación de tan extraño funcionamiento, siendo aún Negrín ministro de Hacienda con Largo Caballero, la describe así el propio Miralles: “Negrín creó unidades de elite (…) mandadas por hombres de su confianza (…) perfectamente equipadas, con intendencia especial, equipamiento sanitario de primer orden (…) muy disciplinadas, (…) los “Cien mil hijos de Negrín, como se les conocía popularmente”. Que un ministro de Hacienda utilice los recursos del estado para organizar algo así como un ejército particular, difícilmente puede considerarse de otro modo que como un inmenso fraude, y no falta base a la indignación de Abad de Santillán: “Tenía la llave de la caja y lo primero que se le ocurrió (…) fue crearse una guardia de corps de cien mil carabineros (…) Los que consintieron ese desfalco al tesoro público (…) de un advenedizo sin moral ni escrúpulos, también deben ser responsabilizados por su negligencia o su cobardía”. Sin embargo a Miralles tal arbitrariedad, por llamarla de algún modo, le parece ¡toda una “realización”! del ministro.

Ante las concepciones que permiten a Miralles, a Viñas y otros, presentar como normal y hasta meritorio este conjunto de actuaciones, un ciudadano común sólo podrá desear fervientemente que tales historiadores no lleguen a estar nunca al cargo de las finanzas españolas.

Deseo más acentuado si cabe cuando leemos las frases de Miralles en torno a otras “realizaciones”, en particular la utilización de “otras dos fuentes de recursos financieros puestos en marcha a partir del verano de 1938, coincidiendo con el agotamiento del oro. Me refiero a los activos financieros captados de particulares y/o incautados a aquellas personas e instituciones incursas en colaboración con la rebelión militar (…) Desde muy pronto, ya en su etapa de ministro de Hacienda del gobierno de Largo Caballero, Negrín había puesto en marcha las medidas legislativas necesarias para la captación de activos metálicos en manos del público”. Notable la elegancia del autor al definir como “captación” lo que comentaristas menos proclives al eufemismo describirían probablemente como saqueo generalizado de bienes de particulares y del patrimonio artístico e histórico español. Azaña, en vísperas de su dimisión, rechazó firmar un decreto para enajenar a una sociedad anónima, creada por Negrín, todos los bienes muebles e inmuebles del estado español en el extranjero, alegando su repugnancia a “aparecer a última hora como un salteador” de los bienes de la nación, según señala Rivas Cherif. No tendrían escrúpulo semejante muchos otros intelectuales, según vamos viendo.

El proceso de lo que tan finamente llama Miralles “captación”, resultó muy sencillo: por decreto, el primero de fecha tan temprana como el 3 de octubre de 1936, los particulares eran constreñidos, bajo muy severas amenazas, a entregar al Banco de España todos los metales preciosos y divisas que poseyeran. El gobierno afirmaba su compromiso de “salvaguardar los intereses” de los propietarios y “garantizar su integridad”. Al cabo de un mes, las cajas de seguridad de los bancos fueron descerrajadas y el gobierno se apoderó de toda la propiedad allí depositada, haciendo lo mismo incluso con la de la gente humilde guardada en los montes de piedad. Esto, cuando el Frente Popular aún disponía íntegramente de los enormes recursos del Banco de España.

En realidad, todos los bienes particulares a que tuvieron acceso las autoridades “republicanas” fueron pura y simplemente saqueados, como asimismo una infinidad de edificios religiosos, domicilios privados, palacios, museos e instituciones diversas. Esas labores produjeron un inmenso botín en joyas, obras de arte, colecciones numismáticas y hasta filatélicas, libros antiguos, relojes valiosos, ropajes, utensilios de culto, etc. Los mismos cuadros del Museo del Prado sufrieron incautación y exposición a muy graves peligros, aunque a última hora serían recuperados por España. El desvalijamiento se organizó a veces con el pretexto de cargar los daños de la guerra sobre “los que han tenido participación directa o indirecta en el movimiento rebelde” (lo de “indirecta” abría un campo amplísimo), a cuyo efecto se constituyó una llamada Caja de Reparaciones. Los pillajes tuvieron lugar a menudo con tal desorden que, como señalaba un informe comunista, muchos bienes desaparecían en los bolsillos de los ejecutores y de “los numerosos García Atadell que operaban por su cuenta”.

A menudo los debates se convierten en galimatías porque los presupuestos y valoraciones de los intervinientes son muy distintas, aun si emplean los mismos términos. ¿Cómo podríamos entendernos si no aclaramos previamente que comportamientos como los descritos son considerados normales y democráticos por determinados historiadores? Sólo una vez aclarados esos presupuestos es posible hacerse una idea de la lógica del discurso.

4 Pio Moa, día 2 de Octubre de 2006 a las 14:24
UNA PISTA INTERESANTE
Pio Moa

Uno de los enigmas de la guerra civil es por qué fue enviado a Moscú el grueso de las reservas españolas de oro. Las explicaciones ofrecidas tradicionalmente por Largo Caballero y otros en el sentido de que la actitud de las democracias hacía imposible otro destino, suenan a hueco. Como ha recordado P. Martín Aceña, la URSS era un país lejano, de burocracia opaca y funcionamiento financiero ajeno a las normas y garantías internacionales, por lo que depositar allí el oro allí significaba simplemente perder su control. Además, aunque las democracias anglosajonas mirasen mal a los revolucionarios españoles, en cuanto se tratara de negocios su actitud se volvía sumamente imparcial. De hecho, el Frente Popular depositó una importante cantidad de oro en Francia y negoció sin problemas con grandes sumas de plata en Usa. Con toda evidencia el envío a Rusia, una operación ilegal organizada por Largo Caballero, Prieto y Negrín, respondió a la fuerte afinidad ideológica de esos políticos españoles son Stalin en aquellos momentos. En líneas generales no hay otra explicación.
Pero cuando pasamos de las líneas generales a los datos concretos hallamos que no hubo, al parecer, presiones soviéticas para el envío del oro, sino que la decisión partió exclusivamente de España, a través sobre todo de Negrín, factotum de la operación. Se ha sospechado del influjo de Stachefski, agregado comercial soviético y amigo de Negrín, pero no existen indicios claros. Así las cosas, recientemente el investigador polaco Janek Ciechanowski ha encontrado una pista interesante. Los gobernantes izquierdistas concedieron prácticamente el monopolio de la compra de armas en Polonia a Daniel Wolf, hebreo de origen alemán radicado en La Haya, a quien consideraban algunos agente soviético. Wolf no solo parecía tener amistad con Negrín, sino que además sería su suegro, según informe de un alto funcionario polaco, Mieczyslaw Lissowski. Negrín se había casado en 1914 con una rusa emigrada a Alemania, de origen judío, llamada María y que al parecer usaba varios apellidos, siendo Mihailova el que empleó durante la guerra civil. ¿Era María, a su vez, agente soviética? ¿Pudo venir por esa vía la sugerencia o presión para la marcha del oro a Moscú? En El fin de la inocencia, S. Koch menciona a diversas “damas del Kremlin” utilizadas por los servicios secretos de Stalin para inspirar, como amantes o esposas, a personajes de influencia en los países occidentales. Entre ellas estaría Elsa Triolet, la princesa Kudachova o la baronesa Moura Budberg, ya mencionada en las memorias de Bruce Lockhart, agente británico en Rusia cuando la revolución. Si algo caracterizó a Negrín durante la guerra española fue su “espontáneo” acuerdo con las directrices de Stalin.
En relación con María Mihailova no hay pruebas, sólo indicios que podrían quedar en nada, pero que tienen un aspecto francamente promisorio. Un historiador joven e independiente podría seguirlos hasta el final. Por otra parte un hijo de ella y del gobernante español, Juan Negrín Mihailov, parece haberse dedicado también a la compra de material de guerra en Europa central, al menos hacia agosto de 1938. Propio de esos comercios fue una enorme dosis de corrupción. Wolf compró en Polonia grandes cantidades de pura chatarra, a precios elevadísimos, para el Frente Popular, embolsándose las correspondientes comisiones.
A Negrín le distinguió siempre una singular falta de escrúpulos. Ya en otoño de 1936, cuando los nacionales se acercaban a Madrid y él ejercía de ministro de Hacienda, llevó a cabo una serie de medidas encaminadas a despojar a los particulares de sus divisas y metales preciosos, conminándolos por ley a entregarlos so pretexto de garantizar su propiedad. No contento con ello, hizo desvalijar las cajas de seguridad de los bancos y hasta los montes de piedad, donde la gente necesitada dejaba alhajas u otros objetos de valor. Bajo su orientación el saqueo de bienes privados y del patrimonio artístico del país alcanzó cotas nunca vistas. Cuando, al perder Cataluña, Azaña estaba a punto de dimitir finalmente de la presidencia republicana, Negrín le incitó a firmar un decreto por el cual todos los bienes muebles e inmuebles del estado español en el extranjero serían enajenados a una sociedad anónima patrocinada por él. Azaña se había negado, escribe su cuñado Rivas Cherif, por no pasar a la historia como salteador del patrimonio nacional. Al esposo de María Mihailova eso no parecía causarle el menor problema ético.
Tuvo su mayor disgusto, después de la pérdida de la guerra, cuando Prieto, de acuerdo con Cárdenas, el corrupto presidente mejicano, le birló en sus mismas narices el contenido del yate Vita. El yate transportaba parte del botín expoliado durante años en museos, iglesias, monasterios y domicilios privados, a fin de garantizar un exilio desahogado y posibilidades de acción política a los líderes “republicanos”. La correspondencia entre los dos líderes al respecto resulta de lo más instructiva.
En los últimos años asistimos a una rehabilitación de Negrín como ejemplar dirigente socialista que resistió a Franco y coincidió con Stalin, pero sin supeditarse a él. A decir verdad, una vez había entregado el oro español a la URSS no le quedaba otro remedio que mostrarse de acuerdo, más o menos espontáneamente, con el amo del Kremlin.


5 Heliogabalus, día 2 de Octubre de 2006 a las 14:35
Hola Sr.Moa:

Hace unos 7 años fue publicado un libro sobre Negrín por dos profesores de la Universidad de Navarra (uno era Javier Cervera, no me acuerdo del nombre del otro y no tengo el libro); no sé si era monográfico sobre Negrín, pero sí que planteaba que era un personaje "a recuperar" porque entendían que se le habían imputado responsabilidades y faltas de manera injusta.

¿Conoce la obra de la que le hablo?
6 héctor, día 2 de Octubre de 2006 a las 14:39
Hombre, Heliogabalus, sin ser Moa te puedo decir que si lo escribió Javier Cervera solo podía ser una tontería. Creo que es el funcionario historiador más tonto de la universidad, y mira que tiene competencia.
7 cives, día 2 de Octubre de 2006 a las 14:40
(6) Este Cervera viene a ser más todo aun que Tusell, pertenece a su cuadra.
8 galaico, día 2 de Octubre de 2006 a las 14:45
Hablando de tontos, he aquí un soneto de Campmany:

Eres tonto, Tusell, hasta el cogote
¿Hasta el cogote solo? Mas ¿qué digo?
Tonto hasta más abajo del ombligo
Tonto hasta el pichitirriti del cipote

Eres tonto de baba y estrambote,
tonto de cagajón, tonto del higo,
tontaina clerical, rampabodigo,
tolondro, tontolín, tonto del bote

Correlindes, bambarria, ablandabrevas, chirrichote, bodoque, majagranzas,
mastuerzo, maxmordón y mamacallos

Un capirote por birrete llevas,
hacia pichote giran tus andanzas,
y asas como manteca tus ensayos.
9 salamina, día 2 de Octubre de 2006 a las 14:51
Muy normal: fracasada la beatificación de Azaña, ahora van a intentarlo con Negrín. "Mienmano" es el gran beatificador
10 Rafael, día 2 de Octubre de 2006 a las 14:55
Me he pasado todo el verano con Bolloten. ¡Qué historiador! ¡Qué grandísimo historiador! Deberían regalar su libro a la entrada de la exposición-mascarada sobre Negrín, loada por el ABC. Si los Luca de Tena levantaran la cabeza. Leed a Bolloten es esencial.
11 bis, día 2 de Octubre de 2006 a las 14:56
con franco no lo intentará nadie. ese su pudre en el infierno.
12 Pío Moa, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:09
Creo que nunca lo he comentado, pero es importante decirlo: no olvidemos que el PSOE, partido de los GAL y Filesa, nunca se ha regenerado.

De hecho, yo, Pío Moa, tampoco me he regenerado. Sigo siendo un terrorista, sólo he cambiado de chaqueta.
13 MALLORCA, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:22
...

Esta pasando lo de siempre .Robaron. Roban .Falsearon. Siguen mintiendo.....


Y los que se llaman de derechas.... DÓNDE CO.JONES ESTÁN ¡

Qué hacen los dirigentes del PP, LOS ESTAN PUDRIENDO Y ARRINCONANDO , y no hay nadie que les diga lo sinverguenzas que son.

Con la historia en la mano , hay para empapelarlos a todos,: ...

.... EL BARCO EL VITA, CAMINO DE MÉJICO, UN SINFÍN DE ATROPELLOS, casi todos comprobados

... y para colmo LAS MÁS DE 500 TONELADAS DE ORO QUE SACARON DEL BANCO DE ESPAÑA, UN 25 DE OCTUBRE DE 1936, A TRES MESES JUSTOS DEL INICIO DE LA GUERRA.

...CUANDO NO , tambien tiene el PP , LOS DE LAS ESTATUAS, ¿ como es posible que quiten unas , y dejen las de LARGO CABALLERO, EL INCITATOR A LA GUERRA, Y MAS SECTARIO QUE NADIE..

¿ dónde está el PP que no sabe , no quiere, o no tiene valor para encararse con EL MONSTRUO DE LA IZQUIERDAD.... ?

...+
14 Gelmirez, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:25
El ABC de Carcalejos elogia a Negrin....Lo lleva claro el muchacho de Bilbao......
15 will, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:26
Bien dicho, Mallorca. La postura del PP y de tantos otros es inaudita. Yo ya estoy cansado de todo esto. Nadie hace nada, y todo el mundo en privado quejandose. Al final uno tiende a desentenderse, salir del pais, y no volver mas.
16 joan romance, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:32
Como historiador recomiendo leer las cartas entre Negrin y Prieto (publicadas por Fundación Idalecio Prieto - Ed. Planeta 1.990) No tienen desperdicio acusandose mutuamente de ladrones, de aferrarse al poder, de asisitir solo a sus amigos (cada uno a los suyos), etc. No tienen desperdicio. Se puede leer su nula capacidad politica y menos aun de asumir responsabilidades. En fin que hacen ver a Franco como un mal menor, todo un exito.
17 nemo, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:33
No, Will...ya quisieran ellos que uno saliera del país y les deje hacer lo que les de la gana, como en vascongadas. Aquí hace falta gente que esté dispuesta a sacrificarse y pelear por España.
18 Sombra, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:35
Conjugación del verbo su pudrir, en honor a bis.
Yo me su pudro
tu te su pudres
el se su pudre
nosotros nos su pudrimos
vosotros os su pudriis
ellos se su pudren.
19 desde holanda, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:37
Buenas tardes.
Os regalo "esto", para ver otro aspecto de la MISERABLE MAGNITUD DEL PERSONAJE, DE LOS PERSONAJES CON QUIEN SE LAS GASTO FRANCO!!!


http://www.nodulo.org/ec/2003/n021p18.htm

Franco, gracias por librarnos de esos canallas!!
20 will, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:41
Pero quien quiere hacerlo? Nadie. Creo que todos sabemos que estas cosas no las va a cambiar nadie, porque el sistema esta demasiado corrompido. Hay un clima de inercia en todas las instituciones y los agentes publicos. Estas cosas solo se cambian a golpe de revolucion, y quien quiere eso ahora? Podria ocurrir? Todos sabemos que no. Entonces, hay poco que hacer. Los problemas continuaran, la gente se quejara un poco, y al final sera una cuestion de politica de hechos consumados: un estado y un(os) gobiernos corruptos, una historia terjiversada, unos heroes oficiales (la republica), unos villanos oficiales (franco, la derecha, incluso la iglesia y el liberalismo), y ahi seguiremos. Espanha habra cambiado, su competitividad habra bajado, ya no seremos espanholes los que ahora lo somos, etc etc, pero la gente seguira con sus vinitos y su veraneo quincenal en la costa. Vaya asco.
21 Sombra, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:42
Y bis, con el verbo SU PUDRIR, quería ganarle la guerra a Franco jajaja...Tu sí que te su pudres bis jajaja...
22 RAJ, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:43
¡Perdón, por salirme del tema!, pero en estos momentos se me ocurre que ... .
Sé, positivamente, que el Tribunal Supremo, crea jurisprudencia (ya saben, aquello de que a casos iguales, corresponden sentencias iguales), sin embargo, no lo sé, en el caso de la Audiencia Nacional, es posible, que algún entendido en la materia, pueda echarme una mano, de todas formas, en buena lógica, creo que no, por cuanto debe tener un tribunal de instancia superior, que bien podría, ratificar o corregir cualquier sentencia, por lo que, esa sentencia, no puede ser definitiva. Pues en caso del Auto y el consecuente enjuiciamiento, de los tres peritos, por parte del juez Garzón, provocaría una sentencia, que al margen de cual fuera ella, su tribunal superior de instancia (es decir, quién “verá” el recurso de esa sentencia), es precisamente el Tribunal Supremo, y al crear jurisprudencia este último, no puede ratificar una sentencia en contra, por cuanto que, con ello, destruiría todo el sistema administrativo español. Y pasaríamos al segundo supuesto de mi #315# del día de ayer, o sea que se habrá abierto la veda del jefe, no tengo ese problema, pero sé de alguno, que, a su jefe, le hará firmar, siendo Mahoma, que el Corán es una patraña, y las apuestas, por saber quien se la “mete” mas gorda, serán apoteósicas, y por saber como, el jefe, defiende, lo firmado, en un juicio oral. ¡Casi deseo que Garzón los condene!.
23 g.d.h., día 2 de Octubre de 2006 a las 15:43
Mas sobre los métodos comunistas contra Nin.http://www.fundanin.org/genoves.htm
24 Heráclito, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:46
El señor Juan Negrín, eminente cientifico y gran presidente, tuvo en su vida una dignidad que usted, ex-terrorista señor Moa y sus acólitos no tendrían aunque mil años viviesen.
25 MALLORCA , día 2 de Octubre de 2006 a las 15:46

...

DA la sensación que los dirigentes del PP van a remolque de las noticias.

...CÓMO es posible , que en un medio de comunicación, ( la COPE ) esten dándo noticias, economicas, por ejemplo , que deconciertan al mas incauto, o noticias sociales y lesgilatívas, donde hay unos despropósitos y desigualdes , que encarecen y marginan al ciudadano que se ve sometido a CUALQUIER AUTONOMÍA. que se vé limitado en muchos campos....


Cómo es posible, repito, que esté sucediendo tan gravísimos errores y LOS DEL PP, ni se enteran.

...yo tambiésn, WIL, y es uno de mis sueños,desaperecería de España a la menor ocasión.
26 Heliogabalus, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:46
Bueno, Héctor:

Puede que tengas razón pero yo no he leído nada suyo (aunque tengo por ahí "Madrid en guerra. La ciudad clandestina, 1936-1939") y por eso quería conocer alguna opinión fundada sobre el tema.

El libro de que hablo igual no era sobre Negrín, pero (Cervera y creo que era Ángel Bahamonde) hablaron en unos cursos de verano de la Complutense en El Escorial sobre Negrín y su intención de lavar su imagen, porque consideraban que se le había tratado como chivo expiatorio o algo así.

En esos mismos cursos (1999) estaba Stanley Payne, al que Moa también ha corregido o, más bien: historiador que ha rectificado tras las refutaciones de Moa y ahora es uno de sus máximos valedores (estamos hablando de un reputado historiador, de EEUU, creo, que avala las tesis de Moa, para aquellos que lo desautorizan por no tener el titulillo de la Facul).
Por eso quería saber la opinión del Sr.Moa
27 Breogan, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:46
Eres tonto, Zapatero, hasta el cogote
¿Hasta el cogote solo? Mas ¿qué digo?
Tonto hasta más abajo del ombligo
Tonto hasta el pichitirriti del cipote

Eres tonto de baba y estrambote,
tonto de cagajón, tonto del higo,
tontaina clerical, rampabodigo,
tolondro, tontolín, tonto del bote.

Y además de tonto, mason y traidor.
28 gtrd, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:50
¿¿Han legalizado el asesinato?? No me había enterado, pues menuda se va armar.
29 JBR, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:52
""(...)el partido de los chanchullos con la ETA a costa de la democracia y la unidad de España...su lógica que parte de la prensa derechista, lejos de reivindicar la verdad histórica, participe en la brutal y tosca farsa""

Para que a los vascos, que dicen quieren seguir pertenecido a España, se los tome en serio, lo 'lógico', es que empezaran por organizar la resistencia dentro de las Vascongadas. La resistencia en 'lógica', quiere decir, oponer una fuerza igual pero de signo contrario.
Por lo que se desprende de algunos mensajes en las distintas bitácoras de LD, a los vasco-españoles, los mantiene todavía la ilusión de que Castilla los va a ayudar a librarse de Al Capone. Castilla-León, es una región, hoy, -desierta en lo rural y poblada por individuos en proceso de extinción, jubilados en ciudades-. La mayoría de los jóvenes emigra a buscar trabajo en otro lado.
Les queda el Madrid zeroleño o la Cataluña pujoleña, si creen que de ahí va a venir la ayuda.
Con la Lógica no se juega, o yacemos todos o la Lógica al río, refrán muy español de izquierdas.
30 Don Vela, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:52
La piedra de toque que da fe de la calidad de los personajes políticos, líderes durante la guerra del 36-39, es su comportamiento en los meses finales, los de la huida. Por ejemplo, qué hizo Besteiro y qué otros socialistas correligionarios suyos, como Prieto y Negrín. El primero, quedándose en España cuando bien pudo marcharse al extranjero, y los otros dos, discutiendo por un botín, de origen dudoso, alojados comodamente fuera de su patria.
Hecho más grave sin consideramos que cuantos se quedaron en su patria, azules y rojos, tuvieron que pagar con escasez, hambre, enfermedades y miserias las consecuencias del desastroso proceder de estos políticos, antes y durante la guerra.
Bien mirado este asunto, cabe decir que la guerra pudo haberse evitado, de haber, sido estos y otros personajes de su cuerda, unos políticos prudentes, cautos y precavidos. Esa es una responsabilidad, por omisión, de la que no han rendido cuentas y que nadie les exige, antes de rendirles cualquier homenaje.
Responsabilidad tanto más grave, que las derivadas de su nefasta acción, puesto que teniendo enfrente a un mediocre general, según los historiadores de su idea, no fueron capaces de vencerle.
¿Un homenaje a Negrín?. Mejor no menearlo.
31 Suevo, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:56
Este blog cada día más me aburre; Sólo hablan d ela guerra civil, de la dichosa guerra civil; Parece una reunión de viejetes hablando de sus batallitas, cuando hay tantos temas actuales de que hablar.
Franco afortunadamente está muerto.
32 Heliogabalus, día 2 de Octubre de 2006 a las 15:57
Lo que es impepinable es que la Izquierda española se mostró (antes, sobre todo durante, y también después) mucho más cainita que sus enemigos de la Derecha, que por una vez (porque la guerra era cosa de militares, no de jonsistas o monárquicos) se mostró unida, más bien UNIFICADA.

Respecto al asesinato de Nin, previa campaña de descalificación pública, hay que seguir insistiendo porque a ese hombre lo despellejaron vivo sus "camaradas" stalinistas, que se dice pronto.

A Eric Blair (George Orwell) también lo matan. Se salvó por los pelos.

Ignacio Martínez de Pisón ha escrito otro libro sobre un intelectual (poco conocido) relacionado con la "Generación del 27", así mismo purgado por los stalinistas debido a denuncias falsas contra él (era republicano, y de hecho tenía puesto de escribano o secretario en un Ministerio de Madrid). La obrita, muy amena y documentada, se llama "Enterrar a los muertos".

A Buenaventura Durruti también se supone que lo mató una bala de los comunistas, que temían que su carisma tras las campañas de Aragón les arrebatara el Poder en Madrid. De hecho, debía creerlo su lugarteniente Cipriano Mera, que no en vano entregó la capital a los franquistas porque le parecían menos asesinos y menos MAL para España que los "camaradas" estalinistas.
33 Heliogabalus, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:03
Dije: "A Eric Blair (George Orwell) también lo matan. Se salvó por los pelos."

Quería decir: "A Eric Blair (George Orwell) DE POCO también lo matan. Se salvó por los pelos."

Y respecto a los que abogan por una SOLUCIÓN ARMADA a lo de ETA, e imputan a los vascos falta de coraje, habría que recordarles quiénes son Fernando Savater, el primero o de los primeros que se echó a la calle al frente de una mani con pancarta por los derechos de los "no nacionalistas", y en esto, en su valor cívico, no se le puede achacar nada a FS.

También Gotzone Mora, ¿hay alguno aquí en el blog que (con pistola o sin ella) tenga la mitad de coraje que ella, la mitad de gallardía que la San Gil?

Podemos hablar de Jon Juaristi, del señor Calleja de CNN+, expulsado de la ETB por llamar "asesinos" a los etarras, podemos hablar de miles y decenas de miles de vascos de cualquier partido (incluso alguno, del PNV, como Joseba Arregi, incluso el asesinado Korta, que lo fue por criticar el Pacto de Estella con ETA, como debieran recordar muchos cobardes de su partido, si eso no les impidiera dormir por las noches; lo mismo respecto a Fernando Buesa y muchos de los cobardes de su partido, PSE-EE).
34 sinrodeos, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:05
Suevo
Te falta un poco de imaginacion.
No se trata de la guerra civil, en si, sino de la situacion tan parecida que tenemos ahora.
Es la misma gente, setenta años mas tarde y otra vez con la sarten por el mango.
Tu que sugieres, que se podria hacer?
35 Heliogabalus, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:07
A ver cuando la gente que se dice "españolista" comprende que si los vascos responden a ETA con la misma moneda, ETA ya tendría la coartada que viene buscando desde hace décadas, para hablar de "dos bandos" (o "bandas armadas"), lo que no ocurre a día de hoy, porque esto no es el Ulster.

El coraje cívico ha desmontado la ideología proetarra y sus excusas manidas de "oprimidos". En esa línea hay que seguir, y esa línea es la de la AVT que, ayer mismo en Sevilla, demostró que hay que se muy valiente para continuar reclamando MEMORIA DIGNIDAD Y JUSTICIA a un Gobierno traidor y cobarde que intenta por todos los medios cargarse su asociación.
36 Heliogabalus, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:10
En cualquier caso, ya se vio tras el asesinato de MA BLANCO que, por poder, los vascos pueden salir de casa y tener más acojonados a los batasunos de lo que los batasunos hayan tenido a muchos de los vascos a los que han intentado amedrentar directa o indirectamente.

Y los que más se asustaron (pero porque veían que la REACCIÓN podía dejarles sin las gachas de los presupuestos y del cupo y de todo lo demás) fueron los del PNV, que por eso se amancebaron con ETA... hasta hoy, que siguen en ello por miedo a perder el Poder.
37 Suevo, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:10
A mi intelectualmente me interesa el tema de la guerra civil, como cualquier tema histórico, pero ahora la situación es diferente; La sociedad española está más desarrollada, existe una clase media,estamos en una país evidentemente urbano,el país está más integrado en occidente, la influencia de la Iglesia Católica es mínina, el Ejército esta despolitizado;
Puede que la clase política imite comportamientos parecidos a aquella época, pero repito, el país no es el mismo.
38 MALLORCA , día 2 de Octubre de 2006 a las 16:11
...
DOCTOR JUAN Negrín... como ministro de Hacienda , en el gobierno de Largo Caballero,fue el inductor y principAl RESPONSABLE DEL ROBO AL BANCO DE ESPAÑA , ; MÁS DE 500 toneladas.

...entre otras feschorias...les parece poco... señores izquierdistas... de salón ?

...+
39 sinrodeos, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:17
Suevo,
el pais no es el mismo, por supuesto, pero la situacion si es la misma, y si se tiene que liar, se liara igual. Tal vez ahora la gente es mas consciente de lo que era en aquellos tiempos, y los bandos estan bien definidos.
Lo que no se sabe es en caso de que se lie, hasta que punto, la gente de izquierdas estaria dispuesta esta vez a apoyar a la canalleria.
40 Heliogabalus, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:17
Por cierto, una maldad (quizás no debería dar ideas): la estatua ecuestre de Franco situado en los Nuevos Ministerior fue retirada de allí con nocturnidad y alevosía y todo lo demás, pero su emplazamiento original no iba a ser ése, sino que iba a ser ubicada justo delante... del Arco del Triunfo de Moncloa, que no lo mandaron construir los romanos sino los "nacionales" tras la victoria de 1939.

Qué: ¿hay cojones para cargarse un monumento tan espléndido, cuya carga simbólica es unívoca (el Triunfo de los "nacionales" logrado sobre los "republicanos"?).

Todas estas cositas de la Memoria Histórica son una fruslería y gestos de cara a una galería que en realidad se ha quedado absolutamente vacía, salvo en lo que atañe a tres proetarras o anarquistas que piensan que lo de la II República en España era como Malasaña un sábado por la noche. En fin...
41 MALLORCA , día 2 de Octubre de 2006 a las 16:20
..

SUEVO, 31, claro que aburre, tanta guerra civil, pero NO HAY que olvidar que no ha sido el PP, sino el señor RODRIGUEZ ZAPATERO, y toda su corte gubernamental y mediática, los que han sacado la dichosa guerra.

... no paran, estatuas, recuerdos, memorias, y mas , y mas y mas ... ya se sabe...la izquierda NO PUEDE VIVIR SIN FRANCO, les jo.dió mucho que les ganara la guerra....


pero casi nadie se acordaba,,,,hasta que vino " la visita del rencor " con la iyena de ZP.


..Ç
42 JBR, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:22
""33Heliogabalus dijo el día 2 de Octubre de 2006 a las 16:03:
Y respecto a los ...españolistas... habría que recordarles quiénes son Fernando Savater, el primero o de los primeros que se echó a la calle...""


A ese señor que se arroga títulos y dice ser profesor de 'ética y estética' aplicadas a la práctica cotidiana, se le oyó decir ante las cámaras de la televisión con una boca enormenente grande: "España me la suda y me la sopla", que todavía no entiendo bien qué quiso decir, pero por la cara con que acompañó la expresión debe significar algo muy malo, tanto que ni siquiera está en el diccionario.
43 Juan, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:23
Hombre suevo, si te aburre el blog, ¿por qué no te haces y nos haces un favor largándote? No te sientas obligado, de veras. Tú y otros cuantos plastas como tú.
44 Heliogabalus, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:23
Y por cierto: si no fue emplazada allí es porque desde EEUU (no sé si era el embajador del país en España, pero era el máximo funcionario de EEUU en nuestro país, creo recordar), se le aconsejó al Caudillo que evitara ese tipo de simbología por sus connotaciones fascistoides, en un momento delicado como era el final de la II Guerra Mundial, cuando España era país no beligerante pero aliado de los EEUU contra las potencias del Eje (de las que había sido aliado "no beligerante" también, creo recordar, hasta 1941-1942, por ahí).

Yo pienso que el retrato ecuestre de Franco (de Juan Ávalos) no tiene parangón con las figuras de Lenin, Stalin o Sadam, que parecen inspirarse en las hieráticas de los faraones, mientras que la del general se inspira más bien en la de los condottieros.

Quiero decir que tampoco me parece esa estatua un símbolo exagerado de culto a la personalidad, porque se hizo prácticamente a tamaño real. Como tampoco lo son los bustos de Franco realizados por suscripción popular en varias ciudades de España.
45 darío, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:24
Gracias a Franco tenemos democracia, aunque Franco no fuera demócrata. Y por culpa de los discípulos de Negrín la democracia está en peligro.
46 jorge, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:25
Hola Mallorca - 13:
Sólo una precisión. El oro enviado a Moscú eran exactamente 510 toneladas que contra lo que se supone no eran lingotes sino fundamentalmente monedas, aunque había algunos lingotes y también algo de plata. Esto ocurrió el 30 de octubre del 36. Fue cargado en cuatro buques rusos en el puerto de Cartagena y la operación la dirigió en persona el coronel de la NKVD soviética Alexander Orlov quien acompañó el envío hasta Moscú. La entrega de las reservas a la URSS fue negociada y autorizada por Negrin, entonces ministro de Hacienda del gobierno de Largo Caballero, quien diría años después..."Negrin hacía lo que le daba la gana... y no informaba de nada al resto del gobierno; él iba a su aire!
¿Se imaginan diciendo esto al presidente de gobierno de un país cualquiera respecto a las reservas del Banco de España o Central?. La cuarta del mundo entonces.
El resto de las reservas se habían vendido antes a un singular banco francés: fundado por aristócratas rusos exiliados en Paris para gestionar las joyas, lingotes, dinero, etc. con que huyeron de la revolución de octubre, terminó siendo copado y controlado por el gobierno soviético para sus operaciones comerciales y monetarias internacionales. Todo esto ha sido ampliamente documentado por el catedrático Martín Aceña en su libro "El oro de moscú y el oro de Berlín".
47 La Momia, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:31
La izquierda en España siempre ha sido lo que es, una cueva de ladrones, asesinos, destructores socialistas amorales, anticristianos y antiespañoles. Lo decisivo sería recuperar una izquierda democrática, socialmente comprometida. Para éllo es necesario denunciar la historia criminal del PSOE y, el seguidismo de los actuales dirigentes socialistas a las políticas revolucionarias, de su colaboración con el crimen y la sescesión antidemocrática de ETA.

Ha sido la extrema izquierda, lo sabemos todos. ZP gobierno ilegítimo. Queremos la verdad, toda la verdad y, nada más que la verdad.

11-M = ETA + PSOE + PRISA.
48 Asqueado, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:36
No hay duda de que lo más reconfortable de todo es que si a alguien se le ocurre encender le mecha, da igual que la mecha se de izquierdas o de derechas, habrá un montón de personas dispuestas a echar gasolina en el incendio.
49 Heliogabalus, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:37
A JBR:

Conozco el aserto, y es porque el propio FS a veces quiere poner kilómetros de distancia con los "españolistas", pero no creas: no puede evitar ser un españolista, no hay más que leer algunas apasionadas defensas suyas de la Patria (a la que, evidentemente, le daría vergüenza llamar así).

Lo que pasa es que FS entiende que lo bueno es el "patriotismo constitucional", "democrático", "social", "de los ciudadanos"... Y es básicamente porque le parece que el "españolismo" a la antigua usanza es de fascistas, y que la Patria es un ente metafísico y todo eso, pero ya digo: FS no puede evitar ser un españolista, y no pasa nada.

Y a lo que voy, JBR: he dicho literalmente que "y en esto, en su valor cívico, no se le puede achacar nada a FS", aunque crea que ha errado en ocasiones con su crítica nacionalista, que le ha llevado a meter en el mismo saco a todos, etarras y del PNV, franquistas, falangistas... Pero bueno, también MSGIL comparó hace poco lo de Patxi Lo-Otegi con lo de Franco-Hitler, cuando no se puede comparar una reunión de segundones con la de dos jefes de Estado, por mucho que te puedan parecer criminales (a mí Hitler me lo parece, Franco no, Otegi sí y Patxi Lo simplemente es tonto, el pobre: que se proteja la nunca contra sus amigos de la ETA porque él y Eguiguren tienen la mayoría de los boletos si su "proceso" fracasa; a mí no me haría mucha gracia tener que depender de la coherencia de ZP en todo este asunto, porque los puede dejar a ambos con el culo al aire echando pipas, y siempre según su propia conveniencia por supuesto).

Por último, respecto a FS: ¿alguien recuerda la foto de FS alzando las manos al unísono de Redondo Terreros y Mayor Oreja antes de las autonómicas en las que el PNV se alió hasta con EB (extinto PCE del País Vasco) para poder mantener el Poder?

Contra esa foto están trabajando todos los que ahora respaldan de un modo u otro a este Gobierno, todos los que se ha mostrado contrarios a la unidad PP-PSE en el País Vasco para derrotar a los nacionalistas y lograr la alternancia en la Lehendakaritza.

Esa foto es "del pasado", pero habría que volver a sacársela para no perder del todo lo que se había ganado contra el mundo nacionalista en general, y contra el de ETA en particular, gracias al "espíritu de Ermua".

Los partidos españoles quedaron entonces a dos o tres escaños, y si Batasuna no hubiera sido ilegalizada tal vez hubieran podido gobernar en coalición, o cuanto menos llevar al PNV a un gobierno ¡con Batasuna! Pero eso ahora ya no tiene sentido y además Batasuna está muy ilegalizada porque así no perciben fondos públicos (la mitad de lo que recibe ETA llega vía subvenciones a empresas-tapadera como Egunkaria desde la Administración nacionalista vasca) y además queda mermada su infraestructura en otros sentidos.
50 will, día 2 de Octubre de 2006 a las 16:37
Nada de izquierdas, ya hemos tenido bastante.
Es (cuando la hay), una ideologia fraudulenta y revanchista. Nada de partidos politicos: economia de mercado no intervenida. Se vota a gestores administrativos, no a politicos profesionales. Abajo con la izquierda.

« 1 2 3 4 5 6 7 8 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899