Pío Moa

« La significación de Lepanto | Principal | Problemas en Flandes »

La unión con Portugal / curas mártires "vascos"

12 de Julio de 2009 - 07:54:28 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Sugiero a los amables lectores que divulguen cuanto puedan estos textos y pasen al blog las críticas fundadas que reciban).

**** Blog, ayer, manuelp, 16. Cuando Alcazarquivir, el poderío turco distaba mucho de estar quebrado, aunque ya no tenía la antigua moral de victoria ni tripulaciones tan expertas. Después de Lepanto aún había sido capaz de tomar Túnez y alargarse hacia Marruecos, es decir, hacia España. Pero no podían concentrarse como antes en el Mediterráneo, cuando tenían serios problemas con Persia.

**** Id, 23: Fuller sigue la versión tradicional y más difundida, pero muy improbable: de haber aplastado a los turcos, las naves venecianas habrían acudido inmediatamente en socorro del centro de la flota, que estaba en situación apurada, pero no lo hicieron. Quienes acudieron fueron las galeras de Bazán y Cardona, decidiendo el combate. Además, Uluch escapó justo por detrás de los venecianos que, si estuvieran libres y vencedores, lo hubiera detenido o destruido. Por otra parte, en las naves de Venecia luchaban 4.000 españoles. Un buen estudio en J. Dumont: Lepanto, la historia oculta).

---------------------------------------

La batalla de Alcazarquivir, fue una de las más trascendentales del siglo XVI. Se la llamó "De los tres reyes", por el insólito caso de que murieron allí los tres reyes contendientes: el portugués Sebastián, con solo 24 años, su protegido Abu Abdala Mohamed II, y el contrario Abd El Malik. Sus consecuencias fueron igualmente triples: en Marruecos los vencedores no se sintieron capaces de hostigar en serio a España y volvieron sus energías hacia el sur sahariano; en el Magreb, Constantinopla encontró un tapón difícil de superar entre los propios musulmanes, y fue poco a poco abandonando la guerra contra España, para frustración de los franceses, ingleses y calvinistas (aunque esto, claro, no podía apreciarse entonces como a posteriori, y Felipe II apenas podía permitirse bajar la guardia); y Portugal quedó al poco sin rey ni sucesor, lo que abrió una situación nueva en la península.

Sebastián no se había unido a la Santa Liga de Lepanto, pese a que las Cortes le incitaban a hacerlo, y reforzó los lazos con Inglaterra y Francia. Pero aspiraba a extender la hegemonía portuguesa por Marruecos, donde Portugal poseía varias ciudades costeras, hostigadas por los saadíes. Vio la ocasión cuando el sultán Mohamed le pidió ayuda para recuperar el trono que le había quitado su tío Malik, y encontró para ello tanto el apoyo de la nobleza como de la oligarquía comerciante, que esperaba beneficiarse de los productos marroquíes. Felipe II, tío de Sebastián, le desaconsejó la aventura, pero ante la decisión de su sobrino contribuyó a ella con algunas tropas y barcos. Participaron también ingleses, alemanes y sobre todo italianos, así como la flor y nata de la nobleza lusa y un número de moros adictos a Mohamed. La empresa, como había temido Felipe, terminó en un completo desastre. Sucedió a Sebastián su tío abuelo Enrique el Cardenal, pero murió a los dos años, dejando en el país una crisis sucesoria. Entre los aspirantes al reino estaban como candidatos con mayores probabilidades Felipe II y Antonio, ambosnietos del rey portugués Miguel I. Pero Antonio, abad del rico priorato de Crato, era hijo bastardo, lo que mermaba sus posibilidades. Durante el breve reinado de Enrique el Cardenal, Antonio había intrigado contra él para hacerse con el poder, y a su muerte se proclamó rey por su cuenta, el 24 de julio, y trató de crear un movimiento popular antiespañol como el que había llevado en 1385 a la batalla de Aljubarrota. Ante ello, Felipe dio orden al Duque de Alba de entrar en el país vecino con un ejército, y al granadino Álvaro de Bazán, que había decidido la batalla de Lepanto, de contribuir por mar. Alba apenas encontró oposición hasta la localidad de Alcántara, cerca de Lisboa, donde Antonio se le enfrentó, un mes después de haberse proclamado rey, con un ejército superior en número y potencia artillera, pero que fue desbaratado por los experimentados tercios. Tres semanas después Felipe fue nombrado rey de Portugal, reconocido en abril del año siguiente por las Cortes de Tomar.

Antonio huyó a las Azores con las joyas de la corona, y luego a Francia, donde Catalina de Médicis, que desempeñaba un papel político esencial bajo su hijo el rey Enrique III, le protegió como instrumento contra Felipe II y a cambio de la promesa de Antonio de ceder a Francia la colonia portuguesa de Brasil. En 1582, Enrique III mandó a las Azores, aún no ocupadas por Felipe, una expedición de 60 naves con fuerzas de desembarco francesas e inglesas, con idea de interceptar a la flota de Indias. El intento era muy peligroso para España, porque el dominio hostil de las Azores podía interrumpir o causar grandes daños al tráfico con América, y servir de base a la conquista de Portugal. Pero los agentes al servicio de Felipe II informaron a este, la flota de Indias pasó muy al norte de las islas y, en cambio, fue enviada allí una escuadra española de 28 naves, al mando de Bazán. Esta salió al paso de la enemiga y la derrotó por completo el 27 de julio, junto a la isla Terceira. Los vencidos fueron tratados como piratas, siguiendo el consejo hipócrita de Enrique III, que no quiso reconocerlos oficialmente pese a haberlos patrocinado, y decapitados o ahorcados más de un centenar de ellos. Antonio de Crato logró huir en una nave francesa fugitiva, y algo después marchó a Inglaterra, protegido por Isabel I.

En principio, la unión de España y Portugal completaba por fin el ideal reconquistador inspirado por la monarquía hispano-gótica, y además conjuntaba un imperio inmenso, extendido por todos los continentes habitados (aun si por eso mismo muy vulnerable y difícil de manejar). Sin embargo los siglos no habían pasado en vano, y un verdadero proceso de unidad solo podía ser muy largo y difícil. Consciente de ello, Felipe respetó las instituciones y usos del país y extremó la prudencia en el trato. Se instituyó un Consejo de Portugal y el cargo de virrey, y hubo intentos de hacer navegable el Tajo para permitir el transporte de los cereales castellanos a Portugal, escaso de ellos. Los puestos administrativos y políticos en Portugal correspondieron a portugueses y su imperio siguió siendo administrado desde Lisboa. Se tomaban muchas decisiones importantes en Madrid, pero venían preparadas por los organismos lusos y se buscaba siempre evitar roces. La unión no tuvo nada que ver con, por ejemplo, la de Inglaterra con Gales o Irlanda. Pero Portugal no solo llevaba varios siglos de independencia, con actitudes anticastellanas muy asentadas, sino que había tenido un éxito brillante en su expansión ultramarina (aun si la mayor parte de su comercio había quedado en manos de los despreciados marranos, judeoconversos de quienes se sospechaba criptojudaísmo. Sebastián había prometido erradicar a los judíos de Marruecos) Todo ello fortalecía en los portugueses un orgullo natural, una profunda desconfianza hacia España y celo exclusivista por sus propias posesiones e intereses, a pesar de seguir considerándose españoles.

**** Federico, César y otros han salido de la COPE. La AVT ha sido reducida a la inoperancia. Sin duda los futuristas han tenido algo que ver. La alternativa, insisten los tontos. O los demasiado listos.

**** Garzón es el instructor con más asuntos pendientes de toda la Audiencia (más de 350). Garzón tiene cosas más importantes que hacer. Y no deja de ser un alivio, ya que cuando aplica la ley lo hace a conveniencia del poder.

**** La impunidad de Garzón: seis denuncias y una sola multa de 300 €

Necesitará 60 denuncias para llegar a los 3.000 euros.

**** Estuve tentado a votar a Miguel Durán en las elecciones uropeas. Hasta que vi su lema: Yes, we must. Los nenes angloparlantes. "España no es todavía una colonia, y ustedes must go a la mierda", me dije.

**** "Nadie me regala, yo me pago todos mis trajes", dice la grotesca vice. Pues debe de estar forrada. ¿De dónde sacará para tanto?

**** La vice llama al PP "chabacano y esperpéntico". Excelente definición. Y autodefinición.

**** Zapo dará más dinero a Cataluña y Andalucía "por el aumento de población". Pues sí que tiene pasta el gachó ¿De dónde la sacará?

**** Dice la vice que la ley del aborto "busca proteger a menores en conflicto con sus padres". Es decir, ataca la autoridad de los padres porque, obviamente, en el conflicto solo las hijas pueden tener razón. La razón del puterío, tan caro al gobierno alcahuete, junto con sus otros dos valores básicos, la trola y el choriceo.

-------------------------------------------

Abundando en la memoria chekista, los obispos amigos de la ETA (¡cuánto debe la ETA a la iglesia que pastorean esos bergantes!)  "piden perdón por el silencio de la Iglesia ante el fusilamiento de 14 religiosos durante la Guerra Civil" por los franquistas. Ni la Iglesia ni nadie ha guardado silencio sobre esos fusilamientos, que han sido cien veces más aireados, internacionalmente, en el Vaticano y en España, que el medio centenar de religiosos fusilados en Vizcaya bajo el PNV y el Frente Popular. Y ahora vuelven a airearlo estos golfos. Pues bien, hay una diferencia entre esos curas y los otros: los catorce ultrafamosos fueron fusilados por sus actividades político-bélicas en pro del separatismo, el cual se compinchó con las izquierdas que asesinaban por millares a sacerdotes por el simple hecho de ser sacerdotes. Cuando los catorce fusilamientos llegaron a conocimiento de Franco, este prohibió seguir por esa vía. El PNV nunca impidió los asesinatos de religiosos en Vizcaya ("Euzkadi", la llamaban), porque estos no eran separatistas.

Esos catorce fusilados no son mártires de la Iglesia. Lo son del separatismo y del ultra racismo que inspiraba al PNV (y lo sigue inspirando, aunque con más disimulo). Así como no hay peor enemigo de los vascos que sus turbios nacionalistas, así no hay allí peores enemigos de la Iglesia que estos farisaicos obisparras. 

Comentarios (92)

« 1 2 »

1 mescaler, día 12 de Julio de 2009 a las 08:56
El ex terrorista Muela justificando los crímenes franquistas. Nauseabundo.

Este sinvergüenza se va a ahogar un día en su propia mierda.

Saludos,
Mescalero
2 Hegemon1, día 12 de Julio de 2009 a las 09:54
Si, es nauseabundo mescaler, pero no lo de Moa sino lo tuyo, la miertda que destilas por el odio. Moa no justifica nada y lo sabes, sin embargo tú si que desde siempre has visto con buenos ojos los asesinatos de los tuyos, no has condenado ninguno, y sin embargo los que cometen los demás los criticas con todo el asco del que eres capaz.

Tú si que eres un sinvergüenza miliaciano.
3 Petronio, día 12 de Julio de 2009 a las 09:57
Y el Mescalerdo justificando cualquier crimen, menos los franquistas. Emético.

Un cura del PNV era (es) lo más parecido a un clérigo del NSDAP. Está claro que desde hace décadas a Roma le mola tener nazis (esto es, euskaldunes) en su Iglesia. Aunque no le molan tanto como los comunistas. ¿Serán estas las otras "piedras" del Evangelio?
4 manuelp, día 12 de Julio de 2009 a las 10:02
Fuller expone que don Juan de Austria trasladó a la flota veneciana, que andaba escasa de hombres, 2.500 italianos y 1.500 españoles.
Lo que ocasionó un serio incidente que estuvo a punto de dar al traste con la coalición, pues un capitán español y sus hombres se pelearon con la tripulación de la galera veneciana donde iban y el jefe de la flota veneciana- Sebastian Veniero-,les mandó ahorcar del palo mayor sin notificarlo a don Juan, que estuvo a punto de arrestar a Veniero, cosa que no hizo por consejo de Marco Antonio Colonna- jefe del contingente papal.

Por otra parte, según Fuller, Uluch Alí que habia arrollado al pequeño contingente maltés y capturado la galera del prior de Mesina que la mandaba, Giustiniani, entabló durísimo combate con la reserva de don Juan de Cardona y don Alvaro de Bazán y al recibir estos refuerzos del centro, mandados por don Juan de Austria, ante el temor de verse abrumado, pues Andrea Doria estaba rectificando su error anterior y sus galeras afluian también contra él, pasó con trece galeras por la proa de las naves de don Alvaro de Bazán, dirigiéndose a la isla de Santa Maura, mientras otras treinta y cinco galeras pusieron rumbo al este regresando a Lepanto.
Si los venecianos de Barbarigo habian desembarcado para perseguir a los turcos del ala derecha de Mohamet Sirocco, mal podían dedicarse a impedir a las galeras de Uluch Alí que se escaparan.
Respecto a Alcazarquivir, el poderio naval turco estaba quebrado, según Colen Imber en su obra "El Imperio Otomano", despues de Lepanto, muchos timariotas (poseedores de un feudo y obligados al servicio militar a la llamada del sultán) perdieron la vida en la batalla y los supervivientes se mostraron reacios a volver a servir en la flota. En 1572 el gobierno pudo reclutar tán solo 4.396 timariotas y 3.000 jenizaros, frente a los 15.000-20.000 combatientes necesarios.
5 Hegemon1, día 12 de Julio de 2009 a las 10:04
La unión con Portugal, algo lejos de lo que dicen las críticas contra Felipe y su intención de baracra y dominar todo el mundo, está más con lo que dice Moa, pero también porque Felipe era medio portugues, por su madre, pero sobretodo porque Portugal siempre fué la mejor salida al Atlántico que ha tenido la Península, y dominar Portugal era dominar el Atlántico. Esos lo sabáin los españoles antes y lo sabemos ahora y si os fijáis, la Armada Invencible (tema del que creo se va a tratar aquí en el futuro) salió de Lisboa. Eso también lo sabía Inglaterra que procuró siempre influenciar en Portugal a su favor y en contra de España. Una península ibérica unida era lo más peligroso para los rivales de España.

Pero siempre hay que sopesar los contras y a España no le trajo tantos beneficios como se puede pensar. Defender más kilómetros de Costa y más colonias de ultramara, tener como subditos a un pueblo que no nos tenía en estima, etc...

Uno de los errores cometidos con Potugal fué el de no integrar a los portugueses en el Reino al mismo nivel que los demás, por una parte porque los españoles siempre les infravaloramos y porque ellos siempre vieron la unión como algo temporal. Como decadas más tarde dijo el Conde-Duque de olivares, hay que tartar a todos por igual y administrar el reino como si fuera uno sólo.

Que razón tenía.
6 Hegemon1, día 12 de Julio de 2009 a las 10:22
Hace años estuve en una conferencia de un capitán de navio retirado de la Armada española e historiador. El tema era las luces y sombras de siglo de oro español y al tratar el tme de Lepanto lo calificó como un echo importantísimos más en la moral y en la imagen del cristianismo y del poder español que en la practicidad de la victoria.

Según este hombre, la armada otomana, a pesar de la derrota en Lepanto, al poco tiempo pudo reemplazar el número de barcos perdidos en la batalla e incluso superarlo, con lo que la amenza seguía latente. Pero los conflictos internos entre ellos fué lo que produjo el descenso del peligro y la tensión en el mediterráneo.
7 jjvr, día 12 de Julio de 2009 a las 11:08
Mescalero #1

Esta vez si que has estado "Con una lanza por almohada a la espera del alba".

Por otro lado, en todas estas "peticiones de perdón", así como en los cambios de nombres de calles y revocación de honores, me parece que hay un alto componerte de hipocresía y oportunismo.

Ante éstos espectáculos, siempre sentía una inquietud, como de que era algo que me resultaba familiar pero sin saber concretarlo. El otro día, cuando alguien por aquí mencionó 1984, salí de dudas:

"éso es, me dije, se trata de la "estalinista" costumbre de re-escribir la historia y borrar del mapa aquellos aspectos del pasado que no gustan al que manda".

Además está también el "obsceno" placer de hacer "tragar" a los "enemigos", con la forma en la que "debieron" ocurrir los acontecimientos pasados.


Un saludo
8 topograf, día 12 de Julio de 2009 a las 11:21
Con permiso,

“En el día de hoy, cautivo y desarmado el ejército rojo, han alcanzado las tropas nacionales sus últimos objetivos militares. La guerra ha terminado. Burgos, 1º de abril de 1939, año de la victoria. El Generalísimo. Fdo. Francisco Franco Bahamonde.” ¡MENTIRA!. Solo quedaba maniatada; hibernando, pero latiendo viva la fiera.

Sesenta y nueve años después, nadie se da por enterado. Algunos pocos que la vivieron en primera persona, y otros muchos que han heredado la herida, como si de tara genética se tratara, mantienen a esta España incapaz de razonar política, social y culturalmente. Miles y miles de páginas escritas, historiadores, documentos, archivos, novelas..., ¿y que?. Es inútil. Al final lo único que cuenta es el testimonio transmitido de generación en generación, de padres a hijos. Las posturas son inmutables; los convencimientos están asimilados a perpetuidad. La infausta Guerra Incivil, su uso y su memoria ya da asco; es vomitivo este runrún amenazante, insultante, provocativo. ¡Cuantos hipócritas agravios!. Que desvergonzado uso del dolor y la sinrazón para mantenerse en el poder y en la lisonja del fatuo, el recochineo y la petulancia. Como a rescoldo, esta Izquierda de sediciosos, se preocupa de avivar el terror de aquellos años, para que su fuego siga latente y todos teman que pueda ser reactivado en cualquier momento. (Por los fascistas, claro). Esta, y no otra, es la Izquierda política y facinerosa que nos ha tocado en suerte. La que piensa que la venganza es el mejor perdón; la que cree que el adversario no merece más que el desprecio por fascista, nazi y criminal; la que desprecia, arrincona, posterga y no queda satisfecha, hasta ver a esa masa gris franquista, hundida en la más profunda de las miserias. Hipócritas de la viga en el ojo, mientras restriegan la paja en el ojo del vecino.

Y esto sucede, aquí y ahora, en paralelo con todo lo demás. Aunque la declinación magnética se vuelva loca.

Sldos.
9 manuelp, día 12 de Julio de 2009 a las 11:26
# 6

Las consecuencias de Lepanto no fueron tan buenas como podian haber sido, debido a la disolución de la Santa Liga-por las maniobras de Francia principalmente- y a la muerte del Papa Pio V que era su principal impulsor.
Pero fue un golpe del que el Imperio Otomano nunca se recuperó. A pesar de haber construido otra escuadra rápidamente, además de ser de mala calidad los barcos, el nuevo almirante turco- Uluch Ali, el derrotado en Lepanto- rehusó en 1572 por dos veces, en el cabo Matapán y en Navarino, el combate contra la Liga.

A partir de entonces y hasta la batalla de Zenta, en 1697, cuando Euguenio, principe de Saboya, derrotó de manera total al ejército del sultán Mustafá II en el rio Theiss, eliminando así de manera completa la amenaza turca que aún pendía sobre Europa, si bien tuvieron lugar ciertas alternativas en la lucha, los otomanos no volvieron a recuperar el prestigio de los tiempos de Solimán "el Magnífico". El reinado de este marcó la cúspide del poderío turco, siendo precisamente la batalla de Lepanto la que rompió la base fabulosa sobre la que descansaba.

"Batallas decisivas del mundo occidental"
10 jjvr, día 12 de Julio de 2009 a las 11:39
Libertad sí, pero no libertinaje

Cada vez que trato de insertar un comentario en alguna noticia de esta web:

http://www.lasclasesmedias.blogspot.com/

, recibo la siguiente contestación:

Se ha guardado su comentario y podrá visualizarse una vez que el propietario del blog lo haya aprobado

hasta ahora, no he logrado la aprobación del propietario del blog, y eso que mis comentarios, aunque críticos, nunca han sido tan desmedidos como algunos que se ven por aquí.

Un saludo

11 ShinBeth, día 12 de Julio de 2009 a las 11:42
jjvr #10

Cambiate el nick y pon un comentario adulando al propietario del blog , a ver si te hace caso.

Bienvenido a 1984
12 jjvr, día 12 de Julio de 2009 a las 11:54
#11 ShinBeth

Hombre, así cualquiera. Mi única intención era constatar las sospechas de "tendencias dictatoriales" que tenía del sujeto.


Un saludo
13 punkcela, día 12 de Julio de 2009 a las 11:58
10jjvr Mucho me da que ese es el blog del señorito de diego, al que le gusta hablar y hablar , se debe creer un mesias, e insultar. Pero no le gusta que nadie le contradiga.
14 jjvr, día 12 de Julio de 2009 a las 12:17
A la vista de ésto:

http://www.kaosenlared.net/noticia/no-basta-rezar


No basta rezar


Es evidente que no les bastará con rezar a los obispos vascos. Tendrán que "tragar" con la asunción total de los "postulados éticos" de los progresistas vascos, si es que quieren "ser perdonados". Compruébenlo ustedes mismos:

********
El sábado día 11 de Julio a las 12 del mediodía tendrá lugar en la Catedral de Santa Maria de Vitoria-Gasteiz, la conocida como “Catedral Nueva”, la celebración de un funeral conjunto en memoria de los catorce sacerdotes vascos asesinados por las tropas golpistas alzadas el 18 de Julio de 1936 contra la voluntad popular.
...
(Los obispos)Consideran «un deber pendiente» viendo para ello necesario «un ejercicio de purificación de la memoria» para lo que deciden la realización de dicho funeral, la publicación de una reseña de «quienes fueron ignorados» en el Boletín Oficial de cada diócesis y la inclusión de los nombres de los catorce curas asesinados en los registros oficiales de fallecidos de cada parroquia.
...
.....no podemos sino saludar tanto la publicación de dicho documento como los actos concretos que en él se propone realizar toda vez que supone una esperanzadora nota discordante en el tradicional pentagrama de los estamentos eclesiásticos en lo referente a las victimas del régimen franquista, donde la melodía entonada desde hace setenta años ha sido el monocorde “Te Deum” que ha acompañado tanto las beatificaciones de los “mártires de la Cruzada" como las negativas a la investigación de los archivos eclesiásticos o a quitar tantos elementos de la simbología franquista que siguen encontrando acogedor refugio en sus edificios, como ocurre con esta catedral de Santa María de Gasteiz.
Pero considerando importante este documento y la actitud innovadora que en lo referente a las victimas del franquismo parece querer inaugurar con él la Iglesia vasca, hemos de decir también que nos sigue pareciendo incompleto e incluso contradictorio. No podemos ni siquiera comenzar a desterrar nuestra dolida crítica y lógico distanciamiento con una Iglesia de la cual la vasca también forma parte y que hasta hoy ha sido no ya ajena, sino en general beligerante con las reclamaciones de Verdad, Reparación y Justicia de las victimas del régimen franquista.
...
********

Un saludo

15 punkcela, día 12 de Julio de 2009 a las 12:25
Ya puse el ottro día un enlace,que repito:
http://blogs.periodistadigital.com/juanfernandezkr...
y pongo otro que acabo de leer:

http://blogs.periodistadigital.com/tizas.php/2009/...
16 Sherme, día 12 de Julio de 2009 a las 12:30
8# Perfecto comentario, topograf. Es exacto. Pretender perpetuar y reavivar, a su gusto, el recuerdo permanente de la guerra civil (que no de la República "soñada") que es de donde pretenden sacar su justificación ACTUAL. Votarles a ELLOS es el permanente "rechazo" de Franco. Con eso lo justifican TODO. Siempre serán ELLOS "mejores" que el "generalote" que "nos tuvo subyugados en su dictadura". Una única idea-fuerza.

Contra Aznar y el PP (Fraga queda ya algo lejos para los chavalotes logseros que casi no saben ni quién es) la guerra de Irak, y para algunos el 11-M=Guerra Irak, adobado con algo de Prestige (ya no hablan de "chapapote" salvar para decir "algo que mancha") para no soltar el bocado.

Y de ahí no hay quien les saque... lo ve uno en los SMSs que envía a los programas de las Tvs. A mí me alucina que un tiorro/tiorra (en la estúpida manera de neo-habla) se gaste casi 2 euros en mandar un mensajito insultando "fachas" cuando podría estar viendo en vez de "un programa de fachas" uno de "los suyos" como hay tantos y a todas horas en la inmensa mayoría de tvs ADICTAS, pero parece que eso no les preocupa (o ellos no tienen "crisis"), con tal de "realizarse"...
17 manuelp, día 12 de Julio de 2009 a las 12:30
Respecto a uno de los titulos del blog de hoy "La unión con Portugal", quiero decir que este es uno de los objetivos con los que estoy de acuerdo con los antiguos anarquistas españoles. Otra cosa es que sea casi imposible, hoy por hoy, pero a lo mejor se podría intentar una Confederación Ibérica ó algo así, claro que primero España tendría que aclararse como nación.
18 manuelp, día 12 de Julio de 2009 a las 12:43
Una encíclica polémica y poco afortunada
EDITORIAL
La Historia nos enseña que toda desconfianza hacia la acumulación de poder por unas élites siempre está plenamente justificada, pues no facilita ni la libertad, ni la solidaridad ni la subsidiariedad, sino que acaba promoviendo la opresión y la tiranía.


http://www.libertaddigital.com/opinion/editorial/u...

Subscribo el editorial de hoy, como dije hace unos dias, y hoy dice el editorial:

Los defensores de distintos modelos de sociedad y de organización económica siempre encuentran en los documentos del pontífice argumentos para apoyar sus tesis,algunas diametralmente opuestas entre ellas

Pero, quizá, esa sea la fórmula para perdurar a través de los siglos, "adaptarse" ó a lo mejor es como decía Heráclito "Todo es uno y su contrario".
19 jjvr, día 12 de Julio de 2009 a las 13:22
#18


Plus ça change, plus c'est la même chose


Un saludo
20 Perieimi, día 12 de Julio de 2009 a las 13:51
# 19

The more things change, the more they stay the same

Desde luego, como sigamos así no nos va a votar Moa.
21 IdeA, día 12 de Julio de 2009 a las 13:54
manuelp 18

Una editorial poco afortunada

La política económica nunca ha sido una ciencia exacta e inmóvil, sino que varía por causas sociales, políticas, religiosas, naturales… No hay escritos de los romanos sobre ciencia económica, este desconocimiento de la materia quizá fue una de las causas del fin de su imperio, pero no les impidió construirlo.

Lo lógico es tratar de utilizar el mejor sistema económico según las circustancias, y según la experiencia y conocimientos adquiridos sobre el asunto.

Por el contrario, los liberales y sus engendros (socialistas, anarquistas) hacen dogma de la economía, al cual se debe adaptar todo lo demás, en favor de las clases dirigentes, más dirigentes (control de los medios de comunicación) y poderosas (control político) que nunca.
22 egarense, día 12 de Julio de 2009 a las 14:03
Sin duda los "futuristas" han tenido algo que ver en el asunto de FJL y CV. En vez de abrazar la máxima aquella de "cuatro ojos ven más que dos", ellos prefieren ser tuertos. O sea los reyes en el mundo de los ciegos, y no han dudado en cegar la verdadera oposición, pero veremos quien rie el último...
23 Perieimi, día 12 de Julio de 2009 a las 14:17
"Cuatro ojos, capitán de los piojos!

No sé si será verdadera ("in veritate"); lo que sí sé es que no practican el amor ("caritas"). Una oposición tal es la que desean y necesitan ZP y sus secuaces para perpetuarse en el poder.
24 Perieimi, día 12 de Julio de 2009 a las 14:53
Otras perspectivas

“CARLOS V, NUESTRO EMPERADOR GIBELINO”

Esta nota es un breve resumen de algunas ideas que se desarrollarán en un trabajo más amplio que estamos preparando.
La figura y la época de Carlos V (1500-1558) han sido estudiadas y analizadas por diversos historiadores (españoles, argentinos, ingleses y norteamericanos) y desde distintas ópticas (liberal, "progresista", marxista, revisionismo argentino, tradicionalismo español), pero hay un aspecto que ha sido soslayado, tratado en forma marginal o pasado por alto. Esta perspectiva que queremos resaltar es la de Carlos V como emperador gibelino.
Durante los siglos XII y XIII se desarrolló en el Occidente cristiano lo que la historiografía común y superficial conoce como la "querella por las investiduras", pero que bien analizada la cuestión no fue un conflicto político, sino de honda raíz espiritual, Desde los tiempos de Carlomagno se concibieron dos pontífices sagrados sobre la tierra: el Papa y el Emperador, los que debían actuar de consuno. Es decir, Dios había instituido dos representantes y ambos eran sagrados. No solamente la Iglesia, presidida por el Papa, era de inspiración divina, sino también el Sacro Imperio Romano, personificado por el Emperador. Esto era el gibelinismo. Pero a partir del siglo XII –ya había antecedentes desde mucho antes-, se desarrolla la concepción güelfa. La Iglesia comienza a negar el carácter sagrado del Imperio y pretende asumir el monopolio de las cuestiones espirituales.
Como consecuencia de ello se inicia la desacralización del Estado que en sucesivas etapas conducirá a los estados nacionales, reducidos ya a lo temporal y ajenos a lo espiritual; son los estados actuales totalmente laicizados y seculares. La misma Iglesia, al perder el sostén del Sacro Imperio Romano, paulatinamente cae bajo la órbita y el control del monstruo que ella misma había contribuido a crear.

APARECE CARLOS V
El aspecto poco tratado de Carlos V son sus ribetes gibelinos, es decir su conflicto con el Papado durante todo su reinado como Emperador (1519-1556) del Sacro Imperio Romano, aunque como rey de España ya había asumido la monarquía en 1517 como Carlos I.
Carlos, al presentarse en su primera Dieta Imperial fue muy claro al respecto, allí expresó: "NINGUNA MONARQUÍA ES COMPARABLE AL SACRO ROMANO IMPERIO, A LA QUE CRISTO EN PERSONA RINDIÓ HONOR Y OBEDIENCIA, AHORA POR DESGRACIA NO ES SOMBRA DE LO QUE FUE, PERO CON LA AYUDA DE ESOS PAÍSES Y ALIANZAS QUE DIOS ME HA CONCEDIDO, ESPERO VOLVERLA A SU ANTIGUO ESPLENDOR".
El joven Emperador, desde el principio, declara pues su concepción católica y gibelina, y asume la misma postura frente a la Iglesia que sus antepasados de los siglos XII y XIII.

LA SOMBRA DE LOS FEDERICO
Los Papas contemporáneos de Carlos, sin duda alguna, vieron detrás del nuevo César las sombras de Federico Barbarroja y Federico II, y en toda forma obstaculizaron la restauración de la "universitas christiana". Para ello utilizaron, ora una diplomacia sinuosa, intrigante, traidora de doble mensaje, al mejor estilo de la "razón de estado", expuesta claramente por el contemporáneo Nicolás Maquiavelo, ora las alianzas y la guerra. SE aliaron con Francia, cuna del moderno estado nacional; incluso favorecieron la acción del Imperio Otomano, ya que tanto el turco como el Papado eran aliados de Francia. Roma obstaculizaba una enérgica acción de Carlos sobre los turcos y los luteranos que ya comenzaban a alterar a Alemania. No olvidemos que el Sacro Imperio Romano comprendía a España y los reinos del nuevo Mundo, a Flandes, al Franco Condado, a Borgoña al Norte de Italia, a Sicilia, Cerdeña, Nápoles, Alemania, Austria, Bohemia y Hungría.
Incluso durante el posterior reinado de Felipe II, la Iglesia llegó a una alianza directa con los otomanos.
La oposición del Papado llevó a Carlos V a tener que hacer prisionero al Papa Clemente VII tras la ocupación militar de Roma. Un arreglo transitorio con éste, tras su liberación, llevó a Carlos a ser consagrado Emperador por el Papa, siendo el último del Sacro Imperio Romano en ser ungido por la Iglesia.
La política güelfa de obstaculizar la restauración del Imperio Católico impidió la acción decidida contra los luteranos. A la Iglesia le preocupaba más la política restauradora del nuevo César que la unidad de la catolicidad.
Por su parte los turcos avanzaban sobre las fronteras orientales del Imperio, como el caso de Hungría, Francia no dejaba de guerrear con Carlos e incluso llegó a prestar ayuda a los luteranos.

LA RESPONSABILIAD DE LA IGLESIA
Carlos tuvo pues que enfrentar a cuatro enemigos: el Papa, los turcos, Francia y los luteranos, algunos de ellos aliados entre sí. Pero a quien le cabe la mayor responsabilidad y causa primera del fracaso de la idea imperial de Carlos V es, sin duda alguna, a la Iglesia católica.
Un sólido y sincero entendimiento entre el Imperio y la Iglesia, con un ideal espiritual y trascendente, reconociéndose el carácter sagrado recíproco, tal como lo planteó siempre el catolicismo medieval y gibelino, hubiera tal vez restaurado el Imperio Católico. Pero la constante política güelfa de Roma lo impidió. Sacrificó lo superior a lo inferior. De allí en más nacerán los estados nacionales, la reforma protestante, la pérdida de la unidad europea, ya la Iglesia vería día a día limitada su influencia por falta del brazo guerrero que hubiera sido el complemento tradicional de la casta sacerdotal.

LA ARGENTINA: PARTE INTEGRANTE DEL SACRO IMPERIO ROMANO
Ahora bien, muchos se preguntarán qué tiene que ver todo esto con el presente argentino. Lo tiene y mucho.
LA ARGENTINA SE INCORPORA AL OCCIDENTE CRISTIANO DURANTE EL IMPERIO DE CARLOS V. Nacimos pues como parte integrante del Sacro Imperio Romano, es decir, somos hijos de una vocación imperial. Conviene aclarar que Imperio es el Estado con sentido universal, presidido por una idea trascendente y espiritual cuyo objetivo es construir desde la tierra una escala hacia el cielo, es decir, hacer un puente desde e este mundo hacia el otro mundo. Lo cual no tiene nada que ver con lo que más tarde serían los modernos imperialismos, fruto de apetitos nacionalistas en incesante búsqueda de intereses meramente materiales y económicos.
Durante esos años Solís descubre el Río de la Plata, se realizan los viajes de Alejo García, la vuelta al mundo de Magallanes y Elcano –llamativamente ambos pasan meses en la Patagonia-, la exploración de Diego Gaboto y la fundación de Sancti Spiritu, el viaje de Francisco César, la Primera Fundación de buenos Aires, la fundación de Asunción por Irala y muchos otros hechos de los cuales nos informa cualquier historia, En otras partes de Hispanoamérica se conquistan los Imperios azteca e incaico, se descubre el mar del sur y sería agotar la paciencia del lector continuar con el detalle.

EL SIMBOLISMO DEL ORO Y LA PLATA
Queremos llamar la atención sobre algunos hechos: 1) Descubrimiento del río que se llamará Río de la Plata; 2) Búsqueda de la ciudad de los Césares, cubierta de oro y plata; 3) Las viejas leyendas medievales en torno a la llegada a estas tierras del Santo Grial, recubierto de oro; 4) Carlos V era el gran maestre de la Orden de los Caballeros del Toisón de Oro. Recordemos que Toisón es palabra de origen francés que significa vellón o vellocino. Ello nos remite a la leyenda de la mitología griega según la cual Jasón y sus compañeros partieron en busca del vellocino de oro para así recuperar un reino.
Asociando todas estas referencias vemos que nuestro destino, ya elegido antes del nacimiento de la Argentina, está signado por los símbolos del oro y de la plata, metales nobles que simbolizan las edades primordiales: Edad del Oro y Edad de la Plata, la nobleza, la superioridad de lo sagrado y lo divino.
Si es verdad que cuando se pierde el rumbo hay que volver a los orígenes, nuestro camino es volver a ser Imperio, El nacionalismo argentino se justificaría tan sólo por esta vocación. De lo contrario no seremos nada.

JULIÁN ATILIO RAMÍREZ
25 gorgias_, día 12 de Julio de 2009 a las 15:27

La unión con Portugal tendrá posibilidades cuando ellos alguna vez se den cuenta de lo que realmente les ha supuesto su independencia. Realmente ha sido una carga más que otra cosa. Dada su situación geografica y sin el fuelle suficiente para mantaner un imperio ultramarino estan condenados a ir siempre a remolque de España. Lo unico que han ganado objetivamente a dia de hoy es ser tratados muy benevolentemente en cuanto a "leyendas negras" se refiere. Apenas se escucha ni se ha escuchado nunca nada sobre sus negocios de trata de esclavos o encomiendas de indios en el Brasil. Por lo demas con una España hostil (se entiende que sin entrar en el tema bélico), encajonada como ha estado durante siglos, está abocada al subdesarrollo. Sinceramente si alguna vez alguno hace una critica objetiva de su historia yo creo que veran su independencia de Castilla como una desgracia. Un Reino como Castilla junto con Portugal de su lado hubiese completado la reconquista mucho antes, y muy probablemente se hubiese expandido por el norte Africa casi de inmediato. Eso sin contar con que si en tiempos de Napoleón la peninsula hubiese sido una sola nación la historia podría haber sido muy distinta y sin la hecatombe de la guerra de la independencia es muy probable que no se hubiese perdido el imperio americano. Por suerte para los propios americanos por cierto. Que se hubiesen ahorrado siglos de guerras intestinas, golpes militares e inestabilidad politica casi constante que siempre los ha mantenido con un pié en el cuello.

Pero bueno la historia es la que es..... ;)
26 stratoca, día 12 de Julio de 2009 a las 16:10
Será de su independencia del Reino de León, no de Castilla...por aquellos entonces Portugal no era más que un pequeño condado Leonés. La unión con Castilla es posterior.
27 manuelp, día 12 de Julio de 2009 a las 16:36
Al proclamarse Alfonso Enriquez rey de Portugal en 1139, este pertenecía al reino unido de Castilla y Leon(segunda union con Alfonso VI en 1072). En 1143 el rey de Castilla y Leon, Alfonso VII reconoció la independencia.
Es cierto que el primitivo condado de Portugal pertenecía al reino de León.

http://www.elmanifiesto.com/articulos.asp?idarticu...
28 paserifo, día 12 de Julio de 2009 a las 17:01
Yo creo que tampoco pasa nada porque hayan echado a Federico y a César. El movimiento intelectual iniciado por FJL y sus amigos es ya imparable. Ahora parece que mengua la cosa, pero a cada acción viene una reacción: quién sabe si no acabarán haciendo que Federico y César vuelvan a la COPE bajo palio y sobre alfombra roja. O, mejor aún, que a la COPE y a los Obispos antiliberales se los lleve el diablo y que las emisoras de la COPE se unan a esRadio.

Pero no hay que olvidar los principios: libertad individual, crítica al poder y al poderoso, abdomen presto a encajar los golpes bajos y buena ironía para defenderse. Y viva Cuba libre y abajo Fidel.

En Libertad Digital, los colaboradores dicen lo que quieren y lo razonan bien. Y los lectores nos lo pasamos bien y aplaudimos y nos quejamos cuando, cuanto y como nos da la gana. Esto es lo nunca visto ¡Qué nivel!

29 ANANEWYO, día 12 de Julio de 2009 a las 17:16
A los curas nazionalistas vascos yo les diría que colgarán la sotana y se unieran al partido que todos conocemos, que aún no se ha ilegalizado, y se dedicaran a la política, en lugar de utilizar una Iglesia, la casa de Dios y de todos los hombres, para lanzar determinados mensajes.
30 ANANEWYO, día 12 de Julio de 2009 a las 17:22
Algunos curillas nazionalistas y el PP´ayudar, con el Borbon en la sombra, han conseguido echar a Federico de la COPE, pero se han equivocado, en el pecado encontrarán su propia penitencia, ahora podrá hablar libremente de los entresijos que hay en la curía, de las presiones políticas, envidias y nazionalistas separatistas dentro de la Conferencia Episcopal, y además de una forma u otra a nivel nacional, con lo cual no han desactivado a este gran comunicador, todo lo contrario, y además con emisora propia esRADIO.
31 LeonAnto, día 12 de Julio de 2009 a las 17:30
Siempre se escribe sobre catorce curas asesinados por los nacionales, y, aproximadamente, acerca de un medio centenar de religiosos, asesinados por los rojos, en el País Vasco, durante la última Guerra Civil. Pero creo recordar que leí, a mediados o finales de los años 70, del siglo pasado, en el Diario "El Alcázar", una esquela en recuerdo de los religiosos asesinados por los rojos, en el País Vasco, que alcanzaba los casi doscientos muertos ¿Alguien podría precisar cifras al respecto?
32 kufisto, día 12 de Julio de 2009 a las 17:42
gloriosa la foto de portada de el país.
vivan los sombrero-pez de la santa inglesia!
benito 16 con los rojos
estareis contentos cristianitos!
a donde ireis ahora?
33 bacon, día 12 de Julio de 2009 a las 19:01
Perieimi 24
ese gibelinismo era típico de los grandes de la época y dio lugar al anglicanismo y galicanismo. Grandes que no eran nada distintos en sus aspiraciones: ayer ponía lead a Francisco I como ejemplo de monarca que se dedicó a buscar lo mejor para su país, pero eso fue lo que le quedó: lo que querría haber sido es emperador en lugar de Carlos; lo que hizo Carlos I es lo que querría haber hecho Francisco. Como dijo Carlos: mi primo Francisco y yo queremos lo mismo. Ambos queremos Milán.
34 Sorel, día 12 de Julio de 2009 a las 19:23
Buenas tardes.

Gracias, señor Moa, por la aclaración del ajusticiamiento de esos sacerdotes sabinianos.

-------------------------------------------------

Al hilo de la unión de España con Portugal, los portugueses serán muy celosos de su independencia y de su pasado imperial, pero a la hora de obtener ayuda sanitaria, ya sea en casos de embarazos o de cualquier otra índole, ¿qué hacen?. Según me comenta un extremeño, acuden en tropel a los hospitales españoles a recibir cuidados sanitarios. ¡Qué desvergüenza!
Supongo que se les cobrará dicha atención médica.

-------------------------------------------------

Ya comenté anteriormente que el carnicero de Paracuellos tuvo la osadía de afirmar que el Papa Benedicto XVI había copiado, nada más y nada menos, la doctrina del infausto Carlos Marx para la elaboración de su encíclica.

Carrillo es malo... pero no tonto. Con estos elogios a lo escrito por el Papa provenientes de personajes tan siniestros como éste, se deduce fácilmente que dicha encíclica es manifiestamente mejorable.

Es otra vuelta de tuerca a temas tan manidos como la "justicia social", el sindicalismo, etc.
Manifiesta, en pleno siglo XXI, rasgos doctrinales distribucionistas.
35 mescaler, día 12 de Julio de 2009 a las 19:31
#29-30 ¿Y qué les dices a los curillas nacionalistas españarras? ¿O a los fachas tipo Rouco?

Saludos,
Mescalero

#31 Asesinados por los facciosos o los golpistas, como prefieras, LeonAnto.

Saludos,
Mescalero
36 mescaler, día 12 de Julio de 2009 a las 19:34
#34 De "ajusticiamiento", nada, hipócrita Sorel: ASESINATO.

Saludos,
Mescalero
37 Sorel, día 12 de Julio de 2009 a las 19:48
CHANTAJE DEL TESORERO AL PP
Bárcenas rechazó dimitir ante Cospedal: "Aquí lo que faltan son coj..."
La tensión aumenta en Génova, y mucho, ante la situación de Luis Bárcenas. Según El Mundo, Cospedal le pidió que dimitiera hace diez días y él se negó. "Aquí lo que hay son muchos mam.ones y lo que faltan son coj...", dijo. Bárcenas, además, estaría chantajeando al partido.

[...] Según García Abadillo, Bárcenas culpa de su situación muy especialmente a Esperanza Aguirre y el PP de Madrid. A ellos atribuye filtraciones en medios de comunicación y según una fuente citada por El Mundo, el tesorero llegó a decir, en alusión a Aguirre e Ignacio González, "antes de caer yo, me los llevo por delante". [...]

Vaya, vaya... Esto se pone interesante.

-------------------------------------------------

"Con la romanización, con lo latino, llego el Cristianismo, que desde entonces se convierte en algo consubstancial a lo hispano, desde entonces hasta ahora; a pesar de crisis, de cambios, de ataques de toda índole, España, en lo más íntimo, sigue siendo católica".

José Antonio Vaca de Osma.


38 Hegemon1, día 12 de Julio de 2009 a las 20:07
35# miliciano sudoroso mescalero.

No les puedo decir nada porque no existen. No hay evidencia de que Rouco sea fachilla y que lo que diga y haga sea condenable como si lo es lo que hacen y dicen el verdadero fascismo que padecemos en España por parte de los tuyos.

En España, gracias e gente como el mescalero y todos los suyos padecemos uno de los reductos del nazismo en manos de la ETA (gran amigo del gobierno Zapo), del PNV y de todo el nacionalismo antiespañol. El genocidio cometido por la ETA contra el pueblo español es impensable en un pais decente. En un país decente estaría erradicado y la ambigüedad de muchas fuerzas políticas puestas ante los tribunales.

Sigue diciendo tonterias mesaclero y utiliza el estigma favorito de los proetrras sociatas que es "facha"...pero la razón jamás la vais a tener porque la nazismo se debe errdicar.
39 mescaler, día 12 de Julio de 2009 a las 20:11
Obsérvese la manipulación del Muela: en su texto repite, incansablemente, la palabra "fusilamiento", para evitar la mucho más exacta "asesinato" que, sin embargo, sí aplica a los fusilamientos de los otros. Pero luego el Muela dice que Franco "prohibió seguir por esa vía". ¿Por qué? ¿Es que no estaban bien fusilados? ¿Sus "actividades político-bélicas" no les hacían acreedores a ello?

De pena.

Saludos,
Mescalero
40 LeonAnto, día 12 de Julio de 2009 a las 20:14
#35 Mescaler: Los masones, rojos y separatistas sabéis de la importancia de la manipulación del lenguaje y por eso utilizáis "Latinoamérica", "Golpistas", "Girona", etc., pero, al menos conmigo, no podréis, los que ganaron la última Guerra Civil española eran y se consideraban nacionales, mientras los contrarios odiaban a España y gritaban ¡Viva Rusia! Además de ser ellos los verdaderos golpistas. No hay más que ver a los "angelitos" Companys, "Napoleonchu" Aguirre, Carrillo, "el amigo de Ceacescu" (a Carrillo le hubiera gustado más ser amigo de Stalin, pero éste todo lo que tenía de malo, lo tenía de listo y lo utilizó como tonto útil).
41 mescaler, día 12 de Julio de 2009 a las 20:16
#38 Un par de obispos nazionalistas españarras:

http://www.conferenciaepiscopal.es/Dossier/instruc...
42 mescaler, día 12 de Julio de 2009 a las 20:19
#41 Bueno, un par... todos los que firmaron el documento lo son.

Saludos,
Mescalero
43 bacon, día 12 de Julio de 2009 a las 20:22
De hace dos años, pero de actualidad:
---------------------------
El Fòrum per la Memòria del País Valencià ha puesto en marcha una iniciativa para enviar cartas de protesta al arzobispo valenciano, Agustín García Gasco, en contra de su decisión de construir en terrenos públicos de la ciudad un santuario en memoria de los religiosos martirizados en 1936 por socialistas, comunistas y anarquistas. La asociación ultraizquierdista considera que este templo dedicado los religiosos muertos durante la guerra civil es una “grave afrenta” para las “víctimas del franquismo”.

Dejando de lado que el franquismo no existía en 1936 y que los religiosos asesinados nada tuvieron que ver con el régimen franquista, en esta curiosa concepción sobre los derechos humanos, la organización izquierdista niega la condición de victima, y el derecho al recuerdo, a todo aquel que fue asesinado por el bando republicano, en una clara noción querracivilista y sectaria que discrimina por razón de su ideología o credo religioso a quienes murieron en la retaguardia durante nuestra guerra fraticida, ya fuesen víctimas de uno u otro bando.

La postura de Fòrum per la Memòria del País Valencià, solo pude tener dos interpretaciones: Bien se pretende falsificar la historia, eliminando cualquier referencia a los abusos y atrocidades cometidas por el bando “rojo”, atribuyendo la comisión de tales actos tan solo al bando nacional, o bien esconde la cerril y sanguinaria idea de que los asesinatos de religiosos, u otras personas contrarias a la ideología marxista, estaban justificados y no son condenables, ya que sólo son dignas de recuerdo las personas que murieron a manos de los nacionales. Desoladora filosofía la que esconde la Ley de Memoria Histórica que impulsan los herederos del Frente Popular.

Un ejemplo de las víctimas a las que Fòrum per la Memoria quiere negar su recuerdo

Uno de los religiosos a los que se quiere recordar en el santuario de Valencia es Celso Alonso Rodríguez. En el año 1913, cuando no tenía más que 17 años, entró de postulante para ser Hermano Redentorista en El Espino (Burgos). Su vida transcurrió en las comunidades de Madrid del Perpetuo Socorro y de San Miguel, El Espino, Astorga, La Coruña, Carmona y Granada. De Granada pasó a Valencia, hacia finales de 1935, para atender al anciano P. Antonio Mariscal. Se dedicó fundamentalmente a atender la sacristía y a los enfermos. Cuando estalló el alzamiento apenas llevaba unos meses en Valencia. De ordinario vivía fuera de la comunidad, atendiendo al anciano hermano se quedó en el asilo como enfermero. Con el H. Celso había en el asilo varios jesuitas y un anciano hermano franciscano. Una vez que los revolucionarios se adueñaron del asilo, encerraron a las hermanas en la parte destinada a Noviciado. Mientras él y el jesuita H. Tarrats ejercieron de enfermeros.

El 28 de septiembre de 1936 fueron detenidos los dos religiosos enfermeros junto con dos seglares y conducidos en un coche a la Cheka de la Plaza del Horno de San Nicolás. De allí los sacaron a las afueras de Valencia donde les asesinaron. Su cadáver fue encontrado el 1 de Octubre en Monteolivete, a la margen derecha del antiguo cauce del Turia, en el llamado Azud de Oro.

Fotografiado, fue inhumado en la fosa común como “hombre desconocido”. Todos los Religiosos del asilo fueron martirizados: los jesuitas P. Bori y HH. Tartas y Genovés (beatificados ya por Juan Pablo II), el hermano franciscano Fray Diego Campos y el H. Celso.

Ya nos explicarán los de Fòrum per la Memoria la grave afrenta que habían cometido estos religiosos. ¿Quizás existir?

http://www.minutodigital.com/actualidad/2007/08/28...
44 bacon, día 12 de Julio de 2009 a las 20:26
¿Cuándo ha pedido perdón el psoe por la insurrección del 34 que intentó acabar con la 2ª república o por el asesinato de Calvo Sotelo?
¿cuándo ha pedido perdón el pc por las checas, por Paracuellos, por aliarse con el genocida Stalin?
¿cuándo han pedido perdón los comunistas, socialistas y anarquistas por la mayoría de los asesinatos de religiosos durante la guerra civil, muchos de ellos torturados antes de matarlos (sí, de muchos de ellos no se puede decir que fueron fusilados, mescalero)?
45 Hegemon1, día 12 de Julio de 2009 a las 20:28
Franco paró los fusilamientos antes las protestas de Roma pero sobre todo de los obispos españoles. No creo que eso sea de vergüenza cuando a muchos curas les tortutaron, les violaron, les asesinaron estos si, en el Barco prisión del puerto de Bilbao sin que nada hiciera el PNV ni el PSOE.

Deberías leer los relatos de curas torturados en ese barco prisión, como les hacían comer su propias heces, o apagaban cigarrillos en su cuerpo, o como les disfrazaron de pu.tas para luego subirlos a cubierta y todos los milicianos socialistas del puerto se rieran y les humillaran. Mescalero seguro que a tí te gusta que los tuyos al asesinar y ametrallar a los prisiones del barco prisión hicieran correr la sangre por la cubierta siendo dificil mantener el equlibrio por lo rebaladizo del liquido.

Las autoridades del PNV, de Aguirre, nada hicieron y lo más que pudieron conseguir los familiares de esa gente inocente es que algunos de los tuyos agacharan la cabeza de vergüenza pero la mayoría les daban la espalda.

Es verdad miliciano sudoroso mescalero......VERGONZOSO!!!!
46 bacon, día 12 de Julio de 2009 a las 20:31
"...el Papa beatificó a 223 víctimas de la persecución religiosa padecida en España durante la guerra civil. La beatificación más numerosa de la historia, consecuencia de un exterminio tambien sin precedentes: ni los cristianos del siglo IV sufrieron matanzas de semejante magnitud y tamaña crueldad. Entre los martirizados había sacerdotes, monjas, maestros, empresarios, labriegos, ancianos, gentes de múltiple condición social, unidas entre sí por su fé católica, a la que no renunciaron jamás y por la que entregaron sus vidas.

Eso lo han contado los periódicos. Sin embargo, ni en ellos ni en las radios ni en los telediarios se hizo mención alguna de quienes les sacrificaron, de cuál era la identidad de los asesinos y el bando en que militaban. Mártires de la guerra civil, se ha dicho, sin más. La ignorancia histórica de la juventud actual y aún de otra generación anterior, les habrá dejado ayunos de conocimiento. Porque no he leído ni oído un sólo comentario donde se dijera que les martirizaron los rojos o, como ahora suele decirse, los republicanos y, si prefieren concretar, los comunistas, los anarquistas de la FAI y de la CNT, los milicianos socialistas, aquella serie de facinerosos que sació su odio contra la iglesia incendiando templos (con sus correspondientes tesoros artísticos), destruyendo conventos y masacrando a personas que creían en Dios y así lo manifestaban.

¿Mártires de la guerra civil? Sí, claro. Pero más exactamente de la revolución marxista, contemplada en silencio cómplice y, por tanto, tácitamente consentida por el Gobierno republicano, ése que los seudohistoriadores sectarios o sencillamente ignaros consideran todavía depositario de la «legitimidad democrática». No se quieren enterar de que autores tan dispares como Stanley G. Payne, o Salvador de Madariaga, o Pío Moa hace muchos años que coincidieron en que, al menos, a partir de mayo de 1936, España dejó de ser un Estado de Derecho, las instituciones democráticas perdieron toda vigencia, y el poder y la autoridad quedaron en el arroyo. De donde los tomaron las que, como disculpa estúpida, suelen denominar los escritores del «Frente Popular de la Cultura» (Ricardo de la Cierva dixit) masas «incontroladas». ¿Incontroladas? Más bien armadas primero por el propio Gobierno republicano y toleradas después durante tantos meses que resulta ridículo querer exculpar a ese Gobierno de su absoluta, indiscutible responsabilidad .

Se han dado curiosas reacciones en muchos de los comentarios dichos o publicados en ocasión de la beatificación de los mártires de la revolución roja. Bastantes políticos de la izquierda, algunos mercenarios de la pluma (más bien del ordenador) protestaron con vehemencia porque la decisión del Papa «reavivaba los enfrentamientos de la guerra civil». Estos mismos, semanas antes, aplaudían fervorosamente la peregrina propuesta de que el Parlamento condenase el alzamiento «fascista» del 18 de julio; eso, por lo visto, no reavivaba nada. El Partido Popular no adoptó una postura demasiado decorosa ante tamaña monstruosidad histórica. Notoriamente, al señor Aznar no le gusta mojarse en estos temas, aunque sobre los crímenes de los milicianos marxistas haya dejado, en sus Memorias, críticas durísimas y hasta dicterios indisimulados Azaña, tan apreciado por el señor presidente del gobierno.

Umbral aportó su grano de veneno en un artículo lamentable publicado en su habitual columna de «El Mundo», para acusar al Papa de «mantener abierta la llaga de la guerra civil». Y esto lo dice un escritor que anualmente publica alguna novela sobre esa guerra, claro que contándola a su aire y sin escarmentar por la escasa audiencia que alcanzan sus libelos. Y que cada tres o cuatro días azuza el rencor y reabre la llaga en su columna diaria, cargada de odio y falsedades.

Tampoco ha faltado un jesuíta metiendo baza en la cuestión. Juan García Pérez se llama y no es fácil identificarle por sus apellidos. Este se acogió a las páginas de ABC, ahora tan generosas en la elección de sus colaboradores de la izquierda, para decir que la beatificación «conlleva una cuota inevitable de riesgo». Tras preguntarse por qué murieron y por qué los mataron (sin citar explícitamente a quienes les mataron) el jesuíta hace suya la crítica a la Iglesia española escrita por un representante de la «tercera España» (cuyo nombre no facilita) ya que, al estallar la guerra civil «debió haber abierto los brazos como Jesucristo a derecha e izquierda». Bien que los abrieron millares de miembros de esa Iglesia, para recibir en sus pechos de cristianos los balazos de los asesinos. Para terminar, cita «con el deseo de ahondar en la reconciliación» una frase de Azaña: muy adecuado el personaje, dadas sus ideas sobre la religión católica, su jerarquía, su clero y los mismos jesuítas.

En plena demencia histórica, no puede ya asombrar que haya aparecido un libro, La iglesia de Franco, que disparata sobre la actitud de la Iglesia católica ¡precisamente durante la guerra civil! Porque al período 1936/39 se ciñe tan mezquina obra. Resulta que la represión nacional (pág. 238) fue apoyada por la Iglesia católica. Reconoce que en la zona republicana hubo algunos asesinatos de religiosos; pero sin comparación con la crueldad desplegada «por los otros». En fin; más de trescientas páginas de insensateces y falacias.

Bien sabemos que los verracos (o los bellacos) a cambio del profundo, inescrutable silencio que guardan para libros y autores ajenos a su
ideario, magnifican hasta el paroxismo estas muestras de historia trucada. El asesinato de Lorca, por ejemplo, ha sido contado, escenificado, hecho película, repetido en la televisión y agotado hasta la saciedad en el papel impreso. En cambio cuando se cumplió el aniversario del nacimiento de don Pedro Muñoz Seca, un diario que en tiempos fué órgano de la ortodoxia católica, para degradarse a poco de la trasición y terminar desapareciendo, publicó una nota biográfica; tras citar sus principales obras, terminaba con un lacónico «murió en 1936». Los ayunos en historia (que son la inmensa mayoría de los ciudadanos) pensarían que quizás de tifus."

http://www.galeon.com/razonespanola/r108-viz.htm
47 Hegemon1, día 12 de Julio de 2009 a las 20:32
No creo miliciano mescalero, que se pueda comparar un Comunicado de la Conferencia Episcopal que ha nadie ha matado con lo que hacen los curas proetarras estos si en colaboración directa con los nazis asesinos vascos.

Ver para creer, el milciano ateo anticlerical mesaclero defendiendo a los curas vascos. Pero calro, es que es tos esconden a etarras y humillan a las vñictimas asesiandas por la ETA. Le gusta al mesaclero la doctrina de esta Iglesia, esta si, la de asesinar, la otra no.
48 mescaler, día 12 de Julio de 2009 a las 20:35
#40 Los que utilizan las expresiones "Latinoamérica" o "América Latina" son los mismos latinoamericanos, incluso los que no son ni masones, ni rojos, ni separatistas (en realidad, todos son separatistas, porque todos se separaron de España).

Mientras no me demuestres que Franco llegó al poder después de ganar unas elecciones democráticas, seguirá siendo un golpista.

Saludos,
Mescalero
49 jjvr, día 12 de Julio de 2009 a las 20:36
Aquí:

http://www.elbrigante.com/2009/07/el-fusilamiento-...

Información sobre los sacerdotes fusilados por los nacionales en el País Vasco.


“El fusilamiento de un sacerdote es algo horrendo, porque lo es de un ungido del Señor, situado, por este hecho, en un plano sobrehumano”


********
...
ofrecemos un amplio extracto del libro “El Clero y los católicos vasco-separatistas”, publicado tres años después de aquellas ejecuciones y que demuestra que ninguna relación guardan aquellas muertes con las martiriales de los sacerdotes inmolados por los rojo-separatistas durante la guerra. En todos los casos la razón de las ejecuciones fue un delito civil y siempre se siguió un proceso penal de guerra, con mayor o menor escrúpulo. Eso no obstante, dado el particularmente odioso carácter de esas muertes, una vez terminada la sangrienta campaña de Guipúzcoa, no se volvió a realizar ninguna ejecución, conmutándose las penas en todos los casos. A pesar de la triste ocurrencia de los obispos vascos, no vendrá mal refrescar la memoria de cómo sucedieron aquellos tristes hechos.
...
Los sacerdotes fusilados por separatistas son dieciséis, número exiguo al lado de los miles de sacerdotes y Religiosos víctimas de los rojos: consideración de fuerza contra los gubernamentales, que hacen hincapié, hipócritamente, en ese charco de sangre y no reparan en los torrentes de la otra. Para los nacionalistas, tampoco estorba la comparación, y más la ceñida a su tierra, donde sus amigos asesinaron casi cuatro veces más sacerdotes, únicamente por serlo, por odio a la cristiandad; y ellos callaron, o se oyeron muy apagadas las protestas que, al tratarse de los suyos, se encabritan hasta las nubes.
...
Recuérdense las circunstancias: los sacerdotes no murieron —como infinitos, en la zona roja, incluso Vizcaya— a manos de los bandidos que los cazasen y diesen el paseíto, o los rematasen en las cubiertas de los barcos o galerías de las prisiones: fueron sentenciados y ejecutados, en el sentido estricto de la palabra.
Y todos los fusilamientos, menos uno, se ordenaron en Guipúzcoa, es decir, en los principios de la campaña del Norte, cuando, por necesidad de guerra, las atribuciones de los comandantes de columna eran casi omnímodas y la rapidez de la justicia —o de lo que tal se creyera— se imponía, como se impone siempre en los avances de un ejército por territorio enemigo, donde la previsión y el escarmiento son normas poco menos que obligadas. No pueden dejarse atrás personas que con su influjo siembren o cultiven la malquerencia y los consiguientes ataques por la espalda. Los cabezas de la traición, si traición es la que se combate, han de sentir el peso de la ley.
...
Que siempre las sentencias no estuviesen tan justificadas, que en la sustancia y en el modo hubiese precipitación, en algunos, sinceramente lo creemos. Y debieron creerlo también arriba, puesto que a rajatabla se dio orden de cortar las ejecuciones sacerdotales.
Han acusado, con ligereza o mala fe, a la Jerarquía eclesiástica española de haber callado ante lo que califican de crimen sacrílego. Aguirre, entre otros, en su célebre mensaje radiado. Ossorio y Gallardo fue más lejos: estampó en La Vanguardia, de Barcelona, que se habían aplaudido esas muertes. Falso de toda falsedad: el Emmo. Sr. Cardenal de Toledo, no bien se enteró de las circunstancias en que se ejecutaban los fusilamientos, tomó el coche, se presentó al Generalísimo, y le oyó la promesa formal de que no se repetirían. El prolijo Cardenal escribe al Vaticano: "He de consignar con Satisfacción que las autoridades militares superiores, particularmente el Generalísimo Franco, Jefe del Estado, quedaron desagradablemente sorprendidos por la noticia del hecho, que desconocían y reprobaron, diciéndome textualmente el Jefe del Estado: "Tenga Su Eminencia la seguridad, de que esto queda cortado terminantemente."
...
[... ]
Del arcipreste de Mondragón, arriba se copió algo. Contra D. José Aristimuño se acumularon sus campañas antiespañolas en Euzkadi y El Día, del que era inspirador, y en multitud de mítines y conferencias nacionalistas, donde actuaba contra la prohibición del Sr. Obispo; haber instigado a los dirigentes vascos a recoger y repartir un depósito de armas que había en la parroquia del Buen Pastor, a la que estaba él adscrito.
El párroco y coadjutor de Rentería tuvieron por causa lo dicho antes sobre la denuncia de los requetés. Además, la comunicación oficial del comandante de ese pueblo al Gobernador militar de Guipúzcoa dice: "Tengo el honor de poner en conocimiento de V. E. que, por denuncias recibidas en esta Comandancia, se ha detenido en esta villa a los sacerdotes de la misma D. Gervasio Albizu Vidaur y D. Martín Lecuona, acusados de ser nacionalistas exaltados: el primero, fundador del Partido en ésta, y que siempre ha manifestado públicamente su desprecio a todo lo español, no ocultando sus simpatías por el Frente Popular, resaltando el hecho de que en octubre del 34, cuando el movimiento catalán, se vanagloriaba de este levantamiento y manifestaba sus deseos de que lo imitasen los vascos. Ha sido el brazo derecho y consejero de un tal Loidi, último teniente-alcaide y presidente de la Comisión de Abastos y Finanzas del Frente Popular de Rentería.
"El segundo, además de su exaltado nacionalismo, hacía pública propaganda en la escuela de una Sociedad que, con el matiz de social-católica, era vergonzante nacionalista, hasta el extremo que, alguna vez, los padres de familia han protestado, porque, entre otras cosas, imponía multas por hablar español. En cierta ocasión, sugirió al párroco ayudar económicamente al Frente Popular. También era íntimo amigo del tal Loidi."
D. Jorge Iturricastillo, de la parroquia de Marín: El comandante de Salinas de Léniz comunica al de Mondragón, para que 10 pase al juez especial de San Sebastián, que dicho sacerdote era dirigente del Partido, y tenía a su cargo el servicio de espionaje, antes de que los nacionales se apoderasen del pueblo. Aconsejaba a los mozos se alistaran en las filas de los rojos.
...
El segundo período de los procesos contra sacerdotes arranca desde la orden que recortó la jurisdicción extraordinaria de comandantes locales: coincide con la total conquista de Guipúzcoa. Sin la urgencia de los comienzos, que explican actitudes extremas, montóse el organismo ordinario de la justicia, principalmente en lo que a clérigos atañía. En Vizcaya, aun durante la conquista, no hubo otra autoridad que la de los Tribunales ajustados a la Ley.
Supuesta la fama de separatista o nacionalista, en el sentido político, que, antes y después del 18 de julio, señalaba a buena parte del Clero vasco, es lógico que las autoridades militares, encargadas de la depuración, pusieran sobre ellos sus ojos y su vigilancia.
Por otro lado, el carácter de los presuntos delincuentes exigía el máximo respeto y la máxima cautela: aún los culpados no habían de medirse por el rasero común, y las pruebas contra ellos habíanse de sopesar, afinándolas en el crisol de la justicia, removiendo las escorias que posiblemente mezclara la pasión; porque si con todos los reos ello es obligado, más con los sacerdotes, cuyo nombre ha de mantenerse sin tacha, para bien de su ministerio. Y así se hizo. Es absolutamente falso, o tendenciosamente exagerado, el rumor echado a volar por los separatistas contra los Tribunales de guerra.
Posible es un ex abrupto, una desconsideración; pero no las escenas que nos pinta y en que intervino D. Ignacio Azpiazu. Los jueces y militares españoles no son camaradas de la F. A. I.: son caballeros y católicos; y si el amor patrio, subido de punto en la contienda, puede dejar posos de aversión contra los que juzgan traidores, su religiosidad, su sentido práctico del aire que se respira en España, los modera. Con el sacerdote extreman la cortesía y el respeto. Al Delegado Apostólico Mons, Antoniutti, le oímos contar de un Tribunal en que los jueces se pusieron a rogar al sacerdote acusado no les obligara a condenarlo; que diera una señal cualquiera de amor a España, un ¡viva!, algo en que estribara la misericordia. Y el sacerdote se negó. Prefirió ser ¡mártir de su pueblo!"

[Del capítulo X, “Los Tribunales militares y el Clero separatista”, en “El Clero y los católicos vasco-separatistas. 1940]
********


50 jjvr, día 12 de Julio de 2009 a las 20:39
#49

...y

Un saludo

« 1 2 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899