Pío Moa

« Nación, nacionalismos, terrorismo | Principal | Nación y democracia »

La nación española

18 de Abril de 2006 - 09:14:57 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Si el nacionalismo prescribe el traspaso de la soberanía a la nación, apartándola de cualquier otro soberano, cae de su peso que la nación precede al nacionalismo, aunque  con esa doctrina se hayan reconstruido luego, e incluso inventado,  buen número de naciones nuevas.

Podemos llamar nación a una colectividad político-cultural con fuerte sentimiento de serlo, y en Europa encontramos varias de ellas preexistentes al nacionalismo, como Inglaterra, Francia, Suecia, Rusia, Holanda, Portugal y algunas más. También España, y de las más antiguas.

La existencia nacional de España puede remontarse a Leovigildo, pues él dio fin a la fase del reino godo  como simple imposición de un grupo dominante, no identificado con el pueblo sobre el que dominaba. Con Leovigildo empieza la unidad política y consciente de España sobre la base cultural creada por Roma; y empieza también el sentimiento patriótico español, claramente expresado por Isidoro de Sevilla. Si antes existió ese sentimiento, no lo sabemos ni parece muy probable.

Sin ese precedente no hubiera sido posible la Reconquista, que llevó a rehacer una nación  de cultura cristiana y latina después de verse anegada por la invasión musulmana, y convertida al islamismo y al arabismo gran parte de su población. Sin esa previa nación hispanogótica  hoy no existiría España, sino Al Ándalus, o bien un conglomerado de pueblos y estados diversos, tipo los Balcanes. La reconstrucción de la unidad española a partir de la invasión islámica fue un proceso extremadamente improbable, y en parte frustrado, pues dio lugar a dos naciones, Portugal y España. Pero exitoso en lo fundamental.

Las naciones aparecen y desaparecen en la historia. La cuestión, el reto actual, es si nos resignaremos a la sustitución de España por  un conglomerado balcanizante de “naciones” inventadas recientemente por unos cuantos iluminados triviales. Por desgracia son poco conocidas del gran público las ideas y doctrinas de Arana, Prat de la Riba, Blas Infante, Risco y otros cuantos mesías provincianos. Tendría el mayor interés la divulgación de sus ideas para hacer comprender a todos la trascendencia de la opción entre una España unida y democrática y las propuestas de tales charlatanes.  Porque la charlatanería prospera en la ignorancia.

Comentarios (130)

« 1 2 3 »

1 acraciaya, día 18 de Abril de 2006 a las 09:27
El tema está hacia donde queremos ir , si el proceso de unión Europea y de aldea global , donde primen los derechos de los ciudadanos o si queremos la balcanización y derechos históricos territoriales. Yo prefiero a los ciudadanos
2 Jaume, día 18 de Abril de 2006 a las 09:52
¿La nación española ace con Leovigildo? Ja, ja, ja...
3 tosferin, día 18 de Abril de 2006 a las 09:53
hola de nuevo
4 tosferin, día 18 de Abril de 2006 a las 10:00
Por mi parte considero que la nacion española nace con el inicio de la reconquista, en concreto, sea mas o menos mitologica en sus hechos tras la batalla de Covadonga. Antes solo habia unidad territorial hispano-visigoda en cuanto en cuanto reino sucesor de una diocesis o provincia del Imperio Romano.La identidad de España comienza con el proyecto negativo de recubrir las tierras conquistadas por el Islam a este reino, y tras 1492 continuar este proceso, recubriendo en su totalidad la civilizacion islamica. Cuando los reyes catolicos auotorizan el viaje de Colon, el obejtivo principal consisitira en atacar a los otomanos en su retaguardia (desde Asia).
5 buenaventura, día 18 de Abril de 2006 a las 10:06
Tomaaaaaa, Leovigildo nada menos!!!
"empieza también el sentimiento patriótico español" tomaaaa otra vez!!!
"Sin ese precedente no hubiera sido posible la Reconquista, que llevó a rehacer una nación de cultura cristiana y latina después de verse anegada por la invasión musulmana" y tomaaaaaa otra vez, vaya tela!! vaya tela!!.... Usease a ver a ver!!!!, que gracias a que España se convierte en "nación" con leovigildo, empieza una reconquista - cruzada (que por cierto, ya puestos, llegó a italia, flandes, venezuela..., pero bueno, como portugal es una nación por si sola ¿y eso?? pues no entra como "territorio nacional", pero supongo que nación española será Napoles, ¿Perú es españa? ¿y Tánger? ¿Canarias es nación española?.
6 liborio, día 18 de Abril de 2006 a las 10:08
Creo que si el Adán de la Biblia hubiera sido como el de este blog, Dios lo habría expulsado del paraíso por plasta.
7 liborio, día 18 de Abril de 2006 a las 10:10
(2 y 5) Qué par de ignorantes audaces. Se ve que han sido instruidos por los nazionatas catalanes y similares. No en vano han adoptado el emblema del burro, y, siempre audaces, no lo han adoptado para ellos, sino ¡para Cataluña!
8 válgamedios, día 18 de Abril de 2006 a las 10:12
(2 y 5) Espléndidos rebuznos
9 buenaventura, día 18 de Abril de 2006 a las 10:12
tomaaaaaaa y venga....
"considero que la nacion española nace con el inicio de la reconquista, en concreto, sea mas o menos mitologica en sus hechos tras la batalla de Covadonga" -> "La identidad de España comienza con el proyecto negativo de recubrir las tierras conquistadas por el Islam a este reino, y tras 1492 continuar este proceso, recubriendo en su totalidad la civilizacion islamica" y tomaaaaaa y dale!!!!, vaya tela... chicos, que esto era con la perfida albion, hombre, no equivoquemos al personal!!! vamos, la reserva espiritual de occidente, martillo de infieles, santiago y cierra españa!!!
10 illustrator, día 18 de Abril de 2006 a las 10:17
"Ortega, quizá el principal pensador español del siglo XX, cuando descendía a la política y la historia, descendía. Por lo demás, Azaña coincidía con diagnósticos orteguianos como el referido a la Semana Trágica: “¿Por ventura necesitábamos estos hechos para averiguar que España no existe como nación?”. O el de que los españoles “ofrecemos a la vida un corazón blindado de rencor”, y su historia era la de una enfermedad: “Las clases gobernante han gobernado mal no por casualidad, sino porque España estaba tan enferma como ellas”. Por tanto, ¿No es cruel sarcasmo que luego de tres siglos y medio de descarriado vagar, se nos proponga seguir la tradición nacional?” Conclusión: “En un grande, doloroso incendio, habríamos de quemar la inerte apariencia tradicional, la España que ha sido, y luego, entre las cenizas bien cribadas, hallaremos como una gema iridiscente la España que pudo ser”. Nada distinto, en esencia, de las proclamas de Lerroux a sus jóvenes bárbaros, cuyo lenguaje, no tan fino, prescindía de “gemas iridiscentes” e iba al grano”
“Casi nadie contestaba a estas tiradas. Uno de los pocos, el sólido investigador y ensayista Menéndez Pelayo, deploraba: “presenciamos el lento suicidio de un pueblo que, engañado por gárrulos sofistas, emplea en destrozarse las pocas fuerzas que le restan, hace espantosa liquidación de su pasado, escarnece a cada momento las sombras de sus progenitores, huye de todo contacto con su pensamiento, reniega de cuanto en la Historia hizo de grande, arroja a los cuatro vientos su riqueza artística y contempla con ojos estúpidos la destrucción de la única España que el mundo conoce, la única cuyo recuerdo tiene virtud bastante para retardar nuestra agonía. Un pueblo viejo no puede renunciar a su cultura sin extinguir la parte más noble de su vida y caer en una segunda infancia muy próxima a la imbecilidad senil”.
Alcalá-Zamora podía estas más de acuerdo con Menéndez Pelayo que con Ortega, pues su posición ante el supuesto problema de España, como ante la crisis del 98, fue mucho más pragmática y tradicional. Sin embargo, Ortega y los suyos irrumpían en el panorama español con verdadero empuje, y muy pocos osaban alzarles la voz.
11 illustrator, día 18 de Abril de 2006 a las 10:19
II
"Para Ortega y Azaña, la historia de esos tres siglos parecía resumirse en la Inquisición y el supuesto genocidio de indios americanos. No obstante, en ese “descarriado vagar”, la enferma España había frenado la expansión de los turcos y de los protestantes, explorado gran parte del mundo, poniendo por primera vez en comunicación a los continentes y creado el primer circuito económico realmente mundial, había conquistado y poblado América de ciudades nuevas, muchas de ellas de gran belleza, fundado universidades –las primeras de América y la primera de Asia, entre otras—y centros de cultura, evangelizado a millones de personas (lo cual no tenía por qué interesar a Ortega, pero interesaba a los españoles del siglo XVI), desarrollado principios de derecho internacional y complejas instituciones políticas, creado un arte y literatura más que notables. Etcétera. Si tales hecho resultaban desdeñables para los apóstoles de la “España vital” y la “inteligencia”, ¡da vértigo pensar en las proezas que realizaría la nació, una vez ellos la refundasen y curasen de su “enfermedad”!
12 illustrator, día 18 de Abril de 2006 a las 10:21
III
"Debe admitirse que en los textos de Ortega, o en los de Azaña, la coherencia dista de ser virtud destacable. El énfasis del primero en la expansión de la política a toda la vida social muestra un sesgo totalitario, duro de conciliar con el también proclamado liberalismo. Su “nacionalización” resulta oscura, amén de imposible, ya que, según él, la nación no existía. La crítica al caciquismo y otros defectos partía de la presunción de que la pureza democrática –en la medida en que pueda hablarse de tal cosa—resultaba de la aplicación automática de algunos principios abstractos, y no de una evolución tenaz y a menudo penosa, como había ocurrido en los demás países. La patria azañista, “asociación de hombres libres”, tal un club o un partido, sin ser original, es extraña. Los niños quedarían al margen, y las diferencias entre “hombres libres” harían y desharían “patrias” de continuo. Azaña no fue libre de elegir el lugar en que nación, con sus consecuencias decisivas de idioma, costumbres, derecho, cultura, historia y conflictos del momento, etc. Sólo se puede “elegir” patria nueva --y hasta un punto—renunciando a la original.
La Liga de Educación Política tampoco evaluaba las fuerzas revolucionarias acampadas extramuros y con peones dentro de la fortaleza, como el anarquismo, de poder desestabilizador bien acreditado, los separatismos, menores pero en auge en Vasconia y en Cataluña, o el socialismo. A éste y al movimiento sindical da en calificarlos Ortega de “únicas potencias de modernidad que existen hoy en la vida pública española”. No explica su aserto, reducido a frase rotunda."
13 illustrator, día 18 de Abril de 2006 a las 10:24
"Tampoco hay análisis bajo las inapelables condenas a la Restauración. Ni una palabra sobre los avances en la industria, o en la ciencia y la universidad, sobre instituciones como la Junta de Ampliación de Estudios, gracias a la cual Azaña había pasado un año en París, y Ortega había estudiado en alemania. La liberal restauración les permitía expresarse y organizarse, y, por tanto, no les vedaba el poder: en 1910 llegaban los socialistas a las Cortes, donde ya bullía una buena minoría republicana. El caciquismo tendía a perpetuarse, pero podía caer, como en Barcelona, por la tenaza de la Lliga y los republicanos. Quizá el caso barcelonés, con su potente industria y capas medias, era excepcionalmente favorable, pero marcaba el camino. Aunque véase la sin duda autorizada opinión de Cambó: “Que la empresa (erradicación del caciquismo) no era imposible lo demuestra el hecho de que en Cataluña, que políticamente estaba más atrasada que el resto de España, bastó la acción de la Lliga (…) para que llegaran a formarse partidos de derecha, de centro y de izquierda”
El retroceso del caciquismo y la expansión de la democracia eran lentos, pero también ineluctables. El problema de los partidos nuevos consistía en atraerse a la opinión pública, cosa que sólo empezaban a lograr. Así las cosas, ¿convenía derrumbar el sistema o reformarlo? Y de derrumbarlo, como se proponía, ¿qué podría sustituirlo con garantías de no dar un salto en el vacío y repetir la I República? Estas cuestiones obvias no las planteaban siquiera quienes, apenas representativos y sin organización, convertían en argumento decisivo su impaciencia por “entrar en la historia”. Su retórica victimista, entre escarnecedora y plañidera, tenían gran semejanza con la que distinguía a los nacionalismos de la periferia"
14 illustrator, día 18 de Abril de 2006 a las 10:26
y V
"Asombra, en fin, la tarea que asumían alegremente, ¡nada menos que fundar o refundar una nación, y una que había contribuido de manera importante a organizar y conformar el mundo! Tarea quizá absurda, pero en todo caso titánica. ¿Y qué tenían de titanes los miembros de la Asociación de Educación Política? Parece más bien que no medían sus fuerzas o que tenían de la sociedad y de la historia un concepto sumamente ingenuo. Para empezar, su intención de lanzarse a los campos y aldeas no la tomarían en serio ni ellos mismos, hombres jóvenes pero precavidos, que se habían ocupado ante todo de “solucionarse la vida” con empleos de funcionarios de aquel régimen presuntamente muerto y absolutamente rechazable (salvo, si acaso, en los sueldos). Azaña escribe: “a un personaje detesto: al que corre por los carriles de la vida ondeando la banderola verde de la precaución”. Podría estar hablando de sí mismo. Y, tiranismos al margen, entre las muchas virtudes de Azaña y Ortega no destacaban la entrega y el ánimo esforzado de un Cambó, ni el espíritu batallador de un Lerroux. En fin, si, como plañían, el régimen les había privado del desarrollo de su inteligencia, nobleza y dotes naturales, ¿qué cabría esperar de ellos y de su protesta?"
15 diantre, día 18 de Abril de 2006 a las 10:28
Creo que, efectivamente, si los catalufos han elegido el pollino como emblema, es por algo.
16 consignatario, día 18 de Abril de 2006 a las 10:53
Ante la campaña del PSOE para anestesiar a la población tras dos años de desafueros, propongo difundir masivamente, por SMS y otros medios estas consignas:

"Entre los cacos del PSOE y los asesinos de la ETA nos quieren traer la paz. ¡No a la paz de los cacos y los asesinos! ¡Viva la Constitución!"

"El PSOE y la ETA no traen la paz, traen el hundimiento de la Constitución y de las libertades. ¡No lo consintamos!"

"Con Zapatero, la ETA es feliz. Las víctimas son ultrajadas. Y el Estado de derecho pisoteado"
17 diego, día 18 de Abril de 2006 a las 10:55
Illustrator, haces honor a tu nombre. Adelante.
18 sud de la nació catalana, día 18 de Abril de 2006 a las 10:56
como ciudadano de un territorio que sin duda ha tenido pasado, el que sea, aspiro a tener el presente y el futuro que conjuntamente con mis conciudadanos libremente decidamos. Pleno respeto democratico a la decisión territorial de sus habitantes para encararse a un futuro que asoma dificil que ya esta aqui.
19 Espartero, día 18 de Abril de 2006 a las 10:58
Están locos estos "liberales". ¿Os habeís dado cuenta que de liberales o centristas no teneís nada? Salid del armario de una vez, la extrema derecha os necesita. Democracia Nacional estaría encantada de contar con preclaros caudillos como Pio Mo(l)a y Jimenez Solantos.
Por cierto, don Pio, cuando consiga que un solo historiador respetable no se ria de sus panfletos, atrévase a llamarse historiador (no me cite a Payne, que está tan denostado como usted). En la Facultad le ponen a usted como modelo que NO seguir, como el manipulador fantasioso por antonomasía. Le recomiendo que vuelva a hacer la carrera de Historia, a ver si así se entera de una vez de la METODOLOGIA que debiera emplear (y no emplea) en sus panfletos.
Un cordial saludo de un liberal de verdad.
20 lingua, día 18 de Abril de 2006 a las 10:59
Un problema con los nacionalistas vascos o catalanes es que resulta muy largo escribir todo eso, y muchos prefieren abreviarlo en "los catalanes" o "los vascos", falseando el asunto y dándoles una representación que no tienen. Al los nazionatas catalanes, muchos les llaman catalufos, que tiene un sentido despreciativo. Propongo una abreviatura: nascos, nanes, nagos (naz. gallegos) nasíes (andaluces, tan añorantes de Al Andalus)
21 Pedro Morales Moya, día 18 de Abril de 2006 a las 11:01
Por favor, Don Pio, ¿con qué derecho mete v usted a Leovigildo en el berenjenal de la Nación española?. Puede entenderse que una serie de precedentes históricos hayan resultado favorables para constituir esta Nación, pero no caigamos en el sindrome sabiniano que nos lleve a predestinarnos como Nación desde el Paraiso Terrenal.
La primera Constitución española, la de 1812, declara que "la soberanía reside esencialmente en la Nación" y este principio no se había formulado hasta entonces en España. Ciertamente el sentimiento nacional ya existía y la respuesta a Napoleón, años antes, así lo demuestra. La Nación española, en ausencia de su Monarca, hasta entonces soberano, respondió unida con la guerra. Pero esa respuesta no basta. Ha de convertirse en Ley: de ahí nace la primera Constitución española.
Legalmente, ¿qué había sido España?. Un reino y de alguna manera un patrimonio de la familia real. De ahí que la Constitución precise: "La Nación española es libre e independiente, y no es ni puede ser patrimonio de ninguna familia ni persona".
España es Nación a plena conciencia desde que se promulgó la Constitución de 1812. Leovigildo queda muy a desmano.
22 diego, día 18 de Abril de 2006 a las 11:03
(4) La nacion española nace con el inicio de la reconquista"

Hombre, ¿y por qué fue a darles a aquella gente por formar una nación española? ¿Y por qué llamaron Reconquista a la empresa? ¿Por qué hablaban de "la pérdida de España"? ¿Qué "reconquistaban"? ¿Por qué no se sometieron, como tantos otros, al Islam, que, según nos cuentan, era muchísimo más culto, rico y poderoso?
23 Lois, día 18 de Abril de 2006 a las 11:07
Buena idea,Lingua, a ver si cuaja. Son nombres breves, fáciles y alusivos.
(18) Usted es ciudadano de España, no del "sud de la nació catalufa o nalana. Ahora bien, "como ciudadano de Tarragona..." digo lo mismo. Hagamos las campañas de propaganda correspondientes, y planteemos "una decisión territorial para ancararnos a un futuro que asoma difícil que ya está aquí", empezando por el terrorismo islámico y por la liquidación de las libertades ciudadanas en Cataluña. No quiero que Cataluña se convierta en Catalufia.
24 Yossaria, día 18 de Abril de 2006 a las 11:08
Mejor sería nascos, natalanes, nalegos y nalusíes. El post de Espartero (19) es muy interesante, básicamente porque cree que dice algo sin decir nada. Estaría bien que aclarase a quiénes hemos de considerar "historiadores respetables" y qué es lo que les hace respetables frente a otros denostados (!) como Payne.
25 jordi, día 18 de Abril de 2006 a las 11:10
A mí lo que me preocupa es que hayamos estado tantos años rindiendo homenaje a un españolista, a un botifler funcionario de Felipe V como Rafael Casanova. Me jode un montón. Vaya cuento chino que nos han contado. Así cómo vamos a poder separarnos de España, hombre. A ver si entre todos inventamos algo mejor. Y no me vengan con el burro, por favor, que eso debe de ser la continuación de la "diada". ¡Es que hay que joderse!
26 laboro, día 18 de Abril de 2006 a las 11:14
(21) Yo creo que Moa lo ha explicado muy bien. Una cosa es el nacionalismo y otra es la nación. Decir que España empieza a ser nación con la Constitución de 1812 es como decir que Madrid no fue capital de España hasta que no fue declarada así, en 1869, si mal no recuerdo. Es capital desde Felipe II. O como decir que Inglaterra no es ninguna nación, porque ¡ni siquiera tiene Constitución formal! Venga, no confundamos el culo con las témporas.
27 diego, día 18 de Abril de 2006 a las 11:17
Muchos historiadores han apoyado a Moa: Payne, Seco Serrano, Cuenca Toribio, Rob Stradley, el mismo Hugh Thomas ha reconocido que los libros de Moa son veraces...
Naturalmente son denostados por los historieteros marxistoides tipo Tuñón de Lara, Preston y compañía. Pero si usted se molesta en leer a unos y a otros podrá ver la enorme diferencia.
28 diego, día 18 de Abril de 2006 a las 11:23
Sí, Jordi, es realmente triste...
29 diego, día 18 de Abril de 2006 a las 11:25
(16) Consignatario: totalmente de acuerdo. Pongo manos a la obra.
30 dolores , día 18 de Abril de 2006 a las 11:30
Yo creo que Xan o Brétemas, intelectual de pro nago o nalego, es quien mejor ha aclarado las cosas:

"Pero sospecho que, pese a sus extravíos, usted mantiene viva en su corazón la llama nacionalista, y a ella apelo ahora: dígame, Carballeira, ¿no le hace a usted maldecir y desesperarse el espectáculo de mil quinientos años de esclavitud y genocidio sufridos por los gallegos? ¿O es usted de esos miserables que, encima, se ríen? Usted ha hecho una propuesta con mal argumento, pero en el fondo correcta: el Día de la Patria Gallega debe trasladarse al aniversario de la derrota de Miro. La miopía de algunos galleguistas de antaño –tienen otros méritos, ya lo sé -- les llevó a proclamar como tal día el de Santiago…¡Carallo, el apóstol de la unidad española, el matamoros, el del "cierra España! ¡Jódete y baila, con la ideílla!
"¡Y para una cosa sensata que usted expone, viene una donicela catalana a soltar basura y comparar a nuestro Miro con su Casanova! ¡El héroe catalán por excelencia, dice el tío, y presume además de científico! Sépalo usted, señor (?) Bofarull: ¡no hay comparación posible! Su Casanova, hoy lo sabemos todos, ¡fue un flojo o algo peor! Durante el sitio de Barcelona sólo pensó en rendirse, traicionando al valeroso pueblo barcelonés, y luego de un corto exilio volvió y prosperó en aquella Cataluña masacrada y arruinada por el feroz Estado español. ¡Un botifler, como ustedes los llaman, señor Bofarull! ¡Un botifler, el héroe catalán por excelencia! ¡Sigan ustedes, sigan, como una recua de asnos, llevando flores a su estatua año tras año! ¡Lo primero que tenían ustedes que hacer, si les quedara un poco de decencia, es volar esa estatua y estar dos años seguidos dándose de tortas a ustedes mismos, por idiotas!

¿Y sabe usted quién mandaba a los barceloneses en aquella gloriosa ocasión? ¡Pues claro que lo sabe, pero disimula! Los mandaba Antonio de Villarroel, un gallego, ¡un descendiente del mismo Miro a quien maltrata usted desaforadamente! ¿Qué le parece? Ustedes, por un torpe chovinismo –que es una exageración insana y anticientífica del sano nacionalismo antiespañol–, han borrado al verdadero héroe que mandó a los valientes catalanes, cuando podrían haberlo convertido en símbolo de la hermandad galaico-catalana frente al Estado español. ¡Una estatua tendrían que erigirle a Villarroel, y peregrinar en desagravio a ella cada año! ¡Qué digo, cada año! ¡Cada mes, y aun, si me apuran, cada semana! Así demostrarían sensatez y verdadera fraternidad entre los pueblos catalán y gallego. Pero con estos tiquismiquis y falsificaciones de la historia, ¿adónde vamos a llegar? Usted lo ha dicho, señor Bofarull: ¡Juntos, pero no revueltos! ¡Y menos cuentos infantiles, por favor, que ya somos mayorcitos!»
31 sud de la nació catalana, día 18 de Abril de 2006 a las 11:32
23-lois. Tarragona esborrona Constantí em fa patir. Home, si t'agrada pots votar PP-PSC i ara la gran i prometedora esperança "blanca y radiante" Ciutadans de Catalunya. Petonets a la vella i bella Tarraco xicotet.
32 jaume, día 18 de Abril de 2006 a las 12:03
No creieu que és un pèl malaltís, morbós, delirant - o directament freak - que tants catalans estiguem enganxats a aquestes pàgines de capsigranys?
33 sud de la nació catalana, día 18 de Abril de 2006 a las 12:10
32-jaume efectivamente és un pèl malaltís com tu dius, però França va estar ocupada per Alemanya més de 1000 dies i aleshores els franceços van escoltar ràdios alemanyes per escapolir-se.
34 jaume, día 18 de Abril de 2006 a las 12:22
I els tips de riure que ens fem cada matí a la feina llegint esl deliris d'aquesta gent? Si no fos per aquests moments d'humor ibèric... El que està clar que la batalla ideològica la tenen ben perduda, sobretot si la munició intel.lectual de la que disposen són bestieses com les que ens ha ofert aquest matí aquest personatge tan pintoresc com en Moa. Si és que realment...
35 Miguel X2, día 18 de Abril de 2006 a las 12:24
Yo creo que la independencia portuguesa es basica para que los otros nacionalismos perifericos sobrevivan. Una península unificada retira una gran parte del fundamento psicologico del que se sirven los nacionalismos vasco e catalufo.
Es un problema historico que no hemos sabido solucionar...
(Quede claro que no defiendo la anexación de Portugal, algo totalmente imposible)
36 kranx, día 18 de Abril de 2006 a las 12:38
Bien, convengamos que españa es un invento, que ni Leovigildo, ni los Reyes Católicos, ni la Constitución de 1812. Pero entonces, ¿por qué España no es nación y Cataluña, o Galicia, o Andalucía sí? Quien niegue el fundamento histórico de la nación española, que me de por favor el fundamento de esas pretendidas "auténticas" naciones.
Y por cierto, ¿por qué ser nacionalista catalán o vasco es muy legítimo y muy democrático, y muy chachi, pero ser nacionalista "español" es fascista, nazi, casi satánico...
37 Enrique, día 18 de Abril de 2006 a las 12:46
Bueno , primero Sr. Moa como es la primera vez que comento una de sus reflexiones en este blog, haré el acto de presentarme. Tengo 22 años ,estudio historia y me apasiona la historia de mi nación( en mi modesta opinión la historia mas dilatada que cualquier nación conoczca). Me apresurare a decirle que como joven me aterra la indiferencia que muestran mis contemporáneos con cualquier tipo de situación política. La logse triunfó como querían aquellos que la hicieron,creando una juventud en gran parte aborregada y que se muestra indiferente ante cualquier tema que ocurra en su Nación. Luego si me permiten mi reflexión , esta blacanización muchas veces señalada por usted, es más que un punto de inflexión de lo que han sido estos 28 años de pseudo democracia. Me hace,repito, en mi modesta opinión, bastante gracia escuchar al Sr. Aznar tras su brazo fundacional de las FAES hablar del riesgo balcanizador de España, cuando él en sus necesidades de gobernar entregó alguna que otra competencia en educación ,a algunos de los que ustedes consideran núcleos "desmembrarizadores" del ¿Estado-Nación? No mientan, Estado-Nación teóricamente no pueden ser conjugados nunca pero algunos lo pretenden hacer. En cuanto al tema por el que me encaminaba, insistiré hasta el día de mi final que la culpa de la situacion actual , no la tienen culpa los nacionalistas independentistas, si no aquellos que durante años han alimentado con tanta complaciencia esos nacionalismos , que como un bebe al que le dan la teta , se han convertido en gigantes que ya no podemos parar , ni aunque algunos quieran luchar contra molinos. Esas competencias cedidas en temas educativos han provocado autentico estragos en generaciones actuales y en otras potenciales, generando en ellas un autentico y único sentimiento ODIAR A ESPAÑA. Un saludo y espero ser tratado con el respeto que yo quiero trataros.
38 Antonio, día 18 de Abril de 2006 a las 12:47
LA CUÑA DEL “CDS”.

No es desdeñable la hipótesis de que el CDS -un partido con vocación de centro mantenido artificialmente al comprobarse el fracaso del PDR de Miguel Roca-, que a las órdenes de Mario Conde (masón confeso) pretendía ser el nuevo partido reformista encargado de sustituir al PP en la alternancia "democrática" en España, se haya integrado de pleno en el PP con el objetivo de entregar el poder al iluminismo, en una maniobra similar a la que supuso la integración del PSC de Maragall en el PSOE.

Convien estar atentos.

En cuanto al discurso de Zapaterín, creo que este personaje siniestro utiliza el doble lenguaje para ocultar el desprecio a la población y la destrucción a la que recurre porque no tiene la capacidad de análisis ni de acción necesaria para mejora las cosas. Por eso, en su simpleza, asume la creencia mágica en su liderazgo personal avalado, cree él, por la fraternidad secreta de poderes mesiánicos. Los cuales sin embargo una vez hecho el trabajo sucio para el que le habían sido seleccionado (la destrucción de España), y antes de que se de cuenta, le darán una patada en el culo, tal como acaba de hacer él con Sansegundo.

Esto ya ha pasado, pero no solo en la izquierda… (el trabajo sucio en la derecha fue la guerra de Irak)
39 Le Petit Nicolas, día 18 de Abril de 2006 a las 12:53
¡Ay! ¿Qué haríamos sin Moa? ¿Con qué nos íbamos a reír? Ahora nos sale con Leovigildo. ¡Toma castaña! En fin, preparaos, chicos, que mañana nos lanzamos a la reconquista de Portugal.
40 QRM, día 18 de Abril de 2006 a las 13:01
Miguel X2,#35
Estoy de acuerdo. Que haya dos estados no significa que haya dos naciones, y dudo que Portugal sea una nación distinta de España. Dede luego, si ha conseguido serlo tras tres siglos y medio de independencia, lo que está claro es que para los españoles Portugal no es igual al resto de las naciones extranjeras, cmo Francia o Marruecos, ni en proximidad afectiva, ni histórica ni cultural, ni en nada. Portugal es especial, creo que porque todos sabemos que somos lo mismo, que compartimos la historia. Espero que para los Portugueses, España tampoco sea igual al resto de paises. Es más, digan lo que digan, sé que es así.
Tambien coincido en que la reunificación es imposible. Por desgracia. Sobre todo para Portugal.
El gran error de Felipe II fue no hacer de Lisboa la capital del país.
41 Boris, día 18 de Abril de 2006 a las 13:03
Senyor Moa, le felicito por su trabajo de historiador. Por que tanta gente acude a su pagina web para denigrarle? Es muy facil saberlo ya que ninguno es capaz de hilvanar una idea, solo insultos y menosprecios.
42 sud de la nació catalana, día 18 de Abril de 2006 a las 13:13
35-Miguel Dices que dices, pues ahi va otro ejemplo de unificación peninsular: passan años, los justos, para hacer posible que cuatro culturas, española, catalana, gallega y vasca ocupen su espacio. Entonces, libremente, Madrid, Barcelona, Vitoria-Gazteiz y Santiago de Compostela deciden ofrecer a Portugal(antes España) la posibilidad de asociarse conjuntamente y crear la Confederación Ibérica. Y entonces que ofrecer a Portugal que no tenga ahora y sea atractivo, pues la capitalitat politica de la Confederación ubicada en Lisboa puerta atlántica. Ciudades financiero-comerciales importantes que no hace falta nombrar. Puertos de mar de gran calibre. Ferrocaril de gran velocidad para Europa y grandes aeropuertos transcontinentales. Hasta Gibraltar se apuntaría a eso. Si, sí, ya sé
que a la mayoria del foro le parecerà ciencia ficción. Es lo que hay. S2
43 No es trivial el Novo Ordo Seculorum , día 18 de Abril de 2006 a las 13:16
HAY ALGO MÁS QUE UNOS ILUMINADOS TRIVIALES, DESAFORTUNADAMENTE.

Comparto sin embargo su llamamiento para que se distribuyan masivamente los retrógrados escritos de Sabino Polikarpo arana y otros por el estilo.

No es trivial el objetivo mesiánico del control de la globalización, ni la estrategia balcanizadora para dividir el mundo en pequeños estados que puedan ser invadidos en caso de rebeldía por un ejército mundial dirigido por un Gobierno Mundial nombrado por la plutocracia.

No es trivial el Novo Ordo Seculorum 'NOS' (NOM nuevo orden mundial). Sobre esta asunto habla con clarividencia Daniel Estulin en su libro “La verdadera historia del club bilderberg”.
44 tosferin, día 18 de Abril de 2006 a las 13:16
Diego(o 22, como te parezca). Debo precisar un aspecto de mi comentario. No es la nación española la que surge con el inicio de la reconquista, no desde luego en el sentido moderno, del nuevo regimen (en España tras 1812), de nación politica. Lo que comienza con la reconquista una historia que podemos identificar como la de España.Adminstrativa y gremialmente los historiadores comienzan la historia de España desde los procesos de hominizacion del paleolitico, pero esto no presenta mayor relevancia que cuando se usan expresiones tales como "el neolitico en Hungria". En ninguno de los dos casos podemos hablar siquiera de unidades territoriales semejantes a lo que ahora son Hungria y España. Otra cosa es que metodológicamante tenga sentido remontarse a posteriori al paleolitico para (re)construir una historia de España.
Por lo tanto lo que inaugura la reconquista no es la nacion politica española, sino la propia historia de España, y no como nacion, sino como Imperio. Un Imperio que ha asumido decididamente su condicion de reino sucesor del romano, pero que da el paso de tratar de realizar un nuevo proyecto imperial.Esto no sucede con el reino visigodo en ningun momento, que se limita a mantener su condicion de reino sucesor, en el entramado de antiguas provincias de la parte occidental del imperio romano, nominalmente dependientes de Constantinopla. Ninguno de los reinos germanicos formados tras las invasiones penso que habia acabado con el Imperio Romano, mas bien se penso que su unidad natural habia retornado bajo Cosntantinopla. El reino visigodo consisitio en un intento de crear un regimen dual gotico-hispanorromano.
Por otra parte, creo que no es que "les diera por formar una nacion española" (en ese momento),la unidad territorial ya preexistia desde epoca romana, cuando hispanrepito, una provivncia o diocesis mas del imperio. Esta unidad supone un concatencion de sus partes (ulterior y citerior primero, luego betica, tarraconense, lusitania y cartaginense)pero no la identidad de españa, sino solo su sentido historico como parte a su vez del imperio.
El reino visigodo asume plenamente esta condicion.La llamada "perdida de España" aludida y malinterpretada tambien por muchos historiadores, no es la perdida de España, sino de Hispania, y esto no es unicamente una cuestion gramtical. Esta perdida de Hispania, no representa tanto el origen, como el motor o soporte de un nuevo poyecto y una nueva identidad de ese conglomerado de partes que constituia la unidad del reino hispanico visigodo. Este soporte va a consistir en el proyecto, negativo, de reconquista del antiguo territorio hispano en manos del islam. Creo que con esto respondo a tu pregunta "¿que reconquistaban?". Este proyecto es un proyecto imperial, en un principio negativo, porque se trataba de recuperar unas tierras por oposición a quienes las acababan de conquistar, y que a partir de 1492 sera positivo, pues el proyecto se ampliará a todo territorio en manos del islam. Esto luego cambiaria con el descubrimiento y conquista, y la creacion de un imperio de signo completamente nuevo, esta vez ya no solo por oposicion al islam sino tambien al protestantismo contiental, y en seguida colonial. Por que un Imperio solo se puede constituir frente a otros. Pero lo que vengo a afirmar es que España fue un Imperio antes que una nacion, o que un estado-nacion (fue un estado imperial) asi que no tiene mucho sentido hablar di si fue con los visigodos o con la reconquista cuando surgio la nacion española. Este imperio coordinaba muchos reinos o naciones. Y es en 1812 cuando España se consituyue como estado-nacion moderna.
Respecto a tu ultima pregunta, ¿en que lugar de mo anterior intervencion he dicho que no tuvioera sentido la resistencia frente al islam? Lo que afirmo es que es precisamente con esa resistencia con la que podemos hablar de una identidad e historia españolas.
45 QRM, día 18 de Abril de 2006 a las 13:18
Kranx #36
Porque los nazis son ellos. Acuerdate como los nazis acusaban a los judíos de ser los que qumaban sinagogas, a los Polacos de atacarles, y al resto del mundo de imperialista.Son los enemigos de la libertad, que nos rodean, pero como son mediocres y cobardes, dudo que se salgan con la suya.
Es consolador que les irrite ser nazis, cuando son nazionalistas y socialistas, racistas la mayoría y malcriados todos. Yo no me corto en insultar a los nacionalistas a la cara cada vez que puedo, es lo menos que se merecen, y si recibiesen insultos y bofetadas cada vez que asomaran sus jetas de nazis, menos nazis habría, porque se fían de la pacífica cobardía del españolito medio que fué a las manifas-manipulifas del "no a la guerra".
¡No a los Nazis de la barretina kaleborroqueña!
46 diego, día 18 de Abril de 2006 a las 13:25
Menudo enredo, Tosferin...
España es la forma moderna de Hispania. Hispania fue conformada culturalmente por Roma, y tomó rasgo político, es decir, nacional, con Leovigildo. La diferencia entre España e Hispania es que la segunda incluía a Portugal y la primera no, debido a la invasión árabe.
Si no fuera por la Hispania goda, no habría España alguna.
47 Discóbolo, día 18 de Abril de 2006 a las 13:31
Pues yo creo que la carta de Don Iñaki, ya publicada aquí el otro día, tiene también razones de mucho peso. Lean, lean:

"Carta abierta a un catalán equivocado y pretencioso

Vaya por delante que aspiro a un trato amable y cortés con todos los pueblos que gimen bajo la opresión intolerable del Estado español y sostienen una heroica lucha por la libertad. Pero usted empieza, hipócritamente, por afirmar no querer inmiscuirse en los asuntos internos de los demás pueblos, y luego va y se inmiscuye a lo bestia, y, si me permite señalarlo, de modo ofensivo. Por ello me veo obligado a responderle con franqueza y sin remilgos, al estilo directo típico de los vascos, tan alejado de esa falsía que, por desgracia, afecta a tantos de ustedes, los catalanes. Así de claro.

Usted insulta cobardemente a Sabino Arana llamándole orate, injuriando a todos los vascos, y sólo porque Arana sostuvo que los catalanes eran españoles o maketos. Sepa usted, señor Bofarull y Bofarull, que Sabino Arana es el Maestro y fundador del nacionalismo vasco, el que nos despertó a los vascos de nuestro sueño ancestral, cuando los vascos se sentían… ¡figúrese usted! ¡Se sentían españoles, a pesar de todas las pruebas y evidencias en contra! Pues bien, si un Maestro, un genio como Arana, calificó a los catalanes de maketos, lo primero que tendría que pensar usted es que por algo lo diría. Esto es lo primero que a una persona con dos dedos de frente se le ocurre ante las palabras de Sabino.

Porque nuestro Maestro, señor Bofarull y Bofarull, vio lo irrazonable de la pretensión de los nacionalistas catalanes al proponernos una alianza sin principios ni distingos. Usted, cucamente, evita citar las otras palabras del Maestro: "No es razonable la alianza de los catalanes y los bizkaínos; pues no son semejantes los sujetos Bizkaya y Cataluña. Equiparar nuestro derecho a constituir nación aparte, con el derecho que le sirviera de base al nacionalismo catalán, sería rebajar el nuestro. Nunca discutiremos si las regiones españolas como Cataluña tienen o no derecho al regionalismo que defienden; porque nos preocupan muy poco, nada por mejor decir, los asuntos internos de España". ¡He ahí la madre del cordero, señor mío! Frente al confusionismo de ustedes procedía aclarar las cosas, para eliminar peligrosos equívocos.

¿Qué le enseñan, o qué enseña usted en su universidad, señor Bofarull y Bofarull? Sepa que, como aclaró de una vez por todas nuestro Maestro, "la raza vasca es tan distinta de la española como lo es de la china o la zulú", y por eso formamos "la nación más noble y más libre del mundo entero, raza singular por sus bellas cualidades, pero más singular aún por no tener ningún punto de contacto o fraternidad ni con la raza española ni con la francesa, que son sus vecinas, ni con raza alguna del mundo". Y ahora, ¿podría usted decir, con el corazón en la mano, otro tanto de los catalanes? ¿Podría decirlo alguien con un mínimo de decoro y respeto por los hechos? No, ¿verdad? Pues saque usted la consecuencia: no hay equiparación posible entre los derechos de los catalanes y los vascos. No le dé más vueltas.

Sabino acierta, y usted yerra lastimosamente, y se lo aclararé aún más, siguiendo en esto a Xan o Brétemas, que ahí da en el clavo: ¿Quién es el héroe nacional de ustedes? Rafael Casanova. A su estatua le rinden ustedes homenaje cada año como símbolo de la nación catalana. ¿Y quién era ese Casanova? ¡Un españolazo de pies a cabeza! No luchaba por ningunas libertades catalanas, sino por un aspirante a la corona de… ¡de España, señor mío, a la corona de España, no a la de Cataluña! Y ni siquiera eso lo hizo bien, pues, lo dice Brétemas y yo le creo, fue un gallego el héroe real. Casanova huyó vergonzosamente, y cuando pasó la tormenta, volvió a Cataluña, prosperó como abogado y funcionario de Felipe V, y colorín colorado. Este es su héroe nacional, y con eso queda dicho todo, señor Bofarull y Bofarull. Venga ahora dándonos lecciones de ciencia y no sé cuántas cosas más.

Y paso a otro disparate suyo sobre la batalla de Padura, de la que usted no tiene ni idea... ¿Así enseñan en sus universidades? Da pánico pensarlo. Pero ahí tiene usted otra diferencia clave, señor Bofarull y Bofarull: nosotros conmemoramos una victoria en la lucha por la libertad, ustedes una derrota. Hay que ser algo... gilipollas, y perdone la expresión, pero no se me ocurre otra, para conmemorar una derrota, que, además, ni libertades ni hostias, era por un pretendiente al trono de Maketania. Hay que joderse, los tíos, y encima vienen dando lecciones.

¿Significa todo esto que ustedes y nosotros no podamos pactar? Ni mucho menos, si ustedes saben aceptar la realidad, esto es, el pluralismo o diferencia entre vascos y catalanes. Porque Sabino Arana sentó, con magistral perspicacia, estos principios estratégicos: "tanto nosotros podemos esperar más de cerca nuestro triunfo, cuanto España se encuentre más postrada y arruinada", y "si a esta nación latina la viésemos despedazada por una conflagración intestina o una guerra internacional, nosotros lo celebraríamos con fruición y verdadero júbilo". En otras palabras, ¿que ustedes no quieren ser españoles? ¿Que ustedes quieren contribuir a despedazar el Estado español? ¡Pues cojonudo! Ahí sí que vamos a entendernos. Pero repito lo que usted mismo indicaba: juntos pero no revueltos.

Y acabo: usted se presenta pomposamente como "de la Universidad Pompeu Fabra". No le imitaré, sino que firmaré con la sencilla honradez que nos caracteriza:

Queda suyo afectísimo

Iñaki Eguaraz Hernandorena, sin otro título que el de Buen Vasco.»
48 Marco, día 18 de Abril de 2006 a las 13:32
El problema de los que votan al Psoe es que saben o deberían saber que inexorablemente nos conducirá a la destrucción de España, salvo el paréntesis de Felipe González que sólo la arruinó.
Si se trata de fragmentar España ,yo de quién me quiero independizar es de los nacionalistas pero sobre todo de los que votan al Psoe. No me interesa tanto el territorio como la gente que lo ocupa.
La paradoja es que al final tenemos que cargar los demás, precisamente con aquellos que han propiciado la indepencia de vascos y catalanes.
Quiero que Madrid sea independiente y si fuera posible,la zona Norte de la Sur, ó mejor de mi barrio.
49 lejano, día 18 de Abril de 2006 a las 13:33
Realmente, entre los alucinados de extrema derecha y los iluminados de la Infame Alianza, podrían hacer picadillo a España, a la España de las libertades. No se sabe quiénes son peores.
50 QRM, día 18 de Abril de 2006 a las 13:37
tosferin #44
Muy interesante la discusión con Diego.
Sólo me gustaría apuntar que yo no creo que la Const. de 1812 sea constitutiva. Es decir, no crea de la nada una nación que antes no existía, es declarativa de una realidad preexistente, que tiene que explicitarse en ese momento por las peculiares circunstancias en que la Nación se encontraba.
Creo que hay que distinguir el concepto sociológico de nación del concepto político, que se basa en el anterior y le sigue en el tiempo. Y de estos hay que distinguir el de Estado, como aparato administrativo, que puede o no coincidir con una nación.
Eso de que las leyes crean naciones es una estupidez de los nacionalistas, que además es contradictoria, porque lo justifican en la preexistencia de la nación, viva en su cultura y sobre todo en su lengua, que la ley debe reconocer y dar forma de estado. Pero luego tienen que imponer ese idioma depositario del "volkgeist", porque no existe como en Vascongadas o está muriendo, como en Cataluña o Galicia.
En fin, creo que la nación no nace en un momento determinado, como un ser vivo. Es una realidad de formación histórica, que nunca deja de nacer, y que existe desde que de ella se tiene conciencia, tanto dentro como desde el extranjero. Y así, creo que España como nacíon, como conjunto de nacionales que se diferncian de los que son nacionales de otras naciones, no existía durante el imperio romano, pero sí empezó a existir después. Pronto, pero no se la fecha exacta. Desde luego antes de 1212 y las Navas.
Saludos.

« 1 2 3 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899