Pío Moa

« Preguntas en Milán (y 5) | Principal | Cáceres, como Barcelona »

La muerte del ateo

17 de Abril de 2009 - 08:18:33 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Una loa a la muerte

Columna publicada el 19-01-2003

No sólo Millán Astray dio, según parece, un viva a la muerte. También la alaba, por ejemplo, Tarrida del Mármol, destacado ácrata implicado en el terrorismo de finales del siglo XIX y principios del XX. Tarrida encontró a la muerte un valor, por así decir, revolucionario: "Comprendemos que ínterin no venga la igualdad social durante la vida, la dulce amiga lleva ya resuelto el problema sociológico (...) igualando bajo su rudo golpe a nobles y a plebeyos, a parias y a magnates".

Y encontraba otra buena razón de alabanza: "Cuando al cabo de un día pesaroso, el cuerpo fatigado descansa en brazos de Morfeo, es aquel sueño una delicia tal que al despertar y entrar de nuevo en posesión de nuestras penas, sentimos hondo pesar porque aquel feliz estado de reposo no se ha prolongado. ¡Loado sea el sueño! ¿Y la religión, que pretende eternizar el yo, quiere que se la llame consuelo? (...) La muerte es el sueño para no despertar. ¡Loada sea la muerte!".

Un tercer argumento: la muerte no sólo da fin a nuestros sufrimientos, sino que "preside las transformaciones incesantes de la materia, hace desaparecer los seres vetustos para dar origen a los nuevos, ella es el instrumento de la selección natural, fuente de todo progreso, ella es la dulce amiga que nos hace desaparecer del rudo combate cuando ya ansiamos (...) un reposo relativo".

Pero en cuanto a consuelo, el de la igualación del magnate y del paria es nulo. Al revés, lleva a un summum insoportable la desesperanza del paria. Finados sus días irreversiblemente, el paria habrá sufrido su vida miserable sin alternativa posible, mientras que el magnate habrá gozado de la suya, desde el enfoque materialista de Tarrida. El desconsuelo para el paria es absoluto, pero al magnate, ¡que le quiten lo bailao! La desesperación bien podría convertir al paria en instrumento de muerte: ¿pierde algo con suicidarse o con segar otras muchas vidas mediante una bomba?

Cabe objetar que, aunque Tarrida esté harto de su yo, a otros, incluso "parias", la destrucción del yo les angustia. Y que, aunque él desee el descanso eterno, la mayoría de la gente prefiere soportar todo el tiempo posible la dosis habitual de pesares y cansancio. A esta evidencia cabe objetar: ¿merece respeto esa gente ansiosa de vida, guiada por la irracionalidad y el instinto, incapaz de compartir ideas elementales como las que la razón dicta a Tarrida? ¿Merece mucho desvelo la vida de tales cobardes animalescos?

La loa de Tarrida descansa, en definitiva, sobre el carácter de la muerte como instrumento de progreso. Pero con ello se hunde por otra vía en las, para él, tinieblas de la religión y el misticismo. ¿Qué puede importarle a su yo, destinado a total desintegración, el progreso de posteriores generaciones? ¿Debería él aumentar sus pesares luchando y sacrificándose por ellas? ¿Puede haber un incentivo en la esperanza de ser recordado como un héroe? Vanidad ridícula, que no puede compensar ni en un átomo la vida de trabajos y miserias realmente pasada. Además, incluso ese consuelo vanidoso exige una fe: la de que la posteridad le vea como un héroe y no como un loco, un imbécil o un malvado, que también podría ocurrir.

La muerte, por otra parte, no sólo iguala al rico y al pobre: aun más desesperante resulta que iguale al bueno y al malo, por ejemplo al buen anarquista y al malvado burgués. El ácrata se justifica en la lucha por la justicia, o lo que él toma por tal, pero desde su materialismo, esa justicia se desvanece con la muerte, y su opción moral queda en nada. El único sentido de la acción anarquista, al final, consiste en una reacción resentida y desesperada por el hecho de no ser él magnate en vez de paria, de no poder dedicar su tiempo a disfrutar de los únicos bienes y la única vida posibles.

La muerte se mantiene ante nosotros como una esfinge tan indiferente a las loas como a las maldiciones, unas y otras por igual insignificantes. Pero la actitud adoptada hacia ella tiene efectos prácticos, al parecer. Por ejemplo, de encomiarla al modo como lo hace Tarrida, a convertirse en instrumento de ella contra sí mismo o contra otros, sólo hay un paso muy fácil.

------------------------------

****La ultraderecha comparte, en general, las tesis populistas y en gran medida las socialistas contra el liberalismo económico (y político). Y es inútil que esas tesis, allí donde se han aplicado, han demostrado solo –y sin excepción– su capacidad de empobrecer y tiranizar a la gente. Unos creen que la voluntad de Dios es fomentar una pobreza "bien distribuida" –y ciertamente sirven a esa supuesta voluntad con muchas ganas, excepto cuando se trata de ellos mismos– y los otros, en nombre de la "Historia", vienen a hacer otro tanto. Insisten en aquello de que el liberalismo hace a "los pobres más pobres y los ricos más ricos", y tonterías por el estilo. Lo cierto es, a partir de los hechos, que las economías aproximadamente liberales (ninguna lo es hoy demasiado), han promovido una riqueza como nunca antes. Algunos argumentan con el caso del franquismo, pero la economía franquista fue también liberal en gran medida (basta ver la relación entre el PIB y el gasto estatal, mucho menos estatista que hoy).

Y, por supuesto, esas teorías suponen siempre que un grupo dicte las normas morales y políticas por encima y sin control de la masa de la población. Lo cual es muy coherente: por algo ilumina a ese grupo la voluntad de Dios o la de la Historia. A partir de ahí, apenas necesitan argumentar.

**** http://www.diarioya.es/content/pío-moa-dará-una-conferencia-sobre-la-etapa-histórica-de-franco

**** http://iglesia.libertaddigital.com/una-iglesia-alternativa-1276236480.html

------------------------

La chusma política


**** Pumpido acusa a la policía de no colaborar con él. Quizá sea porque él ha sido un eficaz colaborador de la ETA, junto con su gobierno, y ahí siguen todos ellos. Por ejemplo:
http://www.kriptus.com/foro/foro-ermua-comunicado-prensa-t15469.html

**** "El segundo violador del Eixample", juzgado por masturbarse en el metro

Pero ¿quién persigue a este hombre? ¿El gobierno fomentador del puterío? ¡Vamos! ¿A qué espera el gobierno para dar ejemplo masturbándose ante las cámaras? ¿Y Soraya? ¿Se va a quedar en tan poca cosa como sus posados para-porno? Por cierto, seguimos a la espera de que Rajoy pose en tanga. Mientras tanto seguiremos convencidos de que es un machista, por mucho que diga lo contrario. Obras son "amores".

**** Esperanza Aguirre: "Tenemos un sistema laboral obsoleto heredado del franquismo"

¡Vaya! También tenemos un sistema democrático heredado del franquismo, y que los politicastros llevan años desvirtuando y haciendo obsoleto, ¿no?

**** Feijóo ofrece un pacto a la oposición porque "Galicia no es del PP" 

Las mafias se reparten Galicia. Así entienden la democracia.

--------------------------

Diálogos pastoriles

SULPICIO. Tranquilo, Mauricio, estamos de cháchara, no hay que ser tan riguroso...¡Hombre, aquí llega Fabricio! Fabricio, eres tartaja, chepa, tuerto, algo cojitranco y te faltan dos dedos en la mano izquierda... Nadie podrá dudar de que eres un hombre excepcional.

MAURICIO. No tanto, no tanto, Sulpicio, porque Fabricio dice ser, al mismo tiempo, mucho más inteligente y sensible que nosotros, de modo que eso compensa sus otras excepcionalidades y lo convierte en un tío vulgar y corriente.

FABRICIO. Vu...Vu...vuestro repugna...nante cach...cach..ondeo, mis q...queridos ami...gos, os defi... define como lo vi..les que so..sois. ¡Ya quisi...era yo ser un zo...zoquete que ni siente ni pa...padece, co...como vosotros, pero e...sa inteligencia y sen... sen...sibilidad no hacen más q...q...que agravar mis ma....les, la conci...ciencia de mis ta...taras (el transcriptor eliminará en adelante los tartamudeos, para hacer menos fatigoso al lector las palabras de Fabricio).

FELICIO. Hablábamos, caro Fabricio, del maravilloso florecer de nuestra querida villa de Porriño en todos los terrenos del saber, el arte y el pensamiento, y tú, no cabe duda, eres un buen ejemplo. Mas algo me preocupa, Fabricio, ¿no se vendrán abajo tantas flores por la crisis económica

FABRICIO. Para eso, Felicio y los demás, hay que entender ante todo la crisis. Para empezar, desde el punto de vista económico, un ser humano no difiere de una máquina o de un animal doméstico: todos consumen y emplean cantidades de energía, y a ello se reduce la cosa: a los mecanismos y ciclos de producción y consumo de energía.

FELICIO. ¡Pero eso es siniestro, oh Fabricio! ¿Dónde queda entonces la poesía, el romanticismo, la belleza de la vida?

FABRICIO. Quedan donde deben quedar. Un médico entiende y trata al hombre en calidad de portador de enfermedades, y no se preocupa de si su paciente disfruta con el olor de las cloacas, pongamos por caso.

MAURICIO. ¡Cómo, qué cosas dices! ... ¡Salicio, coño, deja de tocar la maldita zambomba...! El olor de las cloacas es poco saludable y trae enfermedades, así que...

FABRICIO. Tienes razón, está mal elegido el ejemplo, porque para el negocio de un médico vendría bien eso de las cloacas, digo yo, desde cierto punto de vista... En fin, fijaos en que muy pocos han previsto la crisis, y de los pocos que la han previsto casi ninguno la ha apreciado en toda su magnitud. ¿Qué deducís de ello?

SULPICIO. ¿Que la economía no es ciencia rigurosa?

FABRICIO. Quizá, quién sabe. Pero sigamos: las explicaciones de la crisis se dan entonces a toro pasado. De repente todo el mundo ve fallos por aquí y por allá, que antes no veía. Unos dicen que la crisis deriva de la excesiva intromisión de los gobiernos en la economía, otros, que del capitalismo salvaje y desregulado, del neoliberalismo y esas cosas. Pero yo digo que una explicación de los fallos no explica nada. Porque antes de la crisis hubo prosperidad, y si no explican bien esa prosperidad tampoco explicarán la crisis. Si las explicaciones de unos y de otros fueran ciertas, estaríamos en crisis permanente, fuera por la intervención del estado, según unos, o por el capitalismo salvaje, según otros.

MAURICIO. La crisis es la crisis, tío, es lo que hay que explicar ahora.

FABRICIO. No sé, no sé. ¿Podríamos pensar que debería haber un equilibrio entre regulación y desregulación, entre capitalismo privado y gastos del estado y que, cuando ese equilibrio se rompe, sobreviene la crisis?

MAURICIO. También podemos suponer que si los gobiernos hubieran intervenido menos, la prosperidad habría sido mayor y quizá no hubiera llegado ninguna crisis. O al revés, que de haber sido más voluminosa la intervención estatal, todo habría ido mucho mejor.

SULPICIO. Contra eso puede argüirse que en España las regiones más intervencionistas, es decir, las socialistas, son más pobres, con más paro, y estoy por decir que si no están peor es porque chupan de las otras.

FABRICIO. Bueno, Sulpi, pero en Galicia y Castilla-León ha mandado muchos años la derecha, y no son ningún emporio, de ellas puede decirse casi lo mismo que de Andalucía, Extremadura o Castilla-la Mancha....  

Comentarios (247)

« 1 2 3 4 5 »

151 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 21:33
VV

#147

Vd sabe que si un día no tiene cena sobre su mesa, solo tiene que ir a que las monjitas le pongan un plato caliente (por la patilla). Y a continuación, Cáritas, a recoger comida y vestido para el resto de la semana. Y no se olvide de pasarse por los servicios sociales de su ámbito respectivo por si cayera la pedrea.
152 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 21:51
VV

DeElea

A Moa se le reconocen los aciertos en sus análisis en no pocas ocasiones y, personalmente, lo he defendido cuando he entendida injustas ciertas acusaciones, tal y como usted lo acaba de hacer en relación con nuestros poco afortunados comentarios.

Como buen anfitrión nos ha aceptado y nos ha respetado. Es justo que le tengamos la justa consideración y le agradezcamos su generosidad. Pero igual de justo es reconocer que una persona que se somete voluntariamente a la crítica abriendo los comentarios al público en general, tendría que hacerlo con todas las consecuencias, entre las que están las que se han vertido hoy con mayor o menor acierto. En mi humilde opinión, las aportaciones de todos se hacen desde la buena fe y el particalar saber y entender, y las de mejor calidad compensan aquellas menos afortunadas.

Le pido excusas al Sr Moa esperando que sus cometarios divergentes con el catolismo peculiar practicado por alguos sean más templadas en sucesivas ocasiones.
153 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 23:59
La diferencia entre las críticas que pueda recibir Pío Moa en este blog y las que él pueda hacer tanto en este blog como en distintos medios de comunicación es que las de Moa son a cara descubierta. Un tipo que se atreve a publicar los libros que escribe sobre el franquismo, contra toda corriente, y que se atreve a defenderlos en prensa, radio, televisión, y distintos foros en los que lo menos que puede esperar es el insulto y el apartheid social es un valiente. Uno de los pocos que quedan.
Así que me hacen gracia las disculpas que se le ofrecen después de haber soltado los perros durante tanto tiempo, porque aquí lo que sobra es verborrea y lo que faltan son huevos.
154 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 00:03
VV

Sobrara la tuya, anormal.

155 DeElea, día 18 de Abril de 2009 a las 00:05
Huevos los que hacen falta para salirse de lo políticamente correcto en esta bovina sociedad ¿cómo los de Arrow, o Moa? ¿No?
156 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 00:12
VV

Para algunos soltar los perros es defender las propias convicciones, aclarar aspectos que no lo están, hacer sugerencias o matizaciones, etc. Esa es la idea que tienen del intercambio de pareceres, del debate. No soportan la crítica de las personas que la sustentan con argumentos. Después se dicen demócratas. Menuda panda de concupiscentes indocumentados.
157 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 00:19
Los de Moa son bastante más gordos.
158 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 00:22
Disculpe, su talante democrático consiste en insultar a todo lo que discrepe de sus opiniones. Así que no me haga reir, sobre todo pidiendo disculpas a estas alturas. Sea coherente hasta el final.
159 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 00:26
VV

La abundancia de testosterona no está íntimamente ligada a la inteligencia. De morlacos con los güevos como puños está el matadero lleno.
160 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 00:33
Si no entiende de ironías ni metáforas no es mi problema.
A mí usted me hace gracia. No para de insultar a todo el mundo y luego se queja de que le insultan, y miente y manipula a conciencia lo escrito por todos. Para terminar pidiendo disculpas por el enfrentamiento dialéctico.
Mantenga usted el tipo y siga en su sintonía, ahora que le estaba tomando cariño se me viene usted abajo.
Lo dicho, como los de Moa, no hay.
161 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 00:39
VV

#160

A mí no me vengas con mariconadas, margarito. Si te aburres cómprate un muñeco inchable imitando a Beckham, pero déjanos al resto en paz. Hala, al catre todos.
162 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 00:44
No lo puedes evitar, tu mala educación es inevitable.
Se puede pensar lo que se quiera, pero un maleducado es lo primero que repudia una sociedad. Me parece que ni Don ni Webs.

PD : Me iré a la cama cuando me plazca. El misal le espera.
163 gaditano, día 18 de Abril de 2009 a las 09:34
Desde luego si yo fuese Moa y viese que mis escritos atraían a fanáticos agresivos como Arrow, Idea,Contable, Tigrita o Momia o pretenciosos dogmáticos como De Elea o denebola me empezaría inmediatamente a cuestionar a mí mismo y mis opiniones.
Pero, claro, Moa se lo busca con tanto elogiar a Franco, en lugar de limitarse a criticar al Frente Popular.
164 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 09:35
Desde luego hay una tropa por aquí digna de estudio. ¿No será esto un estudio sociológico?
165 tigrita, día 18 de Abril de 2009 a las 09:36
Claro, despues de leer los comentarios colgados en el foro por Idea y ArrowEco, ¿Cómo quedan los locutores y comentaristas de los diferentes medios? Pues que sólo se aguantan por la crítica simplona del día a día y el marqueting. De pena, y con lo que cobran por las chorradas...
166 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 09:40
¿Y por qué será que a aquellos los contratan y a estos no?
167 tigrita, día 18 de Abril de 2009 a las 09:59
Claro que la verdad y la excelencia dejan descolocada a la inteligencia simple, pero si se quiere aprender y dejar de ser un número, primero hay que escuchar, leer y despues analizar lo escuchado y lo leído. Esto es de vital importancia para la buena educación.
168 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 10:02
También resulta de vital importancia para una inteligencia simple separar el polvo de la paja y desechar aquello que no vale la pena. Una inteligencia simple realiza el proceso en pocos segundos.
169 tigrita, día 18 de Abril de 2009 a las 10:39
Y cuan grande es la diferencia de una chica educada en los principios y valores de la sección femenina que dirigía Doña Pilar Primo de Rivera: el respeto a la familia, a los mayores, la observancia de los Mandamientos y el amor a Dios, en contraposición con los valores que conforman la sociedad actual y que bien señala Moa como son: el botellón, el póntelo pónselo, la trola, el choriceo, la promiscuidad, el aborto..valores todos destructivos impuestos por la masonería, (esto no lo dice Moa) para destruir a la sociedad y dominarla. La educación puede hacer (atento Gaditano) de una adolescente una mujer virtuosa o una chica Klinex, que es en lo que estamos.
170 tigrita, día 18 de Abril de 2009 a las 10:57
168.. Una inteligencia simple no puede realizar el proceso en tan poco tiempo, máxime si se trata de un producto de alto valor añadido. Por lo cual podemos concluir que la trilla a sido defectuosa y la inteligencia simple no ha podido aprovechar la totalidad de lo elaborado.
171 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 11:06
VV

VV

”El Excmo. y Rvmo. Sr. Dr. D. Enrique Pla y Deniel, Obispo de Salamanca, en una magnífica Carta Pastoral del 30 de setiembre de 1936, después de exponer la licitud de un levantamiento contra el gobierno tiránico del Frente Popular, añade: "La explicación plenísima nos la da el carácter de la actual lucha que convierte a España en espectáculo para el mundo entero. Reviste, sí, la forma externa de una guerra civil, pero en realidad es una cruzada. Fue una sublevación, pero no para perturbar sino para restablecer el orden.

¿Cómo ante el peligro comunista en España, cuando no se trata de una guerra por cuestiones dinásticas, ni formas de gobiernos, sino de una cruzada contra el comunismo para salvar la religión, la patria y la familia, no hemos de
entregar los obispos nuestros pectorales y bendecir a los nuevos cruzados del siglo XX y sus gloriosas enseñas, que son por otra parte la gloriosa bandera tradicional de España? Hay por lo tanto perfecta concordia entre la denuncia
hecha por S. Santidad del gravísimo peligro del comunismo y su reciente alocución del 14 de setiembre a los refugiados españoles en Italia.

En ella no mencionó ya, no para protestar, al Gobierno de Madrid, ya que habían sido del
todo inútiles sus protestas. Habló sólo de «las fuerzas subversivas» contra toda institución humana y divina y de «aquellos que han asumido la espinosa y difícil tarea de defender los derechos y el honor de Dios y de la Religión, es
decir los derechos de la conciencia»... a estos últimos «por encima de toda consideración política» dirigió de modo especial su bendición. Bendición augusta, que es augurio de la bendición divina, pero que también es una
confirmación pontifica de la doctrina que enseña que hay ocasiones en que la sociedad puede lícitamente alzarse contra un gobierno que lleva a la anarquía y de que el alzamiento español no es una mera guerra civil sino que substancialmente es una cruzada por la religión, por la patria y por la civilización contra el comunismo."


Más categórica aún, si cabe, y por cierto de mayor autoridad es la instrucción a sus diocesanos del Emmo. Sr. Dr. D. Isidro Gomá y Tomás, Cardenal Arzobispo de Toledo y Primado de España, que se titula, El Caso de España (Pamplona 1936).

"La guerra –dice, pág. 7– que sigue asolando gran parte de España y destruyendo magníficas ciudades, no es, en lo que tiene de popular y nacional, una contienda de carácter político en el sentido estricto de la palabra. No se
lucha por la República, aunque así lo quieran los partidarios de cierta clase de República. No ha sido móvil de la guerra la solución de una cuestión dinástica, porque hoy ha quedado relegada a último plano hasta la cuestión misma de la forma de gobierno..."

"Esta cruentísima guerra es, en el fondo, una guerra de principios, de doctrinas, de un concepto de la vida y del hecho social contra otro, de una civilización contra otra. Es la guerra que sostiene el espíritu cristiano y español contra ese otro espíritu..."

"Ignoramos cómo y con qué fines se produjo la insurrección militar de Julio: los suponemos levantadísimos. El curso posterior de los hechos ha demostrado que lo determinó, y lo ha informado posteriormente un profundo
sentido de amor a la patria. Estaba España ya casi en el fondo del abismo, y se
la quiso salvar por la fuerza de la espada. Quizás no había ya otro remedio. Lo que sí podemos afirmar, porque somos testigos de ello, es que, al pronunciarse una parte del ejército contra el viejo estado de cosas, el alma
nacional se sintió profundamente percutida y se incorporó en corriente profunda y vasta, al movimiento militar; primero, con la simpatía y el anhelo con que se ve surgir de una esperanza de salvación y, luego, con la aportación
de entusiastas milicias nacionales, de toda tendencia política que ofrecieron sin
tasa ni pactos, su concurso al ejército dando generosamente vidas y haciendas para que el movimiento inicial no fracasara. Y no fracasó –lo hemos oído de militares prestigiosos–precisamente por el concurso armado de las milicias nacionales.

Es preciso haber vivido aquellos días de la primera quincena de agosto en esta Navarra, que, con una población de 320.000 habitantes, puso en pie de guerra más de 40.000 voluntarios, casi la totalidad de los hombres útiles para las armas, que dejando las parvas en sus eras y que mujeres y niños levantaran las cosechas, partieron para los frentes de batalla sin más ideas que la defensa de su religión y de la patria. Fueron, primero, a guerrear por Dios..."

"Al compás de Navarra se ha levantado potente el espíritu español en las demás regiones no sometidas de primer golpe a los ejércitos gubernamentales. Y en todos los frentes se ha visto alzarse la Hostia Divina en el santo
sacrificio, y se han purificado las conciencias por la confesión de millares de jóvenes soldados, y mientras callaban las armas, resonaba en los campamentos la plegaria colectiva del Santo Rosario. En las ciudades y aldeas se ha podido observar una profunda reacción religiosa de la que no hemos
visto ejemplo igual. Es que la Religión y la Patria –arae et foci– estaban en gravísimo peligro, llevadas al borde del abismo por una política totalmente en pugna con el sentir nacional y con nuestra historia. Por esto la reacción fue más viva donde mejor se conservaba el espíritu de religión y patria. Y por esto
logró este movimiento el matiz religioso que se ha manifestado en los campamentos de nuestras milicias, en las insignias sagradas que ostentan los combatientes y en la explosión del entusiasmo religioso de las multitudes de
retaguardia. Quítese, si no, la fuerza del sentido religioso y la guerra actual queda enervada.

Quede, pues, por esta parte como cosa inconcusa que si la contiende actual aparece como guerra puramente civil, porque es en el suelo español
donde se sostiene la lucha, en el fondo debe reconocerse en ella un espíritu de
verdadera cruzada en pro de la religión católica, cuya savia ha vivificado durante siglos la historia de España y ha constituido como la médula de su organización y de su vida.”


MEINVIELLE Julio, “Qué saldrá de la España que sangra. De la justa y santa guerra de España”, 1937.

”Velen por ustedes, y por todo el rebaño sobre el cual el Espíritu Santo los ha constituido guardianes para apacentar a la Iglesia de Dios, que él adquirió al precio de su propia sangre”.

(Hechos de los Apóstoles 20, 28)
172 tigrita, día 18 de Abril de 2009 a las 11:06
Ya sé que HA SIDO se escribe así pero Ignapas me pone delos nervios. Y ahora me voy a desayunar.
173 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 11:07
#170

De donde deduzco que la mía no es una inteligencia simple. Gracias, estaba equivocado.
174 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 11:09
Nos ladran, Sancho, señal que cabalgamos.
175 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 11:37
VV

Oración al Santo Ángel Custodio de España

1 "Bienaventurado espíritu celestial,
2 a quien la Divina Misericordia
3 se ha dignado confiar el glorioso Reino de España,
4 para que lo defiendas y custodies;
5 postrados ante ti y en amorosa unión contigo
6 damos al Señor humildes y fervientes gracias
7 por haber tenido para con nosotros la misericordiosa providencia
8 de ponernos bajo tu protección;
9 contigo le alabamos y bendecimos
10 y a su divino servicio rendidamente nos ofrecemos.

11 Acepta, Ángel Santo, estos piadosos cultos
12 que a tu honor dedicamos,
13 ilumina nuestras inteligencias,
14 conforta nuestras voluntades,
15 presenta al Señor nuestras plegarias avaloradas con las tuyas;
16 defiéndenos del enemigo de nuestras almas,
17 que también lo es, y muy feroz, de nuestra Patria;
18 alcánzanos del Señor que saquemos fruto y provecho espiritual de estos cultos,
19 que crezcamos en la veneración a ti,
20 en tu amor y en la docilidad a tus enseñanzas y dirección
21 para que defendidos, custodiados y regidos por ti
22 sirvamos fidelísimamente a Dios en nuestra vida privada y pública;
23 para que se salven muestras almas y las de nuestros compatriotas todos;
24 para que España sea siempre el paladín de la Fe Católica
25 y Dios Nuestro Señor la bendiga, prospere y glorifique.

Amén
176 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 12:22
VV

El Antiguo Testamento presenta a Dios como Creador omnipotente (cf. Gn 2,2; Jb 38-41; Sal 104; Sal 147), que plasma al hombre a su imagen y lo invita a trabajar la tierra (cf.Gn 2,5-6), y a custodiar el jardín del Edén en donde lo ha puesto (cf. Gn 2,15). Dios confía a la primera pareja humana la tarea de someter la tierra y de dominar todo ser viviente (cf. Gn 1,28). El dominio del hombre sobre los demás seres vivos, sin embargo, no debe ser despótico e irracional; al contrario, él debe « cultivar y custodiar » (cf. Gn 2,15) los bienes creados por Dios: bienes que el hombre no ha creado sino que ha recibido como un don precioso, confiado a su responsabilidad por el Creador. Cultivar la tierra significa no abandonarla a sí misma; dominarla es tener cuidado de ella, así como un rey sabio cuida de su pueblo y un pastor de su grey.

En el designio del Creador, las realidades creadas, buenas en sí mismas, existen en función del hombre. El asombro ante el misterio de la grandeza del hombre hace exclamar al salmista: « ¿Qué es el hombre para que de él te acuerdes, el hijo de Adán, para que de él te cuides? Apenas inferior a un dios le hiciste, coronándole de gloria y de esplendor; le hiciste señor de las obras de tus manos, todo fue puesto por ti bajo sus pies » (Sal 8,5-7).

El trabajo pertenece a la condición originaria del hombre y precede a su caída; no es,
por ello, ni un castigo ni una maldición. Se convierte en fatiga y pena a causa del pecado de Adán y Eva, que rompen su relación confiada y armoniosa con Dios (cf. Gn 3, 6-8). La prohibición de comer « del árbol de la ciencia del bien y del mal » (Gn 2,17) recuerda al hombre que ha recibido todo como don y que sigue siendo una criatura y no el Creador. El pecado de Adán y Eva fue provocado precisamente por esta tentación:
« seréis como dioses » (Gn 3,5). Quisieron tener el dominio absoluto sobre todas las cosas, sin someterse a la voluntad del Creador. Desde entonces, el suelo se ha vuelto avaro, ingrato, sordamente hostil (cf. Gn 4,12); sólo con el sudor de la frente será posible obtener el alimento (cf. Gn 3,17.19).

Sin embargo, a pesar del pecado de los primeros padres, el designio del Creador, el sentido de sus criaturas y, entre estas, del hombre, llamado a ser cultivador y custodio de la creación, permanecen inalterados.

El trabajo debe ser honrado porque es fuente de riqueza o, al menos, de condiciones
para una vida decorosa, y, en general, instrumento eficaz contra la pobreza (cf. Pr 10,4). Pero no se debe ceder a la tentación de idolatrarlo, porque en él no se puede encontrar el sentido último y definitivo de la vida. El trabajo es esencial, pero es Dios, no el trabajo, la fuente de la vida y el fin del hombre. El principio fundamental de la sabiduría es el temor del Señor; la exigencia de justicia, que de él deriva, precede a la del beneficio: « Mejor es poco con temor de Yahvéh, que gran tesoro con inquietud » (Pr 15,16); « Más vale poco, con justicia, que mucha renta sin equidad » (Pr 16,8).

El culmen de la enseñanza bíblica sobre el trabajo es el mandamiento del descanso
sabático. El descanso abre al hombre, sujeto a la necesidad del trabajo, la perspectiva de una libertad más plena, la del Sábado eterno (cf. Hb 4,9-10). El descanso permite a los hombres recordar y revivir las obras de Dios, desde la Creación hasta la Redención, reconocerse a sí mismos como obra suya (cf. Ef 2,10), y dar gracias por su vida y su subsistencia a Él, que de ellas es el Autor.
La memoria y la experiencia del sábado constituyen un baluarte contra el sometimiento
humano al trabajo, voluntario o impuesto, y contra cualquier forma de explotación, oculta omanifiesta. El descanso sabático, en efecto, además de permitir la participación en el culto a Dios, ha sido instituido en defensa del pobre; su función es también liberadora de las degeneraciones antisociales del trabajo humano. Este descanso, que puede durar incluso un año, comporta una expropiación de los frutos de la tierra a favor de los pobres y la suspensión de los derechos de propiedad de los dueños del suelo:
« Seis años sembrarás tu tierra y recogerás su producto; al séptimo la dejarás descansar y en barbecho, para que coman los pobres de tu pueblo, y lo que quede lo comerán los animales del campo. Harás lo mismo con tu viña y tu olivar » (Ex 23,10-11). Esta costumbre responde a una profunda intuición: la acumulación de bienes en manos de algunos se puede convertir en una privación de bienes para otros.

En su predicación, Jesús enseña a apreciar el trabajo. Él mismo « se hizo semejante a
nosotros en todo, dedicó la mayor parte de los años de su vida terrena al trabajo manual
junto al banco del carpintero »,573 en el taller de José (cf. Mt 13,55; Mc 6,3), al cual estaba sometido (cf. Lc 2,51). Jesús condena el comportamiento del siervo perezoso, que esconde bajo tierra el talento (cf. Mt 25,14-30) y alaba al siervo fiel y prudente a quien el patrón encuentra realizando las tareas que se le han confiado (cf. Mt 24,46). Él describe su misma misión como un trabajar: « Mi Padre trabaja siempre, y yo también trabajo » (Jn 5,17); y a sus discípulos como obreros en la mies del Señor, que representa a la humanidad por evangelizar (cf. Mt 9,37-38). Para estos obreros vale el principio general según el cual « el obrero tiene derecho a su salario » (Lc 10,7); están autorizados a hospedarse en las casas donde los reciban, a comer y beber lo que les ofrezcan (cf. ibídem).

En su predicación, Jesús enseña a los hombres a no dejarse dominar por el trabajo.
Deben, ante todo, preocuparse por su alma; ganar el mundo entero no es el objetivo de su vida (cf. Mc 8,36). Los tesoros de la tierra se consumen, mientras los del cielo son
imperecederos: a estos debe apegar el hombre su corazón (cf. Mt 6,19-21). El trabajo no debe afanar (cf. Mt 6,25.31.34): el hombre preocupado y agitado por muchas cosas, corre el peligro de descuidar el Reino de Dios y su justicia (cf. Mt 6,33), del que tiene verdadera necesidad; todo lo demás, incluido el trabajo, encuentra su lugar, su sentido y su valor, sólo si está orientado a la única cosa necesaria, que no se le arrebatará jamás (cf. Lc 10,40-42).

Durante su ministerio terreno, Jesús trabaja incansablemente, realizando obras
poderosas para liberar al hombre de la enfermedad, del sufrimiento y de la muerte. El
sábado, que el Antiguo Testamento había puesto como día de liberación y que, observado sólo formalmente, se había vaciado de su significado auténtico, es reafirmado por Jesús en su valor originario: « ¡El sábado ha sido instituido para el hombre y no el hombre para el sábado! » (Mc 2,27). Con las curaciones, realizadas en este día de descanso (cf. Mt 12,9-14; Mc 3,1-6; Lc 6,6-11; 13,10-17; 14,1-6), Jesús quiere demostrar que es Señor del sábado, porque Él es verdaderamente el Hijo de Dios, y que es el día en que el hombre debe dedicarse a Dios y a los demás. Liberar del mal, practicar la fraternidad y compartir, significa conferir al trabajo su significado más noble, es decir, lo que permite a la humanidad encaminarse hacia el Sábado eterno, en el cual, el descanso se transforma en la fiesta a la que el hombre aspira interiormente. Precisamente, en la medida en que orienta la humanidad a la experiencia del sábado de Dios y de su vida de comunión, el trabajo inaugura sobre la tierra la nueva creación.
La actividad humana de enriquecimiento y de transformación del universo puede y debe manifestar las perfecciones escondidas en él, que tienen en el Verbo increado su principio y su modelo. Los escritos paulinos y joánicos destacan la dimensión trinitaria de la creación y, en particular, la unión entre el Hijo-Verbo, el « Logos », y la creación (cf. Jn 1,3; 1 Co 8,6; Col 1,15-17). Creado en Él y por medio de Él, redimido por Él, el universo no es una masa casual, sino un « cosmos »,574 cuyo orden el hombre debe descubrir, secundar y llevar a cumplimiento. « En Jesucristo, el mundo visible, creado por Dios para el hombre —el mundo que, entrando el pecado, está sujeto a la vanidad (Rm 8,20; cf. ibíd., 8,19-22)— adquiere nuevamente el vínculo original con la misma fuente divina de la Sabiduría y del Amor ».

De esta manera, es decir, esclareciendo en progresión ascendente, « la inescrutable riqueza de Cristo » (Ef 3,8) en la creación, el trabajo humano se transforma en un servicio a la grandeza de Dios.

El trabajo representa una dimensión fundamental de la existencia humana no sólo como participación en la obra de la creación, sino también de la redención. Quien soporta la penosa fatiga del trabajo en unión con Jesús coopera, en cierto sentido, con el Hijo de Dios en su obra redentora y se muestra como discípulo de Cristo llevando la Cruz cada día, en la actividad que está llamado a cumplir. Desde esta perspectiva, el trabajo puede ser considerado como un medio de santificación y una animación de las realidades terrenas en el Espíritu de Cristo. El trabajo, así presentado, es expresión de la plena humanidad del hombre, en su condición histórica y en su orientación escatológica: su acción libre y responsable muestra su íntima relación con el Creador y su potencial creativo, mientras combate día a día la deformación del pecado, también al ganarse el pan con el sudor de su frente.
177 gaditano, día 18 de Abril de 2009 a las 13:37
El parlamento somalí acaba de votar por unaninimidad la imposición de la sharia...
Arrow,tigrita,os están esperando con los brazos abiertos allí.
178 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 13:55
VV

Aunque no soy carlista, esta canción se la dedico a gadititi. Pax.

http://www.youtube.com/watch?v=uhK1ER3B4Hg
179 IdeA, día 18 de Abril de 2009 a las 14:18
177

Ni Arrow ni tigrita han defendido nunca la imposición de la sharía en ninguna parte, sino al contrario. Y quien más ha hecho por evitar y erradicar la sharía en el mundo ha sido el cristianismo, y en particular España (Reconquista, Lepanto...)

por otra parte, en España se ha impuesto el asesinato de niños, de lo cual el ultrahipóctita gadi debe estar muy satisfecho, ya que da su voto a un partido abortista.
180 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 14:21
El problema es que no darle el voto a nadie también permite la subsistencia de esas prácticas abortistas, de manera que aparte de la denuncia y la manifestación, poco más se puede hacer desde las urnas.
181 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 14:23
182 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 14:28
#181

Muy bonita, sí señor. Por una vez estamos de acuerdo.

Oye, ¿y no has pensado en predicar más con la música que con la escritura? se te da bastante mejor. Es mucho más relajante.
183 IdeA, día 18 de Abril de 2009 a las 14:28
180

Si no sirve el voto para nada, que los vote su padre. Esto es un enorme timo, por tanto yo no participo.
184 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 14:29
#183

Pero entonces estamos igual. Callejón sin salida entonces.
185 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 14:30
VV

Es que empiezo poniendo música lenta, me caliento, y acabo poniendo metal. Prfiero hacerlo a viva voz, o aporreando el teclado.
186 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 14:30
#185

Equivocas la estrategia. La de la música te puede reportar éxitos, la otra no.
187 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 14:40
VV

Los caminos del Señor son infinitos...
188 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 14:45
VV

Ves, ya la has liado...

http://www.youtube.com/watch?v=9ox54CLlElo
189 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 15:10
VV

Dios bendiga a estos chicos...

http://www.youtube.com/watch?v=HuXFsmZ1BdQ&fea...
190 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 15:17
Los caminos del Señor son infinitos, pero algunos caminos no son del Señor. De todas formas, creo que no es una buena estrategia la de ver en cada frase una ofensa y en cada opinión un insulto.

De todas formas, no estoy muy puesto en este tipo de música. Lo mío va desde el 70 al 90. Estoy en espera de llamada de la música clásica.
191 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 15:22
VV

Eso mismo digo yo. Pax.
192 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 15:23
Estoy de acuerdo
193 ArrowEco, día 18 de Abril de 2009 a las 15:34
VV

Esta es más tranquilita, y en español...

http://www.youtube.com/watch?v=e6nj2ebefyM&fea...
194 gaditano, día 18 de Abril de 2009 a las 15:35
Idea: No tienes sentido de la ironía. Lo de la sharia era un símil sobre lo que sería vuestra España...
En cuanto a votar a partidos abortistas, todos en algún grado lo son, salvo algunos de extrema derecha, a los que tampoco voy a votar por otros motivos. Salvo la abstención, que no me convence, o el voto nulo, que sí he ejercido alguna vez sin mucha convicción tampoco, no hay más.
Lo importante es dar batalla contra el aborto y que empiece a haber gente provida, MILITANTEMENTE provida en TODOS los partidos.
195 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 15:38
Esta no tiene nada que ver con la religión, pero es intemporal, en mi opinión. En todo caso, es lo que me va.

http://www.dailymotion.com/video/xib75_supertramp-...
196 gaditano, día 18 de Abril de 2009 a las 15:44
Pues a mí me gusta esto:

http://www.epdlp.com/clasica.php?id=26
197 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 15:47
Bien, ya tenemos la discoteca completa.
198 egarense, día 18 de Abril de 2009 a las 15:52
Buenas tardes a todos...
Espero aportar mi granito de arena...
http://www.youtube.com/watch?v=jU1WDFRxNKw
199 ignapas, día 18 de Abril de 2009 a las 15:54
Esta es de las pocas que me pone los pelos de punta :

http://www.wat.tv/audio/supertramp-school-19b36_19...
200 gaditano, día 18 de Abril de 2009 a las 15:55
¿Os gusta el futbolín, moabitas? Pues su inventor, además de gallego finisterrano era republicano y poeta, secretario de León Felipe:

http://www.youtube.com/watch?v=zt5i7VwZOhY

« 1 2 3 4 5 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899