Pío Moa

« Preguntas en Milán (y 5) | Principal | Cáceres, como Barcelona »

La muerte del ateo

17 de Abril de 2009 - 08:18:33 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Una loa a la muerte

Columna publicada el 19-01-2003

No sólo Millán Astray dio, según parece, un viva a la muerte. También la alaba, por ejemplo, Tarrida del Mármol, destacado ácrata implicado en el terrorismo de finales del siglo XIX y principios del XX. Tarrida encontró a la muerte un valor, por así decir, revolucionario: "Comprendemos que ínterin no venga la igualdad social durante la vida, la dulce amiga lleva ya resuelto el problema sociológico (...) igualando bajo su rudo golpe a nobles y a plebeyos, a parias y a magnates".

Y encontraba otra buena razón de alabanza: "Cuando al cabo de un día pesaroso, el cuerpo fatigado descansa en brazos de Morfeo, es aquel sueño una delicia tal que al despertar y entrar de nuevo en posesión de nuestras penas, sentimos hondo pesar porque aquel feliz estado de reposo no se ha prolongado. ¡Loado sea el sueño! ¿Y la religión, que pretende eternizar el yo, quiere que se la llame consuelo? (...) La muerte es el sueño para no despertar. ¡Loada sea la muerte!".

Un tercer argumento: la muerte no sólo da fin a nuestros sufrimientos, sino que "preside las transformaciones incesantes de la materia, hace desaparecer los seres vetustos para dar origen a los nuevos, ella es el instrumento de la selección natural, fuente de todo progreso, ella es la dulce amiga que nos hace desaparecer del rudo combate cuando ya ansiamos (...) un reposo relativo".

Pero en cuanto a consuelo, el de la igualación del magnate y del paria es nulo. Al revés, lleva a un summum insoportable la desesperanza del paria. Finados sus días irreversiblemente, el paria habrá sufrido su vida miserable sin alternativa posible, mientras que el magnate habrá gozado de la suya, desde el enfoque materialista de Tarrida. El desconsuelo para el paria es absoluto, pero al magnate, ¡que le quiten lo bailao! La desesperación bien podría convertir al paria en instrumento de muerte: ¿pierde algo con suicidarse o con segar otras muchas vidas mediante una bomba?

Cabe objetar que, aunque Tarrida esté harto de su yo, a otros, incluso "parias", la destrucción del yo les angustia. Y que, aunque él desee el descanso eterno, la mayoría de la gente prefiere soportar todo el tiempo posible la dosis habitual de pesares y cansancio. A esta evidencia cabe objetar: ¿merece respeto esa gente ansiosa de vida, guiada por la irracionalidad y el instinto, incapaz de compartir ideas elementales como las que la razón dicta a Tarrida? ¿Merece mucho desvelo la vida de tales cobardes animalescos?

La loa de Tarrida descansa, en definitiva, sobre el carácter de la muerte como instrumento de progreso. Pero con ello se hunde por otra vía en las, para él, tinieblas de la religión y el misticismo. ¿Qué puede importarle a su yo, destinado a total desintegración, el progreso de posteriores generaciones? ¿Debería él aumentar sus pesares luchando y sacrificándose por ellas? ¿Puede haber un incentivo en la esperanza de ser recordado como un héroe? Vanidad ridícula, que no puede compensar ni en un átomo la vida de trabajos y miserias realmente pasada. Además, incluso ese consuelo vanidoso exige una fe: la de que la posteridad le vea como un héroe y no como un loco, un imbécil o un malvado, que también podría ocurrir.

La muerte, por otra parte, no sólo iguala al rico y al pobre: aun más desesperante resulta que iguale al bueno y al malo, por ejemplo al buen anarquista y al malvado burgués. El ácrata se justifica en la lucha por la justicia, o lo que él toma por tal, pero desde su materialismo, esa justicia se desvanece con la muerte, y su opción moral queda en nada. El único sentido de la acción anarquista, al final, consiste en una reacción resentida y desesperada por el hecho de no ser él magnate en vez de paria, de no poder dedicar su tiempo a disfrutar de los únicos bienes y la única vida posibles.

La muerte se mantiene ante nosotros como una esfinge tan indiferente a las loas como a las maldiciones, unas y otras por igual insignificantes. Pero la actitud adoptada hacia ella tiene efectos prácticos, al parecer. Por ejemplo, de encomiarla al modo como lo hace Tarrida, a convertirse en instrumento de ella contra sí mismo o contra otros, sólo hay un paso muy fácil.

------------------------------

****La ultraderecha comparte, en general, las tesis populistas y en gran medida las socialistas contra el liberalismo económico (y político). Y es inútil que esas tesis, allí donde se han aplicado, han demostrado solo –y sin excepción– su capacidad de empobrecer y tiranizar a la gente. Unos creen que la voluntad de Dios es fomentar una pobreza "bien distribuida" –y ciertamente sirven a esa supuesta voluntad con muchas ganas, excepto cuando se trata de ellos mismos– y los otros, en nombre de la "Historia", vienen a hacer otro tanto. Insisten en aquello de que el liberalismo hace a "los pobres más pobres y los ricos más ricos", y tonterías por el estilo. Lo cierto es, a partir de los hechos, que las economías aproximadamente liberales (ninguna lo es hoy demasiado), han promovido una riqueza como nunca antes. Algunos argumentan con el caso del franquismo, pero la economía franquista fue también liberal en gran medida (basta ver la relación entre el PIB y el gasto estatal, mucho menos estatista que hoy).

Y, por supuesto, esas teorías suponen siempre que un grupo dicte las normas morales y políticas por encima y sin control de la masa de la población. Lo cual es muy coherente: por algo ilumina a ese grupo la voluntad de Dios o la de la Historia. A partir de ahí, apenas necesitan argumentar.

**** http://www.diarioya.es/content/pío-moa-dará-una-conferencia-sobre-la-etapa-histórica-de-franco

**** http://iglesia.libertaddigital.com/una-iglesia-alternativa-1276236480.html

------------------------

La chusma política


**** Pumpido acusa a la policía de no colaborar con él. Quizá sea porque él ha sido un eficaz colaborador de la ETA, junto con su gobierno, y ahí siguen todos ellos. Por ejemplo:
http://www.kriptus.com/foro/foro-ermua-comunicado-prensa-t15469.html

**** "El segundo violador del Eixample", juzgado por masturbarse en el metro

Pero ¿quién persigue a este hombre? ¿El gobierno fomentador del puterío? ¡Vamos! ¿A qué espera el gobierno para dar ejemplo masturbándose ante las cámaras? ¿Y Soraya? ¿Se va a quedar en tan poca cosa como sus posados para-porno? Por cierto, seguimos a la espera de que Rajoy pose en tanga. Mientras tanto seguiremos convencidos de que es un machista, por mucho que diga lo contrario. Obras son "amores".

**** Esperanza Aguirre: "Tenemos un sistema laboral obsoleto heredado del franquismo"

¡Vaya! También tenemos un sistema democrático heredado del franquismo, y que los politicastros llevan años desvirtuando y haciendo obsoleto, ¿no?

**** Feijóo ofrece un pacto a la oposición porque "Galicia no es del PP" 

Las mafias se reparten Galicia. Así entienden la democracia.

--------------------------

Diálogos pastoriles

SULPICIO. Tranquilo, Mauricio, estamos de cháchara, no hay que ser tan riguroso...¡Hombre, aquí llega Fabricio! Fabricio, eres tartaja, chepa, tuerto, algo cojitranco y te faltan dos dedos en la mano izquierda... Nadie podrá dudar de que eres un hombre excepcional.

MAURICIO. No tanto, no tanto, Sulpicio, porque Fabricio dice ser, al mismo tiempo, mucho más inteligente y sensible que nosotros, de modo que eso compensa sus otras excepcionalidades y lo convierte en un tío vulgar y corriente.

FABRICIO. Vu...Vu...vuestro repugna...nante cach...cach..ondeo, mis q...queridos ami...gos, os defi... define como lo vi..les que so..sois. ¡Ya quisi...era yo ser un zo...zoquete que ni siente ni pa...padece, co...como vosotros, pero e...sa inteligencia y sen... sen...sibilidad no hacen más q...q...que agravar mis ma....les, la conci...ciencia de mis ta...taras (el transcriptor eliminará en adelante los tartamudeos, para hacer menos fatigoso al lector las palabras de Fabricio).

FELICIO. Hablábamos, caro Fabricio, del maravilloso florecer de nuestra querida villa de Porriño en todos los terrenos del saber, el arte y el pensamiento, y tú, no cabe duda, eres un buen ejemplo. Mas algo me preocupa, Fabricio, ¿no se vendrán abajo tantas flores por la crisis económica

FABRICIO. Para eso, Felicio y los demás, hay que entender ante todo la crisis. Para empezar, desde el punto de vista económico, un ser humano no difiere de una máquina o de un animal doméstico: todos consumen y emplean cantidades de energía, y a ello se reduce la cosa: a los mecanismos y ciclos de producción y consumo de energía.

FELICIO. ¡Pero eso es siniestro, oh Fabricio! ¿Dónde queda entonces la poesía, el romanticismo, la belleza de la vida?

FABRICIO. Quedan donde deben quedar. Un médico entiende y trata al hombre en calidad de portador de enfermedades, y no se preocupa de si su paciente disfruta con el olor de las cloacas, pongamos por caso.

MAURICIO. ¡Cómo, qué cosas dices! ... ¡Salicio, coño, deja de tocar la maldita zambomba...! El olor de las cloacas es poco saludable y trae enfermedades, así que...

FABRICIO. Tienes razón, está mal elegido el ejemplo, porque para el negocio de un médico vendría bien eso de las cloacas, digo yo, desde cierto punto de vista... En fin, fijaos en que muy pocos han previsto la crisis, y de los pocos que la han previsto casi ninguno la ha apreciado en toda su magnitud. ¿Qué deducís de ello?

SULPICIO. ¿Que la economía no es ciencia rigurosa?

FABRICIO. Quizá, quién sabe. Pero sigamos: las explicaciones de la crisis se dan entonces a toro pasado. De repente todo el mundo ve fallos por aquí y por allá, que antes no veía. Unos dicen que la crisis deriva de la excesiva intromisión de los gobiernos en la economía, otros, que del capitalismo salvaje y desregulado, del neoliberalismo y esas cosas. Pero yo digo que una explicación de los fallos no explica nada. Porque antes de la crisis hubo prosperidad, y si no explican bien esa prosperidad tampoco explicarán la crisis. Si las explicaciones de unos y de otros fueran ciertas, estaríamos en crisis permanente, fuera por la intervención del estado, según unos, o por el capitalismo salvaje, según otros.

MAURICIO. La crisis es la crisis, tío, es lo que hay que explicar ahora.

FABRICIO. No sé, no sé. ¿Podríamos pensar que debería haber un equilibrio entre regulación y desregulación, entre capitalismo privado y gastos del estado y que, cuando ese equilibrio se rompe, sobreviene la crisis?

MAURICIO. También podemos suponer que si los gobiernos hubieran intervenido menos, la prosperidad habría sido mayor y quizá no hubiera llegado ninguna crisis. O al revés, que de haber sido más voluminosa la intervención estatal, todo habría ido mucho mejor.

SULPICIO. Contra eso puede argüirse que en España las regiones más intervencionistas, es decir, las socialistas, son más pobres, con más paro, y estoy por decir que si no están peor es porque chupan de las otras.

FABRICIO. Bueno, Sulpi, pero en Galicia y Castilla-León ha mandado muchos años la derecha, y no son ningún emporio, de ellas puede decirse casi lo mismo que de Andalucía, Extremadura o Castilla-la Mancha....  

Comentarios (247)

« 1 2 3 4 5 »

51 lead, día 17 de Abril de 2009 a las 13:47
[¿Sociedad prefecta? sólo mediante la violencia más brutal]

ignapas #12

Pero es que, además, como se ha demostrado en la práctica de intentar esas utopías, no se se consigue esa sociedad perfecta sino una sociedad empobrecida, vigilada y violentada, policíaca y militarizada, donde al discrepante le espera el campo de concentración y/o la muerte.

¿Y por qué es así?; porque el hombre es como es, con un impulso natural por la libertad y un libre albedrío que puede llevarle a hacer el mal (entendido como violar la Ley Natural, es decir, robar y matar). Pero, sobre todo, porque los dirigentes de esa sociedad "perfecta", hombres limitados, ambiciosos y envidiosos, como pueden serlo los demás, se aprovechan de su situación de privilegio para explotar a toda la población, a la que esquilman: la nomenklatura, la "nueva clase".
52 egarense, día 17 de Abril de 2009 a las 13:50
#51 lead...
El hombre en lugar de buscar la sociedad perfecta, debería empezar a conocerse a sí mismo en serio, y dejaría de decir y hacer muchas tonterías...
53 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 13:56
#51 y #52

Se trata de una sociedad sometida, donde el poder se mantiene por la fuerza, y no se puede asumir que quienes ostentan el poder lo van a ejercer con justicia. Pero aunque asi fuese, anula la voluntad del hombre, es decir, al propio hombre, convirtiendolo en simple instrumento de un experimento de laboratorio.
El hombre debe aprender a poner freno a sus malos instintos por si mismo, esa es la exigencia de la libertad. Pero sin libertad, no hay hombre, sino un robot.
54 Sherme, día 17 de Abril de 2009 a las 13:59
A estos "nacionalcatólicos" no les van/vamos a sacar de su "DOGMA de Fe": El liberalismo es malo y punto pelota. Porque así lo dice la santa madre iglesia (en minúsculas) y porque el liberalismo es "obra de la masonería", como la democracia, el socialismo, el comunismo y hasta el arsénico... la coca y las televisones que promueven el puterío... y además Franco odiaba el liberalismo pos tanto... Punto redondo. Y que no, que no y que no... Así que es pa ná...
55 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 14:02
#54 Sherme

Es que no se pueden llevar a esos extremos la religion. El sentido de la trascendencia es lo mas libre que existe, y totalmente personal, no "gubernamental".
56 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 14:03
VV

#51

Es que se empeñan en hacer bueno el dicho del ládrón. Si usted a lo largo de su vida ha sido corrupot, que yo no lo sé, pensará que todo el que esté al cargo de algo basara su actividad en esta lacra. Pero no todo el mundo es como usted, en el caso que lo haya sido. Si sufren de paranoia no deben traerla a este foro.

Si de lo que se trata es de constatar que siempre ha habido corrupción, uno puede estar de acuerdo con la inciativa, pero siempre aceptando que ha sido consecuencia de comportamientos personales. Gente con bajeza moral la ha habido siempre. Lo que se pretende dar a entender por mi parte es que en sociedades con marcado caracter teocrático, se reduce considerablemente la posibilidad de que estos delitos se produzcan, sin poder evitarlos totalmente, cosa imposible. La moral cristiana es la más indicada para que la sociedad funcione, y lo haga sin falta de recurrir a la vigilancia, la militarización y todas esas tonterías que se suelen decir por tocar la narices al prójimo.
57 egarense, día 17 de Abril de 2009 a las 14:03
#54 Sherme...
Cuando se emplean con esa rotundidad, eso demuestra que están equivocados, en el mejor de los casos...
58 imoen, día 17 de Abril de 2009 a las 14:11
Lo de la lengua como instrumento al servicio de los políticos es de escándalo y todo el mundo a callar. No veo voces críticas, ni los propios perjudicados se quejan. Es más son los primeros en dar su apoyo a este tipo de política. Nuestros hijos tendrían que salir de la ESO sabiendo escribir y hablar dos idiomas. Castellano e inglés y voluntariamente si desean ser especialista en catalán, vasco o gallego pues adelante. Es un agravio para los estudiantes de ciertas comunidades frente a los que viven en otras donde sólo se habla castellano, pues a parte de tener siempre una asignatura más (dichoso catalán) uno no sabe escribir en castellano y si no eres suertudo y te tocan unos padres "naciocatalanistas" (una subespecie de nacionalistas), pues lo más seguro es que tús estudios se acaben dónde acaba la frontera de lo que llaman ellos països catalans. Osea que acabas siendo uno de esos naciocatalanistas y por supuesto una persona con muchas limitaciones a nivel personal y profesional. Sobretodo porque el inglés tampoco se domina claro.
59 lead, día 17 de Abril de 2009 a las 14:15
[Estado fuerte; de acuerdo, pero ¿para qué?]

ArrowEco #48 me dice:

De la misma forma, que promueva la necesidad de un Estado fortalecido, no me convierte en socialista. ¿Lo pilla?

Depende de los límites de ese Estado. Yo también estoy de acuerdo con un Estado fuerte para defenderme de los enemigos interiores (los delincuentes) y de los exteriores, para que tenga una Justicia independiente y eficaz que resuelva los problemas de todo orden que surgen en una Sociedad Civil libre y dinámica, etc., en pocas palabras, para que haga lo que la Sociedad Civil no pueda hacer...pero no para explotar empresas para producir bienes o servicios (a menos que la iniciativa privada no quiera hacerlo) o para impartir educación moral o para cobrarme unos impuestos abusivos para hacer no se sabe qué (o se sabe muy bien: pagar a los colectivos afines al Gobierno de turno por favores políticos), etc.

Si ese Estado pasa de ciertos límites, entonces sí se convierte en un Estado socialista, aunque fuera socialcristiano (como las Reducciones jesuítas del Paraguay, en el siglo XVIII).

NOTA. Ese "lo pilla" me suena algo ofensivo. En términos generales, suelo entender bien lo que bien se explica y argumenta, esté de acuerdo con ello o no. Los argumentos son la base de la comunicación. Las afirmaciones ("me gusta el bacalao al pil-pil" o "yo soy liberal" o "o yo soy socialista" o "yo soy católico") sirven para poco en un debate a menos que se argumenten; hay que aceptarlas sin más comentario. Supongo que en eso sí estamos de acuerdo.


60 gaditano, día 17 de Abril de 2009 a las 14:25
manuel p: sobre lo que dices del aborto y los niños de la guardería:
Yo creí, ingenuamente, que las ecografías, las fotos de un Nilsson y los videos de Nathanson que hacían visibles para la mayoría de la Humanidad las imágenes de los seres humanos vivos antes de nacer transformarían las actitudes sociales ante el aborto. Pero no ha sido así.
No sé si se debe a que esas imágenes todavía no se difunden suficientemente en televisiones o películas o a que existe una especie de anestesia social ideológicamente inducida para que esas imágenes no desencadenen las emociones que deberían desencadenar.
Hace ya muchos años que una feminista provida dijo que si las paredes del vientre femenino fuesen transparentes el aborto jamás se hubiese legalizado.
Es posible, pero parece que estos avances que han convertido en semitransparente el vientre femenino no han tenido la consecuencia esperable en las actitudes sobre el aborto.
Aún así es obvia la fobia que sienten los abortistas a esas imágenes y su insistencia en ilustrar sus textos con imágenes del embrión en sus brevísimas primeras horas, cuando aún no tiene un mínimo de rostro humano y sólo se ven "células".
Vivía yo en Inglaterra a mediados de los ochenta cuando el socialista New Stateman volvió a debatir el tema del aborto en los años ochenta con una portada en la que simplemente aparecía una foto "neutral" de un feto de varias semanas de edad. Fue reveladora la indignación que esa mera imagen suscitó en muchos de los lectores que escribieron cartas indignadas sintiéndose OFENDIDOS por esa portada.
Que una foto médica, sin texto provida alguno, de un niño no nacido produzca una reacción de ira da qué pensar sobre el grado de insensibilidad moral y humana y el fanatismo al que nos enfrentamos en el tema del aborto.
61 lead, día 17 de Abril de 2009 a las 14:25
ArrowEco #56 dice:

La moral cristiana es la más indicada para que la sociedad funcione, y lo haga sin falta de recurrir a la vigilancia, la militarización y todas esas tonterías que se suelen decir por tocar la narices al prójimo

Creo que una moral o una ética como la de Sócrates o la de Séneca o la shintoista dominante en Japon también pueden ser adecuadas para que una sociedad funcione. En el caso de Japón, país que entiendo funciona basta bien, creo que es la combinación del shintoismo y de la cultura occidental (que es portadora de los valores grecolatinos y judeocristianos), sobre todo a partir de su derrota militar en 1945 en que esa cultura es transmitida por los norteamericanos (cosa que ya había comenzado con el comodoro Perry, a mediados del XIX, cuando Japón se abrió al mundo).
62 lanceat, día 17 de Abril de 2009 a las 14:26
#52 egarense
Permitamé felicitarle por sus aportaciones a este blog. En muchas ocasiones ha destacado Vd. por su "sensatez especial".
Saludos.
63 egarense, día 17 de Abril de 2009 a las 14:34
#62 lanceat...
Pues muchas gracias, eso me animará a seguir, pero mejorando lo mejorable...
64 lead, día 17 de Abril de 2009 a las 14:41
[Sociedad perfecta y sociedad prefecta]

Mi post #41

Evidentemente mi post #41 habla de esa "sociedad prefecta" pretendida por algunos (déspotas y aprovechados o, también, incompetentes bienintencionados). El resultado, como digo es una sociedad vigilada o "sociedad prefecta", podríamos denominarla.

Ese nuevo adjetivo, "prefecta", lo ha producido mi torpe manejo del teclado...pero ha resultado revelador de lo que quría decir pues un "prefecto" es la "persona encargada de vigilar en una colectividad".
65 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 14:46
VV

leadlag#59

Perdone si lo he ofendido. Procuro argumentar mis razonamientos lo mejor que me permiten mis muchas limitaciones y siempre que puedo le contesto a sus requerimientos.

Yendo al comentario que propone...

El Estado es de facto una empresa de servicios. Y lo es porque no sería viable que dichos servicios fueran prestados por compañías privadas. Si hoy en día existe una remota posibilidad, es porque ya existe infraestructura de soporte que sería aprovechada por estos entes.

Pongamos el ejemplo de las áreas sanitarias. Si no existe inciativa privada que haga inversiones en hospitales o si la hay, decide por su cuenta y riesgo asentarlos allá donde sean más rentables, ¿qué sucedería con la distrubución territorial de los mismos? Que no existiría, y habría personas que, aún teniendo posibilidad económica para hacer frente al costoso servicio privado, se encontraría ante la problemática de su lejanía o número.

En el marco de una sociedad de índole teocrático, esto podría paliarse con los servicios prestados por congregaciones piadosas pero no es suficiente.

¿Qué pasa con la producción de bienes? Pues que el Estado tiene que velar siempre por la estabilidad del sistema. En momentos críticos, puede que necesite ponerse al frente de la producción de bienes, siempre que se trate de productos imprescindibles paras sus nacionales y no haya iniciativa privada que se haga cargo. Digamos pues que se trata de un imperativo basado en la necesidad. La cosa estará bien si la eficiencia desemboca en algo provechoso y favorecedor de la comunidad sin crear un deficit insoportable que degenere en la destrucción del propio Estado. Digamos que ha de constituir una medida puntual, no permanente. Para eso están los técnicos, para tomar decisiones. El límite está ahí, en decidir la viabilidad o no del Estado. La nación, si quiere seguir existiendo como comunidad independiente, tiene que plantearse si acepta estos inconvenientes o por el contrario prefiere quedar a expensas de decisiones que se tomen fuera del ámbito del propio Estado, por otros Estados o lo que sea.

Pero para hablar de esto en profundidad habría que concretar hasta que punto un liberal está comprometido con su nación. Muchos dicen ser ciudadanos del mundo, nada les ata ni les limita. Venden o trabajan para el mejor postor sin remordimientos nacionalistas. En fin, mucha tela que cortar para tan poco sastre.



66 manuelp, día 17 de Abril de 2009 a las 15:00
# 60 gaditano

No sólo en el tema del aborto campa por sus respetos el fanatismo. No hay más que ver a algunos por aquí. Yo ya he dicho que soy partidario del sistema de Kant y que este consideraba que en el hombre existe tanto la predisposición al bien, entendida como el respeto hacia una ley moral, como la predisposicion al mal, entendida como el considerar nuestra propia voluntad como criterio supremo de moralidad.
No sé si ese combate eterno tendrá fin algún dia, para mí, es otro de esos enigmas de "esfinge", como la muerte de que habla hoy Moa.
Enfin, debe ser que los mediocres nos tenemos que contentar con Kant y Von Mises, y no podemos acceder a las altas cumbres del conocimiento a las que asciende el monje-soldado con tanta facilidad.
67 manuelp, día 17 de Abril de 2009 a las 15:28
# 59 lead

Es que estos teócratas de por aquí, que como muy bien señala usted no son más que una variante de socialismo y que llevan funcionando miles de años, nunca han entendido que, además de eliminar el bien más preciado que tenemos los hombres, que es la libertad, el intervencionimo del Estado es ineficaz, porque como lo que es de todos no es de nadie, el gobernante de turno puede formar la de San Quintín sin mayor responsabilidad ni perjuicio para sus intereses, al revés, cuanto más deudas y ruinas meta al país, más beneficio obtiene él para sí, en posibles sobornos, cohechos y prebendas.

El cálculo monetario es el instrumento básico para planear y actuar en una sociedad de libre empresa, gobernada e impulsada por el mercado y los precios. En ese marco se originó y fue depurado, a medida que se perfeccionaba el funcionamiento del mercado y se ampliaba el número de bienes que podían contratarse a cambio de dinero. Fue el cálculo económico el que confirió a la medida, al número y al cómputo el papel que desempeñan en nuestra civilización cuantitativa y calculadora. Las medidas de la física y de la química tienen sentido para la acción práctica sólo porque hay cálculo económico. Es el cálculo monetario el que hace que la aritmética sea un instrumento en la lucha por una vida mejor. Sólo él nos capacita para utilizar las conquistas de las experiencias de laboratorio para suprimir del modo más eficaz el malestar y el dolor.
El cálculo monetario alcanza su máxima perfección en la contabilidad de capital; indica al empresario cuál es el importe monetario de los medios de producción de que dispone y le permite confrontar dicha cifra con los resultados que tanto la acción humana como otros factores pueden haber provocado. Tal confrontación proporciona cumplida información acerca de las mutaciones que han registrado los negocios, así como la magnitud de tales cambios; resulta entonces posible apreciar los éxitos y los fracasos, las pérdidas y las ganancias. Con el único fin de denigrar y desprestigiar el sistema de libre empresa, se le califica de régimen capitalista, de capitalismo. Sin embargo, se trata de un término que le cuadra perfectamente, ya que destaca el rasgo más característico del sistema, su principal excelencia, es decir el papel que en él desempeña la noción de capital.
Hay gente a la que repugna el cálculo monetario. No quieren que el aldabonazo crítico de la razón les impida seguir soñando despiertos. La verdad les desasosiega; prefieren fantasear en torno a mundos de ilimitada abundancia; les molesta la existencia de un orden social tan ruin que todo lo computa en dólares y centavos. Califican de noble afán su descontento; porque ellos prefieren lo espiritual, lo bello y lo virtuoso a la grosera bajeza del materialismo burgués. En realidad, lo cierto es que la facultad razonadora de la mente, que cifra y computa, en modo alguno impide rendir culto a la belleza y a la virtud, a la sabiduría y a la verdad. Lo que no puede medrar en un medio de serena crítica son las románticas ensoñaciones. Lo que más atemoriza a los visionarios es una mente que calcula y pondera fríamente.
Nuestra civilización está inseparablemente ligada al cálculo económico y se hundirá tan pronto como renunciemos a tan inapreciable herramienta intelectual. Razón tenía Goethe cuando aseguraba que la contabilidad por partida doble era «uno de los descubrimientos más ingeniosos de la mente humana».


La acción humana
Ludwing Von Mises
68 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 15:39
#64 Lead

No crea, le ha salido muy bien. El título de la película "crimen prefecto" deja en evidencia que no hay nada perfecto.
69 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 15:41
#68

Aunque en realidad, la película se titulaba "crimen ferpecto".
70 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 15:52
VV

VV

#59 leadlag

No he acabado con Vd ;), perdone:


”Depende de los límites de ese Estado. Yo también estoy de acuerdo con un Estado fuerte para defenderme de los enemigos interiores (los delincuentes) y de los exteriores, para que tenga una Justicia independiente y eficaz que resuelva los problemas de todo orden que surgen en una Sociedad Civil libre y dinámica, etc., en pocas palabras, para que haga lo que la Sociedad Civil no pueda hacer”

Vale, salvo por lo de “lo que la sociedad civil no pueda hacer”. Eso no es correcto, debería haber dicho “lo que la iniciativa privada tenga capacidad de absorber” o algo así. Y lo veo justo, siempre que ese ente privado se adapte a los requisitos establecidos por las leyes, las cuales habrá de cumplir escrupulosamente. Porque no todo es ganar, hay que ofrecer un producto o prestar un servicio de calidad. Y al trabajador hay que remunerarle como se merece. Esto no es China.


...pero no para explotar empresas para producir bienes o servicios (a menos que la iniciativa privada no quiera hacerlo)”
Ya le he comentado al respecto mi valoración sobre el asunto en otro post. Su aclaración entre paréntesis me parece sensata. No le voy a acusar de socialista por haberla emitido.
”o para impartir educación moral”

Siempre desde el punto de vista de la sociedad teocrática que yo contemplo, el catolicismo lo impregna todo. Esto no quiere decir que sea obligatorio profesar la fe católica, habría libertad religiosa, pero no negaré que a los niños, en las escuelas, se les impartiría una educación acorde con la moral cristiana. Durante el tiempo en que se profundice más sobre asuntos teológicos, los niños que pertenecen a otros ámbitos de creencia, podrían participar en actividad como la educación vial u otras similares. Existen múltiples opciones, pero ninguna pasa por la imposición.


”o para cobrarme unos impuestos abusivos para hacer no se sabe qué (o se sabe muy bien: pagar a los colectivos afines al Gobierno de turno por favores políticos), etc.”

Lo que no pueden hacer es echarle permanentemente flores al sistema democrático para luego echarlo por tierra a la primera de cambio. Los partidos políticos pagan favores a los lobbies que los aúpan o sustentan en el poder. Eso, señores, es democracia. Asúmanlo o cambien de sistema.


”Si ese Estado pasa de ciertos límites, entonces sí se convierte en un Estado socialista, aunque fuera socialcristiano (como las Reducciones jesuítas del Paraguay, en el siglo XVIII).”

Dejémonos de monsergas. Bien está lo que bien acaba.
71 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 15:56
VV

Otra vez el charlatan Von Miseria. La mediocridad es un lujo del que muchos no se pueden desprender.
72 manuelp, día 17 de Abril de 2009 a las 16:02
Pero ¡como va a haber educacion vial en las escuelas!. ¿No hemos quedado en que será una sociedad que se mueva, como mucho, en carretones tirados por caballos, como los Amish de USA?.

Permitame una pregunta¿Usted va diciendo por algún sitio, fuera de este blog, que propugna una sociedad teocrática y paleolítica?, en caso afirmativo ¿cuantos descoyuntamientos de mandibula, por las carcajadas, ha provocado?.
73 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 16:05
VV

#72

Perdone, pero no se puede ser más ignorante. Le repito que durante el Siglo de Oro, España estaba a la vanguardia del mundo en todo. No hay nada más parecido a una teocracia que aquello.
74 manuelp, día 17 de Abril de 2009 a las 16:17
# 73

Usted no sabe lo que se dice.¿Quiere discutir sobre el siglo de Oro español?.¿Es que se cree que la expresión se refiere al terreno económico?.¿Ha estudiado usted el bachillerato?.

Por Siglo de Oro se entiende la época clásica o de apogeo de la cultura española, esencialmente el Renacimiento del siglo XVI y el Barroco del siglo XVII.

http://es.wikipedia.org/wiki/Siglo_de_Oro
75 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 16:20
VV

#74

¡Será bocazas!

Le recomiendo un libro para que se instruya...

LIBERALISMO Y ESTATISMO EN EL SIGLO DE ORO ESPAÑOL
de

UNION EDITORIAL S.A.


270 pags
Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788472094352
Nº Edición:1ª
Año de edición:2006
Plaza edición: MADRID
76 manuelp, día 17 de Abril de 2009 a las 16:20
# 73

Más tarde, los profundos cambios que experimenta la sociedad del siglo XVII alterarán la visión del mundo frente a la que tuvieron los renacentistas.
La economía en crisis, los trastornos monetarios, la inseguridad del crédito, las guerras económicas y el creciente empobrecimiento de las masas, crean un sentimiento de amenaza e inestabilidad de la vida social y personal, que están en la base de la gesticulación dramática de la cultura barroca.
Esta honda crisis es la que lleva a una nueva metafísica o a una nueva actitud ante el mundo. Por esta razón abunda la poesía sobre las ruinas, el paso del tiempo que todo lo destruye, la caducidad de la belleza, lo efímero de la existencia, derivando en melancolía, pesimismo y desengaño, que lleva a la idea de que la vida es sueño o simplemente nada.


http://www.julialeon.com/otros_repertotios/oro/sig...
77 javf17, día 17 de Abril de 2009 a las 16:21
Siempre ha sido rentable, créanlo…, para la bazofia política dominante y sus sicarios comunicadores mediáticos, azuzar y mantener viva la rivalidad y el enfrentamiento entre los distintos cuerpos policiales o militares, que para no desentonar de sus conciudadanos de "española condición", siempre se contará entre sus filas con algún trepa, estúpido, prevaricador y corrupto (las cuatro "virtudes" a la vez), que se preste al juego.
78 manuelp, día 17 de Abril de 2009 a las 16:23
# 75

Mire cap.ullo, váyase a tocar el caramillo mientras apacienta a su rebaño y deje de soltar par.idas.
79 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 16:25
Este también es bueno :

EL INFORME RECARTE 2009: LA ECONOMIA ESPAÑOLA Y LA CRISIS INTERNACIONAL
Alberto Recarte

Lengua: CASTELLANO
Encuadernación: Tapa blanda
ISBN: 9788497348171
Nº Edición:4ª
Año de edición:2009
Plaza edición: MADRID
80 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 16:26
VV

#78

Su ignorancia no es nada comparado con su pedantería.
81 valekien, día 17 de Abril de 2009 a las 16:31
A don Pío Moa: Puede que el liberalismo económico no haga a los pobres más pobres y a los ricos más ricos, pero lo cierto es que nos hace a la gran mayoría más "débiles" y "dependientes". Nos crea artificialmente (en nombre del progreso y de la calidad de vida) necesidades, que luego nos resuelve, muchas veces, eso sí, a muy buen precio. Y aunque siempre queda un resto, mayor o menor, al que el Dios-Mercado no puede amparar, para eso está el otro Dios, el de los fundamentalistas retrógrados ultraderechistas, que muy ladinamente les acogen en sus instituciones de caridad... para lavarles el cerebro, por supuesto.
82 egarense, día 17 de Abril de 2009 a las 16:35
#81 valekien...
Lo que nos hace débiles y dependientes no es el liberalismo, ni siquiera el estatismo. Lo que nos hace débiles y dependientes es el miedo...
83 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 16:36
VV

Otro discípulo aventajado del ateismo frentepopulista...
84 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 16:36
2 Egarense

Y el odio. Muchas veces suelen ir juntos.
85 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 16:40
VV

#84

Un odio heredado del frentepopulismo.
86 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 16:42
Y del clericalismo radical.
87 gaditano, día 17 de Abril de 2009 a las 16:42
valekien: El problema o dilema que planteas es una cortina de humo.
El liberalismo, capitalismo democrático, economía de mercado o como se le quiera llamar no GARANTIZA que no vaya a haber indigentes. Simplemente ha DEMOSTRADO HASTA LA SACIEDAD que es capaz de reducir el número de indigentes y de aumentar la prosperidad de cantidades crecientes de personas MEJOR QUE NINGÚN OTRO SISTEMA ECONÖMIC0/POLÍTICO,INCLUIDO EL SISTEMA QUE RESULTARÍA DE ORGANIZAR POR LA FUERZA A TODA LA SOCIEDAD BAJO EL TIPO DE NORMAS POR EL QUE SE RIGEN LAS COMUNIDADES RELIGIOSAS. Después de todo la España de siglos atrás era una España en la que ese tipo de comunidades organizaba y absorbía una enorme parte de la actividad económica y política...y había un nivel de vida que bordeaba la miseria en amplios sectores de la población.Y muy pocos inventos y progresos técnicos con las consecuencias obvias.
No sé si aquí debate uno con nostálgicos del feudalismo y la época monástica o con hippies antitécnica o con meros alucinados que creen, como quizá yo mismo creí o casi de jovencito, que todo era cuestión de "socialismo" y "repartir" lo que ya había, en el fondo una versión secularizada del "vende cuanto tienes..."
88 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 16:43
VV

...patrocinador de un cordón sanitario anticatólico.
89 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 16:43
... esos están todos en la izquierda.
90 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 16:45
VV

#89

No, en la "derecha" hay mucho masón ateoliberal.
91 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 16:46
En la derecha hay disconformidad, en la izquierda hay animosidad.
92 manuelp, día 17 de Abril de 2009 a las 16:46
Para los que estén interesados, decir que, como no podia ser menos, el teocrata cavernicola propone el más rancio mercantilismo como modelo a imitar.

LIBERALISMO Y ESTATISMO EN EL SIGLO DE ORO ESPAÑOL

Esta obra realiza un estudio de las obras de Juan de Mariana y de Sancho de Moncada con objeto de ver en qué medida sus trabajos pueden proporcionar argumentos que pudieran explicar la ruptura que se va a producir en el pensamiento económico castellano a principios del siglo XVII.

http://www.unioneditorial.co.uk/index.php?page=sho...

Sancho Moncada, también en el siglo XVII, puede considerarse igualmente ligado a la escuela de Salamanca. En 1619 hizo unos Discursos que serían posteriormente reeditados en 1746 como Restauración política de España. Ahonda en la teoría cuantitativa del dinero y representa el más completo modelo español de Mercantilismo.

Se puede entender al mercantilismo como un conjunto de políticas o ideas económicas que se desarrollaron durante los siglos XVI, XVII y la primera mitad del XVIII en Europa. Se caracterizó por una fuerte injerencia del Estado en la economía.

Los mercantilistas eran incapaces de entender nociones como la de la ventaja competitiva (aunque esta idea sólo llego a ser entendida con David Ricardo en 1817) y los beneficios del comercio. Por ejemplo, Portugal era un productor mucho más eficiente de vino que Inglaterra, mientras que en Inglaterra era relativamente más barata la producción textil. Por lo tanto, si Portugal se especializaba en vino e Inglaterra en textiles, ambos estados saldrían beneficiados si comerciaban. En las teorías económicas modernas, el comercio no se entiende como una suma cero entre competidores, puesto que ambas partes pueden verse beneficiadas, por lo que se trata más de un juego de suma positiva. Mediante la imposición de las restricciones a la importación, ambas naciones terminan siendo más pobres que si no existiesen trabas al comercio.

http://es.wikipedia.org/wiki/Mercantilismo#Cr.C3.A...
93 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 16:50
#92 Manuelp

Eso me recuerda los aranceles a los textiles ingleses, mucho mejores que los españoles, que obligaban a las amas de casa españolas a comprar textil catalán de menor calidad a mayor precio del debido.
94 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 16:50
VV

El rey de la wiki delante de la bola de cristal...
95 manuelp, día 17 de Abril de 2009 a las 16:56
# 93 ignapas

Es que hace falta ser cenutrio para venir a ensalzar la economia de una época en la que España se tuvo que declarar literalmente en bancarrota.
96 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 16:58
VV

No se debe mentar la bancarrota en la casa del ahorcado.
97 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 16:59
#95 Manuelp

La bancarrota si que vamos a verla ahora, este añito será de los que hagan Historia. Y vamos a estar en primera fila.
98 manuelp, día 17 de Abril de 2009 a las 17:00
¿cuántas veces estuvo España en bancarrota bajo Felipe II?

RESPUESTA: 'TRES'

http://www.cambioideas.com/historia/15418/cuantas-...
99 ignapas, día 17 de Abril de 2009 a las 17:02
#98

Si hubieran puesto en marcha el Meteosat no les habría pasado lo de la Invencible.
100 ArrowEco, día 17 de Abril de 2009 a las 17:03
VV

A ver, rey de la wiki:

"Durante su reinado, la Hacienda Real se declaró en bancarrota tres veces (1557, 1575 y 1596), aunque, en realidad, eran suspensiones de pagos, técnicamente muy bien elaboradas según la economía moderna, pero completamente desconocidas por entonces."


« 1 2 3 4 5 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899