Pío Moa

« La "cultura" del puterío | Principal | Una trola menos »

La mediocridad universitaria

14 de Mayo de 2006 - 08:50:12 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

He tenido amplia ocasión de asombrarme de la inanidad intelectual, adornada de pueriles arrogancias, con que historiadores "prestigiosos", "profesionales" o "científicos" han replicado a mis libros de historia. Esas lumbreras ni siquiera han demostrado saber debatir con un mínimo de honestidad o de racionalidad.

A menudo me he preguntado por qué es tan mediocre la universidad española. Creo que la respuesta está en su incapacidad para plantearse problemas, incluso para percibirlos. No quiero decir que su enseñanza sea mala. De hecho lleva bastantes decenios produciendo buenos especialistas, a veces excelentes, en casi cualquier materia. Y sin embargo, algo falla. Un caso: España dispone de numerosos economistas no inferiores en conocimientos y capacidad práctica a los de cualquier país desarrollado; sin embargo no hay un solo economista teórico español importante desde los tiempos de la Escuela de Salamanca, siglos atrás. Caso extensible al resto de las enseñanzas superiores.

Julián Marías escribió en alguna ocasión sobre las "tesis" que la universidad genera masiva y estérilmente. Un alumno le presentó una, al parecer muy elogiada porque iba acompañada de un enorme aparato de citas. Pero, ¿dónde estaba la tesis? No había tesis clara. Gran cantidad de escritos universitarios prueba que sus autores saben casi todo lo que se ha dicho sobre la materia, pero ¿qué dicen los autores de esos escritos? Ellos no dicen nada, no saben decir nada propio. La mentalidad universitaria española anima a aprender lo que otros han dicho o descubierto, de ningún modo a abrir nuevas vías ni a examinar los puntos flacos de las doctrinas en boga. Carece tanto de impulso investigador como de espíritu crítico.

Viejo defecto. Ya Menéndez Pelayo encontró la raíz de nuestra debilidad intelectual en la incapacidad para salir de los caminos trillados, el pragmatismo a ras de tierra, el desdén por el esfuerzo desinteresado y la ausencia de audacia especulativa. Quizá un pequeño cambio de enfoque, o una institución especial planteada con otra mentalidad, mejorarían la situación.

Comentarios (216)

« 1 2 3 4 5 »

1 realista , día 14 de Mayo de 2006 a las 09:02
La verdad, no sé si está más estragada la juventud española con su infame botellón, o la francesa con su vandalismo en pro de "un empleo digno". Esa gente tiene mentalidad de funcionario, por "empleo digno" entiende un cargo bien remunerado y de poco esfuerzo, que le permita una buena "calidad de vida", independientemente de la productividad de ese trabajo.
Como se decía hace unos años: "la gente no quiere un trabajo. Lo que quiere es un empleo". Y "digno", claro está. No digno de lo que produce, sino de su simple y desmesurado ego.
Claro está que el sistema soporta estas cosas gracias a que hay mucha gente que trabaja de verdad. A la que parasitan estos otros de la "dignidad" y los "derechos".
2 realista , día 14 de Mayo de 2006 a las 09:04
Debe reconocerse que el nivel de las réplicas a Moa ha sido desastroso, y esas "arrogancias" de que él habla, dan para partirse de risa.
3 La Gocha De Sofia de Bo(r)bon a su pueblo ya, día 14 de Mayo de 2006 a las 09:08
Resulta que va a ser verdad aquello que se comentaba en la desaparecida redaccion de Diario 16 acerca de los agentes del CESID: Mortadelo-Filemon agente de informacion. Para que vean que en provincias tb ocurren cosas y hay agentes del CNI chapados a la moderna aqui va uno: Luis Carrero, "propietario" de la libreria Don Quijote en el pasaje Covadonga de Oviedo, que vive en Ciudad Naranco y frecuenta el Olimpia, club del ambiente, C/Manuel Pedregal, al ladito de la sede del Partido Popular. Este tipejo, yq que sea homosexual a mi me da igual, se dedica a calumniar a periodistas en su programa de radio cucaracha, radio supuestamente de izquierda ...
Ay, Alfredito Perez que poco queda para que la generacion de la LOGSE, o sea la mia, acceda al poder...
Y luego dicen que estan acabando con el terrorismo. Mira que igual la pelicula de John Ford tiene un final distinto
4 activista, día 14 de Mayo de 2006 a las 09:10
Bien, bien, bien... Nada de lectores pasivos: haz llegar el conocimiento de este blog y de LD a toda la gente que te sea posible. Coloca textos de interés en otros foros y blogs, también extranjeros, no te molestes en traducirlos, hay cada vez más gente que entiende el español. Mándalos a tus conocidos, coméntalos con tus amigos... Eso lo puede hacer cualquiera y apenas cuesta trabajo.
5 Alfredito, alfredito me pones a mas de 100, día 14 de Mayo de 2006 a las 09:13
Basta YA, subvencion al horoscopo YA! Y por que no trasladamos alla a la Fundacion de los Premios Principe. Me pregunto ano.da.dado
6 Inspector Rivera, jefe de antidisturbios en Oviedo, día 14 de Mayo de 2006 a las 09:16
Basta YA!
En nombre del Cuerpo Nacional de Policia hago un llamamiento torrencial para que el Sr. Areces aparte de subvencionar a "investigadores de elite" subvencione tambien al horoscopo
7 BRES, día 14 de Mayo de 2006 a las 09:17
A la Gocha de Oviedo.
Modérate con tu información, porque ya sabes que Oviedo es muy pequeño y todo se sabe.
8 realista , día 14 de Mayo de 2006 a las 09:21
De la larga lengua de Pujol
José García Domínguez

Descontando que los patriotas de la Esquerra iban abstenerse de salir mojados en la eterna dialéctica hegeliana entre los principios y las piscinas, di en seguir el Debate del Estatut más pendiente de la forma que del fondo. De ahí que reparara en lo pobre, rudimentario y tosco del castellano que, en general, manejan los representantes de nuestra región en el Senado. Así, el rubor que, poco a poco, comenzó a invadirme se convertiría en llaga lacerante, al comparar su verbo abrupto con la prosa florida de sus gemelos, los nacionalistas vascos. Pues, digan lo que digan del peluquero de Anasagasti, al menos ese señor demostraba ser capaz de saber construir una frase en español tal como Dios manda, algo para lo que parecían incapacitados casi todos mis tribunos.

Por lo demás, celebro no ser el único alarmado por esa triste limitación cultural que padece la elite política catalana. Así, Jordi Pujol, con la intención inequívoca de ejercer el título de "Español del año" con el que en su día lo homenajeara el ABC, abundó en la misma lacra, sólo cinco minutos después de que en la Cámara Alta concluyese aquel bochorno gramático. Como es sabido –y si no que se lo pregunten a Manuela de Madre– Pujol considera inmigrante a cualquiera cuya hélice del ADN no coincida al milímetro con la de Vifredo el Velloso. Razón de que su primera reflexión tras concluir el pleno sólo pueda ser interpretada como otra muestra más del oprobio que tantos telespectadores domésticos sentimos ante tan triste espectáculo.

"Los inmigrantes tienen el deber de adaptarse a Cataluña y de aprender la lengua del país", sentenció con voz grave y gesto firme el patriarca al saber aprobado el Estatut. Qué propósito tan noble y qué gran verdad encierran esas lacónicas declaraciones, que por el bien de todos no deberían caer en saco roto. Y es que, sin duda, lo que late bajo la renovada advertencia, lo que en verdad escandaliza al gran estadista, es la endogamia sintáctica y el autismo léxico de nuestra casta dirigente. Ahí, Pujol lleva más razón que un santo.

Tanta que los habitantes de Cataluña, igual la mayoría castellanoparlante que quienes disponemos de otras lenguas maternas, albergamos el deber cívico de emprender un gran esfuerzo pedagógico en esa causa benemérita. Por ejemplo, deberemos ayudar a que el senador Bonet, de ERC, se integre en la realidad lingüística de su ciudad, Barcelona, para que no siga avergonzándonos, al expresarse en castellano como los apaches en las películas de John Ford. Y ya que el muy ocupado Piqué no está por la labor, habrán de ser los diputados de Ciutadans de Catalunya quienes ejecuten la orden del Muy Honorable Pujol, introduciendo, por fin, el español en el Parlament. Es de justicia.
9 Donna Barbara, día 14 de Mayo de 2006 a las 09:24
Claro que se sabe y tanto. A Claudio Ramos tambien lo conocimos y a Villa. Perdon por no estar de botellon, o por no saber la alineacion del Sporting de memoria. Si quieren detenerme, aqui estoy.
10 QRM, día 14 de Mayo de 2006 a las 09:35
He ahí un tema interesante. Creo que la corrupción, la educación y la justicia es donde más se nota la crisis de la sociedad española.
En cuanto a la educación universitaria, creo que además del problema de la politización, que es enorme, la falta de nivel también resulta de una falta de modelo. Cuando en los ochenta se crearon universidades a gogo se abandonó la aspiración de calidad. Ya se sabe, Calidad=Esfuerzo=Mérito=Élite=fachas. Los pijiprogres en su afán igualitario abominan de lo bueno, porque por definición, los mejores han de ser pocos.Y nunca ellos.

Necesitamos alguna institución universitaria que mantenga la competitividad y el nivel, aún a costa- y de eso se trata- de pecar de elitista. A España le interesa tener una élite formada. La Meritocracia Americana- Useña, diría Moa- funciona muy bien, y es lo que nos conviene.
Sin embargo, las dificultades para crear un centro de ese tipo son insuperables, porque la Universidad en España, que es verdadera bazofia, es reflejo de la sociedad, que aún dándose cuenta de su decadencia, no está por la labor de cambiar. Da pereza abandonar el ensueño y volver a la realidad. Mejor vivir en la mentira- Ah, Revel- .Digamos pues que la verdad es facha.

Así que ,Don Pío, póngase manos a la obra si se atreve. Quizá para un sólo centro de verdad y calidad si habría mercado en España, no para más. Si encuentra financiación, si los políticos no le hacen la cama, si el público se fía del prestigio futuro de una isntitución nueva y si los mediocres no se oponen de plano a la excelencia, tendrá éxito. Luego avíseme, que tengo parientes enfermos y Lourdes no les ha funcionado. A lo mejor es Vd más milagreiro.
saludos.
11 Patricia Sverlo, día 14 de Mayo de 2006 a las 09:38
Los jovenes de la LOGSE, sobre todo los que fuimos formados en colegios publicos, lo que necesitamos son lecciones de etica de catedraticos coherentes con la etica, a la par que cultos, logico esta, como Don Fernando Savater. Por cierto, Don Fernando, vd que es tan notablemente sabio, que digo notablemente, sobresalientemente, que significa el termino 'sofista'? Y en que consiste la filosofia de los cinicos? Y que eran aquellos paseillos que se pegaban los peripateticos? Yo es que ademas de pertenecer a la generacion de la LOGSE y del botellon, por si fuera poco, soy de pueblo
12 villa31, día 14 de Mayo de 2006 a las 09:51
¡Que inventen ellos! sigue estando en vigor.
13 Don Francisco SW, día 14 de Mayo de 2006 a las 09:56
Inanidad intelectual.
No es menester, faltaria mas, que un joven subpirenaico, pero no por ello menos ultramontano, y encima de la generacion de la LOGSE, del botellon, de la torrencial policia, de los Carlos Tartieres pagados por la administracion de una region objetivo 1 de la UE, suma y sigue ad infinitum fuese a descubrir a todo un escritorazo, caustico a mas no poder que ahora escribe en el ABC y que es cat. de Dret Administratiu(Perdon por la sintaxis, es que repito y reitero soy de la generacion de la LOGSE).
Este sennor, con su tarabica,le dirigio en su dia la tesis doctoral al Sr.Areces Jr. El citado sennor, ex-profesor, correligionario y amigo del 'Iluminado de la Moncloa', tras cuarenta annos de carrera juridica decia a sus mas allegados que la citada tesis, la del sennorito, era una de las tres peores que habia visto nunca.
Entre tanto, el bueno de Herr Illepida con su requiem al gallo Matildo.
Alguno dira, otro joven del botellon y la garrafa con su suspenso en mano. Pues mire vd por donde, va a ser que no, como diria el ministro leones
14 Julia, día 14 de Mayo de 2006 a las 09:58
Felicidades a Alcaraz. Pese a que no se expresa muy bien me parece un tío extraordinario.
15 niteo, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:06

A los problemas que ya apuntaba Ortega y Gasset en su “Misión de la Universidad” en 1930, que podrían resumirse en la separación entre la Universidad y la Sociedad, en ese aislamiento del mundo universitario centrado en ser “escuela de delfines” en vez de lámpara, faro, guía de la cultura… hay que añadir los que desde entonces se han ido sumando.
“Sin ánimo de ser exhaustivo…” que diría nuestro querido Cesar Vidal, anotaremos:
- La masificación, que imprevista, a pesar de previsible por la explosión demográfica de los años sesenta y el progresivo desarrollo del estado de bienestar desde esos años, se ha resuelto con la caída en picado de la enseñanza. Bajar el nivel, para tapar el fracaso y mantener a los jóvenes en las aulas fue una política descarada, y suicida, en los ochenta. El caso era que no entrasen en las descomunales estadísticas del paro de la época.

- La endogamia, esa mentalidad entre “funcionarial” y “patrimonial” de los catedráticos que lejos de renovar la sangre, traspasan los cargos a sus hijos, mentales o biológicos.

- Pero, sobre todo, hay una medida, que ya pasen años y años, ha dejado herida de miseria y podredumbre a la Universidad. Su politización y control en manos de la izquierda.
La medida fue expulsar de la Universidad a los mejores, a los que estaban en el mejor momento de su actividad científica, creativa, intelectual. Fueron jubilados por decreto para meter a esa piara de mediocres cuyo único mérito era el carné o ser “amigo de” hasta convertir los centros del saber en zahúrdas al servicio del sectarismo progre.


Si Ortega propugnaba que la voz de la Universidad, su “superioridad espiritual”, tendría que estar por encima de la Prensa… hoy está por debajo de cualquier persona que sin prejuicios y con sentido común, estudie, investigue y piense, al margen de ella.

Y la mediocridad universitaria es un círculo vicioso que va a más.


16 acracia ya , día 14 de Mayo de 2006 a las 10:08
Bueno el nivel de insulto y amenaza de la Gocha esta que aparece por aquí es intolerable ,no todos los de la LOGSE son así ,sino me imagino que nos espera lo que los jemeres rojos realizaron allá en Comboya ,la aniquilación.
Como se puede ser tan mal educada y tan zafia ,pues no te queda na Gocha que aguantar ,eres canalla pura y dura ,pestilente y atrasada ,pero no vas a tener el poder nunca ,a lo suma el poder tirarte peos en casa que seguro lo haces de maravilla.( pedorreta de cabeza está claro)

No conozco el tema universitario de hoy a fondo para dar una opinión válida ,en mi época se estudiaba pero las clases estaban masificadas y todo dependía del trabajo individual que se quisiera realizar.
Lo que sí pienso es que hay una desconexión importante entre universidad y realidad que la rodea ,no parece que un universitario salga muy formado en la realidad cotidiana y que sus estudios le sirvan para más que crearse un esquema de crítica de pensamiento.
Sofistas aparece por aquí alguno, en las Grecia clasica los sofistas eran pseudo filósofos que creían tener el saber de las cosas y que con un argumentación vacia eran capaces de defender una cosa y su contraria con la misma soltura.
De aquella la referencia del saber era el Mito, así que tenian Mitos para todos los gustos sin exponer realmente razón alguna que los sustentara.
Para mí los sofistas hoy son aquellos que defienden una postura a base de tratar de desprestigiar la contraria sin exponer razones simplemente,tergiversando los argumentos que se les presentan y dando un sentido al lenguaje que no tienen contenido.
Ser de pueblo no es nada malo ,lo importante es ser honrado y ser coherente en tus argumentos ,teniendo las cosas meridianamente claras.
Lo del botellón tampoco creo que sea malo por sí ,hay que desmadrase alguna vez ,el problema es darle a la botella cada dia ,y no tener un sentido crítico de la vida.
Y el haber estudiado en a LOGSE ,no es culpa del que estudia y lo puede remediar( sus carencias) con esfuerzo y ganas de pensar y de solucionar los problemas del dia a dia.
Cuando aquí se critica la LOGSE se hace la crítica de aquellos que la impusieron y de aquellos estudiantes que la tomaron como modo de pasar cursos sin pegar un palo al agua,así que no se preocupe quien habiendo estudiado en la Logse haya tratado de comprender aquello que estudió ,como parece ser el caso de Patricia que por sus preguntas parece tiene interes de conocer y siendo así no puede hacérsele ninguna crítica.
17 Ximmerman, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:12
Me rio con el disparatado artículo de hoy, el "doctor Moa" quiere dar clases. Se queja de "la ausencia de audacia especulativa...". En efecto, especula por especular, convirtiendo el supuesto intento de lograr conocimiento, es distraer la atención del mismo. Conocimiento, sobre todo el científico, que no le interesa.
Cuidado: Moa se pasa de la historia a la universidad. ¿Cómo es posible que esta eminencia, todavía no tenga una cátedra de historia?
18 Joven, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:13
A mi aún me quedan dos añitos para ir a la universidad. Si todo está tan mal, ¿los que somos liberales y con ganas de triunfar en la vida lo tenemos más fácil que hace 20 años?
19 acracia ya, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:14
Bres me parece que las preguntas que haces no las haces para que te respondan sino para responderte tu solito
Asi que te haré una pregunta simple y si quieres la respondes : ¿ has leido algún libro de Moa?
20 Hegemón, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:17
Efectivamente Sr. Moa. Por mi formación académica he podido comprobar que la Universidad española es muy fuerte en la enseñanza, pero muy limitada en los resultados. Así como otros países desarrollados la uitilizan para un mayor avance económico, científico, industrial, médico, etc (la India ahora mismos), nostros nos conformamos con "caminar por los campos trillados". Todos los toremas, leyes, fórmulas que se estudian llevan nombres extranjeros, ninguno español. Nuestro trabajo se limita a aprender lo que los demás han descubierto antes.

Algo falla en nuestra Universidad pero también en nuestra industria. Donde trabajo se refleja la poca iniciativa para innovar de los empresarios españoles. Hace unos meses una Doctora en Ciencias Químicas me decía que en la Universidad había muchos complejos de inferioridad pero que estbamos a muy buen nivel, que no teníamos que envidiar a nadie. Yo la pregunté que cómo estabamos en I+D+i y dijo que financiabamos muchos proyectos interesantes muy buenos pero que se notaba que muchos empresarios de estos que abundan por los polígonos industriales "de boina calada" dijo ella, se conformaban con tener su negocio y basta.

Estoy harto de ver como material de un alto valor añadido y alta tecnología viene con la marca "made in USA", o "germany". ¿Para cuando una máquina de alta tecnoclogía "made in Spain"?. De momento tenemos infraestructura universitaria para desarrollar muchas cosas, antes que los Zapaterinos lo j.odan todo, salen de nuestras universidades buenos economistas, ingenieros, médicos pero se limitan a imitar como nadie lo que los demás descubren.

De todas formas en la universidad hay algo que falla y puede que sea la política.
21 liborio, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:17
Este Bres es un producto típico de la mentalidad sociata, es decir, inepto intelectualmente, y que con su lenguaje macarra rebaja el nivel del blog. Hace bien el moderador en borrarlo. Es otro hilketa de la pandereta. A ver si nos esforzamos por no caer en chuminadas.
22 Hegemón, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:19
Ximmeramn por favor, hoy el asunto carece de politiqueo, sería de agrdecer que todos aportaramos algo constructivo. no veo nada malo en lo que ha dicho Moa pero como vostros vaís con el piloto automático....
23 Hegemón, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:24
Oye BRES, un consejo. Seguramente que la bitácora de hoy es muy avanzada para tu conocimiento. Aprende algo de ella y no molestes mucho con tus insultos y patrañas...ah!! y deja a mi ciudad en paz que en Oviedo ya se sufrió la "cultura revolucionaria" consistente en el cartucho de dinamita. Seguramente que a esa universidad te gustaria estar.
24 arraigo, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:24
“El asunto principal aquí no es que Moa sea correcto en todos los temas que aborda. Esto no puede predicarse de ningún historiador y, por lo que a mí respecta, discrepo en varias de sus tesis. Lo fundamental es más bien que su obra es crítica, innovadora e introduce un chorro de aire fresco en una zona vital de la historiografía contemporánea española anquilosada, desde hace mucho tiempo, por angostas monografías formulistas, vetustos estereotipos y una corrección política dominante desde hace mucho tiempo. Quienes discrepen de Moa necesitan enfrentarse a su obra seriamente y, si discrepan, demostrar su desacuerdo en términos de una investigación histórica y un análisis serio que retome los temas cruciales en vez de dedicarse a eliminar su obra por medio de una suerte de censura de silencio o de diatribas denunciatorias más propias de la Italia fascista o de la Unión Soviética que de la España democrática” (Stanley Payne, Revista de libros, julio-agosto de 2003)
25 acracia ya, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:26
Si Hegenón para cuando una crírica argumentada de los que Moa expone y no una crítica de la persona de Moa.
Pues me imagino que Moa como cualquiera tiene fallos en sus exposiciones ,pero claro es más fácil criticar a la persona que dar argumentos contrarios y razonados de sus exposiciones.
26 arraigo, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:30
“La reacción pública a la aparición de estas obras ha sido realmente notable, con ventas relativamente buenas y a veces con diversas ediciones. Entre los historiadores y los reseñistas, sin embargo, lo más destacable de la respuesta a Moa ha sido la ausencia de debate y la negativa a discutir el gran número de temas serios que suscita. Con sólo unas pocas excepciones, ha sido recibida con una hostilidad gélida o furibunda. Con más frecuencia ha sido ignorada o, en caso de reseñarse, rechazada como no merecedora de consideración. Lo cierto es que los comentarios sobre su obra se han visto reducidos a observaciones ad hominem aparentemente sensacionalistas, aunque completamente irrelevantes, sobre su antigua militancia en una organización revolucionaria marxista-leninista en los años setenta”
(S. Payne)
27 acracia ya , día 14 de Mayo de 2006 a las 10:31
A Joven ,creo que si que hoy hay más oprtunidades de desarrollarse que hace veinte años ,pues el mundo que hoy nos rodea tiene mayor bienestar que el que nos antecede y mayores oportunidades de, demostrando valia y esfuerzo ver recompensados estos.
28 liborio, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:34
(24) Otro de los rasgos de nuestra universidad es una cobardía intelectual y moral sobresaliente. Tenía que ser un extranjero el que dijera cosas tan de sentido común como esas. Aquí, unos van de chulos, en plan arrogante, y otros se les someten de forma indecente.
Bueno, no todos. Seco Serrano, Cuenca Toribio, Orella, Milagrosa Romero y bastantes más han expresado su acuerdo con Moa. Pero de la forma tan contundente y con tanto sentido común como Stanley Payne, eso ninguno.
29 Hegemón, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:37
Si acracia, tarea casi imposible. ¿Sabes como llaman a la facultad de Geografía e Historia de Oviedo? la URSS, con eso te lo digo todo. Es una pena, puede tener muy buenos licenciados pero es que salen hasta las cejeas de droga sociata.

Y ya que hablamos de Asturias, el "gochín" Areces recortó los presupuestos de nuestra Universidad de Oviedo (fundada en 1608)para desviar los fondos a pijadas como la llingua y otras mememces de la izquierda. Y aún así nuestros universitarios son la cantera de toda España por que nos marchamos todos porque Areces es incapaz de hacer algo últil por Asturias. Ahora parece ser que Morales, el tío este del PP que tiene una aceptación entre los asturianos de la leche, a mi me gusta, le va a ganar en las elecciones casi fijo y por eso están nerviosos y se inventan tramas inmobiliarias. Las jugadas gansteriles que decía Moa en la pasada bitácora.
30 liborio, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:38
Debe reconocerse que Moa tiene "pegada" dialécticamente hablando. A Tusell, a Juliá, a Fontana y otros cuantos les ha dado un repaso de cuidado. Ésto es de lo último que ha publicado, creo:

Informando a Jorge y a Helen
Pío Moa

De vez en cuando mi amigo Jorge Martínez Reverte va por la prensa soltándome piropos. Últimamente me ha llamado "impresentable", "mala persona" y "malvado", porque tengo la desgracia de discrepar de sus creencias sobre la guerra civil. Jorge no es malo, pero no entiende mucho de lo que habla: lo suyo no es la historia, sino la novela. Escribía novelas policíacas con un detective progre de protagonista, el cual, como tal progre, era temperalmente inasequible a la corrupción, ya ven ustedes si tiene buen ojo.

Con el mismo buen ojo, me temo, Jorge ha escrito otras tres novelitas sobre la guerra civil, ambientadas en las batallas del Ebro, Madrid y Cataluña. Él las cree libros de historia, porque no distingue bien entre una cosa y otra, y ello le permite pasmarse ante descubrimientos como éste, que expone en Bobelia: "la correlación de fuerzas antes del 23 de diciembre de 1938, cuando se inicia la campaña de Cataluña, era favorable a Franco". ¡Y tan favorable! Franco empezó la guerra en desventaja casi desesperada, a lo largo del primer año fue logrando un equilibrio material, hasta que, al final de la campaña del norte, en octubre de 1937, alcanzó una superioridad que iría en aumento. Al emprender la campaña de Cataluña, acababa de derrotar en el Ebro al ejército de Negrín, y su ventaja era ya abrumadora. Está bien que lo diga Jorge y lo publique Bobelia como un hallazgo, pero, créanme ambos, ese mediterráneo lleva muchos años descubierto.

Donde ya mete la pata es al atribuir esa superioridad a Hitler, otra manía de la novelística progre. Vamos a ver: el Frente Popular dispuso de enormes recursos financieros, aparte de los que saqueó al tesoro artístico e histórico nacional y a los particulares, incluyendo las alhajas de los montes de piedad. Y con todo ello logró, nos dicen, menos armas y suministros que Franco, el cual, en comparación, partía casi de la indigencia: "los republicanos no tenían ni un fusil para cada dos combatientes". Tan extraño caso requiere algún análisis, ¿no les parece, señores historiadores progres? ¿Tendría algo que ver en ello la masiva corrupción de las izquierdas en la compra de armas? ¿O el hecho de que al colocar el grueso de las reservas en la URSS pasaran a depender por completo de Stalin? ¿Tendría algo que ver la práctica inexistencia de tal corrupción en las compras franquistas, y el pago, en excelentes condiciones, del material recibido de Alemania e Italia? ¿O el hecho de que, pese a la escasez de medios financieros, Franco salvara su independencia frente a Hitler y Mussolini? Piénsenlo, y a ver si nos dan una respuesta más satisfactoria que las seudorrománticas lloreras sobre la mucha ayuda supuestamente obtenida por los malos y la poquísima de que, nos aseguran, disfrutaron los buenos.

Rémi Skoutelski también nos larga una novela sobre las Brigadas Internacionales, y compara los "75.000 italianos frente a los 35.000 miembros de las Brigadas Internacionales". Pero los italianos llegaron después, y en respuesta a las brigadas internacionales, las cuales, junto con las armas, los asesores y el terror soviéticos, impidieron que la guerra terminase en cinco meses, en noviembre de 1936, y prolongaron la carnicería hasta abril del 39. Estos detalles siempre se les escapan a estos historiadores que prometen rebatir al "revisionismo". Como sigan así...

Envidia me da, en cambio, la vista de Jorge para otras cuestiones: ha sabido colocarse como historiador oficioso del gobierno, con sabrosas prebendas en televisión. Seguro que la derecha traga, al revés que la izquierda cuando armó tan formidable y antidemocrático alboroto por la entrevista que Dávila osó hacerme en TVE-2. Nunca he recibido –ni pedido– apoyo del PP, que apenas le mientan la historia se encoge como un gusano: en cambio Jorge y el Partido de los ciento y pico años de honradez van juntos, tan orgullosos. Buen ojo, digo, o, al menos, buena suerte.

Más gracia tiene doña Helen Graham, una historiadora progre británica de la escuela de Preston, muy quejosa de la venta de los libros de César Vidal y los míos, y no mejor informada sobre la guerra que el amigo Jorge. Una costumbre de esta buena gente es la de invocar la "complejidad" de la historia, para a continuación endilgarnos los más simples esquemas de un marxismo de andar por casa. Así nos informa nuestra escritora de que la república "inició una serie de transformaciones (la reforma agraria, la separación Iglesia y Estado, la modernización del ejército, la generalización de la educación) que pretendían traer a España los cambios que ya había dado Europa desde la revolución de 1789, pero no llegó a propiciar un cambio de régimen, ni alteró las relaciones de poder; no desposeyó a los grandes terratenientes e industriales de sus propiedades" ¿Dónde hemos leído esta letanía? Ah, sí, es la base de la propaganda de la Comintern y de las historietas "científicas" del estalinista Tuñón de Lara. Doña Helen cree que la agresiva demagogia de las izquierdas –no de "la república", aunque las izquierdas se creyeran, despóticamente, las dueñas del nuevo régimen– fracasaron por no haber destruido más a fondo las normas democráticas y el derecho de propiedad (y el derecho a la vida: no se dice, pero va implícito en las concepciones marxistas). ¿Habrá leído doña Helen a Azaña? ¿Habrá leído a los "padres de la república"? ¿Habrá leído las memorias de los políticos de entonces? Increíble, a estas alturas.

O descubre otro mediterráneo, al modo de mi amigo Jorge: "No había dos Españas condenadas a enfrentarse, las cosas no eran tan simples". Pues tiene razón, no había tal condena, y la simpleza la encontramos más bien en doña Helen empeñada en sus torpes esquemas e incapaz de analizar el proceso. Así, no era forzoso que en el PSOE se impusieran Largo Caballero y Prieto, en lugar de Besteiro; no era forzoso que Largo y Prieto planificaran la guerra civil en 1934; no era forzoso que Companys utilizase la autonomía para promover una rebelión guerracivilista; no era forzoso que Largo mantuviera después sus posiciones revolucionarias y Prieto alcanzase el summum de la demagogia; no era forzoso que Azaña destruyese en 1936 su propia legitimidad al amparar el proceso revolucionario, o que vulnerase él mismo la ley sistemáticamente; no era forzoso, en suma casi nada de lo sucedido. Pero dejando aparte esta perogrullada, tales cosas sucedieron, y la destrucción de la ley, de la democracia, por las izquierdas y el separatismo, causó la guerra civil. Y no a la inversa, como insisten, ¡con toda la documentación hoy conocida!, estos epígonos de la propaganda estalinista.

Con el desparpajo típico de los marxistas, y más todavía de los baratísimos marxistas posteriores a la caída del muro de Berlín, la señora Graham, como Preston, Juliá, Fontana, Jorge y compañía, se obstina en tachar de "franquistas" las versiones contrarias, incomparablemente mejor argumentadas y documentadas. Una muestra más de su mezcla de embrollo e ignorancia. A ver si un poco de información les va serenando y abriendo los ojos.
31 RAJ, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:39
acracia: me gustó tu #201# de ayer.
No estoy, totalmente, de acuerdo con el moderador. Es evidente que la juventud actual sale de la Universidad con mucha información, pero sin haberla analizado y por lo tanto sin haber desarrollado sus propias ideas, pero es que tienen a su alcance muchisima información. El salto cuantitativo, no en cuanto a la información existente (que aunque ha aumentado, ésto no lo justificaría), sino a la información accesible (y, mas concretamente, en España) ha sido, en los últimos 10 años, gigantesco.
Hace apenas unos 10 años, el que tenia acceso a Internet podría considerarse un privilegiado, hoy en día el que no tiene ese acceso, puede empezar a considerarse un alnalfabeto funcional.
Acracia en el comentario que en el inicio alabo lo apuntó muy bien, "...La ignorancia hoy dia nos alcanza a todos .
Es inevitable, el saber enciclopedico no tiene cabida ,uno picotea aquí y allá y trata de llegar a su propia mirada general ,por eso digo siempre que tengo la percepción de un ciego ...."
Esa mirada general es, quizás, la que se echa en falta, pero que sin duda llegará, solo que mas tarde. Este desfase no es la primera vez que se produce a lo largo de la Historia.
32 galaico, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:41
(27) Hay más oportunidades materiales, pero no intelectuales. Una de las cumbres de la cultura humana, nucnca más igualada, fue el período clásico de Grecia. Sin embargo entonces las "oportunidades materiales" eran mínimas, porque se trataba de un pueblo pobre.
O, en España, nuestro siglo de oro nunca ha vuelto, a pesar de que en los siglos XVIII, XIX y XX la riqueza material era muy superior.
Son cosas muy distintas.
33 Carolo, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:55
Mucho han criticado a Unamuno aquello del "inventen ellos". Pero sus críticos tampoco han inventado nada. Retórica y más retórica.
34 BRES, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:56
No voy contestar a tanto erudito de pacotilla.Seguid enrocados en el Barroco, mientras nosotros pasamos a la acción
Sólo recordaros que tenemos en marcha un Proyecto TODOSLOSNOMBRES de Asturias.El objetivo es dar respuesta a la creciente demanda de información de miles de descendientes de personas que perdieron su vida a consecuencia de la Guerra Civil Española o la postguerra y que, aún hoy, siguen indagando sobre la desapareición de sus familiares; víctimas de la lucha en la defensa de la legalidad vigente; del asesinato indiscriminado y despediadado ejercido por el régimen fascista; muertas en las diferentes prisiones, campos y hospitales, a causa de las lamentables condiciones de su cautiverio o ejecutadas, tra pasar por la farsa de los consejos de guerra franquistas.
Este ambicioso trabajo incluirá al mayor número posible de personas fallecidas en Asturias, sin tener en cuenta su origen o lugar de procedencia, así como los que siendo naturales de esta región, perecieron fuera de ella.
No se olvidará a quienes fallecieron a causa de las deplorables condiciones que tuvieron que soportar durante su permanencia en los diferentes campos de concentración, pricipalmente en los situados en el Sureste francés; o como consecuencia de la II Guerra Mundial, bien luchando legítamente en defensa de su libertad o víctimas de los campos de exterminio nazis; ya que considero que estas muertes fueron consecuencia directa del levantamiento fascista llevado a cabo el 18 de Julio de 1936.
Para saber más: TODOSLOSNOMBRES.ES
35 galaico, día 14 de Mayo de 2006 a las 10:57
(9) Eso me recuerda algo que puso Illustrator. Algo referido al PSOE, tan lleno de confidentes de la policía franquista:

NO HABÍA PRESOS, PERO SÍ CONFIDENTES
El amo socialista de Asturias, Fernández Villa. Copio del libro de Antón Saavedra:
"Llegó al PSOE y la UGT en los inicios de los años 70, procedente de las filas anarquistas y comunistas; allí su misión consistía en participar en cualquier asamblea o reunión que pudiera surgir en las muchas empresas que frecuentó --cada poco era "despedido"--, en especial en la mina Miravalles de Asturias, donde iban a parar todos los despedidos pertenecientes a las organizaciones de izquierda, para posteriormente delatar a los compañeros participantes y levantar acta de lo acordado ante la jefatura de la policía social franquista. Era la persona más reacia a ocupar cualquier cargo en nuestras organizaciones. Al final ante la insistencia de los compañeros, siempre se conformaba con "cualquier vocalía" escudándose en una extraña enfermedad de la que nunca se supo y que sin embargo no le impedía tener una participación frenética en casi todas las reuniones, más o menos importantes, que se celebraban en los distintos lugares de Asturias... Había tenido la desfachatez de cobrar, como "despedido", del dinero de Fusoa que los compañeros recaudábamos en los puestos de trabajo para ayuda a los verdaderamente despedidos y detenidos, muchos de ellos debidos a sus chivatazos a los hombres de Claudio Ramos... Pero una vez que se había "despejado el camino" empezó a asumir tal cantidad de cargos sindicales y políticos que llegó hasta la mismísima Comisión Ejecutiva del PSOE". Y a senador y a otras muchas cosas. ¡Qué cosas tiene la vida!
36 acracia ya , día 14 de Mayo de 2006 a las 10:59
El otro dia aquí JCSOCA ya presento hechos que demuestran la nula confrontacion que la historia oficial realiza de la historia verdadera .
Partiendo del mismo hecho ,la pastoral de aceptación de la república por parte del Cardenal Segura se convierte en los extremistas en mecha para la quema de iglesias y le dan un tratamiento a la quema de hechos menores .
Encontramos que los historiadores prorepublicanos utilizan esta carta para justificar "hechos menores" como la quema de iglesia.
Por mi experiencia ,ya lo he contado, la primera vez que oí hablar a Moa del traslado a Moscu del oro de las reservas españolas no me lo podía creer ,yo siempre había oido que era mentira que eran cuartadas del regimen franquista para justificar la pobreza del comienzo del régimen ,que seguro que el dinero se lo había quedado Franco y los suyos .
Y resulta que levantado el secreto en los documentos de Moscu se comprueba que sí que los que saquearon las reservas de España no fueron los franquistas sino los lideres republicanos.
Esto, la corrupcion galopante de los jefes repúblicanos que retrata Moa, no es aceptable para aquellos que hoy nos quieren poner de modélico aquel periodo y claro tratan de desprestigiar a Moa como sea.
Igualmente que Moa describa con hechos el régimen franquista sin prejuzgarlo por su ideología sino por sus realizaciones pues no puede sentar bien aquellos que tienen que reconocer que la socialización de los medios la realizó el dictador ,el malvado tirano dejó un país con clase media ,cosa que si no hubieran sido corruptos y asesinos tendrían que haber hecho los jefes republicanos.
Pero salieron corriendo y dejaron a sus soldados muertos o rendidos al enemigo ,mientras ellos en el exilio dorado por los robos cometidos vivieron como dios .
Y todo esto los intelectuales progresistas amantes de los ideales de la república no lo van ha admitir nunca.
37 galaico, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:00
nvenenamiento de la memoria histórica
Por Pío Moa
Ya antes de la transición comenzaron las izquierdas a remover los osarios con una turbia propaganda, y desde entonces acá no han parado un momento. Esas falsificaciones permiten a quienes se sienten herederos de aquella izquierda pasar de acusados a acusadores.

La afición de las izquierdas por remover cadáveres y utilizarlos como armas arrojadizas tiene larga tradición. Desde finales del siglo XIX, cada vez que realizaban alguna acción violenta o atentado mortífero contra la vida y la convivencia de los demás, se las arreglaban para montar ingentes campañas de denuncia por la represión sufrida, en las que la mentira y la exageración han jugado siempre un papel clave. Durante la república, esa conducta fue el pan de cada día, pero después de la insurrección de octubre de 1934 adquirió un nivel realmente espectacular, y de unas consecuencias históricas decisivas que he examinado en El derrumbe de la II República.

Tal afición siniestra tiene su evidente racionalidad: es efectiva. Los relatos de muertes y torturas siempre conmueven y, si se insiste en ellas con suficiente terquedad y algarabía, hacen olvidar a la gente el origen y la realidad de los sucesos. La campaña sobre la represión de Asturias en 1934 permitió a las izquierdas, sublevadas contra un gobierno democrático y promotoras de la guerra civil, como consta en sus textos, pasar de acusadas a acusadoras, de la defensiva al ataque. Tuvo un enorme eco internacional, y dentro de España acabó de destruir el clima de convivencia nacional como no lo habían logrado todos los desmanes y las crisis anteriores. La campaña soldó una solidaridad izquierdista un tanto ficticia y plagada de quiebras internas, pero suficiente para permitir la victoria del Frente Popular en febrero de 1936. Una vez en el poder y alcanzados sus objetivos, los autores de la campaña evitaron cualquier debate parlamentario de los sucesos. No les interesaba una investigación que sólo podía poner de relieve la colosal impostura.

La experiencia debe servir de recordatorio para quienes prefieren la pasividad ante tales cosas, consolándose con el dicho de que la verdad termina abriéndose paso. No siempre sucede tal cosa, y a menudo cuando la verdad empieza a imponerse en la mente de la mayoría, es ya demasiado tarde para evitar el desastre.

Dentro de esa vieja tradición, andan ahora por ahí una serie de gentes dedicadas a desenterrar cadáveres de la guerra civil, agrupadas en la asociación “Recuperar la memoria histórica”, respaldada por partidos y políticos de la izquierda, y también de la derecha, y extraordinariamente jaleada en la prensa y demás medios de comunicación. Resulta natural que muchos deudos de los muertos quieran recuperar los restos, pero eso es sólo el pretexto, la coartada humanitaria explotada sin escrúpulos para impulsar un cínica campaña política dedicada a resucitar los rencores y a inculcar en los jóvenes una visión falsa y venenosa del pasado. Que lo hagan en nombre de la reconciliación, es el colmo del cinismo. Admito que estas cosas me indignan sobremanera, pues cuentos así influyeron en mi juventud para llevarme a actos supuestamente justicieros.

Para que estos agitadores de cadáveres tuvieran algo de reconciliadores, deberían decir algo parecido a esto: “Vamos a desenterrar los restos de personas que cayeron en una contienda fratricida, en que ambos bandos cometieron atrocidades a causa de un clima de odios que no debemos permitir que se repita”. Incluso, si tuvieran un plus de honestidad, conveniente aunque ya no exigible, podrían añadir: “Aquel clima de odios fue creado deliberadamente por políticos y partidos mediante exageraciones e invenciones sobre la represión de un movimiento totalitario en octubre del 34, especialmente en Asturias”. Esto ya no es exigible, repito, aunque completaría la verdad; pero lo primero, sí.

Sin embargo, nada está más lejos de la intención de esos individuos, y nada los desenmascara mejor que sus argumentos: “Durante cuarenta años sólo fueron honrados los muertos de una de las partes, así que la justicia histórica exige que ahora honremos a los de la otra que, además, representaban la libertad y la democracia”. Es decir, se trata de una revancha, por lo demás basada en afirmaciones falsas casi en cada palabra. Dentro del franquismo hubo intentos, si bien tibios, de reconciliación, jamás existentes, salvo retóricamente, en las izquierdas, que aún hoy siguen en las mismas. Por los años 60 ya casi nadie hablaba de los muertos, salvo algunas alusiones lejanas o formulistas. La guerra parecía superada en la muy mayoritaria mentalidad popular.

Pero ya antes de la transición comenzaron las izquierdas a remover los osarios con una turbia propaganda, y desde entonces acá no han parado un momento. En un interesante artículo en la revista Claves de razón práctica, Santos Juliá (¡quién lo diría!) desenmascara este tipo de manejos y señala cómo en los últimos veinticinco años, por lo menos, la bibliografía, los artículos, las intervenciones en los medios, etc, acerca del exilio, de la represión —la efectuada por las derechas casi siempre, con olvido de la otra—, etc, alcanzan un volumen enorme. Ahora se emprende una nueva campaña, y, para darle mayor efectividad, la justifican con el embuste de que antes no se había hecho nada al respecto. Llevamos veinticinco años empapados de estas cosas, pero a muchos les parece insuficiente. ¿Y la absoluta falsificación de que el Frente Popular representaba la democracia y la libertad? Fueron sus partidos, totalitarios los principales de ellos, los grandes destructores de la convivencia en la república.

Esas falsificaciones permiten a quienes se sienten herederos de aquella izquierda pasar de acusados a acusadores. Lo ideal es que nadie pretendiera hoy día erigirse en juez del pasado, pero ya que estos señores lo hacen, debieran ser advertidos, con toda la energía posible, de que si alguien debiera sentarse en el banquillo son ellos. El otro día, en un programa de la COPE en torno a la inaudita declaración del Parlamento navarro sobre la represión franquista, fue entrevistado uno de los promotores de aquella basura, que habló de reconciliación y la necesidad de recordar las fechorías de la derecha y de, al menos, parte de la Iglesia. La desfachatez del sujeto, un dirigente de Izquierda Unida, es decir, del Partido Comunista o ligado a él, un partido totalitario antes y ahora, y autor de innumerables matanzas allí donde tuvo algún poder, era asombrosa, y no menos asombroso que nadie le pusiera en su lugar recordándole a quiénes representaba.

La campaña de los muertos forma parte de un intento de revisar la transición para volver a algo parecido a aquella república demencial, vertebrada —es un decir— por una Constitución impuesta por aplastante rodillo y sin la menor concesión a los sentimientos e intereses de la mitad de los españoles, Constitución que terminó asaltada y arruinada por los mismos que la habían elaborado. El conocimiento de la historia debiera servir para algo, y por ahora eso no parece ocurrir.

¿Cómo es posible, por ejemplo, que la derecha acepte tales estafas en las Cortes o en el Parlamento navarro o el catalán? ¿Han perdido todo el sentido de la historia y de la realidad actual? Las izquierdas ejercen sobre el PP el mismo chantaje que sobre la CEDA en la república. Entonces acusaban sin tregua a la derecha de fascista, y ahora de franquista, y siempre, de reaccionaria. Palabras vacuas pero que asustan a muchos espíritus timoratos o acomodaticios. Cambó hacía una buena descripción de Romanones: “Tenía más valor del que se le supone. Lo perdía totalmente, sin embargo, cuando lo tildaban de reaccionario. Entonces no podía resistir. Con tal de evitar ese dicterio, se convertía en un cobarde y cometía toda suerte de claudicaciones”. Lo mismo puede decirse de Alcalá-Zamora, a quien la vanidad de parecer “progresista” le convirtió en uno de los principales responsables de la guerra.

Muchos en las derechas esperan evitar el látigo de las izquierdas cediéndoles posiciones intelectuales y el juicio del pasado, y por no parecer “franquistas” llegan hasta a cagarse en las tumbas de sus propios padres. De nada les valdrá. Cuanto más claudiquen más silbará el látigo en torno a ellos. También en explotar esas flaquezas tienen las izquierdas larga tradición y experiencia.

38 RAJ, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:02
Para BRES y XIM....
Desde este momento y habiendo leido todo cuanto habeis escrito en este blog, desgraciamente, me reconozco incapaz de dialogar con vosotros. No tenemos ningún punto en común, así que os agradeceré encarecidamente, que ni siquiera os refirais a mis comentarios, ya que vuestra opinión no me interesa.
39 galaico, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:03
Otro artículo clarificador: Ante una nueva campaña contra la verdad histórica
Pío Moa

La izquierda conoce muy bien el enorme efecto de las campañas amasadas con relatos de sangre y crimen atribuidos a sus adversarios. Con ellas ha logrado una y otra vez borrar sus propias responsabilidades Hace poco el profesor Macarro autor de algunos estudios estimables, mostraba su indignación hacia mis tesis, pero afirmando, con desaliento, que ellas estaban fundando una nueva “historia canónica”. El ataque, que no crítica, trasluce un hecho real: mis conclusiones se van imponiendo, aunque con esfuerzo, por el peso de su argumentación y de sus datos. Y creo que terminarán asentándose, a menos que Macarro u otros logren refutarlas por medios académicamente aceptables, lo cual ni siquiera intentan. Su argumento se reduce, en fin de cuentas, a la exigencia de censura contra mis libros. ¿Cabe mayor bancarrota intelectual?

Me parece bien fundada ya, por tanto, la idea que paso a resumir: la guerra civil provino de la erosión, primero, y el asalto, después, a la legalidad republicana por parte de las izquierdas, en un proceso revolucionario. También hubo en la derecha conspiraciones contra aquel régimen, pero con esta diferencia: las ofensivas de la izquierda provinieron de sus principales partidos y de los nacionalistas, mientras que las intentonas de la derecha sólo abarcaron a sectores muy minoritarios de ella. Dicho de otro modo: si los asaltos izquierdistas se hubieran limitado a los de la CNT, el sistema republicano habría funcionado, a pesar de todo, pero cuando se les sumaron los del PSOE y la Esquerra, con la complicidad de las izquierdas republicanas, la convivencia se tornó imposible. No quedó otra alternativa que una dictadura totalitaria de izquierdas o una dictadura autoritaria de derechas. Sólo los totalitarios o los sordos a las lecciones del siglo XX pueden preferir la primera, que, por cierto, estuvo cerca de triunfar. Ese fue el planteamiento real, pues ni existía un partido democrático potente ni éste habría podido mantener la democracia cuando el grueso de la oposición la rechazaba.

Así pues, la versión izquierdista de la guerra civil puede darse hoy por fracasada, y creo que gracias, en medida muy alta, a los estudios de César Vidal y a los míos. No digo los magníficos y fundamentales de Ramón Salas Larrazábal, porque los irreconciliables habían conseguido borrarlos de la universidad y sepultarlos en el olvido. Ni los valerosos, además de valiosos, de Ricardo de la Cierva, porque si bien los sectarios no habían logrado impedir su difusión, habían limitado su incidencia alzando en torno a ellos un muro de Berlín construido con insultos y falsedades. Con César y conmigo no lo han conseguido, al menos por ahora.

Pues bien: hace poco el profesor Santos Juliá explicó a unos diplomáticos españoles en París la nueva línea de ataque de la historiografía antifranquista. Reconociendo de modo implícito el fracaso de la versión izquierdista (los dos bandos habían cometido crímenes, vino a admitir), indicó que los esfuerzos iban a concentrarse en la represión de posguerra, donde había un solo y evidente culpable: el bando vencedor.

Menciono esta conversación, llegada por casualidad a mis oídos, porque nadie debe creer que se trata de actitudes espontáneas. Por el contrario, están minuciosamente orquestadas, con colaboración de numerosos políticos, historiadores y paniaguados. Preston ha anunciado para este otoño un nuevo libraco sobre el “holocausto español” (nada menos), y ya proliferan en las librerías estudios por el estilo. Leo ahora que la televisión en manos de los irreconciliables ha encargado una serie sobre la represión de posguerra a varios simpatizantes de las dictaduras progresistas. Será la segunda parte de la serie sobre la guerra civil ordenada por el PSOE en los años 80, bajo dirección de demócratas como el stalinista Tuñón de Lara, colaborador del KGB, en testimonio de Jorge Semprún. Tuñón formó en Pau una “escuela de cuadros” comunista dedicada a manipular la historia según la lucha de clases.

La serie de los 80 hizo renacer odios y rencores, revanchismos y justificaciones de la violencia progresista, cuyos frutos consisten en el ambiente creado en Vascongadas y Cataluña, extendido por Zapatero a todo el país mediante agitaciones callejeras violentas, bajo banderas totalitarias o anticonstitucionales. A ello ha contribuido la inhibición de la derecha, presa de la consigna medrosa y falsa del “hay que mirar al futuro”, como si esa mirada fuera incompatible con restablecer la verdad sobre el pasado.

La izquierda conoce muy bien el enorme efecto de las campañas amasadas con relatos de sangre y crimen atribuidos a sus adversarios. Con ellas ha logrado una y otra vez borrar sus propias responsabilidades, saltar del banquillo de los acusados al estrado del fiscal y convertir sus reveses en victorias políticas. Es preciso, por consiguiente, afrontar esta nueva campaña de envenenamiento de la memoria colectiva.

No hay duda de que la represión de posguerra fue brutal, pero debemos situarla en su contexto. Escribe el profesor Malefakis: “Los recientes intentos de restar importancia a la represión tomando como referencia la persecución de los colaboracionistas en Francia y en Italia están lejos de la verdad; no sólo fue la escala de violencia de Franco mucho mayor en muertes y todavía más en prisioneros, sino que además fue desarrollada casi enteramente por el aparato del Estado en vez de por grupos privados actuando sin aprobación gubernamental”.

A mi juicio es muy adecuado comparar el caso español con el italiano y el francés (y no hablemos de los espeluznantes campos useños de prisioneros alemanes), porque fueron todos casos de odio ideológico vinculados a una guerra civil. En España hubo más muertes, pero la guerra civil previa fue también incomparablemente más intensa y dejó, por tanto, muchas más “cuentas por saldar”. Con esta consideración, la represión franquista no resulta proporcionalmente mayor, sino menor, que las de Francia o Italia.

Además, la represión por el aparato del Estado no debe estimarse negativamente en relación con la “privada”. Significa que las ejecuciones en España se realizaron previo juicio, mientras que en Italia y Francia consistieron muy mayoritariamente en simples asesinatos. La presunción de que los asesinos “privados” actuaban sin aprobación gubernamental es tan falsa en Italia o Francia como en el bando revolucionario español durante la guerra civil. Esa “falta de aprobación” consiste en una táctica bien conocida de efectuar limpiezas masivas de enemigos prescindiendo de formalidades legales y achacándolas al “pueblo” o a “incontrolados”.

La campaña en curso enfrenta, por lo menos, otros dos problemas engorrosos. Pinta a todos los ejecutados como “víctimas del franquismo”, mezclando a los inocentes, como el anarquista Peiró, con asesinos sádicos como el socialista García Atadell. Menciono a éste porque, aunque fuese ajusticiado en plena guerra, representa al alto número de criminales, ladrones y torturadores que cayeron en manos de Franco. La equiparación de éstos con los inocentes ya indica el valor de las “investigaciones” en curso.

Otro problema: ¿por qué cayeron en manos de los nacionales tantos participantes en el terror revolucionario? Pues porque los dirigentes izquierdistas, tanto en la campaña del norte, como en la de Cataluña o en la del centro, se preocuparon de huir ellos, sin dejar la menor previsión de escape para los miles de secuaces suyos complicados en la represión. Sólo en Cataluña lograron escapar muchos, aunque no todos, en una huida masiva y desordenada, cuya descripción por Zugazagoitia debiera leer todo el mundo. Asunto embarazoso para los campañeros, pero ineludible en un estudio serio.

Basten estas consideraciones, para empezar, y preparémonos a librar un nuevo combate por el restablecimiento de la verdad histórica.
40 veibi, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:04
Creo que si hubiera un buen nivel en la ESO y en el bachillerato no harian falta tantas carreras en la Universidad ni tendria que ir tanta gente. Creo que los estudios son importantes por los conocimientos que se adquieren más que por el título que dan.
Tampoco ahora veo necesario tener que desplazarse a unas aulas cuándo existe internet.
Han creado un montón de carreras que nunca deberian ser universitarias solo para crear funcionarios y como ejemplo las ciencias ambientales (el comunismo convertido en carrera), la enfermeria (quitar poder al médico),...Y además la única salida, ahora y antes, de la mayoria de las carreras de la Universidad es la Administración.
41 Hegemón, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:06
Muy bien BRES, por fin aportas algo útil a la bitácora. ¿Pero se incluyen los nombres de aquellos asturianos que durante el asedio a Oviedo en la Guerra Civil fueron asesinados por las tropas populistas? ¿incluyes los nombres de aquellos soldados asturianos que por culpa de la traición de Santoña murieron porque fueron avandonados como perros y aún así hicieron frente a Franco en Santander y en Pajares? ¿Incluyes a esos asturianos que en el puerto del Musel de Gijón fueron avandonados por los cabecillas populistas (socialistas) que en vez de embarcar a los pobres asturianos preferian embarcar ellos con los millones robados a la "lagalidad" como tú dices? ¿incluyes a esos 80.000 soldados asturianos, cántabros y vascos que fueron los últimos en resistir a Franco en Asturias? ¿Incluyes a esos asturianos que mientras las huestes "populistas traidoras" se iban retirando asesinaban a todo kiski por el mero hecho de sospechar que no eran afectos a la "República"?
¿o incluyes también a esos centenares de soldados asturianos que una vez caido el norte se incorporaron al ejército franquista y lucharon en el Ebro contra sus antiguos "camaradas" siendo su labor muy destacada? Si son nombres de asturianos incluyelos a TODOs porque sino serás un miserable.
42 BRES, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:06
Agamenón al menos, no os quejaréis, tenéis a Gustavo Bueno y a Gustavín ejerciendo de multiusos del saber.Y toda por esa magnífica Fundación, que más que Academia del saber parece un cementerio.Y por supuesto, a Ovidio Sánchez y esas espeluznantes cadenas privadas pro-pepeianas.
Da pena tener como esperanza blanca a un Gustavo Bueno pasadito de rosca y al susodicho Moa.
43 Ironico, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:08
No creo que el problema sea de la universidad, pues ya a los pequeñitos, es decir, de educacion infantil y primaria, lo papas, solo quieren que aprueben, que pasen de curso, que acaben la primaria y la secundaria y asi un titulo, y despues a la universidad se llega con esa mismisima filosofia.
¿Donde esta el sufrimiento, el esfuerzo, la curiosidad, la aventura por saber, el afan de superacion, y un largo etc???
Viva er Botellon, er porro, las anfetaminas, la juerga, etc.

DAME PAN Y DIME TONTO (pero procura no ofenderme)
44 Hegemón, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:10
Más pena das tú BRESITA con tu orondo e inútil Areces.
45 acracia ya, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:13
Si GALAICO es verdad que son dos cosas distintas pero considero que si se quiere hoy hay medios intelectuales para un mayor desarrollo de los jovenes que quieran .
Es cuestión de voluntad de aprender y usar las posibilidades que existen .
Otra cosa es que la cerrajon mental ,aquí tenemos textimonio directo ,les impida siquiera ese afán de conocer ,por eso como ha dicho RAJ lo que aportan es nulo y es un diálogo de sordos pues no quieren debatir sino imponer.
BRILLA EL SOL hace un buen día y me voy a pasear antes que estos locos iluminados extiendan su verdad aniquiladora.
SALUDOS A TODOS ,y hasta luego.
46 Hegemón, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:14
Ahí esta uno de los problemas irónico. Los padres que son el principio de la educación, ese pilar tan importante para crear una sociedad libre y avanzada. Yo he dado clases particulares y me gusta enseñar, procuraré mantener un ambiente de estudio en mi casa con mis hijos, cuando los tenga, esa sería la labor de los padres pero se prefiere que no les molesten, consentirselo todo y comprarles de todo. En vez de ser padres se es "colega" y eso no puede ser.
47 lector, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:38
Realmente, qué estúpido es este BRES. Creo que le sobra la B
48 Artigas , día 14 de Mayo de 2006 a las 11:42
Blog de Arcadi:

Lo siempre fascinante en el ensayista Colomer es su voluntad empírica. Ahora acaba de publicar un libro Grandes imperios, pequeñas naciones, que acredita una vez más su solvencia. Un prólogo solemne advierte al lector que “las reglas académicas del juego no se deberían romper nunca porque son sobre todo barreras contra el engaño o los trucos demasiados groseros”. “Demasiado”. El empírico Colomer tiene debilidad por las magnitudes inciertas. A pesar de que lo anuncie con pompa no podría esperarse de su ensayo una definición del concepto nación, desde luego. Algo más, desde luego, podría exigírsele al concepto nación pequeña, también incierto. Y mucho más, sin duda, a la relación medular entre nación pequeña y virtud democrática. En el punto número 8 del apéndice dice el ensayista que “sorprendentemente (sic) el tema está muy poco estudiado”. No se pregunta por qué. Y sobre todo no se pregunta por qué sigue sin estarlo después de 250 páginas seminales. Por cierto, hablando de seminales: es incomparable la explicación que da el empírico a la necesidad de eliminar las notas a pie y proceder con el apéndice: “Para no interrumpir el flujo del lector”. Dada mi ignorancia sobre las entidades no reconocidas de Somalilandia o Puntlandia me he dedicado a examinar con especial interés las columnas empíricas del ensayista que sostienen sus afirmaciones sobre Cataluña. El capítulo correspondiente, el 14, se llama “Cataluña Abierta”, como si fuera propaganda. Su segundo párrafo liquida sin problemas el conflicto semántico que pudiera asociarse a la palabra nación. La vía es derecha: “Cataluña es una nación”. Luego continua: “internamente bastante [ésa su pasión incierta] cohesionada que ha convertido la lengua en un elemento de identificación”. Continúa: “El bilingüismo catalán-castellano está actualmente muy extendido”. Ya se ve que se trata (la lengua) de un elemento de identificación. En las líneas siguientes el empírico Colomer alude a los más de cuarenta años de imposición excluyente del castellano, lo que vamos a darlo por cierto y empírico. Ahora bien: en ningún momento alude en su descripción de la Cataluña actual a los cerca de tres millones de inmigrantes españoles que se trasladaron entre mediados de los cuarenta y mediados de los setenta a Cataluña. Se comprende que es un factor empíricamente molesto, porque quiebra los sintagmas cohesión, lengua, identificación y tantos otros. Pero no soy justo: sí lo trae el empírico a colación aunque sea para justificar un mito: “El catalanismo había sido difundido entre la población inmigrada castellonaparlante [sic: se conoce el caso de un inmigrante no castellanoparlante] por el Partido Socialista Unificado de Cataluña”. Ese mito es fundamental. No puedo extenderme ahora porque tengo más datos urgentes que empirizar. Pero esa grosera mentira del antifranquismo es imprescindible para que el empírico no mencione a la inmigración y para que ésta no reclame sus derechos forales, entre éstos, el que se deriva de la evidencia histórica, moral y política de que no emigraron a nación distinta. Dejo al empírico clavado en la página 204 y este párrafo todo ciencia: “La mayoría de los catalanes cree que Cataluña es una nación y no una región más de España” [lástima de notas a pie de página: habría sido útil traer una (una sola) encuesta que lo probara. Sigue el empírico: “Una inmensa mayoría siente que Cataluña recibe del estado español menos de lo que aporta”. Obsérvese cómo soluciona el empírico el terso problema de las balanzas fiscales. ¿Leyendo, estudiando? Quiá. Sintiendo. Pero el hechicero sabe lo que hace. El mito del empobrecimiento catalán es el único que puede darles resultados.

Hoy Juaristi también se ocupa. Aunque escriba bajo el eco de un antiguo Colomer. Cuando jugaba.


49 Hegemón, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:48
Muy bueno lector, muy bueno pero no ofendas al pobre perro.
50 El autor de los hechos, día 14 de Mayo de 2006 a las 11:57
Pido disculpas por haber llamado g... a la Jefa de Estado. Me parece a mi que no querer que esta sennora y, por supuesto, su marido y familia ocupen la jefatura del Estado(como es mi caso)no por ello soy marxista o de extrema izquierda. Tan solo digo que hubiese preferido que el dinerito que don Gabino de Lorenzo aporto en su dia al Real Oviedo para fichar a Prosinecki lo hubiese destinado a otros fines. Y fijese lo marxista que soy que en su dia le vote. Ya no. Y me gustaria tambien a mi que Areces deje de gastar dinero en "pijadas". No estaria de mas que, por ejemplo, en vez de fichar al susodicho croata se "fichase" a Milton Friedman, si bien, es cierto, que en la U.de Oviedo hay grandes investigadores en Economia y en otras areas como bioquimica y biologia. Si ya no voy a votar al PP es porque desgraciadamente del caso Bocanegra no hay dicho ni pio. Y luego soy yo quien amenaza. Que yo sepa Abraham Lincoln no era precisamente un jemer rojo. Tampoco Bush.

« 1 2 3 4 5 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899