Pío Moa

« Cómo la monarquía trajo la república | Principal | Sobre la Escuela de Salamanca »

La legitimidad de la II República

3 de Julio de 2009 - 08:52:15 - Pío Moa

Compartir:
Menéame Tuenti

Las elecciones municipales de 1931 tuvieron dos fases: la celebrada sin necesidad de votación, según el artículo 29, porque solo se presentaba una candidatura, y la de aquellos ayuntamientos en que había rivalidad. En los dos casos ganaron las candidaturas monárquicas por gran mayoría. De todas formas aquellos comicios no tuvieron validez democrática, porque el nuevo régimen no publicó los resultados hasta más tarde, evidentemente manipulados (los resultados de las elecciones de 1936, que "ganó" el Frente Popular, nunca fueron publicados, por lo que fueron menos democráticas, si cabe, y ello vuelve inútiles las discusiones sobre el "verdadero" ganador). Pero en todo caso, los datos electorales no jugaron el más mínimo papel en el cambio de régimen porque, desde la misma jornada electoral, los monárquicos estuvieron resueltos a entregar el poder, casi "como fuera", según dejó claro Maura, principal organizador del movimiento republicano. Los monárquicos fueron los primeros en despreciar a sus propios votantes, un vicio persistente en la derecha, quizá debido a cierto ancestral carácter señoritil. 

Dos mitos elaborados a posteriori por los monárquicos para negar legitimidad a la república son que las elecciones fueron solo municipales y que la cesión del poder provino de una presión insoportable en las calles, que haría correr ríos de sangre si se reprimiera. En realidad quienes dieron carácter plebiscitario a las municipales fueron los monárquicos Romanones, Berenguer y Aznar. De este último ha dicho el profesor Lavandeira que no pronunció la frase que se le atribuye sobre la España acostada monárquica y levantada republicana. Es posible, pero en todo caso la frase circuló inmediatamente, no fue desmentida y todo el mundo la aceptó como veraz. Quienes no pensaban tal cosa los días 12 y 13 fueron los republicanos y socialistas, según explica Maura. Ya antes de comenzar la agitación callejera, los monárquicos estaban decididos a entregar el poder.

Luego, ya a media tarde del día 13, "Las masas se manifestaban, considerándose con derecho de imponer una victoria parcial (en las capitales de provincia) como victoria total en el país, animadas sin duda por las declaraciones de los jefes monárquicos, que se habían declarado de antemano vencidos (...) Las manifestaciones fueron menos espontáneas de lo que se ha supuesto, si hemos de creer a un "excelente periodista anónimo", que cita Martínez Barrio "por su imparcialidad y veracidad". A media tarde se concentraron en el Ateneo y la Casa del Pueblo grupos de "ateneístas, estudiantes de la FUE y obreros" que "se esparcieron poco después por Madrid y, como obedeciendo a una consigna, fueron gritando por las calles, con machacona insistencia: "¡Ya se fue! ¡Ya se fue!", haciendo creer que el rey se había marchado. Hay pocas dudas de que no actuaron como obedeciendo una consigna, sino obedeciéndola. "Este grito (...) causó el efecto que quienes lo lanzaron pretendían. La gente, extrañada, empezó a afluir a la plaza de Oriente y a la Puerta del Sol". Se trató, desde luego, de una maniobra maestra cuyos autores han permanecido incógnitos, pero que no parecen haber sido los miembros del titubeante "gobierno provisional".

Las multitudes impusieron a continuación el ritmo de los sucesos, ante el temor de unos y otros a que el jolgorio degenerase en violencia. También impusieron la bandera tricolor y el himno de Riego "sin que nadie pudiese decir cómo". La bandera nació, al parecer, de un equívoco. Los colores tradicionales, rojo y amarillo, coincidían con los de la bandera de Aragón y Cataluña, y la franja morada que se les añadía quería representar el pendón de Castilla, enarbolado por los comuneros en el siglo XVI. Había sido la bandera del Partido Federalista, aunque no de la I República. Según los estudios más fiables, el dicho pendón era rojo carmesí, que en algunas banderas había desteñido a morado con el paso del tiempo, y de ahí el error. El "gobierno provisional republicano" había acordado "que no se cambiaría la bandera para evitar innumerables complicaciones que esta clase de pleitos lleva siempre consigo". El himno, tenido comúnmente por ramplón, también a los dirigentes republicanos les sonaba, "creo que con sobrada razón, malísimo e impropio. Habíamos acordado abrir un concurso para dotar al régimen de un himno razonable. Las gentes, en plena orgía, pacífica pero estrepitosa, entonaban a gritos aquel viejo sonsonete del antiguo canto republicano. No iba a ser fácil rectificar..."

Al atardecer, "En el Ateneo apareció un empleado de telégrafos que tremolaba un papelito azul. Todos los ateneístas le rodearon. Desde el primer rellano de la escalera que conduce a la biblioteca leyó el texto de aquel telegrama, que decía: "El rey Alfonso y su ministro general Berenguer han abandonado precipitadamente Madrid. Se espera de un momento a otro que crucen la frontera. Vienen hacia París. El rey ha declinado los poderes en Melquíades Álvarez, último presidente de las Cortes". El entusiasmo que este telegrama produjo fue enorme y docenas de ateneístas salieron a esparcir la noticia por todo Madrid. El telegrama era falso y muchos de los ateneístas lo sabían, pero hizo el efecto en la opinión pública que quienes lo lanzaron querían". Así lo cuenta Vidarte, y cuesta trabajo creer que él no estuviera en la intriga, siendo uno de los más destacados agitadores masones del Ateneo (...)

En la Puerta del Sol, los guardias civiles eran ovacionados al grito de "¡Viva la guardia republicana!". Un grupo de guardias adoptó una actitud pasiva mientras la muchedumbre los envolvía aplaudiéndoles y vitoreándoles. Una muchacha, vestida de tojo (...) agitando una bandera, le echó los brazos al sargento de la Guardia Civil y le besó, en medio de una clamorosa ovación (...) Los guardias permanecían inermes y silenciosos". (Por supuesto, aquellas masas no eran "el pueblo", como suele repetirse, sino solo una parte de él, que ocupaba de aquel modo las calles).

Ya hacia las once de la mañana del día 14 había resuelto Sanjurjo definitivamente la situación. Se presentó en casa de Miguel Maura, ante el cual "se cuadró (...) y saludando militarmente, me dijo: A las órdenes de usted, señor ministro. Me quedé de una pieza". La última línea de defensa del régimen se desvanecía, si es que, con Sanjurjo en el cargo, había tenido solidez en algún momento. Los motivos de la actitud de este general, de espíritu conservador, no han sido dilucidados. Hay quien los atribuye a la conducta del rey con Primo de Rivera.

El conde de Romanones fue a casa de Gregorio Marañón a entenderse con Niceto Alcalá-Zamora, presidente del "gobierno provisional", y recuerda: "He pasado en mi vida malos ratos. Parecido a aquél, ninguno (...) Le dije que el gobierno no quería hacer uso de la fuerza" (...) Niceto le replicó: "No queda otro camino que la inmediata salida del Rey renunciando al trono (...) Es preciso que esta misma tarde, antes de ponerse el sol, emprenda viaje" Fingía no rendirse el conde, y don Niceto le explicó la visita de Sanjurjo. "Al oírle me demudé. Ya no hablé más. La batalla estaba perdida irremisiblemente". El comentario, con su pretendido dramatismo, resulta algo irrisorio, pues el mismo día 12 por la noche había decidido el conde que "todo estaba perdido". Don Niceto es probablemente más veraz cuando observa: "La capitulación de la corona en casa de Marañón fue ofrecida por aquella sin darnos tiempo a exigirla (...) Reflejose de ese modo, hasta en los últimos trámites, la honda verdad de que todo régimen muere por el suicidio en que remata y expía sus culpas. Húndense las monarquías por los reyes y sus cortesanos, como hacen perecer las repúblicas sus partidarios más fanáticos".

Lerroux y Azaña debieron incorporarse al gobierno ya avanzado el día 14. Azaña "no nos había dado la menor señal de vida el día 13, a pesar de los sucesos", dice Maura, que fue encargado de buscarle, tarea "no fácil". Dio con él en la casa de su cuñado Cipriano Rivas. "Allí estaba, pálido, con palidez marmórea, sin duda por haber permanecido en aquellas habitaciones más de cuatro meses (...) Le hice presente el objeto de mi visita y le conminé para que me acompañase (...) Se negó rotundamente, alegando que nosotros habíamos sido ya juzgados y prácticamente absueltos, pero que él seguía en rebeldía [y cobrando su sueldo de funcionario todo el tiempo], y cualquiera, un simple guardia, podía detenerle y encarcelarle. ¡No salía yo de mi asombro!(...) Ya me disponía a dejarle encerrado, cuando apareció su cuñado, que regresaba de la calle en un estado de excitación y entusiasmo (...) Por fin Azaña, de muy mala gana, se decidió a seguirme. Durante el trayecto en mi coche hasta mi casa fue mascullando no sé qué cosas, de un humor de perros".

[Luego vendría la "toma" del ministerio de Gobernación en la Puerta del Sol y los hechos más conocidos]. Rivas Cherif cuenta con fruición cómo Azaña, repentino ministro de la Guerra y ya repuesto de su susto, humilló a un general: "Azaña llevaba un cuarto de hora con el Capitán General de Madrid, Federico Berenguer, que en posición firme ante él, no obtenía la venia de su nuevo jefe superior para ponerse cómodamente en su lugar (...) Sus recentísimos ayudantes y secretarios contemplaban regocijados la escena con los circunstantes, a quienes se iban uniendo los curiosos que (...) penetraban hasta el mismísimo despacho del ministro". (Los personajes de la república vistos por ellos mismos).

La república llegó de un modo un tanto esperpéntico, pero más por parte de la monarquía que de los republicanos. La legitimidad del nuevo régimen no procede en absoluto de las elecciones, sino de los monárquicos que, insiste Maura, regalaron el poder a sus enemigos, y lo hicieron en un acto de suicidio, como expone acertadamente Don Niceto. A Franco la república no le gustaba, pero se atuvo a ella consecuentemente, pues, como haría observar en otra ocasión, había sido aceptada por el rey. Más que aceptada, entregada. Franco la defendió en 1934, y solo se rebeló cuando el Frente Popular la había reducido a cenizas (Franco para antifranquistas). 

Así pues, la monarquía traspasó su legitimidad a la república, se la regaló sin la menor resistencia, ni siquiera a cambio del proverbial plato de lentejas. Claro que en aquel concurso de botaratadas, los beneficiarios se apresuraron a procesar en ausencia a su benefactor, al rey ...¡por haber traicionado la constitución! ¡Una constitución que ellos nunca habían reconocido y contra la que se habían rebelado violentamente en 1917! El casi siempre inteligente Marañón tendría amplia oportunidad de percatarse de la estupidez y canallería de aquellos políticos en los que él había confiado... algo estúpidamente a su vez. 

-------------------------------------------

El martes, en El economista :

TRIBUNAL... ¿CONSTITUCIONAL?

La inconstitucionalidad del estatuto catalán es flagrante, no solo porque establece una nueva nación, es decir, un nuevo principio de soberanía, sino porque, aun si hubiera disimulado esa tropelía de derecho, la habría cometido de hecho al dejar en residual la unidad de España, como vino a decir Maragall en su célebre y veraz frase. Otra prueba de su inconstitucionalidad son los tres años que el llamado tribunal constitucional lleva tratando el asunto. Porque, obviamente, no se trata de decidir si el estatuto es constitucional o no, sino de cómo hacerlo "tragar" a la opinión pública. Ese estatuto, no lo olvidemos, constituye la base de los negocios del gobierno con la ETA, la oferta a los terroristas, de momento fracasada: dejar en "residual" la unidad de España también en las Vascongadas.

En esos tres años ha ocurrido algo más: la quiebra de la oposición, del PP, a manos de Rajoy y los suyos. El PP recurrió el estatuto ante el tribunal, y a continuación lo copió básicamente en varias de sus autonomías. España ha dejado así de ser una democracia propiamente dicha, al desaparecer la oposición que controla y frena los impulsos totalitarios del poder.

Otro dato en esa involución antidemocrática: unos políticos amenazan con no tolerar el menor cambio en el estatuto, otros se adelantan a los jueces anunciando una sentencia muy satisfactoria para "Cataluña" (así llaman a los partidos separatistas). En España, pues, no existe justicia independiente. Pero ¿y el propio tribunal? Está en manos de de políticos. La presidenta es pro separatista, y los jueces del PP están hoy interesados en la aprobación del engendro, con más o menos maquillaje. Esos jueces de partido acaban de aprobar, de nuevo, la legalización de las terminales de la ETA. Más claro, agua. No me toca decir qué hacer ante esta situación de ilegalidad rampante, pero como ciudadano la señalo. 

Comentarios (166)

« 1 2 3 4 »

151 jjvr, día 5 de Julio de 2009 a las 13:31
# 149 manuelp

No sabe lo que me reconforta su comentario.

Un saludo

P.S. Ante el "atronador" silencio, me pregunto si ya se habrá puesto "manos a la obra", la UPE (Unidad Policial de Emergencias) de Zapatero :-)

Un saludo
152 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 13:38
[Alemania, ¿con la URSS o contra la URSS?]

manuelp #145

Me imagino que tanto Francia como el Reino Unido harían un análisis frío (y, ciertamente, cínico, es decir, dejando los principios en el armario) de todos los escenarios posibles. Supongo que declarar también la guerra a la URSS habría reforzado el Pacto germano-soviético, que de un acuerdo de reparto de zonas de influencia en la Europa del Este y báltica más un acuerdo comercial, se habría convertido en lo anterior más una alianza militar frente a enemigos comunes. Francia y el Reino Unido contra el Tercer Reich y la URSS unidas: demasiado para las potencias democráticas, no muy armadas entonces.

En aquellos años es bien sabido que tanto Stalin, por una parte, como Churchill por otra (desde la oposición) manifestaban que lo mejor era lanzar a Alemania contra el otro:

= para Stalin, una guerra de Alemania contra Francia y el Reino Unido para que todo el Occidente europeo se desangrase (y de ahí, también, su política de Frentes Populares "antifascistas" de revolucionarios socialistas y comunistas y de pequeña burguesía, que cuajaron sólo en Francia y España, aplazando los movimientos revolucionarios para no alarmar a las clases medias, y alineando los Frentes contra Alemania). Una vez desangrada Europa occidental, sería el momento de lanzar las revoluciones socialistas en una situación favorable.(*)

= para Churchill, el peligro que representaban tanto el socialismo nacionalista de Hitler y el socialismo internacionalista de Stalin, ambos igualmente expansionistas, podría reducirse o anularse si ambas potencias socialistas se desangraban en una guerra entre ellas.

En esta situación, declarar la guerra a Alemania y al URSS, a la vez, habría ido contra tal diseño estratégico (que el Gobierno británico de entonces, en manos de un "Zapatero" local, Neville Chamberlain, no tenía, enfrascado como estaba éste en tratar de apaciguar a Hitler; sin embargo, supongo que las advertencias e ideas de Churchill sería más que tenidas en cuenta por los militares, que las compartirían con "Zapatero" Chamberlain):

[Churchill]pronto dirigió su atención hacia Adolfo Hitler y el peligro del rearme de la Alemania nazi. Por algún tiempo fue el único que denunció dicho rearme y abogó por la necesidad de fortalecer militarmente a Gran Bretaña. Su principal preocupación fue evitar que Alemania obtuviera la superioridad en la fuerza aérea que desgraciadamente consiguió en 1938 a pesar de las advertencias de Churchill. En aquellos años, alejado de la vida partidista y debido a sus contactos con militares y cargos relevantes de la Administración llegó a estimar que Alemania estaba gastando 1.500 millones de libras al año en armamento, estimación que posteriormente se demostró muy cercana a la realidad. Churchill no pudo más que observar con desaliento y frustración como la política de Chamberlain estaba haciendo agotar las únicas posibilidades de evitar una guerra en Europa.

http://es.wikipedia.org/wiki/Winston_Churchill

(*)NOTA: Como comenté hace unas horas, parece que el Pacto germano-soviético se empezó a gestar en 1938; quizá Stalin, tras la reunión de "apaciguamiento" de Septiembre de 1938 en Munich, se dió cuenta que, asegurado el frente occidental por el momento, Alemania se inclinaría hacia el Este. De ahí que aplicase el viejo aforismo de "si no puedes derrotar a tu enemigo, únete a él", empezando a gestarse el Pacto. Los "antifascistas" españoles, ignorantes del cambio estratégico que se está produciendo y tratando de ganar su guerra contra el "fascismo" español, apoyado por el futuro socio de Stalin, Alemania, quedan desamparados (y en ridículo), aunque no supiesen porqué. Se retiran las Brigadas Internacionales (el Ejército de Stalin en España) y la URSS se hace la remolona para seguir enviando material militar a la España frentepopulista (aunque no se hace la remolona para cobrar en buen oro español...y en los cuadros de El Prado, si se hubiera terciado, esos cuadros extrañamente "salvados" por el Gobierno frentepopulista, otro mito, según denuncia y aclara Moa).


153 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 13:45
[Orientar a Alemania hacia el Esle]

Añado: La política "apaciguadora" de Chamberlain para con Alemania respecto de las apetencias de ésta en el centro de Europa (Checoeslovaquia) también servía para inclinar a Alemania a centrarse en el frente del Este, es decir, la URSS.
154 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 13:59
[Roosevelt, "tonto útil" de Stalin]

jjvr

manuelp

Ya hemos tratado varias veces esto en el blog. Vuelvo a poner un par de post al respecto:

88
lead dijo el día 24 de Abril de 2009 a las 16:43:

[Roosevelt, "tonto útil" de Stalin]

ArrowEco #76

Dice Fernando Díaz Villanueva, en el artículo que nos enlaza IdeA, en el hilo anterior:

¿Porqué se permitió esto?, ¿Ni Roosevelt ni Churchill hicieron nada para impedir que Polonia cayese en manos del comunismo? Roosevelt no sólo no hizo nada, sino que contribuyó poderosamente a que Stalin se hiciese con Polonia y con toda la Europa oriental con excepción de Grecia, que se salvó para la democracia gracias a una guerra civil en la que los británicos participaron activamente. Durante el momento decisivo, el final de la guerra, Churchill predicó en el desierto y sus augurios fueron desoídos a un lado y otro del Atlántico.

La traición se consumó en dos movimientos. El primero con motivo de la invasión americana del continente tras el desembarco de Normandía. Las tropas de Eisenhower avanzaron con lentitud desesperante. Tal morosidad dio ventaja a los agentes soviéticos de la Casa Blanca, que consiguieron que Roosevelt se persuadiera de la “bondad” de Stalin. Alguno de estos submarinos del Kremlin llegó a ser honrado con la Orden de Lenin. Esta inacción permitió al Ejército Rojo avanzar hasta el Elba y llegar a ciudades tan occidentales como Viena. En el momento de la rendición alemana las fichas estaban sobre el tablero, y la cruda realidad era que Stalin disponía de soldados en la mitad de Europa.


http://www.juandemariana.org/comentario/503/poloni...



97
lead dijo el día 24 de Abril de 2009 a las 17:10:

[Roosevelt, "tonto útil" de Stalin]

ArrowEco #76 y #89

IdeA en su #194 del 9 Marzo 2009 nos trae la siguiente cita del historiador Paul Johnson, recogida por Otero Novas:

Roosevelt sentía admiración por Stalin; en 1942 le dice a Churchill, hablando de Stalin “ Creo que si le doy todo lo que esté a mi alcance y no le pido nada a cambio no intentará anexar nada y trabajará conmigo para crear un mundo de democracia paz”, lo cual significa que mentía o estaba tan infiltrado su gobierno y entorno que no se enteraba de nada de lo que venía ocurriendo en Rusia. Su poderosa mujer, Eleonor, estaba rodeada de comunistas. En la conferencia de Teherán de nov. de 1943, el jefe de Estado Mayor britanico, A. Brooke, dice que “Stalin se metió a Roosevelt en el bolsillo”. Claro que el propio Churchill, en 1935, alabó “el coraje, la perseverancia y la enrgía vital” de Hitler; en 1927 calificó a Mussolini como “encarnación del genio italiano” y en 1937 alabó su “valentía, inteligencia, sangre fría y perseverancia” (“El retorno de los césares”, de Otero Novas citando a Paul Johnson, Roy Junkins, John Lucacks, B. Haffner).



155 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 14:21
[Gromyko]

ShinBeth #141

In 1943 at age 34

Es decir, que en 1939, cuando la firma del Pacto, tenía 30 años. Por edad, entonces, sí puede ser el joven diplomático con la carpeta en la mano. Pero es la estatura de éste lo que no me encaja; en la foto con los japoneses (que, ciertamente, no son muy altos) no parece que Gromyko tenga gran estatura física. Sigo pensando que el joven diplomático de la foto con Stalin y Ribbentrop es alemán.
156 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 14:36
[Archivo de temas]

jjvr #143

Muy buena idea. Creo que sería cuestión de asociar a cada hilo de Moa (fácilmente recuperable) los asuntos que se han tratado en él (v gr., filosofía de Platón, llegada de la República, Roosevelt en la Guerra Mundial, centrales nucleares, filosofía cristiana en la Edad Media, conquista y colonización de la América hispana, bombardeo de Guernica, batalla de Teruel, etc.).

Los peones negros del blog de Luis del Pino tienen un archivo por temas que, entiendo, funciona muy bien.

Mi particular archivo es muy sencillo: almaceno en hotmail (y algunos en gmail) todos mis posts; después, con una o dos palabras clave, recupero el/los que me interesan; selecciono el texto que quiero volver a poner en el blog, copio, pego y envío.

También Google es eficiente al respecto; pones, por ejemplo, "blog pío moa bombardeo de guernica" y te aparece el hilo o hilos en que se trató el asunto; después, con la página en la pantalla, utilizas "Edición--Buscar" poniendo en la ventana una palabra clave, "guernica" en este caso; te aparecerá todo lo escrito al respecto en ese hilo del blog.
157 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 14:37
# 152 lead

El cinismo, en las relaciones entre naciones, funciona hasta cierto punto, como en las relaciones entre personas.
Tanto Hitler como Stalin, sabian que ambos eran incompatibles en última instancia, pero las cosas siempre son más complicadas. Así, Hitler, despues de haber conseguido (por las maniobras de Heydrich) el descabezamiento y debilitamiento del ejército rojo, con las ejecuciones de Tujachevski y los miles de generales y oficiales, sabía que tenía unos años de margen frente a la URSS, en lo militar y en lo politico y se dedicó a aprovecharlos. Igualmente sabía la debilidad, sobre todo moral, de las democracias occidentales y con ello contó para sus envites. En septiembre de 1939, cuando el ejercito alemán atacó Polonia, la superioridad de los aliados en el frente occidental era enorme y si hubiesen invadido Alemania, Hitler se hubiese visto en un trago dificil.
Al final de la guerra, Stalin sabia muy bien que en la empresa común, la parte mayoritaria de sangre habia sido aportada por la URSS y supo sacar el mayor rendimiento posible de ello. Queda por saber si verdaderamente Roosevelt, se dejó engañar ó realmente quería favorecer a los rusos, y en este caso, cual fuese su verdadero motivo.
158 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 14:51
[Archivo de temas](II)

En una dirección de correo electrónico (de hotmail o de gmail, por ejemplo, con un montón de Gigas de almacenamiento) el asunto es así de sencillo:

Cada día, almaceno la página de Libertad Digital con el hilo completo, accediendo a las subpáginas del hilo con los números debajo de "Escribir comentario"

¿Cómo se almacena?: seleccionando la dirección de la página, arriba del todo en la pantalla; copio y pego en el texto del correo, creando, así, el enlace.

Encima del enlace, en el espacio para texto, pongo los principales temas tratado en ese hilo.

Después, envío el correo a la dirección o direcciones indicadas en "Para". Ese correo, con su enlace, queda almacenado en los ordenadores de hotmail (si éste es el correo elegido) distribuídos por todo el mundo. Así, teniendo la dirección de hotmail donde se almacenan los hilos de Pío Moa, tengo acceso a su contenido en cualquier sitio del mundo donde me encuentre.

Puedo, entonces, utilizar ese contenido para mis posts en el hilo del día, al que he tenido acceso a través de Libertad Digital.

Supongo que varios blogueros harán cosas similarers, total o parcialmente, a éstas.

159 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 15:03


[Dunkerque]

manuelp #157

No sé si en Septiembre de 1939 Francia y el Reino Unido tenían esa superioridad que dices. Pocos meses después, a finales de Mayo, cientos de miles de soldados anglo-francese quedaron embolsados por las tropas alemanas en Dunkerque (con sus Panzerdivisionen al frente), lo que es un indicio del poderío militar alemán. Hitler podría haber destrozado a ese ejército combinado, asegurándose varios años de paz o, lisa y llanamente, ganando la guerra europea, entonces, ofreciendo una paz ventajosa para Alemania a las dos potencias democráticas así humilladas.

Hitler, incomprensiblemente, no quiso rematar a los anglo-franceses, lo que le costó, finalmente, la guerra al taner que combartir en dos frentes:

http://www.ajzanier.com.ar/dunkerke.htm
160 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 15:15
[Evacuación de Dunkerque, Dunkirk evacuation]

Esta vez en inglés:

http://en.wikipedia.org/wiki/Dunkirk_evacuation
161 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 15:43
Mi post #131

Recomiendo la lectura de mi post #131 de esta madrugada sobre los exquisitos que aborrecen de la uniformización de culturas ,costumbres y hábitos de consumo en el mundo, privándoles de esa diversidad del mundo primitivo que los países, al desarrollarse van dejando atrás. Además, incluyo unos videos en YouTube de la niña prodigio japonesa Aimi Kobayashi interpretando con 6 años un concierto de Mozart y con 11 una obra de Bach.. Supongo que los exquisitos hubieran preferido un Japón anclado en el shogunato y con esa Aimi tocando el Koto.
162 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 15:46
# 159 lead

El 1 de septiembre de 1939, Alemania invadió Polonia con 44 divisiones (en las que estaban incluidas seis acorazadas y seis motorizadas), mientras que para guarecer el frente occidental quedaban unicamente 23 divisiones , sin elementos acorazados y con pocos aviones.
En cumplimiento de sus compromisos con Polonia, el ejercito francés avanzó hasta la frontera alemana con el 2º grupo de ejercitos al mando del general Pretelat, que contaba con 35 divisiones, teniendo además movilizados el 1er. grupo de ejercitos del general Billotte y el 3er. grupo de ejercitos del general Besson.
Penetraron las fuerzas francesas en Alemania unos treinta kilometros, sobre un frente de unos cincuenta kilometros, sin encontrar ninguna resistencia, pero el dia 12 de septiembre, ante las victorias alemanas en Polonia, el generalisimo francés Gamelin ordenó la retirada de las fuerzas sobre la linea Maginot.
En Dunquerke, las fuerzas francesas embolsadas eran comparativamente pequeñas en relación con las mucho más numerosas que todavía estaban en pie de guerra, el BEF (Cuerpo expedicionario británico) defendió bastante bien la bolsa y no es seguro que un ataque de las divisiones panzer hubiesen podido reducirla. Rommel en sus memorias no se pronuncia claramente, de todas formas la perdida hubiese sido más de material que de tropas, pues los soldados británicos que escaparon serían como doscientos mil. La unica forma de derrotar a Gran Bretaña hubiese sido conquistar la isla, y aún así Churchill pensó en retirarse al Canadá para seguir luchando.
163 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 15:57
[Aimi Kobayashi interpreta a Beethoven]

Si el Concierto nº 26 de Mozart no os pareció suficientemente difícil, aquí está la Aimi, con aproximadamente la misma edad (de 6 a 8 años) tocando una sonata de Beethoven:

http://www.youtube.com/watch?v=cdg8vIYYkG4&NR=...

Los que lamenten la pérdida del Japón tradicional, que se consuelen con los cuadros de Hokusai.
164 lead, día 5 de Julio de 2009 a las 16:01
165 manuelp, día 5 de Julio de 2009 a las 16:07
# 162

No es Rommel, sino Guderian, el jefe entonces del XIX cuerpo de ejercito panzer el que dijo que los tanques no eran adecuados para combatir en el terreno de Dunquerque. Y según el general inglés Fuller las causas del exito de la evacuación quedaron al margen del control alemán y fueron: las medidas preparatorias del Almirantazgo inglés, el magnifico comportamiento de la retaguardia del 1er. ejercito francés, la obstinada resistencia de los soldados de la BEF, el valeroso comportamiento de la Marina Real, el soberbio valor de la RAF frente a la Luftwaffe superior, la inicitaiva de centenares de propiestarios de pequeñas embarcaciones y, sobre todo, a que la cabeza de puente de Dunquerque constituia una formidable fortaleza natural.
166 ShinBeth, día 5 de Julio de 2009 a las 16:22
No se si os habeis dado cuenta, pero ya tenemos un nuevo hilo

« 1 2 3 4 »

En formato RSS© Copyright Libertad Digital SA. Juan Esplandiu 13, 28007 Madrid.
Tel: 91 409 4766 - Fax: 91 409 4899